Sei sulla pagina 1di 11

OVIEDO

OVIEDO OFICINA DE INFORMACIÓN Discurso de Agustín Iglesias Caunedo El Oviedo del futuro Asturias Punto de

OFICINA DE INFORMACIÓN

Discurso de Agustín Iglesias Caunedo

El Oviedo del futuro

Asturias Punto de Encuentro

(Sólo son válidas las palabras pronunciadas)

Oviedo, a 7 de Mayo del 2015

Sólo serán válidas las palabras pronunciadas por el orador

OVIEDO

OVIEDO Queridas amigas Queridos amigos Muy buenos días. OFICINA DE INFORMACIÓN En mi despacho tengo un

Queridas amigas

Queridos amigos

Muy buenos días.

OFICINA DE INFORMACIÓN

En mi despacho tengo un cuadro de Martin Luther King con el título de su discurso más conocido: I have a dream.

Me gusta mirarlo porque creo que es un buen objetivo para todos, y mucho más, para quienes aspiramos a representar a la sociedad pensando en el futuro.Y hoy, como él, quiero trasladaros mi sueño; en este caso, mi sueño de Oviedo.

Es un sueño de futuro y creo que es, como reza el título de esta intervención, un futuro que os va a gustar; un futuro que les va a gustar a los ovetenses.

Para mí, el principal valor de un político tiene que ser su capacidad de imaginar. Pero para ser un buen político, además, debe tener capacidad de ejecutar lo que imagina. Y para ello tiene que ser capaz de buscar un equilibrio entre los sueños y la realidad; entre lo que desea hacer y lo que, realmente, puede hacer. Por eso, mi sueño de Oviedo lo construí conscientemente empezando por la realidad, no por la imaginación.

Y la realidad en un Ayuntamiento, como en casi todo en la vida, pasa por la economía: por las deudas, los ingresos, las inversiones y todas esas cuestiones de números que más que favorecer los sueños, quitan el sueño.

Siendo muy consciente de ello, en estos tres años que llevo al frente del equipo de Gobierno de Oviedo he intentado poner los cimientos de mi sueño de Oviedo; los cimientos del Modelo Oviedo en el que creo y defiendo como una excelente alternativa para el futuro de esta ciudad.

He intentado generar un escenario posible para sueños casi imposibles que nos permitan definir los equipamientos y las alternativas de una ciudad de referencia en el siglo XXI. Y hoy me presento ante vosotros con la convicción de que lo hemos conseguido: de que podemos plantear un proyecto creíble, realizable y que puede posicionar a esta ciudad, en 10 años, como una de las principales capitales de este país, aún cuando somos la capital de una región situada en la periferia de Europa y víctima de una incomunicación que lastra gravemente todas las posibilidades de progreso.

Sólo serán válidas las palabras pronunciadas por el orador

OVIEDO

OVIEDO OFICINA DE INFORMACIÓN Pero esas son responsabilidades de otras administraciones y, siguiendo mi filosofía de

OFICINA DE INFORMACIÓN

Pero esas son responsabilidades de otras administraciones y, siguiendo mi filosofía de trabajo, no voy a perder ni un segundo en confrontaciones políticas sobre las que no tengo ningún poder de decisión.

Sobre las que sí tengo ese poder de decisión llevo tres años actuando. Y os voy a resumir ese trabajo, no con fines propagandísticos, sino, simplemente, para demostraros que el proyecto que defiendo es realizable, contrastable, y, por lo tanto, creíble.

Cuando fui elegido alcalde en enero de 2012 tenía muy claro que era necesario aplicar nuevas formas de hacer política, para dar respuesta a las exigencias de la sociedad y para conseguir superar la situación de crisis en la que nos encontrábamos. Y esa nueva forma de hacer política tiene, al menos, cinco rasgos que la distinguen; cinco objetivos irrenunciables: austeridad, máxima eficiencia, consenso, transparencia y participación.

Empiezo por el final al valorar lo que hemos hecho en estos tres años. En participación nos queda camino por recorrer pero hemos sido capaces de abrir cauces nuevos de participación directa de los ovetenses, como es el caso de los nuevos accesos a Oviedo por Santullano; cauces que seguiremos explorando en el futuro.

En transparencia, la mejor explicación es que hemos conseguido ser en 2012 y en 2014 el ayuntamiento más transparente de España, de acuerdo con el análisis de la asociación que otorga estas categorías.

Nuestra vocación de consenso ha quedado demostrada por nuestra capacidad de diálogo con el resto de fuerzas políticas y con los ciudadanos. Me gusta escuchar a las personas, tratar de asumir lo que transmiten y buscar escenarios en los que poder llevar a la práctica los frutos de ese diálogo.

Con estas convicciones hemos conseguido serenar el clima político local, despojándolo de tensiones partidistas y personales, para centrarnos en buscar soluciones a los problemas reales de los ovetenses. Y para hacerlo hemos dado una buena muestra de capacidad de consenso y de acuerdo.

En eficiencia y austeridad hemos conseguido avances que se avalan y se demuestran con número y con decisiones políticas como la de no tener que suscribir ningún crédito para afrontar la gestión diaria y las inversiones del Ayuntamiento.

Cuando fui elegido alcalde de Oviedo en enero de 2012, la deuda municipal ascendía a algo más de 136 millones de euros. Ahora, en 2015, tras destinar once millones de euros del superávit presupuestario a liquidar deuda, la deuda municipal terminará el año en 68 millones de euros. Es decir, en tres años hemos logrado reducir la deuda municipal a la mitad, en casi 68 millones de euros, situando el saldo vivo sobre ingresos corrientes en el

Sólo serán válidas las palabras pronunciadas por el orador

OVIEDO

OVIEDO OFICINA DE INFORMACIÓN 32,42 por ciento, cuando el máximo legal es del 110 por ciento.

OFICINA DE INFORMACIÓN

32,42 por ciento, cuando el máximo legal es del 110 por ciento. Estoy seguro

de

que todos vosotros sois muy conscientes de que muy pocos ayuntamientos

de

España tienen ese nivel tan bajo de deuda.

Mi

planteamiento es seguir en esa línea para conseguir en 5 años el objetivo de

deuda cero, porque estoy plenamente convencido de que la deuda de hoy son los impuestos del mañana: es decir, si se rebaja la deuda será posible reducir los impuestos, y a la inversa.

Os voy a dar un ejemplo.

El presupuesto municipal asciende a 209,8 millones de euros y proponemos

mantenerlo en esa cifra en los próximos años porque entendemos que es una cantidad suficiente para afrontar todos los retos municipales.

Con los 11 millones de euros que hemos reducido de deuda con cargo al remanente de tesorería y con los pagos de deuda que tenemos previstos dentro de esa cantidad global de 209,8 millones del presupuesto que queremos mantener en los próximos ejercicios, vamos a reducir la carga financiera en 3,4 millones de euros en 2016, en 6 millones de euros en 2017, en 12,1 millones de euros en 2018, en 12,6 millones de euros en 2019 y así hasta llegar a la deuda cero.

Lo que planteamos hacer con ese ahorro es trasladarlo a los ovetenses; es decir, en 2016 comenzaremos una reducción progresiva de todos los impuestos municipales, que continuaremos en 2017, 2018 y 2019. Toda esa reducción de impuestos es posible, es realizable y no va a afectar ni a la calidad de los servicios ni a la inversión del Ayuntamiento.

Estamos en condiciones de rebajar los impuestos de forma significativa para todos los ovetenses y, pese a ello, de mantener los niveles de inversión que Oviedo necesita. Esto no es filosofía, no son ideas sin fundamento, ni simples deseos o promesas vacías.De lo que os hablo es de datos reales que están en la contabilidad municipal y en los presupuestos municipales.

Sólo serán válidas las palabras pronunciadas por el orador

OVIEDO

OVIEDO OFICINA DE INFORMACIÓN Hoy en día es muy fácil hacer crítica a las Instituciones. Los

OFICINA DE INFORMACIÓN

Hoy en día es muy fácil hacer crítica a las Instituciones. Los nuevos aspirantes políticos sueltan la retahíla de tópicos que ya todos conocemos: mala gestión, despilfarro, quiebra, olvido de las políticas sociales, auditorías, deuda….

En Oviedo hemos padecido siempre la presencia de estos tópicos, pero ahora, con el resurgir de nuevos aspirantes, mucho más. Desde la oposición más antigua hasta los partidos emergentes, todos se aferran a estos tópicos que no tienen ni un solo rasgo de veracidad en Oviedo.

¿Auditorías? Las pasamos todos los años, por la Intervención Municipal y por el Tribunal de Cuentas, cuando no llega la Sindicatura de Cuentas con su rebaja.

¿Deuda? ¡Qué más datos puedo dar que ese hecho contrastable de que en 2015 estamos en el 32,42 por ciento en el saldo vivo de deuda sobre ingresos corrientes!

¿Quiebra? ¡Pero si pagamos nuestras facturas en 23 días! ¿Es eso un síntoma de quiebra o de buena salud económica?

¿Falta de Políticas Sociales? En 2012 el presupuesto social ascendía a 11,9 millones de euros; en 2015 es de 13,37 millones de euros. Es la única partida que ha mantenido un incremento constante en estos tres años y que ha registrado la generación de nuevos derechos.

¿Despilfarro? ¿En qué? No tenemos coches oficiales; no tenemos asesores, hemos dejado en nada los gastos de protocolo…

Estos tiempos son propicios para el radicalismo y las metáforas políticas, y unos y otras se aferran a las mismas estrategias de los tópicos y de manipular la realidad para desprestigiar al adversario político.

Frente a esa situación creo firmemente que ahora más que nunca es tiempo para la responsabilidad, el equilibrio, la experiencia, el buen criterio y los resultados; en definitiva, es tiempo para la SENSATEZ.

Estoy convencido de que todo el malestar social que ha impulsado una renovación de la política y de los políticos debe plasmarse en una respuesta seria y responsable de los políticos y de la política.

Es el momento de la sensatez, y en este momento no podemos seguir alentando a salvadores, sin más proyecto que jalear el descontento social o a salvadores que no dicen nada, que no proponen nada y que sólo aspiran, desde su silencio, a recoger el voto del desencanto.

Sólo serán válidas las palabras pronunciadas por el orador

OVIEDO

OVIEDO OFICINA DE INFORMACIÓN Es el momento de la seriedad y la sensatez. Y en política

OFICINA DE INFORMACIÓN

Es el momento de la seriedad y la sensatez. Y en política la seriedad y la sensatez se muestran y se demuestran con personas capaces y con ideas y proyectos. Escuchando a la sociedad; escuchando y asumiendo lo que exige la sociedad.

Pues bien, yo estoy muy satisfecho de poder decir con plena convicción que he escuchado a la sociedad, que he seguido sus exigencias y que he conseguido configurar un equipo de personas muy capaces entorno a un proyecto con muchas y buenas ideas para mejorar el futuro de Oviedo y de los ovetenses.

La sociedad reclamaba nuevos perfiles de políticos y la lista que lidero en estas elecciones es una buena muestra de esos nuevos perfiles, con profesionales con una carrera acreditada fuera de la política, con personas con capacidad de gestión demostrada.

Es una lista con capacidad, con conocimiento, con credibilidad, con vocación de servicio y con mucha pasión por Oviedo, porque no es fácil que hoy en día, con la presión que existe sobre la política, profesionales de estas características den el paso para comprometerse en la gestión pública.

Para mí es un honor que hayan aceptado integrarse en esta candidatura porque entiendo su compromiso como un respaldo, no ya personal, sino al proyecto de Oviedo que defiendo. Y esa es la segunda muestra de seriedad y sensatez en esta situación que vivimos: tenemos un proyecto de ciudad; tenemos un Modelo Oviedo en el que creemos y con el que podemos mejorar el futuro de esta ciudad.

Antes de entrar en el contenido de ese proyecto, tengo que deciros que cuando nos pusimos a imaginar el futuro de esta ciudad nos marcamos un plazo temporal de 10 años con el fin de elaborar un diseño que fuera creíble y realizable, que tuviera perspectiva y plazos suficientes para escalonar todas las actuaciones, propuestas, inversiones y obras.

No es un plazo de interés personal, ni siquiera político; es el límite temporal mínimo para plantear un proyecto que realmente sirva para construir un futuro distinto y mejor para esta ciudad. Por lo tanto, no os voy a hablar de un proyecto cortoplacista y limitado, sino de un proyecto ambicioso, muy ambicioso, y que piensa en cómo construir un Oviedo con proyección para buena parte del siglo XXI.

Para resumiros ese proyecto voy a ir señalando los principales objetivos que persigue:

Sólo serán válidas las palabras pronunciadas por el orador

OVIEDO

OVIEDO OFICINA DE INFORMACIÓN El primero, lograr que Oviedo continúe siendo una ciudad solidaria y con

OFICINA DE INFORMACIÓN

El primero, lograr que Oviedo continúe siendo una ciudad solidaria y con mecanismos para que ninguna persona o colectivo quede al margen de los niveles de calidad de vida que perseguimos para los ovetenses.

Vamos a seguir incrementando los presupuestos destinados a Políticas Sociales y vamos a continuar generando nuevos derechos sociales, para dar respuesta a las necesidades de las personas y colectivos en mayor riesgo de exclusión y que más sufren las consecuencias de la crisis.

El segundo objetivo es generar nuevos escenarios de actividad económica, de empleo y de futuro en Oviedo.

Vamos a seguir apostando intensamente por las líneas que ya abrimos con Oviedo Emprende y con Oviedo Trabaja, apoyando a los emprendedores y buscando nuevos campos en los que generar empleo. Y lo vamos a hacer desde el Talud de la Ería y con otras importantes inversiones, como el nuevo edificio InnovaLab de Ventanielles, que ya está en proceso de adjudicación y cuyas obras comenzarán, probablemente, antes del verano. Y lo vamos a hacer, también, con muchas más iniciativas y actividades para formar, incentivar y apoyar el espíritu emprendedor de los ovetenses.

Pero, además, queremos realizar una apuesta decidida por una nueva estructura industrial y económica de Oviedo. Una apuesta en la que se conjugue lo que ya tenemos y lo que podemos alcanzar. Una apuesta, en definitiva, que nos permita fortalecer, junto al tejido empresarial y económico que ya existe, tres líneas de nuevo e importante desarrollo industrial:

La del turismo y los congresos

La de la Cultura

Y la de la innovación y las nuevas tecnologías.

Tenemos que conseguir que el Palacio de Exposiciones y Congresos sea el motor y centro de la actividad congresual en Asturias.

Tenemos que conseguir que Oviedo recupere su posición principal en el Camino de Santiago y que refuerce sus atractivos como destino del turismo religioso. En esa línea vamos a apostar por construir un nuevo albergue de peregrinos en el Monasterio de Las Pelayas, por construir un museo de la ciudad, que ponga en valor el papel histórico de Oviedo en las peregrinaciones y su riqueza monumental, por construir un recinto ferial en el entorno de la Plaza de Toros, y por iniciar una intensa actividad con los sectores económicos implicados, para generar ofertas y propuestas que refuercen nuestra posición como uno de los mejores destinos de España.

Sólo serán válidas las palabras pronunciadas por el orador

OVIEDO

OVIEDO OFICINA DE INFORMACIÓN En lo relativo a la cultura y a las nuevas tecnologías, tengo

OFICINA DE INFORMACIÓN

En lo relativo a la cultura y a las nuevas tecnologías, tengo muy claro que estas van a ser las grandes industrias del Oviedo del siglo XXI. Y lo van a ser, porque tienen como matriz común la apuesta por la creatividad, la innovación y el talento, que son los argumentos principales de una nueva economía para la que tenemos todas las materias primas necesarias.

La cultura es ya un valor contrastable en Oviedo, pero tenemos que ser capaces de darle un impulso para convertirlo en un sector económico de importancia en el que no sólo seamos espectadores sino agentes productores de primer nivel.

Tenemos que reforzar lo que ya tenemos, pero, al mismo tiempo, tenemos que ser capaces de abrir nuevos horizontes para encauzar la creatividad y el talento de los ovetenses. En esta línea vamos a apostar por generar una nueva red de creación y actividad cultural, que llegue a todo el municipio y que tenga sus principales centros de pensamiento y producción en la Fábrica de Gas, en los terrenos de la Fábrica de Armas de La Vega y en los restos industriales de La Manjoya, tres patrimonios de la historia industrial de Oviedo, que ahora deben servirnos para construir una nueva historia en las industrias del siglo XXI.

Los terrenos de la Fábrica de la Vega y de la Fábrica de La Manjoya tienen que servirnos también para posicionar a Oviedo en la industria de las nuevas tecnologías. Queremos apostar por esas industrias y lo vamos a hacer con medidas fiscales, como las que anuncié la pasada semana (el tax-free durante dos años, para las nuevas empresas tecnológicas que se asienten en Oviedo y la reducción de impuestos para las que ya estén en el municipio y generen nuevos empleos), y con otras medidas que faciliten su instalación en las naves que conservaremos en los terrenos de La Vega.

Os he hablado ya de dos objetivos de nuestro proyecto de Oviedo:

lograr que sea una ciudad solidaria y generar nuevos escenarios de actividad económica, de empleo y de futuro.

El tercer objetivo de nuestro programa, es conseguir que Oviedo continúe siendo la ciudad más limpia de España, la ciudad más segura de España y la más agradable de vivir de nuestro país por su apuesta por el medio ambiente.

No voy a profundizar mucho en estas cuestiones, pero si puedo adelantar que en los próximos años tenemos proyectos para invertir más de 12 millones de euros en mejoras en la red de suministro y en la red de saneamiento de la ciudad; queremos reforzar las plantillas de Policías y Bomberos, recuperando la policía de barrio; y vamos a invertir en 2015, antes de que finalice el mandato de esta corporación, 1,5 millones de euros en la fase II para renovar por lámparas led las luminarias de las farolas y 1,7 millones de euros en la fase III, que irá con cargo al remanente de tesorería de 2014.

Sólo serán válidas las palabras pronunciadas por el orador

OVIEDO

OVIEDO OFICINA DE INFORMACIÓN Nuestra intención es continuar esta renovación hasta cambiar las luminarias de todas

OFICINA DE INFORMACIÓN

Nuestra intención es continuar esta renovación hasta cambiar las luminarias de todas las farolas del municipio por una tecnología más barata y más limpia.

El cuarto objetivo de nuestro proyecto de Oviedo es mejorar la accesibilidad, la movilidad y los equipamientos, para, de esta forma, mejorar mucho la calidad de vida de los ovetenses.

Tenemos que afrontar un amplio y ambicioso plan para mejorar todos los accesos a Oviedo facilitando el tránsito entre barrios. Así, nos planteamos inversiones para resolver los problemas de tráfico de la entrada de la antigua Y por Santullano, de acuerdo con la propuesta que resulte ganadora en el concurso de ideas actualmente en marcha; proyectos para mejorar la Ronda Sur, con una pasarela, una losa y la estructuración de todo el tramo hasta la Plaza de Castilla como bulevar; para construir la Ronda Verde, una alternativa posible y realizable a la Ronda Norte; para hacer una rotonda en dos niveles en la Plaza de Castilla, con el fin de resolver los tráficos interiores y de entrada y salida por esta vía; para habilitar en la zona Oeste, a través de Olivares, una salida a la circunvalación de Oviedo; o para ampliar el puente de Nicolás Soria, con el soterramiento de un carril de acceso a General Elorza.

Además, tenemos que afrontar un programa de construcción de equipamientos en algunos barrios de la ciudad con el fin de mejorar sus dotaciones. Me gustaría poner como ejemplo Ciudad Naranco, donde vamos a construir, con la implicación de la iniciativa privada, un nuevo complejo de piscinas cubiertas y descubiertas y gimnasio, y un polideportivo multifunción que permitirá eventos deportivos, con capacidad para más de 5.000 espectadores sentados, y grandes conciertos de música, con capacidad superior para los 10.000 espectadores.

Si vais sumando todos los proyectos que he ido reseñando, y añadimos otras muchas inversiones, como las de las instalaciones deportivas en los Castañales o San Claudio, o los planes de supresión de barreras arquitectónicas en todo el municipio, llegaréis a una conclusión que os puedo adelantar: restando las políticas sociales, la programación cultural habitual y las partidas destinadas a mantenimiento de los servicios y equipamientos municipales, que irán con cargo a los presupuestos ordinarios, estamos hablando de una inversión de más de 250 millones de euros en los próximos 10 años.

Una inversión que, además de mejorar la ciudad, va a ser un importante elemento de generación de actividad económica y empleo en Oviedo. Una inversión que podemos asumir y afrontar sin poner en peligro la estabilidad económica y financiera del Ayuntamiento, si somos capaces de mantener los principios de austeridad y eficiencia, que han regido la tarea del equipo de Gobierno durante los últimos tres años.

Sólo serán válidas las palabras pronunciadas por el orador

OVIEDO

OVIEDO OFICINA DE INFORMACIÓN Y una inversión que podemos asumir y afrontar si disponemos de la

OFICINA DE INFORMACIÓN

Y una inversión que podemos asumir y afrontar si disponemos de la situación

política apropiada para poder ejecutar nuestro proyecto. Os pongo un ejemplo:

estoy convencido de que la Ronda Verde es la alternativa más viable y eficiente

a un proyecto imposible, económica y medioambientalmente hablando, como es la Ronda Norte.

Lo dije en mi discurso de investidura y, sin embargo, en tres años no he podido dar ni un solo paso para iniciar este proyecto. No he podido darlo, no por falta de convicción o de capacidad, sino porque, careciendo de una mayoría suficiente, todo está en manos de la ruleta de los intereses particulares de otros partidos y otras personas.

Puedo asegurar por experiencia propia que resulta muy difícil dialogar y pactar con grupos y personas que han alcanzado su representación, sin más modelo que criticar el modelo de los populares ovetenses.

Creo en el diálogo y en el acuerdo y, si tengo mayoría absoluta, haré todos los esfuerzos por conseguirlo para sumar al resto de las fuerzas políticas a los proyectos de Oviedo. Pero es evidente que si no cuentas con esa mayoría, es muy difícil avanzar y cumplir tus compromisos programáticos.

Soy muy consciente, como os decía antes, de que vivimos tiempos propicios para el radicalismo y las metáforas políticas, y unos y otras no son buenos fundamentos para construir el futuro de una ciudad, porque se sustentan en el desencanto, en el cabreo, y en el sufrimiento.

El 24 de mayo estamos ante una disyuntiva muy trascendente porque hay que elegir entre dos modelos:

El primero, el que ofrece experiencia, buena gestión, nuevas formas de hacer política y proyectos creíbles.

El segundo, el que nos ofrece, aparentemente, una ventana para verter nuestro

resentimiento, pero que en realidad nos está condenando a un futuro que consiste en volver al pasado, como si de un bucle se tratara, revisando lo que ya pasó y sin ser capaces de avanzar porque, en realidad, lo que persiguen los del radicalismo y los de las metáforas “buenistas” inconsistentes, es lo mismo:

destruir lo que hemos conseguido, porque lo hemos conseguido, ya no sin ellos, sino contra ellos.

El 24 de mayo Oviedo puede tener un Gobierno estable y solvente, con un proyecto de futuro para Oviedo, o puede tener un tripartito de izquierda radical o un Gobierno débil, sometido a los vaivenes e imposiciones de fuerzas que son tan nuevas que ni siquiera tienen una opinión propia sobre lo que quieren para esta ciudad.Y los ovetenses tienen que ser conscientes de ello.

Sólo serán válidas las palabras pronunciadas por el orador

OVIEDO

OVIEDO OFICINA DE INFORMACIÓN Os aseguro que concurro a estas elecciones con ánimo muy tranquilo porque

OFICINA DE INFORMACIÓN

Os aseguro que concurro a estas elecciones con ánimo muy tranquilo porque entiendo, comprendo y comparto la indignación de los indignados, y tengo la convicción de que en tres años de Gobierno he hecho justo lo que la sociedad pedía: una nueva forma de gobernar, una nueva forma de hacer política. Y, sobre todo, poner a Oviedo por encima de todo. Ttambién, porque tengo confianza en que el futuro que vamos a construir con nuestro proyecto, revolucionando el Modelo Oviedo del que tan orgullosos estamos todos, les va a gustar a los ovetenses.

Hasta aquí hemos modernizado una ciudad; a partir de aquí tenemos que construir su futuro, preparándola para que pueda afrontar nuevos retos partiendo de una fórmula de éxito que pasa por aferrarse al fomento de la creatividad, la innovación y el talento de los ovetenses.

Napoleón III decía:

si marchas a la cabeza de las ideas de tu siglo, estas ideas te seguirán y te sostendrán; si marchas detrás de ellas, te arrastrarán consigo; y si marchas contra ellas, te derrocarán.

Yo quiero que Oviedo marche a la cabeza de estas nuevas ideas de nuestro siglo, porque quiero que a todos nos guste el futuro de Oviedo que podemos construir.

Muchas gracias

Sólo serán válidas las palabras pronunciadas por el orador