Sei sulla pagina 1di 21
LIBERANDO AL JAGUAR ATRACCION ANIMAL – LIBRO 3 MICHELLE HOUSTON
LIBERANDO AL JAGUAR
ATRACCION ANIMAL – LIBRO 3
MICHELLE HOUSTON

Liberando al Jaguar

Michelle Houston

2

Liberando al Jaguar

Atracción Animal Libro 3 Michelle Houston

Liberando al Jaguar

Michelle Houston

3

Créditos

Liberando al Jaguar Michelle Houston 3 Créditos Traductora: Joselinelas Queda prohibida la distribución de esta

Traductora: Joselinelas

Queda prohibida la distribución de esta traducción sin la aprobación expresa del grupo Traducciones Ganimedes, además esta obra es de contenido homoerótico, es decir tiene escenas sexuales explicitas hombre/hombre, si te molesta este tema no lo leas, además que su contenido no es apto para cardiacos.

Liberando al Jaguar

Michelle Houston

4

Resumen

Atrapado dentro de su forma de jaguar y siendo recibido como el nuevo habitante de un zoológico, Michael tendrá que encontrar la manera de recuperar su libertad, sin que nadie se entere de la existencia de su raza y sin ser descubierto.

Cuando su ex lo encuentra, Michael no está seguro que el permitirle a Danny que lo rescate sea una buena idea. Especialmente por cómo estaban las cosas entre ellos cuando terminaron. Pero si quiere tener una vida en lugar de quedarse atrapado dentro de su forma animal, tendrá que correr el riesgo de que se aviven los sentimientos entre ellos.

Liberando al Jaguar

Michelle Houston

5

Por enésima vez, Michael se maldecía por ser siete tipos diferentes de tonto cuando él se paseaba dentro de su jaula. Los sonidos del zoológico se adaptaron al ritmo de la noche cuando el último de los asistentes se retiró, dejando a los animales solos con algunos guardias.

Durante el día trató de ignorar su situación, sólo dormía y evitaba mirar a las personas que disfrutaban de su libertad sin ser realmente conscientes de ello. Ellos no tenían ni idea, pensaban que su trabajo y su vida familiar eran como estar atrapado, pero podían elegir marcharse en cualquier momento. Él también se había sentido de la misma manera, sintiéndose atrapado por su propia naturaleza, frustrado porque no podía permitirse cambiar cuando su bestia lo deseaba. En cambio, consiguió una cadena apretada, obligando a la mitad de su alma a un estado inactivo a menos que la situación cambiará a su favor.

Ahora, atrapado en su forma de jaguar y en un zoológico, él conoció lo que era la verdadera esclavitud. La pérdida completa de la voluntad, la incapacidad de cambiar una maldita cosa de su situación, sin condenar a miles de su especie a un potencial exterminio esto era una carga muy pesada de llevar. Casi tan pesada como la pérdida de su compañero.

Gruñendo por su frustración, trató de encontrar una salida de la jaula. Como jaguar no podía abrir la puerta de la jaula, pero no había manera de hacerlo como ser humano. Peor aún, no podía arriesgarse a ocasionar un caos si fuera grabado por una cámara su cambio de modo que pudiera tratar de escapar. Dejándose caer sobre el suelo frío, él puso su cabeza sobre sus patas delanteras y resopló su frustración.

No había manera de salir.

Para el resto de su vida estaba atrapado en su forma animal, y tras las rejas. Afortunadamente, el zoológico no había traído una compañera para él todavía. Por mucho que se llevaba bien con sus parientes animales, no había manera de que se apareara con un no cambiaformas. La idea misma era repulsiva, a pesar de su naturaleza animal, verdaderos jaguares no eran sensibles a un nivel humano.

Liberando al Jaguar

Michelle Houston

6

Lo que significa que además de estar atrapado en una jaula, él estaría solo. Había pensado que estaría solo después de que Danny se fue, no se había dado cuenta de que aún tenía a su familia y amigos.

Su única alternativa sería la de exponer la existencia de su especie y causar la pérdida de miles de cambiaformas después de que el pánico se apoderara de todos. Por mucho que los humanos habían progresado, todavía no estaban listos para aceptar a alguien tan diferente a ellos.

Gruñendo bajo, trató de despejar su mente y dormir un rato si es que podía. Después de casi tres meses, estaba aburrido de su mente. Las únicas noticias que él podía escuchar después de ser capturado era lo que la gente hablaba cuando caminaban por su recinto. No se había dado cuenta antes de lo mucho que dependía de la radio, la televisión y sus libros para hacerle compañía. Solitario por naturaleza, no tenía mucha necesidad de interactuar con otros, pero no podía soportar estar separado del mundo.

Al estar sólo, sin distracciones, había hecho de sus pensamientos su vivienda permanente. Era una vivienda que estaba empezarlo a tomarlo por completo, con los qué pasaría si y sus dudas, al examinar su existencia. Especialmente los acontecimientos que lo habían llevado a ser capturado.

Después de haber decidido que vivir sin su pareja no iba a funcionar, había reunido por fin el valor necesario para ir a buscar a Danny, aunque tuviera que enfrentarse a un posible rechazo definitivo.

Él quería despotricar contra el destino, pero sabía que sólo podía culparse a sí mismo. En primer lugar por enamorarse de alguien que sabía que no era capaz de sentar cabeza, y luego por ir solo a lamer su corazón herido, y, finalmente, por cambiar a jaguar para seguir el rastro de su compañero. El peor error de todos había sido haber olvidado todo lo que había aprendido de estar atento a su entorno cuando estaba en su forma animal. Al estar en la parte superior de la cadena alimenticia no se

Liberando al Jaguar

Michelle Houston

7

había preocupado por llegar a ser la cena. Por desgracia, olvidó cuidarse de los seres humanos, hasta que fue demasiado tarde.

La puerta de su jaula se abrió, sorprendiéndolo y se levantó antes de que él lo hubiera pensado. Cuando una forma oscura se deslizó en su recinto, un leve gruñido brotó de su interior. El olor no era del todo desconocido, sin embargo, si, totalmente inesperado.

¿Mike? Maldita sea, hombre, ¿qué has hecho esta vez?

Michael miró fijamente a la oscura forma, tan cerca que podía escuchar los latidos del hombre. Al salir a la luz de la luna, Michael tomó nota de los sutiles cambios en la apariencia de Danny. Tres años no fueron suficientes para cambiarlo por completo, pero había un poco de tono plateado en su pelo oscuro, y un poco más de líneas de expresión alrededor de sus ojos verdes. Tal vez su bronceado se había aclarado, por pasar meses en la selva que siempre una buena parte está cubierta del sol.

Su aroma se había profundizado, aunque seguía siendo tan atractivo como antes. El vínculo de compañeros lo llamó, exigiéndole que cambiara a su forma humana y reafirmara su reclamo en el hombre que tenía delante.

Salgamos de este infierno. Vamos.

Michael negó con la cabeza, no quería arriesgar a su gente. Incluso si era a un alto costo para él, lo hacía peor ahora que Danny estaba de vuelta.

Mira, me costó un gran esfuerzo y tuve que romper algunas leyes para encontrar a un verdadero jaguar y poder sacar tu culo de aquí. Tenemos menos de veinte minutos para sacarlo de la parte de atrás de mi camioneta, meterlo en la jaula y salir de aquí antes de que el guardia regrese. Conseguí bloquear las cámaras y hacer que se vea una rama de un árbol que se atascó, pero eso no nos va a hacer ningún maldito bien, si el guardia encuentra esta jaula vacía. Ahora mueve tu obstinado culo y vámonos.

Liberando al Jaguar

Michelle Houston

8

Agradeciendo a cualquier deidad que estaba cuidándolo, Michael se dirigió a las sombras y cambió a su forma humana. Atrapando el paquete de ropa que Danny le arrojó, se puso los jeans negros y una camisa de color negro de manga larga, así como un par de zapatos tenis desgastados.

Antes de que pudiera detenerse a pensar, tomó al otro cambiaformas

y lo besó con pasión en los labios. Un gruñido suave corrió contra su

boca, luego la boca de Danny se abrió y Michael la saqueó. El sabor era tan familiar, que por un momento fue capaz de ignorar el dolor que el

hombre le había causado, y disfrutar del toque de otra persona.

Muy pronto Danny rompió el beso. Has escogido el peor momento Mike. Agradécemelo después de sacar tu culo de aquí, libre y sin culpa.

Cuando se volvió sobre sus talones y se alejó, Michael se permitió observar los fluidos movimientos de su ex amante cuando él rápidamente

y con eficacia alcanzó el muro del parque zoológico y se subió en él.

Siguiendo muy de cerca los talones de Danny, llegaron a la van donde vio

al jaguar que había traído con él, con los ojos abiertos y observándolos.

Aún bajo el efecto de los sedantes, ellos lo levantaron lentamente y su lengua colgaba de su boca.

Toma su trasero y yo tomaré la parte que muerde. Tenemos que darnos prisa, nos estamos quedando sin tiempo.

Trabajando juntos se las arreglaron para conseguir que el gato quedara sobre el hombro de Danny como si lo sostuviera un bombero, y con su fuerza sobrehumana, trepó por el muro, dejándolo en su nuevo hogar y regresando bajo las sombras con unos pocos minutos de sobra. En la quietud de la noche se oía venir al guardia caminando tranquilamente, solo escuchándose el sonido del arma chocar contra su pierna. Dio la vuelta en la esquina junto con un tenue rayo de luz de su linterna.

Liberando al Jaguar

Michelle Houston

9

Afortunadamente la medicina que le había suministrado al jaguar ya estaba desapareciendo, casi estaba despierto del todo, las orejas se le crisparon al captar el olor de la guardia. Con un suave rugido se puso en pie.

Sorprendido por la repentina agresión, el guardia se apresuró a pasar. Michael soltó un suspiro de alivio cuando éste siguió su camino, sin darse cuenta de las dos formas que se escondían en las sombras.

¿Qué pasará si se dan cuenta de las diferencias entre nosotros?

Su rostro estaba en las sombras mientras se volvía para mirar a Michael, la voz de Danny seguía siendo tan suave y aterciopelada cuando él susurró: Por eso me llevó tanto tiempo. Tratar de encontrar a un jaguar salvaje con marcas similares a la tuyas fue una perra. Con suerte, nadie estará tan cerca como para notarlo, y si lo hacen, ¿qué? ¿Quién va a pensar que alguien se coló en el zoológico para cambiar los animales? Robar, tal vez. ¿Pero cambiar?

Michael asintió. Danny tenía un buen punto, eso no tenía ningún

sentido. Con suerte, nadie se daría cuenta. Se movieron juntos, casi como

si hubieran coordinado sus movimientos, escalaron el muro de nuevo y

corrieron a la camioneta de Danny. Se apresuró hacia el lado del pasajero

y la realidad del momento lo sacudió, era libre. Y maldita sea, que se

sentía bien.

Se acomodó en el asiento del pasajero de la camioneta de carga y observó los movimientos de Danny mientras se dirigían hacia la calle, colándose en el tráfico como si no hubiera cometido delito alguno. Michael apoyó la cabeza contra el asiento y dejó escapar un suspiro de alivio. Frotándose las manos en el algodón de su pantalón, él disfrutaba

la sensación táctil de algo que no fuera pelaje.

No es que odiara su forma animal, pero después de más de tres meses de ser un jaguar, la sensación de su cuerpo humano era una bendición. Una mano cálida se apoyó en la de él dándole un leve apretón. Michael lo sostuvo con sus dedos, contento por el momento como para

Liberando al Jaguar

Michelle Houston

10

perdonarlo por arrancarle su corazón. En ese momento estaba agradecido de que cualquiera haya sido la razón, Danny había ido por él.

Lo cual le recordaba.

¿Cómo sabías que había sido capturado y dónde estaba?

Danny suspiró y apartó la mano. Un ligero rubor tiñó sus mejillas, y Michael casi se rió. Danny no quería responderle, lo que significaba que sería algo bueno.

Se aclaró la garganta dos veces antes de que él gruñera, estuve allí y vi que te atraparon.

Los ojos de Michael se abrieron por la sorpresa. ¿Danny había estado allí? ¿Por qué?

¿Por qué no los detuviste?

No eras el único que estaba en su forma animal. Fuimos unos malditos afortunados de que ellos no me atraparan o ambos habríamos corrido con la misma jodida suerte.

¿Por qué tu…?

Mira, Mike, por mucho que me encantaría repasar los eventos de los últimos meses contigo, eso realmente puede esperar. No he dormido en setenta y dos horas, he estado escondiendo un gato ilegal, escalando vallas en varias ocasiones en las últimas noches, y estoy a punto de sobrepasarme.

Michael asintió comprendiéndolo y cerró los ojos. Sus preguntas serían contestadas después.

Tentativamente, casi como si tuviera voluntad propia, la mano de Danny buscó la de él de nuevo.

Liberando al Jaguar

Liberando al Jaguar Michelle Houston 11 Cuando la van frenó, Michael se despertó de un salto.

Michelle Houston

11

Cuando la van frenó, Michael se despertó de un salto. Con un rubor de vergüenza miró a Danny para ver cómo iba a reaccionar. Aquí Danny no había dormido en días, y Michael era quien había tomado una siesta.

Una ligera sonrisa curvó los labios de su ex amante, un brillo cálido en los ojos. Michael sintió que su cuerpo respondía a ese aspecto tan familiar. Se maldijo a sí mismo por ser tan tonto y le devolvió la sonrisa.

Me las arreglé y reservé una habitación para pasar la noche. Mi cotacto se reunirá con nosotros aquí en la mañana, trae tu pasaporte y una identificación. Te hicieron ver como si hubieras salido del país, pero no como si hubieras vuelto, así que tuvimos que hacer algunas artimañas para conseguir registrar tu regreso.

Así que Michael tenía otra deuda con este hombre. Evidentemente, era el principio, dado que no tenía dinero, ni ropa que no sea la que había tomado prestada y que tenía puesta, y tampoco un lugar a donde ir hasta que recuperará su billetera y su contenido de nuevo. La única cosa que seguía siendo la misma es que él y Danny todavía eran de la misma talla, así que con un poco de suerte, podría obtener ropa limpia.

De repente, más cansado de lo que él sentía que tenía derecho a estar, ya que había dormido la noche anterior, y la mayor parte del día; siguió a Danny dentro de la habitación del hotel y se detuvo en estado de shock. Sólo había una cama.

Mirando a Danny, se dio cuenta que arrastraba los pies por el cansancio. Había desaparecido el brillo de sus ojos. Bajo las luces fluorescentes, pudo ver cómo estaban sus ojos inyectados de sangre y como se le habían acentuado las líneas de expresión por el agotamiento. Se reusaba a pagar su bondad con una queja, Michael ignoró sus reservas

Liberando al Jaguar

Michelle Houston

12

acerca de compartir la cama con su ex amante, el hombre que todavía tenía la capacidad de hacer que su corazón se acelerará, o sangrará, dependiendo de su estado de ánimo, y guardó silencio. Esta situación no era nada comparado con lo que había vivido.

Con indiferencia que él realmente no sentía, se sentó en la silla junto a la cama y empezó a tirar de sus zapatos. Desabrochó su pantalón, se puso de pie y anunció: Voy a tomar una ducha rápida, ¿a menos que prefieras tomarla primero?Mientras hablaba, dejó caer su pantalón al suelo y tiró de la camisa. La desnudez entre los de su especie no era motivo para avergonzarse.

sobre la cama,

completamente vestido. Adelante. Me imagino que no te has podido bañarte bien en las últimas semanas. Me ducharé en la mañana.

Danny

negó

con

la

cabeza

y

se

dejó

caer

Michael tuvo que admitir que, cuando entró bajo el chorro de agua caliente unos minutos más tarde, lo hizo sentir bien. Inclinando su cabeza hacia atrás en el agua, cerró los ojos y dejó que el agua lo acariciara. Un rápido chapuzón en una piscina, en su forma de jaguar no era nada comparado con la sensual decadencia de sentir el agua sobre su piel desnuda.

Inhalando profundamente, él percibió un poco del aroma de Danny y su miembro reaccionó. Con un suave gruñido, ahuecó sus bolas y empezó a acariciarse, saboreando el tacto de la piel, el placer de la excitación y el orgasmo inminente. Apoyado contra la pared de la ducha, se inclinó de rodillas y empujó sus caderas hacia delante, balanceándose ligeramente con cada movimiento de su mano sobre su erección.

Había pasado tanto tiempo desde que había sido capaz de disfrutar de las caricias sobre su pene, que a pesar de que era su propia mano, se sentía casi doloroso lo que era tan agradable. Mucho más rápido de lo que él lo hubiera querido, podía sentir la sensación embriagadora de sus bolas al apretarse con el orgasmo. Jadeando suavemente, apretó y frotó ligeramente, hasta que gruñó en voz baja cuando se vino. Consciente de

Liberando al Jaguar

Michelle Houston

13

que el otro hombre estaba en la cama, no se quedó mucho tiempo. Danny aún necesitaría de darse una ducha y descansar lo más que él pudiera.

Enjabonándose rápidamente, se sacó los últimos vestigios de su orgasmo del estómago y manos, así como tres meses de suciedad en su cuerpo. Un champú rápido después y estaba listo para ir a la cama. Después de cerrar el grifo, cogió una de las toallas del hotel, y rápidamente se secó. Envolviéndola alrededor de su cintura, Michael se dirigió a la habitación, anunció “tu turno, sólo para ser saludado por un suave ronquido.

Danny estaba tumbado en la cama, aparentemente muerto para el mundo. Sabía cuando su ex estaba completamente rendido, Michael se tragó una sonrisa cuando empezó a desnudar a Danny. En algún momento cuando retiraba el pantalón de su ex y consiguiendo que se metiera bajo las cobijas la toalla cayó al suelo. Michael le dio una patada haciéndola a un lado y se fue a buscar unos calzoncillos. Por suerte, Danny había pensado en traer una maleta llena de ropa.

Después de colocarse los suaves calzoncillos, Michael tomó la toalla y se la pasó por su cabello, eliminando la mayor parte de la humedad, para después arrojarla de vuelta en el cuarto de baño, apagó las luces de la habitación, hechó cerrojo en la puerta, y luego encaró el hecho de que tenía que subir a la cama con Danny.

La última vez que ellos habían compartido una cama había sido uno de sus recuerdos más preciados y más agridulce. Habían pasado toda la tarde en la cama, entre burlas y risas, enrocándose el uno con el otro. Entonces, mientras él estaba aletargado y cansado, Danny había dejado caer la bomba sobre él. Se iba a ir del país la semana siguiente para hacer una investigación en la selva.

Michael debió haberlo esperado, o intentar liberarse del trabajo para poder ir con Danny, o preguntar sí había otro hombre. Esto nunca ocurrió.

Liberando al Jaguar

Michelle Houston

14

Traumatizado por la idea de que Danny simplemente se iba lejos después de todo lo que habían compartido, había arremetido contra él, lo que provocó el temperamento de Danny, y antes de que se diera cuenta, Michael le estaba gritando al único hombre que había amado que se fuera al infierno, desapareciendo de su vida.

Y ahora le debía una tan grande que seguramente no podría ser

capaz de pagarle.

Sentándose al otro lado de la cama tan suave como pudo, Michael entró bajo las cobijas. Se estiró y apagó la luz de la mesilla de noche, y trató de instalarse cómodamente. Rodándo sobre su mismo lado, le dio la espalda a Danny y cerró los ojos. No estaba seguro de cuánto tiempo le tomó, pero finalmente comenzaba a dormitar cuando Danny se movió, rodó sobre su costado y se acurrucó contra su espalda. El calor del cuerpo de su ex le era tan familiar y reconfortante que se acurrucó contra él antes de que registrara lo que estaba haciendo. Para entonces, la mano de Danny estaba apoyada sobre su cadera, y acarició su rostro contra el cuello de Michael.

Tratando de alejarse, Michael se tensó cuando la mano de Danny lo apretó, y murmuró, Mike, con voz soñolienta mientras lo abrazaba acercándolo más. Sus lágrimas se derramaron por la familiaridad de la posición. Por el momento, tenía dos opciones: despertar a un hombre que había arriesgado mucho para ponerlo en libertad, o responder a la demanda de su cuerpo quedándose donde estaba, y dejar dormir a Danny.

El jaguar agazapado dentro de él escogió ese preciso momento para

rugir su opinión, y con un suave suspiro, Michael relajó sus músculos y se dejó envolver por el calor de Danny.

para rugir su opinión, y con un suave suspiro, Michael relajó sus músculos y se dejó

Liberando al Jaguar

Michelle Houston

15

Michael se despertó con el suave deslizamiento de una mano subiendo y bajando por su costado, acariciándolo por encima de su cadera hasta rozar su medio erecto pene, y volviendo de nuevo a su cuerpo, hasta llegar a su cuello. Disfrutando de la manera única y especial con que Danny lo despertaba, él se acurrucó contra la erección presionando entre las mejillas de su culo, y dejó que su cuerpo despertara.

Maldición, te extrañé le susurró Danny antes de depositar suaves besos a lo largo del cuello de Michael.

Sus palabras despertaron a Michael completamente, como si lo hubieran rociado con agua fría. Se alejó de él, salió de la cama y miró al somnoliento cambiaformas. ¿Me extrañaste? ¡Si fuiste tu quien se alejó!

Danny se dejó caer sobre la cama soltando un gemido, su pelo estaba deliciosamente desaliñado por el sueño, débiles líneas de las sabanas cruzaban por su cuerpo y mejilla. Michael, no quiero pelear.

Yo tampoco Con la última palabra sobre el tema, Michael se alejó en dirección al baño. Estaba apoyado contra la pared, tratando de controlar sus emociones cuando Danny le siguió.

Pero que conste, que no me alejé de ti, tú me apartaste.

¡El infierno que lo hice! Sus manos apretadas en puños a sus costados mientras la bestia dentro de él se sentó y prestó atención, gruñendo de dolor, de sufrimiento, por haber pérdido a su compañero.

Me dijiste textualmente si pones un pie fuera de la maldita puerta, entonces, no mires hacia atrás. ¿Te suena familiar?

Sólo lo dije porque me acababas de informar que te ibas a hacer un trabajo, y uno, no sabías cuando volverías, y dos, ni siquiera te molestaste en invitarme.

¡Jesús, Mike! Justo habías comenzado tu propia carrera, como diablos iba a pedirte que fueras como una devota esposa de los años 50,

Liberando al Jaguar

Michelle Houston

16

embalándolo todo y renunciando a todo lo que habías conseguido para seguirme por el bien de mi carrera. ¡Nunca tuve la intención de abandonarte!

Sin avergonzarse de las lágrimas que nublaban su mirada, Michael miró la mirada verde de Danny la cual parecía ser sincera, notando por primera vez la sombra que oscurecía sus ojos.

Entonces

Los militares dejan durante meses y hasta años a sus familias y estas siguen ahí para cuando regresan. Pensé que dada la profundidad de nuestro amor y el vínculo entre nosotros que es más fuerte que el amor normal, podríamos sobrevivir a una separación.

Michael cerró la tapa del inodoro y se sentó, sus hombros se encorvaron cuando la realidad recayó sobre él, en lugar de preguntar, había llegado a sus propias conclusiones.

Danny se puso en cuclillas delante de él. Tomó su barbilla con firmeza y levantó su cara. Michael parpadeó sus lágrimas cuando Danny se inclinó hacia delante y presionó un suave beso en sus labios. Envolviendo sus brazos alrededor del cuello del otro hombre se acercó, consciente por primera vez que ambos usaban solo sus boxers. Podía sentir el pecho de Danny rozando el suyo, la alfombra de rizados vellos cosquilleó su liso pecho.

Danny susurró Michael, sin saber exactamente lo que su ex estaba esperando.

Danny se echó hacia atrás y se levantó. Extendiendo las manos, esperó a que Michael le ofreciera las suyas, entonces él lo paró y lo abrazó. Me enteré de que habías dejado la ciudad y te seguí. Ya había terminado mi investigación, y estaba decidido a regresar contigo. Dejaste la ciudad dieciséis horas antes de mi llegada. Es por eso que estaba allí cuando te atraparon. Estaba cansado de esperar que vinieras a mí, y decidí volver por ti.

Liberando al Jaguar

Michelle Houston

17

Michael rió suavemente, sin poder creer la ironía. Mientras Danny estaba en un avión de regreso a los Estados, él se abría paso en la selva para encontrar a Danny, decidido a hacerle ver que ellos tenían algo que valía la pena intentar recuperar, tenía la esperanza de que su compañero no hubiera cambiado.

No puedo creer, que hubiera tenido que pasar los últimos tres meses sentado en una jaula y si solo hubiera esperado otro día más por ti, nosotros estaríamos juntos.

Danny apoyó su frente contra la de Michael soltando un suspiro, su risa resonó en la pequeña habitación. Maldita sea, vaya par que somos, ¿no es así, Mike? Ambos obstinados como el infierno.

Sí.

A pesar de la angustia de los últimos años, el tiempo que estuvieron separados se desvaneció. El vínculo entre compañeros, compañeros de verdad, era innegable, y tanto él como Danny habían reconocido su significado por cada año que pasaba. Sólo la falta de comunicación había causado el distanciamiento entre ellos, algo que Michael estaba decidido a que no volviera a ocurrir.

Su jaguar gruñó dentro de él, su cuerpo se electrificó con la necesidad reprimida durante tanto tiempo. La idea de estar sin su compañero era tan extraña para él como la idea de estar sin su jaguar, por lo que durante esos tres años, sólo pudo satisfacerse con su propia mano.

Ahora que su compañero estaba tan cerca, y ambos estaban descansados, su cuerpo estaba exigiendo que cumpliera con sus necesidades. Su jaguar estaba secundando la moción y con un rugido empujó su cuerpo hacia delante, hasta que su pene se presionó firmemente contra el de Danny, sus cuerpos alineados juntos desde las rodillas hasta sus clavículas.

Con un gemido, Danny metió las manos en el cabello de Michael y lo acercó, incluso cuando sus labios atraparon la boca de su amante.

Liberando al Jaguar

Michelle Houston

18

Enfrascandosen en un duelo de lenguas, caminaron juntos de regreso hacia el dormitorio, donde cayeron sobre la cama, cada uno necesitaba hacer valer su derecho sobre el otro. Abrazando a Danny, Rodando sobre la parte superior de Danny, Michael se empujó contra su compañero, deslizando sus miembros uno contra el otro, la suave tela de la ropa interior sólo incrementaba las sensaciones.

Sus manos se convirtieron en garras afiladas que rasgaron la ropa de cama cuando apartó el material. Se movió sentándose a horcajadas sobre Danny, mientras recuperaba el control de su cuerpo, Michael miró a su amante, deleitándose en el oscurecimiento de los ojos, el alargamiento de sus pupilas, hasta quedar más gato que humano.

Las débiles marcas aumentaban su belleza natural, hasta que su piel ya no era humana, sino más bien un híbrido de hombre y bestia.

Con un gruñido más salvaje del que una garganta humana podría hacer, Danny arrancó los boxeadores de cada uno de ellos y rodaron juntos para quedar Michael recostado sobre su estómago, con Danny acomodado entre sus muslos, con su pene presionado contra la hendidura de su culo.

Han pasado tres malditos años Mike. Tienes mucho por hacer. En respuesta Michael levantó la cadera, ofreciendo su culo a su amante, necesitan sentir el calor aterciopelado de su carne hundiéndose en la suya antes de que sus nervios estallaran.

A veces, se las habían arreglado para tomar las cosas con calma, para seducir y atraer. Al sentir el miembro de Danny presionado contra el apretado anillo de su culo, Michael sabía que no iba a ser uno de esos momentos. En su lugar, iba a ser duro y rápido. Era la forma en que su cuerpo lo ansiaba después de una larga separación.

Cuando Danny siguió hacia delante, entrando profundamente, aulló suavemente por el dolor, aunque su Jaguar se estremeció de anticipación por ser dominado. La bestia ansiaba el dominio de Danny y la sumisión de Michael. Tomó una profunda respiración, quería que sus músculos se

Liberando al Jaguar

Michelle Houston

19

relajaran y permitirle a Danny hundirse profundamente. Lo cual era la señal que el otro estaba esperando. Moviendose hacia atrás, redistribuyó su peso y se abalanzó hacia adelante, su pene rozó deliciosamente contra la próstata de Michael, mientras él forzaba a su cuerpo a abrirse más para recibirlo.

Con cada embestida su miembro se hizo mas grande, poco a poco llegó a su plena erección, mientras reafirmaba su derecho sobre el cuerpo de su pareja. Metiendo la mano entre él y la cama, Michael acarició su pene hacia arriba y abajo con su mano, cubriéndola con el pre-semen que constantemente salía de la ranura. Cerrando su puño con fuerza, se acarició de arriba hacia abajo al mismo tiempo que el eje que invadía su culo.

Gruñendo su necesidad, Michael se echaba hacia atrás con cada embestida, mientras su culo apretaba la erección de su amante. Danny se inclinó y le mordió el cuello, justo lo suficiente para traspasar la piel. Michael no pudo controlar su reacción. Con un grito de euforia total, llegó a su clímax, los chorros provenientes de su miembro cayeron sobre las sabanas debajo de él. Las bolas de Danny golpeaban contra su culo cuando aligeró su velocidad, mientras el culo de Michael como respuesta involuntaria por su orgasmo apretaba su pene.

Gruñidos y rugidos llenaron el cuarto mientras lo envestía, casi salvajemente al reclamar su derecho al cuerpo de Michael, tanto como lo hizo con su férreo control y sus amorosas mordidas.

Su orgasmo llegó llenando de calor el culo de Michael. Cuando el miembro Danny se suavizó, la evidencia de su pasión se mezcló con la de Michael quedando expuesta en la ropa de cama y cada uno la inhaló profundamente, cuando se derrumbaron sobre el colchón, sus cuerpos aun estaban parcialmente unidos.

Danny los rodó de costado y se acurrucó contra Michael, su miembro todavía estaba en el culo de su amante. Michael apretó el anillo

Liberando al Jaguar

Michelle Houston

20

de su culo, necesitaba prolongar el contacto íntimo, tanto como le fuera posible, después de haber sido privado de éste durante tanto tiempo.

Podía sentir el latido regular del corazón de Danny en su espalda, cambió lentamente de pelaje a piel, mientras su amante aún trataba de controlar a su Jaguar. A diferencia de su amante, él no había pasado tres meses en su forma animal, y su bestia podría estar arañando y lanzando zarpazos para llegar a su compañero.

Una sensación con la que Michael estaba muy familiarizado, porque ya había tenido problemas con su propio jaguar después de algunos de sus más vigorosos encuentros amorosos.

Todavía tenemos mucho de qué hablar susurró Danny contra su espalda mientras colocaba pequeños y amorosos besos. Murmuró su consentimiento, pero no quería pensar en eso por el momento, Michael se dio la vuelta y deslizó una pierna entre las de su amante, sus cuerpos se movieron uno en torno al otro para ofrecer un mayor contacto.

Lo sé, pero hoy no. Hoy, todo lo que quiero hacer es hacer el amor contigo, tal vez una ducha o dos, y ver la TV. Me he perdido tres meses de series de televisión.

Danny le dio un beso rápido en los labios, y luego se movió lo suficiente para perderse en la mirada de su compañero.

Mmmm, acerca de eso. Hubo otro cambio en el elenco de Law & Order. Mientras Michael se quejaba por haberse perdido tal evento, Danny continuó, atormentándolo con cositas sobre sus programas favoritos, mientras lo acariciaba con su suave tacto y seductor hasta el infinito.

Una idea se le ocurrió a Michael cuando estaba pasando sus manos sobre los brazos de su amante.

¿Cómo le hiciste, mi sangre no trabaja dando señales? Aunque por lo visto te atrajo lo sufiente hacia mí.

Liberando al Jaguar

Michelle Houston

21

Danny sonrió con esa sonrisa tranquila tan suya cuando tenía que dar una respuesta. Pensando un poco, Michael dijo la única solución que tenía sentido. ¿Alguien en el zoológico es un cambiaformas?

Sí. Varios, en realidad. Evidentemente, después de que tú fuiste capturado y llevado, se dieron cuenta de las anomalías que nos diferencian en primer lugar, y te mantuvieron en un zoológico donde trabajaban cambiaformas. No había manera de que pudieras salir por ti mismo de ahí, no de una forma que no fuera evidente. Y si un hombre se involucraba y fuera descubierto, podría ser culpado de vandalismo, dejando la puerta abierta para que cualquiera pudiera volver a intentarlo.

Michael digería la información, deseando que alguien le hubiera informado de lo que estaba pasando, pero también sabía que hubiera empeorado las cosas, esperando, contando los días.

Así que ¿por qué?

Es realmente muy simple. Yo no tenía nada qué perder. Estando tú aquí, tenía que estar contigo, sin importar lo que me pasará. Y si lograba liberarte el riesgo habría valido la pena. Y además

Su voz se apagó al tomar el miembro de Michael, sus dedos poco a poco trazaron una vena, haciendo que los ojos de Michael casi se desorbitaran. De esta manera, podría jugar al héroe.

Sus labios se curvaron en una elocuente sonrisa, Michael se dedicó a darle a su compañero la recompensa que él se había ganado.

Fin