Sei sulla pagina 1di 6

Contexto socioeconómico de México

Unidad 3. Fundamentos históricos para el estudio de la estructura socioeconómica de México II (1940-

2006)

Evidencia de aprendizaje. Recapitulación

La evidencia de aprendizaje de esta unidad consiste en un análisis de tu contexto actual, realiza lo siguiente:

1. Describe la situación actual de tu comunidad en el aspecto político, económico y social.

2. Para hacerlo retoma los datos que has revisado en las unidades 1, 2 y 3 que te sirvan para describir el estado actual de tu comunidad (puedes elegir tu estado, tu ciudad, municipio, colonia, grupo social en el participas, iglesia etc…).

3. Envía tu análisis a tu Facilitador(a) para recibir la retroalimentación correspondiente. Recuerda nombrar tu archivo con la siguiente nomenclatura:

CS_U3_EA_XXYZ. Sustituye las XX por las dos primeras letras de tu primer nombre, la Y por la inicial de tu apellido paterno y la Z por la inicial de tu apellido materno.

Para el presente trabajo no puedo sino hacer una síntesis de los tres ámbitos, municipal, estatal y nacional. La situación de las tres esferas lo amerita en la medida que se corresponden una con otra y se ven afectadas mutuamente.

A groso modo, las estadísticas no nos son favorables. Esto fue considerado en la evidencia de aprendizaje 1 en los rubros de educación, salud y empleo con mayor notoriedad.

El contexto socio histórico incide contundentemente en los indicadores. Siendo la sociedad pre-porfiriana predominantemente latifundista-caciquista, requirió en lo sucesivo del proteccionismo del estado para sustentar las aspiraciones industrialistas-capitalistas a que había lugar, degenerando en una situación de dependencia y poca autosuficiencia, de las clases mayoritarias por un lado respecto de las minorías poderosas, y de México respecto al contexto global. Otro factor adverso históricamente ha sido también la diversidad cultural y por lo tanto identitaria de México desde sus orígenes prehispánicos. El territorio actual de México no era hegemónico, sino hábitat de una gran diversidad de culturas y civilizaciones divergentes, heterogéneas y muchas veces en pugna entre sí, lo cual impidió hacer frente con efectividad a la invasión hispana, situación

J o r g e

C a s t i l l o

M a r t í n e z

/

A L 1 0 5 1 5 0 6 8

Página 1 de 6

Contexto socioeconómico de México

Unidad 3. Fundamentos históricos para el estudio de la estructura socioeconómica de México II (1940-

2006)

Evidencia de aprendizaje. Recapitulación

que continuó permeando tras la conquista. Heterogeneidad en el fondo irreconciliable. Cabe recordar que Bartolomé de las Casas, como manifestación de su espíritu compasivo, abogó por que a los indígenas se les pudiese considerar seres humanos, por encima de los negros, quienes a la sazón no tenían consideración alguna.

Desde entonces se establece una dinámica donde son las minorías elitistas las que se hacen con el estado de derecho y dirigen los destinos colectivos a favor de sus intereses particulares.

Esto explica por qué somos una sociedad con un nivel de educación tan pobre. Mientras las ideas utópicas del Renacimientoencuentran en la idea del humanismo la confianza en la razón, la ciencia y la igualdad, a los pueblos indígenas los sacude con toda su fuerza la violencia bélica y dogmática del catolicismo español. En primera instancia, los indígenas no tienen derechos; pero además se tienen que enfrentar a su situación herética donde su condición humana es cuestionada dada su ignorancia respecto de la doctrina católica. Y la doctrina católica representa el dogma por encima de la razón y la condición humana de cualquiera. Es curioso cómo prácticamente al mismo tiempo se da el Renacimiento, la Reforma Protestante y la conquista.

El Renacimiento retoma la cultura clásica en su aspecto antropocentrista, con las limitaciones pero con toda la fuerza de las virtudes humanas, principalmente en la búsqueda del conocimiento de sí y del mundo, dando lugar a la ciencia, la cual sería la base de lo que actualmente consideramos como educaciónen su faceta formal.

Por su parte, la Reforma protestante corresponde a la necesidad de mantener firmes los valores cristianos, pero proponiendo métodos alternativos que no signifiquen una contradicción con la doctrina cristiana misma. Porque el catolicismo ya para entonces se había revelado como una contradicción de sí misma como doctrina cristiana.

J o r g e

C a s t i l l o

M a r t í n e z

/

A L 1 0 5 1 5 0 6 8

Página 2 de 6

Contexto socioeconómico de México

Unidad 3. Fundamentos históricos para el estudio de la estructura socioeconómica de México II (1940-

2006)

Evidencia de aprendizaje. Recapitulación

La educación, por ende, constituyó en México no solamente una amenaza a los intereses inmediatos y más materiales de las minorías poderosas, sino una amenaza al aparato católico mismo, que a su vez era el único capaz, por sus características dogmáticas, de justificar un orden social a todas luces injusto e inhumano.

De ahí que se abandona desde la conquista a la fecha a la educación a un último plano en las administraciones de los líderes políticos. Quienes más hayan intentado abatir el rezago educativo, han debido toparse con una fuerte tendencia social tradicionalista, que incluye mantener intactos ciertos cuestionamientos personales y sociales, tabús e incredulidad, pues sería ridículo decirle a alguien que va a obtener algo bueno de estudiar, en un ambiente histórico y social donde los bienes y las comodidades son adquiridos a través de la rapiña, la traición y el crimen, y donde la gente estudiadasolamente se ha preocupado de sí por encima de los demás.

Esto que menciono es claro en muchos presidentes que habiendo tenido precedentes de carencia, prefieren alinearse con los mecanismos de poder antes que buscar un bien común para una población que tiene pocas cosas en común.

El concepto de política (asuntos públicos [relativos al bien común]) viene de la Grecia clásica, al igual que las ideas del Renacimiento, y hemos dicho que la ideología clásica tiene un sesgo antropocentrista. Quizá entre en el año 500 y 300 antes de la era común, en Grecia, tuviese sentido mencionar un antropocentrismo en contraposición con un teocentrismo, pero es curioso observar cómo en las civilizaciones prehispánicas, como probablemente en muchas más antes y después de los años mencionados, esta dicotomía carece de sentido.

Si algo tendríamos en común todos los seres humanos sería la necesidad de atribuir a nuestro paso por la tierra un sentido trascendente. Pero pocos estaríamos dispuestos a equiparar las necesidades de los otros con las nuestras y acordar un estado de cosas donde se otorgara el mismo valor a la identidad de los demás en su carácter de único e irrepetible, pues tememos quizá paradójicamente

J o r g e

C a s t i l l o

M a r t í n e z

/

A L 1 0 5 1 5 0 6 8

Página 3 de 6

Contexto socioeconómico de México

Unidad 3. Fundamentos históricos para el estudio de la estructura socioeconómica de México II (1940-

2006)

Evidencia de aprendizaje. Recapitulación

que este mismo carácter de únicos nos hiciera imposible el intercambio con los demás.

Alguna vez hubo un punto de reunión entre lo trascendente de nuestro paso por la tierra y la convivencia con los demás seres, y quizá pudo llamarse cultura o civilización, pero dicho estado está roto ahora y somos un estado-nación donde cohabitan personas con distintos orígenes e identidades, con sus mezclas e intermedios, donde tácitamente consideramos necesario preocuparse cada quien por sus asuntos y encomendarse cada quien por separado al buen dios.

Así es que somos indígenas, criollos, mestizos, nacionalizados, extranjeros, pobres, ricos, de clase media, con una visión poco clara del total de la población y con poca motivación incluyente.

Es de notar cómo las exigencias de la prosperidad personal y de los acontecimientos globales han alejado a los liderazgos políticos y religiosos de la voz de las masas a las que representan. Tenemos, por mencionar ejemplos, el caso de Venustiano Carranza, quien percibe necesario estabilizar al país y legitimar el movimiento revolucionario, y sin embargo excluye a Villa y Zapata de las negociaciones legislativas, incluyendo parte de sus demandas casi a regañadientes en las sesiones constitucionalistas. Al mismo Madero le recriminan olvidarse de las demandas campesinas. Desde Victoriano Huerta hasta Calles, se da una lucha ferviente y constante por el poder a través de traiciones, así como intentos de imposición y relección, práctica supuestamente anti-revolucionaria, sacando a relucir la diferencia de intereses y proyectos, ajenos en general al logro común de objetivos nacionales.

Mientras la revolución, sin ideologías fundamentales, era para Villa y Zapata la búsqueda de ciertas reivindicaciones, devolución de tierras a quienes habían sido injustamente despojados de ellas, y por extensión reparto agrario para quienes no tenían tierras, se daba en el entorno internacional el desarrollo del capitalismo, al que México entra sin estar preparados los campesinos ni siquiera para explotar sus tierras comercialmente, así como tampoco estaba

J o r g e

C a s t i l l o

M a r t í n e z

/

A L 1 0 5 1 5 0 6 8

Página 4 de 6

Contexto socioeconómico de México

Unidad 3. Fundamentos históricos para el estudio de la estructura socioeconómica de México II (1940-

2006)

Evidencia de aprendizaje. Recapitulación

preparado el país para el nivel de industrialización requerida para su éxito capitalista. Sin identificarse unos con otros, no tuvimos la fuerza para decidir ser un país ajeno al capitalismo, no tuvimos inteligencia para plantear un plan de explotación de recursos y distribución de riqueza ajeno al capitalismo, así como tampoco fuimos el país capitalista desarrollado que tuvimos oportunidad de ser.

Y todo por falta de una verdadera identidad, identificación de unos con otros, falta de colaboración, y falta de educación.

Es triste llegar a enterarse de cómo Calles combatió al clero, pero no por el rezago que representara el clero en sí, sino porque implicaba una amenaza contra la autoridad de su gobierno; tan es así que quiso combatirlo autoritariamente. Y tan ajeno es el clero a la masa que domina, que la utilizó para defenderse y la desechó cuando ya no la requería. Vivo en una ciudad donde se beatificó a un niño que noblemente luchó por nada, y se promueve la adoración de su imagen en una religión que en teoría debería abstenerse de esas prácticas, auto- contradictoria como es.

Desde Juárez se suponía teníamos un estado laico, pero nunca pudimos quitarnos la costumbre de que debía ser alguienque decidiera por todos, que administrara la inconformidad de las mayorías en beneficio y para tranquilidad de las minorías. Y siendo un pueblo profundamente religioso y aparentemente laico, somos con toda certeza un pueblo propicio a las dictaduras.

Si alguna vez ocurriera eso que llaman democracia, como parecía haber ocurrido con Vicente Fox, no sabríamos qué hacer. Así como el PRI y el PRD no apoyaron las saludablesreformas foxistas, tildadas de neoliberalistas y entreguistas, tampoco han sido lo suficientemente congruentes como para sostener un proyecto político o económico distinto. Tampoco aprobaron que Fox reconociera la identidad y autodeterminación de los pueblos indígenas, por un insulso temor político a perder su dominio. Así mismo, la sociedad en general no significa una amenaza real para los poderes establecidos, ni un proyecto

J o r g e

C a s t i l l o

M a r t í n e z

/

A L 1 0 5 1 5 0 6 8

Página 5 de 6

Contexto socioeconómico de México

Unidad 3. Fundamentos históricos para el estudio de la estructura socioeconómica de México II (1940-

2006)

Evidencia de aprendizaje. Recapitulación

coherente, unificador e incluyente, como lo demuestra la muy reciente adhesión del activista Attolini a Televisa.

Seguimos respondiendo como país a una tormenta socioeconómica en forma improvisada. De pronto queremos congraciarnos con los demás países latinoamericanos, de pronto queremos congraciarnos con Estados Unidos. Estamos sujetos a los vaivenes internacionales donde no somos soberanos porque no hemos auto-determinado el proyecto socio-económico a seguir, independientemente del líder en turno.

En conclusión, nuestras necesidades primordiales históricas y socioeconómicas actuales son: unidad, educación y capacidad de auto-proyección (auto-determinación); características sin las cuales no solamente no somos, sino que tampoco somos libres.

J o r g e

C a s t i l l o

M a r t í n e z

/

A L 1 0 5 1 5 0 6 8

Página 6 de 6