Sei sulla pagina 1di 52

LOS PRIMEROS AÑOS

DE NUESTRO COLEGIO

C O L E G I O   S A N   J O S É  
  San José de la Rinconada   Junio 2009
 
  1
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Texto original:   apuntes de la hermana San Lorenzo 
Adaptación:   Chari Ramos 
Material grafico:   fondo del colegio y aportaciones de antiguas alumnas 
   
 
  2
 
 
INTRODUCCIÓN 
 
Esta  pequeña  crónica  está  basada  en  las  notas  redactadas  por  la 
hermana San Lorenzo, primera directora del Centro, en su libro de 
acontecimientos.  Dicho  libro  recoge  los  hechos  más  significativos 
que se iban produciendo a lo largo de los primeros años del Colegio 
San José. Intentaremos reflejar, lo más fielmente posible, los prime‐
ros pasos de un proyecto que ilusionó a muchos y que se inició allá 
por el año 1959. 
Si nos trasladamos a los años que recreamos e intentamos observar 
los acontecimientos que se describen desde el punto de vista de sus 
protagonistas, seremos capaces de percibir, más allá de los detalles 
o anécdotas concretos, el entusiasmo y entrega con que abordaban, 
una tras otra, las dificultades que se iban presentando y la satisfac‐
ción compartida con el resto de la comunidad y los benefactores ca‐
da vez que se resolvían los diferentes problemas. 
Intentemos trascender de los hechos y percibir y valorar la entrega 
de estas personas, por encima de todo, en aquellos difíciles años en 
que se inició la fundación del colegio. 
Se  han  recopilado  algunos  retazos  gráficos  de  esta  historia,  lógica‐
mente en blanco y negro, que hemos utilizado para ilustrarla y que 
intentan  aportar  un  elemento  añadido  para  acercarnos  a  aquellos 
tiempos  e  identificarnos  con  los  protagonistas  de  este  lugar  en 
aquella época.  
 

  3
 
 

Año 1959 
 
Día de la inauguración: 
La  primera  Comunidad  de  religiosas  destinada  a  llevar  a  cabo  esta 
nueva obra de la Congregación de las Misioneras de la Doctrina Cris‐
tiana estaba compuesta por siete hermanas y su Superiora, Hª San 
Lorenzo. Unos días antes de la inauguración vienen a vivir a esta ca‐
sa‐colegio de nueva planta que ha sido donada por el Excmo. Sr. D. 
Joaquín Benjumea Burín, Conde de Benjumea. 
El día anterior al de la inauguración vino la Rvda. Madre General, Hª 
María de la Fe, para colaborar en las tareas de preparación del acto 
y  ultimar  algunos  detalles.  Se  refiere  en  los  anales  anteriormente 
mencionados que todas estaban muy emocionadas y tenían mucha 
ilusión por emprender esta obra.  
A  las  19h  30m  el  párroco,  D.  Manuel  Campos,  estuvo  bendiciendo 
los crucifijos, albas, ornamentos, purificadores… y todo lo necesario 
para  un  santuario.  Antes  de  terminar  llegó  el  Conde  de  Benjumea 

 
 
Año 1959  4
con una de sus hijas y su hijo D. Diego, que era el que se encargaba 
de todo puesto que su padre, al ser el gobernador del Banco de Es‐
paña, residía en Madrid y sólo pasaba en Sevilla los fines de semana. 
Vieron todas las instalaciones del colegio y la residencia de las her‐
manas y quedaron muy satisfechos con lo que veían.  
Por fin llega el día tan esperado, el domingo 28 de junio. Desde muy 
temprano  empiezan  a  llegar  hermanas  de  otras  Comunidades:  “Se 
sentía el entusiasmo por la nueva fundación que se pensaba era un 
beneficio muy grande para la Barriada; los corazones palpitaban de 
emoción ante una cosa tan grande”.  
A  tan  importante  acontecimiento  asistieron  de  35  a  40  hermanas, 
los Padres del Oratorio de San Felipe con su escolanía, personalida‐
des como D. Joaquín Benjumea con su señora, sus hijos, familiares y 
amigos, el Sr. Alcalde y demás personalidades de la Barriada de San 
José, el director de la Azucarera y su señora, el párroco de la Rinco‐
nada,  D.  Manuel  Ruiz  Páez  y  el  de  la  Barriada  y  mucha  gente  del 
pueblo puesto que ya el párroco había hecho extensivo este acto. 
Todos esperaban la llegada del Prelado que, antes de entrar, tenía 
que bendecir la capilla, residencia de la comunidad y el colegio. 
“A las 19h 30m llegó el Excmo. Sr. Cardenal acompañado de su paje 

 
Año 1959  5
 
y  el  maestro  de  ceremonia  D.  Alfredo  Gallego.  Después  del  recibi‐
miento  empezó la ceremonia con la celebración del  santo sacrificio 
de la misa. Durante ella el Excmo. Sr. Cardenal intervino ensalzando 
al  Excmo.  Sr.  Conde  de  Benjumea  por  hacer  posible  esta  obra  que 
tanto haría por la educación y la formación de los hijos de San José. 
Terminada la santa misa salieron a las galerías y, al final, en uno de 
los  salones  y  organizado  por  D.  Joaquín,  se  sirvió  un  refrigerio,  a 
cargo del Hotel Internacional, preparado con esmero y gusto. En la 
mesa  principal  tomaron  asiento  el  Prelado,  D.  Joaquín  y  señora,  la 
Madre General y altas personalidades. En las otras mesas corridas, 
todos los invitados. Las galerías continuaban llenas de público y en 
los  campos  de  deporte  jugaban  los  niños  y  disfrutaban  ante  un  es‐
pectáculo  nunca  conocido.  Algunas  hermanas  atendían  a  las  fami‐
lias. El entusiasmo y la alegría vibraban en los corazones. 
Terminado  el  banquete  salió  del  salón  nuestro  Prelado  al  que,  en 
largas filas, le besaban el anillo y él bendecía como padre cariñoso. 
Así continuó hasta el coche que, entre vítores de entusiasmo, partió 
para Sevilla.  
Enseguida  fueron  desfilando  todas  las  autoridades  y  público  de  la 
Barriada.  Don  Joaquín  y  señora  al  marcharse  también  nos  dijeron 
palabras de mucho cariño mostrando su atención y su alegría a las 

 
Año 1959  6
 
hermanas que componían la fundación en la que tanto amor había 
puesto. 
Terminado  todo,  nuestra  muy  Rvda.  Madre  General  reunió  a  todas 
sus  hijas  para  tomar  un  ligero  refrigerio  y  partir  de  nuevo  para  su 
casa matriz dejando a la nueva Superiora con las siete hermanas”. 

 
Las frecuentes visitas de la familia Benjumea 
o Como el día de la inauguración todo fue tan precipitado y con 
tanta gente, en agosto volvió D. Joaquín haciendo un recorrido 
por todo el colegio. Nos dijo que si necesitábamos algo cuando 

PRIMERAS ALUMNAS

PRIMERAS ALUMNAS
 
Año 1959  7
 
él  no  estuviera  en  Sevilla  que  llamásemos  a  su  hijo  D.  Diego. 
Éste, durante todo el mes de agosto y septiembre, nos visitaba 
cada dos o tres días. Solía hacerlo acompañado por su hermano 
D. Luis o su señora y su hermana. 
o En octubre vuelve a visitarnos el Conde de Benjumea para en‐
trar en las clases y ver a las niñas. Se interesó por todo y pre‐
guntó por el número de becarias y si hacía falta algo. Tomó un 
café  en  la  salita  y  estaba  muy  contento  y  comunicativo.  Sus 
hijos siguen viniendo cada 15 ó 20 días. 
o El 16 de noviembre a las 10h 30m de la mañana tuvimos la vi‐
sita de nuestra Rvda. Madre General con su Consejo. Les espe‐
raban las alumnas y familiares. Pasaron a la iglesia engalanada 
y recibieron la bendición por parte del Sr. Cura Párroco, D. Ma‐
nuel  Campos.  A  continuación,  en  el  salón  de  actos,  las  niñas 
uniformadas y luciendo sus bandas les dieron la bienvenida y el 

 
Año 1959  8
 
Sr. Cura dijo unas palabras. Por la tarde tuvo lugar una velada a 
la que asistieron los padres de las alumnas, sacerdotes, Alcalde 
y  señora  y  altas  personalidades,  destacando  los  señores  de 
Benjumea.  En  primer  lugar,  la  alumna  Nati  Amador  recitó  un 
poema, las parvulitas representaron unos cantos y danzas gra‐
ciosísimas,  una  de  las  obreras  que  venían  a  las  clases  noctur‐
nas, recitó una poesía declamando maravillosamente; siguieron 
cantos preciosos por las niñas y al final una danza con 30 alum‐
nas resultando tan bonita y graciosa que fue muy aplaudida. 
o La siguiente visita del benefactor fue el 7 de diciembre. En esta 
ocasión  visitó  el  altar  que  hasta  entonces  no  lo  terminaron, 
manifestando  su  intención  de  hacer  algunas  mejoras  inmedia‐
tas ya que, con el tiempo, se haría una segunda planta para dar 
respuesta a las solicitudes de internas. Al conocer que a las cla‐
ses nocturnas asistían 60 obreras dijo que se rifara entre ellas 
una máquina de coser para que se motivaran y no faltaran. Él 
se comprometía a pagarla. 
 

 
Año 1959  9
 
 

Año 1960 
 

Primeras Comuniones 
El  26  de  mayo  hicieron  la  Primera  Comunión  19  niñas  con  el  uni‐
forme blanco y el velo de tul. El colegio estaba recién pintado, todo 
blanco como una paloma, preparado para la ocasión. La Santa Misa 
cantada fue a las 9 y asistió tanta gente que no se cabía en la iglesia. 
El altar lucía sus mejores galas y el acto resultó my hermoso. Poste‐
riormente, en el patio interior, donde se congregó todo el público, 
la Superiora les repartió una estampa‐recordatorio  para que tuvie‐
ran un recuerdo del gran día. 

Fiesta de la Madre Superiora 
El día 10 de agosto fue un día festivo en honor a la Superiora. Por la 
mañana  se  celebró  una  eucaristía  cantada  por  las  niñas    a  la  que 
 
 
Año 1960  10 
asistieron, también, muchas hermanas de otras comunidades y mu‐
cho  público  en  general.  Después  se  pasó  al  salón  de  actos  donde, 
tras recibir la felicitación, tuvo unas palabras de agradecimiento pa‐
ra todos los allí presentes.  
Ya por la tarde, en el segundo patio, se tenía preparado un escena‐
rio estupendo con un cortinaje precioso y se celebró una divertida 
velada. En la presidencia la acompañaban el Párroco, nuestra Rvda. 

 
Año 1960  11
 
Madre  General,  los  tres  hijos  del  Conde  de  Benjumea,  el  Alcalde  y 
señora y altos cargos de las fábricas Azucarera, Cañamera y Tabaca‐
lera.  Todo  salió  muy  bien  y  hubo  de  todo:  discurso  de  felicitación, 
cuento escenificado por un grupo de parvulitas, un sainete interpre‐
tado por las obreras y unas jotas cantadas y bailadas por un grupo 
de 4 niñas acompañadas de sus castañuelas. El público estaba entu‐
siasmado de lo precioso que fue todo. Los papás y el personal de la 
Barriada, como regalo en este día, hicieron entrega de una lámpara 
para la iglesia que fue colocada el 25 de aquel mismo mes. 
 

Taller de corte y confección 
Se vio la necesidad de poner en marcha un taller de corte y confec‐
ción pero no había ninguna clase libre para ello, por lo que se hacía 
necesario  sacar  fondos  para  su  edificación.  A  tal  fin  se  repitió  una 
velada y el Sr. Parrilla, dueño del cine, nos donó la recaudación de la 
taquilla de la exhibición de la película “El Padre Damián”. 
La obra se terminó en septiembre y se pudo empezar con el taller el 

 
Año 1960  12
 
1  de  octubre.  Previamente  se  había  repartido  una  propaganda 
anunciando su apertura y tuvo mucha aceptación. 
 

Visita del Señor Obispo 
El 11 de octubre vino el Sr. Obispo en su visita pastoral. En la puerta 
le esperaban la Comunidad y en la iglesia las niñas, las obreras y el 
resto del público. Tras orar unos momentos dedicó unas palabras a 
todos los allí presentes. A continuación se dirigieron al salón de ac‐
tos donde se celebró una pequeña fiesta en su honor que le gustó 
mucho, según nos hizo saber, refiriendo que “no esperaba una cosa 
tan preciosa  y delicada”.  Posteriormente pasó al taller donde se le 
tenía  preparada  la  merienda  y  estuvo  acompañado  por  nuestra 
Rvda.  Madre  General,  los  párrocos  de  los  alrededores,  el  Alcalde  y 
varias autoridades del pueblo. 
 

La familia Benjumea no pierde el contacto 
o El 4 de enero de 1960 vuelve D. Joaquín con su hijo D. Diego, su 
hija, yerno y sobrinita que viven en Jerez. Dio una vuelta por el 
colegio y les gustó mucho el Nacimiento. 

 
Año 1960  13
 
o Don Joaquín y sus tres hijos vuelven el 11 de octubre compro‐
bando que la iglesia ya estaba terminada y una clase nueva pa‐
ra un taller de corte y confección. Estaban entusiasmados vien‐
do  lo  que  se  había  logrado  en  un  año.  Fue  ese  día  cuando  se 
decidió que se iniciarían las conversaciones con D. Antonio Ylla‐
res para confeccionar los planos de una segunda planta donde 
alojar un internado y ampliar las instalaciones. Él nos prometió 
su ayuda. 
o En  la  Navidad  de  1960  vino  de  nuevo  el  Excmo.  Sr.  Conde  de 
Benjumea con sus hijos. Oraron en la iglesia y visitaron una ex‐
posición de trabajos de las niñas que les llamó mucho la aten‐
ción  pues  eran  verdaderas  obras  de  arte.  Después  pasaron  al 
salón  de  actos  donde  se  les  agasajó  como  de  costumbre  y  las 
alumnas, bellamente vestidas, les bailaron unas jotas. Les gustó 
mucho  y  nos  dieron  5000  pesetas  para  que  se  les  preparara 
una pequeña fiesta y se les pusiera algo de Reyes. Hubo jugue‐
tes para 133 niñas. Fue una gran ilusión para todos. 
 
 
 

 
Año 1960  14
 
 

Año 1961 
 
Llegada de los Reyes Magos 
A las 4 de la tarde del día 6 de enero, en el salón de actos, ocuparon 
los  tronos  reales  tres  alumnas  del  taller  con  sus  correspondientes 
pajes. No faltó la Estrella que les acompañó en su viaje y que se de‐
tuvo ante sus tronos. Al son de alegres villancicos se dispusieron a 
repartir los lindos juguetes que impacientes esperaban las alumnas. 
El  acto  resultó  simpático  y  emotivo  a  la  vez.  La  presidencia  la  ocu‐
paba nuestro Capellán, la Superiora y varios señores de la Barriada. 
Asistió un gran número de padres y familiares de las niñas, que con 
sus  semblantes,  reflejaban  el  gozo  que  sentían  viendo  a  sus  hijas 
disfrutar al acercarse alegres y nerviosas a recibir el regalo que los 
Reyes le ofrecían con muestras de cariño.  
Al terminar el reparto pasaron al taller, donde todos quedaron gra‐
tamente sorprendidos por la calidad de los trabajos expuestos y por 
su presentación.  

 
 
Año 1961  15 
En el periódico apareció una reseña en la que se podía leer:”La Hª 
Superiora fue calurosamente felicitada por la perfecta organización 
del acto y de la exposición”. 
 
Preludios de una nueva ampliación del colegio 
“Que  el  Divino  Infante  bendiga  y  multiplique  al  que  tan  generosa‐
mente contribuye a dar la alegría y felicidad a chicos y mayores de 
esta Barriada de San José”. Con estas palabras muestra la hermana 

 
Año 1961  16
 
San Lorenzo su enorme agradecimiento a quien en tantas ocasiones 
le va abriendo las puertas para continuar con este proyecto.  
Volverá a ocurrir. El 16 de abril de 1961 vuelven al centro los Condes 
de Benjumea con sus tres hijos y tres nietos monísimos. Tras los sa‐
ludos, D. Joaquín se interesó por conocer cuáles eran las nuevas ne‐
cesidades para una ampliación y quiso que se le enseñaran los pla‐
nos. Seguidamente dijo a su hijo que hablara con el Sr. Yllares, el ar‐
quitecto,  para  dar  un  presupuesto  y  que  la  empresa  Agromán  se 
hiciera cargo para empezar la obra en junio. “La emoción y la alegría 
nos embargó y dimos gracias a Dios por tantos beneficios”. 
 
Primeras Comuniones 
En esta ocasión 24 alumnas y 5 alumnos, todos vestidos de blanco, 
tomaron su Primera Comunión. Fue en el mes de mayo y fue un día 
muy grande para todos. 
 
Fiesta de la Madre Superiora 
El 24 de junio se volvió a celebrar esta tradicional fiesta. En la misma 
línea del año anterior, hubo una gran concurrencia tanto por la ma‐

 
Año 1961  17
 
ñana como por la tarde. Tras la eucaristía, en el salón de actos, to‐
dos felicitaron a la Superiora. Una colegiala recitó una bella poesía y 
se cantó. Se repartieron estampitas y caramelos para todos. 
En  esta  ocasión  los  padres  regalaron  un  encaje  de  tul  de  9  metros 
bordado  en  oro  para  el  comulgatorio  y  también  un  sobremantel  a 
juego. En fin, una cosa preciosa.  
A las 8 de la tarde comenzó la velada a la que asistieron los padres y 
madres  de  las  alumnas,  la  señora  del  Excmo.  Sr.  Conde  de  Benju‐

 
Año 1961  18
 
mea,  su  hija  y  dos  nietos,  personalidades  locales  y  altos  cargos  de 
las fábricas Azucarera, Cañamera y Tabacalera. Todo un llenazo y un 
éxito.  Los  párvulos  representaron  “La  estudiantina  de  Barcelona”, 
todos muy graciosos, tocando sus instrumentos. Las parvulitas, ves‐
tidas de enfermeras, “Las chicas de la Cruz Roja”. Las alumnas me‐
dianas  representaron  “La  maña  tiene  razón”  y  las  obreras  “Lo  que 
inventan las mujeres”. 
 
Excursión a la Jara 
A las 6 de la mañana de un día de julio, salió el autocar con las cole‐
gialas  hacia  La  Jara  (Cádiz)  para  pasar  un  delicioso  día  de  playa.  A 
pesar de la cercanía, la mayoría no conocía el mar y la experiencia 
vivida fue inolvidable. El regreso fue a las 9 de la noche y es de des‐
tacar  la  emoción  y  la  alegría  que  reflejaban  las  caras  de  los  papás, 
tanto en la salida como en la llegada, al ver a sus hijas disfrutar de 
una experiencia tan nueva y gratificante.  
A los dos días fue la excursión de las obreras, que en la misma for‐
ma, en las mismas horas y hasta en el mismo sitio, vieron, la mayor 
parte de ellas, por primera vez el mar. Varios días les duró la emo‐
ción de algo que, según decían, no olvidarían jamás. 
 
Comienza la ampliación del centro 
Estaba  previsto  empezar  en  el  mes  de  junio  pero,  por  diferentes 
problemas,  hasta  el  12  de  septiembre  no  llegaron  los  11  albañiles 
que, con bríos, comenzaron la obra.  
Tras  varios  presupuestos  se  decidió  que  los  señores  Sánchez  se 
hicieran  cargo  del  trabajo  pero  en  el  presupuesto  no  entraban  lo 
materiales por lo que la Superiora, Hª San Lorenzo, se ocupó de ad‐
 
Año 1961  19
 
quirirlos y hasta consiguió que se los pusieran más económicos y le 
permitieran que los fuera pagando cuando dispusiera de liquidez. 
Tras muchas gestiones y mucho trabajo consiguieron todo lo nece‐
sario para empezar.  Lo primero que llegó fue un  camión con cinco 
millares de ladrillos cuando aún no había nadie para descargar, así 
que las hermanas, con sus delantales y sus manguitos, se pusieron 
manos a la obra.  
El Excmo. Sr. Conde de Benjumea y sus hijos, con el mayor celo, han 
ido  solucionando  todos  los  asuntos  que  se  les  iban  presentando  y 
han  aceptado  todas  las  propuestas  que  se  le  hacían.  Con  solo  insi‐
nuar algo, con la mayor prontitud y delicadeza, respondían. Sus pa‐
labras siempre eran “No tienen ustedes más que llamar con lo que 
quieran”.  Con  gran  desprendimiento  aportaron,  por  segunda  vez, 
los recursos económicos necesarios. Don Joaquín vino varias veces a 
visitar las obras, la última en febrero de 1962, cuando ya faltaba po‐
co para terminar. Todo le gustó mucho y expresó sus deseos e ilu‐
sión por ver el internado funcionando y que las obreras siguieran su 
formación y sus talleres. 
En  octubre  se  instaló  el  teléfono.  Tras  hablar  con  el  director  de  la 
telefónica sobre la necesidad de contar con este servicio, éste advir‐
tió de lo caro que era traer una línea sólo para el colegio. Una vez 
más “el alma de esta fundación”, el Excmo. Sr. Conde, salió al paso 
aportando parte del importe. 
 
 

 
Año 1961  20
 
 

Año 1962 
 
Bendición de la ampliación 
El 15 de marzo vino la Rvda. Madre Vicaria cuando se estaban per‐
filando los últimos detalles de la reforma. Después de verlo todo di‐
jo que, tanto ella como la Madre General, se irían de viaje durante 
algún  tiempo.  Se  pensó  que  sería  bueno  que  se  bendijera  el  do‐
mingo 18 para que ellas pudieran asistir.  
Se avisó a los Señores de Benjumea para ver si ellos podían y vinie‐
ron  ese  mismo  día.  Se  acordó  que  fuese  el  día  previsto  aunque  D. 
Joaquín no podría estar por encontrarse en Madrid. 
Llegó el domingo y de nuevo el colegio se llenó de personalidades. 
El  primero  en  llegar  fue  el  arquitecto,  el  Sr.  Yllares  del  Río,  que 
mostró  su  agrado  por  cómo  había  quedado  todo.  Después  llegó  el 
Sr. Cura con el Alcalde, D. Fernando Belmonte. A la una en punto los 
hijos del Excmo. Sr. Conde: D. Diego y señora, D. Alfonso, D. Luis, la 
señorita María y dos sobrinos.  

 
 
Año 1962  21 
Se hizo un recorrido por el internado, cuartos de baños, cuartos de 
vestir,  enfermería,  comedor,  lavadero  y  azoteas.  Todo  estaba 
amueblado y muy bonito. Se pusieron 20 camas azules con sus ba‐
rras y cortinas recogidas con un volante del color de las colchas en 
salmón, colchones Flex, roperos, mesas, sillas, macetas y flores.  
“Todo resultaba de ensueño, no puedo expresar la satisfacción y la 
alegría que en esos momentos sentía mi corazón”, son las palabras 
de  la  hermana  San  Lorenzo  que  tanto  tuvo  que  luchar  para  conse‐
guir que la ampliación fuera una realidad.  
A  continuación  se  pasó  al  comedor  donde  se  cambiaron  impresio‐
nes  para  proceder  a  la  bendición  del  piso  nuevo.  Como  broche  de 
oro  entramos  en  la  capilla.  Mientras,  colocaron  algunos  aperitivos 
que tomamos antes de la despedida. 
 
Se inician las colonias con alumnas 
Nuestro benefactor solicitó ser recibido el 19 de mayo para propo‐
ner que se llevase a 30 niñas a la playa. Pedía que desde el colegio 
se gestionara todo y dijo que él sufragaría los gastos.  
Se  hicieron  las  diligencias  necesarias  y  se  elaboró  un  presupuesto 
con el importe del viaje, residencia y reconocimiento médico, que le 
fue presentado. Le pareció muy bien y expresó que si los padres de 
las niñas estaban de acuerdo se podía comenzar ya con el recono‐
cimiento médico. Así se hizo, en el mismo colegio se instaló “la pan‐
talla” y se obtuvo el certificado.  
El sábado 16 de junio a las 5h 30m de la mañana empezaron a llegar 
las niñas y poco antes de las 6 ya estaban en marcha para La Jara 30 
niñas y 4 hermanas. Sólo se quedarían en este primer turno 15 niñas 
y 2 hermanas, el resto volvería ese mismo día por la noche.  
 
Año 1962  22
 
El día 22 muy de mañana se vuelve a salir en las mismas condiciones 
con un segundo turno. Al llegar las esperaban las hermanas y las ni‐
ñas  contentísimas  por  lo  mucho  que  habían  disfrutado,  sintiendo 
únicamente que tenían que regresar. Se quedan allí otras 15 niñas y 
dos hermanas.  
El día del Sagrado Corazón tiene lugar el tercer  viaje a La Jara para 
recogerlas.  
Todas se portaron de maravilla, pasaron “días de cielo” y fueron re‐

 
Año 1962  23
 
cibidas a su vuelta por sus papás llenos de alegría viendo a sus hijas 
tan contentas. 
 
Segunda rifa de una máquina de coser 
“Nuestro  Señor  siga  bendiciendo  al  Excmo.  Sr.  Conde  de  Benjumea 
que tantos desvelos tiene por su fundación y bienestar de las niñas y 
obreras.  Es  toda  su  ilusión”.  Se  transcriben  textualmente  las  pala‐
bras  que  pronunció  la  Superiora  cuando  el  26  de  julio  se  rifó  una 
máquina de coser por gentileza del Sr. Conde.  
Le  tocó  a  una  mujer  que  le  hacía  mucho  bien  y  que  ya  estaba 
aprendiendo corte y confección, con lo que podría trabajar en su ca‐
sa, fin que el benefactor tanto desea. 
“Un  gentío  grandísimo  expresaba  su  agradecimiento  a  tan  grande 
beneficio”. 
 
Fiesta de la Madre Superiora 
El día 10 de agosto, muy de mañana, llegó la Rvda. Madre General, 
Mª de la Pasión Reyes Cabrera, acompañada de la Rvda. Madre Vi‐
caria, superioras de varias casas y hermanas en general. 
A las 9h se celebró la Santa Misa solemne que fue cantada por el co‐
ro  de  nuestro  colegio.  Seguidamente,  en  el  salón  de  actos,  recitó 
una preciosa poesía de felicitación la alumna Estrella Parrilla y se le 
ofreció a la homenajeada un ramillete de flores naturales que sim‐
bolizaban flores espirituales.  
Al  mediodía,  las  niñas  mayores  del  colegio  animaron  la  sobremesa 
con una bonita serenata. 
Por la tarde se celebró la velada en la que las alumnas representa‐
ron  en  primer  lugar  una  poesía  de  felicitación.  A  continuación  las 
 
Año 1962  24
 
parvulitas de 4 años cantaron con gran destreza y gracia “La Espiga‐
dora”. Varias parvulitas escenificaron un precioso cuento. Las mayo‐
res representaron la comedia “Las tres siluetas Misioneras”. Dos pa‐
rejas de parvulitos bailaron unas malagueñas y, como fin de fiesta, 
las  medianas  bailaron  una  danza  con  gran  maestría,  llevando  unos 
aros que se cambiaban al son de los cantos y que resultó precioso.  
El público llenaba el patio y todos se fueron muy contentos y satis‐
fechos. La Superiora fue muy obsequiada por los familiares y amis‐

 
Año 1962  25
 
tades. Uno de los regalos fue una Inmaculada preciosa de estilo an‐
tiguo. 
 

Cambios en la comunidad religiosa 
En octubre se marchó la Hª Ángela de Jesús a la fundación de Santa 
Mª  del  Páramo  (León)  y  vino  a  nuestra  casa  la  Hª  María  del  Valle, 
que ocuparía la clase de mayores. También nos dejó la Hª Santa Te‐
resa para ocuparse de las niñas del Patronato en Heliópolis y vino la 
Hª María Esther, que la sustituyó en los parvulitos. 
 

Exposición de los trabajos de las niñas 
El 22 de diciembre, después de poner el Portal de Belén, que resultó 
precioso, se preparó con mucho gusto la exposición en el taller. Allí 
había de todo y todas las mesas estaban adornadas con hiedra. To‐
do quedó muy bien. Los trabajos eran dignos de admirar y todo el 
que los vio se fue complacido. 
 

Celebración de la Navidad 
“La iglesia estaba esplendorosa y hermosísima. En el altar aparecía 
el  niño  Jesús  entre  nubes  de  colores  muy  pálidos,  luces  por  dentro 
del Nacimiento y cayendo el agua en una cascada. Todo ello daba un 
aspecto maravilloso al resplandor de la araña encendida. Parecía un 
pedacito de cielo”. Allí se celebró la Misa del Gallo cantada por las 
alumnas, con un lleno total, en silencio y con fervor profundo. 
 
 
Año 1962  26
 
 

Bonito regalo navideño 
A las 5 de la tarde del 26 de diciembre llaman a la puerta. Llovía to‐
rrencialmente. Don Joaquín Benjumea vino solo en el coche y traía 
una propuesta que colmó las ilusiones de todas las hermanas.  
El proyecto consistía en ofrecernos diez becas para diez niñas inter‐
nas de los pueblos cercanos. Era una forma de comenzar con el in‐
ternado pues éstas traerían a otras.  
Al poco rato llegaron sus hijos y, tras tomar café, pasaron a la expo‐
sición  donde  admiraron  los  trabajos  que  consideraron  de  mucha 
mayor calidad que los del año anterior. Quedaron satisfechos al ver 
el fruto de tanto esfuerzo.  
Antes de irse oraron en la iglesia y se acercaron al Nacimiento que 
les gustó mucho.  
 
 

 
Año 1962  27
 
 

Año 1963 
 

Comienza el internado 
Empezó a llover el 25 de diciembre y el 21 de enero cesó la lluvia. 
Con  todo  inundado  y  sufriendo  una  de  las  arriadas  del  pueblo,  la 
comunicación era muy difícil y las calles estaban llenas de fango por 
lo que no se pudo celebrar la fiesta de Reyes como era lo habitual.  
La Superiora del centro aprovechó el día de Reyes para escribir car‐
tas a los párrocos de los pueblos de los alrededores dándoles deta‐
lles de la disponibilidad de becas para alumnas que no pudieran pa‐
gar un internado y sí, hacerse cargo de su ropa y su lavado.  
Poco hubo que esperar, a los pocos días ya se tenía a las niñas y se 
empezó a organizar todo. Se avisó a sus padres para que vinieran a 

 
 
Año 1963  28 
ver  el  internado  e  informarles  de  todo  y  se  les  dio una  lista  con  el 
equipo que necesitarían.  
El 1 de febrero, primer viernes de mes, llegaron 10 niñas monísimas 
de entre 5 y 9 años con sus equipos preparados. Algunos de los ba‐
bis y uniformes los hicieron las hermanas.  
A los dos días ya se tenían nuevas solicitudes que atender.  
El Excmo. Sr. Conde de Benjumea vino con sus hijos y las encontró a 
todas en fila en la galería y se llevaron una grata impresión. 
 

Otro año más de Primeras Comuniones 
El 26 de mayo, festividad de San Felipe, fue el día elegido para que 
por vez primera 7 niños y 16 niñas recibieran a Jesús.  
Como en años anteriores la iglesia estaba preparada para la ocasión. 
El  altar  estaba  adornado  con  azucenas  que  exhalaban  un  perfume 
puro y limpio. 

 
Año 1963  29
 
Este  año  las  niñas  estaban,  por  primera  vez,  acompañadas  por  sus 
padres en el banquete eucarístico.  
Al terminar, todos marcharon llenos de gozo y alegría para reunidos 
compartir la felicidad. 

 
Año 1963  30
 
 
Fiesta de la Madre Superiora 
Antes de que tuvieran que marcharse de vacaciones las internas, se 
celebró la habitual fiesta arriba mencionada.  
El 23 de junio amaneció entre cantos y oraciones. Muy tempranito 
llegaron de Sevilla la Madre Vicaria y 14 hermanas. También asistie‐
ron muchos padres de alumnas.  
El  primer  acto  fue,  como  siempre,  la  Santa  Misa  que  resultó  her‐
mosísima. Las antiguas alumnas se encargaron de los cantos, el altar 
estaba adornado con margaritas y las niñas, todas uniformadas con 
sus bandas y velos de tul blanco, daban un agradable aspecto.  
Posteriormente, en el salón de actos preparado con banderas y le‐
treros  alusivos,  comenzaron  las  actividades  que  habían  preparado. 
Entre ellas, un discurso y entrega de un ramillete de flores y de un 
sobre “con cosa material”. Una colegiala cantó al piano, muy bien y 
con gracia, “Clavelito” y todo el alumnado el himno del colegio y el 
canto  de  felicitación.  Todos  en  fila  recibieron  estampita  y  carame‐
los.  
Los obsequios fueron muchos. El de las niñas, un ornamento grana 

 
Año 1963  31
 
estilo oriental, “cosa de valor y precioso”, y unas columnas salomó‐
nicas doradas. Además, otro ornamento blanco, una alfombra, mu‐
chas labores… 
 
De colonia a “Marazul” en La Jara 
También este año gozan las niñas de 15 días de playa. A las 6h 30m 
de la mañana, el 1 de julio, se sale en autocar hacia la estación de 
San Bernardo para tomar “El Rápido” hasta El Puerto. Una vez allí, 
cogerían el tren de la costa hasta La Jara. Las 6 más pequeñas fue‐
ron  en  coche  con  la  Superiora  y  llevaron  el  equipaje  de  todas.  La 
vuelta fue de la misma manera.  
Fue  una  experiencia  extraordinaria  y  tanto  los  padres  como  las 
alumnas mostraron con creces su agradecimiento por esta iniciativa 
que podemos realizar gracias a la generosidad del Sr. Conde. 
 
Todo ha cambiado mucho 
Desde sus inicios la Comunidad de religiosas que vivía en el centro 
mantenía  un  huerto  y  un  gallinero.  Como  anécdota  contar  que  en 

 
Año 1963  32
 
1963  se  amplió  el  gallinero,  que  contaba  con  30  gallinas,    con  70 
nuevos pollitos que enviaron los hijos del Conde. También enviaron 
materiales y obreros para hacer un espacioso y nuevo gallinero.  
 
Otra vez obra 
El internado va creciendo y el colegio necesita más servicios por lo 
que  necesitamos  una  nueva  ampliación.  A  la  salida  de  la  cocina  se 
ha hecho una nave de unos diez metros unida a la salida donde aho‐
ra comerán las internas. Ha quedado muy bien. En septiembre em‐
piezan de nuevo las clases y vuelven las internas tras las vacaciones. 
 
Última visita del Conde de Benjumea 
Fue  en  la  primera  quincena  de  febrero  cuando  D.  Joaquín  volvió, 
cuando  ya  se  empezaba  a  encontrar  mal,  para  interesarse  por  su 
fundación.  Preguntó  por  todo,  como  siempre,  y  propuso  que  se 
hicieran 40 abrigos para las niñas y que él enviaría la lana.  
En pocos días sus hijos se encargaron de todo y las religiosas tuvie‐
ron mucho trabajo. 
Quedaron muy bonitos y las niñas lo agradecieron mucho.  
El  Sr.  Conde  tuvo  la  oportunidad  de  ver  uno  que  se  le  envió  y  ex‐
presó  su  agrado  y  su  deseo  de  que  se  repartieran  pronto  y  así  se 
hizo. 
 
 

 
Año 1963  33
 
 

Año 1964 
 

Muere el fundador de esta casa 
El 29 de enero de 1964 a las 9 de la mañana llamaron por teléfono 
de la casa del Sr. Conde diciendo que éste acababa de fallecer. Fue 
una gran pérdida y la tristeza que se sintió fue muy grande, si tene‐
mos en cuenta la generosidad y la amabilidad que  había mostrado 
durante  los  4  años  en  los  que  se  fue  haciendo  realidad  este  pro‐
yecto. Siempre pendiente, visitaba con frecuencia y se complacía de 
la obra que fue su ilusión. 
 

Una noticia sorprendente 
A los pocos días de la muerte del Sr. Conde, su hijo mayor, D. Diego, 
llamó por teléfono solicitando a la Superiora se presentara en su ca‐
sa para darle una gran noticia. Una vez allí, reunidos la madre y to‐
dos  los  hijos,  uno  de  ellos  leyó  una  carta  que  había  escrito  el  sub‐
gobernador del Banco de España a la viuda en la que decía que, co‐
mo su esposo tenía tanta ilusión por su fundación, el Banco donaba 
en su honor un millón de pesetas para que el colegio pudiera seguir 
la obra que no terminó por falta de medios.  
No  hay  palabras  para  expresar  lo  que  aquello  supuso.  Pocos  días 
después, la Madre General y la Superiora del centro viajaron a Ma‐
drid para expresar su agradecimiento al subgobernador del Banco.  

 
 
Año 1964  34 
Por aquellos días anunciaron también sendos donativos de 100.000 
pesetas cada uno concedidos, respectivamente, por La Caja de Aho‐
rros y el Instituto de Crédito a Largo y Medio Plazo.  
En  total  se  contaba  con  1.200.000  pts.  Con  este  dinero  se  quiere 
empezar la obra a primeros de junio. Muy pronto se empezaron las 
gestiones:  ver  al  arquitecto,  hacer  presupuestos.  Nos  gustaría  ter‐
minar toda la planta alta. 
 

Funeral por el alma del Conde de Benjumea 
El día 30 de febrero a las 18h empezó a venir el público. El túmulo 
en el centro, bancos a un lado para los hijos e hijas y familiares y al 
otro lado la Guardia Civil y el Alcalde con sus concejales. Vinieron los 
directores de la Azucarera y del Cáñamo con todo el personal a su 
cargo  y  un  gentío  grandísimo  pero  todo  resultó  muy  ordenado, 
hermoso y solemne. Terminado el funeral, los familiares pasaron y 
estuvieron todos reunidos durante un largo rato. 
El Consejo de la Congregación de las Misioneras de la Doctrina Cris‐
tiana acordó que en lo sucesivo se le dijesen las misas gregorianas, 
dos misas mensuales en los dos primeros años y una para siempre. 
 
Año 1964  35
 
 
Primeras Comuniones de 1964 
El  24  de  mayo  hicieron  su  primera  comunión  un  total  de  33  alum‐
nas.  Como  todos  los  años  resultó  hermoso.  Casi  todas  estaban 
acompañadas por sus padres y comulgaba cada niña con los suyos, 
motivo por el que el acto tuvo mayor esplendor. 
 

Fiesta de la Madre Superiora 
Fue un día tranquilo en compañía de la Madre Vicaria, superioras y 
hermanas que vinieron de varias casas a pasar este 26 de mayo. Es‐
te año no se hizo velada por la muerte de D. Joaquín. Por la mañana 
se  celebró  la  Santa  Misa  cantada  por  las  antiguas  alumnas.  En  el 
salón  de  actos  se  repartieron  estampas  y  caramelos  al  tiempo  que 
las  alumnas  pronunciaban  unas  palabras  de  felicitación  y  entrega‐
ban un ramillete espiritual y un gran obsequio.  
El 10 de agosto se hizo otra fiesta semejante en la que las alumnas 
regalaron un atril y sacras de plata. 

 
Año 1964  36
 
 
Otro año más de colonia a La Jara 
Los  hijos  de  D.  Joaquín  mostraron  su  interés  por  continuar  la  obra 
de su padre y así nos lo hicieron saber. Llegado el momento, a fina‐
les de junio, vinieron a entregar un cheque de 20.000 pts. para or‐
ganizar la colonia.  
El 1 de julio a las 6 de la mañana salió el autocar con las 20 niñas y 
las dos hermanas que se quedarían 15 días. Les acompañaron algu‐
nas antiguas alumnas que fueron a pasar un día de playa.  
El día del regreso otro grupo de antiguas alumnas pudieron disfru‐
tan de su excursión y así aprovechar bien los recursos.  
Todas  llegaron  tan  morenitas,  tan  contentas  y  algunos  kilitos  de 
más. Las familias esperaban mostrando su agradecimiento y se mar‐
charon a descansar. 

 
Año 1964  37
 
 
El 3 de junio empieza la obra 
Bajo la dirección del arquitecto D. Antonio Yllares, autor del primer 
proyecto, y con la empresa “Sociedad Anónima de Construcciones”, 
se inicia de nuevo una ampliación. El 20 de julio se dieron las vaca‐
ciones  y  ya  empezaron  a  trabajar  de  lleno  entre  38  y  42  obreros, 
pues era necesario acabar pronto para poder comenzar el siguiente 
curso. Todo fue según lo esperado con los naturales contratiempos.  
En julio se empiezan los preparativos para amueblar la parte nueva. 
Se compró una vitrina‐aparador donde se colocó la vajilla de cristal 
y loza, un auxiliar muy bonito, un reloj de cuco y una lámpara para 
el comedor. Por otra parte se adquirieron cinco camas con sus col‐
chones Flex, sus almohadas y género para las colchas para un dor‐
mitorio.  
A  últimos  de  octubre  todo  queda  terminado:  comedor,  lavadero, 
dormitorios  con  las  celdas  para  las  hermanas,  cuartos  de  baño,  la‐
vabos, clases, la escalera… y el 1 de noviembre tuvo lugar la bendi‐
ción a las doce de la mañana.  
 
Bendición de las nuevas instalaciones 
A las 10 de la mañana empezaron a llegar las niñas y se prepararon 
con  sus  velos  de  tul  y  sus  bandas  en  espera  de  tantos  personajes. 
Vinieron 15 hermanas y la Madre General, las autoridades y demás 
invitados  del  pueblo,  los  hijos  del  Sr.  Conde  con  el  Subgobernador 
del Banco de España (los patrocinadores de las otras dos entidades 
excusaron  su  asistencia)  y  familiares  y  amigos  de  la  familia  Benju‐
mea.  
Del jardín se pasó al segundo patio y se hizo el recorrido mientras el 
Sr. Cura procedía a la bendición. Terminada, se pasó a la iglesia para 
 
Año 1964  38
 
un acto litúrgico muy solemne que estuvo cantado por un coro que 
vino de Sevilla. En la iglesia no se cabía y todos salían muy compla‐
cidos y dando la enhorabuena.  
El  aperitivo  se  sirvió  en  el  comedor.  Se  fueron  colocando  según  la 
categoría y, una vez todos acomodados, una niña dijo unas palabras 
muy  emocionantes  agradeciendo  la  participación  y  recordando  a 
nuestro inolvidable benefactor que ya no se encontraba entre noso‐
tros.  Fue  largamente  aplaudida  y  tomó  la  palabra  el  Párroco  en  la 
misma línea, poniendo de manifiesto todo lo que en estos 5 años se 
había conseguido.  
 
Navidades 
Todos los años se ponía un bonito Nacimiento, pero el de este año 
merece una mención especial. “Tenía un arroyo con tres ojos y al la‐
do  de  la  gruta  corría  el  agua  por  el  cauce  natural  y  por  varios  la‐
guitos  con  patitos,  todo  ello  con  mucho  colorido.  El  niño  Jesús  es‐
taba en el altar y las nubes en la parte baja por lo que parecía que 
estuviera en el aire”. 

 
Año 1964  39
 
En la Misa del Gallo hubo que abrir las puertas para que viesen los 
que estaban en la calle pues la iglesia estaba totalmente llena y hab‐
ía un silencio que imponía. La adoración al Niño fue interminable ya 
que todos se paraban a admirar el Nacimiento.  
El día 28 vinieron alumnas y antiguas alumnas y estuvimos meren‐
dando y pasando una tarde llena de “inocentadas”, cantos, bailes y 
risas. 

 
Año 1964  40
 
 

Año 1965 
 

El inspector 
El 2 de abril se recibió la visita del Sr. Inspector. Sólo fue para satis‐
facción, pues estuvo complacidísimo y propuso que se pidieran los 
comedores. Vio las clases y departió con las hermanas y las niñas. 
 

Visita del Señor Obispo 
El 12 de mayo a las 19h se esperaba al Sr. Obispo Auxiliar. Ya dentro 
de la iglesia le esperaban las alumnas, sus padres y las autoridades y 
a  su  llegada  cantaron  el  “Pro  Pontifice”.  Tras  orar  unos  momentos 
habló  especialmente  a  las  niñas.  Al  terminar,  mientras  el  público 
pasó al salón de actos, él se reunión con la comunidad de religiosas 

 
 
Año 1965  41 
con la intención de animarlas a “seguir dando buen ejemplo y ganar 
almas para Dios con unión, fuerza y amor”. Posteriormente se diri‐
gió  hacia  el  salón  donde  las  niñas  le  hicieron  varios  numeritos  con 
los que disfrutó muchísimo. Él solicitó que algunas voluntarias baila‐
ran unas sevillanas y así se hizo. A continuación el Eminentísimo Sr. 
Obispo,  J.  Mª  Cirarda,  con  los  sacerdotes  que  le  venían  acompa‐
ñando, nuestro Párroco y el Coadjutor, el Sr. Alcalde y los papás de 
las  alumnas  pasaron  al  comedor  donde  cambiaron  impresiones  y 
tomaron un buen refrigerio.  
Se despidió muy satisfecho entre aplausos y vítores. 
 
Primeras Comuniones 
Todo  estaba  preparado  para  el  gran  acontecimiento.  El  día  de  la 
Asunción, 27 de mayo, con los bancos de la iglesia salpicados de flo‐
res  y  adornados  con  sus  tules  tuvo  lugar,  a  las  9  de  la  mañana,  la 
Santa Misa donde hicieron su Primera Comunión 29 niñas y 5 niños 
en un clima de recogimiento y recitando sus actos de fe maravillo‐
 
Año 1965  42
 
samente. Estuvo todo muy ordenado a pesar de la gran cantidad de 
personas que asistieron.  
Al terminar la misa pasaron a uno de los patios donde se les dio una 
estampa‐recordatorio y se hicieron fotos.  
También en esta ocasión nos acompañaron algunos de los hijos de 
D. Joaquín que, tras la ceremonia, pasaron al comedor a desayunar. 
Se mostraron muy complacidos al comprobar con qué solemnidad y 
gusto había resultado todo y porque constataban que su obra cada 
vez estaba más consolidada.  
Unos días después, la Hª María de la Paz se marchó para América.  
 

Fiesta de la Madre Superiora 
Como  de  costumbre,  se  celebró  la  Santa  Misa  amenizada  por  las 
alumnas  en  una  iglesia  que,  adornada  de  margaritas,  estaba  pre‐
ciosa y a la que asistieron también los familiares. Al terminar pasa‐
ron a uno de los patios donde, con ayuda del pick‐up las niñas can‐

 
Año 1965  43
 
taron el himno de felicitación, ofrecieron el ramillete de flores y un 
obsequio en metálico, además de otros muchos regalos.  
Por la tarde, a las 20h 30m fue la velada. Salió “de cielo”. La presi‐
dencia  estaba  compuesta  por  el  Párroco  y  el  Coadjutor,  el  Sr.  Al‐
calde, los Señores de Benjumea, la Rvda. Madre General y superio‐
ras.  Desde  por  la  mañana  nos  acompañaban  también  muchas  her‐
manas de otras casas. Las antiguas alumnas pusieron en nieve unas 
7 cajas de refrescos y todas las vendieron y hasta le faltaron. El patio 
estaba precioso y en el escenario se estrenaba un telón pintado que 
era una maravilla. El programa de la velada fue el siguiente: 
o Recitar,  a  modo  de  felicitación,  “Lección  de  una  Madre”,  por 
dos parvulitos, que resultó muy emotivo.  
o Cuadro de aragoneses cantando y bailando una jota muy aplau‐
dido. 
o Un sainete: “Los años del tío Tenaja”, muy bien representado y 
gracioso. 
o “Las muñecas del Bazar”, con niñas pequeñas y unos trajes de 
mucho colorido que causó sensación. 

 
Año 1965  44
 
o “El Señor y la Samaritana en el pozo”, cuadro cortito pero muy 
bien representado. 
o Y como broche de oro, algo novedoso: vino la tuna de alumnas 
del Colegio Guzmán el Bueno que interpretaron varias cancio‐
nes y acompañaron a una pareja de parvulitos a bailar unas se‐
villanas. 
El público se retiró encantado ya que pasaron una tarde maravillosa. 
Los  familiares  de  las  niñas  decían:  “solo  las  religiosas  hacen  estas 
maravillas”. 
 

Nos vamos de colonia 
El  1  de  julio  a  las  5h  30m  vuelven  a  salir  31  alumnas  para  La  Jara, 
unas para quedarse allí durante 15 días y otras para pasar un día de 
playa. La estancia fue muy positiva, todas se han portado muy bien 
y sus familias agradecen un beneficio tan grande para sus hijas. 
 
 

 
Año 1965  45
 
 

Años 1966 a 1969 
 
o En mayo, como de costumbre, tienen lugar las Primeras Comu‐
niones de un numeroso grupo de alumnas.  
o En octubre de1966 la Hª María del Valle nos deja para seguir su 
labor en Madrid y la sustituye la Hª María Auxiliadora. 
o De las Navidades de 1966 se tiene constancia de la Misa del Ga‐
llo, muy seguida por los vecinos de San José, donde tuvieron de 
nuevo la ocasión de admirar el Nacimiento. El 25 de diciembre 
tuvo  lugar  una  misa  concelebrada  por  5  sacerdotes  a  la  que 
asistió toda la plana mayor de las religiosas y 35 hermanas que 
cantaron salmos y tedeum. El pueblo admiró el fervor y la so‐
lemnidad del acto. 
o En enero de 1967 se hizo una sepultura en el coro situado junto 
al altar para que descansen en ella los restos del Sr. Conde de 
Benjumea y de su esposa. 
o Sigue la colonia a La Jara. En este año 1967 disfrutaron los 15 
días  20  niñas  y,  como  siempre,  todas  aquellas  que  van  en  los 
viajes de ida y vuelta a pasar el día. 

 
 
Años 1966‐1969  46 
o La  fiesta  de  la  Superiora  de  1967  se  desarrolló  en  la  misma 
línea de años anteriores. Es de destacar que el escenario para 
la  velada  estaba  adornado  con  hiedra  y  cortinajes,  que  las  ac‐

 
Año 1966‐1969  47
 
tuaciones  fueron  preciosas  y  que  asistieron  los  inspectores  de 
primera  enseñanza  que  se  marcharon  entusiasmados  y  admi‐
rando las representaciones. 
o En diciembre muere doña Manuela Medina Togores, señora del 
D. Joaquín, pero contrariamente a lo previsto, la familia decide 
no enterrarla en el colegio. Fue años más tardes, en la década 
de  los  80,  cuando  trasladarían  los  restos  del  matrimonio  y  de 
uno de sus hijos, D. Luis Benjumea Medina, al coro de nuestra 
capilla donde hoy reposan en paz. En sucesivas ocasiones, du‐
rante este mes y enero de 1968, D. Diego, hijo del benefactor, 
comunica  la  decisión  y  pide  disculpas  por  las  molestias  causa‐
das. Ocurriendo que hacía algunos meses que no abonaban las 
becas  de  las  10  internas  se  le  preguntó  por  ello  y  dijo  que  lo 
consultaría con sus hermanos. Poco después se recibió una car‐
ta  de  D.  Alfonso  de  la  que  se  extrae:  “siento  muchísimo  tener 
que  participarle  que  no  podemos,  de  momento,  continuar 
prestándoles la ayuda económica que hasta la presente venía‐
mos  haciendo.  Como  ustedes  saben  hasta  ahora  lo  hemos 
hecho con el mayor aprecio y entusiasmo, por el cariño que pro‐
fesamos a una obra que cumple una misión tan elevada y que 
fue  la  culminación  de  la  vida  ejemplar  de  mi  padre  y  a  la  que 
dedicó  sus  mejores  afanes  y  sacrificios.  Aprovecho  la  ocasión 
para expresar en nombre de toda mi familia y en el mío propio, 
nuestro más profundo reconocimiento por la extraordinaria la‐
bor  desarrollada  a  lo  largo  de  estos  años  y  confío  que,  con  la 
ayuda  de  Dios,  puedan  continuarla  y  extenderla  a  otros  cam‐
pos”. 
o Por las mismas fechas tuvimos un grave problema con el pozo 
que nos abastecía de agua. Se estaba quedando seco y era ne‐
cesario perforar a mayor profundidad. Así se hizo, tras muchos 
 
Año 1966‐1969  48
 
días de trabajo se logró el agua a costa de 30.000 pts. que nos 
costó mucho reunir. 
o En julio de 1968 la Superiora Hª San Lorenzo, que tantos desve‐
los se había llevado por engrandecer la obra, es trasladada a Vi‐
llamartín y es sustituida por la Hª San José Rivera. 
o En febrero de 1969 muere D. Emilio Jiménez, padrino de la Hª 
Leonor  y  padre  del  entonces  alcalde  del  pueblo,  D.  José  Jimé‐
nez, a cuyo entierro acuden varias hermanas entre ellas la se‐
cretaria general que nos comunica que la Madre General quie‐
re  verse  con  la  Superiora,  Hª  San  José,  y  con  la  Hª  Isabel  Mª. 
Era para darles la noticia de que nos habían concedido la Escue‐
la Hogar, gran privilegio ya que en ese año fue la única aproba‐
da en toda España. La noticia ya la conocíamos por el Sr. Alcal‐
de pero igualmente fue una excelente noticia. A partir de ahora 
se podrían escolarizar en el internado todas esas niñas que por 
vivir en el campo estaban sin recibir educación. 
o Al final de curso tuvo lugar la habitual fiesta en la que toda la 
comunidad educativa disfrutó de una agradable velada. 
 
Año 1966‐1969  49
 
o El 14 de octubre de 1969 un grupo de hombres y mujeres del 
pueblo piden que se les abra la iglesia para hacer una visita. La 
Superiora decide que no se le niega a nadie la entrada en la ca‐
sa de Dios y accede a sus peticiones. Inmediatamente se llena, 
predominantemente de hombres. La Hª San José les preguntó 
que  qué  querían  y  la  misma  mujer  que  pidió  que  les  abrieran 
las puertas le dijo: “pedimos al Señor lo que nos han prometido, 
lo nuestro y lo de nuestros hijos”. Dijeron que estarían con todo 
respeto  y  que  no  harían  nada  y  así  pasaron  8  días.  El  cura,  D. 
Francisco  Sousa,  sacó  al  Señor  a  la  salita  mientras  todos,  con 
gran  respeto,  se  pusieron  de  rodillas.  El  día  21  un  grupo  de 
obreros  llamaron  a  la  Superiora  para  despedirse  y  ofrecerle 
5000  pts.  para  algunas  niñas  que  lo  necesitasen.  Ella  se  emo‐
cionó y no quería aceptarlas pero ante la insistencia lo hizo. An‐
tes de que se fueran rezaron unas oraciones todos juntos. 
 

 
Año 1966‐1969  50
 
 

Epílogo 
En este año 2009, en el que celebramos el 50 aniversario del centro, 
hemos considerado oportuno hacer esta recopilación de recuerdos, 
anécdotas,  sentimientos,  ilusiones,  circunstancias,  curiosidades  … 
que  se  ha  podido  elaborar  gracias  al  libro  de  acontecimientos  que 
redactaron  protagonistas  de  estas  vivencias.  Lo  hemos  hecho  con 
una doble intención: 
o La de acercarnos a nuestros orígenes para aprender de ellos y 
no perder de vista cuál es nuestra meta.  
o La  de  rendir  nuestro  más  sincero  homenaje  a  tantas  personas 
que  con  su  esfuerzo  y  dedicación  hicieron  posible  que  hoy 
seamos lo que somos. 
Sólo  hemos  recopilado  lo  acontecido  en  la  primera  década  por 
haber sido muy significativa y difícil pero la historia continuó y con‐
tinúa  con  otros  problemas,  con  otros  logros,  con  muchas  activi‐
dades, con sucesivas ampliaciones, con muchas reformas educativas 
y  con  otras  muchas  personas  que  han  mantenido  el  carisma  y  lu‐
chado  por  adaptarse  a  los  grandes  cambios  sociales  y  tecnológicos 
que se han ido produciendo y, así, poder dar una respuesta válida a 
las demandas de nuestra sociedad. 
 
 

 
Año 1966‐1969  51
 
NOTAS: 

……………………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………………
………….………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………….. 
 
 
  52