Sei sulla pagina 1di 14

ELCANONDEL

NUEVOTESTAMENTO

Introducción

PlutarcoBonillaAcosta

LaBibliaesellibrosagradodelcristianismo

DelaspáginasdeeseLibrohanbebidoloscreyentesalolargodelossiglos.Alabadaporlos

cristianosydespreciadaporsusdetractores;traducidaamuchaslenguasyprohibidasulectura

porpeligrosa;impresapormillonesdeejemplaresydistribuidapororganismoscomoSociedades

BíblicasUnidas,yperseguida,avecesconsaña,porpersonasyregímenesquehanvistoenella

unformidableenemigodignodeseratacado;estudiadaconsacrificioyahíncopormillonesde

discípulosdeJesucristoydeadoradoresdelDiosaltísimo,yabandonadaenunpolvorientorincón

delacasaodeldespachopormuchosquesellamanasímismoscristianos,laBibliahacapeado

todaslastempestades.Ycadadíaesmayorelnúmerodequienesansíandescubrirensuspáginas

elmensajedeesperanzaquenohanpodidoencontrarenteoríasnienideologías,encienciasnien

institucionesreligiosas,enelactivismopolíticonienlaentregaapasionadaalactivismohedonista

quetantocaracterizaaestemundoendesesperación.

Religiónytextosagrado

Elsentimientoreligiosoesunaexperienciadecarácterprácticamenteuniversal.Yaloseñaló unpensadorantiguo:puedeunorecorrerlospueblosdelmundoyseencontraráconquemuchos deellosnohanconstruidoteatrosnicoliseos;otrosnohandesarrolladolasartesoalgunasde ellas;aunenotrosfaltaninstitucionesqueyaexistíanenpueblosqueleserancontemporáneos.Sin embargo—decíaelfilósofoehistoriadorPlutarco,delsigloIIdelaeracristiana—,quenose conocíanpueblosenlosquenoexistieraalgunaformadeexpresióndelsentimientoreligioso,por muyprimitivosquetantoestecomoaquellapudieranser. Comopartedeesaexpresión—ydemaneramuyparticularenlasreligionesquelograron alcanzarundeterminadogradodedesarrollo—aparecentambiénloslibrossagrados:elconjunto deaquellostextosqueunadeterminadacomunidadreligiosaconsideraquesondeparticular interésyvalorparaella,y,comoconsecuencia,poseedoresdeunaautoridadtalqueningúnotro textocomparte.PoresoexistenlosVedasyEllibrodelosmuertos,ElCorán,Ellibrode MormónyloslibrosdeRussell.Lasdiferentescomunidadesreligiosasinterpretandediversa maneraelorigenyelsignificadodesupropioconjuntodelibrossagrados.1

1

1 1 Sobre el tema de los textos sagrados y las religiones del mundo, consúltese el interesante estudio de Harold Coward, Sacred Word and Sacred Text (Maryknoll, N.Y.: Orbis Books, 1988). Algunos han señalado que por lo menos dieciocho religiones, desde la antigua religión egipcia a la Iglesia de los Mormones (comienzos del s. XIX), consideran determinados libros como «Sagrada escritura». Véase, a este respecto, Antonio M. Artola y José Manuel Sánchez Caro, Biblia y Palabra de Dios (Estella, Navarra: Editorial Verbo Divino, 1992), especialmente el capítulo

Enelcristianismonopodíaserdeotramanera.Porunaparte,heredadeljudaísmouna coleccióndelibrossagrados—laBibliahebrea—que,coneltiempo,pasóadenominarconla expresión«AntiguoTestamento».2 Y,porotra,supropiaexperienciaydesarrollolehace producirunaseriedetextosquetambiénsevanincorporandoalconjuntodelibrostenidoscomo deespecialvaloryautoridad.

2

Lahistoriadeltexto,latransmisióndeltexto

ylaformacióndelcanon

3

¿CómoseformóelcanondelNuevoTestamento?.3

Esobvioquenosetratadequeaalguienselehubieraocurridoreunirenunsolovolumenun ciertoconjuntodeobras—muydispares,porcierto,encuantoaextensiónycontenido—y hubieraproclamado,porqueasíleparecióbien,queesoslibroseransagrados. TampocosetratadequeDioslehayasopladoaalguieneneloídoylehayadictado,libropor libro,lalistacompletadelosquehabríandecomponerelNuevoTestamento. Elprocesofuemuydistinto.Muchomáscomplejo,muchomásricoymuchomásinteresante. Ynoexentodedificultades. Enprimerlugar,hayunaestrechísimavinculaciónentrelaformacióndelcanonylaformación deltexto.Ambosdesarrollosnopuedenidentificarse,perotampocopuedensepararsesinhacer violenciaaunodelosdos.4

4

3 de la Parte segunda.

2 2 Hay que recordar que nuestro AT tiene también autonomía propia, en el sentido de que es valioso por sí mismo, aun cuando los cristianos veamos en el NT la plenitud de su significado.

Por ello es saludable llamar a ese grupo de libros La Biblia hebrea, que es, además, una manera

de reconocer que no somos ni los «dueños» ni los únicos depositarios de ese texto sagrado.

3 3 Puesto que a este precede otro capítulo sobre el canon del AT, allí remitimos al lector para ver el significado de la palabra «canon» y su uso cristiano. Véanse también los primeros

párrafos del breve artículo de Samuel Pagán, «Formación del canon y del texto»,(en Taller de

ciencias de la Biblia [San José, Costa Rica: Sociedad Bíblica de Costa Rica, 1991], p. 21 y 22). Para

información adicional, véase Philipp Vielhauer, Historia de la literatura cristiana primitiva.

Traducción de Manuel Olasagasti, Antonio Piñero y Senén Vidal (Salamanca: Sígueme, 1991),

cap. XI, sección 64 («El problema de la formación del canon»).

4 4 En los primeros párrafos del artículo sobre «El texto del NT», en esta misma obra, se describe brevemente parte del proceso de la formación del texto. Aquí añadimos unos pocos detalles

complementarios que permitirán al lector ‘¡así al menos esperamos!’ percibir más claramente

la íntima relación que existe entre la escritura y difusión del texto sagrado y la formación del

Comoesdesobraconocido,losescritosdelNuevoTestamentosonescritosocasionales. Conelloqueremosdecirquehubouna«ocasión»(ounas«ocasiones»)que,dehechoprovocaron suformación.O,dichodeotramanera:Esostextosnoaparecensimplementeporquesusautores undíaselevantaronconganasdeescribiryluegotuvieronlabrillanteideadequesería«bonito» ponerporescritoloqueleshabíavenidoalamente.Alcontrario.Noesextrañoelcasodeun determinadoautorbíblicoqueescribaangustiosamente,yquehabríapreferidonotenerque escribirloqueestabaescribiendo.Esoes,enefecto,loqueaveceslepasabaaPabloapóstol. Oigámoslocuandoescribeestaspalabras:«Porqueporlamuchatribulaciónyangustiadecorazón osescribíconmuchaslágrimas,noparaquefueseiscontristados…Porqueaunqueoscontristé conlacarta,nomepesa,aunqueentonceslolamenté…»(2Co2.4;7.8a).5 Fueronmuydiversaslas«ocasiones»ocircunstanciasquemovieronalosdiferentesautores delNuevoTestamentoaponerenpapiro(queeraelpapeldelaépoca)suspensamientos, exhortaciones,esperanzas,oraciones,etc.Elmaterialqueseincluyeenesaobraglobales variado:haypredicaciones(uhomilías),cuentosqueJesúscontaba(esosonlasparábolas,yJesús eraunconsumadoeinigualablenarrador),relatosdeacontecimientos,oraciones,exhortaciones, visionesproféticasyapocalípticas,escritospolémicos,cartaspersonales,seccionespoéticas…En cadacaso,fueelproblemaosituaciónparticularqueelautorqueríaenfrentarylascaracterísticas propiasdesuslectoresloquedeterminólanaturalezadecadaescrito. Porsupuesto,muchodeloanteriortambiénseencuentraenlaBibliahebreay,dealguna manera,ellasirviódemodeloparalosescritoresneotestamentarios.Aesemodeloellosagregaron supropiacreatividadyciertosdetallesqueerancaracterísticosdelaépocaenlaqueseformael NuevoTestamento.6 Hay,sinembargo,eneldesarrollodelacomunidadcristianadelos primerostiemposyensuproducciónliteraria,unadiferenciafundamentalrespectodelosescritos heredadosdeljudaísmo.Veamos:

6

5

CuandoPablo,Pedro,JuanoJudas,pongamosporcaso,sesientanaescribir,yaseapor

propiamanoo,comosolíahacerPablo,porlainterpósitamanodeunsecretario,loquequerían

canon. En efecto, uno no se comprende bien sin la comprensión del otro.

5 5 Como estos textos, podrían mencionarse otros, incluso algunos en los que el tono que emplea el autor muestra su angustia y preocupación, o su enojo. Véanse, a modo de ejemplo, los siguientes: Gl 3.1–5; 4.11–20; Col 2.1,4; 2 Ts 2.1–2. En este trabajo, cuando transcribimos textos bíblicos lo hacemos de la versión de Reina-Valera, revisión de 1960, excepto cuando se indique otra cosa.

6 6 El ejemplo más obvio es lo que podríamos llamar «género evangelio», característico del cristianismo, pues nace con él. Otro aspecto es el género epistolar: aunque había cartas en el AT (por ejemplo, en Esd 4.11b-16; 4.17b-22; 5.7–17; 7.12–26), puede decirse que en el NT se presenta como género literario específico, bien desarrollado ya en la época cuando este se está componiendo.

hacereraresponderalasituaciónespecíficaqueseleshabíapresentado:pleitosentrehermanos,

inmoralidadenlacongregación,penetraciónenlacomunidadcristianadeideasextrañasque

negabantantolaeficaciadelaobradeJesucristocomolaeficaciadelafe,gozoporlafidelidad

deloshermanosyporlaexpresióndesuamor,necesidadderecibiralientoenmomentosde

dificultadyprueba…oloquefuera.Yesasautoridadesdelaiglesiaescriben,habiendobuscado

ladireccióndeDios,ensucalidaddetales:apóstoles,obispos(enelsentidoneotestamentario),

pastoresydirigentesdelacomunidadcristianaenladiáspora.

•Cuandoellosescribían,nisiquierasoñabanqueaquelloqueproducíantenía,ollegaríaa tener,laautoridaddelosescritossagradosqueleíanenlasinagogayenlasprimeras congregacionesdecristianos.PuededecirsequeenelNuevoTestamento,quizásconla excepcióndelApocalipsis—porsunaturalezaparticular—,nohayindiciosdequesusautores creyeranqueloqueestabanescribiendoibaaserpartede«LaEscritura».7 Pero,porproceder esosescritosdequienesprocedían,porlaautoridadquerepresentabansusautoresypor considerarque,dealgunamanera,erantestimoniodeprimeramanoyfidedignode«lascosasque

entrenosotroshansidociertísimas»(Lc1.1),losgruposcristianosnosóloguardaronyreleyeron

lostextosquedirectamenteelloshabíanrecibidosinoque,además,comenzaronaproducir muchascopiasyadistribuirlasentreotrastantascomunidadeshermanas.8 Pocoapoco,los

7

8

cristianosfueronreconociéndolesaesostextosautoridadprivilegiada9 paralavidadelaIglesiay, conello,reconocieronlainspiracióndivinaensuproducciónyelaboraron,enfechaposterior,la

doctrinacorrespondiente.

9

10 10

NoshemosreferidohastaahoraalibrosdelNuevoTestamentoqueseescribieron,ensu

7 7 Al parecer fueron los gnósticos los primeros en tratar como «Escrituras» algunos de los escritos del NT.

8 8 Véase, en esta misma obra, el capítulo sobre las «Traducciones castellanas de la Biblia», y lo que allí decimos acerca del por qué se hicieron muy pronto traducciones del texto del NT.

9 9 Debe indicarse que en el propio NT tenemos unos pocos testimonios en los que, junto a dichos del AT (Dt 25.4), se ponen dichos de los evangelios (Lc 10.7). Tal es el caso de 1 Ti 5.18. Probablemente algo similar ocurra con la referencia que a los escritos de Pablo se hace en 2 P

3.15–16.

10 10 El desarrollo de la doctrina de la inspiración ha sido muy importante en la historia de la iglesia. Aquí no tratamos ese tema. Sí es bueno acentuar la distinción entre inspiración y autoridad. Y, en cuanto a esta última, también debe distinguirse entre la autoridad propia del texto y el hecho de que la comunidad cristiana inviste de autoridad, por su recepción y por su uso, a ese mismo texto. Esta distinción no implica la más mínima contradicción: la definición del primer aspecto corresponde a la teología; la del segundo es parte del desarrollo de las comunidades cristianas del primer siglo.

mayoría,«decorrido».Lasituaciónsetornamáscomplejacuandotratamosdetextoscomolos

delosevangelios,cuyacomposiciónsiguióotrocamino.

Enefecto,aJesúsnoloseguíanestenógrafosqueibantomandonotasdetodoloqueélhacía

yenseñaba,yqueluego«sesentaronaescribirunlibro».

Delapalabrahabladaalostextosescritos

Laprimeraetapadelatransmisióndelmaterialqueseincluyeenloscuatroevangelios

correspondeala«tradiciónoral»:losapóstolesydemásdiscípulosdeJesúscontaronasus

nuevoshermanosenlafetodoloquepodíanrecordardesuexperienciaconsuSeñorysalvador.

MuyprontocomenzaronahacersecoleccionesescritasdelosdichosdeJesús.11 Quizános parezcaquealgunosdichosdenuestroSeñorqueencontramosenlosevangelioscanónicosestán como«descolgados»desucontextoliterario.Probablementesedebaelloaquehayansido tomadosdealgunadeesascolecciones. Delostextosquehanllegadohastanosotros,yporlostestimoniosdeescritoresantiguos, sabemos,además,quelosseguidoresdeJesúsydesusapóstolestambiénhicieron,enfecha posterior,otrascoleccionesdelibrossagrados.Textosfavoritosdeesascoleccionesparecen

habersidolosescritosdePablo.

CuandolosautoresdelosevangeliosquesonpartedelNuevoTestamentosepusierona redactarenformafinalsusescritos,13 echaronmanodelmaterialqueteníanasudisposición,e

11

12 12

13

11 11 Los descubrimientos de Nag Hammadi (1945) pusieron a nuestra disposición una gran biblioteca de extraordinario valor. Ha habido mucha discusión acerca de la naturaleza de los textos allí encontrados y en la actualidad se están revisando algunas posiciones que se habían tomado, quizás, apresuradamente. Por ejemplo, hoy se considera que no todos los textos encontrados son gnósticos (por ejemplo, y obviamente, el del libro VI de La República, de Platón) y que, con mucha probabilidad, la comunidad a la que la biblioteca pertenecía tampoco era gnóstica. De todos modos, lo que interesa ahora destacar es que allí se encontró un evangelio, de tendencias gnósticas (según unos autores, aunque otros rechazan esta clasificación), que es una colección de dichos atribuidos a Jesús. Se trata del Evangelio de Tomás. Véase, sobre este tema, el excelente libro de James H. Charlesworth, Jesus within Judaism (N. Y.: Doubleday, 1988), especialmente el cap. 4: «Jesus, the Nag Hammadi Codices, and Josephus». En cuanto al Evangelio de Tomás, hay traducción castellana, por Manuel Alcalá: El evangelio copto de Tomás (Salamanca: Sígueme, 1989).

12 12 En la Primera carta a los corintios, de Clemente de Roma, en la Carta a los efesios, de Ignacio y en la Carta de Policarpo a los filipenses se mencionan las «cartas de Pablo». El texto neotestamentario de 2 P 3.15 indica otro tanto. (En la carta de Policarpo también se hace referencia a una colección de las cartas de Ignacio, obispo de Antioquía y mártir.)

13 13 Recordemos que ninguno de los cuatro evangelios da el nombre de su autor. La asignación a los cuatro «evangelistas» es unos cuantos años posterior a los mismos evangelios y

inclusobuscaronmásinformaciónporsupropiacuenta.Deellodaclarotestimonioelpropio Lucas,alcomienzodesuevangelio. Ahorabien,niloscuatroevangelistasfueronlosúnicosqueescribieronobrasdeesegénero literarioquellamamos«evangelio»,niLucasfueelúnicoqueescribióunlibrocomoeldeHechos, nilasepístolasdelNuevoTestamentofueronlasúnicasepístolascristianasquecircularonenel mundoantiguo,ninuestroApocalipsiseselúnicolibrocristianodeesetipoqueseescribióenla antigüedad. ¿Quéqueremosdecirconloanterior? Sencillamenteque,dadalanaturalezadelcristianismo,suexpansiónyladiversidadquehabía entreloscristianosdelosprimerossiglos(sinolvidarlasdesviacionesquesellamabanasímismas cristianas),fueronmuchoslosquesededicaronaescribir«evangelios»,«hechos»,«epístolas»y «apocalipsis».14 Relativamentepronto,laiglesiacomenzóadiscriminarentreunosyotros, aunque,enalgunoscasos,ladiscriminaciónnoresultabamuyfácil. Además,enlaetapainmediatamenteposterioralosapóstoleshubocristianos—entrelosque secontabanalgunosqueconsusangrehabíanselladolagenuinidaddesutestimonioydesuvida, comoIgnacio,ObispodeAntioquía,ocomoJustino,desobrenombreMártiroelFilósofo—que escribieronobrasmuyimportantes,yaseaparadefensadelafeoparalaedificacióndelos cristianos.Algunasdeesasobrasresultaronsersobremaneraapreciadaspormuchas comunidadescristianas,dondeseleíanconverdaderaveneraciónyrespeto.Deentreellas,unas, comolaPrimeraepístoladeClementedeRomaaloscorintios,laCartadeBernabé,El Pastor,deHermas,laDidajéyotras,llegaronaserconsideradaspormuchoscristianos,ypor lascomunidadesalasqueellospertenecían,comoobrascanónicasy,portanto,comoescritos sagradosinvestidosdeautoridadparalaiglesia.

14

Elcanon

Lasituacióninternadelaiglesia

Desdeelprimersiglo—ydeellotenemostestimonioenlosescritosdelNuevo

Testamento—losdirigentescristianoshubierondeenfrentarseaproblemasqueteníanqueverno

sóloconaspectosprácticosdelavidacristianapersonalycomunitaria(cuestionesmoralesyde

relacionespersonales),sinotambiéncondesviacionesdoctrinales,resultadodela

corresponde a la tradición oral de la que tenemos testimonio escrito a partir del s. III.

14 14 Para mayor información sobre estos aspectos, véase la siguiente obra: Julio Trebolle Barrera, La Biblia judía y la Biblia cristiana. Introducción a la historia de la Biblia (Madrid: Editorial Trotta, 1993). En las páginas 258–263 se encuentra una lista de las obras canónicas y no canónicas (o apócrifas), organizadas por sus géneros (evangelios, hechos, etcétera), y seguida por una breve explicación de las segundas. Se añade, además, una lista de «interpolaciones cristianas», escritos de los Padres apostólicos y tratados doctrinales y morales.Véanse también: M.G. Mara, «Apócrifos», en: Diccionario patrístico y de la antigüedad cristiana (Salamanca: Sígueme, 1991), 2 volúmenes; y A. Sánchez Otero, Los evangelios apócrifos (Madrid: B.A.C., 1956).

incomprensión—odeladistorsiónintencionada—delsignificadodelevangelio.Envarioslibros delNuevoTestamentopodemosdetectarestaluchadeaquellosprimerosescritorescristianos. Conelpasardeltiempo,losproblemasfueroncreciendoyhaciéndosecadavezmásagudos. Elaceleradocrecimientodelcristianismocontribuyótambiénaello,ademásdeotrosfactores. Entreestospodemosmencionarlossiguientes:elnaturalprocesodetransformacióndesdeun movimientocon«mística»yvisiónhastaunainstituciónquetienequegastargrancantidadde energíaenresolversusasuntosinternos(elmenordeloscualesnoeralaadministración)yen cuidarsusupervivencia;eltránsitodesdeunacomunidadperseguidaaunacomunidadprimero tolerada,luegoprotegidayfinalmenteasimiladaalpoderpolíticoycapazdeperseguir15 (o,en otrostérminos,elpasodelcristianismoalacristiandad);laincorporaciónalanuevafe,durantelos primerossiglos,demuchaspersonasque,antesdesuconversión,habíansidomuybienformadas deacuerdoconlaculturahelenísticadominante,nocristiana;lacarenciadelinstrumental ideológicoytécnico(ademásdellexicográfico)paraprofundizaryexpresar,desdeadentrodela fe,lainteligenciadeesamismafe;la«oferta»quelehacíaalcristianismoelcontextosociocultural, delinstrumentalideológico,técnicoylexicográficoprovistoporlaprevalecienteculturahelenística (sobretodoenelorientecristiano,dondeseelabora,ensuprimeraetapa,lateologíacristiana);la entradaalcristianismo(sobretodoenlaépocaconstantiniana)degrannúmerodepersonasquelo hicieronporrazonesno«teológicas»,sinquehubierarealmenteconversión. Surgenentonceslascontroversiasdoctrinales,enalgunasdelascualessevioenvueltotodoel mundocristiano.Porsupuesto,notodassuscitaronelmismointerés(algunasestabancircunscritas aunaregión)niteníanigualimportancia.Perodesdeelprincipioseviounanecesidadimperiosa:la decontarconuncorpuspropiodelibrossagradosquepudieranservircomopuntodereferencia ycomofuenteycriterioalahoradetomardecisionesdoctrinales.Enotraspalabras:hacíafalta estableceruncanon. Comoesdeesperar,laconcienciadeestanecesidadnofuealgoqueirrumpiórepentinamente enloscírculoscristianos.Esmás,loscristianosdelosprimerossiglos,comoyaseindicó,llegaron aconsiderarquealgunoslibrosqueactualmentenoformanpartedenuestroNuevoTestamentosí eranpartedelcanon.Estehechoesfundamentalparaentenderelpanoramaquehoysenos presentaenelmarcogeneraldelcristianismo,puesnotodosloscristianosaceptanelmismo conjuntodelibroscanónicos. Enlíneasanterioresmencionamosalgunosdeesoslibrosquefueroncitadoscomofuentesde autoridadporlosescritorescristianos.Aesterespecto,esnecesarioampliarnuestracomprensión deaquelperíodo.Esosmismoscristianos,incluidoslosautoresdeloslibrosquecomponenel NuevoTestamento,sesentíanenlibertaddecitar,ensusobras,escritosquenoeranpartedel canondelAntiguoTestamento,talcomoesteseaceptahoyporlamayoríadelasiglesias protestantes.Enefecto,encontramosenelNuevoTestamentoalusionesatextosohistoriasque pertenecenaloslibrosdeuterocanónicos;aúnmás,comofuenteimportante,ynocomomero adornoliterario,haycitasdelibrosquepertenecenalgrupodelosllamadospseudoepígrafos(o

15

15 15 Se nos ocurre pensar que es el recorrido, pero a la inversa, que siguió Pablo. Este, de perseguidor se convierte en perseguido. Esto fue parte de su «conversión». La iglesia, por su lado, de perseguida se convierte en perseguidora. ¿Será esa su «desconversión?».

apócrifos,segúnotranomenclatura).

16 16

Estalibertaddeuso,juntoalhechodequeloslibrossagradosdelaprimeracomunidad

cristianaeranlosquehabíanrecibidodeljudaísmo,explicaquecuandoempiezanahacerselas

primeraslistasdelosnuevoslibrosadmitidosporlaiglesiaaparezcanenellasalgunosdelosque

hoynosextrañamos…ynoaparezcanotrosquetodaslascomunidadescristianasdenuestra

épocaaceptancomocanónicos.Veamos,avuelodepájaro,lossiguienteshechos:

Recepcióndeloslibrosyautoridadconferida

LosescritosdelosapóstolesydelosotrosseguidoresdeJesús(especialmentelamayoríade aquellosescritosqueluegoseincluyeronenelconjuntoquellamamosNuevoTestamento) gozarondesdemuytempranodeunacalurosarecepciónyseconvirtieronenfuentedeautoridad paralosescritorescristianosdelosañossubsiguientes.CuandoseleenlosescritosdelosPadres apostólicos17 puedenotarselapresencia,enellos,delaenseñanzaapostólica,talcomola conocemosporloslibrosahoracanónicos.Haycitas,enesosescritos,detodoelNuevo

Testamento,conexcepcióndelossiguienteslibros:Filemón,2deJuany3deJuan.Los

siguientessecitanmuypoco:2dePedro,SantiagoyJudas.

17

16 16 No debieran identificarse los dos términos (deuterocanónico y apócrifo). Desafortunadamente, no ha habido acuerdo para su uso, y este ha cambiado, sobre todo en la tradición protestante. En efecto, la misma palabra «apócrifo» ha variado su significado, y hoy se maneja, al menos en círculos populares evangélicos, con un sentido básicamente peyorativo.Respecto de las alusiones y referencias que a algunos de estos libros se hace en el Nuevo Testamento, véase el «Index of allusions and verbal parallels», The Greek New Testament. Fourth revised edition. Edited by Barbara Aland, Kurt Aland, Johannes Karavidopoulos, Carlo M. Martini and Bruce M. Metzger (Stuttgart, Germany: Deutsche Bibelgesellschaft, United Bible Societies, 1993), p. 891–901. En las p. 900 y 901 se registran ciento dieciséis de esas «alusiones y paralelos verbales» de libros deuterocanónicos y apócrifos (apócrifos y pseudoepígrafos, respectivamente, según la terminología más usada entre los protestantes) en el NT. Además se señalan tres (o quizá cuatro) casos, en el NT, tomados de «otros escritos» del mundo antiguo.

17 17 Se llama así al conjunto de escritores y textos cristianos que aparecen en la etapa inmediatamente posterior a la de los apóstoles. Conocemos los nombres de los autores de muchas de esas obras. Otros escritos de la época resultan anónimos. Se cuentan, entre los Padres apostólicos, los siguientes: Clemente Romano, La Didajé, Ignacio de Antioquía, Policarpo de Esmirna, Papías de Hierápolis, La Epístola de Bernabé, El Pastor, de Hermas, la Epístola (o Discurso) a Diogneto. Véase, para los textos: Padres apostólicos. Introducción, notas y versión

castellana de Daniel Ruiz Bueno (Madrid: B.A.C., 1967

obras ya citadas de Justo L. González y de Philipp Vielhauer.

2 ); y para información sobre esos libros: las

AlgunostratadosdelosPadresapostólicos—tratadosfundamentalmentepastorales—,porla

naturalezadesucontenido,porlaautoridaddesuautoryporsucercaníatemporalytemáticaala

enseñanzadelosapóstoles,gozarondegransimpatía,prestigioyaceptación.Auncuandose

basabanenloquehabíantransmitidolosdiscípulosdeJesús(deahíelrecurriralascitasdelas

obrasdeestosúltimos),muyprontoesosmismosescritoscomenzaronasercitadoscomolibros

deigualautoridad:losmiembrosdelacomunidadlosleíancomosifueranpartedelas«escrituras

cristianas».

LosPadresdelaiglesia

ElperíodoinmediatamenteposterioraldelosPadresapostólicosseconocecomoeldelos

«Padresdelaiglesia».Algunosdividenesteperíodo,asuvez,entresetapas(quenotienen

necesariamentesecuenciacronológica):laetapaapologética(losPadresapologistas),lapolémica

ylacientífica.Esentoncescuandorecrudecenlosproblemasdoctrinales,tantoporlosataques

externosdelosenemigosdelcristianismocomopordificultadesinternas,causadasporelsano

deseodeprofundizarenlainteligenciadelafeyenlacomprensióndelaenseñanza.Dehechose

trata,enesteúltimoaspecto,dereducircadavezmáselámbitodelmisterio;osea,deintentar

«explicar»todoaquelloquepuedaserexplicable,inclusodespuésdeaceptarlairrupcióndel

misterioodelmilagro.Porejemplo,aceptada,comohechoycomomilagro,laencarnación,se

buscaráexplicarcómoseunenlasdosnaturalezas(humanaydivina)enlapersonadeJesús.Lo

mismosucederespectodelapersonaylavoluntad.Yotrotantoenrelaciónconladoctrinadela

Trinidad.

Losesfuerzosfueronmúltiples,yvariadaslassolucionespropuestas.Desafortunadamente,la

nuevasrelacionesentreelcristianismoyelimperioromanohacenqueinteresespolíticosnosean

ajenosalascontroversiasteológicas.

18 18

Noesdeextrañar,dadasesascircunstancias,queelperíodonosofrezcaunagranriquezade

producciónliteraria:ampliayvariada,enlaqueestánrepresentadoslosdiferentesbandos

teológicosenpugna.

19 19

18 18 Quizás el ejemplo más dramático haya sido el de Atanasio, quien experimentó en carne propia las vicisitudes de la intromisión del poder político en las discusiones doctrinales de los cristianos. No hay que olvidar, incluso, que durante mucho tiempo fue el emperador el único que tenía la autoridad para convocar los concilios. Véase: Justo L. González, Historia del pensamiento cristiano (Buenos Aires: Methopress, 1965), vol. I, especialmente los capítulos VI y XIII. «Un hecho notable en los concilios antiguos es el papel importante que ejercía el emperador: él los convoca, fija el orden del día, confirma sus decisiones; al ratificarlos, da valor de leyes imperiales a las decisiones conciliares, ya que los ciudadanos tienen que profesar la fe ortodoxa, y confía a la justicia coercitiva secular a los que se oponen a ella» (Ch. Munier, «Concilio», Diccionario patrístico, vol. I, p. 462).

19 19 Aunque hay que reconocer, con tristeza, que muchas de las obras de autores que llegaron a ser considerados «heterodoxos» fueron luego destruidas, como también algunos volúmenes contra el cristianismo escritos por autores «paganos». De lamentar es la desaparición de los

Marción

EnelsigloIIapareceunpersonajedecuyavidatenemosmuypocosdatos:Marción.Al

parecer,fueexcomulgadodelaiglesiaporsupropiopadre(quiendebió,portanto,serobispo).

LuegoseafilióalacomunidadcristianadeRoma,ytambiéndeallíloexpulsaron(probablemente

enel144d.C.20 Influidoporcreenciasnocristianas,consideróqueelDiosdequienhablael AntiguoTestamentonoeselDiosverdadero,porloquerechazó,enbloque,todosloslibrosdela Bibliahebrea.Poraquelentoncesnosehabíaestablecidoenlaiglesianingúncanon,yporeso bienpuedeafirmarsequeesMarciónelprimeroquedefineuncanondelibroscristianos.Según él,estabaconstituidoporelEvangeliodeLucasypordiezdelasepístolaspaulinas(todas menoslascartaspastorales;Hebreosnocuenta).Aunenesoslibrosqueaceptó,Marciónhizo recortes,puesconsiderabaquelaiglesiahabíamanipuladoeltextoylohabíapervertido. LaaccióndeMarciónfuemuysignificativa.Muchosescritorescristianosloatacaron.Fue

condenadoenel144d.C.Perosuatrevimientodioinicio,enciertosentido,aunprocesoque

llevaríaaladefinicióndeuncanon«cerrado».«Lapolémicacontralaspretensionesdelos

gnósticosdedisponerdetradicionessecretasycontralasdeMarcióndeescogerycorregirlos

textos,rechazandoademáslasEscriturashebreas,contribuyóareforzarlaconcienciadel

privilegioqueteníanlosescritosjuzgadoscomoapostólicos,enfuncióndelaacogidaque

obtuvieronentrelasprincipalesiglesiasyteniendoencuentaloscriteriosinternosdeseriedady

20

21

ortodoxia».

21

Yaporelaño200d.C.sehaaceptadolaideadelcanonysehacompiladounabuenaparte

desucontenido;sinembargo,nohayunidaddecriterioencuantoalatotalidaddeloslibrosque

locomponen.Estehechosepercibemuybienporlasdudasyvariacionesquesepresentanenlas

listasquesedanendiversaspartesdondeelcristianismosehabíadesarrollado.

Taciano

AntesdefinalesdelsigloII,Taciano—quehabíasidodiscípulodeJustinoMártir—escribesu Diatessaron( ca.170d.C.),queesunaarmoníadeloscuatroevangelios.Estehechomuestra que,paraesafecha,yaseconsiderabaquelosevangelioscanónicoseranesoscuatro.

ElFragmentoMuratori

22

DefinalesdelsigloIIoprincipiosdelIII,esunmanuscritoquecontieneunalistadelibrosdel

NuevoTestamento,escritaenlatín,conocidacomoelFragmentoMuratori,porelnombredel

libros de Porfirio (segunda parte del s. III).

20 20 J. L. González, p. 160–165.

21 21 J. Gribomont, «Escritura (Sagrada)», Diccionario patrístico, p. 742. Veáse, en Philipp Vielhauer, Historia de la literatura, p. 817–821, la presentación de las hipótesis que intentan explicar cuál fue el motivo por el que se formó un canon del NT.

22 ca. circa, aproximadamente

anticuarioyteólogoquedescubrióeldocumento:LudovicoAntonioMuratori.

23 22

EnelFragmentoMuratorisemencionan,comolibrosaceptados,22delosquecomponen

nuestraversióndelcanondelNuevoTestamento.Faltanlossiguientes:Hebreos,Santiago,1y2

dePedro,3deJuan.Peroseañaden,comoaceptados,otrosdoslibros:ApocalipsisdePedro

ySabiduríadeSalomón.Además,sedaunalistadeobrasquefueronrechazadasporlaiglesia,

pordiversasrazones.

Orígenes

Porsuparte,elgranOrígenes(quienmuerealrededordelaño254d.C.),indicaqueson

aceptadosveintiúnlibrosdelactualcanondeveintisiete;perohayotrosqueélcitacomo «escritura»,comolaDidajéylaCartadeBernabé.Luegomencionaentrelostextosacercade

cuyaaceptaciónalgunosdudan,lossiguientes:Hebreos,Santiago,Judas,2dePedro,2y3de

Juan,ademásdeotroslibros(comolaPredicacióndePedroolosHechosdePablo).

EusebiodeCesarea

EusebiodeCesareanospresenta,ensuHistoriaeclesiástica,unasíntesisdelasituacióna

principiosdelsiglocuarto,encuantoalstatusdeloslibrossagradosdentrodelcristianismo.Dice

asíelpadredelahistoriaeclesiástica:

«EnprimerlugarhayqueponerlatétradasantadelosEvangelios,alosquesigueelescritode HechosdelosApóstoles. »YdespuésdeestehayqueponerenlistalasCartasdePablo.Luegosehadedarporcierta

lallamada1deJuan,tambiénladePedro.Despuésdeestas,siparecebien,puedecolocarseel

ApocalipsisdeJuan,acercadelcualexpondremosoportunamenteloquedeélsepiensa. »Estossonlosqueestánentrelosadmitidos[griego:homolo­goumena].Deloslibros discutidos[antilegomena],encambio,yque,sinembargo,sonconocidosdelagranmayoría,

tenemoslaCartallamadadeSantiago,ladeJudasyla2dePedro,asícomolasquesedicen

24 23

ser2y3deJuan,yaseandelevangelista,yadeotrodelmismonombre.

»Entrelosespurios[noza]colóquense[…]aun,comodije,siparece,elApocalipsisde

Juan:algunos,comodije,lorechazan,mientrasotroslocuentanentreloslibrosadmitidos».

25 24

23 22 La historia de este fragmento, sus posibles interpretaciones y su significado, como así mismo los problemas de determinación de su fecha están explicados en el capítulo doce («The Muratorian Fragment») de la obra de F. F. Bruce, The Canon of Scripture (Downers Grove, Illinois: InterVarsity Press, 1988).

24 23 Eusebio de Cesarea, Historia eclesiástica. Traducción de Argimiro Velasco Delgado (Madrid:

B.A.C., 1973), VI, 25, 3–14; G. Báez Camargo, Breve historia del canon bíblico (México: Ediciones

«Luminar», 1982

2 ); F. F. Bruce, The Canon of Scripture, p. 192–195.

25 24 Eusebio, Historia eclesiástica, III, 25,1-4. El grupo de los espurios (noza) está formado por libros que también son discutidos, como «Hechos de Pablo, el llamado Pastor y el Apocalipsis de Pedro», entre otros. Eusebio menciona, además, otros libros que «han propalado los herejes»;

Resumen

¿Quénosenseñatodoesteproceso? Primero,queelcaminodelarecepciónyaceptacióncomolibrosprivilegiadosdeun determinadonúmerodetextosalosqueselesreconocióespecialautoridadenlascomunidades cristianasfueunprocesopropioynaturaldeesasmismascomunidades.Nofueresultadodeuna decisiónconsciente,detipojerárquicooconciliar.Lascomunidadescristianasrecibieroncon alegría,respetoyhastareverencialascomunicaciones(epístolas,porejemplo)delosapóstoleso deotrosdirigentesdelaiglesia,ylasaceptaroncomodocumentosqueposeíanautoridad.Las leíanyreleíanylascompartíanconotrascomunidadeshermanas.Movidaporsuimpulso misionero,25 laiglesiamuyprontocomenzóasacarcopiasdeesosmismostextosyarepartirlas alasnuevascomunidadesqueseibanconstituyendoalolargoyanchodelImperioyaunmásallá desusfronteras. Segundo,quelosdemásescritorescristianos,predicadores,teólogos,etc.,utilizaronesos escritosyloscitaronconfrecuencia,ensuesfuerzoporcomprendermejorlaenseñanzacristiana ycompartirlaconsuslectores. Tercero,queasísefuereuniendounconjuntodelibrosquegozabandelmismoprivilegiode aceptación.Esteprocesodecolecciónnofueuniformeentodoelterritorioenquehabíapresencia cristiana.Porunauotrarazón,algunoslibroseranaceptadosporunascomunidadesyrechazados porotras.Fueesaprecisamentelacausadequenohubieraunaúnicaeidénticalistadelibros «canónicos»entodaspartes. Cuarto,queelfenómenoqueacabamosdeexplicarnoselimita,demaneraexclusiva,a variacionesdentrodelconjuntodelibrosquehoyaceptamoscomocanónicos.Nosóloalgunos deestoseranrechazadosporalgunascomunidades,sinoqueotroslibrosextrañosaesalistaeran aceptados,quizásporesasmismascomunidades. Quinto,quelaslistasdelossiglosIIyIIIquehanllegadohastanosotrosrepresentan, fundamentalmente,laposicióndelosgruposcristianosquelasconfeccionaron(oaloscuales pertenecíanlaspersonasquelasconfeccionaron).Porejemplo,el«canon»deMuratori(osea,la listadelibrosqueapareceenelfragmentodeesenombre)es,contodaprobabilidad,el«canon» delacomunidadcristianadeRoma. Sexto,quelavariedadqueseprodujosedaba,entérminosgenerales,dentrodeunmarco determinado,conexcepcióndelos«cánones»quesefueronformandoencomunidadesque estabanalmargendelaiglesia(comoeselcasodelaiglesiamarcionita). Séptimo,quenoessinoapartirdelsigloIVcuandocomienzanatomarsedecisiones conciliaresrespectodelacomposicióndelcanon.Alprincipiosetratósolodeconcilioslocaleso regionales.Muyposteriormentefueasuntodelosconciliosgeneralesoecuménicos.

26

y añade: «Jamás uno solo entre los escritores ortodoxos juzgó digno de hacer mención de estos libros en sus escritos». De esos mismos libros dice que son «enjendros de herejes» (haireticon andronanaplasmata) y «absurdos e impíos» (atopakaidyssebe) (III, 25,4 y 6–7).

26 25 Véase el capítulo sobre «Versiones castellanas de la Biblia», en este mismo volumen.

Octavo,queesasdecisionesconciliaresconfirmanlatendenciaquesemanifestabaenlos siglosprecedentesy,pocoapoco,vaconsiguiéndoseunconsensoqueseorientaalcierredel canondelosveintisietelibros,enlasiglesiascristianasmayoritarias.DesdeelsigloIVenadelante, losconciliospublicanlistasdeloslibrosquecomponenelNuevoTestamento.Algunosdelos librostenidospor«dudosos»pasanaengrosarlalistadelcanon.Otros,quedanfuerapara siempre.Aveces,lascircunstanciasreligiosasdeunaregiónpodíanafectarlaaceptacióndefinitiva deundeterminadolibro.Porejemplo,enelOrientesetardamástiempoenaceptarel ApocalipsisdeJuanporqueestelibrofueusadoporalgunosparaapoyarideasquese considerabanheterodoxas.Porotraparte,sesiguiódudando,hastaeldíadehoy,dela

paternidadliterariapaulinadeHebreos(odelapetrinade2dePedro).Perolosveintisietelibros

canónicossonlosquelaiglesiacristianaensugranmayoríahaaceptadoyacepta. HayquedestacarquelaaceptacióndefinitivadelcanondelNuevoTestamentonosedebióa lasdecisionesdelosconcilios.Loqueestoshicieronnofuesinoreconoceryratificarloqueya estabasucediendoenlasdiversascomunidadescristianasqueformabanlaiglesiauniversal. Nostoca,comocristianos,agradeceraDiosporeldonespecialdeestoslibrosqueson«un libro»,abrirsuspáginasparadescubrirenellassupalabra,pararecibirinspiraciónycorrección,y paracomprendermejorsuvoluntad. «…conoceslassagradasEscrituras,quepuedeninstruirteyllevartealasalvaciónpormedio delafeenCristoJesús.TodaEscrituraestáinspiradaporDiosyesútilparaenseñaryreprender, paracorregiryeducarenunavidaderectitud,paraqueelhombredeDiosestécapacitadoy completamentepreparadoparahacertodaclasedebien»(2Ti3.15–17, DHH).

27

Librosrecomendados

Báez­Camargo,Gonzalo.Brevehistoriadelcanonbíblico.México:Ediciones«Luminar»,1982.

EusebiodeCesarea.Historiaeclesiástica.TraduccióndeArgimiroVelascoDelgado.Madrid:

B.A.C.,1973.

Gerhardson,Birger.Prehistoriadelosevangelios.Santander:SalTerrae,1980.

González,JustoL.Historiadelpensamientocristiano.BuenosAires:Methopress,1965.

Gribomont,J.«Escritura(Sagrada)».Diccionariopatrísticoydelaantigüedadcristiana.Dirigido

porAngeloDiBerardino.Trad.deAlfonsoOrtizGarcíayJoséManuelGuirau.Salamanca:

Sígueme,1991.2volúmenes.

MuñozIglesias,S.«Canondel NT».EnciclopediadelaBiblia.DirecciónTécnica:AlejandroDíez MachoySebastiánBartina.Barcelona:EdicionesGarriga,S.A.,19692 .6volúmenes.

TrebolleBarrera,Julio.LaBibliajudíaylaBibliacristiana.Madrid:EditorialTrotta,1993.

28

Cuarta

27 DHH Dios Habla Hoy (Versión popular española)

28 NT Nuevo Testamento

29

29 Descubre La Biblia : De Ciencias Biblicas. electronic ed. Miami : United Bible Societies, 1997