Sei sulla pagina 1di 7

Dios y el Diablo ¿Existen?

No existen pruebas de la existencia de uno ni del otro, pero si existe uno entonces existe el otro, para simbolizar el bien y el mal en el mundo.

Dios ¿Cómo es Dios?

Dios es amor. Es un ser supremo, omnipotente y personal. Se lo concibe como el creador del universo en las religiones monoteístas (un solo Dios) y en las politeístas (un Dios principal entre otros).

Los teólogos describen varias características de Dios:

# Omnisciencia: conocimiento de todas las cosas posibles y reales # Omnipotencia: poder omnímodo, que lo abraza y comprende todo # Omnipresencia: presencia en todas las partes a la vez # Omnibenevolencia: perfecta bondad # Existencia eterna: vida sin principio ni fin.

Dios es un ser perfecto, una fuerza de vida, la esencia de la inteligencia, el espíritu y la razón pura. “Así como tú concibes a Dios, así piensas tú mismo. La medida de tu Dios es la medida de tu inteligencia”, dice Ludwig Feuerbach en “La esencia del Cristianismo”. Si el hombre siente paz en Dios, es porque Dios es su verdadera esencia.

El hombre puede comunicarse directamente con Dios mediante la oración, donde puede recibir toda la sabiduría e inteligencia para entender sus misterios.

Para Dios son muy importantes la justicia, la equidad, la gracia y la misericordia, quiere que todos los seres humanos hagan uso de su libre albedrío para hacerse cargo de sus propias vidas y promete perdón para los pecados.

Los nombres de Dios

Cada religión tiene un nombre distinto para referirse a Dios. Los más conocidos son Allah, Elohim, Yahvé, Brahman, Ra, Odín, Jehová, YHWH, Zeus, Júpiter, Viracocha, Madre Naturaleza y Dios Padre.

Los que lo niegan

# Agnosticismo: Es la posición que limita el conocimiento a la experiencia verificable. Rechaza la posibilidad de conocimiento sobrenatural y por lo tanto la posibilidad de saber si Dios existe. Su premisa es que no se puede saber si existe o no. Por eso rechaza cualquier pronunciamiento a favor o en contra de la existencia de Dios. # Deísmo: Es una filosofía cuyos principales postulados están basados en la creencia de

que Dios existe y creó el universo físico, pero no interfiere con él. Tiende a rechazar los eventos sobrenaturales (milagros, profecías, etc.) y a afirmar que Dios no interfiere en la vida de los humanos y las leyes del universo. Cree que el mayor don divino a la humanidad no es la religión, sino la habilidad de razonar. # Fideísmo: Se encuentra en muchas enseñanzas del cristianismo, islamismo y judaísmo, y sostiene que la religión depende de la revelación de las sagradas escrituras o del testimonio de otra gente. # Ateísmo: Es una doctrina que niega explícitamente la existencia de Dios. La no creencia en la existencia de dioses es a menudo referida como la postura del "ateísmo débil". La creencia de que los dioses no existen (o no pueden existir) es conocida como "ateísmo fuerte".

débil". La creencia de que los dioses no existen (o no pueden existir) es conocida como
El diablo Es el príncipe de los ángeles que representa el espíritu o reencarnación del

El diablo

Es el príncipe de los ángeles que representa el espíritu o reencarnación del mal. El diablo induce al hombre al pecado. En la mitología Cristiana es el principal enemigo de Dios. En el Apocalipsis se cuenta que Lucifer estaba por encima de todas las categorías de ángeles por ser el más hermoso, más inteligente y más poderoso de todos. Pertenecía a la orden de los querubines. Por sus atributos quiso ser superior a Dios. Formó un ejército de ángeles rebeldes que lucharon contra los otros ángeles y fueron vencidos. Dios, para castigarlos, los expulsó de su reino junto a Satán. Así fue como cayeron en las tinieblas del infierno del que ya no salieron. Dice Baudelaire que su obra maestra fue hacer creer a la humanidad que no existe.

Los nombres del diablo

Cuando moraba en el cielo, se lo llamaba Lucifer (portador de luz) pero después de la rebelión pasó a ser Satanás (el adversario). Otros nombres con los que se lo conoce son:

Belcebú, Luzbel, ángel Samael, Damián, Ángel caído, Demonio, Jaldabaoth, Príncipe de las tinieblas, Serpiente (en el Génesis) o Gran Dragón (en el Apocalipsis).

Luciferismo y Satanismo

Para la tradición esotérica occidental, Lucifer es el ángel del fuego y no tiene nada que ver con Satanás ni con el Satanismo, que es el culto al demonio. Es la figura divina por excelencia.

* El satanismo es el simbolismo, la veneración y la admiración por Satán. Las religiones judía, cristiana y musulmana consideran a Satán como un adversario o un enemigo. La figura de Satán fue tratada por cristianos y musulmanes como un rebelde, celoso de los

seres humanos, de Jesús o del Señor, y fue caracterizado como un ángel caído o demonio dominando el infierno, vagando por el planeta compitiendo por almas

* El luciferismo promulga que Jesús es hijo de Lucifer, mientras que el Demiurgo, el dios del mal y creador del Universo material, es el verdadero dios de los judíos.

Las corrientes esotéricas occidentales más conocidas son:

* Gnosticismo: Es una doctrina de los primeros siglos de la Iglesia, que se dividió en varias sectas, y pretende tener un conocimiento intuitivo y misterioso de las cosas divinas. Habla de la salvación del hombre (con una visión negativa y pesimista del mundo), a través de la gnosis, el conocimiento interior de la revelación de Dios acerca de la salvación.

* Teosofía: Es una doctrina que sostiene que todas las religiones constituyen intentos

del hombre de acercarse a lo divino y por lo tanto cada religión posee una porción de la verdad universal. Es el estudio comparado de religiones, filosofías y ciencias, buscando lo que haya en ellas de Sabiduría Divina.

Conclusión

Albert Einstein dijo que “El Diablo no existe. El Diablo es simplemente la ausencia de Dios. Es como la oscuridad y el frío, una palabra que el hombre ha creado para describir la ausencia de Dios. Dios no creó al Diablo, el Diablo es el resultado de lo que pasa cuando el hombre no tiene presente en su corazón el amor de Dios. Es como el frío que sentimos cuando no hay calor, o la oscuridad que observamos en ausencia de luz”.

el amor de Dios. Es como el frío que sentimos cuando no hay calor, o la