Sei sulla pagina 1di 19
Curso de Gnosis Lección Nº 11.- LA TRANSFORMACIÓN DE LAS IMPRESIONES “Las peores circunstancias de
Curso de Gnosis Lección Nº 11.-
LA TRANSFORMACIÓN DE LAS IMPRESIONES
“Las peores circunstancias de la vida, las situaciones más críticas, los
hechos más difíciles, resultan siempre maravillosos para el auto-
descubrimiento íntimo”
Samael Aun Weor
------------------------------------------------------------------------------------------------
Instituto Cultural Quetzalcoatl de Antropología Psicoanalítica, A.C.
http://samaelgnosis.net
y http://samaelgnosis.org
Lección Nº 11 La Transformación de las Impresiones Samael Aun Weor LA IMPORTANCIA DE LA
Lección Nº 11 La Transformación de las Impresiones
Samael Aun Weor
LA IMPORTANCIA DE LA TRANSFORMACIÓN
“El animal intelectual quiere dejar de sufrir, pero no hace nada por cambiar, no lucha por pasar a un
nivel superior del Ser, entonces, ¿cómo puede cambiar?”
“Todos los fenómenos son discontinuos; el dogma de la Evolución no sirve para nada, como no sea
para estancarnos. Yo conozco a muchos pseudo-esoteristas, gente sincera y de buen corazón, que
están embotellados en el dogma de la Evolución, que aguardan que el tiempo los perfeccione y pasan
millones de años y nunca se perfeccionan.
¿Por qué? Porque tales personas no hacen nada por cambiar los niveles del Ser, permanecen siempre
en el mismo escalón. Entonces se necesita pasar más allá de la Evolución y meternos por el camino
revolucionario, por el camino de la Revolución de la Conciencia o de la Dialéctica”.
Samael Aun Weor: “La Revolución de la Dialéctica”
Necesitamos
comprender
que
lo
importante
para
nosotros
es
conseguir
la
transformación de la vida, y ésto es posible si uno se lo propone profundamente
«Transformación» significa que una cosa cambia en otra diferente. Es lógico que todo
está sometido a cambios.
Existen transformaciones muy conocidas de la materia; nadie podría negar, por
ejemplo, que el azúcar se transforma en alcohol, que el alcohol, a su vez, se convierte en
vinagre por la acción de los fermentos (ésta es la transformación de una substancia
molecular en otra substancia molecular).
Uno sabe, por la nueva química de los átomos y elementos, que el radio, por ejemplo,
se transforma le ntamente en plomo.
Los alquimistas de la Edad Media hablaban de la «transmutación del plomo en oro».
Sin embargo, no siempre aludían a la cuestión metálica, meramente física.
Instituto Cultural Quetzalcoatl
2
www.samaelgnosis.net
Lección Nº 11 La Transformación de las Impresiones Samael Aun Weor Normalmente querían indicar la
Lección Nº 11 La Transformación de las Impresiones
Samael Aun Weor
Normalmente querían indicar la transmutación del «plomo de la personalidad», en el
«oro del espíritu». En los Evangelios, la idea del «Hombre terrenal», comparado éste a una
semilla capaz de crecimiento, tiene la misma significación.
Sin embargo, es obvio que si el grano no muere, la planta no nace. En toda
transformación existe MUERTE y NACIMIENTO, o MUERTE y RESURRECCIÓN. El hombre
es una máquina capaz de transformar ciertos alimentos que llegan a él para seguir
subsistiendo.
Los alimentos que penetran en nuestro organismo, se dividen en tres categorías. Al
primer tipo de alimento lo podemos denominar «comida». Incuestionablemente, para los
alimentos que entran por la boca y la boca en sí, hay un medio que permite transformar esos
principios vitales.
Me
refiero
al
estómago.
Si
no
fuera
por
el
estómago,
no
sería
posible
la
transformación de la primera clase de alimentos.
Sin embargo, el alimento que entra por la boca no es el más importante. Bien
sabemos cómo se transfo rman los alimentos mediante la digestión; no hay duda de que en
última síntesis, los principios vitales quedan depositados en la sangre y ella los dirige a todos
los órganos del cuerpo.
Sin embargo, puede alguien permanecer algún tiempo sin comer. Mahatma Gandhi
podía permanecer hasta cuarenta días sin comer, y aún más: llegó hasta dos y tres meses
sin comer. No es, pues, el alimento más importante.
La segunda clase de alimento es el «PRANA», que entra con el oxígeno dentro de
nuestro cuerpo físico; es aquél que penetra por las puertas de la respiración, e
incuestionablemente, existe un órgano, u órganos especiales para la transformación del
alimento que entra por la nariz.
Así pues el aire, mediante los pulmones, se transforma en oxígeno, y este oxígeno (el
«PRANA») se deposita posteriormente en todo el torrente sanguíneo.
Es más importante la respiración que el alimento que entra por la boca y va al
estómago, porque como ya dije podríamos durar hasta cerca de un mes sin comer, pero no
podríamos durar mucho tiempo sin respirar. Normalmente se puede durar sin respirar un
minuto o dos, y algunos llegan hasta tres. Uno también pudiera llegar a permanecer sin
respiración durante más de cuatro minutos (por entrenamiento), pero incuestionablemente,
más allá de ese pequeño tiempo limitado, si no respiramos morimos. Es pues más importante
entonces, en realidad de verdad, la respiración que la comida física.
Y por último existe una tercera clase
de alimento,
que
de
hecho es aún más
importante. Me refiero, en forma enfática, a las IMPRESIONES.
Incuestionablemente, no podríamos nosotros durar ni un segundo en la existencia, si
no existieran las impresiones. No podemos vivir, ni un segundo, sin recibir impresiones.
¿Qué es una «impresión»? Todo lo que podamos percibir, cualquier imagen, sonido,
Instituto Cultural Quetzalcoatl
3
www.samaelgnosis.net
Lección Nº 11 La Transformación de las Impresiones Samael Aun Weor olor, sensación, sabor, estímulo,
Lección Nº 11 La Transformación de las Impresiones
Samael Aun Weor
olor, sensación, sabor, estímulo, etc., es una «impresión». Todo ese mundo exterior que nos
rodea lo percibimos nosotros a través de las diversas «impresiones» que penetran por los
sentidos.
Nuestro organismo se nutre, muy especialmente, con las impresiones. Si el aire no
hiciera impresión en nuestros pulmones y en nuestra sangre, no viviríamos; si la comida no
llegara a impresionar el estómago y vías intestinales, tampoco podríamos vivir.
Así que las impresiones son fundamentales. Desgraciadamente a diferencia de lo que
ocurre con la comida y el aire que respiramos, no tenemos un órgano capaz de
TRANSFORMAR las impresiones, no hay un órgano para la digestión y transformación de las
impresiones.
Cuando comemos el alimento, tan necesario para nuestra subsistencia, éste es
transformado en todos esos elementos vitales, tan indispensables para nuestra existencia.
Si un alimento, por ejemplo, pasara por el estómago y no se transformara, el
organismo no podría asimilar sus principios, sus vitaminas, sus proteínas; sería,
sencillamente, una indigestión.
Si el aire tal como nos rodea, no sufriera una transformación antes de llegar a la
sangre, ¿que sucedería? Pues que nos moriríamos. Así que, como comprenderán, todo
necesita pasar por una TRANSFORMACION. Claro está que los alimentos físicos se
transforman, pero ¿por qué no existe también una transformación de las impresiones? Para
el propósito de la Naturaleza no hay necesidad alguna que el «animal intelectual»,
transforme sus impresiones.
Sin embargo, si queremos dejar de ser simplemente «animales intelectuales» y
convertirnos en verdaderos «hombres» debemos aprender cómo transformar las
impresiones, y ésto es posible si se posee el conocimiento esotérico de fondo, y se
comprende el por qué de esa necesidad.
La mayoría de las gentes, en el terreno de la vida práctica, creen que este mundo
físico les va a dar lo que anhelan, y he ahí, mis estimados amigos, una tremenda
equivocación. La vida, en sí misma, carece de sentido trascendente y necesitamos
transformarla en algo superior. Sin embargo, uno no podría realmente transformar su vida si
no transforma las impresiones.
No existe realmente eso de la «vida externa». Esto que estamos diciendo es muy
revolucionario, pues todo el mundo cree que lo físico es lo real, pero si vamos un poquito
más al fondo, lo que realmente estamos percibiendo, a cada instante, son meramente las
impresiones.
La vida es una SUCESIÓN DE IMPRESIONES, y no como creen muchos «ignorantes
ilustrados», una cosa sólida, física, de tipo exclusivamente material. La realidad de la vida
para nosotros son sus impresiones.
La idea que estamos emitiendo resulta ciertamente difícil de capturar. Es posible que
ustedes tengan la certeza que la vida que tienen existe como tal, y no como sus impresiones.
Instituto Cultural Quetzalcoatl
4
www.samaelgnosis.net
Lección Nº 11 La Transformación de las Impresiones Samael Aun Weor Estamos tan sugestionados por
Lección Nº 11 La Transformación de las Impresiones
Samael Aun Weor
Estamos tan sugestionados por el mundo físico, que obviamente así piensa la gente.
La persona que vemos sentada, por ejemplo, en una silla, aquél que nos sonríe más
allá, el niño que juega con su bicicleta, el pájaro que alegre canta sobre la rama, etc., es para
nosotros algo real, ¿verdad?
Pero si meditamos profundamente en todo lo que vemos, llegamos a la conclusión de
que lo real son las impresiones. Estas, como ya dije, llegan a la mente a través de las
ventanas de los cinco sentidos.
Si no tuviéramos, por ejemplo, ojos para ver, ni oídos para oír, ni tacto para tocar, ni
olfato para oler, o ni siquiera gusto para saborear los alimentos que entran en nuestro
organismo, ¿existiría para nosotros esto que se llama «mundo físico»? ¡Claro que no!
Todos los acontecimientos de la vida llegan a la mente en forma de impresiones, todos
los eventos llegan al cerebro en forma de impresiones.
La
alegría,
la
tristeza,
la
esperanza,
la
desesperación,
los
problemas,
las
preocupaciones, etc., llegan a la mente en forma de impresiones. Cualquier circunstancia,
cualquier acontecimiento, por insignificante que sea, siempre llega a la Mente en forma de
impresiones.
Instituto Cultural Quetzalcoatl
5
www.samaelgnosis.net
Lección Nº 11 La Transformación de las Impresiones Samael Aun Weor CONSECUENCIAS DE LA NO
Lección Nº 11 La Transformación de las Impresiones
Samael Aun Weor
CONSECUENCIAS DE LA NO TRANSFORMACIÓN
“Las gentes se tornaron maliciosas, recelosas, desconfiadas, astutas, perversas; ya nadie cree en
nadie; se inventaran diariamente nuevas condiciones, certificados, cortapisas de todo género,
documentos, credenciales, etc., y de todas maneras nada de eso sirve ya, los astutos se burlan de todas
esas tonterías: no pagan, esquivan la ley aunque les toque ir con sus huesos a la cárcel”.
“Ningún empleo da la felicidad, el sentido del verdadero amor se ha perdido y las gentes se casan hoy y
se divorcian mañana”.
“La unidad de los hogares se ha perdido lamentablemente, la vergüenza orgánica ya no existe, el
lesbianismo y el homosexualismo se han vuelto más comunes que lavarse las manos”.
“Saber algo sobre todo esto, tratar de conocer la causa de tanta podredumbre, inquirir, buscar, es
ciertamente lo que nos proponemos en este libro”.
Samael Aun Weor: “La Gran Rebelión”
Como
quiera
que
desafortunadamente
no
contamos
con
un
órgano
capaz
de
«transformar» o «digerir» impresiones, éstas se conviertan en «agregados psíquicos», es
decir, en «Yoes».
Si no «transformamos» la mala impresión que recibimos, por ejemplo, de un
insultador, entonces esa impresión se convierte, dentro de nosotros, en un «Yo» de
venganza.
Si no «transformamos» la impresión que nos provoca una copa de vino, obviamente
tal impresión se convierte en un «Yo» de la embriaguez.
Si no «transformamos» nosotros la impresión que nos provoca una persona del sexo
opuesto, incuestionablemente ésta se convertirá en un «Yo» de lujuria.
Si no «transformamos» la impresión que llega a la mente, relacionada con una fortuna,
obviamente tal impresión puede convertirse en un «Yo» de codicia.
Supongamos que un individuo, por ejemplo, ve una mujer provocativa y no transforma
Instituto Cultural Quetzalcoatl
6
www.samaelgnosis.net
Lección Nº 11 La Transformación de las Impresiones Samael Aun Weor sus impresiones. El resultado
Lección Nº 11 La Transformación de las Impresiones
Samael Aun Weor
sus impresiones. El resultado será que las mismas exigen en él un deseo de poseerla.
Tal deseo viene a ser el resultado mecánico de la impresión recibida, y se plasma en
nuestra psiquis en forma de «elemento inhumano», en un nuevo «Yo» de tipo lujurioso, que
viene a agregarse a la suma ya existente de «elementos inhumanos» que, en su totalidad,
constituyen el EGO, el «Mí Mismo», el Sí Mismo».
En nosotros existe ira, codicia, lujuria, envidia, orgullo, pereza y gula.
Ira, ¿por qué? Porque muchas impresiones llegaron a nosotros, a nuestro interior, y
nunca las transformamos. El resultado mecánico de tales impresiones, fue la ira, fueron los
«Yoes» que viven en nuestra psiquis y que constantemente nos hacen sentir coraje.
¿Codicia? Indudablemente muchas cosas despertaron en nosotros la codicia: el
dinero, las joyas, las cosas materiales de todo tipo, etc. Esos objetos llegaron a nosotros en
forma de impresiones.
Nosotros cometimos el error de no haber transformado esas impresiones en una cosa
diferente: en una admiración por la belleza, o en altruismo, o en alegría por el bien ajeno,
etc
Naturalmente tales impresiones no transformadas se convirtieron en «Yoes» de codicia
que ahora cargamos en nuestro interior.
En cuanto
a
la lujuria,
a
lo
largo de
nuestra vida, ha ido llegando en forma de
impresiones, produciendo en el interior de nuestra mente reacciones de tipo lujurioso.
Como quiera que nosotros no transformamos esas ondas lujuriosas, esas vibraciones
morbosas, ese erotismo malsano (no bien entendido, porque bien entendido el erotismo es
sano), el resultado no se ha hecho esperar: han ido naciendo nuevos «Yoes» dentro de
nuestra psiquis, con rasgos, claro está, morbosos.
Así que hoy en día nos toca trabajar sobre las impresiones que tenemos en nuestro
interior y sobre sus resultados mecánicos.
Dentro tenemos impresiones de ira, de lujuria, de envidia, de orgullo, de pereza, de
gula, y otras tantas «hierbas».
También tenemos dentro los resultados mecánicos de tales impresiones: manojos de
«Yoes» pendencieros y gritones que ahora necesitamos comprender y eliminar.
Todo el trabajo sobre nuestra vida, versa en saber transformar las impresiones y en
saber eliminar los resultados mecánicos que éstas produjeron en el pasado
Instituto Cultural Quetzalcoatl
7
www.samaelgnosis.net

Lección Nº 11 La Transformación de las Impresiones

 

Samael Aun Weor

 
  QUE HACER PARA TRANSFORMAR UNA IMPRESIÓN  
 

QUE HACER PARA TRANSFORMAR UNA IMPRESIÓN

 

“Si una persona se encuentra desesperada por algún problema sentimental, económico o político, obviamente se ha olvidado de sí misma” “Tal persona, si se detiene un instante, si observa la situación y trata de recordarse a sí mismo y luego se esfuerza en comprender el sentido de su actitud; si reflexiona un poco, si piensa en que todo pasa, en que la vida es ilusoria, fugaz, y en que la muerte reduce a cenizas todas las vanidades del mundo” “Si comprende que su problema, en el fondo, no es más que una «llamarada de petate», un fuego fatuo que pronto se apaga, verá de pronto con sorpresa que todo ha cambiado” “Transformar reacciones mecánicas es posible mediante la confrontación lógica y la auto-reflexión íntima del Ser” Samael Aun Weor: “Psicología Revolucionaria”

Como hemos visto, no transformar las impresiones equivale a crear «Yoes». No solamente tenemos los «Yoes» que poseemos, esos que traemos de existencias anteriores, sino lo que es peor: estamos creando todos los días nuevos «Yoes», y eso es lamentable.

 

Dejar de crear «Yoes», es indispensable. Eso es posible, únicamente, «digiriendo»,

 

«transformando»

las

impresiones.

¿Y

cómo

«digerirlas»?

¿De

qué

manera?

¿Cómo

transformarlas en algo diferente? ¿Sería posible eso? ¡Sí es posible! ¿Cómo? Mediante la Conciencia.

Si interponemos entre las impresiones y la mente eso que se llama «Conciencia», las impresiones se «transforman».

Normalmente, las impresiones hieren a la mente y la mente entonces reacciona contra el impacto proveniente del mundo exterior: si nos pegan, pegamos; si nos insultan, insultamos; si nos instan a beber, bebemos, etc.; siempre reacciona la mente contra los impactos provenientes del mundo exterior.

Debemos evitar tal reacción, y eso sería posible, exclusivamente, interponiendo la Conciencia entre la mente y las impresiones.

 

¿Habría alguna forma, alguna técnica, alguna práctica que permitiese utilizar la Conciencia para interpone rla entre las impresiones y la Mente? ¿Existe alguna clave que nos permita usar la Conciencia de esa manera, que sea la Conciencia quien reciba las impresiones y no la mente?

Porque cuando la Conciencia recibe las impresiones, las «digiere», inevitablemente,

las transforma en algo distinto; pero cuando no es la Conciencia quien recibe las impresiones, sino la mente, entonces sucede que la mente, y todos los «Yoes» que hay en

Instituto Cultural Quetzalcoatl

 

8

www.samaelgnosis.net

 
Lección Nº 11 La Transformación de las Impresiones Samael Aun Weor ella, reaccionan contra los
Lección Nº 11 La Transformación de las Impresiones
Samael Aun Weor
ella, reaccionan contra los impactos provenientes del mundo exterior, reaccionan
violenta mente, en forma mecánica.
¿Cómo usar, pues, la Conciencia? ¿Cómo utilizarla, de qué modo, a fin de que sea
ella, y nada más que ella, la que reciba las impresiones y las transforme? Voy a decirles a
ustedes la clave, muy sencilla: JAMAS OLVIDARNOS DE SI MISMOS, DE NUESTRO
PROPIO SER.
Porque si uno se olvida de su propio Ser Interior en presencia de un insultador,
termina insultando; si uno se olvida de sí mismo, de su propio Ser en presencia de una copa
de vino, termina borracho; si uno se olvida de sí mismo, de su propio Ser en presencia de
una persona del sexo opuesto, termina fornicando.
Cuando uno aprende a vivir en estado de ALERTA PERCEPCION, de ALERTA
NOVEDAD; cuando uno se recuerda a sí mismo de instante en instante, de momento en
momento; cuando uno jamás se olvida de sí mismo, indubitablemente se va tornando
consciente.
Si uno no se olvida de sí mismo en presencia de un insultador, si uno no se olvida de
su propio Ser, ento nces transforma esas impresiones perversas en una fuerza diferente.
Si uno no se olvida de sí mismo en presencia de una copa de vino, transforma esa
impresión, esa «energía» llamada HIDROGENO-48 en algo más sutil, en un HIDROGENO-
24. Si uno no se olvida de sí mismo en presencia de una fuerte suma de dinero, transforma
esa impresión, sucesivamente, en HIDROGENOS-24, 12 y 6.
Así que, NO OLVIDARSE DE SI MISMOS es la clave que nos permite manejar
inteligentemente la Conciencia. Cuando uno no se olvida de sí mismo interpone, entre la
mente y las impresiones, eso que se llama «Conciencia».
Lo hermoso es que sea la Conciencia la que reciba las impresiones que vienen del
mundo exterior, porque la Conciencia puede transformarlas en algo diferente: en elementos
creadores, en elementos superlativos del Ser, en fuerzas diamantinas que sirven para el
desarrollo de los «Chacras», en múltiples fuerzas que sirven para el desarrollo de ciertos
poderes que existen en nuestra constitución interna.
Es necesario, pues, saber que todos los «Yoes» que actualmente tenemos, son el
resultado de impresiones NO DIGERIDAS, NO TRANSFORMADAS, y ésto es lamentable.
Desgraciadamente, las gentes no se recuerdan a sí mismas jamás; por eso es que las
impresiones llegan a nuestra Mente y permanecen así, completamente sin transformar,
dando origen (como es natural) a los «agregados psíquicos», a los «Yoes». Alguien podría
darse el lujo de disolver todos los «Yoes», pero si se olvida de sí mismo, vuelve a crear
nuevos «Yoes» (he ahí lo grave).
La recordación de sí mismos, es algo interesante. Cuando uno se recuerda a sí
mismo, origina fuerzas diferentes a las de sus semejantes: fuerzas distintas, fuerzas que le
hacen a uno un sujeto completamente diferente a los demás. Interesante resulta saber, pues,
que quienes crean tales fuerzas son distintos, que hasta sus potencias de vida son distintas.
Instituto Cultural Quetzalcoatl
9
www.samaelgnosis.net
Lección Nº 11 La Transformación de las Impresiones Samael Aun Weor Si colocáramos dos sujetos
Lección Nº 11 La Transformación de las Impresiones
Samael Aun Weor
Si colocáramos dos sujetos en un lugar inhóspito, con mala alimentación, mal
ambiente, etc., el uno, que jamás se acuerda de sí mismo, que vive una vida mecanicista, y
el
otro, que siempre se acuerda de sí mismo de momento en momento, que nunca olvida a
su propio Ser Intimo, pueden ustedes estar absolutamente seguros que el primero moriría
prontamente y que el segundo vivirá a pesar del ambiente inhóspito, porque está rodeado de
fuerzas distintas a los de los demás
Todo el problema de la liberación se fundamenta en la transformación y la
transformación tiene por basamento el sacrificio. Si observamos por ejemplo un huevo (sea
el
de una serpiente, o sea el de un pájaro), vemos allí posibilidades latentes, susceptibles de
desarrollo.
Tales posibilidades se vuelven un hecho mediante la transformación. El fuego de las
chimeneas, ese que nos calienta durante los días de invierno, es el resultado de la
transformación. La digestión, en nosotros, es todo un proceso de transformación mediante el
cual es posible existir.
La transformación del aire dentro de los pulmones, es otro proceso de transformación,
y
si queremos transformarnos psicológicamente, necesitamos transformar también las
impresiones, es decir, transformar la tercera clase de alimentos.
Repito: todos los acontecimientos de la vida que llegan a la mente, vienen en forma de
impresiones. Estos párrafos que están ustedes pacientemente leyendo ¿cómo les están
llegando?
Es obvio que como impresiones, y ¿qué deberán hacer para transformarlas
correctamente? No deben olvidarse de sí mismos; no se olviden de su propio Ser; así
fortalecerán el anhelo de llegar a él.
Aquél que escucha la palabra y no la hace, es semejante al hombre que se mira en un
espejo y luego
da
la espalda y se retira.
No basta con escuchar la palabra; hay que
transformarla; eso es lo fundamental.
¡Observe el lector cuán importante es ese evento que se llama «IMPRESIONES»! No
podemos vivir ni un segundo sin las impresiones, ni una milésima de segundo.
Así, pues, vale la pena transformarlas en algo distinto: en poderes, en luz, en fuego,
en armonía, en belleza
Mas, si no las transformamos, repito, se convierten, sencillamente,
en nuevos «agregados psíquicos», en nuevos «Yoes»
Es necesario que seamos más reflexivos. ¿Qué somos nosotros, en realidad de
verdad? Así como nos encontramos, sin «transformar» impresiones, creando nuevos «Yoes»
de segundo en segundo, de instante en instante, no somos más que simples máquinas,
controladas por los «agregados psíquicos».
Vivimos en un mundo de gran actividad, donde todos creen que HACEN y NADIE
HACE NADA: todo nos SU-CE-DE, como cuando llueve, como cuando truena. ¿Por qué?
Sencillamente porque no tenemos encarnado al Ser. Sólo el Ser puede hacer; él HACE y el
verdadero hombre es el Ser; pero si la máquina actúa, actúa algo que no es el Ser: está
Instituto Cultural Quetzalcoatl
10
www.samaelgnosis.net
Lección Nº 11 La Transformación de las Impresiones Samael Aun Weor actuando un robot programado
Lección Nº 11 La Transformación de las Impresiones
Samael Aun Weor
actuando un robot programado con una computadora maravillosa que se llama «cerebro»,
está actuando mecánicamente.
NO ESTA HACIENDO, ESTA ACTUANDO (una cosa es HACER y otra es ACTUAR).
Cualquier máquina actúa, se mueve, anda, cumple sus funciones, porque es máquina y está
programada para cumplir sus funciones, pero HACER es algo distinto: sólo el Hombre puede
hacer y el Hombre verdadero es el Ser.
Distíngase entre el Hombre verdadero, que es el Ser, y la máquina (la máquina no es
el Ser).
El «animal intelectual» es un robot programado y su cerebro es una computadora
maravillosa,
una
computadora
que
se
sostiene
a
misma,
una
computadora
que
matemáticamente calcula, con exactitud precisa; una computadora que registra las ondas
visuales y las ondas sonoras, que registra lo exterior y lo interior, que se abastece a sí
misma. Es una computadora «de primera», maravillosa, pero es eso y nada más que eso:
una computadora.
Después de esa computadora viene el organismo físico y la computadora lo utiliza
para ir y venir, etc. Tal computadora está en manos del Ego, no del Ser, y el Ego es el
resultado de muchas impresiones «no digeridas».
Entonces lo que actúa aquí, en este mundo doloroso en que vivimos, es una máquina
provista de una gran computadora. Aquí no está actuando el Ser, sino la máquina. Podemos
decir que la máquina es humana y el Ser es el Ser.
¿Qué es, en realidad de verdad, eso que llamamos «vida»? Ciertamente, es como una
película. Sí, y cua ndo llega la hora de la muerte, regresamos al punto de partida de esa
película y nos la llevamos para la Eternidad. Al retornar, al regresar con este Ego, uno lo
hace con su película.
Al reestructurarse con un nuevo organismo, uno proyecta nuevamente su película en
la pantalla de la existencia. ¿Y qué proyecta? Su vida. ¿Cuál? La de siempre, la misma que
tuvo en la existencia anterior; es decir, repite lo mismo que hizo en la pasada existencia y en
las pasadas existencias.
Todo eso que uno proyecta, de hecho está programado, desde el nacimiento, en el
cerebro.
De manera que somos ROBOTS PROGRAMADOS; el Ser no interviene para nada en
toda esa tragedia, él no se mete en esos asuntos. El Ser de cada uno de nosotros se mueve
libremente en la «Vía Láctea».
Existen y viven aquí, en este «Valle» doloroso de la vida, un montón de sombras,
provistas de organismos físicos. ¿Y qué HACEN esos organismos? ¡Nada! Se mueven
mecánicamente, de acuerdo con el programa que ha sido depositado en el cerebro (no digo
solamente en le cerebro físico, sino en los tres cerebros: en el Intelectual, en el Emocional y
en el Motor).
Instituto Cultural Quetzalcoatl
11
www.samaelgnosis.net
Lección Nº 11 La Transformación de las Impresiones Samael Aun Weor Y el Ser, ¿qué
Lección Nº 11 La Transformación de las Impresiones
Samael Aun Weor
Y el Ser, ¿qué hace mientras nosotros estamos aquí sufriendo, llorando, pasando
trabajo para conseguir con qué pagar la renta, con qué comprar un traje, etc.? El vive
dichoso en la «Vía Láctea», se mueve libremente en la «Vía Láctea».
Entonces, ¿qué es esta dolorosa existencia que nosotros llevamos? ¡Pura ilusión, algo
vano! Con justa razón dicen los hindúes que este mundo es sólo «MAYA», que este mundo
es ilusorio, que no tiene ningún valor.
Necesitamos tener existencia real, porque todavía no la tenemos. ¿Quizás el amable
lector se precia de tener existencia real? Para tenerla necesitamos dejar de ser robots, y
podemos dejar de serlo eliminando todos los «agregados psíquicos», eso es obvio.
Sin embargo saber que tenemos que eliminar los «agregados psíquicos», no es todo;
necesitamos DEJAR DE CREAR NUEVOS AGREGADOS y diariamente los estamos
creando, al «no transformar», las impresiones. Necesitamos «digerir» las impresiones,
transformarlas en fuerzas distintas para no crear nuevos «Yoes». También necesitamos
«transformar» las viejas impresiones, las que dieron origen a los «Yoes» que actualmente
tenemos, y eso es posible a través de la AUTO-REFLEXIÓN. Cua ndo uno «transforma» las
viejas impresiones que están depositadas en los cinco cilindros de la máquina (en forma de
hábitos, emociones inferiores, pensamientos negativos, instintos depravados, abusos
sexuales, etc.), entonces desintegra esos «elementos inhumanos».
Instituto Cultural Quetzalcoatl
12
www.samaelgnosis.net

Lección Nº 11 La Transformación de las Impresiones

 

Samael Aun Weor

 
   
   

EL PRIMER CHOQUE CONSCIENTE

“En las asambleas hemos visto cómo se hieren los hermanos unos a otros: uno dice una palabra, y el que se siente aludido

reacciona violentamente, diciendo una peor.

A

veces lo que dicen no es demasiado

grosero, sino sutil, decente y acompañado

de

sonrisa, pero en el fondo lleva el VENENO

espantoso de la reacción violenta”. “NO HAY AMOR ENTRE LOS HERMANOS, se

han olvidado de su propio Ser, y sólo viven

en

el mundo del EGO, en el mundo de la

 

reacción. Cuando uno se olvida de su propio

Ser, reacciona violentamente. Si uno se olvida de su propio Ser en presencia de una botella de vino, resulta

borracho; si uno se olvida de su propio Ser

en presencia de una persona del sexo opuesto, resulta fornicando; si uno se olvida

de

su

propio

Ser

Interior

Profundo

en

presencia de

un

insultador, termina

insultando”. “Lo más grave en la vida es olvidarse de sí mismo. Así que es necesario transformar las impresiones, y ésto sólo es posible INTERPONIENDO AL SER entre las diversas vibraciones del mundo exterior y la mente. Cuando uno interpone entre las impresiones y la mente eso que se llama la CONCIENCIA, es obvio que las impresiones se transforman en FUERZAS Y PODERES DE ORDEN SUPERIOR”. “Es muy fácil interponer la Conciencia entre las impresiones y la mente. Para recibir las impresiones con la Conciencia, y no con la mente, sólo se necesita NO OLVIDARSE DE NOSOTROS MISMOS en un instante dado. Si alguien en cualquier momento nos dice algo que nos hiere el amor propio, el orgullo, el engreimiento, etc., es esos instantes sólo el SER debe estar en nosotros; debemos estar CONCENTRADOS en el SER; para que sea el SER, la Conciencia Superlativa del SER, la que reciba las impresiones y las digiera correctamente. Así se evitan las horripilantes reacciones que todos, unos y otros, tienen ante los impactos procedentes del mundo exterior. Así se transforman completamente las impresiones, y transformadas, nos desarrollan maravillosamente”. Samael Aun Weor: Conf. “La Palabra y las Impresiones”.

Nuestros pacientes lectores deben saber que a este importante asunto de la transformación de las impresiones nosotros le hemos denominado también el «PRIMER CHOQUE CONSCIENTE».

El «CHOQUE» se relaciona con esas impresiones que son todo cuanto conocemos del mundo exterior, que estamos recibiendo, que tomamos como si fueran las verdaderas cosas, las verdaderas personas.

 

Necesitamos, pues, transformar nuestra vida, y ésta es INTERNA. Al querer transformar estos aspectos psicológicos de nuestra vida, obviamente necesitamos trabajar sobre las impresiones

 

¿Por qué llamamos nosotros, al trabajo sobre la transformación de las impresiones, el

Instituto Cultural Quetzalcoatl

 

13

www.samaelgnosis.net

 
Lección Nº 11 La Transformación de las Impresiones Samael Aun Weor «PRIMER CHOQUE CONSCIENTE»? Por
Lección Nº 11 La Transformación de las Impresiones
Samael Aun Weor
«PRIMER CHOQUE CONSCIENTE»? Por un solo motivo: porque, sencillamente, es algo
que en modo alguno podríamos efectuar en forma meramente mecánica. Esto no sucede
jamás mecánicamente, se necesita de un esfuerzo auto-consciente.
Es claro que un aspirante gnóstico que comience a comprender esta clase de trabajo,
obviamente ,por tal motivo, comienza también a dejar de ser un hombre mecánico que sirve,
exclusivamente a los intereses de la Naturaleza; una criatura absolutamente dormida, que
sencillamente no es más que una «empleada» de la Naturaleza, para los fines económicos
de la misma, los cuales no sirven, en modo alguno, a los intereses de nuestra propia Auto-
Realización Intima.
Si ustedes comienzan ahora a comprender el significado de todo cuanto aquí estamos
enseñando; si piensan ahora en el significado de todo cuanto se les enseña a hacer por vía
del esfuerzo propio (empezando por la OBSERVACIÓN DE SI MISMOS), verán sin duda,
que el lado práctico del trabajo esotérico, se relaciona todo con la transformación de las
impresiones y lo que resulta, naturalmente, de las mismas.
El trabajo, por ejemplo, sobre las emociones negativas, sobre los estados de ánimo
enojosos, sobre la cuestión ésta de la IDENTIFICACIÓN, sobre la auto -consideración, sobre
los «YOES SUCESIVOS», sobre la auto-justificación, sobre la disculpa y sobre los estados
inconscientes en que nos encontramos, se relaciona en todo con la transformación de las
impresiones y lo que resulta de ello.
Quiero que ustedes reflexionen profundamente en ésto, que comprendan lo que es el
«PRIMER CHOQUE CONSCIENTE». Es preciso formar un INSTRUMENTO DE CAMBIO en
el lugar de entrada de las impresiones (¡No lo olviden!).
Si mediante la comprensión de todo esto ustedes pueden aceptar la VIDA COMO
TRABAJO REALMENTE ESOTÉRICO, entonces estarán en un estado constante de
RECUERDO DE SI MISMOS.
Este estado de Conciencia de Sí Mismos, los llevará a ustedes al terreno viviente de la
transformación de las impresiones, y así, naturalmente, al de una vida distinta, es decir, que
ya la vida no obrará más sobre todos ustedes como lo hacía antes; comenzarán ustedes a
pensar y a comprender de una manera nueva, y este es el comienzo, claro está, de su propia
transformación.
Mientras ustedes sigan pensando de la misma manera, tomando la vida de la misma
manera, es claro que no habrá ningún cambio en ustedes
Transformar las impresiones de
la vida, es transformarse uno mismo, mis queridos amigos, y sólo una manera de pensar
enteramente nueva, puede efectuarlo. Todo este trabajo, pues, se dirige hacia una forma
radical de transformación. Si uno no se transforma, nada logra.
Comprenderán ustedes que la vida nos exige continuamente reaccionar. Todas esas
reacciones forman nuestra vida personal. Cambiar la vida de uno, no es cambiar las
circunstancias meramente externas, es cambiar realmente las propias reacciones.
Pero si no vemos que la vida exterior nos llega como meras impresiones que nos
obligan incesantemente a reaccionar en una forma, dijéramos, más o menos estereotipada,
Instituto Cultural Quetzalcoatl
14
www.samaelgnosis.net
Lección Nº 11 La Transformación de las Impresiones Samael Aun Weor no veremos dónde empieza
Lección Nº 11 La Transformación de las Impresiones
Samael Aun Weor
no veremos dónde empieza el punto que realmente posibilite el cambio, y dónde es posible
trabajar.
Las reacciones, que forman nuestra vida personal, son casi todas de tipo negativo.
Entonces también nuestra vida será negativa, no será más que una serie sucesiva de
reacciones negativas, que se dan como respuesta incesante a las impresiones que llegan a
la mente.
Luego nuestra tarea consiste en transformar las impresiones de la vida, de modo que
no provoquen ese tipo de reacciones negativas a que estamos tan acostumbrados.
Pero, para lograrlo, es necesario estarnos AUTO-OBSERVANDO de instante en
instante, de momento en momento. Así las impresiones no llegan de un modo mecánico; eso
equivale a empezar a vivir más conscientemente.
Un
individuo
puede
permitir,
darse
el
lujo
de
que
las
impresiones
le
lleguen
mecánicamente, pero si uno no comete semejante error, si transforma sus impresiones,
entonces comienza a vivir conscientemente.
Por eso se dice que este es el «PRIMER CHOQUE CONSCIENTE». El PRIMER
CHOQUE CONSCIENTE radica, pues, en la transformación de las impresiones que llegan a
la mente.
Si uno consigue transformar las impresiones que llegan a la mente, en el momento
mismo de su entrada, siempre se puede trabajar en el resultado de las mismas.
Claro está que, al transformarlas, evitamos que produzcan sus efectos mecánicos, que
siempre suelen ser desastrosos en el interior de nuestra psiquis
Instituto Cultural Quetzalcoatl
15
www.samaelgnosis.net
Lección Nº 11 La Transformación de las Impresiones Samael Aun Weor EJEMPLOS DE LA VIDA
Lección Nº 11 La Transformación de las Impresiones
Samael Aun Weor
EJEMPLOS DE
LA VIDA
PRÁCTICA
“Con
el
fin
de
simplificar
un
poco
toda
ésta
cuestión,
les
pondré
un
ejemplo: si
arrojamos una piedra a un lago
cristalino vemos
que
se
produce una reacción en forma
de ondas que van desde el
centro hasta la periferia,
¿verdad?
Lleven ustedes este ejemplo a
la mente. Imagínensela como
un lago; de pronto aparece la
imagen de una persona; esa
imagen es como la piedra de
nuestro ejemplo: llega al lago
de la mente, y entonces la
mente reacciona.
Si ustedes tiran una pelota contra un muro, el muro recibe la impresión y viene la reacción, que consiste
en que mecánicamente regresa la pelota a quien la mandó”.
Samael Aun Weor: “La Revolución de la Dialéctica”.
Hay impresiones que no son muy agradables, por ejemplo, la calumnia o las palabras
de un insultador, pero si uno es capaz de transformar las impresiones que le producen a uno
tales palabras, esas quedan entonces como un cheque sin fondo. Ciertamente, las palabras
de un insultador no tienen más valor que el que les dé el insultado. Si el insultado no le da
valor a tales palabras, las mismas quedan sin valor. Cuando uno comprende ésto, transforma
esas impresiones en algo distinto: en amor, en compasión, en tolerancia para con el
insultador, etc.
Necesitamos, por tanto, estar transformando incesantemente las impresiones; no sólo
las presentes, sino las pasadas. Dentro de nosotros existen muchas impresiones que
cometimos el error, en el pasado, de no haber transformado, y muchos resultados mecánicos
de las mismas, que son los tales «Yoes» que ahora hay que desintegrar a fin que la
conciencia quede libre y despierta. Cuando hay, por ejemplo, orgullo, eso tiene por
basamento la ignorancia. ¿De qué puede sentirse orgullosa una persona? ¿De su posición
social, de su dinero, de qué? Si esa persona analiza a fondo esto y comprende que el dinero
y la posición social no son más que impresiones internas de la mente, entonces el orgullo por
sí mismo cae y nace en una forma muy natural la humildad.
Si por ejemplo una imagen de una mujer lujuriosa llega a la mente, o surge en ella,
nosotros podríamos transformar esa impresión lujuriosa mediante la comprensión. Bastaría
con que pensáramos en que la citada imagen es perecedera, que esa belleza es ilusoria; si
recordáramos, por unos instantes, que esa mujer ha de morir y que su cuerpo se va a volver
polvo en el panteón, si con la imaginación viésemos su cuerpo en estado de desintegración
Instituto Cultural Quetzalcoatl
16
www.samaelgnosis.net
Lección Nº 11 La Transformación de las Impresiones Samael Aun Weor dentro de la sepultura,
Lección Nº 11 La Transformación de las Impresiones
Samael Aun Weor
dentro de la sepultura, sería esto más que suficiente como para transformar esa impresión
lujuriosa en castidad. Así, transformándola, no surgirían en la psiquis más «Yoes» de lujuria.
Si alguien nos alaba, por ejemplo, ¿cómo transformaríamos nosotros la vanidad que
tal adulador podría provocar en nosotros? ¡Mediante la comprensión! Cuando uno realmente
comprende que no es más que una infinitesimal criatura en un rincón del Universo, de hecho
transforma tales impresiones de alabanza o de lisonja, en algo distinto. Ya sabemos que
nuestro planeta Tierra es un grano de arena en el espacio. Pensemos en la Galaxia en que
vivimos, compuesta por millones de mundos
¿Qué es la Tierra? Es una mísera partícula de
polvo en ese Infinito. ¿Y nosotros? Microorganismos dentro de esa partícula
¿Entonces
qué?
Naturalmente amigos, estas reflexiones consiguen que nosotros trans formemos las
impresiones que se relacionan con la lisonja, la adulación, la alabanza, y no acabemos
reaccionando en forma de vanidad u orgullo.
En cierta ocasión, cuando tuve yo el cuerpo físico de Tomás de Kempis, escribí en una
obra titulada «La Imitación de Cristo», la siguiente frase: «No soy más porque me alaben ni
menos porque me vituperen, porque siempre soy lo que soy». Es claro que todo tiene su
doble cara: la alabanza y el vituperio, el triunfo y la derrota; pero no debemos identificarnos
con ninguna de esas dos caras, sino más bien aprender a ver la vida en forma íntegra,
unitotal.
De
este
modo
evitaremos
muchos
desengaños,
muchas
frustraciones,
muchas
decepciones
Así pues, en tanto más reflexionemos en todo esto, vemos más y más la necesidad de
una transformación completa de las impresiones. Creo que nuestro caro lector irá
comprendiendo que el mundo exterior no es tan exterior como normalmente se cree, sino
mas bien interior. Todo lo que nos llega del mundo no son más que impresiones internas.
Nadie podría meter un árbol dentro de su mente, o una silla, o una casa, o un palacio,
o una piedra. En nuestra mente todo son impresiones de un mundo que llamamos «exterior»,
pero que realmente no es tan exterior como se piensa. Así que, si no trabajamos sobre lo
interior, vamos por el camino del error y nunca modificaremos nuestra vida. Si queremos ser
distintos, necesitamos transformarnos íntegramente, y si queremos transformarnos, debemos
empezar por transformar las impresiones. Ahí está la clave para la transformación radical del
individuo.
------------------------------------------------------------------------------------------------
Instituto Cultural Quetzalcoatl de Antropología Psicoanalítica, A.C.
http://samaelgnosis.net
y http://samaelgnosis.org
Instituto Cultural Quetzalcoatl
17
www.samaelgnosis.net
Lección Nº 11 La Transformación de las Impresiones Samael Aun Weor GLOSARIO Hidrógeno.- En el
Lección Nº 11 La Transformación de las Impresiones
Samael Aun Weor
GLOSARIO
Hidrógeno.- En el gnosticismo se interpreta como energía en sus diferentes niveles de densidad o
sutilidad.
Mahatma Gandhi.- Mahatma (Maha=grande Atma=ser o alma).
Prana.- Sánscrito. Principio Vital, aliento de vida
Resurrección.- Volver a nacer.
Tomás de Kempis.- (c.1379-1471), monje y escritor alemán aceptado por lo general como autor de
Imitación de Cristo, un devocionario que gozó de una muy extendida influencia.
Unitotal.- pleno
Instituto Cultural Quetzalcoatl
18
www.samaelgnosis.net
Lección Nº 11 La Transformación de las Impresiones Samael Aun Weor Cuestionario: Envía las respuestas
Lección Nº 11 La Transformación de las Impresiones
Samael Aun Weor
Cuestionario:
Envía las respuestas de este pequeño cuestionario de 4 preguntas a
antecamara@samaelgnosis.net con copia a antecamara@samaelgnosis.org
para que de esta forma enviemos con gusto la siguiente lección.
1.- ¿Qué es el primer choque consciente?
2.- ¿En que consiste el recuerdo de Sí?
3.- ¿Cómo transformar las palabras de un insultador?
4.- ¿Qué pasa si no transformamos las impresiones?
------------------------------------------------------------------------------
NOTA: La Siguiente lección debe llegarte el: Lunes (si enviaste las respuestas el viernes, sábado o domingo). Miércoles (si
enviaste las respuestas el lunes o martes). Viernes (si enviaste las respuestas el miércoles o jueves). En todos los casos en
horario de México. No dejamos ni un solo e mail sin contestar, así que si no te llega es que se ha extraviado, el que nos
enviaste o el que nosotros te enviamos,
por ello sugerimos a los estudiantes de gnosis, que por favor nos reenvíen los
correos al ver que nos les llega la respuesta en los días indicados.
Instituto Cultural Quetzalcoatl
19
www.samaelgnosis.net