Sei sulla pagina 1di 8
Regesta documental. Pleito de los Alhorines (1482-1488). AvAlmansa, 23-26 de febrero de 1482, Auto presentado por los sindicos y procuradores de Ja villa de Caudete Juan Bonete y Jaime Ortin, ante don Francisco de Malferit, lugarteniente de gobernador del reino de Valencia (mas tarde, don Guillén Martorell, por enfermedad del primero), y don Pedro Vaca, gobernador del Marquesado de Villena, 1 Preguntas mims.1 y 2: “Caudete y todos sus lugares y términos son del reino de Valencia, lutidos ¢ incorporados a la Corona Real’. Todas ellos son regidos por los oficiales de ese Reino, segiin sus fueros y sus privilegios”. Los términos de Oliva y Bogarra pertenecen a la villa de Caudete, conforme avalan los testimonics de mas de dieciocho testigos presentados ante los Jueces que se nombran. 2.- Pregunta nim, 3 a) Se articula y prucba mediante diecisiete testigos que Caudete, Oliva y Bogarra confiontan con los mojones que se siguen desde el llamado Mojén Blanco que divide a Caudete de las poblaciones de Almansa, Fuente la Higuera y consecutivamente con las. ivisorias de Yecla y Villena, hasta cl mojén situado en el Llano de la Escoba, que separa los reinos de Castilla y Valencia. b) El mojén sito en el Llano de la Escoba separa también Caudete y Bogarra del término de Villena que, dirigiéndose a Ia Loma del Barranco de la Fuente del Puerco, parte también ambos reinos de Castilla y Valencia, de la misma forma que delimita el “Almizrin” de Biar y los alamos (sic) y el Alforin de Onteniente; de ahi su denomninacién como “Mojén de las quatro villas” ©) Segiin manifiestan los testigos aportados por Caudete, del “mojén de las quatro villas” no pasaba entonces el término de la ciudad de Villena. Existian ademés otros dos mojones que dividian, al parecer, los Alhorines y los dlamos de Onteniente con Caudete y Bogarra, pero que el documento (por ahora) no detalla. Desde este segundo mojén la linea divisoria se dirigia hacia otro sito en la cima de la Sierra de Alcaycén (verosimilmente, cl Rocin), y desde éste, hasta cerrar la divisoria, de nuevo al Mojén Blanco. De ello se infiere que Villena nunca confronté con estos dos mojones, si bien se cconoce que a instancias, y con la proteccién, del marqués de Villena Diego Lopez Pacheco se autorizé a que ciertos vecinos de esta poblacién entraran a labrar en el ‘término de los Alhorines. 3.- Pregunta mim. 5: Villena confirma Ja verdad de estos ascrtos, salvo la jurisdiccién que Caudete pretende sobre el término de los Alhorines. En este sentido, en el alegaio contra Villena se presentan tres testigos, todos vecinos de Fuente la Higuera (Juan Mong, Guillaméa Gramaje y Pedro Gramaje), que atestiguan: 1.- Que Villena nunca Hleg6 a lindar con el Mojén Blanco: y 2.-Que Villena no tiene su mojonera por donde pretende, 4.Preguntas nims. 5, 6, 7 y 8: Caudete prucba con diecisiete testigos —Jaime de San Mateu; Pedro Ferre, presbitero; Guillén Bodi, Sancho Martinez, Jaime Reverte, Juan de Ammillas, Domingo Herrero, Bartolomé Benito, Juan Quilez, Nadal Pérez, Benito de Algarra, Alonso Reverte, Mateo Febrer, Juan de Albuxech, Amau Costa, Domingo Corbin y Juan Ferre- que: 2) “Bogarra y su término hasta la alqueria de los élamos de Hontiniente la han poseido los de Caudete, labrando las tierras, cortando lef, cogiendo la grana, levando sus ganados sin pagar derechos a los de Villena”. b) “Algunos dellos dicen que el colector o receptor del derecho de peaje y otros del de la sal de Xativa, hazian pagar y querian hazer pagar dichos derechos a ios de Villena en los dichos Alforines y que ellos huian por no pagar”, y que “los de Villena que labravan. en dichas tierras avian pagado terrazgo y diezmo a Candete, y que ansi Io avian oydo decir a otros”. ©) Por su parte, Sancho Martinez, Jaime Revert y Benito de Algarra son testigos de que el Justicia de Ia villa de Candete ha entrado con la vara de justicia en los Alhorines ejerciendo jurisdiccién, a lo que afiade Revert que, “halléndose muchos de Villena en Tos dichos Alforines, le quitaron la vara y le ataron las manos y le Hevaron donde estava ‘el Alcalde y demas gente de Villena, al qual se quexé coa gran sentimicnto, y el dicho Alcalde le mandé desatar y volver dicha vara’ 4) Por diltimo, “aunque los de Villena con fuerga y violencia se han querido aprovechar de dicho término, pero siempre le han defendido los de Candete”. 5.-Alegaciones de Villena, Preguntas niims. 5y 6: a) Considera que los términos estin divididos por “el camino que va de Villena a ‘Almansa’, el eual “parte términos entre aquélla y la villa de Caudete, y que desde el dicho mojén se afronta con términos de Caudete” ) Presenta 32 testigos (la mayor parte, vecinos de Villena), los cuales “concuerdan que no hhan visto ni oydo dezir que en él aya avido mojon en el Algibejo”. ©) Respecto al mojén sito en las Ruvializas, dicen: 1.-Gil Sanchez, vecino de Villena: “Que sabe lo contenido en la pregunte” y que “tiene tierras en dicho término”; 2-Bartolomé Blasco, Nicolés Pérez, Marco de Aliaga y Andrés Clemente, todos Vecinos de Villena, afirman que “han visto el mojén de la Revializas alto como hasta la cinta” y que “por tatarse de su propio interés no pueden hazer prueba alguna” © Seis testigos -Nicolés Clevillent, vecino de Villena, de 50 afios; Juan Martinez, vecino de Villena de 30 aos; Pedro Garcia, de Saix, de 40; Martin Ruiz, de Onil, de 50; Ginés de Torreblanca, de Villena, de 50; y Tuan Doméne, de Villena, de 60- afirman que “a0 han visto tal mojén alto, sino unas piedras derramadas como un pedregal” ©) Otros doce testigos ~Antén de San Agravian, de Villena, de 60 afios; Pasqual Sanchez, de Villena, de 50 aiios; Marco Andrés, de Yecla, de 50 afics; Bartolomé Santa, de Yecla, de 50; Gil Gongélez, de Villena, de 40; Bartolomé Castelnovo, de Yecla, de 33; Juan Cirera, de Yecla, de 60; Pedro Navarro, de Yecla, de 60; Anton Castafio, de Yecla, ide 55; Pedro de Soria, de Villena, de 70; y Pedro de Torreblanca, de Saix, de 60- ‘manifiestan que en “dichas Ruvializas no ay mojén ni en jams le han visto”, {Otros cuatro testigos -Anton Castafio, de 55; Juan Mongon, de 50; Guillamén Gramaje, de 36, todos vecinos de Fuente la Higuera- concuerdan en que “Villena no llega a dicho Mojén Blanco ni saben que aya llegado, antes parte término entre Caudete y Almansa”. Por tanto, segiin los procuradores de Caudete, “con la misma prucba que hizo Villena se justifica més que en lo que dize sobre el Cerro de las Ruvializas y Algibejo no ba avido y {que Villena no ha Ilegado al dicho Mojén Blanco, y s6lo prueva con dichos testigos que los vecinos della han entrado labrar las tierras de los dichos Alforines de la contencién y hhecho otros aprovechamiento en ellas”. De ahi concluye que la usurpaciin se apoya mediante “fuerga y violencia” de sus naturales y “con el poder assi de mucha gente como del marqués de Villena, que era tan poderoso y los animava y dava su favor para que lo hiziessen” 6-Respuesta de Caudete a los alegatos de Villena sobre las preguntas mims. 3, 5 y 6: a) Pedro Ferre, presbitero, y Sancho Martinez estan conformes en los limites marcados por Tos “quatro mojones” b) Pedro Ferre, presbitero, Sancho Martinez, Juan Quilez, Mateu Febrer, Juan de ‘Albuxech, Aman Costa y Juan Ferrer coinciden en sefialar la demarcacién del mojén sito en el Calderén Verde. ©) Nadal Pérez, Amau Costa, Juan Ferrer, Pascual Perpignan y Domingo Corbin testifican sobre el “mojén del Cerro de la Escoba y del de la loma de la Fuente del Barranco del Puerco, divisorio del de las quatro villas” @) Mateo Febrer, Amau Costa y Pascual Perpignan confirman la existencia de los mojones resefiados, que dividen términos entre Caudete y Bogarra con los de Fuente la Higuera y Almansa y no con otros pueblos” @) Juan Mongéa, Guillamén Gramage y Pedro Gramage afirman que “munca han visto ni oydo que Villena legasse a dicho Mojén Blanco ni al del Alcaycén, ni que por alli ‘tuyiesse término, sino antes bien avian oydo lo contrario”. 7.-En consecuencia, los jueces comisionados en el pleito ordenaron la realizacién de una “vista de ojos” en presencia de los sindicos y procuradores de Jas villas de Candete y Villena. Discurrieron “por diferentes mojones hasta llegar al mojén alto de argamasa a la punta de una montafia, en el camino que va desde Villena hasta Almansa, que es el del lano del Cerro de la Escoba, y que subieron a dicha montafia, y en lo mas alto della vieron un sitio de mojén grande de piedra seca, que seria de un palmo, que respondia a dichos mojones, que ¢s el del Cerro de la Escoba, y de alli siguieron Ia loma de dicha montaffa, y hallaron dos mojones mis pequetios hasta Hegar a un cerro de piedra seca, el qual responde hazia poniente en derecho de los otros ‘mojones de piedra con argamasa del llano hazia la tramontana en derecho de los Rubiales de los Alforines, y consecutivamente las palabras siguientes: “Y dixeron los dichos sindicos que los Rubiales eran el otro mojén, que parte témino Caudete y Ontiniente, y el dicho mojén grande parte término Ontiniente, Biar, Villena y Caudote”. En este sentido, ia declaracién de ambos sindicos pone de relieve que el mojén sito en el Barranco del Puerco dividia los términos de las citadas villas, y que de él hacia tramontana “se yva a los dichos rubiales, que eran el mojén que parte término Candete con Ontiniente” 8. Preguntas niims. 7 & a) Jaime de San Mateu (pregunta nim’ 7) y Pedro Ferre (pregunta nim. 8) afirman que “del pan que se cogia en dicho término se pagava el diezmo a Caudete”, de acuerdo eon el arbitrio de 8 de agosto de 1437 pactado por Caudete y Villena sobre el abono de indemnizaciones de guerra, firmado ante don Garcia Femindez de San Martin, secretario del rey de Navarra y lugarteniente general del reino de Valencia, b)_ Diecistis testigos, “que ni son vecinos ni naturales de dicha villa de Caudete”, prucban que “los de Villena han procurado molestar y perturbar a los de Caudete en la Possession de los dichos Alforines, haciéndoles fuergas y violencias”, y que “ios de Caudete siempre han continuado su possessién en quanto han podido”” ©) Ocho testigos afirman que “los de! reyno de Castilla hallados en dicho término han pagado los derechos del reyno de Valencia, como son el de la sal, peaje y quema, y los Gobernadores, oficiales de justicia del dicho Reyno de Valencia, passando por dicho término, siempre se han levado la vara de justicia y usado de la jurisdiccién ppacificamente y sin contradiccién de los de Villena y de qualesquier otros”, @) Dos testigos confirman que “los del Reyno de Valencia no pagan derechos en dichos Allforines”, a pesar de que “Villena y sus vecinos tuvieron dichos términos de los Alforines y lo incluso en dichos mojones, arando y aprovechindose y teniendo la ossessién dellos de tiempo inmemorial y la jurisdiccién, conociendo de las causas civiles y criminales y de mero y mixto imperio”” ©) Guillén Bodi y Domingo Herrero testimonian que “el primer hombre que comengé hazer lavores en los dichos Alforines de la contencién, fue Juan Tortosa, de Villena, al qual le mandaron que se saliesse, como se salid, de dicho término”’ B-AUTO DE INTERIM DE 5 DEMARZO DE 1482. Sobre las prucbas y argumentos presentados ante Ios jueces salié un “Auto de interim” fechado el 5 de marzo de 1482, “en el qual generalmente no se ampara a la ciudad de Villena en el témino tierras y demés derechos de los dichos Alforines”. No obstante, y mientras los jueces resolvian dcfinitivamente el expediente, se autorizaba a que “las dichas universidades, vvecinos y moradores dellas devian y podian entrar y herbajar, ansi de dia como de noche, con sus bestias y ganados en dichos Alforines”. Por ende, los jucces “proven y declaran que los vvezinos y habitadores de la dicha villa de Villena estén cerca de la tierras cultas ¢ incultas en respecto de dicha parte de Alforin, en aquel derecho y possession que hasta ahora se dize han tenido, y puedan labrar, sembrar y cultivar como si fuesse térmnino de la dicha villa de Villena”” ‘Asi pues, “desta sentencia apelé Caudete y Villena consintié, la qual no pudo venir ya contra dicha declaracién passada en cosa juzgada, y por quanto en dicho Auto se provey6 que la ddicha declaracién fuesse sin perjuyzio, lesién o detrimento de los derechos pertenecientes a cada tuna de las partes ansi en Ja propiedad como en la possession’. (C-APELACION DE CAUDETE AL AUTO DE INTERIM. INTERROGATORIO DE S DE AGOSTO DE 1488. 1."Por dicha razén, la villa de Caudete prosigui6’si-pleyto ante los dichos Juezes paré justificar mis cémo todo el término y tierras son de dicha villa, y que en ellas no tienen derecho en propiedad ni possessién dicha ciudad y vecinos della, la qual ha pretendido todo lo contrario”, “porque toda la dificultad desta pretension y solucidn della consiste en averiguar las mojoneras de los dichos Alforines de la contencién” 2.-De suerte que, “en ellos ay tres maneras de mojoneras” a) “La una, que divide el Reyno de Caitilla y ciudad de Villena y sus términos del Reyno de Valencia y villa de Caudete y Bogarra y sus términos”. b) “La otra, que divide los Alforines de dicha villa de Caudete, Bogarra y sus términos, de las dichas villas de Almansa, Fuente la Higuera, Ontiniente y Villena” ©) “La tercera, que divide el término de dichos Alforines de la contencién, con fo qual quedaré ano que dicho término y jurisdiccién de Jos Alforines es del Royno de Valencia y de dicha villa de Caudete” 3.-Pregunta nim. 2: Diez testigos, “los quales testifican de vista y de oydas”, confirman que los hitos “desde el Cerro de la Escoba hasta el de la loma de la Fuenie del Barranco del Puerco sean vverdaderos mojones hechos de piedra seca, y que sea y han visto altos por muchos afios antes del aio 1482, aunque estén derribados por discurso del tiempo y por obra de los de Villena’’ 4.-Preguntas néms. 2, 3 y 5: Desde la loma del Barranco del Puerco se encamina Ja mojoncra hacia los mojones del prime y segundo rubial, que parte términos entre las villas de Caudete y Bogarra con los Alforines y los alamos de Onteniente, Desde el segundo rubial la mojonera se dirige al moj6n sito en el Alcaycén o sierra del Rocin, y de alli al Mojén Blanco que divide “4rminos entre Caudete y Bogarra con la Fuente la Higuera y Almansa”. “La mayor parte” de los testigos dicen que “han visto dichos mojones altos y después, algunos dellos derribados, y que han oydo dezir que los de Villena lo han hecho”. 5 -Pregunta nim. 4: Once testigos, “ninguno de los quales es vecino ni natural de Caudete”, concuerdan en afirmar que del trigo que se cogia en los Alforines se pagaba el diezmo a Caudete”. 6-Pregunta mim. 6: Tres testigos presentados por Caudete y dos testigos por parte deVillena afirman que “los del Reyno de Valencia no pagan derechos de sal, peaje y quema en dichos Alforines”. Asimismo, declaran que “de doce afios, poco mas o menos [1476], los de Villena ‘comengaron a entrar en los Alforines”, y que los testigos “avian oydo dezir que siempre fue por fuerga”. 7-Pregunta mim. 10; Mas de dicciocho testigos presentados por Villena manifiestan que “no ha avido ni han visto” los “mojones de las Rubializas y Algibejo” 8.-Pregunta nim. 18: Villena atestigua la “posesién del aprovechamiento de las tierras, pero no de la jurisdiccién ni del conocimiento de las causas civiles y criminales” LA ENCINA, LAS ALBARIZAS, LA ZAFRA, LA GLORIA, LAS VENTAS, POCICO DE LA RUEDA, LA BODEGUETA Tetonnro LOS ALHORINES : MOJONERA de Alone, —= eyes) NSA a “Alen. [Eel Gudete - onrarso.— Fuente 4, Higuera Coudéle-Onilen. con Fla Higuera.