Sei sulla pagina 1di 28

La Alternativa Bolivariana para América Latina y el Caribe o ALBA como se la conoce comúnmente, es una propuesta de integración enfocada para los países latino americanos y caribeños que pone énfasis en la lucha contra la pobrez a y la exclusión social. Se concreta en un proyecto de colaboración y complementación política, social y económica entre países de esta re gión, promovido inicialmente por Cuba y Venezuela como contrapartida del Área de Libre Comercio de las Américas o ALCA, impulsada por Estados Unidos. El ALBA parte de la visión solidaria de la integración latinoamericana, pero que se materializa en la suscr ipción de acuerdos de cooperación concretos.

El ALBA defiende la idea de que “e l comercio y la inversión no deben ser fines en sí mismos sino instru mentos para alcanzar un desarrollo justo y sustentable”. La idea fue presentada por el pres idente Hugo Chávez en diciembre de 2001 durante la III Cumbre de Jefes de Estado y Gobierno de la Asociación de Estados del Caribe. El ALBA, es por lo tanto, reflejo de la consolidación de la “Revolución Bolivariana” que se lleva a cabo en nuestro país. Sus principios son muy di stintos a los del ALCA:

¾

A diferencia de la integración neoliberal, que da prioridad a la liberación del comercio y las invers iones, el ALBA se centra en la lucha contra la pobreza y la exclusión social. ¾ Se le otorga una alta importancia a los derechos humanos, los derechos laborales, los derechos de la mujer y la protección de medio ambiente. ¾ A diferencia del ALCA, el AL BA se propone eliminar los obstáculos que impiden la integración: la pobreza, las asimetrías entre países, el in tercambio desigual, la deuda impagable, la imposición de programas de ajuste y de reglas comerciales rígidas, la mono polización de los medios de comunicación y los impedimentos para la transferencia de tecnología debido a onerosos trat ados de propiedad intelectual. ¾ El ALBA se contrapone a las lla madas “reformas” que tienen por objetivo la desregulación y la privatización de los servicios públicos. En su lugar persigue fo rtalecer es estado y promover la participación ciudadana en los asuntos públicos. ¾ Contrario a lo que postula la doctrina del libre comercio, la cual promete alcanzar de manera automática el crecimiento y el bienestar, el Alba establece la necesidad de la intervención estatal para la reducción del as disparidades entre países. El ALBA, al contrario de la integración neoliberal que postula la liberación de todos los sectores y la “reciprocidad” en la apertura de mercados, propone “cooperac

ión”, complementariedad y “solidaridad”. Toma en cuenta los di ferentes niveles de desarrollo, los puntos fuertes y las debilidades de las economías participantes, así como los intereses específicos de los estados de proteger a determinados sectores. Bajo este concepto en el ALBA tienen prioridad los proyectos de coop eración en beneficio mutuo, especialmente aquellos que se dan entre empresas estatales. Además, hace uso de las transa cciones compensatorias que no requieren el gasto de divisas. Podría decirse que los objetivos

centrales del ALBA son el combate a la pobreza y el desarrollo social.

2

Aunado a ello el ALBA se aboca a:

¾ Preservar la autonomía e id entidad latinoamericana. ¾ Fomentar la transferencia de te cnología y asistencia técnica. ¾ Priorizar a empresas nacionales como proveedoras de los entes públicos. ¾ Enfrentar el abuso de monopolio s y oligopolios a través de eficaces mecanismos que aseg uren una sana competencia. El ALBA también comprende conceptos tales como:

¾ integración tecnológica-productiva ¾

soberanía alimentaría ¾ participación de los pueblos en los asuntos públicos ¾ garantía de comercio justo y sustentable ¾ competencia productiva con los países no miembros del ALBA ¾ justicia social ¾ soberanía ¾ pluralidad de culturas ¾ diversidad ¾ reconocimiento de la cult ura afro descendiente y ¾ el derecho de la autodeterminación de los pueblos indígenas tal como lo establece los pact os de derechos humanos. EL ALBA se fundamenta en la crea ción de mecanismos que aprovecha las ventajas cooperativas entre las diferentes naciones asociadas para compensar las asimetrías entre los países. Esto se realiza mediante la cooperación de fondos compensato rios (Fondos de Convergencia Estructural), destinados a la corrección de discapacidades intrínsecas de los países miembros. Estos fond os en buena medida recuerdan a los fondos estructurales de la Unión Europea. Los principios del ALBA se materi

alizaron por primera vez en el Acuerdo suscrito entre Cuba y Vene zuela en diciembre del alo 2004. Las actividades que han desarrollado ambos países al amparo de este acuerdo constituyen un buen ejemplo de lo que es posible concretar en el marco del ALBA.

Con la firma del tratado ALBA Cuba y Venezuela acordaron pasos concretos de liberalización, así como una serie de proyectos de cooperación en materia económica y social. Por ejemplo. El intercambio de bi enes y mercancías puede llevarse a cabo en forma de un negocio de compensación. Cuba elimina todos sus aranceles y sus barreras no arancelarias para productos venezolanos, mientras que Venezuela elimina barreras no arancelarias para mercancías y se rvicios cubanos. Inversiones de

3

empresas estatales y mixtas están liberadas del pago de impuestos a las utilidades, hasta amortizar la inversión. Cuba renuncia a su participación en filiales cubanas de empresas estatales venezolanas, es decir, le concede a los venezo lanos una propiedad del cien por ciento.

El MERCOSUR: características e importancia para la región

El MERCOSUR se crea el 26 de marzo de 1991 cuando se firma el Tratado de Asunción, se encuentra conformado por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, teniendo como países asociados a: Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela (aunque solicito su adhesión en el 2005, aun no entra en vigor tal adhesión por lo tanto, hasta el momento es todavía catalogado como un país asociado).

Este modelo fortalece la integración en el ámbito político, económico y social, tiene personalidad jurídica, su objetivo es “consolidar la integración política, económica y social de los países miembros, a través de la libre circulación de bienes, servicios y factores productivos, el establecimiento de un arancel externo común, la adopción de una política comercial común, la coordinación de políticas macroeconómicas y sectoriales y la armonización de legislaciones en las áreas pertinentes” (MERCOSUR, 2010).

El tipo de integración del MERCOSUR es el siguiente: Para antes del 1 de enero de 1995 se proponía crear un mercado común, aunque en el Periodo de Transición (que va de la firma del tratado hasta el 31 de diciembre de 1994) se consolidó una Zona de Libre Comercio. Y desde el 1 de enero de 1995 tras la firma del Protocolo de OuroPreto se da la creación de una Unión Aduanera imperfecta, denominada así porque sólo se aplica el arancel externo común al “85% de las partidas arancelarias con un nivel arancelario entre 0%-20% y una tasa promedio de 14%” (Amate y Guarnido, 2005). Existiendo una serie de Listas de Excepciones al Arancel Común, “300 partidas arancelarias para Argentina, Brasil y Uruguay y 399 para Paraguay” (Amate y Guarnido, 2005).

La estructura institucional del MERCOSUR (2010) esta constituida por:

Consejo del Mercado Común. Grupo Mercado Común. Comisión de Comercio. Parlamento del MERCOSUR. Foro Consultivo Económico y Social. La Secretaria del MERCOSUR. Sistema de Solución de Controversias.

Puntos destacados:

El MERCOSUR puede considerarse como “una estrategia par aumentar la competitividad de los países miembros en la economía mundial” (Ferrer, 1995, citado por Briceño, 2001). Ha tenido avances, en materia política, comercial y social, promueve la integración económica, es una importante entidad económica en el mundo, sus economías se han recuperado de las crisis financieras, tiene mejores condiciones presupuestarias, un aceptable clima económico y competitivo. Brasil es la economía más sobresaliente del MERCOSUR. Ante la globalización, el arancel externo común le brinda al MERCOSUR un impulso para convertirse en un bloque más competitivo, para atraer inversiones dentro y fuera de la región.

Los productos de terceros países que cumplan con la política arancelaria común pueden recibir el trato como si fueran productos de los países miembros del MERCOSUR. En el 2007 se aprobó un “Sistema de Pagos en Monedas Locales para reducir los costos financieros de las transacciones comerciales y contribuir al incremento de intercambio de bienes entre los países miembros” (MERCOSUR, 2010). Para corregir las asimetrías económicas de los países miembros del MERCOSUR creo el Fondo para la Convergencia Estructural (FOCEM) en el 2010. El MERCOSUR tiene el “Programa de Integración Productiva del MERCOSUR” que contempla: “la cooperación entre los organismos vinculados al desarrollo empresarial y productivo, la complementación en investigación, desarrollo y transferencia de tecnología, […] la generación de información y su procesamiento, la articulación de medidas de facilitación del comercio, y el financiamiento” (MERCOSUR, 2010). Es importante mencionar que también existen elementos que deben corregirse en el MERCOSUR como: mejorar la unión aduanera que ha dificultado la circulación de bienes entre los países miembros, fomentar mayor complementariedad sectorial en la región, disminuir con mayor eficiencia las asimetrías que han separado y obstaculizado en muchos aspectos a los países del MERCOSUR, fortalecer su institucionalización, entre otros.

Importancia del MERCOSUR en la región:

El MERCOSUR es un bloque regional muy importante para la región, ya que ha intentado concretar una unión aduanera (hasta el momento imperfecta) con fines a largo plazo de establecer un mercado común, además, dentro de su acuerdo ha llegado a mayores fases de integración económica a comparación de otros modelos. El MERCOSUR cobra importancia ya que ha sido gran promotor de estabilidad, seguridad y desarrollo en la región al haber fomentado lazos en materia política, económica y social entre sus países miembros, creando diversos mecanismos que permiten a los estados miembros insertarse óptimamente en el ámbito internacional, generando poder comercial y político a nivel mundial, y es un “dinámico motor para el crecimiento económico de sus miembros, disminuyendo la dependencia externa, aumentando las interdependencias bilaterales y reduciendo las asimetrías en el contexto de la economía-mundo” (Torres, 1997). El MERCOSUR promueve la competitividad de sus países miembros, el incremento de su comercio y la diversificación de sus relaciones internacionales, es decir, es uno bloque regional que no es sólo endógeno, sino que también, apoya e impulsa la inserción de cada una de sus economías en el ámbito internacional. El MERCOSUR busca la creación de un ámbito propicio para atraer mejores inversiones, promueve la conexión social, política y económica, sin embargo, esta abierto a la comercialización mundial, pues en la medida en que se eliminan las barreras al comercio la región adquiere mayor importancia y presencia, atrayendo mejores relaciones comerciales con los demás países. Finalmente, y por todo lo anterior (pese a sus carencias en la actualidad) el MERCOSUR es un importante modelo de integración que ha sido necesario para establecer a la región en el mundo globalizado.

La Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR) está integrada por los doce países independientes de América del Sur: Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Chile, Ecuador, Guyana, Paraguay, Perú, Surinam, Uruguay y Venezuela.

El 8 de diciembre de 2004, reunidos en Cusco, los jefes de estado y de gobierno de los países suramericanos decidieron conformar la Comunidad Sudamericana de Naciones. Durante la cumbre de presidentes de América del Sur realizada en la Isla Margarita el 17 de abril de 2007, se decidió cambiar el nombre de Comunidad Sudamericana de Naciones por el de Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR).

UNASUR se oficializó el 23 de mayo de 2008 en la ciudad de Brasilia mediante la firma de su Tratado Constitutivo por parte de los jefes de estado y de gobierno de los países de América del Sur.

El Tratado Constitutivo define a UNASUR como una organización dotada de personalidad jurídica internacional cuyo objetivo es construir, de manera participativa y consensuada, un espacio de integración y unión en lo cultural, social, económico y político entre sus pueblos, otorgando prioridad al diálogo político, las políticas sociales, la educación, la energía, la infraestructura, el financiamiento y el medio ambiente, entre otros, con miras a eliminar la desigualdad socioeconómica, lograr la inclusión social y la participación ciudadana, fortalecer la democracia y reducir las asimetrías en el marco del fortalecimiento de la soberanía e independencia de los Estados. Uno de los objetivos específicos de UNASUR es el de alcanzar el acceso universal a la seguridad social y a los servicios de salud para todos los pueblos de la región 1 .

Un organismo internacional, conformado por los doce países de la región suramericana:

Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Chile, Ecuador, Guyana, Paraguay, Perú, Suriname, Uruguay y Venezuela.

Nuestro objetivo es construir un espacio de integración en lo cultural, económico, social y político, respetando la realidad de cada nación.

Nuestro desafío es eliminar la desigualdad socio económica, alcanzar la inclusión social, aumentar la participación ciudadana, fortalecer la democracia y reducir las asimetrías existentes, considerando la soberanía e independencia de los Estados.

Las lenguas oficiales de UNASUR son: español, inglés, portugués y neerlandés.

1.

El

fortal

ecimi

ento

del

diálo

go

políti

co

entre

los

Estad

os

Mie

mbro

s que

asegu

re un

espac

io de

conc

ertaci

ón

para

refor

zar la

integ

ració

n

sura

meric

ana y

la

partic

ipaci

ón de

UNA

SUR

en el

escen

ario

inter

nacio

nal.

1. El fortal ecimi ento del diálo go políti co entre los Estad os Mie mbro
  • 15. La promoción de la diversidad cultural y de las expresiones de la memoria y de los conocimientos y saberes de los pueblos de la Región, para el fortalecimiento de sus identidades.

  • 16. La participación ciudadana a través de mecanismos de interacción y diálogo entre UNASUR y los diversos actores sociales en la formulación de políticas de integración suramericana.

  • 17. La coordinación entre los organismos especializados de los Estados Miembros, teniendo en cuenta las normas internacionales, para fortalecer la lucha contra el terrorismo, la corrupción, el problema mundial de las drogas, la trata de personas, el tráfico de armas pequeñas y ligeras, el crimen organizado transnacional y otras amenazas, así como para el desarme, la no proliferación de armas nucleares y de destrucción masiva, y el desminado.

  • 18. La promoción de la cooperación entre las autoridades judiciales de los

desar

rollo

socia

l y

huma

no

con

equid

ad e

inclu

sión

para

errad

icar

la

pobre

za y

super

ar las

desig

ualda

des

en la

Regi

ón.

3.

La

errad

icaci

ón

del

analf

abeti

smo,

el

acces

o

unive

rsal a

una

educ

ación

de

calid

ad y

el

Estados Miembros de UNASUR.

19. El intercambio de información y de experiencias en materia de defensa.

  • 20. La cooperación para el fortalecimiento de la seguridad ciudadana.

  • 21. La cooperación sectorial como un mecanismo de profundización de la integración suramericana, mediante el intercambio de información, experiencias y capacitación.

recon

ocimi

ento

regio

nal

de

estud

ios y

título

s.

  • 4. La integ ració n energ ética para el aprov echa mient o integ ral, soste nible y solid ario de los recur sos de la Regi ón.

  • 5. El desar rollo de una infra estru ctura

para

la

interc

onexi

ón de

la

Regi

ón y

entre

nuest

ros

puebl

os de

acuer

do a

criter

ios

de

desar

rollo

socia

l y

econ

ómic

o

suste

ntabl

es.

6.

La

integ

ració

n

finan

ciera

medi

ante

la

adop

ción

de

meca

nism

os

comp

atible

s con

las

políti

cas

econ

ómic

as y

fiscal

es de

los

Estad

os

Mie

mbro

s.

7.

La

prote

cción

de la

biodi

versi

dad,

los

recur

sos

hídri

cos y

los

ecosi

stem

as,

así

como

la

coop

eraci

ón en

la

preve

nción

de las

catást

rofes

y en

la

lucha

contr

a las

causa

s y

los

efect

os

del

camb

io

climá

tico.

  • 8. El desar rollo de meca nism os concr etos y efecti vos para la super ación de las asim etrías , logra ndo así una integ ració n equit ativa.

  • 9. La cons

olida

ción

de

una

identi

dad

sura

meric

ana a

travé

s del

recon

ocimi

ento

progr

esivo

de

derec

hos a

los

nacio

nales

de un

Estad

o

Mie

mbro

resid

entes

en

cualq

uiera

de

los

otros

Estad

os

Mie

mbro

s,

con

el fin

de

alcan

zar

una

ciuda

danía

sura

meric

ana.

  • 10. El acces o unive rsal a la segur idad socia l y a los servi cios de salud .

  • 11. La coop eraci ón en mater ia de migr ación , con un enfoq ue integ ral, bajo el respe to irrest ricto de los derec

hos

huma

nos y

labor

ales

para

la

regul

ariza

ción

migr

atoria

y la

armo

nizac

ión

de

políti

cas.

12. La

coop

eraci

ón

econ

ómic

a y

come

rcial

para

logra

r el

avan

ce y

la

cons

olida

ción

de un

proce

so

innov

ador,

diná

mico,

trans

paren te, equit ativo y equili brado , que conte mple un acces o efecti vo, prom ovien do el creci mient o y el desar rollo econ ómic o que super e las asim etrías medi ante la comp leme ntaci ón de las econ omía s de los paíse s de Amér ica

del

Sur,

así

como

la

prom

oción

del

biene

star

de

todos

los

secto

res

de la

pobla

ción

y la

reduc

ción

de la

pobre

za.

13. La

integ

ració

n

indus

trial

y

prod

uctiv

a,

con

espec

ial

atenc

ión

en las

pequ

eñas

y

medi

anas

empr

esas,

las

coop

erativ

as,

las

redes

y

otras

form

as de

organ

izaci

ón

prod

uctiv

a.

14. La

defin

ición

e

imple

ment

ación

de

políti

cas y

proye

ctos

comu

nes o

comp

leme

ntari

os de

inves

tigaci

ón,

innov

ación

,

transf

erenc

ia y

prod

ucció

n

tecno

lógic

a,

con

miras

a

incre

ment

ar la

capac

idad,

la

suste

ntabil

idad

y el

desar

rollo

cientí

fico y

tecno

lógic

o

propi

os.

Hace cuatro años el mundo vio nacer Petrocaribe como un Acuerdo de Cooperación Energética suscrito por 14 países que ya se manifestaban “preocupados por las tendencias de la economía mundial y, particularmente, por las políticas y prácticas prevalecientes en los países industrializados que pueden conducir a una mayor marginación de los países del Tercer Mundo más pequeños y con economías más dependientes del exterior”.

Los mandatarios del Caribe ya avizoraban que tal situación planteaba la necesidad de contar con formas de suministro energético seguras.

Petrocaribe es consecuente con la política que Venezuela ha propuesto incluso en el seno de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), y que fue expuesta por el presidente Hugo Chávez Frías en Arabia Saudita, durante la III Cumbre de Jefes de Estado y/o Gobierno de la organización, celebrada en noviembre de 2007.

En esa ocasión, el mandatario venezolano invitó a sus homólogos a asumir propuestas solidarias para aliviar el sufrimiento de los millones de personas que habitan los 50 países

más pobres de la tierra, cuyo consumo total de crudo apenas alcanza los 700 mil barriles diarios. No obstante, hasta ahora Petrocaribe es una iniciativa única en la región y en el mundo.

Hoy día las previsiones de los 14 signatarios no sólo se confirman, sino que la realidad va consolidando un mecanismo de cooperación más allá de la seguridad energética. La voluntad política de los mandatarios de este lado del mundo forja un escudo para defender de la miseria a millones de seres humanos.

Bajo las premisas del comercio justo, la complementación, la solidaridad, la justicia social y la voluntad común de avanzar, esta iniciativa de integración regional continúa siendo la única alternativa real que tienen los países en desarrollo de procurarse un acceso seguro y confiable a las fuentes de energía.

Las cuentas están claras para la mayoría de los mandatarios de la región, tanto así que ya son 18 los países que forman parte de la iniciativa, todos representantes del llamado Tercer Mundo, esa porción del planeta en la cual, según cifras del Banco Mundial, 70% de la canasta de consumo de una persona pobre se gasta en alimentos y energía.

El Acuerdo Petrocaribe está basado en los siguientes principios políticos:

Unión Solidaridad Cooperación Complementariedad Seguridad energética Desarrollo socioeconómico Empleo soberano de los recursos energéticos Visión conservacionista Mirada hacia el Sur

Fundamentada en estos principios, Venezuela redefinió su política energética. En el ámbito interno del país, esto se refleja en el reforzamiento de la soberanía petrolera, así como en el nuevo rol de PDVSA. En el ámbito internacional, se materializa a través de la visión solidaria, complementaria y unificadora, como mecanismo para liberar a los pueblos

hermanos de las enormes dificultades de acceso a los recursos energéticos, que acentúan las desigualdades sociales y deterioran la calidad de vida.

Teniendo Venezuela las mayores reservas de hidrocarburos en el mundo y el complejo refinador más grande del planeta, tradicionalmente dio la espalda a sus vecinos. Este esquema favorecía los intereses de los países ricos e ignoraba el patrimonio compartido con el Caribe y Centroamérica: un mismo mar, la mezcla de raíces africanas y aborígenes, historias de colonización y luchas por la liberación de pueblos, necesidades y potencialidades para el desarrollo a partir de invaluables riquezas naturales. Hoy, PDVSA y su filial, PDV Caribe, desarrollan la plataforma política, técnica y de infraestructura para revertir este aislamiento histórico y construir la soberanía y seguridad energética de los países miembros del Acuerdo Petrocaribe.

Esta iniciativa representa una semilla para la transformación de las sociedades latinoamericanas y caribeñas, como parte de la siembra del ALBA (Alternativa Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América), siguiendo los ideales del Libertador Simón Bolívar, por la construcción de una gran nación. Asimismo, constituye el apoyo del Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela a sus vecinos de Centroamérica y el Caribe, que en solitario no pueden hacer frente a las situaciones de manejo especulativo, tensión y altos precios que afectan a los hidrocarburos; pero que unidos reúnen la fuerza para afrontar estos obstáculos.

La Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) es un mecanismo intergubernamental de diálogo y concertación política. Su membresía incluye a los treinta y tres (33) países de América Latina y el Caribe.

Surge con el compromiso de avanzar en el proceso gradual de integración de la región, haciendo un sabio equilibrio entre la unidad y la diversidad política, económica, social y cultural de los 600 millones de habitantes de América Latina y el Caribe.

Desde su puesta en marcha, en diciembre de 2011, la CELAC ha contribuido a profundizar el diálogo respetuoso entre todos los países de la región, en temas como el desarrollo social, la educación, el desarme nuclear, la agricultura familiar, la cultura, las finanzas, la energía y el medio ambiente.

Asimismo, la CELAC ha promovido que América Latina y el Caribe se asuma a sí misma como una comunidad de naciones, capaz de dialogar y de buscar consensos en temas de interés común.

Por mandato de los Jefes de Estado y de Gobierno, la CELAC se constituye en la voz unificada de la región en temas de consenso; es el único interlocutor que puede promover y proyectar una voz concertada de América Latina y el Caribe en la discusión de los grandes temas globales, con el objetivo de buscar una mejor inserción y proyección de la región en el ámbito internacional.

En cuanto mecanismo representativo de América Latina y el Caribe, la CELAC asume entre sus atribuciones, la interlocución de la Comunidad con otros países y grupos regionales. Destaca entre ellos el Diálogo de la CELAC con la Unión Europea, el Foro CELAC-China, el Mecanismo de Diálogo con la Federación de Rusia, así como los acercamientos con la República de Corea, el Consejo de Cooperación para los Estados Árabes del Golfo, Turquía y Japón.

La CELAC busca complementar la arquitectura regional ya existente sobre la base de la no duplicación de esfuerzos, con el fin de potenciar elementos comunes y fomentar la complementariedad.

La CELAC puede resumirse de la siguiente manera:

Es un mecanismo de diálogo y concertación política.

Es un mecanismo articulador, que trabaja sobre la base del consenso.

Es un foro que avanza sobre la convergencia de acciones e intereses comunes.

Es una plataforma que facilita una mayor presencia de nuestra región en el mundo.

Es un espacio para hacer frente a desafíos comunes.

Su finalidad es “avanzar de manera decidida hacia una organización que agrupe a todos los

Estados de América Latina y El Caribe

Reafirmando la necesidad de realizar esfuerzos,

... con nuestros pueblos, que nos permitan avanzar en la unidad y en la integración política,

económica, social y cultural, avanzar en el bienestar social, la calidad de vida, el crecimiento económico y promover nuestro desarrollo independiente y sostenible, sobre la base de la democracia, la equidad y la más amplia justicia social.”

Se fundamenta en los siguientes principios y valores comunes: el respeto al derecho internacional; la igualdad soberana de los Estados; el no uso ni la amenaza del uso de la fuerza; la democracia; el respeto a los derechos humanos; el respeto al medio ambiente, tomando en cuenta los pilares ambiental, económico y social del desarrollo sustentable; la cooperación internacional para el desarrollo sustentable; la unidad e integración de los Estados de América Latina y el Caribe; y un diálogo permanente que promueva la paz y la seguridad regionales. Y se basa en la solidaridad, la inclusión social, la equidad e igualdad

de oportunidades, la complementariedad, la flexibilidad, la participación voluntaria, la pluralidad y la diversidad.

Sus Estados miembros son: Antigua y Barbuda; República Argentina; Mancomunidad de las Bahamas; Barbados; Belice; Estado Plurinacional de Bolivia; República Federal de Brasil; República de Chile; República de Colombia; República de Costa Rica; República de Cuba; República Dominicana; Mancomunidad de Dominica; República del Ecuador; República de El Salvador; Grenada; República de Guatemala; República Cooperativa de Guyana; República de Haití; República de Honduras; Jamaica; Estados Unidos Mexicanos; República de Nicaragua; República de Panamá; República del Paraguay; República del Perú; Santa Lucía; Federación de San Cristóbal y Nieves; San Vicente y las Granadinas; República de Surinam; República de Trinidad y Tobago; República Oriental del Uruguay; República Bolivariana de Venezuela.

La Alianza del Pacífico es una iniciativa de integración regional conformada por Chile, Colombia, México y Perú, oficialmente creada el 28 de abril de 2011. Sus objetivos son:

Construir, de manera participativa y consensuada, un área de integración profunda para avanzar progresivamente hacia la libre circulación de bienes, servicios, capitales y personas.

Impulsar un mayor crecimiento, desarrollo y competitividad de las economías de sus integrantes, con miras a lograr mayor bienestar, superar la desigualdad socioeconómica e impulsar la inclusión social de sus habitantes.

Convertirse en una plataforma de articulación política, integración económica y comercial, y proyección al mundo, con énfasis en la región Asia-Pacífico.

Funciones

Busca la integración profunda de servicios, capitales, inversiones y movimiento de personas.

· Es un proceso de integración abierto e incluyente, constituido por países con visiones afines de desarrollo y promotores del libre comercio como impulsor de crecimiento.

· Es una iniciativa dinámica, con alto potencial y proyección para negocios.

· En conjunto las economías de los países miembros ocupan el octavo sitio a nivel mundial.

· Se orienta hacia la modernidad, el pragmatismo y la voluntad política para enfrentar los retos del entorno económico internacional.

· Ofrece ventajas competitivas para los negocios internacionales, con una clara orientación a la región Asia-Pacífico

Alianza del Pacífico e integración En el programa de trabajo desarrollado en el presente año por el Consejo Latinoamericano del Sela, denominado "seguimiento y apoyo a las nuevas formas de integración y cooperación que se aplican en el marco del Alba-TCP, Sucre, Unasur, Petrocaribe y Alianza del Pacífico, destacando las posibilidades de complementariedad con los esquemas de integración preexistentes", concluye la conveniencia de realizar esfuerzos analíticos y la difusión de información relevante, a fin de mantener bajo seguimiento y análisis la evolución de estos acuerdos en los distintos campos de la integración y cooperación regional, en la perspectiva de sus implicaciones para el proceso de integración regional. La Alianza del Pacífico es un mecanismo de articulación política, económica y de cooperación e integración, convenido por los gobiernos de Chile, Colombia, México y Perú en abril de 2011 y formalmente constituida en junio 2012. Tiene como objetivo la conformación de un área de integración profunda que impulse un mayor crecimiento, desarrollo y competitividad de las economías participantes mediante la búsqueda progresiva de la libre circulación de bienes, servicios, capitales y de personas. Esta alianza no busca reemplazar ni modificar los acuerdos económicos comerciales y de integración bilaterales, regionales o multilaterales vigentes entre las partes, sino que constituye un nuevo espacio de integración que pretende conformar un proceso de convergencia de los acuerdos existentes entre los estados que conforman dicha integración, adoptando iniciativas que permitan profundizar o complementar las relaciones, a tiempo de impulsar la integración latinoamericana y su inserción en la economía internacional. Otros países que han manifestado en adherirse a la alianza son: Canadá y Guatemala, y ya forma parte Costa Rica, como también Panamá está pendiente su integración al bloque.

La Alianza del Pacífico privilegia la integración como instrumento para mejorar el desarrollo económico y social, promover las capacidades de emprendimiento y conformar un espacio ampliado y competitivo que sea atractivo a las inversiones y el comercio, especialmente con la región del Asia Pacífico. El fin último es lograr que las cadenas productivas de los estados parte sean atractivas para el mundo y generen mayores oportunidades de encadenamientos, de inversión y de incorporación más intensa a las corrientes globales de comercio de bienes y servicios, para que ofrezcan nuevas oportunidades de negocios y empleo a sus economías. Cabe destacar que en la cláusula democrática del acuerdo marco, establece el reconocimiento a la vigencia del estado de derecho, la democracia, la separación de poderes del estado y la protección y respeto a los derechos humanos y libertades fundamentales.

En las sucesivas cumbres presidenciales, además de la participación de los estados partes, han estado presente los estados observadores candidatos: Costa Rica y Panamá, en cada cumbre presidencial, y la lista se amplía en lo que respecta a los estados observadores, la

cual actualmente está conformada por Australia, Canadá, Ecuador, El Salvador, España, Francia, Guatemala, Honduras, Japón, Nueva Zelanda, Paraguay, Portugal, República Dominicana y Uruguay. Mercosur y Estados Unidos también han manifestado interés y están a la espera de ser aceptados. Bolivia y Ecuador están en proceso de adhesión a Mercosur; también están interesados en participar como oyentes y uno de ellos ser integrante, los del Triángulo Norte (El Salvador, Honduras y Guatemala), quienes también están interesados en mejorar su relacionamiento con los países asiáticos, en virtud de que su política comercial es muy similar a la de los miembros de la Alianza. República Dominicana está en proceso de su adhesión formal al Sistema de Integración Centroamericana, acercándolo a los acuerdos de esa subregión con los países de la Alianza del Pacífico.

Entre los temas tratados en las cumbres, en especial en la VII celebrada en mayo-2013, están: el comercio entre los países miembros y con sus vecinos, el flujo de personas entre los países miembros, la inversión, servicios y asuntos relacionados, política en materia de competencia, monopolios y empresas del estado, disposiciones administrativas e institucionales, aspectos en material laboral, ambiental, propiedad intelectual, compras y contrataciones públicas con sectores estatales, cooperación, promoción comercial. Quedan pendientes varios temas por tratar: la promoción de las Pymes, la protección del consumidor, la necesidad de asegurar la transparencia de los mercados y por la apertura del acceso a las compras públicas.

El objetivo de la Alianza del Pacífico es que los productos y servicios lleguen a la región más dinámica y competitiva del mundo: Asia, y atraer inversiones de ese continente. La importancia estratégica del bloque permite poder llevar a cabo negociaciones de tratados en este grupos latinoamericano y asiático, lo cual hará que sean más fáciles de negociar y de administrar que de manera individual. Se ha planteado que la Alianza del Pacífico sea un área de integración abierta, esperando que el peso económico y comercial del bloque sea cada día más importante como eje de referencia en la economía mundial. El Mercosur tendría posibles oportunidades de int+egrarse a esta alianza beneficiando a todos sus países miembros. En el caso específico de Venezuela, se beneficiará en lo inmediato con la dinamización del intercambio comercial y específicamente con la venta de nuestros hidrocarburos, y a largo plazo atrayendo inversiones y abonando el terreno en nuevos mercados emergentes para la oferta exportable -hoy extinta- de productos no tradicionales que más temprano que tarde volverán a germinar y tendrán un lugar atractivo en los mercados internacionales que por erradas políticas hemos dejado de atender.

http://economiaproglob.blogspot.com/2010/04/el-mercosur-caracteristicas-

e.html

http://www.msal.gob.ar/observatorio/index.php/component/content/article/77

http://www.petrocaribe.org/

www.sela.org/ celac /quienes-somos/que-es-la- celac / http://tuimportacion.com/celac.html https://alianzapacifico.net/que-es-la-alianza/

http://www.elmundo.com.ve/firmas/moises-bittan/alianza-del-pacifico-e-

integracion.aspx