Sei sulla pagina 1di 11

Introducción a la Biblia

Escuela Bíblica, Sector Tres, BCS, Méx.

Los Cabos, B. C. S. Febrero 16, 2014
Los Cabos, B. C. S. Febrero 16, 2014

CANON BÍBLICO Y VERSIONES DE LA BIBLIA

CANONICIDAD DE LA BIBLIA

NOCIONES PRELIMINARES.

El concepto de «canon bíblico» Por «canon bíblico» se entiende el conjunto de todos los escritos que forman la Biblia, es decir, el catálogo completo de los escritos inspirados.

¿Qué significa la palabra CANON? El significado de la palabra «canon» deriva del griego «Kanön» y, probablemente, también del hebreo «kane», que significa vara para medir, o regla; metafóricamente, la palabra ha venido a significar «norma» o «medida» de la fe.

El uso de la palabra en la Biblia Gálatas 6:16, Filipenses 3:16, donde significa que en «la nueva creación» la escritura es el canon para el nuevo pueblo de Dios, «la regla», la norma del cristiano (2° Tim 3:16).

Uso de la palabra referido a la Biblia. En el lenguaje de la Biblia «canónico» significa todo el contenido de las Escrituras; la «lista»

o «catálogo» de los libros que componen la Biblia. La norma escrita reconocida por la Iglesia de libros inspirados y, por tanto, normativos para ella.

Antes del Canon La Biblia no es un libro caído del cielo, como pretende ser el Corán, la Biblia ha tenido una larga historia cuya construcción está llena de complejidades. Al principio no existía el libro, sino la palabra (Juan 1:1).

En los orígenes de la experiencia religiosa de Israel, lo mismo que en los de la iglesia, no estaba la Biblia, sino la “Revelación”, es decir, una experiencia extraordinaria de comunión entre Dios y su Pueblo (antiguo y nuevo).

Primero fue la tradición oral, después la escrita e incluso después de haber sido fijadas las tradiciones por escrito, la mayoría de los textos bíblicos continuaron siendo leídos, actualizadas, profundizados, y solo después de un largo tiempo se consideró al AT y al NT como algo inmutable e intocable; este proceso duró un periodo de más de MIL años.

En el proceso de transmisión de la Revelación de Dios donde hubo la necesidad de recopilar

y poner por escrito las cosas que Dios había hecho, los libros bíblicos no se surgieron solos,

a la par también hubo muchos escritos; surgió un mar de literatura religiosa, que también fue teniendo su propio proceso. Surgió entonces la necesidad de hacer una selección de todos esos libros.

Introducción a la Biblia

Escuela Bíblica, Sector Tres, BCS, Méx.

Los Cabos, B. C. S. Febrero 16, 2014
Los Cabos, B. C. S. Febrero 16, 2014

CANON DEL ANTIGUO TESTAMENTO

No sabemos con certeza cuándo comenzaron los judíos a reunir los Libros Sagrados en colecciones, ni podemos afirmar de manera precisa cuándo fue definitivamente cerrado el canon del AT, pero si sabemos con plena seguridad que los judíos poseían libros que consideraban como sagrados y los rodeaban de gran veneración. Así mismo sabemos que el AT no contiene toda la producción literaria, legal, histórica, educativa, del antiguo Israel, ya que a lo largo de sus páginas encontramos citadas diversas obras que se perdieron con el paso del tiempo y no han llegado hasta nosotros.

¿Por qué se hizo una selección de libros del AT?

El principal criterio que usaron los judíos para la selección de los libros no fue tanto literario o cultural, sino teológico.

PARA RECORDAR las raíces de su propia historia, es decir de hacer memoria. IDENTIDAD. Movidos por un espíritu de fe recogieron del pasado las obras que exponían su identidad como el pueblo elegido por Dios, y llamado a cumplir una misión en el mundo, y al mismo tiempo pretendieron que esas páginas del pasado los animasen a ser fieles a Dios en el presente y alentasen la esperanza en el futuro. Para DEFINIR y CONSERVAR la revelación evitando así que sufriera alteraciones o se confundiera con las reflexiones posteriores en torno a ella. Por la INFLUENCIA PAGANA que podría hacer que Israel se olvidara de Dios y tomara el camino de la idolatría.

Por la gran CANTIDAD DE LIBROS que contenían historias elaboradas y contradicciones que hacían peligrar la fe y la sana doctrina.

Para brindar a los creyentes la oportunidad de estudiar la revelación y vivir de acuerdo con sus principios y estipulaciones.

Por la destrucción de Jerusalén en el año 70 y el fin del culto del templo. Lo que acentuó la necesidad de proceder a una delimitación definitiva del canon para tener una base reguladora de la vida judía. Este proceso de formación del Canon del AT duro varios siglos hasta que pudiera tomar su forma definitiva.

DOS CANONES DEL AT.

Durante el proceso de formación surgieron dos tipos de canon:

1) El Canon Hebreo (de los judío de Palestina) –corto- 2) El Canon griego (de los Judíos de la diáspora, Helenistas de Alejandría) -largo-

El Canon Hebreo

Conformado por los judíos de Palestina quienes hicieron una selección, conformada por 24 libros, divididos en tres grandes secciones:

1. Torah. Los primeros escritos y durante muchos años los únicos a los que se les concedió validez canónica fueron los 5 libros atribuidos a Moisés, el Pentateuco, denominado Torah («Ley», “instrucción o precepto”): GÉNESIS, ÉXODO, LEVÍTICO, NÚMEROS Y DEUTERONOMIO. Se cree que esta sección se había conformado hacia el año 458 o bien 398 a.C. En el tiempo de Nehemías, Neh. 8:10.

Introducción a la Biblia

Escuela Bíblica, Sector Tres, BCS, Méx.

Los Cabos, B. C. S. Febrero 16, 2014
Los Cabos, B. C. S. Febrero 16, 2014

2. NebÎ Îm. La segunda sección en conformarse fue la de los libros proféticos en hebreo se designaban NebÎ Îm y debió estar concluida para el año 200 a.C., esta sección se subdividió, a su vez, en dos grupos:

a) «Los profetas anteriores»: Josué, Jueces, Reyes y Samuel;

b) «Los profetas posteriores»: Isaías, Jeremías, Ezequiel y el Libro de los Doce.

3. Ketubín. La tercera sección del canon hebreo se conoce como Ketubín («Escritos»). Esta sección incluye once libros: Salmos, Proverbios y Job; un grupo de cinco libros llamados Megilot («Rollos») Cantar de los Cantares, Rut, Lamentaciones, Eclesiastés y Ester-; y finalmente Daniel, Esdras-Nehemías y Crónicas.

Con las iníciales de Torah, NebÎ Îm y Ketubin, se formo la palabra hebreo Tnk, Tenak o Tanak, nombre que los judíos usaban para referirse a la Biblia hebrea, nuestro Antiguo Testamento.

La lista de libros inspirados no se fijó de forma permanente hasta el final del siglo II o a comienzos del III de la era cristiana.

 

NebÎ Îm

Ketubin

Génesis

 

6. Josué

14. salmos

Éxodo

Profetas

7. Jueces

15. Proverbios

Levítico

Anteriores

8. Reyes

16. Job

Números

9. Samuel

17. Cantar de los cantares

Deuteronomio

 

10. Isaías

18. Rut

 

Profetas

11. Jeremías

19. Lamentaciones

 

posteriores

12. Ezequiel

20. Eclesiastés

 

13. El libro de los doce

21. Ester

   

22. Daniel

     

23. Esdras/Nehemías

     

24. Crónicas

Los 24 libros de la Biblia hebrea son idénticos a los 39 que se incluyen en el Antiguo Testamento de nuestras Biblias; (las que no contienen los libros “deuterocanónicos”). La diferencia en numeración se originó cuando se empezó a contar, por separado, cada uno de los doce profetas menores, y cuando se separaron en dos las obras siguientes: Samuel, Reyes, Crónicas y Esdras-Nehemías

El Canon griego

Formado por los judíos de Alejandría quienes adoptaron el griego como su idioma diario, dejando el hebreo para cuestiones culticas, y creado para responder adecuadamente a las necesidades religiosas de la comunidad de habla griega, surgiendo así la traducción griega de la Biblia llamada Septuaginta.

Ahora bien, este canon griego era más amplio que el canon hebreo, ya que contenía algunos libros más, libros que los judíos de Palestina consideraron como no inspirados. Esta divergencia entre los judíos palestinenses y alejandrinos se explica fácilmente si tenemos en cuenta el ambiente en que cada grupo vivía. Los judíos alejandrinos tenían un concepto más amplio de la inspiración bíblica que los palestinenses.

Introducción a la Biblia

Escuela Bíblica, Sector Tres, BCS, Méx.

Los Cabos, B. C. S. Febrero 16, 2014
Los Cabos, B. C. S. Febrero 16, 2014

A estos libros adicionales del canon alejandrino se les denominado como “deuterocanonicos”, es decir del segundo cañón, estos libros son:

1.

Tobías

4. Eclesiástico (Sabiduría de Jesús ben Sira)

7. 2ª Macabeos

2.

Judit

5. Baruc

*Daniel 3.2490; 13; 14

3.

Sabiduría

6. 1ª de Macabeos

*Ester 10.4–16.24.

El orden de los libros del canon griego:

Pentateuco:

Históricos

 

Poéticos

Profetas

Históricos

 

suplementarios

1. Génesis

7. Josué

18.

Salmos

25. 12 menores (1 rollo)

31. 1ª Macabeos

2. Éxodo

8. Jueces

19.

Proverbios

26. Isaías

32. 2ª Macabeos

3. Levítico

9. Rut

20.

Eclesiastés

27. Jeremías

 

4. Números

10. Reyes

21.Cantares

28. Ezequiel

 

5.Deuteronomio

11. Samuel

22. Job

29. Daniel

 
 

12. Crónicas

23. Sabiduría

30. Lamentaciones

 
 

13.Esdras/Nehemías

24.Eclesiástico

   
 

14. Nehemías

     
 

15. Ester

     
 

16. Judith

     
 

17. Tobías

     

Divisiones en Capítulos y Versículos de la Biblia

En los manuscritos Hebreos más tempranos la Biblia estaba dividida en versos, pero los versos no estaban numerados y no había ninguna división en capítulos. Las divisiones en Capítulos fueron agregadas en las Biblias Cristianas por el Arzobispo Inglés Stephen Langton en el siglo XIII.

Criterios de canonicidad en el Antiguo Testamento.

1. Que se considerara como de Inspiración divina.

2. Profetismo. es decir que fuera atribuido a un profeta (patriarca, rey, etc.).

3. Que tuviera conformidad con la ley, que no la contradijera.

4. Que estuviera escrito en hebreo.

5. Por su calidad literaria.

6. Por su antigüedad

7. Que fueran leídos por el pueblo (en la sinagoga).

Introducción a la Biblia

Escuela Bíblica, Sector Tres, BCS, Méx.

Los Cabos, B. C. S. Febrero 16, 2014
Los Cabos, B. C. S. Febrero 16, 2014

CANON DEL NUEVO TESTAMENTO

«El canon del Nuevo Testamento es el conjunto exclusivo de libros escritos por los Apóstoles de Jesucristo y sus colaboradores inmediatos, que las iglesias cristianas han reconocido históricamente como poseedores de una autoridad suprema en cuestiones de doctrina y práctica, proveniente del hecho de haber sido inspirados por Dios de manera singular» (Dr. Fernando D. Saraví).

Por la influencia del AT, los primeros cristianos entendían la importancia de tener escritos autoritativos. El AT era la Biblia de los primeros cristianos, quienes al principio no pensaban en hacer otra colección de Escrituras. La enseñanza de Jesús se transmitió, hasta donde sabemos, exclusivamente por vía de la palabra hablada. Durante 15 ó 20 años después de la muerte y resurrección de Jesucristo, sus discípulos predicaron el evangelio, proclamaban y enseñaban el Evangelio de Cristo "conforme a las Escrituras" del AT; pero diversas circunstancias llevaron a los apóstoles y algunos de sus colaboradores a poner por escrito las enseñanzas del maestro.

¿Por qué un Canon del NT?

1. Distancia geográfica: el evangelio, como dice Hechos 1:8, se expande. La amplia región cubierta por Pablo durante sus viajes misioneros hizo que debiera comunicarse por escrito con algunas de las congregaciones que tenían problemas o dudas.

2. Distancia cronológica: Al paso del tiempo, los testigos oculares van desapareciendo. Las nuevas generaciones requieren de documentos que den testimonio de lo que aquellos vieron y oyeron Lc. 1:1-3.

3. El surgimiento de herejías. Las tergiversaciones de la que era víctima el Evangelio de Jesucristo. P. ej. Gál 1:6-8, a los Efe 4:14, a los Col 2:8.

Valentín desarrolló una doctrina gnóstica mezclada con tradiciones apostólicas.

Algunos pretendían quitar o agregar libros. Como el caso de Marción que pretendía establecer una incompatibilidad total entre la Ley y el Evangelio, rechazó todo el AT, reconocía solamente al Evangelio de Lucas y las Cartas de Pablo, con excepción de las pastorales extrayendo todo cuanto pudiera considerarse favorable al Antiguo Testamento. La respuesta de la iglesia fue reafirmar la autoridad del A T, los cuatro Evangelios, las epístolas pastorales de Pablo, epístolas atribuidas a otros apóstoles, denominadas Universales, y del libro de los Hechos.

4. La necesidad de proveer registros históricos de los hechos y dichos de Jesús, lo que llevó a la composición de los Evangelios, comenzando por el de Marcos.

5. Las persecuciones las cuales obligaron a los cristianos a dejar una base para los nuevos cristianos.

Introducción a la Biblia

Escuela Bíblica, Sector Tres, BCS, Méx.

Los Cabos, B. C. S. Febrero 16, 2014
Los Cabos, B. C. S. Febrero 16, 2014

El proceso de la formación del Canon del Nuevo Testamento

El proceso de la formación del canon del NT fue más breve que el del AT, todo el Nuevo Testamento se escribió en un intervalo de aproximadamente siete u ocho décadas, (del año 50 con la 1ª a los tesalonicenses que fue el primer escrito del NT hasta el año 130 aprox., fecha en la que se surgió la 1ª de Pedro que fue el ultimo que se escribió). Ya a principios del siglo II se admitió en forma general la autoridad de las cartas del Apóstol Pablo a las iglesias así como de los cuatro Evangelios (Mateo, Marcos, Lucas y Juan), Antes de terminar dicho siglo, los Hechos, las cartas de Pablo a Timoteo, Tito y Filemón y las cartas primeras de Pedro y Juan formaban parte de la colección.

Los libros que demoraron más en entrar al Canon fueron: Las epístolas 2 y 3 Juan, Judas, Santiago y 2 Pedro, en parte por su brevedad y en parte por su circulación limitada geográficamente o por la fecha en que fueron escritas. La epístola a los Hebreos halló cierta resistencia, en tanto que Apocalipsis era generalmente admitido por los occidentales pero era visto con recelo en el Oriente. En este mismo siglo surgió la amenaza de los escritos apócrifos que intentaron filtrar a la iglesia enseñanzas heréticas (gnósticas), ante las cuales jugaron un papel importante los “padres de la Iglesia”, lo que evidenció aun más la necesidad de fijar el canon.

Para el tercer siglo d.C. hubo un consenso casi universal en las iglesias sobre qué libros son autoritativos especialmente debido a la influencia del gran biblista Orígenes. En el siglo IV, el obispo Atanasio de Alejandría proporciona la primera lista conocida que contenía los 27 libros de nuestro N T. Este canon fue adoptado y ratificado más tarde por Jerónimo y Agustín y, por concilios regionales. En Occidente la cuestión del canon se replanteó en el siglo XVI, en la época previa y posterior a la Reforma protestante. A pesar de algunas vacilaciones de Martín Lutero, los reformadores admitieron el canon histórico y, en el Concilio de Trento, los católicos hicieron lo mismo.

Criterios para aceptar obras como canónicas

1. Inspiración divina

2. Apostolicidad - que se atribuya a algún apóstol, o discípulo de este, o a alguien de la primera generación de creyentes.

3. Dirigido a una comunidad cristiana concreta. Como en el caso de las cartas de Pablo.

4. Conformidad con la regla de la fe (Lc. 1:1-3)

5. Escrito en griego.

6. Que fueran leídos por la Iglesia y hubieran producido edificación.

Otros factores que influyeron en la fijación del Canon:

El aumento del uso del códice, en vez de rollos separados.

El uso de unos libros y la exclusión de otros en el culto, en las enseñanza y en la apologética.

El consenso entre los creyentes cristianos, las iglesias principales y los líderes reconocidos sobre qué libros conllevan la autoridad de Dios.

A principios del Siglo IV la terrible persecución bajo Diocleciano (303 d.C.) fomentó la producción de copias clandestinas de los libros.

Introducción a la Biblia

Escuela Bíblica, Sector Tres, BCS, Méx.

Los Cabos, B. C. S. Febrero 16, 2014
Los Cabos, B. C. S. Febrero 16, 2014

Finalmente , los sínodos de Roma (382 d.C.), de Hipona (397 d.C.) y de Cartago (397 d.C.) recogieron el sentir del gran pueblo cristiano y declararon cerrado este canon de 27 libros.

 

El Canon del Nuevo Testamento

 
   

Epístolas

 

Evangelios

Históricos

De Pablo

Universales

Apocalipsis

   

Romanos

1 Tesalonicenses

Hebreos Santiago 1 y 2 Pedro 1, 2 y 3 Juan Judas

 

Corintios

1 2 Tesalonicenses

Mateo

2 1 Timoteo 2 Timoteo Tito Filemón

Filipenses

Efesios

Gálatas

Corintios

Apocalipsis de

Juan

Marcos

Lucas

Hechos

de los

Apóstoles

Juan

   
 

Colosenses

Apócrifos

Etimológicamente viene del término apócrifos que significa "oculto", "falso", "algo que tiene un contenido extraño". Los rabinos hablan de los libros que están fuera de la tradición. Ellos le llamaban "hisinim" que significa herético, hereje, con la connotación de falso. Son libros que se alejan de la sana enseñanza y que intentan explicar las cosas que los libros canónicos callan, pero rayan en la herejía. Nunca fueron aceptados por los judíos en el AT ni por la iglesia cristiana evangélica. Y siempre ha habido dudas sobre su autenticidad.

Del AT, Libro de los Jubileos, Ascensión de Isaías, III libro de los Macabeos, Testamento de los doce patriarcas.

Del NT, Evangelio de los Hebreos, de Pedro y Santiago, Hechos de Pedro y de Pablo, Apocalipsis de Pedro y Pablo, etc.

¿Se ha perdido algún libro inspirado?

La misma Biblia nos habla de algunos escritos de algún profeta o apóstol que no han llegado hasta nosotros. En el Antiguo Testamento se habla del “libro del Justo” (cf. Jos 10,13; 2 Sam 1,18), del libro de las guerras del Señor (Num.21:14) del “libro de Samuel, vidente”, de las “crónicas de Natán, profeta, y de las de Gad, vidente” (cf. 1 Crón 29,29), de las “profecías de Ido, vidente” y de “los libros de Semeyas, profeta” (2 Crón 9,29; 12,15). El Nuevo Testamento también habla de una epístola de San Pablo a los Corintios (cf. 1 Co. 5,9) que parece haberse perdido, y de otra a los Laodicenses (cf. Col. 4,16).

Introducción a la Biblia

Escuela Bíblica, Sector Tres, BCS, Méx.

Los Cabos, B. C. S. Febrero 16, 2014
Los Cabos, B. C. S. Febrero 16, 2014

VERSIONES Y TRADUCCIONES DE LA BIBLIA

La palabra "Versión", viene del verbo "Verter", y significa traducir de un idioma a otro.

La Septuaginta. Como ya dijimos, unos cuantos siglos antes de Cristo, los judíos ya tenían una recopilación de textos a los que les dieron el carácter de inspirados (AT), a partir de esas Escrituras se hizo la primera versión o traducción a la lengua griega que tuvo lugar alrededor del año 250 a.C., esta versión del AT vino a llamársele la "Septuaginta".

Demetrio de Faleron, el bibliotecario de Plotomeo II (285-246 a.C.), quería unas copias de la Ley Judía para la Biblioteca de Alejandría. La traducción se realizó a inicios del siglo tercero a.C. y se llamó Septuaginta -Traducción de los Setenta- por el número de traductores que trabajaron en la obra (setenta y dos). Comenzó con el Torá, y posteriormente tradujeron del hebreo al griego todas las Sagradas Escrituras , según la leyenda los 72 ancianos de Israel finalizaron la traducción en sólo 72 días.

Los Targumenes. La lengua hebrea comienzo a morir y desapareció completamente para el año 135 a.C. y el pueblo que quedó en Israel durante y después del exilio hablaba arameo, un dialecto del hebreo (por esta razón Jesús y sus contemporáneos en Palestina hablaban arameo). Esdras y sus ayudantes leían la Ley al pueblo en Hebreo y la tenían que traducir (Neh. 8: 8). Al principio esta interpretación era solamente oral. Finalmente se fijó esta traducción

por escrito, este es el origen del Targum.

Nuevo Testamento. Respecto a los escritos del Nuevo Testamento, el celo de los primeros cristianos por propagar su mensaje hizo que se rompieran las barreras lingüísticas que habían permitido misionar solo en griego, y habían fundado comunidades en territorios donde se hablaban otras lenguas. Resultaba entonces imperioso poner al alcance de esas nuevas comunidades los escritos fundacionales. Así se producen, a partir del Siglo II, las primeras traducciones: primero al latín, pues esta era la lengua oficial del imperio romano; luego, al siríaco y al copto. Después siguieron las traducciones al gótico, al armenio, al etíope, al georgiano, al árabe, etc.

La Vulgata Latina. Damasco, obispo de Roma, encomendó a Jerónimo que preparara la versión oficial de la Biblia, y este se fue hasta Belén, en donde le dedicó cerca de 20 años de la vida entregado a la traducción de la Biblia oficial, la cual vendría a llamarse la "Vulgata Latina" que vio la luz alrededor del año 400 d.C. , esta constituye la primera gran traducción occidental de la Palabra de Dios (aunque no la primera) y el primer esfuerzo por acercar la Palabra de Dios al pueblo. Como su nombre lo indica la Vulgata pretendió ser una Biblia en el idioma común del pueblo.

Las traducciones castellanas de la Biblia

Biblia Alfonsina. Fue una de las primeras Biblias traducidas al Castellano en el año de 1280 d. C., traducida de la Vulgata Latina (parafraseada y resumida), bajo el auspicio de Alfonso X, el Sabio, Rey de Castilla y Aragón.

Biblia de la Casa de Alba. Se tradujo al castellano siglo y medio después de la Alfonsina en 1430, el Antiguo Testamento se tradujo directamente del Hebreo y Arameo por un rabino judío llamado Moisés Arragel. La auspició D. Juan II, rey de Castilla. El lugar donde se conserva (la Biblioteca del Duque de Alba) le dio el nombre a esta versión.

Introducción a la Biblia

Escuela Bíblica, Sector Tres, BCS, Méx.

Los Cabos, B. C. S. Febrero 16, 2014
Los Cabos, B. C. S. Febrero 16, 2014

La Biblia del rabino Salomón. Generalmente se toma como anónima, aunque algunos eruditos la atribuyen al rabino Salomón. Contiene, como era de esperarse, la Tanak (nuestro AT) y está fechada en el año 1420.

El Nuevo Testamento de Francisco de Enzinas (1520-1552). Publicado por el erudito español en Amberes, en 1543 Fue la primera traducción impresa, hecha del griego al castellano. Por esa publicación (que él presentó al emperador Carlos V), Enzinas fue encarcelado, pero pudo escapar de la prisión y huir de España.

La Biblia de Ferrara. Llamada así por haber sido publicada en la ciudad italiana de Ferrara, en 1553. Es obra de dos judíos portugueses, que usaron los nombres de Abraham Usqui y Yom Tob Atías. Se caracteriza por su exagerado literalismo y por el carácter anticuado de su castellano.

Biblia Del Oso. En 1569 Casiodoro de Reina (monje de ideas reformadas) tradujo de las lenguas originales la versión que todavía circula después de muchas revisiones. Es la primera Biblia completa en Castellano. Fue llamada así por la figura de un oso, de pie junto a un madroño, que adorna su portada y que era, muy probablemente, el «logotipo» del impresor. Reina tardó doce años y terminó la obra en 1567 estando en Frankfurt, Alemania. Pasaron dos años antes de que encontrara quien imprimiera su Biblia, la que fue publicada en Basilea, Suiza en 1569.

De Felipe Scío de San Miguel (1790 - 1793). Traducida de la Vulgata.

Torres Amat (1823 – 1825). Traducida de la Vulgata, esta traducción llevó el nombre de Félix Torres Amat (obispo de Barcelona).

Versión moderna (1893) Fiel a los idiomas originales (de donde fue traducida), fue publicada por la Sociedad Bíblica Norteamericana. Su castellano puede calificarse de «duro», por carecer de fluidez estilística.

Nuevo Testamento, versión hispanoamericana (1916).

La Nácar-Colunga (1944). Traducción realizada por los biblistas Eloíno Nácar Fuster y Alberto Colunga. publicada por la Biblioteca de Autores Cristianos, de Madrid.

La Bover-Cantera (1947). Llamada así por el nombre de los traductores: José María Bover y Francisco Cantera Burgos. También hecha desde los idiomas originales, se trata de una edición crítica.

Biblia de Jerusalén (1966). La traducción se basa en los idiomas originales. Las introducciones, así como las notas, son de mucho valor para quien tenga interés en el estudio del texto bíblico.

Dios llega al hombre. El Nuevo Testamento de Nuestro Señor Jesucristo (1966). Versión popular, publicada bajo los auspicios de SBU. Primer texto bíblico de SBU en el que se aplican los principios de traducción por equivalencia dinámica ( intenta comunicar la idea expresada en el texto base).

Introducción a la Biblia

Escuela Bíblica, Sector Tres, BCS, Méx.

Los Cabos, B. C. S. Febrero 16, 2014
Los Cabos, B. C. S. Febrero 16, 2014

La Biblia, de Herder (1975). El NT (En cuya revisión participa ron dos evangélicos: uno de América Latina -el Dr. Fidel Mercado- y otro de España -el Prof. Ignacio Mendoza-), se publicó en 1968 y tuvo amplia difusión. Preciso en el lenguaje, es de lectura agradable. El trabajo (tanto del AT como del NT) fue dirigido por el P. Serafín Ausejo.

Sagrada Biblia, de Cantera-Iglesias (1975). Es una versión crítica sobre los textos hebreo, arameo y griego, hecha por Francisco Cantera Burgos y Manuel Iglesias González. Publicada por la Biblioteca de Autores Cristianos. Reemplazó a la Bover-Cantera.

Nueva Biblia Española (1976). Traducción de los textos originales dirigida por Luis Alonso Schokel y Juan Mateos. Esta versión es muy rica por la novedad y frescura de su lenguaje. Editada por Cristiandad.

La Biblia. Traducción interconfesional: Nuevo Testamento (1978). Se trata, como su título indica, de un esfuerzo interconfesional en el que han participado SBU, La Casa de la Biblia y la Biblioteca de Autores Cristianos. Se ha publicado solo el NT, y actualmente se trabaja en la traducción del Antiguo.

Dios Habla Hoy (1979). Más conocida como «versión popular». En esta versión se sigue el principio de traducción por equivalencia dinámica

El libro del pueblo de Dios (1980). Traducción del P. Armando J. Levoratti y del P. A. B. Trusso. Es muy contemporánea y de gran sencillez.

La Biblia, edición de la Casa de la Biblia, (de Madrid, 1992). Las notas (no a versículos sino a perícopas) son de gran ayuda

Nueva versión internacional (1999). Se trata de una nueva traducción, hecha de los textos en los idiomas originales, realizada por un equipo de biblistas patrocinado por la Sociedad Bíblica Internacional.

Traducción en Lenguaje Actual (2003). Sigue también el principio de traducción por equivalencia funcional.

Biblia La Palabra (2010). Es la última traducción al castellano patrocinada por SBU

Las revisiones de la versión de Valera

(1602).La Biblia del Oso solo contaba con 13 años cuando Cipriano de Valera comenzó su revisión que le tomó 20 años. En 1602 en Amsterdam salió al público la primera revisión de la Biblia de Reina. Cipriano de Valera fue compañero de Casidoro de Reina en el convento de San Isidro del Campo. Fue el más fecundo de los escritores reformados españoles; de ahí el nombre de Reina Valera.

(1909). En 1862 fue publicada por la imprenta de la Universidad de Oxford una revisión de la Reina-Valera hecha por Lorenzo Lucena Pedrosa. Posteriormente, las Sociedades Bíblicas Unidas revisaron la Reina-Valera en 1909, 1960, 1995 y 2011.

(1960). Es la revisión de la Reina-Valera más extensamente usada por los evangélicos de habla hispana.

Introducción a la Biblia

Escuela Bíblica, Sector Tres, BCS, Méx.

Los Cabos, B. C. S. Febrero 16, 2014
Los Cabos, B. C. S. Febrero 16, 2014

(1977). (Revisión de la Reina-Valera de 1909, publicada por CLIE).

(1989). Reina-Valera actualizada, de la Editorial Mundo Hispano.

(1995). Una revisión más completa que las anteriores.

(2004). Reina Valera Gómez. Realizada por Humberto Gómez Caballero, de Matamoros, México iniciando su trabajo en 1990.

(2011). Reina Valera Contemporánea. La última revisión de la Sociedades Bíblicas unidas. Las revisiones han ido eliminando muchas formas antiguas del idioma y han actualizado algunos elementos de estilo, pero a la vez conservando en lo posible la forma como Reina escribió su obra. Esas revisiones se editaron sin los deuterocanónicos porque no están dentro del canon hebreo reconocido por los judíos.

Damos gracias a Dios porque nos permite acercarnos a su Palabra por medio de una traducción en nuestra propia lengua.

Demos gracias a Dios por todos los hombres y mujeres, que sin distinciones de ninguna clase, han dedicado sus energías y talentos a hacernos llegar la Palabra de Dios.

Demos gracias a Dios por las instituciones que se esfuerzan por hacer llegar un ejemplar de las Escrituras a cada ser humano, en un lenguaje que pueda entender y a un precio que esté a su alcance.