Sei sulla pagina 1di 1

2A

EXPRESO

v ISTAZO

Sábado 2 de Febrero de 2013

Especial / EXPRESO
Especial / EXPRESO

CUESTIONES ETERNAS

8 preguntas para las que el hombre no tiene respuestas

Pareciera que son callejones sin salida y que ponen al ser humano en una encrucijada

La mente humana, imperfecta co- mo es, ha sido capaz sin embargo de generar callejones sin salida del pensamiento, proposiciones de ín- dole metafísica que parecen encon- trarse en las fronteras de nuestras capacidades intelectuales (a pesar de que, paradójicamente, por estas mismas llegamos a ellas). A continuación 8 de estos su- puestos muros que, quizá, en el fondo no sean más que trampas de nuestra abstracción, de la forma en que histórica pero acaso inevi- tablemente construimos nuestras maneras de pensar.

1. ¿Por qué hay algo en vez de nada?

Parece justo que la existencia sea el primero de estos grandes enig-

Especial / EXPRESO
Especial / EXPRESO

¿Cómo es que la nada se convirtió en algo? ¿Qué originó el universo?

mas. ¿Por qué algo existe cuando parece perfectamente posible que la nada fuera la norma? ¿Qué im- pulso secreto del universo físico fue el decisivo para que la nada se convirtiera en algo?

2. ¿Nuestro universo es real?

Una de las preguntas más recu-

rrentes del pensamiento humano:

la constante duda sobre la realidad de este mundo. De los textos sagra- dos del hinduismo a Jean Baudri- llard, parece que no hay recurso mental que nos permita discernir la realidad real de nuestra realidad (así de redundante y tautológico puede ser nuestro pensamiento).

a lo largo de la historia y desde que es una nación libre e independiente, México ha tenido varias constituciones hasta llegar a la actual, que fue promulgada el 5 de febrero de 1917?

¿SABÍAS QUE

Y aunque, en cierto momento de su

desarrollo intelectual, Wittgens- tein aseguró que en el dolor podría encontrarse el fundamento de la realidad, la cuestión permanece abierta. Por más compleja que sea

la noción de dolor, por más subje-

tiva y personalísima, ¿no podría una inteligencia superior que nos mantenga en este mundo simulado simular también, con todo detalle,

Especial / EXPRESO
Especial / EXPRESO

¿Es el hombre de verdad libre al nacer?

horizonte de sucesos del cual nada se puede decir, ninguna información extraer, ya que nadie ha regresado de este estado. El budismo tibetano por otra parte considera que todos hemos regersado de la muerte, en

ese ciclo kármico de la existencia, e incluso ha diseñado un manual para escapar de la reencarnación.

6. ¿Hay algo que en realidad se

de la reencarnación. 6. ¿Hay algo que en realidad se esas sensaciones? pueda experimentar objetivamente?

esas sensaciones?

pueda experimentar

objetivamente?

3. ¿Tenemos libre albedrío?

La dualidad entre objeto y sujeto es

“L’homme est né libre, et partout il est dans les fers”, escribió famosa- mente Rousseau: “El hombre nace libre, pero encadenado por todos

uno de los pilares del pensamiento humano, al parecer heredado de las filosofías orientales a los primeros grandes pensadores de Occidente.

lados”. La paradoja de la libertad es

En esencia se trata de un conflicto

que,aunqueunacondiciónsupuesta-

con nuestra percepción, de la que

mente posible, se da en un contexto contingente en el que una multitud de factores la condicionan. A veces pensamosquecuandotomamosuna decisión plenamente conscientes,

obtenemos una versión de la reali- dad que, al mismo tiempo, intuimos que no se corresponde exactamente con algo que podríamos llamar la realidad real, la realidad objetiva. Si

considerandosuscausasysusconse-

tuviéramos la capacidad visual de los

cuencias, los motivos por los cuales

halcones o la olfativa de los perros,

la tomamos, esa decisión es ya por

eso una decisión libre. ¿Pero esto es

cierto? ¿O sólo es un autoengaño de quienes ansían desesperadamente creer en libertad? ¿Son los otros, los que piensan que la libertad es abso- lutamenteimposible,quienestienen

la razón en este dilema?

4. ¿Dios existe?

Una entidad omnisciente y todopo- derosa gobierna este mundo, desde su creación hasta su destrucción,

compensandoyretribuyendo,casti-

gando, o manteniéndose al margen peroigualmenteconunplansecreto que de cualquier forma terminará por cumplirse. Una entidad meta- humana que da orden y sentido a lo que vemos y vivimos, a lo que existe, incluso cuando este orden toma la forma del caos y lo incomprensible. Una vez imaginado, ¿es posible de- mostrar su existencia o su inexis- tencia? Y una paradoja lógica para incrementar el impasse: ¿puede Dios crear una piedra tan pesada que ni siquiera él mismo pueda cargarla? Si no puede entonces no es omni- potente, pero si sí puede, entonces tampoco es omnipotente, porque no tiene la fuerza de cargarla. Esta reducción al absurdo nos muestra en todo caso que no es con el lenguaje humano o con la razón que se puede

aprehender a Dios.

5. ¿Hay vida después de la muerte?

Es muy posible que el miedo a la muerte, o el hecho de que no en- tendamos su significado, haya dado

origen a la creencia de que la vida no termina con esta. Quizá, eneste caso, antes que responder si hay vida o no después de la muerte (una vida que, además, imaginamos esencialmen-

te idéntica a la que ahora tenemos),

tendríamos que responder enprimer lugar por qué debemos morir. La ciencia moderna considera a lamuertecomounagujeronegro, un

¿cómo cambiaría la realidad que percibimos? O, sin incurrir en estas fantasías, pensemos cuán limitado es el mundo para alguien que nace ciego o sordo. Sabemos que existe una realidad absoluta más allá de nuestros sentidos, pero al mismo

tiempo parece que estamos conde- nados a nunca ser capaces de apre- hender esa realidad.

7. ¿Cuál es el mejor sistema moral?

La moralidad, esa serie de cos- tumbres y normas que, de algún modo, nos han permitido sobrevi- vir colectivamente como especie, ha cambiado sustancialmente con el tiempo, si bien hay algunos ele- mentos más o menos comunes a todas las culturas y épocas (por ejemplo, el incesto, ampliamen- te estudiado por el antropólogo Claude Lévi-Strauss). Sin embar- go, también cabe la posibilidad de que la moralidad sea una pantalla que las narrativas históricas se han encargado de superponer a determinadas épocas, por como- didad discursiva, pero que esta no necesariamente haya sido la norma y, en la práctica, en la co- tidianidad, el ser humano sea tan liberal o tan reprimido, tan rela- jado o tan estricto, lo mismo en la época victoriana que en el medio- evo o la que ahora vivimos.

8. ¿Qué son los números?

Una de las invenciones más geniales de la mente humana, los números son sin embargo de una naturaleza en esencia incomprensible. Impres- cindibles, de uso diario y, sin em- bargo, enigmáticos y casi inexplica- bles. ¿Qué es 2? ¿Qué es 5? De nuevo la tautología como único recurso.

Parece que sólo podemos decir que 2 es 2 y aceptar que estamos en un callejón sin salida (¿o es un asunto de semántica? ¿un problema nada más lingüístico?

Ingenieros

Iba un gay caminado por la calle y cada que pasaba le gritaban los albañiles cosas feas, a lo que el gay les decía: “albañiles mugrosos”. Hasta que en una ocasión pasa, pero nunca se percató que detrás de él venía una muchacha muy guapa y le gritan: “adiós preciosa”, y el gay voltea para responderles: “adiós ingenieros”.