Sei sulla pagina 1di 8

Diezmos: ¿Es bíblico dar el diezmo?

Por David Cox © 2006

Introducción: – Muchos cristianos se confunden en el asunto del diezmo. He oído cristianos muy campantes que dicen, “Yo no doy nada a la iglesia. Ellos piensan que es como un reto. “¿Cuánto puede la iglesia

sacar de mí? porque soy un caso duro en cuanto a soltar el dinero.” Lo

que no entienden es que el diezmo y el ofrendar son reflejos directos del alma de la persona, y una buena indicación de su relación con Dios.

Génesis 28:20-22 E hizo Jacob voto, diciendo: Si fuere Dios conmigo, y me guardare en este viaje en que voy, y me diere pan para comer y vestido para vestir, 21 y si volviere en paz a casa de mi padre, Jehová será mi Dios. 22 Y esta piedra que he puesto por señal, será casa de Dios; y

de todo lo que me dieres, el diezmo apartaré para ti.

El punto de Jacob es claro:

(1) Dios le dio todo lo que él recibió en esta vida. (2) Dios protege o no le protege a Jacob para que las cosas buenas o malas le pasen. (3) Según que Dios le prosperó, Jacob demostraba su agradecimiento por regresar a Dios el diezmo de sus ingresos.

I. ¿Qué es el diezmo?

El diezmo es diez por ciento de tus ingresos, antes de que gastes tus ingresos en cualquier cosa. El punto es que es “apartado” desde el momento que recibes tu ingreso, sea semanal, mensual, o diario y dado a tu iglesia por la obra de Dios.

A. Dios usa el porcentaje de diez por ciento.

Génesis 28:22

(Jacobo citada arriba)

de todo lo que me dieres, el diezmo apartaré para ti

Diez por ciento: La palabra “diezmo” viene de “diez”. Divide la cantidad por diez partes y sacas una parte, y esto es un diezmo. De 1,000 pesos, 100 es el diezmo.

Es justo para todos porque es el mismo porcentaje para ricos y para pobres. No ganas nada, entonces es cero.

Ofrendas no son basadas en tu ingreso y son apartes, y ofrendas no son obligatorios, sino según el corazón del individuo. Cuando Dios mueve en el corazón de uno.

B. Es según tus ingresos (primicias no sobrantes).

Éxodo 22:29 No demorarás la primicia de tu cosecha ni de tu lagar.

Diezmos era de las primicias – O sea, el diezmo debe venir de tus ingresos, pero antes que gastas este ingreso en algo. Cuando te pagan, debes apartar el diezmo en un sobre y dárselo domingo en la iglesia.

el di ezmo en un sobre y dárselo domingo en la iglesia. 1° Corintios 16:2 Cada

1° Corintios 16:2 Cada primer día de la semana cada uno de vosotros ponga

Cada primer día de la semana cada uno de vosotros ponga aparte algo, según haya prosperado,

aparte algo, según haya prosperado, guardándolo,…

Pablo instruyó a esta iglesia de apartar cada domingo algo según que haya prosperado (un porcentaje de sus ingresos).

C. El diezmo es una muestra en contra de la avaricia.

Lucas 14:33 Así, pues, cualquiera de vosotros que no renuncia a todo lo que posee, no puede ser mi discípulo.

Nadie puede ser salvo si mantiene riquezas como un ídolo en

su vida. En este caso, “ídolo” es de más alta prioridad de Dios,

y

se ve por codiciar el dinero, de no soltarlo cuando Dios dice

y

como Dios dice.

Los que no dan sus diezmos, es porque tienen problemas con sujetar su economía a Dios.

Mateo 16:26 Porque ¿qué aprovechará al hombre, si ganare todo el mundo, y perdiere su alma? ¿O qué recompensa dará el hombre por su alma?

Es una estima o evaluación que el máximo valor es en el dinero, y no es en su salvación o las cosas de Dios, o la obra de Dios.

Lucas 12:15 Y les dijo: Mirad, y guardaos de toda avaricia; porque la vida del hombre no consiste en la abundancia de los bienes que posee.

A fin de cuentas nada de este mundo carnal vamos a llevar con nosotros después de la muerte. Todas nuestras riquezas dejamos atrás en la muerte.

Lucas 12:16 También les refirió una parábola, diciendo: La heredad de un hombre rico había producido mucho. 17 Y él pensaba dentro de sí, diciendo:

¿Qué haré, porque no tengo dónde guardar mis frutos? 18 Y dijo: Esto haré:

derribaré mis graneros, y los edificaré mayores, y allí guardaré todos mis frutos y mis bienes; 19 y diré a mi alma: Alma, muchos bienes tienes guardados para muchos años; repósate, come, bebe, regocíjate. 20 Pero

Dios le dijo: Necio, esta noche vienen a pedirte tu alma; y lo que has provisto, ¿de quién será? 21 Así es el que hace para sí tesoro, y no es rico para con Dios.

Juntamos riquezas terrenales o celestiales. ¿Dónde estás juntando tus riquezas?

Job 1:21 y dijo: Desnudo salí del vientre de mi madre, y desnudo volveré allá. Jehová dio, y Jehová quitó; sea el nombre de Jehová bendito.

Contrario a la opinión pública, no hay seguridad en las riquezas, y las riquezas no nos amparan después de la muerte.

Al contrario, las riquezas son factor de idolatría que siempre tratan de dominar tu vida como otro dios en competición con Jesús.

Mateo 19:16 Entonces vino uno y le dijo: Maestro bueno, ¿qué bien haré para tener la vida eterna? 17 El le dijo: ¿Por qué me llamas bueno? Ninguno hay bueno sino uno: Dios. Mas si quieres entrar en la vida, guarda los mandamientos. 18 Le dijo: ¿Cuáles? Y Jesús dijo: No matarás. No adulterarás. No hurtarás. No dirás falso

testimonio. 19 Honra a tu padre y a tu madre; y, Amarás a tu prójimo como a ti mismo. 20 El joven le dijo: Todo esto lo guardado desde mi juventud. ¿Qué más falta? 21 Jesús le dijo: Si quieres ser

he

me

Efesios 4:28 El que hurtaba, no hurte más, sino trabaje, haciendo con sus manos lo

que

es

bueno,

para

que

tenga qué compartir con el

que padece necesidad.

 

Hechos 20:35 En todo os he enseñado que, trabajando

así,

se debe ayudar a los

necesitados,

y recordar las

palabras

del

Señor

Jesús,

que

dijo:

 

Más

bienaventurado es dar que

recibir.

 

perfecto, anda,

vende lo que tienes, y

a

los pobres, y

 

tendrás tesoro en el

y

ven y sígueme. 22 Oyendo el joven

palabra,

se

fue

triste,

porque

tenía
tenía

muchas

posesiones

.

23

Entonces

dijo a sus discípulos: De cierto os digo,

difícilmente

entrará

un

rico

en

el

de los cielos

. 24 Otra vez os digo, que

dalo cielo;
dalo
cielo;

esta

Jesús

que reino
que
reino

es

más fácil pasar un camello por el ojo de una aguja, que entrar un rico en el reino de Dios. 25 Sus discípulos, oyendo esto, se asombraron en gran manera, diciendo: ¿Quién, pues, podrá ser salvo?

1ª Timoteo 6:6 Pero gran ganancia es la piedad acompañada de contentamiento; 7 porque nada hemos traído a este mundo, y sin duda nada podremos sacar. 8 Así que, teniendo sustento y abrigo, estemos contentos con esto. 9 Porque los que quieren enriquecerse caen en tentación y lazo, y en muchas codicias necias y dañosas, que hunden a los hombres en destrucción y perdición; 10 porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores. 11 Mas tú, oh hombre de Dios, huye de estas cosas, y sigue la justicia, la piedad, la fe, el amor, la paciencia, la mansedumbre.

Parte de cuidar las posesiones a lo que Dios quiere que sean (una ayuda a nuestras vidas y no un ídolo) es de regresar a Dios parte de ellos en ofrenda a Dios para los propósitos de Dios.

Hechos 4:32 Y la multitud de los que habían creído era de un corazón y un alma; y ninguno decía ser suyo propio nada de lo que poseía, sino que tenían todas las cosas en común.

II. ¿Por qué diezmamos? Razones formales

A. Diezmamos para honrar al Señor.

Proverbios 3:9 Honra a Jehová con tus bienes, Y con las primicias de todos tus frutos;

No damos diezmos para ser salvo.

Damos diezmos para honrar a nuestro Dios y Salvador.

Es diezmo de las primicias, no los sobrantes.

B. Diezmamos por amor a Jesús nuestro Salvador.

Uno reconoce que Dios nos ama, y nos da toda buena dádiva. Pero igualmente, debemos responder a Dios por amor. Dios te da a ti como tú das a Él.

2° Corintios 8:1 las iglesias de Macedonia 5 Y no como lo esperábamos, sino que a sí mismos se dieron primeramente al Señor, y luego a nosotros por la voluntad de Dios; 8 No hablo como quien manda, sino para poner a prueba, por medio de la diligencia de otros, también la sinceridad del amor vuestro. 9 Porque ya conocéis la gracia de nuestro Señor Jesucristo, que por amor a vosotros se hizo pobre, siendo rico, para que vosotros con su pobreza fueseis enriquecidos.

El motivo en dar algo a Dios es por lo que hizo Jesús en amor por ti. Demostramos nuestro amor a Dios por nuestros diezmos y ofrendas.

2° Corintios 8:6 Pero esto digo: El que siembra escasamente, también segará escasamente; y el que siembra generosamente, generosamente también segará.

Sembramos para cosechar. Dios regresa a nosotros como nosotros damos a Él.

Hay fraudulentos y charlatanes que buscan engañar la gente. No das a ningún ministerio o persona que codicia el dinero, y no es un hombre de Dios metido en ministrar para Dios. Servicio a los hermanos y a Dios, piedad, y dedicación a la

obra del evangelismo, discipulado, y levantar iglesias locales deben identificar un buen ministerio donde metes tus diezmos

y ofrendas.

2° Cor. 8:21 procurando hacer las cosas honradamente, no sólo delante del Señor sino también delante de los hombres.

Problema: Si no honras a Dios, Dios va a causarte una crisis o presión económica. Remedio: Es de dar generosamente.

2° Corintios 8:7 Cada uno dé como propuso en su corazón: no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre. 12 Porque si primero hay la voluntad dispuesta, será acepta según lo que uno tiene, no según lo que no tiene.

La presión para dar a la obra de Dios y a Dios, debe ser por tu amor a Dios, y tu deseo de ver la obra de Dios avanzar. Por ser salvo, tomas personal que la obra de Dios se cumple bien y fuertemente. Debe causarte gozo de apoyar económicamente un buen ministerio donde puedes dar tus ofrendas y diezmos,

y debes hacerlo con gusto, con generosidad, y con alegría.

La provisión de Dios en nuestras vidas es directamente relacionada con nuestro espíritu y alma delante de Dios. No es siempre muy simple, buen espíritu = tener, mal espíritu = no tener. Job era bueno y perdió todo. Los reyes de Israel tuvieron mucho pero eran malos. Salmos 37 planta que los malos tienen su premio en la tierra, y no debemos conmovernos por la diferencia de riquezas entre ellos y nosotros.

Pero hay una formula aquí.

Proverbios 10:24 Lo que el impío teme, eso le vendrá; Pero a los justos les será dado lo que desean.

Salmo 145:19 Cumplirá el deseo de los que le temen; Oirá asimismo el clamor de ellos, y los salvará.

C. Diezmamos para sostener la obra de Dios (los ministros principalmente).

1° Corintios 9:9-11 Porque en la ley de Moisés está escrito:

No pondrás

bozal al buey que trilla

. ¿Tiene Dios cuidado de los bueyes, 10 o lo dice

enteramente por nosotros? Pues por nosotros se escribió; porque con esperanza debe arar el que ara, y el que trilla, con esperanza de recibir del fruto. 11 Si nosotros sembramos entre vosotros lo espiritual, ¿es gran cosa si segáremos de vosotros lo material? 12 Si otros participan de este derecho

sobre vosotros, ¿cuánto más nosotros? Pero no hemos usado de este derecho, sino que lo soportamos todo, por no poner ningún obstáculo al evangelio de Cristo. 13 ¿No sabéis que los que trabajan en las cosas sagradas, comen del templo, y que los que sirven al altar, del altar

participan? 14 Así también ordenó el Señor a los que anuncian el evangelio, que vivan
participan? 14 Así también ordenó el Señor a los que anuncian el

participan? 14 Así también ordenó el Señor a los que anuncian el

participan? 14 Así también ordenó el Señor a los que anuncian el evangelio, que vivan del
evangelio, que vivan del evangelio .

evangelio, que vivan del evangelio.

El principio es que los que trabajan mucho deben gozar algo de sus labores. Los que enseñan y predican deben recibir de lo mismo. Esto viene de los hermanos que toman en serio su relación con Dios, y de promover la obra de Dios en lo que puede.

Simplemente dicho, los que se dedican a la obra de Dios deben recibir de los hermanos un salario justo. Esto empieza con dar tu diezmo, y después si es necesario, de dar ofrendas arriba y aparte de tu diezmo.

Gálatas 6:6-10 El que es enseñado en la palabra, haga partícipe de toda cosa buena al que lo instruye. 7 No os engañéis; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará. 8 Porque el que siembra para su carne, de la carne segará corrupción; mas el que siembra para el Espíritu, del Espíritu segará vida eterna. 9 No nos cansemos, pues, de hacer bien; porque a su tiempo segaremos, si no desmayamos. 10 Así que, según tengamos oportunidad, hagamos bien a todos, y mayormente a los de la familia de la fe.

Dios no puede ser burlado. No podemos recibir, recibir, recibir, y luego hacer ídolos del dinero, y no tomar la carga de la obra de Dios. Esto es burla.

Dios nos da todo lo que tenemos, y nosotros debemos honrar a Dios con regresar parte en reconocimiento de esto y Su posición como dueño de nuestras vidas.

D. Diezmamos para protegernos del devorador.

Malaquías 3:8-11 ¿Robará el hombre a Dios? Pues vosotros me habéis robado. Y dijisteis: ¿En qué te hemos robado? En vuestros diezmos y ofrendas. 9 Malditos sois con maldición, porque vosotros, la nación toda, me habéis robado. 10 Traed todos los diezmos al alfolí y haya alimento en mi casa; y probadme ahora en esto, dice Jehová de los ejércitos, si no os abriré las ventanas de los cielos, y derramaré sobre vosotros bendición

al

hasta

que

sobreabunde.

11

Reprenderé

también

por

vosotros

devorador, y no os destruirá el fruto de la tierra, ni vuestra vid en el campo será estéril, dice Jehová de los ejércitos.

Alfolí” el lugar donde guarda las cosechas. “para que haya alimento en mi casa – el diezmo debe ir a la obra de Dios, que es en el N.T. la iglesia local, para pagar los obreros de Dios.

En una forma Dios liga Sus bendiciones económicas en nuestra vida con nuestra fidelidad en diezmar.

III. ¿Es obligatorio para nosotros hoy en día?

A. Primero es de entregarse al Señor.

Romanos 12:1 Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional. 2 No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.

Somos carnales y sensuales en nuestro pensar, y esto tiene que cambiar primero.

2ª Corintios 8:4 pidiéndonos con muchos ruegos que les concediésemos el privilegio de participar en este servicio para los santos. 5 Y no como lo esperábamos, sino que a sí mismos se dieron primeramente al Señor, y luego a nosotros por la voluntad de Dios;

1ª Corintios 6:19 ¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros? 20 Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios.

Dios quiere a tu corazón sobre todo.

B. Para diezmar correctamente, tenemos que poner el Señor a Su lugar correcto en nuestras vidas.

Deuteronomio 8:18 Sino acuérdate de Jehová tu Dios, porque él te da el poder para hacer las riquezas

C. Vemos que el diezmo no es quitado en el Nuevo Testamento.

Diezmos

Mateo

diezmáis

ley: la justicia, la misericordia y la fe. Esto era necesario hacer,

23:23

¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque

la menta y el eneldo y el comino, y dejáis lo más importante de la

sin dejar de

hacer aquello .

Jesús no les dio lugar de dejar a un lado el diezmo. Ellos hicieron ridículo el diezmo, y olvidaron lo más importante de su relación para con Dios.

1° Corintios 16:2 Cada primer día de la semana cada uno de vosotros ponga aparte

1° Corintios 16:2 Cada primer día de la semana cada uno de vosotros ponga

Cada primer día de la semana cada uno de vosotros ponga aparte algo, según haya prosperado,

aparte algo, según haya prosperado, guardándolo,…

Vemos operando en la iglesia el mismo principio del Antiguo Testamento de apartar un porcentaje de sus ingresos para la obra de Dios. Ofrendas

2° Corintios 9:7 Cada uno dé como propuso en su corazón: no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre.

La ofrenda es algo aparte del diezmo, y es algo relacionada con tu relación intima con Dios. Por pesares, problemas, por haber pecado en algo grave, o por el simple gusto de amar intensamente el Señor, las personas del Antiguo Testamento propusieron en su corazón de dar una ofrenda a Dios. Trajeron la ofrenda al templo y entregaron la ofrenda a los hombres de Dios enfrente de la obra de Dios.

Hechos 4:34 Así que no había entre ellos ningún necesitado; porque todos los que poseían heredades o casas, las vendían, y traían el precio de lo vendido, 35 y lo ponían a los pies de los apóstoles; y se repartía a cada uno según su necesidad.

Conclusión: Es importante que honramos a Dios con nuestros bienes y ingresos. Es la forma en que demostramos a Dios que no hemos hecho un ídolo del dinero. El diezmo es diez por ciento de nuestros ingresos, de las primicias, no los sobrantes. Es para perjudicar a nuestras vidas de no estar dando a Dios. Nos castiga económicamente si no honramos a Dios. Dios nos bendice si lo haces. Es obligatorio hoy en día de honrar a Dios con nuestros bienes y ingresos, pero es algo de amor que debemos dar como (1) andamos con Dios, y (2) como vemos la necesidad en la obra de Dios. El motivo más puro debe ser por que Jesús dio todo por nosotros.