Sei sulla pagina 1di 4
Jesucristo Rey del Universo Ciclo C Noviembre 24 de 2013 “¡Qué alegría cuando me dicen:
Jesucristo Rey del Universo Ciclo C Noviembre 24 de 2013 “¡Qué alegría cuando me dicen:
Jesucristo Rey del Universo Ciclo C
Noviembre 24 de 2013
“¡Qué alegría cuando me dicen:
“Vamos al templo del Señor”!
Salmos 121
me dicen: “Vamos al templo del Señor”! Salmos 121 Himno: Cristo, cabeza, Rey de los pastores

Himno:

Cristo, cabeza, Rey de los pastores

Cristo, cabeza, rey de los pastores, el pueblo entero, madrugando a fiesta,

canta la gloria de tu sacerdote himnos sagrados. Con abundancia de sagrado crisma, la unción profunda de tu Santo Espíritu le armó guerrero y le nombró en la Iglesia jefe del pueblo.

El fue pastor y forma del rebaño,

luz para el ciego, báculo del pobre, padre común, presencia providente, todo de todos. Tú que coronas sus merecimientos, danos la gracia de imitar su vida,

y al fin, sumisos a su magisterio, danos su gloria. Amén. 1

Lucas 23, 35 - 43
Lucas 23, 35 - 43

35 La gente estaba allí mirando; y hasta las autoridades se burlaban de él diciendo:

Salvó a otros; ¡que se salve a sí mismo ahora, si de veras es el Mesías de Dios y su escogido!

36 Los soldados también se burlaban de Jesús. Se acercaban a él y le daban a beber vino agrio, 37 diciéndole:

¡Si eres el Rey de los judíos, sálvate a ti mismo!

38 Y sobre su cabeza había un letrero que decía: “Este es el Rey de los judíos.”

http://www.lectionautas.com http://www.discipulitos.com

3 9 Uno de los malhechores allí colgados le insultaba, diciéndole: – ¡Si tú eres

39 Uno de los malhechores allí colgados le insultaba, diciéndole:

¡Si tú eres el Mesías, sálvate a ti mismo y sálvanos a nosotros!

40 Pero el otro reprendió a su compañero diciendo:

¿No temes a Dios, tú que estás sufriendo el mismo castigo? 41 Nosotros padecemos con toda razón, pues recibimos el justo pago de nuestros actos; pero este no ha hecho nada malo. 42 Luego añadió:

Jesús, acuérdate de mí cuando comiences a reinar. 43 Jesús le contestó:

Te aseguro que hoy estarás conmigo en el paraíso.

– Te aseguro que hoy estarás conmigo en el paraíso. P. William Segura Algunas preguntas para

P. William Segura

Algunas preguntas para ayudarte en la lectura atenta…

¿Cuáles son los títulos que se dan a Jesús? ¿Cuáles son los grupos que se burlan del Mesías? ¿Qué hacen los dos malhechores? ¿Cómo responde el Maestro ante la súplica?

Algunas consideraciones para una lectura provechosa…

El texto se ubica en el monte Calvario. Es la última hora de Jesús, más aún, sus últimos momentos antes de abandonar su espíritu en las manos de su Padre y expirar. Un bellísimo texto, que condensa en sí toda la teología de la misericordia de Dios revelada en la vida, palabras y obras de Jesús, que Lucas ha querido comunicar a lo largo de todo su Evangelio.

Dividamos este texto en siete partes, llenas de contenido: 1) la gente y las autoridades que ultrajan a Jesús queriendo que se muestre como el Mesías 2) los soldados con su burla y provocación a que se revele como Rey de los judíos, 3) el letrero sobre su cabeza, que le proclama Rey de los judíos, 4) el insulto de uno de los criminales y la urgencia a que se muestre como Mesías, 5) la reprensión del otro malhechor al que insultaba a Jesús y su conciencia de que ellos sí han hecho algo digno de la cruz, mientras que Jesús no, 6) la súplica de un malhechor a Jesús, y 7) la impresionante respuesta de Jesús a éste último.

Si observamos con atención, encontramos dos títulos de honor que aparecen dos veces cada uno: Mesías de Dios y Rey de los judíos, aun cuando son más de burla que una profesión de fe. Pero, ¿no se esconde algo de fe en cada blasfemia? Notemos, además, la insistencia de Lucas en el tema recurrente de la salvación, cinco veces aparece la idea, y dos de manera implícita, en la petición del malhechor a Jesús y en la respuesta de Él a aquél.

Detengámonos en la petición de uno de los malhechores a Jesús. Acuérdate de mí cuando comiences a reinar, es lo único que le pide a Jesús, pero eso es suficiente. Los hijos de Zebedeo le habían pedido a Jesús sentarse uno a su derecha y el otro a su izquierda (Mc 10,37), pero este malhechor solo le pide que se acuerde de él, tan solo un recuerdo. Este hombre, a pesar de todo, es capaz de discernir entre el bien y el mal, lo justo y lo injusto, lo digno y lo indigno. La maldad no ha confundido lo más profundo de su corazón, el mal no ha alcanzado esa zona, (siempre intacta para el momento del juicio decisivo de la misericordia de Dios) en la que Dios puede hacer proezas, dar y realizar la salvación, incluso en el momento de la muerte inevitable, de la condena ejecutada, del castigo aplicado.

La respuesta de Jesús es más admirable aún, es la gran Buena Noticia: te aseguro que hoy estarás conmigo en el paraíso. Para un condenado a muerte solo había una salida si se encontraba con un rey misericordioso. El malhechor descubrió ese rey de misericordia en la persona de Jesús, le lanzó una súplica, y Jesús se ve obligado a hablar, a hacer un juramento solemne (¡te aseguro!) a aquel hombre, que conserva una buena dosis de fe, la necesaria para que Él

http://www.lectionautas.com http://www.discipulitos.com

actúe en su favor. Inmediatamente le garantiza que será muy pronto, después de la muerte

actúe en su favor. Inmediatamente le garantiza que será muy pronto, después de la muerte inevitable, pero ¡Hoy! Finalmente le ofrece algo más que lo que le suplicó: estarás conmigo en el paraíso.

Hay Buenas Noticias para todos, pues Jesús no asegura un recuerdo, sino una presencia, la suya en el paraíso, es decir, estar en su presencia es lo más grande que nos puede pasar y eso Él lo da a quien no ha perdido el sentido de la justicia y de la verdad, ni la capacidad de reconocerse pecador y necesitado de la misericordia de Dios.

reconocerse pecador y necesitado de la misericordia de Dios. Comencemos nuestra meditación con un fragmento del

Comencemos nuestra meditación con un fragmento del discurso del Santo Padre Francisco a los participantes en el congreso internacional sobre la catequesis:

“En este momento, cada uno puede preguntarse: ¿Cómo vivo yo este «estar» con Jesús? Ésta es una pregunta que les dejo: “¿Cómo vivo yo este “estar” con Jesús, este permanecer con Él?”. ¿Hay momentos en los que me pongo en su presencia, en silencio, me dejo mirar por él? ¿Dejo que su fuego inflame mi corazón? Si en nuestros corazones no está el calor de Dios, de su amor, de su ternura, ¿cómo podemos nosotros, pobres pecadores, inflamar el corazón de los demás? Piensen en esto.2

Ahora preguntémonos: ¿Tiene verdadera importancia saber que Jesús es tu Rey y tu Salvador? Escucha la promesa “Te aseguro que hoy estarás conmigo en el paraíso” ¿Qué provoca en ti? ¿Cuál sería la “condición” para recibir esa promesa?

sería la “condición” para recibir esa promesa ? Reconocemos que Tú eres el rey de nuestras

Reconocemos que Tú eres el rey de nuestras vidas, por eso nos unimos a esta bella oración de entrega total a tu amor:

Toma, Señor, y recibe toda mi libertad, mi memoria, mi entendimiento y toda mi voluntad; todo mi haber y mi poseer. Tú me lo diste, a Ti, Señor, lo torno. Todo es Tuyo: dispone de ello según Tu Voluntad. Dame Tu Amor y Gracia, que éstas me bastan. Amén.

San Ignacio 3

http://www.lectionautas.com http://www.discipulitos.com

Jesucristo Rey del Universo, tu amor lo abraza todo, por eso mi corazón salta con
Jesucristo Rey del Universo, tu amor lo abraza todo, por eso mi corazón salta con

Jesucristo Rey del Universo, tu amor lo abraza todo, por eso mi corazón salta con gozo al saber que:

Tu Presencia reina en mí vida

gozo al saber que: “ Tu Presencia reina en mí vida ” Hoy terminamos un año

Hoy terminamos un año celebrando la Palabra y la Eucaristía, hemos reconocido nuestro lugar en el Reino, motivo de nuestra fe, amor y esperanza. El próximo domingo iniciaremos un tiempo especial: Adviento, tiempo que nos prepara para la Navidad.

¿Qué le puedes ofrecer a Jesús que te salva por amor? ¿Cómo vives esa salvación? ¿En qué situaciones concretas has sentido que el Rey de reyes respalda tu caminar? ¿Cómo puedes animar a tus familiares y amigos cuando piensan que todo está perdido?

familiares y amigos cuando piensan que todo está perdido? “ Sé Rey de aquellos que, por

Sé Rey de aquellos que, por seducción del error o por espíritu de discordia, viven separados de Ti ".

Papa Pío IX.

http://www.lectionautas.com http://www.discipulitos.com