Sei sulla pagina 1di 132
En Alma Abraham González - 1 -
En Alma Abraham González - 1 -
En Alma Abraham González - 1 -

En Alma

Abraham González

- 1 -

- 2 -

En Alma (  ) Abraham González - 3 -

En Alma

()

Abraham González

- 3 -
- 3 -
© Abraham González Lara (2015) © Ediciones QyDado (2015) Si ese es tu deseo, distribuye

© Abraham González Lara (2015)

© Ediciones QyDado (2015)

Si ese es tu deseo, distribuye este material sin cortapisas. El autor busca toda la notoriedad y fama que pueda llegar a conseguir en vida, aún supeditando a tan mezquinos fines la sabrosa obtención del lucro y la fortuna que normalmente debieran de acompañarlas, por lo que estaría pero que muy feo lo de usar la totalidad o parte de su contenido, sin tener la decencia de citarle. Otro vendrá

- 4 -
- 4 -

Prólogo

7

1. Maramiyeh

17

2. Poder en el aire

25

3. Rumbo a Tarsis

39

4. Entrelazamiento cuántico

49

5. La copa de Jamshîd

55

6. Imitaciones

59

7. Imperio

65

8. i-Fotón

71

9. Valdeande mágico

75

10. Otoño

81

Referencias

85

I

Índice de continentes

- 5 -

- 6 -

A Lorenzo Pacheco, que vive por una buena causa.

P

Prólogo

- 7 -

- 8 -

“Quien pide al Padre más de lo que puede darle probablemente reciba aquello que solicita, pues no ruega en vano.” (Carl S. Lewis)

“Ponderando la bondad del maestro, se aviva la certeza en el corazón.” (Marco Pallis)

En la resentida huida (emancipación) intelectual, uno no se conforma con renegar de las doctrinas, sino que acaba odiando a sus antepasados, así como la cultura y el estilo de vida que asocia con ellos, aunque, de un modo ciertamente extraño y paradójico, termine a su vez encontrando elementos verdaderos y tal vez de irremplazable valor en aquello contra lo que obstinado se subleva.

Siempre amé la roca desde la que fui tallado.

La compasión y la sabiduría convive con una teología impostada que aparentemente- no alienta ninguna de las dos cosas.

Nos vemos en la ardua obligación de ahondar tras la repulsiva corteza para atisbar algo digno de compasión y respeto, si bien con ciertas reservas.

- 9 -

Dudosa máxima: ¿saberlo todo es perdonarlo todo? Inmutable verdad: perdonar siempre es saber, porque el que ama ve.

Es razonable suponer que mi compulsivo afán de producción literaria fuera el escenario tras el que ocultar una importante crisis o cambio crucial en mi vida. Mi carácter no se basa en la construcción del futuro, sino en la permanencia de lo que en otras ocasiones he denominado el “Sagrado ahora”, siendo tan generoso como sólo lo pueden ser los pobres de solemnidad.

En esta obra el lector descubrirá ciertos pasajes donde la sabiduría y (me atrevería a llamar) lo sagrado triunfan sobre los elementos más básicos del estilo y los destruyen. Fue mi intención encontrar un modo de expresión exacto, enérgico y ajustado, adquiriendo un implacable filo que penetre las barreras y defensas con las que naturalmente- se aproxima el lector a cuanto hace discurrir con cautela ante sus recelosos ojos, aunque soy consciente de la textura de los distintos capítulos es intencionalmente imprecisa e incluso, en ocasiones, vacilante, oscurecida y camuflada tras mi habitual verborrea insustancial que pretende hacerse pasar por inconformismo, ornamento erudito y florido, y, en ocasiones, escorada hacia un cargante exceso de melosidad.

Quizá nuestro aventurado lector sea de los que creen que el arte de crear mitos (mitopoiesis) constituye una forma literaria en sí misma. En cualquier caso, es ahora nuestro lector quien decide motu proprio ignorar estas protectoras advertencias.

- 10 -

Desnudo mi estrategia desde este prólogo: únicamente pretendo lograr que una determinada sucesión de acontecimientos calen en la imaginación lectora de una manera efectiva, permitiendo así que nuestro lector los estructure desde su alma y le sirvan de argumento.

Le será posible al lector esforzado y atento encontrar, entre aquellos disparejos continentes que pueblan esta obra, una relación imperfecta, externa, fortuita. En un primer contacto quizá se halle alguna recóndita y secreta satisfacción, pero sólo será tras un prolongado conocimiento íntimo en donde hallará la perseverancia la recompensa de una sabiduría y solidez inusitadas.

Nuestro osado lector se verá obligado a ir más allá de la expresión de cosas que ya había experimentado anteriormente. Despertará en él o ella sensaciones que jamás había tenido, ni siquiera intuido, como si de un modo inexplicable se desprendiera de las estrecheces de su conciencia y disfrutase de alegrías no prometidas al nacer. Cuanto lea actuará bajo la piel, tocándole en un nivel de profundidad insospechada, por debajo de sus pensamientos o sus pasiones. Llegará a reformular en su alma todas la previas preguntas y logrará sacudir su consciencia hasta hacerle sentir más despierto más despierta- que nunca.

Encontrará también en esta obra aquellos tópicos a los que ya le tenemos bien acostumbrado, pero esta vez en sus modalidades más siniestras y diabólicas, cayendo por la ladera que conduce por la pasión por lo insólito, hasta llegar a lo excéntrico y lo morboso.

- 11 -

Un nuevo libro quizá con pretensiones hospitalarias, como el inefable poso que deja ese sueño en el que uno se sorprende extrañamente alerta.

Destilará así al alma bienintencionada una suerte de inocencia fresca y matinal, así como el salutífero rocío de ciertas modalidades inconfundibles para quien ya ha experimentado la buena muerte.

Bautizará quizá su imaginación, aunque usted pensará que todavía ha logrado mantener a salvo su intelecto y, ya no digamos, su conciencia. Advertido queda.

Sin embargo, cuando el proceso se complete (quiero decir, claro está, “cuando verdaderamente se inicie” se dará cuenta del ponzoñoso poder que esconden estas previas palabras, de que a su pesar- le acompañarán durante toda la lectura y quizá entienda que por fin está preparado para asumir ciertas cosas que no se le podían confiar en este primer breve encuentro. Pero, en cierto sentido, sabrá con absoluta certeza que todo le había sido advertido desde el principio.

De ser ciertas estas amenazas, ¿a qué se debe el que su magia despierte en el alma del lector un eco tan hondo?

Las palabras, que han sido urdidas y maliciosamente entretejidas, se han convertido en este mismo instante en el símbolo de aquello que anhela su corazón, ya sea porque se perdió o porque aún no ha sido realizado, ya sea porque está a punto de desvanecerse delante de sus propios ojos.

- 12 -

La búsqueda de esa certeza y estabilidad que hunde sus raíces, no solo en el principio de los tiempos, sino en el ser más íntimo de cada uno de nosotros y se consagra como imperecedera fuente de inspiración, simbolizando el destino de la humanidad, escenario de combate entre dos irreconciliables mundos.

Nadar entre el vacío fértil de aparentes dicotomías:

Pasado-futuro; atraso-progreso; libertad espiritual- poder político; creencia-ciencia; mera superstición- propio conocimiento; sabiduría del corazón-espejismo racionalista; dignidad individual-instinto gregario; alcanzar un destino superior por desarrollo interno y desvelamiento espiritual-prosperidad material…

En la medida en que sacrificamos el instante vivo al Moloch del futuro, se destruye la conexión orgánica con una tradición fructífera en pos de la quimera del maquinismo tecnológico, de una cesión de libertad en pos de búsqueda de seguridad en el redil del rebaño, de una felicidad huera basada en la satisfacción de deseos y necesidades tan irreales como efímeros, abocando la noción de Tradición al campo semántico del atraso, lo imperfecto, lo periclitado, lo reaccionario.

Por el contrario, conscientes de ser uno con aquellas semillas creativas ocultas en la fértil matriz de una Tradición Primordial siempre joven, apacible, pacífica y, pese a quien le pese, ¡viva!

El peregrino nunca viaja siguiendo una ruta o un itinerario establecido, o persiguiendo un propósito definido. Sus pasos físicos son encaminados desde un pulso interior, en soledad y quietud.

- 13 -

De ahí la certeza de abandonar la seguridad y el confort familiar, abrirse a la presencia de personas y paisajes nuevos como parte de nuestro destino, a la necesidad de confiarse en el sentido último de cuanto sucede y aceptar que está en armonía con nuestro ser y la universalidad de una vida más grande, de una mirada que nos supera porque nos trasciende.

El verdadero peregrino se abandona a la certeza de una vida mejor que busca desde su centro y le conduce a una meta que ya está presente dentro de él, aunque se oculta a sus ojos. Una suerte de nube blanca, que flota segura y efímera en un cielo sin límites, delicadamente irisada, de la que descienden fértiles una vida y un conocimiento liberador que arde apasionado.

No se puede llegar hasta la pulpa del mundo sin antes desprender la piel. Este libro no es una píldora que ha sido bañada en oro. La píldora es toda ella de oro.

En un tiempo y un espacio en que aquellos peligrosos empeños de desintegración y deshumanización corren parejos y restringen nuestra mirada, todo intento por repensar la complejidad del mundo está abocado al fracaso más absoluto y, sin embargo, constituye quizá la más importante necesidad no tanto del filosofar como del vivir consciente, esto es, ético y cívico.

Necesitamos así una perspectiva mucho más amplia e integradora, capaz de conciliar a los dominados con sus sagrados dominadores, una tarea pendiente desde el principio de los tiempos.

- 14 -

Desde nuestra actual e ingenua propuesta literaria, vamos a volver, una vez más, a intentar la reconquista y colonización pacífica del Olimpo y el Averno.

El universo cotidiano está impregnado de una cualidad fascinadora, divina, mágica, terrorífica y extasiante en la que, tantas veces sin ser conscientes de ello, todos habitamos.

Allí donde la encuentres, ama aquella bondad que no se haya encerrada en el prosaico moralismo de la Ley y el Deber, sino que es como ese dulce aliento que acaricia tu rostro, tibio susurro que brota del escondido Jardín de las Hespérides, desde “la tierra de los Justos”, desde la que -al fin se- desvela esa elusiva Forma cuya sola contemplación nos inspira un voluptuoso anhelo, el deseo de aquello que quizá, empleando la afortunada expresión de Safo, es “más dorado que el mismo oro”.

Servidumbre del espejo.

(Final Prólogo 26)

- 15 -

- 16 -

1

Maramiyeh

- 17 -

- 18 -

“Cabalgando un asno, un pollino hijo de asno, llegará hasta ti la soberanía.” (Zacarías 9,9)

“Nada teme más la usura del impostor que un Espíritu inquebrantable, libre y abierto a todos.” (Simone Weil)

Desde la maravillosa parábola del padre, el hijo y el asno del Mullah Nasrudín, mucho e interesante se ha escrito sobre la necesidad de disponer de un asno a nuestro servicio 1 .

La expresión hebrea RMJ 2 vale tanto para asno como para materia, quizá porque la densidad transporta lo espiritual, sin comprender su función elevadora de la conciencia global, arrancando 3 a los seres humanos, a su pesar, de la ciénaga de la servidumbre cotidiana, para conducirla a un nivel más elevado. Todos los sabios, maestros y profetas de las distintas tradiciones y formas religiosas han sido vehículos de dicha fuerza o potencia espiritual, a través de los siglos.

1 Cf. Seffi Rachelevsky. The Messiah’s Donkey

2 Xamor; xomer.

3

Mesiah

arrancar

como

trasliteración

- 19 -

de

li’Mshoh,

literalmente

Ese mismo asno que enalbardaron mucho antes que Jesús, el mismo patriarca Abraham 4 y

Ese mismo asno que enalbardaron mucho antes que Jesús, el mismo patriarca Abraham 4 y Moisés 5 , poder debidamente instrumentalizado sin, por ello, como les ocurre a tantos otros, sucumbir a él, como marcan los cánones del mejor protocolo.

Cada asno es una suerte de supra ser, integrado por un conjunto de células que, aunque parecen tener vida propia, actúan metabolizan y catabolizan- en función del conjunto, de igual modo que cada abeja actúa en función, mas de la colmena que del colmenar.

4 Génesis 22,3

5 Éxodo 4, 20

- 20 -

De un modo que a las células del asno quizá les cueste reconocer o asumir, cada una de ellas, sin saberlo a ciencia cierta, viven por y para las necesidades del asno en cuestión. Son importantes únicamente en la medida en que sirven al todo. Sus derechos únicamente son tales en función de sus obligaciones. De lo contrario, son radicalmente esto es, desde la perspectiva del asno- desechables.

Únicamente el asno cree ser una criatura que dispone de voluntad propia e independiente, que defiende su alimento, se nutre de él y elimina los desechos que ya no le sirven -y cuya conservación podría resultar fatal o perjudicial para el organismo-, descansa, para con ello recuperar las fuerzas que le permitirán volver a comer al día siguiente.

Cada célula individual del asno, hace exactamente lo mismo a su nivel-, pero sin tener consciencia de que sus patrones vitales y mortales 6 - obedecen a una suerte de esquema o plan “superior”. Lo mismo ocurre con los distintos orgánulos (mitocondrias, ribosomas, etc.) de la célula con respecto a esta, incluido hasta el orgulloso núcleo celular, que no deja por ello de ser un mero “mandado”, algo que, de algún extraño modo, sabe por que no termina demasiado bien de asumir y comprender. Su verdadero sentido “se le escapa”. Eso sí, cada orgánulo, por la cuenta que le trae al conjunto celular, realiza su función específica u “oficio” a las mil maravillas: “Al orden lógico del total mayor.”

6 Apoptosis celular.

- 21 -

El primero en alertar contra los terribles peligros de la una resonancia contra-iniciática fue René

El primero en alertar contra los terribles peligros de la una resonancia contra-iniciática fue René Guènon, al denunciar que existía un grupo de adeptos versados en el lado esotérico de una forma tradicional pero que actuaban conscientemente contra sus objetivos. Una suerte de cáncer o tumor para el organismo, gestado desde su propio interior. Una guerra cuyas víctimas sacrificiales se gestan desde la eficaz y autolítica quinta columna interior.

De nada le sirvió a Laocoonte 7 advertir a los troyanos del peligro que encierra el ciego apropiarse de ciertos obsequios (diseñados para ocasionar en sus huéspedes el efecto de ser) envenenados por el desarraigo, sobre todo si provienen de los Danaos: “Lo que es saludable para un ruso suele resultar mortal para un alemán. 8

7 “Timeo Danaos et dona ferentes.”, Eneida II, 49.

8 Tradicional “broma” rusa.

- 22 -

Afortunadamente, la verdadera Ciencia 9 siempre es, por etimología, gnóstica. Por eso Hegel se dio cuenta que sólo la síntesis cura la enfermedad de la antítesis.

No le des más vueltas: necesitas la sordidez de un asno, para ponerla al orden.

Ya sea en peshat, derash, remez o en sod, ¿dónde cae el inequívoco e inexpugnable centro? ¿Cuál es su agenda?

¡Emunah!

(Final Capítulo 26.1)

9 En el sentido del Scire latino.

- 23 -

- 24 -

2

Poder en el aire

- 25 -

- 26 -

“Tribuir tribus, fraternizar fratrías.” (Versión délfica del Divitas ut vincas)

“Ningún par de males se necesita más que el de la riqueza y la pobreza.” (Licurgo de Esparta)

Poder en el aire

¿Qué fue de los primeros pueblos aborígenes, nativos, autóctonos o indígenas naturales que poblaron la Gaia primigenia, antes de la letal llegada de conquistadores y colonos de los que vergonzantemente descendemos?

Quiere el historiador purificar la fábula de los tiempos ancestrales para encontrar en ella el donoso escrutinio de aquello que resulte así lo suficiente probable y verosímil como para agarrarse a ello.

Sabemos por Cónidas, maestro y tutor de Teseo, que los ancestros eran hombres gigantes que malgastaban su fuerza manual y gran agilidad, no en crear belleza y civilizar, sino en complacerse en la violencia, abusando con crueldad y aspereza de su gran poder, aspirando a dominar, sujetar y destruir todo aquello que se interpusiera a sus inmediatos afanes.

- 27 -

Así, el Gran Alejandro aconsejaba trasquilar el pelo y la barba de sus generales y soldados para que no hallasen en ellos los enemigos asidero.

Algunos, ya sea por evitar peligros extremos, por temor

a la esclavitud o al doloroso castigo que les amenaza, se tornan valientes por miedo, y se ven precisados a arrojarse a las cosas más grandes.

Todo rey que se precie ha de cuidarse de incomodar en exceso a sus súbditos, hasta llevarles a arrojarse a la sublevación que depare en regicidio. Siempre resulta delicado el relevo en el apoderamiento de la autoridad, por tratarse de un periodo proclive a la peligrosa aparición de turbas, alborotos, altercados, divisiones, recelos e inquietudes por parte del pueblo.

El mismo día en que Rómulo fundó Roma, nació entre los Sabinos, en la insigne ciudad de Cures, el virtuoso Numa Pompilio 10 , llamado a suceder a aquel en el poder y la buena gobernanza de la ciudad eterna, habiendo rectificado su ánimo con la aristocrática doctrina, la paciencia y la filosofía pitagórica, librándolo de las degradantes pasiones, de la violencia, del ansia, bien consciente de que la verdadera fortaleza consiste en limpiarse, por medio de la razón, de toda codicia. Desterró de su casa cualquier lujo, comodidad o

superficialidad, manifestándose como juez y consejero irreprensible al propio y al extraño, entregado al culto

a los dioses y al conocimiento de los poderes sagrados de la naturaleza.

, 716 a.e.c. hasta su pacífica muerte acaecida en 674 a.e.c

10 Nacido en 753 a.e.c

fue segundo rey de Roma desde el año

- 28 -

Tras enviudar, retirado de la ciudad y sus pasatiempos, hallaba placer en gozar del campo, a la escucha de la bien amada ninfa Egeria y el estudio con pitagóricos.

Considerando el triste y paradójico destino que le cupo a Rómulo, rechazó en primera instancia la propuesta del gobierno de Roma, recomendando un sustituto más fogoso y de florida edad, con buen conocimiento de la gobernanza militar.

En segunda instancia y seducido para ejercer una labor mediadora entre las dos facciones que dividían la ciudad, sus primeras medidas tras ser investido de la púrpura real fueron:

Disolver la guardia de trescientos lanceros tras la que se protegía y parapetaba paranoico Rómulo.

Añadir un tercer sacerdocio a los dos flámines ya existentes de Júpiter y Marte, en honor al ahora divinizado Rómulo y denominado Quirinal.

El flamen era el responsable de encender (flatus) el fuego del ara al que estaba consagrado, considerados representantes vivientes del dios al que prestaban sus servicios. Le estaba prohibido contaminarse saliendo de los límites amurallados del sagrado Pomerium, o relacionarse con los llamados al Hades, tomar alimento crudo ni habas 11 , ni alejarse de su lecho 12 durante las horas de reposo.

11 Atraían a los malos espíritus (¿gases?).

12 Untado a tal fin con barro.

- 29 -

Ningún anillo rodeaba sus dedos, ni había en su cuerpo o ropas nudo 13 o lazo alguno. Para su aseo solo se empleaba instrumentos de bronce sagrado, y los restos de sus uñas y cabellos se enterraban junto a un árbol protegido por los dioses: el Arbor Félix.

Tocados siempre con gorro y mitra con rama de olivo y manto púrpura de lana para los sacrificios, recibían un trato de seres sagrado e inviolables.

recibían un trato de seres sagrado e inviolables. Fig. 1 – Flámines tocados en el Ara

Fig. 1 Flámines tocados en el Ara Pacis

13 Rehuía plantas nudosas como la vid o la hiedra, incluso si un prisionero entraba encadenado o atado en su casa, era así liberado al instante.

- 30 -

Numa Pompilio doblegó la belicosidad romana con el subterfugio de la espiritualidad que aprendió del Gran Ptah, poniendo al conjunto de los dioses y a las musas intermediarias por encima de cualquier fuerza humana y ensalzando el poder del silencio, representado por la musa Tácita, prohibiendo la representación física de ídolos de los dioses, a los que sólo se debía acceder por el intelecto o entendimiento íntimo.

La casta guerrera y su violencia quedaba supeditada a la casta sacerdotal y su poder inefable, que actúa de invisible puente 14 con el temible noúmeno sagrado. Quien tiene la llave del miedo, guarda para sí el tesoro del poder inalienable de la legítima autoridad.

Pues dueños del clima favorable y de la paz que lleva al bienestar social son los misteriosos dioses, conviene mantener férreo el protocolo sacrificial y el secreto de las preces arcanas, so pena de caer en el terrible error de soliviantarlos y traer para siempre la desgracia a los hogares y, por ende, al conjunto de la ciudad.

También instituyó Numa dos nuevos sacerdocios a los que haremos mención, los Salios y los Feciales. Los Feciales venían a ser unos sacerdotes consagrados a conservar la paz y disipar contiendas, no permitiendo que se recurriera a las armas hasta que se hubiese perdido toda esperanza de obtener justicia por medio de la persuasión: cuerpo diplomático.

14 Sumo Pontifex.

- 31 -

Los Salios, a su vez, custodiaban las rodelas de bronce que servían de talismanes de la ciudad contra las enfermedades infecciosas y epidemias.

la ciudad contra las enfermedades infecciosas y epidemias. Fig. 2 – Busto de Licurgo y moneda
la ciudad contra las enfermedades infecciosas y epidemias. Fig. 2 – Busto de Licurgo y moneda

Fig. 2 Busto de Licurgo y moneda de Numa

Numa Pompilio construyó junto al templo circular de Vesta, la Casa Regia o Palacio Real, en el que pasaba la mayor parte de su tiempo instruyendo a los sacerdotes o entreteniéndose con ellos en la investigación de los asuntos tocantes a la divinidad. Instituyó que debía cesar toda actividad mundana durante los sacrificios y procesiones sagradas, prestando la máxima atención y piadosa intención contemplativa concentrada, bajo la expresión “Hoc age” que hoy traduciríamos bajo el anglicismo “mindfullness”, ya que ninguna distracción ha de competir con lo sagrado.

No debemos acercarnos a las cosas divinas de paso, ni deprisa, ni estando con el corazón en algún negocio, sino cuando disponemos de tiempo suficiente y nos encontramos relajados y desocupados.

- 32 -

Tal y como ya recomendaba Pitágoras, el verdadero sentido del proceder teúrgico debía quedar en secreto, esto es, fuera del alcance del entendimiento de la muchedumbre profana, por lo que éste quedaba oculto en oscuras máximas operativas, que milagrosamente se han conservado intactas, pese a que su secreta hermenéutica sólo unos pocos elegidos conocen y transmiten de memoria a las generaciones iniciadas venideras:

“No te sientes sobre el celemín.”

“No remuevas el fuego con la espada.”

“Durante la circunambulación no mires atrás.”

“Sacrifica a los celestes en impar y a los infernales en par.”

“Solo se admite libación de viña podada.”

“La presencia de harina durante el sacrificio ha de ser obligatoria.”

“Se adora en camino circular, de ida y vuelta, y los que han adorado, para recibir respuesta cierta de los dioses inmóviles se sientan.”

También sabemos gracias Numa, que a los dioses se les arrancan sus secretos sobre su agenda futura y sus armas de destrucción masiva 15 , con libaciones de vino y miel en las fuentes que suelen frecuentar, pues quedan atados a su embriaguez.

Tan convencido estaba Numa de haber domado la voluntad de los dioses que, cuando los enemigos de Roma cargaban, él contrarrestaba con sacrificios.

15 Aún se combate a los rayos con cebollas, cabellos y menas.

- 33 -

Se ha de reconocer la habilidad de Numa al terminar con los antagonismos de la plebe, dividiendo todo el territorio en pagos, sobre los que situó inspectores y celadores, y dividiendo así mismo las diferencias entre las gentes introduciendo y multiplicando aún más las diferencias y facciones, a través de los oficios, logrando materializar, de la diferencia, gremial armonía, al aunar y autorizar juntas, y modo particular de honrar a los dioses, los estratégicos Collegia:

Flautistas

Orfebres

Maestros de Obras 16

Tintoreros

Zapateros

Curtidores

Latoneros

Alfareros, Carpinteros, Canteros…

Del mismo modo, encontró un modo de conjugar las discrepancias del calendario lunar y solar. Mudó así mismo el orden de los meses. Enero, Febrero y Marzo, que eran undécimo, duodécimo y primero, pasaron a ser primero, segundo y tercero, respectivamente.

El Janus civil, predominaba así sobre el marcial Marzo, la paz cívica sobre el sinsentido de la guerra.

16 De la degradación y degeneración de este particular culto gremial proviene la institución masónica, infectada hasta la médula de la perversa distorsión kázara-askenazi, que ha desdibujado y se ha apropiado su origen egipcio-pitagórico.

- 34 -

En este sentido señalaba Plutarco de Queronea:

“Su tela hace la araña en los paveses, y se cubren de orín lanzas y espadas: no se oye el son de la guerrera trompa, ni de los ojos huye el blando sueño; pues no se cuenta que hubiese habido ni guerra ni inquietud alguna sobre mudanza de gobierno durante el reinado de Numa Pompilio, ni tampoco enemistad alguna contra él, ni envidia ni asechanzas, ni sedición por codicia de reinar; de manera que, bien fuese miedo de un hombre sobre el que parece velaban los Dioses, o respeto a la virtud o fortuna particular, gobernada por algún genio que conservaba su vida libre y pura de todo mal, vino a ser ejemplo y argumento 17 de que no hay descanso para los hombres, ni cesación de sus males, si no sucede por una feliz casualidad que la autoridad regia se junte con una razón cultivada por la filosofía, para que haga que la virtud triunfe del vicio.

Dichoso, pues, el hombre verdaderamente prudente, y dichosos los que obedecen los sabios preceptos que salen de unos prudentes labios; porque será muy raro que aquel necesite usar de fuerza ni de amenazas, y más bien éstos, viendo la virtud misma en el ejemplar manifiesto y en la ilustre vida de aquel que les manda, voluntariamente se harán moderados, y se ajustarán a una vida irreprensible y dichosa por el amor y benevolencia hacia sus gobernantes.” 18

17 Argumento que luego plagiaría con total descaro Platón para su República y sus Leyes. 18 Cf. Vidas Paralelas, Numa Pompilio, 20.

- 35 -

Fig. 3 – Numa recibiendo inspiración de la musa Egeria Tan sólo cuando el mando

Fig. 3 Numa recibiendo inspiración de la musa Egeria

Tan sólo cuando el mando se acompaña de justicia y modestia, es cuan los súbditos entienden que puede hablarse de verdadero y legítimo ánimo regio.

Consumido por dieciséis largos lustros y una lenta enfermedad, a su muerte se hicieron dos cajas de piedra, que se colocaron en el Janículo, de las cuales una contenía el cuerpo, y la otra los veinticuatro libros sagrados 19 que él mismo había escrito, al modo que los legisladores griegos sus tablas, enseñando en vida a los sacerdotes lo que contenían, e inspirándoles el hábito y la sentencia de todo; pero a su muerte mandó que se sepultasen con su cuerpo, porque, al estilo pitagórico, no estaba bien que a unas letras muertas se confiaran tales sagrados misterios.

19 Doce hierofánticos y doce de filosofía ¡griega!, que, tras una inundación acaecida cuatros siglos después, rescató el pretor Petilio y tras su lectura entendió que era ilícito y sacrílego que lo escrito se divulgase, quemándolos todos en el Comicio.

- 36 -

Quienes hoy agitan proclamas de guerra entienden que la institución de piedad a los dioses es más propia de holgazanes y cobardes, que de “patriotas ciudadanos” dispuestos a entregar su sangre por la causa de la destrucción y la sinrazón. Hermoso sin embargo es preservar aquella mentira que hace prevalecer la paz y la prosperidad de los pueblos.

De Numa Pompilio hacia arriba en la niebla del tiempo no hay más que sucesos prodigiosos y trágicos, materia propia de poetas y mitólogos, en la que nuestra alma no encuentra ni certeza ni seguridad alguna.

Desde Numa Pompilio en adelante no hay sino arenales faltos de agua y silvestres, o pantanos impenetrables, o amenazantes hielos como los de la Escitia o procelosos mares cuajados de horror y espanto.

Quizá por ello, entrar el selecto club pervertido de los flamines, requiriese tras la muerte de Numa una cuota de 3000 denarios, bien en efectivo o bien sufragando la erección de estatuas, la construcción de edificios o la celebración de banquetes y juegos. Pero eso ya no es sino historia contemporánea.

o la celebración de banquetes y juegos. Pero eso ya no es sino historia contemporánea. Fig.

Fig. 4 Moneda romana

- 37 -

(Final Capitulo 26.2)

- 38 -

3

Rumbo a Tarsis

- 39 -

- 40 -

“La felicidad no consiste solamente en el disfrute y prosperidad económica presentes, sino en la esperanza razonable de su segura continuidad ante la incertidumbre y adversidad futura.” (Zenón de Sidón)

“El buey conoce a su dueño y el asno el establo de su amo; más Israel carece de entendimiento.” (Isaías, 1,3)

Tras la invasión del fértil del Jordán por las huestes del imperio asirio al servicio de Nabucodonosor (ocurrida aprox. en el s. VIII a.e.c.), una nutrida comunidad logró huir y se refugió y asentó en la península “H’brea”, en la zona amurallada conocida, por aquel entonces, como “Tartessos” o “Tarsis”, que ellos consideraron un nuevo jardín del Edén o “Sepharad”.

Aquella comunidad fue fundada por el biznieto de Noé, nieto de Jafet, hijo de Javán 20 , tras la dispersión por la superficie terrestre tras el diluvio.

20 Gen 10,4; 1 Cr 1,7. No confundir con el nieto de Jediael e hijo de Bilhán (1 Cr 7,10), ni con el miembro del consejo real de Persia y Media (Est 1,14; EstDC 1,14). que casualmente tenía el mismo nombre.

- 41 -

A esta comunidad no sólo recurrió Salomón 21 por la mediación de Hiram (rey de Tiro), para reclutar unos 420 talentos de preciado oro 22 , plata, hierro, estaño, plomo y olíbano con expediciones cada tres años, sino que en ella también trató de buscar refugio del Señor (en vano) el cobarde hijo de Amitai, Jonás 23 .

El pago del peaje por parte del accidental pasajero de la nave submarina, delata de que se trataba de una ruta no solo comercial, sino migratoria, que partía desde el astillero-puerto de Esión-Guéber o Ezion-Geber (Mar Rojo) en Tiro y tardaba en llegar a Tar(te)sis unos dos meses, en el extremo oeste del mar situado en medio del orbe 24 , por aquel entonces no era el idílico lugar por el que navegaban Jasón y los argonautas, sino un mar plagado de temible piratas pelasgos 25 : los así llamados pueblos (que ostentaban el absolutfo dominio) del mar, a la caza de los suculentos y lentos barcos mercantes.

En tiempos de Salomón y con el beneplácito protector del del gigante Yavhé, a toque de arca, Israel era una super potencia geoestratégica de la época en tierra. ¿Cuándo perdió el favor la protección crucial- de su mejor arma estratégica?

21 Siglo X a.e.c. (2 Cr 9,21, Sal 48,7; 72,10; Is 23,6-14; 60,9; 66,19; Ez 27,25)

22 Cuatro veces más que lo que le había llevado la reina Balkis.

23 Siglo VIII a.e.c. (Jon 1,3; 4,2).

24 Medi Terranum.

25 Desde el 1200 a 800 a.e.c. los Dorios aterrorizaron las costas de Grecia, Siria, Palestina, Creta, Sicilia y Tarsis, poniendo en serios apuros hasta la experimentada flota egipcia de Ramses III, en su propio terreno, el Delta del Nilo.

- 42 -

Cuando Tarsis aprendió el arte de elaborar su propio aceite y vino, sin tener que importarlos de Tiro, hubo que ofrecer algo a cambio del estaño (armamento) y la plata tartesias, y la moneda idónea, después del oro, eran las codiciadas especias orientales: una vez que pruebas la comida sazonada por ellas, no soportas su sabor “sin ellas”, ya estás enganchado para siempre.

El oro y olíbano provenían en cambio de la ruta sur oriental hacia Ofir (Zimbawe) y Shaiba (Yemen).

la ruta sur oriental hacia Ofir (Zimbawe) y Shaiba (Yemen). Existen numerosos testimonios en fenicio de

Existen numerosos testimonios en fenicio de que barcos sidonio-cananitas arribaron las costas de Brasil, en busca de preciado hierro y esmeraldas del filón que, surcando río arriba el Paraíba, daba acceso a la zona conocida hoy como Minas de Gerais y dejaron testimonio en piedra descubierta en 1872 en Pouso Alto 26 .

26 La piedra fue (¿intencionalmente?) destruida, pero la copia de sus trascripciones fue traducida en 1960 por el epigrafista Cyrus Gordon.

- 43 -

Eso quizá explicaría las semejanzas del Tupi-Guaraní con el fenicio o las de la lengua Aimara de Bolivia 27 con el sumerio 28 . La inscripción reza así:

2 7 con el sumerio 2 8 . La inscripción reza así: “Somos Cananeos de Sidón

“Somos Cananeos de Sidón de la ciudad del rey mercante. Llegamos a esta isla lejana, una tierra montañosa. Sacrificamos un joven a los dioses y diosas celestes, en el decimonoveno año de nuestro rey Hiram 29 y nos embarcamos en Ezión-Geber en el Mar Rojo.

27 La fuente magna y el monolito de Pokotia hallados en el lago Titicaca, descifradas por el epigrafista Clyde Winters. 28 Tesis defendida a partir de las referencias dadas por Hunfredo IV de Torón (s. XII e.c.) por el historiador austriaco Ludwig Schwennhagen 29 Se refiere a Hiram III (531 a.e.c.)

- 44 -

Viajamos con diez naves por dos años alrededor de África, luego fuimos separados por la mano de Baal 30 y ya no estamos con nuestros compañeros. Así llegamos aquí, doce hombres y tres mujeres, a la isla del hierro, en una nueva playa que yo, el almirante, gobierno. Pero seguramente los dioses y diosas nos favorecerán.” Otros testimonios interesantes son los mencionados por Heródoto que nos habla de una expedición fenicia contratada por el faraón Necao II (610-595 a.e.c.) que partió del Mar Rojo y que llegó al estrecho de Gibraltar ¡tres años después! O la expedición dirigida por el cartaginés-fenicio Hannón para fundar colonia en el golfo de Guinea.

La Pedra da Gavea (Barra da Tijuca, en Rio de Janeiro) contiene petroglifos fenicios descifrados parcialmente por Bernardo de Azevedo da Silva:

“Aquí

Jetbaal” 31

Badezir,

rey

de

Tiro,

el

hijo

más

viejo

de

La Pedra de Ingá contiene a su vez petroglifos como el “Qoph” fenicio-hitita. Queda aún por descubrir si los fenicios fundaron colonias estables, para explotar las riquezas brasileñas, con un comercio que bien supieron aprovecharon de manera muy discreta los Templarios navegantes en los siglos sucesivos, hasta el chivatazo de Don Cristóbal.

30 Vientos alisios que desde las islas de Cabo Verde soplan constantemente hacia Brasil, como corresponde a la precisa labor de Baal, dios del clima y las tempestades. 31 Reinó hasta el 847 a.e.c.

- 45 -

Cuando la flota del almirante de Alejandro Magno, Nearco, arribó a las costar meridionales de Asia, halló en las costas del Mar Rojo restos de los hippos de Tarsis, llamadas así por las inconfundibles cabezas de caballos con que remataban el caperol de las rodas de sus naves, presidiendo en engallado talamar.

Tarsis fue un enclave comercial estratégico y a tenor de la pertinaz resistencia británica a abandonar el peñón de Gibraltar, parece que aún sigue siéndolo. Queda en pie aún la incógnita de por qué al gigante filisteo Yavhé le molestaba tanto esa ruta que, rodeando el sur de África, eludía el agitado Mediterráneo. Y así se lo hizo saber a la flota del ambicioso Josafat 32 , certero aviso a intrépidos navegantes.

¿Meros intereses comerciales?

a intrépidos navegantes. ¿Meros intereses comerciales? 32 Números 33, 35; Deuteronomio 2,8; 1 Reyes 9,26; 22,49

32 Números 33, 35; Deuteronomio 2,8; 1 Reyes 9,26; 22,49 y 2 Crónicas 20,36-37

- 46 -

Años más tarde 33 , Melkior, rey de Tarsis, en calidad de embajador en representación occidente y portando plata, junto con el rey Bithisarea de Ofir portando oro, en representación del sur africano y el rey de Yemen, Gatashpa, en representación de Asia portando Olíbano y Mirra, arribaron a Belén, siguiendo la magia estelar de un astro luminoso caído en forma de niño.

siguiendo la magia estelar de un astro luminoso caído en forma de niño. 33 Salmo 72(71),

33 Salmo 72(71), 10; Isaías 60,6 y 9.

- 47 -

Previamente los tres habían coincidido en el zigurat de Barsippa, para reanudar su travesía al crucial punto al que se dirigían desde los extremos del orbe. Debido a la inminencia del evento, no pudieron esperar al cuarto rey, Artaban, que no pudo hacer entrega del diamante protector de las isla Méroe, ni el jaspe de Chipre, ni tampoco el fulgurante rubí donado por las islas Sirtes, fatalmente entretenido por los crueles piratas del Mediterráneo, descendientes de aquellos pueblos del mar o pelasgos. Pero esa es otra muy distinta historia. 34

o pelasgos. Pero esa es otra muy distinta historia. 3 4 (Final Capítulo 26.3) 34 Mateo

(Final Capítulo 26.3)

34 Mateo 2,1-2; 2,11; Henry van Dyke (1896) y Hef Buthe, Das Erbe der Loge (2006). Hoy podemos visitar sus restos en el relicario depositado en la catedral de Colonia, gracias al celo arqueológico de Santa Elena, la madre de Agustín de Hipona.

- 48 -

4

Entrelazamiento cuántico

- 49 -

- 50 -

“No cabe otro espejismo más persistente que el del transcurso del tiempo.” (Seyyed Hossein Nasr)

Entrelazamiento cuántico

Desde la perspectiva de la Tradición Primordial se habla del momento presente como aquel en el que todos los tiempos e instantes se hayan presentes en simultaneidad 35 , el único “lugar” en el que el encuentro 36 con la Realidad Eterna resulta siquiera posible.

Todo los esfuerzos que realicemos para trascender la accidentalidad del espacio y el tiempo que transitamos (creemos transitar), contribuirán a la consecución (o toma de consciencia) de ese objetivo. La forma puntual que adquieran dichos esfuerzos (mal que le pese a las diferentes tradiciones que se arrogan el canon de veraz autenticidad frente a la impostura de las demás) es lo de menos. Lo que cuenta es realizarlos siempre desde una atenta intención, atenta intención que hace de cada gesto (o inmovilidad), de cada palabra (o silencio) un acto sagrado, esto es, desde nuestro íntimo Ser.

35 Ahora, Ed. QyDado (2014).

36 Encuentro, Ed. QyDado (2015)

- 51 -

Ese gesto actual, desde el ahora, reverbera y repercute en una suerte de acción y reacción concordante, en todos los demás momentos. La física contemporánea ha redescubierto la rueda, al denominar a este singular horizonte de irracional simultaneidad, en su particular jerga sectaria, entrelazamiento cuántico.

No importa la caravana que nos haya llevado a estar leyendo estas palabras ahora mismo. En tu corazón, en el más recóndito lugar de tu alma, aún resuena el eco de algo a lo que llamar Origen, de algo a lo que, pese habernos distanciado de él, aún podemos reconocer e identificar como nuestro verdadero Centro. No existe fractura ni separación, en razón de que sentimos la ausencia como real en nosotros, en la medida que aún perdura indeleble el recuerdo.

Es precisamente esa mudanza, esa vivencia del exilio, ese distanciamiento, lo que constituye para nosotros la experiencia de transitoriedad, ese fugaz encontrarnos suspendidos en aquello sucede, en todo aquello que nos pasa y del mismo modo nos sobre pasa, aquello que simplemente ocurre, la noción de Tiempo.

Es en la medida en que recuperamos esa memoria del instante, esa conciencia de que aquí y ahora resulta posible el regreso, lo que determina el imperativo categórico de asumir un “vivir eterno”, al menos lo suficientemente extenso y duradero como para que nos sea posible extinguirnos en el regreso al que somos a un tiempo llamados y ordenados.

- 52 -

Gastamos así, vida tras vida, nuestro existir, tratando de suprimir -de una vez por todas- el tiempo.

No importa pues la inmensidad de ciclos, yugas, eones, kalpas y manvantaras que sea capaz de proyectar el extravío de la mente humana, alienada de sí. Todos ellos habrán de quedar resumidos y extintos en un único instante, un ahora, crucial momento de la Verdad en el que ya estamos, sólo que no somos aún capaces de darnos ni calidad ni cuenta.

¿Así de fácil?

Mientras tanto, pasaremos el ratico, unos escribiendo y otros leyendo (al menos, creyendo hacerlo) capítulos y discreciones discursivas interminables a cerca del Tiempo que nos resta para alcanzar la Eternidad.

Así pues, hasta cuando quieras, o, lo que es otro modo de expresar lo mismo, hasta que tengas otro rato que distraer, toda vez que te adentraste (al menos creíste hacerlo) en el tortuoso sendero de tu propio laberinto.

¿A qué esperas?

Date la vuelta, mira dentro de ti, y regresarás indemne de millones de existencias: tan sólo volviendo sobre la certera huella de tus pasos, podrás conjurar con gran astucia 37 la paradójica malicia del autoengaño.

(Final Capítulo 26.4)

37 Mêtis.

- 53 -

- 54 -

5

La copa de Jamshîd

- 55 -

- 56 -

“El multiverso tiene un principio pero no un final, así que una vez que empieza el proceso in-formativo, no se detiene nunca.” (Alan Guth)

“Se han consumido mil velas, sin embargo el luminoso círculo permanece.” (Seyyed Hossein Nasr)

“Desde el mismo momento en que se te entregó a la existencia, se te dio el medio de regreso.” (Rumi, Diwan a Shams de Tabriz)

Copa de Jamshîd

La búsqueda espiritual no es un intento de recuperar de manera efectiva nuestra estatura original, de lograr desenvolver nuestro verdadero ser, desde un estado de anidación i-fotónica. Somos el pulso necesario para que el pulso original llegue a término, transmisores de luz, portadores de la señal divina. Únicamente existimos en la medida del mensaje asignado: somos ángeles.

Descubrir de primera mano nuestra condición, lograr adquirir conciencia de nuestra función transmisora es, al mismo tiempo, lograr transcenderla, retornar el eco del pulso a la fuente: mensaje completo entregado, misión cumplida.

- 57 -

No resulta fácil vencer todos aquellos obstáculos que pretenden distorsionar la señal o debilitar su impulso, hasta hacerla irreconocible del ruido. Nuestra propia capacidad resonante, embonador fractal prodigioso, constituye la clave de nuestro magistral diseño, aquel que nos hace susceptibles de nuestro potencial heroico.

Demasiado ruido obstructor.

Ser humano significa alerta y señal.

Las fluctuaciones cuánticas, pulsos gravitacionales muy fuertes a escala pequeña pero invisibles a escala macroscópica, originan el continuo espacio-tiempo. La señal debe proseguir su curso fidedigno. Nada -mucho menos el bosón de Higgs- va a detener el mensaje.

Todo el cosmos resuena, iteración tras iteración, desde su íntimo centro. Atravesando la invisible estructura de consonantes, resuenan las vocales nítidas. Pulso-Eco.

Lo que nos despierta del estado de asfal sâfilîn a la condición operativa de ahsan taqwim es la docilidad, el total sometimiento a la transparencia. Fiel a la señal.

Quizá está más de moda el “Oído cocina”.

(Final Capítulo 26.5)

- 58 -

6

Imitaciones

- 59 -

- 60 -

“El último brote, le menor de las hojas, recuerda la Primera semilla.” (Hafiz)

“Desde tu concepción, inmortalidad y beatitud te pertenecen. Aléjate del sueño transitorio y pasajero.” (Ibn Arabí, Engarces de Sabiduría)

Los así llamados- problemas urgentes del hombre moderno siempre son el resultado de una ignorancia particular. Así, cada pre-humano moderno ha sido programado y condicionado 38 para eliminar en ella o él la dimensión trascendente de sus vidas y con todo- no padecer la asfixia bidimensional en el que se les han hecho creer que “viven”. Sólo se puede permanecer humano desde la conciencia de la propia naturaleza y semejanza teomórfica: así, fuimos construidos para la inmortalidad y se nos dotó de una inteligencia diseñada para captar fielmente lo Absoluto.

De este modo, no hay forma de sucedáneo de existencia ni remedo informativo ficticio que puedan suplantar a ambos originales. El alma no se deja engañar.

38 Por otros pre-humanos condicionados, etc.

- 61 -

Toda la dificultad radica, paradójicamente, en tratar de ser lo que somos y permanecer fieles al diseño.

Todo el artificio de la irrealidad (ciencia y religión oficial incluida) ha sido establecido para lograr justo lo contrario. Ambos constructos han sido tramados como potentes emisores de ruido y distracción de la señal de la fuente original. El reseteo entheogénico o ritual, si bien restablecen la línea, no impiden una posterior invasión de la brutal maniobra distractora. Limpiamos el templo para las próximas toneladas de basura o, usando una metáfora cibernética, formateamos el disco duro para reinstalar la demencial copia de seguridad, por expreso deseo del propietario.

No hay progreso. Sólo una incómoda camisa de fuerza impuesta por la ignorancia base no malintencionada- de los padres del positivismo y el cientificismo.

Los ídolos del progreso y la evolución, han sido rotos en pos de recordar y regresar a la autenticidad de lo Infinito y lo Eterno.

La búsqueda es perenne porque perenne es siempre su posibilidad. Lo que no significa en modo alguno- que resulte fácil a quien, abocado a las profundidades más infernales autocreadas de su propio psiquismo, carece de una disciplinada discriminación de lo real.

Regresar a lo genuino, siempre, insistimos, siempre, también ahora mismo, resulta posible. En eso consiste la visión beatífica que, en vano, trata de remedar la prodigiosa fábrica de simulacros.

- 62 -

Sólo quién conoce el verdadero original, sabe rechazar la imitación, allí donde todo está plagado por doquier de falsificaciones.

La primera y más importante, la falsificación de ti mismo, de ti misma. Recupera tu propio originar y todo será coser y cantar.

Ese fue, es y será, el pacto.

Rechace, en la medida que sea capaz de discernir con ajustado criterio, las pérfidas imitaciones que pueblan las “aguas inferiores”. Sanar (para liberar) se.

Le digan lo que le digan, sólo usted posee ese criterio.

Pacto.

No escatimes esfuerzos para lo que es Gratis.

(Final Capítulo 26.6)

- 63 -

- 64 -

7

Imperio

- 65 -

- 66 -

“¿Qué tienen en común la Arabia Saudí fundamentalista, el Marruecos moderado, el Pakistán militarista, el Egipto prooccidental o el Irán secularizado? ¿El Islam? Seamos serios, a estas alturas del partido, lo único verdaderamente global y divinizado es la pasta.” (Zbigniew Brzezinski)

“Aunque un libro no es eterno, tiene más vida que aquellas palabras que se lleva el viento.” (José Saramago, Alabardas)

Imperio

Una de las armas de destrucción masiva que enarbolan los conquistadores henchidos de arrogancia, consiste en dinamitar la memoria histórica de los vencidos, terminar con el lenguaje, con el sentido original de las palabras, su perversión, para de este modo lograr terminar arramblando también con su autoestima e identidad, instaurando la necesaria culpa y sumisión por haber consentido en ser vencidos, instaurando así su pretendidamente eterna hegemonía mediática.

Tras la constatación de la gran mentira sentenciada como verdad por el cerco y la taimada impostura de la historiografía oficial, bajo el auspicio (habría que decir mejor la bota y la espada o la bala o el ébola o el plutonio) de los ganadores, para conocer todo aquello que concierne a nuestras raíces, a duras penas sólo contamos con nuestro tenue esfuerzo guiado por un anhelo de autenticidad, aunque ésta duela.

- 67 -

Por suerte, suele haber un día en la vida de todo ser humano en que la fuerza de un dilema ético -o quizá el amor de una mujer- le lleva a interesarse por los entresijos de la época convulsa en la que le ha tocado vivir, donde su mente se debate entre la ceguera impuesta por el miedo heredado (“cuidado con lo que dices; cuidado con lo que preguntas”) y la necesidad de compromiso con el género humano, donde uno prefiere arriesgarse a ser víctima de la violencia psicópata que su necesario cómplice.

Ese día, si es que llega, , en que nuestra conciencia comienza a resonar “en alma”, aturde como un mazazo en el estómago, pero merece, vaya si merece, la pena.

Toda vez que descubres que las guerras se patrocinan y planifican desde operaciones encubiertas de tráfico de drogas, sembrando por doquier cizaña-caos constructiva mediante la instauración de un clima de inestabilidad y violencia, la balcanización o reinos de Taifas que tanto le gustaban en sus años mozos a Zbig está garantizada. Sólo hay que encender discretamente la mecha mediante un algoritmo de falsa bandera, el viejo arte de arrojar la piedra asesina de inocentes y, esconder la mano, silbando: “Divide (enfrenta al ser humano contra el ser humano) et ¡impera!”

¿Morderán el anzuelo de la dependencia energética para luego estrangularse mutuamente, dejando el terreno (y los negocios) despejado para el pérfido León y la hollywoodiana Águila? ¿Caerán el Oso y el Dragón en el señuelo de tan burda trampa?

- 68 -

Sinceramente no creo los oscuros engranajes que -aún hoy- se hermanan por objetivos e intereses comunes, compartiendo visión y criterios (inteligencia), métodos y formatos, e idéntica falta de escrúpulos, sirva para sostener, a día de hoy, el sinsentido de una esclerótica weltanschauung imperial anglo-americana.

Privatizar y automatizar ejércitos cibernéticos al precio de estupidizar a su población ha sido su peor error. El nuevo orden será, está claro, pero no será dócil y virtual como se había diseñado. Existe gente ávida de descubrir que se oculta verdaderamente bajo las traicionadas etiquetas de BIEN COMÚN, DERECHOS HUMANOS INALIENABLES, PODER Y PARTICIPACIÓN CIUDADANA DIRECTA, PAX CIBERNÉTICA GLOBAL o BIOTERRORISMO MEDIATICO.

Como le gustaba repetir cuando le dejaban- a Daniel Stulin: “(Mejor no quieran mirar detrás lo que se está cociendo tras las bambalinas de este escenario) de humo y espejos)”…

Dicho de otro modo:

Strumming my pain with his fingers Singing my life with his words…”

¡Dórothy! ¡Mira ahora el Arco Celeste!

(Final Capítulo 26.7)

- 69 -

- 70 -

- 71 -

8

i-Fotón

- 72 -

“Torpe, abandona tu pretensión; bocazas, guarda silencio; la experiencia de conocerse a Sí mismo, representa atreverse a existir mil vidas.” (Muhammad ben Ibrahim, Mantic Uttair)

“Toda gracia se derrama sobre quien aprende la lengua de los pájaros.” (Alfonso X el Sabio, Cántiga 103)

La transición por el sendero espiritual de cualquier persona, suele verse caracterizado por tres etapas 39 :

Aprendizaje

Acción conjunta sinergia

Acción contemplativa comunión

Un proyecto tan ambicioso de desarrollo personal y desenvolvimiento espiritual entra en colisión directa con aquellos intereses que pretenden cosificar y dejar al ser humano estancado en un permanente estado de instrumentalización. Dichos sectores han infectado y desestabilizado la búsqueda espiritual de los pueblos, interfiriendo el proceso y paralizándolo en la primera fase doctrinal, por ser la más tangible y exterior.

39 Tradicionalmente denominadas bajo la clasificación de Vía Purgativa, Vía Iluminativa y Vía Unitiva, o respectivamente el Tamas, Rajas y Sattvas de la metafísica del Vedanta hindú.

- 73 -

Ese es el origen de todos los fundamentalismos de tipo religioso, aunque disfrazados de reivindicación de una malentendida ortodoxia 40 , aferrada tanto al formalismo normativo como ritual.

Cuando esta estrategia triunfa, un proceso concebido para ser gradual y moderado, termina por ser fuente de división, discordia y violencia. Ello ha sucedido en todas y cada una de las formas tradicionales en que se constituye el rico abanico espiritual de nuestro bello planeta. Ese es el momento de proteger lo mejor, crear un “arca” donde mantenerlo a salvo y preparar un nuevo génesis espiritual. Será necesario atravesar de nuevo los sietes valles.

Una vez más.

Otra vez más.

“El rey perfecto está por doquier y sin embargo, inalcanzable para nosotros. Invulnerable a las alabanzas, nadie puede disputar su imperio. No cabe ciencia ni inteligencia que sea admitida en sus íntimos aposentos” (Abubilla)

(Final Capítulo 26.8)

40 Vía recta, erróneamente identificada para algunos con la Vía Purgativa exclusivamente, cuando por el contrario es la que permite el adecuado tránsito entre las 3.

- 74 -

9

Valdeande Mágico

- 75 -

- 76 -

“Si. Hoy es un día feliz. Feliz porque… Si. Hoy es un día grande, pero puede que tal vez no lo sea, si no nos hacemos preguntas, a partir de ahora.” (José Hernando, Valdeande Mágico)

Valdeande Mágico

Holahola!

Bienvenidos a la Teoría del Todo de Valdeande Mágico.

El tema de hoy…” José Alfonso Hernando, aunque estoy seguro que él hubiera preferido alguna alusión que terminase rematada en la coletilla de su gesta personal “de Valdeande mágico.” Confío en que no pondrá peros al número del capítulo en el que pretendo dar forma al i-fotón de este humilde tributo.

Por ello he dado comienzo al mismo con uno de los mágicos octetos con los que el suele dar comienzo al modo pulso de sus didácticos videos.

- 77 -

Son cuantiosas las densas semi-horas de fructífera enseñanza i-fotónica eficiente y sostenible que José Alfonso

Son cuantiosas las densas semi-horas de fructífera enseñanza i-fotónica eficiente y sostenible que José Alfonso comparte con amenidad junto a sus seguidores y realimenta vorticialmente, revisitando sus temas y resolviendo sus incógnitas preferidas de modo fractal en sus cuentas de Youtube y en su Blog.

Lo que a mi juicio tiene un gran valor es que, aún simplificando lo más complejo desde su perspectiva Universal, no lo ahorra. Siempre deja claro que es necesario el esfuerzo de desciframiento fotónico y la perseverancia en el aprender, la prueba de esfuerzo.

Peeeeero…”

No, no hay pero que valga. Gracias, maestro de vida y ciencia. Todo un ejemplo vivo y resonante de lo que puede dar de sí aquel que se atreve a ser humano.

- 78 -

Y, bueno, espero que les haya gustado estehomenaje que pretende acercar -a quien aún no le conozca- a la fuente de su sabiduría, en la que quien escribe no duda en sumergirse siempre que tiene ocasión, remitiendo, a quién deseara disfrutar de la experiencia directa de nuestro soriano-burgalés- a indagar en las entrañas del oráculo de su buscador favorito a cerca de su valioso testimonio, prueba inequívoca de quien desempeña un esfuerzo y servicio desinteresado, tan revolucionario como integral. No lo lamentará.

Quiso y quiere, como todo buen caballero, adaptar al suyo el nombre de su patria (la infancia) y rescatarla del olvido, para bien nuestro.

“Y recuerde que esto que acaba de leer simplemente es una forma radicalmente distinta de agradecer a quien nos descubrió la fuente del Pulso primordial las cosas.

Aaaadiós.” (Fin de mensaje)

(Final Capítulo 26.9)

nos descubrió la fuente del Pulso primordial las cosas. Aaaadiós .” (Fin de mensaje) (Final Capítulo

- 79 -

- 80 -

10

- 81 -

Otoño

- 82 -

 

“Que los constructores cesen su trabajo.

 

El Templo está terminado.

 

Que el alma tome posesión de su herencia

 

y desde el Santo Lugar ordene cesar todo trabajo.

Que entonces, en el silencio, entone la Constitución Soberana:

 

-El trabajo creador ha finalizado.

 

Yo Soy el Estado Plural Español. Nada queda sino Yo.”

 

(Alice A. Bailey, Magia Blanca)

Otoño

Conviven en plenitud los variopintos matices de ocres, tejas y verdes que pueblan la arboleda, profundos e impetuosos en el acebo, incontenibles en el haya, al punto de alquímica putrición en el avellano, místicos acariciando el fresno. Así cada follaje, cargado de razones, esboza su mejor otoñal argumento.

En los reductos sombríos se enorgullece el verdor del musgo, enclaustrado en la áspera caliza del témenos.

Sobre la amalgama del otoño se cierne protector los cenicientos trazos del nuboso incierto, que tampoco se dejan atrapar en palabras.

Cataluña se queda en casa.

Quizá.

(Final Capítulo 26.10)

- 83 -

- 84 -

Índice de autores citados Índice de personajes ficticios Índice de ilustraciones Sobre el autor Sobre la editorial Sobre el título Sobre el estilo Otras publicaciones de QyDado

Índice de ilustraciones Sobre el autor Sobre la editorial Sobre el título Sobre el estilo Otras
Índice de ilustraciones Sobre el autor Sobre la editorial Sobre el título Sobre el estilo Otras
Índice de ilustraciones Sobre el autor Sobre la editorial Sobre el título Sobre el estilo Otras
Índice de ilustraciones Sobre el autor Sobre la editorial Sobre el título Sobre el estilo Otras
Índice de ilustraciones Sobre el autor Sobre la editorial Sobre el título Sobre el estilo Otras
Índice de ilustraciones Sobre el autor Sobre la editorial Sobre el título Sobre el estilo Otras
Índice de ilustraciones Sobre el autor Sobre la editorial Sobre el título Sobre el estilo Otras

87

89

92

93

95

99

101

105

R

Referencias

- 85 -

- 86 -

Personajes que parece que existieron

Proyecto Humano

Págs.

Agustín de Hipona

n34

Alejadro Magno

28,46

Alfonso X

73

Bailey, Alice A

83

Brzazinski, Zbigniew

67,68

Buthe, Hef

n34

Castaneda, Carlos

96

Colón, Cristóbal

45

De Azebedo da Silva, Bernardo

45

Evémero de Mesina

91

Hafiz

61

Hegel, G.W.F.

23

Hernando, José Alfonso

71,77ss

Herodoto

45

Higgs, Peter

58

Ibn Arabí

61

Isaías

41

Gordon, Cyrus

n26

Guenon, René

22

Guth, Alan

57

Keyserling, Arnold

79

Lewis, Carl S.

9

Lichtenberg, Georg Christoph

97

- 87 -

2,32

Licurgo de Esparta

 

n34

Mateo Muhammad ben Ibrahim

73

51,57

Nasr, Seyyed Hossein Numa Pompilio

28ss,31

7

Pacheco, Lorenzo

9

Pallis, Marco

31,33

Pitágoras de Samos

35,n18

Plutarco de Queronea

n7

Publio Virgilio Marón

n1

Rachelevsky, Seffi Rumi

57

15

Safo de Mitilene

67

Saramago, José

44

Schwennhageen, Ludwig

n34

Van Dyke, Henry

 

19

Weil, Simone Winters, Clyde

n27

19

Zacarías Zenón de Sidón

41

(Nota: Mi respeto y eterno agradecimiento para todos ellos ya que, cada uno a su manera, aportó algo significativo a mi actual cosmovisión creciente de la realidad.)

- 88 -

Personajes ¿ficticios?

Personaje de Ficción

Págs.

Abraham de Ur

20

Abubilla

74

Amitai

42

Arbor Felix

30

Artabán

48

Averno

14, 29

Baal

45

Badezir

45

Balkis de Shaiba

n22

Bilhán

n20

Bithisarea de Ofir

47

Cónidas

27

Dorothy de Kansas (Oz)

69

Egeria

29,36,38

Ezion-Geber

42

Fortuna

100

Gatashpa de Yemen

47

Hades

29

Hannon

42

Hiram (Rey de Tiro)

45

Hiram III

44,n29

Hunfredo IV de Torón

44

Ianus

35

Jasón

42

- 89 -

Jetbaal

45

Ionas

42

Ioan Matus

96

Jafet

41

Jamshîd

56

Jardín de las Hespérides

15

Javán

41

Jediael

n20

Josafat

46

Justos

15

Laocoonte de Troya

22

Ofir

43

Olimpo

14

Oráculo de Delfos

27

Petilio (pretor)

36

Marte

34

Metis

n37

Melkior de Tarsis

47

Meshiah

19

Moisés de Egipto

20

Nabucodonosor

41

Nasruddin

19

Necao II

45

Noé

41

Ramsés III

n25

Rómulo

28, 29

Salomón

42

Sefarad

41

- 90 -

Tácita

31

Tarsis

41,43,45

Teseo de Atenas

2

Valdeande Mágico

75

Vesta

32

Yahvé

42

(Nota: Según la tesis de Evémero, a lo mejor no son de ficción sino que en calidad de su alta virtud, fueron elevados a la categoría de mitos. Juzgue el lector según su criterio.)

que en calidad de su alta virtud, fueron elevados a la categoría de mitos. Juzgue el

- 91 -

Relación de gráficos e ilustraciones

Pág.

Breve descripción y fuente

Port.

Ieronimus Bosch Jardín Delicias (detalle), . WP

Port.

Logo editorial AGL Factory

Pcap

Portadas capitulares Bella Durmiente AGL Factory

20

Mulah Nasrudin WP

21

Maramiyeh Té de los beduinos WP

24

Lawrence de Arabia (Pacheco) - WP

30

Procesión de Flamines WP

32

Supuesto Busto de Licurgo de Esparta - WP

32

Moneda de Numa Pompilio - WP

36

Numa inspirado por Egeria WP

37

Moneda Romana WP

38

Numa inspirado por Egeria - WP

43

Estelas sudamericanas WP

44

Piedra de Paraiba WP

46

Rutas fenicias (aún en activo) WP

47

Ubicación posible del zigurat de Barsippa - WP

48

Sello masónico WP

54

Bienvenido a la Matrix Distractora - WP

64

Reunión constitutiva del CERN (Ginebra, 4/10/1952)

69

Trazados de la Gran Muralla China WP

70

La cama se mueve WP

78

José Alfonso Hernando en acción Youtube

80

José Alfonso Hernando (con la Diosa en Valdeande)

84

Otoño en A Coruña (2014) - AGLF

93

Foto del autor. Pilar Cuadra, 2011

103

Sello de Gurdjieff - WP

Contp

Decorado Masónico (detalle) - WP

(Nota: Agrupados por capítulos. Si no se indica lo contrario WP=Wikipedia, AGLF= Archivo personal del autor.)

- 92 -

Sobre el autor

Sobre el autor ABRAHAM GONZÁLEZ LARA Vallisoletano, no convencido, desde 1964. Doctorado en Psicología Clínica (UPSA,

ABRAHAM GONZÁLEZ LARA

Vallisoletano, no convencido, desde 1964. Doctorado en Psicología Clínica (UPSA, 1989) y especializado en Informática Educativa (UPSA, 1988) y en las Técnicas de Desarrollo Organizacional (UVA, 1990). Con más de 25 años de intensa experiencia docente en su haber, en la actualidad se gana la vida compaginando su trabajo como consultor en innovación estratégica y coaching de RRHH, con la formación puntera en desarrollo de habilidades directivas y liderazgo. Su gran pasión ha sido siempre el intentar adentrarse en los complejos entresijos del alma y la cultura humana, al encuentro de una ambiciosa quimera: la Tradición Primordial. Autor de obras memorables como “El pescador de estrellas”, (1980) “La otra escena” (1992), “Cuentos (1993)”, “Tus poemas” (1996), “Annus Domini” (2002), “Septimania” (2003), “Amanece y anochece” (2003) y “Simplemente ocurre” (2004).

- 93 -

De su etapa post-comunitaria, el lector encontrará una exhaustiva relación de obras al final del libro, entre las que, como ejercicio de vanidad contenida aún no figura aquella que en este mismo momento ha tenido a bien someter el lector o lectora al fino tamiz de su mejor discernimiento. No se fíe empero de esta apresurada mini biografía, por lo demás, descaradamente encaminada a tratar de impresionar al ingenuo aventurado. Al alma del autor se la conoce sobre todo- cultivando su grata compañía y adentrándose en el proceloso mar de sus obras, que sólo a veces terminan siendo libros. En cualquier caso, ya es de agradecer el gran interés que se ha demostrado al acercarse a beber con generoso afán del agua fresca y exigua de estas superfluas líneas autobiográficas. Queda reconocido.

a beber con generoso afán del agua fresca y exigua de estas superfluas líneas autobiográficas. Queda

- 94 -

Sobre la editorial

Sobre la editorial La editorial QyDado (léase “cuidado”) empezó en 2011 como una calenturienta fantasía del

La editorial QyDado (léase “cuidado”) empezó en 2011 como una calenturienta fantasía del autor, al tratar de proporcionar a sus ensayos literarios un aspecto algo más creíble y profesional. Hoy cuenta con más de 20 títulos a sus espaldas, dentro siempre de la temática relacionada con la Tradición Primordial. La franja púrpura es como la que ya aparecía duplicada y semi-escondida en los pliegues de la senatorial toga pretexta, y refleja con claridad nuestra incondicional admiración secreta por lo mejor del mundo clásico. Sobre ella aparece un poderoso enigma geométrico, el hexaedro regular, bajo la forma cotidiana de un dado azul oscuro, cuyas caras opuestas suman siempre el valor de siete, y que en este caso aparece acompañado de una especie de pequeña esfera satélite, que se aproxima al blanco “punto” solitario que está situado en la cara superior, tan estratégicamente orientada. Son pocos los que saben que los persas llamaban a sus dados, con la palabra “azar”, mientras que los griegos preferían la denominación “kybos” o “daktylethra” a tal fin. El imperio romano, siempre imprevisible, optó por “alea”, de donde viene nuestra (buena o mala) suerte y el manido “Alea Iacta Est” post rubik-oniano.

- 95 -

Nada en el dado es dado al azar. La suma de sus caras opuestas hace que el siete, número ausente, se halle, de modo paradójico, triplemente presente. Otro dato bien curioso es que la cara que en cada ocasión- gana, se llama “realidad”, pero la cara opuesta, en contacto con el tablero, actúa desde el “misterio”, y coordinadas en conjunto conforman una suerte de verdad.

Los lados “laterales” siempre son opinables, según la diferente perspectiva que se ocupe en el juego. Cuando parece que “gana” realidad, en realidad es la “verdad” quien actúa en todos los casos. Por lo demás, debemos atenernos, sensu estricto, a las sabias reflexiones de Georg Christoph Lichtemberg cuando escribía en 1790, cuando afirmaba 41 :

“Es difícil que exista en el mundo una mercancía más extraña que los libros. Impresos por gente que no los entiende, vendidos por gente que no los entiende, encuadernados, criticados y leidos por gen que no los entiende, y, lo que es mucho peor, escritos por gente que no los entiende.”

Juzgue así nuestro lector, en espíritu, sin detenerse en expresiones ni modismos, si hubo algo de grande en cuanto leyó, y si así fuera, guárdelo en su corazón. No fue nuestra intención contribuir con otra al caudal de obras necias, pretenciosas, mediocres y extravagantes. No podemos negarlo. De un modo misterioso que aún no comprendemos bien del todo, el cubo nos encanta, aunque sea disfrazado de un simbolismo lúdico, de andar por casa, que en esta ocasión -y como anillo al dedo- nos viene dado.

41 Georg Christoph Lichtenberg, Breviario de aforismos, 2000.

- 96 -

El mensaje textual con que se bautizó a esta editorial imaginaria, (no podría ser de otra forma) es una suerte de paradoja ambivalente.

Por un lado nos advierte a que tomemos precauciones, no sé sabe muy bien sobre qué clase de amenaza o peligro (así cada uno se imagina a conveniencia su temor favorito).

Por otro lado es una diáfana invitación a tomarse con esmero la propia construcción de nuestro mejor yo, un asunto que debiéramos dedicar toda nuestra posible atención y recursos, ya que requiere de nuestro mayor cuidado. Nos llama a no ser negligentes. Y a hacerlo de un modo impecable 42 . Tampoco debemos tomarnos nunca demasiado en serio las cosas que aún no hemos comprobado por propia experiencia, ni tan siquiera a nosotros mismos. Esto último ha de ser tomado muy en serio.

La Editorial QyDado, en su calidad de entidad inexistente, no se hace responsable de ninguna de las afirmaciones y extravagancias de los autores que, de modo habitual, publican en ella. Muy al contrario, recomiendan poner éstas en total cuarentena, más que nada por lo que pudiera llegar a pasar sino, ponemos en está delicada cuestión el suficiente cuidado. Aviso, pues, a irreflexivos lectores-navegantes. Debe de haber algunas otras dimensiones simbólicas más, ocultas en este curioso logotipo editorial, pero aún no hemos dado con ellas. ¿Alguna sugerencia? En resumen, toda una declaración de intenciones.

42 Cómo bien le recomendaba a Carlos Castaneda en “El lado activo del infinito” (1998), su maestro, don Juan Matus.

- 97 -

Sobre el título de la obra

Recurrimos, una vez más, al caro maestro Jerónimo del Bosque para ilustrar la portada de nuestra nueva obra 43 “En Alma”, o, en la entrañable expresión griega, “Meraki”, que era el modo habitual de conducirse del “sufí” heleno, su particular modo inspirado de transitar el mundo sin dejarse atrapar ni pertenecer a él.

El detalle seleccionado muestra una extraña amalgama donde variopintos seres humanos de distintos géneros y razas conviven con unos pájaros gigantes, que por lo general suelen ser interpretados 44 como los distintos y coloridos estados angélicos o superiores de ser a los que acceden quienes, en su búsqueda de la unión íntima con lo divino, han triunfado sobre el Dragón.

Una lengua primordial, en la que se ha operado una simultanea destrucción del sentido y el tiempo.

Certera metáfora de los desiertos de proximidad, allí donde la palabra es sobrepasada por lo inefable, cierra la obra un decorado masónico, de una reputada logia de Baviera, ya sin actores, tramoyistas, público ni empresario. Terminada la obra, sobran las palabras y perduran “los trastos”.

43 Que, por nuestras cuentas, hace el mágico número 26 de esta peculiar editorial. 44 Cf. René Guenon, Velo de Isis, noviembre 1931

- 98 -

Entre el tapiz y nosotros, perenne, la transparencia.

Cae la tarde.

Dios sabe más.

Entre el tapiz y nosotros, perenne, la transparencia. Cae la tarde. Dios sabe más. - 99

- 99 -

Sobre el estilo

Como ya viene siendo habitual en nuestros escritos de los últimos doce años, el texto aparece intercalado de algunas imágenes que pretenden esclarecer a la par que oscurecer su verdadero sentido, por lo que no debe menospreciarse en modo alguno su importancia. También resulta relevante prestar a atención a las dos o tres citas iniciales que coronan el reinado de cada capítulo, pues instan al lector a que mueva su culo y remiten sus ojos hacia el texto fuente. La sorpresa suele estar garantizada. No se trata únicamente de recursos eruditos corta y pega para impresionar. Parte de los textos que han precedido a esta obra 45 , pueden ser consultados, si se deseara aumentar la información, según las necesidades del lector.

Como siempre ocurre en estos casos, será necesario leer y releer más de una vez entre líneas, estar atento a los numerosos guiños, detenernos y parar, cuando algo no se entienda. Si ese algo aparece escrito en otra lengua, sea muerta o no, seguro que se trata de algo que merece una segunda consideración o que es de algún modo importante o necesario para la correcta culminación del Trabajo a realizar. Hasta aquí el prefacio aclaratorio, honesto aviso para navegantes. El resto del esfuerzo desinteresado corre a cuenta del lector.

45 Rapto de Psique, http://abrahamgonzalezlara.blogspot.com /20/11/11, “Como decíamos ayer…”

- 100 -

- 101 -

- 102 -

El daimon benévolo que me inspiró esta obra, no puso reparos en darla por terminada

El daimon benévolo que me inspiró esta obra, no puso reparos en darla por terminada el 23 de Octubre de 2014, permitiendo que se adentrara en el vientre del Leviatán Global, rayando el alba, en Alma.

Quiera Dios que sirva para bien de todas ellas y no para la ira ni el extravió. En sus manos queda.

LAVS DEO

- 103 -

- 104 -

- 105 -

- 106 -

TODO FLUYE

Simplemente ocurre

TODO FLUYE Simplemente ocurre Advertencia al lector Una carta imposible La trampa del alma Legado El

Advertencia al lector Una carta imposible La trampa del alma Legado El perfume infinito del Invierno Albam Artuan Vida Nueva Fiebre y máscaras Gaudeamus igitur Naturaleza y espacio sagrado…

Contraportada

Saber cómo y sobre todo de qué ataduras tiene uno que liberarse, ya es recorrer la mitad del camino liberador. Quien no se sabe (reconoce) atado, no necesita “liberarse” y no digamos ya “ser liberado”. La conciencia de problema es el primer paso, necesario, aunque en modo alguno suficiente, hacia el diseño (encuentro) de una (la) solución. La liberación es un estado que ofrece per se muchas más posibilidades a quien lo disfruta, posibilidades fuera del alcance de la imaginación del quién, estando atado, desconoce su verdadera situación y “se entiende” libre. Quizá la misma distancia que existe entre quien opera y quién sólo cree operar cuando en realidad es alguien que está siendo continuamente operado sin saberlo. La ignorancia, esto es, el desconocimiento del mecanismo por el que se ata y opera a un sujeto es lo que posibilita en sí misma la operatividad “instrumental” de lo humano. Toda magia radica, pues, en la necesidad de mantener oculto el “truco” del campo escalar para así aparentar con éxito una solidez que es, de todo punto, irreal. Como señalara con acierto el “oscuro” de Éfeso, la mayoría prefiere vivir relegada a su “imaginario mundo”, incapaz de trazar así alguna relación útil con la armoniosa penumbra de aquel mucho más sutil que sí es real.

- 107 -

CANTOS DE SIRENAS

Pormenores y vicisitudes en la Vía Iniciática

DE SIRENAS Pormenores y vicisitudes en la Vía Iniciática Prólogo 3ª Edición Prólogo 1ª Edición 1.

Prólogo 3ª Edición Prólogo 1ª Edición

1. Traición y tradición unánime

2. Tiempo sagrado y destiempo profano

3. Oscuro prurito de "jugar a los ritos"

4. Indiscretos secretos

5. ¡Atenti al lupo!

6. De lapis philosopae et aurum potabile

7. Exégesis maldita, hermenéutica imposible

Contraportada

Esta obra intenta traza un campo de indagación y búsqueda legítimo para ahondar en la inmensa riqueza cultural de occidente, muy especialmente en la dimensión simbólica de lo sagrado, sin temor a pasar revista a temas tales como el gnosticismo, la alquimia, la cábala, el sufismo, la mitología, los alcances espirituales de la metapsicología y la literatura, moviéndose entre la precisión rigurosa del estudio académico y la inspiración creativa del influjo espiritual que proporciona el contacto con las fuentes, aunando ambos hemisferios.

Intentaremos encontrar -siquiera un esbozo- una expresión contemporánea de esa clase de conocimiento visionario surgido del peligroso encuentro con las profundidades de la psique y que, trascendiendo la estrechez de miras del sentido común, se abre al océano del “suprasentido”, allí donde cabe la posibilidad de encontrar la apertura al misterio de la vida.

- 108 -

Vol. I LA FUENTE DE LA VIDA

Vol. I LA FUENTE DE LA VIDA 0 Prefacio 1 Iniciación 2 Amor de Hygieia desde

0 Prefacio

1 Iniciación

2 Amor de Hygieia desde Odio

3 ¿Mapas del tesoro?

4 Los preparativos del viaje

5 Las viandas

6 Una “Meditación Occidental”

7 Arte Real e irreal realidad

8 Una de templarios

9 Mago Blanco, Mago Negro

Contraportada

Entre bromas y veras, esta fantasía irá calando en el lector muy poco a poco, con la malsana intención de irle preparando lentamente el corazón. Algo parecido a lo que, en el increíble reino mineral, ocurre con las piedra mediocres, que acaban por ser rubíes. O, por seguir con el reino vegetal, con el frágil brote trocado en el majestuoso árbol señorial que, de estación en estación, se cuaja de hermosas flores, pletórico ante la inminencia de esparcir el escrutinio de sus frutos.

La expresión “poco a poco” contiene magia. Y, ¿por qué no desvelarlo cuanto antes?, este libro también. Ya casi se ha perdido el arte de hacer libros así. Parece que el Eterno nunca tiene prisa. Le gustan las cosas “poco a poco”, a fuego lento. Siempre tan misterioso.

Vete desacostumbrándote a seguir así, como hasta ahora, eso sí, siempre muy poco a poco. Tras la lectura de este mágico libro descubrirás que Salud es ¡una diosa! Nada volverá a ser como antes. Tu tampoco. Prometido. ¿Te atreves, poco a poco?

- 109 -

Vol. II CONOCERÉIS LA VERDAD

Vol. II CONOCERÉIS LA VERDAD 0. Prefacio 1. Escondida en libros 2. Papá Pitufo 3. Connium

0. Prefacio

1. Escondida en libros

2. Papá Pitufo

3. Connium maculatum

4. ¿Razón vs. Misterio?

5. Miedo a Ser Libres

6. Apocalípticos e Integrados

7. ¡Hazlo sagrado!

8. Los celos de Clitia

9. Nine

Contraportada

Puede que aún no hayas tomado conciencia de ello, pero quizás seas el último ser humano que queda con vida sobre el planeta Tierra. Todas esas personas con las que convives de manera habitual o accidental, parecen humanas, pero no lo son.

Has demostrado el valor suficiente para acercarte a leer este libro, quizá porque sientes que hay algo en él, que te alude en primera persona. De algún modo inexplicable sabes hay en ti algo que desconoces, tan misterioso como innegable.

Mañana puede ser tarde. Cualquier día de estos estarás ya muerto, lejos de este mundo diseñado desde la mentira y el engaño. Mereces toda la verdad. Necesitas saber toda la verdad, mientras se disipa la niebla. Ahora o nunca.

- 110 -

Vol. III TIERRA NUEVA

Vol. III TIERRA NUEVA 0. Prefacio 1. Hércules en la encrucijada. 2. Las arenas de Pancaya

0. Prefacio

1. Hércules en la encrucijada.

2. Las arenas de Pancaya

3. Los Terapeutas

4. La coartada de Salomón

5. El Trono de Balkis

6. La muerte de Hilerno

7. Memorias de Isla Tortuga

8. Maestría Operativa

Contraportada

No hallarás aquí respuestas certeras, sino más bien trampas que harán zozobrar tu cordura y laberintos infinitos en los que extraviar tu vida en vano.

Encontrarás un sinfín de ponzoñosas ciénagas en las que perder el paso y terminar tus días, si no vas armado de razón suficiente y de un alma tan grande y desconfiada como valerosa.

Aún estás a tiempo de abandonar tu empeño y tornar a entretenerte en otras más importantes y necesarias cosas, abandonar raudo la lectura de este libro letal cuyo veneno sutil no conoce antídoto, antes de que sea para ti demasiado tarde.

No habrá de soñarse traicionado quien con tanta claridad fue advertido, antes de llegar a extraviarse en las amargas brumas de estas páginas ociosas, para luego olvidarse de forma ya irreparable- de quién fue o creyó ser algún día. Avisado.

- 111 -

ARETÉ o LA VIRTUD

El arte de la excelencia cívica

ARETÉ o LA VIRTUD El arte de la excelencia cívica Prólogo 1. ¿A quién le rezan

Prólogo

1. ¿A quién le rezan los dioses?

2. Un folclórico fuego

3 Retrato arcoíris

4.

El jarrón godo

5.

Deus stochasticus

6.

22 y 6 + 1

7.

Dodekatlos

8.

Corona azul y Corona rosa

9.

Mushkenum disidentes

10.

Virgo et Mater Dei

11.

Memento Ars Moriendi

12.

Areté (Virtud)

Contraportada

Quienes añoran poder regresar a un reconfortante pasado, o aguardan temerosos la llegada inminente del amenazador futuro, pertenecen así a una misma subclase de seres infrahumanos: los cobardes.

Quienes habitualmente presumen de buscadores y dicen hallarse muy preocupados por encontrarse con la verdad, el

conocimiento, la liberación interior o la luz

no lo están. Sólo

es una mera pose ficticia que encubre su verdadera condición:

la de unos vagos irredentos que busca una salida cómoda y fácil de la cárcel de la existencia, sin hacer el menor esfuerzo. Liberados de salón y pantuflas, que para escapar de la falacia materialista se arrojan en manos de la falacia salvacionista. Y viceversa. No engañan a nadie.

Este es un libro sólo dirigido a los héroes virtuosos: aquellos que conocen la Yihad interior, y, como el virya real, nunca se rinden. Nunca.

- 112 -

CONÓCETE A TI MISMO

Habla con el Vampiro (que llevas dentro)

1.
1.

Prólogo

1.

EL legado de Bram.

2.

El banquete.

3.

Sefer ha Madda.

4.

No hay más cáscaras.

5.

Tótila Albert Schneider.

6.

Echo despreciada.

7.

Carroza a Palacio.

8.

Y los sueños

9.

La travesía de Nut.

10.

El egrégor imaginario.

11.Tambores de guerra

12. Gnóscete Ipsum

Contraportada

A lo largo de su breve existencia, cada ser humano libra una

batalla en su interior

Una batalla entre dos lobos que anidan

dentro de todos nosotros. Uno de ellos se llama el Mal, y se compone de la ira, la envidia, el extravío, los celos enfermizos, la depresión, la codicia, la arrogancia, la autocompasión, el resentimiento, la culpa, el sentimiento de inferioridad, las mentiras, la falsedad, el orgullo, la soberbia y la mezquindad. El otro lobo, es el Bien, pleno de alegría, paz, amor, esperanza, serenidad, humildad, bondad, benevolencia, simpatía, generosidad, verdad, valentía, coraje, compasión y fe.

¿Cual de los lobos gana? Sencillamente, aquel al que más se alimenta. El problema es que, las más de las veces, dejamos que decida el menú de cada lobo el aciago inquilino que nos posee en la sombra, el vampiro que todos llevamos dentro y al que hemos consentido usurpar el control de nuestras vidas. Ese vampiro insaciable y tirano se llama ego. Atrévete a desenmascararlo. Toma de nuevo las riendas. Decide quién será esta vez el lobo al que harás ganador.

- 113 -

ESTRATEGIAS

Medios y Fines Perversos

ESTRATEGIAS Medios y Fines Perversos Prólogo 1. Indicios del huésped. 2. Lecciones constructivas. 3. Traditio vivens.

Prólogo

1. Indicios del huésped.

2. Lecciones constructivas.

3. Traditio vivens.

4. ¡Delenda est Anima!

5. Calidad humana.

6. Tremor et Ars Avaritia

7. Una realidad “sin nombre”.

8. Novo Tratactus Astrologicae

Contraportada

Una de las primeras cosas que aprende un psicólogo es la prodigiosa fuerza del lenguaje, la que será su herramienta:

“quien cambia el lenguaje, cambia la realidad”. Atrapados por la memoria, cada deseo no es sino el recuerdo del placer, cada miedo, recuerdo del dolor. Es a través del recuerdo como somos manejados por el “Orlá”, el huésped, sin casi darnos cuenta. La memoria es su, por invisible, poderosa estrategia.

El horror sigue aún a nuestro lado. En un primer momento logró aturdirnos y se fue colando como el veneno lentamente:

cada día mordisqueaba un pedacito de nuestro sentimiento por la vida y los vivos. Poco a poco nos fue secando todo cuanto quedaba de humano. Hoy, al igual que le ocurre al enterrador, milagros de la técnica de la desensibilización sistemática, removemos huesos mientras bostezamos junto a las infinitas tumbas, ya “sin memoria”. El horror también tiene sus funcionarios: 

- 114 -

ARCO CELESTE

Pactando bajo el miedo

ARCO CELESTE Pactando bajo el miedo Prólogo 1. Missi dominici 2. Desde el batallar del Alma

Prólogo

1. Missi dominici

2. Desde el batallar del Alma

3. Burbujas y mundos sutiles

4. Desierto y clímax

5. Asamblea Sagrada

6. Amor y negocios

7. Rapto y rescate de Aeuropa

8. El sueño de Argos

9. Alzheimer Magistri

Índices y referencias

Contraportada

Esta obra pretende explicar uno de los mayores misterios de la naturaleza, que hasta ahora no había visto la luz: ¿Por qué los dioses, cuando caen en el olvido de lo que son, terminan trasformados en unos patéticos y amedrentados seres que piensan que, un día u otro, van a morir.

Es una obra, pues, para el recuerdo.

- 115 -

SABIDURÍA

Libro del Amado

SABIDURÍA Libro del Amado Prólogo 1. El extravío de Enoch 2. Necesario proceso previo 3. Intentando

Prólogo

1.

El extravío de Enoch

2.

Necesario proceso previo

3.

Intentando un Comienzo

4.

Un desierto sin caminos

5.

Caminar acompasado

6.

Visión Interior

7.

Sonido sagrado

8.

Siete maestros

9.

Alcoba Real

10.

Perfume del Amado

11.

Sueño y pacto

12.

La vara de Asclepios

13.

Que me bese con sus besos

14.

Humor con sentido

15.

Acidosis y modernidad

16.

¿Vita Nuova?

17.

Sinergia y teúrgia

18.

Recapitulando

Referencias

Sólo quien se atreve a trascender el encantamiento de la dicotomía aparente de lo material trazos negros sobre fondo blanco, cárcel en filigranas de tinta- es capaz así de adentrarse al secreto universo que se esconde en este mismo preciso instante entre líneas, aprehender lo inefable y leer la eternidad.

Sabrás que tu centro vital se debilita, toda vez que tu alma reclame retornar al sentido, a la esencia, a lo que espera de ti el Eterno. Caminas al borde del abismo del olvido. Si vas en serio en esta empresa de alcanzar tu anhelo, no lo olvides. No lo olvides nunca.

- 116 -

INTENCIONES

El secreto del mal

INTENCIONES El secreto del mal Prólogo 1. Semaphoros y morphos 2. Phos Ennoia 3. Hygieia 4.

Prólogo

1. Semaphoros y morphos

2. Phos Ennoia

3. Hygieia

4. Aletheia

5. Gaia Ourania

6. Boleion Hybris

7. Kairos Témenos

8. Hipnos Thanatos

9. Erospsychia

10. Muein Logos

Conclusión

Contraportada

Sólo Edmund Husserl fue incapaz de demostrar con éxito lo que a Jorge Luis Borges lo costó mucho menos. A saber, que el mal, a diferencia del Bien, resulta imposible sin palabras.

Se me objetará que muchos malvados pueden ejercer con gran eficacia su cometido lesivo en el más radical de los silencios. Lo que olvidan mis detractores es que la palabra ya está en su cabeza, en forma de perverso pensamiento silente. Requiere, pues, de estructura verbal la alevosía.

¿Cómo erradicaremos el mal de la faz de la nueva tierra? Es algo tan sencillo como utilizar su arma letal, la palabra, para después abandonarla, haciendo posible así el verdadero libre albedrío. ¿Imaginar cómo funcionaría un mundo sin palabras? He ahí el mejor guardado secreto.

- 117 -

HÉROE

Conciencia misteriosamente expandida

HÉROE Conciencia misteriosamente expandida Prólogo 1. El viaje heroico 2. La llamada a la acción 3.

Prólogo

1. El viaje heroico

2. La llamada a la acción

3. Ayuda “extra”

4. Pruebas y desafíos

5. Morir y renacer

6. Tabórica metamorphosis

7. El tesoro

8. El retorno magistral

9. Mundus Imaginalis

Contraportada

Cuando todas las certezas se tambalean y la luz se vuelve niebla, cuando nuestro corazón adormece su latido, inmune ya a las distracciones, la pregunta sobre el ilusorio propósito aún perdura, prevalece obstinada, allende la gravitatoria realidad. ¿Qué alma pude cimentar su hogar sobre la duda? Perdida toda esperanza, necesaria catarsis de todo lo humano, en pos de la senda de la verdad ya no hay marcha atrás para la raza impecable en la caza, en la guerra y la ciencia del imperio. Acecho y sacrificio, allí donde la violencia desafía a la belleza. Solo cabe morir a uno mismo, para expandir y renacer a una conciencia más amplia, encontrar un modo letal de sobrevivir y morir para despertar. Abandonarlo todo para ganar así todo. Dorada transformación del alma errante, afrontando los terribles desafíos sobre las aún tibias cenizas de los ancestros y las resecas tumbas derruidas de los orgullosos dioses, para atravesar definitivamente los umbrales del cerco mágico de la existencia: el arte de la liberación del eterno retorno, quod ubique, quod ab ómnibus et quod semper, tradicional camino que aguarda al verdadero héroe que recuerda al fin su incondicional origen creador.

- 118 -

¿CANTAN TUS HORAS?

Vocación, visión y misión

¿CANTAN TUS HORAS? Vocación, visión y misión Prólogo 1. Hesperis 2. Dysis 3. Arktos 4. Anatolê

Prólogo

1. Hesperis

2. Dysis

3. Arktos

4. Anatolê

5. Mousikê

6. Mesembria

7. Spondê

8. Eletê II

9. Erytheia

Algunos kairo-mapas

Contraportada

Detente. Pero ¿qué haces? No leas ni una palabra más. Desiste. Prosigue el ajetreo de tu propia vida sin más. No necesitas el lastre innecesario de una nueva lectura con la que cansar tus ojos, un texto vano más en el que arrastrar tu mirada buscando acallar inútilmente el anhelo de tu sed. Cierra ya este libro y huye; pon a salvo los frágiles resortes que aún preservan tu precaria cordura. ¿Por qué osas desoír la cautela de mi insistente ruego y estimas inútiles todas estas advertencias que no buscan sino aumentar las horas de tu bien?

Misterios de la psicología inversa, a menudo solemos adentrarnos en la oscura tiniebla de procelosos mares, abandonando la certera protección de la orilla, dando más crédito al súbito delirio de un trastornado corazón frente a los cálculos más razonables del sentido común, que nos garantizan seguridad y sosiego en el previsible cotidiano. Sea pues, y zarpa, allá donde quiera que te lleve la lectura, pues has decidido afrontar la aventura de tu última hora, entre estas páginas. Ten por seguro que no saldrás vivo de este libro. Si no, al tiempo

- 119 -

AXIOMA LETAL

Nada es lo que parece

AXIOMA LETAL Nada es lo que parece Advertencia al lector 26 Axiomas Corolario Contraportada Piénsatelo dos

Advertencia al lector 26 Axiomas Corolario

Contraportada

Piénsatelo dos veces, antes de despertar al misterio que duerme entre las tapas de este peligroso libro. Hay cosas que es mucho mejor dejar que permanezcan para siempre olvidadas en lo más recóndito y oculto de nuestra alma.

- 120 -

PAZ

Vivir y reflexionar

PAZ Vivir y reflexionar Prólogo 1. OSAR CONOCERSE La educación truncada Los mercados del alma La

Prólogo

1. OSAR CONOCERSE La educación truncada Los mercados del alma La distracción virtual

2. QUERER SUPERARSE Los instintos Las emociones Los pensamientos

3. SABER TRASCENDERSE

Un sabio y apacible no actuar

4. SERVIR Y CALLAR

Reconocimientos

Contraportada

Cuando se tiene el raro privilegio de reflexionar sobre los fundamentos mismos de nuestro cotidiano saber y hacer, tales hacer y saber necesariamente cambian. Por desgracia, científicos, políticos, militares y financieros se hayan, como nosotros, instalados en la cárcel de la ceguera y el automatismo. Hemos sido programados al impulso de actuar, ignorantes (obedientes) del proceso de haber sido programados. Nacemos a la consciencia, tan pronto como descubrimos que nuestras certezas fueron instaladas en corazón por el ardid enemigo.

¿Cómo seguir entonces viviendo?

- 121 -

AHORA

Activar una Atenta Intención

AHORA Activar una Atenta Intención ¿Prólogo? 1. Asombrar las sombras 2. Esclavos del miedo 3. Augurios

¿Prólogo?

1. Asombrar las sombras

2. Esclavos del miedo

3. Augurios de inocencia

4. Benéfica obstrucción

5. Amor y pragmatismo

6. Desierto

7. Oráculo eucarístico

8. La semilla del Ahora

9. La encrucijada de la acción

10. Portadores del susurro

A modo de Glosario

Contraportada

Más allá del tumultuoso universo sutil de aquellas realidades parafísicas, tan adversas al frágil criterio del espíritu crítico, de las oníricas garras, tanto de la locura egoica como de la hipnosis social, resulta siempre muy difícil saberse, quererse y poderse despertar.

No se adentre pues, incauto, entre las letales trampas de estas páginas, quién no haya resuelto dejar de tejer así redes al alma, quien no haya renunciado ya a construir nuevos cercos, sumar límites y fronteras, ni tan siquiera quien no haya abandonado aún y para siempre la cárcel perpetua del sinsentido común.

- 122 -

MAGIA

Esfuerzo garante del fruto

MAGIA Esfuerzo garante del fruto Pro Logia 1. Gato encerrado, libre liebre 2. Synkaironías 3. Villa

Pro Logia

1. Gato encerrado, libre liebre

2. Synkaironías

3. Villa Careggi

4. El secreto del roble

5. Coincidentia Oppositorum

6. Próspero en la encrucijada

7. Recuerdos en el Museo

8. Afán actor

9. Esoterichon Gamma

10. Novena novela nueva

Referencias

Contraportada

Quizá, mientras sientes como te invade el denso temor que te inocula la lectura de estas palabras, ya has tomado conciencia de hallarte inmerso en la que seguramente sea la más terrible y brutal de las totalitarias dictaduras que pudo imaginar nunca el ser humano. Del mismo modo que sabes a ciencia cierta que ellos también lo saben. No te queda más alternativa que aguardar a que lleguen allí donde resistes escondido, o tal vez tratar de huir, corriendo sobre el filo de tu destino. Quizá.

Resulta así más fácil imaginar un nuevo colapso civilizacional que tolerar siquiera una sola mirada liberada. You’d better run…

- 123 -

MUERTE

El morir más dulce

MUERTE El morir más dulce ¿Quién mira desde el otro lado? 1. La biblioteca secreta 2.

¿Quién mira desde el otro lado?

1. La biblioteca secreta

2. El velo del Paroquet

3. Un justo descanso

4. Un benévolo Daimon

5. La herencia persa

6. Veloz regreso al futuro

7. Participar del Universo

8. Go to go

9. La prueba del noveno círculo

10. Memento Mori

11. Una comunidad espiritual

Referencias

Contraportada

Cada vida es una lección inevitable que transcurre en el espejo del alma. Y, como toda lección, hasta que se logra aprender, conlleva encerrado un misterio. Un misterio al que se debe hacer frente. Un misterio que inexorable se va desvelando a medida que la lección avanza. Un misterio que una vez que fue resuelto (aprendido) siempre llega a su término. Finaliza la lección, prosigue el aprendizaje.

Consigue, amable lector, una altura suficiente sobre tu propia vida, para así contemplarla en su totalidad, de principio a fin. Acércate a la muerte más dulce, aquella en la que lo que termina no se interrumpe.

- 124 -

ÍNTIMO CAMINAR

ÍNTIMO CAMINAR Perenne Inicio 1. Los 9 nietos de Apolo 2. Terpenos y Mircenos 3. Regreso

Perenne Inicio

1. Los 9 nietos de Apolo

2. Terpenos y Mircenos

3. Regreso al Tártaro

4. Mítica Tradición Primordial

5. Los Afrad y la Serpiente del Qaf

6. La rebelión de las Glías

7. El Principio del Placer

8. Paisaje Epigenético

9. Soledad y Silencio

10. Vere Claustrum Paradisus Est

Referencias

Contraportada

Nuestro corazón fluctúa dúctil, siempre cambiante como el secreto núcleo de la palmera, se serena suave tan pronto experimenta el sutil descenso de la Presencia, danza dócil al unísono del retorno, del regreso, del reflejo que, toda vez que se alinea a su Fuente, ya no teme ni se resiste a nada.

Frente a aquellos que entienden esta vida como una bufonada vana, que no aporta más que el escrutinio de un somero y parcial autoconocimiento, amarga cosecha de culpa y remordimientos inextinguibles, que siempre llega demasiado tarde, esta obra versa sobre el esencial caminar del corazón, allí donde nuestro corazón se deja encontrar y recorrer por la enseñanza verdadera del Camino.

Sólo entonces, así transformados y transmutados en aquellos necesarios pormenores que otorga nuestra misteriosa ruta, al fin comprendemos. Se comprende.

- 125 -

ENCUENTRO

ENCUENTRO Prólogo Crucial 1. Érase una vez… 2. 1947 3. ¿Qué lees? 4. Misteriosa Aristos Telia

Prólogo Crucial

1. Érase una vez…

2. 1947

3. ¿Qué lees?

4. Misteriosa Aristos Telia

5. Test de Inteligencia

6. Breve pausa Publicitaria

7. Placebo Alquímico

8. Restos del Naufragio

9. Psicología Militar

10. h+

Referencias

Contraportada

De una forma habitual y por lo general, el traficante de conocimiento suele desconfiar del autodidacta, con la excusa de que éste carece de la titulación que aquel compró y ahora le vende por un módico estipendio. Por suerte o por desgracia, ahora nos acercamos a la encrucijada de un turbulento escenario en el que todos aquellos acomodados traficantes de palabras, de vida y de poder, habrán de demostrar con creces todo lo que dicen que valen, a riesgo de ser tenidos por piedra de escándalo y, por consiguiente, aspirantes a propicio chivo expiatorio.

Y tú¿dices que nada vendes?

- 126 -

DRAGÓN SECRETO

DRAGÓN SECRETO Prólogo 1. Mandrágora 2. Esperando a Godot 3. Orgasmo múltiple 4. Purgar los excesos

Prólogo

1. Mandrágora

2. Esperando a Godot

3. Orgasmo múltiple

4. Purgar los excesos

5. Mascherari

6. Cetonia Aurata

7. Centrar tu Atención

8. Santidad y Amistad

9. Resurrección

10. Palabras de Síntesis

Referencias

Contraportada

Basta con iniciar un diálogo sincero con el universo, esto es, con nosotros mismos, para que éste responda de manera justa y oportuna, aunque no siempre acorde a nuestros deseos e intereses.

Onírico continuum en el que se disuelven las formas entre lo que soñamos y vivimos, como en el drama de Calderón de la Barca, La vida es sueño, donde el infeliz de Segismundo se preguntaba acerca de las causas de un maltrato que él sospechaba divino, cuando sólo era paterno. Un ámbito como el de la profecía edípica, en dónde lo soñado se inmiscuye, desde nadie sabe dónde, y se entromete de un modo tan brutal en la propia vida, que termina convirtiéndose así en destino.

- 127 -

TEMPLO DE AMOR

TEMPLO DE AMOR Prólogo 1. Cifrar el Tiempo 2. Sobre la utilidad del Secreto 3. Indiferencia

Prólogo

1. Cifrar el Tiempo

2. Sobre la utilidad del Secreto

3. Indiferencia Divina

4. Sagrada Comunión

5. Pasen y vean

6. Bioluminiscencia

7. Prostitución

8. Yo pecador…

9. Siempre nos quedará París

10. En Cena Secreta

Referencias

Contraportada

En este mundo de aparente impunidad, lo real es que nadie termina saliéndose con la suya. Todo cuanto ya sea en detrimento ajeno o propio- imaginamos, pensamos, sentimos, deseamos, hicimos, o bien dejamos de hacer, tarde o temprano nos alcanzará.

Así, desde la intimidad abisal, brota el plácido sueño de la luz, generando un impulso, un profundo latido que sin permiso alguno ni mediar palabra nos lleva y nos trae a su antojo, hasta que y sólo hasta el momento mismo en que- finalmente aprendemos.

- 128 -

MAPA DEL TESORO

MAPA DEL TESORO Prólogo 1. Black Opps 2. La prueba 3. Mapas y territorio 4. Primera

Prólogo

1. Black Opps

2. La prueba

3. Mapas y territorio

4. Primera Luna

5. Noche en Blanco

6. Cercanía

7. Gnosis

8. Polaridad

9. Frutos extraños

10. Nesciencia necat

Referencias

Contraportada

Quien es consciente del grado real de su pobreza, quién verdaderamente la siente en su corazón, obtiene una mirada que trastoca el rumbo de la vida, provoca una ruptura de nuestra mentira esencial, rasga el velo sórdido del propio egoísmo y transforma así el mundo.

No se trata de guardar las apariencias, ni de realizar un desapego teatral, ni un simulacro formal de espiritualidad ni un postureo impostado de falsa modestia. Se trata de esa pobreza en la que caen incluso los mismos dioses, toda vez que quedan finalmente liberados de sí.

- 129 -

ASOMO VIVENCIAL

ASOMO VIVENCIAL Prólogo 1. Sabia es la hora 2. Ecopsicología 3. Desconectar 4. Singularity University 5.

Prólogo

1. Sabia es la hora

2. Ecopsicología

3. Desconectar

4. Singularity University

5. Sobre vivir

6. Perder la perspectiva

7. A Conciencia

8. Te traigo el Wether

9. Santo Grial

10. El peso de lo no dicho

Referencias

Contraportada

Como en el Devarim, regresé para ofrecer mi particular visión sesgada de los hechos, para divulgar mi irreflexiva ficción sobre lo que a diario está ocurriendo a nuestro alrededor, esbozando mi propio relato adoctrinador, contra el lavado de cerebro al que aspiran los profetas de la confusión y la legión de malintencionados terceros.

La vida se vive de primera mano, esto es, arriesgando la simplicidad de la sinécdoque interesada, asomándose al complejo y variopinto tapiz de lo real. Abotargado en el confort de la parte, no te pierdas la gratificante y brutal experiencia de la totalidad; ni consientas tampoco que te la cuenten, ya cercenada y resumida: ¡vive!

- 130 -

CUR (LIBER) ARTE

CUR (LIBER) ARTE Prólogo 1. Antes del Tiempo 2. Lainakea 3. El Asombro de Nicodemo 4.

Prólogo

1. Antes del Tiempo

2. Lainakea

3. El Asombro de Nicodemo

4. Per Aurem

5. Juego de tronos

3. El Asombro de Nicodemo 4. Per Aurem 5. Juego de tronos 6. Índex 7. ¡Rescátala,

6. Índex

7. ¡Rescátala, Ness!

8. Pharmakon Komplex

9. Auroboros

10. Timador timado

11. Cuerpo verdadero

Referencias

Contraportada

Enajenados por la medicina oficial de nuestra facultad y potencial sanatorio, hemos olvidado nuestro propio manual de instrucciones, delegando la responsabilidad de nuestra salud en las manos, fármacos y aparatos de avariciosos terceros, instituidos como están de altas dosis de soberbia y autoridad sanitaria.

están de altas dosis de soberbia y autoridad sanitaria. Aún es posible torpedear el negocio de

Aún es posible torpedear el negocio de la medicina remedial, en pos de otra que sea no sólo preventiva, sino, de un modo tan ambicioso como humanitario, realmente sanadora, esto es, verdaderamente liberadora.

- 131 -

En un tiempo y un espacio en el que aquellos peligrosos empeños de desintegración y deshumanización corren parejos y restringen nuestra mirada, todo intento por repensar la complejidad del mundo está abocado al fracaso y, sin embargo, constituye quizá la más importante necesidad no tanto del filosofar como del vivir consciente, esto es, ético y cívico. Necesitamos una perspectiva mucho más amplia e integradora, capaz de conciliar a los dominados con sus sagrados dominadores, tarea pendiente desde el principio de los tiempos. Desde nuestra actual propuesta literaria, vamos a volver, una vez más, a intentar la reconquista y colonización pacífica y simultanea del Olimpo y el Averno.

- 132 -

Interessi correlati