Sei sulla pagina 1di 5

Cuidado con los: ¡¡¡¡¡ CHISMOSOS!!!!

Cuidado con los: ¡¡¡¡¡ CHISMOSOS!!!! *.- El chisme siempre será un espíritu de acusación que destruye

*.- El chisme siempre será un espíritu de acusación que destruye vidas y ministerios.

Por el pastor David Kaleman

La Biblia dice que el enemigo está en guerra en contra nuestra, y la manera en que el crea su guerra es a través de palabras, si nosotros podemos discernir lo que el está haciendo entonces podremos vencerlo, nosotros lo hemos vencido por la Sangre del Cordero, y por la palabra de nuestro propio testimonio. ¿Cómo discernir cuándo el enemigo nos ataca?, al enemigo le encanta traernos reportes satánicos, reportes malos, y su intención es robarnos de la presencia de Dios, porque nosotros no podemos aceptar un reporte malo de Dios y de nuestros hermanos en la fe sin que esto nos afecte al estar en la presencia de Dios.

También el enemigo intenta robarnos el poder de Dios, ahora bien cuando los miembros de una iglesia son atrapados por sus palabras, entonces ellos pierden ese poder. Tu no puedes tener las palabras del enemigo en tu corazón y experimentar el poder de Dios. Satanás también quiere robarnos nuestra posesión y nuestro destino en Cristo, cuando él vino a Adán y Eva, les dio un mal reporte de Dios, eso cambió el destino de ellos, cuando Israel iba a entrar a la tierra de Canaan, ellos escucharon un mal reporte, y esto afectó su destino, las palabras que escuchamos pueden afectar nuestro futuro personal o corporal, por esto es necesario entender cómo el enemigo obra.

Voy a explicar esto en términos médicos, porque hay algunos síntomas de enfermedad que esto produce en nosotros. Primero vamos a entender qué es un reporte de maldad, en números 13 Moisés tomó a 12 líderes para que fueran a explorar la tierra de Canaan, ellos regresaron con unas frutas muy grandes y le dijeron a Moisés que habían encontrado una tierra en donde fluía leche y miel, pero también reportaron que había gigantes, hay grandes ciudades con muros muy altos, dijeron, y no podremos derrotarlos, porque ellos son más grandes que nosotros, finalmente añadieron, nosotros somos como langostas delante de ellos, eso fue un mal reporte, un mal reporte toma algo que es verdad pero le añade otro tipo de información, eso distorsiona algunos hechos que son correctos, y se convierte en una motivación incorrecta en el corazón, eso ocasiona que las personas pierdan fe, y que pierdan la confianza, siembra la sospecha, entonces la gente se empieza a sentir insegura, porque hay una falta de verdad.

Los malos reportes siempre tienen algo de verdad, lo malo del reporte que le dieron a Moisés, fue que ellos dijeron: no podremos tomar la tierra. Y todo el corazón de los Israelitas decayó, solo hubieron dos hombres, Josué y Caleb, que tenían un espíritu diferente, y cuarenta años después, ellos regresaron y tomaron la tierra. Pero toda una generación tuvo que morir para que ellos pudieran alcanzar su destino. Es necesario que sepamos cómo obra un reporte malo, nosotros sabemos cual es la fuente de cada reporte satánico, muchas veces ignoramos lo que puede prevenir un problema, la Biblia dice que Satanás va tratar de tomar ventaja sobre nosotros, porque no sabemos cómo es que él obra, pero Dios no quiere que ignoremos las estrategias del Diablo, la lengua es un fuego, es un mundo de iniquidad, y que contamina todo el cuerpo.

Debemos tener nuestras palabras llenas con el fuego del cielo, la gracia debe de vencer a la falta de misericordia, la verdad de nuestros labios debe vencer la mentira, y el ánimo debe vencer el

desánimo. Necesitamos dejar atrás la ignorancia, comúnmente nosotros olvidamos que tan poderosas son las palabras, pensamos que podemos escuchar cualquier palabra y no nos va afectar, pero proverbios 18:21 nos dice que la vida y la muerte están en poder de la lengua, y cualquier cosa que tu escuches va traer vida o muerte a ti, yo me aseguro que las palabras que escucho me van a traer vida, rechazo cualquier palabra que me pueda traer muerte, la vida es demasiado corta para estarnos atacando los unos a los otros, antes, debemos animarnos los unos a los otros, porque necesitamos oración, necesitamos ser animados. El ánimo es como el agua que necesita alguien que está muriendo de sed, es muy fácil decir algo negativo, pero es difícil crear palabras que van a traer vida a una persona, y es por eso que la gente quería estar con Jesús, porque cada palabra que Jesús hablaba traían vida a las personas.

Las palabras pueden destruir las relaciones, aún las amistades fuertes, los matrimonios. El Amor cubre multitud de pecados, si tu tienes amor, entonces cubres la falta que te haya hecho algún amigo o alguna persona, para que la persona no sea avergonzada, tu la amas en lo oculto, pero si empiezas a hablar de sus fallas pierdes la amistad, vemos un ejemplo en 1ª de Pedro 4:15 "Que ninguno de nosotros padezca como homicida, ladrón o malhechor, o por entremeterse en lo ajeno". El metiche siempre tiene muchos amigos, pero no lo queremos como nuestro amigo, es el que empieza a buscar y a meter malos reportes, y se hace responsable de publicar esos malos reportes, chismea, difama y empieza a esparcir y susurrar para que nadie le escuche, pero Dios lo escucha, hay un amigo del metiche, y es el susurro, secretamente empieza a pasar el chisme, en salmos 41:07, David dijo: "todos me odian y susurran entre ellos acerca de mí, ellos están siempre tratando de lastimarme". La Biblia dice que el chismoso que habla con palabras suaves, separa a los amigos.

Muchas veces tenemos un amigo, pero alguien nos susurra algo acerca de él, y entonces nos separamos de él, y él ni siquiera sabe lo que pasó, porque no escuchó lo que alguien nos susurró, no le dijimos acerca de esto a él, entonces nos formamos una opinión en nuestra mente, y estamos de acuerdo con lo que escuchamos y por eso nos separamos de él. El enemigo siembra la discordia entre los hermanos, el es el acusador de los hermanos, no podemos permitir que ese espíritu entre en nuestro corazón, el espíritu de acusación debe ser quebrantado en nosotros, nadie en la iglesia puede separarse por esto, hay una tercera persona que es amigo del metiche y el susurro y es el chisme, y se da cuando se empiezan a comentar rumores, se tiene poca información, pero hablan de lo que ellos saben, y eso les hace sentir que son gente muy importante y por eso chismean, se sienten poderosos.

Tengo un amigo ministro en los estados Unidos, me dijo. Pastor, si alguien trata de chismear de una persona contigo, no permitas que eso entre en tu corazón, solo di ¡¡¡¡¡chisme!!!! y nunca más te van a volver a hablar, eso me ha funcionado, nadie chismea de alguien conmigo, yo creo que todos me aman y yo los amo a todos, y si no es la verdad no quiero saber nada. Hay otra persona que se junta con el chismoso, el metiche y el susurro y es el difamador, lo van a encontrar en la Biblia, también en el infierno, en Apocalipsis dice que los difamadores estarán en el infierno. El propósito de la difamación es atacar el carácter de un individuo para derrumbar su reputación, ellos distorsionan los hechos para que no tengas más confianza , el diablo trató de hacer esto con Jesús, el trató de hacer muchas cosas para difamar a Jesús, pero Jesús nunca permitió participar con ese espíritu, la motivación de los difamadores es la amargura, ya que ellos están lastimados y quieren lastimar a otras personas, si tu no tratas con la amargura va a contaminar todo tu cuerpo.

También la rebelión y el orgullo motiva a este tipo de gente, el orgullo es el peor pecado del mundo, cuando nosotros creemos en un reporte malo de alguien, lo creemos porque nos hace sentir mejor, eso es orgullo, y no es caminar en el amor de Dios, también la envidia es otra

motivación, deseamos lo que otra persona tiene, y si no lo tenemos, tratamos de tomarlo de esa persona, eso es envidia y celos, eso es lo que Saúl trató de hacerle al rey David, los celos llenaron su corazón, y el hizo y dijo cosas acerca de David para robarle su reinado. Hay una tendencia natural en nosotros que nos abre a recibir malos reportes, porque nos hacen sentir bien, o porque puede lastimar a alguien que no nos agrada. Muchas veces solo estamos siendo curiosos, no queremos que todo el mundo sepa el acontecimiento y nosotros no saberlo, basta con que nos digan ¿haz escuchado esto? Y entonces abrimos nuestros oídos para un mal reporte.

A veces alguien viene y me dice, haz escuchado lo que ha sucedido con este ministro, y les digo, no y no quiero saber, la autoridad en su vida va tratar con esa persona, no tiene nada que ver conmigo, yo no tengo ninguna autoridad para tratar de solucionar su problema, así que vamos a orar por esa persona ahora mismo, y es cuando encuentro un espíritu de algo ahí. Porque los que vienen con un espíritu diferente no les gusta orar, hablan pero no oran, hablamos demasiado los unos con los otros, pero no hablamos lo suficiente con Dios.

Satanás usa los malos reportes para desacreditar a los líderes, y esto ocasiona que los cristianos cierren su corazón los unos con los otros, para multiplicar el conflicto, para sembrar sospecha y desconfianza, en este ambiente nada crece, el enemigo puede hacer esto entre un esposo y una esposa, y no solo los separa a ellos sino también a sus hijos. Tenemos que tratar con nuestra ignorancia, la rebelión es algo muy serio, la Biblia lo llama brujería. El chisme, la rebelión, van detener la gloria de Dios. Muchas veces nos exponemos al entrar en conversación con una persona que nos trae un mal reporte, la gente va venir a ti y va a probar tu espíritu antes que te empiece a dar un mal reporte, si tu escuchas, entonces te van a decir mucho más, ellos van a checar tu aceptación del chisme, y van a palpar si estás abierto a recibir lo que te van a decir, tienes que tener mucho cuidado, porque si tu espíritu es compatible con esa persona, entonces vas a estar abierto a lo que te van a decir.

Cuando alguien se acerca a mí para traer un mal reporte, les pregunto si desean que yo sea parte del problema o de la solución, también les pregunto de donde obtuvieron la información, si me dicen que lo oyeron por ahí y no desean decir de quién, quiere decir que no todo está bien, ya que hay cosas ocultas. La madurez no consiste en exponer los problemas de los demás, sino en traer solución y restauración a una persona, todos podemos apuntar con el dedo pero no todos podemos traer sanidad ¿que quieres tu ser?, yo quiero ser un sanador, un restaurador, un reconciliador. ¿Personalmente haz checado todos los hechos?, en la Biblia dice que si alguien habla sin conocer los hechos, es una vergüenza para esta persona. También dice que debemos caminar en amor, en 1ª de Corintios 13, vemos que debemos creer lo mejor de los demás, porque el amor siempre cree lo mejor y espera todas las cosas, y lo cree todo, no retiene nada en su corazón, ¿qué tipo de persona vamos a ser nosotros? El enemigo no está preocupado con lo que el mundo hace, el quiere hacernos prisioneros de guerra a nosotros, y nos puede hacer pelear los unos con los otros, y nuestra guerra no es contra sangre, nuestra batalla es espiritual.

Cuando nos exponemos y creemos un mal reporte, entonces es cuando somos infectados, y ese mismo espíritu viene sobre nosotros, y los que tu conoces empiezan a recibir ese espíritu y también son infectados, así es como se separan los esposos, amigos, la iglesia, porque entra la discordia, al ponernos de parte o en contra de los involucrados en el chisme. Rechaza acusar, pero desea interceder, empieza a orar y rompe con ese espíritu. Cuando tu ya haz sido afectado, esto afecta tu espíritu y tu alma, con las palabras, es atacado tu espíritu, porque en tu espíritu es donde está la vida, y tenemos que aprender a tener mucho cuidado con esto, Dios nos dice que debemos guardar nuestro corazón para asegurarnos que nada pueda entrar a nuestro espíritu.

En Hebreos 12: 14 y 15, dice el Señor, "seguid la paz con todos y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor, mirad bien, no sea que alguno deje de alcanzar la gracia de Dios, que brotando alguna raíz de amargura les estorbe y todos sean contaminados". Esto ha sucedido en la vida de muchas personas, si nosotros no tenemos cuidado, la amargura en nuestro corazón puede salir y causar problemas al afectar amuchas personas, entonces lo que debemos hacer es tratar con nuestra amargura y ser sanos, y tener nuestras relaciones con los demás correctamente, pero quizá nuestra amargura ya ha afectado a muchas personas a nuestro alrededor, y va ser muy difícil establecer relaciones correctas con ellos.

Es muy difícil conocer todo el daño que han causado las palabras que hemos dicho, aún cuando hay arrepentimiento y se reestablece la relación con Dios, las personas que fueron afectadas nunca regresan a Dios, es muy importante entender que esto no es un problema personal, esto afecta a todos, es por eso que debemos tener mucho cuidado. Cuando una persona ha sido infectada, empieza a creer lo peor de una persona, en lugar de creer lo mejor, empieza a pensar solo lo negativo de esa persona, la persona infectada está atenta a todo lo que hace y dice la persona involucrada en el problema, empieza a buscar más evidencias, especialmente si eres un líder, ya que todos se dan cuenta de lo que haces. Cuando escuchas un chisme, empiezas a juzgar las motivaciones de la persona de quién oíste el chisme, y solo Dios conoce el corazón. El juicio sobre las motivaciones de una persona siempre son malas.

El enemigo opera en la confusión, y cuando le damos entrada comenzamos a pensar cosas acerca de las personas de la iglesia y es cuando el espíritu de la sospecha comienza a operar en la iglesia, esta es obra de Satanás, cuando somos infectados, este espíritu de amargura, de ofensa, de rebelión, mentira viene a nuestra vida, es difícil alcanzar a personas cuando hemos sido infectados, ya que hemos lastimado al Espíritu Santo y ya que ya no está en nosotros el espíritu de la verdad y es cuando nos encontramos en un problema muy serio, estamos espiritualmente enfermos, y muchas veces no nos recuperamos de esta enfermedad.

¿Cómo podemos ayudar a las personas que se encuentran en esta situación?, no le podemos dar consejería, por que ya es demasiado tarde para esto, ellos no quieren hablar, porque lo que ellos necesitan es experimentar liberación, pero no se les puede ministrar liberación si no hay arrepentimiento. El arrepentimiento debe ser del mismo grado de nuestro pecado, si yo pequé hacia mi hermano en lo secreto, nadie debe saber el asunto que voy a tratar con él, todo es entre él y yo. Pero si yo peco en contra de la iglesia.

¿Cómo podemos traer libertad a las personas que han sido infectadas? Ellos necesitan pedirle perdón al Señor, porque cuando hablamos mal de nuestro hermano, Dios nos escucha porque el es su hijo, es parte del cuerpo de Cristo, si te toco con mis palabras, toco el cuerpo de Cristo, entonces atraemos la atención de Jesús, es por eso que el apóstol Pablo escuchó una voz del cielo que le decía, ¿por qué me estás persiguiendo? Pablo dijo, yo no te estoy persiguiendo a ti, yo estoy persiguiendo a la iglesia, pero Jesús le respondió, cuando tu tocas a la iglesia me tocas a mí, porque es mi cuerpo, yo soy la cabeza, ellos son mi cuerpo, si tocamos su cuerpo necesitamos orar para pedir misericordia, para que el juicio no venga a nuestras vidas. Debemos odiar el pecado, no al chismoso.

Las personas infectadas con el espíritu de chisme, necesitan pedirle al señor que toque sus mentes, si tu haz sido afectado por un chisme, tienes que decirle. Señor, yo traigo todos mis pensamientos bajo tu autoridad, yo te pido que traigas juicio en contra de esas palabras, y traigas la verdad a mí, para que yo pueda ser libre otra vez. Cuando tu haz sido tocado por un chisme, ya no eres libre, ¿Cómo puedes saber si tu corazón es libre? Cuando tu no quieres

hablar chismes de nadie, entonces haz vencido. No debemos usar nuestra boca o nuestras palabras para el príncipe de la potestad del aire. En efesios 4:25-27 dice, "por lo cual desechando la mentira hablad verdad cada uno con su prójimo, porque somos miembros los unos de los otros, airaos pero no pequéis, no se ponga el sol sobre nuestro enojo, ni deis lugar al diablo". Haz un compromiso de hablar la verdad con tu hermano, porque somos miembros los unos de los otros, si lastimamos a nuestro hermano nos lastimamos a nosotros mismos. Si hay un problema entre tu y tu hermano, debes tratar con ese problema rápidamente y no dar oportunidad al diablo.

En el verso 29 de efesios 4, dice, "ninguna palabra corrompida salga de vuestra boca, sino la que sea buena para la necesaria edificación a fin de dar gracia a los oyentes, y no contristéis al Espíritu Santo de Dios con el cual fuisteis sellados desde el día de la redención, quítense de vosotros toda amargura, enojo, ira, gritería y maledicencia y toda malicia, antes sed benignos los unos con los otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como Dios también los perdonó a vosotros en Cristo". De aquí en adelante profetiza la palabra de Dios, habla gracia, restauración, y que tu boca sea usada para profetizar.

CARACTERISTICAS:

a) cristianos que tienen lazo por los bienes materiales (1tim.6:9) b) nunca estan de

acuerdo como se administra la obra de Dios ( jud.10 vers.AL DIA).

CONCLUSIONES:

  • a) tomando en cuenta que este tipo de pecado puede detenernos en nuestro crecimiento espiritual para nuestro

encuentro con el Señor; debemos tomar en cuenta lo siguiente: a.1 rechazar cualquier murmuracion

cumpliendo con la palabra (prov.25:23) a.2 mantener informados a nuestras coberturas al tener conocimiento que alguien de la congregacion esta murmurando (lev.5:1).

  • b) La murmuracion que mas daño hace a una congregacion es la que proviene de los hermanos

comprometidos en la obra ya que ellos cuentan con cierta reputacion o testimonio dentro del pueblo

( Num.12:1)

  • c) La medicina preventiva para este pecado es la sujecion a nuestras coberturas (1co.16:16/Heb.13:17).