Sei sulla pagina 1di 11
“Año de la Inversión para el Desarrollo Rural y la Seguridad Alimentaria” UNIVERSIDAD PERUANA LOS
“Año de la Inversión para el Desarrollo Rural y la Seguridad Alimentaria”
UNIVERSIDAD PERUANA LOS ANDES
FACULTAD DE INGENIERIA CIVIL
CURSO:
IMPACTO AMBIENTAL
TEMA:
EFECTO DE LA CONTAMINACION ATMOSFERICA A LA
SALUD HUMANA Y AL AMBIENTE
ALUMNO:
ELKY CORONEL RAMIREZ
PROFESOR:
Ing. NOE ZAMORA TALAVERA
CICLO:
VI CICLO
TURNO:
NOCHE
2013
INTRODUCCION El presente trabajo nos permite conocer un poco más, sobre los efectos de la
INTRODUCCION El presente trabajo nos permite conocer un poco más, sobre los efectos de la

INTRODUCCION

El presente trabajo nos permite conocer un poco más, sobre los efectos de la contaminación atmosférica y como afecta a la Salud Humana, y al medio ambiente. Son los contaminantes los principales causantes de las enfermedades respiratorias como son el plomo, entre otros que afecta las salud humana, Así también veremos contaminantes del aire, de la flora y fauna, y el patrimonio cultural, También hablaremos de las Leyes que castigan la contaminación en sus diferentes tipos, y el Orden cotidiano que contribuyen a la conservación del aire. Las instituciones que velan por contrarrestar la contaminación son; la Organización Mundial de la Salud – OMS, la Agencia Europea de Medio Ambiente – EPA.

OJBETIVOS: • Dar a conocer a la población sobre los efectos que causa la contaminación
OJBETIVOS: • Dar a conocer a la población sobre los efectos que causa la contaminación

OJBETIVOS:

Dar a conocer a la población sobre los efectos que causa la contaminación atmosférica a nuestra salud.

Hacer tomar consciencia sobre como destruimos nuestro ecosistema, y con ello nos autodestruimos, por causa de la contaminación de nuestro medio ambiente.

TEMA CENTRAL:

“EFECTOS

AL AMBIENTE”

DE LA CONTAMINACIÓN ATMOSFÉRICA A LA SALUD HUMANA Y

A finales de los años 70 y durante la década siguiente, la mayoría de expertos pensaban que,

con los niveles que se registraban en la mayoría de ciudades de los países más desarrollados,

la contaminación atmosférica no representaba un peligro importante para la salud. Hoy en día,

unos 30 años después, las principales agencias encargadas de la protección de la salud y del medio ambiente como la OMS, la Agencia Europea de Medio Ambiente o la Agencia de Protección Ambiental de los EEUU (EPA), reconocen que la inhalación de contaminantes, especialmente de partículas finas, representa un aumento de riesgo de defunción prematura.

Los efectos que producen sobre la salud se ponen claramente de manifiesto, como se ha observado en Londres, Nueva York y Osaka entre otras ciudades, por el aumento de la mortalidad, sobre todo en las personas de edad avanzada o en los individuos más sensibles por cualquier razón. Los metales tóxicos presentes en el aire representan una amenaza para la salud humana cuando se inhalan en cantidades suficientes, debido a la tendencia que presenta el organismo a su acumulación.

Por su importancia, destacaremos los efectos producidos por el plomo sobre la salud humana, los compuestos inorgánicos del plomo atmosférico son absorbidos por los humanos, principalmente a través del sistema respiratorio, alcanzando el torrente sanguíneo aproximadamente el 35% del plomo inhalado por los pulmones. Una vez incorporado el plomo

a la corriente sanguínea, una parte se almacena en los huesos y otra se expulsa por la orina, en una continua fase de renovación en el organismo. A partir de ciertas cantidades puede producir efectos adversos en el comportamiento, afectan la inteligencia de los niños y ser causa de anormalidades en los fetos de madres gestantes. Los adultos, por lo general, son menos sensibles que los niños a los efectos del plomo, pero una acumulación excesiva en el organismo puede producir serios e irreversibles daños en su sistema nervioso.

Otras sustancias tóxicas presentes en el aire tales como el cadmio, amianto, el cloruro de vinilo, el benzo-a-pireno, varios compuestos orgánicos halogenados y el benzeno, pueden provocar modificaciones genéticas y malformaciones en los fetos, siendo algunos de ellos cancerígenos.

1.- Efectos de algunos contaminantes atmosféricos en la salud humana Sus orígenes son muy diversos, tanto naturales como artificiales, tales como el tráfico, calefacciones, procesos industriales de combustión, etc. Los principales efectos se reflejan

en las vías respiratorias ya que pueden llegar a fijarse en las paredes internas de
en las vías respiratorias ya que pueden llegar a fijarse en las paredes internas de

en las vías respiratorias ya que pueden llegar a fijarse en las paredes internas de los conductos alveolares, siendo especialmente problemático sobre todo en aquellas personas que presenten cuadros alérgicos.

Como es bien sabido, los actuales procesos industriales, el transporte y, en general, cualquier actividad cotidiana genera una serie de residuos sólidos, líquidos o gaseosos que terminan por contaminar y dañar el entorno y, dentro de este, a la salud humana. Entre las emisiones a la atmósfera de gases residuales, existen una serie de compuestos que, debido a su naturaleza y a sus orígenes, se encuentran en mayor cantidad en la atmósfera, incidiendo de forma negativa sobre nosotros mismos y sobre el entorno que nos rodea. Entre la larga lista de contaminantes atmosféricos existentes, destacan por sus características y concentración los siguientes compuestos: dióxido de azufre, dióxido de nitrógeno, monóxido de carbono, hidrocarburos, sulfuro de hidrógeno, etc.

El dióxido de nitrógeno.- Es un gas no inflamable y tóxico, originado de forma natural en procesos biológicos, tormentas y, por la oxidación del monóxido de nitrógeno natural, se encuentra en la atmósfera en pequeñas concentraciones.

De forma artificial se genera a partir de la oxidación del monóxido de nitrógeno presente en el aire y en combustibles fósiles durante su combustión, además de en procesos industriales en los que se emplea nitrógeno. En las ciudades, los vehículos son la principal fuente de emisión.

Las concentraciones altas de dióxido de nitrógeno afectan principalmente al sistema respiratorio y provocan irritación nasal, incomodidad respiratoria y dolores respiratorios agudos. Mientras, la presencia de monóxido de nitrógeno no se considera peligrosa para la salud.

El dióxido de azufre.- Uno de los contaminantes primarios que se encuentra en mayor proporción en la atmósfera es el dióxido de azufre. Es incoloro y susceptible de transformarse en anhídrido sulfúrico mediante oxidación. Procede de la combustión de carbón y derivados del petróleo que contienen azufre en su composición, siendo las principales fuentes las centrales térmicas, refinerías de petróleo, procesos de obtención de sulfúrico y, por supuesto, los automóviles y las calefacciones a nivel urbano. Concentraciones elevadas resulta irritante al transformarse en ácido sulfúrico en los órganos respiratorios internos, afectando principalmente al sistema respiratorio y a la conjuntiva.

El monóxido de carbono.- Otro contaminante muy común, incoloro, inodoro e inflamable es el monóxido de carbono. Es un gas procedente principalmente de la combustión incompleta del carbono presente en combustibles, siendo los principales focos emisores las centrales térmicas, refinerías y los automóviles. Su presencia afecta a la hemoglobina de la sangre, reduciendo la capacidad de transporte de oxígeno por los glóbulos rojos, pudiendo incluso llegar a ser fatal a altas concentraciones.

El ácido sulfhídrico.- Es un gas incoloro, soluble en varios líquidos y de olor penetrante. La mayor parte de este gas se encuentra de forma natural en la atmósfera, pero resulta tóxico a altas concentraciones. Procede mayoritariamente de la fabricación de pasta de papel, el refinado del petróleo y la industria textil.

Su presencia afecta de forma especial al aparato respiratorio produciendo irritación en nariz, garganta y
Su presencia afecta de forma especial al aparato respiratorio produciendo irritación en nariz, garganta y

Su presencia afecta de forma especial al aparato respiratorio produciendo irritación en nariz, garganta y ojos, además de dolor de cabeza, mareos y vómitos.

Hidrocarburos.- Conforman una gran familia de compuestos emitidos directamente a la atmósfera, siendo los más perjudiciales los de peso molecular más bajo, tanto los hidrocarburos alifáticos saturados y no saturados, como los aromáticos, así como compuestos orgánicos volátiles como policlorobifenilos, dioxinas, furanos, etc.

El origen de estos compuestos se encuentra en los medios de transporte, la combustión incompleta de combustibles fósiles y, en general, en procesos industriales de manipulación de estos y sus derivados. Sobre la salud humana interfieren de forma distinta, desde los efectos cancerígenos y mutagénico de los hidrocarburos aromáticos a los irritantes de los alifáticos, etc.

Ozono.- El exceso de ozono en el aire puede producir efectos adversos de consideración en la salud humana. Puede causar problemas respiratorios, provocar asma, reducir la función pulmonar y originar enfermedades pulmonares. Actualmente se trata de uno de los contaminantes atmosféricos que más preocupan en Europa. Diversos estudios europeos han revelado que la mortalidad diaria y mortalidad por cardiopatías aumentan un 0,3% y un 0,4% respectivamente con un aumento de 10 µg/m3 en la concentración de ozono.

Plomo.- Los compuestos inorgánicos del plomo atmosférico son absorbidos por los humanos, principalmente a través del sistema respiratorio, alcanzando el torrente sanguíneo aproximadamente el 35% del plomo inhalado por los pulmones. Una vez incorporado el plomo a la corriente sanguínea, una parte se almacena en los huesos y otra se expulsa por la orina, en una continua fase de renovación en el organismo. A partir de ciertas cantidades puede producir efectos adversos en el comportamiento, afectan la inteligencia de los niños y ser causa de anormalidades en los fetos de madres gestantes.

Otras sustancias tóxicas. Otras sustancias tóxicas presentes en el aire tales como el cadmio, amianto, el cloruro de vinilo, el benzo-a-pireno, varios compuestos orgánicos halogenados y el benzeno, pueden provocar modificaciones genéticas y malformaciones en los fetos, siendo algunos de ellos cancerígenos.

2.- Contaminación de la atmosférica o del aire Contaminación de la atmósfera significa la presencia de sustancias extrañas a la composición habitual del aire, en un lugar y durante un cierto período de tiempo determinados; estas sustancias pueden ser perjudiciales para el desarrollo normal de la vida vegetal, animal y humana. Bajo condiciones naturales, el aire puede contaminarse debido a fenómenos naturales, como:

Erupciones volcánicas: constituyen una de las principales causas naturales de contaminación del aire. Los materiales que son expelidos a la atmósfera durante la erupción, pueden ser gaseosos, líquidos y/o sólidos. Entre los productos gaseosos arrojados, los más importantes son el hidrógeno, el dióxido de carbono, el metano, y diversos gases que contienen azufre, cloro y flúor.

También son lanzadas grandes cantidades de vapor de agua que, al condensarse, originan precipitaciones que
También son lanzadas grandes cantidades de vapor de agua que, al condensarse, originan precipitaciones que

También son lanzadas grandes cantidades de vapor de agua que, al condensarse, originan precipitaciones que se mezclan con los demás gases y se distribuyen sobre el suelo. Esta agua de lluvia, altamente contaminada, arrasa con toda la vegetación existente y deja estériles los suelos.

Los materiales líquidos, que alcanzan temperaturas hasta de 1.500° C, corresponden a productos sólidos en estado de fusión y reciben el nombre de lava. La lava desciende por laderas y valles formando verdaderos ríos que se solidifican en su recorrido. Entre los materiales sólidos expulsados durante la erupción, destacan las grandes cantidades de cenizas que se esparcen por el aire y que cubren importantes extensiones de suelo, con lo cual dañan seriamente los cultivos y la vegetación en general.

Corrientes de vientos: diseminan en el aire diversos tipos de materiales. Las tormentas, por ejemplo, movilizan grandes cantidades de polvo que se mantiene suspendido en el aire. Con la llegada de la primavera, la atmósfera se convierte en un medio de transporte de polen, semillas y esporas que, en algunas ocasiones, producen afecciones alérgicas.

Incendios forestales: Incendios forestales que se producen en forma natural: son otra causa de contaminación del aire, especialmente por las altas concentraciones de monóxido y dióxido de carbono, humo, polvo y cenizas.

Efectos climáticos.- Generalmente los contaminantes se elevan o flotan lejos de sus fuentes sin acumularse hasta niveles peligrosos. Los patrones de vientos, las nubes, la lluvia y la temperatura pueden afectar la rapidez con que los contaminantes se alejan de una zona. Los patrones climáticos que atrapan la contaminación atmosférica en valles o la desplazan por la tierra; pueden dañar ambientes limpios distantes de las fuentes originales. La contaminación del aire se produce por toda sustancia no deseada que llega a la atmósfera. Es un problema principal en la sociedad moderna. A pesar de que la contaminación del aire es generalmente un problema peor en las ciudades, los contaminantes afectan el aire en todos lugares. Estas sustancias incluyen varios gases y partículas minúsculas o materia de partículas que pueden ser perjudiciales para la salud humana y el ambiente. La contaminación puede ser en forma de gases, líquidos o sólidos. Muchos contaminantes se liberan al aire como resultado del comportamiento humano. La contaminación existe a diferentes niveles:

personal, nacional y mundial.

Daño a la capa de ozono.- El ozono es una forma de oxígeno O3 que se encuentra en la atmósfera superior de la tierra. El daño a la capa de ozono se produce principalmente por el uso de clorofluorocarbonos (CFCs). La capa fina de moléculas de ozono en la atmósfera absorbe algunos de los rayos ultravioletas (UV) antes de que lleguen a la superficie de la tierra, con lo cual se hace posible la vida en la tierra. El agotamiento del ozono produce niveles más altos de radiación UV en la tierra, con lo cual se pone en peligro tanto a plantas como a animales.

2.1.- Contaminación artificial del aire Anualmente, miles de millones de toneladas de contaminantes son liberados a la atmósfera como subproducto de las actividades industriales y domésticas, del funcionamiento de vehículos, sistemas de calefacción o de otras fuentes, todo lo cual causa un impacto

negativo en el medio ambiente. Se distinguen dos niveles de contaminación artificial del aire: a.-
negativo en el medio ambiente. Se distinguen dos niveles de contaminación artificial del aire: a.-

negativo en el medio ambiente. Se distinguen dos niveles de contaminación artificial del aire:

a.- Contaminación primaria Es aquélla que altera la composición de la atmósfera desde fuentes directas, como las industrias, los hogares y el transporte. Este tipo de contaminación se produce por los procesos de combustión del carbón, de la madera, del gas metano y de derivados del petróleo, como la bencina y la parafina, en que se liberan gases y pequeñas partículas sólidas que se mezclan con los gases atmosféricos.

En las grandes ciudades, el transporte, especialmente la locomoción colectiva con motores Diesel, produce gran parte de las partículas de polvo respirables, en una proporción que supera habitualmente los índices permitidos.

Cuando se logra una combustión perfecta, el combustible reacciona completamente con el oxígeno del aire para producir dióxido de carbono gaseoso, vapor de agua, calor y luz. No obstante, las temperaturas demasiado altas o bajas en que ocurren las combustiones, la cantidad de oxígeno presente y las impurezas propias de los combustibles, son los causantes de la formación de subproductos no deseados, tales como el monóxido de carbono (CO), óxidos de azufre (SOx), óxidos de nitrógeno (NOx), hidrocarburos parcialmente quemados (HC) y partículas sólidas, todos ellos contaminantes del aire.

Actualmente la cantidad de contaminantes que son liberados a la atmósfera, especialmente en las grandes ciudades, excede su capacidad de autopurificación. Esta realidad es aún más crítica si consideramos el rápido aumento de la población humana y el alto grado de industrialización de las urbes.

b.- Contaminación secundaria Se denomina así al cambio de la composición natural de la atmósfera, debido a las transformaciones físicas y químicas que experimentan los contaminantes primarios al reaccionar con los gases presentes en el aire.

Tipos de Contaminación secundaria:

El smog fotoquímico.- Es un tipo de contaminación secundaria, que se forma por la reacción entre los hidrocarburos parcialmente quemados y los óxidos de nitrógeno en presencia de la radiación solar. Un producto de esta transformación es el ozono, que a nivel terrestre resulta altamente tóxico.

El efecto invernadero.- Es el aumento en la temperatura promedio de la superficie de la Tierra y en la parte más baja de la atmósfera. Éste se produce por la dificultad de expandirse el calor en forma natural hacia las esferas más altas debido a una capa de gases contaminantes que lo impide, formando una barrera que hace de techo a la normal expansión del calor. Esa misma barrera de aire contaminado, impide también que el calor del Sol se irradie hacia la Tierra, con lo cual se forma otra capa de aire a mayor temperatura sobre la barrera fría de gases contaminantes, es decir, se produce la llamada inversión térmica de las capas de aire.

• La lluvia ácida.- Es un tercer tipo de contaminación secundaria. Corresponde a la presencia
• La lluvia ácida.- Es un tercer tipo de contaminación secundaria. Corresponde a la presencia

La lluvia ácida.- Es un tercer tipo de contaminación secundaria. Corresponde a la presencia de ácidos en las precipitaciones, como producto de la reacción entre los óxidos de azufre y de nitrógeno contaminantes con el agua de lluvia. El deterioro de la capa de ozono es también el resultado de la transformación de los contaminantes en el aire.

3.-

Efectos sobre la flora y la fauna La contaminación atmosférica produce daños en la flora y la fauna. Cuando la conocida lluvia ácida cae y se acumula en los lagos y ríos, produce la muerte de los animales acuáticos, afecta el crecimiento de las plantas y origina la muerte de numerosas especies vegetales en los bosques y praderas. Esta pérdida, a su vez, promueve la erosión de los suelos y el aumento de las tierras infértiles.

4.-

Efectos sobre el patrimonio cultural En cualquier caso, la reducción de la concentración de todos estos y muchos más contaminantes presentes en la atmósfera, estriba en complicadas pero necesarias políticas, encaminadas a limitar las emisiones desde las fuentes productoras de este contaminante, reducir el tráfico, crear automóviles menos contaminantes, controlar las emisiones industriales, etc.

5.- Leyes

Ley 34/2007, de 15 de noviembre, de calidad del aire y protección de la atmósfera. ORDEN MAM/1444/2006, de 9 de mayo.

Establece las bases en materia de prevención, vigilancia y reducción de la contaminación atmosférica con el fin de evitar y cuando esto no sea posible, aminorar los daños que de ésta puedan derivarse para las personas, el medio ambiente y demás bienes de cualquier naturaleza.

El objetivo general de dicha ley es desarrollar una política estratégica integrada a largo plazo para proteger la salud humana y el medio ambiente de los efectos de la contaminación atmosférica. De acuerdo con el tratado, esta política tendrá por objetivo garantizar un elevado nivel de protección del medio ambiente sobre la base del principio de cautela, tomando los mejores datos científicos y técnicos disponibles y las ventajas y cargas que puedan resultar de la acción o de la falta de acción.

Ley 26/2007, de 23 de octubre, de Responsabilidad Medioambiental incorpora a nuestro ordenamiento jurídico un régimen administrativo de responsabilidad ambiental de carácter objetivo e ilimitado basado en los principios de prevención y de que «quien contamina paga».

6.- Acciones para prevenir la conservación del aire:

Evitar el uso de aerosoles que contengan gases propulsores clorofluorocarbonados (CFC).

No usar calefactores a leña durante los días de invierno, en que prevalece una alta humedad ambiental o un alto índice de contaminación.

No quemar basura ni hojas.

Promover la pavimentación de calles y caminos de tierra en zonas altamente pobladas.

• Mantener el automóvil en buenas condiciones, controlando regularmente la emisión de gases por los
• Mantener el automóvil en buenas condiciones, controlando regularmente la emisión de gases por los

Mantener el automóvil en buenas condiciones, controlando regularmente la emisión de gases por los escapes.

Utilizar combustibles de buena calidad.

Barrer sin levantar polvo; para ello, rociar con agua las superficies antes de limpiarlas.

Apoyar las acciones fiscalizadoras que regulan el funcionamiento de las industrias y los vehículos de locomoción colectiva para que la emisión de gases no exceda los índices aceptables. Para ello, es necesario la instalación de filtros en las chimeneas industriales y de convertidores catalíticos en los vehículos motorizados.

Apoyar, en tu localidad, las medidas para la instalación de ciclovías, que incentivan y hacen segura la movilización en bicicleta.

Apoyar campañas de arborización en los sectores desprovistos de cubierta vegetal. Recuerda que una de las finalidades de la fotosíntesis, el proceso vital de las plantas, es mantener la cantidad de oxígeno en el aire; es, por lo tanto, un medio excelente para combatir la contaminación.

CONCLUSIONES - La contaminación ambiental es la causa principal de la destrucción de nuestro planeta,
CONCLUSIONES - La contaminación ambiental es la causa principal de la destrucción de nuestro planeta,

CONCLUSIONES

- La contaminación ambiental es la causa principal de la destrucción de nuestro planeta, y la de nosotros mismos, originándonos enfermedades que podemos transmitirlas de generación en generación.

- Nuestro proceso de industrialización para mejorar nuestra economía la cual permite mejorar nuestra calidad de vida, hace que contaminemos el medio ambiente, por lo cual debemos de buscar medios alternativos que permitan no contaminar y a la vez seguir avanzando en nuestro desarrollo.

- Las leyes no son muy afectivas y las entidades encargadas deben cumplir sus funciones más eficientemente, para reducir o evitar que las empresas sigan contaminando.

- El parque automotor es uno de los principales contaminadores del medio ambiente, siendo el municipio el encargado de fiscalizar, controlar y brindar una solución alternativa para reducir dicho foco contaminante.

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICA • http://www.ambientum.com/revista/2003_03/SALUD.htm • La Primera revista on-line de medio
REFERENCIAS BIBLIOGRAFICA • http://www.ambientum.com/revista/2003_03/SALUD.htm • La Primera revista on-line de medio

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICA

http://www.ambientum.com/revista/2003_03/SALUD.htm

La Primera revista on-line de medio ambiente - Edición marzo 2003.

http://www.ecodes.org/salud-calidad-aire/201302176117/Impactos-sobre-la-salud-de-la-

contaminacion-atmosferica

http://app1.semarnat.gob.mx/dgeia/informe_04/06_atmosfera/recuadros/c_rec2_06.htm

http://www.economia.unam.mx/publicaciones/econinforma/pdfs/360/03escalanteyjimy.p

df ( Contaminación atmosférica y efectos sobre la salud en la Zona Metropolitana del Valle de México-Jimy Alberto Ferrer Carbonell, Roberto I. Escalante Semerena )