Sei sulla pagina 1di 38

Educación ambiental

Educación ambiental

en la escuela

en la escuela

Educación ambiental Educación ambiental en la escuela en la escuela

Presentación

RECOLECCIÓN

Y

RECICLA JE

DE

PAPEL

EN

LA

ESCUELA

CEADU (Centro de Estudios, Análisis y Documentación del Uruguay), es una Organi- zación No Gubernamental sin fines de lucro dedicada a temas de Educación Am- biental, basados en acciones concretas de gestión ambiental comunitaria.

Este Manual está destinado a centros educativos integrados al barrio y a la familia.

Pretende tener un rol integrador que articule herramientas metodológicas desarro- lladas en el ámbito académico con la acción social, la actividad docente y las buenas prácticas ambientales en el ámbito comunitario.

El texto está dividido en tres partes complementarias:

Un marco teórico en el que se define la Educación Ambiental y se contextualizan los conceptos en nuestro entorno socio-ambiental.El texto está dividido en tres partes complementarias: Una propuesta metodológica en que se describen los

Una propuesta metodológica en que se describen los principales aspectos de un programa concreto de gestión ambiental para ser aplicado desde la escuela.los conceptos en nuestro entorno socio-ambiental. El estudio de un caso que integra al centro educativo

El estudio de un caso que integra al centro educativo con otros sectores socia- les: “REPAPEL, recolección y reciclaje de papel en la escuela”de gestión ambiental para ser aplicado desde la escuela. La escuela debe ser un ámbito creativo,

La escuela debe ser un ámbito creativo, crítico y receptivo a iniciativas de coopera- ción, donde se diseñen estrategias para estimular actitudes y valores positivos en los miembros de la comunidad.

Además la escuela, en su doble calidad de centro educativo y comunidad educativa, tiene la legitimidad que la posiciona como el ámbito adecuado para desarrollar to- dos los aspectos de la Gestión Ambiental Comunitaria. Es en esta dimensión de la Educación para el Desarrollo Sustentable que CEADU pretende realizar un aporte.

1
1
2
2

EDUCACIÓN

AMBIENTA L

Contenido

1 - TODA LA EDUCACIÓN DEBE SER AMBIENTAL

1.1- ¿Qué es el Medio Ambiente? 1.2- ¿Cómo es el Medio Ambiente en Uruguay? 1.3- ¿Qué es la Educación Ambiental? 1.4- ¿Qué es la Educación para el Desarrollo Sustentable - EDS? 1.5- ¿Cómo insertar la EDS en la escuela?

2 - SISTEMAS GAE: “GESTIÓN AMBIENTAL EN LA ESCUELA”

2.1- El compromiso: Declaración Ambiental 2.2- El problema: Evaluación ambiental del entorno y de la escuela 2.3- Los logros: Objetivos y Metas 2.4- La acción: Programas y Proyectos 2.5- La evaluación: Ecoauditorías y Ecoescuelas

3 - EL PROYECTO REPAPEL

3.1- ¿Qué es REPAPEL? 3.2- ¿Cómo se hace REPAPEL? 3.3- ¿Por qué se hace REPAPEL? 3.4- ¿Quién hace REPAPEL?

RECOLECCIÓN

Y

RECICLA JE

DE

PAPEL

EN

LA

ESCUELA

1- TODA EDUCACIÓN DEBE SER AMBIENTAL

La dependencia del Hombre primitivo respecto a su entorno generó una relación de respeto hacia el Medio Ambiente y desde sociedades muy antiguas se puede constatar la transmisión de conocimientos relativos a cómo mantener una relación equilibrada con el entorno ambiental.

Pero desde el inicio de la era cristiana se fue consolidando la idea de “someter a la Naturaleza” más que de “convivir con ella”. Las diferentes ideologías y modos de producción modernos han tenido en común la soberbia del Hombre respecto al Medio Ambiente (la preocupación por resolver la explotación del Hombre y no de la Naturaleza, la idea de que la tecnología es una fuente ilimitada de progreso, sin comprender el carácter limitado de los recursos sobre los que actúa esa tecnología, etc.).

Es recién a fines de los años 60 del siglo pasado que se comienza a hablar de Educación Ambien- tal formal, y esto es consecuencia de la profunda crisis ambiental que provocaron estos modos de producción y los hábitos de consumo de la sociedad moderna.

En definitiva no debemos buscar los orígenes y el gran desarrollo actual de la Educación Am- biental en una interpretación romántica de la relación del Hombre y el Medio Ambiente, sino en las potencialidades destructivas de la física nuclear, en el uso irresponsable de pesticidas y ferti- lizantes, en hábitos irracionales de consumo, como parte de una larga lista de causas que justifi- can la necesidad de proteger nuestro Medio Ambiente.

En definitiva, desde un punto de vista antropocéntrico, utilitario y racional, es conveniente y necesario entablar cambios en el modo de relacionamiento con el entorno, más que seguir con el modelo actual.

3
3

1.1 -

La ficha 1.1 (Anexo II) propone una dinámi- ca para introducir a los alumnos en el concepto de medio ambiente (página 30).

4
4

EDUCACIÓN

AMBIENTA L

¿Qué es el Medio Ambiente?

Todos los conceptos evolucionan a lo largo del tiempo y se enriquecen con la experiencia y la incorporación de nuevos conocimientos. Pero el concepto de Medio Ambiente es además polisémico, por lo que varía significativamente en función del contexto en que se lo utilice.

Pese a esta complejidad, nuestra Sociedad (y en particular nuestro sistema educativo) tiene la responsabilidad de sistematizar experiencias y conocimientos para elaborar un concepto sólido de Medio Ambiente. Que sea una herramienta útil para la interpretación de las complejas rela- ciones del Hombre y su entorno, que incorpore las particularidades de nuestro país y nuestra cultura. Los maestros deben colaborar con los alumnos para que éstos construyan un concepto de Medio Ambiente que les ayude a actuar con acierto ante la problemática ambiental que les toque vivir.

Sin dudas el concepto de Medio Ambiente ha ido evolucionando de un enfoque “natural” hacia uno “ético y social”.

En un principio al hablar de Medio Ambiente nos referíamos al “Entorno en que habitan los seres vivos” y no pasaba de ser un inventario de suelo, atmósfera, clima, etc. Pero en los años ’70 la ecología realizó un aporte sustancial con el concepto de biosfera, mostrando la complejidad de las relaciones entre niveles y sistemas. Esta complejidad motivó un nuevo enfoque del tema; basado más en el estudio de las relaciones y los procesos, que en la cuantificación de los mismos.

En la idea de que el Medio Ambiente no es una disciplina científica sino un concepto integrador de la sensibilidad e información de cada individuo con la experiencia colectiva y ante la dificul- tad de formular definiciones de carácter universal, transcribimos dos definiciones ampliamente difundidas y muy aceptadas en la actualidad:

“El Medio Ambiente es el conjunto, en un momento determinado, de los agentes físicos, quími- cos y biológicos y de los factores sociales que puedan tener algún efecto, directo o indirecto, inmediato o diferido, en los seres vivos o las actividades humanas”. (Consejo de Europa, 1971)

“El Medio Ambiente es el conjunto de las condiciones naturales (físicas, químicas y biológicas) y culturales (sociológicas) que puedan actuar sobre los organismos vivos y las actividades huma- nas” (diccionario Le Robert, 1985).

En Uruguay la mayoría de la población maneja conceptos universales y actualizados de la temática ambiental (lo que confirma buenos niveles de información y de formación generales en la Sociedad), como lo indica un estudio de la Fac. de Ciencias Sociales de la Universidad de la República (Mazzei y Veiga, 2000). Según estos autores las opiniones de los uruguayos en temas ambientales “…se alejan

RECOLECCIÓN

Y

RECICLA JE

DE

PAPEL

EN

LA

ESCUELA

LA ACTIVIDAD HUMANA Y LA CONTAMINACIÓN

PAPEL EN LA ESCUELA LA ACTIVIDAD HUMANA Y LA CONTAMINACIÓN Fuente: Nebel & Wright, 2000, «Ciencias

Fuente: Nebel & Wright, 2000, «Ciencias ambientales. Ecología y desarrollo sostenible»

de toda suerte de fundamentalismos, ya sean de tipo económico como ambientalista. Más específicamente ellas denotarían actitudes de un antropocentrismo y un utilitarismo moderado en el sentido de que ante los dilemas medioambientales prevalecerían (aunque no absoluta e irresponsablemente) los intereses humanos. Indicativo de ello son las mayoritarias opciones por AMBOS ante la opción HOMBRE o NATURALEZA…”.

De acuerdo al mismo estudio más de la mitad de la población encuestada asocia el concepto de Medio Ambiente a la relación del Hombre con su entorno y no prioriza a ninguna de las partes sobre la otra, visualizándolas como una unidad.

Por último, vale hacer un comentario respecto a la frecuente confusión entre Medio Ambiente y Naturaleza. Para delimitar adecuadamente los contenidos y ámbito de acción de la Educación Ambiental es imprescindible discernir con claridad entre Medio Ambiente y Naturaleza, siendo que ésta última involucra no sólo al Medio Ambiente sino también a las fuerzas y leyes que lo gobiernan.

5
5
6
6

1.2 -

EDUCACIÓN

AMBIENTA L

¿Cómo es el Medio Ambiente en Uruguay?

Por estar ubicado en una zona templada entre los paralelos 33 y 38 latitud sur, Uruguay posee inviernos no muy fríos y veranos no muy cálidos, con lluvias distribuidas normalmente durante todo el año, conformando un clima moderado y lluvioso. La dicotomía entre campo y ciudad, la penetración de la ganadería en ausencia de barreras natu- rales, con un paisaje ondulado de suelos fértiles y ricos en agua, permitieron la antropización temprana y casi completa del territorio.

El tipo de desarrollo socio - económico de nuestro país ha provocado distintos efectos ambien- tales en cada uno de sus ecosistemas naturales (praderas, montes, humedales, sistemas costeros y cuerpos de agua interiores) y en sus principales cuencas hidrográficas (Río Uruguay, Río Negro, Río de la Plata, Océano Atlántico, Laguna Merín y Río Santa Lucía).

A ) EL MEDIO AMBIENTE URBANO

En Uruguay viven aproximadamente tres millones de habitantes de los cuales el 90% se ubica en centros urbanos. Más del 20% de la población vive bajo la línea de pobreza y el despoblamiento del campo es intenso, provocando una migración hacia la periferia de los centros urbanos, lo que tiende a acentuar la precariedad de condiciones de vida de estos pobladores. La migración también es significativa hacia el exterior del país y sobre todo de población en edad económicamente activa.

La pobreza es uno de los factores principales en la desatención de las problemáticas am- bientales en el medio urbano. La necesidad de subsistir obliga a priorizar temas urgentes en detrimento de temas estratégicos como las políticas preventivas en relación a la calidad de vida y a la calidad ambiental. La precariedad económica y el carácter provisorio de las soluciones habitacionales generan, a su vez, un desarraigo que no fomenta ni identidad ni respeto hacia el territorio.

Los principales problemas ambientales de los centros urbanos de nuestro país se relacio- nan con la falta de una cultura que valorice la calidad ambiental y con la debilidad de las políticas de ordenamiento territorial, gestión y saneamiento ambiental.

Estos problemas se manifiestan de manera más notoria en grandes centros urbanos como Montevideo, donde la presión demográfica es mayor y se han evidenciado en forma dra- mática en altas concentraciones de metales pesados en suelos urbanos, en la disposición de sustancias peligrosas en vertederos para residuos domiciliarios, en el descontrol de las emisiones atmosféricas de fuentes industriales, entre otros.

B ) EL AGUA

RECOLECCIÓN

Y

RECICLA JE

DE

PAPEL

EN

LA

ESCUELA

El uso de los recursos hídricos en Uruguay se divide en 13% para consumo humano (del cual el 72% se extrae del río Santa Lucía) y 87% para riego (del cual el 95% es destinado al cultivo de arroz).

Las aguas superficiales de Uruguay abastecen adecuadamente la demanda de que son ob- jeto, pero simultáneamente estos cuerpos de agua son el receptor final de los residuos líquidos y en ocasiones sólidos de los sistemas de saneamiento urbano. También reciben el suelo erosionado y las lixiviaciones de agrotóxicos de la actividad agropecuaria.

Nuestros cuerpos de agua presentan un proceso de deterioro creciente y no existe un co- nocimiento sistemático y completo de la calidad de las aguas naturales.

Respecto a las aguas subterráneas más superficiales, son las de mayor relevancia para el abastecimiento de agua potable en varias zonas del interior del país. Pero estas masas de agua son a su vez muy susceptibles de contaminación por actividades humanas. Al estar aisladas de la luz solar y de la atmósfera, las aguas subterráneas tienen poca actividad bioló- gica y pocas posibilidades de autodepurarse.

Dentro de la polución que afecta a las aguas subterráneas del Uruguay, es destacable el proceso de salinización por intrusión y contaminación por aguas cloacales, que se está pro- duciendo en la faja costera de Canelones y Maldonado.

Por último es importante considerar que se han detectado indicios de salinización y conta- minación química en acuíferos del sudeste y sudoeste lo que puede poner en riesgo la disponibilidad de agua para riego, consumo y para la cuenca lechera.

Cuando hablamos de contaminación del agua normalmente nos referimos a aguas dulces o continentales, sin embargo en el planeta y en nuestro país en particular hay mucha más agua salada que dulce.

La dispersión de contaminantes a lo largo de los océanos mediante las lluvias, la limpieza y descarga descontrolada de tanques petroleros en alta mar, los vertidos de origen urbano en áreas costeras, la sobre pesca hasta la extinción, son solo algunos de los efectos ambien- tales que sufren los mares y de los cuales no están exentas nuestras costas oceánicas.

7
7
8
8

EDUCACIÓN

AMBIENTA L

C ) LA ATMÓSFERA

Si bien existen procesos de contaminación natural de la atmósfera (volcanes incendios fo- restales, etc.), la contaminación antrópica produce una cantidad mayor y más peligrosa de contaminantes (óxidos de azufre y de nitrógeno, hidrocarburos, monóxido de carbono, ozo- no, anhídrido carbónico, aerosoles, halógenos, metales pesados, entre otros). En Uruguay, la contaminación atmosférica de origen antrópico se puede agrupar en:

1. CONTAMINACIÓN INDUSTRIAL (FUENTES FIJAS)

En el Departamento de San José existe contaminación industrial en Rincón de la Bolsa por plantas de cloro soda (cloro gaseoso) y plantas de fertilizantes (gas fluorhídrico).

2. CONTAMINACIÓN POR TRANSPORTE (FUENTES MÓVILES)

El parque automotor de Uruguay no supera las 150.000 unidades, por lo que no representa globalmente una fuente peligrosa. Existen algunas zonas aisladas de riesgo por concentra- ción de tránsito (Ciudad Vieja de Montevideo) y se espera que la evolución de la industria automotriz hacia tecnologías más limpias contribuya a mantener controlados los niveles de emisión.

3. CONTAMINACIÓN TRANSFRONTERIZA (FUENTES EXÓGENAS)

La central carbo-energética de Candiota, ubicada en territorio brasileño a pocos kilómetros de la frontera tiene proyectada una ampliación significativa de sus operaciones y es de esperar que esto acarree riesgos de acidificación para nuestro territorio. Las mediciones de contaminación de Candiota en Uruguay aún no indican niveles preocupantes.

D ) EL SUELO

RECOLECCIÓN

Y

RECICLA JE

DE

PAPEL

EN

LA

ESCUELA

Nuestros suelos son muy variados pero se caracterizan por su alto contenido de materia orgánica y su aptitud para la agricultura. De hecho el principal uso productivo de nuestros suelos es el agropecuario (78%), aunque existan actividades marginales como la minería y la forestación.

Si bien es cierto que nuestro país podría triplicar su esfuerzo productivo sobre el recurso suelo sin ponerlo en riesgo, también es cierto que la agricultura no ha sido correctamente implantada. La mala selección de cultivos y localización sobre suelos, aspectos tecnológi- cos y económicos, han acelerado el proceso de deterioro de los suelos en el medio rural. El exceso de acidez, de salinización, la erosión y la presencia de sustancias eco-tóxicas son algunas de las características que limitan más frecuentemente el uso de los suelos con fines productivos.

El proceso de deterioro ambiental más grave de nuestro país es la pérdida de suelos por erosión y por exceso de agroquímicos (fertilizantes y pesticidas). En Uruguay la pérdida bruta de suelos en áreas agrícolas por erosión, es de 31 toneladas por hectárea por año (cerca del triple que en los EE.UU). Según la Dirección Nacional de Suelos del MGAP el 30% del territorio nacional y el 80% de las tierras arables están siendo afectadas por diversos grados de erosión.

E ) LOS BOSQUES, LA FLORA Y LA FAUNA AUTÓCTONA

Cerca del 25 % de las tierras del planeta están cubiertas de bosques, los cuales tienden a reducirse en los países en desarrollo (0,65 % anual) mientras se incrementan en forma sos- tenida en los países ricos (reforestación comercial). Esto no se debe a que los países desa- rrollados tengan mejores políticas ambientales, sino a que importan la madera de regiones tropicales.

Pese a la inequidad y a los riesgos que encierra esta situación, quien más está haciendo por conservar los bosques en el planeta son los animales frugívoros (aves, primates, murciéla- gos, roedores) y el viento, quienes diseminan semillas y contribuyen al intercambio genético.

El territorio uruguayo se encuentra en lo que los geógrafos llaman la Provincia Pampeana, integrada también por Entre Ríos, Santa Fé y el sur de Brasil. La vegetación de esta región es dominada por especies de estepa y seudo estepa, principalmente gramíneas, herbáceas y algunos arbustos. Hacia el norte del país existen densos montes de galería y hacia el no- roeste montes de parque de algarrobos y espinillos.

9
9
10
10

EDUCACIÓN

AMBIENTA L

10 EDUCACIÓN AMBIENTA L Bosque de galería (flora autóctona uruguaya) La flora autóctona de nuestro país

Bosque de galería (flora autóctona uruguaya)

La flora autóctona de nuestro país está compuesta por alrededor de 2.500 especies agru- padas en 150 familias, adoptando principalmente la forma de praderas (80% del territorio), montes naturales (ribereño, serrano, de quebrada y de parque) cerca del 3,5% del territorio, palmares (compuestos por cinco especies pindó, butiá, yatay, yatay poñi y caranday), que ocupan más de 200.000 hectáreas, y algunas formas menos extendidas de vegetación como chircales, vegetación halófila y de arenales, ambientes acuáticos y de humedales.

Al hablar de fauna autóctona normalmente nos referimos a vertebrados. En ese entendido la fauna autóctona de Uruguay está compuesta por 400 especies de peces, 380 especies de aves, 90 especies de mamíferos, 56 especies de reptiles y 34 especies de anfibios. Tanto la fauna como la flora se encuentran amenazadas por los impactos provocados por nuestro modo de producción y hábitos de consumo.

Existen algunas especies de animales que pese a no ser autóctonos integran nuestra fauna silvestre (jabalí, ciervo axis, paloma doméstica, gorrión, varios roedores, etc.).

El mayor riesgo asociado a la afectación de la flora y la fauna se debe a la reducción de la riqueza genética y la biodiversidad. Esta situación en nuestro país se debe a múltiples facto- res entre los que se destacan la modificación de ambientes naturales, la caza furtiva, la tala de bosques naturales y el mal uso de agroquímicos.

RECOLECCIÓN

Y

RECICLA JE

DE

PAPEL

EN

LA

ESCUELA

ORIGEN Y EFECTOS DE L A CONTAMINACIÓN EN EL MEDIO

ESCUELA ORIGEN Y EFECTOS DE L A CONTAMINACIÓN EN EL MEDIO Fuente: Nebel & Wright, 2000,
ESCUELA ORIGEN Y EFECTOS DE L A CONTAMINACIÓN EN EL MEDIO Fuente: Nebel & Wright, 2000,

Fuente: Nebel & Wright, 2000, «Ciencias ambientales. Ecología y desarrollo sostenible»

11
11
12
12

1.3 -

EDUCACIÓN

AMBIENTA L

¿Qué es la Educación Ambiental?

La educación ambiental es una disciplina en permanente enriquecimiento, por lo que no es fácil establecer una única definición, parece más adecuado entenderla como una construcción diná- mica de la experiencia colectiva.

Sin embargo existe el consenso respecto a que debe ser una educación PARA el Ambiente, es decir que esté dirigida especialmente a la conservación del Medio Ambiente. Para lo cual debe generar cambios de comportamiento y actitud que se logran mediante la educación SOBRE y EN el ambiente.

En la Educación SOBRE el ambiente, el Medio Ambiente es el contenido curricular. Apunta a la comprensión cognitiva acerca del entorno y las relaciones que en él se dan (Biodiversidad, Suelo, Atmósfera, Agua, etc.).

En la Educación EN el ambiente, se toma al Medio Ambiente como recurso didáctico. Se desarro- lla fuera del aula y se sustenta en salidas de campo (avistamientos, visitas geológicas, relevamientos, etc.).

Por lo tanto podemos decir que la Educación Ambiental es una educación PARA el Medio Am- biente, que se sustenta en la educación EN y SOBRE el Medio Ambiente.

Quizá la definición más integradora en la actualidad provenga de la declaración de principios del Global Forum realizado durante la cumbre de Río, 1992:

un proceso de aprendizaje permanente, basado en el respeto a todas las formas de vida

educación afirma valores y acciones que contribuyen a la transformación humana y social y a la preservación ecológica. Ella estimula la formación de sociedades justas y ecológicamente equilibra- das, que conserven entre sí una relación de interdependencia y diversidad.”

tal

es

Los objetivos que se formulen para la Educación Ambiental en distintos contextos responden esencialmente a las tres dimensiones que ésta pretende abarcar:

La dimensión cognitiva que comprende los conocimientos y las competencias para com- prender y proteger el dimensión cognitiva que comprende los conocimientos y las competencias para com- prender y proteger el Medio Ambiente.

La dimensión ética que se refiere a la adquisición de una serie de valores fundamentales. dimensión ética que se refiere a la adquisición de una serie de valores fundamentales.

La dimensión activa que se refiere a las actitudes y comportamientos que se adoptan para proteger dimensión activa que se refiere a las actitudes y comportamientos que se adoptan para proteger el Medio Ambiente.

RECOLECCIÓN

Y

RECICLA JE

DE

PAPEL

EN

LA

ESCUELA

Los objetivos que han sido asignados históricamente a la educación ambiental se pueden resumir en:

“Formar una población mundial consciente y preocupada por el ambiente y sus problemas, una población que posea los conocimientos, competencias y motivaciones que le permitan trabajar in- dividual y colectivamente en resolver los problemas actuales y evitar que se planteen otros nuevos.”

Por último es importante marcar el carácter permanente que debe tener la educación am- biental, establecido con claridad en el Congreso de Moscú de 1987:

“La Educación Ambiental se concibe como un proceso permanente en el que los individuos y la colectividad cobran conciencia de su medio y adquieren los conocimientos, los valores, las com- petencias, la experiencia y la voluntad capaces de hacerlos actuar individual y colectivamente para resolver los problemas actuales y futuros del Medio Ambiente “.

1.4 -

¿Educación para un Desarrollo Sustentable - EDS?

Durante las últimas dos décadas las manifestaciones de la crisis ambiental global (adelga- zamiento de la cubierta de ozono, calentamiento global, etc.) y de sus componentes loca- les (smog fotoquímico, polución de ríos, etc.) se han incrementado de forma alarmante y paralelamente se consolida la idea de que no radica en la ciencia o la tecnología la respues- ta a esta crisis, sino en los hábitos y en los valores, aunque se reconoce que desde el punto de vista ambiental, existen tecnologías llamadas “destructivas” o “constructivas”.

Esta problemática ambiental ha borrado las fronteras espaciales y temporales, pero aún se mantiene la inequidad social en la distribución de los impactos ambientales: los pobres siguen llevando la peor parte en el reparto.

En este contexto, si concebimos el Desarrollo Sustentable como aquel desarrollo que satis- face las necesidades de la presente generación sin comprometer la capacidad de las futu- ras generaciones para satisfacer sus propias necesidades vemos que encierra profundas consideraciones éticas relativas a la prevención del deterioro ambiental y a nuestros hábi- tos de consumo, pero sobre todo contribuye a transmitir la idea de que la Naturaleza no nos pertenece, nosotros pertenecemos a ella.

13
13
14
14

EDUCACIÓN

AMBIENTA L

En este contexto la sustentabilidad debe tener al menos tres componentes principales:

Sustentabilidad social (equidad entre las personas, permitiendo la diversidad y la solidaridad) (equidad entre las personas, permitiendo la diversidad y la solidaridad)

Sustentabilidad ambiental (revertir la destrucción del patrimonio natural y utilizar tec- nologías que garanticen no agotar los (revertir la destrucción del patrimonio natural y utilizar tec- nologías que garanticen no agotar los recursos naturales ni destruir ecosistemas)

Sustentabilidad económica (satisfacción de las necesidades humanas y que los bene- ficios de las actividades humanas se (satisfacción de las necesidades humanas y que los bene- ficios de las actividades humanas se distribuyan en forma equitativa, sin imposibilitar que las futuras generaciones puedan hacer lo mismo).

Así surge la Educación para el Desarrollo Sustentable EDS que apunta a desarrollar valores de solidaridad transgeneracional. Podríamos decir que la EDS pone el énfasis en el ser humano como parte de la realidad. Con un enfoque ecosistémico, donde lo que importa son los contextos y los impactos que la realidad tiene en los seres humanos y los demás seres vivos y viceversa. Lejos de ser una visión antropocéntrica, se trata de un enfoque en el cual el ser humano es parte del todo.

Los principios de la EDS se pueden resumir como:

Perspectiva interdisciplinaria, que considere que todos los factores (bióticos, abióticos y sociales) se interrelacionan en forma determinante. que considere que todos los factores (bióticos, abióticos y sociales) se interrelacionan en forma determinante.

Participación y compromiso, asumiendo nuestro lugar dentro del Medio y no como un observador externo. asumiendo nuestro lugar dentro del Medio y no como un observador externo.

Visión autocrítica y optimista, reconociendo que la mayoría de los problemas ambien- tales actuales son de origen antrópico, por reconociendo que la mayoría de los problemas ambien- tales actuales son de origen antrópico, por tanto son solucionables.

Los recursos naturales son limitados, por lo que debemos administrarlos adecuada- mente, promoviendo las tecnologías que usan energía renovable; por lo que debemos administrarlos adecuada- mente, promoviendo las tecnologías que usan energía renovable;

Responsabilidad individual y colectiva; para desarrollar valores de cooperación y la so- lidaridad, respeto por la diversidad y la para desarrollar valores de cooperación y la so- lidaridad, respeto por la diversidad y la unidad, la paz y la no violencia, la igualdad y la no discriminación; los derechos de las personas.

1. 5 -

¿Cómo insertar la EDS en la escuela?

Si bien la tendencia “asignaturista” ha sido superada por las propuestas de inserción trans- versal y en el discurso se acepta a la Educación para el Desarrollo Sustentable como una necesidad estratégica, su implementación encuentra múltiples trabas en la realidad. Podríamos mencionar algunas, tales como la falta de actualización del Programa para Edu- cación Primaria (superada en gran parte por el de Educación Inicial), la escasa (casi nula) formación profesional de los maestros en esta área, los contradictorios mensajes que llegan

a través de los medios, etc.

RECOLECCIÓN

Y

RECICLA JE

DE

PAPEL

EN

LA

ESCUELA

La experiencia ha demostrado que no es cuestión de cambiar los contenidos. Para que los alumnos adquieran una visión holística del mundo debemos cambiar las metodologías de enseñanza y la relación profesor–alumno, mas que los contenidos educativos. Por ello se apela a las distintas etapas de conformación del currículum, para que los objetivos, conteni- dos y metodologías de trabajo en las escuelas se renueven y actualicen. Es así que concebi- mos al docente como activo productor de currículum, creando (de acuerdo a la realidad en la que actúa) verdaderos caminos para la construcción de conocimientos significativos y útiles para la participación activa en la sociedad. De este modo, cada docente podrá incorpo- rar, integrar y relacionar los contenidos, áreas y competencias según lo considere conveniente.

Debemos partir de lo que significa ambiente para los niños; si bien es sabido que esta con- cepción varía con la edad, está representado básicamente por todo lo necesario y cercano que lo rodea. La educación ambiental apunta no sólo al conocimiento del entorno sino, fundamentalmente, a desarrollar una sensibilidad y actitud frente al ambiente que motive

la transformación. Para ello se vuelve imprescindible partir de lo que los niños sienten como

su ambiente, es decir, su casa, la escuela, el barrio…, permitiéndoles detectar problemáticas

y buscar soluciones; comprometiéndose con su mundo lograrán conocerlo y transformarlo.

Se debe promover que los alumnos busquen diferentes soluciones a los problemas, dise- ñen sus experimentos, que establezcan relaciones y estimular el potencial intelectual y la autoestima.

Las actividades de Educación para el Desarrollo Sustentable deben incorporar elementos adicionales a los de la Educación Ambiental, para inducir al alumno a:

Observaciones directas de su realidada los de la Educación Ambiental, para inducir al alumno a: Plantearse problemas a resolver en

Plantearse problemas a resolver en el entorno próximo.inducir al alumno a: Observaciones directas de su realidad Involucrarse en forma personal y grupal en

Involucrarse en forma personal y grupal en la búsqueda de soluciones.Plantearse problemas a resolver en el entorno próximo. Experimentar distintas formas de aprendizaje

Experimentar distintas formas de aprendizaje (sensibilización-reflexión-acción)en forma personal y grupal en la búsqueda de soluciones. Construcción de conceptos y al desarrollo

Construcción de conceptos y al desarrollo de valoraciones personales.formas de aprendizaje (sensibilización-reflexión-acción) En definitiva, pese a las trabas en su instrumentación,

En definitiva, pese a las trabas en su instrumentación, esta nueva cosmovisión está destina- da a reorientar nuestras pautas de acción y de consumo, afirmando en los alumnos con- ceptos de equidad, solidaridad, responsabilidad, protagonismo local y comunitario. Es fundamental tener presente que si la escuela desea verdaderamente ser un agente de educación ambiental confiable, tendrá que apuntar a ser un modelo ambiental coherente, tanto como ambiente físico, social y cultural. Por lo tanto nuestra labor es lograr un mayor aprecio y verdadero afecto por la vida. Tal vez en lugar de hablar de desarrollar EDS deberíamos hablar de insertar a la escuela en los procesos de Desarrollo Sustentable. Y una de las formas más eficientes de iniciar esta inserción es mediante Proyectos y Programas de Desarrollo Sustentable.

15
15

EDUCACIÓN

AMBIENTA L

2- GESTIÓN AMBIENTAL EN LA ESCUELA: SISTEMA G.A.E.

CEADU desarrolla Programas de Gestión Ambiental en las Escuelas que pretenden aprovechar los conflictos ambientales del entorno escolar como oportunidades de acción y de integración comunitaria: son los “Sistemas GAE”. Mediante la solución de problemas concretos locales, se

pretenden vincular los procesos educativos y la realidad de comunidades específicas. El Sistema GAE se inspira en los Sistemas de Gestión Ambiental (SGA) que se desarrollan con éxito en todo tipo de organizaciones públicas y privadas, incorporando la dimensión educativa

y la acción social a la prevención de la contaminación ambiental.

A continuación se recorren las etapas del sistema GAE, haciendo referencia explícita al caso par-

ticular de la gestión del papel.

2.1 -

El compromiso: Declaración Ambiental de la escuela

Para iniciar el Sistema, debe elaborarse un documento base, en el que se plasmen las inten- ciones consensuadas del grupo de individuos, con respecto al entorno en que se inserta su organización. Este documento es llamado Declaración Ambiental y establece las líneas de acción y los objetivos ambientales a los que se compromete la organización y los indivi- duos que la conforman.

Para elaborar este compromiso ambiental, conviene tener en cuenta los siguientes puntos:

DE CONTENIDO

Alcance de la organización: Es necesario delimitar la organización que va a establecer el compromiso. El alcance puede establecer límites geográficos u organizacionales: Barrio, Comisión barrial, Escuela, Año, Clase, Aula, etc. Este punto es fundamental para determinar las posibilidades y las capacidades de las que dispondrá el proyecto.

La postura: La Declaración debe contener una breve descripción de cómo la organización percibe e interpreta los problemas ambientales que genera o que padece. Puede ser some- ra y preliminar, pues la metodología prevé una identificación posterior más precisa de los problemas ambientales relacionados a la organización.

Intenciones: La organización debe expresar en el compromiso, cómo pretende abordar (a grandes rasgos), la problemática ambiental descrita. En este caso también alcanza con una descripción de cuáles van a ser las principales herramientas puestas al servicio del GAE.

La ficha 2.1 (Anexo II) propone una activi- dad para elaborar la declaración ambien- tal de la clase y de la escuela (página 31)

16
16

DE FORMA O PROCESO

RECOLECCIÓN

Y

RECICLA JE

DE

PAPEL

EN

LA

ESCUELA

Participación: El involucramiento de los integrantes de la organización y la apropiación del proyecto, son imprescindibles para lograr el éxito de la Gestión Ambiental. Para ello, es ne- cesario que todos los integrantes de la organización sean participantes activos en el proce- so de desarrollo del proyecto.

Comunicación: El compromiso ambiental debe ser difundido y comunicado a todos los actores relacionados con la organización que lo establece.

2.2 -

El problema:

evaluación ambiental de la escuela y su entorno

El formulario 2.2 (Anexo II) da una idea de cómo puede diseñarse la hoja de relevamiento (página 33)

A

los efectos de identificar responsabilidades y, por ende, la capacidad de intervención de

la

escuela, el sistema GAE propone agrupar los problemas identificados en:

A. PROBLEMAS AMBIENTALES GENERADOS POR LA ESCUELA:

Aquellos que estén vinculados a actividades que se realizan dentro de la escuela.

A modo de ejemplo:

Residuos sólidos (papel, envases, orgánicos, provenientes de limpieza)que se realizan dentro de la escuela. A modo de ejemplo: Efluentes líquidos (baños, cocina) Consumos

Efluentes líquidos (baños, cocina)(papel, envases, orgánicos, provenientes de limpieza) Consumos (agua, energía eléctrica, insumos) B. PROBLEMAS

Consumos (agua, energía eléctrica, insumos)de limpieza) Efluentes líquidos (baños, cocina) B. PROBLEMAS AMBIENTALES PADECIDOS POR LA ESCUELA: Aquellos

B. PROBLEMAS AMBIENTALES PADECIDOS POR LA ESCUELA:

Aquellos vinculados a actividades del entorno. A modo de ejemplo:

Ruido (tránsito vehicular, viviendas, locales contiguos)vinculados a actividades del entorno. A modo de ejemplo: Emisiones atmosféricas (combustibles, polvo, olores)

Emisiones atmosféricas (combustibles, polvo, olores)Ruido (tránsito vehicular, viviendas, locales contiguos) Residuos sólidos (existencia de basurales, residuos

Residuos sólidos (existencia de basurales, residuos generados en empresas y viviendas)Emisiones atmosféricas (combustibles, polvo, olores) Es sin dudas más sencillo actuar sobre los problemas

Es sin dudas más sencillo actuar sobre los problemas generados por la escuela, que sobre aquellos que ésta padece y que son generados por su medio externo. Para realizar una primera aproximación a los problemas ambientales generados o padeci- dos por la escuela, es importante realizar una visita a sus alrededores, con el fin de realizar observaciones. Durante esta visita, que podemos llamar relevamiento primario, los niños deben anotar todas las cosas que vieron y que les parecieron incorrectas.

17
17

La ficha 2.2 (Anexo II) propone una actividad para evaluar la cantidad de residuos que se generan en la escuela (página 32).

2.3-

18
18

EDUCACIÓN

AMBIENTA L

El educador debe orientar acerca de cuáles son los potenciales problemas que se pueden obser- var, y para ello es conveniente realizar actividades (charlas, investigación, entrevistas, etc.) con los niños acerca de los grandes problemas ambientales (generación de residuos y problemática del consumo, escasez de recursos, sobrepoblación, relaciones entre personas).

Antes de salir a hacer la recorrida, debe anotarse en la hoja de relevamiento, los problemas am- bientales que se esperan observar. Luego es preciso realizar una puesta en común de las observaciones realizadas. Luego de identificar algunos problemas ambientales, se puede tomar uno o varios de ellos y evaluarlos, al menos desde un punto de vista cuantitativo aproximado.

La ficha 2.2, puede inspirar alguna metodología para calcular el volumen de papel (en cantidad de hojas, cantidad de papeleras o cantidad de bolsas) que se desecha en la escuela. Otra vía puede ser preguntar en la dirección, cuánto papel ingresa a la escuela, o cuánto papel reparte el maestro por semana, para hallar la cantidad de papel descartado en la escuela por unidad de tiempo. Aunque mucho papel no se descarte, consideramos que todo lo que se reparte se desecha (para facilitar el trabajo).

Los grupos de trabajo deberán evaluar cuales son las actividades que más relevancia tienen, utilizando criterios ambientales (cuantificación, naturaleza y peligrosidad, frecuencia).

Los logros: Objetivos y metas

Una vez que se determinaron cuáles son los principales problemas ambientales relacionados a la escuela, se selecciona el primero que se decide abordar. Tomando como base las actividades y problemas ambientales evaluados, la escuela deberá dis- cutir y analizar los posibles objetivos ambientales. En este proceso es conveniente que partici- pen activamente todos los actores involucrados (alumnos, maestros, vecinos, comerciantes de la zona, autoridades barriales). Los maestros deberán organizar actividades en clase para fomentar la participación de los alum- nos en esta actividad. Es importante que los objetivos que se establezcan sean medibles con indicadores claros para facilitar su seguimiento, análisis y evaluación.

La tabla a continuación muestra que es más sencillo intervenir sobre los problemas generados por la escuela, que sobre los padecidos por la misma. Puede ser frustrante plantearse objetivos difíciles o muy difíciles de alcanzar, aunque si los problemas son realmente críticos (riesgos sani- tarios) es preciso elaborar una estrategia de intervención que pueda implicar un nivel de com- promiso mayor por parte de la escuela y las autoridades competentes.

RECOLECCIÓN

Y

RECICLA JE

DE

PAPEL

EN

LA

ESCUELA

PROBLEMA AMBIENTAL

CAUSAS (POSIBLES)

CAUSAS (POSIBLES)

OBJETIVOS AMBIENTALES

FACTIBILIDAD

GENERADO POR LA ESCUELA

 

Generación de residuos

Descarte de desechos

Descarte de desechos

Clasificación, reutilización interna.

Alta

Consumo de materiales

Necesidades de uso

Necesidades de uso

Reducción de consumo interno

Alta

Generación de efluentes

Lavado y uso de baños

Lavado y uso de baños

Reducción de la carga contaminante

Media

PADECIDO POR LA ESCUELA

 

Problema de saneamiento

Falta de infraestructura

Falta de infraestructura

Solucionar el problema de los efluentes

Media

Problema de ruidos externos

Tránsito, obras, industrias

Tránsito, obras, industrias

Reducción de los niveles de ruido

Baja

Contaminación del aire

Consumo combustibles

Consumo combustibles

Reducir el consumo de combustibles de vehículos

Muy baja

Para conocer la metodología del Sistema GAE, conviene comenzar planteándose problemas ambientales sencillos de solucionar. Los demás se irán incorporando a medida que se vaya inte- grando la metodología a las actividades rutinarias de la escuela.

2.4- La acción: Programas y Proyectos

La redacción de los objetivos debe estar acompañada de una planificación, que incluya las acti-

El Formulario 2.4

vidades, plazos estimados para cada una de las etapas, responsables y participantes, recursos

da una idea de

necesarios y forma de evaluación. Estas actividades planificadas con una cronología establecida,

formato para elabo-

se llaman programas.

rar los programas

Los programas establecen la serie de actividades necesarias para lograr los objetivos ambienta-

de gestión ambien-

les planteados. Los programas pueden contener información relativamente precisa de quién y cómo se realizan las acciones previstas.

tal (página 34)

A modo de ejemplo:

Se establece un objetivo de juntar un volumen de papel «X» en un año. La

Se establece un objetivo de juntar un volumen de papel «X» en un año. La organización entonces, definirá el ámbito de aplicación (alcance) para el cual se esta- blece el objetivo. (clase, escuela, escuela y hogares de niños, manzanas, barrio, etc.).

PLAN DE ACCIÓN

PLAN DE ACCIÓN
Realizar listado de comercios y organizaciones del barrio que puedan apoyar.

Realizar listado de comercios y organizaciones del barrio que puedan apoyar.hogares de niños, manzanas, barrio, etc.). PLAN DE ACCIÓN Ubicar recipientes en la escuela. Actividades en

Ubicar recipientes en la escuela.de comercios y organizaciones del barrio que puedan apoyar. Actividades en clase (los alumnos realizan materiales

Ubicar recipientes en la escuela.

Actividades en clase (los alumnos realizan materiales de difusión para distribuir en las casas y el barrio).barrio que puedan apoyar. Ubicar recipientes en la escuela. Organizar salidas de sensibilización y de recolección

Actividades en clase (los alumnos realizan materiales de difusión para distribuir en las casas y el

Organizar salidas de sensibilización y de recolección por el barrio, con los alumnos, con el fin de alentar a los vecinos a traer su papel a la escuela.la escuela. Actividades en clase (los alumnos realizan materiales de difusión para distribuir en las casas

y de recolección por el barrio, con los alumnos, con el fin de alentar a los
19
19

El formulario 2.5 (Anexo II) muestra un plan de auditoría elaborado en base al ejemplo de Programa de Gestión de papel (página 35).

20
20

EDUCACIÓN

AMBIENTA L

Los programas de gestión ambiental son una herramienta fundamental para evaluar el de- sarrollo del sistema GAE; ya que los programas son permanentemente consultados para contrastar la realidad ante ellos y si es necesario, modificarlo. Las actividades de control y auditoria son detalladas en el punto siguiente.

Repapel puede adoptarse como un programa de gestión de papel del sistema GAE. Para ilustrar la importancia del reciclaje del papel se propone un taller ilustrativo de reciclaje artesanal de papel. El mismo fue desarrollado por Raúl Strada y figura como Anexo I en el presente manual.

2.5 -

La evaluación: Ecoauditorías escolares

Las ecoauditorías son las instancias en que se evalúa el desarrollo del Programa GAE y el desempeño ambiental de todos los involucrados.

La auditoría es una herramienta de evaluación que apunta a determinar la medida en que la instrumentación real del sistema, coincide con el sistema planificado.

En concreto, se toman los documentos de planificación (por ejemplo los programas) don- de figuran las intenciones y las actividades previstas, y se busca lo hecho en base a lo dicho.

En la auditoría también se planifica: se toman los programas de gestión ambiental y se busca en ellos todo lo que pueda ser revisado en la realidad. En una planilla, se anotan las cosas que se realizarían según los programas, y que por ende se espera encontrar en la realidad.

3- PROYECTO REPAPEL:

RECOLECCIÓN

Y

RECICLA JE

DE

PAPEL

EN

LA

ESCUELA

RECOLECCIÓN Y RECICLAJE DE PAPEL EN LA ESCUELA

REPAPEL realizó su primera experiencia piloto en 1999. Trabajó con varias escuelas que recibie- ron materiales reciclados a lo largo de ese año. La experiencia permitió corregir una serie de aspectos operativos y educativos relacionados al funcionamiento del proyecto. Actualmente se desarrolla en 60 escuelas de la ciudad de Montevideo, con la participación de varias empresas y organizaciones que ofrecen su papel de desecho para el programa.

3.1- ¿Qué es REPAPEL?

REPAPEL es un Proyecto de Educación Ambiental basado en la recolección y el reciclaje de papel. Las actividades educativas brindan fundamentos teóricos y herramientas metodológicas para desarrollar la capacidad de gestionar potenciales problemas ambien- tales generados o padecidos por la escuela. Se destina el 100% del papel recolectado a las escuelas públicas beneficiarias.

ESQUEMA DE PROCESOS REPAPEL

escuela. Se destina el 100% del papel recolectado a las escuelas públicas beneficiarias. ESQUEMA DE PROCESOS
escuela. Se destina el 100% del papel recolectado a las escuelas públicas beneficiarias. ESQUEMA DE PROCESOS
21
21
escuela. Se destina el 100% del papel recolectado a las escuelas públicas beneficiarias. ESQUEMA DE PROCESOS
escuela. Se destina el 100% del papel recolectado a las escuelas públicas beneficiarias. ESQUEMA DE PROCESOS
22
22

3.2-

EDUCACIÓN

AMBIENTA L

¿Cómo se hace REPAPEL?

3.2.1 ESCUELAS PARTICIPANTES

REPAPEL funciona en un mínimo de 60 escuelas, básicamente en el departamento de Montevi- deo. Las escuelas participantes de REPAPEL son preseleccionadas según uno o varios de los siguientes criterios:

Escuelas sugeridas por el CEP: Además del aval del CEP para desarrollar el programa en es- cuelas públicas, la participación de cada una es evaluada y está sujeta al mutuo consentimiento entre la escuela y REPAPEL.

Escuelas autopropuestas: Las escuelas autopropuestas son aquellas que se acercan a REPAPEL (por lo general representadas por un maestro) pidiendo asesoramiento para la tarea de educa- ción ambiental que vienen desarrollando en sus propios centros.

Escuelas apadrinadas: Las escuelas apadrinadas son propuestas por empresas u organizacio- nes generadoras de desechos de papel, que donan su papel clasificado en beneficio de una o varias escuelas. Estas son visitadas por REPAPEL para determinar si es de mutuo interés la partici- pación en el Proyecto.

3.2.2 CRITERIOS DE INGRESO

En cada caso, se evalúa:

Experiencia y predisposición del personal de la escuela para participar del programa (maestros y directores).

Capacidad de almacenamiento de papel en la escuela: Se pide a cada escuela una capacidad mínima de almacenamiento de 4 metros cuadrados, como para acumular entre 20 y 30 bolsas grandes (60 x 90 cm) con papel. El depósito puede estar dentro o fuera del recinto, dependiendo de los recursos a los que tenga acceso la escuela.

Conectividad: Es conveniente que la escuela o los maestros dispongan de computadoras co- nectadas a Internet, para hacer uso del correo electrónico. Esta es la principal herramienta de comunicación prevista para las tareas operativas y las actividades educativas de REPAPEL.

RECOLECCIÓN

Y

RECICLA JE

DE

PAPEL

EN

LA

ESCUELA

RECOLECCIÓN Y RECICLA JE DE PAPEL EN LA ESCUELA 3.2.3 OBJETIVO OPERATIVO El objetivo puede tomar

3.2.3 OBJETIVO OPERATIVO

El objetivo puede tomar un carácter explícitamente cuantitativo, integrándole un valor a alcan- zar, en términos de papel clasificado respecto al papel descartado. También se puede medir la cantidad total de residuos generados en la escuela antes de comenzar con las actividades de clasificación del papel, e ir comparando esa cantidad con la cantidad de residuos restantes (otros que papel), a medida que va avanzando el programa. También se pueden plantear objetivos relacionados a la sensibilización de toda la escuela, y del barrio, o el entorno inmediato, involucrando a los actores barriales en la recolección del papel.

3.2.4 FUNCIONAMIENTO DE REPAPEL

Se entregan 20 bolsas y un recipiente "come papel" a cada escuela.la recolección del papel. 3.2.4 FUNCIONAMIENTO DE REPAPEL Una vez que una escuela completa las 20

Una vez que una escuela completa las 20 bolsas, se comunica con REPAPEL para dar aviso.bolsas y un recipiente "come papel" a cada escuela. REPAPEL coordina con todas las escuelas del

REPAPEL coordina con todas las escuelas del grupo de la que dio aviso, y pasa a recoger el papel de todas ellas, entregando a cambio, un recibo por la cantidad de bolsas levantadas. (Los grupos de escuelas son pre-establecidos, por zonas, y se basan exclusivamente en criterios de optimización de rutas de recolección).papel" a cada escuela. Una vez que una escuela completa las 20 bolsas, se comunica con

23
23
24
24

EDUCACIÓN

AMBIENTA L

24 EDUCACIÓN AMBIENTA L Se registran en una base de datos, las can- tidades recolectadas en
24 EDUCACIÓN AMBIENTA L Se registran en una base de datos, las can- tidades recolectadas en
Se registran en una base de datos, las can- tidades recolectadas en cada escuela.

Se registran en una base de datos, las can- tidades recolectadas en cada escuela.

En las fechas preestablecidas para las de- voluciones se hace entrega de los materia-

En las fechas preestablecidas para las de- voluciones se hace entrega de los materia-

les de papel reciclado. La cantidad de ma- teriales devueltos está relacionada a la can- tidad de papel recolectado en las escuelas

a la cantidad de papel donado a las es- cuelas por los patrocinantes.

y

La cantidad de papel correspondiente a cada escuela por el aporte de patrocinantes conseguidos por

La cantidad de papel correspondiente a cada escuela por el aporte de patrocinantes conseguidos por REPAPEL, (aportes desti- nados al conjunto de escuelas), se calcula en función del esfuerzo realizado por cada una (medido en función de la cantidad de papel recolectado).

El tipo de materiales devueltos a las escue-

El

tipo de materiales devueltos a las escue-

las está sujeto a la disponibilidad de mate- riales reciclados en el mercado.

3.3-¿Por qué se hace REPAPEL?

REPAPEL tiene como objetivo principal, con- tribuir a que la escuela tome a su cargo la ges- tión de su ambiente inmediato, generando un ámbito de reflexión e interés sobre temas am- bientales.

ámbito de reflexión e interés sobre temas am- bientales. Mientras que las actividades de educación am-

Mientras que las actividades de educación am- biental dirigidas a maestros y alumnos otor- gan el sustento teórico para analizar los pro- blemas ambientales, la recolección de papel en la escuela es el instrumento operativo. Esto último es fundamental para que los alumnos visibilicen los resultados positivos que trae la ade- cuada gestión de un aspecto ambiental, como lo es un residuo generado en la escuela.

3.4-¿Quién hace REPAPEL?

Los niños son los beneficiarios directos del Pro- grama y el motor del mismo. Son la razón de ser del Proyecto y a los que apuntamos a edu- car como agentes transformadores de la reali- dad. La responsabilidad concreta de los niños consiste en evaluar e implementar los méto- dos más adecuados de clasificación, disposi- ción y control de papel y cartón recolectados dentro y fuera de la escuela. Deben desarrollar estrategias de comunicación para involucrar a la comunidad educativa, a los vecinos y a los negocios de la zona. Todas estas tareas se de- sarrollan con el apoyo imprescindible y funda- mental de los maestros.

RECOLECCIÓN

Y

RECICLA JE

DE

PAPEL

EN

LA

ESCUELA

maestros. RECOLECCIÓN Y RECICLA JE DE PAPEL EN LA ESCUELA Es esencial el involucramiento de los

Es esencial el involucramiento de los maestros pues actúan como intérpretes y adaptadores de los contenidos y las estrategias educativas en el aula. Son ellos quienes buscan la manera y el ámbito más adecuados de trabajar el tema del consumo, residuo y reciclaje de papel. Están en- cargados de llevar a cabo una serie actividades previstas para trabajar en el aula entorno al reciclaje de papel. Si bien delegan tareas operativas y el vínculo con REPAPEL en un maestro encargado, los directores son los responsables en última instancia del funcionamiento de REPAPEL en la escuela. Son quienes dan luz verde para permitir el desarrollo del programa en la escuela que tienen a su cargo.

Los padres, vecinos y otros actores barriales intervienen en REPAPEL como multiplicadores y operadores de las iniciativas de gestión propuestas desde la escuela. También pueden operar como referencia si optan por tomar un rol más activo en el proyecto. Pueden apoyar la organiza- ción de eventos, colaborar en conseguir patrocinantes del proyecto, formar parte de un órgano de consulta si fueran invitados, etc. Los Patrocinantes son organizaciones que contribuyen al proyecto REPAPEL donando el papel y cartón de desecho que generan. Su participación tiene una doble finalidad:

Lograr un mayor volumen de papel total recolectado, de modo que el retorno de materiales a la escuela sea más perceptible. a la escuela sea más perceptible.

Sensibilizar a los funcionarios de las organizaciones patrocinantes en la importancia de clasificación y reciclaje del papel, como una forma de generar mayor conciencia y respon- sabilidad de los desechos que generan.un mayor volumen de papel total recolectado, de modo que el retorno de materiales a la

25
25
26
26
26 CAMIÓN CON MATERIALES PARA DEVOLUCIÓN NIÑOS CON MATERIALES - ESCUELA 59 ESCUELA 34 DEVOLUCIÓN ESCUELA

CAMIÓN CON MATERIALES PARA DEVOLUCIÓN

26 CAMIÓN CON MATERIALES PARA DEVOLUCIÓN NIÑOS CON MATERIALES - ESCUELA 59 ESCUELA 34 DEVOLUCIÓN ESCUELA

NIÑOS CON MATERIALES - ESCUELA 59

PARA DEVOLUCIÓN NIÑOS CON MATERIALES - ESCUELA 59 ESCUELA 34 DEVOLUCIÓN ESCUELA 336 EXPOSICIÓN - ESCUELA

ESCUELA 34

DEVOLUCIÓN NIÑOS CON MATERIALES - ESCUELA 59 ESCUELA 34 DEVOLUCIÓN ESCUELA 336 EXPOSICIÓN - ESCUELA 359

DEVOLUCIÓN

ESCUELA 336

MATERIALES - ESCUELA 59 ESCUELA 34 DEVOLUCIÓN ESCUELA 336 EXPOSICIÓN - ESCUELA 359 TERCER AÑO -

EXPOSICIÓN - ESCUELA 359

ESCUELA 34 DEVOLUCIÓN ESCUELA 336 EXPOSICIÓN - ESCUELA 359 TERCER AÑO - ESCUELA 271 NIÑOS CON

TERCER AÑO - ESCUELA 271

ESCUELA 336 EXPOSICIÓN - ESCUELA 359 TERCER AÑO - ESCUELA 271 NIÑOS CON MATERIALES DE DEVOLUCIÓN

NIÑOS CON MATERIALES DE DEVOLUCIÓN - ESCUELA 178

ANEXOS

ANEXOS Anexo I: Taller de reciclaje artesanal de papel (Raúl Strada) Este método es para cuando
ANEXOS Anexo I: Taller de reciclaje artesanal de papel (Raúl Strada) Este método es para cuando

Anexo I: Taller de reciclaje artesanal de papel

(Raúl Strada)

Este método es para cuando queremos recurrir esencialmente a los materia- les más baratos y fáciles de conseguir, ha sido probado con éxito con niños de 2º y 3º año, en grupos de 10 o 12 niños.

Materiales

Palangana o balde o cualquier recipiente de aproximadamente 10l de boca ancha disponi- ble. (Por ej. un bidón de 10 litros cortado longitudinalmente, ver explicación #1 ) explicación #1)

Latas pequeñas de conserva (una por niño) (como de tomates o duraznos de 400g) o un recipiente similar de aproximadamente ½ litro de fondo plano y que sea resistente (si es una lata asegurarse de que no queden puntas ni bordes filosos)10 litros cortado longitudinalmente, ver explicación #1 ) Una bandejita de 15x20cm (nota 1) de poliuertano

Una bandejita de 15x20cm (nota 1) de poliuertano expandido, (una por niño) como las que se usan para envasar (nota 1) de poliuertano expandido, (una por niño) como las que se usan para envasar carne en los supermercados.

Un palo de 2 o 3 cm de diámetro por 25 cm de largo aproximadamente (uno por niño) (como de escoba o similar no muy fino) o un puretero de cocina que entre en el recipiente mencionado en el segundo punto.las que se usan para envasar carne en los supermercados. Una esponja de 10 x15 cm

Una esponja de 10 x15 cm aproximadamente. (una por niño) (puede recortarse de una almohada o colchón viejo)que entre en el recipiente mencionado en el segundo punto. Papel de diario (½ docena de

Papel de diario (½ docena de pliegos x niño)niño) (puede recortarse de una almohada o colchón viejo) Una tabla fina (o una plancha de

Una tabla fina (o una plancha de otro material con tal que sea rígido e impermeable, pero que sea bien derecha y plana) de 10x15 cm aproximadamente (una por niño) que sea bien derecha y plana) de 10x15 cm aproximadamente (una por niño)

Una espátula o lamina fina de plástico.derecha y plana) de 10x15 cm aproximadamente (una por niño) Detergente en polvo (una cucharada) Adhesivo

Detergente en polvo (una cucharada)aproximadamente (una por niño) Una espátula o lamina fina de plástico. Adhesivo tipo cola vinílica o

Adhesivo tipo cola vinílica o goma para papelde 10x15 cm aproximadamente (una por niño) Una espátula o lamina fina de plástico. Detergente en

27
27

ANEXOS

Procedimiento

1 Se toma un par de pliegos de diario por niño, se corta en trozos pequeños (de 2x2cm o menos) y se colocan en el recipiente grande. Se agrega agua hasta que todo el papel que- de mojado y cubierto por un par de cm de agua, se la agrega una cucharada de detergente en polvo y se agita muy suave para disolverlo sin formar espuma. Se deja macerar 24 horas. (Tomamos una hoja doble y la cortamos en trozos pequeños como una moneda, lo ponemos en el recipiente grande y lo cubrimos con agua)

-

2 Al otro día y con la ayuda de los niños se amasa la mezcla con las manos procurando des- hacer lo más posible el papel (se tardan 5 a 10 minutos aproximadamente, en todo caso no extenderlo mas de eso). (Al otro día lo amasamos con las manos, hasta que quede una pasta liquida)

-

3 Se le entrega a cada niño una cantidad suficiente de mezcla para llenar hasta la mitad la lata o el vaso mencionado anteriormente. (Ponemos un poco en la latita)

-

4 Se “pisa” la mezcla con el palo o el puretero hasta que quede completamente homogénea, sin grumos ni pedacitos reconocibles de papel (nota 2). Se le agrega una cucharadita de adhesivo y se mezcla bien. (Lo machacamos con el palo o el puretero)

-

5 Se vierte esta mezcla en la bandejita en cantidad suficiente para cubrir el fondo con una capa de no más de ½ cm. (Ponemos un poco en la bandejita)

-

6 Trabajando sobre una superficie bien nivelada, se toma la esponja y se coloca sobre la mezcla y encima de ella la tabla, se aprieta lentamente con la mano y se suelta, se retira la esponja y se escurre. (Sobre la pasta apoyamos la esponja con la tablita arriba, apretamos y aflojamos despacio, sacamos la esponja y la escurrimos, lo hacemos nuevamente hasta que no salga mas agua)

-

7 Se repite el procedimiento hasta que no salga mas liquido. (En el fondo de la bandeja tendre- mos una fina capa de papel húmedo) Se recorta otra hoja de papel de diario de 17x22cm aproximadamente y se coloca sobre la capa del fondo de la bandeja, y arriba la tablita. (Ponemos una hojita de papel arriba de la pasta húmeda y arriba la tablita y lo damos vuelta)

-

28
28

ANEXOS

8 Se da vuelta el conjunto y con cuidado utilizando la espátula se desprende la capa de papel húmedo. Si quedó un poco arrugado se puede utilizar el palo como rodillo para emparejarlo, también en caso de que haya quedado muy húmedo para sacarle algo más de agua. (Usando la espátula con cuidado despegamos la pasta del fondo) Podemos usar el palo para planchar la hoja, ¡pero sin apretar mucho!

-

9 Se coloca la hoja a secar en un lugar plano y con buena ventilación; o el maestro puede secarlo utilizando una plancha. (La ponemos a secar en algún lugar cálido y bien ventilado)

-

Está Pronto

EXPLICACIÓN # 1

Se toma un bidón usado de 10 litros y con un cuchillo afilado o una hoja de sierra se corta siguiendo la línea de “costura” del envase. De esta forma obtenemos dos recipientes rec- tangulares de unos 5 a 7 cm de profundidad y de unos 5 litros de capacidad. También se puede cortar el bidón transversalmente para obtener un recipiente más profundo y de mayor volumen. Esta tarea debe realizarla un adulto ya que es demasiado peligrosa y ardua para un niño pequeño.

NOTA 1

Se ha elegido este tipo de bandejita por ser muy común y de un tamaño práctico pero se pueden utilizar otros recipientes llanos al alcance y obtener formas diferentes, circulares, cuadradas, etc.

NOTA 2

Mas adelante y con la técnica mas dominada, se puede empezar a experimentar mezclan- do pedacitos de papeles de colores u otros objetos o fibras para obtener efectos interesantes

29
29
ANEXOS Anexo II: Fichas y formularios para trabajar con los niños FICHA 1.1: ¿QUÉ ES

ANEXOS

Anexo II: Fichas y formularios para trabajar con los niños

FICHA 1.1: ¿QUÉ ES EL MEDIO AMBIENTE?

Objetivo:

Llegar de modo participativo, a una definición operativa de medio ambiente.

Materiales:

Cartulinas, papeles, marcadores de colores, cinta adhesiva.

Duración:

Preparación: 1:30 h. (extra aula) Desarrollo: 45 minutos a 1 hora

Procedimiento:

1 Preparación: El educador elabora o recorta figuras variadas de diferentes objetos y com- ponentes del medio ambiente. Algunos componentes deben ser evidentes y otros no tan- to, para una concepción de medio ambiente como “Naturaleza”. Entre las figuras puede ha- ber animales, árboles, bosques, plantas en macetas, piedras, rocas, agua, mar, nubes, perso- nas, ciudades, casas, industrias, objetos de consumo diversos, etc. Tiene que haber tantas figuras como alumnos en la clase. En la parte superior del pizarrón de la clase, se escribe “Nuestro Medio Ambiente”

-

2 Consigna: El educador pide a los niños, que elijan dentro de las figuras, las que forman parte del medio ambiente. Luego, de a uno, van llevando las figuras al pizarrón, y las van pegando hasta componer el medio ambiente.

-

3 Discusión: En base a los objetos elegidos, y la composición lograda, se genera la discusión acerca de si todos los componentes forman parte del medio ambiente o no. Es importante dejarles en claro que además de los elementos naturales, los antrópicos (generados por el hombre), también son parte integrante del Medio Ambiente. Inclusive las ciudades, como ecosistemas artificiales, conforman el medio ambiente.

-

30
30

ANEXOS

FICHA 2.1: ELABORACIÓN DE LA DECLARACIÓN AMBIENTAL DE LA CLASE

Objetivo:

Elaborar de manera colectiva, un documento marco, al que se haga referencia cada vez que haga falta contrastar las actividades desarrolladas con las intenciones iniciales planteadas.

Materiales:

1 hoja para cada alumno, lápices de colores y marcadores, 1 cartulina blanca o de color.

Duración:

Entre 1 h y 1:30h.

Procedimiento:

1 Planteo: El educador plantea la consigna de escribir y dibujar, cómo cada cual puede ayudar a cuidar el medio ambiente. El texto puede ser individual o grupal. El educador debe aclarar que la letra debe ser legible, pues el texto va a ser leído por otro compañero.

-

2 Recogida: Si es posible leer el texto de otros compañeros, se pide que cada cual coloque su nombre en una esquina de la hoja. Luego un compañero recoge todos los textos, y los vuelve a repartir aleatoriamente. En caso contrario, cada alumno conserva su propio texto.

-

3 Puesta en común: Se pide a un voluntario, que lea lo que escribió. El educador, o bien un alumno, pasa al pizarrón a escribir todas las intenciones con las que la mayoría está de acuerdo. En esta etapa, conviene detenerse a comentar cada intención, con ánimo de aclarar (por parte del autor), lo que quiso significar. Se pide a todos los alumnos, que lean las intenciones o declaraciones que no hayan apare- cido en el pizarrón hasta el momento de modo de completar la declaración.

-

4 Redacción final: En una cartulina, titulada por ejemplo “Nuestro compromiso con el me- dio ambiente”, se copia en letra clara y grande (5 cm aprox.) las declaraciones e intenciones recabadas en el pizarrón. También se le pide a cada alumno que la copie en su cuaderno para poder llevarla a la casa. Se puede dejar un espacio en la base de la cartulina, para recortar y pegar los dibujos reali- zados en el texto individual.

-

31
31

ANEXOS

FICHA 2.2: EVALUACIÓN DEL PROBLEMA DE LOS RESIDUOS

Objetivo:

Introducir una metodología de proyección, cuantificación y evaluación aplicada al problema de los residuos que se generan en el patio de la escuela, a la vez que se busca sensibilizar a los niños con el “peso de los números”.

Materiales:

Pizarra y tiza o marcador

Duración:

1 recreo más 1:20 h (20 minutos antes del recreo y 1 hora luego)

Procedimiento:

1 Preparación (recolección de información previa): Se pide unos días antes a los niños, que averigüen: Cuántas clases hay en cada turno, cuántas escuelas hay en Montevideo, y cuántas escuelas hay en Uruguay. El maestro debe relevar estos datos por si los niños no los hayan.

-

2 Planteo: El educador plantea unos minutos antes del recreo, la consigna de conservar en el período de un recreo, todos los residuos que cada uno genera (envoltorios de caramelos, de alfajores, botellas o envases de todo tipo). Es importante aclarar que el punto no es lo mucho o lo “nada” que cada uno traiga, sino que realmente se traiga “todo y solo” los residuos que se iría a descartar en el lapso del recreo en cuestión.

-

3 Depósito de lo recolectado: Se pide a todos los niños cuando vuelven al salón, que de- positen lo recolectado sobre el pupitre del maestro. Luego se pregunta si alguno no olvidó conservar lo que desechó, aclarando que se va a anotar en le pizarra para no omitir contabilizarlo.

-

4 Planteo del problema: Se pide a un voluntario que cuente los papeles y envases descar- tados en el recreo, y a otro que anote el número en la pizarra.

-

32
32

ANEXOS

Luego se está en condiciones de realizar una o varias de las siguientes preguntas:

- cuántos residuos (envases) genera la escuela en cada recreo (envases x cant. de clases).

- cuántos residuos genera la escuela en un día.

- cuántos envases genera la clase y la escuela en una semana, en un mes, en un año.

- cuántos envases generan por día, semana y año las escuelas en Montevideo.

- cuántos envases generan por día, semana y año las escuelas en Uruguay.

FORMULARIO 2.2: PRIMER RELEVAMIENTO AMBIENTAL

COSAS QUE NOS PARECEN MAL

DIBUJO

VECES QUE OCURRE

Tirar basura al patio

         

Pelear con los compañeros

         

Olores

         

.

.

.

         

COSAS QUE NOS PARECEN BIEN

   

Tirar la basura en los tachos

         

Jugar sin pelear

         

.

.

.

         

NOTAS

Las posibles observaciones pueden aumentar en cantidad y ser más complejas según el año y según la madurez del grupo. En las casillas “veces que ocurre”, alcanza poner una cruz cada vez que se observa cada hecho. Es importante marcar un comienzo y un fin claros a la actividad, de modo de evitar que los niños continúen en el rol de “auditores” de sus pares. En algunos casos, puede pedirse un dibujo de los problemas, actitudes u otras observaciones, para facilitar la identificación durante el relevamiento, y para obtener una mejor participación por parte de los niños. Es importante incluir problemas que refieran a las relaciones interpersonales, de modo de afir- mar la idea que la personas y los vínculos forman parte del ambiente.

33
33

ANEXOS

FORMULARIO 2.4: FORMATO DE UN PROGRAMA DE GESTIÓN AMBIENTAL

Programa de gestión ambiental: Gestión del papel y cartón de residuos Objetivo ambiental: Clasificar y disponer el papel y cartón de desecho que genera la escuela

ACTIVIDADES

ENCARGADOS

RECURSOS

Acondicionar un depósito para el papel

Grupo de trabajo con nombre

Espacio de 2x2 m techado

Solicitar a la dirección un lugar de tamaño adecuado y acondicionarlo para almacenar las bolsas de papel

 

Grupo de trabajo

Cartulinas, papeles,

Informar y comunicar en la escuela el programa.

Diseñar y elaborar carteles informativos so- bre el programa, el ciclo del papel, etc. para colocarlos en carteleras Pasar por las clases a difundir el programa.

marcadores e infor- mación

Acondicionar recipientes de papel para las clases

Grupo de trabajo

Cajas de cartón, papeleras, carteles

Pintar cajas o recipientes con indicativo de qué se puede y qué no se puede tirar

Recolección de papel

Alumnos, personal de limpieza

Bolsas plásticas

Los niños de cada clase deben llevar día a día, el papel recolectado en la clase, al reci- piente (tarrina). La tarrina tiene una bolsa que una vez llenada, es llevada por el per- sonal de limpieza al depósito de papel

Registro

Delegado de información

Carpeta, armario

En una carpeta, llevar los documentos que se van generando: recibos de retiro de pa- pel, recibos de venta de papel, constancias de pesada de papel, registros de cantidad de residuos generados mes a mes, etc.

para guardar.

34
34

ANEXOS

FORMULARIO 2.5: EJEMPLO DE PLAN DE AUDITORIA

ACTIVIDAD

ESPECIFICACIONES

OBSERVACIONES

Visita al depósito

Medidas 2x2 m Depósito techado

 

Visita a las clases

Cada clase debe tener una pape- lera exclusivamente para papel. (mirar que haya solo papel en las papeleras)

 

Observación de Tarrinas o recipientes de papel

Las tarrinas deben tener bolsaq Contar las tarrinas Revisar la adecuación de la ubi- cación de las tarrinas

 

Revisión de actividades de información y comuni- cación

Debe haber carteleras y cartulinas informativas en las carteleras

 

Revisión de registros

Registros de pesadas de papel Registros de entrega o venta de papel Registro de peso o volumen de otros residuos

 

NOTAS:

En la casilla de observaciones, debe anotarse si SI o NO se cumple con la especificación des- crita a revisar.

35
35

ANEXOS

Bibliografía

- Nebel & Wright: «Ciencias ambientales. Ecología y desarrollo sostenible», Editorial Prentice Hall, 2000.

- Serie de Normas Técnicas ISO 14001

- Tonucchi, F. « Con ojos de maestro», Editorial Troquel S.A., Argentina, 1995.

COORDINADOR GENERAL: Gustavo Diverso

DIRECTOR: Cra. Beatriz Ruiz

COORDINACIÓN TÉCNICA: Msc. Aramis Latchinián

EQUIPO TÉCNICO: Tec. Rafael Perolo

Psic. Doris Isnardi

Lic. Federico Baráibar

Mtra. Silvana Dalmás

DISEÑO GRAFICO: Camilo Schettini

TALLER DE RECICLAJE: Raúl Strada

COMUNICACIÓN: Lic. Héctor Villaverde

SECRETARÍA: Lic. Lourdes Barreto

Agradecimiento especial a los escolares y maestras participantes de Repapel.

36
36
Gonzalo Ramírez 2133 apto. 602, TelFax: (5982) 413 60 72 email: ceadu@montevideo.com.uy , www.ceadu.org.uy
Gonzalo Ramírez 2133 apto. 602, TelFax: (5982) 413 60 72
email: ceadu@montevideo.com.uy , www.ceadu.org.uy