Sei sulla pagina 1di 3

21/4/2014

El Informador :: ¿Cómo lidiar con mi hijo adolescente?

21/4/2014 El Informador :: ¿Cómo lidiar con mi hijo adolescente?

¿Cómo lidiar con mi hijo adolescente?

mi hijo adolescente? ¿Cómo lidiar con mi hijo adolescente? Psícólogos recomiendan a los padres que sean

Psícólogos recomiendan a los padres que sean muy honestos con sus miedos y expectativas para que el joven en tienda y confíe.

miedos y expectativas para que el joven en tienda y confíe. Los padres deben entender que

Los padres deben entender que el problema nunca

es personal

Los jóvenes necesitan adultos en quien confiar, que comprendan y entiendan lo que pasa en sus vidas

GUADALAJARA, JALISCO (10/ENE/2014).- Josefina, de 41 años, es ama de casa y madre de un hijo adolescente. “Tengo problemas para comunicarme con mi hijo, quiero acercarme a él pero no sé cómo, lo intento y siempre que toco su puerta recibo rechazo. Cada vez se aleja más”, relata la madre de Antonio.

“No entiende razones, se ha vuelto muy terco y piensa que todos estamos mal y que él es el único que lo sabe todo. Trato de confiar en

mi hijo pero no puedo. Me preocupa que no vea los riesgos de sus decisiones y no mida las consecuencias. Es muy atrabancado, impulsivo y quiere comerse el mundo a sus 14 años. No sé qué hacer

para que confíe en su familia y tan sólo escuche”.

La adolescencia es una etapa de transición entre la infancia y la edad adulta. “Es un periodo de desarrollo biológico, social, emocional y cognitivo que, si no se trata satisfactoriamente, puede llevar a problemas afectivos

y de comportamiento en la vida adulta. Se considera que comienza aproximadamente entre los 10 y los 13 años

y termina entre los 18 y los 22 años”, escribe el psicoterapeuta Doula Nicolson en su libro “Problemas de la Adolescencia”.

Para la socióloga y especialista en adolescentes, Patricia Murrieta Cummings, el adolescente que transita por esta etapa comparte tres procesos: el desarraigo, la interiorización y la integración. “El joven empieza a cuestionarse patrones y sistemas de creencias inculcados en casa, pero también se ensimisma mucho, busca el contacto consigo mismo y se aísla de los adultos. Finalmente, la integración sucede cuando el adolescente logra encontrar su propio lugar, regresando a lo que se le enseñó pero ya desde una posición propia”.

Así pues, la vida del adolescente está dominada por la inestabilidad y el cambio emocional permanente. “La adolescencia es una etapa crítica porque todas las estabilidades anteriores desaparecen y han de afrontar los nuevos y complejos retos de la nueva madurez que se les viene encima. Deben poder responder a las preguntas ¿Quién soy? ¿Qué puedo hacer con mi vida? ¿Cuál es mi lugar en el mundo?”, explica el psicólogo Jaume Funes en su libro “9 ideas clave para educar en la adolescencia”.

En el mismo describe que el adolescente comparte tres rasgos: “Se ve asimismo descubriendo el mundo, son exploradores enérgicos, que incluso no miden sus fuerzas, vive con intensidad la vida que está descubriendo. Se trata de sujetos frágiles, llenos de interrogantes vitales, inmersos en una atmósfera de alta intensidad emotiva, que prueba y ensayan a recorrer un camino desconocido”.

La crisis del adolescente

Especialistas coinciden en que no existen adolescentes problemáticos sino problemas de los adultos con sus adolescentes. Muchos papas lo toman como algo personal cuando en realidad no lo es, el conflicto del joven es natural y normal, un proceso inevitable por el que todos pasamos.

• Ideas clave para educar en la adolescencia:

21/4/2014

El Informador :: ¿Cómo lidiar con mi hijo adolescente?

1 Aclarar qué es y qué no es adolescencia, en qué consiste ser adolescente hoy. La adolescencia no está detrás de todas las crisis y dificultades educativas que tienen que ver con la adolescencia.

2 Para entender a los adolescentes conviene mirarlos, observarlos, escucharlos, preguntarles. A menudo nuestros argumentos no son sus argumentos.

3 En la adolescencia conviene distinguir entre tener conflictos y tener problemas, y hay que saber convivir con ellos en las instituciones y evitar que las respuestas creen el problema.

4 Ellos necesitan aclararse y encontrar su lugar en el mundo. Debemos aprender a descubrir cuáles son sus agobios, preocupaciones y tensiones de su mundo interior.

5 La escuela y la adolescencia son compatibles, pero hay que ponerse de acuerdo en cómo debe ser una escuela adolescente y cuáles son los objetivos educativos de esta etapa.

6 Las vidas de los adolescentes están, inevitablemente, empapadas de riesgos, y educar es conseguir que aprendan a gestionarlos.

7 La tutora y el tutor pueden ser útiles en sus vidas, pero hay que saber hacerlo. Se trata de trabajar para conseguir ser una persona adulta próxima y positiva.

8 Hacer de padre o madre todavía es necesario durante la adolescencia. Todo comienza por conservar la paciencia y no desesperarse.

9 Los adolescentes pueden y deben ser responsables. Los educamos para que sean autónomos y tomen decisiones sobre su vida.

Fuente: Jaime Funes Artiaga, “9 ideas clave para educar en la adolescencia”

• Reglas básicas para construir una relación positiva

1 Saber distinguir entre lo que esperamos de ellos y lo que realmente pueden y quieren ofrecer.

2 Aprender a conocer el significado y sentidos de sus vidas, y preguntar sobre lo que viven.

3 Recordar que tener conflictos no es tener problemas (éstos aparecen cuando no conseguimos encontrar la respuesta adecuada).

4 No olvidar que la adolescencia también es un tiempo de malestares.

5 Considerar la escuela como un importante territorio adolescente.

6 Construir espacios de influencia educativa a su alrededor.

7 Suprimir la distancia, construir la proximidad. Sólo intentando estar cerca, disponibles y receptivos, podremos influir en sus vidas.

8 Querer acompañar. Recorrer a su lado parte del camino, sin intromisiones pero con capacidad de comprender lo que les pasa, disponibles para ayudarles a ordenar sus crisis.

9 No hay que buscar seguridades falsas, sino capacitarlos para gestionar los riesgos.

10 Dejar de considerarlos menores y tratarlos como sujetos responsables, y con límites.

Fuente: Jaime Funes Artiaga, “9 ideas clave para educar en la adolescencia”

• Tener en cuenta que:

> Es probable que, en su juventud, hayan hecho lo mismo que condenan en sus hijos y hayan sobrevivido.

21/4/2014

El Informador :: ¿Cómo lidiar con mi hijo adolescente?

> Otros padres también se encuentran en la misma situación con sus propios hijos.

> Los adolescentes necesitan rebelarse y oponerse a sus padres para formar su identidad personal y desarrollar su autonomía.

> Es fácil que los hijos se molesten y rechacen los consejos y orientaciones de sus padres, aunque, en realidad, aprecien a unos padres que les quieran y proporcionen seguridad.

> Los adolescentes prefieren que sus padres establezcan unos límites a que no fijen ninguna limitación.

> Debe haber un equilibrio con respecto a la supervisión entre rigidez y laxitud.

> Los adolescentes aprecian que sus padres les escuchen, les tengan en cuenta y dialoguen sobre sus puntos de vista.

Esta noticia se puede consultar en: http://www.informador.com.mx/suplementos/2014/506723/1/como-lidiar-con-mi-hijo-adolescente.htm IMPRESO: Lunes, 21 de Abril de 2014