Sei sulla pagina 1di 14
SCT
SCT

XV CNIS MÉXICO 2005

Artículo VII-12

ESTUDIO EXPERIMENTAL DEL COMPORTAMIENTO ANTE CARGAS LATERALES DE MUROS ESTRUCTURALES HECHOS CON MALLA, POLIESTIRENO EXPANDIDO Y REPELLADO EXCÉNTRICO DE CONCRETO

Sebastián Serrano Vega (1) ,Oscar López Batíz (2) , Cristina Rivera Romano (3) , Juan Luis Castillo Pensado (4) y Juan C. Chao Núñez (5)

RESUMEN

Actualmente en la construcción de edificación en Latinoamérica, cada vez con mayor frecuencia se observa el uso de sistemas parcialmente prefabricados, entre los que recientemente se han propuesto los sistemas a base de paneles de malla de acero, alma de poliestireno y concreto lanzado. Estos sistemas, aunque no están prohibidos por la reglamentación actual, tampoco se mencionan explícitamente. En este trabajo se presenta el estudio del comportamiento experimental de dos modelos estructurales construidos a base de paneles, con la capa de concreto excéntricamente ubicada respecto al plano del elemento. Los modelos fueron construidos a escala natural, fueron sujetos a patrones de carga lateral variables, y se estudió principalmente su patrón de comportamiento, haciendo énfasis en la resistencia, degradación de rigidez y energía disipada. El objetivo principal es la obtención de información.

ABSTRACT

In the recent years, construction in Latin-American Countries has focussed his attention in partially precasted systems; among which one of the most used is such based on high strength wire mesh, polystyrene panel and shotcrete. These systems even there are not prohibited for any construction Code, also there are not mention at all in the reinforced concrete code, as well as in the masonry code. In this study it is shown the study on the experimental performance of two structural panel- wall, both of them with the reinforced concrete panel eccentrically located from the plane of the element. The models were full-scale built, and they were subjected to variable lateral loading pattern. The analysis of results is focussed on the lateral resistance, lateral stiffness degradation, and

(1)

Facultad de Ingeniería, Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, Puebla, México. serranov@buap.mx.

(2)

Subdirección de Estructuras y Geotecnia, Centro Nacional de Prevención y Desastres, Delfín Madrigal 665, Col. Pedregal de Santo Domingo, C. P. 04360, Coyoacán, México, D. F. olb@cenapred.unam.mx

(3)

División de Estudios de Posgrado, Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, Puebla.

(4)

Facultad de Ingeniería, Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, Puebla, México.

(5)

Solución Tecnológica en Ingeniería S.A. de C.V., Chipilo, Puebla.

1

Sociedad Mexicana de Ingeniería Sísmica, A. C.

Sociedad Mexicana de Ingeniería Sísmica, A. C.

in the energy dissipation capacity. The main objective of the research study is to get information on the behavior of this type of structural elements.

INTRODUCCIÓN

En la construcción de edificación en Latinoamérica, generalmente dominada por las estructuraciones a base de muros de carga de mampostería de tabique y losas macizas de concreto reforzado, cada vez con mayor frecuencia se observa el uso de sistemas parcialmente prefabricados. El uso de éste tipo de solución estructural en los sistemas de piso tiene una tendencia de incremento importante, tanto en regiones de bajo, como de alto peligro sísmico; y el uso de este tipo de elementos en muros de carga, tiene una tendencia también importante en regiones de bajo peligro sísmico (por ejemplo en los estados de Campeche, Yucatán y Quintana Roo), pero cada vez con mayor frecuencia se observa su uso en regiones de alta sismicidad. Dentro de este tipo de soluciones estructurales, recientemente se han propuesto los sistemas a base de paneles de malla, alma de poliestireno y concreto lanzado. Estos sistemas, aunque no está prohibido su uso por la normatividad actual, tampoco se existen explícitamente recomendaciones o guías para su diseño y construcción dentro de cualquier tipo de edificación.

En este trabajo se presenta un estudio experimental sobre el comportamiento de dos modelos de muros estructurales de carga construidos a base de los paneles mencionados, en los que la capa de concreto está excéntricamente ubicada respecto al plano general del elemento. Los modelos se construyeron a escala natural, y se sujetaron a patrones de carga variables, predominando las cargas laterales cíclicas reversibles. El trabajo experimental se llevó a cabo en el laboratorio de estructuras (LE) de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP).

El objetivo principal del estudio es obtener información sobre el comportamiento de este tipo de muros, y compararlo con el de muros de mampostería tradicional reportados en investigaciones previas. Además, se trata de identificar los niveles de comportamiento límite admisible para los modelos, para establecer bases racionales para el proceso de diseño de estructuras en las que se emplean sistemas de muros con las características de los mencionados en este trabajo.

El estudio del comportamiento de muros de mampostería sometidos a cargas cíclicas reversibles se ha venido desarrollando en México desde hace más de 30 años, y en el mundo por lo menos desde hace más de 40 años. De esta forma son varios los trabajos en los cuales se sustentan las diferentes propuestas normativas y reglamentarias al respecto. Sin embargo, el desarrollo de trabajo experimental y de investigación en general no se ha llevado a cabo con la misma velocidad que el surgimiento de nuevas propuestas tecnológicas para elementos estructurales para edificación principalmente de bajo costo.

En el LE de la BUAP se construyeron y probaron dos modelos estructurales de muros a base de malla de acero estructural, espuma de poliestireno y una capa de concreto o mortero colocado excéntricamente respecto al plano del muro. La única variable considerada entre los modelos fue la historia de carga; el primer modelo se sujetó a carga monótona creciente hasta alcanzar la falla, y el segundo modelo se sujetó a un patrón de cargas cíclica reversible. En ambos casos no se consideró carga vertical, dado que los modelos tratan de representar el caso básico de muros estructurales para edificación de un nivel. Los modelos presentan exactamente las mismas dimensiones en elevación y planta, así como la misma instrumentación.

Se estudió la relación entre los niveles de deformación relativa global de los modelos y las demandas de deformación y resistencia de los mismos. Se analizan las características de rigidez,

2

XV Congreso Nacional de Ingeniería Sísmica, México D.F, Septiembre de 2005

resistencia y capacidad a deformación. Además, se estudia la influencia del patrón de carga cíclica reversible con respecto a un patrón de carga monótona.

METODOLOGÍA Y DESCRIPCIÓN DE LOS MODELOS

Descripción de los modelos

Para la investigación experimental se construyeron dos especimenes de 235 cm de altura (incluyendo las losas superior e inferior para aplicación de carga y fijación, respectivamente) por 222 cm de lado (incluyendo los castillos en los extremos del muro), medidas que atendieron a la limitación del marco de pruebas con que se cuenta en el laboratorio. El espesor total de los modelos de muro es de 16 cm, incluyendo los 2.54 cm de espesor del concreto lanzado con la malla de refuerzo. Los modelos fueron construidos con una malla hexagonal “de gallinero” como refuerzo exterior, sobre la que se lanzó mortero- concreto con un espesor nominal de 25.4 mm para ambos modelos, y un relleno de poliestireno de alta densidad por la parte posterior, generando excentricidad en la ubicación de la capa de mortero. En los extremos se tienen dos castillos de sección transversal de 10 x 16 cm, cuyo refuerzo longitudinal está constituido por cuatro varillas lisas con un diámetro de 4.0 mm; en la parte media los modelos tienen una costilla-castillo con sección transversal de 3 x 16 cm, y el refuerzo en este castillo era una escalerilla con dos varillas longitudinales lisas de 4.0 mm de diámetro. Una representación gráfica de los modelos se muestra en la Figura.1.

Losa de aplicación de carga Panel o muro de prueba Losa de cimentación 0.16 0.10
Losa de aplicación de carga
Panel o muro de prueba
Losa de cimentación
0.16
0.10
0.03
0.10

Figura 1

Geometría general de los modelos (Unidades: m)

3

Sociedad Mexicana de Ingeniería Sísmica, A. C.

Sociedad Mexicana de Ingeniería Sísmica, A. C.

Los muros tuvieron un desplante sobre vigas de cimentación de concreto reforzado de dimensiones de 222 x 50 x 25 cm; y para poder hacer la transmisión de las cargas horizontales al modelo, se construyó en la parte superior una losa de dimensiones 222 x 50 x 15 cm. Los modelos se identificaron como M01 y M02, correspondiendo al primero el patrón de carga monótona creciente, y para el segundo

el patrón de carga cíclica reversible.

El habilitado del refuerzo del muro, las características de los materiales y el proceso constructivo del mismo, se hicieron conforme a la práctica que se emplea en la construcción de edificación empleando muros y elementos a base de paneles con malla y poliestireno de alta densidad. La malla hexagonal empleada para refuerzo del panel del muro fue calibre 20 con la geometría que se indica en la Figura 2.

Figura 2

20 con la geometría que se indica en la Figura 2. Figura 2 35 30 Geometría

35

30
30

Geometría de la malla hexagonal empleada como refuerzo del muro (Unidades: mm)

Las características de los materiales son: a) el concreto empleado para las losas de cimentación y aplicación de carga, así como para los castillos tiene una resistencia de 250 kg/cm 2 ; b) el concreto empleado para el panel tiene una resistencia de 200 kg/cm 2 ; c) la resistencia a la fluencia de las varillas de refuerzo longitudinal de los castillos es de 6,000 kg/cm 2 (el área de una varilla es 0.126 cm 2 ); d) la resistencia a la fluencia del acero que conforma la malla hexagonal “tipo gallinero” es de 5,800 kg/cm 2 (el área de un alambre es 0.0058 cm 2 ).

Dispositivo para aplicación de cargas

Para poder realizar las pruebas de carga a los muros se utilizó el Marco de Pruebas de Acero del Laboratorio de Estructuras. (Figura 3). En el elemento viga del marco de carga se colocan los gatos hidráulicos que sirven para aplicar carga vertical; los elementos columna son los encargados de sostener los gatos hidráulicos en forma horizontal, y reaccionar ante la transmisión de cargas hacia los modelos, en el mismo sentido que simulan la acción de la fuerza inercial de un sismo sobre un muro. Para lograr lo anterior es necesario que los modelos estén anclados al piso de reacción, para los modelos de este estudio el anclaje se logró por medio de 10 barras de alta resistencia con 22 mm de diámetro.

Para la primera prueba, modelo M01, al que se aplicó carga lateral monótona creciente, se utilizó un gato de 100 toneladas de capacidad máxima. En la segunda prueba, para el modelo M02, se usaron dos gatos hidráulicos, para aplicar las cargas en sentido positivo y negativo de carga de manera independiente,

y lograr el patrón de carga lateral cíclica reversible, en este caso se usaron un gato de 100 ton para aplicar la carga en sentido positivo, y un gato de 60 ton para la carga en sentido negativo.

Para poder hacer la adecuada transmisión y distribución de cargas laterales al modelo, se utiliza un dispositivo de aplicación de carga, el cual se fija con 2 anclas de cada lado de la losa de aplicación de carga en la parte superior del muro, y que además cuenta con un aditamento donde descansa la celda de carga a la altura requerida y que ayuda a que no se concentre la carga en una esquina del muro,

4

XV Congreso Nacional de Ingeniería Sísmica, México D.F, Septiembre de 2005

contribuyendo a evitar una posible falla por aplastamiento del material componente del muro en la esquina.

Los muros se ensayaron como viga en voladizo, para lo cual se anclaron al piso de reacción, a través de la cimentación, con 5 ancladas de cada lado evitando que, debido al procedimiento de aplicación de la carga horizontal, se levantara el muro o se deslizara.

Trabe

carga horizontal, se levantara el muro o se deslizara. Trabe Dispositivo d e Carga Gato horizontal

Dispositivo d e Carga

Gato horizontal de 60 t , para carga en se ntido negativo

Gato horizontal de 100 t, para carga en sentido positivo

Columna del marco de carga

t, para carga en sentido positivo Columna del marco de carga Piso de Reacción Figura 3

Piso de

Reacción

Figura 3

Vista general del modelo y el dispositivo de aplicación de carga

Instrumentación e historia de carga

En el caso de las pruebas de los modelos de muro que se trata en el presente estudio, básicamente por las características físicas de las malla empleadas para el refuerzo de los mismos, así como por las características del acero de refuerzo considerado para el acero longitudinal de los castillos, se optó por una instrumentación únicamente externa a base de medidores de desplazamiento (LVDT’s). Con el propósito de poder comparar los resultados con pruebas hechas a muros de diferentes materiales en otros trabajos de investigación, se decidió una instrumentación que permitiera cuantificar la deflexión total, la deflexión por cortante, la deflexión por flexión y el posible corrimiento por un fenómeno de falla por cortante directo en la base de los modelos de muro. En la Figura 4 se presenta el esquema general de la instrumentación externa para los muros.

Como se ha mencionado en párrafos anteriores dentro del mismo cuerpo del trabajo, el modelo M01 se sujetó a un patrón de carga monótona creciente hasta que se presentara la falla, la cual se definió como el momento en el que el muro presentara una degradación de resistencia del igual o superior al 20% de la resistencia máxima alcanzada. Por otro lado, para el modelo M02, se consideró un patrón de carga (desplazamiento) totalmente función del desplazamiento de la losa superior del muro. A éste modelo se le aplicaron 16 ciclos de carga siguiendo la propuesta del Apéndice A de las Normas Técnicas

5

Sociedad Mexicana de Ingeniería Sísmica, A. C.

Sociedad Mexicana de Ingeniería Sísmica, A. C.

Complementarias para Diseño y Construcción de Estructuras de Mampostería; el éste estudio se decidió omitir la parte de la historia de carga dominada por la carga aplicada debido a la poca rigidez de los modelos comparativamente con modelos similares de mampostería de piezas macizas confinadas con elementos de concreto reforzado. En la Figura 5 se muestra gráficamente la historia de carga para el modelo M02, en la misma figura se muestran los límites de desplazamiento relativo de entrepiso, en este caso desplazamiento relativo del elemento significativos para muros de mampostería.

Puntos de medición de desplazamiento perpendicular al LVDT_0 Losa superior LVDT_0 5.0 H/4 Celda de
Puntos de medición de
desplazamiento perpendicular al
LVDT_0
Losa superior
LVDT_0
5.0
H/4
Celda
de carga (-)
LVDT_0
Celda
de carga (+)
LVDT_0
H/4 - 10
LVDT_1
H
LVDT_0
LVDT_0
LVDT_0
LVDT_1
H/4
LVDT_1
LVDT_0
5.0
LVDT_0
Losa de fijación
5.0
5.0
L/2
L/2
Unidades: cm
L

Figura 4

Vista general de la instrumentación de los modelos

6

XV Congreso Nacional de Ingeniería Sísmica, México D.F, Septiembre de 2005

40 30 Distorsión de 0.010 20 Distorsión de 0.006 10 0 -10 -20 -30 -40
40
30
Distorsión de 0.010
20
Distorsión de 0.006
10
0
-10
-20
-30
-40
012
34567
8
9
10
11
12
13
14
15
16
Desplazamiento lateral (mm)

Figura 5

Número de ciclo

Historia de carga (desplazamientos) aplicada en el modelo M02.

COMPORTAMIENTO GENERAL DE LOS MODELOS Y ANALISIS DE RESULTADOS

Patrones de falla

Los patrones de daño para ambos modelos (M01 en la Figura 6.a, y M02 en la Figura 6.b) muestran agrietamiento predominantemente por tensión diagonal. En ambos modelos la falla se presentó al mismo momento en que las dos o tres grietas principales en la vecindad de la diagonal principal del muro mostraron aperturas superiores a los 5 mm, conjuntamente con la falla por tensión de los alambres de la malla de refuerzo. No se observó agrietamiento por flexión y en la base tampoco se observó agrietamiento que indicara un deslizamiento relativo del muro respecto de la losa de cimentación del mismo.

1 2 3 4 5 6 7 8 9 1 0 11 A B C
1
2
3
4
5
6
7
8
9
1 0
11
A
B
C
D
E
F
G

Figura 6.a

Patrón de agrietamiento del modelo M01

7

Sociedad Mexicana de Ingeniería Sísmica, A. C.

Sociedad Mexicana de Ingeniería Sísmica, A. C.

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 A B C D
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
A
B
C
D
E
F
G

Figura 6.b

Patrón de agrietamiento del modelo M02

Resistencia ante carga lateral

Tomando en cuenta que este tipo de soluciones estructurales se emplearán conjuntamente con, o en sustitución de, elementos de mampostería confinada, se evaluó la resistencia de los modelos ante el primer agrietamiento por tensión diagonal, así como para la resistencia máxima. Para este efecto se consideraron las propuestas de la Norma Japonesa (AIJ, 1988). Así, la propuesta para determinar la resistencia al agrietamiento por tensión diagonal se muestra en la expresión (1):

S

τ

Q

cr

C

= τ

cr

tL

= 0.05

f

'

c

(1)

(2)

donde: τ cr : es el esfuerzo resistente a la tensión diagonal en el concreto, constituyéndose en el límite inferior de las pruebas desarrolladas por Tomii (Tomii et al, 1969); t: espesor medio del panel de concreto en el muro; L: longitud del panel de concreto dentro del muro; f’c: resistencia a la compresión del concreto que conforma el panel del muro.

Para la determinación de la resistencia máxima se consideró una expresión que contemplara el refuerzo horizontal del muro, como la empleado en la misma Norma Japonesa (AIJ, 1988), donde se presenta la propuesta sustentada en los trabajos de Hirosawa (Hirosawa, 1975), quedando la expresión (3):

S

Q

U

⎢ = ⎢

⎢ ⎣

⎤ ⎥ 0.23 0.0679 ρ ( f ' c + 180 ) t ⎥ +
0.23
0.0679
ρ
(
f
'
c +
180
)
t
+
2.7
σ ρ
+
0.1
σ
b
j
wh
wh
0
e
M
+ 0.12
QH

8

(3)

XV Congreso Nacional de Ingeniería Sísmica, México D.F, Septiembre de 2005

ρ =

t

100 a t b e ( D L − 2 )
100 a
t
b
e (
D
L −
2 )

(4)

donde a: área de refuerzo longitudinal en la columna (castillo en este caso) en tensión; M/QH: claro de

; x: espaciamiento

cortante; σ wh : esfuerzo de fluencia del refuerzo horizontal en el muro;

vertical del refuerzo horizontal en el panel del muro; b e : ancho promedio de la sección del muro, y,

. Las propiedades geométricas del muro empleadas en las expresiones de resistencia

ρ

wh

=

a wh

empleadas en las expresiones de resistencia ρ wh = a wh b e x 7 ⎛

b

e

x

7 ⎛ ⎜ L

8

D

j =

2

máxima de muros se muestran en la Figura 7.

t b D L
t
b
D
L

Figura 7

Variables que intervienen en la expresión de resistencia máxima de muros de concreto

Los valores de las resistencias calculadas, junto con los resultados de las pruebas en su relación carga lateral – desplazamiento lateral, se muestran en la Figura 8. En ésta figura se muestran conjuntamente los resultados de las pruebas M01 (presentando los resultados en los dos cuadrantes, de carga y desplazamiento positivo, y en el negativo) y M02. Los valores de las resistencias al agrietamiento y máxima de los dos modelos, conjuntamente con los valores calculados empleando las expresiones (1) a (4), se indican en la Tabla 1.

Los valores de las resistencias al agrietamiento y máxima para los dos modelos resultaron similares, no se apreció una influencia significativa del patrón de carga en los valores de las mismas. Los valores calculados de las resistencias presentan dispersión “razonable” con respecto a los resultados experimentales partiendo del hecho de que se trata de evaluar un fenómeno dominado por la resistencia a la tensión diagonal del concreto. La dispersión notable se observa en el caso de la resistencia al agrietamiento, ésto se puede suponer es debido a que la resistencia real del concreto lanzado o colocado como repellado exterior del muro-panel es mucho menor que la supuesta por dosificación, o bien que la obtenida de pruebas controladas en cilindros para concreto, o cubos para morteros.

Otro aspecto de interés es la baja rigidez observada en los modelos. La resistencia máxima en los dos modelos se presenta a un desplazamiento relativo de entrepiso superior a 0.006 (para ambos modelos equivalente a un desplazamiento total de la losa superior del orden de 11.7 mm). Los desplazamientos asociados a las resistencias máximas se localizan en la vecindad de los 18 a los 20 mm, equivalente a un valor de distorsión de 0.01, nivel de distorsión propio de sistemas estructurales de gran ductilidad, generalmente asociado a estructuras a base de marcos resistentes a momento.

9

Sociedad Mexicana de Ingeniería Sísmica, A. C.

Sociedad Mexicana de Ingeniería Sísmica, A. C.

10000 8000 Modelo M02 Q U S Modelo M01 6000 Q C S Modelo M01
10000
8000
Modelo
M02
Q U
S
Modelo
M01
6000
Q C
S
Modelo
M01
4000
2000
0
-2000
-4000
-6000
-8000
-10000
-12000
-50
-40
-30
-20
-10
0
10
20
30
40
50
Carga lateral (kg)

Figura 8

Desplazamiento lateral (mm)

Gráfica carga lateral – desplazamiento lateral de los modelos M01 y M02

Tabla 1

Comparación de los resultados de resistencia de los modelos con los teórico

Modelo

M01

M02

Teórico

S Q C (kg)

2,061

2,777

5,550

S Q U (kg)

7,556

9,190

9,040

ANÁLISIS DE RESULTADOS

Resistencia lateral, capacidad a deformación y ductilidad global

Para poder discutir sobre las propiedades de desempeño de los modelos se emplean las curvas envolventes de las relaciones carga lateral – desplazamiento lateral; las cuales, para el cuadrante de cargas y desplazamientos positivos de ambos modelos, se muestran en la Figura 9. Como ya se identificó de la revisión de la Figura 8, el comportamiento general de ambos modelos hasta alcanzar la resistencia máxima resulta similar, pero en lo referente a la capacidad a deformación después de haber alcanzado el punto de fluencia si se observó una diferencia del notable.

10

XV Congreso Nacional de Ingeniería Sísmica, México D.F, Septiembre de 2005 10000 Modelo M02 Modelo
XV Congreso Nacional de Ingeniería Sísmica, México D.F, Septiembre de 2005
10000
Modelo M02
Modelo M01
8000
6000
4000
2000
0
0
5
10
15
20
25
30
35
40
45
Desplazamiento lateral (mm)
Figura 9
Envolvente de la relación carga lateral – desplazamiento lateral de los modelos M01 y M02
Carga lateral (kg)

El efecto de la carga cíclica reversible, de la comparación directa del comportamiento de los

modelos del estudio, repercutió en una reducción de la capacidad a deformación del orden del 50% en el modelo M02 en relación con la capacidad a deformación que se observó en el modelo M01. Con base en

la definición de ductilidad de desplazamiento global, que es la relación entre el desplazamiento alcanzado

a la resistencia última (definido éste como el punto en el cual la resistencia lateral ya presenta una

degradación igual o superior al 20% de la resistencia máxima medida) y el desplazamiento alcanzado cuando se presentó la fluencia (definido éste dentro del estudio como el punto donde se presenta una una segunda reducción brusca de la rigidez lateral del modelo), se calcularon las ductilidades máximas en

ambos modelos, resultando una ductilidad de 1.95 para el modelo M01, y una ductilidad de 1.64 para el modelo M02. Estos valores de ductilidad resultan lógicos considerando la gran flexibilidad de los elementos muro probados.

Comportamiento de la rigidez de ciclo

Con base en la definición de rigidez de ciclo (o bien rigidez pico a pico) que se indica en el Apéndice A de las Normas Técnicas Complementarias para Diseño y Construcción de Estructuras de Mampostería (Apéndice A, NTC-Mampostería, 2004), se revisó la variación de la misma con respecto a la distorsión de los modelos. La Figura 10 muestra la variación de la rigidez de ciclo con respecto al nivel de distorsión aplicada en el modelo. Se puede observar degradación de rigidez de ciclo muy atenuada en comparación con los valores propuestos para estructuras de mampostería confinada (Apéndice A, NTC-Mampostería, 2004). Hasta distorsiones del orden de 0.005 (desplazamientos laterales en la vecindad de 10 mm), el patrón de degradación de rigidez es el mismo para los dos modelos, no se aprecia el posible efecto del patrón de carga cíclica reversible aplicada en el modelo M02. Es preciso mencionar que para éste nivel de distorsión ambos elementos no han incursionado en el intervalo de comportamiento inelástico no-lineal.

11

Sociedad Mexicana de Ingeniería Sísmica, A. C.

Sociedad Mexicana de Ingeniería Sísmica, A. C.

1,2 1,0 Modelo M01 0,8 Modelo M02 0,6 0,4 0,2 0,0 0,000 0,005 0,010 0,015
1,2
1,0
Modelo M01
0,8
Modelo
M02
0,6
0,4
0,2
0,0
0,000
0,005
0,010
0,015
0,020
Rigidez pico a pico normalizada

Figura 10

Distorsión (rad)

Degradación de rigidez de ciclo para los modelos M01 y M02

De la misma figura se identifica que a partir del nivel de distorsión igual a 0.005, se aprecia diferencia en el nivel de degradación de rigidez de ciclo entre los dos modelos del estudio. El valor de ésta propiedad de los elementos estructurales resulta en promedio 33% menor para el modelo M02, en el que se tiene un patrón de carga cíclica reversible, con respecto al valor de degradación de rigidez medida para el modelo M01, sujeto a la carga monótona creciente. Para el modelo M02 se tiene una degradación de rigidez de ciclo, con respecto a la rigidez inicial, inferior al 90% (límite admisible establecido para elementos de mampostería confinada para distorsión superior a 0.006, Apéndice-A, NTC-Mampostería, 2004) hasta niveles de distorsión de 0.017.

CONCLUSIONES

Se presentó un estudio experimental sobre el comportamiento de dos modelos de muros estructurales construidos a base de paneles con malla estructural, alma de poliestireno expandido y una capa de concreto de 2.5 cm de espesor, la cual está excéntricamente colocada respecto al plano del muro. Los modelos se construyeron a escala natural, y se sujetaron a patrones de carga variables, para el modelo M01 se consideró un patrón de carga monótona creciente a la falla, y para el modelo M02 se usó una historia de carga cíclica reversible. El trabajo experimental se llevó a cabo en el laboratorio de estructuras de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla.

Se evaluaron algunas de las propiedades de desempeño más comunes en este tipo de elementos estructurales, como son las resistencias laterales al agrietamiento y máxima, la capacidad a deformación, la capacidad dúctil y el comportamiento de la rigidez de ciclo. Conjuntamente, se extrajeron de la literatura algunas expresiones para poder evaluar los dos niveles de resistencia lateral en estudio.

De las conclusiones más relevantes del trabajo se pueden extraer las siguientes:

12

XV Congreso Nacional de Ingeniería Sísmica, México D.F, Septiembre de 2005

1. Los parámetros generales de desempeño de ambos modelos fue similar hasta el punto de fluencia; es decir, no hay una influencia significativa del patrón de carga en el comportamiento de este tipo de muros en el intervalo de comportamiento elástico no-lineal.

2. La expresión de resistencia al agrietamiento mostrada dentro del cuerpo del trabajo presentó una dispersión considerable con respecto a los valores experimentales. Cabe la mención de que la expresión plasmada en el texto no es la única obtenida de la literatura, sin embargo sí era la que mejor aproximación reportaba.

3. La expresión de resistencia a la carga máxima se presenta como una aproximación adecuada, con una dispersión inferior al 10% del valor experimental.

4. El efecto de la carga cíclica reversible repercute en las propiedades de desempeño en el intervalo de comportamiento inelástico no-lineal. Se observó una menor capacidad a deformación (aproximadamente del orden de 50%) en el modelo sujeto a carga cíclica reversible en comparación con el modelo sujeto a carga monótona creciente. La degradación de rigidez de ciclo también mostró un incremento del orden del 33% para el modelo sujeto a carga cíclica reversible.

5. Los modelos con las características geométricas y mecánicas tratados en este estudio mostraron gran flexibilidad, por lo que se recomienda hacer más estudios experimentales y analíticos para poder definir sus propiedades y rangos de aplicabilidad dentro del diseño de edificación en regiones de alto peligro sísmico.

AGRADECIMIENTOS

Los autores agradecen a las empresas: “Solución Tecnológica en Construcción, S.A. de C.V.” y “Grupo Solución, S.A. de C.V.”, por el proporcionamiento del material para elaboración de los modelos, proporcionar al personal calificado para la fabricación de los modelos y aportar los elementos y personal calificado para la fabricación y refuerzo del aparato de carga.

REFERENCIAS

Aguilar-Ramos, G. (1997), “Efecto del Refuerzo Horizontal en el Comportamiento de Muros de Mampostería Confinada Ante Cargas Laterales”, Tesis de Licenciatura, Facultad de Ingeniería, UNAM, México D. F., 181 pp.

Architectural Institute of Japan (1988), “Norma para el diseño de estructuras de concreto reforzado” (en Japonés), Instituto de Arquitectos del Japón, Tokio, Japón. pp 645.

Reglamento de las Construcciones para el Distrito Federal (2004), “Normas Técnicas Complementarias para Diseño y Construcción de Estructuras de Mampostería”.

Flores-Corona, L. (1995), “Estudio Analítico de Estructuras de Mampostería Confinada”, Tesis de Licenciatura, Facultad de Ingeniería, UNAM, México D. F., Agosto de 1995, 106 pp.

Hirosawa M, (1975), “Past Experimental Results on Reinforced Concrete Shear Walls and Analysis of them”, Kenchiku Keknkyo Shirio No.6, Building Research Institute, Ministry of Construction, Japan.

13

Sociedad Mexicana de Ingeniería Sísmica, A. C.

Sociedad Mexicana de Ingeniería Sísmica, A. C.

Kabeyasawa T., H. Shiohara, S. Otani and H. Aoyama (1983), “Analysis of the Full-Scale Seven-Story reinforced Concrete Test Structure”, Journal of the Faculty of Engineering, The University of Tokyo (B), Vol.XXXVII, No.2, Japan. pp.432-478.

Sánchez-Pérez T., (1998), “Comportamiento de Estructuras de Mampostería Confinada Sujetas a Cargas Laterales”, Tesis de Maestría, DEPFI, UNAM, Julio, pp.222.

Tomii S. y F. Ezaki (1969), “Información para diseño de muros estructurales de concreto. Parte 1:

esfuerzos permisibles para muros de concreto reforzado sin aberturas” (en Japonés), Reunión Anual del Instituto de Arquitectos de Japón.

14