Sei sulla pagina 1di 128

GLOBAL UNIVERSITY OF THEOLOGY

ÉTICA MINISTERIAL MODESTO AGUILAR MARTÍNEZ.
ÉTICA MINISTERIAL
MODESTO AGUILAR MARTÍNEZ.

PRÓLOGO

INTRODUCCIÓN

I N D I C E

CAPITULO I: LA ÉTICA FILOSÓFICA.

1. DEFINICIÓN DE TÉRMINOS.

1

 

1.1 Definición de Ética.

1.2 Definición de Moral.

1.3 Diferencia entre Ética y Moral.

2. RESEÑA HISTÓRICA DE LA ÉTICA FILOSÓFICA.

4

 

2.1 Principales Capítulos de la Ética Filosófica.

2.2 Los Problemas de la Ética Filosófica.

3. PERFIL INTERDISCIPLINARIO DE LA ÉTICA FILOSÓFICA.

7

 

3.1 Relación de la Ética Filosófica con otras Disciplinas.

3.2 En camino hacia la Ética Cristiana y Ministerial.

4. LA ÉTICA PROFESIONAL.

10

 

4.1

El Ministerio Cristiano como Profesión.

CAPITULO II: LA ÉTICA CRISTIANA.

 

ORIGEN DE LA ÉTICA CRISTIANA.

14

 

1.1

Primeras Enseñanzas de la Ética Cristiana.

2.

UBICACIÓN TEOLÓGICA DE LA ÉTICA CRISTIANA Y MINISTERIAL.

17

2.1

Ramas y Subramas de la Teología.

CAPITULO III: LA ÉTICA MINISTERIAL.

 

1. DEFINICIÓN DE ÉTICA MINISTERIAL.

19

 

1.1 ¿Que es un Ministerio según la Biblia?

1.2 ¿Quién es un siervo según la Biblia?

2. PRELIMINAR A LA ÉTICA MINISTERIAL.

24

2.1 La Conducta y Comportamiento en la Biblia.

2.2 Ejemplos de Conducta Ministerial.

1

CAPITULO IV: EL DECÁLOGO Y OTRAS LEYES.

1. ¿QUÉ ES EL DECÁLOGO?

29

2. CRITERIOS PARA AGRUPAR AL DECÁLOGO.

29

3. UN TESTIMONIO HISTÓRICO: LAS LEYES DE HAMMURABI.

30

3.1 Contenido del Código de Hammurabi.

3.2 Ejemplos de las Leyes de Hammurabi.

CAPITULO V: EL DECÁLOGO COMO BASE DE LA ÉTICA CRISTIANA Y MINISTERIAL

1. ¿QUÉ ES UN MANDAMIENTO?

34

2. LA PRAXIS DEL DECÁLOGO ES PARA HOY. 2.1 El Decálogo en la Biblia.

35

CAPITULO VI.- MÁS ALLÁ DEL DECÁLOGO.

1. EL AMOR PRÁCTICO Y GENUINO A DIOS. 1.1 La Práctica del Amor Ágape.

50

2. EL AMOR AL PRÓJIMO.

53

3. EL AMOR FRATERNO. 3.1 Más sobre el Amor Ágape.

56

CAPITULO VII.- LOS MÁS VULNERABLES

1.

LOS ANCIANOS.

64

1.1

Los Ancianos en el Mundo Antiguo.

1.2

Los Ancianos en la Biblia.

1.3

La Perspectiva Secular.

1.4

Animando a los de la 3ª Edad.

2.

JÓVENES Y JOVENCITAS.

75

2.1

La Juventud de Hoy.

3.

LAS VIUDAS.

82

3.1 Las viudas en el Antiguo Testamento.

3.2 Las viudas en el Nuevo Testamento.

2

CAPITULO VIII.- OTRAS OVEJAS VULNERABLES.

1. LOS POBRES Y LOS RICOS.

87

2. TERMINOLOGÍA SOBRE POBREZA Y RIQUEZA

88

3. HOMBRES RICOS EN LA BIBLIA.

89

4. LA POBREZA EN LA BIBLIA.

91

4.1 Origen y Causas de la pobreza.

4.2 Algunos Factores de la pobreza.

4.3 Solución al problema de la pobreza.

4.4 Aspectos Prácticos sobre la pobreza.

4.5 La Prosperidad y la Iglesia de hoy.

CAPITULO IX. CONCLUSIONES FINALES.

1. SOBRE

LA ÉTICA FILOSÓFICA.

101

2. SOBRE LA ÉTICA CRISTIANA.

102

3. SOBRE LA ÉTICA MINISTERIAL.

103

APÊNDICES

107

BIBLIOGRAFIA

109

APARATO CRÍTICO.

110

3

PROLOGO

En los últimos años me ha sorprendido el sumo interés en los ámbitos seculares por ahondar y poner en práctica los principios de la Ética en sus diversas actividades. Por ejemplo, hace apenas un par de años, una prestigiosa institución de estudios superiores aquí en México, realizó un Congreso Internacional sobre dicha disciplina, los ponentes en su mayoría fueron de origen europeo y de mucho peso intelectual.

En el ámbito eclesial no hay excepción, pues el interés por los temas éticos es algo normal. En la actualidad, la Iglesia de Cristo ve como se están dando con mayor incremento algunos fenómenos en la sociedad, tales como el divorcio, la aprobación de la ley de sociedades de convivencia, la despenalización del aborto, la clonación humana, la violencia intrafamiliar, la corrupción, la impunidad, el robo, etc.

La Iglesia de Cristo no es solamente observadora de lo que acontece en su alrededor, sino que en su interior se están dando escándalos, como son: El aumento de divorcios aun en sus mismos ministros, expulsiones de ministerios a causa de algún tipo de fraude, el maltrato y rechazo a ovejas vulnerables como pueden ser los ancianos, las madres solteras, las viudas, los divorciados y los ministerios de poco éxito o reconocimiento, la falta de ecuanimidad entre ricos y pobres, etc.

Por tanto, en esta tesis, propongo, presento, y explico los principios bíblicos de la Ética Ministerial como una necesidad presente en el cuerpo de Cristo, para así poder llevarlos al terreno de la práctica. Antes de considerar dichos principios he tomado en cuenta algunas partes relevantes de la Ética Filosófica y de la Ética Cristiana, para después

mencionado tema.

considerar de

lleno

al

4

He partido sobre la base de que la Biblia es la única fuente infalible que establece los parámetros de Conducta para el cristiano y para los Ministros en el Cuerpo de Cristo. propongo que la práctica del Decálogo es para hoy, y que su aplicación no ve fronteras culturales, denominacionales, dogmáticas, circunstanciales, o barreras de algún otro tipo que pudieran llevarnos a vacilar al respecto. También he considerado la necesidad del buen trato a grupos vulnerables presentes en el Cuerpo de Cristo, se ha enfatizado en algunos sectores específicos del mismo, a saber: Los ancianos, los jóvenes, las jovencitas, las viudas, los pobres y los ricos.

Todo este trabajo ha sido posible gracias a la inmensa bibliografía que existe sobre este tema, también es digno reconocer a la tecnología y el acceso relativamente fácil a las múltiples paginas Web que arrojan valiosa información al respecto, y por ultimo, es digno hacer notorio que las enciclopedias y diccionarios digitales en el ámbito eclesial y secular han formado parte de las obras de consulta.

Con la esperanza de contribuir positivamente en el terreno de la Ética Ministerial, he dedicado con suma seriedad la presente tesis, esperando que también llene las expectativas de la Universidad Global University.

Modesto Aguilar Martínez. México D. F. Año 2008.

5

I N T R O D U C C I O N

El tema fundamental de la presente tesis trata sobre la materia de la Ética Ministerial. Antes de considerar a dicha materia, fue necesario tomar en cuenta algunos datos relativos a la disciplina de la Ética Filosófica y de la Ética Cristiana, para posteriormente entrar de lleno al tema que nos ocupa. La razón fue por considerar necesario, en primer lugar, el conocer datos relativos a la manera de pensar de los intelectuales de la materia desde los inicios de la misma y hasta la fecha. Por otro lado, antes de hablar de la Conducta de los Ministerios en la actualidad, fue necesario conocer y mencionar cuales fueron las primeras normas bíblicas relativas a la Conducta y Comportamiento que observaban los primeros cristianos desde los difíciles inicios de nuestra era cristiana. Estos aspectos son considerados someramente en los dos primeros capítulos de la presente tesis.

Sin estos conocimientos previos, se podría caer en un vacío histórico de las dos Éticas ya mencionadas, y al hablar de lleno de la materia que nos ocupa, se haría tal vez con mas sentimiento u opinión personal que con un sólido fundamento, sin ni siquiera conocer tal vez la definición de Ética y Moral, la diferencia entre ambas, y por supuesto los puntos de comparación entre las tres Éticas. (Filosófica, Cristiana y Ministerial)

El trabajo mas extenso va del capitulo tres, al capitulo nueve, en ellos se aborda de manera un tanto explicita, lo relativo a los parámetros de la Conducta que deben observar los servidores de Dios, Conducta que tiene que ser llevada a lo práctico, para no caer en el terreno utópico y hacer del cristianismo una serie de teorías y sofismas que lleven a pensar que el cristianismo no es mas que una religión que entretiene a la gente y que carece de realidad y de vida, y que no pide una Conducta ejemplar a sus Ministros.

6

El capitulo lll, de manera especifica, se define que es la Ética Ministerial, quienes son ministros o siervos, cual es la diferencia entre Conducta y Comportamiento, y contiene ejemplos de algunos casos en la Biblia de cómo fue tanto la Conducta, como el Comportamiento de algunos servidores de Dios.

Los capítulos IV, V y VI, sustentan básicamente que la práctica del Decálogo es para hoy y que además es fundamental en lo relativo a la praxis de la Ética Ministerial. Junto con el Decálogo, se incluye la necesidad de hacer realidad la práctica del verdadero amor (Ágape), a Dios, al prójimo y a los fraternos. Se considera también con cierta profundidad cuales son las características de Amor Ágape.

Los capítulos VII y VIII, incluyen el como deben ser tratados determinados sectores de la Iglesia, a saber: Ancianos, viudas, jóvenes y jovencitas. De manera más enfática se considera el trato ecuánime a los ricos y a los pobres, toma en cuenta la existencia de una basta cantidad de versículos en la Biblia que hablan sobre la pobreza, riqueza, prosperidad y el dinero. No niega la realidad de la pobreza en la Iglesia, pero da las bases bíblicas para superarla en lo posible y sustenta que la prosperidad total es la voluntad de Dios para su Iglesia.

El capitulo IX, contiene las conclusiones del presente trabajo.

Básicamente, la metodología usada para la elaboración de la presente tesis consistió en la ardua documentación sobre el tema y la experiencia de casi tres décadas de Ministerio pastoral en diversas partes de México, por parte del autor, aunada a la experiencia, otro elemento ha sido la observación de la Conducta de los cristianos y los Ministerios de diversas denominaciones en México, dicha Conducta se ha manifestado a veces con falta de amor verdadero, falta de perdón e ignorancia sobre los principios bíblicos acordes a la Ética. En otros casos, tal vez muy pocos, las condiciones han sido de lealtad, unidad, amor verdadero, tolerancia, misericordia, perdón, restauración al caído, y por consecuencia, un buen testimonio ante el mundo inconverso.

7

Reconozco que aunque se puede ahondar e investigar más sobre el tema, sin embargo, las bases y principios bíblicos y cognitivos que se han incluido en la presente obra, nos han dejado un panorama mucho mas claro acerca de como debe ser practicada la Ética, tanto con el prójimo, con los fraternos, entre los Ministerios y sobre todo considerando el amor verdadero en nuestra relación con Dios.

El trabajo ha quedado un tanto limitado porque me hubiese gustado incluir algunos temas vanguardistas, tales como el calentamiento global y el cambio climático, el uso y aprovechamiento de los materiales reciclables, la guerra futura por el agua potable, la crisis futura por la falta de alimentos, entre otros temas. En esta ocasión ya no me fue posible, básicamente por haber delimitado el trabajo a cierto numero de paginas.

Considero que es importante que en los pulpitos cristianos se hable de estos temas, pues a reserva del cumplimiento profético y de la consumación de los tiempos, el cristiano debe ser luz y sal del mundo, y ante esta problemática que va aquejando eventualmente más y más a los habitantes de la tierra, considero positivo y ético, el hecho de que el cristiano y los Ministerios de la Iglesia, brillen en cualquier sitio donde se encuentren. Por tanto, los predicadores de la Palabra, bien pueden instruir al respecto y dar testimonio ante el mundo de que sabemos vivir en la tierra, porque un día vamos a vivir en el cielo.

Por ultimo, aclaro que todas las citas incluidas en el presente trabajo han sido tomadas de la Biblia Versión Reina Valera Revisada 1960 (RVR 1960), a menos que se indique

contrario.

lo

8

CAPÍTULO I: LA ÉTICA FILOSÓFICA

1. DEFINICIÓN DE TÉRMINOS.

Antes de desarrollar el presente trabajo sobre Ética Cristiana y Ministerial, es necesario definir desde la perspectiva secular cual es el significado de las palabras Ética y Moral. Siempre conviene abordar un determinado tema conociendo de antemano el significado de los términos, por dicha razón, consideraremos tanto el origen etimológico, como las definiciones de las palabras Ética y Moral, y la diferencia entre ambas.

1.1 DEFINICIÓN DE ÉTICA.

Ética ( D e l La t. e th ĭ cu s, y e ste d e l Gr. θικ ) ―Parte d e la filos o f í a q u e tra t a d e la mo ral y de las obligaciones del hombre. También se puede definir como: ―El conjunto de normas morales que rigen la conducta Humana.¹

Ética (Del griego ethika, de ethos, ―comportamiento, ―costumbre) ―Principios o pautas de la conducta humana, a menudo y de forma impropia llamada Moral (del latín mores, ―costumbre‖) y por extensión, el estudio de esos principios a veces llamado filosofía moral. ²

Partiendo de las anteriores definiciones encontramos algunos elementos comunes, y son: Los principios, las obligaciones y las normas morales; estos tres elementos nos encaminan a determinar o regir la conducta del hombre. Hablar de principios es tomar en cuenta a las normas o ideas fundamentales que rigen el pensamiento y conducta del hombre, mientras que las obligaciones nos conducen a hacer o a abstenernos de hacer,

9

lo establecido por las normas, y a su vez las normas son las reglas que el hombre tiene que seguir para tener un comportamiento y conducta aceptable.

Una definición nominal de la Ética sería: La ciencia de las costumbres, ya que estudia la bondad o maldad de los actos humanos, su objeto material de estudio son los actos humanos y su objeto formal es la bondad o maldad de dichos actos.

1.2. DEFINICIÓN DE MORAL.

Uno de los problemas a los que se enfrenta la Ética filosófica es la distinción entre Moral y Ética. Para algunos autores es lo mismo, para otros es diferente, en parte, dicha disyuntiva la podemos entender con base en la igualdad etimológica de ambos términos. Considerare a continuación la definición de la palabra Moral, y posteriormente tomaremos en cuenta las diferencias entre ambos términos.

M or a l. ( D e l la t . m o rāl i s ) . ―Perte ne c i en t e o r e la t ivo a las a cci o ne s o c a rac t e res d e las personas, desde el punto de vista de la bondad o malicia. También se puede definir como: ―La ciencia que trata del bien en general, y de las acciones humanas en orden a bondad o malicia. ³

La moral nos habla de normas de conducta y considera la bondad o maldad de las acciones del hombre, es decir que tanto la Ética, como la Moral, etimológicamente significan lo mismo, y por lo anterior, ambas palabras nos podrían conducir a la conclusión de que es lo mismo lo uno, como lo otro.

En el presente trabajo considero que no tendremos lugar para tal disyuntiva, puesto que mas allá de nacionalidades, criterios, modas, épocas, culturas, nivel académico, estratos sociales, sectas, corrientes filosóficas, enfoques teológicos, escuelas de pensamiento u otros factores que pretendan moldear nuestras manera de pensar y de actuar, tenemos como fundamento y parámetro un recurso de origen Divino e infalible, y

es

la

Palabra

inspirada

de

Dios.

10

1.3

DIFERENCIA ENTRE ÉTICA Y MORAL.

Etimológicamente significan lo mismo, pero actualmente se ha diversificando y lo que hoy conocemos como Ética es el conjunto de normas que nos vienen del interior y la Moral las normas que nos vienen del exterior, o sea de la sociedad. Para distinguir con mas claridad a ambas, es necesario considerar sus características, sus semejanzas y las diferencias de cada una de ellas. 4 Características de la Moral: Moral es un conjunto de normas que se transmiten de generación en generación, evolucionan a lo largo del tiempo y poseen diferencias con respecto a las normas de otra sociedad y de otra época histórica, estas normas se utilizan para dirigir la conducta de los integrantes de dicha sociedad.

Características de la Ética: Es un conjunto de normas que son el principio y razón que un individuo ha realizado y establecido como una línea directriz de su propia conducta.

Semejanzas y Diferencias entre Ética y Moral: En ambas se trata de normas, percepciones, deber ser. La Moral es un conjunto de normas que una sociedad se encarga de transmitir de generación en generación y la Ética es un conjunto de normas que un sujeto ha esclarecido y adoptado en su propia mentalidad.

Difieren en tres puntos:

Uno: La Moral establece sus normas en el seno de una sociedad y ejercen una fuerte influencia en la conducta del ciudadano. La Ética surge en la interioridad de una persona como resultado de su propia reflexión y su propia elección.

Dos: La Moral es un conjunto de normas que actúan en la conducta desde el exterior o desde el inconsciente. La Ética influye en la conducta de una persona desde su misma conciencia y voluntad.

Tres: En las normas morales impera el aspecto prescriptivo, legal, obligatorio, impositivo, coercitivo y punitivo. Es decir en las normas morales destaca la presión

11

externa. En las normas éticas destaca la presión del valor captado y apreciado internamente como tal. El fundamento de la norma Ética es el valor, no el valor impuesto desde el exterior, sino el descubierto internamente en la reflexión de un individuo.

2.- RESEÑA HISTÓRICA DE LA ÉTICA FILOSÓFICA.

Aunque la Ética es una disciplina de alcance mundial, nos ocuparemos y básicamente del terreno ético en el ámbito de la civilización occidental. Es digno mencionar que cada cultura ha desarrollado un modelo ético propio a través del tiempo, lo cual en el pasado y en épocas mas recientes ha llevado y sigue llevando a grandes pensadores al estudio y a las interrogantes sobre temas relacionados con el bien y el mal.

La Ética apareció como disciplina filosófica en la época de la Grecia clásica (S. V a. C.). y desde entonces han existido grandes intelectuales en el mundo que han escrito grandes obras al respecto, entre ellos han destacado los siguientes:

1)

Confucio (551- 479 a.C.) Filósofo Chino.

2)

Platón (427-347 a. C.) Filósofo Griego.

3)

Avicena (980-1037) Filósofo y Medico Islámico Persa.

4)

Maimónides (1135-1204) Filósofo, Matemático y Físico Hispanojudío.

5)

Nicolás Maquiavelo (1469-1527) Historiador y Filósofo político Italiano.

6)

Baruch Spinoza (1632-1677) Filósofo y Teólogo Holandés

7)

Immanuel Kant (1724-1804) Filósofo Alemán.

8)

Soren Kierkegaard (1813-1855) Filósofo y Teólogo Danés,

9)

Bertrand Russell (1872-1970) Filósofo, Matemático y Escritor Británico

10)

José Ortega y Gasset (1883-1955) Filósofo y Ensayista Español. 5

Todos ellos buscaron respuestas a preguntas relacionadas con el bien, el mal, el deber, la libertad humana, la motivación del hombre para realizar tal o cual acción, etc. El

12

tiempo que abarca la vida de estos intelectuales va desde el Siglo V a. C., al XX d. C., es decir, un periodo aproximado de 2500 años.

A pesar de todo este tiempo en que se ha tratado a la Ética como una disciplina por los

representantes de la Filosofía, la Teología Sacra, y la Medicina, entre otras ciencias, los intelectuales aun no se ponen de acuerdo sobre cual es la norma final que debe regir a la conducta humana, ni saben con toda certeza cual es el agente motivador que le impele a actuar de tal o cual forma.

2.1 PRINCIPALES CAPÍTULOS DE LA ÉTICA FILOSÓFICA.

Hablar de capítulos en un libro, una materia o incluso en una ciencia, es separar o dividir el contenido de dichos libros, materias o ciencias para el mejor orden y la mayor comprensión de los mismos. En la Ética Filosófica no hay excepción, pues también encontramos una extensa división de capítulos en esta disciplina. Los capítulos que presento a continuación pudieran no abarcar la totalidad de los mismos, según el criterio de los diversos autores, pero he puesto los que considero de mayor relevancia. Por otra parte, únicamente me avocare a hablar parcamente de los capítulos que más nos acercan a la Ética Cristiana y Ministerial, conforme al perfil de la presente tesis. (Los capítulos que considero de manera sucinta, aparecen con un asterisco sencillo, y

en el capitulo en el cual aparecen dos asteriscos, hago conducentes al desarrollo de la Ética Cristiana y Ministerial)

comentarios

previos

Estos son los capítulos:

La Ética y su Método Los Criterios de la Conducta Humana El Horizonte Filosófico de la Ética

Los Actos Humanos El Concepto de Libertad

Los Obstáculos de la Libertad Las Pruebas de la Libertad y el Determinismo

El Valor Moral

La Objetividad del Valor

13

La Bipolaridad de los Valores La Preferibilidad de los Valores La Jerarquización de Valores

El Problema del Mal

La Obligación Moral Los problemas de la Ética filosófica. *

El perfil interdisciplinario de la Ética Filosófica. *

Ética Profesional. **

2.2 LOS PROBLEMAS DE LA ÉTICA FILOSÓFICA.

La existencia de las normas morales siempre ha afectado al hombre, pues desde pequeños captamos por diversos medios la existencia de las mismas, y de hecho, somos afectados por ellas en forma de consejo, de orden o en otros casos como

siempre con el propósito de orientar o determinar la

obligaciónes o prohibiciónes, conducta humana.

Como las normas morales existen en la conciencia de cada uno, provoca que existan diferentes puntos de vista y por consecuencia problemas en el momento de considerar las diferentes respuestas existenciales que ejercen las personas frente a ellas. Algunos de estos problemas son:

La Diversidad de Sistemas Morales: Este se da por el pluralismo que existe en las tendencias frente a un mismo acto, esto es que, para cuando algunas personas un acto

es lo correcto, para otros es inmoral, por ejemplo el divorcio, el aborto, la eutanasia, etc.

O sea la pregunta que normalmente se hace una persona que rige su conducta en base

a las normas morales es ¿Cuál es el criterio para escoger una norma o la contraria?

La Libertad Humana: La libertad humana no es del todo real, ya que todo individuo está de cierta forma condicionado por una sociedad en la cual toda persona actúa bajo

una presión social, cultural o laboral; aunque considerando a la ética y la moral, permite conservar una conciencia, misma que permite a una persona actuar en base a un criterio propio. El problema está en la incompatibilidad de la libertad humana y las

el deber ser.

normas morales, o

sea

en

el

ser

y

14

Los Valores: De este problema surgen numerosas interrogantes pero el problema radica principalmente en la objetividad y subjetividad de los valores, o sea, que existen cuestionamientos sobre si ¿Los valores son objetivos?, ¿Los valores existen fuera de la mente de tal manera que todo hombre deba acatar los valores ya definidos?, o si los valores son subjetivos porque ¿Dependen de la mentalidad de cada sujeto? También existe otro aspecto, su conocimiento, ¿Cómo podemos conocer los valores? y en sí ¿Cuál es su esencia? El Fin y los Medios: Muchos sostienen la importancia del fin, de forma tal que todo medio es aceptable si se ejecuta para obtener un fin bueno, esto se conoce como la tesis maquiavélica "El fin justifica los medios", pero con esto lo único que ocurre es que se sobrevaloran las "buenas intenciones" de un acto, que es parte del interior del ser y se descuida el aspecto externo del acto (Intenciones y Finalidades). Con esto de manera categórica, la Ética sustenta que: "El fin jamás va a justificar los medios".

La Obligación Moral: Se liga con el tema de los valores ya que normalmente se dice que lo que se hace por obligación, pierde todo mérito, en cambio, cuando se realiza por propio convencimiento, adquiere valor moral. Con esto se da a entender que la obligación moral le quita al hombre la única posibilidad de ser el mismo, de cuerdo con su propia moralidad y con su propio criterio. Pero hay que aclarar también que una cosa es la obligación entendida como corrección externa y otra como la obligación basada en la presión interna que ejercen los valores en la conciencia de una persona.

3. PERFIL INTERDISCIPLINARIO DE LA ÉTICA FILOSÓFICA.

Muchas disciplinas del saber humano se relacionan a su vez con otras disciplinas. Por tanto, La Ética no es una materia aislada de otras disciplinas. En esta parte especifica se aclara cuales son los límites de esta ciencia y se intenta mostrar los terrenos más allá de sus fronteras. Veamos a continuación su relación con algunas disciplinas.

3.1 RELACIÓN DE LA ÉTICA FILOSÓFICA CON OTRAS DISCIPLINAS.

15

1.

Su relación con la Psicología: La Psicología estudia los actos humanos, los

explica en el aspecto del hecho, la Ética se interesa en las normas de derecho de ese acto. La Psicología estudia el acto como objeto material, el por qué ocurre. La

Ética estudia la bondad o maldad de dichos actos y dicta normas acerca de cómo deben ser los actos.

2. Su relación con la Sociología. La Sociología estudia el comportamiento del

hombre en forma global, es una ciencia de hechos, mientras que la Ética es una

ciencia de derechos.

3. Su relación con Derecho: El derecho es un conjunto de normas que rigen la

conducta humana y se parece a la Ética, sin embargo, difieren entre las normas

propias de cada una. Existen cuatro diferencias principales:

a) Las normas de la Ética son Autónomas, las del Derecho son Heterónomas. En la Ética cada individuo debe darse sus propias normas, en el Derecho las normas provienen de una autoridad diferente al individuo.

b) Las normas de la Ética rigen aspectos internos, las del Derecho aspectos externos.

c) Las normas de la Ética son Unilaterales, las del Derecho son Bilaterales. En la Ética cumplir una norma no implica el surgimiento de un derecho o una obligación por parte de otras personas, en el Derecho es lo contrario.

d) Las normas de la Ética son incoercibles, las del Derecho son coercibles. En la Ética las normas tienen un carácter obligatorio pero generalmente no conducen a un castigo explícito en el caso de incumplimiento, en el Derecho, la autoridad que ha establecido normas civiles, tiene la facultad de exigir el cumplimientos de ellas, y para llevar a cabo dicha tarea, impone vigilancia, fiscalización, sanciones, etc.

4) Su relación con la Economía. La Economía es la ciencia que trata de la producción, distribución y consumo de los bienes materiales. La Ética se relaciona con ella en el aspecto de la vida del ser humano: Su subsistencia, su lucha diaria por el alimento, la

16

vivienda y el vestido. La Economía y la Ética tienen que ir entrelazarse en armonía para evitar la explotación del trabajador y la marginación del asalariado, entre otros aspectos.

5) Su relación con la Pedagogía: La Pedagogía es la Ciencia se ocupa de la educación y la enseñanza. La Ética dicta que es lo que hay que hacer, la Pedagogía muestra el modo en que podemos lograr lo propuesto por la Ética. 6) Su relación con la Teología. La Teología en este caso la teología Moral, trata de la valoración moral de los actos humanos, mismo tema que el de la Ética, pero esta última utiliza la razón como instrumento de su estudio, mientras que la Teología Moral, además de la razón, utiliza los datos de la Fe, la Biblia y otras fuentes afines.

7) Su relación con la Religión: La religión desea lograr la relación entre el hombre y Dios. Busca un contacto íntimo de la persona con un Ser infinito, del cual procede y ante el cual quiere allegarse. La Ética se relaciona con la religión, porque cuando una persona en contacto íntimo con Dios obtiene la guía personal de su conducta correcta y pisa el terreno de los valores, recibe la fortaleza para conducirse en la vida diaria. La Religión institucionalizada contiene una serie de preceptos con un alto valor moral, como son la caridad, la humildad, el sentido comunitario, la compasión, la piedad, etc.

Es por esto qué la Ética y la Religión guardan una estrecha relación, pero la Ética filosófica procura mantener su autonomía con respecto a las normas morales que pueden surgir a partir de la Religión, sea esta última, una vivencia o una institución.

3.2 EN CAMINO HACIA LA ÉTICA CRISTIANA Y MINISTERIAL

Las siete disciplinas que he considerado con anterioridad no son todas las que podrían relacionarse con la Ética Filosófica. He considerado las de mayor relevancia buscando un acercamiento al tema fundamental de la presente tesis. Cada una de ellas sustenta ciertos criterios que nos conducen a una interrelación no solo con la Ética filosófica, pues analizando dichos sustentos, considero que cada una de ellas aporta en parte un criterio muy cercano a lo que podría empezar a visualizarse como Ética Cristiana y que más tarde nos llevaría al terreno de la Ética Ministerial. Por ejemplo:

17

En la Psicología: Tomaremos en cuenta la Conducta y el Comportamiento humano.

En la Sociología: Entender que parte del papel de la Iglesia en el mundo (Gr. Ek- Kaleo: “Llamados fuera de”, No quiere decir aislarnos de nuestro entorno social, ni de sus normas de vida en comunidad por el hecho de ser cristianos, siempre que esas normas no sean contrarias a los principios que establece la Sagrada Escritura.

En el Derecho: Aceptamos las normas como heterónomas porque provienen de Dios, y

porque se aplican derechos, responsabilidades y penalidades en caso de violación a las normas establecidas tanto por el Derecho como por las normas de parte de Dios.

En la Pedagogía: Debemos aplicar las técnicas de enseñanza en la labor discipulara y

en la capacitación de los futuros ministerios, y no sustentar principios de enseñanza subjetiva o poco pedagógicas.

En la Economía: Debemos abstenernos de obtener ganancias deshonestas, así como el realizar proyectos sin una base financiera, es decir; Solo por la Fe”.

En la Teología: Consideraremos la ubicación de la Ética Cristiana y Ministerial en el marco de la Teología Pragmática o Práctica. (No en la Teología Moral)

Religión. Aunque en el Nuevo Testamento la palabra religión solo aparece cuatro veces, toca aspectos claves y prácticos de la buena conducta y comportamiento del

hombre, dichos aspectos son de alto valor moral y ético.

4. ÉTICA PROFESIONAL

Este capitulo hace referencia a la buena Conducta y buen Comportamiento laboral que debe observar un profesionista al ejercer sus tareas o profesión ante su corporación o centro de trabajo. El termino profesión se define así: ―El empleo, facultad u oficio que

una persona tiene y ejerce con derecho a retribución. 6

18

En un sentido amplio la palabra abarca desde los egresados de estudios universitarios,

hasta los oficios y trabajos permanentes y remunerados, aunque no requieran un título

universitario. En virtud de su profesión, el individuo ocupa un status que le otorga

deberes y derechos específicos. A continuación considero cinco aspectos relacionados

con la Ética Profesional.

1) La Vocación: Es la disposición que hace a un individuo apto para una determinada actividad profesional. Se define así: ―Es la inclinación a cualquier estado, profesión o

carrera‖ 7

Elegir de acuerdo a la propia vocación puede ser una parte del tan buscado éxito

laboral. En cambio, la elección de una carrera profesional sin tomar en cuenta las

cualidades y preferencias, sino por gustos de los padres, los intereses de la familia, u

otros factores, podrían llevar a un fracaso o insatisfacción al futuro profesionista.

2) Finalidad de la Profesión: Es el bien común, sin este fin, una profesión se convierte

solo en un medio de lucro o de honor, o tal vez en un instrumento de degradación moral

de parte del profesionista.

3) El Propio beneficio. Es ideal tomar en cuenta el agrado y el beneficio de la

profesión, aunque a veces no se insiste tanto en este aspecto, y esto es porque el

individuo puede inclinase por naturaleza a considerar solo su provecho personal.

4) Capacidad profesional. Un profesional debe ofrecer una preparación especial en

tres aspectos: La capacidad intelectual, la capacidad moral y la capacidad física.

a) Capacidad intelectual: Es el conjunto de conocimientos que dentro de su profesión,

hacen apto al individuo para desarrollar trabajos especializados. Los conocimientos se

adquieren básicamente en los estudios universitarios, pero se deben actualizar siempre.

b) Capacidad moral: Es el valor del profesional como persona, lo cual da una dignidad,

seriedad y nobleza a su trabajo. Abarca la honestidad en el trato y en los negocios, no

sólo en el sentido de responsabilidad en el cumplimiento de lo pactado, sino la

capacidad para calificarle como un digno profesionista y buena persona a la vez.

19

c)

Capacidad física: Se refiere principalmente a la salud y a las cualidades somáticas

necesarias para funcionar con eficiencia y eficacia en la actividad del profesionista.

5) Los deberes profesionales: Guardar un secreto profesional es un deber, otro deber es no divulgar la información que le fue confiada al profesional, esto es con el fin de no dañar al cliente o a terceros. El profesionista debe evitar defender causas injustas, debe evitar el usar sus conocimientos como medios del crimen y del vicio, producir artículos o dar servicios de mala calidad, proporcionar falsos informes, engañar, hurtar, etc.

4.1 EL MINISTERIO CRISTIANO COMO PROFESIÓN.

¿Es el Ministerio Cristiano una Profesión? ¿Requiere alguna Preparación Teológica y Académica? ¿Es suficiente la Unción, Vocación y Llamado Divino al Ministerio? Posiblemente exista más de una respuesta objetiva a cada una de estas interrogantes. Pero tomando en cuenta la definición secular de lo que es una profesión, el Ministerio Cristiano, (Llámese Apóstol, Profeta, Evangelista, Pastor, Maestro, Director de Coro, etc.), es una profesión, porque el ejecutante ha recibido cierta instrucción y tiene derecho a una retribución.

Tiene sus bemoles, ya que en algunos grupos la preparación es el ayuno, la oración, el “dedazoen cualesquier parte de la Biblia para “enseñarlaal pueblo, o la interpretación subjetiva de las Sagradas Escrituras, mientras que en algunas Denominaciones, se va escalando de acuerdo a la antigüedad y al nivel Teológico y Académico hasta llegar a ser “Ministro Ordenado”. Por otro lado, la retribución puede ser por “Ofrendas de Amor” o “Por Fe”, mientras que en otros lugares se asigna al Ministro un sueldo de acuerdo al tipo de trabajo, aunque también es factible en la actualidad el encontrar a Ministerios que establecen sus condiciones y sus propias tarifas para después ministrar.

Desde la perspectiva de la Ética Cristiana y Ministerial y considerando secularmente lo que sustenta la Ética Profesional, el Ministerio Cristiano si es una profesión, y mas que una Profesión, puesto que son mas los requisitos que exige el Ministerio en algunos

20

aspectos que los requisitos que se piden en una Profesión Secular. Al respecto, dos autores de antaño nos dejaron valiosa información en sus obras las cuales aun sirven como libros de texto en la formación de los futuros ministros en algunas instituciones de formación Teológica. El primero de ellos es Alejandro Treviño, Él dice que el Ministro como predicador debe reunir al menos tres requisitos: Ser convertido, Tener el llamado Divino al Ministerio y Tener pureza en la enseñanza. En cuanto a la preparación toca tres aspectos, el físico, el intelectual y el espiritual, y comenta lo siguiente:

Preparación Física: Recomienda el dormir bien, el alimentarse de manera sabia y el hacer ejercicio físico, y añade: Muchos predicadores, aunque estén bien preparados intelectualmente y espiritualmente, no tienen el éxito que debieran por la falta de salud

sica‖ 8

Preparación Intelectual: Considerando el criterio de la obra citada, no se mencionan por nombre algunas ciencias que en la actualidad considero muy esenciales, tales como: Informática, Psicología y Ciencias Políticas. Treviño dice así: ―El predicador debe tener buen caudal de conocimientos generales… de ciencia, historia, literatura, lógica,

etc., pues le serán útiles en la predicación9

Pre pa rac ión Es piritua l: ―Antes q u e n ad a e l p re d icad o r n e ce sita tene r un c on o cimie n to profundo de la Palabra de Dios y no menos importante es la oración10

Por otra parte el llamado Príncipe de los predicadores, Carlos Spurgeon, de origen Ingles y gran autor prolífico (Escribió unos 200 libros), refiriéndose en una de sus obras literarias a la vocación del Ministro, considera que este debe tener al menos tres elementos que integran su vocación ministerial, y son: Un deseo intenso, que todo lo absorba, de emprender esa obra; Debe tenerse aptitud de enseñar, y en cierto grado las otras cualidades necesarias par el desempeño del cargo de instructor publico11

En resumen considero que las respuestas a las preguntas planteadas al principio de este punto, deben ser las siguientes: El Ministerio Cristiano si puede considerarse como una profesión, si se requiere una sólida preparación Teológica y Académica, y no es del

21

todo suficiente la vocación, la oración, la pasión por las almas, la unción del Espíritu de Dios y el llamado Divino al Ministerio, sino que se requiere, una actualización constante de información que haga del Ministro un digno profesionista eclesial. Un diploma no da el llamado al Ministerio, pero si da más credibilidad a ese llamado Divino.

CAPÍTULO II: LA ÉTICA CRISTIANA

1.- ORIGEN DE LA ÉTICA CRISTIANA.

El advenimiento del Cristianismo y su avance rápido a través del mundo en tan solo un siglo, marcó toda una revolución en la Ética al introducir una concepción espiritual de lo bueno en el pensamiento occidental, la igualdad de la raza humana ante los ojos del Dios de los cristianos, el respeto al gobierno humano, la enseñanza de la no venganza, la consideración al pobre, al huérfano, a la viuda y al extranjero, entre muchas otras enseñanzas, marcaron un alto y a su vez un cambio en el Código de Conducta de los seguidores del Cristianismo.

En la postura cristiana, el creyente depende de Dios y no puede alcanzar la bondad por medio de la voluntad o la inteligencia, sino sólo con la ayuda Divina. No depende de algún punto de vista humano para normar la conducta del creyente, depende de la normatividad Divina la cual se expresa en la Biblia. Entre las primeras enseñanzas más relevantes de la Ética Cristiana tenemos las que a continuación mencionaremos.

1.1 PRIMERAS ENSEÑANZAS DE LA ÉTICA CRISTIANA.

La proclamación del mensaje y las enseñanzas del Evangelio de Jesucristo fueron en un principio transmitidas de manera oral, al no existir un escriba detrás de Jesús, que recopilase cada una de sus palabras y que luego repartiese en forma escrita cada uno de sus sermones, solo quedo el recurso oral para transmitir la Doctrina de Jesucristo.

Fue entre los años 50 y 75 d. C. la fecha en la cual se cree que se escribió el Evangelio Según San Mateo; mientras que el Evangelio Según San Lucas se escribió entre los años 59 y 75 d. C. Por tanto, al inicio, únicamente se podía contar con escasos tópicos

22

en el terreno Ético. Al paso del tiempo aumentaron las enseñanzas y el fundamento fue de los Evangelios al Canon del Nuevo Testamento, sin dejar en el olvido algunos de los principios de conducta y comportamiento mencionados en el Antiguo Testamento. Entre las primeras enseñanzas de la Ética Cristiana, tenemos las siguientes:

1) La regla de oro. Así que, todas las cosas que queráis que los hombres hagan con vosotros, así también haced vosotros con ellos; porque esto es la ley y los profetas. (Mat. 7.12)

2 ) El a m o r a l pró j imo y a los e ne m igo s . ―Oí st e is q u e fu e d ic h o : A m a rás a tu p rój i m o , y aborrecerás a tu enemigo. Pero yo os digo: Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os aborrecen, y orad por los que os ultrajan y os persiguen. (Mt. 5. 43,44)

3) La enseñanza de Jesús sobre el Amor verdadero a Dios. ―Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma y con toda tu fuerza y con toda tu mente, y a tu prójimo como a ti mismo(Lc. 10,27)

4)

es de César, y a Dios lo que es de Dios. Y se maravillaron de él‖ (Mr. 12.17)

El respeto a la Autoridad Civil: Respondiendo Jesús, les dijo: Dad a César lo que

5) Las Bienaventuranzas. (Ver Apéndice: Lecciones Clave del Sermón del Monte) ―Viendo la multitud, subió al monte; y sentándose, vinieron a él sus discípulos. Y abriendo su boca les enseñaba, diciendo:

Bienaventurados los pobres en espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos. Bienaventurados los que lloran, porque ellos recibirán consolación. Bienaventurados los mansos, porque ellos recibirán la tierra por heredad. Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados. Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia. Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios. Bienaventurados los pacificadores, porque ellos serán llamados hijos de Dios. Bienaventurados los que padecen persecución por causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos. Bienaventurados sois cuando por mi causa os vituperen y os persigan, y digan

23

toda clase de mal contra vosotros, mintiendo. Gozaos y alegraos, porque vuestro galardón es grande en los cielos; porque así persiguieron a los profetas que fueron antes de vosotros. (Mat. 5.1-12)

―Y a l z and o l o s o jos h a cia s u s d isc í pu los, de c í a : Bi e na v en t u ra do s v o s o tros los pobr es , porque vuestro es el reino de Dios. Bienaventurados los que ahora tenéis hambre, porque seréis saciados. Bienaventurados los que ahora lloráis, porque reiréis. Bienaventurados seréis cuando los hombres os aborrezcan, y cuando os aparten de si, y os vituperen, y desechen vuestro nombre como malo, por causa del Hijo del Hombre Gozaos en aquel día, y alegraos, porque he aquí vuestro galardón es grande en los cielos; porque así hacían sus padres con los profetas. (Lc.6.20-23)

El Sermón del Monte abarca otros tópicos y no solo las Bienaventuranzas, pues va del capitulo cinco al capitulo siete del Evangelio según San Mateo, es decir; son tres capítulos completos y un total de ciento once versículos, los que forman el contenido del mencionado Sermón del Monte. Otra referencia es el “Sermón del llanodel Evangelio según San Lucas. (Lc. 6.17-46). Si ambos pasajes son considerados y sumamos los temas, estos obviamente aumentan. Entre los tópicos mencionados podemos encontrar algunos como: La sal y la luz del mundo, la ira, el adulterio, el divorcio, los juramentos, el ayuno, la oración, la limosna, la critica, el afán, etc.

Estos versículos de la Biblia contienen una normativa de origen divino que a la postre traería todo un cambio en el sistema de vida y conducta de los primeros cristianos. Entre otros aspectos se consideran los siguientes:

El trato reciproco entre el creyente y el prójimo. (Mat. 7.12)

El mandato de Amar al enemigo, bendecir a quien nos maldice y orar por quien nos ultraja y persigue. (Mt. 5. 43,44)

El amor supremo (Ágape) que debe rendirse a Dios.

La postura del cristiano frente a la autoridad civil representada por los emperadores romanos. Para el cristiano el emperador, no era ni Dios, ni Señor, y a pesar de sus posibles fallas debería ser considerado un representante de la autoridad civil.

24

Las Bienaventuranzas, que consideran básicamente tres aspectos:

a) Una declaratoria de bendición. “Bienaventurados”

b) Una condición de vida actual. Pobres, misericordiosos, pacificadores, mansos, etc.

c) Las razones por las que los protagonistas serian considerados bendecidos.

2. UBICACIÓN TEOLÓGICA DE LA ÉTICA CRISTIANA Y MINISTERIAL.

El término Teología deriva de dos palabras griegas: Theos (), Dios y Logos

(Discurso o tratado, originalmente refiriéndose a un discurso acerca de Dios.

Definiciones de Teología:

―Es la presentación sistemática de las doctrinas de la fe cristianaSamuel Wakefield. 12

―Es la exhibición de los hechos de la Escritura en su orden propio y relación con los principios o verdades generales involucradas en los hechos mismos que llenan y

armonizan el todo. Carlos Hodge. 13

―La ciencia de Dios y de las cosas divinas, basado en la revelación hecha al hombre por medio de Jesucristo y sistematizada en sus varios aspectos dentro de la Iglesia

Cristiana. William Burton Pope. 14

Definición propia: Es la presentación ordenada de la verdadera revelación de Dios al

hombre a través de decretos, principios de vida, profecías infalibles, conocimientos y sabiduría que conducen al hombre a la comunión con su Creador y a la vida Eterna con

Dios‖

Divisiones de la Teología:

Convencionalmente y por motivos de estudio los teólogos han agrupado a las doctrinas

de la fe cristiana, es decir, la Teología, en cuatros grandes ramas, a saber: La Teología Sistemática, La Teología Bíblica, La Teología Histórica y la Teología Pragmática o

Práctica. (Otros eruditos añaden la Teología Natural y La Teología Exégetica).

25

De manera específica tanto la Ética Cristiana, como la Ética Ministerial se ubican en la

llamada Teología Pragmática o Práctica. Esto es, porque las enseñanzas de ambas

Éticas no deben quedar en el terreno de lo teórico, sino en la vida práctica de todo

cristiano y de todo Ministro de la Palabra.

2.1 RAMAS Y SUBRAMAS DE LA TEOLOGÍA.

El siguiente cuadro tiene como propósito proporcionar una visión panorámica de las

materias que se incluyen en las subramas de la Teología, y estas a su vez, derivadas

de las ramas de la Teología. También es de provecho el ubicar a la Ética Cristiana y

Ministerial en el marco de los estudios teológicos.

TEOLOGÍA

BÍBLICA

SISTEMÁTICA

PRAGMÁTICA

HISTÓRICA

Exégesis Bíblica.

Teología Propia.

Bibliologia

Doctrinas o símbolos de la Iglesia.

Critica Textual

Antropología Bíblica.

Rudimentos de la

Bíblia.

Hamartiologia.

Fé.

 

(Gn.Apc)

Soterologia.

Evangelismo.

Liturgia.

Cristologia.

Homiletica.

Pneumatologia.

Hermenêutica.

Historia de la Iglesia.

Eclesiologia.

Teologia Pastoral.

Angelologia.

Psicologia Pastoral.

Demonologia.

Ética Cristiana.*

Escatologia.

Ética Ministerial. *

Apologética.

Sectas Modernas.

Como la clasificación anterior es convencional no se ha dicho la última palabra al

respecto. Puede ser que para el criterio de algunos eruditos algunas de las materias no

contempladas aquí deberían ser incluidas, tal es el caso de la Tipología, el Discipulado

y la Pedagogía, entre otras. Puede darse el caso también de que alguna materia de las

ya mencionadas debería clasificarse en otra posición, por ejemplo, la Liturgia, en la

26

rama de la Teología Pragmática y no en la Histórica. En lo que no cabe duda, es que la Ética ya sea Cristiana o Ministerial, debe ubicarse en el terreno de lo práctico, y no en el plano de lo optativo, lo cual implica seriedad y responsabilidad junto con la práctica.

CAPÍTULO III: LA ÉTICA MINISTERIAL.

La Ética Ministerial marca los parámetros acerca de cómo debe ser tanto la conducta, como el comportamiento del quien se ha convertido en verdad al Camino de Cristo, y sobre todo de quien sirve en la viña del Señor. La Ética Ministerial considera cual debe ser la manera de sentir, pensar y actuar de los servidores de Cristo, en su relación consigo mismo, su familia, los creyentes, el prójimo, los demás servidores, y por supuesto en su relación con Dios.

1. DEFINICIÓN DE ÉTICA MINISTERIAL

En palabras llanas, la Ética Ministerial podría entenderse como el Código de Conducta y Comportamiento aceptable que debe observar todo servidor de Dios, teniendo como parámetro único, la Biblia, interpretada conforme a los principios de una sana Exégesis y Hermenéutica, sin la influencia de prejuicios personales o dogmas denominacionales.

Ya sea que se trate de un Apóstol, un Profeta, un Evangelista, un Pastor, un Maestro, un Diacono, un Tesorero, un Líder Denominacional, un Director de Alianzas Pastorales, un Obispo, un Director de Alabanza, una Maestra de niños en la Escuela Dominical, una Profetisa u otros Ministerios, en realidad, estamos hablando simplemente de servidores en el cuerpo de Cristo que es Su Iglesia.

1.1 ¿QUE ES UN MINISTERIO SEGÚN LA BIBLIA?

En el sentido bíblico un Ministerio es: El servicio que rinde una persona a otra, que en sentido bíblico generalmente es relación personal no un simple trabajo manual. Josué es el servidor o ministro de Moisés (Éx 24.13). Eliseo servía a Elías (1 R 19.21). Los

ángeles o ejércitos son ministros de Jehová (Sal 103.21)15

27

En el Nuevo Testamento, Cristo es el mejor ejemplo de alguien que ministra a la humanidad y sin lugar a dudas es un siervo con una Ética Ministerial, perfecta. La palabra Ministerio proviene de los siguientes términos en el Nuevo Testamento, con sus respectivas aplicaciones:

1. Diakonia (διακονία) Oficio y obra del diácono. Se usa en los siguientes casos:

a) De deberes domésticos (Lc 10.40)

b) De un ministerio religioso y espiritual:

1. Del Ministerio Apostólico (Hch 1.17, 25; 6.4; 12.25; 21.19; Ro 11.13).

2. Del servicio de los creyentes (Hch 6.; Ro 12.7; 1 Co 12.5; 1 Co 16.15; 2 Co 8.4)

3. En sentido colectivo, de una iglesia local; del servicio de Pablo a favor de los pobres (Ro. 15.31)

4. Del Ministerio del Espíritu Santo en el Evangelio.

5. Del Ministerio de los ángeles (Heb 1.14)

6. De la obra del Evangelio en general (2 Co 3; 5.1)

7. Del Ministerio general de un siervo del Señor en la Predicación y en la Enseñanza. (Hch 20.24; 2 Co 4.1; 2 Co 6.3; 2 Co 1.12; 2 Ti 4.5)

2. Leitourgia (λειηοζργία), relacionado con leitourgos, con el que corresponden los significados de leitourgia. Se usa en el Nuevo Testamento para hablar de los Ministerios Sagrados:

a) Sacerdotales (Lc 1.23; Heb 8.6; 9.21)

b) En sentido figurado, de la fe práctica de los miembros de la Iglesia en Filipos, considerada como un sacrificio sacerdotal, sobre el que la vida del apóstol podría ser derramada como libación. (Flp 2.17)

c) Del servicio mutuo de los creyentes, considerado como un servicio sacerdotal. (2 Co 9.12; Flp 2.30) 16

Considerando todo lo anterior, podemos decir que hablar de Ministerios es mencionar a una inmensa cantidad de servidores. Es decir, se nos habla no solo de lo que es un Ministerio o servicio, sino de quienes ejecutan ese servicio a Dios, a la Iglesia y al

28

hombre. Antes de hablar de un rango, jerarquía o posición Eclesial, Un Ministerio ante todo es un servidor. Si alguien es llamado por Dios a un Ministerio lo llama para servir. Conforme a lo que enseña la Biblia podemos decir que es un Ministerio y quienes son los Ministerios, y estos son: La Iglesia en general, El Espíritu Santo, Los Apóstoles, Los Ángeles de Dios, Los Predicadores, los Maestros de la Palabra y los Servidores en general. Según la Biblia, algunos Ministerios no son humanos, tal es el caso del Espíritu Santo y de los Ángeles de Dios, al respecto podemos decir que la conducta del Espíritu Santo es perfecta e intachable, mientras que la conducta de algunos Ángeles de Dios es aceptable, pero en el pasado, fue susceptible una voluntad propia, llegando algunos de ellos a la rebelión (2ª P. 2.4; Jud. 6; Heb. 1.6)

2.2 ¿QUIEN ES UN SIERVO SEGÚN LA BIBLIA?

Respecto a los servidores, es bueno y necesario tomar en cuenta las connotaciones que aparecen en el Nuevo Testamento acerca de quienes son ellos, esto nos arroja mas luz al respecto, a continuación y de manera resumida se considera así:

1. Diakonos (διάκονος) Se traduce servidor y siervo. Mt 20.26; Mc 9.35; Rom 15.8

2. Doulos (δολος) Significa en esclavitud (Ro 6.19). Se utiliza como nombre y como

el término más común y general para denotar al siervo, indica sometimiento, sin esclavitud. Se utiliza en los siguientes casos:

a)

De condiciones naturales (Mt 8.9; 1 Co 7.21, 22a; Ef 6.5; Col 4.1; 1 Ti 6.1)

b)

Metafóricamente, de condiciones Espirituales, Morales y Éticas:

1) Siervos de Dios (Hch 16.17; Tit 1.1; 1 P 2.16; Ap 7.3; 15.3) Cristo es el ejemplo perfecto de ello (Flp 2.7). 2) De Cristo (Ro 1.1; 1 Co 7.22; Gl 1.10; Ef 6.6; Flp 1.1; Col 4.12; Sgo 1.1; 2 P 1.1)

3.

Pais (πας) Se traduce criado cuando se habla de:

a) De condiciones naturales (Mt 8.6,8,13) Lc 12.45;15.26) b) Metafóricamente, de la relación espiritual con Dios:

1) De Israel (Lc 1.54)

29

2) De David (Lc 1.69); Hch 4.25 3) De Cristo, declarado como tal por Dios el Padre (Mt 12.18)

4.

Jiperetes (πηρέηης) Se traduce servidor, con las siguientes aplicaciones:

a)

Los oficiales de la sinagoga, o alguaciles del sanedrín (Mt 26.58; Mc 14.54; Jn 7.32

b)

El asistente de un magistrado (Mt 5.25)

c)

Los servidores del Señor (Jn 18.36; 1 Co 4.1)

5.

Leitourgos (λειηοζργός) Se traduce servidores en Ro 13.6.

6.

Oiketes (οκέηης) Se traduce siervo o criados. Lc 16.13; Ro 14.4; 1 P 2.18; Hch 10.7

7.

Therapon (θεράπων), relacionado con therapeuo, servir, sanar, asistente, siervo;

es un término de dignidad y libertad. Heb 3.5

8. Doule (δούλη) Es la forma femenina de doulos. Lc 1.38, 48 y en Hch 2.18. 17

También tenemos parte del panorama de lo que fueron los siervos en la época bíblica:

En lo religioso, el concepto de ser siervo expresa obediencia absoluta del hombre a Dios y la aceptación incondicional de la voluntad divina. (Esto es muy ilustrativo para ser considerado en la Ética Ministerial de los servidores cristianos)

En lo social en el Antiguo Testamento hubo siervos con y sin salario.

Hubo leyes que los amparaban contra los posibles abusos de sus amos. (Lv 19.13)

Israel legisló sobre la condición del siervo mucho más que otros pueblos (Job 31.13).

El siervo podía ser liberado (Éx 21.26, 27).

Ningún israelita debía ser humillado por ser esclavo (Lv 25.39-43)

Cada 7 años los siervos israelitas debían ser libres y recuperar sus bienes (Éx 21.2)

El rescate del siervo llegó a expresar la redención del Dios de Israel (Éx 6.6; 7.23)

Lo más aplicable según el enfoque y praxis de la Ética Ministerial, tiene que ver con lo que Jesús hablo respecto a los siervos, destacando lo siguiente:

Elogia la fidelidad y administración sabia del siervo (Mt 24.4551; 25.1430)

30

Destaca el valor del servicio desinteresado (Lc 17.7-10)

Enseña que quien desee ser el primero debe servir a todos (Mc 10.44)

Por su parte los Apóstoles se consideraron Esclavos de Dios y de Jesucristo

αμεε γαμ αιδμζπλπν πεεδζ ε ελι δελι ε δεεζ αιδμ ζ πλεν αμεδζεει εε εεε αιδμ ζ πλεν εμεδζλι ηριζηοζ δοζλος λπζ αι εθει Gal 1.10

παπηλν ζαε εεθλδελν δοζλοι ηριζηοζ εεδλπ παδει ελεν αγελεν ει ξμεδεζ εεδλπ ελεν λπδει ει ζεηεππλεν δπι επεδζλπλεν ζαε δεαζλιλεν Fil. 1.1

απλζαη ποεν εεδλπ ξμεδελπ ει εδζ ζει απεζ λ δελν δεεκαε ελεν δοζλοις απελπ α δεε γειεδδαε ει εαξεε ζαε εδεθαιει απλδεεεηαν δεα ελπ αγγεηλπ απελπ εζ δοζλω απελπ

εζ αιιε

Apc. 1.1 (1881 Westcott-Hort Greek New Testament.)

El término griego diáconos, que se traduce en el Nuevo Testamento como siervo o

ministro, presenta este enfoque: El esclavo es una persona dependiente, mientras el diácono es una persona que hace un trabajo, sea libre o dependiente, y presta especialmente un servicio social: sirve mesas, atiende al prójimo, da de comer y beber, hospeda, viste, cuida enfermos, hace algo por los más pequeños (Mt 23.11; 25.42ss;

Mc 9.35; Lc 12.37; Jn 12.26; Hch 6.2) 18

Pablo describe su labor apostólica de reconciliación como un servicio voluntario a Dios:

Antes bien, nos recomendamos en todo como ministros de Dios, en mucha paciencia, en tribulaciones, en necesidades, en angustias(2 Co 6.4)

Si en verdad permanecéis fundados y firmes en la fe, y sin moveros de la esperanza

del

evangelio que habéis oído, el cual se predica en toda la creación que está debajo

del

cielo; del cual yo Pablo fui hecho ministro. (Col 1.23)

Todo lo anterior nos da un amplio panorama de lo que fue un siervo, y nos muestra y enseña por otro lado, algunos principios de cómo era su servicio. Se ha señalado ya una parte de lo más relevante en cuestión de Ética del servicio o de la Ética de los

31

ministerios, por parte de lo que mencionó Jesucristo y de lo que dijo el Apóstol Pablo sobre su propio ministerio.

2. PRELIMINAR A LA ÉTICA MINISTERIAL.

“La Santa Biblia es nuestra única norma de Fe y Conducta”. Actualmente, la expresión anterior es una verdad aceptada en muchas de las Denominaciones Evangélicas, aun así, es factible encontrar algunas diferencias en el entendimiento, evolución y praxis en el terreno de la Ética Ministerial por parte de las diferentes Agrupaciones Cristianas. Lo anterior es comprensible porque en el devenir de los tiempos han existido “diversas éticas” con un énfasis determinado en algunos aspectos específicos, como ejemplo de las mismas, a continuación expongo algunas.

Ética Calvinista: Enfatiza la piedad, sustenta que sin ella no hay conocimiento de Dios.

Ética Luterana: Enfatiza la justificación por Gracia y por la Fe.

Ética Menonita: Enfatiza la vida familiar, la ayuda mutua y un sistema de vida simple.

Ética Ortodoxa: Sustenta que las normas existen en la ley moral natural y en la Ética Evangélica.

Ética Cuáquera: Unía el deseo puritano de transformar a la Iglesia y a la Sociedad con una poderosa manifestación del Espíritu Santo en el presente.

Ética Puritana: Predicaban una elevada Teología reformada, colocaban a las Sagradas Escrituras por encima de la tradición. Pretendían la reforma de toda la sociedad. Su moralidad se desarrollo hasta convertirse en un sistema a gran escala

de derechos y obligaciones. 19

Cada una de estas éticas ha tomado como fundamento las Sagradas Escrituras, pero por su marcada tendencia, por el momento histórico, por su nivel de entendimiento, por su enfoque denominacional u otros factores, cada una de ellas ha sido dada a conocer con sus respectivos énfasis.

La Ética Ministerial enfatizar como debe ser la Conducta y el Comportamiento de los servidores de la viña del Señor. Es exclusivamente bíblica; no concebida por el hombre

32

conformado por la sociedad, sino directamente de lo que nos enseñan las Sagradas Escrituras.

2.1 LA CONDUCTA Y EL COMPORTAMIENTO EN LA BIBLIA

La palabra Conducta solo aparece once veces en el la Biblia, dos de ellas en el Antiguo Testamento y nueve en el Nuevo Testamento. La palabra Comportarse aparece cinco veces, dos en al Antiguo Testamento y tres en el Nuevo Testamento. Aunque son pocas las veces que aparecen estos términos en la Biblia, a lo largo de sus páginas, vemos muchos casos y ejemplos relacionados a la Conducta y el Comportamiento.

Ambas palabras a primera vista parecen significar lo mismo, pero en realidad no son iguales, la siguiente información nos ilustra al respecto:

Comportamiento: (De comportar) Significa: Manera de comportarse. Comportar: (Del lat. comportāre) Significa: Implicar, conllevar; Portarse, conducirse. Conducta: (Del lat. conducta, conducida, guiada). Manera con que los hombres se comportan en su vida y acciones; En Psicología: Es el conjunto de las acciones con

que un ser vivo responde a una situación. 20

Conducta, modo de ser del individuo y conjunto de acciones que lleva a cabo para adaptarse a su entorno. La conducta es la respuesta a una motivación en la que están involucrados componentes psicológicos, fisiológicos y de motricidad. La conducta de un individuo, considerada en un espacio y tiempo determinados, se denomina

“Comportamiento”. 21

Secularmente se cree que toda conducta está determinada por el factor genético o hereditario y el situacional o del medio. El primero hace referencia a la conducta innata (instintiva) que esta presente en el hombre desde que nace; el segundo hace referencia a la conducta concreta que se da ante una determinada situación.

La conducta humana es motivo de las llamadas Ciencias de la Conducta, que se ocupan principalmente de la comprensión, predicción y control de la conducta humana, en especial de los tipos de conducta que se dan en las relaciones interpersonales. Entre

33

estas disciplinas, tenemos a la Antropología, Pedagogía, Ciencias Políticas, Psiquiatría, Psicología y Sociología.

En la Biblia el término Conducta viene de las siguientes palabras en el griego:

Agoge (γωγή; Conducir) Denota enseñanza; luego, figuradamente, instrucción, disciplina, y por ello, una manera o curso de vida. (2 Ti 3.10)

Anastrofe (ναζηροθή) Conducta o manera de vivir(Gal 1.13; Ef 4.22)

El término Comportamiento viene de los siguientes términos en el griego:

Ginomai (γίνομαι) Comportarse, 1 Ts 2.10

Politeuomai (πολιηεύομαι) Ser ciudadano, metafóricamente se usa para significar la conducta característica de la ciudadanía celestial. 22

El Nuevo Diccionario Ilustrado de la Biblia, dice: El término explica un estilo de vida y el modo de comportarse o de tratar a los semejantes…y la misma palabra griega se traduce también por “manera de vivir”. (Ef 4.22; 1 P 1.15, 18; 2.12; 2 P 3.11). La palabra conversación de RV-1909, se ha sustituido en RV-1960 por conducta o

manera de vivir excepto en 1 Co 15.33.) 23

Es muy ilustrativo considerar que nos enseñan los versículos que hablan sobre Conducta y Comportamiento, pues varios de ellos se refieren a los Ministerios:

El Ministro del Evangelio debe ser un Modelo de Conducta: Ninguno tenga en poco tu juventud, sino sé ejemplo de los creyentes en palabra, CONDUCTA, amor, espíritu, fe y pureza2 Tim 4.12

La Buena Conducta del Ministro dará buenos frutos: Acordaos de vuestros pastores, que os hablaron la palabra de Dios; considerad cuál haya sido EL RESULTADO DE SU CONDUCTA, e imitad su feHeb 13.7

La Buena Conducta de un Ministro puede ser imitada: Pero tú has seguido mi doctrina, CONDUCTA, propósito, fe, longanimidad, amor, paciencia2 Ti 3.10

34

El sabio y entendido tiene buena conducta: ¿Quién es sabio y entendido entre vosotros? Muestre por la BUENA CONDUCTA sus obras en sabia mansedumbreSgo 3.13

En Cristo tenemos nueva y buena Conducta: Porque ya habéis oído acerca de

mi

conducta en otro tiempo en el judaísmo, que perseguía sobremanera a la iglesia

de

Dios, y la asolaba.‖ (Gal 1.13)

Se requiere observar buena conducta como testimonio al no creyente: Portaos

de tal modo que tengáis tranquila la conciencia, para que quienes hablan mal de vuestra buena conducta como creyentes en Cristo, se avergüencen de sus propias palabras. 1 P. 3.16 Vr. Dios Habla Hoy (Castellano Peninsular).

Se nos da un mandato: Solamente que os COMPORTÉIS como es digno del Evangelio de Cristo…( Fil 1.27)

La Conducta del Ministro debe ser irreprochable. Vosotros sois testigos, y Dios

también, de cuán santa, justa e irreprensiblemente nos comportamos con vosotros

los creyentes; 1 Tes 2.10

Hay otros versículos que hablan sobre la buena Conducta por parte de una esposa Cristiana y otros mas, que hablan sobre la retribución futura por parte de Dios, a los que han observado mala Conducta. (1 P. 3.1,2; 2 P. 2.7)

P a r a fr a sea ndo Pro v . 20 . 1 1 : ―Aun e l m u c ha c h o ( M INI S TRO) e s c ono ci d o p o r s u s hechos, Si su CONDUCTA (ÉTICA MINISTERIAL) fuere limpia y recta.

Ya vimos que el Comportamiento es la Conducta en un espacio y tiempo determinados. Es decir, puede ser temporal o circunstancial, veamos solo dos ejemplos en la Biblia:

David al estar en peligro entre los filisteos: Y cambió su manera de comportarse

delante de ellos, y se fingió loco entre ellos, y escribía en las portadas de las puertas, y

dejaba

correr

la

saliva

por

su

barba

1

S. 21.13

 

35

David mostrando confianza en Dios: En verdad que me he comportado y he acallado mi alma como un niño destetado de su madre…‖ Salmo 130.1,2

2.2 EJEMPLOS DE CONDUCTA MINISTERIAL.

Veamos algunos casos de Ministerios que guardaron cierta Conducta ante algunas circunstancias, aunque los ejemplos son del Nuevo Testamento, no podemos pasar por alto que en el Antiguo Testamento hay una infinidad de hombres y mujeres cuya Conducta fue digna y ejemplar. Los versículos en estos ejemplos se tomaron de la Versión Dios habla hoy, por su lenguaje mas entendible.

JESUCRISTO:

No fue santurrón”: ―… Jesús estaba comiendo en la casa, y muchos cobradores de impuestos, y otra gente de mala fama, llegaron y se sentaron también a la mesa con Jesús y sus discípulos…‖. Mt 9.10-13

No fue racista: “… Una mujer cananea que vivía en aquella tierra, se le acercó

la mujer fue a arrodillarse delante de él y le pidió: ¡Señor, ayúdame!

dando voces

… Desde aquel mismo momento, su hija quedó sanada. Mat. 15.21-28

Reprendió a Pedro: Pero Jesús se volvió, miró a los discípulos y reprendió a Pedro

diciéndole: ¡Apártate de mí, Satanás!

EL APÓSTOL PABLO:

Mr. 8.33

No f ue c ompl a c i e n t e : ―Bern a b é q ue ría llev a r c o n e l l o s a J uan p e ro a P ab lo n o le

pareció oportuno llevarle, porque Marcos los había abandonado en Panfilia serio el desacuerdo, que terminaron separándose…‖ Hch. 15.37-40

Fue tan

Reprendió a Pedro por su simulación: Pero cuando Cefas fue a Antioquía, le reprendí en su propia cara porque lo que estaba haciendo era condenableGal 2.11

36

En estos cinco ejemplos tenemos una muestra de cómo fue la Conducta de dos dignos Ministerios; Jesucristo y el Apóstol Pablo. Son muy ilustrativos, pero ahora vamos a ver con más precisión un buen parámetro de la Ética Ministerial; El Decálogo de Moisés.

CAPÍTULO IV: EL DECÁLOGO Y OTRAS LEYES

1.- ¿QUE ES EL DECÁLOGO?

Son preceptos dados por Dios a Moisés en el monte Sinaí. Según Éx. 31:18, fueron grabados por Dios sobre 2 tablas de piedra. Es probable que se tratara de tablas de arcilla, del tipo utilizado en la escritura cuneiforme. En Éx. 20:1-17 y Deut. 5:6-21 aparecen dos versiones diferentes de los Diez Mandamientos. Éxodo difiere de Deuteronomio en dos elementos:

a) Da un motivo religioso, en lugar de humanitario, respecto al día de reposo.

b) Prohíbe la codicia en donde incluye a la mujer del prójimo, junto con el resto de sus

propiedades, en lugar de hacerlo por separado.

2.- CRITERIOS PARA AGRUPAR AL DECÁLOGO.

El Decálogo ha sido enumerado bajo tres criterios diferentes a lo largo de la historia:

EL CRITERIO DE LOS CRISTIANOS Y LOS ORTODOXOS:

La mayoría de los cristianos (Evangélicos) y ortodoxos los dividen y enumeran, así:

1.- La prohibición de adorar a cualquier divinidad que no sea Dios. 2.- La prohibición de la idolatría. 3.- La prohibición de usar en vano el Nombre de Dios. 4.- La observancia del día de reposo. 5.- La honra a los padres. 6.- La prohibición de matar. 7.- La prohibición del adulterio.

37

8.- La prohibición de robar 9.- La prohibición de dar falso testimonio. 10.- La prohibición de codiciar la propiedad o desear la mujer del prójimo. EL CRITERIO DE LOS CATÓLICOS Y LOS LUTERANOS.

(Según Agustín de Hipona. S- IV). El prólogo y las dos primeras prohibiciones están combinados, y el último mandamiento se divide en dos, prohibiendo, cada uno por separado, desear a la mujer del prójimo y codiciar los bienes ajenos. Por ello, la enumeración de los demás mandamientos difiere en un número.

LA TRADICIÓN JUDÍA.

El prólogo es considerado como el 1er. mandamiento, las dos primeras prohibiciones como 2º mandamiento, el resto sigue el mismo orden Evangélico y Ortodoxo. Los diez Mandamientos engloban los principios comunes para toda la humanidad. Los filósofos y teólogos escolásticos del medioevo, como Tomás de Aquino y Buenaventura, sostienen que todos los mandamientos son parte de la ley natural y, por consiguiente, aprehensibles para todos los seres racionales. En realidad, se hacían eco de una idea similar expresada por los primeros Padres de la Iglesia, como Tertuliano y Agustín, que manifestaron que los mandamientos ya habían sido grabados en el corazón humano antes de ser escritos sobre tablas de piedra. Es posible hallar partes del Decálogo en las leyes de otros pueblos antiguos. Por ejemplo, en la religión egipcia, era obligatorio el cumplimiento de determinados preceptos (Las prohibiciones de robar, matar y comportarse de forma injusta) para entrar en el templo de Osiris, diosa y sacerdotisa de los muertos. Otro ejemplo es el famoso Código de Hammurabi.

3.- UN TESTIMONIO HISTÓRICO: EL CÓDIGO DE HAMMURABI.

El rey Hammurabi fue el gobernante más importante de la primera dinastía de Babilonia. No pueden ofrecerse fechas exactas de su vida y su reinado, aunque la denominada cronología media establece su reinado desde el año 1792 hasta el año 1750 a. C.

38

Aunque fue un líder militar y un gran administrador, se le recuerda principalmente por su codificación de las leyes que regían la vida en Babilonia, conocida como el Código de Hammurabi.

Tras un prólogo, el rey de Babilonia justifica su acción legisladora, dice haber recibido tal encargo del dios Marduk para fomentar el bienestar entre las gentes. Marduk fue el dios supremo babilónico. Eventualmente, lo llamaban simplemente Bel, que significa Señor.

3.1 EL CONTENIDO DEL CÓDIGO DE HAMMURABI

En forma sintetizada expongo lo concerniente al contenido del mencionado Código:

Es una recopilación de leyes y edictos auspiciada por Hammurabi, rey de Babilonia.

Fue el primer código conocido de la historia.

Existe una copia esculpida en un bloque de piedra negra de dos metros de alto, fue encontrada por arqueólogos franceses en Susa (Irán) en 1902. El bloque restaurado se encuentra en el Museo del Louvre de París.

Se compone por columnas horizontales en escritura cuneiforme: 16 columnas en el anverso y 28 en el reverso.

Comienza con un prólogo que explica los cultos religiosos de Babilonia y Asiría.

Contiene una guía de procedimientos legales, imposición de penas por acusaciones injustificadas, por falso testimonio y por errores judiciales.

Contiene disposiciones sobre el derecho de propiedad, préstamos, depósitos, deudas, propiedad doméstica y derechos familiares.

Considera las penas aplicadas por la práctica médica incorrecta, así como por daños causados por negligencia en actividades diversas.

No contiene normas jurídicas acerca de temas religiosos.

Las bases del Derecho penal derivan del principio común entre los pueblos semitas, del ojo por ojo”.

El Derecho protege a débiles y menesterosos, mujeres, niños o esclavos contra la injusticia de los ricos y poderosos.

39

Es sorprendente la consideración que recibe el individuo en el Código, tomando en cuenta la época en que fue promulgado, ya que constituye un documento excepcional para conocer cómo era la justicia en los tiempos de Hammurabi. El Código finaliza con un epílogo que exalta la gran labor realizada por Hammurabi para

c on s e g u ir la p a z , y ha ce r e f e r e n cia a q u e e l rey f u e ll am ad o po r los d ios e s pa ra qu e ―La causa de la justicia prevalezca en el mundo, para destruir al malvado y al perverso. Describe las leyes como medio para que ―La tierra disfrute de un gobierno estable y buenas reglas”, que se dicen escritas en un pilar para que el fuerte no pueda oprimir al débil, y la justicia acompañe a la viuda y al huérfano. 24

3.2 EJEMPLOS DE LAS LEYES DE HAMMURABI.

1. Si un señor acusa a otro señor y presenta contra él denuncia de homicidio, pero no la

puede probar, su acusador será castigado con la muerte.

2. Si un señor aparece en un proceso para presenta un falso testimonio y no puede probar la palabra que ha dicho, si el proceso es un proceso capital tal señor será castigado con la muerte.

3. Si un señor roba la propiedad religiosa o estatal, ese señor será castigado con la

muerte. Además el que recibió de sus manos los bienes robados será (también) castigado con la muerte.

4. Si un señor roba un buey, un cordero, un asno, un cerdo o una barca, si (lo robado

pertenece) a la religión (o) si (pertenece) al estado, restituirá hasta treinta voces (su valor); si (pertenece) a un subalterno lo restituirá hasta diez veces. Si el ladrón no tiene con qué restituir, será castigado con la muerte.

5. Si un señor roba el niño menor de (otro) señor, recibirá la muerte.

6. Si un señor se entrega al bandidaje y llega a ser prendido, recibirá la muerte. 25

40

Como comentario personal puedo decir que también me sorprende la forma en que se dictaba la justicia y la restitución, las causales de la pena de muerte, la manera de proteger a la viuda y al huérfano, pero lo que más me sorprende es el hecho de este Código haya existido antes que el Decálogo. Por otra parte también me es sorprendente como a pesar de la Idolatría en que se vivía en Babilonia, el rey Hammurabi haya podido emitir este tipo de leyes que hasta sirven de referencia histórica a los estudiosos de la carrera de Derecho en algunas universidades.

Cronología:

En el año 1527 a. C., nace el patriarca Moisés. En el año 1446 a. C. Moisés saca a los judíos de Egipto. En el año 1445 a. C. la ley es dada a Moisés en el Sinai Hammurabi, como sexto rey de la primera dinastía de Babilonia, reinó sobre esa ciudad en los años 1792 a1750 a. C., y desde esa fecha, el Código ya estaba vigente.

Caben dos preguntas fundamentales para la praxis de la Ética Cristiana y Ministerial en nuestra vida. Si antes del Decálogo fue el Código de Hammurabi, y este ultimo no fue de origen divino, ¿Acaso nuestra Ética no debe superar los parámetros de conducta del Código de Hammurabi?

Si en el pasado hubo gente que no conoció al Dios verdadero y pudo observar ciertos Códigos de conducta. ¿Acaso nosotros como cristianos podremos vivir conforme a los parámetros de la Ética Cristiana y Ministerial?

La respuesta es si, si podemos y si debemos, Dios seguramente nos ayudara, siempre y cuando estemos dispuestos a obedecer y queramos colocarnos en la posición como la de Josué el gran héroe del Antiguo Testamento. Dios le dijo: Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás

prosperar tu camino, y todo te saldrá bien. Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera

1.8,9

que

vayas

Jos.

41

Ahora en pleno Siglo XXI, con seguridad podremos agradar a Dios por medio de la

obediencia, no estamos solos, Él ha prometido ayudarnos y fortalecernos. El Espíritu

Santo de Dios como el Consolador esta a nuestro lado y es nuestro recurso Divino.

CAPÍTULO V: EL DECÁLOGO COMO BASE DE LA ÉTICA CRISTIANA Y MINISTERIAL

Ya consideramos que es el Decálogo y cuales son los mandamientos que incluye,

ahora nos toca considerar el significado y aplicación de los mismos, como parte del

deber que tenemos de vivir conforme a los principios de la Ética Cristiana y Ministerial.

Antes, tenemos que considerar el significado de lo que es un mandamiento.

1.- ¿QUE ES UN MANDAMIENTO?

Un Mandamiento se define, así: Un precepto u orden de un superior a un inferior;

Cada uno de los preceptos del Decálogo y de la Iglesia. 26

El término en el hebreo es: Mitswah (הוצמ) Mandamiento. Aparece 181 veces en el

Antiguo Testamento. Se encuentra por primera vez en Gn 26.5 (RVA, 1985) donde

Mitswah es sinónimo de Joq (estatuto) y de Tôrah (Ley). El mandamiento puede ser

una prescripción (haréis) o una proscripción (no haréis).

El plural de Mitswah, frecuentemente denota una recopilación de leyes impartidas por

revelación divina. Son la Palabra de Dios (Sal 119.9). Se les llama los Mandamientos de

Dios. Un aspecto importante a considerar es que los mandamientos no son optativos.

Fuera del Pentateuco es factible encontrar mandamientos que fueron dados por reyes

(1 R 2.43), padres (Jer 35.14 y maestros de sabiduría (Pr 6.20; 5.13). Solo pequeño

porcentaje de ellos pertenecen a esta categoría. En el idioma griego el término

Mandamiento viene de las siguientes palabras:

1. Diatagma (διάηαγμα), significa aquello que es impuesto por decreto o ley (Heb

11.23), destacando el carácter concreto del mandamiento.

42

2. Entole (νηολή), denota una orden, un encargo o un precepto. Es el término de uso más frecuente, y se aplica a preceptos morales y religiosos. Es común en los Evangelios, especialmente en el de Juan y en sus Epístolas.

3. Entalma (νηαλμα) Destaca más especialmente lo que se ha ordenado, una comisión. Se usa en Mt 15.9; Mc 7.7; Col 2.22.

4. Epitage (πιηαγή) Destaca lo autoritativo del mandamiento. (Ro 16.26; 1 Cor. 7.6, 25)

5. Parangelia (παραγγελία) Proclamación, mandato o mandamiento. Se usa estrictamente de órdenes recibidas de un superior y transmitidas a otros. 27

En resumen podemos afirmar que un mandamiento como tal, no es una opción, en cada una de las palabras anteriores, de manera categórica se enfatiza que un mandamiento no se discute, no es factible de negociación, es para llevarse a cabo.

2.- LA PRAXIS DEL DECÁLOGO ES PARA HOY

Es factible tener entre la gente cristiana a quienes argumenten que los llamados Diez Mandamientos no son para practicarlos hoy, o que solo una parte de ellos son vigentes, esto con fundamento en la presente dispensación en que estamos viviendo, es decir, la Gracia. En otras palabras, dicho razonamiento puede sustentarse, así: Si estamos bajo la Gracia y no bajo la Ley, entonces no tenemos porque vivir bajo el sistema del Decálogo, porque fue dado en el Antiguo Testamento, ahora vivimos en la Gracia, y en el Nuevo Testamento. Al respecto, tenemos el siguiente comentario:

El Nuevo Testamento deja muy en claro que el cristiano no está bajo la ley (Ro 6.14; Gl 5.18), sino que vive en la esfera de la gracia. En Cristo morimos a la ley y hemos sido libertados de ella (Ro 7.16). No debemos enredarnos de nuevo en la esclavitud de la ley, lo cual quiere decir caernos de la esfera de la gracia y vivir como siervo, no como

hijo.

28

43

La declaración es verdad efectivamente estamos bajo la Gracia, pero por otra parte

como a continuación lo veremos, cada mandamiento del Antiguo Testamento aparece

en el Nuevo Testamento, en esencia significa lo mismo, por tanto, el Decálogo es para

ser obedecido, su observancia es básica como en la praxis de la Ética Ministerial.

2.1 EL DECÁLOGO EN LA BIBLIA

EN EL ANTIGUO TESTAMENTO

EN EL NUEVO TESTAMENTO

Éxodo 20.3 «No tendrás dioses ajenos delante de mí»

Mateo 4.10 «Al Señor tu Dios adorarás, y a Él solo servirás».

Éxodo 20.4 «No te harás imágenes»

Lucas 16.13 «Ningún siervo puede servir a dos señores»

Éxodo 20.7 «No tomarás el nombre de Jehová tu Dios en vano»

Mateo 5.34 «Pero yo digo: No juréis en ninguna manera; ni por el cielo, porque es el trono de Dios»

Éxodo 20.8 «Acuérdate del día del reposo para santificarlo»

Marcos 2.2728 «El día de reposo fue hecho por causa del hombre, y no el hombre por causa del día de reposo. Por lo tanto, el Hijo del Hombre es el Señor aun del día de reposo»

Éxodo 20.12 «Honra a tu padre y a tu madre»

Mateo 10.37 «El que ama a padre o madre más que a mí, no es digno de mí»

Éxodo 20.13 «No matarás»

Mateo 5.22 «Cualquiera que se enoje contra su hermano, será culpable de juicio»

Éxodo 20.14 «No cometerás adulterio»

Mateo 5.28 «Cualquiera que mira a una mujer para codiciarla, ya adulteró con ella en su corazón»

Éxodo 20.15 «No hurtarás»

Mateo 5.40 «Y al que quiera ponerte a pleito y quitarte la túnica, déjale también la capa»

Éxodo 20.16 «No hablarás contra tu prójimo falso testimonio»

Mateo 12.36 «De toda palabra ociosa que hablen los hombres, de ella darán cuenta en el día del juicio»

Éxodo 20.17 «No codiciarás la casa de tu prójimo»

Lucas 12.15 «Mirad, y guardaos de toda avaricia»

44

(Biblia Del Diario Vivir. electronic ed. Nashville: Editorial Caribe, 2000, c1996)

A continuación veremos el significado y la aplicación en la vida cristiana y en la Ética Ministerial, de cada uno de los mandamientos en ambos testamentos. LOS DIEZ MANDAMIENTOS:

1º) No tendrás dioses ajenos delante de mí”. (Ex. 20.3) «Al Señor tu Dios adorarás, y a Él solo servirás». (Mateo 4.10)

El mandato prohíbe de manera categórica la posesión una divinidad que no sea Dios. Es decir; hay que tener única y exclusivamente a YHWH como Dios único y verdadero.

Se excluye no solo al Politeísmo para vivir en el sistema Monoteísta, sino que se clarifica quien es el Dios único y verdadero. El pueblo hebreo recién salido de Egipto,

sabia acerca de la existencia de muchos dioses egipcios, pues en la tierra de servidumbre de la cual habían sido liberados había una inmensa cantidad de deidades.

Los habitantes prehistóricos del valle del Nilo probablemente practicaron un fetichismo totémico. Una serie de nuevas deidades ocuparon el lugar de las primitivas creencias y

entre el año 3000 a.C., y el siglo IV de la era cristiana prevaleció el

29

En el Nuevo Testamento, el mandato es categórico también, y para el terreno de la Ética Ministerial se puede aplicar en los siguientes casos:

Cuando hacemos de la Fama un dios.

Cuando hacemos de la Posición (cargo) un dios.

Cuando hacemos del dinero un dios.

Cuando anteponemos a algo o a alguien como prioridad antes que al Dios verdadero.

2º)

Lucas 16.13 «Ningún siervo puede servir a dos señores»

No te harás imagen…”.

Éxodo 20. 4-6

Este mandamiento encierra un triple aspecto relacionado con la Idolatría:

45

a)

No elaborar imagen alguna.

b)

No Inclinarse a dicha imagen.

c)

No Honrar a esa imagen.

Idolatría (Eidololatria; εδωλολαηρία; De Eidolon, ídolo; Latreia, servicio) Es la adoración dada a dioses distintos de Jehová, o a Jehová mismo, a través de imágenes y prácticas tomadas de cultos extraños y prohibidos. En el Nuevo Testamento se aplica al valor en exceso que se da a cualquier criatura que tome el lugar de Dios, en la vida actual, ídolo es todo aquello que puede ocupar el lugar, antes que Dios. Tal como leemos en la RVR

1960, el mandamiento podría ser violado en el futuro: “No te harás imagen

Esto es porque en un futuro los hebreos tendrían conocimiento de la existencia de otros dioses. Entre las diversas deidades mencionadas en el Antiguo Testamento, tenemos a:

Quemos, Astoret, Milcom, Moloc y a los Baales. Jue. 11:24; 1º R. 11:1-8

Baal: “señor, fue una deidad cananea. Jue. 2.13. Su culto se realizaba en la cima de los montes y debajo de los árboles frondosos. Existían diversos baales (Jue. 2.13) Baal -Berít: dios cananeo de Siquem. Jue 8.33; 9.4 Baal -Peor: dios de los moabitas y amonitas. Nm 25.3 Baal -Zebub: dios de Ecrón. 2º R 1.2 Baal- Merodac: Ídolo de los babilonios y de los asirios. (Jer 50.2) Baal -Zefon: (Señor del norte). Lugar cerca del cual acamparon los israelitas antes de cruzar el mar Rojo (Éx 14.2; Nm 33.7).

En el Nuevo Testamento y en el terreno de la Ética Ministerial en relaciona a la Idolatría debemos considerar las siguientes circunstancias:

Una forma de idolatría puede ser: “… fornicación, impureza, pasiones desordenadas, malos deseos y avaricia, que es idolatríaCol 3.15.

Es necesario obedecer solo a Dios: Cuidado, hijos míos; no obedezcan a los dioses falsos. 1 Jn 5.21. (Vr. Traducción en lenguaje actual)

No adorar a los ángeles: “…Y después… me arrodillé para adorar al ángelpero él me dijo: ¡No lo hagas! Adora a Dios, pues todos somos servidores de él…‖ Apoc 22.9

46

En la actualidad, los Ángeles podrían ser los “Grandes Ministerios Ungidos” de quienes se podría llegar a hacer un ídolo al estar bajo su cobertura o autoridad, lo mismo podría pasar por pertenecer a una “Gran e Importante Denominación”. ) “No tomarás el nombre de Jehová tu Dios en vano…” Ex. 20.7 Mateo 5.34 «Pero yo digo: No juréis en ninguna manera; ni por el cielo, porque es el trono de Dios»

El mandamiento se refiere a santificar el nombre del Señor (Ex. 3.14,15). Usar el nombre de Dios en vano, (Heb. Shaw') implicaba:

1.- Restarle importancia volviéndolo insignificante 2.- Usarlo con malvados propósitos por medio de la adulación a Dios con el fin de mancillar su carácter y sus propósitos. 3.- Usarlo sin consideración en la adoración.

También significa: Carente de realidad; vacuo, insincero, frívolo, sin resultados.

(Gró; Mataiotes) Significa. Vanidad, Vano, Vanamente.

En la aplicación del Nuevo Testamento, Jesús enseño que no debían jurar, puesto que nuestra palabra debía bastar, conforme a Santiago 5.12. Pero sobre todo, hermanos míos, no juréis, ni por el cielo, ni por la tierra, ni por ningún otro juramento; sino que vuestro sí sea sí, y vuestro no sea no, para que no caigáis en condenación‖.

Una posible manera de caer en esta falta en cuando como Ministros de la Palabra, con superficialidad o falta de veracidad, podríamos decir a la gente: Traigo una palabra del Señor; Dios me hablo y me dio para ustedes lo siguiente.‖ Sabemos que anteponiendo el Nombre del Señor a nuestra declaración, es más factible que la gente haga caso.

Tal vez también se podría caer en esa falta cuando se profetiza diciendo al principio o final de la “profecía”: ―Así dice el Señor‖ o ―Así ha dicho el Señor‖

Es factible en traer o tener una palabra viva (Rhema) para un momento especifico, en una circunstancia especifica, así como traer un genuino mensaje profético al pueblo en

47

el mover de los Dones del Espíritu, cuando sea así, con toda autoridad moral y ministerial se podrá usar el Nombre de Dios. La grave falta es cuando de lo artificial se quiere aparentar un origen Divino y se usa vanamente el Nombre de Dios. 4º) “Acuérdate del día de reposo para santificarlo. Seis días trabajarás, y harás toda tu obra; mas el séptimo día es reposo para Jehová tu Dios…” (Ex. 20:8-11) Marcos 2.27-28 «El día de reposo fue hecho por causa del hombre, y no el hombre por causa del día de reposo. Por lo tanto, el Hijo del Hombre es el Señor aun del día de reposo»

Este día tenía un significado especial debido al pacto que tuvo Dios con Israel en el Monte Sinaí (Éx 31.12-18). Otros pueblos tenían sus modelos de trabajo y descanso, a Israel se le ordeno tomar el séptimo día para reposar y dedicarlo a Dios. El día tenía su origen en el día de descanso del Señor después de los seis días de la creación. En este día el pueblo adoraba a Dios y celebraba la salvación de la esclavitud. Acuérdate que fuiste siervo en tierra de Egipto…‖ (Dt 5.15). Incluso los extranjeros debían conmemorar este día.

Es obvio decir que en el periodo de la Gracia debemos guardar el día domingo, como día del Señor, (Kyriaké gemera; Apc. 1.10), pues desde la resurrección de Jesucristo, en las primeras Comunidades Cristianas así se hizo. (Hch 20.7; 1 Co 16.2)

No es raro ver a Ministerios del Señor como en este día trabajan más que en otros, hay quienes predican hasta cinco veces o más, la intensidad ministerial sube al máximo en el “día del Señor. Los cuidados que hay que considerar tienen que ver con la impuntualidad, el incumplimiento en los compromisos o el poco tiempo para adorar al Señor, debido a tanto compromiso ministerial. Se debe equilibrar lo que damos al pueblo, con lo que damos al Señor, si predicamos cinco veces, adoremos cinco veces, puesto que llegar a un lugar solo para predicar o ministrar, pero no para adorar al Señor, puede equipararse con el artista que solo va a presentar su show y es aplaudido por la multitud para después salir por una puerta trasera a sus siguientes compromisos, puesto que esta muy ocupadoo es muy solicitado” porque es “muy importante.”

48

Considero que nuestras tareas ministeriales en especial cuando vamos a ministrar, debemos alabar y adorar a Dios junto con el pueblo, ser ejemplos de puntualidad y excelencia en la Adoración, pues Jesucristo ha estado esperándonos ahí desde antes.

5º) “Honra a tu padre y a tu madre, para que tus días se alarguen en la tierra que Jehová tu Dios te da” Mateo 10.37 «El que ama a padre o madre más que a mí, no es digno de mí»

Honrar: (Heb: Kabed; Gr. Timao), Significa: Tratar con importancia”.

la honra, obviamente, es la deshonra, es decir el tratar con desprecio e indiferencia,

Lo contrario a

La Ética no debe imponer el deber y la responsabilidad de manera unilateral, debe ser Bilateral. Los padres antes de recibir honra, deben ser honorables; Los hijos antes de pedir sus derechos, deben cumplir con sus deberes. Aunque este mandato como tal solo contempla a los hijos en relación a su deber para con sus padres, los progenitores no están exentos de otorgar a los hijos sus respectivos derechos, para después cosechar de ellos, la honra, esto queda claro al entender el significado de honrar.

Honrar: (Del lat. honorāre) Respetar a alguien; Enaltecer o premiar su mérito. 30

49

DEBERES DE PADRES A HIJOS.

DEBERES DE HIJOS A PADRES

Amarlos. Tit. 2.4; Prov. 13:24

 Gratitud con ellos por lo recibido.

Instruirlos: Deut. 6:6,7; 4:9: Ef. 6:4; Prov. 22:6

 Honra y Respeto. Ex. 20:12; Ef.

6:12

Ser Ejemplares. 2ª Tim. 1:5; 2ª Cron

Obediencia. Col. 3:20

26:4

Hacerles felices. Prov. 23.24; 10:1

Proveer para la familia. 2 Co. 6:4

No mofarse de ellos, ni despreciarles. Prov. 30:17

Reprenderlos. Prov. 29:15,17

No provocarlos a ira. Ef. 6:4

Atenderles con diligencia. Prov.

Perdonarlos. Lc. 15:20-24

6:20-23

Disciplinarles. Ef. 6:4.

Cuidarles y proveer para ellos en la vejez. 1ª Tim. 5:3,4

Los padres de un siervo de Dios deben recibir honra ejemplar por parte de sus hijos

como Ministros, el caso más categórico lo vimos en el mismo Señor Jesús. Jn. 19.27

6º)

Mateo 5.22 «Cualquiera que se enoje contra su hermano, será culpable de juicio»

No matarás. (Ex. 20:13)

La traducción mas correcta en el hebreo debe decir: No asesinaras” (Heb. Ratshaj).

Se prohibió específicamente asesinar, es decir; matar violentamente y sin autorización.

El termino matar en el hebreo, viene de las siguientes palabras:

1)

Shajat: Matar para sacrificio.

2)

Harag: Quitar la vida de personas y animales.

3)

Ratshaj: Matar a propósito. Ex. 20:13.

Se usa en forma metafórica en varios pasajes del Antiguo Testamento, por ejemplo en

e l S a l. 94 : 6 ―A la viu d a y a l e xtra n jero m a t an , Y a los h u é r f ano s q u it a n l a vid a . De ah í

que matar, ser homicida o quitar la vida, pueda ser interpretado de manera no literal.

50

Las Sagradas Escrituras no se contradicen cuando por un lado dicen: No mataras, mientras que por otra parte, existen varios versículos donde se permitió aplicar la pena de muerte, esto en el periodo del Antiguo Testamento, algunos de estos casos fueron:

1. Por el sacrificio de niños. Lev. 20:12

2. Por Homicídio no premeditado. Num. 35:9-28

3. Por poseer un animal peligroso. Ex. 21:29

4. Por Asesinato. Ex. 21:12; Lev. 24:17

5. Por dar falso testimonio. Deut. 19:16-21

6. Por ser secuestrador. Deut. 24:7; 21:18-21

7. Por injurias y escarnios a los padres. Lev. 20:9

8. Por inmoralidad sexual. Lev. 18:6-18,23; Deut. 27:20-23 (Incesto, Violación, etc.)

9. Otros casos.

La aplicación ministerial tiene que ver con el surgimiento de dificultades, separaciones y desacuerdos, con otros Ministerios o con las mismas ovejas del Señor. En algunas situaciones difíciles se puede dar el caso de resentimientos, venganzas, demandas judiciales, divisiones de Iglesias, robo de ovejas”, apropiación de predios, etc. En la viña del Señor se han dado casos sonados de mala relación entre los Ministros y Líderes denominacionales, aunque no se llegue a atentar contra la vida, el hecho de enojarse y no reconciliarse o aplicar apelativos con ira y de manera peyorativa a otros siervos del Señor, equivale a matar o ser homicida. La Biblia dice:

―Oísteis que fue dicho a los antiguos: NO COMETERÁS HOMICIDIO; y cualquiera que COMETA HOMICIDIO; culpable será del juicio. Mas yo os digo que todo el que se

enoja (ργίζómenos) con su hermano culpable será del juicio; y cualquiera que diga a

su hermano, Insensato, (ακά) culpable será ante el Sanedrín; y cualquiera que le

diga: Loco,

Gr. Interlineal)

(Mre ) será para el infierno de fuego. Mat. 5:21-22 (Traducido del N. T.

―Pero a h o ra yo l e s a s e gu ro q u e c ua l q u iera q u e se e noje c o n o tro t e nd rá q u e ir a j u ic i o . Cualquiera que insulte a otro será llevado a los tribunales. Y el que maldiga a otro será echado en el fuego del infiernoMat. 5:21-22 (Biblia Traducción En Lenguaje Actual)

51

Todo aquel que aborrece a su hermano es homicida; y sabéis que ningún homicida tiene vida eterna permanente en él. 1 Jn. 3.15

Homicida: (Gr. νθρωποκηόνος; anthropoktónos)

Todo el que odia a su hermano es un asesino, y vosotros sabéis que ningún asesino

puede tener vida eterna en sí mismo. 1 Jn. 3.15

(Vr.Dios Habla Hoy)

Es bueno aclarar que el Homicida: (Gr. νθρωποκτόνος; anthropoktónos) de 1 Jn. 3.15, es diferente a otros homicidas, como por ejemplo, los de Apc. 21.8 y 22.15. (θονεύς;

foneús; homicida) Siempre se aplica al homicida criminal o por lo menos intencional. 31

Lo anterior no justifica el hecho de tener malas relaciones ministeriales o eclesiales con otros, aunque a veces no será posible mantener buenas relaciones con todos, en tal caso nos conviene poner en práctica el siguiente consejo: Si es posible, en cuanto dependa de vosotros, estad en paz con todos los hombres.Rom 12.18

Aunque en realidad hay muchos versículos que tratan este asunto. ) “No cometerás adulterio”. (Ex. 20:14) Mateo 5.28 «Cualquiera que mira a una mujer para codiciarla, ya adulteró con ella en su corazón»

Adulterio: (μοιηεύω, moiqueuo) Es la relación sexual entre una persona casada y otra que no es su cónyuge legal. Hombres como: Adán, Caín, Set, Enoc y Noe, entre otros, practicaron la monogamia. Otros, a pesar del principio dado por Dios desde el huerto del edén, vivieron en Bigamia o Poligamia, entre ellos tenemos a los siguientes:

Lamec. Gn. 4:19

Esaú. Gn. 28:8,9

Jacob. Gn. 29:28-33

Gedeón. Jue. 8:30

David. 2º Sam. 3:2-5

Salomón. 1º R. 11:1-6

52

Roboam. 2º Cron. 11:18-21

Los reyes paganos. Dan. 5:2

En el caso de Abraham, el Antiguo Testamento señala una sola causa para el concubinato: esterilidad de la esposa y deseo urgente de tener hijos. La esposa

prohijaba los hijos nacidos de la concubina (Gn 16.13; 30.13). 32

El adulterio en el Antiguo Testamento ameritaba penalidades:

Muerte. Si un hombre cometiere adulterio con la mujer de su prójimo, el adúltero y la adúltera indefectiblemente serán muertos. Lev. 20:10

Si fuere sorprendido alguno acostado con una mujer casada con marido, ambos

moriránasí quitarás el mal de Israel. Deut. 22.22

Lapidación. Si hubiere una muchacha virgen desposada…. y los apedrearéis, y

Morirán; la joven porque no dio voces en la ciudad, y el hombre porque humilló a la mujer de su prójimo…‖ Deut. 22.23,24

En Mat. 5:27-28. Se nos enseña que la codicia sexual es adulterio en el corazón y equivale al adulterio físico, como pecado, es condenable ante Dios. Gal. 5.19

εγζ

δε ηεγζ πθει λεε παν λ βηεπζ ι γπιαεζα πμλν ελ επιθζμηζαι

(Intención de

codiciar) [απεει] εδε εθλεξεπδει (Cometió adulterio)

Mat. 5.28 1881 Westcott-Hort Greek New Testament.

απεει ει εε ζαμδεα απελπ.

La traducción griega indica la pura intención de codiciar, como equivalente al adulterio físico. Tienen los ojos llenos de adulterio,…‖ 2 P. 2.14

Ministerialmente la aplicación es tanto física, como espiritual, pues el servidor de Dios puede caer en adulterio espiritual o en la adulteración de la Palabra, incluso puede aplicarse a la palabra que predicamos, es decir nuestras ideas, herejías, puntos de vista, dogmas, como si fueran de Dios, cuando en realidad es humano y vano.

53

―Y e n l o s p ro f e t a s d e J e rus a lén h e visto t o rp e z a s; c om e tían a dult er io s , y an d ab a n e n

mentiras,

Jer. 23.14.

Adulterio (Heb. Naáf); figuradamente significa: Apostatar. 33

(Aunque también puede refererirse al adulterio físico)

Por otra parte, la Biblia habla de adulterar la Palabra:

Antes bien renunciamos a lo oculto y vergonzoso, no andando con astucia, ni

adulterando la palabra de Dios,…‖ 2 Cor. 4.2

Si el profeta hablare en nombre de Jehová, y no se cumpliere lo que dijo, ni

aconteciere, es palabra que Jehová no ha hablado; con presunción la habló el tal

profeta; no tengas temor de él‖ Deut. 8.20-22

8º) “No hurtarasÉxodo 20.15

Mateo 5.40 «Y al que quiera ponerte a pleito y quitarte la túnica, déjale también la capa»

A veces este versículo es traducido así: No robaras”, pero la traducción más correcta

es tal como aparece arriba. La palabra hurtar, en el idioma griego, viene de los

siguientes términos:

Gr. klepto (κλέπηω) Hurtar, relacionado con Kleptes, ladrón. Mt 6.19,20; Mc 10.19; Lc

18.20; Jn 10.10; Ro 2.21, Ef 4.28.

De ahí que la cleptomanía, es decir la propensión morbosa al hurto, no es justificable

ante la Ley de Dios, es decir; No se justifica el robo por enfermedad”. Las Escrituras

son

de esta prohibición:

muy

claras

al

respecto

54

Más bien os escribí que no os juntéis con ninguno que, llamándose hermano, fuere fornicario, o avaro, o idólatra, o maldiciente, o borracho, o ladrón (Gr. Estafador); con el tal ni aun comáis. 1 Cor. 5.11

Ni los ladrones, (Gr. Kleptai), ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, heredarán el reino de Dios. Y esto erais algunos; mas ya habéis sido lavados, ya habéis sido santificados, ya habéis sido justificados en el nombre del Señor Jesús, y por el Espíritu de nuestro Dios. 1 Cor. 6.10,11

―El que hurtaba, no hurte más, sino trabaje…‖ Ef. 4.28

Robo (Gr. Jarpage) Denota pillaje, rapiña, extorsión. Se traduce robo (Gr. Jierosuleo) en Mt 23.2; Heb 10.34

El robo y el hurto son diferentes, pero ambos son reprobables a la luz de las Sagradas Escrituras:

Robar: Quitar o tomar para sí con violencia o con fuerza lo ajeno.

Hurtar. Tomar o retener bienes ajenos contra la voluntad de su dueño, sin intimidación en las personas ni fuerza en los objetos. En el Antiguo Testamento se detallaba que la Restitución se aplicaba a causa del hurto:

Ex. 22:1-15; Prov. 6:30,31; En el caso de robo a personas, se aplicaba la pena de muerte. Ex. 21:16; Deut. 24:7

Ministerialmente puede ser factible el hurtar o robar, en los siguientes casos:

Usurpando la autoridad o una función que no nos corresponde como en el caso del rey Uzias. 2º Cr. 26.16-22.

Cuando “compramos” corazones de otros para conseguir nuestros intereses mezquinos, como el caso de Absalón. 2 S 15.6

Cuando el varón se pone como única cabeza en su vida y familia. 1ª. Cor. 11:3

Cuando no se da la Gloria a Dios. (Hch. 12.23)

Cuando dejamos de congregarnos o de servir a Dios, usando el tiempo en otras actividades. (Heb. 10.25)

55

Cuando no somos fieles con nuestras finanzas. Robar a Dios‖ (Mal. 3.10)

9º) “No hablaras contra tu prójimo falso testimonio” (Ex. 20:16

Mateo 12.36 «De toda palabra ociosa que hablen los hombres, de ella darán

cuenta en el día del juicio» (Psudomarturia; Ψεζδομαρηζρία; Falso testimonio)

En Éxodo significa: Mentira, Falsedad. Habla de la naturaleza del testimonio; En

Deuteronomio, significa: Vanalidad, Frivolidad. Habla del espíritu con que se da el

testimonio. La enseñanza va dirigida contra la falsa aseveración y por ende de los

pecados de la lengua. Otra forma de traducir este mandamiento, es: No digas mentiras

en perjuicio de tu prójimo. En donde vemos claramente que el falso testimonio o la

mentira en contra de nuestro prójimo es reprobable.

El considerar los efectos de la mentira, del falso testimonio y de los pecados de la

lengua, es un tema muy amplio, pues sus efectos son destructivos.

Dios aborrece la lengua mentirosa: Seis cosas aborrece Jehová, y aun siete

abomina su alma: la lengua mentirosaEl testigo falso que habla mentiras, Y el que

siembra discordias entre hermanos‖ Prov. 6.16-19

El que habla verdad declara justicia; Mas el testigo mentiroso, engaño. Prov. 12.17

El efecto del mentiroso es como un arma filosa: Martillo y cuchillo y saeta aguda.

Es el hombre que habla contra su prójimo falso testimonio. Prov. 25.18

La mentira no quedara impune: ―El testigo falso no quedará sin castigo, Y el que

habla mentiras no escapará. Prov. 19.5

En la Biblia se instruye sobre la necesidad de más de un testigo para dar validez a

algún testimonio, y de manera especifica en el Nuevo Testamento cuando se trata de

una acusación contra un anciano. Num. 35:30; 1ª Tim. 5:19

Ministerialmente es una gran responsabilidad emitir algún criterio o dar aseveración

sobre algo o alguien, es común que la gente no haga caso omiso a la declaración de

56

“Su Pastor, o “Su Apóstol, o “Su Autoridad”, cuando existe algún evento o actividad organizada por alguna agrupación fraterna ajena a nuestra organización, y que nos oigan decir que no es recomendable asistir o apoyar.

La gente nos hará caso “por sujeción”, es cierto que podría darse el caso de eventos en los cuales no hay integridad, donde hay sectarismo, donde hay herejías, donde hay explotación financiera, o “cosas raras”, pero a veces la situación puede parecernos no sana, porque no estamos participando, o porque no nos tomaron en cuenta, y tal vez podríamos llenarnos de celo y emitir de manera carnal un criterio no espiritual, ni objetivo. Recordemos que daremos cuentas de toda palabra ociosa que salga de nuestra boca.

Es responsabilidad nuestra advertir sobre el peligro de algún elemento nocivo a la viña del Señor, pues se han dado casos de falsos obreros, lobos rapaces, mercaderes del Evangelio, gente en pecado, o ministerios independientes que no conocen sujeción alguna, cuyo “pastor solo es el Señor, que mutilan el cuerpo del Señor o dañan a la Iglesia, si guardamos silencio al respecto, somos responsables, porque vimos el peligro y no advertimos. Si alguien es llamado a declarar como testigo de algo que vio o escuchó, y se niega a declarar, comete un pecado y debe cargar con la culpaLev. 5.1

10º) “No codiciarás la casa de tu prójimo…”. (Ex. 20:17) Lucas 12.15 «Mirad, y guardaos de toda avaricia»

Codiciar (Heb. Hamad): Significa tener un fuerte deseo por algo. La codicia no es una simple apreciación de algo desde la distancia, sino que es un deseo egoísta, incontrolado e inmoderado. Es un deseo enfermizo por tener o poseer la propiedad ajena.

La palabra griega que algunas veces se traduce codicia aparece cincuenta y tres veces en el Nuevo Testamento, tanto en forma verbal epithymeo, como sustantiva epithymia. Su raíz griega es thymós, aquello que pulsa, hierve y bulle, en primera instancia la

sangre y el corazón como sitios en los que están ubicadas las emociones34

57

Gr. Pleonexia: Avaricia: Desear más. Gr. Epithumia: Codicia: Deseo sin control de poseer lo prohibido.

Las palabras; codicia, codicioso, codiciable y codiciar aparecen alrededor de cincuenta

veces en la Biblia. El mandato es claro y se refiere al deseo desordenado de poseer o

desear vehementemente aquello que aun no tenemos, o aquello que ya se tiene pero

que no ha traído satisfacción completa y por tanto engañosamente se desea tener mas.

Ministerialmente se dan mandamientos claros al respecto:

―… no c o d ic i o so d e g a nan cias de s ho n e st a s …‖ 1 Ti 3. 3 Los diáconos asimismo deben ser… no codiciosos de ganancias deshonestas

Porque es necesario que el obispo sea irreprensibleno codicioso de ganancias deshonestas…‖ Tit. 1.7

1 Ti 3.8

Codicioso: αζ ηροκερδής;

El común denominador es la ganancia deshonesta o de poca reputación. Ahora bien,

los Ministerios no solo pueden ir en pos de lo material de manera codiciosa, sino

también pueden codiciar; Mega Iglesias, Apostolados, Dones del Espíritu, Jerarquías,

Fama, Multitudes, Adulaciones, Reconocimientos, Poder, Autoridad, etc.

CAPÍTULO VI: MÁS ALLÁ DEL DECÁLOGO.

aisjrokerdés; sórdido (Que tiene manchas o suciedad)

Este capítulo no pretende decir que hace falta algo al Decálogo para tener un perfil

completo de la Ética Ministerial, mas bien se pretende considerar con mayor precisión

algunos puntos relacionados a la Conducta de los Ministerios, de manera especifica

consideraremos tres aspectos principales prácticos: El Amor genuino a Dios; El Amor al

Prójimo y El Amor Fraterno en la Comunidad Cristiana. Partiremos del siguiente pasaje

bíblico:

28 Acercándose uno de los escribas, que los había oído disputar, y sabía que les había respondido bien, le preguntó: ¿Cuál es el primer mandamiento de todos? 29 Jesús le respondió: El primer mandamiento de todos es: Oye, Israel; el Señor nuestro Dios, el Señor uno es.

58

30 Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente y con todas tus fuerzas. Este es el principal mandamiento.

31 Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. No hay otro mandamiento mayor que éstos.

32 Entonces el escriba le dijo: Bien, Maestro, verdad has dicho, que uno es Dios, y no hay otro fuera de él;

33 y el amarle con todo el corazón, con todo el entendimiento, con toda el alma, y con todas las fuerzas, y amar al prójimo como a uno mismo, es más que todos los

holocaustos y sacrificios.

34 Jesús entonces, viendo que había respondido sabiamente, le dijo: No estás lejos del reino de Dios. Y ya ninguno osaba preguntarle. Mr. 12.28-34

1. EL AMOR PRÁCTICO Y GENUINO A DIOS. (Mr. 12.28-34)

¿Cómo saber si realmente amamos a Dios? ¿Qué es amar en verdad a Dios? La

respuesta puede darse desde la perspectiva personal, sentimental o tal vez cultural,

pero dicha respuesta puede no ser la misma desde la perspectiva de Dios y Su Palabra.

Mas que con definiciones, consideraremos el aspecto practico del Amor a Dios.

1.1 LA PRÁCTICA DEL AMOR ÁGAPE.

Ágape, ἀγάπη; significa: Afecto o Benevolencia; Es el Amor de Dios. Tal vez sea muy

poco el entendimiento de esta palabra, pero parte de la siguiente explicación nos

ayudara a entender mejor el significado de esta palabra:

Con respecto a agapao cuando se usa de Dios, expresa el profundo y constante amor e interés de un ser perfecto hacia objetos totalmente indignos de este amor, produciendo y promoviendo en ellos un amor reverente hacia el dador, y un amor

práctico hacia aquellos que participan del mismo, …‖ 35

En la práctica y conforme al pasaje bíblico que se cito al principio de este capitulo,

tenemos dos aspectos principales relacionados a este mandamiento:

59

1. Se debe amar a Dios, con Amor Ágape.

Existe un pasaje en la Biblia en donde se muestra cual y como debe ser el Amor a Dios. Lo notable en este pasaje es que se confronta a un Ministerio de Dios (El Apóstol Pedro), sobre el tipo de Amor con que decir amar a Jesucristo. Este pasaje en la Versión RV 1960, no viene tan claro, en este punto que quiero considerar, por lo cual ha sido necesario utilizar otra versión diferente. Veamos el pasaje:

15 Cuando terminaron de desayunar, Jesús le preguntó a Pedro:

Simón, hijo de Juan, ¿me amas más que estos? Él le respondió:

Sí, Señor. Tú sabes que te quiero. Jesús le dijo:

Entonces cuida de mis seguidores, pues son como corderos. 16 Jesús volvió a preguntarle:

Simón, hijo de Juan, ¿me amas? Pedro le contestó:

Sí, Señor. Tú sabes que te quiero. Jesús le dijo:

Entonces cuida de mis seguidores, pues son como ovejas. 17 Por tercera vez le dijo:

Simón, hijo de Juan, ¿me quieres? Pedro se puso muy triste de que tres veces le había preguntado si lo quería. Entonces le contestó:

Señor, tú lo sabes todo; tú sabes que te quiero. Jesús le dijo:

Cuida de mis ovejas.

(Jn. 21.15- 17)

Vr. Traducción En Lenguaje Actual.

Jesús hablo del amor volitivo y autosacrificial, es decir el amor Ágape, pero la tercera vez utilizo la palabra Fileo que significa: Afecto, Afinidad o Amor Filial. El Apóstol Pedro siempre respondió con la palabra fileo.

60

Jesús no aceptó respuestas superficiales, Pedro tuvo que enfrentar sus motivos y sentimientos verdaderos cuando Jesús lo confrontó, es decir, acepto que su amor hacia Cristo solo era como afecto o como aprecio, lo cual es contrario al tipo de Amor que se debe tener a Dios, pues este debe ser con amor Ágape, y este amor Ágape es el tipo de Amor con que todo Ministro debe dar a Dios. Y amarás al Señor tu Dios…‖ Mr. 12.30

ζαε αγαπηζεις ζπμελι ελι δελι…

2.- La Profundidad de ese Amor tiene cuatro facetas.

Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente y con todas tus fuerzas. Este es el principal mandamiento.

Es supremo, porque debe ser con excelencia en el servicio a Él.

Es cordial, es decir de corazón y con vida, mas allá de una religión simple y humana.

Es Inteligente, porque la Fe y la Razón no se excluyen mutuamente.

Es activo, porque el amor a Dios se demuestra a través de los hechos, mas allá de las palabras, ideas, conceptos, moral, dogmas, etc. Es un amor total, absoluto, completo y sin reservas, no es ciego, es inteligente. Como Ministerios la vida practica del Amor a Dios deber ser nuestra prioridad al servirle. El primer mandamiento resume los primeros cuatro mandamientos del Decálogo. El segundo es la esencia del quinto al décimo, los cuales se refieren al trato hacia otras personas teniendo como base el amor de Dios en nuestras vidas.

2 EL AMOR AL PRÓJIMO.

Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo…

¿Quién es el Prójimo? El término se aplica a un semejante, a quien posee características iguales.

61

Prójimo. (Del lat. proxĭmus) Hombre respecto de otro, considerados bajo el concepto de la solidaridad humana. 36

En las leyes de santidad y justicia que Dios dio, figura el amor al prójimo.

No te vengarás, ni guardarás rencor a los hijos de tu pueblo, sino amarás a tu prójimo como a ti mismo. Yo Jehová(Lv 19.18)

―Y e l s e g un d o e s s e m e ja n t e : A m a rás a t u p ró j i m o c o m o a t i m i s m o M t 22 . 3 9

¿Como amar al Prójimo?

La demostración de ese amor ágape a nuestros semejantes y en el terreno de los hechos es más creíble, que el tener buenos conceptos y un marco teórico sin acción. La práctica del amor implicaba no oprimirlo, No robarle, No codiciar ninguno de sus bienes, No juzgarle injustamente ni atentar contra su vida, No vengarse de él, no guardarle rencor, se le debería proteger y satisfacer como si fuera uno mismo.

El justo sirve de guía a su prójimo; Mas el camino de los impíos les hace errar‖

(Prov.12.26)

Ay del que edifica su casa sin justicia, y sus salas sin equidad, sirviéndose de su prójimo de balde, y no dándole el salario de su trabajo.(Jer 22.13)

Los Fariseos habían limitado el significado de quien era el prójimo a sus paisanos, a sus amigos y a quienes les favorecieran de alguna forma. Por otra parte Cristo enseño por medio de la parábola del buen samaritano en Lc 10.2537, el verdadero significado del término y la actitud correcta que debe tenerse con nuestro prójimo.

Parábola del buen samaritano

25 Un maestro de la ley fue a hablar con Jesús, y para ponerle a prueba le preguntó:

Maestro, ¿qué debo hacer para alcanzar la vida eterna? 26 Jesús le contestó:

¿Qué está escrito en la ley? ¿Qué lees en ella?

62

27 El maestro de la ley respondió:

—‗Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con todas tus fuerzas y con toda tu mente; y ama a tu prójimo como a ti mismo.

28 Jesús le dijo:

Bien contestado. Haz eso y tendrás la vida.

29 Pero el maestro de la ley, queriendo justificar su pregunta, dijo a Jesús:

¿Y quién es mi prójimo?

30 Jesús le respondió:

Un hombre que bajaba por el camino de Jerusalén a Jericó fue asaltado por unos

bandidos. Le quitaron hasta la ropa que llevaba puesta, le golpearon y se fueron

dejándolo medio muerto.

31 Casualmente pasó un sacerdote por aquel mismo camino, pero al ver al herido dio un rodeo y siguió adelante.

32 Luego pasó por allí un levita, que al verlo dio también un rodeo y siguió adelante.

33 Finalmente, un hombre de Samaria que viajaba por el mismo camino, le vio y sintió compasión de él.

34 Se le acercó, le curó las heridas con aceite y vino, y se las vendó. Luego lo montó en su propia cabalgadura, lo llevó a una posada y cuidó de él.

35 Al día siguiente, el samaritano sacó dos denarios, se los dio al posadero y le dijo:

Cuida a este hombre. Si gastas más, te lo pagaré a mi regreso.

36 Pues bien, ¿cuál de aquellos tres te parece que fue el prójimo del hombre asaltado por los bandidos?

37 El maestro de la ley contestó:

El que tuvo compasión de él.

Jesús le dijo:

Ve, pues, y haz tú lo mismo. (Vr. Dios habla hoy)

Los habitantes de Samaria formaban una raza mixta que resultó de la fusión del

remanente israelita con los gentiles que los asirios llevaron a la región después de la

caída de Israel (722 a.C.). Su religión mezclaba tradiciones cananeas con las prácticas

de

Judaísmo.

63

Temían a Jehová, y honraban a sus dioses, según la costumbre de las naciones de donde habían sido trasladados. Hasta hoy hacen como antes: ni temen a Jehová, ni guardan sus estatutos ni sus ordenanzas, ni hacen según la ley y los mandamientos que prescribió Jehová a los hijos de Jacob, al cual puso el nombre de Israel; con los cuales Jehová había hecho pacto…‖ 2 R 17. 33-35

En el tiempo de Jesús, el ser samaritano era motivo de rechazo y desprecio por parte de los judíos. (Jn 8.48) Los judíos trataban de evitar todo contacto con ellos (Jn 4.9). Jesús varias veces puso como ejemplo a un samaritano para mostrar que delante de Dios no hay acepción de personas (Lc 10.3337; Jn 4).

Ante tales antecedentes es muy entendible el porque Jesús por medio de esta parábola enseño de manera categórica quien es el prójimo y mostró las pruebas hacia él, no con un amor filial, sino con un amor ágape.

Por tanto: Un espíritu misericordioso no considera prejuicios ni barreras de ninguna índole para ofrecer ayuda a quien la requiere, pero es necesario que quien quiera ayudar y amar a su prójimo, primero se ame a si mismo. Ministerialmente, tal vez sea muy difícil poner en práctica el amor al prójimo, sobre todo porque en este pasaje de la Biblia, cuando se refiere a amarle, la palabra griega que se utiliza para amar a Dios (Ágape), es la misma que se utiliza para amar al prójimo. Dicho de otra forma tenemos que, la calidad de Amor a Dios, debe ser la misma que le debemos dar al prójimo, no necesariamente de la misma forma, pero si en la misma calidad. En verdad que necesitamos tener el mismo sentir de Dios en nosotros, para amar como Él ama, por eso con tanta razón la Biblia dice: Dios es Amor. Si llegásemos a ser parciales en este aspecto, cabe una pregunta para nuestras vidas:

Porque si amáis solamente a quienes os aman, ¿qué recompensa tendréis? ¡Hasta los

que cobran impuestos para Roma se portan así! Mat. 5.46

(Vr. Dios habla hoy)

Puede ser que existan personas en el mundo y aun en el cuerpo de Cristo que no se dejan amar, que por su trascendencia, sus prejuicios, su falta de restauración en el caso

64

de ser cristianos, u otro factor, haga de ellos sujetos difíciles de amar, en tales casos podríamos tal vez tener alguna razón para no poner en práctica el amor ágape.

3.- EL AMOR FRATERNO.

Este tipo de amor que debe darse entre hermanos, entre consiervos y en general entre el cuerpo de Cristo, es el amor Ágape. Cuando la Biblia habla de amar a Dios, al Prójimo, y a si mismo, utiliza el termino Ágape, y cuando Jesucristo hablo acerca del amor fraterno, la mayoría de las veces utilizo el término ágape en los versículos respectivos.

Una inspección rápida al Nuevo Testamento, sobre todo en las cartas universales de Juan y de Pedro, nos muestra la basta cantidad de veces que se menciona el mandato de amarnos entre fraternos. Es sano mencionar que en algunos de estos versículos, no solo se usa la palabra Ágape, algunos de estos textos que hablan de amor, utilizan otras palabras en el idioma griego, y son:

Este es mi mandamiento: Que os améis unos a otros, como yo os he amadoJn.15.12. (Ágape)

―Esto os mando: Que os améis unos a otros. Jn.15.12. (Ágape)

Amaos los unos a los otros con amor fraternal; en cuanto a honra, prefiriéndoos los

unos a los otro. Rom. 12.10 ( Storge: Amor a los familiares de uno, específicamente padres o hijos)

No debáis a nadie nada, sino el amaros unos a otros; porque el que ama al prójimo, ha cumplido la ley‖ Rom. 13.8 (Ágape)

65

Habiendo purificado vuestras almas por la obediencia a la verdad, mediante el Espíritu, para el amor fraternal no fingido, amaos unos a otros entrañablemente, de corazón puro‖ 1 P. 1.22 (Ágape)

Honrad a todos. Amad a los hermanos. Temed a Dios. Honrad al rey‖ 1 P. 2.17 (Ágape)

Finalmente, sed todos de un mismo sentir, compasivos, amándoos fraternalmente, misericordiosos, amigables‖ 1 P. 3.8 (Filadelfos: Que ama a los hermanos, es decir, amar fraternalmente)

Porque este es el mensaje que habéis oído desde el principio: Que nos amemos unos a otros1 Jn. 3.11 (Ágape)

Hijitos míos, no amemos de palabra ni de lengua, sino de hecho y en verdad1 Jn. 3.18 (Ágape)

Amados, si Dios nos ha amado así, debemos también nosotros amarnos unos a otros1 Jn. 4.11 (Ágape)

Y nosotros tenemos este mandamiento de él: El que ama a Dios, ame también a su hermano1 Jn. 4.21 (Ágape)

Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como yo os he amado, que también os améis unos a otros. En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros Jn. 13:34- 35 (NVI) . (Ágape)

El amor fraterno debe ser una acción volitiva, no ambigua, debe practicarse para que crezca y el resultado ante todo será que estaremos cumpliendo con la voluntad de Dios, pero por otra parte, para los inconversos será una demostración real de que en verdad somos discípulos de Cristo.

Un claro ejemplo de ello sucedió en la Iglesia naciente del Siglo I:

66

―Y pe rsev e r a b a n e n la do ctr i n a d e l o s a pó s t o les, e n la c omunión u n o s c o n o tros, e n e l partimiento del pan y en las oraciones. Hch. 2.42

Y perseverando unánimes cada día en el templo, y partiendo el pan en las casas, comían juntos con alegría y sencillez de corazón, alabando a Dios, y teniendo favor con todo el pueblo. Y el Señor añadía cada día a la iglesia los que habían de ser salvos. Hch. 2.46-48

Uno de los elementos que se mencionan es la koinonia fraternal entre ellos, y en la vida práctica, la alegría (γαλλίαζ ις agalíasis; Exultación, Regocijo; en especial tiene

que ver con la Bienvenida) y la sencillez, (afeloteti; Simplicidad), y por ese Estilo de vida, los habitantes del pueblo acudían solos a las reuniones para añadirse al grupo naciente de cristianos. Es decir, ni siquiera eran evangelizados, acudían porque veían la práctica del amor ágape entre ellos.

En el caso anterior vemos un crecimiento numérico aun antes de que Pedro diera su segundo mensaje y empezaran a convertirse otros miles. No fue por la predicación solamente que hubo añadidura de gente, sino por el testimonio de amor fraternal y real. Dadas las circunstancias de la época actual, en algunos casos, tal vez podríamos meditar en un cántico ya clásico del salmista Marcos Vidal, al cual le titulo Cristianos” y dice así:

Antes les llamaban nazarenos, después cristianos Hoy no saben como llamar a cada grupo han tantos, Antes al mirarles se decían Ved como se aman” Hoy al contemplarnos se repiten: Ved como se separan” ¿Quién sabrá quien de ellos tiene la verdad?

Como ha conseguido el enemigo robarnos el terreno Hemos comenzado a hacer murallas olvidando lo primero Que no hay cristianismo verdadero detrás de una careta Si no reflejamos a Jesús, perdemos nuestra meta Que el que sirve a los demás es el mayor,

67

Que el sermón del monte aun esta en vigor, Que aun existe el buen ejemplo y la humildad de corazón

Y que no hay vida, ni hay Iglesia, si no hay perdón.

Ojala el maestro pueda decir como dijera hace años:

No lloréis, solo duerme, no está muerta. ¿Qué te pasa Iglesia amada, que no reaccionas, Solo a veces te emocionas, y no acabas de cambiar?

Antes tenían todo en común y oraban en la noche Hoy compiten por saber quien tiene mejor casa y mejor coche. Antes morían abrazados en la arena del circo romano, hoy discuten si al orar hay que alzar o no las manos

Unos creen en profecías y otros no, Unos predican la fe y otros el amor,

Unos hablan en lenguas y otro presume de virtud

Y el mundo muere, muere, muere sin ver la luz.

Ojala el maestro pueda decir como dijera hace años: ―No lloréis, solo duerme, no esta muerta.

¿Qué te pasa Iglesia amada, que no reaccionas, Solo a veces te emocionas, y no acabas de cambiar? Jesús se levanto de la muerte, ¿Y acaso a ti no habrá quien te levante?

No necesariamente en todos los lugares la situación es la misma, pues gracias a Dios en muchos lugares del mundo hay una impresionante crecimiento en el número de gentes que están convirtiéndose al camino de Dios, de forma tal que ya es común en algunos lugares incluso de México, hablar de Mega Iglesias y de más de dos reuniones masivas los domingos, teniendo gente diferente en cada una de las reuniones.

68

Pero sin duda alguna la práctica del amor ágape es fundamental en el Cuerpo de Cristo.

Otros versículos que nos hablan al respecto son los siguientes:

Nosotros sabemos que hemos pasado de muerte a vida, en que amamos a los

hermanos. El que no ama a su hermano, permanece en muerte Todo aquel que

aborrece a su hermano es homicida; y sabéis que ningún homicida tiene vida eterna

permanente en él. 1 Jn 3.14, 15

―Si alguno dice: Yo amo a Dios, y aborrece a su hermano, es mentiroso. Pues el que no

ama a su hermano a quien ha visto, ¿cómo puede amar a Dios a quien no ha visto? Y

nosotros tenemos este mandamiento de él: El que ama a Dios, ame también a su

hermano” 1ª. Jn. 4:20,21

Considero que para finalizar esta parte del tema, conviene considerar el famoso capitulo

trece de 1ª a los Corintios y ser objetivos en lo que enseña, sin ser pietistas, ni liberales.

3.1 MÁS SOBRE EL AMOR ÁGAPE. (1 Cor. 13.1-13)

1 Si no tengo amor, de nada me sirve hablar todos los idiomas del mundo, y hasta el idioma de los ángeles. Si no tengo amor, soy como un pedazo de metal ruidoso; ¡soy como una campana desafinada!

2 Si no tengo amor, de nada me sirve hablar de parte de Dios y conocer sus planes secretos. De nada me sirve que mi confianza en Dios me haga mover montañas.

3 Si no tengo amor, de nada me sirve darles a los pobres todo lo que tengo. De nada me sirve dedicarme en cuerpo y alma a ayudar a los demás.

4 El que ama tiene paciencia en todo, y siempre es amable. El que ama no es envidioso, ni se cree más que nadie.

No es orgulloso.

5 No es grosero ni egoísta. No se enoja por cualquier cosa.

69

No se pasa la vida recordando lo malo que otros le han hecho.

6 No aplaude a los malvados, sino a los que hablan con la verdad.

7 El que ama es capaz de aguantarlo todo, de creerlo todo, de esperarlo todo, de soportarlo todo.

8 Sólo el amor vive para siempre. Llegará el día en que ya nadie hable de parte de Dios, ni se hable en idiomas extraños, ni sea necesario conocer los planes secretos de Dios.

9 Las profecías, y todo lo que ahora conocemos, es imperfecto.

10 Cuando llegue lo que es perfecto, todo lo demás se acabará.

11 Alguna vez fui niño. Y mi modo de hablar, mi modo de entender las cosas, y mi manera de pensar eran los de un niño. Pero ahora soy una persona adulta, y todo eso lo he dejado atrás.

12 Ahora conocemos a Dios de manera no muy clara, como cuando vemos nuestra imagen reflejada en un espejo a oscuras. Pero, cuando todo sea perfecto, veremos a

Dios cara a cara. Ahora lo conozco de manera imperfecta; pero cuando todo sea

perfecto, podré conocerlo como él me conoce a mí.

13 Hay tres cosas que son permanentes: la confianza en Dios la seguridad de que él cumplirá sus promesas, y el amor.

De estas tres cosas, la más importante es el amor.

Este capítulo sobre el amor ágape está dividido en tres secciones:

1) La inutilidad de los dones sin el fruto del Espíritu, el amor. (Ágape) 2) La naturaleza del amor. (Este es el énfasis que estoy considerando)

3) La permanencia del amor en contraste a la temporalidad de los dones. 37

La palabra amor en este capitulo viene de la palabra griega Ágape:

εαι εαεν γηζ δδαεν εζ ι αιδμζπζι ηαηζ ζαε εζι αγγεηζ ι αγαπην δε θε εξζ γεγλια

ξαηζλν εξζι ε ζπθβαηλι αηαηαδλι (1881 Westcott-Hort Greek New Testament)

Y en cuanto a su Naturaleza es así:

Sufrido, al ser paciente con las imperfecciones de la gente.

70

Benigno, activo en hacer el bien.

Sin envidia; no es posesivo y competitivo, sino que desea lo mejor para los demás.

Sin jactancia, posee la cualidad de ocultarse, no hace ostentación de sí mismo.

No es indecoroso, no trata a otros con arrogancia; no se comporta con rudeza, sino son cortesía y buenas maneras.

No busca lo suyo, no insiste en sus derechos o demanda precedencia alguna; es generoso.

No se irrita; no es susceptible, no es grosero ni hostil, en los momentos difíciles mantiene la compostura.

No guarda rencor; no lleva la cuenta de los males que ha sufrido, sino que borra el resentimiento.

No se goza de la injusticia, no se alegra del infortunio ajeno, ni difunde rumores maliciosos,

Se goza de la verdad, al propagar activamente el bien.

Todo lo sufre, al defender y sostener a otros.

Cree en lo mejor de los demás, les acredita buenas intenciones y no es suspicaz.

Todo lo espera, no se desanima con la gente, sino cree en su futuro.

Todo lo soporta, al perseverar y permanecer leal hasta el final. 38

Esta es la calidad de amor Ágape que debe practicarse conforme a la Ética Ministerial,

estas son sus características, y al respecto, en la vida práctica con la gente, con la Iglesia y con los colaboradores en la Viña del Señor, conviene tomar en cuenta lo siguiente: Las características del Amor, deben aplicarse de manera bilateral y equilibrada, sin caer en egocentrismos, desigualdades, desequilibrios o falsas interpretaciones. Por ejemplo:

Si nuestros colaboradores de manera descuidada y mas de una vez, llegan tarde a sus compromisos, y son exhortados o hasta reprendidos, en su defensa será inadecuado que ellos digan: ―El amor todo lo soporta, todo lo espera y todo lo sufre; Por tanto, no deben decirme nada, porque si no ¿Dónde esta el amor?

Visto de manera unilateral, hay parte de verdad, pero no hay equilibrio, puesto que el amor no se goza en la injusticia, no busca lo suyo, y es sufrido, entonces en vez de que

71

el impuntual quiera que se le justifique, conviene equilibrar junto con Él, la enseñanza

sobre la naturaleza del amor, y con determinación dar fin a tal situación. Es obvio que

en casos difíciles, nuestros colaboradores deben ser comprendidos y apoyados

Por tanto en las diversas situaciones que el Ministro enfrenta y “arregla”, conviene tanto

equilibrar la enseñanza de manera bilateral, así como considerar el resto de versículos

en la Biblia que nos hablan del amor Ágape, pues el hecho de que el amor sea benigno,

paciente, sufrido, etc., no quiere decir que toleremos pecado, impuntualidades, falta de

respeto, burlas, estafas, encubrimientos, herejías, apostasías, falsos testimonios, etc.

ya para finalizar esta parte, cito estos versículos sobre el amor:

Mejor es reprensión manifiesta que amor ocultoProv. 27.5

Con amor y verdad se perdona el pecado…l‖ Prov. 16.6

Porque el Señor al que ama, disciplina,

de instrucción, educación y entrenamiento)

Heb. 12.5 (Aquí la disciplina tiene el sentido

―Y e l S e ño r os h a g a c r e c e r y a bu n da r e n a m o r u no s pa ra c o n o tros y pa ra c o n t o d o s,

como también lo hacemos nosotros para con vosotros,1 Tes. 3.12

CAPÍTULO VII: LOS MÁS VULNERABLES.

Vulnerable es aquel que puede ser herido o recibir alguna lesión, física o moral. En el

ámbito eclesial podemos añadir otro tipo de heridas o lesiones, y pueden ser las de

carácter espiritual o ministerial. En la Iglesia y Ministerio todos nosotros en un momento

dado somos susceptibles de ser heridos, pero hay otros elementos en la Iglesia que

pueden ser blanco mas fácil de esas situaciones, de ahí el titulo al presente capítulo.

Pero ¿Quiénes son ellos? ¿Cuál es el papel de la Ética Ministerial en cada situación?

Consideremos los siguientes y bastos ejemplos a la luz de las Sagradas Escrituras, sin

pretender considerar que es todo, o lo ultimo que hay que tomar en cuenta al respecto.

1. LOS ANCIANOS

72

La 1ª carta a Timoteo es eminentemente pastoral, toda la consejería que contiene es un excelente material para hablar de Administración de la Iglesia, de Teología Pastoral, de Profecía, y de Ética Ministerial, entre otras materias. La escribe un Ministerio Apostólico a un Ministerio Pastoral (Aunque Timoteo es considerado también como un Apóstol). El propósito central es: Te escribo…para que sepas cómo debes conducirte en la casa de Dios, que es la Iglesia del Dios viviente, columna y baluarte de la verdad1 Ti. 3.15

Concerniente al trato ministerial a estos sectores humanos de la Iglesia, de manera especifica, dice: No reprendas al anciano, sino exhórtale como a padre; a los más jóvenes, como a hermanos; a las ancianas, como a madres; a las jovencitas, como a hermanas, con toda pureza. Honra a las viudas que en verdad lo son1 Tim. 5.1-3

Me llama la atención el hecho de que en este pasaje no se mencione a los niños y que la indicación tome en cuenta en primer lugar a los ancianos varones, también el que se mencione a las féminas en tres condiciones especificas; Jovencitas, ancianas y viudas.

La palabra común para el trato a cada uno de estos sectores que forman la Iglesia, es Exhortación (Gr. Parakaléo) y la Honra (Gr. Timáo) en el caso específico de quienes son viudas en verdad. 1.1 LOS ANCIANOS EN MUNDO ANTIGÜO.

En la mayoría de las civilizaciones antiguas se considero que las personas de edad eran las más capaces para gobernar al pueblo. De ahí que por lo general a los líderes se les haya llamado ancianos y que se haya dado origen a la Gerontocracia (Gr. geron, anciano, y kratos, poder). La Gerontocracia es la dominación social y política ejercida por las personas mayores de una forma directa o indirecta.

En las antiguas civilizaciones, los ancianos cumplían funciones políticas, civiles y hasta religiosas. Por ejemplo: En el reino de Babilonia, el Consejo de Ancianos se ocupaba de la administración local. Entre los aztecas, los ancianos de los barrios eran consultados por los dirigentes a la hora de decidir sobre los cambios de posesión de tierras. Durante la monarquía de Roma, el rey era elegido por el Consejo de Ancianos (El Senado), asamblea que después se convirtió en consejo asesor de los cónsules.

73

1.2

LOS ANCIANOS EN LA BIBLIA.

En la Biblia el término Anciano proviene de (Heb. Zaquén y del Gr. Presbíteros). Y bien puede designar a un Ministerio, o a una persona de edad avanzada (viejo).

―… y murió Abraham en buena vejez, anciano y lleno de años,…‖ Gn. 25.8

¿Está alguno enfermo entre vosotros? Llame a los ancianos de la iglesia, y oren por él, ungiéndole con aceite en el nombre del SeñorSgo.5.14.

Desde antaño hubo ancianos en Egipto, Moab y Madián (Gn 50.7; Nm 22.7)

Durante la esclavitud egipcia los israelitas tuvieron ancianos (Éx 3.16)

Durante el viaje del desierto se formalizó su institución (Éx 18.21)

Después cada ciudad contó su cuerpo de ancianos (Dt 19.12; 21.2; 22.15; Jos 20.4)

Los ancianos de Israel influyeron en la monarquía (1º S. 8.4; 2 S 5.3; 1º R 8.1)

Durante la cautividad y en la época de Esdras (Esd 8.1; 14.1)

Al llegar el periodo del Nuevo Testamento, los ancianos ejercieron autoridad juntamente con los principales sacerdotes y formaban parte del Sanedrín. En las Sinagogas había un consejo de ancianos gobernantes, por tanto, era común que las Iglesias Cristianas imitaran esa estructura y que por ello cada congregación contara con su Presbiterio. Los ancianos en la Iglesia visitaban a los enfermos y predicaban la Palabra, entre otras actividades ministeriales. (Sgo. 5.14; 1 Ti 5.17). Ya que el verbo supervisar en 1ª P 5.2 describe la función de los Ancianos, y puesto que Pablo llama Obispos a los Ancianos de Éfeso (Hch 20.28; Tit 1.5-7), parece indicar que los términos Anciano y Obispo eran intercambiables y que se refieren también al Ministerio del Pastor.

En las instrucciones dadas al Pastor Timoteo, la indicación es el buen trato que se debe dar a los varones de edad avanzada (Viejos) y no solo a los ancianos como ministerios.

respecto:

Veamos

más

74

L le g a r a la v e jez se c o n sid e ra b a c o m o s e ñ a l d e la be n d ic i ó n Di v in a . ―Y t ú v end rás a tus padres en paz, y serás sepultado en buena vejez. (Gn 15.15)

Los judíos y los orientales en general, tenían en alta estima la vejez. Corona de honra es la vejez que se halla en el camino de justicia. (Prov. 16.31).

Se exigía el respeto a los ancianos. Delante de las canas te levantarás, y honrarás el rostro del anciano, y de tu Dios tendrás temor. Yo Jehová. (Lv 19.32)

L a f a lta d e r e s pe t o h a c ia e l l o s se c on si d e ra b a c o m o u n a f a lta g ra v e . ―A l o s p rínci p e s colgaron de las manos; No respetaron el rostro de los viejos. Lm 5.12

Se creía que los ancianos tenían más sabiduría por sus años de experiencia.

―Ent on c e s e l r e y R o bo a m p idió c on s e j o d e l o s an ci a no s q u e h a b í a n e st a d o de la n te d e

Salomón su padre cuando vivía…‖ (1 R 12.6)

―En los ancianos está la ciencia, Y en la larga edad la inteligencia; ―Yo decía: Los días hablarán, y la muchedumbre de años declarará sabiduría‖ Job. 12.12, 32.7

Considero que por los tiempos que estamos viviendo, no seria una carga excesiva pedir a los Pastores, Lideres Denominacionales, Apóstoles, Presidentes de A. R., y en general a quienes tienen a su cargo la dirección de la Iglesia y a Ministerios bajo su cargo, tener nociones básicas de Geriatría y Gerontología, como parte de su formación. Esto con fundamento en lo que la Biblia enseña respecto a los ancianos en otras partes de la misma Escritura, por ejemplo:

No se enseña la reverencia ciega ni indiscriminada hacia la vejez. Pues la ancianidad tiene mucho merito solo si se halla en el camino de justicia‖ (Pr 16.31).

El escritor del Eclesiastés reconoce que ―Es mejor es el muchacho pobre y sabio que

el rey viejo y necio(Ec 4.13). Lo que indica que los viejos son susceptibles de cometer

errores

y

por

tanto,

aun

deberían

tener

un

espíritu

enseñable.

75

Pablo da consejos a ancianos y ancianas. Que los ancianos sean sobrios, serios,

prudentes, sanos en la fe, en el amor, en la paciencia. Las ancianas asimismo sean reverentes en su porte; no calumniadoras, no esclavas del vino, maestras del bien; que enseñen a las mujeres jóvenes a amar a sus maridos y a sus hijos…‖ Tit. 2.2-4

Hay referencia a los padecimientos de la vejez. ―Acuérdate de tu Creador ahora que

eres joven y que aún no han llegado los tiempos difíciles; ya vendrán años en que digas: No me trae ningún placer vivirlos.Hazlo ahora, cuando aún no se apaga la luz del sol, de la luna y de las estrellas, y cuando aún hay nubes después de la lluvia. Llegará un día en que tiemblen los guardianes del palacio y se doblen los valientes; quedarán tan pocas molineras, que dejarán de moler; las que miran por las ventanas, comenzarán a perder la vista. Cuando llegue ese día, se cerrarán las puertas que dan a la calle; el ruido del molino se irá apagando; las aves dejarán oír su canto, las canciones dejarán de oírse; la altura causará miedoEl almendro comenzará a florecerPues el hombre va a su hogar eterno, y en la calle se escucha ya a los que lloran su muerte. Acuérdate de tu Creador ahora que aún no se ha roto el cordón de plata ni se ha hecho pedazos la olla de oroni se ha hecho pedazos la polea del pozo. Después de eso el polvo volverá a la tierra… y el espíritu a Dios que lo dio. Ecl. 12.1-7

Estos versículos consideran los padecimientos de la vejez y la proximidad de la

muerte física. La oscuridad mencionada, bien puede referirse a las nubes que reducen la agudeza visual, en especial en la vejez.

Las nubes probablemente constituyan una referencia a los sentimientos depresivos

que asaltan a la gente de edad avanzada o a los cambios continuos de humor. La expresión Temblarán los guardas de la casaBien puede referirse las manos de los ancianos, que cuidan la casa (El cuerpo tembloroso) ¿Tal vez Alzheimer?

La expresión Cesarán las muelas‖ se refiere sin lugar a dudas, a la pérdida de la

dentadura que acompaña casi siempre a la vejez, lo cual ocurría especialmente en el mundo antiguo. También hay referencia al insomnio, a la escasa ingestión de alimentos, al sueño ligero ante cualquier ruido y al padecimiento de la baja agudeza auditiva.

76

La expresión Florecerá el almendroda a entender que así como sus flores se

tornan blancas, las canas de los viejos eventualmente cubrirán sus cabezas con la misma coloración. La muerte física, aquí se representa como la ruptura de una cadena de plata, la rotura de un cuenco de oro, o el quebrar un cántaro junto al pozo.

A lo anterior podemos añadir la oración del anciano que aparece en el Salmo 71.

Señor, en ti busco protección; ¡no me defraudes jamás! ¡Líbrame, ponme a salvo, pues tú eres justo! Dígnate escucharme y sálvame. Sé tú mi roca protectora, ¡sé tú mi castillo de refugio y salvación! ¡Tú eres mi roca y mi castillo! Dios mío, líbrame de las manos del malvado, de las manos del criminal y del violento, pues tú, Señor, desde mi juventud eres mi esperanza y mi seguridad. Aún estaba yo en el vientre de mi madre y ya me apoyaba en ti. ¡Tú me hiciste nacer! ¡Siempre te alabaré! He sido motivo de asombro para muchos, pero tú eres mi refugio. Todo el día están llenos mis labios de alabanzas a tu gloria; no me desprecies cuando ya sea viejo; no me abandones cuando ya no tenga fuerzas. Mis enemigos, los que quieren matarme, se han aliado y hacen planes contra mí. Dicen: ¡Perseguidle y atrapadlo, pues Dios lo ha abandonado y nadie puede salvarle!‖ No te alejes de mí, Dios mío; ¡ven pronto a ayudarme! ¡Sean avergonzados y destruidos los enemigos de mi vida! ¡Sean puestos en ridículo los que quieren mi desgracia! Pero yo esperaré en todo momento, y más y más te alabaré; todo el día anunciaré con mis labios que tú nos has salvado y nos has hecho justicia. ¡Esto es algo que no alcanzo a comprender! Contaré las grandes cosas que tú, Señor, has hecho; ¡proclamaré que tan solo tú eres justo! Dios mío, tú me has enseñado desde mi juventud, y aún sigo anunciando tus grandes obras. Dios mío, no me abandones aun cuando ya esté yo viejo y canoso, pues aún tengo que hablar de tu gran poder a esta generación y a las futuras.

77

Tu justicia, oh Dios, llega hasta el cielo; tú has hecho grandes cosas;¡no hay nadie como tú! Aunque me has hecho ver muchas desgracias y aflicciones, me harás vivir de nuevo; me levantarás de lo profundo de la tierra, aumentarás mi grandeza y volverás a consolarme. Yo, por mi parte, cantaré himnos y alabaré tu lealtad al son del arpa y del salterio, Dios mío, Santo de Israel Mis labios se alegrarán al cantarte, lo mismo que todo mí ser, que tú has salvado. También mi lengua dirá a todas horas que tú eres justo, pues los que querían mi desgracia han quedado cubiertos de vergüenza(Vr. Dios habla hoy).

1.3 LA PERSPECTIVA SECULAR.

Los avances en la Gerontología y la Geriatría han aportado gran beneficio para saber mucho acerca de los ancianos, considero que estas disciplinas tienen estrecha relación con la Ética Ministerial, puesto que si la Biblia habla muchas veces de los ancianos y si se nos instruye de manera especifica en no reprenderles (Gr. Epiplesso; Atacarles bruscamente), entonces, nos conviene saber sobre sus condiciones en general. Veamos de manera somera algunos aspectos sobre los ancianos desde la perspectiva secular, pues esto nos hará entender más lo que de antemano dice la Biblia al respecto.

La Gerontología: Es la ciencia que se ocupa de las personas mayores y en especial de los aspectos sociales y de conducta del envejecimiento. Aunque este proceso abarca toda la vida y sus efectos varían según el individuo, se considera que la tercera edad comienza a los 65 años.