Sei sulla pagina 1di 2

¿Podemos los hombres sentirnos embarazados…?

Mauricio Espinoza Marin Responsable de Comunicación, Ipas Bolivia

Al querer definir "paternidad" la respuesta debería tener cierta similitud con lo que viene a ser la "maternidad", pero es grande la diferencia con relación a dichos términos, puesto que por distintos motivos los hombres llegamos a asumir nuestra paternidad con nueve meses de retraso y luego a partir del nacimiento del nuevo ser nuestra responsabilidad se centra principalmente en terrenos de los roles sociales ya pre-determinados.

La responsabilidad que los hombres adoptamos como padres para con nuestros/as hijos/as es un tema poco trabajado aún a pesar de que esta función social encierra mucho del bienestar o la desdicha familiar.

Por ello cabe analizar cómo vivimos y asumimos hoy en día los hombres nuestra paternidad a partir inclusive de la concepción de este ser.

"Uno de cada tres hombres no sabe o no está seguro del número de mujeres que ha "

embarazado

(1)

En una sociedad patriarcal y machista como la nuestra, cuando nos referimos a la palabra embarazo generalmente la asociamos con la mujer, debido a que la externalidad del embarazo al cuerpo masculino permite una respuesta para los hombres, que es la de evadir directamente cualquier participación durante el curso del mismo y, por tanto, del inicio de la paternidad.

Las opciones masculinas contienen una opción no factible para las mujeres, cual es la de no participar durante el embarazo, por ello no es casual que en la mayoría de los casos los hombres que se involucran en este proceso lo vivan como una pérdida de tiempo y una contradicción con su trabajo e imagen pública.

El prestigioso investigador del Colegio de México, Juan Guillermo Figueroa, señala que uno de cada tres hombres no sabe en cuantos embarazos se ha visto involucrado. A partir de este dato podemos asumir que muchos hombres no hemos tenido las suficientes precauciones para saber, si en alguna parte existe un hijo nuestro o no, por tanto seguramente existimos varios que somos padres y ni siquiera estamos enterados de ello.

De igual manera, entre las opciones de paternidad o no paternidad, es posible que cuando optamos por la primera, exista la posibilidad de que tampoco hagamos nada, es decir, continuemos la vida "como si no hubiera pasado nada” y nos auto-excluyamos de este proceso. Los hombres carecemos de códigos para explicar qué nos significa el embarazo y el propio nacimiento del nuevo ser,

Y qué opina el personal de salud que atiende consultas prenatales y partos (2)

En conversaciones con algunos/as ginecólogos/as que trabajan en distintos servicios de salud de la ciudad de La Paz, la mayoría de ellos/as considera que es importante promover un mayor involucramiento de los hombres en el proceso de embarazo y parto de sus parejas, debido a que esto ayuda psicológica y emocionalmente a la mujer y favorece al desarrollo físico, sicológico e intelectual del recién nacido.

Sin embargo, aspectos como los horarios de atención, la infraestructura de los centros de salud, el poco tiempo que se dispone para las consultas y la falta de preparación de los hombres para apoyar este proceso se convierten en las insalvables dificultades que impiden la promoción de la participación masculina.

¿Podemos los hombres sentirnos embarazados…?

Es momento de que los hombres comencemos a ejercer la paternidad en la misma medida en que se ejerce la maternidad, lo cual además de significar un replanteamiento en el ejercicio de los roles demanda un profundo cambio en el terreno de los sentimientos.

Que un hombre se involucre asumiendo su paternidad conjuntamente la maternidad de la mujer, estimulan las habilidades y autoestima del recién nacido, contribuyendo además a una mayor interacción de los padres los cuales pueden llegar a desarrollar una mayor sensibilidad.

Por ello es preciso que comencemos a aceptar que el embarazo es un proceso que pueden experimentar también los hombres sin que por ello sean menospreciados por sus pares en los ámbitos considerados “públicos”.

Artículo elaborado en base a:

(1) Cervantes, Francisco. Artículo "Tendiendo Puentes". México D.F. (2) Apreciaciones extraídas de entrevistas realizadas a seis ginecólogos/as en la Investigación:

CISTAC - AVSC International. “Involucramiento de los hombres en el embarazo y parto”. La Paz, Bolivia.