Sei sulla pagina 1di 91
INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA CÁMARA INMOBILIARIA ARGENTINA
INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA CÁMARA INMOBILIARIA ARGENTINA

INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA

INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA

CÁMARA INMOBILIARIA ARGENTINA
CÁMARA
INMOBILIARIA
ARGENTINA

Carrera a Distancia

Corredor Inmobiliario

Área Temática:

Jurídico Legal

Asignatura:

Derecho Civil I

Instituto de Capacitación InmobiliariaIModalidad DistanciaICorredor InmobiliarioIDerecho Civil I

Pág.

Civil I Instituto de Capacitación Inmobiliaria I Modalidad Distancia I Corredor Inmobiliario I Derecho Civil I
INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA Asignatura: Derecho Civil I Índice

INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA

INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA

Asignatura:

Derecho Civil I

Índice

Página

Presentación de la Materia Objetivos de la Materia Metodología de Trabajo Metodología de Evaluación Bibliografía Programa Analítico

3

4

5

5

6

7

Módulo I. Introduccion al Derecho Civil

10

Unidad I. El Derecho. Ramas del Derecho. El Derecho Civil. Fuentes

10

El derecho privado y el derecho público Fuentes del derecho La Ley La Costumbre EL Código Civil Actividad de Autoevaluación

11

12

12

13

14

16

Módulo II. Personas en el Derecho Civil

17

Unidad II. La Persona Física

17

Atributos de la Personalidad El Nombre El Apellido El sobrenombre y el seudónimo El Estado El Domicilio La Capacidad Los Menores La Emancipación Civil Los Dementes Los Inhabilitados Patrimonio Clasificación de las Cosas Bienes del Dominio Público Bienes del Dominio Privado

21

21

22

24

25

26

28

29

31

32

33

35

38

40

41

Unidad III. La Persona de Existencia Ideal

43

La persona juridica. Concepto. Cuestion terminologica. La persona juridica de carácter privado. Fin de la existencia de las personas jurídicas Atributos de la persona jurídica Asociaciones civiles Fundaciones Sociedades civiles Sociedades comerciales Cooperativas Actividad de Autoevaluación

43

44

45

45

47

48

49

49

50

51

Módulo III. Actuación Jurídica

53

Instituto Instituto de de Capacitación Capacitación InmobiliariaIModalidad InmobiliariaIModalidad DistanciaICorredor DistanciaICorredor InmobiliarioIDerecho InmobiliarioIDerecho Civil Civil I I

Pág. Pág.

2
2
INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA Asignatura: Derecho Civil I Página

INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA

INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA

Asignatura:

Derecho Civil I

Página

Unidad IV. El Hecho y acto jurídico

53

Elementos

54

Formas de los Actos Jurídicos Instrumentos publicos Instrumentos privados Vicios de los actos jurídicos Nulidad de los actos jurídicos

55

56

58

58

63

Unidad V. Obligaciones

65

Clasificación de las obligaciones Efectos de las Obligaciones Responsabilidad Civil

68

71

72

Unidad VI. Obligaciones

76

Extincion de las obligaciones Actividad de Autoevaluación

76

79

Glosario

80

Anexo I: Unidad I. Anexo II: Unidad II. Anexo III: Unidad III. Anexo IV: Unidad IV.

82

85

88

90

Presentación de la Materia

Es importante recalcar que el Derecho, es una disciplina vasta en contenidos conceptuales. A medida que se profundiza su estudio, el alumno irá encontrando significación a los conceptos teóricos

con la práctica, significación que resulta difícil en sus comienzos, atento el esfuerzo que debe dispensarse para familiarizarse con un lenguaje propio: “el lenguaje jurídico”, y lograr a través de él, el conocimiento de los diversos institutos que integran el derecho,

y que obviamente se irá adquiriendo a lo largo de toda la carrera.

Con ello, se quiere decir que en este primer cuatrimestre, la tarea estará orientada principalmente a iniciar al alumno en el ámbito del derecho, conocimiento de la ley de fondo que constituye su contexto, las leyes especiales, que regulan temas específicos, la doctrina, que engloba la labor de juristas reconocidos, en relación con la investigación y fundamentación de posturas y conclusiones respecto a temas específicos y/o cuestionados; entre otros.

En segundo lugar y como un proceso que se inicia en este periodo

y seguirá en los diferentes Derechos que el alumno estudie, que

conozca e incorpore como algo habitual, el manejo del Código Civil, y leyes diversas que regulan los distintos institutos del de- recho que incluye la materia, a través del análisis de sus artículos,

Instituto Instituto de de Capacitación Capacitación InmobiliariaIModalidad InmobiliariaIModalidad DistanciaICorredor DistanciaICorredor InmobiliarioIDerecho InmobiliarioIDerecho Civil Civil I I

Pág. Pág.

3
3
INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA Asignatura: Derecho Civil I notas y

INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA

INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA

Asignatura:

Derecho Civil I

notas y reformas, de manera tal que pueda apreciar que el derecho nunca es estático, sino el resultado que acompaña necesariamente un proceso social.

Entenderlo así, facilitará, en cuatrimestres venideros, compenetrarse en el estudio de distintos contratos y figuras que en particular se desarrollarán y que en esta primera parte se mencionan en forma generalizada, para facilitar la comprensión de la materia.

No asustarse; no es propósito de esta materia en esta carre-

ra la formación de abogados, pero si saber discernir en el aseso- ramiento al cliente las cuestiones ya resueltas por el derecho y aquellos que merecen consultas específicas a un profesional; No

cansarse y aceptar que es el proceso lógico y necesa-

rio para avanzar, porque en Derecho todo está relacionado y nada

es porque si.

”Relacionar”

Objetivos de la Materia

Que los alumnos aprehendan la noción de ordenamiento jurídico y la inserción del derecho civil dentro del mismo.

Que los alumnos relacionen y diferencien los conceptos de persona física y de persona jurídica.

Que los alumnos incorporen los elementos de los actos jurídicos.

Que los alumnos aprehendan el concepto de obligación, sus elementos, tipos, fuentes y efectos.

Que los alumnos comprendan los elementos básicos de la responsabilidad civil.

Que los alumnos progresivamente incorporen el lenguaje jurídico.

Que los alumnos manejen diferentes bibliografías.

Que los alumnos se adiestren en la práctica de lectura y comprensión de leyes, en especial del Código Civil.

Que los alumnos comiencen a familiarizarse con documentos jurídicos y puedan relacionar los conceptos teóricos con la prác- tica profesional del derecho civil parte general y obligaciones.

Instituto Instituto de de Capacitación Capacitación InmobiliariaIModalidad InmobiliariaIModalidad DistanciaICorredor DistanciaICorredor InmobiliarioIDerecho InmobiliarioIDerecho Civil Civil I I

Pág. Pág.

4
4
INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA Asignatura: Derecho Civil I

INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA

INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA

Asignatura:

Derecho Civil I

Metodología de Trabajo

Este material ha sido concebido como un texto básico, que pueda utilizarse para la formación a distancia de la materia Derecho Civil 1 en la carrera de Administración de Consorcios y Urbanizaciones Modernas del Instituto de Capacitación Inmobiliaria.

En este material el alumno encontrará:

1. El programa de la asignatura desarrollado en tres módulos ope-

rativos, los cuales se dividen, a su vez, en unidades temáticas.

2. El desarrollo pedagógico de los contenidos de cada unidad te-

mática.

3. En cada unidad temática se incluyen actividades no evaluatorias

a desarrollar por el alumno en forma individual y autónoma y no

requieren soporte especial para su resolución.

4. Gráficos, esquemas e ilustraciones que tienen por objeto facilitar

la comprensión de ideas y su interpretación.

5. Las actividades de evaluación obligatoria las presentará cada

profesor en el campus virtual. Estas actividades deberán ser remi- tidas a su profesor de acuerdo al calendario académico que se le facilitará oportunamente.

El alumno deberá remitir al profesor o realizar en el campus virtual,

el o los Trabajos Prácticos Obligatorios de la materia. El criterio para la evaluación consta de tres ítems:

Presentación del material

Redacción y ortografía

Interpretación conceptual

Los criterios de evaluación serán incluidos en las consignas de di- chos trabajos. La presentación y aprobación del mismo en tiempo y forma permitirá acceder al examen presencial final. Dicho examen se llevara a cabo al finalizar el cuatrimestre, en fecha a determinar que será informada por el ICI. Consistirá en un examen global e integrador que abarcará, en consecuencia, toda la materia. Para la evaluación del alumno, el docente hará hincapié en los conceptos, caracteres y diferencias puntuales de cada instituto del derecho estudiado.

Por tratarse de un sistema de estudio a distancia los alumnos cuen- tan con un Campus que servirá como plataforma para acceder a los contenidos de la materia, realizar consultas vía mail o chat al docente, administrar sus entregas, acceder a las correcciones de las actividades obligatorias y conocer las calificaciones. Para colabo- rar aún más con la formación, los alumnos tendrán la posibilidad

Instituto Instituto de de Capacitación Capacitación InmobiliariaIModalidad InmobiliariaIModalidad DistanciaICorredor DistanciaICorredor InmobiliarioIDerecho InmobiliarioIDerecho Civil Civil I I

Pág. Pág.

5
5
INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA Asignatura: Derecho Civil I de

INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA

INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA

Asignatura:

Derecho Civil I

de comunicarse telefónicamente con el docente en los horarios esti- pulados previamente.

Bibliografía

Módulo I CODIGO CIVIL. BORDA Guillermo A., “Manual de Derecho Civil. Parte General.”, 20ª ed. Actualizada, edit. Abeledo Perrot, Buenos Aires, 1999. CIFUENTES Santos, “Elementos de Derecho Civil. Parte General”, 4ª ed. Actualizada y ampliada, edit. Astrea, Buenos Aires, 1999. NEGRI Carlos María y Colaboradores, “Tratado teórico – práctico de Instituciones de Derecho Privado y de Derecho Económico”, edic. Macchi, Buenos Aires, 2000. ROITBARG Marcelo R., “Cuadernos de Derecho Civil. Derecho Civil. Parte General”, A-Z Editora, Buenos Aires, 1999. Módulo II CODIGO CIVIL. BORDA Guillermo A., “Manual de Derecho Civil. Parte General.”, 20ª ed. Actualizada, edit. Abeledo Perrot, Buenos Aires, 1999. CIFUENTES Santos, “Elementos de Derecho Civil. Parte General”, 4ª ed. Actualizada y ampliada, edit. Astrea, Buenos Aires, 1999. NEGRI Carlos María y Colaboradores, “Tratado teórico – práctico de Instituciones de Derecho Privado y de Derecho Económico”, edic. Macchi, Buenos Aires, 2000. ROITBARG Marcelo R., “Cuadernos de Derecho Civil. Derecho Civil. Parte General”, A-Z Editora, Buenos Aires, 1999. Módulo III CODIGO CIVIL. BORDA Guillermo A., “Manual de Derecho Civil. Parte General.”, 20ª ed. Actualizada, edit. Abeledo Perrot, Buenos Aires, 1999. ETCHEVERRY Raul A., “Derecho Comercial y Económico. Formas jurí- dicas de la organización de la empresa”, 1ra. reimpresión, edit. Astrea, Buenos Aires, 1995. NEGRI Carlos María y Colaboradores, “Tratado teórico – práctico de Instituciones de Derecho Privado y de Derecho Económico”, edic. Macchi, Buenos Aires, 2000. ROITBARG Marcelo R., “Cuadernos de Derecho Civil. Derecho Civil. Parte General”, A-Z Editora, Buenos Aires, 1999. SMAYEVSKY Miriam y otros, “Derecho Económico I”, La Ley, Buenos Aires, 2005.

Programa Analítico

MÓDULO I: INTRODUCCIÓN AL DERECHO CIVIL

Instituto Instituto de de Capacitación Capacitación InmobiliariaIModalidad InmobiliariaIModalidad DistanciaICorredor DistanciaICorredor InmobiliarioIDerecho InmobiliarioIDerecho Civil Civil I I

Pág. Pág.

6
6
INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA Asignatura: Derecho Civil I Unidad I:

INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA

INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA

Asignatura:

Derecho Civil I

Unidad I: El derecho. Ramas del derecho. El derecho civil. Fuentes.

Derecho: concepto. Derecho Objetivo y derecho subjetivo. Las normas jurídicas y su distinción con las normas morales, religiosas y sociales. El Derecho Privado y el Derecho Público. Las fuentes del Derecho: Ley: concepto, clasificación, aplicación y vi- gencia. Costumbre: concepto y caracteres, régimen legal, Jurispruden- cia y Doctrina. El Código Civil Argentino: autor, fuentes, evolución, principales reformas y proyectos de reforma.

Módulo II: PERSONAS EN EL DERECHO CIVIL

Unidad II. La persona física. La persona: concepto y clases. La persona física. La persona por nacer. Concepción y embarazo. Condición del nacimiento con vida. La via- bilidad. Muerte natural y muerte presunta. Ausencia con presunción de fallecimiento. Atributos de la personalidad: concepto. Distinción con los derechos de la personalidad. Nombre: concepto; reglas con relación al nombre individual o de pila. Estado civil: concepto; prueba del estado. Capacidad: concepto y especies. Incapacidades de hecho y de dere- cho. Casos de incapacidades de hecho y de incapacidades de derecho. Régimen legal de los menores de edad. La emancipación civil: concep- to, formas y efectos. La emancipación comercial: concepto, formas y efectos. Los dementes: concepto. Sordomudos que no saben darse a entender por escrito: concepto. El juicio de insania. Los inhabilitados. Domicilio: concepto y especies. El patrimonio como atributo de la personalidad. Naturaleza jurídica, distintas teorías. Contenido. Derechos patrimoniales, extrapatrimo- niales e intelectuales. Patrimonio general y patrimonios especiales. Patrimonios de afectación. El patrimonio como prenda común de los acreedores; clases de acreedores; bienes excluidos. Bienes y cosas: dis- tinción conceptual. Clasificación de las cosas en sí mismas y con rela- ción a las personas.

Unidad III. La persona de existencia ideal

La persona jurídica: concepto y clasificación legal. La personalidad ju- rídica. Abuso de la personalidad. Principio y fin de su existencia. La Inspección General de Justicia: funciones básicas. Los atributos de la personalidad con relación a la persona jurídica. Particularidades re- lativas al estado, la capacidad, el nombre y el domicilio. Diferentes tipos de personas jurídicas previstas en el Código Civil: Asociaciones, Fundaciones, Sociedades civiles y comerciales.

Instituto Instituto de de Capacitación Capacitación InmobiliariaIModalidad InmobiliariaIModalidad DistanciaICorredor DistanciaICorredor InmobiliarioIDerecho InmobiliarioIDerecho Civil Civil I I

Pág. Pág.

7
7
INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA Asignatura: Derecho Civil I Módulo

INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA

INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA

Asignatura:

Derecho Civil I

Módulo III: ACTUACIÓN JURÍDICA

Unidad IV. Hecho y acto jurídico. Hechos jurídicos: concepto y clasificación. Hechos voluntarios e invo- luntarios. Hechos ilícitos: delitos y cuasidelitos. Acto jurídico: concepto. Elementos esenciales: sujeto, objeto y forma. La causa como elemento esencial. Elementos naturales y accidentales. Forma y prueba de los ac- tos jurídicos: Instrumentos privados: requisitos. Instrumentos públicos:

requisitos, formalidades, fuerza probatoria. La escritura pública. El pro-

tocolo. Vicios de la voluntad: error, dolo y violencia. Vicios propios de los actos jurídicos: simulación, fraude y lesión. Nulidad de los actos jurídicos. Actos nulos y anulables. Nulidad absoluta

y relativa. Confirmación

Unidad V. Obligaciones. Concepto de obligación. Elementos: sujetos, objeto y causa fuente. Fuen- tes de las obligaciones: contrato, cuasicontrato, delito, cuasidelito, ley, enriquecimiento sin causa, voluntad unilateral, abuso del derecho.

Clasificación de las obligaciones: civiles y naturales; de dar, de hacer, de no hacer; puras y simples, condicionales, a plazo, modo o cargo; obliga- ciones alternativas o facultativas; sujeto singular, sujeto plural, obliga- ciones disyuntas o conjuntas; simplemente mancomunadas y solidarias; divisibles e indivisibles; obligaciones de medio y de resultado; obligacio- nes principales y accesorias. Efectos de las obligaciones: Efectos con relación al acreedor: efectos principales: ejecución directa e indirecta; efectos auxiliares. Efectos con relación al deudor: Responsabilidad Civil: Principios. Presupuestos de la responsabilidad Civil. Distinción con la responsabilidad Penal. Causales de exención. Mora: interpelación y extinción. La responsabilidad de la persona jurídica: contractual y extracontractual. La responsabilidad penal de la persona jurídica. La indemnización. La extensión del resarcimiento:

daño emergente y lucro cesante. Daño moral. Cláusula penal: concepto

y efectos.

Unidad VI. Transmisión y extinción de las obligaciones. Transmisión de derechos y obligaciones. Contrato de cesión de derechos. Cesión de deuda. Modos de extinción de las obligaciones. Enumeración. Pago: concepto y naturaleza jurídica. Sujetos del pago: legitimación activa y legitimación pasiva. Objeto del pago: principios de identidad e integridad. Circunstancias del pago: lugar y tiempo. Efectos del pago. Imputación del pago. Pago por consignación. Pago con subrogación. Subrogación convencional y legal. Efectos. Dación en pago. Novación.

Compensación. Transacción. Confusión. Renuncia de derechos. Remisión de deuda. Imposibilidad de pago. Prescripción liberatoria. Otros medios extintivos.

Instituto Instituto de de Capacitación Capacitación InmobiliariaIModalidad InmobiliariaIModalidad DistanciaICorredor DistanciaICorredor InmobiliarioIDerecho InmobiliarioIDerecho Civil Civil I I

Pág. Pág. 8
Pág. Pág.
8
INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA Asignatura: Derecho Civil I Estructura

INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA

INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA

Asignatura:

Derecho Civil I

Estructura del Material de Estudio

El material de estudio se encuentra dividido en tres módulos y distintas unidades en cada uno de ellos, según el Programa Analítico mencionado anteriormente. Dentro de cada unidad se resaltarán los conceptos básicos a tener en cuenta y que todo alumno deberá considerar como fundamentales a los efectos de la aprobación de la asignatura. Asimismo, se insertarán actividades de auto evaluación, a efectos de que el alumno tome conciencia si realmente comprendió el material y efectuó una lectura interpretativa del mismo. En la última parte de cada unidad temática se incluirá una tarea de reca- pitulación con una síntesis de los conceptos que el alumno debió incor- porar luego de la lectura de la misma. Finalmente, se incluyen actividades integradoras de auto evaluación comprensivas de todo el contenido de la materia a efectos de que el alumno razone las mismas y se plantee las dudas que puedan surgirle al

respecto.

Recomendaciones

Lea detenidamente y a conciencia el Material de Estudio.

Plantee interrogantes a medida que avanza con la lectura.

Si alguna parte del Material es poco clara o confusa, formule sus dudas al docente. No continúe con la lectura.

Entienda los conceptos desarrollados en el material. No los memorice.

Realice las actividades que se encuentran al final de cada unidad, para asegurarse de haber incorporado los conceptos explicados en la misma.

Ante cualquier duda, inconveniente o pregunta: consulte al docente.

Este apunte ha sido elaborado por la Dra. Vanesa Contreras y el Dr. Eduardo Fiorani, 2013.

Instituto Instituto de de Capacitación Capacitación InmobiliariaIModalidad InmobiliariaIModalidad DistanciaICorredor DistanciaICorredor InmobiliarioIDerecho InmobiliarioIDerecho Civil Civil I I

Pág. Pág.

9
9

INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIAMódulo I. Introduccion al Derecho Civil Unidad I. El Derecho. Ramas del Derecho. El Derecho

Módulo I. Introduccion al Derecho Civil Unidad I. El Derecho. Ramas del Derecho. El Derecho Civil. Fuentes.

Concepto de derecho

Podemos definir al derecho como un conjunto de normas que regulan el funcionamiento de una sociedad caracteri- zadas por poseer un elemento coercitivo y una pretensión de justicia. Es un orden normativo de carácter obligatorio, pues los habitantes deben ajustar su conducta a éste, de ahí el elemento coercitivo, posibilitándose de ese modo la vida en sociedad. Todo ordenamiento jurídico debe tender a la obtención de la justicia como sumo bien.

Constituye pues un ordenamiento sistematizado que posibilita la conviven- cia de los ciudadanos dentro de un marco regulado. Su respeto y su no alteración fuera a las pautas establecidas hacen al Esta- do de Derecho y a la Seguridad Jurídica.

Derecho objetivo y derecho subjetivo

la Seguridad Jurídica. Derecho objetivo y derecho subjetivo El término derecho es utilizado tanto para designar

El término derecho es utilizado tanto para designar al ordenamiento jurídico general, establecido por el Estado para reglar la conducta de los habitantes, como para aludir a la facultad o atribución que ese orden general le concede a las personas individualmente consideradas.

Precisando el concepto, diremos que a la primera acepción se la denomina Derecho Objetivo y derecho subjetivo, a la segunda

El derecho subjetivo comprende dos aspectos: el derecho facultad, que es el poder que el orden jurídico (Derecho Objetivo) atribuye a una persona para exigir de otra el cumplimiento de una determinada conducta a su respecto (p. ej: si una persona es damnificada en un accidente de tránsito, tiene el derecho de exigir al embistente que le abone los daños y perjuicios sufridos); y el deber jurídico, que es la obligación que el orden jurídico impone a una persona de cumplir una determinada conducta a favor de otra (el Código Civil establece que quien causa un daño debe repararlo). En virtud de esa norma, en el ejemplo anterior, el embistente debe abonar al damnificado los daños y perjuicios). La razón de ser del derecho facultad está dada por el deber jurídico y viceversa. Son dos caras de la misma mo- neda.

DERECHO

OBJETIVO

SUBJETIVO

dos caras de la misma mo- neda. DERECHO OBJETIVO SUBJETIVO La norma jurídica y su distincion
dos caras de la misma mo- neda. DERECHO OBJETIVO SUBJETIVO La norma jurídica y su distincion
dos caras de la misma mo- neda. DERECHO OBJETIVO SUBJETIVO La norma jurídica y su distincion

La norma jurídica y su distincion con las normas morales, sociales, religiosas, etc.

Una norma es una regla de conducta.

Tanto la moral como el derecho son órdenes normativos, pero separar ambos conceptos no es tarea sencilla, pues ambos campos no están perfectamente delineados, en la medida que el sustento ético del Derecho está dado por la moral. Así, las legislaciones en general, descalifican los actos jurídicos que están contra la moral y las buenas costumbres. Tanto la moral como el Derecho se influyen recíprocamente y sin lugar a dudas la moral resulta un ingrediente necesario de lo jurídico.

la moral resulta un ingrediente necesario de lo jurídico. Instituto de Capacitación Inmobiliaria I Modalidad
la moral resulta un ingrediente necesario de lo jurídico. Instituto de Capacitación Inmobiliaria I Modalidad
la moral resulta un ingrediente necesario de lo jurídico. Instituto de Capacitación Inmobiliaria I Modalidad
la moral resulta un ingrediente necesario de lo jurídico. Instituto de Capacitación Inmobiliaria I Modalidad
la moral resulta un ingrediente necesario de lo jurídico. Instituto de Capacitación Inmobiliaria I Modalidad
la moral resulta un ingrediente necesario de lo jurídico. Instituto de Capacitación Inmobiliaria I Modalidad
la moral resulta un ingrediente necesario de lo jurídico. Instituto de Capacitación Inmobiliaria I Modalidad
la moral resulta un ingrediente necesario de lo jurídico. Instituto de Capacitación Inmobiliaria I Modalidad
la moral resulta un ingrediente necesario de lo jurídico. Instituto de Capacitación Inmobiliaria I Modalidad

Instituto de Capacitación InmobiliariaIModalidad DistanciaICorredor InmobiliarioIDerecho Civil I

Pág.

10
10
INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA Sin perjuicio de la dificultad antes señalada, sí se diferencian claramente

INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA

Sin perjuicio de la dificultad antes señalada, sí se diferencian claramente las normas de uno y otro orden. Mientras el campo de la Moral es el de la conciencia, tendiente al bien individual, el del Derecho es el de la con- vivencia social, tendiente al bien común.

La norma moral supone libertad en su cumplimiento, estableciendo deberes de conducta que no son susceptibles de ejecución forzada. Su violación traerá aparejada, en todo caso, la repulsa social y mediatamente el remordi- miento del que no las cumple. La norma jurídica, en cambio, es obligatoria, porque se establecen mecanismos para forzar su cumplimiento o imponer sanciones en caso de violación.

La norma social al igual que la norma jurídica, es heterónoma pues regula el comportamiento frente al otro. Contiene también una sanción, pero a diferencia de la jurídica, la sanción no la impone el Estado sino el propio grupo social. La norma religiosa supone el cumplimiento de los preceptos de la religión a la que la persona adhiere. Tiene una sanción, pero generalmente la misma no será en esta vida terrenal.

El derecho privado y el derecho público

El Derecho se divide en dos grandes ramas: el derecho público y el derecho privado.

DERECHO

OBJETIVO

SUBJETIVO

público y el derecho privado. DERECHO OBJETIVO SUBJETIVO PÚBLICO PRIVADO El derecho público rige las relaciones
público y el derecho privado. DERECHO OBJETIVO SUBJETIVO PÚBLICO PRIVADO El derecho público rige las relaciones
público y el derecho privado. DERECHO OBJETIVO SUBJETIVO PÚBLICO PRIVADO El derecho público rige las relaciones
público y el derecho privado. DERECHO OBJETIVO SUBJETIVO PÚBLICO PRIVADO El derecho público rige las relaciones

PÚBLICO

PRIVADO

derecho privado. DERECHO OBJETIVO SUBJETIVO PÚBLICO PRIVADO El derecho público rige las relaciones jurídicas del
derecho privado. DERECHO OBJETIVO SUBJETIVO PÚBLICO PRIVADO El derecho público rige las relaciones jurídicas del
derecho privado. DERECHO OBJETIVO SUBJETIVO PÚBLICO PRIVADO El derecho público rige las relaciones jurídicas del
derecho privado. DERECHO OBJETIVO SUBJETIVO PÚBLICO PRIVADO El derecho público rige las relaciones jurídicas del

El derecho público rige las relaciones jurídicas del Estado como poder público, actuando en la situación de su- premacía que le confiere ese carácter. En las ramas del derecho público existe un interés estatal directamente comprometido. Son, a su vez, ramas principales del derecho público, las siguientes:

Derecho Constitucional: contiene las normas referidas a la organización jurídica y polí- tica del Estado, estableciendo los principios y derechos fundamentales de la convivencia social. Se trata de normas de jerarquía superior, contenidas en la Constitución Nacional.

Derecho Administrativo: regula y organiza el funcionamiento de la Administración Pú- blica, y las relaciones de ésta con los administrados.

Derecho Penal: determina qué conductas son constitutivas de delito y prevé las penas correspondientes para quienes sean sus autores responsables.

correspondientes para quienes sean sus autores responsables. El derecho privado en cambio, regula las relaciones de

El derecho privado en cambio, regula las relaciones de los individuos entre sí, tratados en un pie de igualdad. No existe aquí un interés del Estado, como poder público, comprometido en forma directa. Las principales ramas del derecho privado son:

Derecho Civil: es la principal rama del derecho privado, rige a las personas físicas y jurídicas en cuanto tales, prescindiendo de su nacionalidad, situación patrimonial, actividad, etc., aspectos estos que, en definitiva, deter- minan la aplicación de otras ramas del derecho.

deter- minan la aplicación de otras ramas del derecho. Instituto de Capacitación Inmobiliaria I Modalidad

Instituto de Capacitación InmobiliariaIModalidad DistanciaICorredor InmobiliarioIDerecho Civil I

Pág.

11
11

INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIAEl Derecho Civil, es el tronco común del cual, con el tiempo y debido a

El Derecho Civil, es el tronco común del cual, con el tiempo y debido a la especialización, se han desprendido otras ramas, como el Derecho Comercial, Agrario y Laboral.

Derecho Comercial: como dijimos, es un desprendimiento del Derecho Civil, que regula las relaciones jurídicas derivadas del ejercicio del comercio, sea por personas individua- les, sea por sociedades comerciales. A su vez, del derecho comercial se han derivado importantes ramas que hoy gozan de autonomía, como el Derecho marítimo, el Derecho Aeronáutico, etc

como el Derecho marítimo, el Derecho Aeronáutico, etc Derecho Laboral: regula las relaciones derivadas del

Derecho Laboral: regula las relaciones derivadas del trabajo en relación de dependencia. Si bien siempre se la incluyó como una rama del derecho privado, la realidad establece que no merece un encasillamiento tan estricto, toda vez que se advierte un marcado

intervencionismo estatal en el dictado de las normas que lo regulan, como así también una limitación a la auto- nomía de la voluntad en materia contractual, dado que la Ley de Contrato de Trabajo considera nulos aquellos

contratos en que no se respeten los derechos básicos que al trabajador confiere la norma. Tal situación, nos lleva

a afirmar que el derecho laboral participa de características del derecho público y del derecho privado.

Derecho Minero y Derecho Agrario

Fuentes del derecho

La expresión “fuentes del derecho” está referida al origen de las normas que integran el ordenamiento jurídico,

su génesis.

Las fuentes del derecho pueden clasificarse en:

Materiales: Son todos los acontecimientos sociales, históricos, políticos, culturales, etc., que rodean -y en defi- nitiva son los hechos que la promueven- a la sanción de una norma jurídica. Formales: Son las que originan el ordenamiento jurídico. Son fuentes formales del derecho: la ley, la costumbre, la jurisprudencia y la doctrina.

FUENTES DEL

DERECHO

MATERIALES

FORMALES

y la doctrina. FUENTES DEL DERECHO MATERIALES FORMALES LEY COSTUMBRE JURISPRUDENCIA DOCTRINA La ley Para nuestro
y la doctrina. FUENTES DEL DERECHO MATERIALES FORMALES LEY COSTUMBRE JURISPRUDENCIA DOCTRINA La ley Para nuestro
y la doctrina. FUENTES DEL DERECHO MATERIALES FORMALES LEY COSTUMBRE JURISPRUDENCIA DOCTRINA La ley Para nuestro

LEY

COSTUMBRE

JURISPRUDENCIA

DERECHO MATERIALES FORMALES LEY COSTUMBRE JURISPRUDENCIA DOCTRINA La ley Para nuestro derecho, la ley es la
DERECHO MATERIALES FORMALES LEY COSTUMBRE JURISPRUDENCIA DOCTRINA La ley Para nuestro derecho, la ley es la
DERECHO MATERIALES FORMALES LEY COSTUMBRE JURISPRUDENCIA DOCTRINA La ley Para nuestro derecho, la ley es la

DOCTRINA

La ley

Para nuestro derecho, la ley es la fuente más importante. Es una norma de carácter general, obligatoria para todos los habitantes, emanada de autoridad competente. Del concepto antes transcripto, surgen los caracteres distintivos:

Generalidad: dictada para regular un número indeterminado de casos y no respecto de una persona indivi- dualmente considerada.

Obligatoriedad: se prevén sanciones para quienes las violen, o medios legales para forzar su cumplimien- to.

las violen, o medios legales para forzar su cumplimien- to. a Instituto de Capacitación Inmobiliaria I
a
a
violen, o medios legales para forzar su cumplimien- to. a Instituto de Capacitación Inmobiliaria I Modalidad
violen, o medios legales para forzar su cumplimien- to. a Instituto de Capacitación Inmobiliaria I Modalidad
violen, o medios legales para forzar su cumplimien- to. a Instituto de Capacitación Inmobiliaria I Modalidad
violen, o medios legales para forzar su cumplimien- to. a Instituto de Capacitación Inmobiliaria I Modalidad

Instituto de Capacitación InmobiliariaIModalidad DistanciaICorredor InmobiliarioIDerecho Civil I

Pág.

12
12
INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA • Emanada de autoridad competente: debe ser dictada por un órgano

INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA

Emanada de autoridad competente: debe ser dictada por un órgano con facultades de dictar normas espe- cialmente atribuidas, sin exceder los límites de dicha facultad.

Este es un concepto amplio de ley (también denominado ley en sentido material), comprensivo de cualquier norma emanada de autoridad competente, en oposición a la “ley en sentido formal” (concepto restringido), que abarca solamente a las dictadas por el Congreso o las Legislaturas Provinciales, de acuerdo con el procedimiento establecido al efecto por la Constitución Nacional o las Constituciones Provinciales. Cuando hablamos de ley como fuente del derecho, nos referimos al concepto de ley en sentido material (que abarca tanto a la ley propiamente dicha -emanada del Congreso y Legislaturas Provinciales-, como a decretos del Poder Ejecutivo Nacional o Provincial, decisiones administrativas del Jefe de Gabinete de Ministros, resoluciones ministeriales, ordenanzas municipales, etc.).

Las leyes pueden clasificarse en:

1. Según su interpretación:

1.1. Rígidas: Su significado es inequívoco, no da lugar a realizar una interpretación de su sentido. Ej: La mayoría de edad es a los 21 años.

1.2. Flexibles: Su texto es amplio y puede dar lugar a interpretaciones.

2. Según la obligatoriedad de su aplicación:

2.1 Leyes imperativas: Son las leyes de orden público. Tienden a mantener la paz; seguridad; justicia; convivencia y moral.- Son normas fundamentales para la convivencia de una sociedad política. Son imperativas; coactivas; tienen en vista un interés general, colectivo o social directo. Las partes no pueden dejarlas de lado, por tanto, si lo hacen, la convención en tal sentido no tendrá validez alguna.

2.2 Leyes Supletorias: Suplen la voluntad de las partes en caso de que éstas en sus convenciones no pre vean nada al respecto. Pero pueden ser dejadas de lado por acuerdo entre partes.

La costumbre

La costumbre jurídica es la reiteración de una conducta por una generalidad o número indeterminado de personas durante un lapso más o menos prolongado, con conciencia de su obligatoriedad. En el derecho contemporáneo la costumbre ha perdido la importancia que, como gene- radora de normas, tuvo en las sociedades más primitivas. Para que exista pues, costumbre en el sentido jurídico, deben estar presentes dos ele- mentos: a) el material: que consiste en la repetición de la conducta durante un lapso prolongado de manera constante y uniforme; y b) el subjetivo o psicológico: consis- tente en la convicción de obligatoriedad por parte del grupo de personas que incurren en esa conducta.

parte del grupo de personas que incurren en esa conducta. Régimen Legal Nuestro Código Civil, consagra

Régimen Legal Nuestro Código Civil, consagra en su art. 17, el siguiente texto “Los usos y costumbres no pueden crear derechos sino cuando las leyes se refieren a ellos o en situaciones no regladas legalmente”.

Tal disposición limita la vigencia de la costumbre, como generadora de norma jurídicas, a dos situaciones:

a) Cuando es necesario complementar una ley (costumbre “secundum legem”); y

b) Cuando existe una situación no reglada por la ley (costumbre “praeter legem”).

Por tanto, la costumbre “contra legem” es decir, aquella que va en contra de la ley, no es fuente de derecho.

aquella que va en contra de la ley, no es fuente de derecho. Instituto de Capacitación
aquella que va en contra de la ley, no es fuente de derecho. Instituto de Capacitación
aquella que va en contra de la ley, no es fuente de derecho. Instituto de Capacitación

Instituto de Capacitación InmobiliariaIModalidad DistanciaICorredor InmobiliarioIDerecho Civil I

Pág.

13
13
INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA La jurisprudencia La reiteración de fallos judiciales dictados en un mismo

INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA

La jurisprudencia

La reiteración de fallos judiciales dictados en un mismo sentido, ante casos análogos, forma la jurisprudencia. No está previsto un número de casos fijos que nos permita hablar de una jurisprudencia sentada sobre un punto,

sí es necesario una cierta uniformidad de criterio en una generalidad de casos, de modo que se genere cierta

conciencia de obligatoriedad, de fallar por parte de los jueces a los que les sean sometidas las nuevas cuestiones en un sentido similar. La sentencia judicial, aunque sea dictada por la Corte Suprema de Justicia de la Na- ción, constituye una norma individual, aplicable a las partes del proceso judicial en que se haya dictado. Solo en tanto y en cuanto se fallen en un mismo sentido varios casos similares nos encontraremos frente al concepto de “jurisprudencia” como fuen- te del Derecho.

La doctrina

Está constituida por las opiniones que los juristas y estudiosos del derecho exponen en sus obras y artículos especializados. No posee fuerza de obligatoriedad, pero ha- bitualmente dan sustento a los fallos que dictan los tribunales o fundamentan los proyectos de leyes. Muchas veces son las opiniones de juristas destacados las que motivan reformas legislativas o cambios en los criterios jurisprudenciales, convirtiéndose así la doctrina en fuente indirecta del derecho.

así la doctrina en fuente indirecta del derecho. La codificacion del derecho privado Hacia fines del

La codificacion del derecho privado

Hacia fines del siglo XVIII y principios del XIX nace en Europa la llamada codificación moderna, fenómeno en virtud del cual los países comenzaron a dictar códigos de las principales ramas del derecho, con el objeto de reu- nir en un único cuerpo normativo todas la disposiciones relacionadas con una determinada materia que, hasta entonces, se encontraban dispersas. Los códigos facilitaron el conocimiento y aplicación de las normas, sistema- tizando sus principios. El fenómeno de la codificación antes mencionado también llegó a nuestro país en la segunda mitad del siglo XIX, cuando su sanción se convirtió en una necesidad impostergable.

El código civil

En el año 1863, el Congreso Nacional autorizó al Poder Ejecutivo a designar comisiones redactoras de los códigos Civil, Penal, de Minería, y de las ordenanzas del ejército. Un año más tarde se designó a DALMACIO VELEZ SARS- FIELD como redactor del Código Civil. El proyecto de VELEZ SARSFIELD, fue aprobado a libro cerrado por la ley 340 de setiembre de 1869, disponiéndose su entrada en vigencia a partir del 1º de enero de 1871.

En su elaboración, nuestro codificador tuvo en cuenta, principalmente, las siguientes fuentes: el derecho romano, la legislación española y el derecho patrio, el derecho canónico, el Código de NAPOLEON (Código Civil francés) y sus comentaristas, y la obra de AUGUSTO TEXEIRA DE FREITAS. El Código de NAPOLEON fue, con el derecho romano, otra de las principales fuentes a que accedió VELEZ SARS- FIELD, a través de sus comentaristas AUBRY y RAU, TROPLONG, DEMOLOMBE, ZACHARIE, MARCADE, etcétera. La Consolidación de las leyes civiles, del jurista brasileño AUGUSTO TEXEIRA DE FREITAS, y el Esbozo —antepro- yecto de Código Civil que fue publicado entre 1860 y 1865 y que quedó inconcluso— sirvieron de gran inspiración

a nuestro Codificador, quien tomó alrededor de 1.200 artículos del Esbozo para ser incluidos en nuestro Código.

Fueron fuentes secundarias el Código Civil chileno, redactado por el jurista venezolano ANDRES BELLO, el Código del Estado Norteamericano de Lousiana, el Código de Prusia de 1794, el Código de Austria de 1801, el Código de los Estados Sardos y el Código Italiano de 1865, que VELEZ conoció cuando se encontraba en la tarea de redacción de nuestro Código.

Instituto de Capacitación InmobiliariaIModalidad DistanciaICorredor InmobiliarioIDerecho Civil I

Pág.

14
14
INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA UNIDAD I: El Derecho. Ramas del Derecho. El Derecho Civil. Fuentes.

INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA

UNIDAD I: El Derecho. Ramas del Derecho. El Derecho Civil. Fuentes.

DERECHO FUENTES DEL SUBJETIVO DERECHO MATERIALES OBJETIVO Constitucional FORMALES PÚBLICO Administrativo Penal
DERECHO
FUENTES DEL
SUBJETIVO
DERECHO
MATERIALES
OBJETIVO
Constitucional
FORMALES
PÚBLICO
Administrativo
Penal
LEY
Laboral
Híbrido
COSTUMBRE
Civil
JURISPRUDENCIA
Comercial
PRIVADO
DOCTRINA
Minero
Agrario
Rígidas
Interpretación
Flexibles
Imperativas
Obligatoriedad
Supletorias

Instituto de Capacitación InmobiliariaIModalidad DistanciaICorredor InmobiliarioIDerecho Civil I

Pág.

15
15
INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA E j e r c i c i o Autoevaluación Consigna

INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA

E j e r c i c i o Autoevaluación Consigna Resuelva los siguientes casos

Ejercicio

Autoevaluación

Consigna Resuelva los siguientes casos prácticos, teniendo en cuenta en cada uno que debe referir especialmente los conceptos teóricos estudiados que lo llevan a cada una de las consideraciones que realiza.

CASO PRÁCTICO Nº 1:

Un lunes 1º usted suscribe con un amigo suyo un contrato de compraventa por el cual acuerdan que él le vende a usted su automovil (que usted recibe y comienza a usar) en $ 5.000,- En dicho contrato fijan que el pago de los $ 5000,- lo hará usted a los 10 días de su firma. El martes 2 acuerdan telefónicamente con este mismo amigo que se encontrarán ese día a las 20:00 horas en un restaurante a cenar juntos. Usted se presenta según lo acordado y su amigo nunca llega. El miércoles 3 llama a su amigo para averiguar porqué no asistió al restaurante según lo que acordaran y él le

dice: “Porque no tenía ganas”. Usted se enoja y le responde “Ahora yo no tengo ganas de pagarte el auto; vos no cumpliste con lo que acordamos, y yo tampoco lo haré”

• Indique si ambos acuerdos pertenecen al mismo orden normativo.

• ¿Puede usted negarse a cumplir lo acordado y no pagarle el auto, ya que su amigo no cumplió lo acordado en

encontrarse a cenar con usted? ¿Porqué?

• ¿Qué sanción puede recibir su amigo por no haber cumplido? Y a usted; ¿qué sanción le corresponderá si no le paga el auto? ¿Porqué?

CASO PRÁCTICO Nº 2:

Usted trabaja para una empresa, debidamente inscripto en relación de dependencia, percibiendo $ 1000.- men- suales durante 24 meses. Al 25º mes, usted encuentra que le han pagado solo $ 1.- . Se dirige al responsable

del área y le cuenta lo sucedido, suponiendo que ha habido un error. Esta persona dice que no hay tal error y le explica que todas las empresas de ese grupo económico tienen por costumbre desde hace 30 años pagar $ 1.- mensual a sus empleados a partir del tercer año de empleo.

• Esa costumbre que le explicaron, ¿es una costumbre jurídica?

• ¿Genera el derecho de la empresa de exigir que usted trabaje por $1.- mensual de aquí en adelante? ¿Porqué?

CASO PRÁCTICO Nº 3:

Usted suscribe un contrato por el que le alquila su departamento a un señor para que vivan él y su familia por 14 meses. Durante estos meses el inquilino cumple todas las obligaciones a su cargo, abonándole siempre pun- tualmente el alquiler mensual. Al 15º mes usted quiere recuperar su departamento porque el contrato está vencido. Ante la negativa del in- quilino, quien quiere seguir pagando el alquiler mensual y no devolverle su inmueble todavía, usted inicia el

pertinente juicio de desalojo, donde recalca que expresamente y de común acuerdo con usted, el inquilino firmó que le devolverían su departamento luego de 14 meses y por lo tanto el inquilino debe cumplir esto y usted recuperar inmediatamente su inmueble.

• ¿Cual será la fuente del Derecho en el caso de las normas que rigen las locaciones urbanas? ¿Porqué? ¿Qué

características tiene?

• ¿Cuál cree que será la decisión del Juez respecto de su pedido de desalojo del inquilino y su familia? ¿Porqué?

INFORMACIÓN ADICIONAL: Las normas jurídicas que establecen el mínimo de 2 años (Ley 23.091 y sus modi- ficatorias) para los contratos de locación de inmuebles destinados a vivienda están establecidas a favor del loca- tario (este puede rescindirlo antes abonando una multa) y son de orden público.

Instituto de Capacitación InmobiliariaIModalidad DistanciaICorredor InmobiliarioIDerecho Civil I

Pág.

16
16
INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA Módulo II. Personas en el Derecho Civil Unidad II. La Persona

INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA

Módulo II. Personas en el Derecho Civil Unidad II. La Persona Física

La Persona, Concepto y Especies.

El art. 30 del Código Civil establece que “ Son personas todos los entes susceptibles de adquirir derechos y contraer obligaciones”.

De la norma se desprende que nuestro Codificador definió a la persona por su

capacidad, o sea, por su aptitud para adquirir derechos y contraer obligaciones.

Coincidentemente con ello, en el art. 31 agrega: “

contraer las obligaciones que este Código regla en los casos, por el modo y en la forma que él determina. Su capacidad o incapacidad nace de esa facultad que en los casos dados, les conceden o niegan las leyes”.

pueden

adquirir los derechos, o

o niegan las leyes”. pueden adquirir los derechos, o Clasificación Las personas, conforme al art. 31,

Clasificación

Las personas, conforme al art. 31, pueden ser: de existencia visible o de existencia ideal.

Las primeras son los seres humanos, las personas físicas. A las personas de existencia ideal el Código Civil las define por exclusión, al decir que lo son “todos los entes susceptibles de adquirir derechos y contraer obligaciones, que no

sean personas de existencia visible

personas de existencia ideal las sociedades civiles y comerciales, las fundaciones, las asociaciones civiles, etc.

”(art.

32). Aunque luego volveremos sobre el particular, adelantemos que son

PERSONAS

FÍSICAS

sobre el particular, adelantemos que son PERSONAS FÍSICAS JURíDICAS Persona por nacer Persona prop. dicha Públicas
sobre el particular, adelantemos que son PERSONAS FÍSICAS JURíDICAS Persona por nacer Persona prop. dicha Públicas
sobre el particular, adelantemos que son PERSONAS FÍSICAS JURíDICAS Persona por nacer Persona prop. dicha Públicas

JURíDICAS

Persona por nacer

Persona prop. dicha

Públicas

Privadas

Persona por nacer Persona prop. dicha Públicas Privadas Comienzo de la existencia de las personas físicas.
Persona por nacer Persona prop. dicha Públicas Privadas Comienzo de la existencia de las personas físicas.
Persona por nacer Persona prop. dicha Públicas Privadas Comienzo de la existencia de las personas físicas.
Persona por nacer Persona prop. dicha Públicas Privadas Comienzo de la existencia de las personas físicas.
Persona por nacer Persona prop. dicha Públicas Privadas Comienzo de la existencia de las personas físicas.

Comienzo de la existencia de las personas físicas. Personas por nacer.

La existencia de las personas físicas comienza desde su concepción en el seno materno. Desde ese momento pueden adquirir derechos (por vía hereditaria, legado o donación), los que quedarán irrevocable- mente adquiridos si nacieren con vida, aunque la misma se prolongue sólo por algunos instantes (conf. art. 63 y 70 del C.C.)

Si bien al tiempo de la redacción del Código era impensable como posibilidad la

la redacción del Código era impensable como posibilidad la fecundación “in vitro”, se plantea ahora el

fecundación “in vitro”, se plantea ahora el debate acerca de si el óvulo fecundado fuera del cuerpo materno, puede ser incluido en el concepto de persona por nacer.

En el estado actual de nuestra legislación, hallándose plenamente vigentes los arts. 63 y 70 del Código, nada autoriza a variar el criterio de que el comienzo de la existencia de las personas físicas es desde su concepción en el seno materno. No creemos que pueda hablarse de derogación implícita de tales normas. Si el legislador hubiera tenido intención de variar el antedicho criterio, lo hubiera hecho

intención de variar el antedicho criterio, lo hubiera hecho Instituto de Capacitación Inmobiliaria I Modalidad
intención de variar el antedicho criterio, lo hubiera hecho Instituto de Capacitación Inmobiliaria I Modalidad
intención de variar el antedicho criterio, lo hubiera hecho Instituto de Capacitación Inmobiliaria I Modalidad

Instituto de Capacitación InmobiliariaIModalidad DistanciaICorredor InmobiliarioIDerecho Civil I

Pág.

17
17
INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA expresamente, derogando los arts. 63 y 70. En consecuencia, recién desde

INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA

expresamente, derogando los arts. 63 y 70. En consecuencia, recién desde la implantación en el seno materno del óvulo fecundado “in vitro” podrá considerárselo persona por nacer.

Al comienzo del presente acápite, se dijo que el nacimiento con vida funciona como condición para que los derechos recibidos por la persona durante su concepción queden irrevocablemente adquiridos. No importa para nuestra legis- lación el tiempo de su existencia, pero si aquélla muriese antes de estar completamente separada del seno materno, será considerada como si no hubiera existido. No se exige que la criatura esté dotada de viabilidad; esto es, que resulte clínicamente apta para continuar la vida (art. 72). Tampoco hace la ley distingos en cuanto a si el nacimiento ha sido espontáneo o por intervención quirúrgica (art. 71). El tema cobra su importancia en el caso que la persona por nacer haya recibido algún bien por herencia o donación; si la criatura nace sin vida quedan sin efecto las transmisiones efectuadas a su respecto. Cuando la persona por nacer haya adquirido algún derecho, se autoriza su representación legal, en protección de los intereses de aquélla (art.64).

Sin perjuicio de ello, la doctrina en general, entiende que no son éstos los únicos derechos que pueden adquirir, ni tampoco los únicos supuestos en que se admitiría la representación legal de las personas por nacer. Así, por ejemplo una madre en estado de gravidez, puede solicitar una cuota alimentaria, ya que su embarazo la coloca en la necesi- dad de incurrir en mayores gastos de atención médica y preparación del ajuar para el nacimiento, a los que no puede hacer frente con sus ingresos. En este caso, en rigor de verdad, el reclamo alimentario a emprender lo será por la persona por nacer.

alimentario a emprender lo será por la persona por nacer. Enlace Fallos Judiciales Cuota Alimentaria persona

Enlace

Fallos Judiciales

Cuota Alimentaria persona por nacer

http://www.foroabogadossanjuan.org.ar/Novedades_Jurisprudencia/fallo55.php

Condición del nacimiento con vida Si bien el art. 70 Cod. Civ. dice que la existencia comienza con la concepción, esta existencia está subordinada al hecho de que nazca con vida por lo que el art. 74 Cod. Civ., aclara que “Si mueren antes de haber sido separadas del seno materno, serán consideradas como si no hubieran existido”. Siguiendo los artículos 70 y 75 del CC, es suficiente que la persona haya vivido después de estar separada del seno materno, aunque sea por algunos instantes. En caso de duda respecto a si nació o no con vida, debe reputarse que sí, incumbiendo la prueba al que alegare lo contrario.

La ley no hace distinción entre el nacimiento espontáneo o el logrado mediante medios quirúrgicos. Tampoco es necesario haber cortado el cordón umbilical, importa solo que la criatura haya

vivido fuera de la matriz. El nacimiento podrá probarse por todos los medios, teniendo especial importancia el testimonio del médico o partera que asiste el parto, y el de otros testigos presenciales del parto, que hubiesen observado signos de vida del nacido. Actualmente, se atribuye gran importancia a la pericia médica que permite determinar si ha penetrado o no aire en los pulmones del nacido.

si ha penetrado o no aire en los pulmones del nacido. La viabilidad La viabilidad no

La viabilidad

La viabilidad no es otra cosa que la aptitud física para sobrevivir y es exigido por algunas legislaciones (Código francés, ecuatoriano, boliviano, el español (exige un plazo de 24 hs.), no así por la nuestra que a su vez fundamenta la postura en que el derecho no puede considerar la persona como inexistente, si existió aunque más no sea por unos instantes; además, la ley no encuentra diferencias desde el punto de vista jurídi-

Instituto de Capacitación InmobiliariaIModalidad DistanciaICorredor InmobiliarioIDerecho Civil I

Pág.

18
18
INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA co entre una persona que murió por hechos accidentales y otra

INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA

co entre una persona que murió por hechos accidentales y otra que lo hizo por insuficiencias orgánicas, que por otro lado podrían permitirle la vida por varios meses.

por otro lado podrían permitirle la vida por varios meses. Caso de Mellizos El Código Civil

Caso de Mellizos El Código Civil establece en el art. 88 que si nace más de un hijo vivo en un solo parto, los nacidos son considerados de igual edad y con iguales derechos para el caso de insti- tución o substitución a los hijos mayores. Esto se aplica en todos los casos, aún cuando los mellizos nazcan en distintos días, que puede ocurrir.

Fin de la existencia de las personas físicas

La existencia de las personas físicas, termina con su muerte (art. 103). Es preciso que el hecho de la muerte sea probado, a los efectos de que se produzcan los efectos normales de tal hecho, como ser la disolución del vínculo matrimonial si el causante se encontraba casado, la transmisión de los derechos patrimoniales por vía sucesoria, etc. La partida de defunción extendida por el Registro Civil es la prueba legal idónea para acreditar el fallecimiento. A falta de ella, sin embargo, se admiten todos los medios de prueba.

Una cuestión dificultosa se generó con la ley 1565, que regía el tema, pues establecía que, para tener por acreditada la muerte, era necesario la existencia del cadáver, al que los testigos debían haber visto e identificado. La Ley 14.394 agregó un párrafo al art. 108 del Código, que dice: “En los casos en que el cadáver de una persona no fuese hallado, el juez podrá tener por comprobada la muerte y disponer la pertinente inscripción en el registro, siem- pre que la desaparición se hubiere producido en circunstancias tales que la muerte deba ser tenida como cierta. Igual regla se aplicará en los casos en que no fuera posible la identificación del cadáver”.

La muerte presunta El tema del acápite se encuentra regulado por la Ley 14.394, que a ese respecto, tiene prevista dos situaciones:

a) Simple Ausencia: cuando una persona hubiese desaparecido del lugar de su domicilio o residencia, sin que de ella se tuvieran noticias y sin haber dejado apoderado (o habiéndolo dejado, sus poderes fueran insuficientes, no desempeñare convenientemente el mandato o el poder hubiere caducado), el Ministerio Público o cualquier persona que tuviera interés legitimo respecto de los bienes del desaparecido, podrá pedir al juez del domicilio del causante o al de su última residencia, la declaración de ausencia y el nombramiento de un curador a los bienes del ausente, si resultare ello necesario (arts.15 a 17).

El presunto ausente será citado por edictos durante cinco días y si vencido dicho término no compareciera a estar a derecho, se dará intervención al defensor oficial, siendo parte necesaria en el juicio el Ministerio Público. Oído el defensor del ausente, se procederá a declarar la ausencia y se nombrará curador a los bienes, en el siguiente orden de preferencia: al cónyuge, a los hijos, al padre o la madre, a los hermanos y tíos, a los demás parientes en grado sucesible ( arts. 18 y 19 ). La curatela de los bienes termina por la presentación del ausente, por sí o por apoderado; por el fallecimiento del ausente y por la declaración del fallecimiento presunto del ausente (art. 21).

b) Ausencia con presunción de fallecimiento: la ausencia de una persona del lugar de su domicilio o residencia en la República, haya o no dejado apoderado, sin que de ella se tenga noticia por el término de tres años, causa la presunción de su fallecimiento. Dicho plazo será contado desde la fecha de la última noticia que se tuvo de la existencia del ausente (art. 22). También se presume el fallecimiento del ausente en los siguientes casos:

Instituto de Capacitación InmobiliariaIModalidad DistanciaICorredor InmobiliarioIDerecho Civil I

Pág.

19
19
INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA 1.- Cuando se hubiere encontrado en el lugar de un incendio,

INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA

1.- Cuando se hubiere encontrado en el lugar de un incendio, terremoto, acción de guerra u otro suceso semejante, susceptible de ocasionar la muerte, o hubiere participado en una empresa que implique el mismo riesgo y no se tuvieran noticias de él por el término de dos años, contados desde el día en que ocurrió o pudo haber ocurrido el suceso. 2.- Si encontrándose en una nave o aeronave naufragada o perdida, no se tuvieren noticias de su existencia por el término de seis meses desde el día en que el suceso ocurrió o pudo haber ocurrido ( art. 23). En tales supuestos, todos los que tuvieren algún derecho subordinado a la muerte de la persona de que se trate (herederos o legatarios del ausente), podrán solicitar al

juez del domicilio del ausente o al de su última residencia la declaración del día presuntivo del fallecimiento, acreditando que en el caso concurren los extremos legales y que han arbitrado los medios a su alcance para averiguar sobre la existencia del au sente (art. 24).

El Juez dará intervención al defensor oficial y citará al ausente por

edictos, una vez por mes, durante seis meses. Procederá además, a designar un curador a los bienes, siempre que no existiera ya uno designado como consecuencia de la ausencia simple promovida anteriormente. Una vez transcurridos los seis meses y oído el defensor, el juez, si correspondiere, declarará el fallecimiento presunto del ausente y fijará el día presuntivo de su muerte, disponiendo la inscripción de la sentencia en el Registro del Estado Civil y Capacidad de las Personas (art. 26).

Se fijará como día presuntivo del fallecimiento:

1.- En el caso de ausencia sin noticias por el término de tres años, el último día del primer año

y medio;

2.- En el caso de haberse encontrado el ausente en una catástrofe, el día del suceso y si se desconociere a ciencia cierta, el día del término medio de la época en que pudo haber ocurrido; 3.- En el caso de haberse encontrado el ausente en una nave o aeronave naufragada o perdida, el último día en que se tuvo noticias del buque o aeronave.

último día en que se tuvo noticias del buque o aeronave. De ser posible, se fijará

De ser posible, se fijará la hora presuntiva del deceso. Si no lo fuere, se considerará tal la de expiración del día fijado como presuntivo de fallecimiento (art. 27).

Efectos de la Ausencia con Presunción de Fallecimiento Dictada la sentencia, el juez, mandará abrir el testamento que hubiere dejado el causante. De no existir testamento, dispondrá la apertura de la sucesión “ab intestato” (que es aquella en la que no existe testamento). El dominio de los bienes registrables (inmuebles, automotores, buques, acciones de sociedad anónima, etc.), se inscri- birá, previa partición, a nombre de los herederos o legatarios, con la prenotación del caso, lo que impide que puedan enajenarlos o gravarlos sin autorización judicial. Dicha prenotación consiste en una nota que deja constancia de que los bienes provienen de un presunto fallecido. Los herederos y legatarios recibirán los bienes del ausente, conforme las cláusulas testamentarias o las disposiciones del Código Civil que regulan el sucesorio intestado, bajo inventario.

Transcurridos 5 años desde el día presuntivo del fallecimiento u 80 años desde el nacimiento de las persona ausente,

Instituto de Capacitación InmobiliariaIModalidad DistanciaICorredor InmobiliarioIDerecho Civil I

Pág.

20
20
INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA quedará sin efecto la prenotación, pudiendo desde ese momento disponerse

INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA

quedará sin efecto la prenotación, pudiendo desde ese momento disponerse libremente de los bienes (art.
quedará sin efecto la prenotación, pudiendo desde ese momento disponerse libremente de los bienes (art. 30). En ese
momento también quedará disuelta y podrá liquidarse la sociedad conyugal (régimen patrimonial del matrimonio).
Si, luego de transcurridos esos plazos, reapareciere el ausente, podrá reclamar la entrega de los bienes que existiesen
y en el estado que se hallaren; los adquiridos con el valor de los que faltasen; el precio que se adeudase de los que se
hubieren enajenado y los frutos no consumidos (art. 32).
El art. 31 de La Ley 14.394 establecía que la declaración de ausencia con presunción de fallecimiento, autorizaba al
otro cónyuge a contraer nuevo matrimonio, quedando disuelto el vínculo matrimonial al contraerse las segundas
nupcias.
La Ley 23.515, ha derogado este artículo. Paralelamente, ha incluido en el art. 214 del Código, como una de las
causales del divorcio vincular, la separación de hecho de los cónyuges sin voluntad de unirse por un tiempo continuo
mayor de tres años. De este modo, el cónyuge del ausente, aun antes de declararse el fallecimiento presunto de Úste,
podrá divorciarse y recuperar su aptitud nupcial.
Atributos de la Personalidad
Los atributos de la personalidad, son las cualidades de que está dotada la persona y que la definen en su esencia.
Ellos son, el nombre, la capacidad, el domicilio y el patrimonio. Tratándose de personas físicas, se agrega un nuevo
atributo: el estado.
Antes de desarrollar el tema que nos ocupa, es menester hacer una distinción entre los atributos de la personalidad y
los derechos de la personalidad.
Son derechos de la personalidad, en cambio, aquellos que se encuentran íntimamente ligados al ser humano por su
calidad de tal, y cuya negación determinaría su inexistencia como persona; ellos son el derecho a la vida, a la liber-
tad, a la integridad física, a la honra, a la intimidad, etc.
El Nombre
Es la denominación que se da a una persona, que permite identificarla y distinguirla de las demás. Este instituto
no fue previsto en el régimen del Código. Recién en 1969 se dictó la Ley 18.248, que lo regula en forma orgánica,
receptando en gran medida el derecho consuetudinario vigente. Sin perjuicio de que, como veremos a continuación,
cada uno de sus componentes tienen reglas independientes; como atributo de la personalidad debemos considerar al
nombre “completo” de la persona; esto es, nombres y apellido. Por ejemplo: Diego Armando Maradona.
El nombre individual o de pila
El nombre de pila se adquiere por la inscripción en el acta de naci-
miento y su elección corresponde a los padres. A falta de ellos, les
corresponde a las personas que hubieren sido autorizadas al efecto por
los progenitores, los tutores, guardadores de los menores, al Ministerio
Público de Menores o a los funcionarios del Registro del Estado Civil y
Capacidad de las Personas (art. 2 Ley 18.248).
Cuando una persona hubiese usado un nombre con anterioridad a su
inscripción en el registro, se realizará la anotación de ese nombre (art. 2
“in fine”).
El art. 13 prevé la posibilidad de que quienes adopten a un menor de 6 años, puedan pedir el cambio de nombre de
pila del niño o adicionarle otro. Y si el adoptado fuere de más edad, adicionarle un nuevo nombre de pila, siempre
que ello no implique que la persona tenga más de tres de esos nombres.
La ley en cuestión prevé las reglas para la elección del nombre de pila. Luego de destacar el derecho a la libre elec-
ción del nombre de pila, el art. 3 dice que no podrán inscribirse:

Instituto de Capacitación InmobiliariaIModalidad DistanciaICorredor InmobiliarioIDerecho Civil I

Pág.

21
21
INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA • Los nombres que sean extravagantes, ridículos, contrarios a nuestras

INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA

• Los nombres que sean extravagantes, ridículos, contrarios a nuestras costumbres, que expresen o signifiquen
• Los nombres que sean extravagantes, ridículos, contrarios a nuestras costumbres, que expresen o signifiquen
tendencias políticas o ideológicas, o que susciten equívocos respecto del sexo de la persona a quien se impone.
• A este último respecto, es de aclarar que el uso para cualesquiera de los dos sexos de los nombres José - María,
ha sido admitido por vía del derecho consuetudinario, aunque exigiéndose, en el caso de los hombres, que sólo
pueda inscribirse María como segundo nombre de pila de otro que resulte identificatorio del sexo de la persona,
existiendo idéntica exigencia para las mujeres con el nombre José.
Los nombres extranjeros, salvo que hubieren sido castellanizados por el uso o que se
tratare del nombre de los padres del inscripto, fueren de fácil pronunciación y no tuvie-
ren traducción a nuestro idioma; se exime de la prohibición a los nombres de los hijos de
los funcionarios o empleados de representaciones diplomáticas o consulares acreditadas y
de misiones públicas o privadas extranjeras con residencia transitoria en nuestro país.
Los apellidos como nombre.
Primeros nombres idénticos a los de hermanos vivos.
También el derecho consuetudinario (aquel que se ha formado a través de la cos-
tumbre), formado con anterioridad a la ley y coexistente hoy con ella, ha admitido que se imponga María como
primer nombre de pila de dos o más hermanas, exigiéndose que la distinción se haga a través del segundo nom-
bre de pila, obligatorio en el caso.
• Más de tres nombres.
• La Ley 23.162 ha agregado a la norma un artículo 3 bis, que admite la inscripción de nombres aborígenes o deri-
vados de voces aborígenes autóctonas o latinoamericanas.
El apellido
El apellido es la denominación que corresponde a los miembros de una misma familia.
Según que la adquisición del apellido sea originaria o derivada se presentan varios supuestos a distinguir.
1. Casos de adquisición originaria.
a)
Hijos matrimoniales: El art. 4 prevé que en caso de matrimonio de personas de distinto sexo,
llevarán el primer apellido del padre, aunque a pedido de los progenitores, podrá inscribirse el
apellido compuesto del padre o agregarse el de la madre.
Cuando, al tiempo de la inscripción del nacimiento, no se hubiere ejercitado esta opción, cumplidos
los 18 años, los hijos podrán pedir al Registro del Estado Civil esas adiciones a su apellido.
Por la reforma al régimen de matrimonio civil (Ley 26.618), los hijos matrimoniales de cónyuges del
mismo sexo llevarán el primer apellido de alguno de ellos. A pedido de éstos podrá inscribirse el
apellido compuesto del cónyuge del cual tuviera el primer apellido o agregarse el del otro cónyuge.
Si no hubiera acuerdo acerca de qué apellido llevará el adoptado, si ha de ser compuesto, o sobre
cómo se integrará, los apellidos se ordenarán alfabéticamente. Si el interesado deseare llevar el
apellido compuesto del cónyuge del cual tuviera el primer apellido, o el del otro cónyuge, podrá
solicitarlo ante el Registro del Estado Civil desde los DIECIOCHO (18) años.
En cualquier caso, una vez adicionado, el apellido no podrá suprimirse.
b)
Hijos extramatrimoniales: El que sea reconocido por uno solo de sus progenitores, adquirirá su
apellido. Siendo reconocido por ambos padres, en forma simultánea o sucesiva, adquirirá el del
padre.
Si el reconocimiento efectuado por el padre fuere posterior al de la madre, con autorización judicial
se podrá mantener el apellido materno, en caso de que el hijo fuere públicamente conocido por ese
apellido. Si, al tiempo del reconocimiento del padre, con posterioridad al de la madre, no se hubiere
requerido la mentada autorización judicial, la ley habilita al menor, dentro de los dos años de haber
cumplido los 18 años, de haberse emancipado o del reconocimiento posterior a estos momentos

Instituto de Capacitación InmobiliariaIModalidad DistanciaICorredor InmobiliarioIDerecho Civil I

Pág.

22
22
INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA efectuado por el padre, a hacer uso de la opción legal

INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA

efectuado por el padre, a hacer uso de la opción legal para mantener el apellido materno. El art. 6 faculta al oficial del Registro a anotar con un apellido común a los menores no reconocidos por sus padres, salvo que hubiese usado algún apellido, en cuyo caso será éste el que se le impondrá. Si, con posterioridad fuere reconocido, el apellido asignado se sustituirá por el del progenitor que lo reconociere, aunque si ya fuere conocido por el anterior apellido, la ley lo habilita a mantenerlo. Toda persona mayor de 18 años que careciere de apellido podrá pedir ante el Registro del Estado Civil la inscripción del que hubiese usado.

c) Hijos adoptivos: nuestra ley de adopción prevé dos tipos de adopción: la plena, que inserta al menor en la familia adoptante, borrando la filiación originaria y la simple, que mantiene el parentesco de sangre del menor. En orden a estos diversos efectos, la norma prevé distintas situaciones:

En la adopción plena el hijo adoptivo llevará el primer apellido del adoptante, o su apellido compuesto, si éste solicita su agregación. Si los adoptantes fueran cónyuges, son aplicables al caso las reglas antes vistas para los hijos matrimoniales (art. 4 Ley 18.248). Si la adoptante fuere viuda o mujer casada cuyo marido no hubiere adoptado al menor, éste llevará el apellido de aquélla, salvo que existieran causas justificadas para imponerle el apellido de casada. Una de estas justificaciones estaría dada por el supuesto previsto en el art. 15 de la Ley 19.134, modificada por la 23.515: es el caso en que la guarda del menor, con vistas a su adopción por un matrimonio, hubiere comenzado mientras ambos cónyuges estaban con vida, produciéndose la muerte del marido antes de la finalización del plazo legal de guarda. La adopción simple impone al adoptado el apellido del adoptante, pero aquél podrá agregar el suyo propio cuando cumpliere los 18 años, solicitándolo al Registro.

2. Adquisición derivada. Se produce por el cambio de estado civil de la persona y tiene que ver con la situación de la mujer casada, viuda, divorciada, separada y el supuesto de disolución del matrimonio. El art. 8 de la ley 18.248, modificado por la Ley 23.515, establece el carácter de optativo que tiene para la mujer casada añadir a su apellido el del marido, precedido por la preposición “de”. Con la reforma al régimen de matrimonio civil (Ley 26.618), se ha dispuesto que en caso de matrimonio entre personas del mismo sexo, será optativo para cada cónyuge añadir a su apellido el de su cónyuge, precedido por la preposición “de”. Tanto el viudo como la viuda, están autorizados para requerir ante el Registro la supresión del apellido marital. De todos modos, si contrajere nuevas nupcias, perderá el apellido de su anterior cónyuge (art. 10).

Decretada la separación personal, será optativo para la mujer llevar el apellido del marido. Cuando existieren motivos graves los jueces, a pedido del marido, podrán prohibir a la mujer separada el uso del apellido marital. Si la mujer hubiere optado durante su vida de casada por el uso del apellido del marido, decretado el divorcio vincular, perderá tal derecho, salvo acuerdo en contrario arribado por las partes, o que, por el ejercicio de su industria, comercio o profesión, fuese conocida por aquél y solicitare conservarlo para sus actividades (art. 9 Ley 18.248, modificada por 23.515). Decretada la nulidad del matrimonio, la mujer perderá el apellido marital. Sin embargo, sí lo pidiere, será autorizada a usarlo, cuando tuviere hijos y fuere cónyuge de buena fe, desconocedora, al tiempo de contraer matrimonio, de la causal de nulidad. Esta solución es consagrada por el art. 11 de la Ley 18.248.

En casos de matrimonio de personas del mismo sexo, decretada la separación personal, será optativo para cada cónyuge de un matrimonio entre personas del mismo sexo llevar el apellido del otro.

Instituto de Capacitación InmobiliariaIModalidad DistanciaICorredor InmobiliarioIDerecho Civil I

Pág.

23
23
INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA Cuando existieren motivos graves, los jueces, a pedido de uno de

INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA

Cuando existieren motivos graves, los jueces, a pedido de uno de los cónyuges, podrán prohibir al otro separado el uso del apellido marital. Si el cónyuge hubiere optado por usarlo, decretado el divorcio vincular perderá tal derecho, salvo acuerdo en contrario o que por el ejercicio de su industria, comercio o profesión fuese conocida/o por aquél y solicitare conservarlo para sus actividades.

El sobrenombre y el seudónimo Se denomina sobrenombre a la denominación que se da a la persona física en el ámbito de su hogar o de sus relacio- nes de amistad o íntimas (P.ej.: “pelusa“, “chiquita“, “cacho“; etc.) . No tiene regulación legal, aunque podría adquirir importancia para identificar, por ejemplo, a la persona que fue instituido heredero o legatario en un testamento, a través de la mención del sobre- nombre. En este caso, la previsión puede resultar perfectamente válida si esa denominación meramente familiar es suficiente para la identificación de la persona. El seudónimo, en cambio, sí tiene una gran importancia desde el punto de vista jurídico, en tanto es la denominación, no concordante con el nombre verdadero, elegida por la persona para desarrollar actividades de carácter artístico. P. ej.: Mirtha Legrand; Mauro Viale; Florencia de la V.; Sting; etc.

Mirtha Legrand; Mauro Viale; Florencia de la V.; Sting; etc. El art. 21 de la Ley

El art. 21 de la Ley 18.248 pone a disposición de las personas los medios legales para la defensa de su nombre, ha- ciéndolos extensivos al seudónimo cuando éste hubiera adquirido notoriedad (art. 23). La ley 11.723, de Propiedad Intelectual - en su art. 3 - prevé la posibilidad de registración del seudónimo adquiriendo la propiedad del mismo, aunque - claro está - en el marco en que el seudónimo sea usado.

Cambio de nombre. Rectificación de partidas El art. 15 de la Ley 18.248 establece que después de asentados en la partida de nacimiento el nombre y apellido, no podrán ser cambiados, ni modificados sino por resolución judicial. El director del Registro del Estado Civil solo está habilitado para disponer, de oficio o a pedido de parte, la corrección de errores u omisiones materiales que surjan evidentes del texto de la partida o de su cotejo con otras. Será juez competente para entender en los casos de rectificación, modificación o cambio de partida el del lugar en que se encuentra la inscripción original o el del domicilio del interesado (art. 16).

La modificación, cambio o adición de nombre o apellido tramitará por proceso sumarísimo, con intervención del Ministerio Público aunque la mera rectificación de errores de partidas podrá tramitar por vía de información sumaria judicial, con intervención del Ministerio Público y del director del Registro del Estado Civil (art. 18). Producida la modificación, cambio, adición o rectificación del nombre o apellido de una persona, se rectificarán simultáneamente las partidas de los hijos menores y la de matrimonio, si correspondiere (art. 19).

La jurisprudencia de nuestros tribunales, que en esta materia ha tenido una gran importancia, ha autorizado cam- bios de nombre en atención a causas graves que lo justificaban: casos de apellidos extranjeros que en nuestra lengua tienen un sentido injurioso u ofensivo; nombres o apellidos extranjeros, con gran cantidad de consonantes, que los tornaban imposibles de pronunciar; apellidos desacreditados públicamente, por ejemplo, por delitos infamantes co- metidos por el padre de quien pretende el cambio de nombre.

Protección del nombre La ley prevé dos acciones distintas: a) de reconocimiento de nombre y b) de impugnación o usurpación de nombre. El art. 20 dice: “La persona a quien le fuere desconocido el uso de su nombre, podrá demandar su reconocimiento y pedir se prohiba toda futura impugnación por quien lo negare; podrá ordenarse la publicación de la sentencia a costa del demandado”. El art. 21, por su parte, regula la acción de impugnación o usurpación de nombre, en los siguientes términos: “Si el

Instituto de Capacitación InmobiliariaIModalidad DistanciaICorredor InmobiliarioIDerecho Civil I

Pág.

24
24
INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA nombre que pertenece a una persona fuere usado por otra para

INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA

nombre que pertenece a una persona fuere usado por otra para su propia designación, ésta
nombre que pertenece a una persona fuere usado por otra para su propia designación, ésta podrá ser demandada
para que cese en el uso indebido, sin perjuicio de la reparación de los daños, si los hubiere. Cuando fuere utilizado
maliciosamente para la designación de cosas o personajes de fantasía y causare perjuicio moral o material, podrá de-
mandarse el cese del uso y la indemnización de los daños. En ambos casos, el juez podrá imponer las sanciones que
autoriza el art. 666 bis del Código Civil”.
Esta última disposición prevé, como forma de forzar el cumplimiento de las decisiones judiciales, la imposición, al
que no acatare la decisión de cesar en el uso indebido del nombre, de sanciones conminatorias de carácter pecunia-
rio, en beneficio del titular del derecho. A estas sanciones conminatorias se las denomina “astreintes”.
Enlace
Fallos
Judiciales
Nombre
http://www.altillo.com/examenes/uba/derecho/derecivil/derecivil2005tpafnombre.asp
http://www.filo.uba.ar/contenidos/carreras/letras/catedras/sociologia_lenguaje/sitio/html/biblio/zamborain1.doc
El Estado
El estado como atributo es la posición jurídica que una persona ocupa en sociedad, de la cual se deriva un conjunto
de derechos y obligaciones. En nuestro orden, por sus importantes consecuencias en el plano jurídico, sólo alcan-
za relevancia el estado de familia. De ahí que -a nuestro entender - no corresponda dar otra significación al estado
como atributo de la personalidad. Así, entonces, se podrá tener el estado de hijo, de padre, de soltera, viudo, casado
o divorciado, etc.
El estado de familia es de orden público, pues, en aras de la organización de la sociedad, el Estado dicta normas
regulatorias del estado de familia que tienen carácter imperativo, es decir, que no pueden ser dejadas de lado por
voluntad de las partes.
Prueba del estado
Antes de la sanción del Código Civil, el estado de las personas se probaba por los asientos que se hubieran hecho en
los registros parroquiales, donde se hacían constar los hechos más importantes de la vida civil (nacimientos, matri-
monios y defunciones).
En el año 1963 se crea el Registro del Estado Civil y Capacidad de las Personas, organizado por los gobiernos locales,
pero unificándose a nivel nacional las normas relativas a asientos y forma de las inscripciones.
Así, los actos de la vida civil se inscriben en las respectivas partidas, que son los asientos volcados en los libros del
Registro Civil. A las copias de tales asientos, extraídas con las formalidades de ley, que las dotan de autenticidad, el
art. 979 del C.C. les atribuye calidad de instrumento público. Los instrumentos públicos hacen plena fe de su conte-
nido, en cuanto a los hechos ocurridos en presencia del oficial público (por ej. matrimonio) y sólo pueden ser ataca-
dos por redargución de falsedad, conforme el art. 993 del C.C
En cambio, las manifestaciones hechas por las partes,
que también se consignan en el asiento, por ejemplo que el padre que concurre a inscribir el nacimiento de su hijo
refiera que éste tiene la calidad de hijo matrimonial, puede ser válidamente atacada por simple prueba en contrario.
La prueba legal del estado civil de las personas -como vimos- está dada por las partidas del Registro Civil. A falta de
ello, el Código prevé medios supletorios de prueba del nacimiento, matrimonio y la muerte de las personas (asientos
parroquiales, testigos, etc.).

Instituto de Capacitación InmobiliariaIModalidad DistanciaICorredor InmobiliarioIDerecho Civil I

Pág.

25
25

INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIAEnlace Fallos Judiciales Estado http://www.caq.org.ar/shop/detallenot.asp?notid=1833 EL DOMICILIO Es el lugar que la

Enlace Fallos Judiciales Estado http://www.caq.org.ar/shop/detallenot.asp?notid=1833 EL DOMICILIO Es el lugar que la
Enlace
Fallos
Judiciales
Estado
http://www.caq.org.ar/shop/detallenot.asp?notid=1833
EL DOMICILIO
Es el lugar que la ley establece como asiento de una persona, con vistas a la producción de efectos jurídicos.
El de domicilio es un concepto jurídico que debe distinguirse de los de “residencia” y “habitación”.
La residencia de una persona es el lugar en que habita normalmente, es una situación de hecho. La ley puede asignar
el carácter de domicilio al lugar de residencia de una persona. La habitación, por último, es el lugar en que acciden-
talmente se encuentra una persona.
Especies
LEGAL
GENERAL
REAL
DOMICILIO
Convencional
ESPECIAL
Procesal
Sucursales
En primer lugar, se distingue entre a) domicilio general y b) domicilio especial.
• El domicilio general es el que la ley fija para producir con amplitud efectos jurídicos respecto de la persona.
• El domicilio especial, en cambio, está previsto para producir efectos jurídicos determinados.
• El domicilio general, a su vez, reconoce dos subespecies: domicilio legal y domicilio real
• El domicilio especial, también se subdivide en: convencional, procesal, de sucursales, etc.
Su importancia
En orden al domicilio se establece cuál es la ley aplicable a un determinado caso, por ej.: la separación personal de
los cónyuges se rige por la ley del último domicilio de aquéllos (art. 164 C.C.); la competencia de los jueces, por ej.:
el juicio sucesorio debe tramitar por ante el juez del último domicilio del difunto (art. 3.284); el lugar de cumpli-
miento de las obligaciones, por ej.: el art. 747 dispone que, cuando no se hubiere fijado un lugar de cumplimiento y
no se tratare de la entrega de una cosa determinada - en cuyo caso la entrega deberá cumplirse en el lugar en que la
misma existía al tiempo de contraerse la obligación - el lugar de pago será el del domicilio del deudor al tiempo del
cumplimiento de la obligación; para notificar la demanda judicial, etc.
Domicilio legal: concepto y caracteres
Dijimos antes que el domicilio general reconoce como subespecies al domicilio legal y al domicilio real. El primero es
el lugar donde la ley presume, sin admitir prueba en contra, que una persona reside de una manera permanente para

Instituto de Capacitación InmobiliariaIModalidad DistanciaICorredor InmobiliarioIDerecho Civil I

Pág.

26
26
INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA el ejercicio de sus derechos y cumplimiento de sus obligaciones, aunque

INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA

el ejercicio de sus derechos y cumplimiento de sus obligaciones, aunque de hecho no esto allí presente (art. 90). Los casos de domicilio legal previstos en la ley, aparecen enumerados en forma taxativa en el art. 90 del C.C.:

enumerados en forma taxativa en el art. 90 del C.C.: • Los funcionarios públicos, eclesiásticos o

Los funcionarios públicos, eclesiásticos o seculares, tienen su domicilio en el lugar en que deben llenar sus funciones de carácter permanente.

Los militares en servicio activo tienen su domicilio en el lugar en que se en- cuentren prestando aquel, salvo que manifestaren su intención en contrario, con vistas a que se tenga por domicilio legal suyo algún establecimiento de carácter permanente o de asiento principal de negocios.

El domicilio de las corporaciones, establecimientos y asociaciones autorizadas

por las leyes (personas jurídicas de carácter privado) es el lugar donde está situada su dirección o administración, salvo que en el estatuto o en la autorización para funcionar tuvieren señalado otro domicilio.

Los transeúntes o las personas de ejercicio ambulante, como los que no tuvieren domicilio conocido, lo tienen en el lugar de su residencia actual. Como vemos en este supuesto, por necesidades de seguridad jurídica, se eleva a

la categoría de domicilio legal la mera residencia o aun la habitación.

Los incapaces tienen el domicilio de sus representantes; esto es, los hijos matrimoniales, el de sus padres; los hijos de padres divorciados, el de aquel de sus padres que ejerza su tenencia; los hijos extramatrimoniales, el de aquel de sus padres que lo hubiere reconocido o el de sus padres, si hubieren sido reconocidos por ambos progenito- res; los menores sometidos a tutela, el del tutor; los dementes y sordomudos que no saben darse a entender por escrito, el de su curador, etc.

Los mayores de edad que sirvan o trabajen o que estén agregados en casa de otros, tienen el domicilio de la per- sona a quien sirven, o para quien trabajan, siempre que residan en la misma casa, o en habitaciones accesorias. En general, se califica a esta previsión de superflua, porque a igual resultado arribaríamos por vía de la aplicación del art. 89, que considera domicilio real de estas personas aquel donde tienen establecido el asiento principal de su residencia.

Domicilio real: concepto y caracteres

El domicilio real de las personas es el lugar donde tienen establecido el asiento principal de su residencia y de sus negocios (art. 89) Son caracteres del domicilio real:

voluntario: pues es fijado por la persona a su arbitrio;

mutable: ya que es susceptible de ser cambiado de un lugar a otro por la persona (art. 97)

Domicilio especial: concepto y distintos casos Es el lugar particularmente previsto para producir efectos jurídicos determinados. Entre los distintos casos de domicilio especial se destacan:

Convencional: es el que eligen las partes de un contrato para el cumplimiento de

que eligen las partes de un contrato para el cumplimiento de las obligaciones pactadas (art. 101).

las obligaciones pactadas (art. 101). Ante el supuesto de incumplimiento, posibilita promover las acciones legales sin necesidad de recurrir a indagaciones para conocer

el domicilio al que habrá de notificarse la demanda. Es normal que en los contratos

se incluyan cláusulas de este tipo, que son voluntarias para las partes.

Procesal o “ad litem”: las personas que litiguen ante la justicia, sea que lo hagan por derecho propio o que lo hagan en representación de otros (como mandatario

o representante legal), en su primera presentación (demanda o contestación de

demanda), deben constituir un domicilio dentro de la jurisdicción del juzgado de que se trate, a todos los efec- tos legales derivados del juicio. En este domicilio constituido, que recibe el nombre de procesal o “ad litem”, se

Instituto de Capacitación InmobiliariaIModalidad DistanciaICorredor InmobiliarioIDerecho Civil I

Pág.

27
27
INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA tendrán por válidas todas las notificaciones que se cursen a la
INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA
tendrán por válidas todas las notificaciones que se cursen a la parte en el transcurso del proceso. Mientras no
se cambie este domicilio y el juzgado no tenga por constituido el nuevo que se constituya, continuará teniendo
plena vigencia el primero, aun cuando la parte litigante, por haberse trasladado del lugar, no tenga conocimiento
efectivo de las notificaciones que se le cursen (conf. arts. 40 a 42 Código Procesal Civil y Comercial de la Nación).
Por lo general, el domicilio procesal es el del estudio jurídico del profesional que representa o asiste a la parte en
el litigio.
Domicilio de las sucursales: Se trata del supuesto previsto en el inc. 4 del art. 90, al que equivocadamente se lo
presenta como un caso de domicilio legal, cuando es en realidad un caso de domicilio especial. Las sucursales de
la casa matriz de una determinada empresa tienen domicilio especial, para la ejecución de las obligaciones
contraídas por los representantes locales, en el lugar de ubicación de tales sucursales.
La Capacidad
Se denomina capacidad, en general, a la aptitud de la persona para adquirir derechos y contraer obligaciones.
Se distinguen dos especies de capacidad:
• de derecho
• de hecho.
Capacidad de derecho es la aptitud para ser titular de derechos y obligaciones, en tanto que capacidad de hecho es
la
posibilidad de la persona de ejercer por sí los derechos y cumplir las correlativas obligaciones.
A
la capacidad de derecho se la denomina también capacidad de goce y a la de hecho, capacidad de ejercicio.
La capacidad es el más importante de los atributos de la personalidad, a tal punto que, como ya viéramos, el art. 30
define a la persona en atención a su capacidad.
En correspondencia con los conceptos dados, existen, entonces, incapacidades de derecho e incapacidades de hecho,
es decir, existen personas que, por determinadas características o calidades que poseen, no pueden ser titulares de
determinadas relaciones jurídicas y existen otras que, por su situación de falta de madurez o de salud mental, son
incapaces de ejercitar por sí un determinado derecho, debiendo valerse de un representante legal.
Incapacidades
Las incapacidades pueden ser de Derecho y de Hecho
Incapacidad de derecho: Fundamentos.
La ley establece las incapacidades de derecho sustentándose en razones de orden moral, que aconsejan, por ejemplo,
impedir a ciertas personas celebrar contratos con otras o respecto de bienes determinados.
Las incapacidades de derecho son excepcionales y de interpretación restrictiva, es decir, que no pueden extenderse a
otras situaciones no previstas, por vía de analogía. Siempre son relativas, es decir, para casos especialmente previs-
tos, dado que admitir incapaces de derecho absolutos supondría la negación de la persona como tal, que justamente
se define por la capacidad.
Distintos casos
Incapacidades para contratar: el art. 1160 dice que no pueden contratar los que están excluidos de poderlo hacer
con personas determinadas o respecto de cosas especiales, ni aquellos a los que les fuese prohibido en las dispo-
siciones relativas a cada uno de los contratos.
En orden a lo expuesto, no pueden celebrar contratos de compraventa, de permuta, de cesión de créditos,
ni de donación, los cónyuges entre sí (arts. 1358, 1490, 1441, 1807); ni contratar en general los padres con
Instituto de Capacitación InmobiliariaIModalidad DistanciaICorredor InmobiliarioIDerecho Civil I
Pág.
28
INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA hijos sometidos a patria potestad (art. 279); ni contratar los tutores
INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA
hijos sometidos a patria potestad (art. 279); ni contratar los tutores con sus pupilos (art. 450 inc. 3); ni
adquirir los albaceas (ejecutores testamentarios), bienes de las testamentarias a su cargo (art. 1361 inc. 3);
ni adquirir los mandatarios los bienes que se les haya encomendado vender (art. 1361 inc. 4); ni comprar
los jueces los bienes que estuviesen en litigio ante su tribunal (art. 1361 inc. 6); ni pueden contratar los
religiosos profesos (son los que han hecho votos de obediencia, pobreza y castidad), salvo cuando compraren
bienes muebles al contado o contratasen para sus conventos (art. 1160); tampoco pueden contratar los
comerciantes fallidos sobre bienes correspondientes a la masa del concurso (art. 1160).
Incapacidades para recibir bienes por sucesión testamentaria: Son incapaces de suceder y de recibir legados los
confesores del testador en su última enfermedad o los parientes de tales confesores dentro del cuarto grado de
consanguinidad, salvo que, a su vez, fueren parientes del testador; existiendo la misma incapacidad respecto del
ministro protestante que asiste al testador en su última enfermedad (arts. 3739 y 3740).
Incapacidad de hecho: Fundamento
Son establecidas por la ley para preservar o defender los intereses de personas que, por su falta de madurez o de sa-
lud mental o de libertad, no se encuentran en condiciones de ejercer por sí los derechos o de cumplir las obligaciones
a su cargo, derivadas de las relaciones jurídicas de las que fueren parte.
Las incapacidades de hecho se sustentan en ciertas particularidades de la persona que impiden que pueda ejercitar
por sí sus derechos y obligaciones. Esas incapacidades son susceptibles de ser suplidas a través de la representación
de la persona de que se trate.
Por último, pueden ser: absolutas o relativas.
Distintos casos:
De acuerdo al art. 54, tienen incapacidad de hecho absoluta:
• las personas por nacer;
• los menores impúberes (que no tuvieren 14 años cumplidos);
• los dementes;
• los sordomudos que no saben darse a entender por escrito.
Conforme al art. 55, tienen incapacidad de hecho relativa los menores adultos (con 14 años cumplidos, que aún no
hubieren cumplido los 18 años).
También existen incapacidades de hecho derivadas de la inhabilitación judicial de personas que, por embriaguez
habitual o uso de estupefacientes estén expuestos a otorgar actos perjudiciales para sí; o de personas disminuidas en
sus facultades mentales sin llegar al estado de demencia; o de personas que por su prodigalidad en actos de adminis-
tración y disposición de bienes expusieren a su familia a la zozobra patrimonial; o de personas condenadas a pena de
reclusión o prisión por tres o más años.
Los Menores
Son menores las personas que no hubieren cumplido la edad de DIECIOCHO años (art. 126 Cod. Civil conforme Art.
1º LEY 26579 22/12/2009).
Las dos clases de menores consideradas son: Los Impúberes (Menores de 14 años) y los Adultos o Púberes (entre 14 y
18 años).
Son menores impúberes los que aún no tuvieren la edad de CATORCE (14) años cumplidos, y adultos los que fue-
ren de esta edad hasta los DIECIOCHO (18) años cumplidos. (Artículo 127 Cod. Civil conforme Art. 1º LEY 26579
22/12/2009)
Menores Impúberes: Si bien, como ya vimos, el art. 54 los califica de incapaces de hecho absolutos, y merced a ello,
no podrían ejercitar por sí ningún acto jurídico, la realidad marca que los niños, a diario, celebran contrato de trans-
Instituto de Capacitación InmobiliariaIModalidad DistanciaICorredor InmobiliarioIDerecho Civil I
Pág.
29

INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIAporte, al viajar en el transporte urbano; compran bienes muebles en almacenes, supermercados, quioscos, librerías,

porte, al viajar en el transporte urbano; compran bienes muebles en almacenes, supermercados, quioscos, librerías,
porte, al viajar en el transporte urbano; compran bienes muebles en almacenes, supermercados, quioscos, librerías,
papelerías, etc. También prestan tareas en establecimientos comerciales que explotan sus familias.
Tal situación no es ignorada por la ley. Ocurre que, necesidades de seguridad jurídica, aconsejan que tales actos sean
imputados a los representantes de los menores impúberes y no a éstos.
Hay también algunos casos en que se asigna capacidad a los menores impúberes en supuestos puntuales: el art. 2392
admite que desde los diez años cumplidos puedan adquirir la posesión de las cosas; la Ley 14.394, en su art. 14, prevé
la posibilidad de contraer matrimonio por la mujer menor de 14 años cuando hubiere concebido de aquel con quien
pretende casarse.
Menores adultos: La regla, durante la minoridad de las personas (antes de que cumplan 18 años), es la incapacidad.
Ello así, los menores adultos son habilitados para ejercer determinados actos:
a)
El menor que ha obtenido título habilitante para el ejercicio de una profesión puede ejercerla por cuenta
propia sin necesidad de previa autorización, y administrar y disponer libremente de los bienes que adquiere
con el producto de su trabajo y estar en juicio civil o penal por acciones vinculadas a ello. (Artículo 128 Cod.
Civil conforme Art. 1º LEY 26579 22/12/2009).
b)
Las personas desde los dieciséis (16) años y menores de dieciocho (18) años, pueden celebrar contrato de
trabajo, con autorización de sus padres, responsables o tutores. Se presume tal autorización cuando el
adolescente viva independientemente de ellos. Asimismo, gozan de un régimen especial en cuanto a la
jornada laboral, horario de descanso y vacaciones ordinarias (arts. 32 y 187 Ley de Contrato de Trabajo).
Las personas desde los dieciséis (16) años están facultadas para estar en juicio laboral en acciones
vinculadas al contrato o relación de trabajo. Queda prohibido a los empleadores ocupar personas menores
de dieciséis (16) años en cualquier tipo de actividad, persiga o no fines de
lucro. Las personas mayores de catorce (14) y menores a la edad indicada
en el artículo anterior podrán ser ocupados en empresas cuyo titular sea
su padre, madre o tutor, en jornadas que no podrán superar las tres (3)
horas diarias, y las quince (15) horas semanales, siempre que no se trate de
tareas penosas, peligrosas y/o insalubres, y que cumplan con la asistencia
escolar. La empresa de la familia del trabajador menor que pretenda
acogerse a esta excepción a la edad mínima de admisión al empleo, deberá obtener autorización de la
autoridad administrativa laboral de cada jurisdicción (arts. 189 y 189 bis Ley de Contrato de Trabajo).
c)
Ingresar a las Fuerzas Armadas, Fuerzas de Seguridad o a comunidades religiosas, con autorización de los
padres (art. 264 quater inc. 3).
d)
Pueden contraer matrimonio con autorización de los padres o de aquel que ejerza la patria potestad, o el
de su tutor cuando ninguno de ellos la ejerce o, en su defecto, el del juez (art. 168). Si los menores no fueren
autorizacod por sus padres, podrán contraer matrimonio con dispensa judicial, la se otorgará con carácter
excepcional y sólo si el interés de los menores lo exigiese previa audiencia personal del juez con quienes
pretendan casarse y los padres o representantes legales del que fuera menor (art. 167).
Cesación de la incapacidad de los menores
Cesa la incapacidad de los menores por la mayor edad el día que cumplieren los DIECIOCHO (18) años (Artículo 128
Cod. Civil conforme Art. 1º LEY 26.579 22/12/2009)
El art. 129 dice que la mayor edad habilita, desde el día que comenzare, para el ejercicio de todos los actos de la vida
civil, sin depender de formalidad alguna o autorización de los padres, tutores o jueces.
En virtud de la sanción de la Ley Nº 26.579, ha cambiado la edad para alcanzar la mayoría de edad (recordemos que
anteriormente era a los 21 años.
Por ello, dicha ley establece en forma genérica que toda disposición legal que establezca derechos u obligaciones
hasta la mayoría de edad debe entenderse hasta los DIECIOCHO (18) años, excepto en materia de previsión y seguri-

Instituto de Capacitación InmobiliariaIModalidad DistanciaICorredor InmobiliarioIDerecho Civil I

Pág.

30
30
INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA dad social en que dichos beneficios se extienden hasta los VEINTIUN

INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA

dad social en que dichos beneficios se extienden hasta los VEINTIUN (21) años, salvo que las leyes vigentes establez- can una edad distinta (art. 5 Ley Nº 26.579).

Es decir que la reforma ha dejado a salvo los derechos derivados de previsión y seguridad social de las personas hasta los 21 años, e hizo lo propio respecto de la obligación de los padres de prestar alimentos a sus hijos, se extiende hasta la edad de veintiún años, salvo que el hijo mayor de edad o el padre, en su caso, acrediten que cuenta con recursos suficientes para proveérselos por sí mismo. (Párrafo incorporado al artículo 265, por el art. 3° de la Ley N° 26.579 B.O. 22/12/2009)

La Emancipación Civil Anteriormente a la reforma introducida por la Ley Nº 26.579 al Código Civil, existían dos formas de emancipación civil, la emancipación por matrimonio y la emancipación por habilitación de edad o dativa, la que fue derogada por dicha ley. Esta última preveía que aquellos menores con 18 años cumplidos, podrían ser emancipados por sus padres, median- te instrumento público que se inscribía en el Registro de Estado Civil y Capacidad de las Personas. En virtud de que la reforma ha establecido la mayoría de edad a los 18 años, el instituto de la emancipación por habi- litación de edad perdió su fundamento práctico. Por tanto, sólo ha quedado vigente en el régimen actual la Emancipación por matrimonio. Los menores que contrajeren matrimonio debidamente autorizados se emancipan y adquieren capacidad civil, con las limitaciones previstas en el art. 134; esto es, no podrán, ni con autorización judicial, hasta la mayoría de edad:

aprobar las cuentas que les presentaran sus tutores;

hacer donación de bienes que hubieren recibido a título gratuito;

ni otorgar fianza respecto de obligaciones contraídas por terceros (con lo que no pueden ser “garantes“).

para disponer de bienes recibidos a título gratuito, deberán solicitar autorización judicial, salvo que mediare acuer- do de ambos cónyuges y uno de éstos fuere mayor de edad (art. 135). Caso contrario, deberán solicitar autorización al juez (art. 136), la que será dada solo en caso de absoluta necesidad o de ventaja evidente, y las ventas que se hicieren de sus bienes, serán siempre en pública subasta

Si se hubieren casado sin autorización, las limitaciones se amplían porque, para tal supuesto, el art. 131 expresa que no tendrán hasta la mayoría de edad la administración y disposición de los bienes recibidos o que recibieren a título gratuito (por donaciones; herencias; etc.), continuando respecto a ellos el régimen legal vigente de los menores (dichos bienes serán administrados y usufructuados por los padres).

El art. 133 declara que la emancipación por matrimonio es irrevocable y produce el efecto de habilitar a los casados para todos los actos de la vida civil, con las limitaciones de los arts. 134 y 135, aunque el matrimonio se disuelva en su menor edad, tengan o no hijos. No obstante ello, la nueva aptitud nupcial (posibilidad de casarse nuevamente) se

adquirirá una vez alcanzada la mayoría de edad. En el supuesto de que se declare la nulidad del matrimonio, la emancipación será de ningún efecto desde el día en que la sentencia de nulidad pase en autoridad de cosa juzgada (cuando la resolución judicial se encuentra firme por haber sido consentida por las partes o por no caber ya a su respecto recurso alguno). Aunque si alguno de los cónyuges hubiere resultado de buena fe, ignorante de las causales que tornaban nulo al matrimonio, subsistirá la emancipación a su respecto (art. 132).

subsistirá la emancipación a su respecto (art. 132). El art. 135 reitera el principio según el

El art. 135 reitera el principio según el cual los emancipados adquieren capacidad de administración y disposición de sus bienes, pero establece una limitación: respecto de los adquiridos a título gratuito, antes o después de la emancipación, sólo tendrán la administración, debiendo solicitar autorización judicial para poder disponer de los mismos, salvo que mediare acuerdo de ambos cónyuges o que uno de ellos fuere mayor de edad.

de ambos cónyuges o que uno de ellos fuere mayor de edad. Instituto de Capacitación Inmobiliaria
de ambos cónyuges o que uno de ellos fuere mayor de edad. Instituto de Capacitación Inmobiliaria
de ambos cónyuges o que uno de ellos fuere mayor de edad. Instituto de Capacitación Inmobiliaria
de ambos cónyuges o que uno de ellos fuere mayor de edad. Instituto de Capacitación Inmobiliaria

Instituto de Capacitación InmobiliariaIModalidad DistanciaICorredor InmobiliarioIDerecho Civil I

Pág.

31
31

INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIALa emancipación comercial El Código de Comercio, en los arts. 10 a 12, regulaba la

La emancipación comercial El Código de Comercio, en los arts. 10 a 12, regulaba la
La emancipación comercial
El Código de Comercio, en los arts. 10 a 12, regulaba la emancipación comercial (la palabra emancipación era equívoca,
dado que de lo que en realidad se trataba de una autorización para ejercer el comercio). Había dos formas de autori-
zación: expresa y tácita.
Sin embargo, a raíz de la modificación al Código Civil que venimos desarrollando, estos artículos del Código de Comer-
cio fueron derogados, toda vez que la mayoría de edad se adquiere a los 18 años.
Enlace
http://www.iurislex.com.ar/2009/12/22/ley-26579.html
Los Dementes
Se declaran incapaces por demencia las personas que por causa de enfermedades mentales no tengan aptitud para
dirigir su persona o administrar sus bienes (art. 141).
Sólo pueden ser declaradas dementes las personas que tengan catorce años cumplidos (art. 145). La disposición tiene
relación con el criterio expuesto en el art. 54, que considera como otra categoría de incapaces absolutos a los menores
de esa edad, a cuyo respecto el Código organiza un régimen de representación aparte.
Aunque de un modo incidental, referido a la capacidad para testar, el Código, en el art. 3616, dice que la ley presume
que toda persona está en su sano juicio, mientras no se pruebe lo contrario. A este último respecto, el art. 142 expresa:
“La declaración judicial de demencia no podrá hacerse sino a solicitud de parte y después de un examen de facultati-
vos”.
En lo que hace a las personas que pueden pedir la declaración de demencia, el Código dispone lo siguiente:
a) El esposo o esposa no separados personalmente o divorciados vincularmente.
b) Los parientes del demente. Si bien la ley nada aclara, en doctrina se entiende
que se trata de parientes en grado sucesible (hasta el 4to. grado de
consanguinidad).
c) El ministerio de menores.
d) El respectivo cónsul, si el demente fuere extranjero.
e) Cualquier persona del pueblo, cuando el demente sea violento o incomode a
sus vecinos (art. 144).
En muchos casos, el obrar del demente provoca la intervención policial, a raíz de denuncias radicadas por vecinos o
damnificados. Los juzgados a quienes corresponda intervenir dan inmediata intervención al ministerio de menores
(que ejerce la representación promiscua de los incapaces en general, a través de las Defensorías de Incapaces o Aseso-
rías de Menores), que es quien, en definitiva, promueve el juicio de insania.
Cesación de la incapacidad del demente declarado
La cesación de la incapacidad por el completo restablecimiento de los dementes, solo tendrá lugar después de un
nuevo examen de sanidad hecho por facultativos, y después de la declaración judicial, con audiencia del ministerio de
menores (art. 150). Esta rehabilitación puede solicitarla cualesquiera de las personas mencionadas en el art. 144, con
la sola excepción de los vecinos del pueblo, y también ser requerida por el propio insano.
Sordomudos que no saben darse a entender por escrito
Los sordomudos serán habidos por incapaces para los actos de la vida civil cuando fuesen tales que no puedan darse
a entender por escrito (art. 153).
La declaración judicial no tendrá lugar sino cuando se tratare de sordomudos que hayan cumplido catorce años (art.

Instituto de Capacitación InmobiliariaIModalidad DistanciaICorredor InmobiliarioIDerecho Civil I

Pág.

32
32
INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA 157). El art. 156 dice que las personas que pueden solicitar

INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA

157).

El art. 156 dice que las personas que pueden solicitar la declaración judicial de la incapacidad de los dementes, pueden

pedir la de la incapacidad de los sordomudos.

Cesación de la incapacidad La rehabilitación del incapaz se tramita del mismo modo que la correspondiente a los dementes, revistiendo especial trascendencia el dictamen de los peritos médicos.

Los Inhabilitados Sin llegar a ninguno de aquellos casos que acabamos de ver, en los que la ley declara incapaces de hecho absolutos

a ciertas personas, el art. 152 bis prevé la situación de personas que presenten ciertas enfermedades o anomalías de conducta, justificantes de que se establezcan a su respecto inhabilidades especiales

a) Semialienados: podrá inhabilitarse judicialmente a quienes por embriaguez habitual o uso de

estupefacientes estén expuestos a otorgar actos jurídicos perjudiciales a su persona o patrimonio; a los disminuidos en sus facultades cuando, sin llegar al supuesto de los dementes, el juez estime que del ejercicio de su plena capacidad pueda resultar presumiblemente daño a su persona o patrimonio (art. 152 bis incs. 1 y 2).

b) Pródigos: también podrá inhabilitarse a quienes por la prodigalidad en los actos de administración y

disposición de sus bienes expusiesen a su familia a la pérdida del patrimonio. Solo procederá en este caso la inhabilitación si la persona imputada tuviere cónyuge, ascendientes o descendientes y hubiere dilapidado una parte importante de su patrimonio. La acción para obtener esta inhabilitación solo corresponderá al cónyuge, ascendientes y descendientes (art. 152 bis inc. 3).

Efectos de la inhabilitación Se nombrará un curador al inhabilitado y se aplicarán en lo pertinente las normas relativas a la declaración de inca- pacidad por demencia y rehabilitación. En estos supuestos, el curador designado se limita a asistir al inhabilitado, sin sustituirlo, como en el caso de los dementes. Sin la conformidad del curador los inhabilitados no podrán disponer de sus bienes por actos entre vivos (por lo que si podrá otorgar testamento válidamente, y disponer así de sus bienes). Los inhabilitados podrán otorgar por sí solos actos de administración, salvo los que específicamente limite la sentencia de inhabilitación, teniendo en cuenta las circunstancias del caso.

Como se ve, mientras en el supuesto de demencia la regla es la incapacidad, en el régimen de inhabilitación la regla es la capacidad. El inhabilitado es capaz y puede realizar por sí los actos de administración de su patrimonio, debiendo ser asistido por el curador designado para actos de disposición.

Otras Incapacidades de Hecho

a) Los Penados: el art. 12 del Código Penal establece que la reclusión o prisión por tres o más años

importa, mientras dura la pena, la privación del ejercicio de la patria potestad que corresponda al penado respecto de la persona y bienes de sus hijos y de la administración de sus bienes y del derecho de disponer de ellos por actos entre vivos; quedando el penado sujeto a un régimen de curatela. De forma similar a los casos de los supuestos del art. 54 del Código en relación a los incapaces de hecho absoluto; el fundamento de esta interdicción debe encontrarse en la necesidad de proteger al condenado y su familia.

Esta incapacidad comienza con la sentencia condenatoria y se extiende hasta el momento en que la persona recupera la libertad, sea por cumplimiento de la con- dena, sea por concesión a su respecto del beneficio de la libertad condicional.

libertad, sea por cumplimiento de la con- dena, sea por concesión a su respecto del beneficio

Instituto de Capacitación InmobiliariaIModalidad DistanciaICorredor InmobiliarioIDerecho Civil I

Pág.

33
33
INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA Fallos Judiciales INCAPACIDAD DEL ART. 12 CODIGO PENAL “Martino, Santiago

INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA

Fallos Judiciales INCAPACIDAD DEL ART. 12 CODIGO PENAL “Martino, Santiago Marcelo; Chaves, Miguel Ángel s/

Fallos

Judiciales

INCAPACIDAD DEL ART. 12 CODIGO PENAL

“Martino, Santiago Marcelo; Chaves, Miguel Ángel s/ recurso de inconstitucionalidad” - CNCP - 17/07/2007

“Es necesario determinar cuál es la naturaleza jurídica del instituto en cuestión. La discusión en la doctrina se divide entre quienes entienden que se trata de una pena accesoria y quienes sostienen que es una medida tuitiva. A mi modo de ver, la primera de las opciones es la correcta. La incapacidad civil contenida en el artículo 12 del Código Penal tiene carácter de pena accesoria y no de una consecuencia accesoria de la condena, pues la privación de libertad no implica que el conde - nado esté fácticamente imposibilitado de ejercer aquellos derechos que la norma cancela (cfr., en este sentido, Zaffaroni, Eugenio Raúl; Alagia, Alejandro; Slokar, Alejandro: Derecho Penal, parte general, 2? edición, Ediar, Buenos Aires, 2003, p. 985/987).” (Del voto en mayoría de la Dra. Ledesma)

“Sentado ello, hay que analizar cuál es su duración. La norma establece que esta incapacidad civil tendrá vigencia mientras dure la pena. “Una interpretación literal tropieza con la evidencia de que otras disposiciones del Código restringen ese

alcance (

libertad condicional” (Terragni, Marco A.: Artículo 12 en AA.VV. “Código Penal y normas complementarias. Análisis doctri - nario y jurisprudencial, Tomo I”, Hammurabi, 1997, p. 155). Es decir, sólo tendrá efecto mientras la persona se encuentre

privada efectivamente de la libertad en virtud de una sentencia condenatoria.” (Del voto en mayoría de la Dra. Ledesma)

).

Cesa cuando el condenado deja de cumplir la pena en encierro, lo que puede acontecer con la obtención de su

Régimen de Representación de los Incapaces La ley asigna a los incapaces un sistema de representación necesaria, con vistas a su protección. El art. 57 dice: “Son representantes de los incapaces:

1) de las personas por nacer, sus padres y a falta o incapacidad de éstos, los curadores que se les nombre. 2) de los menores no emancipados, sus padres o tutores. 3) de los dementes o sordomudos, los curadores que se les nombre.

Además, en previsión de que en algunos casos pudiere existir conflicto entre los intereses del incapaz y su represen- tante, el art. 61 establece la posibilidad de designar para esos casos curadores especiales. Además de los representantes necesarios referidos, los incapaces son promiscuamente representados por el ministerio de menores, que será parte legítima y esencial en todo asunto judicial o extrajudicial, de jurisdicción voluntaria o con- tenciosa, en que los incapaces demanden o sean demandados, o en que se trate de las personas o bienes de ellos, so pena de nulidad de todo acto y de todo juicio que hubiere lugar sin su participación (art. 59). Integran el ministerio de menores , los defensores de incapaces, los asesores de menores o los funcionarios que se les asimilen en los distintos fueros (por ej.: en el Fuero del Trabajo de la Capital Federal, la función les cabe a los fiscales).

Instituto de Capacitación InmobiliariaIModalidad DistanciaICorredor InmobiliarioIDerecho Civil I

Pág.

34
34
INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA INCAPACIDADES DE HECHO DE DERECHO RELATIVAS ABSOLUTAS •

INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA

INCAPACIDADES

INCAPACIDADES DE HECHO DE DERECHO RELATIVAS ABSOLUTAS • Personas por nacer • Menores Impúberes • Dementes
INCAPACIDADES DE HECHO DE DERECHO RELATIVAS ABSOLUTAS • Personas por nacer • Menores Impúberes • Dementes

DE HECHO

INCAPACIDADES DE HECHO DE DERECHO RELATIVAS ABSOLUTAS • Personas por nacer • Menores Impúberes • Dementes
INCAPACIDADES DE HECHO DE DERECHO RELATIVAS ABSOLUTAS • Personas por nacer • Menores Impúberes • Dementes
DE DERECHO

DE DERECHO

DE DERECHO
DE DERECHO
INCAPACIDADES DE HECHO DE DERECHO RELATIVAS ABSOLUTAS • Personas por nacer • Menores Impúberes • Dementes

RELATIVAS

INCAPACIDADES DE HECHO DE DERECHO RELATIVAS ABSOLUTAS • Personas por nacer • Menores Impúberes • Dementes
INCAPACIDADES DE HECHO DE DERECHO RELATIVAS ABSOLUTAS • Personas por nacer • Menores Impúberes • Dementes
ABSOLUTAS

ABSOLUTAS

ABSOLUTAS
ABSOLUTAS
INCAPACIDADES DE HECHO DE DERECHO RELATIVAS ABSOLUTAS • Personas por nacer • Menores Impúberes • Dementes

• Personas por nacer

• Menores Impúberes

• Dementes declarados

• Sordomudos que no saben darse a entender

declarados • Sordomudos que no saben darse a entender RELATIVAS • Menores Adultos • Condenados art.
declarados • Sordomudos que no saben darse a entender RELATIVAS • Menores Adultos • Condenados art.
RELATIVAS

RELATIVAS

RELATIVAS
RELATIVAS
• Sordomudos que no saben darse a entender RELATIVAS • Menores Adultos • Condenados art. 12

• Menores Adultos

• Condenados art. 12 Cod. Pen.

• Inhabilitados 152 bis CC

Patrimonio

El patrimonio es el conjunto de bienes de la persona: esto es, de objetos materiales (cosas) e inmateriales (derechos de crédito, derechos reales, derechos intelectuales y obligaciones) susceptibles de valor económico (art. 2312).

Los derechos de la personalidad no integran el patrimonio, porque no tienen valor económico.

Bienes y Cosas

Son cosas los objetos materiales susceptibles de tener un valor y de ser aprehendidos por el ser humano para poseerlos (art. 2311 Cod. Civ.).

Los objetos inmateriales susceptibles de valor pecuniario e igualmente las cosas se llaman bienes (Art. 2312 Cod. Civ.). Las disposiciones referentes a las cosas son aplicables a la energía y a las fuerzas na- turales susceptibles de apropiación. Entre bienes y cosas existe una relación de género a especie. Bienes son, tanto los ob- jetos materiales susceptibles de tener un valor económico —cosas, en el concepto del art. 2311—, como los objetos inmateriales susceptibles de tener un valor económico, tales como los derechos personales, reales e intelectuales.

tales como los derechos personales, reales e intelectuales. El Patrimonio como Atributo de la Personalidad a)

El Patrimonio como Atributo de la Personalidad a) Teoría de Aubry y Rau: Consideran que el patrimonio es un atributo de la personalidad, por cuanto no se concibe una persona sin patrimonio. Como tal, el patrimonio es necesario, porque toda persona lo tiene; único, porque ninguna persona

puede tener más de un patrimonio; e intransmisible, porque al estar tan ligado al concepto de persona, si se admitiera la posibilidad de su transmisión íntegra, se estaría transfiriendo la propia personalidad. b) Doctrina alemana: Niega la necesidad de patrimonio, porque existen personas que no tienen bien alguno. Además, rechaza la unidad del patrimonio, afirmando que pueden existir patrimonios especiales (p. ej: la masa

alguno. Además, rechaza la unidad del patrimonio, afirmando que pueden existir patrimonios especiales (p. ej: la
alguno. Además, rechaza la unidad del patrimonio, afirmando que pueden existir patrimonios especiales (p. ej: la
que pueden existir patrimonios especiales (p. ej: la masa Instituto de Capacitación Inmobiliaria I Modalidad
que pueden existir patrimonios especiales (p. ej: la masa Instituto de Capacitación Inmobiliaria I Modalidad

Instituto de Capacitación InmobiliariaIModalidad DistanciaICorredor InmobiliarioIDerecho Civil I

Pág.

35
35
INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA de los bienes del concurso de acreedores; la masa de bienes

INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA

de los bienes del concurso de acreedores; la masa de bienes del sucesorio, separada del patrimonio del heredero). c) La cuestión en nuestro derecho: El patrimonio es un atributo de la personalidad y como tal es necesario. La circunstancia de que una persona carezca de bienes no supone que no pueda tenerlos en el futuro. Por lo demás, puede ocurrir que alguien tenga patrimonio negativo, debido a que las deudas sean superiores a sus créditos, cosas y demás derechos.

Puede ocurrir que, a la par del patrimonio general (conjunto de bienes de la persona, que, a nuestro entender, también comprende las deudas), existan masas de bienes a los que la ley asigna una afectación determinada, por ejemplo, los bienes integrantes de un fondo de comercio; el conjunto de bienes de

que es desapoderado el deudor como consecuencia de la declaración de quiebra, etc. Ello así, la unidad del patrimonio se vería limitada al patrimonio general.

del patrimonio se vería limitada al patrimonio general. El Patrimonio como Universalidad de Derecho En la

El Patrimonio como Universalidad de Derecho

En la nota al art. 2312 Vélez señala que el patrimonio es una univer- salidad jurídica, porque a ese conjunto de bienes la ley lo considera como un todo, una unidad, con independencia de los elementos que la integran. El concepto opuesto al de universalidad de derecho o jurídica es el de universalidad de hecho, donde una persona voluntariamente conforma una masa de bienes con el objetivo de obtener un resultado para el conjunto (p. ej.: un archivo histórico; un rebaño de ovejas, etc.).

Caracteres del patrimonio general

Es una universalidad jurídica.

Es necesario.

Es único.

Es inalienable, (no se lo puede enajenar), porque sólo pueden venderse sus elementos integrantes, pero nunca el patrimonio como tal en cuanto es un atributo de la persona.

COSAS BIENES
COSAS
BIENES

PATRIMONIO

El patrimonio se compone de:

Personales Reales DERECHOS Intelectuales OBLIGACIONES
Personales
Reales
DERECHOS
Intelectuales
OBLIGACIONES

a) Derechos personales o creditorios: Están referidos a la facultad que le cabe a una persona (acreedor) de

exigir a otra (deudor) el cumplimiento a su respecto de una determinada prestación (p. ej.: el comprador que ha pagado el precio tiene el derecho de exigir al vendedor la entrega de la cosa adquirida).

b) Derechos reales: Son aquellos que confieren a su titular un poder o señorío inmediato sobre una cosa, de

modo tal de poder usarla, servirse de ella, beneficiarse con sus frutos, etc. Tales atribuciones son plenas en el derecho de dominio y más limitadas en los otros derechos reales: servidumbre, usufructo, uso, etc.

c) Derechos intelectuales: Se denominan así a los que tiene el autor de una determinada obra, de carácter

Instituto de Capacitación InmobiliariaIModalidad DistanciaICorredor InmobiliarioIDerecho Civil I

Pág.

36
36
INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA artístico, literario, científica, para explotarla comercialmente y, en su caso,

INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA

artístico, literario, científica, para explotarla comercialmente y, en su caso, disponer de ella, autorizando su publicación o transfiriéndola a terceros. También son derechos intelectuales los que les corresponden a los inventores sobre sus obras.

d) Las deudas: Según ya lo hemos señalado, las deudas de la persona integran su patrimonio, pudiendo darse el caso de un patrimonio de signo negativo cuando las obligaciones superen a los derechos.

El patrimonio como prenda común de los acreedores Se dice que el patrimonio es prenda común de los acreedores, para significar que los bienes que lo integran se hallan afectados al cumplimiento de las obligaciones que pesan sobre la persona.

Si bien en el Código no existe disposición alguna que consagre este principio, la regla fluye de distintos artículos en forma clara. El art. 505, en su inc. 3, por ejemplo, establece: “Los efectos de las obligaciones respecto del acreedor

son:

El medio, una vez obtenida la sentencia

condenatoria del deudor, es a través de la ejecución de los bienes de éste (embargo, venta en pública subasta y cobro con el producto de esa venta).

3) para obtener del deudor las indemnizaciones correspondientes

El art. 3.474, referido a la herencia, dice que en la partición de los bienes deben separarse los que resultan necesarios

para hacer frente a las deudas del difunto; lo que demuestra la vigencia plena de la regla de la afectación del patri- monio al pago de las obligaciones. Los acreedores, además, están protegidos por la ley para impedir que los bienes que integran el patrimonio del deudor sean desviados fraudulentamente a terceros con la finalidad de sustraerlos a la garantía. El Código les atribuye las acciones revocatoria, de simulación y subrogatoria, de las que nos ocuparemos más adelante, al tratar los vicios propios de los actos jurídicos.

Ejecución individual y ejecución colectiva Vimos que el modo de hacer efectiva la garantía de que hablamos es a través de la ejecución judicial del crédito, que permite al acreedor individual obtener el embargo de los bienes del deudor y cobrarse con el producto de su venta en pública subasta. Sin embargo, cuando el deudor se encuentra en un estado de impotencia patrimonial que le impide hacer frente a sus obligaciones en forma normal y regular , la ley prevé un procedimiento de ejecución colectiva, denominado concurso de acreedores, que posibilita, bien la recuperación patrimonial del deudor mediante un acuerdo con los acreedores que

brinde facilidades de pago (concurso preventivo), bien la venta de los activos y la cancelación de las deudas abonando

a prorrata (proporcionalmente) a los distintos acreedores que hubieren presentado sus créditos a verificar en el pro- cedimiento concursal de quiebra. La ejecución colectiva está regulada por la Ley de Concursos Nº 24.522.

colectiva está regulada por la Ley de Concursos Nº 24.522. Enlace

Enlace

http://www.cartapacio.edu.ar/ojs/index.php/ctp/article/viewFile/52/57

http://ludvik.com.ar/phpBB2/viewtopic.php?p=76&sid=c391989bc6e76702a099e135ec9393d6

Medidas Precautorias de Orden Procesal destinadas a Poteger el Crédito

a) Embargo: Supone la imposibilidad de disponer del bien, aunque no de usarlo. Tratándose de bienes

registrables, como inmuebles, automotores, buques, aeronaves, la traba del embargo se efectiviza a través de un oficio que el juez que lo dispone dirige al Registro respectivo. En caso de muebles comunes, el embargo se

Instituto de Capacitación InmobiliariaIModalidad DistanciaICorredor InmobiliarioIDerecho Civil I

Pág.

37
37
INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA lleva a cabo a través de un mandamiento judicial, que el

INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA

lleva a cabo a través de un mandamiento judicial, que el oficial de justicia de la zona del domicilio del deudor cumplimenta, generalmente con la presencia del deudor, donde hace constar en un acta los bienes objeto de embargo normalmente en la misma diligencia. Se designa depositario de los bienes embargados al propio deudor, quien, en caso de que disponga de ellos, incurre en delito.

Cuando, a juicio del oficial de justicia, no existiere persona apta para nombrarla depositaria sin serio riesgo para los bienes, se podrá disponer el secuestro de aquéllos y su deposito a la orden del juzgado.

b) Inhibición general de bienes: Cuando no se conocieren bienes al deudor, el juez dispondrá su inhibición

para disponer de bienes. Esta medida se inscribirá mediante oficio ante los distintos registros de la propiedad que el acreedor solicitare (de la propiedad inmueble, de la propiedad del automotor, registro nacional de buques, etc.). De este modo, cuando el deudor quiera disponer de un bien inscripto en esos registros, la inhibición cobrará virtuosidad y no podrá vender sin presentarse en el proceso judicial en que se decreto la medida y hacer frente al pago de la deuda, como paso previo al levantamiento de la inhibición.

c) Anotación de litis: Cuando exista un pleito judicial relacionado con bienes registrables, muebles o

inmuebles, se puede solicitar que se inscriba en el registro respectivo la existencia de ese juicio, de modo tal que los terceros que pudieran tener interés en esos bienes tomen conocimiento que, como consecuencia

del pleito, puede llegar a existir un cambio en la titularidad del bien o reconocerse derechos sobre el mismo a quien no consta aún como propietario registrado.

d)

Prohibición de innovar: Cuando existiere la posibilidad de que la alteración de una situación de hecho

o

de derecho pudiere influir en la sentencia a dictarse en un pleito o tornar en meramente ilusorio el fallo,

el

juez podrá decretar una medida de no innovar.

e)

Intervención judicial: El juez podrá designar un interventor judicial en distintas situaciones: para

desplazar al órgano de administración de una sociedad o entidad hasta que se designe otra administración; para recaudar periódicamente fondos que deban ser pagados por terceros al deudor demandado (p. ej.: se designa un interventor recaudador para que los sábados y domingos retire los ingresos de caja de un restaurante; etc.). Las referidas son las principales medidas precautorias o cautelares reguladas en el Código Procesal Civil y Comercial de la Nación, arts. 195 a 233.

Clasificación de las Cosas De acuerdo al punto de vista que se tome en cuenta, puede haber diferentes clasificaciones de las cosas. A. Clasificación de las cosas en sí mismas:

1. Cosas Muebles e Inmuebles (arts. 2313 a 2323 Cod. Civ.):

Las cosas en principio, son muebles cuando pueden ser trasladadas o inmuebles si no

pueden serlo. Inmuebles: Son inmuebles por su naturaleza: las cosas que no pueden moverse por obra de la naturaleza y con carácter de perpetuidad. (Ej. Una montaña). Son inmuebles por accesión: las cosas muebles que se encuentran puestas intencio- nalmente, como accesorias de un inmueble, por el propietario de éste. (Ej son inmue- bles por accesión las semillas echadas a la tierra o que se tienen con ese destino; las prensas, toneles que forman parte de una planta industrial; una casa o un edificio). Son inmuebles por su carácter representativo: los instrumentos públicos de donde constare la adquisición de derechos reales sobre bienes inmuebles, con exclusión de los derechos reales de hipoteca y anticresis. Esta clasificación ha perdido su utilidad.

y anticresis. Esta clasificación ha perdido su utilidad. Muebles: Son muebles por su naturaleza: Aquellas cosas

Muebles:

Son muebles por su naturaleza: Aquellas cosas que pueden ser trasladadas de un lugar a otro, ya sea por si mismas (se

Instituto de Capacitación InmobiliariaIModalidad DistanciaICorredor InmobiliarioIDerecho Civil I

Pág.

38
38
INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA Naturaleza Carácter Representativo Naturaleza Carácter

INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA

Naturaleza

Carácter

Representativo

Naturaleza Carácter Representativo Naturaleza Carácter Representativo Accesión MUEBLES INMUEBLES FUNGIBLES O
Naturaleza Carácter Representativo Naturaleza Carácter Representativo Accesión MUEBLES INMUEBLES FUNGIBLES O
Naturaleza Carácter Representativo Naturaleza Carácter Representativo Accesión MUEBLES INMUEBLES FUNGIBLES O
Naturaleza Carácter Representativo Naturaleza Carácter Representativo Accesión MUEBLES INMUEBLES FUNGIBLES O
Naturaleza Carácter Representativo Accesión
Naturaleza
Carácter
Representativo
Accesión

MUEBLES

Naturaleza Carácter Representativo Accesión MUEBLES INMUEBLES FUNGIBLES O NO FUNGIBLES CONSUMIBLES O NO
Naturaleza Carácter Representativo Accesión MUEBLES INMUEBLES FUNGIBLES O NO FUNGIBLES CONSUMIBLES O NO
Naturaleza Carácter Representativo Accesión MUEBLES INMUEBLES FUNGIBLES O NO FUNGIBLES CONSUMIBLES O NO

INMUEBLES

FUNGIBLES O NO FUNGIBLES

CONSUMIBLES O NO CONSUMIBLES

DIVISIBLES O INDIVISIBLES

PRINCIPALES O ACCESORIAS

DENTRO O FUERA DEL COMERCIO

EN SI

MISMAS

O ACCESORIAS DENTRO O FUERA DEL COMERCIO EN SI MISMAS Frutos Productos COSAS Dominio Público Dominio
Frutos
Frutos
Productos
Productos
COSAS
COSAS
O FUERA DEL COMERCIO EN SI MISMAS Frutos Productos COSAS Dominio Público Dominio Privado DEL ESTADO
O FUERA DEL COMERCIO EN SI MISMAS Frutos Productos COSAS Dominio Público Dominio Privado DEL ESTADO
O FUERA DEL COMERCIO EN SI MISMAS Frutos Productos COSAS Dominio Público Dominio Privado DEL ESTADO
O FUERA DEL COMERCIO EN SI MISMAS Frutos Productos COSAS Dominio Público Dominio Privado DEL ESTADO
O FUERA DEL COMERCIO EN SI MISMAS Frutos Productos COSAS Dominio Público Dominio Privado DEL ESTADO
O FUERA DEL COMERCIO EN SI MISMAS Frutos Productos COSAS Dominio Público Dominio Privado DEL ESTADO
O FUERA DEL COMERCIO EN SI MISMAS Frutos Productos COSAS Dominio Público Dominio Privado DEL ESTADO

Dominio Público

Dominio Privado

DEL ESTADO

DE LA IGLESIA CATÓLICA

DE LOS PARTICULARES

DEL ESTADO DE LA IGLESIA CATÓLICA DE LOS PARTICULARES EN RELACIÓN A LAS PERSONAS denominan “semovientes”,
DEL ESTADO DE LA IGLESIA CATÓLICA DE LOS PARTICULARES EN RELACIÓN A LAS PERSONAS denominan “semovientes”,
DEL ESTADO DE LA IGLESIA CATÓLICA DE LOS PARTICULARES EN RELACIÓN A LAS PERSONAS denominan “semovientes”,

EN RELACIÓN

A LAS

PERSONAS

DE LOS PARTICULARES EN RELACIÓN A LAS PERSONAS denominan “semovientes”, es el caso de los animales)
DE LOS PARTICULARES EN RELACIÓN A LAS PERSONAS denominan “semovientes”, es el caso de los animales)

denominan “semovientes”, es el caso de los animales) o por una fuerza externa lo que puede implicar una acción del hombre o bien por vía de una maquinaria, en este último caso se denominan “locomoviles” (por ejemplo un automóvil). Son muebles por su carácter representativo: todos los instrumentos públicos y/o privados de donde constare la adquisición de derechos sobre cosas muebles. Esta clasificación también ha perdido utilidad, y en rigor, serían cosas muebles pues se pueden trasladar.

y en rigor, serían cosas muebles pues se pueden trasladar. Muebles e Inmuebles constituyen categorías diversas

Muebles e Inmuebles constituyen categorías diversas sometidas a un régimen legal particular para cada una de ellas, sistema que proviene del derecho romano y que nuestro Código ha recepcionado y se refleja especialmente en la forma de transmisión que respecto de los inmuebles exige:

Título y Modo (el primero está dado por la Escritura Pública (art.979 Cod. Civ.) y el segundo hace referencia a la tradición o sea a la posesión del inmueble), a esta modalidad hay que sumarle la

Inscripción en el Registro de la Propiedad Inmueble, a fin de que sea oponible a todos los hombres (Erga Omnes).

2. Cosas Fungibles y no fungibles (art. 2324 Cod. Civ.):

Son fungibles aquellas cosas que pueden sustituirse por otras de la misma especie o calidad y en igual cantidad. No fungibles las que no pueden sustituirse.

Por ejemplo una tonelada de trigo de determinada calidad, puede sustituirse por otra

las que no pueden sustituirse. Por ejemplo una tonelada de trigo de determinada calidad, puede sustituirse
de trigo de determinada calidad, puede sustituirse por otra Instituto de Capacitación Inmobiliaria I Modalidad

Instituto de Capacitación InmobiliariaIModalidad DistanciaICorredor InmobiliarioIDerecho Civil I

Pág.

39
39
INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA tonelada de trigo de igual calidad. 3. Cosas Consumibles y No

INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA

tonelada de trigo de igual calidad.

3. Cosas Consumibles y No consumibles (art. 2325 Cod. Civ.):

Son cosas consumibles aquellas cuya existencia finaliza con el primer uso y que terminan para quien deja de poseerlas por no distinguirse en su individualidad; tales los alimentos, el dinero, etc. Son cosas no consumibles, en cambio, las que no dejan de existir por el primer uso que de ellas se hace, aunque sean susceptibles de consumirse o deteriorarse después de algún tiempo; v. gr., un libro, ropa, etcétera.

de algún tiempo; v. gr., un libro, ropa, etcétera. 4. Cosas Divisibles y Cosas Indivisibles (art.

4. Cosas Divisibles y Cosas Indivisibles (art. 2326):

Son divisibles las cosas que sin ser destruidas pueden ser divididas en porciones reales, cada una de las cuales forma un todo homogéneo y análogo tanto a las otras partes como a la cosa misma, pues su esencia no se destruye con la

división (P. ej.: El dinero; minerales; etc). No podrán dividirse las cosas cuando ello convierta en antieconómico su uso

y aprovechamiento.

Las autoridades locales podrán reglamentar, en materia de inmuebles, la superficie mínima de la unidad económica.

5. Cosas Principales y Accesorias (arts. 2327 y 2328):

Son cosas principales las que pueden existir para sí mismas y por sí mismas Y son accesorias aquellas cuya existencia y naturaleza son determinadas por otra cosa, de la cual dependen o a la cual están adheridas. El régimen de las cosas accesorias es el de la cosa principal. Asimismo, atendiendo a las cosas accesorias, podemos hablar de Frutos y Productos. Son frutos aquellas cosas que pueden seprarse de la pricipal sin alterar su sustancia (por ejemplo el limón del limonero). En cambio son productos aquellas cosas que cuando son separadas de la principal, le causan a ésta un menoscabo (por ejemplo un metal pre- cioso de su yacimiento minero). Los frutos y los productos a su vez pueden ser naturales (los produce la naturaleza sin intervención del hombre), pueden ser industriales (para la extracción el hombre realiza algún procedimiento industrial)

o

civiles (es la renta que produce la cosa, por ejemplo el interés del dinero o el alquiler de un inmueble).

6.

Cosas Dentro y Fuera del Comercio (arts. 2336):

Dependiendo si la ley permite su enajenación (venta) o no lo permite.

B. Las cosas consideradas con relación a las personas Esta clasificación tiene en cuenta a quienes son los dueños de las cosas. Así encontramos:

1. Bienes del Dominio Público:

Son las cosas que pertenecen al Estado Nacional, o a los Estados Provinciales (y por asimilación a los Estados Municipales) y que están afectados al uso de todos. Están enunciados en el art. 2340 Cod. Civ.: Mares, ríos, playas del mar y las riberas internas de los ríos, lagos navegables y sus lechos; islas; calles; plazas; caminos; canales; puentes y cualquier otra obra pública construida para utili- dad o comodidad común; los documentos oficiales de los poderes del Estado; las ruinas y yacimiento arqueológicos y paleontológico de interés científico. Es necesario destacar que esta enumeración es meramente enunciativa no taxativa, razón por la cual puede haber otros bienes del dominio público que no estén previstos en la norma legal citada. Las personas particulares tienen el uso y goce de los bienes del dominio público, pero estarán sujetas a las disposiciones del Código y a las Ordenanzas generales o locales.

del Código y a las Ordenanzas generales o locales. Caracteres: Son inalienables: lo que implica que
del Código y a las Ordenanzas generales o locales. Caracteres: Son inalienables: lo que implica que

Caracteres:

Son inalienables: lo que implica que están fuera del comercio; Son imprescriptibles: lo que significa que no pueden adquirirse por la pose-

lo que significa que no pueden adquirirse por la pose- Instituto de Capacitación Inmobiliaria I Modalidad

Instituto de Capacitación InmobiliariaIModalidad DistanciaICorredor InmobiliarioIDerecho Civil I

Pág.

40
40
INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA sión en el tiempo; • Son inembargables: no pueden trabarse sobre

INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA

sión en el tiempo;

Son inembargables: no pueden trabarse sobre dicho bien embargos y ninguna medida cautelar.

El Estado puede vender sus frutos y/ o conceder su uso exclusivo, sin afectar el uso y goce popular de la cosa. Afectación de los bienes al Dominio Público: Consiste en poner a disposición de la comunidad para el uso y goce los bienes públicos, mediante una ley o acto administrativo. Desafectación de los bienes al Dominio Público: De la misma manera en que se puede afectar un bien al dominio público, puede desafectarse. Una vez realizada, el bien pasa a ser de dominio privado y en consecuencia, susceptible de ser embargado, enajenado, etc.

consecuencia, susceptible de ser embargado, enajenado, etc. Enlace Fallos Judiciales Bienes del Estado

Enlace

susceptible de ser embargado, enajenado, etc. Enlace Fallos Judiciales Bienes del Estado

Fallos

Judiciales

Bienes del Estado www.acaderc.org.ar/doctrina/articulos/artinalienabilidad/at /file

2. Bienes del Dominio Privado:

Son bienes del Dominio Privado del Estado (Nacional, Provincial o Municipal) son aquellos que si bien pertenecen a dichos Estados, no están afectados al uso general. Están enunciados en el art. 2342 Cod. Civ. Estos bienes están dentro del comercio, pueden ser objeto de prescripción adquisitiva y pueden ser objeto de medidas cautelares, a menos que estén afectados a la prestación de un servicio público, como pueden ser los ferrocarriles. Son ejemplos de de bienes del dominio privado las tierras que estando situadas dentro de los límites territoriales de la República, carecen de otro dueño; las minas de oro, plata, cobre, piedras preciosas etc; los bienes vacantes o mostren- cos y los de las personas que mueren sin herederos.

3. Bienes de la Iglesia Católica:

Como se verá más adelante, la Iglesia Católica es una persona jurídica de carácter público. Por eso sus bienes tienen un régimen especial. Pueden ser enajenados en conformidad a las disposiciones de la Iglesia Católica respecto de ellos y a las leyes que rigen el patronato nacional.

4. Son Bienes de los Particulares:

Son aquellos que no pertenecen al Estado Nacional, Provincial o Municipal ni a la Iglesia Católica. Es decir, son los bienes que pertenecen a las personas físicas o jurídicas de carácter privado.

Instituto de Capacitación InmobiliariaIModalidad DistanciaICorredor InmobiliarioIDerecho Civil I

Pág.

41
41
INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA UNIDAD II: La Persona Física PERSONAS Persona por nacer Persona prop.

INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA

UNIDAD II: La Persona Física

PERSONAS

Persona por nacer

Persona prop. dicha

Física PERSONAS Persona por nacer Persona prop. dicha FÍSICAS ATRIBUTOS Adquisición Derivada Adquisición
Física PERSONAS Persona por nacer Persona prop. dicha FÍSICAS ATRIBUTOS Adquisición Derivada Adquisición
Física PERSONAS Persona por nacer Persona prop. dicha FÍSICAS ATRIBUTOS Adquisición Derivada Adquisición
FÍSICAS ATRIBUTOS
FÍSICAS
ATRIBUTOS
Persona por nacer Persona prop. dicha FÍSICAS ATRIBUTOS Adquisición Derivada Adquisición Originaria Domicilio Real
Persona por nacer Persona prop. dicha FÍSICAS ATRIBUTOS Adquisición Derivada Adquisición Originaria Domicilio Real

Adquisición Derivada

Adquisición Originaria

FÍSICAS ATRIBUTOS Adquisición Derivada Adquisición Originaria Domicilio Real Domicilio Especial de Derecho de Hecho
FÍSICAS ATRIBUTOS Adquisición Derivada Adquisición Originaria Domicilio Real Domicilio Especial de Derecho de Hecho
FÍSICAS ATRIBUTOS Adquisición Derivada Adquisición Originaria Domicilio Real Domicilio Especial de Derecho de Hecho
FÍSICAS ATRIBUTOS Adquisición Derivada Adquisición Originaria Domicilio Real Domicilio Especial de Derecho de Hecho
FÍSICAS ATRIBUTOS Adquisición Derivada Adquisición Originaria Domicilio Real Domicilio Especial de Derecho de Hecho
FÍSICAS ATRIBUTOS Adquisición Derivada Adquisición Originaria Domicilio Real Domicilio Especial de Derecho de Hecho

Domicilio Real

Domicilio Especial

FÍSICAS ATRIBUTOS Adquisición Derivada Adquisición Originaria Domicilio Real Domicilio Especial de Derecho de Hecho
FÍSICAS ATRIBUTOS Adquisición Derivada Adquisición Originaria Domicilio Real Domicilio Especial de Derecho de Hecho
FÍSICAS ATRIBUTOS Adquisición Derivada Adquisición Originaria Domicilio Real Domicilio Especial de Derecho de Hecho
FÍSICAS ATRIBUTOS Adquisición Derivada Adquisición Originaria Domicilio Real Domicilio Especial de Derecho de Hecho
FÍSICAS ATRIBUTOS Adquisición Derivada Adquisición Originaria Domicilio Real Domicilio Especial de Derecho de Hecho

de Derecho

de Hecho

FÍSICAS ATRIBUTOS Adquisición Derivada Adquisición Originaria Domicilio Real Domicilio Especial de Derecho de Hecho
FÍSICAS ATRIBUTOS Adquisición Derivada Adquisición Originaria Domicilio Real Domicilio Especial de Derecho de Hecho
FÍSICAS ATRIBUTOS Adquisición Derivada Adquisición Originaria Domicilio Real Domicilio Especial de Derecho de Hecho
FÍSICAS ATRIBUTOS Adquisición Derivada Adquisición Originaria Domicilio Real Domicilio Especial de Derecho de Hecho

Instituto de Capacitación InmobiliariaIModalidad DistanciaICorredor InmobiliarioIDerecho Civil I

Pág.

42
42
INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA Unidad III. La Persona de Existencia Ideal La persona juridica. Concepto.

INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA

Unidad III. La Persona de Existencia Ideal

La persona juridica. Concepto. Cuestion terminologica.

El art. 32 C.C. las define por exclusión: “Todos los entes susceptibles de adquirir derechos o contraer obligaciones, que no son personas de existencia visible, son personas de existencia ideal, o personas jurídicas”. Tal definición resulta in- completa e imprecisa. Reciben el nombre de personas jurídicas las instituciones o entidades a las que el ordenamiento jurídico les confiere aptitud para adquirir derechos y contraer obligaciones (Capacidad). La clasificación de las personas jurídicas que se incluye en el punto siguiente arrojará luz en la identificación de esta especie.

Cuestión terminológica

En esta materia la fuente seguida por Vélez ha sido Freitas. En el concepto del jurista brasileño, “personas de existencia ideal” era el identificatorio de todas las personas que no fueran físicas. Dentro de dicho género, distinguía a su vez, a “personas de existencia ideal públicas”, que requerían autorización del Estado para poder funcionar y “personas de existencia ideal privadas”, que no la requerían.

A las “personas de existencia ideal públicas” Freitas les daba la denominación de “personas jurídicas”.

En el criterio de Freitas, entonces, entre “personas de existencia ideal” y “personas jurídicas” había una relación de género a especie.

No obstante lo expuesto, Vélez, en el art. 32 C.C. parece tomar ambos términos como sinónimos. La doctrina y la jurisprudencia usan una u otra expresión en forma indistinta, con lo que la diferencia sostenida por Freitas ha quedado desdibujada en la práctica y se asimilan los conceptos de “personas de existencia ideal” y “personas jurídicas”. Clasificacion de las personas en el codigo civil argentino.

ESTADO

ENTES AUTÁRQUICOS

IGLESIA CATÓLICA

ASOCIACIONES Y FUNDACIONES (sin fines de lucro)

COOPERATIVAS Y MUTUALES (intermedias)

SOCIEDADES (con fines de lucro)

Y MUTUALES (intermedias) SOCIEDADES (con fines de lucro) PÚBLICAS PERSONAS JURÍDICAS PRIVADAS CIVILES COMERCIALES
Y MUTUALES (intermedias) SOCIEDADES (con fines de lucro) PÚBLICAS PERSONAS JURÍDICAS PRIVADAS CIVILES COMERCIALES
Y MUTUALES (intermedias) SOCIEDADES (con fines de lucro) PÚBLICAS PERSONAS JURÍDICAS PRIVADAS CIVILES COMERCIALES
Y MUTUALES (intermedias) SOCIEDADES (con fines de lucro) PÚBLICAS PERSONAS JURÍDICAS PRIVADAS CIVILES COMERCIALES
PÚBLICAS
PÚBLICAS
Y MUTUALES (intermedias) SOCIEDADES (con fines de lucro) PÚBLICAS PERSONAS JURÍDICAS PRIVADAS CIVILES COMERCIALES
Y MUTUALES (intermedias) SOCIEDADES (con fines de lucro) PÚBLICAS PERSONAS JURÍDICAS PRIVADAS CIVILES COMERCIALES

PERSONAS

JURÍDICAS

Y MUTUALES (intermedias) SOCIEDADES (con fines de lucro) PÚBLICAS PERSONAS JURÍDICAS PRIVADAS CIVILES COMERCIALES
Y MUTUALES (intermedias) SOCIEDADES (con fines de lucro) PÚBLICAS PERSONAS JURÍDICAS PRIVADAS CIVILES COMERCIALES
Y MUTUALES (intermedias) SOCIEDADES (con fines de lucro) PÚBLICAS PERSONAS JURÍDICAS PRIVADAS CIVILES COMERCIALES
Y MUTUALES (intermedias) SOCIEDADES (con fines de lucro) PÚBLICAS PERSONAS JURÍDICAS PRIVADAS CIVILES COMERCIALES
PRIVADAS
PRIVADAS

CIVILES

COMERCIALES

Y MUTUALES (intermedias) SOCIEDADES (con fines de lucro) PÚBLICAS PERSONAS JURÍDICAS PRIVADAS CIVILES COMERCIALES
Y MUTUALES (intermedias) SOCIEDADES (con fines de lucro) PÚBLICAS PERSONAS JURÍDICAS PRIVADAS CIVILES COMERCIALES
Y MUTUALES (intermedias) SOCIEDADES (con fines de lucro) PÚBLICAS PERSONAS JURÍDICAS PRIVADAS CIVILES COMERCIALES
Y MUTUALES (intermedias) SOCIEDADES (con fines de lucro) PÚBLICAS PERSONAS JURÍDICAS PRIVADAS CIVILES COMERCIALES
JURÍDICAS PRIVADAS CIVILES COMERCIALES Instituto de Capacitación Inmobiliaria I Modalidad
JURÍDICAS PRIVADAS CIVILES COMERCIALES Instituto de Capacitación Inmobiliaria I Modalidad
JURÍDICAS PRIVADAS CIVILES COMERCIALES Instituto de Capacitación Inmobiliaria I Modalidad

Instituto de Capacitación InmobiliariaIModalidad DistanciaICorredor InmobiliarioIDerecho Civil I

Pág.

43
43
INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA La Ley 17.711, que modificó el Código Civil en 1968, ha

INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA

La Ley 17.711, que modificó el Código Civil en 1968, ha establecido como criterio de distinción el del carácter público

o

privado de las personas jurídicas , poniendo el acento en el origen de las mismas: la ley o la voluntad de las partes.

El

art. 33 dice que, tienen carácter público:

El art. 33 dice que, tienen carácter público: 1.- El Estado nacional, las provincias y los

1.- El Estado nacional, las provincias y los municipios; 2.- las entidades autárquicas, esto es, las instituciones descentralizadas encargadas de cumplir determinadas servicios públicos: Banco de la Nación Argentina, Universida- des Nacionales, etc. Están dotadas de personería jurídica y patrimonio de afectación propios.

También resultan encuadrables aquí las de-

propios. También resultan encuadrables aquí las de- nominadas Empresas del Estado. 3.- La Iglesia Católica: con

nominadas Empresas del Estado.

3.- La Iglesia Católica: con independencia de la libertad de cultos que rige en el país (art.14 C.N.), el Gobierno Federal sostiene el culto católico apostólico romano (art. 2) . Existe un interés esta- tal directamente comprometido en la preservación de la Iglesia Católica. De ahí la calificación de persona jurídica pública. Las otras iglesias, en su caso,

podrán ser personas jurídicas privadas.

en su caso, podrán ser personas jurídicas privadas. Tienen carácter privado: 1.- las asociaciones y las
en su caso, podrán ser personas jurídicas privadas. Tienen carácter privado: 1.- las asociaciones y las

Tienen carácter privado:

1.- las asociaciones y las fundaciones que tengan por principal objeto el bien común, posean patrimonio propio, sean capaces por sus estatutos de adquirir bie- nes, no subsistan exclusivamente de asignaciones del Estado y obtengan autorización para funcionar. 2.- La sociedades civiles y comerciales o entidades que

conforme a la ley tengan capacidad para adquirir dere- chos y contraer obligaciones, aunque no requieran autorización expresa para funcionar.

La personalidad jurídica: concepto y alcances. Abuso de la personalidad. La personalidad jurídica que se concede a las instituciones es un recurso técnico legal, una herramienta jurídica, otorgada para posibilitar a una pluralidad de personas actuar en el mundo jurídico como una unidad diferenciada e independiente de cada integrante. La personalidad jurídica es la respuesta del derecho frente a la tendencia universal del hombre de asociarse con fines útiles (conforme art.14 de la Constitución Nacional), permitiéndole a un grupo de individuos actuar, a través de dife- rentes formas, como si fueran un sujeto único.

En virtud de la personalidad jurídica que les reconoce el orden jurídico, las instituciones o entidades tienen un patri- monio propio e independiente de las deudas particulares de sus integrantes, tienen la propiedad de su nombre, tienen un domicilio, capacidad en razón de su objeto y una organización para su administración.

La persona juridica de carácter privado.

Principio de la existencia de las personas jurídicas

El art. 45 Cod. Civ. establece que comienza su existencia a partir de la autorización por la ley o el gobierno, con apro-

bación de sus estatutos. En Capital Federal la Inspección General de Justicia (IGJ) que está a cargo del Registro Público de Comercio registra a las sociedades comerciales, y autoriza el funcionamiento y registra a las fundaciones y asocia- ciones civiles. El INAES (Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social) autoriza y registra a las cooperativas

y mutuales.

Instituto de Capacitación InmobiliariaIModalidad DistanciaICorredor InmobiliarioIDerecho Civil I

Pág.

44
44
INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA De manera tal que el comienzo de la existencia de las

INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA

De manera tal que el comienzo de la existencia de las personas jurídicas de carácter privado va a depender de si nece- sitan o no autorización del Estado para funcionar y también de si están obligadas a registrarse:

Cuando se trata de asociaciones civiles y fundaciones, mutuales y cooperativas, desde el día en que fuesen autori- zadas por el Estado para funcionar, con aprobación de sus estatutos.

Cuando se trata de sociedades civiles, o simples asociaciones, con la suscripción del estatuto, sea por instrumento público o privado;

Cuando se trata de sociedades comerciales con la inscripción de sus estatutos o contratos sociales, en su caso, en el Registro Público de Comercio, que lleva en Capital: la Inspección General de Justicia, y en provincia de Buenos Aires, la Dirección Provincial de Personas Jurídicas.

En realidad la persona jurídica comienza a existir antes de la inscripción o de la autorización del Estado para funcionar, porque para llegar a ese momento tuvo que haber un acto constitutivo y trámites para la inscripción o autorización. Pero entre la constitución y la inscripción la capacidad está limitada a la realización de esos trámites.

Fin de la existencia de las personas jurídicas

Los arts. 48 y 49 Cod. Civ. establecen las causales de disolución de las personas jurídicas que llevan al fin de las mismas. Cabe destacar que estas causales son meramente enunciativas, por lo que el estatuto puede prever otras causas de disolución. Ellas son:

1. Por voluntad de sus miembros;

2. Por disposición legal;

3. Por la conclusión de los bienes destinados a sostenerlas;

4. Por reducción del número de miembros;

5. Por la consecución del fin perseguido;

6. Por expiración del plazo por el que fue constituida;

7. Otras causales previstas en los estatutos.

El fin de la existencia –al igual que el comienzo- no es un solo momento sino un periodo, porque producida la causal de disolución la entidad sigue teniendo personalidad jurídica pero acotada a los actos procedentes a la liquidación de la misma que es el paso final en la vida de la persona jurídica, consistente en la realización del activo y cancelación del pasivo. Si hubiera remanente en el caso de las asociaciones, fundaciones y mutuales, el mismo se destina a otras entidades de bien público o a cooperativas. En el caso de las sociedades el remanente se distribuye entre los socios de acuerdo a lo fijado en el estatuto.

Atributos de la persona jurídica

Nombre: El Cod. Civ. no regula el nombre de las personas jurídicas, tampoco está regulado por la ley 18.248 (nombre

de las personas físicas). Hay disposiciones administrativas dictadas por la IGJ (Res. 6/80), que dispone las siguientes reglas:

No se puede usar una denominación igual o similar a otra persona jurídica ya existente o que pude dar lugar a confusión o error sobre la naturaleza y características de la entidad;

Solo puede usarse una denominación común cuando las sociedades pertenecen a un mismo grupo económico;

Si en la denominación se incluye la palabra Argentina, sugiriendo que esta persona jurídica es dependiente de otras en el extranjero, será necesario acreditar la existencia de la entidad extranjera y la conformidad de la misma para el eso de dicha denominación;

No se puede usar la expresión “Nacional” ni “Oficial” para no confundir con una dependencia estatal;

En caso de utilizar en la denominación referencias a títulos profesionales, la existencia de los mismos deberá acre- ditarse;

Instituto de Capacitación InmobiliariaIModalidad DistanciaICorredor InmobiliarioIDerecho Civil I

Pág.

45
45
INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA • Si son asociaciones o fundaciones que funcionan como academias, no

INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA

Si son asociaciones o fundaciones que funcionan como academias, no pueden usar la palabra “argentina” pues lleva a confusión con una academia nacional.

El nombre de las personas jurídicas está protegido al igual que el de las personas físicas con las acciones de reclamación y de impugnación.

Domicilio: Según el art. 90 Cod. Civ. las personas jurídicas cuentan con un domicilio legal que es el lugar donde se en- cuentra su dirección o administración, si en sus estatutos o en la autorización para funcionar no tuviesen un domicilio señalado. En la práctica el domicilio es el lugar donde lo registraron. Asimismo, las personas jurídicas pueden constituir domicilios especiales para determinados actos. Así el domicilio con- vencional o contractual que se crea a los fines de ese contrato. El domicilio procesal o ad litem que es el que se cons- tituye a los efectos de un juicio y las Sucursales (art. 90 inc. 4to. Cod. Civ.) son los domicilios de diferentes sucursales de la misma persona jurídica, será válido para los actos de esa sucursal.

Estado: En virtud de ser la posición que ocupa una persona dentro de la familia y de la sociedad, para muchos autores este atributo de la personalidad es exclusivo de las personas físicas. Sin embargo, en los hechos encontramos que una persona jurídica puede ser nacional o extranjera. Hay distintas corrientes doctrinarias respecto del reconocimiento de la nacionalidad de las personas jurídicas:

Tesis positiva: se inclinan por reconocer la nacionalidad de las personas jurídicas. Para ello toman en cuenta distintos

parámetros, a saber: El lugar de constitución, los capitales aportados, el lugar de realización de su principal actividad

o centro de explotación, el lugar de la sede de la administración principal, la nacionalidad o el lugar de residencia de

los miembros o de los administradores. Para la jurisprudencia la nacionalidad la determina el lugar de constitución. Sin embargo, actualmente la nacionalidad parece determinarla el control económico (posición adoptada por la ley de inversiones extranjeras).

Tesis negativa: autores que niegan la posibilidad de que las personas jurídicas tengan nacionalidad, porque al ser una ficción carecen de derechos políticos.

En nuestro país la doctrina y la jurisprudencia fueron evolucionando desde la tesis negatoria a la positiva, admitiendo

la nacionalidad de las personas jurídicas teniendo en cuenta el control económico. Legalmente tanto el Cod. Civil como

la ley de sociedades comerciales tiene en cuenta para la nacionalidad de las personas jurídicas el lugar de constitución, haciendo ésta última una distinción entre las sociedades extranjeras con ejercicio aislado en el país de aquellas cuyo ejercicio es habitual, exigiéndoles en este caso más requisitos para su autorización so pena de asimilarlas a las socie- dades nacionales.

El tema de la nacionalidad de las personas jurídicas da lugar al análisis de otros fenómenos, tales como los vínculos entre sociedades, los grupos, concentración y control. Así, las sociedades en los tiempos del capitalismo moderno tie- nen vinculaciones formando grupos económicos, respondiendo a fusiones y absorciones. La concentración dio lugar a diferentes agrupaciones, tales como: Cartel: pactos empresariales para limitar la competencia, estableciendo precios comunes para controlar el mercado. Trust: diversas compañías de la misma rama agrupadas para dominar el mercado. Tienen como fin eliminar la competencia. Holding: Sociedades que participan de otras sociedades con cantidad sufi- ciente de capital como para controlar la voluntad social. Estas últimas están permitidas aunque con límites, mientras que las dos primeras están prohibidas por la ley de defensa de la competencia.

Patrimonio: Siendo el patrimonio una universalidad jurídica compuesta de derechos (activos) y obligaciones (pasivos), es un atributo de la persona tanto física como jurídica. Así el requisito del patrimonio les es exigido expresamente a las personas jurídicas como requisito para otorgarles la personalidad. No es lo mismo que el capital social, siendo este último exclusivo de las personas jurídicas de carácter privado con fines de lucro, o sea, las sociedades civiles y comerciales. Las mismas pueden quedarse sin patrimonio pero no sin capital, debiendo los socios recomponerlo. Cuando menor sea la responsabilidad de los socios, mayor capital se les exige.

Instituto de Capacitación InmobiliariaIModalidad DistanciaICorredor InmobiliarioIDerecho Civil I

Pág.

46
46
INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA Capacidad: Al reconocerse la personalidad a las personas jurídicas se les

INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA

Capacidad: Al reconocerse la personalidad a las personas jurídicas se les atribuye la aptitud de adquirir derechos y contraer obligaciones. Actúan a través de sus representantes legales y sus actos obligan a la persona jurídica siempre y cuando no sean extraños al objeto social. Este objeto social está conformado por actos o categorías de actos que la persona jurídica podrá realizar. Por ejemplo: una sociedad comercial puede tener como objeto la “compra y venta al por mayor y menor de maquinaria agrícola y sus piezas y repuestos”. El objeto social es el límite de la capacidad de las personas jurídicas. En el ejemplo recién visto, la persona jurídica en cuestión no tendría capacidad para producir un espectáculo teatral como empresario. A esto se lo denomina Principio de Especialidad.

Breve nocion de las personas juridicas de carácter privado

Tal como viéramos, nuestro Código Civil prevé en la clasificación del art.33 a las asociaciones civiles y fundaciones como únicas personas jurídicas sin fines de lucro.

Asociaciones civiles

En sentido estricto, se entiende por asociaciones civiles aquellas entidades sin fines de lucro que surgen de la man- comunación de ideas y esfuerzos de un grupo de personas, tendientes a cumplir una finalidad de bien común, y que se encuentran en la órbita de contralor de la Inspección General de

Justicia en la Capital Federal y de las autoridades, administrativas o judiciales, con funciones similares, en las provincias. En sentido amplio, se incluyen en el concepto de asociaciones ci- viles a aquellas instituciones que por su objeto, estructura, funcio- namiento, aplicación y destino de bienes, cuentan también con las características ya vistas (no lucrativas, funcionamiento democrático,

objetivos de bien común, etc.), pero que tienen una regulación y au- toridad de aplicación propias; tal el caso de los sindicatos, las mutuales, las obras sociales, asociaciones religiosas no católicas, cooperadoras escolares, sociedades de fomento barrial, academias nacionales. La asociación es la reunión de dos o más personas para el cumplimiento de un objeto no lucrativo.

personas para el cumplimiento de un objeto no lucrativo. Se origina al igual que la sociedad

Se origina al igual que la sociedad en un contrato plurilateral de organización y es también una persona jurídica de

carácter privado, pero la diferencia radica en el objeto, pues las sociedades persiguen fines de lucro mientras que las asociaciones requieren tener por principal objeto el bien común. Las asociaciones requieren:

tener por principal objeto el bien común;

poseer patrimonio propio;

ser capaces por sus estatutos de adquirir bienes;

no subsistir exclusivamente del Estado;

obtener autorización para funcionar.

del Estado; • obtener autorización para funcionar. Hay tres formas jurídicas de asociación: • La

Hay tres formas jurídicas de asociación:

La asociación civil con personalidad jurídica;

La asociación con forma o estructura de sociedad comercial;

La asociación que no ha sido reconocida o autorizada para funcionar (simples asociaciones).

Los asociados no responden con sus bienes personales, la obligaciones contraídas por las asociaciones debidamente autorizadas se hacen efectivas solamente sobre su propio patrimonio, nunca sobre el patrimonio de sus asociados.

Simples asociaciones El antiguo art. 46 establecía: “Las asociaciones que no tienen existencia legal como personas jurídicas, serán conside- radas como simples asociaciones civiles, comerciales o religiosas, según el fin de su instituto”.

Instituto de Capacitación InmobiliariaIModalidad DistanciaICorredor InmobiliarioIDerecho Civil I

Pág.

47
47
INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA sin necesidad de previa licencia de la autoridad pública personas jurídicas

INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA

sin necesidad

de previa licencia de la autoridad pública

personas jurídicas La norma no dejaba en claro si, no obstante carecer de personería jurídica, las simples asociaciones podrían ser sujetos de derecho. La Ley 17.711, mediante un agregado al antiguo texto, dejó en claro la situación: “Son sujetos de derecho, siempre que la constitución y designación de autoridades se acredite por escritura pública o instrumentos privados de autenticidad certificada por escribano público. De lo contrario todos los miembros fundadores de la asociación y sus administradores asumen responsabilidad solidaria por los actos de ésta

; pero esas asociaciones no tendrán el carácter que el Código da a las

En la nota, Vélez aclaraba: “Queda así a los particulares la libertad de hacer las asociaciones que quieran

Las simples asociaciones, entonces, no son personas jurídicas. Ello no obstante, si se constituyen con las formalidades que la norma señala (escritura pública o instrumento privado con firmas certificadas) se les reconoce una personalidad restringida (la ley dice que son sujetos de derecho) que, en la práctica, se traduce en la capacidad de contratar para la consecución del objeto y en la posibilidad de estar en juicio. Al no revestir la calidad de personas jurídicas, las deudas contraídas por la entidad deben ser afrontadas por los asociados, en la misma forma que en las sociedades civiles (el art. 46 “in fine” declara aplicables sus reglas en forma supletoria), esto es, la deuda se divide en partes iguales entre los socios (conf. art. 1747). Es decir, los asociados tienen responsabilidad ilimitada y subsidiaria, pero no solidaria. Si no se ha seguido en la constitución y designación de autoridades la forma prescrita por la ley, nos encontraremos ante simples asociaciones irregulares carentes de la personalidad restringida antes vista, lo que determinará que los asociados respondan en forma solidaria (a cualquiera de ellos puede serle exigido el pago del total de la deuda) por las obligaciones asumidas por la entidad.

Resumiendo, hay dos clases de asociaciones no reconocidas:

Las que son sujetos de derecho por su forma de constitución pero que no son personas jurídicas;

Las que no son ni personas jurídicas ni sujetos de derecho, que son las asociaciones irregulares.

ni sujetos de derecho, que son las asociaciones irregulares. Enlace Fallos Judiciales Asociaciones Civiles

Enlace

de derecho, que son las asociaciones irregulares. Enlace Fallos Judiciales Asociaciones Civiles

Fallos

Judiciales

Asociaciones Civiles http://www.garridocordobera.com.ar/swingers.htm

http://www.clarin.com/diario/2006/11/22/sociedad/s-03101.htm

Fundaciones

Hay fundación cuando se crea para una obra de interés social una persona jurídica a la que se afecta un patrimonio para la realización de dichos fines altruistas. Para nuestra ley, es una persona jurídica de carácter privado. La fundación es la afectación de un patrimonio al cumplimiento de un fin

altruista, determinado por su fundador en los estatutos. El fundador es la persona física o jurídica que destina ese patrimonio al fin de bien público. Por ello, el estatuto de la fundación tiende a asegurar el cumplimiento de la voluntad del fundador y determina las obligaciones de sus administra- dores para tal fin. Cobra aquí importancia fundamental el estatuto, pues

la fundación no tiene miembros. La base es entonces la existencia de un patrimonio del que se desprende su propietario (fundador) con fines altruistas.

La base es entonces la existencia de un patrimonio del que se desprende su propietario (fundador)

Instituto de Capacitación InmobiliariaIModalidad DistanciaICorredor InmobiliarioIDerecho Civil I

Pág.

48
48
INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA Al igual que las asociaciones, es una persona jurídica de carácter

INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA

Al igual que las asociaciones, es una persona jurídica de carácter privado cuyo objeto principal es el bien común, debe poseer patrimonio propio, debe ser capaz por sus estatutos de adquirir bienes, no debe subsistir exclusivamente de subsidios del Estado y es preciso que sea autorizada por éste para funcionar. La diferencia con las asociaciones es que las fundaciones no tienen miembros.

Al estar exentas del impuesto a las ganancias, muchas veces se desvía el uso de la figura de las fundaciones, no obstante lo cual, no puede negarse la utilidad social de estos entes. La base regulatoria de las fundaciones se encuentra dada por el Código Civil. Pero existe además una ley específica que las trata que es la 19.836. Así, el art. 1º reza: “Las funda- ciones a que se refiere el art. 33 del Cod. Civil son personas jurídicas que se constituyen con un objeto de bien común, sin propósito de lucro, mediante el aporte patrimonial de una o más personas, destinado a hacer posible sus fines. Para actuar como tales deberán requerir la autorización prevista en el art. 45 del citado Código.” La fundación no tiene miembros, es un patrimonio de afectación de bien público.

miembros, es un patrimonio de afectación de bien público. Sociedades civiles Las sociedades civiles son personas

Sociedades civiles

Las sociedades civiles son personas jurídicas de carácter privado, cuyo fin es realizar actos de la vida civil para obtener fin de lucro. Están definidas por el art. 1646 Cod. Civ.: “Habrá sociedad, cuando dos o más personas se hubiesen mutuamente obli- gado, cada una con una prestación, con el fin de obtener alguna utilidad apreciable en dinero, que dividirán entre sí, del empleo que hicieren de lo que cada uno hubiere aportado.” Es decir que tienen los siguientes caracteres:

Pluralidad de miembros;

Obligación de realizar aportes;

Obligación de participar en las pérdidas y en las ganancias;

Fin de lucro.

No requieran autorización expresa para funcionar ni se registran. Por esa razón se deben constituir mediante escritura pública.

esa razón se deben constituir mediante escritura pública. Sociedades comerciales Las sociedades comerciales son

Sociedades comerciales

Las sociedades comerciales son personas jurídicas de carácter privado, cuyo fin es ejercer el comercio para obtener fin de lucro. Están definidas por el art. 1º de la ley de sociedades comerciales Nº 19.550.: “Habrá sociedad comercial cuando dos o más personas en forma organizada, conforme a uno de los tipos previstos en esta Ley, se obliguen a realizar aportes para aplicarlos a la producción o intercambio de bienes o servicios participando de los beneficios y soportando las pérdidas.” Es decir que tienen los siguientes caracteres en común con las sociedades civiles:

Pluralidad de miembros;

Obligación de realizar aportes;

Obligación de participar en las pérdidas y en las ganancias;

Fin de lucro.

No requieren autorización para funcionar.

de lucro. • No requieren autorización para funcionar. Las diferencias con la sociedad civil son las

Las diferencias con la sociedad civil son las siguientes:

Tipicidad: las sociedades comerciales sólo pueden constituirse bajo alguno de los tipos sociales previstos por la ley 19.550, estos tipos son los siguientes: sociedad colectiva, sociedad en comandita simple, sociedad de capital e industria, sociedad de responsabilidad limitada, sociedad anónima, sociedad en coman-

Instituto de Capacitación InmobiliariaIModalidad DistanciaICorredor InmobiliarioIDerecho Civil I

Pág.

49
49
INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA dita por acciones. Pueden ser también sociedades donde participe de alguna

INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA

dita por acciones. Pueden ser también sociedades donde participe de alguna manera el Estado: Sociedad de Economía mixta; Sociedades del Estado; Sociedad anónima con participación estatal mayoritaria.

1. Se registran en el Registro Público de Comercio.

2. Se pueden constituir por instrumento público o privado.

Estas son las únicas personas jurídicas de carácter privado previstas por el Código Civil. Sin embargo, por leyes poste- riores, se crearon nuevas que son las cooperativas y las mutuales.

Cooperativas

La sociedad cooperativa es una entidad de carácter privado, formada por un grupo de personas que se asocia, sobre bases de solidaridad, igualdad, esfuerzo y trabajo mutuos, para brindar productos o servicios, primordialmente, a los propios socios. Estas sociedades persiguen como logro la satisfacción de necesidades de sus integrantes y sólo secundariamente un lucro.

de sus integrantes y sólo secundariamente un lucro. En las cooperativas el aspecto más importante es

En las cooperativas el aspecto más importante es el trabajo, a diferencia de las so- ciedades comerciales, donde el factor preponderante es el capital. En efecto, en una sociedad anónima, por ejemplo, el socio que más capital aporta es el que retira más ganancias. En las cooperativas, en cambio, los excedentes repartibles (diferencia en- tre el costo y el precio de los servicios prestados a los asociados) se distribuyen entre los socios en proporción al consumo hecho por cada uno o en proporción al trabajo

efectivamente prestado por cada uno. Las cooperativas son dotadas de personería por el Estado, a partir de su inscripción en el Registro Nacional de Mutua- lidades, que lleva el Instituto Nacional Asociacionismo y Economía Social - INAES. Se hallan reguladas por la Ley 20337, publicada en el Boletín Oficial del 15 de Mayo de 1973.

Mutuales

El art. 2 de la Ley 20321 (modificada por Ley 23566) establece que son asociaciones mutuales las constituidas libre- mente sin fines de lucro por personas inspiradas en la solidaridad, con el objeto de brindarse ayuda recíproca frente a riesgos eventuales o de concurrir a su bienestar material y espiritual, mediante una contribución periódica.

En realidad, se trata de una variante de las asociaciones civiles ya estudiadas que, en razón de la particularidad de su objeto y de su directa incidencia en la satisfacción de necesidades sociales, ha merecido el dictado de una norma regulatoria especial y la fiscalización por parte del Estado.

La asociación mutual es dotada de personería por el Estado, a partir de su inscripción en el Registro Nacional de Mutualidades, que lleva el Instituto Nacional Asociacionismo y Econo- mía Social - INAES.

en el Registro Nacional de Mutualidades, que lleva el Instituto Nacional Asociacionismo y Econo- mía Social

Instituto de Capacitación InmobiliariaIModalidad DistanciaICorredor InmobiliarioIDerecho Civil I

Pág.

50
50
INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA Actividad de Autoevaluación Consigna Resuelva los siguientes casos

INSTITUTO DE CAPACITACIÓN INMOBILIARIA

Actividad de Autoevaluación Consigna Resuelva los siguientes casos prácticos, teniendo en cuenta en cada uno

Actividad de

Autoevaluación

Consigna Resuelva los siguientes casos prácticos, teniendo en cuenta en cada uno que debe referir especialmente los con- ceptos teóricos estudiados que lo llevan a cada una de las consideraciones que realiza.

Caso Práctico N° 1 Usted es inmobliario y se presenta a su comercio una persona que le da la autorización para que usted venda un

inmueble de su propiedad. A los pocos días se presenta la esposa de esta persona, quien le manifiesta a usted que para sorprender a su marido, ella va a comprar dicho inmueble. 1) Indique usted si es posible realizar la operación de esta forma. Justifique. 2) De acuerdo a los conceptos de capacidad estudiados, indique si en el supuesto indicado nos encontramos frente

a algún tipo de incapacidad, caso afirmativo, califique la misma.

Caso Práctico N° 2

Usted es inmobiliario y tiene autorización del propietario para la venta de un hotel de pasajeros de 30 habitaciones

y la transferencia del fondo de comercio correspondiente a dicha explotación comercial. Se presenta un hombre

que acredita, con la documentación correspondiente, ser el representante legal de una Sociedad Comercial. Le ma- nifiesta que dicha persona jurídica adquirirá el inmueble para continuar explotándolo como hotel. Usted analiza la documentación de la Sociedad, y encuentra que su objeto social consiste en “fabricación, venta, distribución y exportación de instrumentos musicales de viento”. 1) ¿Es posible realizar la operación de venta del inmueble y la transferencia del fondo de comercio correspondiente a su explotación como hotel? ¿Por qué? Justifique. 2) De considerar en 1) que no es posible realizarla, ¿qué condiciones deberían cumplirse para que sí fuese posible?

Caso Práctico N° 3 Usted es inmobiliario y se presenta en su oficina una persona que quiere poner en venta un inmueble. Cuando us- ted realiza el estudio de la documentación correspondiente, comprueba que esta persona efectivamente es dueña de ese departamento en virtud de la sucesión de una persona que cuando tenía 69 años de edad fue declarada ausente con presunción de fallecimiento hace dos años atrás. 1) Indique si es posible realizar la operación. Justifique. 2) Indique en el mismo supuesto, si resulta posible alquilar el mismo inmueble.