Sei sulla pagina 1di 3

¿Eres Amigo de Dios?

Introducción: Quiero hablarles sobre el tema de la amistad. ¿Cuantos tienen amigos? Hay diferentes clases de amigos. A veces le llamamos amigos a un conocido. ¡Pero hay amigos y hay amigos!

Definición de amistad: Afecto personal, puro y desinteresado, compartido con otra persona, que nace y se fortalece con el trato.

¿Cuantos tienen amistades que van con esa definición? Vuelvo a hacer la pregunta; ¿cuantos tienen amigos? ¿Cuantos tienen amigos con los que pueden contar? Es importante tener amigos con los que podamos contar. Amigos que estén ahí cuando los necesitamos. La amistad es un regalo de Dios. De hecho, El es el mejor amigo. ¿Eres amig@ de Dios? Dios sabe todo sobre la amistad. Es sobre esta amistad que quiero hablarles.

Que tremendo privilegio el ser amigo de Dios. Todos tenemos nuestros momentos difíciles en el que necesitamos amigos con quien podamos contar. Que bueno cuando sabemos que Dios es nuestro amigo. El es un amigo 100% genuino y fiel, y nunca nos fallará.

Hay una gran diferencia entre ser hijos de Dios y ser amigos de Dios. Las dos son importantes. Nos convertimos en hijos de Dios a través del nuevo nacimiento. ¿Como nos convertimos en amigos de Dios?

La definición del diccionario nos dice que la amistad nace y se fortalece con el trato. Santiago 4:8 Acérquense a Dios, y él se acercará a ustedes.

Podemos decir que las amistades se cultivan. El mismo Señor nos dio detalles adicionales en Juan 15:14-15 Ustedes son mis amigos si hacen lo que yo les mando. Ya no los llamo siervos, porque el siervo no está al tanto de lo que hace su amo; los he llamado amigos, porque todo lo que a mi Padre le oí decir se lo he dado a conocer a ustedes.

Vamos a ver cuatro cosas necesarias para cultivar nuestra amistad con Dios.

1. Obediencia – El amor a Dios y la obediencia a El y a su palabra, van de la mano. No podemos decir que amamos a Dios y vivir una vida en continua desobediencia a Dios y su palabra. Todos fallamos y fallaremos, pero si somos amigos de Dios debemos obedecerle a El y a su palabra. Juan 14:23-24 El que me ama, obedecerá mi palabra, y mi Padre lo amará, y haremos nuestra vivienda en él. El que no me ama, no obedece mis palabras. Pero estas palabras que ustedes oyen no son mías sino del Padre, que me envió.

a. En David observamos un hombre quien aunque no fue perfecto, cultivo la amistad con Dios. Aun en momentos difíciles David buscaba hacer la voluntad de Dios.

b. Antes que David, Dios fue amigo de Saúl y lo hizo Rey. La arrogancia de Saúl lo llevo a continuamente desobedecer a Dios. Eso fue creando distancia entre Saúl y Dios hasta el punto donde Dios lo desecha como rey.

2.

Comunicación - No puede haber ninguna relación efectiva en la que no existe una buena comunicación. La comunicación es clave para cultivar y mantener una amistad. David nos dejo excelentes ejemplos de cómo se comunicaba con su amigo Dios:

 

a.

Salmo 17:6-13 A ti clamo, oh Dios, porque tú me respondes; inclina a mí tu oído, y escucha mi oración. Tú, que salvas con tu diestra a los que buscan escapar de sus adversarios, dame una muestra de tu gran amor. Cuídame como a la niña de tus ojos;

 

escóndeme, bajo la sombra de tus alas, de los malvados que me atacan, de los enemigos que me han cercado. Han cerrado su insensible corazón, y profieren insolencias con su boca. Vigilan de cerca mis pasos, prestos a derribarme. Parecen leones ávidos de presa, leones que yacen al acecho. ¡Vamos, SEÑOR, enfréntate a ellos! ¡Derrótalos!

 

b.

Salmo 18:1-3 ¡Cuánto te amo, SEÑOR, fuerza mía! El SEÑOR es

 

mi

roca, mi amparo, mi libertador; es mi Dios, el peñasco en que

me refugio. Es mi escudo, el poder que me salva, ¡mi más alto escondite! Invoco al SEÑOR, que es digno de alabanza, y quedo a salvo de mis enemigos.

 

c.

La comunicación en una amistad es bi-direccional. ¡No es un monologo! Dios también nos habla y es importante ser sensible a lo que nos dice. Job 33:14-18 Dios nos habla una y otra vez, aunque no lo percibamos. Algunas veces en sueños, otras veces

 

en

visiones nocturnas, cuando caemos en un sopor profundo, o

cuando dormitamos en el lecho, él nos habla al oído y nos aterra

con sus advertencias, para apartarnos de hacer lo malo y alejarnos

de

la soberbia; para librarnos de caer en el sepulcro y de cruzar el

umbral de la muerte.

3.

Dando de nosotros – Ninguna relación donde una parte lo da todo y la

otra no da nada, funciona. ¿Alguien tuvo algún amigos de esos

mismo dijo que no hay mayor amor que aquel que da la vida por sus

amigos. Dios el padre Dios a su hijo unigénito. Que podemos darle a Dios quien es dueño de todo?

? Jesús

a.

Dando de su amor a otros y sirviéndole a otros, le damos a Dios. Mateo 25:40 El Rey les responderá: “Les aseguro que todo lo que hicieron por uno de mis hermanos, aun por el más pequeño, lo hicieron por mí.

b.

Dándole nuestra alabanza y adoración - Colosenses 3:16 Que habite en ustedes la palabra de Cristo con toda su riqueza:

instrúyanse y aconséjense unos a otros con toda sabiduría; canten salmos, himnos y canciones espirituales a Dios, con gratitud de corazón.

c.

Dando nuestras primicias a Dios y sembrando en su reino. Tanto en finanzas como los otros recursos y talentos que Dios nos ha dado. 2 Corintios 9:6-7 Recuerden esto: El que siembra escasamente, escasamente cosechará, y el que siembra en abundancia, en abundancia cosechará. Cada uno debe dar según

lo que haya decidido en su corazón, no de mala gana ni por obligación, porque Dios ama al que da con alegría.

4. Identifica y elimina cosas que pueden afectar tu relación con Dios. Dios conoce nuestro corazón y el quiere relacionarse con nosotros. También El espera que maduremos y hagamos nuestra parte por cultivar y mantener la relación con El.

a.

Proverbios 16:28 El perverso provoca contiendas, y el chismoso divide a los buenos amigos. Satanas disfrazado de serpiente, quiso afectar la relación entre Dios y el hombre. Tenemos que reconocer que a Satanas NO le interesa que tengas una buena relación con Dios. El hará todo lo posible por dañar nuestra relación con Dios. Recordemos que el terreno de la mente es donde el enemigo nos ataca. Esa es su estrategia. El tratara de traer pensamientos a nuestra mente que afecten nuestra relación con Dios. Tratara de llevarnos a conductas que afecten nuestra relación con Dios.

b.

Santiago nos advierte… Santiago 4:4-5 ¡Oh gente adúltera! ¿No saben que la amistad con el mundo es enemistad con Dios? Si alguien quiere ser amigo del mundo se vuelve enemigo de Dios. ¿O creen que la Escritura dice en vano que Dios ama celosamente al espíritu que hizo morar en nosotros?

c.

Los siguientes textos nos dan la solución (Santiago 4:6-7) Pero él nos da mayor ayuda con su gracia. Por eso dice la Escritura: “Dios se opone a los orgullosos, pero da gracia a los humildes.” Así que sométanse a Dios. Resistan al diablo, y él huirá de ustedes.

d.

Conozcamos nuestras armas contra el enemigo Efesios 6:11-17 Pónganse toda la armadura de Dios para que puedan hacer frente a las artimañas del diablo. Porque nuestra lucha no es contra *seres humanos, sino contra poderes, contra autoridades, contra potestades que dominan este mundo de tinieblas, contra fuerzas espirituales malignas en las regiones celestiales. Por lo tanto, pónganse toda la armadura de Dios, para que cuando llegue el día malo puedan resistir hasta el fin con firmeza. Manténganse firmes, ceñidos con el cinturón de la verdad, protegidos por la coraza de justicia, y calzados con la disposición de proclamar el *evangelio de la paz. Además de todo esto, tomen el escudo de la fe, con el cual pueden apagar todas las flechas encendidas del maligno. Tomen el casco de la salvación y la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios.

Conclusión – Tenemos el privilegio de que podemos ser amigos de Dios. Debemos cultivar y cuidar esa amistad. Lo hacemos por medio de la obediencia, comunicación, dando de nosotros e identificando y eliminando las cosas que pueden afectar nuestra relación con Dios.