Sei sulla pagina 1di 2

Detenidos dos jóvenes tras una protesta contra Bolonia en la conselleria de Universitats

Un grupo de estudiantes se encadenó en la puerta de la sede de la conselleria en contra del nuevo modelo universitario y las sanciones a compañeros

05/02/2009| Actualizada a las 13:15h | Ciudadanos

Barcelona. (Agencias).- Los Mossos d'Esquadra detuvieron esta mañana por un delito de daños a dos de los seis jóvenes que se encadenaron en la sede de la conselleria de Innovació, Universitats i Empresa, en el Passeig de Gràcia de Barcelona en protesta contra el Plan de Bolonia.

Según explicó la policía catalana, a los dos jóvenes les atribuyen haber roto un cristal del edificio valorado en unos 3.000 euros. Ambos se habían encadenado en la puerta de la conselleria, bloqueando el acceso.

Junto a otros cuatro universitarios -dos encadenados en el balcón y dos colgados de la fachada- fueron desatados tras protestar por la "persecución" del movimiento estudiantil "contrario a la mercantilización de la educación" en el marco de la aplicación del Plan Bolonia.

Los otros cuatro jóvenes han sido multados por una infracción administrativa por desórdenes públicos y desobediencia grave a la autoridad. Compañeros y amigos decidieron acudir a las 13 horas a la comisaría de Les Corts para protestar por la detención.

Con esta acción querían denunciar la inoperancia de la conselleria para resolver el conflicto de las universidades y protestar contra la persecución de los estudiantes que se movilizan en defensa de una universidad pública.

Un portavoz del Sindicat d'Estudiants dels Països Catalans (SEPC) explicó que la acción empezó sobre las 7.30 horas y que dos de los estudiantes se colgaron de la fachada del edificio, dos se encadenaron a un balcón y otros dos bloquearon la entrada.

El SEPC quiere denunciar el comportamiento de algunos rectores "contra los estudiantes que se movilizan en defensa de la universidad pública y de calidad", permitiendo por ejemplo la entrada de los Mossos d'Esquadra a la universidad.

Critica que el rectorado de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) haya expulsado a seis estudiantes y amonestado a otros 22 por sus actuaciones durante las protestas contra el Plan Bolonia y la poca implicación de la conselleria y de su conseller, Josep Huguet, "para resolver el conflicto abierto en las universidades catalanas".

Los estudiantes consideran que los mecanismos sancionadores "no ayudan a mantener el

adecuado debate social que necesita la universidad pública" y que la mesa nacional para la universidad pública no es el mecanismo adecuado "para fijar el rumbo de la universidad".

También quieren que en la propuesta de Mesa Nacional por la Universidad Pública, planteada por el Comisionado de Universidades, se aborde la principal demanda estudiantil, que es la exigencia de paralizar la aplicación de la EEES, y que sea el mecanismo adecuado para fijar entre todos el rumbo de la universidad.