Sei sulla pagina 1di 16

La Raza.Orígenes

EL ORIGEN Y LA EVOLUCIÓN DEL PERRO PASTOR DEL CÁUCASO

Creo que para comprender mejor cómo se origina y qué carácter y morfología tiene el Perro Pastor del Cáucaso, es muy importante tener una idea de la geografía que constituye su tierra natal (o la de sus ancestros, diré mejor) y de la tremenda diversidad étnica y actividades de los pueblos a quienes ha servido. Los invito pues, en una suerte de prolegómeno, a recorrer primero la región del Cáucaso y a visitar sus gentes en la época en que nace y se desarrolla esta extraordinaria raza. Después podemos acercarnos con mejores elementos de entendimiento a la vida y variedades de los perros que evolucionaron en esa región y finalmente mirar cómo sobre esa sólida base se ha creado nuestra raza.

El Cáucaso es un ancho istmo entre el Mar Negro y el Mar Caspio, atravesado por una gran cadena de montañas que se elevan hasta una altura mayor a los 5,000 metros sobre el nivel del mar:

El norte es una región de llanuras interminables, conocido como el Norte del Cáucaso o Ciscaucasia, que se funde de manera imperceptible con las estepas del Don (cuarto río más grande de Europa) y del Volga (que como seguramente saben, es el río más grande de Europa; riega las tres cuartas partes de la Rusia europea y desemboca en el Mar Caspio). Esta zona norte comprende en la actualidad siete repúblicas independientes bajo el control de la Federación Rusa que son: Chechenia, Osetia del Norte, Ingusetia, Kabardino-Balkaria, Karacháevo-Cherkesia, Adiguesia y Dagestán.

Hacia el sur, está el Transcáucaso, una zona semi-tropical cruzada por muchas pequeñas cadenas de montañas. Transcáucaso significa más allá del Cáucaso y comprende las actuales repúblicas de Georgia, Armenia y Azerbaiján.

El Cáucaso separa Europa de Asia mediante una gran barrera de hielo, nieve y roca; en ningún otro punto los dos continentes están tan claramente separados:

Sin embargo, histórica y etnográficamente la separación no es tan absoluta como podría pensarse. La barrera, al igual que otras cadenas montañosas, no ha demostrado ser

La Raza.Orígenes

infranqueable y los asiáticos han ingresado a través de ella a Europa desde tiempos inmemoriales así como los europeos han hecho lo propio en Asia por la misma ruta. Al mismo tiempo, algunos elementos occidentales han llegado a la región del Cáucaso por mar o por tierra a través de Asia Menor (hoy Turquía), y los pueblos de Oriente han penetrado desde el norte hacia el sur. Los dos continentes se superponen, por así decirlo, y, como consecuencia de ello, nos encontramos con razas cristianas de origen Indo-Europeo al sur de las montañas y turanios musulmanes en las estepas del norte; pueblos sedentarios y civilizados de Asia; nómadas bárbaros en Europa. Sin embargo, el carácter geográfico de las dos regiones es muy distinto, el Norte del Cáucaso es una continuación de las grandes llanuras de Rusia, mientras que los fértiles valles del Transcáucaso del oeste y los áridos desiertos de las provincias orientales están cargados del Oriente asiático. En el norte los ríos principales son el Terek y el Kuban, mientras que en Transcaucasia los principales ríos que desembocan en el Mar Negro son los Rion e Ingur; y en el Mar Caspio desemboca el Kura, con su afluente el Aras.

Pero sin duda, más interesante que sus características geográficas son los pueblos del Cáucaso. Existe un claro consenso entre los estudiosos, en el sentido que en ninguna otra región en el mundo confluyen tantas razas y lenguas. Por ejemplo, Macedonia tiene siete u ocho nacionalidades, pero es insignificante en comparación con el Cáucaso con sus alrededor de cincuenta. Desde los primeros tiempos esta región ha sido conocida como un lugar de encuentro de muchas razas y muchas lenguas. Estrabón (aquel historiador y geógrafo griego de fines de la era pasada) nos cuenta que había setenta pueblos diferentes en el Cáucaso; y Cayo Plinio Cecilio Segundo (científico, naturalista y escritor mejor conocido como Plinio el Viejo), con mayor exageración, dice que tres centenares de idiomas se hablan en los mercados de Cólquida (país al que la mitología atribuye el Vellocino de oro que Jasón y sus argonautas fueron a buscar, y que se fundó en lo que hoy es Georgia).

¿Pero cómo se pobló el Cáucaso? ¿Cómo es que esta región llega a tener tal variedad étnica/lingüística? Una Visión retrospectiva que nos muestre un escenario que pueda servir de respuesta me obliga a remontarme, aunque sea muy brevemente, a lo que podrían ser los inicios del pacto perpetuo entre el hombre y el perro. Los restos fósiles de perros domesticados más antiguos se han encontrado en cuevas que sirvieron de habitación al hombre; los más antiguos datan de alrededor de 14,000 años, es decir 12,000 años antes de Cristo. No he encontrado una teoría que no pueda considerarse puramente especulativa para explicar la domesticación del perro y probablemente la más imaginativa corresponde a Isaac Asimov, uno de los más reputados y prolíficos historiadores, científicos y escritores del siglo pasado. Según este erudito, el responsable de la domesticación del perro fue nada menos que el niño. El niño, escribe Asimov, puede entablar una relación estrecha con un cachorro abandonado o recogido tras el exterminio de la madre, bien como autodefensa o bien como alimento. Una vez anudado el vínculo, señala, el niño podría oponerse a que el cachorro fuera devorado, y los padres accederían. Pronto, agrega Asimov, se habría puesto de manifiesto que los perros, al ser cazadores y gregarios, aceptaban a un ser humano como jefe de la manada. Así, el perro iría de caza con su dueño, le ayudaría en la persecución y muerte de la presa, y aguardaría a

La Raza.Orígenes

continuación a que el ser humano tomara lo que deseara y quedaría satisfecho compartiendo con él una pequeña parte de lo cobrado. De esta manera Asimov explica cómo el ser humano habría obtenido los servicios de otra especie. Pero sea como fuera, esta relación nunca más se acabaría. Obsérvese que en un principio, la actividad del hombre era depredadora, dependía de la caza para subsistir de manera que el perro contribuía básicamente en esa actividad en la que además tenía experiencia.

Al igual que con el perro, la domesticación se extendió a otros animales. Se señala que alrededor del año 10,000 AC, el hombre que habitaba el Oriente Próximo (que incluye Asia Central y la región del Cáucaso) habría domesticado a las cabras y ovejas para obtener leche, manteca y queso, y también carne y abrigo. Estos animales comían cosas distintas a las que come el hombre así que la relación era perfecta y pronto se desarrollaron los rebaños.

Ahora bien, hace aproximadamente 9,000 años (es decir alrededor de 7,000 años AC), las tierras que bordean el Mediterráneo oriental, el Mar Caspio y el Golfo Pérsico eran las más avanzadas, y sus pobladores aprendieron el arte del cultivo empezando por la cebada. Esto dio origen a la agricultura que se agregó como actividad esencial a la ganadera. Estamos hablando ahora del período Neolítico; y la aparición de la ganadería y de la agricultura es tan importante que muchos la comparan con la Revolución Industrial pues estas nuevas actividades pusieron fin a la actividad de la caza como indispensable para el sustento de la especie humana; por ello se le llama comúnmente Revolución Neolítica [que viene del griego y significa nueva piedra ]). Lo cierto es que el notable incremento en la capacidad de generar alimento mediante la ganadería y la agricultura provocó rápidamente el aumento de la población y exigió una mayor colaboración entre el hombre y su nuevo socio: el perro. Esta mayor colaboración fue requerida tanto por las tribus que se mantuvieron exclusivamente como ganaderas (tribus necesariamente nómades o trashumantes) como por las que se fueron asentando para desarrollar la agricultura, actividad que exige el sedentarismo. Con la nueva noción de propiedad, era indispensable cuidarla de aquellos (hombres y depredadores) que quisieran aprovecharse del esfuerzo ajeno. Pero además, la agricultura trajo consigo la creación de las primeras ciudades (antes de ello los hombres se agrupaban en tribus y clanes que eran agrupaciones de tipo familiar); una demostración de ello es que las primeras ciudades se organizaron cerca de un río, proveedor de agua indispensable para el cultivo. Por ejemplo, hace alrededor de 6,500 años floreció la ciudad llamada Catal Höyük (al sur de Asia Menor en lo que hoy es la región de Anatolia) cercana al río Carsamba, o Sumeria (primero) y Acadia (más tarde) entre el Tigris y el Éufrates, y luego Egipto al borde del Nilo. El perro, acostumbrado a hacerlo desde sus épocas ancestrales, asumió un nuevo protagonismo en las necesidades humanas: la guarda (y posteriormente la guerra).

Ahora concentrémonos en la región del Cáucaso. Muy próxima a Asia Central (de la cual algunos sostienen que forma parte), ha estado habitada desde hace milenios, como lo

La Raza.Orígenes

demuestra en forma incontestable el hallazgo del "hombre de Dmanisi en el sur de Georgia (descubrimiento que se produjo en el año 2,000 y que ha dado mucho que pensar sobre el origen del Hombre). La primera cultura neolítica de la zona de la que los conocedores dan cuenta, es la de Shulaveri-Shomu en el sur del Cáucaso en los años 6,000 a 4,000 AC, que puede considerarse como neolítica tardía; seguida por la cultura de Kura-Araxes entre el 4,000 y el 2,200 AC, y por la de Trialeti del 2,200 al 1,500 AC. Entre tanto, al norte del Cáucaso se desarrolla, hacia los años 3,500 2,500 AC, la cultura de Maykop en la península de Tamán y Majachkalá con "tumbas de príncipes" conteniendo cerámica, objetos de bronce y joyas. Aquellas culturas no estaban aisladas pues existía un comercio de objetos que llevaban el estaño del Cáucaso hasta la Troya II hacia el 2,300 AC, la obsidiana al sur del Cáucaso hasta Fars (Persia)hacia el 2,000 AC, o el bronce arsenicado de la cultura Kura-Araxes hasta Canaan (más ampliamente conocida como Fenicia).

Se piensa que una sequía a finales del segundo milenio AC e inicios del primero impulsó la expansión de los indoeuropeos por las regiones situadas al norte y al sur del Cáucaso y la aparición en el Cáucaso de pueblos que dieron lugar a la cultura de Koban (en el centro y en el norte del Cáucaso) y Metsamor (en Armenia).

Hacia el 1,200 AC las invasiones de los frigios (pueblo en donde se supone vivió el Rey Midas según la leyenda griega) destruyen el reino hitita de Asia Menor (después de más de un siglo y medio de poder) propiciando la difusión de la siderurgia, que los hititas conocían y que llega a la Iberia caucásica a comienzos del primer milenio AC. Los hititas, en efecto, antes de perderse en la historia como consecuencia de esta invasión frigia, dieron a conocer el metal del hierro que superaba en eficiencia al bronce, hasta entonces conocido; aunque la edad de hierro ha de tardar hasta los siglos VII a V AC en difundirse por el norte del Cáucaso. A comienzos del primer milenio AC se desarrolla la cultura de Cólquida, urbana y con dominio en la fundición de metales; se forma un estado que se extiende hacia el sur absorbiendo parcialmente hacia el 750 AC a Diaokhi (hacia los ríos Çoruh y alto Eufrates). En su expansión choca con otro reino, Urartu, que desde la alta Mesopotamia se expande en el siglo VII AC hacia el Cáucaso fundando ciudades como Erebuni (la actual Ereván).

Entre tanto más al norte del Cáucaso, unos iranios nómadas, los escitas, derrotan a los cimerios obligándolos a atravesar el Cáucaso hacia Asia Menor alrededor del 750 al 740 AC. Cólquida y Urartu tienen que hacer frente a los cimerios y a los escitas que van tras ellos; el resultado es la desintegración de Cólquida hacia el año 725 AC.

Ciáxares rey de los medos expulsa a escitas y cimerios, conquista Urartu en 610 AC (con su parte del Cáucaso) así como otros países del sur del Cáucaso. Con todos estos movimientos

La Raza.Orígenes

de pueblos se cree que se establecen los armenios en la actual Armenia y zonas vecinas. En las llanuras del norte del Cáucaso, sur de Rusia y Ucrania dominan los escitas reales, jinetes nómadas iranios que dominan a los agricultores y que en los siglos VII-VI AC tienen su centro en la región del Kuban.

Con estos escitas comercian los griegos jonios. En el siglo VI AC los escitas son empujados por los sármatas (iranios del Asia Central), una de cuyas tribus, los alanos (que más tarde invadirían España allá por el siglo IV DC con sus grandes perros alanos), se establece hacia el Kuban. Cerca, entre la península de Taman y Gelendzhik, nace a fines del siglo VI AC el Estado de Sindika con capital en Sinda (Anapa). En los años 334 al 327 AC Alejandro Magno conquista el imperio persa, pero el general Atropates tras luchar contra Alejandro al mando de albaneses y sacasenios (de la región de Gandja) se alía con él obteniendo la región que se llamó Atropatene (Azerbaiyán). Muerto Alejandro Magno su imperio se deshace y en Iberia el gobernador puesto por Alejandro Magno es expulsado por los habitantes dirigidos por Farnavace en el año 320 AC; en Armenia su sátrapa se independiza del sucesor de Alejandro, Seleuco (que formará el Imperio Seléucida). Además hay un reino de Albania en la actual república de Azerbaiyán y otro en Cólquida. El reino seléucida trata de hacerse con el antiguo imperio persa pero en las regiones del sur del Cáucaso sólo lo consigue a medias. Antíoco III el Grande conquista Armenia, pero tras ser derrotado por los romanos, uno de sus generales, Artaxes, se hace independiente aunque reconociendo la superioridad seléucida.

Un pueblo iranio, los partos, se extiende desde el sureste del Mar Caspio conquistando Irán e Irak (141 AC) a los seléucidas y se impone en el sur del Cáucaso; pero en 87 AC, aprovechando un conflicto sucesorio de los partos, Triganes de Armenia se libra de ellos y amplía sus territorios, mientras los reyes de Atropatene, Albania e Iberia son sus parientes o vasallos. Al oeste el rey Mitridates VI del Ponto (norte de Asia Menor) se hace con Cólquida y el Bósforo Cimerio (Crimea y cercanías), pero entra en conflicto con los romanos con los que sostiene cuatro guerras que termina perdiendo, junto con su aliado Tigranes de Armenia. Los romanos se anexionan el Ponto, colocan un rey vasallo en Cólquida y reducen a Tigranes a Armenia. En adelante hay dos grandes poderes vecinos, romanos y partos, que envuelven en sus luchas a Armenia y a los otros estados del sur del Cáucaso; en ocasiones los alanos del norte cruzan la cordillera y devastan varias zonas.

En el año 113 DC el emperador romano Trajano ataca a los partos, recibe la sumisión de Cólquida, coloca un rey vasallo en Albania, se anexiona Armenia convirtiéndola en provincia romana y conquista Mesopotamia, pero tras su muerte en 117 DC, su sucesor Adriano abandona las conquistas. Hacia el 200 DC los sármatas son desplazados de Ucrania por godos y hérulos (germanos orientales) que atacan por mar las ciudades costeras del Mar Negro, mientras los alanos son parcialmente sometidos hacia el 250 DC por otro pueblo más oriental, los hunos. Al sur, los partos son sustituidos por sus vasallos los sasánidas en el año 227 DC.

La Raza.Orígenes

Los sásanidas conquistan Armenia en el 238 DC, hacen vasalla a Albania en el año 252 DC y colocan una dinastía sasánida en Iberia hacia el año 265 DC. Pero enfrentados a los romanos ceden a éstos la preponderancia en el sur del Cáucaso.

Como puede observarse de cuanto se narra, el Cáucaso ha estado en el sendero de innumerables migraciones luchas e invasiones de pueblos; pero la naturaleza de la tierra era tal que cada pueblo que pasaba dejaba a algunos de sus miembros atrás, y algunos sobrevivieron sin cambios en los valles aislados y en las fortalezas rocosas. Una vez que una comunidad se establecía ahí era muy difícil para un nuevo invasor expulsarla por completo; una pequeña parte estaba segura de permanecer resistiendo todas las agresiones, hasta que el segundo invasor, a su vez, se vio obligado a defenderse de un tercero y así sucesivamente. Si bien se trata de una región agreste y hasta cierto punto inhóspita, justamente esas características atrajeron a muy disímiles pueblos expulsados y perseguidos que en la zona encontraron refugio.

Mis amigos foreros, no se requiere ser muy perspicaz para percatarse de que la cuestión de variedad racial de los pobladores del Cáucaso y su distribución es un tema muy complicado y oscuro, a la par que poco investigado incluso por los estudiosos. He leído que el tema puede considerarse desde varios puntos de vista. Si lo consideramos únicamente desde el punto de vista científico, habría que dividirlas en razas blancas y amarillas o razas Mongol. Por su parte las blancas se subdividen en indoeuropeas, semitas, y los blancos puros; y los mongoles en los pueblos turcos y mongoles puros. Esto es, por supuesto, sólo un método, mientras que otros podrán adoptar un sistema diferente pero igualmente científico. Pero desde un punto de vista político las divisiones de este tipo suelen ser confusas y complicadas, ya que aquí vemos rusos, armenios, kurdos, persas y tatis catalogarse como indoeuropeos; georgianos, lezguianos y abjasios como caucasianos puros; y turcos y tártaros como una línea independiente. Desde un punto de vista político los tártaros y tatis deberían agruparse, porque, aunque de origen racial muy diferente, ambos son musulmanes chiítas y prácticamente de una misma nacionalidad. También los rusos y armenios, aunque ambos clasificados como Indo-europeos, están muy alejados por consideraciones políticas. Además, algunos fragmentos aislados de pueblos, tal vez no más de algunos miles de hombres, pueden tener una gran importancia y, sin embargo políticamente son una cantidad insignificante. Por ejemplo, los osetas, que habitan la parte occidental de la región del Cáucaso Central, ofrecen muchos problemas interesantes para el etnógrafo y el filólogo, pero nunca han pasado a primer plano en la historia política reciente. En Daguestán la población se divide en varias diferentes razas e innumerables tribus, muchas de ellas aún sin clasificar y de origen desconocido. Con estos mapas étnicos y étnicolingüistas no podemos dar cuenta de la complejidad de las etnias y de las lenguas que concentra el Cáucaso:

Este breve excursus que me he permitido hacer, a riesgo de aburrirlos, me permite plantear

La Raza.Orígenes

como primer punto de partida la inevitable variedad de tipos de perros según la variada geografía y etnica que desde la prehistoria fue poblando paulatinamente el Cáucaso. Si el perro doméstico está tan estrechamente vinculado al hombre, su quehacer y sus costumbres ¿es que alguien puede dudar que en una región de geografía y topografía tan disímil tengamos más de un tipo de perro uniforme? La respuesta positiva es absurda. En la región del Cáucaso probablemente no haya habido tantos tipos de perros como etnias y lenguas confluyeron pero nadie puede atreverse a señalar con énfasis que el perro conocido hoy como Pastor del Cáucaso es el mismo perro uniforme que pobló toda esta región desde hace algunos milenios.

Distintos tipos de perros fueron siendo criados a lo largo de los siglos mediante simple selección natural pero también con intervención del hombre, con un único fenómeno común a

todos los tipos, la necesaria función de protección de la casa y del ganado contra los grandes depredadores y ladrones de ganado que es lo que da sentido y justifica la existencia del Perro Pastor del Cáucaso y lo convierte por ello en un guardián sobresaliente al que nadie le enseñó

a hacer lo que sabe; lo aprendió solo y lo perfeccionó con el transcurso de milenios (no de

centurias) para ganarse así la confianza de su amo, convertirse en un socio indispensable y ganarse el alimento cotidiano. Ciertamente estos tipos de perros son muy cercanos entre sí toda vez que cumplen la misma función; y como la función hace al órgano, sus características

físicas y psicológicas se van moldeando en forma muy parecida. Diferentes geografías, alturas

y tal vez costumbres pueden establecer algunas diferencias menores.

Tratemos, en efecto, de imaginar la vida en las montañas de hace más de 2,000 años atrás y a su evolución paulatina; nos daremos cuenta de lo que significa el ganado para la subsistencia de la familia, de las comunidades y luego de las ciudades mismas. Las viviendas, de piedra primero, de madera u otro material rudimentario más tarde, apenas puede proteger a la familia de animales salvajes y del viento y lluvias. Para soportar el frío, vestirse y alimentarse, el ganado es vital y hay que protegerlo con la vida individual, si es necesario, en beneficio de la colectividad. De pronto tanto sacrificio no es necesario, nuestro nuevo y perpetuo aliado lo hará por nosotros sin pensarlo dos veces. Por eso, el requisito más importante que exigir a los aborígenes caninos del Cáucaso fue su capacidad para proteger a las ovejas de los depredadores y ladrones. En el Cáucaso desde tiempos antiguos y hasta la actualidad, las ovejas y los perros pasan parte del año en las faldas de las cordilleras plenas de pasturas gigantescas que la primavera y el otoño permitieron crecer, y luego en el invierno no hay mucha nieve de manera que el clima no impide que las ovejas encuentren los restos de la hierba. En invierno, la parte media y más alta de la cordillera se cubre de nieve, la comida escasea y los depredadores bajan a buscarla. Estos depredadores son los osos, coyotes, e incluso gatos salvajes pero principalmente los lobos.

No es inoportuno recordar, que los lobos europeos y los oriundos del Cáucaso en particular no

La Raza.Orígenes

son las más grandes y fuertes de la especie. Se trata más bien de lobos medianos más parecidos a chacales o coyotes grandes. Para poder hacer una comparación, aquí pongo algunas fotos de Lobos Grises o Mackenzie, los más grandes y fuertes de la especie.

No es por casualidad pues, que los pueblos del Cáucaso hayan llamado a sus perros Volkodav (u otro vocablo que evoque la misma idea según el lenguaje de que se trate) que significa literalmente matador de lobos, para aludir a la tarea más importante y por la que estos perros son altamente considerados. Es obvio, que la selección de los perros se ha basado a lo largo de los tiempos estrictamente en las cualidades de trabajo pues los riesgos de tener y alimentar un perro inútil son demasiado altos. Por ende, desde tiempos inmemoriales los pastores abandonan sin piedad a todos los perros que muestran cobardía o agresividad hacia el amo, o que son físicamente débiles, dejando el lugar para los más fuertes. De esta manera, durante siglos los pastores han ido eligiendo a los animales más fuertes e idóneos, más inteligentes, capaces de comprender una situación y de tomar decisiones independientemente en atención a cómo ella se presenta. En efecto, el pastor no siempre está presente en todo el territorio de pastoreo. Incluso, las distancias y la bulla de las ovejas no permiten que siempre el pastor pueda dar órdenes a sus guardianes en caso de peligro, por lo tanto los perros tienen que estar acostumbrados a trabajar de forma independiente.

Esto también moldea la sicología de los perros con el transcurso de los siglos. Por eso el Pastor del Cáucaso (al igual que el Pastor de Asia Central, el Kangal, etc.) no es un perro proclive al entrenamiento, es un perro de mente independiente al que le ha costado muchos siglos ser capaz de tomar sus propias decisiones. Algunos confunden esta gran cualidad con poca inteligencia o torpeza; ignorantes en la materia creen que todos los peros son Pastores Alemanes o Malinois; grandes razas que no sobrevivirían un solo día en el Cáucaso. Lo cierto es que una selección secular tan rigurosa ha dado lugar a perros de diversos tipos o variedades pero todos con una misma función y una capacidad formidable. Quien se enfrenta a un Pastor del Cáucaso se enfrenta a siglos de perfeccionamiento y madurez; mucho más de lo que se puede decir de muchas razas.

Qué ha resultado de esta extraordinaria selección. Desde el punto de vista estructural son perros de cabeza grande y masiva con una potente mandíbula; el Volkodav es capaz de sujetar y destruir a un depredador. Cuerpo fuerte y musculoso, con una anatomía impecable y con extremidades y articulaciones fuertes, que le proporcionan una capacidad de correr rápidamente largas distancias por los senderos montañosos. El pecho es profundo y amplio, signo de una respiración de buen volumen. Su manto de abundante pelo corto no se moja, lo que le permite dormir a la intemperie. La inmensa mayoría de los perros pastores aborígenes del Cáucaso tienen un rico y muy denso entrepelo (mas no pelo largo) que prácticamente no cambia la apariencia del perro en función de la estación del año de que se trate. El problema del pelo largo dadas las condiciones de un clima como el de la región del Cáucaso, es que

La Raza.Orígenes

puede mojarse con facilidad y luego congelarse con las bajísimas temperaturas que enfrían las noches invernales. Por lo tanto, a los pastores no les agradan los perros de pelo muy largo porque son menos aptos para la supervivencia en ese clima inclemente. Por su parte, el carácter de estos perros incluye las mejores cualidades: valor y arrojo a toda prueba; duro temperamento (fortaleza mental o nervios sólidos podría decirse también) pero con una completa sumisión, fidelidad y amor al propietario y su hogar; independencia, nobleza e inteligencia natural son también importantes características que el tiempo, la función y las circunstancias han forjado en este animal extraordinario.

La dieta de estos canes durante siglos ha sido la misma, queso de oveja, pan pita de trigo, y sólo de vez en cuando, carne. A pesar de ello, el animal es robusto y rústico, proporcionalmente ligero, para nada pesado. Su tamaño no es tan grande justamente porque el alimento no es abundante y esto ha condicionado su tamaño. Por ello es que durante siglos, sólo los animales físicamente sanos y más fuertes han ido sobreviviendo. La selección de los perros se inicia apenas están en aptitud de caminar pues los pastores recorren grandes distancias con el ganado y los perros deben seguirlos siempre. Observemos como en el caso de esta foto, los pastores se detienen en el camino y la perra aprovecha para amamantar a sus cachorros porque enseguida deberán seguir la marcha:.

La interrelación de los perros y el hombre se basa en la confianza especial, el respeto y el amor. El hombre como principal líder de la manada tiene la sensación de seguridad y tranquilidad, pero a cambio se preocupa por los perros, comparte su comida y cura sus heridas.

Una de las claras ventajas de los perros aborígenes del Cáucaso está en sus movimientos:

rápidos, ágiles, elásticos, con un estupendo equilibrio. Es necesario puntualizar una diferencia en la estructura anatómica de los perros de las montañas y llanuras. El pastoreo del ganado es en las montañas, donde los pastizales son más bien cortos y el agua es abundante (en verano los glaciares se derriten) formaron el tipo de perro de constitución robusta, de esqueleto masivo, la cabeza grande y el manto abundante. El cuerpo de este perro es corto y compacto. Los perros de las montañas a menudo están saltando a través de obstáculos, corriendo cuesta arriba en las colinas, lo que es posible sólo con un cuerpo corto y fuertes patas traseras. Los perros de las llanuras todos los días deben recorrer grandes distancias, se mueven con el ganado en busca de alimento y agua. Estos perros tienen formato más alargado y pelo más corto. Se mueven básicamente al trote, ahorrando energía, pero lo suficientemente rápido como para mantener el grupo.

Dentro de las diversas variedades que hay en el Cáucaso y que han adoptado a la creación del actual Perro Pastor del Cáucaso, hay tres que corresponden a tres regiones que claramente

La Raza.Orígenes

sobresalen con relación al resto, a saber:

No son pocos los que reclaman para cierta variedad de perro aborigen del Cáucaso ser el antecesor de todos las demás variedades de la región. Una de las reivindicaciones más autorizadas es la que corre por cuenta del perro nativo de Armenia, denominado Gampr con el agregado que en este caso se sostiene que la influencia va más allá de la región caucásica propiamente dicha. Según las autoridades pertinentes armenias, que han efectuado estudios profundos incluso arqueológicos para acopiar información histórica del origen del Gampr y abierto un registro oficial para rescatar el origen armenio del llamado Perro Pastor del Cáucaso, sostienen que es aquella raza la originaria, y la que, además, ha servido a los ex - soviéticas como base esencial para crear el hoy conocidoPerro Pastor del Cáucaso, apropiándose así de la raza. Tal apropiación ciertamente no ha ocurrido toda vez que el Gampr es un perro que puede considerarse diferente del actual Pastor del Cáucaso; pero sí resulta más que verosímil que constituye una de las bases de la raza rusa, cuya difusión terminó por eclipsar a sus todas sus predecesoras y por soslayar su importancia.

Ya he mencionado un poco más atrás cómo los pastores han sido parte del paisaje del Cáucaso durante miles de años. Según los armenios, su perro nativo ha sido registrado como el Pastor del Caucáso, que es un término ruso. Sostienen que también Turquía ha registrado tres razas que se originan en Armenia, el Kangal, el Kars y el Akbash. Consecuentemente, los clubes caninos de Armenia están luchando vivamente para dar al Gampr el espacio que se merece y registrarlo como una raza autóctona de Armenia independiente de las demás. Según ciertos planteamientos, los perros de pastor de Armenia se originaron hace 15.000 años, cuando los antiguos habitantes de la meseta de Armenia (que incluye la región de Anatolia, hoy en Turquía) comenzaron la domesticación del ganado bovino, ovino y caprino lo cual no coincide del todo con las fechas que proporcionan los historiadores y arqueólogos cuya información debe considerarse en mi concepto más fidedigna. Pero la antigüedad del Gampr no puede ponerse en duda. Incluso las leyendas transmitidas oralmente de generación en generación reconocen la existencia e importancia del perro pastor de Armenia de antigüedad milenaria. Así, se atribuye poderes místicos a una raza, recibidos cuando un dios adoptó la forma de un perro llamado Aralez, para revivir a un héroe guerrero caído en la lucha. Aralez pues era un antiguo dios armenio con poderes para revivir a los muertos.

De constitución ciertamente robusta, los perros pastores armenios se encuentran en las zonas rurales montañosas. El Gobierno de Armenia está en la etapa de registro del estándar y todo el soporte del Gampr (conocido también por muchos custodios de las tradiciones como Aralez en virtud de la referida leyenda), lo cual resulta indispensable para evitar reclamaciones erróneas por parte de Turquía y Rusia, en el sentido que esta raza, oriunda de Armenia, es de algún modo la suya (turca o rusa). Como todos sabemos, para que el estándar para ser reconocido en los círculos de reproducción internacional, este registro es vital.

La Raza.Orígenes

Los orígenes del Gampr están en la gran meseta Armenia, pero hay que tomar con reserva, al menos mientras no haya una clara evidencia, las versiones según las cuales la agricultura y la ganadería en Armenia se remonta a 25.000 años AC, aproximadamente 9.000 años antes de que ello ocurriera en otras zonas del Cercano Oriente. Esto no me parece suficientemente fidedigno toda vez que no se condice con las fechas y períodos que la historia unánimemente admite, tal como lo he explicado en la introducción de este post. La revolución neolítica se sitúa alrededor del año 14,000 AC.

No creo que se sepa con certeza la época exacta en que se domesticó al Gampr, pues las fuentes antiguas no son muy claras con respecto a esta cuenta, y a menudo objeto de vivas disputas para demostrar un punto académico. Yo personalmente creo (desde luego con poca información y de segunda o acaso de tercera y cuarta mano) que el Gampr no fue domesticado; así se formó a partir de otros perros más antiguos. Si bien hay una gran diversidad entre las especies nativas, nadie parece sostener con evidencias irrefutables que el prototipo del Gampr moderno se haya formado antes del año mil AC.

De los cientos de petroglifos encontrados en Ughtasar y en la Cordillera Geghama, hasta un 20% de los perros en ellos tallados se asemejan al Gampr moderno, mientras que otros muestran una notable diversidad de perros que ya no existen. Por otra parte, en una excavación realizada en 1954 cerca del lago Sevan, se encontró el esqueleto de un perro bien conservado en una de las tumbas, que data de alrededor del año 1,000 AC. Al comparar el cráneo con la cabeza de un Gampr moderno y de otros caninos se concluyó que era un representante típico de la raza, aunque hay algunas diferencias marcadas de tipo moderno, como la cabeza-cara más larga, el cráneo más estrecho y los dientes más fuertes. Se concluyó entonces que aunque el proceso de selección y mejora de los últimos 3000 años afectó a los perros en general en apariencia y tamaño, el Gampr se formó como una raza en el primer milenio antes de Cristo. Como resultado de estos hallazgos ahora se cree que la selección natural y la cría durante milenios han construido al Gampr moderno, una raza que muestra rasgos de los tipos de perro más antiguos representados en los relieves, manteniendo su propia fisiología. Según estas tesis, no obstante que otros reclaman que el perro de tipo moloso se originó fuera de la meseta de Armenia, y que fue introducido de alguna manera por de zonas lejanas como el Tibet (tesis cada vez menos acreditada desde que gana espacio aquella que sostiene que el origen de los molosos se encuentra en Asia Central), es una especie aborigen de la meseta de Armenia que se registra ya varios milenios antes de Cristo.

En su momento, la invasión otomana de Armenia en el siglo IX DC, y sobre todo su conquista en el siglo XIII - XIV, permitió que el Gampr fuera conocido y muy pronto apreciado por los invasores otomanos, como resulta evidente de las numerosas referencias históricas a él como

La Raza.Orígenes

botín de guerra o tributo de los armenios a los conquistadores turcos. Algo parecido ocurre después de la revolución rusa provocando más confusión sobre el origen del Gampr cuando las autoridades soviéticas establecieron centros de cría en San Petesburgo (Leningrado), Moscú, Ucrania y Georgia, experimentando con las razas aborígenes de los territorios invadidos, incluyendo Armenia y su Gampr. Tuvieron éxito en la creación de nuevas mezclas, pero en lugar de nombrar a las razas antecesoras por separado, las razas puras y las nuevas mezclas de ambos fueron llamadas en conjunto y con expresión rusa "Kavkazskaya Ovcharka" (Perro Pastor del Cáucaso). En defensa, los soviéticos dijeron que los perros aborígenes tenían distintos nombres según los diferentes países del Cáucaso, por lo que era mejor unificarlos con un solo nombre. De este modo se ocultó al Gampr como raza de origen y a Armenia como la tierra de origen.

El Nagazi Tusheti

También como en el caso del Gampr por los armenios, el Nagazi es considerado por los Georgianos como el real Pastor del Cáucaso, o al menos su progenitor. El Nagazi es una antigua raza de trabajo de Georgia homóloga al Gampr. A pesar de que los mejores representantes del Pastor del Cáucaso se dice que provienen de Georgia, hay una clara diferencia entre ambos (el pastor del Cáucaso y el Nagazi). Esta raza fue una de las que claramente sirve de base para la creación del Kavkaskaya Ovcharka de Rusia después de la II Guerra Mundial, pero se ha mantenido sin cambios en su región de origen y resulta poco conocida fuera de Georgia. El Nagazi está estrechamente relacionado con los perros de Armenia, Azerbaiyán y Turquía, así como con otros tipos nativos de la región del Cáucaso, pero se cree que es una raza totalmente natural y ancestra de muchos otros molosos. Existen variedades locales de la raza en Georgia, pero el de la región de Tusheti se considera como el más representativo. Por eso es que muchas veces se le denomina Nagazi Tusheti. El Pastor del Cáucaso de Georgia está plenamente normalizado y legítimamente reconocido en su tierra natal.

Colaborador robusto y resistente, esta raza también fue empleada como perro de guerra feroz en el pasado, aunque sus principales funciones tradicionalmente han consistido en la protección del ganado y de la propiedad de su amo. El Nagazi de Georgia es un perro fuerte y delgado, con la espalda recta, pecho profundo y cuerpo musculoso. La cabeza es relativamente más pequeña y más estrecha que la del moderno Pastor del Cáucaso y es más lupoide, sin dejar de ser potente y sustanciosa. Las orejas son de inserción alta y han sido tradicionalmente cortadas, mientras que la cola normalmente se deja en su estado natural. En comparación con el Pastor del Cáucaso, desde el punto de vista estético, el Nagazi puede considerarse menos atractivo o impresionante, debido a su conformación más pequeña y ligera. Sin embargo, este es un perro serio y un defensor eficaz frente a los depredadores, valorado por su velocidad, agilidad y sobre todo, su gran coraje e inteligencia. Es un perro

La Raza.Orígenes

intuitivo y dominante, dedicado a su amo y distante con los extraños. Cuando se le deja desde cachorro con las ovejas, genera sólidos vínculos con el rebaño y lo protegerá con su vida. En algunos aspectos, está más cerca del Sarplaninac y del Perro Pastor de Georgia tanto en apariencia como en el temperamento. El menor tamaño se explica, como ya hemos mencionado antes, como resultado de siglos de una dieta pobre. Pero es que con mayor tamaño y peso simplemente no serían tan atléticos y tan magníficamente adaptados para la vida en los climas duros y los terrenos de las montañas de Georgia.

El pelaje es grueso y duro, de longitud media y con buena densidad en la capa base es decir lo que se llama el entrepelo. Los casos de pelo corto también son comunes, mientras que los perros con pelo muy largo no son preferidos por los entusiastas de la raza. La coloración más valorada es el blanco, pero también hay otras tonalidades y mezclas de colores como el marfil, el beige, el marrón, el rojo, el gris y otros diversos.

Perro Pastor de Georgia o Kartuli Nagazi (North Caucasian Volkodav)

Contrariamente a lo que muchos piensan y a las afirmaciones que se encuentran con frecuencia en foros y en Internet, esta antigua raza no es el resultado del cruce entre el Pastor de Asia Central y el Perro Pastor del Cáucaso actual. Tampoco es simplemente una variante de pelo corto del Pastor del Cáucaso de hoy, es una raza aborigen del Norte del Cáucaso, como su nombre lo señala, y por tanto mucho más antigua que aquélla. Más bien está estrechamente emparentada con la Gampr de Armenia y con el Nagazi de Georgia y es considerado (al igual que sus otros dos primos) por algunas autoridades como el verdadero mastín aborigen del Cáucaso, a diferencia del Pastor del Cáucaso; pero ya sabemos que no hay un aborigen del Cáucaso sino varios; y éste entre ellos. Más bien estos aborígenes son los que han servido en mayor o menor medida como base de creación del actual Pastor del Cáucaso, creado por los soviéticos.

El denominador común de todas estas variedades de perros es su función e instinto guardián del ganado. El Perro Pastor de Georgia no es la excepción; al contario es un trabajador muy fuerte, rústico y resistente. Se dice que es extremadamente agresivo con perros extraños en atención a su instinto de protección frente a las alimañas que atacan al ganado y por los test de temperamento (que consisten básicamente en combates con otros perros) a los que son sometidos desde hace siglos. Es en efecto, tradicionalmente empleado como un perro de lucha, en la búsqueda de mantener su fortaleza, su espíritu de lucha y su instinto protector frente a los depredadores. Se ha mantenido así, por tanto, un perro que es considerado como un luchador sobresaliente, que no tolerará ningún intruso, especialmente después del anochecer. Según he leído, las líneas más respetadas y consideradas por algunos como los

La Raza.Orígenes

perros más famosos de la raza se encuentran en la pequeña ciudad de Piatigorsk.

El Perro Pastor de Georgia es un muy ágil y rápido, gran corredor, con una excelente capacidad para saltar y una resistencia impresionante. Tiene pecho ancho al igual que la cabeza, con un hocico relativamente corto y dientes grandes. En comparación con Pastor del Cáucaso es generalmente un perro más pequeño, pero notablemente más atlético. El cuerpo es fornido, con un cuello ligeramente corto y la espalda recta. El pelo es moderadamente corto, con una capa dura que algunos llaman "pelo de lobo" y una densa capa de entrepelo base totalmente resistente a la intemperie.

El color del manto tiene una amplia gama: blanco, beige, gris y marrón son muy comunes, pero también hay unos moteados, blanco con manchas más oscuras y de varias otras tonalidades. Aquí dejo el nexo para la página de la autoridad canina de Georgia, vinculada a la FCI, en dónde se incluye información del Perro Pastor de Georgia:

El Perro Pastor del Cáucaso

Hace más de 250 años, de la mano Catalina II (más conocida como Catalina la Grande, noble de origen Alemán cuyo nombre de antes de casarse era Sofía Augusta y que accedió al trono ruso a la muerte de su esposo, el incompetente Pedro III), Rusia inició la conquista del Cáucaso cuando en 1788 el imperio turco otomano le declaró la guerra. Rusia tenía a la sazón a sus servicios al general Alexandr Suvórov, considerado como el más grande de los generales de la historia rusa. Más tarde, de la mano de Alejandro I, que accedió al trono a la muerte de su padre Pablo I (hijo a su vez de Pedro III y Catalina II), Rusia entró en una guerra con Persia que duró alrededor de nueve años (de 1804 a 1813) y como consecuencia de la cual los rusos tomaron Georgia y otras regiones de Transcaucasia. Los conquistadores se encontraron con toda una pléyade de magníficos perros nativos esparcidos por toda la región y a partir de ese momento se utilizaron con éxito como guardia (protección de los convoyes y campamentos), tanto en Rusia como en el ejército turco durante la guerra ruso-turca. Además, fueron utilizados como unidades de combate. En el ejército ruso, estos perros fueron introducidos por orden especial para la protección de todas las fortalezas del teatro de operaciones militares

(1765-1774).

Ahora bien, durante la primera mitad del siglo pasado a partir de la revolución de 1917, las autoridades de la entonces Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas se preocuparon por la situación de las razas caninas, en particular las de origen ruso y de las repúblicas soviéticas,

La Raza.Orígenes

así como por el desarrollo de razas de trabajo como el caso del Terrier Ruso Negro y del Perro Guardián de Moscú. Por ello, entre otros hechos destacados en este campo, en 1924 se estableció, al interior de la Escuela Central de Expertos en la Cría de Perros de Trabajo, el criadero estatal de perros de trabajo denominado La Estrella Roja que tendrá un rol protagónico en la evolución de la raza; en 1928 se organizaron criaderos de perros de trabajo para la crianza canina profesional mediante la participación de expertos iniciándose así el trabajo y el intercambio de experiencias en este ámbito sobre la base de métodos de investigación científica. Luego, en 1931 se publicó "El Estándar y las características de los perros de trabajo".

La preocupación de las autoridades rusas por el desarrollo canino se acentúa aún más tras los efectos provocados por la Segunda Guerra Mundial; Rusia ha tenido en este ámbito gravísimas pérdidas. En todas las esferas de la ocupación alemana, los perros fueron destruidos. En Leningrado (hoy San Petesburgo), Kiev, Mink, y otras ciudades se perdió por completo el stock y fue necesario empezar de nuevo con la crianza. Entonces, a pesar de las dificultades de ese tiempo, se inició una campaña para recuperar la raza y se buscó ejemplares en todos los lugares posibles. Se obtuvo ejemplares de la escuela central de la cría de perros militares y de otros lugares; los mejores perros de Moscú fueron transferidos por sus propietarios privados para colaborar con la crianza. Al final de los años 40 se organizaron verdaderas expediciones especiales al Cáucaso y a Asia Central para adquirir los mejores animales que se pudiera encontrar. Este programa fue oficial y se organizó en base a directivas estrictas y obligatorias; y se ejecutó con el respaldo y colaboración de la autoridad policial pues las adquisiciones no eran voluntarias. Los propietarios (pastores) no podían negarse a transferir los animales que el Estado deseara adquirir. De este modo, el criadero La Estrella Roja (Red Star kennel) obtuvo una importante cantidad de diversos tipos de pastores, pero en su mayoría oriundos de Georgia, o al menos eso es lo que se declaró. Se tomó como base fundamentalmente el Nagazi y el Perro Pastor de Georgia pero también se usó el Gampr y otras variedades que estaban esparcidas en esas vastas zonas. Además, muchísimos perros de la propia Rusia fueron también reclutados. Luego se adquirió ejemplares de perros de las razas San Bernardo (de la entonces República Democrática Alemana), Terranova y seguramente también Guardianes de Moscú que se utilizaron para darle más tamaño y volumen a los perros. A eso se debe que el Perro Pastor del Cáucaso actual tenga un mayor tamaño y volumen que todas las variedades de perros pastores aborígenes. Por ello, hoy existe un movimiento internacional que busca obtener la revelación de los pedigrís que el Red Star Kennel (hoy ya desaparecido) utilizó en la (re)creación de esta raza.

Marina Kuznetsova (jueza de San Petesburgo especialista en razas nativas rusas) cuenta que los primeros Pastores del Cáucaso en Leningrado aparecieron aproximadamente al comienzo de la década de 1960 y fueron inscritos en el libro del "Dog Working Club" y en catálogos de exhibiciones caninas de dicha época. Posiblemente algunos individuos habían emigrado anteriormente a Leningrado y posiblemente también a otras áreas de la Unión Soviética, pero no estaban inscritos en las sociedades caninas de Leningrado. Los primeros

La Raza.Orígenes

perros aborígenes eran de silueta clara y de muy buena calidad, y algunos criadores han tratado de preservar estas cualidades. Además, Rusia ha tenido muchas dificultades desde el inicio del Siglo XX: la Primera Guerra Mundial, la Revolución y la Segunda Guerra Mundial. Dichos años fueron tiempos de hambre y destrucción, durante los cuales la gente apenas podía cuidar de sus propios hijos, y por lo tanto no podían dedicarse al cuidado de los perros. Esto resultó en un duro proceso de selección natural de los perros dedicados al trabajo.

Los moscovitas tenían un gran interés en hacer del Pastor del Cáucaso un perro de mayor tamaño. El famoso criadero militar Estrella Roja en Moscú cruzó el Pastor del Cáucaso con el San Bernardo y el Terranova, tratando de crear nuevas razas basadas en el Pastor del Cáucaso. Sin embargo, en mi opinión, no tuvieron éxito en crear nada de valor. Ejemplares de estas razas cruzadas fueron criados en Moscú como si fueran Caucasianos puros. El cruce de razas produjo un perro más alto de hombros, un aspecto de papada en la cabeza, y un sistema nervioso desequilibrado. Estos perros son enormes con un pelo más bien suave y ondulado (lo cual es una descalificación, puesto que el Pastor del Cáucaso debe tener el pelo liso), y ladran excesivamente sin motivo. Sin embargo, algunos de estos perros se conservaron en Moscú, de pedigrí antiguo y puro al ser descendientes del famoso Leman, y hoy son considerados muy valiosos para la crianza. Criadores de todas partes de Rusia que intentan preservar la pureza de esta raza a menudo utilizan esta familia. En Dnieperpetrovsk, el moderno centro de los negocios del mundo canino, los Pastores del Cáucaso son predominantemente criados en

Esta es la forma en que Rusia crea y se convierte en el Estado titular de la raza Kavkazskaja Ovcharka, y ahora sólo ella tiene derecho a cambiar de estándar de esta raza.

En agradecimiento al trabajo realizado por nuestro amigo forero Hugo, incluimos en esta sección este artículo elaborado por él.