Sei sulla pagina 1di 12
Año 12. Número 10 - Octubre 2014 - Asociación Guyra Paraguay - PARAGUAY El halcón
Año 12. Número 10 - Octubre 2014 - Asociación Guyra Paraguay - PARAGUAY El halcón
Año 12. Número 10 - Octubre 2014 - Asociación Guyra Paraguay - PARAGUAY El halcón

Año 12. Número 10 - Octubre 2014 - Asociación Guyra Paraguay - PARAGUAY

Año 12. Número 10 - Octubre 2014 - Asociación Guyra Paraguay - PARAGUAY El halcón peregrino

El halcón peregrino

(Falco peregrinus)

Año 12. Número 10 - Octubre 2014 - Asociación Guyra Paraguay - PARAGUAY El halcón peregrino
El halcón peregrino (Falco peregrinus ) Texto: Hugo Cabral y Amanda Rolón Foto: Tlindebaum. Flickr
El halcón peregrino (Falco peregrinus ) Texto: Hugo Cabral y Amanda Rolón Foto: Tlindebaum. Flickr

El halcón peregrino

(Falco peregrinus)

Texto: Hugo Cabral y Amanda Rolón Foto: Tlindebaum. Flickr

Texto: Hugo Cabral y Amanda Rolón Foto: Tlindebaum. Flickr Foto: Pierre Ferron Foto: Halcón peregrino anutum.

Foto: Pierre Ferron Foto: Halcón peregrino anutum.

El halcón peregrino, Falco peregrinus o Taguato ro’y, es una rapaz de la familia Falconidae. Se distribuye en todo el mundo; sin embargo, en muchas áreas sus poblacio- nes han disminuido principalmente por el uso de pesti- cidas como el DDT. En Paraguay, el estado de las poblaciones es descono- cido. Se destaca la presencia de dos subespecies que se comparten el año, una después de la otra, según los movimientos migratorios neárticos y australes. De este modo, a mitad del año la subespecie cassini, o halcón peregrino austral, ocupa las regiones más cálidas del Pa- raguay durante el invierno. Luego, durante la primavera paraguaya migra al sur para nidificar, mientras la subes- pecie del hemisferio norte, anutum, conocida también como halcón peregrino americano, arriba para veranear en nuestro territorio. En Paraguay, la especie se distribuye en los Departamen- tos Alto Paraná, Alto Paraguay, Boquerón, Canindeyú, Concepción, Central, Itapuá, Misiones, Presidente Hayes y San Pedro. Además, está asociada a todas las ecorre- giones del país. Es el halcón más grande del Paraguay: los machos pue- den alcanzar unos 37 cm mientras las hembras, siempre más robustas y fuertes, pueden alcanzar unos 42 cm. La cabeza, la espalda y las alas son de color negro o gris azu- loso. El pecho y el abdomen son de color blanco o cre- ma con rayas negras horizontales. La parte inferior de las alas es blanca con manchas oscuras. El pico es de color

Foto: Halcón peregrino cassini. Ignacio Hernández

azul pizarra con la punta negra. El iris del ojo es marrón oscuro. La piel alrededor de los ojos (región periocular), así como la cera (piel desnuda que rodea a los orificios nasales) y las patas, son de color amarillo brillante. Los juveniles tienen el dorso pardo, estriado en coronas con ventral ocráceo o canela con un grueso estriado. De porte bien robusto, tiene un vuelo muy potente y una técnica de caza prodigiosa que le da la fama de ser el ave más rápida del mundo. Es experta en cazar en vuelo con una tremenda velocidad que puede acercar- se a los 300 km por hora. Halconea y se deja caer desde gran altura en un vertiginoso vuelo en picada sobre su presa. Se alimenta principalmente de palomas, si bien caza también otras aves. Por sus capacidades, es un ave muy usada en cetrería. Frecuenta hábitats abiertos y poblados. Por ejemplo, se

la puede hallar en orillas de ríos y costas, o en ciudades

donde las palomas domésticas son una fuente de ali-

mento confiable. Posa en lo alto de los árboles, rocas

o edificios y suele hacer su nido en zonas elevadas, en

donde pone entre 2-3 huevos, los que incuba entre 29 a 33 días, actividad realizada principalmente por la hem- bra. Es común observarlo posado en las antenas de los edificios del centro de Asunción o en las torres de alta tensión en las cercanías de la Costanera en la Bahía de Asunción.

torres de alta tensión en las cercanías de la Costanera en la Bahía de Asunción. Fotos:
torres de alta tensión en las cercanías de la Costanera en la Bahía de Asunción. Fotos:
torres de alta tensión en las cercanías de la Costanera en la Bahía de Asunción. Fotos:

Fotos: Halcón peregrino cassini.

El nido del anó Texto y Fotos: Hugo del Castillo El anó ( Crotophaga ani

El nido del anó

Texto y Fotos: Hugo del Castillo

El anó (Crotophaga ani) es un ave muy conocida de la familia de los cucúes (Cuculidae) que habita campos y espacios abiertos. Construye su propio nido, a dife- rencia de muchas otras especies de su familia que no gozan de buena reputación por ser parásitas de otros nidos. Ellas depositan sus huevos en los nidos de otras aves. Luego, sus huevos eclosionan antes de los de la especie que los hospeda (hospedador y mal conocido como “huésped”), y los pichones desplazan los huevos originales fuera del nido. Los padres postizos no logran descubrir el cambio y alimentan al intruso como si fuera su propia cría, o aún más, porque generalmente es más grande y exige más comida.

El 27 de setiembre, se observaron dos aves que entra- ban y salían del denso follaje de un árbol de mango (Mangifera indica) trayendo comida en el pico. El nido estaba ubicado en la copa de una de las dos plantas ubicadas a pocos metros de un establecimiento rural, una casa habitada sólo intermitentemente, cerca de Loma Grande (Cordillera). Este mango es de una espe- cie introducida muy común, plantada por su sombra perenne y su fruta. En la semana del 13 de octubre, dos pichones caídos fueron repuestos en el nido, ante las protestas de los padres que no querían gente ni siquie- ra bajo del árbol. Pero la sombra del mango es muy de- seada por ser casi del 100% ¡y la hamaca está colgada entre los dos troncos! El 18 de octubre al atardecer, un pichón volantón cayó

casi del 100% ¡y la hamaca está colgada entre los dos troncos! El 18 de octubre
casi del 100% ¡y la hamaca está colgada entre los dos troncos! El 18 de octubre
del nido. Fue atrapado y colocado en lo alto del orato- rio para que pasara

del nido. Fue atrapado y colocado en lo alto del orato- rio para que pasara la noche a salvo de depredadores terrestres. A la mañana siguiente el pichón estaba en lo alto del oratorio, sano y salvo, pero no tardó mucho para tirarse al piso. De ahí, empezó a correr yendo a re- fugiarse en el motor de una camioneta estacionada en

el lugar. No sin esfuerzo, pudo ser ubicado entre los hie- rros grasientos y retirado de su escondite. Fue repuesto en el nido ¡pero volvió a saltar! El nido ya estaba vacío

y desprolijo. A pesar de que los demás pichones ya es-

taban fuera del nido, permanecían en los mangos. Fue imposible precisar su cantidad por lo denso del follaje pero se escuchaban varios llamados. Nuestro pichón fue el más rezagado de la camada: se alejó saltando por el suelo y los padres lo siguieron para alimentarlo, aún llevando el olor humano y la grasa de motor en el plu- maje.

El nido se ubicaba a una altura de unos cinco metros y respondía en todo a lo publicado en la guía “Nidos de Aves del Paraguay”, tamaño y materiales inclusive: era un nido de palitos tapizado con hojas de un diámetro externo de 30 cm y 15 cm de diámetro interno. Sin em- bargo, presentaba una gran diferencia con la ficha del li- bro: no era un nido comunal. Una sola pareja lo atendía, sin dejarlo por mucho, turnándose para traer alimento todo el tiempo. Por tan incansable trabajo, presumible- mente la hembra, estaba ya con la cola bastante des- gastada.

A partir de aquel día, volvió la tranquilidad al sitio y las

plantas de mango quedaron silenciosas.

Ilustración: Argentavis.com

Foto: Argentavis.com
Foto: Argentavis.com
Ilustración: Argentavis.com Foto: Argentavis.com Frutero negro Esperamos pronto una foto de Hugo con toda la
Ilustración: Argentavis.com Foto: Argentavis.com Frutero negro Esperamos pronto una foto de Hugo con toda la

Frutero negro

Esperamos pronto una foto de Hugo con toda la familia Anó reunida!

Cientos de sitios importantes para la naturaleza están en peligro de destrucción Fuente: BirdLife International

Cientos de sitios importantes para la naturaleza están en peligro de destrucción

Fuente: BirdLife International Fotos: IBAs de Paraguay. Banco de Imágenes Guyra Paraguay

Fotos: IBAs de Paraguay. Banco de Imágenes Guyra Paraguay Más de 350 de los sitios más

Más de 350 de los sitios más importantes del planeta para la naturaleza están en peligro de perderse para siempre de acuerdo con un nuevo informe de BirdLife International.

Las Áreas Importantes para las Aves y la Biodiversidad (IBA) son lugares de importancia internacional para la conservación de las aves del mundo y de otra naturale- za asociada, con más de doce mil sitios identificados en todo el mundo. Las IBAs son la red mundial más gran- de y más completa de sitios importantes para la con- servación de la naturaleza. Ahora, 356 de estos sitios, conocidos como ‘IBAs en Peligro’, han sido identificados como en peligro inminente de perderse en 122 países y territorios. Alrededor de la mitad de los sitios están le- galmente protegidos, lo que pone de relieve la impor- tancia de mejorar la eficacia de la gestión de las áreas protegidas. ‘IBAs en Peligro’ofrece un enfoque esencial a los gobier- nos, agencias de desarrollo, convenciones internacio- nales ambientales y de conservación, empresas y la so- ciedad civil en general para tomar medidas que eviten un mayor daño o pérdida de estos sitios de importancia internacional”, dijo Melanie Heath, Directora de BirdLife International de Ciencia, Política e Información. “Tenemos que trabajar juntos colectivamente para mi- tigar estas amenazas, fortalecer la implementación de

leyes nacionales y locales y políticas que garanticen que las salvaguardas ambientales sean implementadas en las primeras etapas de desarrollo, así como el mejora- miento de la gestión de estos sitios”. Ejemplos de ‘IBAs en Peligro’ incluyen los bosques de las tierras bajas de la isla de Santo Tomé - que se ven amenazados por plantaciones a escala industrial, cons- trucción de represas para hidroeléctricas, así como la caza ilegal y el Mar de Tasmania entre Australia y Nueva Zelanda, un área clave para la alimentación de muchas aves marinas y mamíferos marinos amenazadas a nivel mundial. Desgraciadamente, la ingestión de desechos de plástico en este sitio se estima que es mayor que cualquier otra parte del mundo.

El nuevo informe ‘Áreas Importantes para las Aves y la Biodiversidad: una red global para la conservación de la naturaleza y el beneficio de las personas’ fue lanzado en el Congreso Mundial de Parques que se celebra en Sydney, Australia y detalla los aspectos de la labor del programa de IBA en las últimas cuatro décadas. El pro- grama IBA ha demostrado ser extremadamente influ- yente, ayudando a dirigir los esfuerzos de conservación en sitios prioritarios, mediante la estimulación de la de- signación de áreas protegidas y por inspirar enfoques similares para otros grupos taxonómicos. Guyra Paraguay inició el programa IBAs en Paraguay,

con 57 IBAs declaradas, identificadas gracias a numero- sos estudios y viajes de campo, recopilación

con 57 IBAs declaradas, identificadas gracias a numero- sos estudios y viajes de campo, recopilación y análisis de información por parte de la asociación. Nuestro país no se caracteriza por contener mega-diversidad, pero sí, representa un increíble lugar de confluencias eco-regio- nales. Las IBAs están distribuidas en todos los departa- mentos y eco-regiones del país, siendo entonces sitios representativos de la conservación de biodiversidad.

En cuanto a las 5 IBAs de nuestro país que integran la lista mundial de ‘IBAs en Peligro’, se tiene a la Bahía de Asunción, el Cerrado de Laguna Blanca, el Parque Na- cional San Rafael, el Parque Nacional Tinfunqué (Este- ro Patiño) y Paso Curuzú. Las principales amenazas son aquellas provenientes de la presión generada por el avance de la frontera agrícola, la extracción ilegal de re- cursos naturales y la polución. ‘IBAs en Peligro’ se superpone con no menos de 56 hu- medales de importancia internacional. Las principales amenazas a nivel mundial para estos sitios son la ges- tión inadecuada del agua, la recreación y la agricultu- ra. A pesar de sus amenazas, estas áreas proporcionan tratamiento gratuito de las aguas y defensas contra las inundaciones, a la vez que proporcionan medios de vida para las personas que viven a su alrededor. Desde el inicio del programa de IBA a finales de 1970, BirdLife International, a través de sus 120 socios nacio- nales, ha aplicado este enfoque influyente para la con- servación de sitios en prácticamente todos los países y territorios del mundo, tanto en tierra como en el mar. Como tal, además de la contribución directa significati- va del programa de aves y conservación de la biodiver- sidad en general, muchos cientos de áreas protegidas han sido designadas como una consecuencia directa de su reconocimiento como IBA. IBA también ha tenido un considerable y, de hecho, relevante aumento en el de- sarrollo de las respuestas a una serie de problemas am- bientales más amplios, tales como la pérdida de hábitat, la degradación de los ecosistemas, el uso sostenible de los recursos y el cambio climático.

Notas del Editor:

1. BirdLife International es la alianza de conservación de la naturaleza más grande del mundo. Juntos en BirdLife somos más de 120 socios en todo el mundo, uno por país, y en crecimiento, con casi 11 millones de seguido- res, 7,000 grupos de conservación local y 7,400 trabaja- dores.

2. Más información en: www.birdlife.org / www.face- book.com/BirdLifeInternational Más de 12,000 sitios han sido identificados en todo el mundo. Más información en: http://www.birdlife.org/ datazone/site

Más información en: http://www.birdlife.org/ datazone/site Fotos página anterior: Bahía de Asunción, San Rafael,
Más información en: http://www.birdlife.org/ datazone/site Fotos página anterior: Bahía de Asunción, San Rafael,
Más información en: http://www.birdlife.org/ datazone/site Fotos página anterior: Bahía de Asunción, San Rafael,

Fotos página anterior: Bahía de Asunción, San Rafael, Aves Playeras en la Bahía de Asunción. Fotos de esta página: Deforestación en San Rafael, Reserva Laguna Blanca, Campaña de Limpieza de la Bahía de Asunción.

El canto de las aves une a un indígena aché paraguayo y un ornitólogo español

El canto de las aves une a un indígena aché paraguayo y un ornitólogo español

Un indígena aché paraguayo con una memoria prodi- giosa para los sonidos del bosque y un ornitólogo espa- ñol que grabó el canto de las aves presentaron el jueves 23 de octubre, simultáneamente en Asunción y Madrid, el libro nacido de esa relación. “Las aves y el conocimiento tradicional Aché”es el título del libro narrado por Rubén Chachugui, que alcanzó su edad adulta viviendo en el monte y almacenando los cimientos ancestrales de su etnia, que agrupa a unas 2.000 personas repartidas en seis comunidades de Pa- raguay. Chachugui, acompañado de otros miembros de su grupo, fue la principal fuente de los datos que acom- pañan las 59 fichas ilustradas sobre 76 especies de aves que aparecen en el libro. El volumen va más allá de lo meramente biológico e incluye las explicaciones de Chachugui sobre las estra- tegias de caza y sabor de los pájaros, o los usos decora- tivos de sus plumas, explicó el ornitólogo Alberto Ma- droño en su presentación. “Nos han explicado todo lo que sabían para el conoci- miento de la humanidad”, dijo. Chachugui identificó el canto de las aves en las grabaciones recogidas por Ma- droño y fue capaz incluso de distinguir distintas voces según la hora del día o la época del año.

La reserva de Mbaracayú Los pájaros habitan en la Reserva Natural de Mbaraca- yú, unas 280.000 hectáreas de territorio considerado ancestral por los aché, de propiedad de la Fundación Mbaracayú y administrado por la Fundación Moisés Bertoni. La reserva es parte del Bosque Atlántico del Alto Para- guay, donde existen ecosistemas únicos en el mundo y donde a las tres comunidades aché de los alrededores se les permite cazar como lo hacían sus antepasados, sin utilizar armas de fuego.

Para el trabajo, Madroño hizo escuchar a los adultos y ancianos los sonidos grabados para que ellos identifi- caran a los animales con sus nombres en aché, explicó Maite Ramos, de la Fundación Moisés Bertoni. De los 39 adultos que participaron, solo tres lograron más de un 70 % de acierto en las respuestas, destacando entre ellos Chachugui.

Narrador de sonidos y creencias “El resultado es un libro en el cual hay un narrador, que es Rubén (Chachugui), y explica especie por especie sus sonidos, pero también con las creencias a las que les asociaban los aché”, dijo Ramos. Por el libro, finan- ciado por la Agencia Extremeña de Cooperación Inter- nacional al Desarrollo (Aexcid), desfilan aves como el ñandú o avestruz sudamericano, o el águila harpía, la rapaz más poderosa de la región. Todas las especies aparecen en las fichas con sus denominación científica y sus nombres en aché y guaraní, esta última la lengua indígena más hablada en Paraguay, donde es oficial con el español. Según Ramos, el trabajo trasciende lo científico y se erige como una de las escasas muestras escritas en su idioma por los aché y sobre su propia cultura. “Es un libro sobre el conocimiento ancestral aché y uno de los pocos que tratan de su propia cultu- ra. Permitirá que las nuevas generaciones aché que no viven en el bosque conserven la cultura de su pueblo”.

Aislados hasta el siglo XX Los aché no fueron plenamente contactados hasta la primera parte del siglo XX. Refugiados en sus bosques, fueron arrinconados por el avance de los cultivos y expulsados de sus tierras, un proceso que en la déca- da de 1970 adquirió tintes dramáticos. Según los es- tudiosos, la población aché disminuyó en esa década más de un 60 % debido a la ocupación de sus tierras

ancestrales, la falta de atención médica y la venta de sus niños para el trabajo doméstico. En 1973, a los 23 años, el propio Chachugui se vio obligado a abando- nar su tierra y a defenderse de los abusos de los colo- nos. Ahora, a sus 66 años, expresa su esperanza de que el libro sirva para preservar la lengua y cultura achés. “Conozco las historias de antes y a través de ellas, la lengua aché no se extinguirá. Si lo permitimos, no ha- brá forma de saber los nombres de los pájaros”, escribe Chachugui en el prólogo. Del mismo modo, Madroño alertó de que la pérdida del bosque en Paraguay ame- naza la supervivencia de las especies y el hábitat de los pueblos indígenas. La presentación del libro se realizó simultáneamente por videoconferencia entre el Museo de América en Madrid y el Centro Cultural de España Juan de Salazar en Asunción. Alberto Madroño junto a unos amantes de las aves fue quien creó Guyra Paraguay con el apoyo de la Funda- ción Moisés Bertoni, fue además el primer director eje- cutivo que tuvo Guyra Paraguay.

Texto: Reproducción del artículo de EFE verde, publica- do por Marta el 25 octubre, 2014 Asunción. (Fuente: http://www.efeverde.com)

Fotos página anterior: Aves de Mbaracayu, Mariano Chevugi en el lanzamiento del libro, Alberto Madroño.

Fotos página anterior: Aves de Mbaracayu, Mariano Chevugi en el lanzamiento del libro, Alberto Madroño.
Fotos página anterior: Aves de Mbaracayu, Mariano Chevugi en el lanzamiento del libro, Alberto Madroño.
Fotos página anterior: Aves de Mbaracayu, Mariano Chevugi en el lanzamiento del libro, Alberto Madroño.
Fotos página anterior: Aves de Mbaracayu, Mariano Chevugi en el lanzamiento del libro, Alberto Madroño.
Cuando uno llega por las mañanas a nuestras oficinas, siempre te recibe un olorcito a
Cuando uno llega por las mañanas a nuestras oficinas, siempre te recibe un olorcito a
Cuando uno llega por las mañanas a nuestras oficinas, siempre te recibe un olorcito a

Cuando uno llega por las mañanas a nuestras oficinas, siempre te recibe un olorcito a café, un aroma embria- gador, dando fe de su primer nombre árabe (qahwa) que significa vigorizante. Es así cómo comenzamos el día, con una taza café gra-

tificante para dar inicio a las tareas, el que recibimos de las manos de nuestra querida Nuni, compañera del equipo de Guyra Paraguay, quien nos da la bienvenida

y nos recibe con una linda sonrisa y comienza la conver- sa matinal, que consigue generar un ambiente ameno

y que nos hace sentir como en nuestra propia casa. Es

la encargada de que todo este lindo, prolijo y limpio en nuestro alrededor en el trajín de cada día. Ella es una madre abnegada, luchadora y mamá gallina, de sus dos hijos adolescentes varones y de su hermosa hija que recientemente contrajo nupcias dejándola un poco triste pero feliz con el sentimiento del deber cum- plido.

Trabaja con nosotros desde hace casi cuatro años, vino por un reemplazo de otra compañera y mostrando muy rápidamente su entrega, su idoneidad y fuerza para salir adelante, logró quedarse con nosotros como un miem- bro más del equipo, al cual apoya siempre en todo lo que puede, desde las salidas al campo o campañas que se hacen en Asunción, sin contar que a veces hasta nos mima (con algún rico detalle), paño de lágrimas, y hasta nos atiende si estamos un poco enfermos o nos recuer- da si debemos tomar algún medicamento, igual que nuestra madre. Pero lo que no todos saben es que siendo ella oriunda de la ciudad de Itá, se levanta muy tempranito todas las mañanas, a las cuatro de la mañana más precisamente,

María Nunilda Aquino

Texto: Enrique Bragayrac

todas las mañanas, a las cuatro de la mañana más precisamente, María Nunilda Aquino Texto: Enrique
todas las mañanas, a las cuatro de la mañana más precisamente, María Nunilda Aquino Texto: Enrique
y hace un trayecto de dos horas y media a tres horas, para llegar a

y hace un trayecto de dos horas y media a tres horas,

para llegar a las oficinas y tener todo listo para recibir

a los compañeros con su rico café… A diferencia de

muchos otros, rara vez llega tarde y cuando llueve tam- bién viene al trabajo. Lindo ejemplo y modelo a imitar. Todos la conocemos por “Nuni”, y cuando escribía estas líneas tratando de descifrar su nombre, recurrí al “gu-

gleo”, encontrando algo sorprendente que la describía como es, cabezuda responsable, amorosa y chispeante, jovial tipo quinceañera.

Ahora estoy más que seguro de quien tenemos a nues-

tro lado, una guardiana de las aves y del nido donde todos estamos trabajando en defensa de las aves y la biodiversidad de nuestro planeta, acompañados con un rico café o un rico terere bien frio, salidos de esas manos laboriosas que nos brindan satisfacción y aten-

ciones fuera de serie, gracias…

eres lo máximo Nuni.

de esas manos laboriosas que nos brindan satisfacción y aten- ciones fuera de serie, gracias… eres
de esas manos laboriosas que nos brindan satisfacción y aten- ciones fuera de serie, gracias… eres
de esas manos laboriosas que nos brindan satisfacción y aten- ciones fuera de serie, gracias… eres
Diseño y diagramación: Ian White Revisión de Textos: Alberto Yanosky, Rossana Sánchez, Amanda Rolón Recopilación
Diseño y diagramación: Ian White Revisión de Textos: Alberto Yanosky, Rossana Sánchez, Amanda Rolón Recopilación
Diseño y diagramación: Ian White Revisión de Textos: Alberto Yanosky, Rossana Sánchez, Amanda Rolón Recopilación

Diseño y diagramación: Ian White Revisión de Textos: Alberto Yanosky, Rossana Sánchez, Amanda Rolón Recopilación de textos: Amanda Rolón, Yolanda Granada y Rossana Sanchéz

ISSN 2308-7935 El Urutaú Electrónico

Guyra Paraguay Gaetano Martino 215 esq. Tte Ross Asunción - Paraguay (+595921) 229097 www.guyra.org.py

Una publicación de:

215 esq. Tte Ross Asunción - Paraguay (+595921) 229097 www.guyra.org.py Una publicación de: Socio de: Miembro

Socio de:

215 esq. Tte Ross Asunción - Paraguay (+595921) 229097 www.guyra.org.py Una publicación de: Socio de: Miembro

Miembro de:

215 esq. Tte Ross Asunción - Paraguay (+595921) 229097 www.guyra.org.py Una publicación de: Socio de: Miembro
215 esq. Tte Ross Asunción - Paraguay (+595921) 229097 www.guyra.org.py Una publicación de: Socio de: Miembro