Sei sulla pagina 1di 33

CAJA DE HERRAMIENTAS SOBRE EVALUACIÓN INTEGRADA DEL PATRIMONIO HIDRICO EN LA ORDENACIÓN Y MANEJO DE LAS CUENCAS HIDROGRAFICAS

CAJA DE HERRAMIENTAS SOBRE EVALUACIÓN INTEGRADA DEL PATRIMONIO HIDRICO EN LA ORDENACIÓN Y MANEJO DE LAS
CAJA DE HERRAMIENTAS SOBRE EVALUACIÓN INTEGRADA DEL PATRIMONIO HIDRICO EN LA ORDENACIÓN Y MANEJO DE LAS
CAJA DE HERRAMIENTAS SOBRE EVALUACIÓN INTEGRADA DEL PATRIMONIO HIDRICO EN LA ORDENACIÓN Y MANEJO DE LAS
CAJA DE HERRAMIENTAS SOBRE EVALUACIÓN INTEGRADA DEL PATRIMONIO HIDRICO EN LA ORDENACIÓN Y MANEJO DE LAS
CAJA DE HERRAMIENTAS SOBRE EVALUACIÓN INTEGRADA DEL PATRIMONIO HIDRICO EN LA ORDENACIÓN Y MANEJO DE LAS

CAJAS DE HERRAMIENTAS

GUÍA TÉCNICO CIENTÍFICA PARA LA ORDENACIÓN Y MANEJO DE CUENCAS HIDROGRÁFICAS EN COLOMBIA

CAJA DE HERRAMIENTAS SOBRE EVALUACIÓN INTEGRADA DEL PATRIMONIO HIDRICO EN LA ORDENACIÓN Y MANEJO DE LAS

Con el apoyo financiero para la realización de la consulta en los paneles de expertos de las cajas de herramientas

CAJA DE HERRAMIENTAS SOBRE EVALUACIÓN INTEGRADA DEL PATRIMONIO HIDRICO EN LA ORDENACIÓN Y MANEJO DE LAS

Julio de 2006

CAJA DE HERRAMIENTAS SOBRE EVALUACIÓN INTEGRADA DEL PATRIMONIO HIDRICO EN LA ORDENACIÓN Y MANEJO DE LAS

CAJA DE HERRAMIENTAS SOBRE EVALUACIÓN INTEGRADA DEL PATRIMONIO HIDRICO EN LA ORDENACIÓN Y MANEJO DE LAS CUENCAS HIDROGRAFICAS

Guía Técnico Científica Guía Técnico Científica para la Ordenación y para la Ordenación y Manejo Manejo
Guía Técnico Científica
Guía Técnico Científica
para la Ordenación y
para la Ordenación y
Manejo
Manejo
de Cuencas Hidrográficas
de Cuencas Hidrográficas
en Colombia
en Colombia
Participación
Participación
Evaluación
Evaluación
comunitaria.
comunitaria.
Normatividad y
Normatividad y
Instrumentos
Instrumentos
Integrada del
Integrada del
Zonificación
Zonificación
Hacia la
Hacia la
política
política
económicos
económicos
patrimonio
patrimonio
ambiental
ambiental
gobernabilidad y
gobernabilidad y
ambiental
ambiental
hídrico
hídrico
empoderamiento
empoderamiento

CAJA DE HERRAMIENTAS SOBRE EVALUACIÓN INTEGRADA DEL PATRIMONIO HIDRICO EN LA ORDENACIÓN Y MANEJO DE LAS CUENCAS HIDROGRAFICAS

CAJA DE HERRAMIENTAS SOBRE EVALUACIÓN INTEGRADA DEL PATRIMONIO HIDRICO EN LA ORDENACIÓN Y MANEJO DE LAS

INSTITUTO DE HIDROLOGIA, METEOROLOGIA Y ESTUDIOS AMBIENTALES – IDEAM

CAJA DE HERRAMIENTAS SOBRE EVALUACIÓN INTEGRADA DEL PATRIMONIO HIDRICO EN LA ORDENACIÓN Y MANEJO DE LAS CUENCAS HIDROGRAFICAS.

Elaborado por:

GRUPO DE CUENCAS SUBDIRECCION DE ESTUDIOS AMBIENTALES - IDEAM

BOGOTA, JULIO DEL 2006

CAJA DE HERRAMIENTAS SOBRE EVALUACIÓN INTEGRADA DEL PATRIMONIO HIDRICO EN LA ORDENACIÓN Y MANEJO DE LAS CUENCAS HIDROGRAFICAS

CAJA DE HERRAMIENTAS SOBRE EVALUACIÓN INTEGRADA DEL PATRIMONIO HIDRICO EN LA ORDENACIÓN Y MANEJO DE LAS CUENCAS HIDROGRAFICAS.

INVESTIGACION:

CREDITOS

Por: Nelson Omar Vargas Martínez. Grupo de Investigación en Hidrología de la Subdirección de Hidrología del IDEAM.

Con la participación de los expertos en el panel “Consulta y enriquecimiento de la caja de herramientas sobre: Evaluación Integrada del Patrimonio Hídrico en la Ordenación y Manejo de las Cuencas Hidrográficas en Colombia”

Monica Dunoyer, Martha García Herran

Otros participantes del Panel:

José Acero, Juan Manuel Arévalo, Paola Avilan, Claudia María Cardona, Juanita Castaño, Mario Castro, María Patricia Cuervo, Carlos Echeverry, Jairo García Héctor Mario Herrera, Carlos Eduardo Gómez, Jorge Iván Gómez, Omar Jaramillo, Gladis Moreno, Pedro Moreno, Oscar Ocampo, Claudia Patricia Olarte, Nestor Martinez, Evert Rivera, Félix Darío Sánchez, Luís Eduardo Toro, Oscar Tosse, Jesús Vasquez

CAJA DE HERRAMIENTAS SOBRE EVALUACIÓN INTEGRADA DEL PATRIMONIO HIDRICO EN LA ORDENACIÓN Y MANEJO DE LAS CUENCAS HIDROGRAFICAS

EVALUACIÓN INTEGRADA DEL PATRIMONIO HIDRICO EN LA ORDENACIÓN Y MANEJO DE LAS CUENCAS HIDROGRAFICAS

TABLA DE CONTENIDO

 

1

OBJETIVOS

1

2

  • 1. MARCO CONCEPTUAL Y

3

  • 2. LA EVALUACIÓN DEL PATRIMONIO HÍDRICO Y LA ORDENACIÓN DE

7

2.1

DIMENSIÓN TÉCNICA

7

  • 2.2. ECOLÓGICA.......................................................................................

DIMENSION

13

DIMENSIÓN

  • 2.3. INSTITUCIONAL..................................................................................

17

2.4

DIMENSIÓN ETICO

20

  • 3. LA EVALUACIÓN DEL PATRIMONIO HÍDRICO Y LAS FASES DEL POMCH

24

3.1.

FASE DE APRESTAMIENTO

24

3.2

FASE DE DIAGNÓSTICO

25

3.3.

FASE PROSPECTIVA

25

3.4

FASE DE FORMULACIÓN

25

3.5

FASE DE

25

3.6

FASE DE SEGUIMIENTO Y

25

BIBLIOGRAFÍA

27

LISTA DE FIGURAS

Figura 1. Marco conceptual - operativo para la evaluación del recurso hídrico en procesos de ordenación de cuencas Figura 2. Dimensión técnica de la Evaluación de Recurso Hídrico.

CAJA DE HERRAMIENTAS SOBRE EVALUACIÓN INTEGRADA DEL PATRIMONIO HIDRICO EN LA ORDENACIÓN Y MANEJO DE LAS CUENCAS HIDROGRAFICAS

EVALUACIÓN INTEGRADA DEL PATRIMONIO HIDRICO EN LA ORDENACIÓN Y MANEJO DE LAS CUENCAS HIDROGRAFICAS

(DOCUMENTO BORRADOR)

INTRODUCCIÓN

Este documento se enfoca en la evaluación del patrimonio hídrico dentro de la ordenación de cuencas y forma parte integral de la Guía Técnico Científica para la Ordenación de Cuencas Hidrográficas en Colombia.

El contenido se orienta hacia la construcción de escenarios apropiados de evaluación del patrimonio hídrico adecuándolos a los paradigmas constructivistas que se generan de una visión de mundo contextual que no desconoce la innovación tecnológica y su racionalidad instrumental, ni las lógicas de desarrollo basadas en el objetivismo de la eficiencia y la competencia siempre y cuando sus premisas sean relevantes para transformar cultivando condiciones y relaciones que propendan por el cuidado del patrimonio hídrico de la cuenca. En otras palabras, se busca que la evaluación traspase las fronteras de las mediciones cuantitativas del escenario oferta-demanda e involucre dimensiones relacionadas con las relaciones ecológicas, éticas e institucionales.

El documento se estructura desde lo conceptual, lo metodológico y lo organizacional reconociendo las diferentes dimensiones que vinculan el patrimonio hídrico con su entorno. De esta manera la práctica científica se encadena con valores éticos y estéticos que deben prevalecer en la intervención posibilitando cambios en la cuenca desde los referentes de una gestión integral del recurso hídrico.

Los escenarios de evaluación, a lo largo del texto, se relacionan tanto con las fases del proceso de ordenación de cuencas como con las técnicas e instrumentos que posibilitan la medición de variables que explican el comportamiento del sistema hídrico.

OBJETIVOS

  • - Vincular la evaluación del patrimonio hídrico en el contexto de la ordenación de cuencas hidrográficas.

  • - Construir capacidades conceptuales, metodológicas y culturales para la evaluación del patrimonio hídrico.

CAJA DE HERRAMIENTAS SOBRE EVALUACIÓN INTEGRADA DEL PATRIMONIO HIDRICO EN LA ORDENACIÓN Y MANEJO DE LAS CUENCAS HIDROGRAFICAS

  • - Articular los diferentes componentes de la evaluación para contribuir con la Gestión Integral de Recurso Hídrico.

  • - Introducir componentes éticos y estéticos en la evaluación del patrimonio hídrico.

  • - Propiciar escenarios de participación para la evaluación.

ALCANCE

El documento se enfoca en la evaluación como parte fundamental de la Gestión Integrada de los Recursos hídricos interveniendo esta frontera tacita para darle significado a su presentación.

Quedan por fuera de su alcance las dimensiones políticas, normativas e institucionales que orienta el Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial a través de su Dirección de Agua Potable y Saneamiento Básico y del naciente Viceministerio de Recurso Hídrico.

CAJA DE HERRAMIENTAS SOBRE EVALUACIÓN INTEGRADA DEL PATRIMONIO HIDRICO EN LA ORDENACIÓN Y MANEJO DE LAS CUENCAS HIDROGRAFICAS

1. MARCO CONCEPTUAL Y CONTEXTUAL

El crecimiento de la población y concomitantemente el de la demanda de grandes volúmenes de agua para satisfacer necesidades socioeconómicas, la inversa distribución territorial entre la población y su riqueza hídrica, la sistemática contaminación y la alteración de los regímenes hidrológicos en general, entre otros, hacen que el desarrollo de los recursos hídricos sean una actividad nacional que requiere de planificación y gestión integrada 1 .

La gestión de recursos hídricos constituye un proceso complejo de acciones multidisciplinarias que orientan y determinan la toma de decisiones sobre el destino de uso y conservación del agua 2 . Cuando se consideran como parte del conjunto de objetivos nacionales los intereses de todos los sectores económicos que dependen de los mismos recursos hídricos y los de los usuarios y beneficiarios directos y potenciales, entonces la gestión se convierte en gestión integrada de recursos hídricos. En este mismo sentido la Asociación Mundial para el Agua (Global Water Partnership-GWP) define la gestión integrada del agua como “un proceso que promueve la gestión y el aprovechamiento coordinado del agua, la tierra y los recursos relacionados, con el fin de maximizar el bienestar social y económico de manera equitativa sin comprometer la sustentabilidad de los ecosistemas vitales” 3 .

La gestión de recursos hídricos es en esencia un proceso secuencial y multifacético cuyo campo de acción está relacionado con el manejo de los cuerpos de agua superficiales y subterráneos, cuyo comportamiento y características cambian continuamente con el tiempo y el espacio. La gestión va precedida de la planificación para el desarrollo de los recursos hídricos la cual solo es posible cuando se cuenta con información sobre las demandas de los usos actuales y futuros del agua y con la evaluación de las disponibilidades a la escala de cuencas, regiones o a nivel nacional (Ibid). Por lo tanto, la evaluación de los recursos hídricos es un pre-requisito para todos los aspectos relacionados con la planificación, desarrollo y gestión integrada del agua y un elemento fundamental para la toma de decisiones. Constituye a su vez un factor coadyuvante en la gestión para la preservación del medio ambiente como parte del desarrollo sustentable (Ibid).

La evaluación en este sentido, comprende la determinación de las fuentes, su extensión, confiabilidad y calidad de los recursos hídricos, sobre los cuales se basa una estimación de las posibilidades para su utilización y control. La determinación de las fuentes y su extensión se refieren tanto a la distribución territorial como a la cuantificación misma de los recursos y sus variaciones espacio temporales. La

  • 1 OMM/UNESCO. 1991. Report on water resources assesment

  • 2 Ibid.

  • 3 CEPAL/NACIONES UNIDAS. 2002. Gestión del agua a nivel de cuencas: teoría y práctica.

CAJA DE HERRAMIENTAS SOBRE EVALUACIÓN INTEGRADA DEL PATRIMONIO HIDRICO EN LA ORDENACIÓN Y MANEJO DE LAS CUENCAS HIDROGRAFICAS

confiabilidad y calidad se relacionan con las alteraciones que introduce la actividad humana y que afectan dichos recursos.

La visión de este concepto se ha ampliado a partir de la Segunda Reunión de la Comisión de Desarrollo Sostenible 4 donde se incluye en el término “la dinámica del consumo del agua según los diferentes sectores económico productivos, así como la situación del uso del suelo y aspectos medio ambientales”. En este contexto, es necesario direccionar e incorporar la problemática del agua en la relación hombre- naturaleza (atmosfera-hidrósfera-litosfera-biosfera) y particularmente en el análisis de los procesos que hacen de este recurso tanto un bien como un servicio en el contexto de la oferta ambiental.

Los cambios de paradigmas hacen necesario avanzar de los tradicionales enfoques segmentados y disciplinarios mejorando la integración de los estudios técnicos con los componentes socioeconómicos y ambientales de la gestión. De esta forma, “los administradores pueden visualizar los recursos de aguas subterráneas como parte de un sistema que vincula la oferta con la demanda, en lugar de verlas como dos partes separadas con una vaga consideración de las conexiones entre ellas” 5 .

Estas definiciones sin embargo, no ponen de manifiesto la apuesta participativa ni la valoración ética y estetica que supone la intervención. Por ello, se sugiere incorporar la dimensión axiológica que interpreta, compromete y moviliza los diferentes actores y las diferentes visiones de mundo.

La figura 1
La figura 1

ilustra un marco conceptual-operativo que permite reconocer dos Visiones de Mundo que se

entrelazan para orientar los ambitos de acción de la evaluación de recurso hídrico. En la parte superior se esquematizan las dimensiones técnica, ecológica e institucional que funcionan bajo la racionalidad instrumental y son objeto de medida y cuantificación. Esta visión de mundo tecnológica-mercadológica se asocia a paradigmas neo-racionalistas que asumen una realidad objetiva independiente de la percepción, traducible a lenguajes matemáticos para describir, predecir y controlar según leyes naturales que rigen el comportamiento del sistema y normas institucionales que regulan y controlan. Los problemas se expresan como razonamientos técnicos y se solucionan con respuestas de gestión y tecnología.

  • 4 Nueva York.1994

  • 5 Water Managemenet Consultants. Guía metodológica para el manejo de las aguas subterráneas en Colombia. 2001

CAJA DE HERRAMIENTAS SOBRE EVALUACIÓN INTEGRADA DEL PATRIMONIO HIDRICO EN LA ORDENACIÓN Y MANEJO DE LAS CUENCAS HIDROGRAFICAS

FIGURA 1. MARCO CONCEPTUAL-OPERATIVO PARA LA EVALUACIÓN DEL RECURSO HIDRICO EN PROCESOS DE ORDENACIÓN DE CUENCAS

VISION TECNOLÓGICA-MERCADOLÓGICA OFERTA DISTRIBUCIÓN DEMANDA DIMENSIÓN TÉCNICA ESTRATEGIAS DE ECOSISTEMAS PROTECCIÓN DIMENSION ECOLOGICA EVALUACIÓN DE RIESGOS
VISION TECNOLÓGICA-MERCADOLÓGICA
OFERTA
DISTRIBUCIÓN
DEMANDA
DIMENSIÓN TÉCNICA
ESTRATEGIAS DE
ECOSISTEMAS
PROTECCIÓN
DIMENSION ECOLOGICA
EVALUACIÓN DE
RIESGOS
CONCESIONES
INSTRUMENTOS
REGULATORIOS
REGLAMENTACIÓN DE
CORRIENTES
DIMENSION INSTITUCIONAL
Tasa por Uso
Renovación del Recurso
INSTRUMENTOS
ECONÓMICOS
SISTEMA DE INFORMACIÓN
AMBIENTAL REGIONAL (redes
de monitoreo, indicadores,
stándares, divulgación, SIG
Tasa Retributiva
Metas de calidad
INVESTIGACIÓN-
ACCIÓN
CONOCIMIENTO
DIMENSIÓN ETICA-ESTÉTICA
SISTEMA DE VALORES
PREMISAS A CONSTRUIR
SIGNIFICATIVO DEL
PATRIMONIO HIDRICO
CAPACITACIÓN
ANÁLISIS DE
SISTEMA DE
ANÁLISIS DE
AMBITO COMPARTIDO
MATRIZ DE
PROBLEMAS
SEGUIMIENTO Y
OBJETIVOS
ABSTRACTO
MARCO LÓGICO
(Causas-soluciones)
EVALUACIÓN
PLOP
VISIÓN CONTEXTUAL (Participación-acuerdos)

CAJA DE HERRAMIENTAS SOBRE EVALUACIÓN INTEGRADA DEL PATRIMONIO HIDRICO EN LA ORDENACIÓN Y MANEJO DE LAS CUENCAS HIDROGRAFICAS

En la parte inferior se observa un dominio ético-estético que se circunscribe a una visión de mundo contextual en la que prevalece un paradigma constructivista donde se reconocen múltiples realidades dependientes de las diferentes percepciones de los distintos grupos de actores sociales en sus diferentes contextos (Souza. 2002). La innovación relevante emerge de los procesos de interacción social, con la participación de los que afectan o son afectados por los problemas. La racionalidad es comunicativa y los problemas se resuelven en el campo del aprendizaje social. Los saberes científicos y tácitos son válidos si son relevantes localmente. La gestión en este ámbito debe generar cambios en la percepción de la cultura del agua para garantizar sostenibilidad. Se actúa sobre las personas para producir cambios de premisas que permitan transformar el entorno.

Todas las dimensiones se conectan con un sistema de información ambiental que recibe y procesa registros pero además posibilita entornos interpretativos para intervenir la realidad.

En los apartes siguientes se abordarán cada uno de los componentes de este sistema complejo que debe ser entendido para definir los diferentes escenarios de la evaluación.

CAJA DE HERRAMIENTAS SOBRE EVALUACIÓN INTEGRADA DEL PATRIMONIO HIDRICO EN LA ORDENACIÓN Y MANEJO DE LAS CUENCAS HIDROGRAFICAS

2. LA EVALUACIÓN DEL PATRIMONIO HÍDRICO Y LA ORDENACIÓN DE CUENCA.

Sin el ánimo de introducir enfoques reduccionistas se ha dividido el campo de acción de la evaluación en cuatro dimensiones que en la realidad son interactúantes e interdependientes pero que para efectos de su comprensión se analizan individualmente en este documento.

2.1 DIMENSIÓN TÉCNICA

El proceso técnico de manejo que se presenta en la Figura 1 pretende asignar el agua en la cantidad y calidad necesarias a cada uno de los usuarios para los diferentes fines. Este proceso implica evaluación de recursos, planificación, toma de decisiones, e implementación y vigilancia respecto a la distribución y utilización de los recursos hídricos con base en los intereses de todas las partes. Se trata de procesos específicos en tiempo y lugar.

Antes de desarrollar y manejar los recursos hídricos, es preciso evaluarlos. 'Evaluación' se usa aquí en el sentido de determinar cuáles son los recursos hídricos disponibles en una cuenca (agua subterránea o agua superficial) y cuál es la proporción de estos recursos que puede ser explotada en forma segura (es decir, sustentable) para diversos usos, habiendo reservado una determinada proporción para las necesidades ambientales o ecológicas (Le Moigne et.al. 1994). La evaluación de recursos requiere un enfoque multidisciplinario, que tome en consideración muchos aspectos diferentes, tales como:

? Los limites de las cuencas y la topografía de los sistemas de aguas subterráneas y superficiales. ? La geología, la hidrogeología y la hidrogeoquímica del sistema de agua subterránea. La hidrología y calidad del agua del sistema de agua superficial.

?

?

?

?

? La naturaleza y magnitud de cualquier interacción entre las aguas subterráneas y superficiales. La influencia de la meteorología y el clima, especialmente sobre las precipitaciones y la

evapotranspiración. El uso del suelo, incluyendo las fuentes de contaminación potenciales y los cambios históricos

en estos factores. La condición ambiental o ecológica de la cuenca y sus hábitats.

?

La extracción de agua, actualidad.

la

demanda de agua y las descargas de aguas o efluentes en la

CAJA DE HERRAMIENTAS SOBRE EVALUACIÓN INTEGRADA DEL PATRIMONIO HIDRICO EN LA ORDENACIÓN Y MANEJO DE LAS CUENCAS HIDROGRAFICAS

Se trata, pues, de actividades multidisciplinarias que requieren especialistas en ingeniería, hidrología, hidráulica, construcción, suministro de agua, saneamiento, energía eléctrica, riego, y otros como biólogos, forestales y sociales.

La evaluación de los recursos hídricos involucra tener un panorama holístico de los recursos hídricos en la cuenca, relacionándolo con el uso que la sociedad le da. La evaluación mira tanto a la cantidad como a la calidad del agua superficial y subterránea. Identifica los parámetros pertinentes del ciclo hidrológico, y

CAJA DE HERRAMIENTAS SOBRE EVALUACIÓN INTEGRADA DEL PATRIMONIO HIDRICO EN LA ORDENACIÓN Y MANEJO DE LAS

evalúa los requisitos del agua para diferentes desarrollos alternativos (Figura 2). La evaluación señala los asuntos principales de los recursos hídricos y los conflictos potenciales, sus implicaciones sociales y su gravedad, así como los riesgos y peligros tales como inundaciones y sequías. La comprensión de los ecosistemas acuáticos y terrestres es un elemento esencial en la evaluación de recursos. Una buena evaluación de los recursos hídricos necesita basarse en datos físicos y socioeconómicos de buena calidad. La medición física de rutina en las estaciones de monitoreo y medición necesitan realizarse en épocas adecuadas, y con suficiente frecuencia para permitir que la evaluación llegue a conclusiones válidas. A su vez, se requiere de financiamiento adecuado para el sistema de monitoreo por parte de autoridades ambientales, entidades territoriales y organizaciones sectoriales. Los aspectos socioeconómicos deben incluir un análisis del comportamiento del usuario, flexibilidad de la demanda, y los efectos potenciales de la gestión de la demanda. La evaluación de los recursos hídricos establece la hidrología en un contexto más amplio; y considera los asuntos de desarrollo social y económico, tales como el crecimiento urbano y los cambios en los patrones del uso de la tierra. El modelo puede utilizarse para estudiar los impactos y las tendencias resultantes de varias opciones de desarrollo. Sin embargo, para que los modelos sean útiles en la búsqueda de soluciones sostenibles, deben dirigirse y simular no sólo la eficiencia económica y los méritos técnicos, sino también las preferencias y las prioridades de las partes interesadas. Los modelos serán verdaderamente útiles cuando éstos estén integrados a las instituciones locales y al contexto cultural. En otras palabras, el modelo es un marco cerrado que articula elementos orientadores cuya contribución sólo es posible si es adoptado integralmente. La Evaluación de Recursos Hídricos es una herramienta para evaluar los recursos del agua en relación a

un marco de referencia, o evaluar la dinámica de los recursos hídricos con relación a los impactos humanos o a la demanda. La evaluación tradicional de los recursos hídricos era proveer las bases para el abastecimiento de la infraestructura para satisfacer las necesidades previstas. Desde la perspectiva de la Gestión Integrada de Recursos Hídricos, las evaluaciones tienen un cometido más amplio, incorporando

herramientas

transectoriales

como:

CAJA DE HERRAMIENTAS SOBRE EVALUACIÓN INTEGRADA DEL PATRIMONIO HIDRICO EN LA ORDENACIÓN Y MANEJO DE LAS CUENCAS HIDROGRAFICAS

Contaminación Perdidas DEMANDA OFERTA DISTRIBUCIÓN Aguas residuales CT-CR CT-SR ST-CR ST- SR Agua por Agua superficial
Contaminación
Perdidas
DEMANDA
OFERTA
DISTRIBUCIÓN
Aguas
residuales
CT-CR
CT-SR
ST-CR
ST- SR
Agua
por
Agua
superficial
subterráne
Otros
Contaminación
de
Demanda
ecosistemas
usos
Dinámica
de

Figura 2. Dimensión técnica de la Evaluación de Recurso Hídrico

CAJA DE HERRAMIENTAS SOBRE EVALUACIÓN INTEGRADA DEL PATRIMONIO HIDRICO EN LA ORDENACIÓN Y MANEJO DE LAS CUENCAS HIDROGRAFICAS

?

La Evaluación de la demanda, examina el uso competitivo del agua con base en los recursos físicos y evalúa la demanda por el agua (a un precio establecido), ayudando así a determinar los recursos financieros disponibles para la gestión de los recursos hídricos;

?

La Evaluación del impacto ambiental (EIA) y la Evaluación del Impacto Estratégico recolectan datos acerca de las implicaciones sociales y ambientales de los programas y proyectos de desarrollo, EIA es una herramienta importante para la integración transectorial involucrando a los encargados de desarrollar proyectos, administradores del agua, tomadores de decisión y al público. Puede verse como una forma especial de evaluar los recursos hídricos.

?

La Evaluación del Impacto Social, examina como las estructuras institucionales y sociales afectan el uso y la gestión del agua, o como un proyecto específico puede afectar las estructuras sociales.

?

Evaluación de la vulnerabilidad o del Riesgo, examina la posibilidad de eventos extremos como inundaciones y sequías, y la vulnerabilidad de la sociedad a ellos.

La evaluación en esta dimensión está ligada a la Base del Conocimiento de los Recursos Hídricos y es una contribución básica para el proceso de planificación. El pronóstico de las demandas debe usar técnicas para señalar, por ejemplo, la voluntad de pago por el agua a los precios establecidos y un análisis económico adicional ayudará a revelar la verdadera razón para el uso competitivo del agua.

Como base para el manejo hídrico, es útil llevar a cabo una evaluación de los recursos de aguas para adquirir dicha información. No es posible evaluar el recurso o elaborar un balance calidad-cantidad demanda, sin un acceso adecuado a información científica respecto del ciclo hidrológico y los ecosistemas asociados. Así, el desarrollo de una base de conocimiento de los recursos hídricos es una condición previa para el manejo efectivo del agua. Toma el stock del recurso y establece los límites naturales del manejo. Acá, el concepto de evaluación de los recursos de agua se interpreta para implicar una visión holística de la situación de los recursos hídricos y su interacción con el uso de la sociedad en la cuenca. La evaluación debería incluir la disponibilidad de agua en el tiempo y el espacio, tanto en calidad como en cantidad, superficiales y subterráneas, y contrastar esta disponibilidad con las demandas respecto del recurso. A este respecto, existe una clara necesidad de medidas que comparen la eficiencia e intensidad de distintos usos. En la etapa inicial la evaluación debería basarse preferentemente, en lo posible, en el conocimiento e información existente para evitar cualquier retraso innecesario en el proceso de implementación de mejoras en la administración. El objetivo de la evaluación no es solucionar problemas, sino identificar y registrar los problemas identificando áreas de prioridad entre las cuales se deben llevar a cabo investigaciones más profundas y detalladas.

CAJA DE HERRAMIENTAS SOBRE EVALUACIÓN INTEGRADA DEL PATRIMONIO HIDRICO EN LA ORDENACIÓN Y MANEJO DE LAS CUENCAS HIDROGRAFICAS

Es importante notar que la base del conocimiento del agua debe incluir información sobre las variables que influyen en la demanda; sólo con dicha información se pueden realizar enfoques realistas y flexibles para evaluar las demandas de agua. Si no se consideran estas demandas en un contexto de escasez y competencia de agua, los planificadores sectoriales pueden ser indebidamente optimistas sobre los desarrollos posibles y los requerimientos de agua asociados. El manejo efectivo de la demanda puede influir significativamente sobre las variables de demanda. La construcción de un escenario para realizar proyecciones de demanda de agua puede ser ventajosa y servir para identificar los rangos posibles de varias categorías de demandas de agua futuras. Adicionalmente, evaluando la demanda efectiva al analizar el comportamiento de los usuarios en sus reacciones ante situaciones de escasez de agua, proveen información clave que es vital para determinar las políticas adecuadas.

Finalmente, es importante resaltar que deben considerarse en los usos del agua y particularmente en los vertimientos, las opciones de reuso atendiendo cuatro escenarios posibles de manejo de aguas residuales Figura 2):

  • - Con tratamiento y sin reuso

  • - Con tratamiento y con reuso

  • - Sin tratamiento y con reuso

  • - Sin tratamiento y sin reuso

La evaluación de la calidad y la disponibilidad de los recursos hídricos, y sus posibles cambios a largo plazo debido a cambios en el uso del agua para el consumo, en el clima o en el uso de suelos, son altamente dependientes de información confiable proveniente del monitoreo y de sistemas de medición; esto lleva a la necesidad que se reasignen recursos para la inversión, operación y mantenimiento en este aspecto de la infraestructura de agua. Estos aspectos se descuidan dando énfasis en la asignación de recursos financieros para la construcción de activos tangibles como los sistemas de disponibilidad de aguas o embalses. Sin embargo, al considerar las implicaciones económicas potenciales de, por ejemplo, decidir construir una planta hidroeléctrica basada en información de hidrología poco confiable, resulta que el dinero gastado en la recaudación de información sobre recursos hídricos puede llevar a ahorros considerables en los costos de inversión.

La evaluación debe además reconocer los sistemas de distribución del recurso y las pérdidas por agua no contabilizada para cerrar el balance. Esta estimación normalmente no se realiza y perjudica los escenarios de toma de decisiones.

CAJA DE HERRAMIENTAS SOBRE EVALUACIÓN INTEGRADA DEL PATRIMONIO HIDRICO EN LA ORDENACIÓN Y MANEJO DE LAS CUENCAS HIDROGRAFICAS

Todas las variables de la dimensión técnica son cuantificables por métodos directos o indirectos pero en cualquiera de los casos debe observar las normas, protocolos y stándares desarrollados para garantizar la confiabilidad de los datos. El IDEAM, como máxima autoridad en la hidrología del país ha desarrollado la “Guía del Agua” que se encuentra en su página Web (www.ideam.gov.co) para formalizar métodos y procedimientos para realización de medidas y muestreos en cantidad y calidad de las aguas subterráneas y superficiales.

Finalmente, es pertinente referirse a los Sistemas de Apoyo para las Decisiones y el Modelación (SAD) que son herramientas complementarias. Un modelo es una descripción simplificada de un sistema para ayudar a hacer predicciones y cálculos. Un Sistema de Apoyo a Decisiones es una forma de recolectar datos de muchas fuentes para informar una decisión. La información puede incluir datos experimentados o encuestados, producto de modelos y del conocimiento local o de un experto.

La modelación al nivel de cuenca hidrográfica, puede integrar en un marco lógico los aspectos hidrológicos, técnicos, ecológicos, ambientales, económicos, sociales, institucionales y legales de los problemas hídricos. En la actualidad los modelos hidrológicos que simulan elementos del balance hídrico (tales como caudales de ríos, aguas subterráneas y evapo–transpiración) están bastante bien desarrollados. También lo están los modelos de calidad de aguas para ríos, aguas subterráneas y lagos. Sin embargo, los modelos para otros aspectos hídricos (ecológicos, ambientales, económicos, sociales, institucionales y legales) necesitan una mejora significativa. Al nivel de las cuencas hidrográficas, las técnicas del modelo basadas en SIG pueden permitir que los gestores de políticas y administradores traten con escenarios "y que sucede si", en tópicos integrados como cantidad de agua, calidad de agua y regulación ambiental, los impactos en el cambio del uso de la tierra en regímenes de caudales, los efectos del cambio climático en las inundaciones y la frecuencia de sequías/severidad, políticas de asignación de agua intersectoriales, efectos de la inseguridad y riesgo en la gestión de recursos hídricos y los impactos de los incentivos económicos para el control de la contaminación, conservación del agua y una irrigación más eficiente. Un SAD de objetivos múltiples (OMSAD) permite a los usuarios integrar datos en cinco fases, cada una requiriendo consulta con las partes interesadas potenciales:

?

Identificación del asunto – identificar asuntos prioritarios, información disponible, y partes interesadas clave.

?

Definiendo opciones de gestión – identificando posibles opciones para la gestión de la tierra y el agua.

?

Estableciendo un criterio para decisiones – definiendo criterios para seleccionar entre opciones

?

Adquisición de datos – recolectando e incluyendo datos en OMSAD

CAJA DE HERRAMIENTAS SOBRE EVALUACIÓN INTEGRADA DEL PATRIMONIO HIDRICO EN LA ORDENACIÓN Y MANEJO DE LAS CUENCAS HIDROGRAFICAS

?

Proceso de apoyo a decisiones – examinando la información recopilada por grupos interesados con diferentes puntos de vista.

Los modelos pueden ser ampliamente aplicados, si los gestores de políticas y los administradores tienen claro sus fortalezas y limitaciones. Hoy día, el resultado de muchos modelos está disponible y accesible en Internet para cualquier usuario con una computadora personal y el software necesario. El fácil acceso a los resultados de otros modelos puede ayudar grandemente a los administradores a desarrollar su propio SAD. Hay una fuerte competencia entre las instituciones de investigación, universidades y consultores para proveer productos de modelación, cuyo precio es bajo en comparación al tiempo requerido para aprender a usar eficientemente los modelos.

Antes de considerar el uso de un modelo específico, el usuario debe responder las siguientes preguntas:

¿Hay un experto disponible para conseguir orientación en la aplicación de estas herramientas? ¿Funcionan los apropiados métodos de entrega? Antes de las actividades de modelación, se deben establecer y definir los mecanismos de entrega, preferiblemente en la fase de aprestamiento del POMCA.

Poner modelos en Internet de forma "amigable para el usuario" tiene muchas ventajas:

?

Transparencia, en cuanto a que nada se esconde en las computadoras.

?

Todas las entradas de datos y los productos están disponibles para la revisión del grupo.

?

Facilita la modelación de escenarios futuros, y asegura que el trabajo futuro se haga basado en investigaciones pasadas.

?

Aumenta la comprensión por grupos de cuencas.

Sin embargo, es importante recordar que aunque el acceso a Internet se ha generalizado, es difícil su uso en algunas regiones.

2.2. DIMENSION ECOLÓGICA

Esta dimensión incluye la gestión del agua fundamentalmente de los ríos y en las reservas de aguas subterráneas, con el fin de minimizar el impacto que tiene el uso del agua sobre las funciones ecológicas de los sistemas acuáticos. El principio consiste en que la biota acuática natural pueda sobrevivir y reproducirse si los regímenes de flujo naturales son mantenidos o simulados.

En el caso particular de la determinación de la cantidad de agua que se toma de los ríos, es necesario utilizar un enfoque que valore los requerimientos de agua del ecosistema completo, incluyendo componentes tales como el área de la fuente, el cauce de río, la zona de la ribera, los terrenos aluviales, las aguas subterráneas, los pantanos y las desembocaduras, así como cualquier rasgo particularmente importante como especies raras o en peligro de extinción. Este concepto inclusivo es el "ecosistema

CAJA DE HERRAMIENTAS SOBRE EVALUACIÓN INTEGRADA DEL PATRIMONIO HIDRICO EN LA ORDENACIÓN Y MANEJO DE LAS CUENCAS HIDROGRAFICAS

acuático". El pensamiento actual sugiere que el manejo de los caudales del río deben ser abordados de forma que se ‘imite’ las corrientes naturales. Esto significa que las extracciones de agua mediante la asignación de mecanismos deben ser abordadas para reproducir las corrientes naturales de los ríos, y no meramente con propósitos económicos de producción. Esta acción requiere una comprensión profunda de los regímenes de las corrientes de los ríos y la necesidad de contar con datos precisos y a largo plazo sobre las corrientes de los ríos.

La ciencia encargada de la evaluación de caudales ambientales esta apenas emergiendo. La mayoría de las teorías sobre los ecosistemas contemporáneos que han sido desarrolladas para explicar cómo funcionan los ríos se originan en la investigación de quebradas perennes y templadas.

Por otro lado, existe una necesidad especial de desarrollar, además, metodologías para valorar los beneficios de los servicios ecológicos provistos por la naturaleza. Aunque algunos intentos se han llevado a cabo para valorar los servicios directos medioambientales y ecológicos, tales como la pesca, el pastoreo y la silvicultura, los principales problemas parecen ser el asignar los valores económicos a beneficios no derivados del mercado, tales como la biodiversidad y el valor intrínseco. Un problema clave es como incluir el valor del medioambiente en la provisión de los servicios de agua, incluyendo la provisión sustentable del recurso hídrico en sí mismo. El valor de la protección de la zona de captación para los usuarios de aguas - abajo y el valor de las áreas de recarga de aguas subterráneas no ha sido incorporado adecuadamente por las metodologías de planificación. En términos prácticos, así como en muchos aspectos de la planificación medioambiental, el primer requerimiento es ampliar el alcance de la valoración ambiental, relacionando la experiencia de economistas con el análisis de hidrólogos y ecologistas.

En la dimensión ecológica se ha incluido el riesgo como elemento objeto de evaluación. El manejo de los riesgos y de la incertidumbre ha desempeñado por mucho tiempo un papel fundamental en el desarrollo del sector hídrico. Esto ha sido así debido a que el recurso hídrico es por su naturaleza un recurso variable, en términos temporales y espaciales, sujeto a eventos extremos.

A medida que pasa el tiempo y se incrementa la población y se ejercen mayores presiones sobre la base del recurso, el rango y la escala de los riesgos asociados al recurso hídrico ha cambiado inevitablemente. La manera en la cual los profesionales y la ciudadanía han percibido los riesgos asociados con estas amenazas, y la manera en que han respondido, ha tenido una influencia crucial en el desarrollo de los sistemas convencionales de gestión hídrica. En la actualidad existen millones de personas que se mantienen en riesgo por la falta de provisión de agua limpia y los riesgos para la salud pública derivados de inapropiados servicios sanitarios afectan alrededor del 50% de la población mundial, mientras que el número de personas en riesgo de inundaciones y sequías continúa en aumento. Los riesgos provenientes

CAJA DE HERRAMIENTAS SOBRE EVALUACIÓN INTEGRADA DEL PATRIMONIO HIDRICO EN LA ORDENACIÓN Y MANEJO DE LAS CUENCAS HIDROGRAFICAS

de ecosistemas degradados también se han elevado inexorablemente. Se efectúan evidentes juicios de riesgo cuando, de manera implícita o explicita, los administradores buscan abordar un riesgo en particular, natural o antrópico, relacionado con el agua (impureza del suministro, suministro inadecuado, fallas de represas, contaminación, eventos climáticos extremos, cambios o daños en el ecosistema). Las decisiones respecto de qué riesgos abordar, cuándo y donde, con qué métodos y hasta qué probabilidades de seguridad existen, tienen obviamente consecuencias para la distribución.

En el año 2000, el Comité Consultivo Técnico de la GWP afirmaba en su documento sobre la GIRH que “se le ha prestado relativamente poca atención tanto a la evaluación sistemática de los costos y beneficios de la mitigación de riesgos en los diferentes sectores de usos del agua como a la consecuente evaluación de las diferentes opciones de compensación de riesgos”. Sin embargo, el documento no abordó posteriormente el tema del riesgo y su asignación, salvo una breve mención de las herramientas de evaluación de riesgo.

Aunque el manejo de riesgos de necesidades debe basarse en la ciencia física y la tecnología, resulta cada vez más claro que no pueden ser las únicas o las principales bases para el manejo de riesgos en el sector hídrico. Existen cuatro razones básicas que justifican esto. La primera y quizá la de mayor trascendencia, es que el riesgo no es un fenómeno físico, sino más bien cultural, concebido como aquellos peligros que las propias sociedades definen como preocupantes. Como afirma Jaeger et al (2001) “el riesgo, en términos humanos, existe sólo cuando los humanos tienen un interés en los resultados (pág.17). No podemos vivir y no vivimos en una sociedad libre de riesgos, de hecho el acto de asumir riesgos ha sido el motor del desarrollo económico y social. Son los procesos sociales, políticos y culturales los que determinan si es que una condición en particular tiene un riesgo inaceptable y por lo tanto, se justifica la introducción de medidas de reducción de riesgos. La segunda razón, ahora bien establecida, es el hecho de que los eventos físicos no crean de por sí un riesgo de daño, sino que a menudo es la actividad humana (como establecerse en el plano aluvial y en zonas costeras, cultivar especies demandantes de agua en zonas propensas a la sequía, etc) la que genera el riesgo. Es más, muchos de los riesgos actualmente relacionados con el agua (contaminación, degradación del ecosistema, inundaciones urbanas relámpago y otros) son de carácter antrópico. Cualquier solución a tales problemas que se enfoque sólo en la gestión del agua y no logre dilucidar que las causas yacen en la manera en la cual las sociedades gestionan sus economías, será sólo una solución temporal.

La tercera razón es que por mucho tiempo se ha señalado que al planificar el uso del agua y el desarrollo hídrico, la incertidumbre física o hidrológica a menudo no es la única o la más importante fuente de incertidumbre. Aunque las discusiones respecto al riesgo en la planificación hídrica han estado tradicionalmente dominadas por la inseguridad hidrológica.

CAJA DE HERRAMIENTAS SOBRE EVALUACIÓN INTEGRADA DEL PATRIMONIO HIDRICO EN LA ORDENACIÓN Y MANEJO DE LAS CUENCAS HIDROGRAFICAS

Por todas estas razones, las evaluaciones de riesgo en el sector hídrico tienen que trascender la evaluación científica “objetiva” de los peligros naturales o provocados por actividades antrópicas, además de la exposición humana a aquellos peligros. Ellas deben involucrar un mejor entendimiento de los sistemas sociales, económicos y políticos como generadores de riesgo; de los procesos socio-sicológicos que afectan la respuesta humana a las condiciones ambientales; así como de la manera en la cual las diferentes estrategias de manejo de riesgos afectan la distribución de los peligros y beneficios en toda la sociedad. Claramente la ciencia puede ayudarnos a entender que un peligro existe pero no se puede asumir automáticamente que los sistemas sociales puedan o deban intentar reducir los peligros. De la misma forma, la ciencia y la tecnología pueden aportar información respecto de algunas estrategias de mitigación de riesgo pero no pueden determinar qué estrategia es aceptable en términos económicos, sociales o políticos.

El enfoque “científico” convencional para definir si cierto problema de riesgo potencial debiera ser abordado, y con qué metodología involucra varias etapas, aunque no todas siempre sean incluidas

  • - Estimar la probabilidad

  • - Estimar la magnitud

  • - Estimar el riesgo

  • - Estimar costos para lograr cambiar las magnitudes / frecuencias

  • - Elegir la opción más redituable

  • - Estimar los costos económicos y sociales para eventos de diferentes magnitudes / frecuencias.

  • - Evaluación del costo – beneficio, aceptar la opción de mitigación de menores costos en caso de que los costos excedan los beneficios.

  • - Implementar.

Para algunos tipos de riesgo el proceso de evaluación finaliza en la estimación del riesgo. Una vez que se ha excedido una norma o estándar entran en juego los métodos convencionales de regulación de riesgo y usualmente no hay participación pública en el establecimiento de normas y estándares.

La evaluación del riesgo convencional vincula la probabilidad y la magnitud del evento de riesgo con los costos de las consecuencias (expresado en términos financieros) si eventualmente ocurriera. Estos pueden ser incorporados dentro de un análisis de costo-beneficio para ayudar a la toma de decisiones. Sin embargo, cada vez más se reconoce que el riesgo es un concepto cultural y que la evaluación del riesgo debe incluir evaluaciones de las percepciones de terror del riesgo y de las prioridades del público para disminuir el daño. Existen modelos en que la evaluación empieza con las necesidades y preferencias humanas, y después consideran los procedimientos alternativos asequibles para responder a estas necesidades dentro de las restricciones económicas y de recursos humanos que siempre existen.

CAJA DE HERRAMIENTAS SOBRE EVALUACIÓN INTEGRADA DEL PATRIMONIO HIDRICO EN LA ORDENACIÓN Y MANEJO DE LAS CUENCAS HIDROGRAFICAS

La gestión del riesgo idealmente requiere tratar cinco preguntas claves:

?

¿Qué principios deben guiar las decisiones de mitigación de riesgo?, ¿quién debe tomar las decisiones sobre quién va a soportar y mitigar el riesgo individuos privados?, o comunidades?, o expertos profesionales?; ¿quién debe pagar por la mitigación de riesgos?)

?

¿Cuál es la escala y severidad apropiada de la regulación? Estas deben depender de la naturaleza del daño y de las características socioeconómicas de los riesgos relacionados.

?

¿Cuál es la estrategia apropiada de mitigación? La gama de opciones incluye evitar completamente el riesgo, medidas estructurales, medidas de reducción de riesgo blandas (p.ej. gestión de cuencas), disminución de la vulnerabilidad, combinación de riesgos, soportar o compartir las pérdidas y el alivio del daño después del evento.

?

¿Cuáles son las herramientas políticas apropiadas? Estas incluyen la provisión directa del gobierno sobre la seguridad, las regulaciones, los incentivos económicos, la planificación del uso de la tierra, el suministro de información, y la participación y acción de la comunidad.

¿Qué organizaciones deben estar vigentes? Por ejemplo, foros de los grupos interesados, los

coordinadores

de

mecanismos,

los

reguladores

de

daños

y

los

proveedores

de

seguridad.

2.3. DIMENSIÓN INSTITUCIONAL

El desarrollo de aptitudes y capacidades para el manejo integrado de recursos hídricos es un proceso de dos vías: de arriba hacia abajo y también de abajo hacia arriba. La primera es el resultado de la ejecución de las funciones de cuidado que le corresponden al MAVDT. A éste le toca imponer medidas y regulaciones para defender los intereses de la sociedad a través de la protección de los recursos, los ecosistemas y el bienestar socioeconómico. El MAVDT lleva a cabo esta tarea mediante la formulación de políticas y la creación de marcos legales e institucionales para el uso y manejo de los recursos hídricos.

El enfoque de abajo hacia arriba se origina en el nivel operacional donde a veces es necesario proteger intereses en conflicto y a veces contrapuestos. Este proceso de abajo hacia arriba ha de ser facilitado por un entorno favorable creado por el MAVDT. Como este es un proceso de aprendizaje, corrección y ajuste, los marcos creados en el nivel institucional deben dejar suficiente espacio para que esto ocurra. Lo cual significa que sólo las principales políticas y conceptos se convierten en leyes y que a los grupos de interés se les da la oportunidad de adoptar la forma de operación y coordinación más conveniente. Esto por supuesto debe hacerse bajo la tutela del gobierno y el MAVDT.

CAJA DE HERRAMIENTAS SOBRE EVALUACIÓN INTEGRADA DEL PATRIMONIO HIDRICO EN LA ORDENACIÓN Y MANEJO DE LAS CUENCAS HIDROGRAFICAS

Los esfuerzos de desarrollo se deben centrar en la creación de un nivel de coordinación o plataforma que sirva para sopesar los intereses y la toma de decisiones sobre el control y uso del agua. Para que esta plataforma tenga éxito debe contar con el apoyo de las partes interesadas. En ese sentido se justifica llevar a cabo un proceso de participación antes de adoptar dicha plataforma. La plataforma debe prever que exista una toma de decisiones en el nivel de la cuenca que refleje los intereses de los diferentes usuarios. Las principales líneas de procedimiento para la toma de decisiones deben hacer parte de esta plataforma la cual debe incluir un marco regulatorio claro con normas y estándares para ello.

La función básica en el nivel organizacional es coordinar a las partes interesadas y decidir los usos que se le van a dar al agua. Una función organizacional efectiva requiere:

  • - Capacidad de toma de decisiones en el nivel de la cuenca que refleje los intereses de los diversos usuarios respecto a los usos.

  • - Un marco regulatorio con normas y estándares claros para la toma de decisiones.

  • - Un sistema que permita el análisis de varios escenarios para realizar intervenciones relativas al uso del agua en el nivel de la cuenca.

Para efectos de evaluación son pertinentes dos instrumentos institucionales:

  • - Instrumentos regulatorios.

Los instrumentos regulatorios para el control de la cantidad del agua superficial y subterránea incluyen los permisos para la extracción de agua superficial y subterránea.

Usualmente, las reglas generales determinan cuando se necesita un permiso y cuando no, por ejemplo, para qué volumen de extracción. Las reglas generales pueden prohibir o limitar las extracciones para ciertas aguas o bajo condiciones específicas como durante las sequías.

El control de la calidad y cantidad del agua están enlazados. En los sistemas de aguas superficiales, la extracción disminuye el flujo y así la capacidad del río o arroyo para absorber y degradar los desechos que mantienen un ecosistema deseable.

La extracción ilegal o no controlada de aguas subterráneas para el uso agrícola, industrial y doméstico es común en muchas áreas (p.ej. asentamientos urbanos periféricos) y puede tener implicaciones para la calidad de las aguas subterráneas. Las extracciones permanentes y descontroladas en zonas costeras suelen resultar en una intrusión salina seria en los acuíferos productivos lo que hace que el agua no sea apta para el uso doméstico o para los propósitos de la irrigación

CAJA DE HERRAMIENTAS SOBRE EVALUACIÓN INTEGRADA DEL PATRIMONIO HIDRICO EN LA ORDENACIÓN Y MANEJO DE LAS CUENCAS HIDROGRAFICAS

La regulación efectiva de extracciones de agua requiere información sobre los recursos hídricos disponibles y las extracciones actuales. Además, tiene que estar disponible una capacidad institucional para aplicar las diferentes técnicas y para el monitoreo y el cumplimiento apropiados. La necesidad para la capacidad institucional debe llamar la atención en la evaluación de los recursos hídricos y las etapas de planificación y establecimiento de políticas.

A nivel de cuencas los instrumentos regulatorios se refieren fundamentalmente a concesiones y reglamentación de corrientes. Las concesiones se otorgaran guardando criterios de equidad y soportando las decisiones de otorgamiento de caudales en criterios hidrológicos que reconozcan los límites de la oferta tanto en aguas subterráneas como en aguas superficiales.

La reglamentación de corrientes por su parte permite establecer compromisos entre la institucionalidad y los actores sociales que se expresan en actos administrativos que formalizan los acuerdos en beneficios de la preservación y manejo sostenible de los cuerpos de agua superficiales.

La reglamentación se realiza por tramos de corriente e involucra estrategias para preservar la cantidad y calidad del recurso hídrico superficial.

  • - Instrumentos económicos.

Es de especial interés que la evaluación de recursos hídricos considere las tasas retributivas y las tasas por uso. En el primer caso se pretende disminuir la degradación del recurso hídrico por acciones que generen contaminación. En este sentido, es pertinente definir las estrategias de seguimiento periódico y sistemático de las variables determinantes (DBO, SDT) en puntos de observación que atienda a metas de calidad.

La tasa por uso se aplicará a aguas subterráneas y superficiales y es importante determinar en la evaluación los índices de escasez atendiendo las metodología definidas por el IDEAM y legitimadas por el MAVDT a través de actos jurídico administrativos. Técnicamente se debe enfocar en la determinación de la oferta, la demanda y los factores que la determinan para aguas superficiales. En el caso de las aguas subterráneas debe ser obtenido un valor de recarga potencial anual para calcular el caudal explotable y determinar los volúmenes captados anualmente por pozos.

CAJA DE HERRAMIENTAS SOBRE EVALUACIÓN INTEGRADA DEL PATRIMONIO HIDRICO EN LA ORDENACIÓN Y MANEJO DE LAS CUENCAS HIDROGRAFICAS

2.4 DIMENSIÓN ETICO ESTETICA

Esta dimensión corresponde a una visión contextual del mundo en la cual el conocimiento significativo es generado y apropiado en el contexto de su aplicación e implicaciones. Los saberes en esta dimensión son válidos si son relevantes localmente.

  • - Evaluación social.

La Evaluación Social es una herramienta usada para asegurar el análisis sistemático de los impactos sociales de un desarrollo propuesto o de una acción política, particularmente, si estos son muy diversos y de gran alcance y/o si se espera que una propuesta atraiga una oposición generalizada. Los impactos sociales incluyen todas las consecuencias sociales y culturales de las acciones que afectan los modos en los cuales la gente vive, trabaja, juega, se relaciona con los demás, se organiza para satisfacer sus necesidades y, generalmente, se desenvuelve como miembros de una sociedad. La Evaluación social ha sido usada por mucho tiempo por científicos sociales para analizar las condiciones, causas y consecuencias de los fenómenos sociales y de la vida social.

La Evaluación social es útil para examinar los impactos de reformas estructurales, tales como la privatización de empresas propiedad del Estado, reformas agrícolas, reformas de servicios básicos, reformas de servicios públicos, reformas de servicio civil y de política fiscal. La evaluación social también es utilizada para proyectos de grandes proporciones y complejos (por ejemplo, represas e infraestructuras de captación, gestión de humedales). Un estudio de la Evaluación social considerará los impactos de la población, los arreglos comunales e institucionales, las comunidades en transición, los niveles de impacto individuales y familiares y las necesidades de infraestructura comunitaria.

La Evaluación social es particularmente útil para valorar:

?

Cómo son distribuidos con el tiempo los costos y beneficios de las reformas entre las partes interesadas.

?

De qué manera los grupos específicos, tales como los de escasos recursos económicos son capaces de hacer frente a las reformas, tanto físicas como institucionales, y de qué manera tienen acceso a las oportunidades del mercado;

? De qué manera son afectados los resultados políticos finales por los activos (físicos, financieros), las capacidades (humanas y organizativas), las relaciones económicas y sociales (por ejemplo, de género y de exclusión) de las partes interesadas, y las instituciones.

CAJA DE HERRAMIENTAS SOBRE EVALUACIÓN INTEGRADA DEL PATRIMONIO HIDRICO EN LA ORDENACIÓN Y MANEJO DE LAS CUENCAS HIDROGRAFICAS

?

En los temas relativos a género, de qué manera los puntos de vista, los intereses y las necesidades de las mujeres configuran las decisiones que afectan sus vidas, en el mismo grado en que afectan a las de los hombres, en cualquier contexto cultural en que ellos vivan.

?

Los efectos psicológicos y en la salud sufridos por las personas, y los efectos sociales y culturales sufridos por las comunidades.

Los efectos institucionales y financieros sufridos por las sociedades. Para realizar las valoraciones, la Evaluación social utiliza una variedad de herramientas:

?

?

Herramientas de recolección de datos cualitativos (grupos de discusión, entrevistas semiestructuradas a informantes claves, investigación etnográfica de campo, talleres de colaboradores);

? Encuestas para determinar los impactos directos y las respuestas de comportamiento a la reforma, o a las dimensiones específicas (por ejemplo, patrones del uso del tiempo) que afectan los resultados finales de la reforma;

? Datos obtenidos de las encuestas nacionales o de estadísticas.

Si bien a veces podría ser necesario confiar en descripciones cualitativas, la información cuantitativa debe ser suministrada cuando sea factible. Los cambios y los efectos predecidos pueden ser valorados en términos de los niveles de riesgo, de la percepción de la alteración de la comodidad, de la identidad y de la cohesión de la comunidad, etc.

En términos generales La Evaluación social debe documentar y mejorar la calidad de la toma de decisiones.

?

?

La Evaluación social tiene el mismo valor a la hora de manejar los impactos sociales y el desarrollo de la discusión de políticas del proyecto como cuando anticipa y documenta los impactos.

?

La Evaluación social debe concentrase en el modo en que son afectadas las personas, más que en las consideraciones técnicas y económicas.

-

Sistema de valores

La evaluación de recurso hídrico debe reconocer los valores éticos y estéticos que subyacen la cultura del

agua para optimizar la intervención y crear escenarios en los cuales se cambien las personas para superar los esquemas actuales de manejo inadecuado del patrimonio natural. Este aspecto permite un

CAJA DE HERRAMIENTAS SOBRE EVALUACIÓN INTEGRADA DEL PATRIMONIO HIDRICO EN LA ORDENACIÓN Y MANEJO DE LAS CUENCAS HIDROGRAFICAS

tránsito de la ciencia a la sociedad, ciencia con conciencia. A la vez extiende el campo de actuación de un APRENDER HACIENDO a un APRENDER SIENDO. En este contexto, debe ser claro que el patrimonio hídrico no esta vulnerable por falta de información sino por un modelo cultural que genero el modo de producción y consumo que no está en concordancia con los límites físicos de su sostenibilidad (Souza.

2002).

  • - Capacitación

Deben reconocerse la necesidades de capacitación para formular proyectos y programas en los cuales se incluyan temas y personas para restablecer y resignificar la trama de relaciones y significados cambiantes que constituyen el subsistema hídrico. Esta capacitación debe ser permanente y extenderse a todos los niveles de la sociedad para fortalecer la participación y la pertenencia con el POMCA que se formula en consenso y en contexto.

  • - Evaluación de indicadores

El reconocimiento de la conflictividad ambiental en relación con el patrimonio hídrico permite identificar los problemas y las preguntas adecuadas de manera tal que no se transforme la realidad con respuestas sino con estas preguntas generadas en la reflexión (GWP. 2000).

La metodología de marco lógico provee un camino que podría seguirse para articular estas preguntas con ejes de actuación o áreas claves de resultado que permitan definir indicadores de corto, mediano y largo plazo. Estos indicadores de logro y desempeño deben ser verificables objetivamente, relevantes, replicables. Estos indicadores tendrán como constituyentes característicos la CANTIDAD-CALIDAD Y TIEMPO y formarán parte integral de la matriz de marco lógico y una estructura de seguimiento y evaluación basada en lecciones aprendidas.

Además de estos indicadores es necesario diseñar indicadores ambientales del estado y dinámica del recurso hídrico. En cada cuenca estos indicadores pueden variar pero en general deben atender unas condiciones comunes.

Los indicadores para la gestión del agua son una herramienta importante en el desarrollo de las políticas hídricas, en el establecimiento de metas y objetivos y en el monitoreo de la gestión del funcionamiento. La combinación apropiada de indicadores ayuda a mostrar qué tan bien se cumplen los objetivos de la Gestión Integrada de Recursos Hídricos, y si es el caso, pueden proporcionar una herramienta para ayudar a reformular las políticas y los programas. Pueden también usarse como punto de referencia para animar a que se realice un mejor trabajo, por ejemplo, entre los proveedores de servicios hídricos, y en

CAJA DE HERRAMIENTAS SOBRE EVALUACIÓN INTEGRADA DEL PATRIMONIO HIDRICO EN LA ORDENACIÓN Y MANEJO DE LAS CUENCAS HIDROGRAFICAS

donde se tenga una técnica paralela que usa el funcionamiento de una organización similar como un indicador de funcionamiento (Alaerts et.al. 1999).

Los indicadores pueden usarse para examinar y comparar:

?

Las variaciones temporales y espaciales en los elementos del ciclo del agua, tales como disponibilidad de los recursos hídricos (m3/persona/año), uso del agua (litros/persona/día)

?

Eficiencia en el uso del agua ("cosecha por gota" o asegurando a la sociedad el mayor valor por m3 del uso del agua)

?

La efectividad y eficiencia del servicio de entrega (p.ej. costos del agua ($/m3), cantidad de hogares servidos, áreas servidas por diferentes tipos de sistemas de irrigación)

?

Calidad del agua y biodiversidad/ecología (p.ej. número de especies/km2 o extensión del río, calidad del agua de la superficie)

?

Cumplimiento de los abastecedores del servicio del agua

Se pueden desarrollar otros indicadores para estimular la reforma de la gestión del recurso del agua. Tales indicadores pueden tratar de evaluar la relación entre el abastecimiento del agua y la pobreza, o la equidad de la asignación del agua por sectores, mirando el valor económico y social en uso (Ibid.).

Los indicadores tienen un rol en varios niveles, incluyendo niveles de cuencas hidrográficas o represas o a lo largo de límites compartidos e internacionales. Sin embargo, una condición previa importante es que sea un sistema confiable de recolección de datos que refleje las prioridades del gobierno y las necesidades de la sociedad.

La información obtenida debe ser incorporada a su Sistema de Información Ambiental Regional para su interpretación.

CAJA DE HERRAMIENTAS SOBRE EVALUACIÓN INTEGRADA DEL PATRIMONIO HIDRICO EN LA ORDENACIÓN Y MANEJO DE LAS CUENCAS HIDROGRAFICAS

3. LA EVALUACIÓN DEL PATRIMONIO HÍDRICO Y LAS FASES DEL POMCH

En este aparte se definirán marcos de actuación relacionados con la evaluación del patrimonio hídrico para cada fase del proceso de ordenación de cuencas (IDEAM, 2002):

3.1. FASE DE APRESTAMIENTO

En esta fase deben ser abordados los siguientes aspectos:

?

Los limites de la cuenca, morfometría de aguas superficiales y relación de la topografia con sistemas de aguas subterráneas.

? La geología, la hidrogeología y la hidrogeoquímica del sistema de agua subterránea. Esto implica reconocer el modelo geológico básico de la cuenca, identificación de sistemas acuiferos y sus relaciones hidráulicas con el sistema de aguas superficiales, balance hidrico, inventario de puntos de agua, dinámica de flujo, delimitación de zonas de recarga, tránsito y descarga, parámetros hidráulicos e hidroquímica de los sistemas acuíferos.

? La hidrología y calidad del agua del sistema de agua superficial. ? La naturaleza y magnitud de cualquier interacción entre las aguas subterráneas y superficiales. ? Caracterización espacio-temporal de las variables meteorológicas.

?

El uso del suelo, incluyendo las fuentes de contaminación potenciales y los cambios históricos en estos factores.

? La condición ambiental o ecológica de la cuenca y sus hábitats.

?

La extracción de agua, actualidad.

la

demanda de agua y las descargas de aguas o efluentes en la

?

Caracterización

de

las

redes

de

monitoreo

del

recurso

hídrico

tanto

superficial

como

subterráneo.

?

Caracterización de escenarios de participación en intencionalidades regulatorias institucionales:

aplicación de la tasa por uso del agua, tasas retributivas, concesiones, agua no contabilizada.

? Evaluación de riesgo hídrico ? Conflictividad del recurso hídricos en un escenario de oferta-distribución demanda.

CAJA DE HERRAMIENTAS SOBRE EVALUACIÓN INTEGRADA DEL PATRIMONIO HIDRICO EN LA ORDENACIÓN Y MANEJO DE LAS CUENCAS HIDROGRAFICAS

Con estos referentes es posible alimentar los análisis de actores, análisis institucional, análisis de problemas, análisis de objetivos y definición de áreas claves de resultado para la cuenca. Desde luego, se parte de un reconocimiento de la información disponible para determinar necesidades de nuevo conocimiento en una posterior fase de diagnóstico.

  • 3.2 FASE DE DIAGNÓSTICO

En esta fase se realiza la recolección de información adicional para consolidar la Linea base del recurso hídrico en la cuenca. Posteriormente a partir de zonificaciones desarrolladas en SIG, que incorporen además la información obtenida de los diferentes actores, se realiza el análisis de conflictividad con base en variables e indicadores previamente seleccionados.

Se debe realizar además un análisis integrado de cuenca para reconocer relaciones entre la parte baja y la parte alta de la cuenca.

3.3. FASE PROSPECTIVA

Una vez completada la información del sistema hidrico necesaria se requiere proyectar escenarios prospectivos a partir de los cuales se vislumbren alternativas de solución integrales que luego de ser concertadas con la comunidad definan el escenario más adecuado para el restablecimiento de las relaciones entre el aprovechamiento social y económico del recurso hídrico y la conservación de la estructura y la función físico biótica de la cuenca.

  • 3.4 FASE DE FORMULACIÓN

Esta fase corresponde a escenarios de Gestión Integrada de Recurso Hídrico y en ella se apropian los resultados de la evaluación para validar la toma de decisiones en la formulación de proyectos y programas. En este contexto se integran los resultados de las fases anteriores para definir, priorizar y reglamentar acciones en la cuenca.

  • 3.5 FASE DE EJECUCIÓN

Esta fase, en relación con la evaluación de recurso hídrico, implica el fortalecimiento de redes ambientales, operacionalización del sistema de información ambiental regional, definición de indicadores y estudios detallados de las obras futuras de intervención.

  • 3.6 FASE DE SEGUIMIENTO Y EVALUACIÓN

Realmente, la fase de seguimiento y evaluación se realiza desde el mismo aprestamiento y constituye factor clave en el éxito del POMCH pues se basa en lecciones aprendidas que posibilitan planes de acciones y recomendaciones en tiempo real.

CAJA DE HERRAMIENTAS SOBRE EVALUACIÓN INTEGRADA DEL PATRIMONIO HIDRICO EN LA ORDENACIÓN Y MANEJO DE LAS CUENCAS HIDROGRAFICAS

La evaluación de recurso hídrico se basará tanto en indicadores de logro y desempeño que se expresan en la matriz de marco lógico, como en indicadores de comando y control que abarcan las dimensiones técnica, ecológica, intitucional y ético estética.

CAJA DE HERRAMIENTAS SOBRE EVALUACIÓN INTEGRADA DEL PATRIMONIO HIDRICO EN LA ORDENACIÓN Y MANEJO DE LAS CUENCAS HIDROGRAFICAS

BIBLIOGRAFÍA

OMM-UNESCO. 1991. 1991. Report on water resources assessment

CEPAL/NACIONES UNIDAS. 2002. Gestión del agua a nivel de cuencas: teoría y práctica.

IDEAM. 2002. Guía técnico científica para la ordenación de cuencas hidrográficas. Bogotá

SOUZA, J. 2002. El poder de las redes o las redes del poder. Red Nuevo Paradigma. Brasil

Water Managemenet Consultants. 2001. Guía metodológica para el manejo de las aguas subterráneas en Colombia.

Le Moigne, G., Subramanian, A., Xie, M., and Giltner, S. 1994. A Guide to the Formulation of Water Resources Strategy, World Bank Technical Paper No. 263, Washington, USA.

GWP, Towards water security: A framework for Action, GWP, Sweden, 2000.

Alaerts, G.J., Harvelt, F.J.A., Patorni, F.M., Water sector capacity building: Concepts and Instruments in Proceedings of the Second UNDP Symposium on Water Sector Capacity Building, Delft, A.A. Balkema, Rotterdam, The Netherlands, 1999.

CAJA DE HERRAMIENTAS SOBRE EVALUACIÓN INTEGRADA DEL PATRIMONIO HIDRICO EN LA ORDENACIÓN Y MANEJO DE LAS CUENCAS HIDROGRAFICAS