Sei sulla pagina 1di 25

ANATOMOFISIOLOGÍA HUMANA Y PRIMEROS AUXILIOS

ANATOMOFISIOLOGÍA HUMANA Y PRIMEROS AUXILIOS SEMANA 1

SEMANA 1

ÍNDICE

HISTORIA DE LA ANATOMÍA Y LA FISIOLOGÍA Y EL SISTEMA ÓSEO HUMANO

3

APRENDIZAJES ESPERADOS

3

INTRODUCCIÓN

3

1. HISTORIA DE LA ANATOMÍA Y FISIOLOGÍA

4

1.1. LA ANATOMÍA

4

1.2. LA FISIOLOGÍA

6

2. SISTEMA ÓSEO

8

2.1. CONCEPTOS BÁSICOS

8

2.2. ESTRUCTURA DEL SISTEMA ÓSEO Y SU FUNCIONAMIENTO

8

 

2.2.1.

CLASIFICACIÓN DE LOS HUESOS

10

2.3.

DIVISIÓN DEL SISTEMA ÓSEO

11

2.3.1. HUESOS DE LA CABEZA

12

2.3.2. HUESOS DEL TRONCO

14

2.3.3. HUESOS DE LA COLUMNA VERTEBRAL

15

2.3.4. HUESOS DE LAS EXTREMIDADES

15

3. PRIMEROS AUXILIOS

20

4. PATOLOGÍAS LABORALES ASOCIADAS AL SISTEMA ESQUELÉTICO

20

4.1.

INMOVILIZACIÓN

21

COMENTARIO FINAL

23

REFERENCIAS

24

HISTORIA DE LA ANATOMÍA Y LA FISIOLOGÍA Y EL SISTEMA ÓSEO HUMANO

APRENDIZAJES ESPERADOS

Se espera que, al finalizar esta semana de estudio, el alumno sea capaz de:

Definir conceptos básicos de anatomía y fisiología humana.

Reconocer el sistema esquelético, sus características y funciones.

Enunciar las principales patologías laborales asociadas al sistema esquelético.

Identificar las principales técnicas de primeros auxilios que se pueden aplicar a las lesiones óseas.

INTRODUCCIÓN

Al comenzar este curso es fundamental tener presente los conceptos históricos tanto de la anatomía como de la fisiología, pues de ese modo se podrá comprender cómo se sustenta el cuerpo humano y cómo es su funcionamiento. Asimismo, se conocerá la relación de estas dos disciplinas de la medicina y la importancia que su comprensión tiene en el futuro profesional de la prevención de riesgos, pues para actuar de forma adecuada frente a situaciones que afecten la salud de los trabajadores (patologías y lesiones) es necesario primeramente comprender el cuerpo humano.

También, desde la perspectiva anatomofisiológica, a lo largo de esta semana se abordarán aspectos básicos relacionados con las características y con el funcionamiento del sistema óseo y se entregarán recomendaciones respecto de cómo proceder cuando alguna patología o accidente laboral lo afecte.

1. HISTORIA DE LA ANATOMÍA Y FISIOLOGÍA

1.1. LA ANATOMÍA

La Anatomía humana es la ciencia que estudia la forma y estructura del cuerpo humano. La

palabra deriva del término griego anatomos, formado por las raíces “ana”, que significa por

medio de, y “tome”, corte. La herramienta más clásica para el estudio de la Anatomía

humana ha sido la disección cadavérica, palabra que en cierta medida, y desde un punto de

vista etimológico (dis, separar y secare, cortar) representaría el equivalente latino del

anatomos griego (Jiménez-Castellanos, Catalina y Carmona, 2002, p. 17).

Teniendo en cuenta la definición anterior, se podría decir que anatomía significa cortar el cuerpo para estudiar sus partes.

Al revisar la historia de la anatomía, es posible observar que desde el periodo prehistórico ya existen algunos vestigios de su existencia. Algunas pinturas rupestres hacen presumir que se utilizaban conceptos de anatomía en aquellos tiempos, puesto que existen representaciones gráficas de incisiones en equinos y mamuts.

En la Edad Antigua las disecciones anatómicas fueron efectuadas en animales (cerdo y monos, principalmente) con el fin de ayudar al estudio del cuerpo humano.

Sin embargo, las bases de la anatomía se fundan en el periodo helénico, en el cual se destaca la aparición de escuelas de anatomía y textos de anatomía y medicina interna, que han servido de modelos a las escuelas de Medio Oriente, China y África.

Con los aportes de Galeno, médico griego discípulo de Hipócrates, quien realizó disecciones en animales, el estudio de esta disciplina tuvo un avance significativo que impulsó nuevos aportes en las representaciones gráficas del cuerpo humano.

Pero es Andrés Vesalio quien ha sido considerado el padre de la anatomía moderna, ya que realizó disecciones en humanos, que aumentaron el conocimiento en la materia y llevaron a la anatomía a ser una ciencia basada en la observación directa del cuerpo humano (Rodríguez, 2007).

Imagen: La lección de anatomía del Dr. Nicolaes Tulp de Rembrandt (1632). Recuperada de: http://goo.gl/bLU7KT

Imagen: La lección de anatomía del Dr. Nicolaes Tulp de Rembrandt (1632). Recuperada de:

En el desarrollo de la anatomía cabe también destacar a Leonardo da Vinci, Bartolomeo Eustachio, Miguel Servet, entre otros.

da Vinci, Bartolomeo Eustachio, Miguel Servet, entre otros. Fuente: Fragmento de algunos de los dibujos de

Fuente: Fragmento de algunos de los dibujos de anatomía de Da Vinci. Recuperado de:

1.2.

LA FISIOLOGÍA

La fisiología se puede definir como la ciencia que tiene como finalidad el estudio del funcionamiento de las distintas partes del cuerpo humano. Los orígenes de la fisiología, se remontan a la época de Hipócrates en el 420 a. C., quien habló de los primeros conceptos fisiológicos que fueron seguidos con la aplicación del pensamiento crítico de Aristóteles y el énfasis en la relación entre la estructura y su funcionamiento. Posteriormente, Galeno realizó una serie de experimentos para probar el funcionamiento del cuerpo.

Desde el punto de vista etimológico, la palabra fisiología procede del griego physis, cuyo significado es “naturaleza”, y logos, equivalente a “estudio, lógica o regla” (Mora y Mora, 2007).

En la Edad Media se siguieron realizando experimentos en esa área, que permitieron introducir nuevos conceptos sobre el funcionamiento de los sistemas circulatorio, respiratorio y digestivo, entre otros conocimientos del organismo.

En el Renacimiento se introdujo una serie de comparaciones entre los sistemas y las diferencias con el funcionamiento animal. Fue en esta época en la que se empezó a utilizar un método más didáctico con el fin de fomentar la enseñanza de la fisiología en las futuras generaciones.

En el siglo XIX, los conocimientos fisiológicos se acumularon a un ritmo mucho más vertiginoso, llegando a descubrir una de las concepciones más importantes acerca del cuerpo humano: el hecho de que está formado por células, unidades que se agrupan según funcionamiento.

Otro hito relevante fue la incorporación del concepto de homeostasis, importante descubrimiento que dice relación con el equilibrio necesario para el funcionamiento del organismo.

En la actualidad, se sigue trabajando para conocer de manera específica el funcionamiento de nuestro organismo.

Teniendo presente que la relación entre anatomía y fisiología es que son consideradas como ciencias dedicadas al estudio del ser humano, la diferencia entre estas es que la primera se preocupa de estudiar la estructura, forma, ubicación y tamaño de los órganos, y la segunda estudia el funcionamiento normal de un organismo vivo y de los órganos que lo conforman.

A pesar de esta distinción, la anatomía y la fisiología no pueden en realidad separarse. La

función de un tejido u órgano se relaciona estrechamente con su estructura, y se supone

que

esta

estructura

evolucionó

para

(Silverthorn, 2009, p. 2).

brindar

una

base

física

eficaz

para

su

función

De acuerdo a lo planteado por Silverthorn (2009, p. 6), uno de los desafíos que tiene hoy la fisiología es “integrar la información sobre los diferentes sistemas y órganos para obtener una visión completa del organismo humano vivo”.

A continuación, se presenta un cuadro resumen de los sistemas y aparatos que conforman el cuerpo humano, algunos de los cuales serán estudiados en esta asignatura tratando de abordar los conceptos básicos anatomofisológicos asociados a ellos.

NOMBRE DEL SISTEMA O APARATO

ÓRGANOS

FUNCIONES

O TEJIDOS

REPRESENTATIVAS

 

Corazón, vasos,

Transporte de materiales entre todas las células del cuerpo

Circulatorio

sangre

Digestivo

Estómago, intestinos, hígado, páncreas

Conversión de los alimentos en partículas que pueden ser transportadas dentro del cuerpo; eliminación de algunos desechos

 

Glándula tiroides,

Coordinación de las funciones corporales mediante la síntesis y liberación de moléculas reguladoras

Endocrino

glándula adrenal

Inmunitario

Timo, bazo, ganglios linfáticos

Defensa contra invasores externos

Tegumentario

Piel

Protección del medio externo

Musculoesquelético

Músculos esqueléticos, huesos

Soporte y movimiento

 

Cerebro, médula

Coordinación de las funciones corporales mediante señales eléctricas y liberación de moléculas reguladoras

Nervioso

espinal

Reproductor

Ovarios y útero, testículos

Continuación de la especie

 

Pulmones, vías

Intercambio de oxígeno y dióxido de carbono entre los medios interno y externo

Respiratorio

aéreas

Urinario

Riñores, vejiga

Manteniemiento del agua y los solutos del medio interno; eliminación de desechos

Fuente: Silverthorn (2009, p. 2).

2. SISTEMA ÓSEO

2.1. CONCEPTOS BÁSICOS

Antes de iniciar el estudio del sistema óseo, conviene conocer algunos conceptos básicos:

OSTEOLOGÍA: es la ciencia derivada de la anatomía descriptiva que basa su funcionamiento en el estudio de los huesos que conforman el esqueleto.

HUESOS: órganos blanquecinos, duros y resistentes que, en su conjunto, conforman el esqueleto.

ESQUELETO: armazón o esqueleto del cuerpo humano, que está conformado de 206 a 208 huesos en una persona adulta. Hay algunos estudios que señalan que el recién nacido tiene alrededor de 300 huesos, pero no todos pasan por el proceso de osificación, de ahí la diferencia al ser adultos. Su función principal es de sostén y protección de los órganos.

2.2. ESTRUCTURA DEL SISTEMA ÓSEO Y SU FUNCIONAMIENTO

El sistema óseo está formado por huesos que le van a dar la estructura al esqueleto humano.

Al revisar la composición esencial del esqueleto humano, se puede observar que está formado de una larga columna llamada columna vertebral, que se ubica de manera vertical en la línea media, es decir es el eje vertical del esqueleto; en su parte superior se encuentra una estructura llamada cráneo, en las zonas laterales se encuentran los huesos que conforman las extremidades superiores o torácicos, en la parte media de la columna se desprende una serie de arcos óseos, llamadas costillas que se articulan en la parte anterior con la columna esternebral o esternón, finalmente, en la zona distal se atenúa y adelgaza formando el sacro y cóccix.

El conjunto de la columna vertebral, costillas, cartílagos, esternón y espacios intercostocondrales se integra en una caja denominada tórax.

ESQUELETO HUMANO

ESQUELETO HUMANO Fuente: http://www.curriculumenlineamineduc.cl/605/articles-25401_recurso_jpg.jpg ESTE DOCUMENTO

Como se mencionó, el esqueleto está compuesto por huesos. Los huesos son piezas duras y resistentes que sirven de sostén a los músculos que los rodean. La dureza y flexibilidad del hueso dependen de las sales minerales orgánicas cristalizadas y de las fibras colágenas, respectivamente.

En los huesos es posible distinguir entre regiones compactas y esponjosas. El hueso compacto o denso forma una capa periférica continua, es de consistencia dura y aspecto sólido. El hueso esponjoso está formado por trabéculas y espacios que le dan el aspecto de una esponja (Welsch,

2008).

Asimismo, en el tejido óseo se pueden diferenciar cuatro tipos de células: osteoprogenitoras, osteoblastos, osteocitos y osteoclastos.

Cada hueso está formado por: cartílago articular en la parte superior, en el interior hay tejido esponjoso y debajo de él se encuentra la médula ósea. Además, el hueso está protegido por un tejido compacto llamado periostio.

Las funciones de los huesos del cuerpo humano son diversas, principalmente está orientado al sostén y la protección de ciertos órganos que conforman y rodean cavidades tales como: cavidad craneal, cavidad vertebral, cavidad torácica y cavidad pelviana. También es un reservorio de minerales que actúan en el metabolismo óseo y la hematopoyesis, vale decir, formación de células sanguíneas en casi todos los huesos, además sirve de apoyo a los músculos que permite provocar movimientos.

2.2.1. CLASIFICACIÓN DE LOS HUESOS

Según su forma, los huesos se pueden clasificar en (Pontificia Universidad Católica de Chile, s. f.):

HUESOS LARGOS: son de estructura dura y densa, en la cual su longitud es mayor que su anchura y grosor. En este tipo de hueso se distinguen las siguientes partes: diáfisis, epífisis, metáfisis, cartílago articular, periostio, cavidad medular, endostio. Ejemplo: húmero, radio y cubito.

HUESO LARGO

HUESO LARGO Fuente: http://goo.gl/m18dh7  HUESOS CORTOS: tienen forma de cubo, contienen en su mayoría hueso

HUESOS CORTOS: tienen forma de cubo, contienen en su mayoría hueso esponjoso y están localizados en las manos y en los pies. La superficie exterior de estos huesos está formada por una delgada capa ósea compacta.

HUESOS IRREGULARES: se denominan así porque no se pueden clasificar en ningún otro tipo, siendo los más representativos las vértebras y huesos neumáticos (estos últimos son aquellos que están llenos de aire, por ejemplo: huesos de la cara).

HUESOS PLANOS: tipo de hueso donde predomina la longitud y el ancho sobre su espesor, están formado por tejido laminar compacto, estos huesos son los del cráneo y caja torácica.

2.3. DIVISIÓN DEL SISTEMA ÓSEO

Para fines de aprendizaje de este curso, se dividirá el cuerpo humano en: huesos de la cabeza, huesos del tronco y huesos de la columna vertebral y huesos de las extremidades. A continuación se revisarán cada uno de ellos.

2.3.1. HUESOS DE LA CABEZA

Este sector del esqueleto se divide en dos partes: posterior o cráneo (caja ósea que contiene el cerebro), anterior o cara (aloja los órganos de los sentidos).

El cráneo tiene 8 huesos planos muy resistentes: un frontal, dos parietales, dos temporales, un occipital, un etmoides y un esfenoides (Gutiérrez, 2004).

La cara consta de 14 huesos (dos maxilares superiores, dos malares, dos nasales, dos lagrimales, dos palatinos, dos cornetes inferiores, un vómer y el maxilar inferior o mandíbula), los que se unen entre sí por articulaciones que no les permiten movimiento, a excepción del maxilar inferior que se articula con el temporal que sí posee movilidad (Gutiérrez, 2004).

HUESOS DE LA CABEZA

sí posee movilidad (Gutiérrez, 2004). HUESOS DE LA CABEZA Fuente:

HUESOS DEL CRÁNEO

HUESO FRONTAL: ubicado en la parte anterior del cráneo, formando la frente. Se distinguen dos porciones: una vertical (parte anterior a la bóveda craneal) y otra horizontal (que conforma el techo de las cavidades orbitarias. Se distinguen también los senos frontales que son dos cavidades ubicadas en la parte inferior y media de la porción vertical, que se conecta con las fosas nasales.

HUESO PARIETAL: es un par que está ubicado en la parte lateral y superior del cráneo.

HUESO OCCIPITAL: está situado en la parte posterior e inferior del cráneo. Tiene el agujero occipital, cuya función es comunicar el cráneo con la médula espinal de la columna vertebral y vías nerviosas.

HUESO ETMOIDES: es un hueso pequeño que forma buena parte de las fosas nasales y de las órbitas. En él se localizan los senos o celdillas etmoidales. Se articula con los huesos frontales, esfenoides, maxilares superiores, palatinos, unguis y vómer (Gutiérrez, 2004).

HUESO ESFENOIDES: es un hueso irregular, ubicado en la parte media e inferior de la base del cráneo. El esfenoides une a casi todos los huesos del cráneo y algunos de la cara.

HUESO TEMPORAL: está en la parte inferior y media del cráneo, posee dos caras una interna (endocraneal) y otra externa (exocraneal). En la parte interna presenta eminencias, depresiones y surcos por donde circulan senos vasculares y en la cara externa presenta tres porciones: la escamosa, la petrosa y la mastoidea.

HUESOS DE LA CARA

MAXILAR SUPERIOR: son dos, corresponden a huesos planos. La parte interna da cabida a las fosas nasales, en la parte inferior están los alveolos dentarios y espesor está ocupado por el seno maxilar que lo conecta con la fosa nasal correspondientes.

MALAR: corresponde a un par de huesos planos, que forma la parte externa de la órbita.

LAGRIMAL: también es un hueso plano y se presenta en par. Forma la parte anterior e interna de la órbita.

PALATINO: se presenta en par y es plano. Ambos huesos forman el sector de las fosas nasales, del paladar óseo y de la órbita.

CORNETES INFERIORES: son dos huesos planos y constituyen el tercero de los cornetes de las fosas nasales.

VÓMER: también es un hueso plano. Se presenta en par y constituye la parte posterior e inferior del tabique que separa las fosas nasales. “Se articula hacia arriba con el etmoides y el esfenoides y hacia abajo con la porción horizontal del maxilar superior y del palatino” (Gutiérrez, 2004).

MAXILAR INFERIOR O MANDÍBULA: es un solo hueso que tiene un importante desempeño en la masticación. En el borde superior se ubican los alvéolos, donde se sitúan los dientes.

2.3.2. HUESOS DEL TRONCO

El tórax está ubicado en la parte superior del tronco, en lo que se denomina caja torácica, cuya forma está dada por las costillas (conformada por 24 huesos largos y estrechos que se unen en la parte posterior de la columna vertebral y anterior en el esternón). La función de estos huesos es proteger los pulmones, el corazón y las vísceras.

HUESOS DEL TÓRAX

los pulmones, el corazón y las vísceras. HUESOS DEL TÓRAX Fuente:

A continuación se describen algunos de ellos:

COSTILLAS: se ubican 12 a cada lado del tórax, son planos, tienen la forma de un arco y son articulados por la parte posterior del cuerpo con las vértebras dorsales. Las siete primeras costillas se denominan verdaderas, las tres siguientes son las falsas y las dos últimas se llaman flotantes (Gutiérrez, 2004).

ESTERNÓN: corresponde a un hueso plano, ubicado en la región anterior y superior del tórax. Se distinguen tres porciones: el mango o manubrio, el cuerpo y el apéndice xifoides (Gutiérrez, 2004).

2.3.3.

HUESOS DE LA COLUMNA VERTEBRAL

En su conjunto dan soporte o eje al cuerpo. La columna vertebral es la parte central del esqueleto y está conformada por vértebras. Estas son estructuras óseas superpuestas en forma regular. En su conjunto delimitan en el conducto raquídeo, donde se encuentra la médula espinal.

La columna vertebral está conformada por 33 vértebras, ubicadas de la siguiente manera: 7 cervicales (la primera se denomina atlas y la segunda, axis), 12 dorsales o torácicas, 5 lumbares, 5 sacras, 4 coxígeas.

COLUMNA VERTEBRAL

5 lumbares, 5 sacras, 4 coxígeas. COLUMNA VERTEBRAL Fuente:

Como se puede observar en la imagen, se distinguen 5 regiones en la columna vertebral, estas son:

región cervical (C1 C7), región torácica o dorsal (T1 T12), región lumbar (L1 L5), región sacra (S1 S5), región coxígea (Co1 -Co4, vértebras irregulares).

2.3.4. HUESOS DE LAS EXTREMIDADES

Las extremidades son cuatro: dos superiores y dos inferiores. Las primeras se unen al tórax y las inferiores a la pelvis.

EXTREMIDADES SUPERIORES

En las extremidades superiores se observan las siguientes partes:

HOMBRO: ubicada en la parte superior del tórax, se conforman por dos huesos, la clavícula por delante y la escápula por detrás.

o

Clavícula: es un hueso largo situado horizontalmente en la parte superior del tórax.

o

Omóplato: (o escápula) es un par de huesos planos de forma triangular, ubicado en la parte posterior, lateral y superior del tórax.

BRAZO: está conformado por un hueso largo llamado húmero, en la epífisis inferior se articula en el codo.

ANTEBRAZO: está constituido por dos huesos: el cúbito, hueso largo que se articula con el húmero, y el radio, ubicado por fuera del cúbito, articulándose con el húmero a la altura del codo.

MANO: existe un total de 27 pequeños huesos, agrupados en carpianos, metacarpianos y falanges.

EXTREMIDADES SUPERIORES

, metacarpianos y falanges . EXTREMIDADES SUPERIORES Fuente:

EXTREMIDADES INFERIORES

Al revisar la extremidad inferior se pueden distinguir 4 divisiones, estas son:

PELVIS: se conforma de la unión de los huesos coxales, el sacro y cóccix (o coxis). Una diferenciación de la pelvis es que la masculina es más gruesa que la femenina, que está más inclinada para facilitar el paso del feto en el parto.

MUSLO: está constituido por el fémur, que es un hueso largo, de composición resistente debido a que debe sostener al cuerpo humano.

PIERNA: la constituyen dos huesos largos: la tibia y el peroné que se articulan a nivel de la rodilla, en donde está la rótula, que es un hueso corto que colabora con los movimientos de flexión y extensión de la pierna.

PIE: tiene una serie de 26 huesos, que se distribuyen en tres grupos: tarsos, metatarsos y falanges, los cuales se unen con los huesos del tobillo. También se encuentran en esta zona el calcáneo, que forma el talón y le permite la movilidad y el sostén del cuerpo. Los metatarsianos y las falanges son semejantes a los de la mano, pero no son tan desarrollados debido a que tienen menor movilidad.

HUESOS DEL PIE

debido a que tienen menor movilidad. HUESOS DEL PIE Fuente:

EXTREMIDAD INFERIOR

EXTREMIDAD INFERIOR Fuente: http://www.epifumi.com/imagenesginer/Tema_04_Ilustración_08.png Para poder dar movilidad y

Para poder dar movilidad y funcionamiento al cuerpo se necesita de un conjunto de partes blandas y duras que unen a dos o más huesos próximos, estas son las llamadas articulaciones. Estas permiten la mantención de la continuidad estructural, protección de órganos vitales, adopción de múltiples posiciones y la movilidad del esqueleto.

Las articulaciones están formadas por las siguientes estructuras:

CARTÍLAGO: formado por tejido conectivo, resistente a la fricción y degaste que provocan los movimientos.

MEMBRANA SINOVIAL: tiene la finalidad de secretar líquido que permite la lubricación de la articulación.

LIGAMENTOS: son estructuras de soporte que rodean la articulación, formadas de tejido conectivo duro y elástico, su función es limitar los movimientos.

TENDONES: localizados en ambos lados de la articulación, su composición es de tejido conectivo duro, su finalidad es sujetar los músculos que controlan los movimientos.

BURSAS: bolsas con líquido, localizadas entre los huesos, ligamentos, que ayudan a amortiguar la fricción de la articulación.

LÍQUIDO SINOVIAL: es el líquido secretado por la membrana sinovial de consistencia transparente y pegajosa.

ARTICULACIÓN

de consistencia transparente y pegajosa. ARTICULACIÓN Fuente:

Entre los movimientos articulares se encuentran:

Deslizamiento: implica que una superficie articular corra y ruede sobre otra.

Rotación: permite que el hueso se mueva por traslación o de manera simple.

Oposición: va a permitir que uno de los huesos se pueda colocar en los dos sentidos opuestos adentro-afuera o atrás-adelante.

Circunducción: se define como un movimiento cónico cuyo vértice está formado por las superficies articulares que forma dicha articulación.

3.

PRIMEROS AUXILIOS

Los primeros auxilios pueden ser definidos de la siguiente forma:

() conjunto de acciones simples, directas, otorgadas en el sitio del accidente o incidente

por personas comunes, no técnicos en salud pero con un mínimo de conocimientos. Esta

atención es temporal, rápida y de emergencia debiendo durar solo hasta que la víctima no

presente peligro vital o sea entregada a personal de salud (ACHS, p. 4).

Asimismo, cabe precisar el siguiente concepto:

Trauma: “Es aquella situación en que un individuo, debido a una violencia externa sufre lesiones que pueden comprometer uno o más sistemas orgánicos ocasionándole apremio vital(ACHS, s. f., p. 3).

4. PATOLOGÍAS

ESQUELÉTICO

LABORALES

ASOCIADAS

AL

SISTEMA

Entiéndase el concepto de patología como “el estudio de las enfermedades en su amplio sentido, es decir, como procesos o estados anormales de causas conocidas o desconocidas” (Pontificia Universidad Católica de Chile, s. f.).

Entre las patologías traumáticas asociadas al sistema esquelético se pueden mencionar: las fracturas, las luxaciones y los esguinces.

FRACTURAS: en el manual Ortopedia y traumatología de la Pontificia Universidad Católica de Chile (s. f.), se define este concepto como la pérdida de la continuidad del hueso debido a un violento traumatismo.

Se reconocen habitualmente las fracturas:

a) ABIERTA: se definen como una pérdida de continuidad del hueso que presenta como característica que existe una comunicación del foco de la fractura con el exterior, esto es evidenciado por una herida que en su mayoría permite visualizar la fractura.

b) CERRADA: en este caso la ruptura del hueso no es evidente a simple vista al exterior por lo que no hay comunicación, solo se puede visualizar deformidad y cambio de coloración de la piel, impotencia funcional y dolor.

Sin embargo, su clasificación obedece a distintos criterios (Pontificia Universidad Católica de Chile, s. f.), entre estos criterios uno de los más habituales es el criterio que tiene que ver con la dirección del rasgo:

Transversal

Oblicuo

Espiroídeo

En ala de mariposa

Conminuta

Entre los signos y síntomas más habituales de una fractura se encuentran la impotencia funcional, el dolor y el cambio de coloración de la piel.

En cuanto a las medidas de atención de primeros auxilios, entre ellas se pueden mencionar las siguientes: inmovilización, compresión de la zona afectada en caso de sangramiento. Si se trata de fracturas abiertas solo se debe inmovilizar y no introducir el hueso en el interior, elevar la zona afectada y trasladar a la persona al centro asistencial más cercano para su atención.

ESGUINCES: se definen como una lesión que ocurre a nivel de una articulación, pero que incluye los ligamentos y no los huesos, es decir, no se considera como un tipo de fractura. Sin embargo, se le podría considerar dentro de las afecciones esqueléticas puesto que involucra a una articulación del esqueleto (Pontificia Universidad Católica de Chile, 2011).

Entre las medidas de primeros auxilios a implementar se debe considerar la elevación de la zona afectada, la aplicación de frío local y el reposo (Pontificia Universidad Católica de Chile, 2011).

LUXACIONES: esta afección se da cuando un ligamento se desgarra, provocando el desplazamiento del hueso de su articulación, siendo las articulaciones más frecuentemente afectadas: el hombro, la cadera, la rodilla y el tobillo (Pontificia Universidad Católica de Chile,

2011).

Si bien los cuidados de primeros auxilios que se pueden brindar a la víctima de una luxación son similares a los aplicados en caso de un esguince, cabe destacar que en esta situación es importante que no exista una reducción de la articulación (intento de reacomodar la articulación a su forma original).

4.1. INMOVILIZACIÓN

En general, este tipo de atención de primeros auxilios se hace a través de vendajes que buscan que la zona lesionada no presente movilidad. Son útiles en heridas, hemorragias, fracturas, esguinces, luxaciones, sujeción de apósitos, entablillado y sujeción de las articulaciones.

Los vendajes tienen como objetivo fijar una curación, ajustar tablillas, comprimir y tratar sangramiento y limitar el movimiento de una articulación dañada.

VENDAJES

limitar el movimiento de una articulación dañada. VENDAJES Fuente: http://batallon1.org.ar/auxilios3.htm Reglas

Reglas generales:

Con la venda enrollada se debe proceder a colocar sobre la zona afectada.

Antes de empezar cualquier vendaje se deben dar dos vueltas de seguridad para que no se corra.

Se debe iniciar de la parte distal más alejada del corazón a la más cercana para evitar la acumulación de sangre.

Cuando se va a vendar una articulación para darle soporte, el vendaje se empieza de la parte proximal o más cercana al corazón a la más lejana para evitar que se corra.

Siempre que se vaya a inmovilizar una zona debido a una lesión, se hace incluyendo las articulaciones cercanas para evitar más daño y darle soporte.

De ser posible evitar vendar los dedos de pies y manos.

Vendaje circular o espiral:

Se usa para fijar el extremo inicial y final de una inmovilización o para fijar un apósito o férula.

Se dan dos vueltas de seguridad y se sigue girando el vendaje en la misma dirección hacia la parte superior de la extremidad procurando que las vueltas queden del mismo tamaño.

Vendaje en espiga:

Se utiliza para ejercer presión en un área determinada (cohibir hemorragias).

Se empieza como el vendaje circular, pero en vez de ir hacia arriba todo el tiempo, se va intercalando una vuelta hacia arriba y una hacia abajo, formando una especie de X conforme se avanza, procurando que la línea que forman los cruces quede recta para ejercer presión sobre esta zona.

Se puede utilizar para la inmovilización de brazos y piernas.

Vendaje en ocho:

Se utiliza en las articulaciones, ya que permite tener una cierta movilidad.

Se coloca la articulación ligeramente flexionada. Se dirige la venda de forma alternativa hacia arriba y después hacia abajo, de forma que en la parte posterior de la venta siempre pase y se cruce en el centro de la articulación. Ejemplo: lesión de rodilla, muñeca y codo.

Vendaje para la cabeza o capelina:

Se inicia efectuando dos vueltas de seguridad en sentido horizontal alrededor de la cabeza desde la frente y de ahí debe seguir hacia el mentón y se devuelve a la cara.

Después se dirige la venda por medio de dobleces que cubran toda la bóveda craneal.

Luego que se cubrió la cabeza se dan dos vueltas horizontales para fijar todos los dobleces del vendaje.

Otro tipo de medidas de atención de primeros auxilios es la que tiene relación con el uso de tablillas, para esto se utilizan cartones, frazadas, revistas, maderas entre otros elementos que permitan mantener la inmovilidad de la zona lesionada.

COMENTARIO FINAL

En el contenido de estudio de esta semana se ha revisado parte de la historia e importancia del desarrollo de la anatomía y la fisiología y cómo estas disciplinas han contribuido al conocimiento y comprensión del cuerpo humano. Junto a lo anterior, se estudió uno de los sistemas que conforman el organismo, el sistema óseo, el cual proporciona sostén, posibilita el movimiento y protege las estructuras más delicadas del cuerpo.

En ese mismo recorrido se han estudiado algunas de las patologías que están asociadas al sistema óseo, patologías que no derivan de la sobrecarga laboral, pero que pueden ocurrir como accidentes en el trabajo. Además, se presentaron acciones básicas en la atención de primeros auxilios para situaciones que afecten este sistema.

Para el alumno, resulta primordial comprender el funcionamiento del sistema óseo, ya que en su quehacer laboral seguramente se encontrará con una serie de patologías asociadas a este sistema, por lo que su función estará orientada a la prevención y al tratamiento oportuno, con medidas sencillas, que no empeoren o provoquen cronicidad en la lesión.

REFERENCIAS

Asociación Chilena de Seguridad. (2012). Manual de primeros auxilios. Santiago, Chile: ACHS.

Gutiérrez, G. (2004). Principios de anatomía, fisiología e higiene. Educación para la salud. México:

Limusa.

Jiménez-Castellanos,

J.;

Catalina,

J.

Universidad de Sevilla.

C.

y

Carmona,

A.

(2002).

Anatomía

humana

general.

Mora, O. y Mora, G. (2007). Historia de la fisiología. Tenerife: Fundación Canaria Orotava de

Historia de la Ciencia.

Netter, F. (2011). Atlas de anatomía humana. 5ª edición. España: Elsevier Masson.

Pontificia Universidad Católica de Chile (s. f.). Manual de patología general. Recuperado de:

Pontificia Universidad Católica de Chile. (2011). Manual de primeros auxilios. Recuperado de:

Pontificia Universidad Católica de Chile. (s. f.) Ortopedia y traumatología. Chile: Facultad de

Medicina.

Recuperado

de:

Pontificia Universidad Católica de Chile. (s. f.). Anatomía y embriología general y aplicada. Escuela

 

de

Medicina,

Departamento

de

Anatomía.

Recuperado

de:

Rodríguez, R. (2007). Anatomía elemental. México: Umbral Editorial.

 

Salud

180.

(2010).

Conozca

los

más

diversos

tipos

de

vendajes.

Recuperado

de:

Servicio de Atención Médica de Urgencia. (2004). Manual de atención prehospitalaria. Samu

Metropolitano.

Servicio de Salud Metropolitano del Ambiente. (2001). Apuntes técnicos sobre enfermedades

profesionales.

Subdepartamento

Salud

en

el

Trabajo.

Recuperado

de:

Silverthorn, D. U. (2009). Fisiología humana:

Panamericana.

Un enfoque integrado. Buenos Aires: Médica

Sobotta, M. (2012). Anatomía humana. España: Elsevier.

Welsch, J. (2008). Histología. 2ª edición. Madrid: Editorial Médica Panamericana.

PARA REFERENCIAR ESTE DOCUMENTO, CONSIDERE:

IACC (2014). Historia de la anatomía y la fisiología y el sistema óseo humano. Anatomofisiología

Humana y Primeros Auxilios. Semana 1.