Sei sulla pagina 1di 104

Las Claves de El Secreto

Daniel Sévigny

Las Claves de El Secreto Daniel Sévigny Traducción de Caterina Berthelot Editado en el formato .docx
Las Claves de El Secreto Daniel Sévigny Traducción de Caterina Berthelot Editado en el formato .docx

Traducción de Caterina Berthelot

Editado en el formato .docx por Elio Verde el 13 de mayo de 2013

Contenido

Para buscar un punto en especial coloque el puntero sobre el título y presione

expedito abra el panel de navegación en Vista

en caso de Word 2010.

Control + clic izquierdo
Control
+ clic izquierdo

ó lo que es más

Las Claves de El Secreto

1

Prefacio

3

LA CLAVES DE EL SECRETO. PRIMERA PARTE

4

Capítulo 1.- La Ley de la Atracción

5

El pensamiento lo domina todo

7

La felicidad empieza por el pensamiento

9

Capítulo 2.- Nuestra Relación con el Universo

9

Las reglas

10

Llave # 1: ¡El Universo no piensa!

10

Llave # 2: ¡El Universo no reflexiona!

11

Llave # 3: ¡El Universo no analiza!

11

Capítulo 3.- Los Mandatos

14

Llave #4: ¡El Universo no entiende nada de números!

14

Llave # 5: ¡El Universo no entiende nada de pesos!

14

Llave # 6: ¡El Universo no entiende nada de medidas!

15

Llave # 7: ¡El Universo no entiende nada de distancias!

15

Llave # 8: ¡El Universo no entiende nada de tiempo!

16

Llave # 9: ¡El Universo no entiende nada de dinero!

17

Capítulo 4.-Las Leyes

19

Llave #10: ¡Necesitas la precisión para formular tus órdenes!

19

Llave # 11: ¡Enuncia todo con dulzura!

19

Llave # 12: ¡Enuncia todo con respeto!

20

Llave # 13: ¡Enuncia tus pedidos hasta 3 veces en el día!

21

Llave # 14: ¡Ten fe y confianza!

22

Llave # 15: ¡Evita la duda y las apostillas (añadiduras o sugerencias)!

24

Llave # 16: ¡Solo debes conjugar tus formulaciones en presente!

25

Llave # 17: ¡Evita negar!

27

Capítulo 5.- El Juego

31

Capítulo 6.-Las Leyes del Universo

44

EL AMOR

44

¡Me será devuelto multiplicado!

47

¡Compartir es recibir!

47

LAS CLAVES DE EL SECRETO. SEGUNDA PARTE

49

Capítulo 7.- La Energía Negativa

49

Nuestros pensamientos son vibraciones

49

Un pensamiento de amor

50

Este debe ser el fin a perseguir

51

Las fuerzas negativas

51

La solución

78

Los comportamientos negativos

81

PRIMERA CONCLUSIÓN

82

¿Cómo luchar contra tu saboteador?

83

LAS CLAVES DE EL SECRETO. TERCERA PARTE

84

Capítulo 8.- Las soluciones ganadoras

84

Llave # 18: ¡Dios quiere que sólo seas feliz!

84

Capítulo 9.- La Realización

89

Llave # 19: ¡Hazlo con motivación!

89

Llave # 20: ¡Acepta todo con humildad! ¡Sin cólera y maldad!

90

Llave # 21: ¡Perdona a todos tus hermanos!

93

Las etapas del perdón

94

Capítulo 10.- El Amor

98

Amar

98

El amor por uno mismo

98

Amor divino

98

Amor incondicional

99

La compasión

100

Ternura

100

Los aliados positivos

100

RECOMENDACIONES

102

1. El silencio

102

2. Tomar notas

102

Capítulo 11.- La Última Clave de El Secreto

102

Llave # 22: ¿¿¿¿¿¿¿¿¿ ???????

102

CONCLUSIÓN

103

Prefacio

Decidí escribir este libro por UN ÚNICO motivo

En el libro El secreto, se explica el significado de la ley de la atracción. Después, se aporta una prueba irrefutable de su existencia demostrando que esta ley ha permitido alcanzar el éxito a varios personajes fundamentales de la historia que la han aplicado en su vida personal. Por último, se concluye diciendo que sólo depende de nosotros, de ahora en adelante, aplicarla en nuestra vida cotidiana. Sin embargo, el autor no va más allá. No nos propone ningún método para vivir según la ley de la atracción. Nos encontramos pues solos a la hora de ponerla en práctica.

Por otra parte, desde la publicación de este libro, se han creado multitud de seminarios para el gran público dedicados a la ley de la atracción. Pero sus ponentes se limitan a repetir con sus propias palabras del contenido de El secreto. Ninguno de ellos ofrece una guía práctica concreta que permita poner en práctica esta ley. Una vez más, nos encontramos solos.

Me ha maravillado la magnitud del interés suscitado por El secreto entre el público del mundo entero. Y además en un tiempo record. ¡Una proeza de marketing fantástica! A diario, me hablan de este libro, de viva voz o por correo. Me preguntan mi opinión. Contesto positivamente, pese a que en mi interior sé que contiene una grave laguna. En efecto, no explica cómo pasar del conocimiento de la ley a su puesta en práctica. Estas personas que comunican conmigo me dicen que se han quedado con las ganas de saber más. Para ellas también, faltan las claves para la utilización del secreto. En cambio, estas

mismas personas aseguran haber descubierto las claves de el secreto a través del contenido de los seminarios sobre gestión del pensamiento que han seguido conmigo. Por ello, me han insistido para que dé a conocer de forma más explícita las herramientas que les he ofrecido y que utilizan con tanto éxito. Este es el único motivo por el que he escrito el presente libro, que título Las claves de El secreto.

Desde hace cerca de veinte años, año tras año, recorro Quebec y Europa. Así es como miles de personas han seguido los cursos de formación que imparto sobre Gestión Del Pensamiento. He perfeccionado esta técnica después de varios años de investigación a título privado. Es pues el resultado de incontables lecturas y sesiones de formación sobre el tema del pensamiento, que vengo realizando por curiosidad personal desde que tengo unos veinte años.

Ofrecí mi primera conferencia de improvisto para sustituir a un conferenciante enfermo. Al no haber preparado nada, elegí, evidentemente, hablar de un tema que dominaba y que consideraba de suma importancia. Tras la presentación, algunos asistentes me preguntaron si podía aportar datos suplementarios sobre La Gestión Del Pensamiento . Así fue como nació la técnica de La Gestión Del Pensamiento .

El secreto expone la filosofía de acción que debe guiarnos en nuestra vida diaria.

La Gestión Del Pensamiento consiste en la técnica concreta que nos da las claves que permiten aplicar la ley de la atracción todos los días de nuestra existencia. De esta forma, para cada uno de nosotros, empezará una nueva vida. Aprovecha pues al máximo la riqueza de Las claves de El secreto.

LA CLAVES DE EL SECRETO. PRIMERA PARTE

una nueva vida. Aprovecha pues al máximo la riqueza de Las claves de El secreto. LA

Capítulo 1.- La Ley de la Atracción

Todo lo que vivimos en el interior se refleja en el exterior

Esta frase-título resume la ley de la atracción. Está claro que muchas personas han obtenido resultados aplicando esta ley. Sin embargo, dichos resultados parecen a menudo limitados, comparados con los éxitos esperados por el conjunto de las personas deseosas de descubrir la receta mágica para conseguir cambiar sus vidas. Por lo tanto, deberíamos indagar lo que ocurre en nuestro interior, plantearnos que quizás debamos empezar por cambiar nuestro foro interno.

¿Pero cómo podemos cambiar nuestro interior?

¡Mediante el mecanismo del pensamiento! ¡Es la única forma de conseguirlo!

Somos tan sólo energía dentro de la energía. Si no tuviéramos las células, las moléculas y los átomos que conforman la materia de nuestro cuerpo, seríamos tan sólo energía dentro de la energía, al mismo nivel que la forma pensamiento, que la forma palabra.

El Universo es tan sólo energía y formamos parte íntegra del mismo. Nos guste o no, el Universo es un todo y formamos parte de ese todo. Ahora bien, nos queda saber cómo funciona ese Todo.

Cada pensamiento que formamos, cada palabra que pronunciamos, son emisores de energía. Y es únicamente a través de esta energía, que podemos denominar también tasa vibratoria, con la que participamos en la ley de la atracción. Ya sea de forma consciente o inconsciente, estamos todos unidos al Universo.

Para utilizar a nuestro favor la ley de la atracción, debemos ante todo conocer su funcionamiento. El Universo tiene secretos bien guardados. Hoy es tu día de suerte ya que vas a poder conocer tú también toda la reglamentación; vas a descubrir los secretos del funcionamiento de tu relación con el Universo. Aplicándolos, conseguirás que tu vida se convierta en una realidad plenamente realizada.

Cada uno de nosotros es libre de dar rienda suelta a sus pensamientos. Todas las cosas son creadas por ese poder maravilloso. Pensando en el pasado no lograrás construir tu futuro cuando éste se convierta en tu presente.

Debes recordar que cada pensamiento tarda un segundo en dar la vuelta a la Tierra y que vuelve a ti con la misma energía. Porque cada uno de tus pensamientos emite energía e influencia a su paso a todo el conjunto de la Tierra. Nuestro mecanismo de pensamiento exige una vigilancia constante con el fin de que no podamos llegar a regir con un perfecto control, cuya perfección tan sólo depende de nuestro entrenamiento.

Todos somos emisores-receptores. Las vibraciones enérgicas emitidas constituyen la réplica exacta de nuestros pensamientos. Al transmitir pensamientos de amor, de felicidad, de serenidad, éste será el fruto energético que se desprenderá de nosotros. El efecto contrario es igualmente verdadero. Al obstinarte a mantener pensamientos negativos como

la inquietud, el odio, el resentimiento y demás ideas sombrías, estarás reflejando algo indeseable.

Mira a tu alrededor y verás cómo harás muy pronto una selección entre las personas optimistas y las personas negativas, aunque no las conozcas mucho. Sus solas vibraciones te permiten forjarte una opinión. La ley de la atracción

¿Te has dado cuenta de lo bien que nos sentimos en compañía de gente optimista? Es gracias a sus vibraciones. Por el contrario, nos alejamos inconscientemente de las personas pesimistas. Si pudiéramos elegir, nos distanciaríamos de ellas.

A menudo son personas con buen aspecto físico, dotadas de una fuerte personalidad.

Pero lo que desprenden no constituye en absoluto algo atractivo. ¿Por qué? Inconscientemente, la gente optimista evita a este tipo de personas. Si por algún motivo, estás obligado a frecuentarlas en el ámbito familiar o profesional, tras entrar en contacto con ellas, sus vibraciones (se) habrán diseminado sobre ti. Durante unos minutos o unas horas, según el grado de control que ejerzas sobre tus pensamientos, vas a experimentar reacciones negativas.

A menos que pertenezcas a ese mismo tipo de personas con un temperamento crítico,

siempre descontentas por todo y por nada, y que prefieras dejar que tu mecanismo de pensamiento quede dirigido por la inconsciencia en vez de realizar un esfuerzo para controlarlo, esas impresiones negativas surgirán en ti. Según unos estudios realizados en un laboratorio de psicología, emitimos más de 38 000 pensamientos al día. La gestión de ese volumen de pensamientos es un deporte que requiere un entreno continuo, es decir una vigilancia constante, siempre que sea posible, de la actividad mental.

¿Es eso posible? ¡SÍ!

La persona que controla su mecanismo de pensamiento y que se esfuerza constantemente para gestionarla de forma correcta emite vibraciones positivas. Todo su ser es como un rayo de sol en nuestras vidas. Está a gusto consigo misma, es una persona tranquila, serena, relajada, incluso en situaciones inquietantes. Conserva un perfecto control sobre sus pensamientos, sobre sus energías vibratorias. Seguramente conozcas a varias personas de este tipo. Si no fuera así, ¡cuestiónate a ti mismo! ¿Por qué no atraes y, en el mejor de los casos, no frecuentas únicamente o casi exclusivamente a este tipo de personas?

Quizás no hayas tomado realmente consciencia de que formas parte de ese grupo de personas que ignoran la importancia de gestionar sus pensamientos o que olvidan hacerlo. Resultado, atraes a gente parecida a ti y te sientes atraída por ella.

Aunque no se tenga ningún conocimiento sobre este mecanismo, resulta natural para el hombre saber que éste existe y que es poderoso. Omitimos cultivar esta facultad por ignorancia, del mismo modo que consentimos dejarnos arrastrar sin condiciones, exponiéndonos a padecer las influencias de nuestro entorno.

El día en que tomemos consciencia de que todo empieza con el pensamiento, podremos empezar a entrenarnos y experimentar entonces hasta dónde puede llegar este poder. Comprobaremos maravillados todo su poder. No dudarás en perseverar en el esfuerzo para ver cómo se concretizan en tu vida los impresionantes resultados de tu pensamiento.

El pensamiento lo domina todo.

El pensamiento lo domina todo: la salud física y psicológica. La vida afectiva. Los éxitos y también los fracasos. Cuando digo éxitos me refiero a todos los éxitos: familiares, relacionales, financieros, escolares, universitarios, deportivos, etc. Y cuando hablo de los fracasos me refiero a los mismos ámbitos, a todos los niveles. Sólo depende de ti. El «ti» no se refiere exclusiva a la persona física, es también el «ti» interior: el pensamiento.

Algunos pensarán que son demasiado mayores para cambiar. Otros objetarán que han sido demasiado marcados por el ambiente familiar en el que, desde su más tierna infancia, las vibraciones negativas han ejercido un reinado absoluto. Sin embargo, siempre podemos elegir. ¿Quieres cambiar, sí o no? Si contestas afirmativamente, la edad y el entorno no pueden impedírtelo. Pero eres el único capacitado para tomar esta decisión.

Cuando entiendas que el esfuerzo que inviertas en este proceso de cambio se verá recompensado de forma extraordinaria, dejarás de tener dudas. Elimina los viejos esquemas anclados en tu subconsciente, ya que tu vida depende de ello.

Cambiar tu pensamiento es cambiarte a ti mismo.

El precio de este cambio está representado por el esfuerzo. ¿Prefieres proseguir tu vida en el fracaso y la desgracia? Tan sólo una decisión de tu parte bastará para situarte de ahora en adelante en la vía del éxito. La vida que siempre has soñado, pero que has vivido pasivamente en vez de gestionarla, todo depende de TU decisión.

¿Por qué seguir viviendo dejándote llevar por los acontecimientos cuando ya sabes que todo es responsabilidad tuya?

¡Cuántos acontecimientos han convertido el día de hoy en un día gris? El mal humor de tu pareja desde que os habéis levantado. Los niños que no respetaban las reglas de casa. El estrés de un jefe exigente. La negativa de un superior o de unos compañeros de trabajo. Sin duda alguna el teléfono que suena. Todos estos elementos que te han hecho vivir esas personas en fase alterada han agotado tu energía.

En cambio, si hubieras gestionado tus pensamientos, habrías cambiado el curso de cada acontecimiento, todo ello para vivirlo tal como lo hubieras decidido. Habrías cambiado el estado de ánimo de tu pareja sin tan sólo pronunciar una palabra. Los niños habrían respetado todas las consignas evitando incluso pelearse. El jefe habría estado muy tranquilo durante todo el día. Tu superior y tus compañeros se habrían mostrado positivos. Las llamadas recibidas se habrían transformado en discusiones positivas de las que habrías obtenido beneficios, ya que habrías encontrado una solución beneficiosa para la persona que estaba sufriendo, en vez de acusar su angustia.

Seguramente te entrarán ganas de decir: «Sí, ya lo sé, pero yo no soy suficientemente

inteligente. Nunca he tenido suerte. No tengo cultura. Mis padres están divorciados. Mi padre o mi madre son alcohólicos y quizás toxicómanos. Mi entorno no es propicio para

esta forma de actuar. Mi salud es

¡Bravo! El elenco de excusas es perfecto. ¿Quieres seguir viviendo pasivamente sin creer que, quizás, la solución existe en ti? Sin realizar ni el más mínimo esfuerzo, ya estás aceptando la derrota y diciendo que no al éxito.

es…

es…» , y muchos más.

¿Crees que puedo suscribir este tipo de reflexiones? Pues no. Me parece lamentable y penoso que una persona no se dé a sí misma la oportunidad de tener éxito. He entendido que mi misión no consistía en cambiar el mundo, si no en ofrecer un mensaje de esperanza y en darte las herramientas para que conviertas tu vida en un éxito. Miles de personas han demostrado que podían dar sus primeros pasos cambiando sus pensamientos y esta creencia influenció positivamente sus vidas; forman parte de las personas que piensan.

Aquellos que dicen no a su evolución repiten en muchos casos «no tengo suerte» o también «cuando se presentó la oportunidad, no supe aprovecharla». En la oscuridad de sus pensamientos, no fueron capaces de ver la suerte allí donde se encontraba. Estoy convencido de que, a lo largo de sus vidas, al menos existió un elemento desencadenante que les incitó a cambiar sus pensamientos.

Hicieron caso omiso. No entendieron que la Señora suerte les ofrecía otra vez la oportunidad de tener éxito. Dejaron que se desvaneciera una vez más, sin ni siquiera plantearse dudas.

El Ser Supremo es justo. Cada uno de nosotros, cuando llega a la Tierra, lleva una pequeña bolsa de oportunidades en el bagaje de su personalidad, representadas por sus cualidades, por sus dotes, por una cierta cantidad de defectos y por las experiencias kármicas que deberá afrontar, que conforman el justo equilibrio del ser humano y que permiten a cada cual trabajar sobre su persona.

Quienes dicen no poseen un defecto predominante de personalidad: la pereza. Prefieren no hacer nada. De este modo, tienen la excusa perfecta. En su foro interno, saben que deberían realizar un mínimo de esfuerzo. Dado que el esfuerzo exige una dosis de coraje y de voluntad, es preferible, piensan ellos, continuar de este modo en la ignorancia de sus posibilidades, en vez de imaginar un gran éxito a costa de esfuerzo. Reflexionando, te estarás preguntando si podemos, mediante el pensamiento, cambiar a nuestra pareja, a nuestros hijos, a nuestros familiares, a nuestros amigos. ¡Sí, podemos hacerlo! Para ello es preciso que, de entrada, la gestión de tus pensamientos sea una fuerza motora en tu vida. Dominando tu mecanismo de gestión, conseguirás influenciar a tu entorno. Cientos de veces he escuchado: «Mi pareja ya no es la misma. Los niños están mucho más tranquilos y estudiosos. Mi relación con tal persona es totalmente distinta.» O también: «El ambiente familiar ha cambiado por completo.» Y muchos más. Esta mejora es debida únicamente a la transformación de la persona que ha tomado la iniciativa.

Tomemos el ejemplo de una madre que vive totalmente para su familia. Se entrega en

cuerpo y alma a su pareja y a sus hijos. Con una generosidad sin límites, se vuelca en ellos

de día y de noche: cocina, limpieza, educación

Olvida reservarse un tiempo para ella. Un

buen día, sin entenderlo, atrapada en el engranaje de la rutina, se asusta, se vuelve irritable, insoportable. El marido y los hijos la exasperan. ¡Está permanentemente en clave negativa y crac! Ya no consigue controlarse a sí misma.

Su pareja no le va a la zaga. Sufre la presión de su empresa o de su jefe. Debe hacer un sobre esfuerzo para cumplir sus funciones de amante padre y marido ejemplar. El estrés lo acosa en permanencia. Acaba dejando que lo negativo domine cada una de sus situaciones, porque el esfuerzo que se le pide es demasiado grande. Finalmente, ya no puede más. Está agotado.

Sin embargo, todo problema tiene su solución. El día en que el señor y la señora atraparán su suerte, la que el Universo les presenta para descubrir que todo se rige mediante su pensamiento, podrán mejorar sus condiciones de vida empezando por el

.

principio: aprender a pensar

Los ejemplos expuestos en la presente obra se aplican a todos los niveles relacionales:

En la

práctica, se trata siempre de una cuestión de vibraciones. Transformemos nuestro pensamiento y cambiaremos nuestras vibraciones para conformarlas a la ley de la atracción.

La felicidad empieza por el pensamiento

Una enfermedad importante de las personas de nuestro planeta se expresa mediante las siguientes preguntas: «¿Qué van a decir? ¿Qué van a pensar?» La Tierra está habitada por dos mundos: los constructivos y los negativos, los buenos y los malos, los honestos y los viciosos. No debes creer ingenuamente que porque has modificado tu forma de pensar, todo el planeta quedará transformado del día a la mañana: ¡sería una quimera!

Cuidémonos de nosotros mismos. Dejemos que los demás cuiden de sí mismos. Hoy, se trata que te asumas a ti mismo. Dedícate a la excelente gestión de tu mecanismo de pensamiento y cosecharás el resultado esperado, es decir la paz interior.

amigos, jefes, compañeros de trabajo, socios de empresa o de actividad deportiva

Repite conmigo:

Te recuerdo la ley de la atracción:

¡no es asunto!

Todo lo que se vive en el interior se refleja en el exterior.

Capítulo 2.- Nuestra Relación con el Universo

Empecemos por aclarar este punto. Créeme, es sumamente importante. Desde el principio de los tiempos, los oficiantes religiosos y los pensadores nos han dicho que pidamos para obtener lo que deseamos, cuando en realidad debemos dar órdenes, todo ello conforme a determinadas reglas. ¡Por lo tanto, se trata de algo bien distinto a lo que nos recomiendan generalmente!

El Universo no es una persona sino una energía. No es ni Dios, ni Buda, ni Alá, ni Mahoma, ni Krishna ni ningún otro. Es una energía con la que estamos todos vinculados. Cuando le pides algo a alguien, es libre de aceptar o de rechazar. Cuando te diriges a una divinidad, la dejas en libertad para que conteste a tu ruego o que no le haga ningún caso. Está claro que en algunas situaciones puedes obtener de este modo cierto éxito. Pero si comparas el número de tus peticiones con la cantidad de favores recibidos, constatarás con decepción que muy pocos de nuestras ruegos nos son concedidos. Tus recompensas se deben simplemente a la ley de las probabilidades, a tu karma o a la suerte.

Al expresar una petición, le das a la divinidad de tu elección la posibilidad de satisfacer o no tu demanda. Igualmente, cuando le pides a un subalterno o a un niño que haga esto o aquello, puede hacerlo, pero no siempre en el plazo prescrito y del modo en que te gustaría. Por lo tanto, al pedir estás otorgando la libertad de elegir la respuesta.

Así pues, no se trata de pedir sino de ordenar. Tenemos la capacidad de decidir. Esto significa: «yo la tomo, la utilizo, es mía.» Estoy hablando de la energía.

Comparémosla con el oxígeno. ¿Has dejado de respirar alguna vez? ¡No! Porque respirar es algo natural. No tienes que pedir para tener oxígeno. Coges oxígeno. Es preciso entender que la ENERGÍA es exactamente como el oxígeno, tan sólo un elemento esencial de la Creación, del que debemos apoderarnos para vivir.

El Creador, en su gran sabiduría y magnificencia, no nos ha impuesto nada. Nos ha dado la posibilidad de realizarnos a través del pensamiento. No hay nada tan grande como nuestro sistema de pensamiento. todo empieza con el pensamiento.

Las reglas

El Universo, esta energía dotada de un poder descomunal, posee sus propias reglas. Suman un total de tres, correspondientes a las primeras claves del secreto.

Llave # 1: ¡El Universo no piensa!

¡ E l U n i v e r s o n o p i

¡ E l

U n i v e r s o

n o

p i e n s a !

El Universo es energía. Esta energía funciona dependiendo de las vibraciones creadas por el pensamiento, que refleja la intención de corazón. Así es la ley de la atracción. Te recuerdo que el Universo es una energía y no una divinidad o una persona. Es imperativo que grabes este concepto en tu mente y en tu memoria, ya que nuestra educación, nuestras falsas creencias hacen que, desde siempre, tengamos la impresión de comunicar con una persona a quien podríamos preguntarle algo. Sin embargo, el Universo es una energía y no una entidad pensante.

Pensar constituye la función de la inteligencia humana, la facultad que nos diferencia de los animales. El animal tiene el instinto del mismo modo que nosotros poseemos la inteligencia. Todo el mundo piensa. ¿Pero cómo pensar?

Nuestros padres nos enseñaron a hablar, nos enseñaron a andar, pero olvidaron lo esencial, enseñarnos a pensar. Ellos mismos tampoco fueron educados para ello. Por lo tanto, no podían enseñarnos lo que desconocían ellos mismos.

Pensar constituye la mayor maravilla de la creación, del funcionamiento humano. Pese a todas las investigaciones que se han llevado a cabo, jamás se ha logrado entender cómo piensa el hombre. ¡Si no pensáramos, qué seríamos! ¡Un animal! Tan sólo eso.

En su gran generosidad, Dios, al crear al hombre, le dio entera libertad. No le impuso nada. Le dio el poder de realizarse plenamente a través del pensamiento y de vivir diferentes experiencias, tanto positivas como negativas, según su programa kármico. Todo ello constituye, en mi opinión, una prueba grandísima de la justicia divina.

Poseemos el don de la inteligencia pensante, lo que permite a cada cual evolucionar a su ritmo para realizarse a través de las diferentes experiencias que ha elegido llevar a cabo en su Vida.

Dado que el Universo no piensa, nosotros somos quienes tenemos el poder de decidir lo que vamos a realizar en esta vida, simplemente a través del pensamiento. Esta primera clave nos permite modificar todo aquello que no nos conviene en nuestra vida y modificar su curso.

Al transformar nuestra forma de pensar, cambiaremos automáticamente nuestras vibraciones y al cambiar nuestras vibraciones, cambiaremos nuestra energía. Esto permite que le ley de la atracción se cumpla sistemáticamente. Atraeremos así hacia nosotros las situaciones que están vinculadas a nuestro propio sistema de pensamiento.

---------------------------------------------------------------------------------

Llave # 2: ¡El Universo no reflexiona!

¡El Universo no reflexiona!

¡El Universo no reflexiona!

Reflexionar constituye una capacidad intelectual esencial para tomar la decisión adecuada. Esta puede variar de una persona a otra y en función de cada situación. Nuestra forma de reflexionar es reflejo de nuestra educación, de nuestro ambiente social, del país en el que hemos nacido, de nuestra cultura, de nuestro modo de vida.

Todas estas influencias hacen que cada uno de nosotros reflexione de forma distinta y que tengamos puntos de vista que varíen en función de cada situación.

El Universo no reflexiona. Acepta de entrada obedecer de forma exacta y perfecta al orden que le es formulado. He dicho efectivamente orden. Lo repito, nos han enseñado a pedir. Pero no tenemos que pedir nada, puesto que tenemos poder de decisión. La toma de consciencia de esta realidad es la que cambiará radicalmente tu vida.

decidir

cambiar

transformando en primer lugar tu sistema de pensamiento. Posees la facultad de reflexionar,

por lo tanto puedes cambiar aquello que no te con viene en tu vida, y el Universo ejecutará tus órdenes perfectamente, ya que no reflexiona.

Empieza

desde

ahora

mismo

a

cambiar

aquello

que

deseas

-----------------------------------------------------------------------------------------

Llave # 3: ¡El Universo no analiza!

¡El Universo no analiza!

¡El Universo no analiza!

Analizar es una facultad propia del ser humano. El análisis de una situación permite aceptarla o rechazarla y cambiar su curso. El Universo no analiza, por lo que ejecuta perfectamente las órdenes. Desgraciadamente, experimentas demasiadas situaciones negativas que se transformarían fácilmente en positivas si supieras cómo hacerlo.

Lo que resulta increíble, es que el Universo no comete nunca errores: todo reside en el modo en cómo formules las órdenes. El Universo obedece a todos tus requerimientos. En realidad, lo ha venido haciendo desde siempre hasta ahora. Estás automáticamente vinculado a él de forma inconsciente, así ha sido desde que fuiste concebido. ¡Lástima! Como no conoces las reglas del juego, has pasado por miles de experiencias negativas que podrías haber fácilmente evitado.

Cada uno de tus pensamientos está vinculado sistemáticamente con el Universo. Dado que no has aprendido a pensar, has conocido todo tipo de experiencias. Un buen número de ellas podrían haber sido fácilmente evitadas, mientras que otras podrían haber sido vividas de forma totalmente diferente.

Me refiero en este caso a las experiencias negativas. En el caso de las experiencias positivas, has seguido el mismo recorrido, has actuado por puro instinto.

Pensar resulta pues natural. Pero sin embargo es preciso saber cómo hacerlo. En cuando vivas tus primeras experiencias de pensamiento, te sorprenderás del poder que albergabas sin ser consciente de ello.

El pensamiento es la mayor gran maravilla de la creación.

¡ E l U n i v e r s o n o p i

¡ E l

U n i v e r s o

n o

p i e n s a !

¡ E l U n i v e r s o n o p i e

¡El Universo no reflexiona!

¡ E l U n i v e r s o n o p i e

¡El Universo no analiza!

Capítulo 3.- Los Mandatos

Los

mandatos

suman

un

total

de

seis.

Representan

seis

claves

del

secreto

suplementarias. Los mandatos, reglas sutiles del funcionamiento del pensamiento, resultan muy importantes para permanecer en contacto con el Universo.

Estos mandatos consisten en consignas que se deben observar en la formulación de los órdenes para que éstos sean ejecutados. Representan condiciones a respetar para que tus peticiones estén en perfecta comunicación con el Universo. Son unas reglas imperativas que deberás memorizar para obtener el fin perseguido.

-------------------------------------------------------------------------

Llave #4: ¡El Universo no entiende nada de números!

Nada de números!

Nada de números!

Para el Universo, los números no existen como cantidades, tan sólo representan un medio de identificación. Al estar vinculados a un elemento de la materia, se convierten en una vibración energética. De este modo, los números que representan una cantidad no pueden ser utilizados en tus formulaciones.

Pese a ello, puedes emplear números que sirvan para identificar un dossier, un producto o una puerta, por el hecho de que existen en la memoria del Universo.

El Universo, que es una energía perfecta, recibe una petición formulada a través de números y pone en actividad su poder para satisfacer al demandante.

---------------------------------------------------------------------------

Llave # 5: ¡El Universo no entiende nada de pesos!

¡Nada de pesos!

¡Nada de pesos!

Lógicamente, dado que los números no existen en forma de energía, resultaría que no puedes utilizar tu pensamiento para perder peso. ¡Pero no ocurre así en absoluto! Existe una forma de traficar con las afirmaciones para llegar a ese resultado. Existe una forma indirecta de actuar, que consiste en evitar mencionar el peso deseado. Puedes recurrir a todas las posibilidades para validar tus intenciones relativas al peso.

Cuando llegue el momento, te daré una serie de afirmaciones destinadas a iniciarte correctamente en tu nuevo esquema de pensamiento. Indicaré también diferentes formas de negociar para cada una de las situaciones que desees transformar, en función de tus intenciones, mediante un uso consciente de la energía del Universo.

-------------------------------------------------------------------------

Llave # 6: ¡El Universo no entiende nada de medidas!

¡Nada de medidas!

¡Nada de medidas!

Es lógico: dado que no existen los números, las medidas resultan igualmente inexistentes. Ya se trate de metros o de litros, es imposible emplearlos en las órdenes que dirigimos al Universo. Imaginemos que proyectas separar una habitación mediante tabiques amovibles de tela. Has tomado medidas para comprar el número de metros cuadrados de tela que necesitas.

Eliges un estampado que te gusta aunque es un resto de serie y de poner a trabajar. Sin embargo, al poco, te das cuenta de que te faltan tres metros de esa tela cuya última remesa adquiriste.

Si gestionas correctamente tu pensamiento, tendrás la posibilidad de conseguir la tela que te falta. ¿Eres escéptico? deja de aceptar el pensamiento social, el pensamiento colectivo. Recuerda, posees un pensamiento personalizado, tienes pues el poder de cambiar la situación.

Insisto en llamar tu atención sobre esta noción: el pensamiento personalizado. A lo largo de toda nuestra vida, trabajamos para mejorar nuestro carácter, para que esté en armonía con nuestra pareja sentimental y nuestro entorno. La sabiduría nos lleva a mejorarlo para tener mejores relaciones con los demás y con uno mismo. Muchas personas realizan ejercicio físico para estar en mejor forma y tener una mejor calidad de vida a corto y largo plazo. ¿Pero qué hacemos con nuestro sistema de pensamiento? ¡nada!

¿Por qué? Porque nadie hasta la fecha nos ha explicado que todo empieza con el pensamiento.

Todo empieza con el pensamiento. Si das por cierto el comentario de la vendedora, no encontrarás nunca la tela que te falta. En cambio, si actúas en sentido inverso siguiendo las reglas oportunas, lograrás encontrarlo. No debe importarnos cómo se producirán los acontecimientos. Lo importante es el resultado. Cuando persigues un objetivo, debes considerarlo como ya alcanzado. Poco importa el cómo lo consigas.

Recuerda: ¡lo imposible deviene posible!

---------------------------------------------------------------------------

Llave # 7: ¡El Universo no entiende nada de distancias!

¡Nada de distancias!

¡Nada de distancias!

La distancia no existe en el mundo de la energía. El pensamiento, al igual que la palabra, son emisores de energía; dan la vuelta a la Tierra en un segundo y vuelven a

nosotros. Al estar vinculado el pensamiento a esta energía extraordinaria, la noción de distancia no tiene cabida en ésta.

Eso explica que a menudo te habrá ocurrido estar pensando en una persona y que esta persona te llame poco después. Por lo tanto, puedes utilizar tu pensamiento para contactar una persona de la que no tienes noticias desde un cierto tiempo y que no puedes llamar porque has perdido sus datos.

« Ariadna me llama en un plazo de tiempo muy corto y hablamos.»

¿Has captado el detalle? «

y hablamos». Es importante mencionarlo, de lo contrario

corres el riesgo de que Ariadna te llame durante tu ausencia.

-----------------------------------------------------------------------------------

Llave # 8: ¡El Universo no entiende nada de tiempo!

¡Nada de tiempo!

¡Nada de tiempo!

Lo que resulta interesante en el Universo es que el tiempo no existe.

Sobre la Tierra, nos regimos por las horas, los días, las semanas, los meses y los años. En el mundo de la energía, esta noción es inútil. El tiempo, que resulta limitativo, es también una medida. Sin embargo, es imperativo finalizar cada formulación refiriéndose al tiempo mediante una u otra de las siguientes fórmulas. La inobservancia de esta exigencia provoca a menudo un fallo en el funcionamiento del mecanismo. Por lo tanto, después de cada fórmula, deberás concluir con las siguientes afirmaciones:

Si es posible que la realización se produzca en menos de treinta minutos:

INMEDIATAMENTE O DE INMEDIATO.

Si, con arreglo a cierta lógica, es imposible que la realización se produzca en esos treinta minutos:

EN EL MÁS BREVE PLAZO POSIBLE.

También es posible determinar el momento de la realización.

HOY O ESTA TARDE

Debo recalcar que, en ocasiones, olvido la noción de tiempo, incluso tratándose de

Entonces empiezo a dar vueltas antes de encontrar

una sencilla plaza de aparcamiento

una. Esto demuestra que NADA es evidente, incluso para mí.

-----------------------------------------------------------------------------

Llave # 9: ¡El Universo no entiende nada de dinero!

¡Nada de dinero!

¡Nada de dinero!

El dinero también es una energía. Dado que los números no existen, no puedes, a través del pensamiento, formular peticiones relativas a sumas de dinero, como por ejemplo:

«Me dan un aumento de suelto de tal cantidad».

«Compro determinado artículo por un precio de

Pero en cambio, puedes expresar tu formulación de la siguiente manera:

»

«Mi jefe me concede un generoso aumento de sueldo de buen grado en un plazo de tiempo muy corto».

O bien:

«Encuentro la oportunidad anhelada de comprar determinado artículo a un precio razonable y aceptable por ambas partes, formalizando el trato en el más breve plazo».

Ocasionalmente, podríamos sustituir toda mención a un precio específico por una expresión como «un precio ridículo» ¡Pero cuidado! Debemos evitar atribuirnos poder sobre los demás. Además, tan sólo podemos utilizar la palabra ridículo en situaciones muy excepcionales.

Por ejemplo, no puedes gastarte una gran cantidad de dinero para vestirte con ocasión de una boda, porque sabes que no podrás volver -a utilizar esa ropa una segunda vez.

En este caso, podrías concluir tu formulación empleando la expresión «un precio ridículo».

Igualmente, deseas comprarte una bicicleta para utilizarla ocasionalmente con tus hijos. No deseas invertir demasiado dinero en un objeto que no utilizarás más que de tanto en cuando.

«Tengo la oportunidad anhelada de comprar una bicicleta de segunda mano en perfectas condiciones a un precio ridículo en el más breve plazo.

¿Te has fijado que he utilizado la expresión «de segunda mano»?

Si utilizas tu pensamiento para abusar del otro o para ejercer tu poder sobre él, el Universo se encargará de ponerte en tu sitio.

¡No se nos perdona nada!

Ya sea de modo consciente o inconsciente, conozcamos o no las leyes del Universo, todos nos regimos por el mismo funcionamiento.

EL UNIVERSO NO PIENSA, NO REFLEXIONA Y NO ANALIZA.

Nuestra relación con el Universo funciona siempre según la intención del corazón. Si tus intenciones son deshonestas, el Universo hará lo necesario para que seas a tu vez víctima de personas deshonestas. ¿Por qué? A causa de la ley del retorno, que examinare- mos más adelante.

Nada de números! ¡Nada de pesos! ¡Nada de medidas! ¡Nada de distancias! ¡Nada de tiempo!

Nada de números!

Nada de números! ¡Nada de pesos! ¡Nada de medidas! ¡Nada de distancias! ¡Nada de tiempo! ¡Nada

¡Nada de pesos!

Nada de números! ¡Nada de pesos! ¡Nada de medidas! ¡Nada de distancias! ¡Nada de tiempo! ¡Nada

¡Nada de medidas!

Nada de números! ¡Nada de pesos! ¡Nada de medidas! ¡Nada de distancias! ¡Nada de tiempo! ¡Nada

¡Nada de distancias!

Nada de números! ¡Nada de pesos! ¡Nada de medidas! ¡Nada de distancias! ¡Nada de tiempo! ¡Nada

¡Nada de tiempo!

Nada de números! ¡Nada de pesos! ¡Nada de medidas! ¡Nada de distancias! ¡Nada de tiempo! ¡Nada

¡Nada de dinero!

Capítulo 4.-Las Leyes

Hasta ahora, hemos visto que el Universo se regía por una serie de reglas y mandatos. El Universo está sometido igualmente a unas leyes, que suman un total de ocho. Estas ocho leyes de suma importancia representan otras tantas claves del secreto.

-------------------------------------------------------------------------------

Llave #10: ¡Necesitas la precisión para formular tus órdenes!

La precisión!

La precisión!

Si decimos sencillamente: «¡Que me ocurra lo mejor!» o «¡Cada vez estoy mejor», ¿se trata de una formulación correcta? ¡No! ¿Por qué? Porque el Universo no piensa, no reflexiona y no analiza.

¿De qué «mejor» estamos hablando? ¿En qué momento empezaré a estar realmente

bien?

La precisión es imperativa para las formulaciones. Si tu fórmula es más bien imprecisa, obtendrás un resultado igualmente impreciso. La precisión es el elemento que marcará la diferencia en el éxito o el fracaso de tu actuación. Cuanto más preciso seas, más impresionantes serán tus resultados.

Evita la paja, es decir las palabras vacías de contenido o inútiles. Dicho esto, es conveniente poner superlativos con el fin de dinamizar el éxito. La clave está en ello. tu éxito dependerá de la precisión de tus formulaciones. Al dar un tono demasiado general a una actuación particular, te arriesgas a sufrir decepciones. Cuanto más preciso seas, más concluyentes serán tus resultados respecto a tus intenciones.

Un día, alguien me dijo: «Cuando me jubile, ojalá tenga el mínimo necesario para

vivir

¿Pero qué entendemos por el mínimo necesario? Eso en realidad se limita a pan y

agua. Sin embargo, tenemos derecho a vivir en la abundancia, tan sólo hace falta formularlo.

»

-------------------------------------------------------------------------------------

Llave # 11: ¡Enuncia todo con dulzura!

¡La dulzura!

¡La dulzura!

La dulzura es una ley natural. No debemos agredir nunca al Universo. Cuando nuestro día a día es armónico, resulta natural enunciar nuestras formulaciones con calma y suavidad. En cambio, cuando los problemas nos acechan, es especialmente importante

recordar que la dulzura es una ley del Universo. No debemos agredir nunca al Universo cuando emitimos una formulación.

Los niños observan de forma natural esta ley. No poseen ninguna noción de psicología y, sin embargo, cuando desean obtener alguna cosa, recurren a la dulzura. Los adolescentes actúan del mismo modo, aunque estén en conflicto con sus padres y que la guerra haya estallado entre ellos. La calma vuelve momentáneamente a su relación y, en cuanto los jóvenes se salen con la suya, la guerra vuelve a empezar. Tal como he dicho anteriormente, obedecen de forma natural a esta ley. Se requiere un gran dominio de uno mismo para llegar a tales resultados. A medida que ejercites ese dominio, se convertirá en parte integrante de tu persona. La dulzura se convertirá entonces para ti en una segunda personalidad, que se añadirá a la primera y que te permitirá gestionar correctamente tu pensamiento, formando un todo armónico. Del mismo modo, al utilizar la dulzura en tus formulaciones puntuales en situaciones difíciles, tu comportamiento, tu actitud y tus reacciones se verán impregnados. Controlarás cualquier imprevisto con soltura y conservarás un dominio perfecto sobre cada circunstancia. La calma se sumará a la lista de las cualidades inherentes a tu personalidad.

-------------------------------------------------------------------------------

Llave # 12: ¡Enuncia todo con respeto!

¡El respeto!

¡El respeto!

¿Qué relación puede existir entre el respeto y las claves del secreto?

Todo es energía. Sea cual sea la materia -tierra, piedra, agua-, es ante todo energía. Todas las formas de materia son energía: la comida, la naturaleza, los ladrillos, el cemento, el asfalto. Todo.

Ejemplo. Estás aparcando el coche. El espacio de aparcamiento que estás ocupando es mucho más que asfalto pintado con líneas blancas o amarillas. Es ante todo un espacio de energía.

Cuando acaparas dos plazas de aparcamiento por negligencia o por prisa, deberás pagar la segunda plaza en energía. Sólo tienes un coche, por lo tanto sólo tienes derecho a una plaza de energía.

Te habrás fijado seguramente que en los hoteles, muchas personas dejan todas las luces encendidas cuando se ausentan de la habitación. Deberás pagar en energía esta pérdida energética.

Al registrarnos en la recepción de un hotel, nos hacemos responsables de la energía de la habitación en la que nos hospedamos. Tenemos derecho a utilizar esta energía para nuestra comodidad, ya que esta es la finalidad de las habitaciones de un hotel. Ciertamente, la compatibilidad energética varía en función de las culturas. Pero todo debe pagarse de un modo u otro.

En los restaurantes self-service, es costumbre dejar la mesa despejada después de la comida y depositar las bandejas en el lugar destinado a tal fin. Sin embargo, constato que muchas personas, sobre todo adultos, dejan la bandeja sobre la mesa y salen de la sala como si fueran los dueños y señores del lugar. Asumen de este modo una deuda energética.

Tiras un papel al suelo. Esa es otra de las deudas de naturaleza energética. La única forma de no endeudarse a causa de un viejo papel es tirarlo a la basura.

La lista de las diferentes situaciones en las que malgastamos energía es larga. Todo el mundo, o casi, sabe de forma instintiva lo que conviene hacer en cada situación. Para emitir y atraer buenas vibraciones, es preciso estar en comunión con la energía. Es un todo. Todo lo que vivimos en el interior se refleja en el exterior. El respeto es un alimento energético que permite aumentar las tasas vibratorias de la persona que lo intenta o que lo ejerce de forma natural. La falta de respeto se paga en energía.

¿Qué significa pagar en energía? Supongamos que tienes la gripe. En vez de curarse normalmente, se prolonga durante varias semanas. Esta persistencia de la enfermedad significa que estás pagando una factura energética. Ocurre lo mismo con una convalecencia que sobrepasa el plazo previsto. Supongamos también que tus proyectos están lamentable- mente estancados. No se mueve nada o casi nada. Es un signo de que estás pagando una factura energética. ¿Las dificultades se multiplican, tienes la sensación de que no adelantas, das vueltas en vano sobre el mismo tema y todo ello desde varios meses? Sencillamente estás pagando una factura energética.

¿Cómo es posible que yo sepa todo esto? Al no ser físico, no sabría dar una respuesta científica. Pero lo sé. Todo está relacionado. Tan sólo somos energía en un océano de energía. Cuando respetamos la materia energética, la tasa vibratoria varía siempre según nuestro comportamiento, nuestra actitud y nuestros actos. De esta forma, automáticamente, quedamos vinculados por la ley de la atracción (el secreto).

-----------------------------------------------------------------------------------

Llave # 13: ¡Enuncia tus pedidos hasta 3 veces en el día!

¡La fijación!

¡La fijación!

Abordemos ahora la decimotercera ley: la fijación. Durante el día, puedes emitir tantas formulaciones distintas como quieras. Pero no debes repetirlas más de tres veces con el fin de evitar agredir al Universo y, con ello, infringir la clave n.° 14. En cuanto obtengas unos cuantos éxitos, ambicionarás formular alguno de los objetivos que persigues. Con esta precipitación, corres entonces el riesgo de repetir demasiado a menudo la misma petición, hasta el punto de crear en ti, el demandante, una especie de obsesión. Lo que ocurre es que un pensamiento obsesivo muy difícilmente podrá darte la felicidad.

¿Te puedes llegar a imaginar que alguien sea capaz de emitir hasta un centenar de fórmulas diferentes al día? Llegado el momento, os propondré un elenco de las que utilizo casi a diario. ¿Por qué no habría de hacerlo? La energía está aquí, tan sólo tengo que utilizarla. Tú harás lo mismo, ya lo verás.

Existen formulaciones llamadas puntuales, como las destinadas a encontrar un lugar para aparcar, hacer que deje de llorar un niño o de roncar nuestra pareja, librarse de un dolor de cabeza, en fin, formulaciones para todas las situaciones molestas. En cuanto me encuentro en una situación que me incomoda, utilizo el Universo para cambiar su curso. Generalmente formulo mi petición una sola vez.

Para mis proyectos a medio o largo plazo, me dirijo al Universo tres veces a lo largo del día. De todas formas, hay que evitar hacerlo tres veces seguidas. Formulo mi petición una primera vez al principio del día. Lo que ocurre es lo siguiente. Mi pensamiento se imprime a modo de energía alrededor del planeta en correlación con el Universo hasta que, poco a poco, su energía se diluye. Con la segunda formulación, mi pensamiento se vuelve a poner en contacto con el Universo y el planeta para acabar, una vez más, difuminándose suavemente, tal como ocurrió anteriormente. Por último, llegada la noche, antes de acostarme, repito la misma petición, que vuelve a entrar de nuevo en contacto con el universo. Mi pensamiento permanece pues siempre en actividad entre el Universo y el planeta. De este modo, se produce un proceso de aceleración y mis objetivos son alcanzados mucho más rápido.

Cuantas más formulaciones hagas, más posibilidades tendrás que tu vida se transforme en una realidad plena. Tu día a día te resultará ligero pese a que, en algunos casos, estés atravesando un periodo difícil de afrontar; tu actitud será mucho más serena, tu carácter será más flexible, tu estado mental más zen y tu tasa vibratoria se transformará en un flujo energético óptimo para tu conformidad con la ley de la atracción.

----------------------------------------------------------------------------------

Llave # 14: ¡Ten fe y confianza!

¡Tener fe y confianza!

¡Tener fe y confianza!

Es una cuestión de tiempo y de experiencia. Si me preguntaran si tengo dudas, contestaría que no tengo ninguna, aunque mis formulaciones puedan parecer en ocasiones extravagantes. Hace ya mucho que la duda ya no tiene cabida en mi vida. En cuanto surge una duda, la formulación realizada se anula.

Las leyes del Universo indican que utilizando tu energía de la forma adecuada, cambiarás tu vida entera. No puedes esperar ninguna generosidad, si ya estás dudando de los resultados en el momento de realizar tu petición.

El Universo es una energía que no piensa, que no reflexiona, que no analiza. Actúa siempre perfectamente según la intención del pensador. Siempre lo ha hecho hasta ahora, ya que desde que nacemos estamos vinculados a él. Sin embargo, al ignorar su funciona- miento, has atraído mil y una situaciones indeseables que habrías podido evitar o trans- formar fácilmente si te hubieran educado para hacerlo.

Cuanto más te impliques en tu nueva relación con el Universo, más envidiable será tu vida. Finalmente, en tu caso también, la duda desaparecerá para siempre. Volveré a abordar

el tema de la duda más adelante, con el fin de que comprendas su origen y sepas qué hacer para llegar a controlarla perfectamente.

¡Soltar prenda!

Es muy fácil decirlo sí, pero cómo podemos llegar a soltar prenda cuando una situa- ción turbia envenena nuestra vida. Tú confías en la intervención del Universo pero en ocasiones te asalta la sombra de una duda, te desestabiliza y vuelves a tus quimeras del pasado.

Al dirigirte al Universo para una determinada cuestión, puedes tener la seguridad de que el Universo actuará. No lo hará siempre de la forma deseada o en el plazo esperado pero actuará e, incluso algunas veces, en el último minuto. No importa, no cabe duda de que obtendrás el resultado esperado si tu afirmación ha sido correctamente formulada.

Te propongo una técnica para soltar prenda. Funciona de maravilla.

Toma una hoja blanca. En la esquina superior izquierda, traza un círculo (no es necesario que el círculo sea perfecto, pero es importante que esté bien cerrado, es decir que no quede ninguna abertura) y, en la esquina inferior derecha, traza un segundo círculo. Une después los dos círculos con una línea que representa una especie de cordón umbilical.

En el círculo de arriba, escribe tu nombre; en el cordón, inscribe «Suelto prenda»; en el círculo inferior, indicas el tema sobre el que «sueltas prenda».

Ejemplos: mis angustias, mi estrés, mis inquietudes, mis miedos, mi conflicto con Pedro, la espera de un nuevo empleo, mi ascenso, etc. En el círculo de la parte inferior, debes escribir un único «soltar-prenda» por experiencia.

Este círculo no es un cajón de sastre, no podemos poner varias situaciones a la vez, aunque podemos hacer varios «soltar prenda» en un mismo día.

Cuando hayas precisado correctamente tu «soltar prenda» deberás rasgar o cortar la hoja. Forma dos bolas (no demasiado compactas) y quémalas.

Debes asegurarte de que todo el papel se ha consumido. No debes observar ningún ritual. Lo pones a quemar simplemente en el fuego de la chimenea o en una cacerola en el exterior de la casa. Puedes hacer tantos «soltar prenda» como quieras, pero siempre uno solo por cada experiencia.

Ejemplo de soltar prenda (un soltar prenda por hoja)

Procedimiento

1. Cortar la hoja en dos partes a través del «cordón umbilical». Cuidado, los dos

círculos deben estar intactos.

2.

Tras ello, realizar dos bolas con cada una de las partes y quemarlas al mismo

tiempo.

Llave # 15: ¡Evita la duda y las apostillas (añadiduras o sugerencias)! ¡Las apostillas! Tengo

Llave # 15: ¡Evita la duda y las apostillas (añadiduras o sugerencias)!

¡Las apostillas!

¡Las apostillas!

Tengo que ponerte en guardia. Cuando obtengas un éxito, acepta que el Universo haya generado energías consecuentes para ti. Tras un éxito, evita este tipo de observa- ciones: «Se trata de un golpe de suerte. Es una casualidad. Habría ocurrido de todos modos. Estaba previsto así.» ¿Y qué más? Este tipo de reflexiones pondría fin a la relación energética que existe entre tú y el Universo durante un periodo de siete años. Una vez más, no puedo decirte cómo lo he descubierto, pero lo sé, y las experiencias vividas por diversas personas me lo confirman.

Una apostilla es una nota escrita al margen de un documento, que lo comenta, interpreta o completa. Cuando, en un documento legal o notarial rubricas un documento con tus iniciales para aprobar una modificación en un párrafo o una confirmación a pie de página, esta rúbrica es una apostilla.

Colocarse al margen del Universo significa no reconocer que es el Universo quien ha intervenido en el objetivo planteado. No hay que interpretar esta ley como un castigo, sino

como un aviso. Te recuerdo que debes evitar utilizar las energías inútilmente. El Universo es muy sensible. Al no reconocer su generosidad, te estás separando de él.

Cuando haces una observación desagradable, el Universo reacciona. Lo hace para salvaguardar las reservas energéticas. Aunque sean inagotables, si todo el mundo dilapidara las energías de cualquier forma, sin ningún respeto, nuestro planeta se encontrará algún día agotado. No en un futuro próximo, evidentemente, pero de todas formas es preciso y necesario garantizar la supervivencia del planeta Tierra.

-------------------------------------------------------------------------------------

Llave # 16: ¡Solo debes conjugar tus formulaciones en presente!

¡La conjugación!

¡La conjugación!

Es imperativo enunciar tus formulaciones en presente. Dado que el tiempo no existe, es sumamente importante conjugar todas tus formulaciones en presente. Del mismo modo, deberás cuidar el tiempo de los verbos que utilizas en una simple conversación. Hablando en futuro o en condicional, estarías retrasando el objetivo planteado. La energía del Univer- so es muy sensible y el Universo sólo acepta sus propias leyes. Cuanto más hables prestando atención a los verbos que utilices, más mejoras experimentarás en tu vida, al ritmo de tu implicación. Tan sólo se trata de prestar atención a lo que dices. Debes escu- charte hablar. Debes escucharte pensar.

Todo es cuestión de energía. Pensando y hablando en presente, activas la materia energética y al mismo tiempo tu tono vibratorio aumenta su potencia según la ley de la atracción.

Tus pensamientos y tus palabras constituyen la materia prima de tus vibraciones. Una elección juiciosa de los verbos utilizados es muy importante.

En materia lingüística, la primera palabra que eliminaría del diccionario será el verbo esperar. Cuando esperas, estás aceptando ya el éxito, pero también el fracaso. Supone que si alcanzas el objetivo sería maravilloso, pero que si por lo que fuera no lo alcanzaras, no sería grave. Inconscientemente, esta es la forma en que tu consciente, vinculado al Universo, transmite los datos.

Tampoco he de desear nada, ya que el verbo desear implica una transferencia de energía. Cuando le deseo a alguien que viva un día fantástico, estoy compartiendo con él mi energía para colmar sus propias intenciones. Te has fijado en que he utilizado el verbo vivir en vez de pasar un día fantástico?

La palabra vivir encierra mucha energía, mientras que pasar sobreentiende que le estamos diciendo a la energía que pase por encima, en cuyo caso el destinatario de tu mensaje no recibirá nada en absoluto.

Verbos tales como sufro, soporto, me agobio, estoy estancado y muchos más hacen que no adelantes en tu realidad. Das vueltas sobre ti mismo, no logras adelantar y no entiendes por qué. Cambia tu forma de hablar y llevarás a tu energía a su grado óptimo. Tu

tasa vibratoria alcanzará de esta forma fácilmente soluciones para la colocación de las energías positivas.

Yo no quiero nada. ¿Por qué? Porque lo tengo todo. ¡Pero no! El verbo querer es

hermano gemelo del verbo poder. Cuando quieres algo, le das el poder al otro y a la energía, según la persona a quien te diriges. Cuando le pides a tu hijo que haga esto o aquello, acabas de darle un poder; lo hará en el momento que él decida. ¿Te has dado cuenta alguna vez que siempre que quieres algo, su llegada suele verse demorada o bien surgen obstáculos en su camino?

Y es que, inconscientemente, le estás dando poder al otro. Además, cuando utilizas el verbo querer en tus afirmaciones o formulaciones, le estás dando poder al Universo para que actúe según su voluntad. Aunque no piense, no reflexione y no analice, funciona siempre conforme a la realidad del verbo energéticamente empleado. Recuerda esto:

Me pertenece

La cojo

Es mía

Estoy hablando ahora de la materia prima, es decir de la energía del Universo. No tenemos que pedir nada, tan sólo tenemos que decidir y asunto arreglado. En función de tu educación o de tu entorno familiar, te habrán enseñado a pedir a una divinidad pertene- ciente a tal o cual religión.

Pero lo que resulta fantástico, es que no tenemos que pedir nada, tan sólo tenemos que decidir. Esta es la gran verdad de la creación. Pero nadie nos lo ha dicho jamás. Tú siempre has seguido las consignas de tu educación. Sin embargo, la Biblia dice que la fe puede mover montañas; no nos dice «Pídemelo y Yo la moveré por ti». Reflexiona y toma consciencia de que desde el principio de los tiempos, hemos sido en cierto modo manipulados.

Seamos justos, presumo que lo hicieron de buena fe. Pero el descubrimiento de esta gran verdad de la creación supone el cuestionamiento de todas las estructuras religiosas. Mi objetivo no consiste en convencerte de que le declares la guerra a una sociedad muy aferrada a sus creencias.

Mi finalidad es sencillamente abrir la mentalidad de la sociedad hacia nuevos

horizontes para que pueda disfrutar por fin del secreto que estuvo tan bien guardado. Nos lo han escondido, lo han camuflado sutilmente mediante decretos sabiamente concebidos para detentar el poder sobre el ser humano.

Lo hecho bien hecho está. Por la sencilla y convincente razón de que en el principio de los tiempos, la sociedad no tenía balizas ni referencias. Al crear una religión, instauraron estructuras para salvar la moral y guiar al ser humano hacia una elevación más allá de la materia. Era noble. Pero en la actualidad, frente a esta verdad, ¿qué ocurrirá con todas estas creencias desfasadas? Será necesario que algún día los dirigentes se posicionen y se ajusten a la evolución humana, que se ajusten en definitiva a la energía.

Yo no he inventado la energía. Fue Dios, el Maestro de tus creencias, fue él el

Creador. Nos ha concedido el pensamiento para dejarnos la libertad de evolucionar a través

de una multitud de experiencias negativas para nuestra evolución. Al crear la energía

primera de la ley de la atracción, nos ha dado la libertad. Corresponde a nosotros utilizarla correctamente y seguir las consignas dictadas por nuestro vínculo con el Universo.

No pretendo ser un sabio, un elegido u cualquier otra cosa de esta naturaleza. Tan sólo soy un ser humano, como tú, que ha sido elegido para revelar estas verdades nuevas.

Con toda humildad, he recibido la gracia divina de diferentes formas y en diferentes circunstancias. Sabía perfectamente que estos dones estaban relacionados con mi búsqueda espiritual. Cada vez, me ha maravillado su autenticidad. La he experimentado, la he compartido durante años a través de mis enseñanzas sobre La Gestión Del Pensamiento . Actualmente, gracias al libro El secreto, la gente descubre la necesidad de reaccionar. Aprovecho pues esta efervescencia para unirme a ella, con el fin de compartir contigo mis valiosas enseñanzas para el desarrollo de la conciencia colectiva.

Debes tener una mentalidad abierta. Experimenta. Saborea este gran descubrimiento y

tu vida será el reflejo de todas tus intenciones. Tu tasa vibratoria aumentará y te desenvol-

verás en la magia de la comunión con el Universo.

En lo que se refiere a tu espiritualidad, a tus creencias, consérvalas y sigue

practicando según tu culto la enseñanza propuesta. Sin embargo, en vez de pedirle a Dios o

a otra divinidad que te conceda tus deseos, dirígete al Universo y tu petición se verá

cumplida en un plazo breve. Se nos ha educado para pedir mediante la oración y haciendo

ofrendas, lo que constituye en el fondo una forma de chantaje.

Sin embargo, la oración sólo es una forma de rendir gracias al Divino.

Rezar consiste en elevar el espíritu a la magnificencia de la Creación. Es una forma de agradecimiento. Es dar las gracias. Ya no queda nada por pedir, tan sólo nos queda decidir.

La oración es el alimento del espíritu que permite estar en armonía con nuestra tasa vibratoria. La espiritualidad no tiene nada que ver con la religiosidad, es un impulso de corazón.

--------------------------------------------------------------------------------------

Llave # 17: ¡Evita negar!

Las negaciones

Las negaciones

Todas las formas de negación se ven ignoradas por el Universo. Éste tan sólo registra las palabras claves, del mismo modo que el niño.

Así, las palabras:

No

No más

Ninguno

Nunca

Sin

Menos

Se oponen al Universo.

Por nuestra educación, utilizamos inconscientemente la negación a la más mínima ocasión. Eso explica que la ley de las negativas sea una de las leyes más difíciles de respetar para nosotros.

Un ejemplo es la mejor manera de entender el mecanismo de esta energía. Quizás hayas conocido a alguien que afirmaba: «No quiero morir de cáncer». ¿De qué murió esa persona? ¡De cáncer! ¿Por qué?

Recuérdalo, insisto en ello: el Universo no piensa, no reflexiona y no analiza. Lo vengo repitiendo desde el principio del libro. El Universo te da todo lo que quieres y lo hace de forma ilimitada.

Aquella persona que formulaba con mucha ingenuidad ¡No quiero morir de cáncer» suplicaba en realidad al Universo que provocara el final de su vida a causa de esta enfermedad. En cualquier caso, así lo entendía el Universo, ya que éste sólo consideraba las palabras quiero morir de cáncer y no registraba el no. Ya lo he dicho varias veces: el Universo te da todo lo que quieres, sin hacer caso de la carga malévola de la energía inconsciente emitida por el emisor.

Tomemos el siguiente ejemplo, observable en todos los países del mundo y en todas las lenguas. Se trata de una expresión utilizada constantemente, de forma gratuita y en muchas ocasiones inconsciente: «No hay problema». El Universo, que lo registra todo, asimila lo contrario de lo que significa esta expresión. Tan sólo se queda con una palabra clave, problema, y por lo tanto entiende lo siguiente: «Hay un problema». Refiriéndonos a las reglas ya expuestas, es fácil constatar en dónde reside el error. El Universo, como he repetido varias veces, te da todo lo que deseas, incluso un cáncer, como en el caso citado más arriba.

La energía de la palabra problema, al igual que la de las demás palabras, es cumulativa. Dicho de otro modo, no surgirá un problema en tu vida cada vez que pronuncies esta contradicción. Al igual que las energías acumulativas, te expones a situaciones problemáticas. Lo que hay que tener en cuenta, es que cada palabra pronunciada o enunciada en tu mente consciente emite su propia energía y se suma a tu energía global negativa, algo que perjudica tu tasa vibratoria. Así funciona la ley de la atracción.

El resultado final es el siguiente: la suma acumulada de las energías negativas prepara y proyecta una cantidad de experiencias negativas por venir. Todo esto podría evitarse si vigilaras tu forma de pensar, de expresarte. La elección del lenguaje y la selección de los pensamientos deberían formar parte de una gimnasia cotidiana, de un modo de vida natural. La palabra problema no es la única que posee una connotación negativa. Existe una multitud de palabras negativas. ¡es un palo! ¡es terrible! o ¡es difícil! ¡es espantoso!

Son tan sólo unos ejemplos que te permitirán entender la problemática de lo que está en juego.

Podrías decirme: «Hablamos por hablar». Es cierto entre nosotros. Pero cada palabra pronunciada es emisora de energía y el Universo no posee capacidad discernimiento.

El Universo ejecuta todo lo que le ordenamos, de forma consciente e inconsciente, mediante las palabras pronunciadas y los pensamientos que tenemos.

energía en

relación con la consecución de tus objetivos y la ampliación de tu tasa vibratoria. Cuanto más utilices palabras con vibraciones tónicas como extraordinario, fabuloso, grandioso, genial, ideal, súper, maravilloso, más posibilidades tendrás que tu vida tome la dirección que le estás ordenando, simplemente por el vocabulario elegido. ¿Es sencillo, no? Todo es una cuestión de vibración.

Además de las vibraciones negativas seleccionadas por un verbo inconscientemente mal elegido, también existen las aproximaciones. Se trata de palabras limitadoras que reducen la parte energética del verbo. Ralentizan la amplitud de la energía posible frente a elementos propuestos en las formulaciones, pero también en las conversaciones banales. Estos son algunos ejemplos: más o menos, no del todo, quizás, casi, si es posible, en caso necesario, sin embargo, probablemente, poco y muy poco

Cada pensamiento y cada palabra emiten su propia energía. El hecho de que vayan acompañados de una negación o de una aproximación cambia el valor nominal de su energía. Cuanta más atención prestes a tu forma de hablar y de pensar, más posibilidades tendrás que el esquema de tus aspiraciones sea el reflejo de tus pensamientos.

Al decir «No tengo confianza en mí mismo» o bien «No tengo suerte», no debes esperar que el Universo te otorgue confianza o suerte, como en los ejemplos expuestos. Las negaciones influyen en las palabras positivas y anulan su verdadero valor energético. Por ello, no acabarás teniendo más confianza en ti ni tampoco más suerte.

El Universo posee sus propias reglas, dotadas de una sutileza impresionante. He pasado años intentando entender el sentido, intentando encontrar excusas, resistiéndome a admitirlas, durante tanto tiempo y con tanto empeño que no reconocía la complejidad de la creación. Dios no nos ha hecho este regalo (el pensamiento) para ponérnoslo fácil, si no para que realicemos un aprendizaje con vistas a nuestra evolución.

En la elección de tu vocabulario reside toda la diferencia en materia de

La precisión! ¡La dulzura! ¡El respeto! ¡La fijación! ¡Tener fe y confianza! ¡Las apostillas! ¡La

La precisión!

La precisión! ¡La dulzura! ¡El respeto! ¡La fijación! ¡Tener fe y confianza! ¡Las apostillas! ¡La conjugación!

¡La dulzura!

La precisión! ¡La dulzura! ¡El respeto! ¡La fijación! ¡Tener fe y confianza! ¡Las apostillas! ¡La conjugación!

¡El respeto!

La precisión! ¡La dulzura! ¡El respeto! ¡La fijación! ¡Tener fe y confianza! ¡Las apostillas! ¡La conjugación!

¡La fijación!

La precisión! ¡La dulzura! ¡El respeto! ¡La fijación! ¡Tener fe y confianza! ¡Las apostillas! ¡La conjugación!

¡Tener fe y confianza!

¡La dulzura! ¡El respeto! ¡La fijación! ¡Tener fe y confianza! ¡Las apostillas! ¡La conjugación! Las negaciones

¡Las apostillas!

¡La dulzura! ¡El respeto! ¡La fijación! ¡Tener fe y confianza! ¡Las apostillas! ¡La conjugación! Las negaciones

¡La conjugación!

¡La dulzura! ¡El respeto! ¡La fijación! ¡Tener fe y confianza! ¡Las apostillas! ¡La conjugación! Las negaciones

Las negaciones

Capítulo 5.- El Juego

Antes de empezar a jugar, te voy a dar una de las recomendaciones más importantes. No me levanto nunca de la cama antes de haber planificado el día. Te recomiendo que hagas lo mismo. De este modo, desde el principio del día, estarás activando tu mecanismo de pensamiento y, con ello, estarás más atento a todo lo que irá viviendo, controlarás tus pensamientos, actuarás sobre los acontecimientos y dominarás todas las situaciones.

Si no lo haces en cuanto te levantas, caerás en tus viejas costumbres para entender

demasiado tarde, a lo largo del día, que habrías podido reaccionar en varias ocasiones, pero que simplemente olvidaste planificar las actividades del día.

En realidad, es fácil optar por la comodidad y, por falta de perseverancia, retomar muy pronto las antiguas costumbres. Oblígate pues a planificar el día antes de salir de la cama.

Para empezar, te propongo que identifiques esta energía, de lo contrario podrías caer rápidamente bajo la influencia de un grupo con connotaciones religiosas. No tengo nada en contra de las religiones, pero el tema que estoy tratando no tiene nada que ver con ningún tipo de cultura. Por nuestra educación, estamos acostumbrados a pedir, cuando con la técnica propuesta no se trata de pedir, sino de dar órdenes con dulzura al Universo. Es algo totalmente diferente y en ello reside toda la sabiduría para nuestra evolución.

Te propongo tres opciones y te pido con todo el respeto que te limites a estas opciones. De lo contrario, dentro de unos años, ya no estaríamos hablando de gestión del pensamiento, sino de una especie de mezcolanza.

Las identificaciones propuestas son las siguientes:

Universo infinito

O

espíritu infinito

O

inteligencia infinita. También puedes utilizar el nombre de Sabiduría Infinita.

Personalmente, he elegido Universo infinito.

Veamos las afirmaciones personales que realizo cada mañana antes de levantarme de la cama:

Universo infinito, tengo un día tranquilo y sereno.

Es uno de los motivos por los que no estoy nunca estresado.

Universo infinito, hoy tengo sorpresas agradables.

A diario, tengo diferentes sorpresas. Algunas de ellas son pequeñas, como cuando

alguien me invita a un café o me hace un cumplido, pero muy a menudo recibo sorpresas notables, por no decir increíbles. Te sugiero que varíes el calificativo pero que conserves siempre la palabra agradable, ya que esto te deparará sin dudas sorpresas, aunque de otro signo. He aquí algunos ejemplos:

Universo infinito, tengo sorpresas magníficamente agradables hoy.

Universo infinito, tengo una sorpresa extraordinaria y agradable inmediatamente.

Universo infinito, tengo sorpresas geniales y agradables en un plazo muy breve.

Si un día te das cuenta de que no has tenido realmente ninguna sorpresa, dado que la

energía es cumulativa, el día siguiente ésta será más importante.

cumulativa, el día siguiente ésta será más importante. Sección cinco punto En su caso, también puedes

Sección cinco punto

En su caso, también puedes pedir un regalo. No tendría lógica realizar esta formulación todos los días, ya que sería abusar de la energía. Dicho esto, puedes hacerlo de tanto en cuando para darte una pequeña satisfacción y sobre todo para constatar que el Universo actúa incluso en el caso de las formulaciones más fantasiosas.

Universo infinito, recibo un regalo hoy.

Aprovecho el hecho de encontrarme en la cama para reflexionar y preparar mi jornada. Prosigo mis formulaciones con lo que me planteo vivir en función del programa de mi agenda, precisando cómo decido vivirlo. Para seguir con salud:

Universo infinito, me encuentro en perfecto estado de salud ahora.

A veces, introduzco una variante diciendo:

Universo infinito, vivo hasta muy viejo, lúcido y con perfecta salud desde ahora mismo.

También podemos decir:

Muero viejo, lúucido y con perfecta salud.

Sin duda te habrás dado cuenta de que no aludo al tiempo, no podría ser de otro

modo

Para recuperar la salud, podemos decir:

Universo infinito, estoy en la vía de la curación perfecta inmediatamente.

Universo infinito, mis dolores (prec í salos) cesan inmediatamente.

Universo infinito, mi dolor de cabeza cesa inmediatamente.

¡CUIDADO! Es importante diferenciar entre un dolor de cabeza, una migraña y una cefalea. En el caso de las migrañas y las cefaleas, en cuanto un pequeño aviso se mani- fieste, es necesario realizar la afirmación inmediatamente. El dolor desaparecerá, pero es posible que vuelva un poco más tarde. En este caso deberás volver a empezar aunque, para ello, debas sobrepasar el máximo de tres repeticiones al día.

Conseguirás eliminar definitivamente el malestar en el caso de que este no se deba a ninguna otra causa física, como un tumor en el cerebro, por ejemplo. Necesitarás algunos días antes de que todo cese definitivamente, con el fin de que el dolor se borre de la memoria celular.

Universo infinito, obtengo una cita médica con el especialista Miller inmediatamente (se trata de un caso urgente. Si es para un chequeo, concluiremos con un «en breve plazo").

Universo infinito, mi operaci ón (o la de Pedro) es un é xito perfecto inmediatamente.

Universo infinito, el doctor Johnson realiza con admirable é xito la operación de Helena hoy

.

Universo infinito, la cicatrización se realiza r á pidamente ahora.

Universo infinito, Martina reacciona, est á decidida a superar su depresi ón y vuelve a saborear la vida inmediatamente.

Te has hecho daño

Universo infinito, la sangre de mi corte en la mano izquierda deja de brotar inmediatamente o la sangre de la herida coagula r á pidamente.

Universo infinito, el dolor de la quemadura en mi pulgar izquierdo cesa inmediatamente.

Universo infinito, ando con facilidad y el dolor de mi rodilla derecha cesa inmediatamente.

Tienes dificultades para dormir o estás tomando pastillas

Para los que padecen

insomnio, realizar esta formulación dos horas antes de ir a la cama, y después una hora antes, y por último justo antes. De este modo, ya no tendrás que tomar pastillas, además de

dormir como un Ángel.

Universo infinito, paso una noche tranquilo y descansado, tengo un sueño reparador, profundo y continuo. Al despertarme, me encuentro en un estado extraordinario.

El aspecto temporal queda precisado por la mención de la palabra «noche». Al decir «al despertarme», podemos añadir la hora de levantarnos, ya que esta precisión designa un momento y no una duración.

Universo infinito, me vuelvo a dormir inmediatamente.

Universo infinito, mi pareja deja de roncar inmediatamente.

Universo infinito, duermo silenciosamente esta noche.

Para perder peso

Para adelgazar, es preciso emitir formulaciones antes de cada comida, incluido el desayuno. ¡Cuidado! Si lo haces de forma irregular no perderás peso.

Hay que enunciarlo cada vez que te dispones a comer.

Universo infinito, todo lo que como y lo que bebo me hace adelgazar y me quedo en perfecto estado de salud inmediatamente.

Universo infinito, mi est ómago se empequeñece inmediatamente.

Esta última formulación es un auténtico inhibidor del apetito. Cuando te entren ganas de comer, el hambre o la gula cesarán inmediatamente.

Estás buscando el amor, imaginemos que se trata de una mujer

Universo infinito, encuentro y comparto mi vida con la mujer ideal. Est á soltera, libre, exenta de maternidad, trabajadora, en plena salud física y psicológica, fiel, sensual, amante de la vida, de los viajes, juega al golf. Nuestros caminos se cruzan y nos amamos en el m ás breve plazo.

Seguramente te habrás fijado en que he puesto muchos detalles. La precisión es importante. Una mujer soltera, libre, ¿por qué libre? Para no encontrarme con una mujer comprometida que sale con dos hombres más.

También he especificado «exenta de maternidad» para no asumirla responsabilidad de los hijos de otro.

Es importante cerrar la formulación. Un día, una señora me contó que había

encontrado al hombre ideal. Dos meses después, rompían. El señor no la quería, había olvi-

dado mencionar: «

y nos amamos».

¿Estás buscando trabajo? Es tan fácil encontrar trabajo como un sitio para aparcar.

Universo infinito, consigo el trabajo ideal correspondiente a mi personalidad y a mis conocimientos, en un ambiente favorable, con condiciones excepcionales y un sueldo extraordinario en el m ás breve plazo.

Cuando menciono «un sueldo extraordinario» no me estoy refiriendo a un sueldo de director. Tan sólo quiero expresar con ello un sueldo superior al que se ofrece habitual- mente para el mismo puesto y con las mismas condiciones.

Antes de una entrevista:

Universo infinito, estoy tranquilo y relajado inmediatamente. Infinito, tengo mucha confianza en m í inmediatamente.

Universo infinito, me expreso de forma correcta e inteligente inmediatamente.

O:

Universo infinito, estoy tranquilo, relajado, con una gran confianza en m í . Me expreso de forma correcta e inteligente inmediatamente.

Más:

Universo infinito, poseo un carisma irresistible hoy.

Universo infinito, irradio felicidad inmediatamente.

Universo infinito, irradio amor esta tarde.

En cuanto a las relaciones en el trabajo

Universo infinito, mi jefe est á tranquilo y relajado hoy.

Universo infinito, mi jefe reconoce mis cualidades, me aprecia en mi justa val ía y me otorga un generoso aumento de sueldo en el m á s breve plazo.

Universo infinito, mis compa ñeros de trabajo est á n tranquilos y productivos hoy.

Universo infinito, mis compa ñeros de trabajo est á n positivos inmediatamente.

Universo infinito, mis relaciones con mis compa ñ eros de trabajo son armoniosas y cordiales. Cada uno de ellos respeta al otro, aprecia las habilidades de los dem ás, colabora con entusiasmo y reconoces sus grandes cualidades hoy.

¿Un ascenso?

Universo infinito, me ascienden al puesto (nombre del puesto de trabajo). La direcci ó n reconoce mi experiencia y mis cualidades como negociador (u otras, seg ún el puesto de trabajo y sus exigencias). Obtengo un aumento de sueldo importante y magn íficas ventajas en el m ás breve plazo.

Para los propietarios de negocios, deberá formularse a diario al abrir la puerta

Universo infinito, nos encontramos todos en la v í a del é xito y de la fortuna, los negocios van estupendamente y vivimos en la abundancia financiera inmediatamente.

Universo infinito, vendo mucho hoy y supero la facturación anterior.

Ante una cita de negocios

Universo infinito, mi reunió n con (nombre de la persona) se ve coronada por el é xito. Mis argumentos son convincentes y mi carisma irresistible hoy (o en el m ás breve plazo, seg ún el caso).

Para los viajes por carretera

Universo infinito, estamos perfectamente protegidos hoy y llegamos a nuestro destino con total seguridad.

En caso de embotellamientos y demás condiciones del tráfico

Universo infinito, la carretera se despeja inmediatamente.

Universo infinito, la niebla se despeja inmediatamente.

Universo infinito, las ruedas de mi coche adhieren eficazmente a la calzada inmediatamente.

Para una reparación

Universo infinito, tengo cita inmediatamente con el mec á nico del taller (nombrar al mec ánico).

Universo infinito, el mec á nico es muy profesional y realiza la reparaci ón perfectamente a un precio justo y razonable inmediatamente.

Universo infinito, el mecánico tiene una oportunidad ideal para comprar la pieza de recambio (nombrar la pieza de recambio) y me la vende a un precio razonable en el m á s breve plazo.

Para un proyecto de compra

¡IMPORTANTE! Hay que precisar si se trata de YO o de NOSOTROS.

Universo infinito, tengo una oportunidad única de comprar cerca de (nombrar la ciudad o la regi ón), una casa espaciosa, luminosa, limpia, exenta de vicios ocultos, rodeada de vecinos encantadores y generosos, en un lugar lleno de vegetaci ón y apacible, en unas condiciones que se ajustan a mi presupuesto y a un precio razonable y aceptable para ambas partes en el más breve plazo.

Para un proyecto de venta

Universo infinito, vendo (citar el bien a la venta: casa, coche, moto, ropa u otros) a un comprador serio, solvente, con liquidez, a un precio aceptable para ambas partes. Las condiciones de la transacci ón est á conformes al acuerdo propuesto y las dos partes quedan muy satisfechas de la transacci ón en el m ás breve plazo.

Para la venta de una casa, visualiza varias veces al día un enorme letrero rojo chillón con la palabra Vendido sobre la fachada de la casa. Este procedimiento también es válido para un coche, un barco, una moto; basta con que visualices el gran letrero en la que pone Vendido. ¡La ley de la atracción! El rojo es muy importante, porque en materia de energía, es un color sumamente potente.

Par un proyecto de viaje

Universo infinito, se me presenta la oportunidad soñada de realizar un viaje (citar el lugar o el tipo de viaje: cultural, deportivo, de caza, de pesca, de placer, de relax, etc.) y la aprovecho al máximo. Recargo de energía mi salud física y mental. Son unas vacaciones extraordinarias, en el más breve plazo.

Para un proyecto de vacaciones

Universo infinito, vivo unas vacaciones magníficas. Descanso mucho en un entorno tranquilo y apacible. Conozco a gente simpática y me divierto mucho. Estoy todo el tiempo perfectamente protegido y digiero bien la comida (ej.: mejicana), todo ello en el más breve plazo.

Para un obstáculo por franquear

Universo infinito, por respeto hacia mí mismo, actúo rápidamente frente a las situaciones de la vida. Utilizo inmediatamente mis poderes de gestión del pensamiento. Soy una persona plenamente realizada.

Universo infinito, tengo la solución ideal (para determinado conflicto, malentendido, imprevisto, etc.) inmediatamente.

Universo infinito, Carlos deja de estar enfadado inmediatamente, cambia de actitud y vivimos en perfecta armonía.

Para dejar de fumar

Universo infinito, elimina en mí la afición por la nicotina. Odio este sabor. Controlo fácilmente mi tabaquismo. Estoy muy motivado para dejar de fumar en el más breve plazo.

Recomendación: Coloca en diferentes lugares estratégicos (botiquín, nevera, puerta de entrada, puerta de armario, salpicadero del coche, etc.) la fecha definitiva en la que dejarás de fumar. Tu subconsciente grabará esta fecha cada vez que la veas. Todo lo que se vive en el interior se refleja en el exterior. ¡La ley de la ATRACCIÓN en suma!

Para dejar de beber

Universo infinito, elimina en mí la afición por el alcohol de forma definitiva. Mi salud es excelente. Mi vida familiar y social está en perfecta armonía en el más breve plazo.

¡CUIDADO! No podemos emitir una formulación dirigida a otra persona sin su consentimiento, de lo contrario se convertiría en una toma de poder y no tenemos derecho a hacerlo. A excepción, sin embargo, de los casos en los que la mujer o los hijos son descui-

dados o maltratados por un cónyuge o un padre alcohólico. La formulación se efectúa entonces con un fin noble, al tiempo que evita perjudicar a esa familia.

Para los estudios

Universo

tema

estudiado) inmediatamente.

Deberás enunciarlo antes de cada periodo de estudio o antes del principio de cada

curso.

Universo infinito, William está muy motivado y prosigue sus estudios con mucho interés inmediatamente.

No se trata de un caso de toma de poder si la persona tiene menos de dieciocho años. Forma parte del papel de los padres, como educadores, de preocuparse por el éxito de sus hijos.

infinito,

estoy

muy

atento

y

entiendo

fácilmente

(nombrar

el

Antes de un examen

Universo infinito, estoy tranquilo y relajado inmediatamente.

Universo infinito, ves a buscar las respuestas en mi memoria (citar la asignatura a examen) inmediatamente.

Universo infinito, el corrector pone una nota justa y alta a mi examen de (citar la asignatura examinada) en el más breve plazo.

Para un examen oral

Universo infinito, estoy tranquilo y relajado inmediatamente.

Universo infinito, tengo mucha confianza en mí inmediatamente.

Universo infinito, me expreso de una forma clara y precisa. Mi exposición oral es excepcional (o, según los casos, mis respuestas son perfectas) inmediatamente.

Para una actividad deportiva

Universo

es

inmediatamente el de un campeón.

Universo infinito, mis compañeros tienen un espíritu de equipo notable y ganaremos el partido inmediatamente.

Universo infinito, soy flexible y ágil. Domino perfectamente mi disciplina y hago honor a mi equipo inmediatamente (o esta tarde o esta noche).

infinito,

tengo

una

forma

física

extraordinaria

y

mi

rendimiento

Para una decisión, una elección pendiente

Universo infinito, tengo una respuesta clara, neta y precisa para mi pregunta (precisar las distintas elecciones posibles, por ejemplo: ¿tengo que aceptar el puesto de dirección de la General Motors o conservo mí puesto de adjunto al Banco Central?) y sé reconocer la respuesta en el más breve plazo.

Universo infinito, ¿me mudo o bien me quedo en mi piso? Sé reconocer la respuesta en el más breve plazo.

Universo infinito, tengo una confirmación precisa sobre la elección (precisar) y sé reconocer la respuesta en el más breve plazo.

Para una decisión en el ámbito de una relación

plazo. Para una decisión en el ámbito de una relación comunica sus intenciones en el más

comunica

sus intenciones en el más breve plazo.

relación comunica sus intenciones en el más breve plazo. compromiso en mi relación con Andrea en

compromiso en mi relación con Andrea en el más breve plazo y sé reconocer la respuesta.

Andrea en el más breve plazo y sé reconocer la respuesta. sentimientos de Martina y sobre

sentimientos de Martina y sobre su elección relativa a nuestra relación en el más breve plazo.

Para el ruido

Tus vecinos son muy ruidosos

Un buen día, tres participantes en una formulación se enfrentaron a un mismo problema, se quejaban de sus ruidosos vecinos. Al gestionar sus pensamientos de forma correcta, está claro que los vecinos se volverían tranquilos y respetuosos. ¿Pero cómo?

Si esas personas, al salir del trabajo, hubiesen decidido mediante su pensamiento que sus vecinos volverían a ser molestos, así habría sido. Pero al cambiar sus pensamientos y al decidir que tenían vecinos tranquilos y respetuosos, éstos cambiaron en este sentido.

Universo infinito, mis vecinos son tranquilos y agradables inmediatamente

.

Universo infinito, el perro dejará de ladrar inmediatamente

.

Universo infinito, el ruido (citarlo) cesará inmediatamente

.

Para un obstáculo por superar

 

Universo infinito, actúo rápidamente frente a las situaciones de mi vida. Estoy muy

motivado para

superarlas. Paso a la acción porque soy una persona extraordinaria,

inmediatamente

.

Universo infinito, tengo la solución ideal para (citar el conflicto o la situación) en el

más breve plazo

.

Universo infinito, elimina en mí los miedos, los temores y las dudas inmediatamente

.

Para el sentimiento de no haber sido querido por los padres durante la infancia

 

Universo infinito, perdono a mi madre o a mi padre por el modo en que ella o él me

quisieron. Acepto la falta de amor durante mi infancia. Les ofrezco mi amor incondicional

inmediatamente

.

Universo infinito, mantengo muy buenas relaciones con mi familia inmediatamente

.

Universo infinito, estoy en perfecta armonía con todo mi entorno inmediatamente

.

Para la aceptación por parte de un hijo de la nueva relación de sus padres separados.

 

Universo infinito, (nombre del hijo) acepta a (nombre de la nueva pareja). Sus

relaciones con él o ella transcurren con paz y armonía. Él o ella comparten el amor de su

madre (padre).

Él o ella está feliz o se siente realizado/da. Todos somos muy felices

inmediatamente

.

En caso de superprotección por parte de la pareja (posesiva)

 

Universo infinito, elimina la superprotección de (nombre de la persona). Él o ella

confían en mí, respeta mi espacio, deja que sea yo mismo (misma) acordándome la libertad de realizar mis propias elecciones. Él o ella me respetan. Me siento feliz y realizado (da)

inmediatamente,

 

Para el día de la limpieza general

Universo infinito, me pongo a limpiar con alegría hoy. Infinito, tengo ayuda para

limpiar la casa inmediatamente

.

Universo infinito, tengo la oportunidad deseada para tener una ayuda muy valiosa y

terminar la pintura en el más breve plazo

.

Para la invisibilidad

¿Te sorprende que hable de invisibilidad? Sin embargo, funciona.

Tienes una cita y, al dirigirte a ella, ves de lejos a un conocido que viene hacia ti pero no tienes tiempo de hablar con él

Universo infinito, soy invisible a los ojos de María, inmediatamente

.

Aunque María te mire a los ojos, no te verá, ya que no estarás presente en energía.

Has aparcado. No tienes cambio para el parquímetro y te es imposible conseguirlo. Te has dejado la cartera olvidada en casa

conseguirlo. Te has dejado la cartera olvidada en casa inmediatamente. ¡ cuidado ! He dicho efectivamente

inmediatamente.

¡cuidado! He dicho efectivamente que no tienes ni cambio ni cartera.

Si este no fuera el caso y quisieras simplemente poner a prueba al Universo, no funcionaría.

Tienes que pasar por un lugar oscuro y no demasiado seguro y te sientes amenazado

Universo infinito, soy invisible a los ojos de los agresores inmediatamente. Aunque existen jóvenes al acecho de los transeúntes para robarle joyas, monedero o bolso, y que eres una de esas personas que pasan por la calle, ¡te has vuelto invisible!

De todas formas, si utilizas la invisibilidad para cometer malas pasadas, la ley del retorno se encargará de que pagues por ello de un modo u otro. ¡no se nos perdona nada!

Unos animales domésticos o salvajes han dañado tu entorno

vecina

inmediatamente.

Infinito, soy invisible a los mosquitos inmediatamente (vendrán a tu alrededor pero no te tocarán o bien sencillamente se alejarán).

Universo

infinito,

mi

jardín

es

invisible

a

los

ojos

del

gato

de

mi

Universo infinito, mi casa es invisible a los ojos de los malhechores inmediatamente.

Universo infinito, instala una valla invisible alrededor de mi balcón (o según los casos, de mi terreno) inmediatamente.

Comprobarás que el animal se queda en los límites asignados por la valla invisible. ¡Es impresionante!

Unos animales -topos, ratones, hormigas, etc.- están deteriorando tu entorno:

Universo infinito, los topos (designa correctamente a los indeseables) abandonan mi entorno inmediatamente.

Un día, una persona se volvió invisible a los ojos de su jefe para recuperar los retrasos acumulados en su trabajo. Éste no quiso pagarle.

Afortunadamente, pudo aportar pruebas de su presencia enseñándole el trabajo realizado, al tiempo que sus colegas confirmaron su presencia.

¡cuidado! Si realizas formulaciones de forma desordenada, obtendrás resultados totalmente insatisfactorios. Hay que reflexionar e evitar lanzar cualquier cosa al Universo.

A menudo, me han confesado sentir miedo de este poder. Pregunto siempre por qué motivo. La gente toma consciencia de todo el poder que habita en ella y se imagina que algo ha cambiado o cambiará con relación al pasado. En efecto, ¡toda CAMBIARÁ en función de las intenciones del solicitante! Antes, de forma consciente o inconsciente, las formulaciones o las afirmaciones eran diferentes y no siempre claras, aunque el vínculo con el Universo existía y de éste se derivaban frutos no siempre agradables y en algunos casos hasta resultados totalmente opuestos a tus intenciones.

Debes tener confianza y prestar atención al mecanismo de tu pensamiento. Te doy esta formulación, que deberás realizar a diario para obtener mejores resultados a partir de ahora mismo.

Universo infinito, presto mucha atención a mi forma de pensar y a mi forma de hablar

hoy.

Tienes todas las claves a tu disposición para transformar tu vida. Tan sólo depende de tu determinación para querer cambiarla. Es más fácil no hacer nada que reaccionar. La diferencia entre un ganador y un perdedor es sencillamente el amor por uno mismo.

El pensamiento crea, ya que es una energía. Analiza algunas situaciones que hayas vivido. En ocasiones, has sido ganador porque dominaste perfectamente tu mecanismo de pensamiento. Pero al ignorar tu gran poder, te has dejado dominar otras veces por los acontecimientos. Por una dejadez natural, has sufrido la situación desdeñando la fuerza de tu pensamiento.

Aunque no tenga ningún conocimiento al respeto, es inherente al hombre saber que este mecanismo existe y que es poderoso. Si no desarrolla esta facultad es por ignorancia. Vive en un estado de dejadez sin condiciones, dispuesto a someterse a las influencias de su entorno.

El día en que toma conciencia de que todo empieza con el pensamiento, puede empezar su entrenamiento, que le permitirá experimentar hasta donde llega este poder. Constatará maravillado el alcance de este poder. No se resistirá a realizar el esfuerzo necesario para ver cómo se concretizan resultados impresionantes en su vida.

Los acontecimientos son el motor de la vida cotidiana. ¿Cuantos acontecimientos han convertido tu día en una jornada gris? Y sin embargo cada situación podría haber sido vivida de forma diferente si hubieses cambiad o el curso de tus pensamientos. Has aceptado las situaciones y te has dejado manipular al hilo de tus pensamientos.

Ciertamente es más fácil gestionar lo negativo que realizar un esfuerzo para cambiar el curso de los acontecimientos. En efecto, cogidos desprevenidos, dejamos que el acontecimiento se imponga sobre nosotros e inmediatamente las emociones negativas y contradictorias empiezan a dominarnos, de tal modo que nos atrapan durante buena parte del día e incluso durante más tiempo.

No siempre podemos prevenir los problemas, evidentemente. Pero podemos cambiar nuestra actitud de forma que logremos extraer una lección y transformar una situación difícil en experiencia constructiva. No podemos modificar el curso de un acontecimiento puntual, pero tenemos recursos para vivirlo de otra forma.

Veamos el caso en el que un miembro de tu familia sufre un accidente. Evidente- mente, se trata de algo que no estaba previsto en el programa de tu jornada. Un aconteci- miento como este es triste y en ocasiones hasta catastrófico. No podemos cambiarlo. Pero podemos vivirlo de otro modo gestionando nuestro pensamiento. En vez de alarmarnos delante del hecho y arremeter contra la causa de este imprevisto desagradable, decidamos gestionar mejor nuestro pensamiento, de forma que adoptemos las mejores soluciones para la víctima y que todo vuelva a su cauce muy rápidamente.

Hagamos formulaciones para que la atención hospitalaria sea la mejor, para que la moral del herido sea excelente, para que la colaboración del personal médico sea excepcional, para que se pongan en marcha soluciones perfectas, exigiendo la brevedad de los plazos, en función de cada situación.

Para que un acontecimiento se convierta en una experiencia positiva en vez de negati- va, el control sobre tu pensamiento será pues el elemento diferenciador. El acontecimiento se vivirá con estrés, con rabia y demás sentimientos negativos si lo rechazas. Si lo aceptas y decides gestionar los hechos en vez de dejar que sean ellos los que te gestionen a ti, tu vida diaria resultará más fácil.

Al gestionar una situación negativa, tendrás una mente más lúcida y estarás más tranquilo. Mantendrás una actitud positiva y dominarás la situación como si fueras dueño de ella. Dejar que los acontecimientos gestionen tu vida, supone perder el control sobre los mismos.

Tu vida no será sino el reflejo de tus pensamientos y de los de los otros, además de verse influenciada por las energías que las situaciones malsanas te imponen.

Cuando se trata de una actuación solitaria, el éxito es seguro si el pensamiento está bien controlado por el sujeto. Cuando la actuación implica la contribución de una pareja o de un grupo, todos ellos deben perseguir el mismo objetivo. No sé quién dijo que «la unión hace la fuerza» pero lo cierto es que tenía toda la razón. La fuerza de una unión no depende únicamente del número de personas, sino también de su cualidad psíquica. ¿Se avecina una recesión? ¿Por qué? Porque los medios de comunicación se empecinan a hablar de ello a diario, sin pensar en las consecuencias desastrosas de este tipo de informaciones. Crean un

clima de inseguridad social hasta tal punto que la situación se vuelve dramática y que miles de personas se ven víctimas de ella.

Todos recordamos, por ejemplo, no hace mucho, el caso de la gripe aviar

Cuando imparto clases sobre La Gestión Del Pensamiento , lo primero que digo es:

«Al final del taller de esta tarde, os entregaré una cámara de video con el fin de que asumáis de que sois el productor, el director y el guionista de la película titulada ¡mi vida! ¿Qué papel interpretas en ella?»

Las respuestas a esta pregunta varían, pero la única respuesta correcta y aceptable es la estrella o el papel principal. ¿Por qué? Porque eres la persona más importante y que tienes todo el poder para cambiar el curso de tu vida, algo que se consigue en primer lugar a través del pensamiento.

Una experiencia impresionante que te propongo es que envíes rosas rojas en forma de energía. A tal fin, deberás visualizar el destinatario recibiendo un magnífico ramo. Si envías

rosas rojas a modo de energía a tu pareja, a tus hijos, a tus padres, a tus amigos, a tu jefe, a tus compañeros de trabajo, etc. no notarás probablemente una gran diferencia en su actitud

si vuestra relación es positiva, dado que ya tenéis una simbiosis óptima.

En cambio, si mantienes una relación conflictiva, lo que resulta increíble es que el conflicto finalizará, y además de forma inmediata. La actitud de la persona con la que estás en conflicto cambiará de forma radical. Multitud de testimonios de participantes en mis talleres de gestión del Pensamiento dan fe de ello. He aquí unos cuantos. Un hombre me confiesa que su hermana lo ha llamado por teléfono después de nueve años de silencio.

Otro me explica que su compañero de trabajo le ha dicho «hola» por vez primera después de meses de enfado. Rencillas de familia que han cesado. Relaciones tensas que se han transformado. Malentendidos que se han aclarado. ¡Todo es posible! Recuérdalo: ¡lo imposible resulta posible con la gestión del pensamiento! Es la ley de la atracción

¡cuidado! Las rosas rojas no son una solución para todas las situaciones. De lo contrario, os habría distribuido un folleto sobre la energía de las rosas rojas explicando que son la clave milagrosa por excelencia.

Para variar, envío en ocasiones una lluvia de pétalos de rosas rojas a un destinatario.

O bien, cuando tengo invitados, extiendo en forma de energía una alfombra de pétalos rojos

en el salón y en el comedor, para crear mejor ambiente. Deposito también en forma de pensamiento ramos de rosas rojas en varios lugares.

Es muy importante visualizar ya sea el destinatario de las rosas, ya sea el lugar en

donde se coloca el ramo. No podemos ordenar al Universo, por ejemplo, que envíe un magnífico ramo de rosas rojas a todos los habitantes de la Tierra. Sería demasiado genérico,

la formulación carecería de precisión.

Podemos hacer que nos entreguen en pensamiento rosas rojas para tener un día maravilloso. Cuando recibimos flores, nos aportan felicidad durante todo el día, ¿no es así? En energía, ocurre exactamente igual.

Os envío, querido lector, querida lectora, un magnífico ramo de rosas rojas. ¡Y cuando envío rosas, no deparo en gastos! ¡Me permito ofrecer doce docenas de rosas rojas! En pensamiento, el precio es el mismo, no cuesta: ¡nada!. Otra cosa que debes recordar: el

Universo no tiene capacidad de discernimiento. Esta verdad no se basa en una ley, sino únicamente en la lógica. En una conversación, si nuestro interlocutor no es lo suficiente- mente preciso, podemos, mediante el discernimiento, llegar a descubrir el fondo de su pensamiento. Pero como el Universo no piensa, no reflexiona y no analiza, no tiene discer- nimiento. Se toma al pie de la letra todas las directrices que recibe, a modo de formulación o de afirmación, y las ejecuta a la perfección.

Para concluir este capítulo, he aquí dos pensamiento que deberán guiar de ahora en adelante cada acto de tu vida. Estos dos pensamientos explican por qué has decidido encarar tu futuro. ¡Léelo en voz alta!

¡Me quiero lo suficiente

como para querer cambiar el curso de mi vida!

Yo soy

El productor,

El director,

El guionista

De la película de mi vida.

Te propongo algunas afirmaciones que podrás repetir de forma ocasional o bien a

diario

que podrás repetir de forma ocasional o bien a diario este poder sumamente poderoso transforma mi

este poder

sumamente poderoso transforma mi vida en cuanto aprendo a utilizarlo.

poderoso transforma mi vida en cuanto aprendo a utilizarlo. circunstancias y las situaciones que atravieso. vida.

circunstancias y las situaciones que atravieso.

utilizarlo. circunstancias y las situaciones que atravieso. vida. Hoy tengo el poder de insertar en mi

vida.

Hoy tengo el poder de insertar en mi mente todos los pensamientos que elijo.

Una última sugerencia. Te he explicado que no me levanto nunca de la cama sin antes haber emitido algunas formulaciones para empezar el día. Lo que te recomiendo encarecidamente es que, cuando entres en tu coche para ir al trabajo o a un cita,

Apagues La radio

Y decidas el curso de tus acontecimientos

Que se producirán

Y la forma en que deseas que se desarrollen

¡pienso! ¡gestiono! ¡decido!

Capítulo 6.-Las Leyes del Universo

EL AMOR.

Al leer esta palabra, te estarás preguntando qué relación puede existir entre el amor y el Universo. Tienes razón de plantearte esta cuestión. El amor también es una energía. No vas a enamorarte del Universo y el Universo tampoco se enamorará de ti. Pero el amor constituye la unión que permite que las energías se asocien en vistas a una realización. ¡la ley de la atracción!

¿Qué ocurre entre un hombre y una mujer para que se enamoren el uno del otro? La energía del amor. Cuando ya no hay amor en una relación, ya nada funciona. En la amistad, ocurre lo mismo. En cuanto la discordia se instala en una relación amistosa, deja de existir química y el deseo de seguir relacionándose desaparece. La energía del amor ya no está en el programa. Si emites pensamientos de amor hacia el prójimo, cosecharás a cambio su reconocimiento. Si emites juicios severos, sentimientos de enfado, recriminaciones y palabras malvadas contra el otro, tu tasa vibratoria se debilitará, al igual que tu brillo. Atraerás entonces a personas negativas y que se sienten mal con ellas mismas. ¿Te ocurre a menudo que tus relaciones de interpelen y no te has preguntado nunca por qué?

Somos tan sólo energía en un medio formado de energía. Al emitir pensamientos de amor, atraes el amor. Al emitir pensamientos de rebeldía, profiriendo críticas o calumnias, cometiendo acciones suscitadas por intenciones malévolas, atraerás hacia ti situaciones difíciles y te costará realizarte plenamente a través del amor.

Estás necesitado de amor y no consigues encontrar a la persona ideal.

Ocurre sencillamente que tus propias energías son negativas y que te alejan de toda posibilidad de establecer una relación estable. Conoces a gente, pero nunca es la persona adecuada. No corresponde a tus expectativas, es muy negativa o su personalidad choca con la tuya. Siempre acabas decepcionado y en algunos casos llegas a perder la esperanza de encontrar nunca el amor.

Al ponerte en simbiosis con el Universo, experimentarás la plenitud derivada del hecho de entrar en contacto con su energía. Verás que todo tu ser se transforma. Irradiarás. Tu aura será totalmente distinta. Tu brillo aumentará a medida que se intensifique tu relación con el Universo.

Para que te quieran, es preciso ante todo que te quieras a ti mismo. Para atraer el amor, hay que estar enamorado de uno mismo, de la Vida y de los demás con la mente consciente. El Universo grabará tus energías y cambiará automáticamente tus vibraciones

negativas y viles en vibraciones positivas de amor. Tan sólo somos energía y las energías

amor, ante todo hay que sentir amor por uno mismo.

emiten vibraciones. Para atraer el

Para atraer el amor, ante todo hay que quererse a uno mismo. No es posible atraer el amor si uno no se quiere a sí mismo. Es la ley de la atracción.

Todo el mundo conoce la ley de retorno. ¿Pero es todo el mundo consciente de su alcance? No lo creo. Todo el bien que hacemos mediante el pensamiento, la palabra o la acción no es devuelto multiplicado por tres, siendo así durante los veintiún años posteriores.

Ocurre lo mismo con todo el mal que hacemos en pensamiento, en palabra y en acto.

Lo creamos o no, lo aceptemos o no, es una ley universal, es la ley de la atracción. Si no hemos cosechado el producto de nuestros buenos pensamientos y buenos actos en la vida presente, los cosecharemos en la próxima. Nada queda olvidado. Y si no hemos pagado las consecuencias de nuestros pensamientos negativos o destructivos y de nuestros malos actos

o intenciones con respecto a los demás en esta vida, los pagaremos en la próxima.

No se nos perdona nada.

Aunque nos digamos a nosotros mismos que no lo sabíamos o que no habíamos pensado en ello, la Energía actúa según las reglas de su concepción. No piensa, no reflexiona y no analiza.

La ley de la prosperidad también es una ley del Universo, aunque muy pocas personas conozcan su reglamentación.

¿Temes quedarte sin dinero? Si es así, estarás creando una situación de carencia en tu vida y siempre andarás corto de dinero. Muchas personas se enfrentan a la necesidad de administrar un presupuesto demasiado magro. Con ingresos limitados, intentan dar elasticidad a lo que no lo es. Es imposible resolver un problema económico únicamente desplazando el dinero.

Me explico. Tienes suficiente dinero para pagar la electricidad, pero prefieres pagar la factura de teléfono. Tu factura de electricidad sigue pues pendiente. Debes pagar la factura X y demoras su pago para saldar tu deuda con la compañía eléctrica. Finalmente tienes una reserva para la factura X. Uno, dos, tres cuentas suplementarias se añaden y empiezas a preguntarte qué hacer para pagar a X con una economía claramente insuficiente. Pagas una pequeña cantidad a cuenta a X y a otros. La situación sigue sin resolverse, porque los recibos actuales se suman a los que siguen pendientes de pago. Te encuentras en el mismo callejón sin salida tres meses después y la totalidad de la deuda no se salda nunca. Una parte importante de los ciudadanos de a pie se enfrenta a dificultades parecidas. Víctimas de la influencia de la publicidad, estas personas consumen si pensar y propician su ruina. Lo peor de todo no es el error cometido. Lo peor ocurre cuando las deudas vencen y el pánico se apodera de ellas.

La ley de la prosperidad se rige por dos grandes reglas principales.

La primera dice que no hay que enfadarse nunca por asuntos de dinero. Por ejemplo, tienes que pagar un impuesto elevado, una multa importante, una factura alta, en suma, resignarte a un desembolso que te es muy costoso.

En este caso, cuando abres el correo y descubres el importe de la factura, tienes que reaccionar como si recibieras un talón por la misma cantidad. Es necesario que, en tu

corazón, te sientas contento, feliz, aunque esta factura esté por encima de tus posibilidades

o sea injusta en tu opinión.

Veamos el ejemplo de un guardia urbano que te pone una multa por una infracción que has cometido. Deberías estar encantado, como si acabara de hacerte un buen regalo. Evita contestarle, mantente tranquilo y acepta tu tontería recordándote que harás que fructifique este dinero.

Otro ejemplo: te liberas de un compromiso, de una relación de pareja o de un socio. Acepta de buen grado la liquidación impuesta, siempre y cuando sea aceptable para ambas partes. Si la suma sobrepasa los límites del sentido común, empieza a discutir bajo el estandarte del Universo y verás como un compromiso aceptable se presenta ante ti. Debes mostrarte encantado de pagar y aceptarlo con placer. No debes enfadarte con quien exige el pago, que se trate de tu ex o de otra persona.

La primera regla que debes recordar es pues la siguiente: paga siempre de buen grado y no te enfades nunca al recibir una factura. Es la ley de la atracción.

La segunda regla es muy sencilla. Cada vez que pagues algo, repite mentalmente:

«Esto me será es devuelto multiplicado.» Es decir multiplicado por diez. Lo importante es que emitas este pensamiento en el momento de la transferencia del dinero, por ejemplo cuando le das dinero a alguien para pagar una compra o cuando firmas un cheque o formalizas una compra a plazos. Es en este preciso momento en el que el pensamiento cobra validez y también es en este instante en el que pones toda esta energía en actividad. En lo que se refiere a las transferencias mediante tarjetas de crédito, el momento crucial es cuando introduces tu número secreto.

Al aplicar esta ley, no debes creer que, al cabo de una hora, recibirás automáticamente la suma pagada multiplicada por diez. Al igual que miles de personas, verás cómo cambiando tu actitud con respecto al dinero y explotando la ley de la prosperidad, tu situación acabará por cambiar. Por otra parte, el Universo no nos paga siempre con dinero, puede hacerlo de muchas otras formas. Por ejemplo, te dará la oportunidad de adquirir productos a precios reducidos, ¡a precio de ganga vaya! O bien, te ofrecerá servicios gratuitamente, te recompensará generosamente de un modo u otro. Sea como fuere, tu éxito económico mejorará de forma impresionante.

Esta es el gran simbolismo de la ley de la prosperidad: nunca te quedarás sin dinero. Repitiendo esta pequeña frase: «este dinero me será devuelto multiplicado» harás que circule la energía del dinero a tu alrededor. El dinero también es una energía, como todo lo que es materia. Cuanto más circule, más dividendos recibirás.

Te cuento otro pequeño truco. Como esta ley es evidente, tendemos a olvidarnos. Te propongo pues que te pongas pequeños recordatorios en la cartera, que pegues sobre la tarjeta de crédito o de débito la indicación «xl0» que significa «multiplicado por diez». Sobre todo, evita decir «multiplicado por diez»; el Universo no conoce los números. Es imperativo que digas «esto me será es devuelto multiplicado». Acostúmbrate desde ahora mismo a decirlo en todas las transacciones que realices, incluso las más pequeñas. Si te propones hacerlo únicamente con las transacciones importantes, se te olvidará.

Pensarás en ello demasiado tarde. Recuerda que he dicho exactamente: «En el momento de la transacción.»

Es preciso que crees en tu mente consciente la costumbre de recurrir a esta formula- ción para que lo puedas hacer de forma automática en cada una de tus transacciones. Es como decir «gracias» o «por favor": es una expresión espontánea.

La ley de la prosperidad forma también parte de la ley del retorno

¡ATRACCIÓN!

¡Me será es devuelto multiplicado!

Siempre en el marco de las leyes universales, existe una sumamente sutil y que utilizamos inconscientemente varias veces al día sin darnos cuenta realmente de todo su poder y sobre todo del impacto que tiene en nuestras vidas.

Cuando te preguntan qué tal estás, ¿cuál es tu respuesta? ¿"Mas ó menos», «Podría ser peor» o simplemente «Bien", “en la lucha”? Te habrás dado cuenta, seguramente, en la fase en la que has llegado, que estas expresiones distan mucho de ser positivas en energía, y tendrás toda la razón.

Te propongo desde ahora mismo que contestes:

«¡Maravillosamente bien!» Al contestar regularmente de este modo, atraerás cosas maravillosas. ¿Recuerdas que la energía vuelve siempre a su emisor? Cuando dices que no te va demasiado mal, el Universo no registra las negaciones y te devuelve el mal. Las energías negativas, al igual que las energías objetivas, son cumulativas. Por ello, inconscientemente, tan sólo atraes experiencias negativas; en cambio, si contestases maravillosamente bien, el principio sería el mismo y por lo tanto sólo te sucederían cosas maravillosas.

Cuando atravieses un período difícil, está claro que no tendrás ganas de contestar

“mañana” te irá

«Me va maravillosamente bien», y con motivo. Contesta entonces que mejor.

Sé lo que estarás pensando ahora. Te estarás diciendo que la gente reaccionará de forma extraña y se burlará de ti. ¡Cuidado con tu forma de pensar! Si piensas de este modo, está claro que las personas tendrán este tipo de reacción. En cambio, si decides que contestando que todo va maravillosamente bien les estás dando esperanzas y que estarán contentos por ti, esto se traducirá en energía para ti. Es la ley de la atracción.

Cuando le deseas a alguien que pase un buen día, no estás emitiendo nada en el plano de la energía ya que el verbo pasar significa pasar por encima.

Adquiere pues la costumbre desde ahora mismo de decir: «que vivas o que disfrutes de un día maravilloso.» En la palabra vivir o disfrutar, hay mucha energía contenida y eso es lo que transmites al otro: energía, vitalidad, coraje en épocas difíciles, felicidad para compartir, alegría de vivir.

El compartir tu energía mediante el verbo tiene mucho poder, para ti y para el otro. La ley del retorno siempre está activa y te devuelve las cosas maravillosas que compartes con otros. Al mismo tiempo, tu energía se mantiene siempre a una tasa vibratoria máxima mediante la palabra vivir. ¡Es la Ley de la Atracción!

¡Compartir es recibir!

¿Qué podemos decir de la toma de poder? También es una ley universal. Tomar poder sobre el otro provocará que alguien tome poder sobre ti mediante la manipulación o que el Universo actúe en comunión con las energías de tu entorno para el retorno de la toma de poder sobre el otro, algo que no te favorecerá necesariamente en tu día a día. Deberás superar obstáculos para alcanzar tus objetivos y no entenderás por qué. Es algo que ya te ha ocurrido en el pasado y no lograste entender por qué no avanzabas o por qué tenías tantas

dificultades para resolver algunas situaciones; pese a tus muchos esfuerzos, te quedabas estancado. ¡Es la Ley de la Atracción!

En materia de energía todo es posible, pero no tenemos derecho a tomar poder sobre el otro. Tu pareja tiene una dependencia, no tienes derecho a utilizar el Universo para librarle de ésta. Una persona que quieres es perezosa y se queja continuamente, no tienes derecho a intervenir para que encuentre trabajo, aunque podrías, dirigiéndote al Universo, emitir una formulación enunciando que está muy motivada y que está reaccionando. ¿Una persona está enferma? No puedes dedicarle tus pensamientos para que se cure, ya que esto supondría una toma de poder, pero podrías afirmar al Universo que ha emprendido la vía de la curación.

Sin embargo, tratándose de menores de dieciocho años, tienes derecho a hacerlo. ¿Por qué? Porque es tu función como padre y educador.

Tenemos derecho a utilizar el Universo para lograr que nuestros hijos actúen.

Universo infinito, Miguel se pone a estudiar en serio en cuanto vuelve del colegio.

Universo infinito, Susana limpia su habitación hoy.

Universo infinito, Pedro y Matilde se llevan de maravilla ahora.

Universo infinito, Martina me ayuda a fregar los platos esta noche.

Universo infinito, Daniel se va a ir a la cama ahora mismo.

Universo infinito, los niños se portan bien inmediatamente.

Universo infinito, Melodie vuelve a casa inmediatamente.

Universo infinito, Alex vive una salida nocturna maravillosa y perfectamente segura.

Universo infinito, Eva está atenta y entiende con facilidad las matemáticas hoy.

Universo infinito, Tommy juega muy bien a baloncesto inmediatamente y sus compañeros de equipo realizan unos pases con la pelota impresionantes.

Antes de tomar el poder sobre el otro, reflexiona. Aunque el Universo no piense, no reflexione y no analice, es ante todo una energía y funciona con las vibraciones emitidas por el pensador/solicitante. Si emites pensamientos al Universo con el fin de tomar el poder sobre otro, este último recibirá tus vibraciones de poder. Aunque tu intención sea noble, es preciso evitar toda toma de poder sobre otro persona.

El Universo es una energía que funciona mediante los pensamientos y las palabras emitidas. Por ello, las vibraciones entrarán en actividad, porque así lo manda la ley de la atracción.

LAS CLAVES DE EL SECRETO. SEGUNDA PARTE

LAS CLAVES DE EL SECRETO. SEGUNDA PARTE Capítulo 7.- La Energía Negativa Lo negativo en todas

Capítulo 7.- La Energía Negativa

Lo negativo en todas sus manifestaciones es un elixir de destrucción Miles de personas se autodestruyen inconscientemente. Se auto complacen en su desgracia. Todo es un drama. No se atreven a creer que un día una luz de esperanza, un soplo de vida pondrán remedio a su malestar interior.

Se alimentan constantemente con las frutas podridas de sus pensamientos.

Es puro masoquismo. Desde que se levantan hasta bien entrada la noche, rehúsan cualquier tranquilizante, ahondan en su depresión.

Lo más triste de todo esto es que son muy desgraciadas y no consiguen retomar el control de sus vidas.

Todas las vibraciones, exteriores e interiores, están vinculadas entre sí.

Todo lo que vivimos en el interior se refleja en el exterior. Todo lo que ocurre en el exterior destiñe sobre el interior. ¡Es la Ley de la Atracción!.

Lee una y otra vez y vuelve a leer. Tienes que imponer estas palabras a tu espíritu consciente.

Nuestros pensamientos son vibraciones

Todas las vibraciones interiores han sido creadas por los pensamientos. ¿Qué tipo de pensamientos tienes? ¿De ansiedad, de miedo, de temor, de inquietud, de resentimiento? Cada uno de nuestros pensamientos crea SU propia energía, SU propia vibración. En

cuanto nos despertamos, este proceso se desencadena para cada uno de nuestros pensamientos. Energía -Vibración - Atracción - Energía - Vibración - Atracción.

Debes tomar consciencia del poder de un pensamiento. Piensas. Tu pensamiento se convierte en vibración, tu vibración se exterioriza e influencia tu personalidad.

La VIBRACIÓN vuelve a ti tras haber dado la vuelta a la Tierra con su influencia vibratoria y pone automáticamente en actividad la Ley de la Atracción!.

Este circuito es el mismo para los 38.000 pensamientos que todos tenemos de media al día. Si lo multiplicamos por el número de habitantes de la Tierra, ¡podemos imaginar hasta qué punto la Tierra es energía!

Al entrenar el mecanismo del pensamiento, empezando poco a poco, conseguirás eliminar los pensamientos negativos que habitan tu mente. Para cada uno de ellos, debes reanudarla lucha.

He visto a miles de personas reaccionar, cambiar su vida casi instantáneamente. Con determinación y valentía empezaron a entrenarse. Poniendo mucho empeño, se esforzaban por tener sólo pensamientos de amor, de alegría, de bondad, etc.

De igual modo que cuidamos de nuestro coche atentamente, nuestro mecanismo de pensamiento requiere tanta o más atención. Al captar continuamente las vibraciones externas, exige un control riguroso sobre los mecanismos de nuestra mente.

¿Es posible tener un control total de la mente consciente? Os estaréis preguntando. ¡Para ser sinceros, sí! Este control es posible. ¿Te sorprende? He podido cómo probar este dominio en mucha gente. Y cada vez habrá más personas que posean este dominio, ya que el crecimiento personal despierta cada vez más interés. A medida que evolucionan, las personas que se entregan al crecimiento personal encuentran la FUENTE de conocimiento que puede hacerlas progresar.

Muchas personas frecuentan un gimnasio para mantenerse en forma. Deberían crearse gimnasios del pensamiento, ya que el pensamiento es como un músculo. Se fortalece con el tiempo y el entrenamiento.

Muy pronto, con un mínimo de entrenamiento, tú también podrás ser de los que gestionan de forma eficaz su pensamiento.

Un pensamiento de amor

Acabas de enterarte de que tu hijo, tú pareja o una persona a la que quieres mucho están muy enferma. ¿Cómo reaccionas? Sientes pena, estás triste, con todo el amor que sientes por ella. Estás dispuesto a cualquier cosa para complacerla, para aliviar su dolor, ¿no es cierto? Finalmente, la felicidad vuelve cuando esa persona recobra la salud.

Tu espíritu consciente quizás se encuentre en un estado lamentable actualmente, puede estar enfermo porque lo alimentas constantemente con pensamientos destructivos. ¿Pero acaso tu espíritu consciente no se merecería que lo quisieras? Queriendo a tu espíritu consciente, empezarás a quererte a ti mismo. Eres la persona más importante. ¡quiérete!

Por amor, has vivido diferentes situaciones, algunas muy felices, otras menos satis- factorias. Por amor, has aceptado las consecuencias de tu decisión.

Sea cual sea tu evolución, por amor, el precio del sacrificio se ha presentado muchas veces en tu vida. Al ser tú la persona más importante y con el respeto que te debes, el análisis del «¿quién soy yo?» es muy importante. Tengo que valorarme a mí mismo e identificarme con mi verdadera identidad. Reconocer aquellas cualidades y talentos que me convierten en un ser único y excepcional.

Este debe ser el fin a perseguir.

No creas nunca que seas demasiado mayor o que no tendrás el valor suficiente para librar esta batalla. Otros lo han hecho antes que tú. Debes tener confianza. Mi alumna más joven tenía ocho años y la más mayor ochenta. Un número impresionante de personas de más de setenta años decidieron un buen día cambiar. ¿Por qué no TÚ?

Las experiencias, las has vivido. Has acumulado éxitos y fracasos para progresar, para crecer. Trabajando tu mente consciente evolucionarás hacia la Sabiduría. Una serenidad permanente se instalará en ti, tus vibraciones de felicidad se convertirán en la transparencia de tu corazón y atraerán las situaciones que te hacen feliz. Siempre según los dictados de la ¡Ley de la Atracción!.

No esperes llegar al último tramo de tu vida para tomar una decisión. Día tras día, trasformarás tu mecanismo de pensamiento por amor hacia tu persona y la sabiduría será la compañera de tus pensamientos.

Aprecia tus cualidades, reconoce el ser maravilloso que eres.

Las fuerzas negativas

Para hablar de fuerzas negativas, te presentaré antes a tu peor enemigo: . Existe el tú positivo, pero existe también el tú negativo. Ambos forman parte de tu persona. En ocasiones, el tú negativose impone sobre el tú positivoen función de los aconteci- mientos, de tu personalidad, de tu carácter, de tus debilidades y de tus experiencias pasadas. Tu madurez también desempeña un papel en este combate perpetuo.

Esta lucha constante se desarrolla a nivel de los pensamientos y de las palabras negativas. Son los adversarios más activos para tu evolución. Para ayudarte a emprender una lucha sin cuartel, deberemos identificar al saboteador de tu vida. Este saboteador tan nefasto es tu yo negativo.

Te sugiero que le pongas, preferentemente, un nombre simbólico corto, como Max, Alex, Joe o simplemente B de boxeador. Evita elegir un nombre que te recuerde a un enemigo o peor aún a un ex que te ha hecho daño o que te ha causado problemas, o bien un antiguo amor que todavía sigues queriendo. Elige un seudónimo simbólico neutro. Al mío lo he bautizado como Oscar.

Te explicaré más adelante como de (me) defiendo de Oscar. Pero ante todo, deja que te aprenda (enseñe) a conocerlo, mostrándote las cosas que te impone. Te alimenta muchas veces con pensamientos negativos y tú caes en la trampa.

Ciertamente los pensamientos negativos son muy fáciles de gestionar. Pero ante todo es preciso saber reconocer esos pensamientos negativos para estar en condiciones de luchar contra ellos.

Expongo a continuación una relación, acompañada de explicaciones. Estos ejemplos te ayudarán a identificar a tu saboteador.

Los pensamientos negativos que te aporta el saboteador, que también son emisores de energía, hacen que disminuya la tasa vibratoria de la ley de la atracción. Esta ley, en constante fluctuación, va cambiando a medida que cambiamos nuestros pensamientos. Cuanto más gestionemos lo negativo, más atraeremos a las personas o a las situaciones negativas.

La variedad de nuestros pensamientos es impresionante. La elección de nuestro vocabulario también. Para tener una tasa vibratoria a su más alto nivel, primero hay que gestionarla. Es la única forma de aumentar nuestra tasa vibratoria y recibir los beneficios de la ley de la atracción.

No cambiarás nada respeto a “ayer” si sigues gestionando pensamientos negativos. Si te esfuerzas desde este preciso momento en tener pensamientos constructivos, tu vida quedará transformada desde ya. Cambiarás tus vibraciones y la ley de la atracción quedará modificada automáticamente a tu favor.

La relación de pensamientos negativos que te presento aparece expuesta por orden alfabético.

Angustia

Las angustias son reminiscencias de acontecimientos pasados. Una mala noticia desencadena la angustia. Imprevisible, la angustia ataca ladinamente la mente y provoca síntomas físicos. Causa nudos en la garganta, impide respirar normalmente, provoca retortijones en la barriga. Si no estás preparado para defenderte contra el tormento de tus pensamientos, sufrirás estos trastornos físicos. Ya lo sé, hay que estar en buenas condi- ciones mentales para reconocer, desde el principio, un ataque de ansiedad. Al igual que cualquier otra crisis tratada desde el principio, la podrás controlar rápidamente. La negligencia en el cuidado de la mente retrasará la curación del malestar.

Alimentar o suprimir. Si alimentas las crisis de angustia, crearás un efecto de entre- namiento. De esta forma, la frecuencia de estas crisis aumentará rápidamente. Suprime el virus desde el principio: al tratarse de crisis de baja intensidad, quedarán pronto eliminadas.

Un hombre me contó que su vida era un infierno. Tenía éxito en los negocios pero en los otros ámbitos era un desastre. La angustia lo destruía hasta tal punto que pensaba a menudo en el suicidio. Le enseñé a gestionar sus pensamientos, a quererse. Aceptó la condición in extremis que consiste a entrenar su espíritu consciente y a escuchar sus pensamientos. Con discernimiento y tenacidad, ganó la batalla.

Las causas externas se reflejan en el interior de cada persona y están regidas por el pensamiento. Los efectos secundarios van mucho más allá que un trastorno físico. Generan a su vez otras formas de pensamiento negativo.

Ansiedad

De forma imaginaria, podemos dejar nuestra mente vagabundear sobre el tema de nuestras inquietudes. Hemos perdido el control de nuestros pensamientos. Nuestro mecanismo consciente está descompensado y se ha adentrado en el mundo del negativismo. Desgraciados y asustados, olvidamos las consecuencias de nuestros pensamientos y lo achacamos todo a nosotros mismos.

De hecho, los síntomas de la ansiedad difieren de los de la angustia. El ritmo cardiaco se acelera, la sudoración aumenta, las manos están húmedas. La ansiedad es mortal. Pocas personas entienden que la preocupación mata. Resulta extraño que después de tantos siglos de experiencia y de desarrollo, la especie humana no haya aprendido a negarse enérgicamente a dejarse torturar por los enemigos de su felicidad. Seguimos dejando que uno enemigos nos atormenten desde la cuna a la tumba sabiendo que los podríamos destruir fácilmente cambiando la orientación de nuestros pensamientos. Es triste constatar el daño que un solo pensamiento puede causar. ¡reacciona! ¡gestiona tus pensamientos!

La ansiedad activa la adrenalina de nuestro sistema, lo que provoca exceso de

nerviosismo y, por lo tanto, insomnio. Si padeces insomnio, la afirmación anteriormente

tus

Pensamientos!

En varias ciudades del mundo, he compartido la formulación de la gestión de la ansiedad. En todas esas ciudades había gente que sufría insomnio y que, como por arte de magia, vieron como ya no necesitaban sedantes. En la actualidad, varios médicos enseñan esto a sus pacientes, en vez de recetarles somníferos.

Recuerdo entre otras muchas personas a una señora que llevaba unos veinte años tomando somníferos. Le confié la fórmula y desde la primera noche que la utilizó dejo de tomarlos. Además de haber recuperado un sueño natural, volvió a saborear la vida. Desde que se levanta, tiene prisas por empezar el día y por aprovechar al máximo cada instante. Es fácil entenderlo. Su organismo se ha liberado de los efectos de una medicación que adormece el sistema nervioso y el cerebro. Se ha vuelto libre, lejos de la dependencia hacia los medicamentos. Ha vuelto a saborear la Vida, ha recuperado su confianza en ella misma. Me confesó unos cuantos años después que, evidentemente, algunas noches, le costaba encontrar el sueño. Sin embargo, conociendo por experiencia los efectos secundarios de toda medicación, persiste en su negativa a volver a recurrir a ella.

propuesta

resultará

más

eficaz

que

cualquier

sedante:

¡reacciona!

¡gestiona

Miles de personas dependientes de pastillas, como por milagro, han visto cómo sus vidas cambiaban. Cuidando la calidad de sus noches de sueño natural, viven durante el día en un estado de consciencia de sus pensamientos constructivo y cambian de este modo todas sus vibraciones para estar en sintonía óptima con la ley de la atracción. ¡La felicidad, en una palabra!

Bromas

¿Podemos tomarnos a broma cualquier cosa? ¡no! Hay que prestar mucha atención a todo lo que decimos. No podemos hablar por hablar, contar cualquier cosa. Cada palabra que pronunciamos emite su propia energía, ya sea de forma consciente o inconsciente, ya sea para reír o con la mayor seriedad. El Universo no piensa, no reflexiona y no analiza, da por auténtica la vibración emitida por la palabra pronunciada. Es más, devuelve sistema- ticamente la energía vibratoria.

Si contamos una historia con intención humorística, si contamos un chiste, aunque el Universo no piense, la energía emitida será muy distinta. Ésta tiene por objeto provocar la risa. Así pues, el emisor utiliza palabras con baja frecuencia vibratoria cuyo retorno queda automáticamente anulado. Dado que el propio emisor tiene energía por el mismo, sus vibraciones están en armonía con sus intenciones. Por lo tanto, siguen siendo máximas para el narrador.

Aunque el Universo no tenga sentido del humor, percibe las vibraciones del narrador de una forma diferente. Afortunadamente para él.

Calumnia

Comportamiento que ataca la fama y el honor. Resulta excesivamente fácil inventar de cabo a rabo un guion construido sobre un juicio falseado por las emociones, sabiendo perfectamente que estamos atacando la fama de alguien con el fin de destruirlo. ¡Pura maldad!

Cada uno tiene derecho a sus opiniones. Una calumnia no es una opinión, es una invención. Tu fértil imaginación puede herir, por simple crueldad.

¿Te parece sinceramente que es justo y honesto actuar de este modo?

Con respecto a los demás pensamientos malsanos y en base a la comprensión de la ley de la atracción, ¿no tienes miedo de ser tú también algún día víctima de una calumnia? i Cómo te defenderás?

No sé quién dijo que el silencio es oro, pero tenía toda la razón. Entonces, ¡cállate!

Celos

Las personas que experimentan este sentimiento limitan su generosidad hacia los demás. Se recrean continuamente con el pensamiento sobre los logros de sus prójimos y olvidan sus propios objetivos para idealizar los de los demás. Los celos constituyen un reflejo razonable. Analizar una situación con el fin de posicionarse no tiene nada que ver con los celos ni con un juicio temerario. Por el contrario, puede convertirse en una herramienta de motivación con el fin de mejorar algunos factores de tu personalidad y aumentar tu tasa vibratoria.

Los celosos enfermizos resultan destructivos para su entorno. Desgraciadamente, mantienen juicios ambiciosos. A menudo, sus comentarios sobre una determinada persona determinado asunto sin sinónimos de maldad.

Es muy fácil reconocer a las personas celosas. Sus vibraciones son negativas, sus reacciones autoritarias y sus labios tensos. El tono de su conversación es dictatorial.

Los celos los obsesionan, corroen su estado mental. Con sus incesantes críticas en el día a día, estas personas crean la impresión de ser superiores o mejores que las demás. Las personas celosas viven en su propio universo. Se destruyen, se encierran en sí mismas y sus juicios se limitan a las críticas malsanas y enfermizas.

Si formas parte de esas personas a quienes los celos ocupan la mente y alteran la personalidad, ataca este sentimiento con seriedad. Hasta el día de hoy, quizás no eras consciente de que era la causa de tu falta de éxito. El tiempo que pasas observando a los demás ralentiza tu progresión mediante vibraciones de bajo nivel. Deja de acariciar lo negativo y reconoce las grandes cualidades de tus semejantes. Admite con sinceridad su felicidad, su suerte, su talento. Deja de comportarte como un crítico. Debes ser un juez. Un juez honesto y justo.

Experimentarás un gran sentimiento de orgullo durante tus primeros combates y sobretodo un sentimiento de liberación. Sigue trabajando sobre ti mismo y sentirás admiración por la extraordinaria persona que eres.

Cobardía

No hay nada tan feo en un hombre como la cobardía. En mi opinión, no hay nada más bajo. Significa carecer de dignidad, de amor propio, no quererse a sí mismo. ¿Cómo es posible vivir con la consciencia llena de remordimiento y de reprobación por la cobardía cometida? Una vez más, es el saboteador quien ha influenciado al autor del pensamiento en detrimento de una víctima. Oscarsustituye la cobardía por la culpabilidad y asunto resuelto. ¡Falso! Es la consciencia del débil la que actúa de este modo. Pero un hombre, un hombre de verdad, una persona valiente quedará marcada por su falta de valentía o por su incapacidad para actuar.

Si en el momento presente estás viviendo con esta obsesión en mente, significa que

conoces la causa y el motivo de tu debilidad. Perdónate a ti mismo y deja de alimentarte de reproches con el fin de volver a posicionarte en las vibraciones superiores.

Competitividad

Es una energía que circula en los estudios, en el deporte, en los negocios y en las demás esferas de la vida privada y que se convierte en vibración negativa cuando el tema en competición está motivado por malos sentimientos. Tomemos el ejemplo de una pareja en la que los ingresos de la mujer son netamente superiores a los de su marido. Esta situación provoca discusiones frecuentes y desastrosas entre ellos, conflictos provocados por la necesidad de dominación del hombre, por su actitud de desprecio hacia los éxitos de su mujer. Está claro que ninguna pareja podría resistir mucho tiempo las tormentas provocadas por una acumulación de vibraciones negativas.

Y es más, según la frecuencia y la intensidad de las tormentas, la tasa vibratoria

alcanza sus niveles más bajos y hace que la relación peligre. La competición entre cónyuges es ladina. Hay que desconfiar de ella, pues con el tiempo acabará por anular todos los sentimientos de amor. Lo que lleva frecuentemente a la separación.

La competición alimentada por el deseo de superación es una competición sana. La competición motivada por la envida o por el orgullo puede ser nefasta. Indaga pues lo que te motiva. ¡gestiona tus pensamientos!

Crítica

La crítica objetiva estimula las energías y dinamiza nuestra progresión hacia el éxito. Sin embargo, la crítica negativa rebaja la tasa vibratoria y perjudica considerablemente la evolución del emisor. Hay personas que lo critican todo por sistema. Se pasan la vida recriminando. Nunca están satisfechas por su situación y siempre tienen algo que criticar. Eternas insatisfechas, siempre están refunfuñando. De esta forma, desgraciadamente, mantienen su tasa vibratoria a un nivel bajo.

La crítica está vinculada al juicio de valor. Cuidado con la forma en como juzgas a los demás. ¿Proyectas una mirada impregnada de sabiduría para mejorar una situación? En el trabajo, por ejemplo, ¿lo único que persigues es perjudicar a la persona, cogerle su puesto o lograr que la despidan?

Si juzgas de forma malsana, severa y destructiva, serás juzgado de la misma manera.

Nadie se salva de la ley de la atracción.

Cuando asumes un cargo de responsabilidad, forma parte de tu cometido juzgar la calidad del rendimiento del personal. Tu tasa vibratoria no se verá modificada. La crítica emitida para mejorar una situación relacional, profesional o de otro tipo permite mantenerte igualmente con vibraciones óptimas. En un contexto de perjuicio, sin embargo, atraerá como retorno unas vibraciones negativas.

Crueldad

En general, pensamos que la crueldad, en el sentido amplio de la palabra, es algo propio de las guerras. Sin embargo existe mucha más crueldad de la que cabría imaginar en la vida de cada persona en su faceta de cónyuge, padre, hijo. ¿Y qué decir de la que imponen a sus padres mayores algunos hijos? ¿es posible?

Desgraciadamente, la crueldad existe y siempre causa una o varias víctimas. Alguien que sufre, alguien débil e indefenso, que se deja frecuentemente manipular para comprarla paz. La crueldad mental es insidiosa. Puede pasar mucho tiempo antes de que nos demos cuenta de que somos crueles. Mientras la víctima no manifiesta su gran sufrimiento, podemos llegar a herirla hasta tal punto que la relación quede destruida. También puede transcurrir mucho tiempo hasta que nos demos cuenta de que estamos siendo víctimas de algún tipo de crueldad. Tan sólo tomamos consciencia de ello en el momento en que ya no podemos aguantar más. Con los sentimientos destruidos de esta forma, el corazón herido intenta recobrarla paz.

La maldad es pariente cercana de la crueldad. Detectamos rápidamente a una persona mala porque lo es con todo su ser, ya sea por sus palabras, sus actos, sus juicios, en suma por todo. Sus ideas son siempre retorcidas, negativas sobre todo, sólo es capaz de ver el lado malo de la gente, nunca el bueno. Avara de cumplidos, los sustituye por palabras ofensivas. Suele despreciar a los demás.

Creo que tenemos una inclinación natural hacia la maldad. Esta inclinación no se debe exclusivamente a la educación, aunque procede en parte del entorno familiar y de la educación que hemos recibido, evidentemente. Pero son muchos más los malvados que se han ido formando como tal. Al hablar de maldad, no estoy hablando de delincuencia, me refiero a la gente de a pie que, a través de sus actitudes, se comporta de forma ruin. Inconscientemente, están perjudicando su tasa vibratoria. Es la ley de la atracción.

Culpabilidad

En general, la mujer suele sufrir mucho más por la culpabilidad que el hombre. Carga fácilmente con todo lo que transcurre en la célula familiar, todo es culpa suya. A menudo, por su educación, el hombre deja que la mujer acepte esta responsabilidad, al tiempo que él le impone sus leyes. No le queda otra opción que mostrarse sumisa.

Los tiempos han cambiado. La mujer no es tan dócil como antes. Muchas de ellas asumen su carrera y delegan en el marido una parte de la educación de los hijos, que soy hoy una responsabilidad de la pareja.

Pero la culpabilidad no es una carga exclusiva de las mujeres; forma parte integrante de la personalidad. ¿Estás obligado a ser el chivo expiatorio de toda la gente que te rodea? En casa como en el trabajo, ¿por qué lo aceptas siempre todo sin decir nunca nada? ¿Para qué te quieran? ¿Por qué tienes miedo?, para evitar salir perdiendo, para atenuar una

Poco importa el motivo, crees que es la solución. Pero te equivocas. Y lo que es

peor, disminuyes tu tasa vibratoria.

Ya sea por educación, por obligación o por espíritu de sacrificio te entregas como víctima propiciatoria de todo tipo de abusos: abusos sociales, abusos matrimoniales, etc. Sufres traumas psicológicos que te infravaloran, tu tasa vibratoria se resiente.

Para entender correctamente el sentido de la culpabilidad y hasta qué punto te ves influenciado por este condicionamiento mortal, evalúala. Coge un folio y realiza un listado con todo lo que asumes como carga psicológica, ya sea presente o pasada, que obsesiona tu memoria y te hace sufrir.

Sin juzgar ni excusar, entrega a quien corresponda la responsabilidad de sus actos. Si la situación es resultado de un error humano, perdona. Si se debe a una incidencia de la vida o del destino, como algunos creen, acéptala. Si la has provocado por debilidad o ignorancia, reconócelo. Todo ello con el fin de mantener tu tasa vibratoria a un nivel elevado.

Egoísmo

Coloca el egoísmo entre los elementos negativos, porque disminuye la tasa vibratoria y perjudica su evolución. La persona egoísta experimente un apego excesivo hacia sí misma. Egoísta por sus pensamientos, egoísta en todo: amor, actitud, mentalidad

Es muy difícil relacionarse con personas egoístas porque este tipo de comportamiento se contrapone a un principio vital: el amor, el don de uno mismo. Es fácil observarlo en sociedad, ya que los egoístas suelen tener muy pocos amigos. Tan sólo unos conocidos y algunas relaciones superficiales amueblan su vida. Los contactos con los demás son limitados por culpa de ellos. Mentalmente, viven encerrados en su pequeño mundo. ¿Siendo así como pueden manifestar en algunos casos una gran generosidad? Si lo hicieran, sería siempre a cambio de una compensación.

Los egoístas no conocen la gratuidad. Lo calculan todo. ¡Me permito una nota de humor añadiendo que gestionan muy bien su pensamiento, ya que para ellos gestionar supone ante todo calcular! Son unos aprovechados. Por cualquier medio, conseguirán manipularte con el fin de proteger sus intereses, en detrimento de los tuyos.

Envidia

La envidia es un sentimiento de tristeza, de irritación y de odio. Conozco a alumnos en quienes este sentimiento es tan fuerte que van dando tumbos desde hace mucho sin saber por qué. Todos los éxitos, toda la felicidad y la alegría están gestionados por el pensamiento. Para ellos, la gestión se limita a la obsesión de cuestionar a Dios, el Universo o cualquier otra cosa:

situación

Por qué, por qué, por qué

¿Por qué todo parece fácil para ellos?

¿Por qué ellos y su familia no están nunca enfermos?

¿Por qué les sale el dinero por las orejas? Tienen mucho más de lo debido, deberían compartirlo con nosotros.

¿Por qué siempre son tan felices?

¿Por qué sus hijos son tan buenos en todo mientras que los míos no destacan en nada?

Siempre están al tanto de lo que ocurre en casa de sus vecinos. Sienten resentí- miento hacia ellos, les reprochan la facilidad de sus vidas, su éxito. Cuando se miran a sí mismos, tan sólo ven el aspecto negativo y deprimente de sus vidas.

A esta persona le grito: «¡ocúpate de tus asuntos!» Basta ya, estás perdiendo el

tiempo intentando saber por qué, intentando entender por qué los demás tienen lo que tú no tienes. Tu vida es deprimente porque la vives a expensas de los demás. Tus sueños son impersonales y tus ambiciones resultan inaccesibles. No encontrarás nunca una solución si estás siempre pendiente de uno de sus semejantes».

Sé que no es fácil, ni mucho menos, cuando nos hemos pasado la vida en las garras

de la envidia. Cambiar ahora parece posible para los demás, pero no para ti. La envidia es como un germen cancerígeno que se va desarrollando. ¿Te has parado a pensar por un momento como será tu vejez? Serás una persona amargada, frustrada, malintencionada y

desagradable. Vivirás en la amargura del pasado, de un pasado inútil porque lo habrás vivido en desacuerdo con la grandeza del alma y la magnanimidad. Tus vibraciones se mantendrán a un nivel bajo y te instalarás en el malestar.

Ocúpate de tus asuntos, deja inmediatamente de compararte con los demás y empieza a valorar la maravillosa persona que tú eres. No olvides que toda tu vida depende de tu modo de pensar. Al emprender ahora este trabajo sobre ti mismo, el fruto de tus esfuerzos será la HERENCIA de tu jubilación.

Estrés

Existen dos formas de estrés. El estrés positivo desempeña un papel estimulante, proporciona la adrenalina que te motivará para que te realices como persona. Tonifica la personalidad, te infunde el valor necesario para perseverar en tus ambiciones y dinamiza la ley de la atracción.

El estrés negativo es el promovido por el saboteador. Experimenta un placer malsano

proporcionándote constantemente pensamientos negativos que, reconozcámoslo, son mucho más fáciles de gestionar. Una de las mayores causas del estrés, reside en que no nos ocupamos lo suficiente de nosotros mismos. Demasiado a menudo, el trabajo domina nuestra vida. Cuando salen del trabajo, muchas personas se llevan con ellas sus responsabilidades, sus preocupaciones, sus problemas y todos los demás agobios relacionados con éste. Son incapaces de desconectar.

Existen varios caminos para combatir el estrés. Pero poco importa el que elijas, siempre te conducirán a la base, es decir a La Gestión Del Pensamiento .

Oscarutilizará todos los medios a su alcance para que te desvíes de tu objetivo, consistente en vivir con calma y serenidad. Si aplicas este método con perspicacia, tu estrés se convertirá en un elemento del pasado.

Yo también acuso las tentativas de mi saboteador Oscar, pero no dejo que se salga con la suya. Poco importa la situación, guardo el control.

Adopta esta actitud: yo soy el productor, el director y el guionista de la película ¡Mi

vida!

Vuelve a leer esta última frase y reflexiona, verás cuantas situaciones de tu vida cambiarán. Toma consciencia de que eres la persona más importante.

La psicoterapia, la asistencia psicosocial, las diversas aproximaciones globales al cuerpo y a la mente y La Gestión Del Pensamiento te ayudarán a descubrir el origen de tus males. La meditación (vivir en silencio), el yoga y el thai chi propician la relajación del cuerpo y de la mente, liberan a ésta de las preocupaciones y reducen los efectos secun- darios de los que ya hemos hablado.

Un estudio realizado por la escuela de medicina de Arkansas demuestra que la meditación ejerce un efecto directo sobre el sistema inmunitario.

Falta de confianza

Personalmente, opino que la falta de confianza es la enfermedad del siglo. Resulta dramático ver a tantas personas afectadas por esta tara. Es una vez más el SABOTEADOR, que no deja indemne a nadie, quien va a aprovecharse de la debilidad de algunos para controlar sus vidas.

Al utilizar las energías y al reconocernos el derecho de triunfar y de tener éxito, aceptamos un compromiso con nosotros mismos. A mucha gente le da miedo el éxito. El éxito es algo muy exigente. Supone perseverancia, tenacidad, esfuerzos y muchas veces sacrificios. Se atribuye el éxito a la suerte. Lo que corresponde a sólo una parte de la verdad. Pero la suerte no le toca al que no tiene confianza. ¿Por qué? Pues sencillamente porque no la cogerá nunca, ya que no tiene confianza en él.

En mi opinión, la facilidad no existe en la vida. Hay que armarse de una buena dosis de confianza para realizarse plenamente. Con el Universo y una buena gestión del pensamiento, todo es posible.

Transmite este concepto a tus hijos. Es preciso felicitarles, reconocer sus valores y sus éxitos. Evita criticarlos constantemente, juzgarles severamente, tienes que darles la oportunidad de demostrarte y demostrarte a ellos mismos todo el potencial que está en ellos. No dudes de sus capacidades, de su personalidad. ¿No tienes confianza en la educación que les has dado?

Aunque algunas veces determinadas cosas no te parezcan razonables, vivirán sus propias experiencias, tal como lo hiciste tú. ¿Quién no ha cometido errores?

En conclusión, para conseguir gestionar correctamente nuestra vida, es preciso ante todo gestionar nuestro pensamiento. Dejar de practicar este entrenamiento un solo día supone caer en nuestros viejos esquemas de pensamiento. Te quedas estancado o vas hacia atrás, lo que retrasará la obtención de tu objetivo.

Para ganar, ante todo hay que pensar, después gestionar, tras lo que, a modo de conclusión, ganarás. No podemos invertir las etapas, es una regla fundamental.

Sé que muchas personas saltan enseguida a la conclusión: ganar. Te darás cuenta que no basta con aplicar unas cuantas formulas o alcanzar unos cuantos objetivos para conseguir lo que quieres.

Funciona sin lugar a dudas, pero para un éxito constante, para vivir con la euforia de la felicidad, las experiencias parciales no son las que te permitirán alcanzar la beatitud.

¿Por qué renunciar a este derecho afrodisíaco cuando la fuente originaria está en ti? Eres el único que puede contestar a esta pregunta.

Me he puesto por obligación incitarte a lo largo de esta obra a pensar y a gestionar. ¡Ahora, ya puedes cosechar lo sembrado! Al transformar tu sistema de pensamiento, elevarás tu tasa vibratoria y atraerás únicamente la felicidad. Estarás orgulloso de ti mismo, ya que tendrás confianza en ti. En lo que a mí respecta, sigo con mi entrenamiento diario ya que por nada del mundo quisiera perder mi bienestar.

Humillación

Humillar a una persona consiste en permitirte un gesto que nadie tiene derecho a realizar, independientemente de las circunstancias. Pese a todas las penas y al resentimiento posible, resulta inadmisible adoptar este tipo de actitudes con el otro. Al hacerlo, el emisor rebaja su tasa vibratoria y perjudica su evolución.

El individuo que utiliza la humillación para saciar su sed de venganza es un ser pequeño en pensamiento y en energía. Irá dando tumbos por la vida mientras no cambie su manera de actuar. Se trata de una persona muy desgraciada que intenta llamar la atención para ocupar un lugar en la sociedad o entre un grupo de amigos.

Ser la víctima de este tipo de individuos es muy triste. ¿Qué hacer?

Te propongo una fórmula que cambiará todas las energía negativas en energías positivas y hará que cesen todos los comentarios negativos de forma inmediata.

Universo infinito, todos los pensamientos y las palabras negativas vuelven a su emisor en forma de energía de amor inmediatamente.

Te sorprenderán los resultados. Además, te mostrarás sereno frente a esta persona y ningún pensamiento negativo referido a él te pasará por la mente.

Un día, tres hermanas se encontraron presas de la magia negra. Al ser víctimas del mal de ojo, veían como su negocio corría el riesgo de arruinarse. Presas de pánico, se pusieron en contacto conmigo y en cuanto aplicaron esta formulación, se acabó todo. El negocio volvió a funcionar casi desde ese mismo día.

Todo es cuestión de energía. Cuando devolvemos a su emisor estas vibraciones con otra energía, su actitud a la vez que su comportamiento se transforman inmediatamente y entonces no le quedan ni las ganas ni el deseo de perseverar en sus maleficios.

Impaciencia

Al igual que la cólera, la impaciencia es impulsiva. Esta reacción está suscitada por una sobrecarga de elementos negativos. Has olvidado o dejado de gestionar tu equipamiento mental y así es como el engranaje se ha alterado.

Para ti, nada va lo suficientemente rápido. Todo está relacionado. Si estás bien contigo mismo, si estás tranquilo y relajado, entonces tienes paciencia. Cuando todo se complica pero reaccionas dejando que tus pensamientos suavicen tu temperamento, entonces embelleces tu personalidad. ¿Te has dado cuenta ya que todo está vinculado mediante una relación de causa efecto? Los pensamientos interactúan en ti en varios planos:

Actitud;

Estado mental;

Estado de ánimo;

Carácter;

Temperamento;

Personalidad.

Desde un buen principio, te he hablado en varias ocasiones de las fuerzas motrices de tus pensamientos. Al descubrir la complejidad del mecanismo, habrás pensado que debe resultar bastante arduo emprender este proceso y que debes trabajar sobre todos los puntos que conforman el conjunto de características del ser humano con el fin de aprender a gestionar tus pensamientos. Pues no es así. Es todo lo contrario. Ya que si gestionas tus pensamientos:

Tu actitud cambia;

Tu estado mental se equilibra;

Tu estado de ánimo resulta placentero;

Tu carácter se suaviza,

Tu temperamento se armoniza exteriormente con tu interior;

Tu personalidad cambia.

Al trabajar sobre la calidad de tus pensamientos, estarás trabajando sobre ti mismo y tu tasa vibratoria mejorará. Así lo establece la ley de la atracción.

Ya no llevo la cuenta de la cantidad de comentarios elogiosos que he recibido gracias a la técnica de La Gestión Del Pensamiento , pues han sido muchísimos. Entre todos estos comentarios, existe uno en particular que me ha permitido darme cuenta de los beneficios de esta técnica.

El señor Jean-Marie Nantermans, de Bruselas, me dijo que la Gestión del Pensamiento es comparable a un bisturí, mientras que los demás métodos de crecimiento se asemejan más a un cuchillo de cocina.

Inferioridad

Dicen que algunos pecan por sentirse superiores mientras que otros padecen un complejo de inferioridad. En una persona, la superioridad va siempre aparejada al orgullo y la inferioridad a la mediocridad. Esta correlación no está quizás recogida en los diccionarios, pero este es el sentido que cobra esta palabra en la vida real.

El saboteador se encarga del débil matando de algún modo toda la confianza que

pudiera tener en sí mismo. Ralentizará permanentemente su realización en todos los planos.

», etc. Siempre

tiene esta frase negativa en la cabeza, rebajando la tasa vibratoria de la ley de la atracción.

En muchos casos, la causa tiene que ver con la educación recibida. En vez de dar ánimos, felicitar, los padres le reñían por cualquier motivo, evitando la más mínima muestra de reconocimiento. El niño creció soportando que lo llamaran con una cantidad de apodos humillantes y ridículos. Sus padres, que puedo calificar de irrespetuosos, mataron el amor del niño hacia sí mismo.

«no eres capaz de

no eres suficientemente bueno

mayor

fuerte para

Convertido en un adulto, quedará marcado por esta falta de confianza. ¡Qué pena!

Inquietud

La inquietud puede llegar a ser mortífera. La cantidad de inquietudes que habita nuestra mente es el espejo de nuestras angustias, nuestras ansiedades, nuestros temores, etc. La vida, para nosotros, no representa únicamente grandes sacrificios o una serie de crisis tumultuosas, sino más bien una eterna continuidad de «pequeñas cosas».

, afrontar grandes tempestades porque ha aprendido a controlar el mecanismo de su pensamiento. En cambio, también hay personas que, ante un simple principio de tormenta, se ven corroídas por la inquietud y se montan toda una película con su desdicha. Inconscientemente, van quemando su energía constructiva mediante pensamientos negativos y viven plenamente el drama de sus inquietudes, rebajando de este modo su tasa vibratoria.

Hay gente que es capaz de sobrevivir a las duras pruebas de la existencia

de

No seas más una de esas víctimas; existen soluciones. Te indico cinco formas de defenderte contra las inquietudes y sobre todo de eliminarlas de tu vida cotidiana. Las inquietudes te amargan la existencia y te impiden vivir la felicidad en presente, con calma y serenidad.

Afronta los problemas.

Agrupa los hechos.

Acepta los consejos.

Busca una solución.

Pon en marcha esta solución.

Ante las situaciones con elementos inquietantes, todo es cuestión de aprendizaje. Conservar el optimismo, creer y hacer todo lo que está en tu mano para transformar el presente en un futuro mejor mediante tus pensamientos te otorgará la energía que necesitas para transformar tu futuro.

Es la única forma de actuar. Amargarse con pensamientos negativos supone preparar un futuro que será el reflejo de éstos, y por lo tanto triste y aburrido. Pero con unos pensamientos bien orquestados, los resultados serán diferentes: un futuro apasionante y una calidad de vida conforme a la que hemos elegido. ¿Por qué empecinarse en gestionar siempre lo negativo y en ver la vida de color negro, cuando mediante el pensamiento tenemos todos en nuestro interior medios para realizarnos plenamente como personas?

Hoy es el único día que tienes por vivir. No lo conviertas en un infierno físico y mental a causa de las inquietudes por el futuro y torturándote por el error que cometiste “ayer”. Deja de vivir a crédito a cuenta del futuro, es un mal negocio.

Inseguridad

La inseguridad desmonta tu evolución, desequilibra tu salud mental hasta el punto de hacerte perder el control de la situación. La inseguridad participa en muchos aspectos del día a día: emotivo, sanitario, financiero, profesional y relacional. Oscar siembra dudas en tu mente sobre un tema que te preocupa y así es como entras en una fase de inseguridad.

Con todas las herramientas que tienes a mano, estarás en condiciones de verlas venir y de coger el toro por los cuernos, de conservar la confianza en ti mismo y de pasar a la acción. Mientras estés en un estado mental de inseguridad, tan sólo generarás situaciones

turbadoras que destruirán tu futuro. La inseguridad es como las demás afecciones; debes vigilarla continuadamente y prestar atención a ti y a tu mente consciente con el fin de mantener una buena tasa vibratoria.

Manipulación

Todos somos manipuladores y todos somos manipulados. La manipulación desempeña un papel extremadamente delicado en las relaciones entre individuos. Algunos tienen un carisma irresistible y se sirven de éste al máximo, manipulando. Los más débiles, en cambio, se dejan manipular. Solemos pensar que la manipulación es cosa de políticos, de jefes y de ciertos cabezas de fila.

¿Pero acaso no has manipulado alguna vez a tu pareja, o a otra persona con una finalidad muy concreta? ¿Realmente no lo has hecho nunca? Existen varias formas de manipular al otro; la relación amorosa ofrece un terreno privilegiado para este tipo de gimnástica.

Hay muchas formas de manipular. No enumeraré aquí todas las estrategias posibles. Abordaré únicamente el tema del amor. ¿Has pensado alguna vez que, a menudo, utilizamos el amor para doblegar al otro? Existen varias formas de actuar pero, invariablemente, jugamos con las vibraciones del otro. Cuidado con la ley de la atracción.

La amabilidad puede convertirse en una manipulación cuando la utilizas para obtener un favor del otro o incluso para que te perdone una tontería. En estos casos utilizas todas tus armas para alcanzar un fin. La amabilidad calculada, intencionada, constituye un abuso de poder sobre el otro.

Actúas con delicadeza para influir sobre tu pareja o bien para obtener una respuesta favorable. Muchas personas débiles se sienten constantemente manipuladas. Es cierto que, en el ámbito relacional, la manipulación desempeña su papel. En la relación amorosa, diría que es precisamente en nombre del amor y por amor cuando la debilidad ocupa el sitio que le corresponde a este sentimiento compartido. Cuando la manipulación forma parte del programa de nuestra relación amorosa, ésta empieza a apagarse.

Desgraciadamente, demasiado sensible a las vibraciones, tu corazón acepta que lo manipulen para preservar el amor. ¿Pero no es ante todo por facilidad por lo que aceptamos convertirnos en el juguete del oportunista?

El sexo es el acto que muy a menudo alimenta una relación. Aceptas o das a cambio el placer para satisfacer una necesidad física y psicológica. Sin embargo, en el fondo, puede existir un elemento manipulador que domine la relación. El aprovechado ejerce sobre el otro una presión moral para alcanzar el orgasmo, su satisfacción personal. El débil acepta mediante sumisión los placeres del juego.

Todos nosotros somos manipuladores, dominantes y en algunos casos nos domina la debilidad. Las circunstancias quieren que adoptemos alternativamente el papel del fuerte o del débil. Te puedes sentir culpable por tu debilidad cuando te sientes desposeído de tus propios valores y cuando tus expectativas se ven decepcionadas por el comportamiento de tu pareja.

En la pareja, la comunicación es el elemento esencial. Pero por muchos esfuerzos que se hagan, puede llegar a reinar una ausencia total de escucha del otro. ¿Cómo expresar

nuestra pena y nuestro sufrimiento cuando el otro no nos escucha? La solución: el enfurruñamiento.

El enfurruñamiento es el comportamiento del débil, mientras que la indiferencia es propia del manipulador. ¿Nos enfadamos para transmitir un mensaje. ¿Cuál? El que corresponde a un corazón herido que sufre en silencio. Esperamos que el otro acabe por entender y por cuestionarse. ¡Qué va! Está ciego o incluso la situación le conviene ya que, de este modo, la discusión está cerrada. Pero el problema persiste.

El periodo de bronca puede variar de unas horas a unas semanas. La gravedad del rasguño que ha provocado la pena determina la duración. También resulta determinante la insensibilidad del otro, que acentúa las tensiones y aumenta su duración. Vivir en este ambiente supone autodestruirse y rebajar la tasa vibratoria -¡una vez más la ley de la atracción!- volviéndonos inconscientemente todavía más manipulables.

La indiferencia consiste en una arrogancia provocadora que acentúa la batalla entre dos personas. El provocador rebaja su tasa vibratoria. A menudo muy sensible interiormente, el indiferente actúa de este modo para salvar las apariencias y sobre todo para conservar el control de una situación que él ha provocado. En el fondo, es un sensible que sufre tanto como el otro del desgarro.

El dinero es una energía que hay que saber dominar. Es una energía de alegría, de felicidad, pero igualmente de insatisfacción, de pena, de negociación, de estrés y de manipulación. En la pareja, esta energía suele ser causa de discusiones tormentosas, porque uno u otro la utiliza como argumento desfavorable en vez de buscar una solución.

Utilizamos el dinero para obtener un favor, estudiamos la situación, aprendemos a dominar el juego y pasamos a la acción. El poder del dinero es una triste realidad que destruye muchas veces la armonía de una relación. En algunos casos puede ser un elemento de competición en la pareja.

Desgraciadamente, es preciso recalcarlo, hay mujeres que buscan un hombre con ingresos elevados con el fin de garantizarse un cierto confort y una calidad de vida superior a la media. También hay hombres que aprovechan su dinero para abusar de las mujeres.

En una determinada época, sobre todo las mujeres, utilizaban las lágrimas para manipular, algo que sigue existiendo en la actualidad. Unas cuantas lágrimas y se salían con la suya. La pareja o los niños cambian de actitud para no causar dolor. El problema sigue sin resolverse, ha sido camuflado detrás de un mar de lágrimas evitando de este modo profundizar en el asunto mediante una buena discusión.

Maledicencia

Una verdad que uno debe guardar para sí, que no debe repetir. Una experiencia vivida personalmente, que debes guardar para ti. Los chismorreos son la fruta prohibida del juicio. Con tus cotilleos corres el riesgo de envenenar una situación, que a menuda cobrará proporciones dramáticas, según los casos. ¡Cuidado! Resulta demasiado fácil contar chismes, aporta picante a las conversaciones en detrimento de los demás. Estoy convencido de que tienes muchos otros temas interesantes para llenar tus conversaciones sin destruir la reputación del prójimo.

No olvides que cuando hablas mal de alguien, existe una energía que incita a los demás a hablar de ti. Es más, tu tasa vibratoria recibe la influencia de los pensamientos que emites así como la de los que emiten los demás sobre ti. ¿Recuerdas la ley del retorno? No te sorprendas si te llegan chismorreos sobre tu persona.

La maledicencia es siempre negativa. Los comentarios positivos siempre son agradables para compartir y escuchar. La ley del retorno es válida en los dos sentidos, negativo u óptimo.

Malos hábitos

Los malos hábitos constituyen formas de actuar individuales y reiterativas. En la práctica, habrás reconocido, en ti así como en otros, uno o varios hábitos perniciosos.

En resumidas cuentas, un mal hábito es todo aquello que resulta excesivo. Por ejemplo: en la cocina, si hay unas cuantas frutas sobre la encimera, un pequeño montón de facturas, vajilla sucia en la pica, no es desorden sino una cocina llena de vida (¿?).

Vivir entre el desorden sería pues una cocina en la que hay una pila de platos sucios por lavar y un montón de cosas por ordenar. El espacio vital queda tan reducido que te pone malo. Un desorden de este tipo reduce tu tasa vibratoria, ya que está automáticamente en desarmonía con las buenas vibraciones que la ley de la atracción exige.

Los malos hábitos reflejan un desorden interior. El exterior es el espejo del interior.

En los adolescentes, está de moda vivir en una habitación o tener un estudio totalmente desordenado. Es normal ya que se sienten perturbados por su futuro. Su interior está a todas luces alterado, del mismo modo que su entorno.

También existe lo que yo llamo el desorden cinematográfico, en el que el adolescente domina el caos de su entorno. Todo lo que se encuentra en sitios destinados a guardar las cosas, tales como la cómoda, el armario, la mesa de trabajo está siempre ordenado. Por el contrario, el aspecto externo de la habitación sigue siendo caótico. De hecho, su entorno representa el aspecto social de sus relaciones. Va a casa de unos y de otros y si su entorno no está en consonancia con sus amistades, se producirían desencuentros. Algo que él no quiere. Actúa pues de este modo por instinto. Que los muebles donde guarda las cosas estén ordenados demuestra que está bien, interiormente.

Sé que el desorden de los adolescentes provoca muchos quebraderos de cabeza a los padres, convirtiéndose a menudo en una fuente de conflicto. Me permito darte un consejo:

respeta su espacio, cierra la puerta. Acepta que es algo que forma parte de su evolución y te quedarás en paz contigo mismo.

Miedo

Con el miedo, dejas de vivir. Funcionas a un ritmo ralentizado que neutraliza la confianza en ti mismo. Pierdes la autonomía de tu personalidad. Dominado por el miedo, tu mente está expuesta a las vibraciones nefastas de un pánico exterior.

El miedo es una toma de consciencia amenazante frente a una situación de conflicto. Es incontrolable porque aplicamos al miedo imaginario la sensación física del aconte- cimiento anticipado. Lo extrapolamos a nuestro día a día o puntualmente a un aconte- cimiento que desencadena esta sensación física desagradable. Por ejemplo, cuando tienes

que tomar un avión, utilizar un ascensor, atravesar un puente, alimentas tu mente mediante la imaginación creando de cabo a rabo el peor de los escenarios posibles: el avión se estrella, el ascensor se avería, te quedas encerrado a oscuras, el puente se hunde.

Proyectamos lo peor mediante la imaginación. ¿Quién es el responsable de esta película imaginaria? Tú, porque has perdido el control sobre tus pensamientos y porque el saboteador lo ha recuperado inmediatamente para asumir el mando con sumo placer.

También existe el miedo alimentado por el temor. Este temor que, en mi opinión, resulta muy dañino porque genera en pensamientos la posibilidad de una desgracia por venir. Miedo a caer enfermo, miedo a perder el trabajo, miedo a sufrir un accidente. Quizás te des cuenta ahora de que quien creó primero, mediante el pensamiento, algunos de los acontecimientos que has vivido fuiste tú.

El sentimiento de miedo puede provocar una sensación física con vibraciones tan fuertes que, a menudo, provocan inmediatamente el resultado temido. Y la causa inconsciente de todo ello eres tú, porque has perdido el control sobre tu mente.

Si formas parte de esa gente que sufre este tipo de fobias, aprende a controlarte analizando con lógica el objeto de tu miedo. El avión es el medio de transporte más seguro. Los ascensores son inspeccionados periódicamente, en aplicación de la normativa en vigor. Son muy pocos los puentes que se derrumban. No te dejes dominar por el aspecto de una situación. Por el contrario, reflexiona, analiza, y con ello le ganarás la partida a tu saboteador.

También está la obsesión, es decir el hecho de estar obsesionado por un pensamiento, por ejemplo, el miedo a morir, a caer enfermo, a encontrarte solo en la vida. Diría que estos miedos son pensamientos casi continuos que obsesionan la mente y paralizan nuestra evolución.

Los miedos no se crean siempre de forma imaginaria. También pueden ser suscitados de palabra por alguien. Grabados en la mente consciente, el pensamiento inicia entonces una carrera desbocada para desencadenar el proceso.

También está el miedo físico, que responde exactamente a la misma lógica. El miedo incontrolable a un animal es un ejemplo perfecto. Alguien que tiene miedo a los perros atrae a estos animales y cuando más miedo tiene, más se le acercan. El miedo que experimentas al ver a un perro desencadena automáticamente en ti una vibración que el animal percibe. Reacciona bajo el efecto vibratorio de tu persona. Se pone a ladrar, gruñe, enseña los colmillos y puede llegar incluso a saltarte al cuello. Te avisa de tu miedo y éste aumenta, al igual que las vibraciones que lo acompañan. De este modo, prosigue su reacción hasta atacarte.

Si no hubieses visto al perro, no se habrían producido las vibraciones. El perro no se habría sentido atraído. Este miedo ha sido creado en tu mente, ¿no es así? Debes darte cuenta de que todas las vibraciones de tu mente producen los mismos efectos a tu alrededor.

Algunas personas tienen miedo de los mosquitos o a los ratones. Reaccionan con miedo y repulsión delante de un animalito que les parece terrorífico. No es que tengan realmente miedo, es más bien que ante su visión sienten repulsión por su presencia inesperada. Horrorizadas por el efecto sorpresa, experimentan una emoción desagradable.

Muchos piensan que se trata de miedo. En realidad, es la presencia indeseada que genera un sentimiento de horror.

Como habrás seguramente deducido ya, el miedo se controla mediante el pensamiento, al igual que todo lo demás. Si formas parte de aquellos a quien el miedo impide evolucionar, ármate de buena voluntad y cambia tu forma de pensar analizando tus miedos. No te dejes invadir por el elemento destructivo del miedo, que genera muchos otros efectos.

Odio

Me hubiera gustado evitar este tema pero, hay que admitirlo, el odio existe. En nuestro mundo supuestamente civilizado, reina un clima de violencia y de rebeldía a lo largo del planeta. Sería simplista atribuir únicamente a las guerras el término odio. Además, estoy convencido de que entre los que luchan en tiempos de guerra, muchos lo hace por honor, otros por espíritu de solidaridad, otros por valentía. ¿Cuántos soldados o guerrilleros lo hacen con el odio en el corazón? Me atrevo a creer que muy pocos.

También me atrevo a asegurar que el odio resulta más devastador entre nosotros que en un campo de batalla. ¿A cuántas almas logra matar? Las personas se matan más con palabras que con actos. Las maldades verbales han limitado en muchos casos la evolución del otro y le han causado perjuicios.

Disminuyes tu tasa vibratoria independientemente del contenido odioso de tus pensamientos o de tus palabras. Cuando te alegras de la desgracia ajena, de una ruptura amorosa, de un revés de fortuna, de una degradación profesional, de una enfermedad, etc. tu tasa vibratoria disminuye y te entregas al poder de la ley del retorno. En el presente caso, dos elementos juegan pues en contra tuyo en base a la ley de la atracción. Es preciso evitar siempre los juicios de valor y los comentarios malsanos sobre los demás.

Reflexiona. Hoy en día hay muchos jóvenes que han elegido identificarse a la violencia agrupándose, vistiéndose de forma agresiva y colorida, para llamar la atención, afirmarse o rebelarse contra los padres, la educación, la sociedad. Pero en el fondo de ellos mismos, este sentimiento dista mucho de ser el reflejo de su personalidad. Buscan su verdadera identidad. Su jefe de filas, por el contrario, se alimenta con el odio para mantener a sus fieles en esta vibración fatal. Ignorando sin duda las fuerzas energéticas, las utiliza por instinto para enseñarle a su banda a hacer el mal. De hecho, muchos grupúsculos fomentan el miedo y siembran la agresividad.

Hoy, empiezo a cuestionar el día de “mañana”. ¿Cuáles serán los efectos segundarios de la era de los juegos electrónicos en los niños actuales?

Experimentan las sensaciones fuertes de los ganadores, aprenden a luchar contra enemigos imaginarios. Inconscientemente, adquieren un comportamiento guerrero. Visto objetivamente, este cambio de comportamiento puede ser muy bueno y permitir que nazca en ellos un fuerte sentimiento de autonomía. Visto negativamente, este cambio puede adoptar la forma de un sentimiento de rebelión.

Tengo la sensación de que veremos aparecer muy pronto a una generación de dominantes, de machos que, acostumbrados a batirse en los juegos, tendrán dificultades para integrarse en una sociedad tranquila y apacible.

Consecuencias y secuelas: mi presunción dista mucho de ser quimérica. Actualmente, en las escuelas, hay una media muy elevada de jóvenes que van armados. Se sienten amenazados. Están inquietos. Creen que se están protegiendo. ¿En nuestra época a quién se le habría ocurrido ir al colegio armado? Eran épocas de Peace and Love.

La sociedad necesita de forma urgente una terapia con el fin de enseñar el amor y no la guerra, la paz y no la violencia. Afortunadamente, estamos en la era de Acuario, una era de espiritualidad.

La forma de prevenir el odio es el amor, el perdón. Si existiera en ti un sentimiento de envidia o de resentimiento, detén su evolución aplicando las soluciones sugeridas. Protégete de estos pensamientos que son pura destrucción. Si tienes un temperamento agresivo cuando discutes con tu pareja, evita los enfrentamientos en presencia de tus hijos, aunque ya sean adolescentes. Sé discreto con el fin de limitar los daños. No siempre resulta fácil, lo sé, dado que varias circunstancias pueden resultar incontrolables, tales como el estado de ebriedad, las frustraciones, los incidentes de la vida, etc.

Pánico

El pánico, siempre provocado por tu espíritu consciente, convierte tu vida en un auténtico drama. Cuando vibras al son de las frecuencias del pánico, éstas actúan como un boomerang e intensifican este sentimiento. El juego del pánico se alimenta de las angustias, las ansiedades, el temor. Si insisto hasta el punto de repetirme es porque deseo realmente sensibilizarte sobre la fuerza de tu pensamiento. Este te pertenece sólo a ti y eres el único que tiene los mandos. Sólo lograré alcanzar mi objetivo con esta obra si tú, querido lector, entiendes correctamente los mecanismos del consciente y del inconsciente. Lo habré logrado si, a partir de este mismo momento, decides trabajar con este órgano vital que es la mente.

Al igual que todos los elementos negativos y constructivos, el pánico desempeña perfectamente su papel al no darte ni una sola oportunidad. Todo lo contrario, se encarga de tu estado de ánimo, además de controlar maliciosamente la evolución de tu mente. Las vibraciones de pánico matan la objetividad humana, ralentizan la evolución de nuestro bienestar y pueden llegar incluso a destruir al individuo.

Perdido, éste se busca a sí mismo, sin entender su desvarío mental. Lo peor de todo es que ha alimentado esta situación con su ignorancia. Es el drama que viven muchos individuos. Perdidos en su pánico incontrolable, se alarman, gritan desesperados, se creen en un camino sin salida. No están locos, tan sólo alterados y desdichados por lo que están viviendo.

Muchos trastornos psicológicos podrían haber sido evitados si nos hubieran educado desde la adolescencia a tener en cuenta las fuerzas motrices que nos habitan. Desgraciadamente, estamos muy lejos de ello. Imaginemos durante unos minutos que todos los habitantes del planeta gestionasen de forma perfecta sus pensamientos. ¿Cuál sería el resultado? Sería el paraíso. Tienes toda la razón. Nosotros somos la causa de todas nuestras desgracias, de nuestras penas y de nuestros fracasos. Será muy distinto el día en el que tan sólo un tercio del planeta habrá entendido y aplicado las leyes del pensamiento. La tasa vibratoria del planeta se elevará entonces significativamente.

Creerás que me hago demasiadas ilusiones. Muchos científicos e investigadores comparten mi opinión. Suscribo sus puntos de vida porque sé, por experiencia personal, que tienen razón. El trabajo que llevo a cabo transforma el conjunto de un grupo para permitirles evolucionar a título individual. Influye energéticamente sobre la etiqueta social de una forma consciente. Porque cada persona ha tomado la responsabilidad de su vida y conoce la importancia de sus estados de ánimo, de su estado mental. De esta forma, puede enriquecer las vibraciones de su comunidad mediante el éxito resultado de sus esfuerzos. ¿Te das cuenta de la gran importancia que tiene cada uno de nosotros sobre sus congéneres? Es desmesurada, no es posible evaluar en cifras los esfuerzos del control de nuestro modo de pensamiento. Pero créeme, eliminemos el pánico y declaremos la guerra a las vibraciones. EL pánico es el pionero en materia energética para generar los demás sentimientos que están vinculados al mismo. El pánico genera muchos otros sentimientos que perjudican tu evolución.

Existe la falta de confianza, los miedos y sobre todo la Inseguridad provocada por la falta de dinero. La inseguridad desmonta tu evolución, hace que pierdas todos tus recursos.

El pánico creado por el temor destruye la ambición.

Prejuicio

Los prejuicios ejercen una extraordinaria fuerza devastadora, ignorada por la mayoría de la gente.

Algunos prejuicios están relacionados con el origen social de las personas. Es lo que se denomina la caracterología del acontecimiento. En la evolución de nuestro mundo, algunas características definitorias han quedado asociadas al conjunto de una comunidad o de un grupo determinado.

Al adherir a este juego de juicio infantil, estás dejando las puertas bien abiertas a los juicios perniciosos. En cuanto vives una situación inestable, tu mente se pierde en análisis negativos sobre la persona en cuestión, surgiendo entonces los juicios temerarios que, en vez de permitirte crecer en generosidad hacia la colectividad, te encierran sobre ti mismo con tus pensamientos negativos.

Cada gesto que haces, cada observación que emites no provoca necesariamente la unanimidad, es normal. ¿Por qué entonces criticas y juzgas al prójimo? Te estás haciendo daño a ti mismo (por el retorno energético del pensamiento), al tiempo que hieres a los demás con tus comentarios despectivos. Un juicio severo y caprichoso desarrolla una mente estrecha.

Tus intercambios culturales y sociales se cierran, ya que con los prejuicios y los juicios demasiado drásticos destruyes tu encanto. La ley de la atracción actúa en todos los sentidos.

A causa de tu espíritu de contradicción y de polémica, alejas a tus amigos. Tienes

derecho a formular una crítica y a expresar tu opinión, es justo. Sin embargo, cuando utilizas este derecho, asegúrate de que siempre ofreces los dos aspectos del comentario, es

. De

este modo, quedará mucho más patente tu sentido de la justicia y del equilibrio, por encima de tu actitud destructiva y de las críticas peyorativas.

decir el aspecto

negativo en primer lugar y una nota positiva a modo de conclusión

Existe algo PEOR que criticar y juzgar a los demás. Algunos deciden cual va a ser el juicio de los demás antes de haberse atrevido a hacer el primer gesto. Deciden lo que los demás van a pensar de ellos. Están convencidos. Finalmente, para evitar que los juzguen como ellos han decidido que lo harían, rechazan las relaciones y se quedan aislados en su pequeño universo. Ocurre lo mismo con los actos de los demás y sus motivos para actuar.

Postergación

La postergación o procrastinación no es una enfermedad, no temas. Es la mala costumbre de dejarlo todo para el día siguiente. Tienes derecho a aplazar un trabajo o una tarea por cualquier motivo que te parezca. Pero si hace ya seis meses que pospones día tras día lo que te habías comprometido a cumplir, estarás dando muestras de procrastinación.

Tu tasa vibratoria queda rebajada. Se estanca ante la posible realización, está atrapada en el presente. Inconscientemente, te estás impidiendo avanzar y las puertas de la receptividad negativa se abren ante ti.

Lo que emites es tan sólo estancamiento. Oscarsiempre está allí, le encanta ofrecerte todo tipo de buenas razones para perseverar a tu procrastinación. Tú eres el único dueño de tus actos. No le achaques a Oscartu tendencia a posponer. ¡Ponte manos a la obra!

Te sentirás orgulloso de ello y podrás entonces ocuparte de otros asuntos.

¡Cuidado! Evita de caer en la trampa de dejar para después la «Gestión de tus pensamientos». Te das cuenta de que es otra vez Oscarquien actúa en caso de procrastinación? Tómate el tiempo necesario para digerir este libro, para volverlo a leer, y quizás entonces estés por fin listo. ¿Lo crees realmente?

Pon en práctica lo que te he enseñado de forma gradual, poco a poco, y conseguirás gestionar tus pensamientos.

Resentimiento

Para la psicología, el resentimiento va asociado al rencor. Consiste en recordar con animosidad el daño que hemos sufrido. Se trata de un recuerdo que limita nuestra evolución. Elemento destructivo, este pensamiento será concretado de forma negativa y atrapará a tu corazón como un acólito para la elaboración del odio.

El resentimiento no está vinculado ni a los celos ni a la envidia. Está relacionado con un daño causado por alguien. Por ejemplo, han difundido críticas o calumnias sobre tu persona; te han despedido sin motivo justificado; tu pareja acaba de poner fin a vuestra relación amorosa. El resentimiento se convierte entonces en el protagonista de tus pensamientos, hasta el día en que consigues superar el duelo por esta situación traumática.

La duración de este sentimiento sólo depende de quien lo fomenta (Oscar). Cada vez que el resentimiento salga a la superficie, no te sumerjas durante demasiado tiempo en la alimentación inconsciente de tu esquema de pensamiento. Es destructivo. La solución: vive la aceptación, aunque esto te resulte difícil. Cuanto antes aceptes, antes recobrarás la paz interior y más rápidamente tu tasa vibratoria se volverá a colocar energéticamente al alza. Acuérdate de la ley de la atracción.

Temor

¿Qué es el temor? ¿De dónde viene su poder aniquilante? Según Orison Sweet Narden, no corresponde a ninguna realidad; no es más que un fantasma de la imaginación. Cuando nos damos cuenta de ello, deja de tener poder sobre nosotros. Si tuviéramos mayor consciencia y si pudiésemos entender que no hay nada externo a nosotros mismos que pueda hacernos daño, no temeríamos nada.

El temor destruye la capacidad de iniciativa. Mata la confianza y causa INDECISIÓN; nos vuelve vacilantes, no resta energías para emprender las cosas y nos llena de dudas. El temor nos quita toda la fuerza.

Podemos neutralizar un pensamiento de temor anteponiéndole como antídoto un pensamiento de valentía, del mismo modo en que el químico destruye el poder corrosivo de un ácido oponiéndole su contrario, un agente alcalino.

La preocupación no es más que una forma de temor. No tiene demasiado poder de maniobra en un hombre que posee una buena salud física y mental.

Ataca sobre todo a los débiles, a aquellos con poca vitalidad y energía.

El temor o el terror que nos invade siempre son proporcionales a nuestra debilidad y a nuestra incapacidad para defendernos contra la causa que lo provoca. Cuando tomamos consciencia de nuestra fuerza y de lo que nos aterroriza, dejamos de tener cualquier sentimiento de temor.

El temor deprime y esclaviza; resulta fatal para nuestro desarrollo. Si no nos libramos de él, acabará secando las fuentes de vida. El amor, que ahuyenta el temor, produce el efecto opuesto en el cuerpo y la mente. El amor ensancha el corazón, la inteligencia contribuye al desarrollo de las células vitales y aumenta la potencia cerebral.

El temor causa terribles estragos en la imaginación, que esboza con toda clase de cuadros sombríos. La fe es su antídoto perfecto. Mientras que el temor sólo ve sombras y tinieblas, la fe es capaz de ver el filo de plata que ribetea la nube y el sol detrás de ella. El temor mira hacia abajo y espera lo peor; la fe es optimista. El temor anuncia siempre el fracaso; la fe predice el éxito. No puede existir ningún temor a la pobreza o al fracaso cuando la mente está dominada por la fe. La duda no puede subsistir en presencia de la fe, ya que está por encima de toda adversidad.

El hombre que está paralizado por el temor no puede hacer uso de todas sus facultades. Debe tener la mente despejada para tener seguridad y confianza.

Algunas personas viven permanentemente con el temor de que les ocurra una desgracia. Este temor les obsesiona, incluso en sus mejores momentos. Su felicidad se ve enturbiada hasta el punto que no disfrutan realmente de nada . El temor se ha quedado impreso en la trama de sus vidas, intensificado por su excesiva timidez.

El temor modifica la circulación de la sangre y de todas las secreciones; paraliza el sistema nervioso y puede incluso llegar a causar la muerte, es algo bien sabido. Mientras que todo lo que nos hace felices, todas las emociones agradables relajan los vasos sanguíneos y facilitan la circulación de la sangre.

El miedo, por el contrario, comprime los vasos y dificulta la circulación. Lo podemos comprobar al ver como se ponen pálidos los que pasan miedo.

Si un terror repentino puede producir estos efectos, qué decir de la influencia perniciosa del temor crónico que paraliza el organismo durante años y le va matando lentamente. La tasa vibratoria es muy baja, destruye el ánimo y atrae la negatividad en todos los demás ámbitos de la vida.

En la vida real, no resulta siempre fácil controlar cada situación, lo reconozco. Si alimentas las situaciones con tus pensamientos de una forma desagradable, estarás acelerando su realización negativa. Tienes dos opciones. La primera consiste en hacer que cambie un acontecimiento mediante tu pensamiento, evitando siempre la toma de poder.

La segunda reside en aceptar la situación que se presenta y pasar a la acción para cambiar el aspecto negativo que acarreas en tu vida.

Un día, un hombre me llamó por teléfono en estado de pánico. El banco acababa de bloquear las cuentas de su empresa. En estos casos, el único desenlace posible suele ser la suspensión de pagos. Le tranquilicé y le invité a venir a verme antes del inicio del taller. Le propuse seguir el curso que estaba impartiendo y que no me pagara hasta que no hubiera obtenido resultados satisfactorias.

Fui muy claro. Yo no iba a hacer nada por él, pero él tenía todos los elementos en su interior para evitar la ruina. Utilizando la formación que le di, consiguió salir de esa situación. Sus empleados trabajaron durante dos meses sin recibir su sueldo; tenían confianza en él. El empresario fue a buscar otros contratos. También analizó su organización y, tras realizar unos cuantos cambios, todo volvió a su cauce. En este caso concreto, era demasiado tarde como para aceptar como primera opción cambiar el acontecimiento, ya que el banco ya había actuado. Conociendo su situación financiera, el jefe podría haber cambiado la decisión del banco gestionando correctamente sus pensamientos. Pero ante los hechos consumados, ya era demasiado tarde. Eligió pues la segunda opción, es decir la de aceptar la situación y modificar su forma de ver las cosas, lo que hizo sin demora y con éxito. ¡Reacciona positivamente! ¡Gestiona tu pensamiento!

Vergüenza

Es el chivo expiatorio del error. La vergüenza reduce nuestra personalidad, destruye la confianza, por consiguiente disminuye nuestra tasa vibratoria. Es la humillación, el deshonor de una situación pasada que se vive en presente.

La vergüenza está relacionada con un error pasado. ¿Quién no la ha experimentado nunca? Al aceptar la carga de la vergüenza, limitas los impulsos de tu personalidad. Vives triste y desgraciado. Es reconocer el veredicto de la sociedad y darle la razón.

hace

demasiado tiempo bajo el yugo de la vergüenza. Se hunde en la soledad, acaricia el desespero y se emborracha de culpabilidad. Está perdida entre las nubes grises de sus pensamientos.

Para superar esta limitación, es preciso reconocer nuestro error. Aceptar las consecuencias del error, perdonarse ya que nadie es perfecto y, sobre todo, es preciso quererse a uno mismo.

La vergüenza es un elemento de destrucción. Hay gente que vive desde

No te preocupes por la gente que tiene tiempo que perder juzgándote. A partir de ahora mismo, quítate esta carga de los hombros y afronta la vida. Sonríe. La felicidad es hoy. El error era “ayer”.

Volver sobre lo mismo

Las mujeres no son las únicas que se recrean en un pensamiento. Los hombres también. Un pensamiento o una preocupación cortapisa su felicidad cotidiana y disminuye su tasa vibratoria. Una serie de pensamientos tristes llenan de melancolía tu vida. La vida se para durante un cierto periodo para estancarse en provecho de lo negativo. Generalmente, le das tantas vueltas a lo mismo que la solución no acaba de perfilarse.

Darle vueltas y más vueltas a un proyecto, en mi opinión, supone analizar en profundidad el camino a seguir hacia el éxito. Consiste en reflexionar con sabiduría sobre todas las facetas del sueño con el fin de evitar el más mínimo error. Es tomar lógicamente consciencia de las propias ambiciones y evaluar los riesgos.

Darle vueltas a los problemas, también supone analizarlos, reflexionar sobre ellos, evaluar la situación con el fin de ponerle rápidamente remedio.

Darle vueltas a una pena, resulta mucho más dramático porque la pena es un sentimiento que te afecta en tu interior más profundo, que hace que tu corazón sangre. Mientras la situación permanezca nebulosa, la duda planeará sobre los sentimientos o los actos de la persona que los ha causado y provocará el descenso de la tasa vibratoria del emisor.

El hecho de dar vueltas a las cosas puede constituir una actitud objetiva para descubrir una solución ganadora. Pero puede convertirse en algo destructivo cuando la causa que lo motiva es dramática; conlleva insomnio, ansiedad y muchos otros elementos destructivos.

Aprende a afirmarte

Algunas personas tienen dificultades para afirmarse y se ven obligadas a realizar tareas que les desagradan. Debemos aprender a afirmarnos sin perder la calma y a expresar lo que sentimos sin alzar la voz ni sentirnos culpables. De este modo, retomaremos el control sobre nuestras vidas, lo que ya resulta suficiente para disminuir los factores de estrés y restablecer la tasa vibratoria.

Es preciso aprender a decir «no» sin sentirse culpable, otorgándose algunos derechos fundamentales. Todos tenemos derecho a la igualdad, al privilegio de cambiar de opinión, de expresar nuestras ideas aunque entren en contradicción con las del entorno, de exigir que nuestras necesidades sean satisfechas y de satisfacer o no las de los demás. ¿Existen otros derechos fundamentales en tu opinión? Al reconocer nuestros derechos individuales estamos reconociendo también los de los demás. No consiste en hacer siempre lo que se nos antoje. Debemos mostrarnos flexibles y saber aceptar la opinión de los demás.

Afirmarse no supone mostrarse desagradables. Es preciso formular nuestras exigencias con calma, con honestidad y en el respeto del otro, empezando por unirnos al Universo mediante las formulaciones adecuadas.

Universo infinito, estoy tranquilo y relajado inmediatamente.

Universo infinito, me expreso con facilidad y mi o mis interlocutores aceptan mis opiniones con una mentalidad muy abierta inmediatamente.

Universo infinito, tengo mucha confianza en mí ahora.

El trabajo

Una de las mayores causas de estrés es el trabajo. Mucho más que el propio hecho de trabajar, el entorno es el origen primero del estrés.

Otorga suma importancia a la iluminación. Debe adaptarse a tu trabajo.

No te quedes demasiado tiempo sentado: tu circulación sanguínea y linfática se vería dificultada. Cada hora, levántate y da unos pasos. Si no es posible, golpea el suelo con el pie.

Presta atención a tu silla. Si el asiento está demasiado alto, coloca los pies sobre un pequeño taburete o, en su defecto, sobre una pila de libros o un puf con el fin de encontrarte cómodo. Puedes realizar fácilmente un «reposa-pies» con ayuda de una pequeña caja de cartón de entre siete y diez centímetros de alto llena de revistas antiguas. Puedes sellar sólidamente la caja con cinta adhesiva.

No te quedes de pie demasiado tiempo.

Procura que la habitación esté bien ventilada. Las plantas, las flores, los jarrones llenos de agua humidificarán tu puesto de trabajo. Un aparato ionizante compensará la falta de aire.

Adquiere mayor seguridad en tus discusiones con los superiores formulando afirmaciones. De este modo, tendrás confianza en ti.

Un individuo en solitario difícilmente puede mejorar unas condiciones de trabajo deficitarias. Pero al GESTIONAR su pensamiento, corregirá fácilmente la situación.

Traición

El traidor emite las mismas vibraciones, ya esté traicionando una persona, un secreto o una situación. Las vibraciones de la traición perjudican el respeto y destruyen la armonía.

El traidor actúa con la voluntad firme de perjudicar a su prójimo. Es consciente del daño que va a provocar. Le importa poco mientras con ello consiga su objetivo. Ignora que el respeto hacia el otro es una calidad energética y que debe mantenerlo a un nivel vibratorio respetable si quiere que lo respeten a su vez. De forma inconsciente, actúa y recibe las repercusiones negativas de su acto.

Para que nos respeten, hay que respetar ante todo a los demás. Para que nos quieran, es preciso querernos a nosotros mismos y a los demás. Las energías están activas permanentemente y emiten sus vibraciones según los pensamientos del emisor.

Hacer trampas

Hacer trampas también es una energía negativa. Supone atribuirse un resultado o un éxito por mediación de otra persona. Es abusar de la ingenuidad para ganar. Es traficar con las informaciones con el objetivo de hacer daño.

Si copias al vecino durante un examen, te estarás atribuyendo los méritos del estudiante aplicado cuando en realidad tú no has hecho nada. Si plagias un documento, estarás haciendo exactamente lo mismo. Cuando haces trampas jugando a las cartas o en

cualquier otro ámbito con el fin de ganar, cuando falseas los resultados con abuso de poder, cuando cambias unos datos a tu favor, cuando alteras cantidades con el fin de evitar situaciones comprometidas, etc. estarás actuado de igual modo. El hombre sabe por instinto lo que es justo y recto. Al actuar de forma consciente con un objetivo dañino, estará dañando también su tasa vibratoria y serás tarde o temprano engañado.

El plagio forma parte de la familia de la trampa. Cuando estás copiando un disco compacto, un disco de imágenes dvd- o que te atribuyes el trabajo de otro con ayuda de Internet, te estás adueñando de derechos de autor que no te pertenece. De un modo u otro, un día, deberás rembolsar todos los derechos de autor que habrás usurpado. El Universo, que lleva la contabilidad perfecta de las energías, devolverá a su autor el disfrute de sus derechos de otro modo, mientras que el tramposo pagará, poco importa de qué modo. Pero lo que está claro es que pagará. ¡No se nos perdona nada!

Venganza

La venganza consiste en la reparación moral de la ofensa mediante el castigo del ofensor

Entiendo que, en algunos casos, la herida haya podido ser ofensiva, humillante, vejatoria. Pero no es motivo suficiente para pedir venganza.

Vengarse es dar la razón al adversario, es rebajarse a su mismo nivel. Pero lo más grave es que la ley de la atracción sigue estando en vigor. Por lo tanto, es pagar un precio demasiado alto para obtener una ilusión de paz.

También es cierto que existe mucha maldad, pero no obtendrás una mejor calidad de vida vengándote. Hay que pasar por la etapa del perdón, tema que abordaré más adelante, pero sobre todo evitar los malévolos argumentos de tu saboteador Oscar.

Violencia

Me habría gustado poder evitar hablar de violencia, ¡pero está tan presente en el mundo actual! ¿Cómo permanecer indiferente ante todo lo negativo? No me refiero exclusivamente a la violencia física, sino también a la violencia verbal y psicológica.

En un arrebato de cólera, podemos llegar a decir cosas de las que nos arrepentiremos después. Generalmente, estas palabras difieren según la violencia sea accidental o bien sea consecuencia del carácter de la persona. Para algunos, la violencia forma parte integrante de su personalidad. Experimentan un placer intenso hiriendo al otro.

La violencia física es a menudo una prueba de fuerza entre hombres. Sin embargo, también hay mucha violencia física entre las parejas. Las fuerzas son desiguales pero pese a ello puedo afirmar que prevalece la cobardía. Desposeído del poder de la fuerza verbal, recurrimos a la brutalidad. Los golpes no resuelven la situación. El alcohol es en muchos casos una causa perversa de la violencia.

Las guerras, las masacres, los baños de sangre constituyen una violencia extrema y la tasa vibratoria de los países beligerantes o de las personas que actúan violentamente, incluso con intenciones supuestamente nobles, se ve rebajada. La tasa vibratoria de los países acusa las guerras que se libran en ellos. Todo está relacionado. NADA se salva de la contabilidad energética del Universo.

Duda

No he colocado la duda en el lugar que le correspondería en función del orden alfabético por un motivo muy concreto. La duda es el punto negativo con el que deberás luchar con mayor frecuencia, seguramente al principio de tu gestión del pensamiento. La duda hará que tu tasa vibratoria experimente altos y bajos y alterará tu mecanismo de pensamiento. La duda es el parásito de la vida. Impide el perfecto funcionamiento de los poderes energéticos. Destruye la ambición, impide la transmutación de nuestros pensamientos. Es el peor enemigo contra el que debemos luchar continuamente y contra el que debemos mantenernos siempre alertas. Haz un examen de consciencia, constatarás la amplitud de la influencia de la duda sobre tus realizaciones pasadas. En cada una de las experiencias de la vida, si has logrado sacar partido de tu bagaje de conocimientos y de experiencias sin llegar la carga de la duda, habrás tenido éxito. En cambio, si tus tentativas han resultado vanas, significa que formabas equipo con la duda.

Puedo afirmar, basándome en mis propias experiencias, que la duda es el parásito de la vida, estoy convencido de que no hay nada peor. Desde el principio de esta obra, te estoy explicando que todo es energía y que, sin el control del pensamiento, estarás rechazando la mayor fuerza motriz existente.

Ya que es únicamente y exclusivamente a través de ella que tus deseos se pueden ver realizados. Cuando dudas de tus posibilidades, cuando dudas de tus fuerzas espirituales, cuando dudas de TI y de tus poderes ilimitados, automáticamente perderás el combate. La DUDA compromete todos tus pensamientos, tus energías, tus vibraciones. Es como si un obstáculo desmesurado impidiera que te realizaras plenamente. Llegas al final antes incluso de haber empezado.

La duda crea un elemento de anulación, como un fusible. Cuando la sobrecarga eléctrica es demasiado fuerte, corta la corriente. La duda aniquila, paraliza el hombre, lo limita en todas sus posibilidades. La duda es el enemigo número uno. Te manipula, te limita, garantiza la destrucción de tus sueños. Los sueños se hacen realidad, decimos, pero con una sola y única condición: no tener dudas.

¿Ya has hecho examen de consciencia? ¿Acaso no es verdad lo que te estoy diciendo? Cuando la duda estaba fuera del circuito de tus pensamientos, has podido realizarte plenamente. Es más, conseguiste ir más allá de tus limitaciones, estabas convencido y no dejaste ni el más mínimo resquicio a tu enemigo la duda. Nunca antes te habías dado cuenta de que el éxito de determinada experiencia se debía a la ausencia de duda. Sin embargo, esta es la SOLA y ÚNICA razón que podía haber suprimido tu ideal.

Durante tu examen de consciencia, te has dado cuenta de que los fracasos de tus proyectos fueron debidos en su mayor parte a tus dudas. Cierto es que la duda no es el único elemento destructivo de un sueño empezado y no concretizado. Pero convéncete de que es la causa de todo fenómeno de anulación en un 95%. El resto puede deberse a otros elementos que, personalmente, me niego a aceptar.

En mi corazón, estoy convencido de que la duda es responsable en un 100% de todos los fracasos. Vengo estudiando su comportamiento desde hace años. Analizo continua- mente su influencia en la gente. Afirmo categóricamente que la DUDA anula el poder de nuestros pensamientos, destruye nuestros sueños y sabotea nuestras vidas.

Sé que estar dominado por la duda equivale a estar enclaustrado en un armario cerrado con llave. No existe forma alguna de salir. Debemos esperar a que alguien abra la puerta desde el exterior o que la eche abajo para poder por fin ser liberados.

¡Debes evitar caer bajo el yugo de la duda, liberarte de sus fuerzas negativas y retomar enseguida el control de tu pensamiento!

Te certifico que de experiencia en experiencia, cada vez que consigas controlar la duda, tendrás éxito. Con el tiempo, te darás cuenta de que la duda te ha estado manipulando durante demasiados años para que le dejes tener ahora la más mínima influencia sobre tu vida.

¿Acaso tengo yo todavía dudas? ¡Jamás! Poco importa la situación, el objetivo, el sueño, no dejo nunca ni la más mínima posibilidad de que la duda perturbe mis pensamientos. Conozco demasiado bien su poder destructivo sobre las energías y le impido que ejerza el más mínimo control, aunque se traten tan sólo de unos segundos. No me atrevería a correr el riesgo, por pequeño que sea, de hundirme en el marasmo destructivo de la duda. ¿Te estás dando cuenta que ahora mismo, leyendo estas líneas, la duda intenta infiltrarse en tus pensamientos y confundirte con distracciones negativas, manipulándote una vez más?

Conozco muy bien, señores, a La Duda. Es como un zorro astuto. Te ataca ladinamente e intenta por todos los medios posicionarte hacia la derrota. Destruye todo lo que es ideal, ambición, sueño. No deja ninguna oportunidad, quiere ser el amo de tu vida.

Yo no soy el único que ha librado y ganado esta batalla. Existe ahora un número considerable de personas que se han interesado por esta cuestión. Tras una profunda reflexión, han entendido que la duda era la causa flagrante de su inacción e, incluso en algunos casos, de su desespero. Ahora que son conscientes de ello, se han obligado a seguir una práctica cuidadosa y constante: eliminar la duda.

«¡Bien! ¿Qué puedo hacer con la duda?» Te daré explicaciones extensas y claves para combatir a tu saboteador. ¡Espero que ya lo hayas identificado! Rememora los resultados de tu examen de consciencia, los éxitos obtenidos y los fracasos sufridos a causa de tus dudas; los re sultados del conquistador, de experiencia en experiencia, sobre sus dudas, sus victorias, sus ambiciones. Te das cuenta de que la duda era la causa principal de tus limitaciones. Ni yo ni nadie puede hacer este proceso en tu lugar. Eres el único que tiene este poder y también eres el único que merece la victoria.

¡Una proyección interesante pero inviable, estarás pensando! Una vez más la señora duda, tu saboteador, que no te da ninguna tregua. Aprovecha las miles de oportunidades diarias para aniquilar tus fuerzas mentales. No te deja la más mínima oportunidad.

O tú o ella, no existe ninguna otra opción, ni posibilidad de compromiso. ¿Quién será el vencedor y quién será el vencido? ¿No te parece que ya has sido su víctima durante suficientes años? Antes, tenías la excusa de la inocencia. No sabías que la causa principal de tus fracasos se encontraba en tu asociación con tu saboteador, la duda. Ahora es distinto.

Evidentemente, te niegas a admitir esta posibilidad (convéncete de que no eres tú, si no otra vez ella la que se impone) y sigue sometido a su influencia devastadora, o bien

reacciona con coraje y ojo avizor. No existe ninguna otra alternativa, es la victoria o la derrota.

El principio es siempre el mismo: el arma que te dará la victoria es el entrenamiento. Ametralla tus dudas sin remordimientos y tu éxito estará garantizado.

¡La metralleta del vencedor se llama entrenamiento!

La solución

Al leer este libro, seguramente no pensabas que te verías obligado a luchar y mucho menos que su autor te sugiriera que lo hicieras. En efecto, se trata de una batalla de todos los días que deberás librar para defenderte contra el saboteador. Dado que éste no te deja, por decirlo de algún modo, ningún momento de tregua, debes estar siempre en estado de alerta, mantenerte en guardia por si el enemigo te pudiera sorprender, y todo ello con el fin de mantener tu tasa vibratoria en sus frecuencias más altas.

En cuanto se presenta un pequeño problema, EL saboteador se encarga de amplificar su aspecto negativo y de alarmarte. ¡Aquí reside su gran fuerza! Frecuentemente transforma una situación ordinaria en un problema mayor, en detrimento de tu paz interior. Es ladino y tú caes fácilmente en su trampa, ya que nunca avisa. Me encantaría poder decirte que existe algún tipo de señal para poder reconocerlo, pero te estaría contando películas. Cuando compruebes todo el poder de tus pensamientos objetivos y constructivos, te darás cuenta por ti mismo de que los pensamientos negativos tienen exactamente el mismo poder. Confieso que, personalmente, el único gran miedo de mi vida es dejarme engañar algún día por mi SABOTEADOR. Al igual que tú, en ocasiones tengo pensamientos negativos, pero en cuanto constato que empiezan a ejercer su poder sobre mi mente consciente, me rebelo y lucho.

Es preciso conocer nuestros pensamientos negativos para conseguir controlarlos. He descrito para ti el programa de los aspectos negativos del SABOTEADOR. Su personalidad no se compone más que de negatividad. Para librar correctamente la batalla y mantener nuestra tasa vibratoria a un nive l óptimo, hay que recordar todas las facetas de nuestra fuerza. Al principio no resultará fácil y caerás fácilmente en su trampa. Aunque pasados algunos minutos, incluso horas, te des cuenta que te ha vuelto a manipular, con esta técnica que te estoy comunicando, acabarás por salir vencedor y, al igual que me ocurre a mí, sentirás verdadero pavor por los pensamientos negativos.

En resumen, debes recordar siempre estas cuantas consignas.

. Con el tiempo, este mecanismo te resultará

natural. Al igual que para todas las costumbres buenas y malas, es una cuestión de entrenamiento.

1. Cada vez que tengas un pensamiento negativo o que emitas una palabra negativa,

deberás decir en el silencio de tu espíritu consciente: ¡corto en seco! o ¡anulo!, y si se trata de imágenes negativas: ¡borro!.

2. Sustituye inmediatamente el pensamiento o la palabra negativa por un pensamiento

o una palabra positiva.

tan obsesivo que arremete contra la

cuanto

personalidad,

Escucha tus pensamientos al hablar

3. En algunos casos,

cambia

el

el pensamiento es

y

provoca

carácter

conflictos

con

tu

entorno.

En

compruebes que estás bajo el yugo de tu saboteador y que arruina tu momento presente, exagera su forma de negatividad hasta el punto de que parezca ridícula, amplifícala hasta que te entren ganas de reír.

, decir realizando realmente el gesto de dar un puñetazo o una patada, de hacer un movimiento enérgico. Te tocará librar esta batalla muy a menudo durante tu periodo de entreno, es decir al principio de tu nueva forma de vida. Pero cuanto más atento estés a tus pensamientos y a tus palabras, más rápido evolu-cionarás. Probablemente deberás librar esta batalla nuevamente, con ocasión de aconteci-mientos puntuales, pero cuanto más hayas practicado La Gestión Del Pensamiento a lo largo de los años, esta lucha te resultará cada vez menos larga y ardua.

5. En función del contexto (estás entre amigos, en el trabajo o en otro lugar) puede

todo ello físicamente, es

4. Lucha contra el saboteador. Dale puñetazos

patadas

resultar imposible luchar contra tu saboteador. Empezar a realizar gestos bruscos contra una persona invisible daría a pensar que sufres algún trastorno y provocarías comentarios burlones. En este caso, te propongo otra solución. Deberás tirar de la cadena o como dicen los ingleses «fluscher» a tu sabotear, lo que significa que deberás ir al baño, tirarlo en el inodoro y tirar de la cadena. Muchas señoras que pasan el día en casa me han dicho que utilizaban este último método y que apreciaban su eficacia.

6. La mejor forma de luchar contra tu saboteador consiste en imaginarlo como si

fuera un doble tuyo, una copia. Háblale como si se tratara de una persona presente a tu lado.

Recuerda como lo has bautizado y dirígete a él llamándolo por su nombre. Como recordarás, el mío se llama Oscar.

Resulta fácil librar una batalla cuando conocemos al adversario; aprenderás muy pronto como neutralizar sus debilidades. Como en la guerra, deberás organizarte para destruir el mayor número de efectivos posibles, con el fin de contraatacar al enemigo. En tus altercados con el saboteador, aprenderás a eliminarlo en todos los actos que trame contra ti, tanto mediante pensamientos como con palabras.

Quizás debas coger las armas varias veces al día, pero, con cada victoria, tu vida adoptará otra orientación. Tu personalidad será más hermosa, tu carácter se flexibilizará y dejarás de vivir con la depresión de una dependencia perniciosa que oscurecía el firmamento de tu felicidad.

Mucha gente, víctima de su estado de humor, acaba por perjudicar su carrera. Sus compañeros los evitan y el éxito no les sonríe como quisieran. Los demás nos quieren y creen en nosotros de forma proporcional a nuestra capacidad para ser amables. Un espíritu morboso se traduce habitualmente en un juicio falseado y retorcido.

El hombre no ha sido creado para ser esclavo de sus pasiones, ni víctima de su mal humor. Ha sido creado para mandar, dominar, ser constantemente dueño de sí mismo y de su vida.

Liberar a tu mente de Oscar, el enemigo jurado de tu bienestar, de tu felicidad, supone una lucha de cada día. ¡Qué gran cualidad es aprender a fijar tu mente en la belleza y no en la fealdad, en la verdad y no en el error, en la salud y no en la enfermedad! No siempre es fácil, cierto, pero es posible. Se requiere una cierta habilidad en la lucha para declararle la guerra a nuestro Saboteador.

No dejes que nadie destruya tu fe en la victoria sobre el enemigo de tu paz y de tu felicidad; debes creer firmemente en ti. Te has visto gratificado con la facultad de disfrutar de la vida, y no de forma limitada, sino total. Muchas personas son sus peores enemigos. Se amargan la vida dejando que Oscar los domine. Todo depende de tu confianza en ti mismo, del amor que sientes por ti. Ahora te estás defendiendo contra tu peor enemigo, y no por una actitud de cobardía, sino por el firme deseo de querer cambiar y transformarte, guardando siempre el optimismo para optimizar tus vibraciones. Así lo quiere