Sei sulla pagina 1di 2

EJE TEMÁTICO NUMERO 1

EL DOCENTE COMO ORADOR, CONDICIONES PARA LA COMUNICACIÓN EFECTIVA. LA ORATORIA Y LOCUCIÓN COMO HERRAMIENTA PEDAGÓGICA. EL ARTE DE HABLAR EN PÚBLICO, LENGUAJE CORPORAL Y VERBAL

El significado de docente lo podemos definir como la persona que enseña, pero en realidad va mucho más allá que solo enseñar. El docente representa un punto de equilibrio entre el saber con la ciencia social. La ciencia social está justificada al estructurar la percepción que tienen las personas del mundo y esta se puede llevar a verificación a través de distintas formas y en consenso. Por ello, el docente impone cierta visión de este mundo social sin dejar de lado las acotaciones de sus alumnos estableciendo un sistema de comunicación.

La comunicación efectiva es aquella en la que el transmisor y el receptor codifican de manera exitosa el mensaje que se intercambia, es decir que ambos entienden el mensaje transmitido. Para facilitar y potenciar el proceso de la comunicación, debemos centrarnos fundamentalmente en las particularidades de cada uno de los participantes. Cada persona tiene diferentes estilos de aprendizaje por lo que se debe probar una variedad de canales de comunicación para asegurar que dicho mensaje llegue a todos. No es suficiente saber sobre un tema y para presentarlo adecuadamente, es necesario tener presente los diferentes canales de comunicación. Hay que conocer a los oyentes, es decir los alumnos.

Muchas veces suele observarse clases en donde los oyentes se encuentran silenciosos sin ánimos de objetar o profundizar en la información facilitada por el docente, sin mayor discusión ante lo comunicado trayendo como consecuencia barreras comunicativas. Debido a esto podemos cambiar el sistema de enseñanza tradicional unidireccional, por una comunicación efectiva mediante un proceso de argumentación practica a través del dialogo, el debate y la manifestación de propuestas. El dialogo es importante a fin de que el alumno adquiera protagonismo, se exprese, pregunte, obtenga respuestas y así se enriquezcan ambos con el intercambio.

La oratoria juega un papel importante para que todo lo que hemos mencionado anteriormente funcione fluidamente. Esta no es más que el hablar con elocuencia ante un público y es necesario aplicar ciertas claves que la conducen al éxito. Una de las más importantes es el dominio del tema, estar

empapado de la información conlleva a muchos otros beneficios como la seguridad en ti mismo y esto a su vez impresiona al público captando su atención, la presencia personal es fundamental para conservar tu imagen además de que otorga profesionalismo y por último el buen manejo del espacio haciendo uso del lenguaje corporal, tanto para el profesor como para con el público.

El ser humano tiene la capacidad constante de transmitir mensajes y no obligatoriamente orales, el lenguaje corporal puede causar mayor impacto todavía ya que una imagen tiene mucho más poder y una persona capta mucha información de otra solo con un golpe visual. Si aquello que transmites con el cuerpo no coincide con las palabras puede que estés enviando un mensaje confuso y esto conlleva nuevamente a otra barrera de la comunicación

Finalmente todos los factores mencionados son elementales y no se debe pasar ninguno por alto, se engranan con el otro para trabajar en conjunto y de esta forma transformar el proceso pedagógico en una dinámica que involucre tanto al profesor como al alumnado para enriquecer el aprendizaje.