Sei sulla pagina 1di 60

En

este

material

compilado,

se

INTRODUCCION

ha

tomado

como

elemento

de

orientación

el

contenido

programático correspondiente a la cátedra CIENCIA, HOMBRE Y CULTURA, a partir de esta situación,

se indagaron recursos presentes en la WEB ademas de otros soportes bibliográficos, los cuales siendo

debidamente identificados en esta presentación, conforman un producto el cual respeta la autoría original

de las fuentes, logrando respetar tal potestad.

Es importante destacar, que se ha logrado disponer de las recomendaciones establecidas por

autores como Robinson, (1992), en su obra "Introducción a la bibliografía: guía práctica para trabajos de

descripción y compilación"

logrando mantener en el desarrollo del recurso una estructura similar en la

presentación de la información, asimismo,

se incluyen en los distintos espacios, la posición profesional

del compilador el cual establece algunas consideraciones de carácter profesional en su condición de

docente y experto en el área.

De igual manera se destacan aspectos de utilidad a los usuarios y estudiantes, para ilustrarles

información complementaria dentro de los temas presentados, de esta manera se logra una estrategia la

cual le facilita precisar aspectos que son claves en el manejo del contenido. Ademas, la referencia de las

fuentes de contenido, les permitirá acceder a los espacios o documentos donde existe mayores y

diversos materiales los cuales pueden ser estudiados. Adicional a ello, al final de cada uno de los

contenidos, se presentan una serie de interrogantes las cuales serán utilizadas en el desarrollo de las

actividades en aula y de apoyo para los modos de evaluación que se ejecutaran en la cátedra.

Progresivamente

este

material

se

actualiza

en

distintos

periodos

según

las

cambiantes

necesidades de los usuarios y estudiantes, razón por la cual se obtienen recomendaciones a través de la

interacción que se logra en las experiencias de aula y mediante el uso de el blog de trabajo y la conexión

en las redes sociales.

CONTENIDO UNIDAD I: FACTORES BIOLOGICOS Y CULTURALES DE LA EVOLUCIÓN HUMANA OBJETIVO DE LA UNIDAD:

CONTENIDO

UNIDAD I: FACTORES BIOLOGICOS Y CULTURALES DE LA EVOLUCIÓN HUMANA OBJETIVO DE LA UNIDAD: Analizar los factores biológicos y culturales que inciden en la evolución del hombre.

CONTENIDO:

1.Condición natural del hombre.

1.1. Origen de la evolución de la vida.

1.2. Origen y evolución del hombre.

1.3. Teorías explicativas del origen y evolución del hombre.

2. Condición cultural del hombre.

2.1. Aspectos sobre la cultura.

2.2. Naturaleza y alcance de la cultura.

2.3. La cultura de las primeras civilizaciones.

UNIDAD II PERSPECTIVA PARA LA EXPLICACIÓN DE LA REALIDAD HUMANA OBJETIVO DE LA UNIDAD: Conocer las perspectivas religiosas y psicológica que caracterizan al hombre como ente social

CONTENIDO:

1. Perspectiva religiosa.

1.1. Condiciones religiosas del hombre.

1.1.1. La religión y la religiosidad.

1.1.1.1 Objetivo de la religión.

1.1.1.2. Forma de religión.

1.1.1.3. Características fundamentales.

2. Perspectiva psicológica

2.1. Mundo exterior - Mundo interior

2.2. Conducta humana

2.2.1. Motivaciones de la conducta humana

2.2.2. La afectividad

2.2.2.1. Los sentimientos

2.2.2.2. Móviles de situación de satisfacción e insatisfacción

2.2.2.3. Mecanismo de defensa

2.2.3. La personalidad

2.2.3.1. Evolución y desarrollo

UNIDAD III

OBJETIVO DE LA UNIDAD: analizar la características de la evaluación de la sociedad hasta nuestro hasta nuestros días

1. Perspectivas Sociales

1.1. La Sociedad

1.2. Orígenes de la sociedad

1.3. La familia como núcleo de la sociedad

2. Problemática de la sociedad venezolana

2.1. Alternativas de soluciones

UNIDAD I: FACTORES BIOLOGICOS Y CULTURALES DE LA EVOLUCIÓN HUMANA OBJETIVO DE LA UNIDAD: Analizar

UNIDAD I: FACTORES BIOLOGICOS Y CULTURALES DE LA EVOLUCIÓN HUMANA OBJETIVO DE LA UNIDAD: Analizar los factores biológicos y culturales que inciden en la evolución del hombre.

CONTENIDO:

1.Condición natural del hombre.

La identidad del hombre desde que aparece en el escenario del mundo se considera en términos de su

condición de ser natural y de su rango de sujeto personal y creador de cultura. Estas consideraciones se apoyan

en los frutos de la investigación científica, en la paleoantropología, en la genética, la antropología cultural y la

antropología filosóófica.

En la coyuntura presente se ocupa de la condición natural del hombre, dejando las consideraciones

espirituales y existenciales para una próxima ocasión. Desde el ángulo físico-biológico, si bien el hombre (Homo

sapiens sapiens) se ubica en el grupo zoológico de los primates, ha llegado a adquirir características específicas:

cerebro grande (peso de 1,400 gramos) con áreas especializadas para atender sus múltiples funciones

psicosomáticas, cara pequeña en relación con el volumen del cráneo, posición vertical erecta, constitución de la

mano como instrumento de la praxis material, órganos de fonación apropiados para el funcionamiento del

lenguaje simbólico. Cada rasgo está intervinculado activamente con los otros en un contexto de totalidad,

constituyendo lo que Augusto Salazar Bondy llamaba una unidad dinámica.

Cuando los remotos homínidos antropomorfos, oriundos de las selvas centroafricanas, iniciaron su modo

de vida errante sobre las sabanas de África, se vieron precisados a manejar sus “manos”, aún no dispuestas

funcionalmente como órganos de aprehensión de las cosas, como herramientas de trabajo. Nos estamos

situando hace más de cinco millones de años en los oscuros escenarios de la remota prehistoria. El uso

productivo de las manos, liberadas progresivamente de su anterior función locomotora, obligó al primitivo

antropomorfo a forjar trabajosamente la posición vertical de su cuerpo y viceversa, la posición erguida

condicionó el manejo de la manos como órgano aprehensor y, posteriormente, como usufructuario de los

primeros instrumentos de madera o piedra.

Estos cambios estuvieron asociados, a su vez, al desarrollo cuantitativo de la materia neurocerebral y

Estos cambios estuvieron asociados, a su vez, al desarrollo cuantitativo de la materia neurocerebral y a la complejificación de las redes neuronales de la corteza cerebral. La realización de la praxis material del hombre auroral asociada al desarrollo simultáneo de la inteligencia permitió la liberación de las mandííbulas de su anterior función aprehensiva para orientarla al ejercicio de la fonación lingüística. La evolución de la calidad y complejidad de las redes neurocerebrales influyó, a su vez, en el desarrollo de las disposiciones fonéticas del primitivo lenguaje balbuceante. Debieron pasar millones de años para la aparición del lenguaje simbólico proposicional. En décadas recientes, se ha hecho hincapié en la exploración de la estructura genética del hombre, traducida en el ácido desoxiribonucleico (ADN). Como se sabe, el ADN es la fuente de virtualidades que se realizan en los caracteres somáticos del hombre.

Implicaciones del Hombre en la ecología

Según Ruiz (2009), existe una tendencia entre la comunidad científica a no considerar al hombre dentro del funcionamiento de los ecosistemas, salvo en el caso de comunidades indígenas primitivas. Esta tendencia, motivada por nuestra contemplación de lo ecológico "desde fuera" y una falsa idea acerca de lo "salvaje" y "natural", ha llevado a un planteamiento (tanto científico como social, económico y cultural) atrofiado acerca de la ecología y nuestra posición en la Naturaleza. Por parte de la ecología clásica no figuramos como especie en ninguna pirámide ecológica de cualquier ecosistema, pese a que nuestra existencia en casi todos es notoria desde hace millones de años. No se plantea, salvo en trabajos muy especializados y sectoriales, que nuestro comportamiento y nuestro intelecto también son elementos evolutivos tan naturales como lo pueden ser los instintos carnívoros y los colmillos de una fiera, y por lo tanto, tenemos un lugar en los ecosistemas.En el plano social y técnico, esta arquitectura ecológica sin el hombre ha conducido a problemas serios de gestión del medio ambiente y a planteamientos simplistas de nuestra naturalidad perdida, reducida a un comportamiento primitivo, a una organización tribal y a un uso de recursos que rocen la miseria con tal de reducir el impacto ambiental. Se ha confundido lo salvaje (tomado como indómito) con lo natural.

Sin embargo, aplicando un planteamiento diferente, se obtienen otras conclusiones que se acerquen más a

Sin embargo, aplicando un planteamiento diferente, se obtienen otras conclusiones que se acerquen más a la realidad. Un hombre natural sería aquel que ocupase de manera natural su lugar en todos los ecosistemas donde puede vivir, es decir, provocando reacciones a sus acciones asumibles por el ecosistema. El lugar natural viene condicionado por las facultades y potencialidades del hombre, como ocurre en cualquier especie. Por ejemplo, el lugar natural del zorro viene determinado por las características de éste, que son peculiares y exclusivas del zorro, aunque también tendrá en común otras muchas con el resto de los seres vivos, pero solamente las que le definen como zorro, y no otra cosa, son las que determinan su lugar en el sistema, en el que "vive y deja vivir".

Hobbes y la condición natural del hombre.

deja vivir". Hobbes y la condición natural del hombre. Thomas Hobbes (1588-1679) fue uno de los

Thomas Hobbes (1588-1679) fue uno de los más importantes filósofos del siglo XVII (el barroco). Nacido cerca de Oxford y amigo de otro gran pensador, Francis Bacon, Hobbes elaboró una filosofía fuertemente sensista y materialista. Políticamente, legitimó la monarquía absoluta a través de su enfoque contractualista que volcó en su libro más importante.

Para Hobbes el hombre está dominado por un deseo insaciable de poder. Tal su básica inclinación natural. “Por eso mismo sitúo en primer lugar, como inclinación general de toda la humanidad, un deseo perpetuo e insaciable de poder tras poder, que sólo cesa con la muerte”. ¿Por qué el hombre posee semejante deseo? ¿Acaso desea gozar más por el hecho de detentar más poder? ¿Acaso porque es incapaz de contentarse con un poder moderado? El hombre, sentencia Hobbes, necesita imperiosamente asegurarse los medios para vivir bien y eso sólo lo obtiene con más poder. Ello explica por qué los reyes, por ejemplo, aseguran su poder mediante leyes en el interior de su reino y mediante guerras más allá de sus fronteras. Y cuando logra obtener seguridad interna y protección externa es dominado por un nuevo deseo: de fama por nuevas invasiones, de ocio y placer sensual, de ser admirado o ensalzado por sobresalir en alguna capacidad específica (el arte, por ejemplo).

Hobbes concibe el estado natural de convivencia como una guerra de todos contra todos. “

Hobbes concibe el estado natural de convivencia como una guerra de todos contra todos. “La competición por riquezas, honor, mando u otro poder inclina a la lucha, la enemistad y la guerra. Porque el camino de cada competidor para lograr su deseo es matar, someter, suplantar o repeler al otro” . La competencia sin límites morales, sin códigos éticos, hace de la convivencia entre los hombres un estado de guerra perpetuo en donde sólo sobreviven los más fuertes y los más astutos. Hobbes previó magistralmente la violencia que está en la esencia del capitalismo y que luego será analizada por Karl Marx en “El Capital”.

Para Hobbes los hombres son naturalmente iguales, intelectual y físicamente. “La naturaleza ha hecho a los hombres tan iguales en sus facultades corporales y mentales que, aunque pueda encontrarse a veces un hombre manifiestamente más fuerte de cuerpo, o más rápido de mente que otro, aún así, cuando todo se toma en cuenta en conjunto, la diferencia entre hombre y hombre no es lo bastante considerable como para que uno de ellos pueda reclamar para sí beneficio alguno que no pueda el otro pretender como tal. Porque en lo que toca a la fuerza corporal, aún el más débil tiene fuerza suficiente para matar al más fuerte, ya sea por maquinación secreta o por federación con otros que se encuentran en el mismo peligro que él” .

En el estado de naturaleza ningún hombre, por más fuerte e inteligente que sea, tiene asegurado su dominio sobre el resto. Todos, en mayor o menor medida, están en condiciones de asegurarse las mejores condiciones posibles de existencia. Algunos harán uso de su superioridad física; otros, de su astucia. La imposibilidad de que haya alguien capaz de vencer al resto garantiza a todos los miembros del estado natural de convivencia las mismas posibilidades de supervivencia.

Al ser los hombres iguales en cuanto a sus capacidades, también lo son en cuanto

Al ser los hombres iguales en cuanto a sus capacidades, también lo son en cuanto a la esperanza de alcanzar los fines perseguidos. Y como no todos lograrán alcanzar sus metas la guerra de todos contra todos se hace inevitable. “Y, por lo tanto, si dos hombres cualesquiera desean la misma cosa, que, sin embargo, no pueden ambos gozar, devienen enemigos; y en su camino hacia su fin (que es principalmente su propia conservación, y a veces sólo su delectación) se esfuerzan mutuamente en destruirse o subyugarse”. Hobbes ignora la capacidad del hombre para negociar condiciones mínimas de convivencia civilizada.

Lo que gana alguien lo pierde otro. Inexorablemente. La tolerancia, valor fundamental, se torna imposible. Todo se reduce a hacer lo imposible para sobrevivir y en ese “todo” se sitúa en primer lugar el aniquilamiento del otro. “Y viene así a ocurrir que, allí donde un invasor no tiene otra cosa que temer que el simple poder de otro hombre, si alguien planta, siembra, construye, o posee asiento adecuado, pueda esperarse de otros que vengan probablemente preparados con fuerzas unidas para desposeerle y privarle no sólo del fruto de su trabajo, sino también de su vida, o libertad. Y el invasor a su vez se encuentra en el mismo peligro frente a un tercero”. ¿Qué hacer para sobrevivir en este estado de naturaleza brutal e inhumano? Al hombre no le queda otro camino que dominar por la fuerza o la astucia a la mayor cantidad de hombres posible hasta que vea el horizonte despejado de potenciales enemigos. El hombre vive, pues, en un estado de perpetua inseguridad, temeroso de que en cualquier instante alguien acabe con su vida o se adueñe de su propiedad.

Mientras no exista autoridad alguna capaz de obligar a los hombres a convivir en paz y armonía, vivirán en un permanente estado de guerra interno. “Es por ello manifiesto que durante el tiempo en que los hombres viven sin un poder común que les obligue a todos al respeto, están en aquella condición que se llama guerra; y una guerra como de todo hombre contra todo hombre”. Mientras no existe una autoridad que garantice el monopolio del uso legítimo de la fuerza, los hombres resolverán sus problemas por sus propios medios. En el estado natural de convivencia está vigente el empleo privado de la fuerza para sobrevivir. Sin un Estado capaz de garantizar el monopolio legítimo de la fuerza, de obligar a los hombres a respetarse mutuamente, la guerra de todos contra todos es inevitable.

1.2. Origen y evolución del hombre. Según Pardo (2007), la evolución no es un suceso

1.2. Origen y evolución del hombre.

Según Pardo (2007), la evolución no es un suceso observado sino deducido. Dado el poco tiempo de observación que llevamos de la naturaleza en comparación con el tiempo de existencia de vida sobre la tierra, es muy difícil que haya comprobación fehaciente de ella. Pero, dado que se ha demostrado la imposibilidad de la generación espontánea, la deducción es que los seres vivos han debido tener su origen en el pasado del mismo modo que ahora: a partir de otro ser vivo. Y, vista la evidencia de que no viven actualmente determinados seres vivos de los que encontramos restos, ni existen restos antiguos de muchos seres vivos actuales, se deduce que, en el pasado, seres de una especie han dado lugar a seres de otra especie por generación.

El genero humano es un recién llegado a la Tierra. No llevamos mucho tiempo aquí, en comparación con la larga existencia del planeta, pero sí más del que se suele pensar. Y periódicamente los científicos siguen encontrando nuevos fósiles y haciendo nuevas mediciones cada vez más antiguas. Con el paso del tiempo se hallaron restos óseos (huesos) de seres que no eran totalmente humanos, aunque se parecían más a éstos que a los simios debido a la estructura de su esqueleto. Se les llamó homínidos, y representan una larga serie de especímenes que fueron antepasados (o ramas colaterales) de los modernos seres humanos.

Pero antes que aparecieran los homínidos, en la Tierra, al menos en algunos lugares de ella, campeaba la especie llamada procónsul. En el Mioceno Antiguo africano, de 22 millones a 18 millones de años, se encuentra el género procónsul. Es el más antiguo y recuerda a los grandes primates vivos y al aegiptopiteco.

se encuentra el género procónsul. Es el más antiguo y recuerda a los grandes primates vivos
El procónsul era un cuadrúpedo de movimientos lentos, arborícola. Su capacidad craneana oscilaba entre 154

El procónsul era un cuadrúpedo de movimientos lentos, arborícola. Su capacidad craneana oscilaba entre 154 a 180 centímetros cúbicos y su dieta era frugívora. El principal yacimiento del proconsul es Rusinga (Kenia), en donde el medio ambiente se ha supuesto como un bosque tropical húmedo, oscilando hacia un medio más seco con arbolado difuso. Considerado como antepasado de grandes simios y de humanos, el procónsul presenta, en general, una combinación única de caracteres entre mono y antropoide. Por ejemplo, los huesos del tobillo son estilizados, semejantes a los monos. El pulgar del pie es robusto, posee acetábulo grande y plano, caracteres semejantes a los antropoides.

Entre otras características, su muñeca es similar a la de los simios catarrinos: en ambos existe una articulación directa entre muñeca y cúbito. Existe, sí, un debate sobre la determinación de su comportamiento, mitad arborícola y mitad terrestre (cuadrúpedo). Asimismo, presenta un dimorfismo sexual muy marcado. Además del procónsul, se conocen cuatro géneros más. El micropithecus y el dendropithecus en Kenia occidental, donde coinciden con restos del procónsul. Sin embargo, el afropithecus y el turcanapithecus aparecen en el norte de Kenia, donde el procónsul es desconocido.

El dendropiteco era arborícola, pero adaptado a una marcha cuadrúpeda. Por otro lado, el afropiteco muestra un avance en la separación entre gibones y los grandes primates hominoides, que se calcula sucedió entre los 17 millones y 18 millones de años. En el Mioceno Medio nos encontramos con la supervivencia del proconsul hasta los 8 millones a 9 millones de años. A su lado se encuentra el kenyapithecus, que aparece en yacimientos keniatas datados aproximadamente entre los 16 millones y los 14 millones de años, y se tiende a considerarlo como el ancestro de varios homínidos, criaturas que eran más parecidas al hombre que al mono, del Mioceno, entre ellos del australopithecus.

Los homínidos más antiguos fueron los australopithecos . Se los encontró por primera vez en

Los homínidos más antiguos fueron los australopithecos. Se los encontró por primera vez en África del sur, y luego también en África oriental. Habitaban estas zonas un una época que va desde los 4 millones de años a los 2-1,5 millones de años. Pudieron tener la talla y la complexión bastante pequeña (1-1,50 metro de estatura y 30-60 kg.) y un cerebro (380-550 cc) no mayor que el de un chimpancé, pero caminaban erguidos y en dos patas como nosotros. En 1925, el paleontólogo Dart descubría en la gruta de Taungs, en el Transvaal, un cráneo infantil, en el que observó que algunos rasgos tenían un marcado carácter humano. Con mucha prudencia le denominó Australopithecus africanus. El descubrimiento de Dart pasó inadvertido. La mayoría de los investigadores creyeron que se trataba de un fósil de chimpancé joven. Pero once años después, el paleontólogo Broom descubría en la gruta Sterkfontein, en las inmediaciones de Pretoria, otro cráneo del mismo tipo, perteneciente a un individuo adulto. Desde entonces (1937) continuó la búsqueda de manera sistemática en África del Sur, hasta 1949. Gracias a ello se descubrieron un gran número de fósiles, cráneos y otros restos óseos que confirmaban las primeras conclusiones de Dart. Los descubrimientos de la actividad humana primitiva, realizados en los yacimientos donde fue hallado el Australopithecus, no ofrecen dudas. El australopiteco representa probablemente el primer homo faber (hombre fabricante) conocido que tallaba ya los guijarros por una sola cara. Es difícil eludir la tentación de suponer al australopiteco como origen de una raza humana que conduce al Homo sapiens, pero debemos resistir a ello.

En efecto, la paleontología humana está condenada a observar únicamente un número limitado de individuos: unos pocos hitos repartidos en un espacio de varios centenares de miles de años. De la evolución de los homínidos nunca se podrán conocer más que unas pocas etapas determinadas. Hace 2,4 millones de años aparecía el Homo habilis ("hombre hábil"), primer integrante del genero Homo ("hombre" en latín), del cual formamos parte, y según los paleoantropólogos fue el primero en fabricar herramientas de piedra (las más antiguas datan de 2,5 millones de años). Caminaba erguido y tenía un cerebro mayor (500-800 cc) al de los australopitecos, aunque no su talla (1,40 m de altura y 30-40 kg.).

Por esta época tenemos dos géneros de homínidos coexistiendo en África. Un grupo de australopitecos

Por esta época tenemos dos géneros de homínidos coexistiendo en África. Un grupo de australopitecos y el genero Homo. Los australopitecos se dividían en dos especies: Australopithecus ("simio del sur") africanus, que era grácil y de talla más bien pequeña, y habitaba en África del sur; y Australopithecus robustus, que eran más corpulentos y habitaban África oriental. Ambas especies eran principalmente recolectoras, y comían raíces y frutos duros. Del genero Homo estaba el Homo habilis, habitaban en el África oriental, y eran carroñeros y recolectores.

Todos estos primeros homínidos eran de poca talla. No aparecen grandes homínidos hasta hace 1,6 millones de años, época en que entra en escena el Homo erectus (hombre erecto). Este pitecántropo (mono-hombre) fue el primero en extenderse más allá de África, llegando a aparecer en Asia continental (China) e insular (Java), Europa y Medio Oriente. El Homo erectus ya tenía un cerebro bastante desarrollado (750-1.250 cc) y una altura y peso (1,5-1,80 m y 40-80 kg.) como nosotros. Hace aproximadamente un millón de años era el único homínido sobre la tierra, los demás se habían extinguido, y continuó siéndolo hasta hace unos 200 mil años.

y continuó siéndolo hasta hace unos 200 mil años. Australopithecus Homo habilis El australopiteco se sitúa

Australopithecus

siéndolo hasta hace unos 200 mil años. Australopithecus Homo habilis El australopiteco se sitúa en el

Homo habilis

El australopiteco se sitúa en el peldaño más antiguo y elemental. Los pitecántropos representan el peldaño siguiente y corresponden a un estadio de desarrollo síquico e intelectual más avanzado. El primer descubrimiento de restos de un pitecántropo se remonta a fines del siglo pasado. Fascinados por el problema de la cuna de la humanidad, los sabios de la época emitieron diversas hipótesis. Eugéne Dubois, durante su estancia en Indonesia como médico militar, en 1891-1892, encontró en la isla de Java un molar, una bóveda craneana, un fémur, un diente y un fragmento de mandíbula. Dubois dio al individuo a que pertenecían estos huesos el nombre de Pitecanthropus erectus; es decir, “hombre- mono de pie”, y la estratigrafía permitió situar a éste a principios del pleistoceno medio, hace medio millón de años.

Mientras permaneció aislado entre los hallazgos de la paleontología, el pitecántropo de Java fue objeto

Mientras permaneció aislado entre los hallazgos de la paleontología, el pitecántropo de Java fue objeto de duras controversias entre partidarios y adversarios de la teoría evolucionista. Durante treinta años, varias expediciones se esforzaron en vano por descubrir nuevos restos de pitecántropo. Por fin, en 1921, el sueco Gunnar Anderson descubrió dos molares de aspecto humano entre los restos petrificados de diferentes mamíferos que llenaban las grietas y cavernas de Chukutien, en los alrededores de Pekín.

Durante mucho tiempo se creyó que el grupo de los pitecántropos podía ser localizado en los países del Extremo Oriente, pero en 1954 las excavaciones de los yacimientos de Ternifin, en Argelia, permitieron exhumar tres mandíbulas y un parietal que ofrecían las mismas características del pitecántropo. El Atlanthropus mauritanicus era contemporáneo del sinántropo y sus restos aparecen siempre con abundantes objetos de sílex tallados por ambos lados. Este último hallazgo ha movido a los investigadores a emparentar con el grupo de los pitecántropos al hombre de Heidelberg, cuya mandíbula superior fue encontrada en 1907 en Mauer, cerca de Heidelberg, y al hombre del Montmaurin, hallado en el sudoeste de Francia, cuya mandíbula manifiesta caracteres muy semejantes a los del Atlanthropus. La difusión de los pitecántropos ha correspondido, pues, a todo el Antiguo Continente durante casi trescientos mil años (todo el pleistoceno medio).

La mandíbula de Mauer (Heidelberg) se halló en un estrato prechelense, y el individuo que la poseyó tenía muy fuertes elementos pitecoides aunque su dentadura es perfectamente humana. En las exploraciones de 1928 se encontraron algunos restos más de este homo; carece de barbilla, tiene pómulos salientes, frente aplastada y huidiza, y seguramente las circunvoluciones craneales serían de gran sencillez. Hace unos 600.000 años, la tierra entró en una serie de eras glaciales. Enormes capas de hielo llegaron a cubrir el norte de Europa, América y Asia. El nivel del mar llegó a descender hasta 90 metros por la acumulación de agua en los grandes glaciares que se formaron. El Homo erectus aprendió a dominar el fuego ya hace unos 500 mil años, descubrimiento muy importante para la supervivencia, como abrigo para el rudo clima imperante para la cocción de los alimentos (más digestivos que crudos).

El pitecántropo era pequeño, apenas llegaba a 1,60 metro, tenía la frente hundida, los arcos

El pitecántropo era pequeño, apenas llegaba a 1,60 metro, tenía la frente hundida, los arcos superciliares muy salientes y las mandíbulas prominentes. Vivía de la caza, mejor dicho, de la caza con trampa, pues utilizaba en realidad la zanja. La mayor parte de su industria lítica —sílex de dos caras—, más que para el combate era utilizada para trabajar la madera y descuartizar animales. Sus armas eran, sobre todo, hachas, mazas, arpones y jabalinas. Por otra parte, han sido halladas pruebas de una artesanía ósea y de astas de cérvido.

En las cavernas de Chukutien se ha encontrado carbón de madera, cenizas y vestigios de fuego. El sinántropo conocía, pues, el arte característicamente humano de “domesticar” el fuego. Ello nos lleva a la memoria el mito griego que cuenta cómo los hombres se prosternaban ante el fuego robado a los dioses por Prometeo. Hace unos 200 mil años, los primeros homínidos con cerebro tan grande como el nuestro evolucionaron a partir del Homo erectus. Era el hombre de Neanderthal (Homo sapiens neanderthalensis), que habitó en Europa y Medio Oriente. Sus características faciales y corporales estaban especialmente adaptadas al frío. Tenían los labios más gruesos y eran más bajos que nosotros, y su cerebro era mayor (1.600cc) al nuestro (1.400-1.500cc).

El tercer peldaño de la evolución humana es el hombre de Neandertal que, por su desarrollo cerebral, su género de vida y su capacidad inventiva, está más próximo del homo sapiens que del pitecántropo. Se le conoce desde mucho antes que sus predecesores, puesto que en 1856 los restos de un hombre de esta raza fueron descubiertos por unos obreros en los alrededores de Dusseldorf, en una cueva del valle de Neanderthal. Hace aproximadamente cien mil años aparece en África el primer ser humano casi como nosotros, pero llamado Homo sapiens arcaico u hombre de Cro-Magnon. Treinta mil años antes los neandertales se extinguían y ya estaban los hombres completamente modernos, Homo sapiens, y unos 5.000 años más tarde el hombre ya habitaba todos los continentes del mundo a excepción de la Antártica.

Corría 1868 cuando, en una localidad francesa llamada Les Eyzies, ubicada en el departamento de

Corría 1868 cuando, en una localidad francesa llamada Les Eyzies, ubicada en el departamento de Dordoña, se encontraron, en un abrigo rocoso llamado Cro-Magnon, restos fósiles humanos. Investigaciones posteriores comprobaron que tenían más de 40.000 años y que este era el representante más antiguo del homo sapiens sapiens; es decir, el primer ancestro del hombre moderno, cuyo desarrollo había comenzado en el periodo llamado Paleolítico superior (hace más de 600.000 años).

El cráneo humano ha cambiado drásticamente durante los últimos tres millones de años. La evolución desde el australopithecus hasta el homo sapiens, significó el aumento de la capacidad craneana (para ajustarse al crecimiento del cerebro), el achatamiento del rostro, el retroceso de la barbilla y la disminución del tamaño de los dientes.Los científicos piensan que el increíble crecimiento de tamaño del cerebro puede estar relacionado con la mayor sofisticación del comportamiento de los homínidos. Los antropólogos, por su parte, señalan que el cerebro desarrolló su alta capacidad de aprendizaje y razonamiento después de que la evolución cultural, y no la física, cambiara la forma de vida de los seres humanos. Evolución de la especie humana

la evolución cultural, y no la física, cambiara la forma de vida de los seres humanos.
1.3. Teorías explicativas del origen y evolución del hombre. A continuación se exponen brevemente las

1.3. Teorías explicativas del origen y evolución del hombre.

A continuación se exponen brevemente las ideas generales de la evolución y las teorías del origen del hombre como son:

Creacionismo.

Diseño Inteligente.

Teoría de Lamarck.

Teoría de Darwin.

Las leyes de Mendel.

Neodarwinismo de la Teoría Sintética y del Equilibrio Puntuado.

Teoría General de la Evolución Condicionada de la Vida.

Creacionismo y otros conceptos teológicos de la evolución

El Creacionismo o Teoría Creacionista junto a las demás teorías con conceptos teológicos de la evolución,

por su propia naturaleza, a través de la teología estudian y definen de una u otra forma la vida, el origen del

hombre, su destino y, en definitiva, su evolución. La intención no es la explicación de otras corrientes filosóficas o

religiosas con conceptos teológicos de la evolución, con mayor o menor grado de influencia del esencialismo o del

evolucionismo, sino la de exponer estrictamente otras teorías de la evolución y origen del hombre de carácter

científico.Aunque tampoco se ha probado científicamente la no-existencia de un ser Divino; a mi juicio, el

Creacionismo y otras teorías del origen del hombre basadas en conceptos teológicos no tienen carácter científico

por la propia esencia de la ciencia; lo cual no quiere decir que una persona no pueda estar convencida de dicha

existencia y no solo por un acto de fe.

Diseño Inteligente
Diseño Inteligente

Recientemente ha aparecido el movimiento o teoría del Diseño Inteligente como una actualización o modernización del Creacionismo; los inicios de dicho movimiento son de 1991, teniendo profundas raíces creacionistas y de la teoría de Lamarck. Aunque no está estructurado como una teoría formal, dicho movimiento se distancia del Creacionismo o Teoría Creacionista en cuanto pretende explicar la evolución dentro del ámbito de la investigación científica, por eso lo separo de las teorías propiamente religiosas. Debo admitir que, en ocasiones, los defensores a ultranza de la teoría de Darwin y de la ciencia ortodoxa me recuerdan a la clásica institución de la Santa Inquisición y, por lo tanto, tienen tantas conexiones religioso-filosóficas como la propia corriente o teoría del Diseño Inteligente o incluso del Creacionismo más ortodoxo.

Teoría de Lamarck

o incluso del Creacionismo más ortodoxo. Teoría de Lamarck Doctrina evolucionista expuesta por el francés Lamarck,

Doctrina evolucionista expuesta por el francés Lamarck, en 1809, en su Obra Filosofía Zoológica. De acuerdo con teoría de Lamarck, la evolución de las especies vendría dada por la siguiente secuencia de hechos. Los cambios ambientales originan nuevas necesidades, éstas determinan el uso o desuso de unos u otros órganos. Tales órganos se desarrollan o se atrofian, respectivamente. Los caracteres así adquiridos son hereditarios. Esta teoría era por lo tanto también una teoría sobre el origen del hombre. La teoría de Lamarck se suele condensar en la frase: la función crea el órgano y la herencia fija el cambio en los descendientes. En consecuencia el origen del hombre sería el pensamiento de los monos. El ejemplo típico que se pone para explicar la teoría de Lamarck es la evolución del cuello de la jirafa debido al esfuerzo de comer hojas de los árboles.

Teoría de Darwin de la selección natural La teoría evolutiva o darwinismo se concreta en

Teoría de Darwin de la selección natural

La teoría evolutiva o darwinismo se concreta en los siguientes puntos o postulados:

Las formas de vida no son estáticas sino que evolucionan; las especies cambian continuamente, unas se originan y otros se extinguen. El proceso de la evolución es gradual, lento y continuo, sin saltos discontinuos o cambios súbitos. Los organismos parecidos se hallan emparentados y descienden de un antepasado común. Todos los organismos vivientes pueden remontarse a un origen único de la vida. La selección natural es la llave, en dos fases, que explica todo el sistema. La primera fase es la producción de variabilidad: la generación de modificaciones espontáneas en los individuos. La segunda, la selección a través de la supervivencia en la lucha por la vida: los individuos mejor dotados, los que han nacido con modificaciones espontáneas favorables para hacer frente al medio ambiente van a tener más posibilidades de sobrevivir, de reproducirse y de dejar descendencia con estas ventajas.

Charles Darwin, en su libro de 1871 titulado El origen del hombre y sobre la selección en relación con el sexo, aplica directamente al homo sapiens las anteriores ideas evolucionistas. Obviamente, las teorías evolucionistas desencadenaron polémicas y violentos críticas; para mucha gente constituía un insulto intolerable a la raza humana. Con el darwinismo, el ser humano ya no era un ser especial y diferenciado, sino, como el resto de los seres vivos, resultado de un mismo proceso vital.

Los postulados 1º 3º, a saber, la afirmación de un mundo en evolución sustituyendo la

Los postulados 1º 3º, a saber, la afirmación de un mundo en evolución sustituyendo la idea de un mundo estático y la afirmación de la comunidad de descendencia partiendo de un antepasado común, fueron aceptados pronto por la mayor parte de científicos serios. Sin embargo, polémicas y caricaturas mostraban un rechazo popular a la inclusión del hombre en la comunidad de descendencia de los animales.

El 2º postulado, el del gradualismo, siguió trayectorias desiguales: biólogos profundamente convencidos de las ideas evolucionistas, por ejemplo Thomas Henry Huxley, nunca aceptaron un origen gradual y continuo de las especies, defendiendo, alternativamente, un origen saltacionista.

El 4º postulado, el que se centra en el mecanismo de la selección natural, ha sido el más discutido tanto por biólogos como por filósofos. El postulado implicaba atribuir al azar un protagonismo que la ciencia determinista del siglo pasado sólo con resistencia podía aceptar: la harmonía ascendente del mundo de los ser vivos no podía ser un resultado arbitrario y aleatorio de la selección natural, era una harmonía u orden que exigía un proyecto.

Aspectos de interés para la evaluación. Criterios de la condición natural del hombre Pensamiento de

Aspectos de interés para la evaluación. Criterios de la condición natural del hombre Pensamiento de Thomas Hobbes. Características del Hombre en su evolución Cronología de la evolución del hombre Teorías de la evolución del hombre.

2. Condición cultural del hombre . A juicio de Diez (2011), efectivamente alguna vez el

2. Condición cultural del hombre.

A juicio de Diez (2011), efectivamente alguna vez el mundo fue completamente natural, cuando las acciones humanas eran apenas más intensas que las de las culturas animales. Sin embargo, el pensamiento humano pronto devino en propósito y determinación, y los procesos conscientes, inteligentes del hombre, comenzaron a grabar permanentemente la superficie de la Tierra con los rasgos de su cultura acumulativa. La historia humana se caracterizó por producir transformaciones profundas, dominando el fuego, los cultivos y a las demás especies animales. Pronto, el paisaje del planeta se vio adornado con regadíos, cultivos aterrazados, pirámides, canales y la Gran Muralla china, visible desde el espacio exterior.

Construimos así un mundo natural-cultural. Aunque al principio en una mayor proporción natural, fue crecientemente signado por la cultura humana, expresada en las obras de su inteligencia y determinación transformadora. Despejar la tierra de piedras y con ellas construir la cerca, sembrar las vides y obtener las uvas, es un proceso complejo cuyo resultado no puede llamarse artificial. Pues si bien las vides son el resultado de una selección milenaria y el viñedo es una construcción humana, todo el conjunto y su producto, están ligados también a los procesos de la vida.

Se trata de una relación de acomodación al sitio y conducción de las fuerzas naturales articulado por la oportunidad que se expresa inigualablemente en el cultivo. La agricultura ejemplifica esta relación a la que se asimila también la transformación del medio, la construcción, la arquitectura. La transformación del suelo en ladrillos, del bosque en viga y techumbre. A esta condición cultural corresponden también la lengua y la ciudad. Como el cultivo, no son solamente el producto de un plan o una determinación, son más bien una manifestación, el epifenómeno de la vida humana. Pero la acción del hombre no genera solamente las maravillas que desarrolla como parte de esa construcción cultural y ambiental, también produce residuos involuntarios, los subproductos indeseados que genéricamente denominamos basura. Por largo tiempo estos fueron simplemente neutralizados por el poder de dilución de las enormes vastedades terráqueas.

Asevera Diez (2011), que repentinamente descubrimos que la capacidad de dilución del planeta se ha

Asevera Diez (2011), que repentinamente descubrimos que la capacidad de dilución del planeta se ha agotado, que los subproductos indeseados de la actividad humana ya no desaparecen en la inmensidad de océanos y cielos que parecían infinitos, sino que reaparecen en la forma dañina de la salinización de los suelos, la contaminación de los aguas o mutaciones repentinas. Hemos llegado al punto en que los residuos de la actividad humana producen efectos inevitablemente globales. Ya antes el hombre había extinguido especies completas, pero nunca como ahora los residuos de su actividad industrial fueron capaces de afectar los océanos, la atmósfera y el clima del planeta entero. En este sentido, el mundo natural es cosa de un pasado ya casi remoto. Incluso el mundo natural-cultural que le siguió ha dejado de existir. Hasta el último rincón de la Tierra esta siendo afectado por la violenta explosión energética que desata nuestra actividad diaria.

2.1. Aspectos sobre la cultura.

Para Estrada (2010), en su expresión filosófica, la Cultura designa el ser esencial del hombre y su medida de ascensión, sintetiza en toda su concreción la producción humana material y espiritual. Es encarnación de la actividad del hombre, en los ámbitos cognoscitivo, valorativo, práctico y comunicativo. La Cultura, como todo concepto tiene su historia. En general ha sido considerada como cultivo de la razón, como “instrucción, ilustración, sabiduría, resultante de haber cultivado los conocimientos humanos”.

En la historia general de la filosofía, ha sido común la identificación de la cultura con el conocimiento, sin destacarse otros momentos esenciales de la actividad humana, como la praxis , el valor y la comunicación . Sin embargo, al vincularse directamente con la educación y la formación del hombre, si bien se continúa priorizando el momento cognoscitivo, trasciende sus límites. “Este termino se refiere a cultura tiene dos significados fundamentales.

Para Estrada (2010), el primero es más antiguo y significa la formación del hombre, su

Para Estrada (2010), el primero es más antiguo y significa la formación del hombre, su mejoramiento y perfeccionamiento. Francis Bacon consideraba la cultura en este sentido como “la geórgica del alma” (De Augm. Scient. , VII,1) alcanzando así también el origen metafórico de la expresión. El segundo significado indica el producto de esta formación, esto es, el conjunto de los modos de vivir y de pensar cultivados, civilizados, pulimentados a los que se le suele dar también el nombre de civilización. El paso del primero al segundo significado se produce en el siglo XVIII por obra de la filosofía iluminista y se precisa bien en el siguiente fragmento de Kant: “La producción, en su ser racional ,de la capacidad de escoger los propios fines en general (y por lo tanto de ser libre) es la cultura.

Por lo tanto, solamente la cultura puede ser el último fin que la naturaleza ha tenido razón de poner al género humano” (Crítica del Juicio,83). Como fin “La cultura es el producto más que el producirse de la geórgica

del alma. En el mismo sentido, decía Hegel: “Un pueblo hace progreso en sí, tiene su desarrollo y su declinación. Lo

que más nada se encuentra aquí es la categoría de la cultura (

cultura, vinculada a la formación humana, tiene sus antecedentes en Grecia y Roma, es decir, a lo que los griegos llamaban Paideia y los romanos, de tiempos de Cicerón y de Varrón, Humanitas, a la educación debida a las buenas artes (poesía, elocuencia, filosofía.). En este sentido, la cultura fue para los griegos la búsqueda y la realización que el hombre hace de sí, o sea, de la verdadera naturaleza humana, destacándose dos caracteres constitutivos:

(Filosofía de la Historia).” El significado de la

)

1) La estrecha relación con la filosofía. 2) La estrecha vinculación con la vida en comunidad.

2.2. Naturaleza y alcance de la cultura. y seres vivos (vegetales, animales y hombres). El

2.2. Naturaleza y alcance de la cultura.

y seres vivos (vegetales, animales y hombres).

El hombre es un ser vivo y, como tal, forma parte de la Naturaleza. Aquello que distingue al hombre o lo determina específicamente es su racionalidad. Decimos que el hombre es un animal racional; y esa es su naturaleza o esencia. El hombre junto con el conocimiento sensible (que también tienen los animales) posee asimismo un conocimiento intelectual o capacidad de pensar; sus tendencias no son únicamente sensibles sino que también incluye la voluntad.

En la Naturaleza encontramos seres inertes (rocas, minerales

)

Ahora bien, esa esencia o naturaleza humana lo coloca en una situación privilegiada ya que, a diferencia del resto de los seres naturales, el hombre es libre: su comportamiento no está determinado por los instintos y necesidades naturales, sino que, gracias a su voluntad libre, incluso puede obrar en oposición a los mismos

No obstante, en el hombre no existe oposición entre naturaleza y

(sacrificio de la propia vida, huelga de hambre

libertad, ya que la libertad pertenece a su naturaleza. Además, esta naturaleza humana es universal en el sentido de que ha sido y es idéntica en todos los hombres y mujeres de todas las épocas y lugares.

).

Ya desde sus orígenes, el hombre siempre ha intentado conocer la Naturaleza, ya que de ello dependía su propia supervivencia. Gracias a su inteligencia, el hombre ha sabido adaptar la realidad a sus propias necesidades, ha sido capaz de utilizar la naturaleza y perfeccionarla acomodándola al modo de ser y necesidades humanas. En este sentido, el conocimiento del marco natural, así como su transformación y aprovechamiento motivó e impulsó el conocimiento científico y la técnica. El hombre es el único ser que posee cultura: la cultura manifiesta e identifica al hombre, pues no es algo "sobreañadido" a la condición humana, sino consecuencia de su inteligencia y libertad. Ningún otro animal posee historia o es capaz de cambiar la naturaleza y adecuarla a sus necesidades. La cultura, en sus muy diferentes manifestaciones, expresa el ejercicio libre de la inteligencia humana, al mismo tiempo que refleja la identidad de una sociedad determinada.

La sociabilidad natural, exigencia de la racionalidad humana deviene cultura, cultivo. Es decir, el ser

La sociabilidad natural, exigencia de la racionalidad humana deviene cultura, cultivo. Es decir, el ser humano es biológicamente incompleto, débil, no apto. Siguiendo los patrones darwinianos no se puede explicar su supervivencia. Pero el hombre ha sido “lamarckiano” ha sabido desde las necesidades, conocidas con su racionalidad y asumidas y solucionadas en sociedad, crear los órganos necesarios para su supervivencia. Él ha modificado el medio hasta llegar a construirlo a su medida. Así podríamos decir que la cultura ha superado una “naturaleza” (en sentido biológico) deficiente. Pero es que la cultura es parte de la “naturaleza” (esencia) del ser humano. Somos “seres” culturales.

Por consiguiente, entre la naturaleza biológica y el ser cultural del hombre, entre su herencia genética y

cultural, descubrimos su libertad: Biológicamente situado en la universalidad de la especie humana, cada hombre

posee una singularidad genética. En los genes no existe ninguna indicación o valor moral, y tampoco condicionan

absolutamente nuestra libertad. Por otra parte, la vida del hombre se desarrolla en contextos culturales que son

relativos. Junto con su herencia biológica, todo hombre recibe una herencia cultural que es relativa, pues depende

de su contexto geográfico, histórico y social. Como toda actividad práctica humana, la cultura es plural, varía con

las épocas y se acomoda a las necesidades del momento histórico y a las condiciones de vida de cada lugar. En este

sentido, las normas sociales y legales son convencionales. La diversidad cultural es una realidad, pero no debemos

confundir ese relativismo cultural con un relativismo moral.

El proceso de globalización debería propiciar una auténtica unidad en el respeto de la pluralidad, así como

evidenciar la complementariedad de las diferentes culturas en las que vive el hombre. Hoy, al igual que siempre, la

solución de muchos de los problemas que tiene planteados la humanidad depende de una adecuada educación

de las generaciones presentes y futuras.

2.3. La Cultura en las primeras civilizaciones. América del norte Se piensa que los migradores

2.3. La Cultura en las primeras civilizaciones. América del norte Se piensa que los migradores que salieron de África llegaron a América por cuatro rutas:

1- Península de Kamchatka- Islas Aleutianas-Península de Alaska 2- Oceanía->Antártida->América del Sur 3- Melanesia->Polinesia->América 4- Europa->Océano Atlántico->América

Una de las rutas de migración de los primeros humanos de Asia a Améérica parece ser el estrecho de Bering, la fecha probable de 60,000 años a. c. , puesto que los restos humanos más antiguos encontrados en Topper, Carolina del Sur, Estados Unidos datan de 50,000 años. Se han encontrado restos humanoides en Old Crow, al norte del Yukón en Canadá de 26.000 años de antigüedad. Meadowcroft Rockshelter, Pensilvania, 19.000 años, donde se han descubierto restos de herramientas, animales y plantas. En 1929 un indígena llamado Ridgely Whiteman de Nuevo México encontró una serie de huesos en la aldea de Clovis. Años más tarde, en 1932, se confirmó que se trataba de una cultura del Pleistoceno y que una punta flecha encontrada, que sería conocida como Punta Clovis, tenía una antigüedad de más de 13,500 años y fue utilizada para cazar mamuts.

En 1876 el médico norteamericano Charles Abbott encontró unas herramientas de piedra en su granja de Delaware, que se estimaron en 10.000 años de antigüedad, la granja ha sido declarada Monumento Históórico Nacional . La Cultura Adena en el valle del Ohio, 1000 años a. c. constructora de montículos funerarios como el montículo de la Serpiente, el ajuar lo componían figurillas de animales y otros objetos. La cultura Hopewell, sus montículos son mayores con forma de aves, osos, hombres, y su cultura material más avanzada y rica. el el ajuar destacan las piezas de mica, obsidiana, colmillos de oso y objetos de cobre martilleado y repujado, colgantes, collares, pipas, instrumentos, pectorales y cerámica, utilizaban el cobre, el hierro y la plata Cultivaban maíz.

A los pobladores indígenas y sus descendientes se les llamó Indios, cuando Cristóbal colón llegó

A los pobladores indígenas y sus descendientes se les llamó Indios, cuando Cristóbal colón llegó a América pensando que pisaba tierra de Las Indias. Hoy día se les define como Indios Americanos aunque ellos se definen con el nombre de sus tribus. Vivían en pequeños grupos basados en la familia. Se formaban con varias familias de carácter matriarcal. Eran tribus seminómadas y cazadoras repartidas por todo el territorio. Se alimentaban de mamuts, bisontes, antílopes, lobos, coyotes y alces. Cosechaban frutas, frutos secos y semillas de plantas silvestres, al tiempo que utilizaban planchas de piedra para moler las semillas y hacer harina ya que hacia el año 3000 a. c. aprendieron a cultivar maíz.

AméricaCentral

México fue el asentamiento de algunas de las civilizaciones más antiguas y desarrolladas del hemisferio occidental. El territorio del actual México fue descubierto y habitado por grupos de cazadores y recolectores hace más de 30.000 años. El inicio de la agricultura tuvo lugar hacia el año 9000 y el cultivo del maíz hacia el 5000 así como las primeras muestras de alfarería datan de unos 2500 momento en que comienzan las sociedades sedentarias y el inicio de la civilización Mesoamericana. En Tlapacoya, a 28 km de México se han encontrado restos humanos con una antigüedad de 25,000 años. En las cavernas inundadas de Tulum, Quintana Roo, México,se han encontrado cuatro osamentas de la tribu tulumnesi , la más antigua encontrada en la cueva de Naharon data de 14.500 años. En Peñón de los Baños, México, se han encontrado los restos de una mujer de 13.000 años, llamada La Mujer del Peñón. En Tepaxpan se han encontrado los restos de una mujer de 11,000c llamada La Mujer de Tepaxpan .

La Mujer del Peñón. En Tepaxpan se han encontrado los restos de una mujer de 11,000c
La Mujer del Peñón. En Tepaxpan se han encontrado los restos de una mujer de 11,000c
La Mujer del Peñón. En Tepaxpan se han encontrado los restos de una mujer de 11,000c
La Mujer del Peñón. En Tepaxpan se han encontrado los restos de una mujer de 11,000c
Mayas La gran civilización mesoamericana de los Mayas floreció en lo que actualmente es territorio

Mayas

La gran civilización mesoamericana de los Mayas floreció en lo que actualmente es territorio de Guatemala y las zonas vecinas de México: Campeche, Chiapas , Quintana Roo, Tabasco y Yucatán, así como: Belice, Honduras y El Salvador hace 11,000 años a. c. La cultura Maya, ubicada en el sur de México, es una de las culturas mesoamericanas precolombinas más brillantes y poderosas. Desarrolló el sistema de escritura más completo de todos los pueblos indígenas americanos que usaba logogramas complementada por un juego de glifos silábicos, así como la arquitectura, la escultura, la pintura, la astronomía y las matemáticas. Ha llegado hasta nuestros días a través de sus ciudades, templos, palacios, estelas, altares, murales y cóódices, entre otros objetos los códices mayas, realizados con la corteza del árbol Amate, dan testimonio de la gran profundidad y amplitud de sus conocimientos. Los conocimientos de la cultura maya en astronomía, matemáticas, medicina, agricultura, ingeniería forestal y tecnología de manejo energético, son asombrosos. Tenían grandes observatorios astronómicos que les permitieron inventar un calendario muy preciso, calcularon el año solar con gran precisión, su valor era 365,24249 días, en el año 2.500 a. c

su valor era 365,24249 días, en el año 2.500 a. c Olmecas La civilización de los
su valor era 365,24249 días, en el año 2.500 a. c Olmecas La civilización de los
su valor era 365,24249 días, en el año 2.500 a. c Olmecas La civilización de los

Olmecas La civilización de los Olmecas 1500 años a. c. desarrollaron la agricultura, el cultivo del maíz, la calabaza, las patatas, la escritura, la epigrafía, la invención del cero, el calendario y el juego de pelota, tenían un sistema numérico vigesimal ( de veinte en veinte), buenos escultores en piedra y rendían culto al jaguar . Fundaron la ciudad de Teotihuacán.

( de veinte en veinte), buenos escultores en piedra y rendían culto al jaguar . Fundaron
( de veinte en veinte), buenos escultores en piedra y rendían culto al jaguar . Fundaron
Mexicas Mexicas, la Cultura de Teotihuacan, 600 añños a. c. asentada al noroeste del valle

Mexicas Mexicas, la Cultura de Teotihuacan, 600 añños a. c. asentada al noroeste del valle de México en la que se conservan pinturas murales de gran belleza, importantes urbanistas y arquitectos así como escultores en piedra, ceramistas, pintores y orfebres . Los teotihuacanos iniciaron la construcción de pirámides entre las que destacan la del Sol y la de la Luna. Creadores de una literatura muy importante que escribían en poemas y discursos educativos o amonestaciones.

en poemas y discursos educativos o amonestaciones. Aztecas Los mexicas de Aztlán, siguiendo el mandato de
en poemas y discursos educativos o amonestaciones. Aztecas Los mexicas de Aztlán, siguiendo el mandato de

Aztecas Los mexicas de Aztlán, siguiendo el mandato de Huitzilopochtli, Dios del sol y de la guerra, para que fundaran su reino donde encontraran un águila subida sobre un nopal devorando una serpiente, llegaron el 13 de marzo de 1325 en una isla llamada México, en el centro del lago Texcoco, y fundaron la ciudad de México-Tenochtitlan que se convirtió en poco tiempo en la ciudad más poderosa de Mesoamérica. Los Mexicas fueron llamados Aztecas después del descubrimiento.

Mexicas fueron llamados Aztecas después del descubrimiento. Zapotecos Monte Albán, 500 años a. c., ciudad fundada
Mexicas fueron llamados Aztecas después del descubrimiento. Zapotecos Monte Albán, 500 años a. c., ciudad fundada
Mexicas fueron llamados Aztecas después del descubrimiento. Zapotecos Monte Albán, 500 años a. c., ciudad fundada

Zapotecos Monte Albán, 500 años a. c., ciudad fundada por los Zapotecos que se concentraron principalmente en el estado sureño de Oaxaca. En la Tumba 7 se ha encontrado el mayor depósito de obras de orfebrería mesoamericana de oro que se haya descubierto hasta la fecha. La escritura zapoteca estaba asociada al registro de sucesos notables para la historia de la ciudad, por lo que implica el manejo de un calendario. Monte Albán cuenta con un centro ceremonial de juego de pelota practicado por todas las culturas de la región y que ha sido considerado como antecedente del fútbol.

América del Sur También se han encontrado restos de fogatas de 60,000 años a. c.

América del Sur También se han encontrado restos de fogatas de 60,000 años a. c. y restos humanos de 12000 años en Piedra Furada (Piaui, Brasil) lo que hace suponer que la migración humana llegó a América del Sur anteriormente a esa fecha y se cree que desde Australia. Se recogieron alrededor de 30.000 piezas de instrumentos de piedra, plantas y animales. La caverna de Piedra Pintada, 11.200 años a. c. en los sitios de Monte Alegre, Brasil, en plena selva amazónica, Las pinturas rupestres de la caverna son las más antiguas de América y simbolizan formas humanas, animales y figuras compuestas asíí como dibujos geométricos que hacen pensar en posibles diseños astronómicos. Se han encontrado arpones y puntas de lanza, raspadores y buriles y en las pinturas hay manos y pies humanos. La más antigua alfarería hallada en el yacimiento de Pedra Pintada se remonta a 7.500 años, siendo la cerámica más antigua conocida en las Américas.

Civilización Caral Supe, 3000 añ¤os a. c. la más antigua de América, es una compleja civilización que incluía unos 30 grandes asentamientos humanos, Caral se considera la ciudad más antigua de América, localizada en Caral, en el norte del Perú, de 2.627 a. c. La civilización más antigua de Amé‚rica es contemporánea a las culturas Sumeria y Egipcia. Tenían conocimientos de arquitectura, geometría y astronomía, fueron constructores de edificios colosales, pirámides, templos y un anfiteatro.

La Civilización Tiwanaku, que se desarrolló 2000 años a. c. Asentada en la altiplanicie junto al lago Titicaca (Bolivia), suele considerarse como el primer estado Aymara. Este pueblo se dedica a la agricultura y la ganadería, se caracteriza por su arquitectura decorada con relieves y planos incisos colocados sobre estela. De los siete restos arqueológicos encontrados destaca la Puerta del Solç

La Cultura Chavín, fue una civilización heterogénea constituida alrededor del centro astronómico-religioso de Chavín de Huántar en la sierra norte del Perú, 2000 años a.c. que convirtió la agricultura en moderna, productiva e innovadora en torno al maíz, la ganadería, alfarería, textilería, orfebrería, escultura, pintura, cerámica, arquitectura, hidráulica.

Hacia finales del siglo XI, los Incas emigraron desde el centro de Bolivia, (donde se

Hacia finales del siglo XI, los Incas emigraron desde el centro de Bolivia, (donde se han encontrado restos de hace 3000 años en la rivera del lago Titicaca) hacia la zona norte de Perú. Los Incas fueron los dirigentes del imperio americano más grande ubicado en el valle de Cuzco , la capital del imperio, Hablaban el Quechua . Usaban técnicas avanzadas de ingeniería y trabajaban finamente la piedra. Cultivaban patatas, maíz, algodón, tomates, entre otros vegetales, Utilizaban llamas como animales de carga y alpacas, vicuñas y cuys ( conejos de indias) como fuente de alimentos y vestimenta. Fundaron la ciudad de Machu Pichu, en 1400, obra maestra de arquitectura e ingeniería, declarada Nueva Maravilla del Mundo, Patrimonio de la Humanidad de la Unesco. La cultura Nazca

Patrimonio de la Humanidad de la Unesco. La cultura Nazca Sobresalió en la éépoca preincaica, en

Sobresalió en la éépoca preincaica, en tierras peruanas, en la provincia de Nazca, la capital era Cahuachi. Eran

agricultores, cultivaban maíz, yuca, calabaza, fríjol, algodón

policromada con figuras de animales, hombres y plantas. Tenían conocimientos de geografía y meteorología. Construyeron acueductos para tener agua durante todo el año lo que supuso un gran esfuerzo físico y de dirección técnica de ingenieros hidráulicos. Mención especial son los trazos encontrados en las Pampas de Nazca llamadas Líneas de Nazca, enormes figuras que solo se pueden ver desde el aire.

Trabajaban los metales, el arte textil, la cerámica

aire. Trabajaban los metales, el arte textil, la cerámica Los Yanomami Presentan una especial importancia etnográfica

Los Yanomami

Presentan una especial importancia etnográfica por el hecho de ser un pueblo indígena que ha logrado vivir en armonía con su ambiente, que respetan la naturaleza, que no producen basura, que no contaminan y que son auto suficientes. Forman parte de los últimos reductos humanos que continúan viviendo según los dictados de los pueblos prealfabetizados. Vivían totalmente aislados y desconocidos en la selva del Amazonas entre el sur de Venezuela y el norte de Brasil. Son nómadas, cultivan en sus huertos la mayoría de alimentos, plátanos, ñame, batata, malanga. La pesca se practica con flechas y una especie de planta que zarandean en el agua para atontar a los peces.

Los Guaraníes Son un grupo de pueblos sudamericanos, cuyos habitantes vivían en zonas selváticas de

Los Guaraníes

Son un grupo de pueblos sudamericanos, cuyos habitantes vivían en zonas selváticas de Argentina, Brasil,

Paraguay, Bolivia y Uruguay desde el siglo XV. Las viviendas estaban dispuestas en torno a una plaza grande de

forma cuadrangular, donde se realizaba la actividad social. Las casas comunales albergaban a todos los miembros

de la familia: padres, abuelos, tíos, primos, nietos, cuñados, yernos y nueras. Dirigidos por un jefe político llamado

cacique. Eran comunitarios, todo era de todos. Las mujeres preparaban cerámicas, hilaban, hacían las telas y

plantaban los huertos y los hombres cazaban pescaban y guerreaban usando arcos, flechas, hachas y lanzas.

Cultivaban mandioca, batata, calabaza, maíz, maní, algodón y obtenían de la selva las hierbas medicinales, la

guayaba, el ananá y la yerba mate. Este pueblo sigue viviendo en los mismos lugares y han cambiado poco. Su

idioma es el guaraní.

lugares y han cambiado poco. Su idioma es el guaraní. Ártico Los primeros pobladores de Groenlandia

Ártico

Los primeros pobladores de Groenlandia llegaron a la isla hace 6000 años. Los Lapones de Europa, los Inuik

de Asia y los Esquimales de América, fueron durante muchos siglos los únicos habitantes de las regiones Árticas ,

Vivían de la caza del caribú, zorros, osos polares para conseguir carne, huesos y pieles, de la caza de focas que les

proporcionaban alimento, vestidos, combustible luminoso y calorífico y de la pesca. Usaban el arpón, artes de

pesca, el arco y la flecha y construían barcas hechas de pieles y huesos. Vivían en casas hechas de hielo (iglús), eran

nómadas y seguían las manadas de animales que cazaban.

BIBLIOGRAFIA

Diez

de-5.html

Pardo A. (2007) El origen de la vida y la evolución de las especies: ciencia e interpretaciones. Scripta Theologica

Ruiz G. (2009), La ética del trabajo. Asociación Arvo

F

(2011),La

Condición

Cultural.

http://terrenoparasilencios.blogspot.com/2009/04/la-condicion-cultural-3-

UNIDAD II PERSPECTIVA PARA LA EXPLICACIÓN DE LA REALIDAD HUMANA OBJETIVO DE LA UNIDAD: Conocer

UNIDAD II PERSPECTIVA PARA LA EXPLICACIÓN DE LA REALIDAD HUMANA OBJETIVO DE LA UNIDAD: Conocer las perspectivas religiosas y psicológica que caracterizan al hombre como ente social

y psicológica que caracterizan al hombre como ente social 1. Perspectiva religiosa. El hombre: ser religioso

1. Perspectiva religiosa.

El hombre: ser religioso por naturaleza Desde diferentes campos se ha afirmado que el hombre está constituido por diferentes esferas, donde según algunos, se determinan la dicotomía, tricotomía o unicidad del ser humano. Teniendo en cuenta todos estos conceptos, de lo material e inmaterial del hombre, ¿es posible declarar que el hombre puede llegar a convertirse en un ser arreligioso? Imposible. Sin importar la disciplina que este estudiando la composición del ser humano, se concluirá que el hombre no puede abandonar su naturaleza y no manifestar en ningún momento de su vida la religión.Partiendo del punto de vista del cristianismo es un poco complejo tratar de explicar la religión sin llegar al concepto de “Dios”. Este es el centro de su religión, es su Misterio. De allí que los estudiosos de la teología cristiana quieran ahondar en el tema de la naturaleza religiosa del hombre. De nada serviría estudiar o proclamar algo que a fin de cuentas es creación del mismo hombre, o simplemente tendrá fin cuando el lo desee. E

El hombre Al hablar del hombre se hace referencia a los seres pertenecientes al género humano (varón y hembra). Posee una parte biológica, social, cultural, moral. Esta estructura, espera ser entendida, no desde una sola área de estudio. La filosofía, por ejemplo, encuentra diversos conceptos que intentan explicar al hombre en todas sus dimensiones. El punto que interesa aquí es el que divide al hombre en una parte material y otra parte inmaterial; a lo cual la teología llama, según corresponde a la manera de dividirlas, dicotomía y tricotomía. Para no adentrarnos en la discusión teológica entre dicotomía y tricotomía, haremos referencia, en cuanto a terminología, a lo material y lo inmaterial del hombre. Es claro que la parte material del hombre es el cuerpo. La discusión está en lo inmaterial, donde vale incluir el alma, el espíritu y el intelecto, o más bien la razón.

La Religión
La Religión

Dar un concepto de religión es algo complejo. Pero podríamos decir que la religión es, básicamente, un elemento de la actividad humana que suele componerse de creencias y prácticas sobre cuestiones de tipo existencial, moral y sobrenatural. El intento por tener una definición lo han trabajado sociólogos, antropólogos y filósofos. El sociólogo G. Lenski propone que es un sistema compartido de creencias y prácticas asociadas, que se articula en torno a la naturaleza de las fuerzas que configuran el destino de los seres humanos. Mientras que el antropólogo Clifford Geertz propone una definición alternativa: “La religión es un sistema de símbolos que obra para establecer vigorosos, penetrantes y duraderos estados anímicos y motivaciones en los hombres, formulando concepciones de un orden general de existencia y revistiendo estas concepciones con una aureola de efectividad tal que los estados anímicos y motivaciones parezcan de un realismo único”.

No obstante, sí es posible incluir algunos elementos dentro de la religión. Algunos de estos podrían ser:

tradiciones, culturas ancestrales, instituciones, escrituras, historia, mitología, fe y credos, experiencias místicas, ritos, liturgias, oraciones, etcétera. A pesar de la existencia de conceptos como los anteriores, la religión ha sido tomada como algo diferente. Fácilmente ha sido relacionada con la institucionalización y/o conocimiento de las diferentes religiones o grupos religiosos. Situación que afecta grandemente a la hora de definir que tan posible sea la existencia del hombre como un ser arreligioso.

El hombre y la religión desde la sociología.

arreligioso. El hombre y la religión desde la sociología. En la sociología de la religión encontramos

En la sociología de la religión encontramos tres pensadores sobresalientes, para los cuales, la religión cumple un papel fundamental en la sociedad

Carlos Marx: Es mayormente conocido por su expresión “la religión es el opio de los

Carlos Marx: Es mayormente conocido por su expresión “la religión es el opio de los pueblos”. Para él la religión cumple una función social. Es la salida que encuentran los pueblos oprimidos hacia una esperanza que Marx llama “felicidad ilusoria”. Es la compensación de su situación socio-económica.

Es la compensación de su situación socio-económica. Max Weber: Para Weber la religión tiene poder suficiente

Max Weber: Para Weber la religión tiene poder suficiente para construir la representación que un individuo se hace del mundo. Esa representación afecta a su vez la percepción de sus intereses y en definitiva el curso de sus acciones. Al igual que Marx, afirma que la religión es la respuesta a la pregunta del sufrimiento e infortunio de los pueblos.

a la pregunta del sufrimiento e infortunio de los pueblos. Emilio Durkheim: La religión, para Durkheim,

Emilio Durkheim: La religión, para Durkheim, es algo que no puede pasarse por alto, pues TODA sociedad tiene religión. El hombre percibe la existencia de una fuerza superior a el, a lo cual le atribuye un rostro sobrenatural. Durkheim hace una clara diferencia entre lo sagrado y lo profano, en donde cada sociedad termina por practicar una religión de manera colectiva.

El hombre y la religión desde la filosofía

Desde el inicio de la historia, el hombre desarrolló la religión como parte de la cotidianidad. Cuando aparecen las jerarquías humanas, aparecen las jerarquías “divinas”. Entonces, cualquier interrogante que surgía de la vida misma en cuanto a temores, angustias y preguntas fundamentales de la existencia y naturaleza de las cosas, hallaba respuesta en la mitología y la religión. Eran los dioses los responsables de lo bueno y lo malo en el mundo, según la perspectiva humana. De allí que los hombres cumplieran con ciertas normas y ritos para agradar a esos dioses.

El hombre y la religión desde la ciencia Al saber que el hombre es tomado

El hombre y la religión desde la ciencia

Al saber que el hombre es tomado como un ser religioso por naturaleza, la ciencia no espera quedarse atrás tratando de explicar esta realidad desde el campo físico. Es aquí donde nace la Neuroteología, que es el estudio de la neurobiología de la religión y la espiritualidad. Todo comienza con la investigación del doctor Andrew Newberg de la Universidad de Pennsylvania y su colaborador Eugene d’Aquili. Quienes realizaron un estudio en los monjes budistas tibetanos y algunas monjas franciscanas durante sus experiencias religiosas.

Pudo descubrirse que el cerebro reacciona de manera - podría decirse - instantánea en el momento de meditación, oración, trance, o como quiera llamarse a tal experiencia con lo sobrenatural. Para explicarlo se toma en cuenta que se activan y desactivan diferentes partes del cerebro en ese momento. Consiente o inconscientemente durante la actividad religiosa o ritual, una parte del cerebro se desconecta del mundo real y se conecta otra con el mundo sobrenatural o espiritual. En este momento el hombre reconoce la inferioridad del “yo” y entra en la superioridad de ese algo, ese misterio que el, de alguna manera, adora.

Sin embargo, no deja de surgir la duda en cuanto a la actividad cerebral del hombre en el aspecto de lo religioso. Es acaso producido por el mismo hombre, o ya había sido calculado que lo tuviese. Algunos, como Sharon Begley, piensan que simplemente es una cuestión que los científicos nunca podrán resolver, pues eso es netamente una cuestión de fe. Pero, ¿qué del hombre arreligioso? Tanto la filosofía, la sociología y la ciencia misma han declarado que el hombre posee religión como algo inherente en el. Sea el hombre u otro ente supranatural el que dé la conciencia religiosa, ésta existe como parte natural del ser humano. Lo moral y lo sagrado puede ser determinado por el hombre, independientemente de su creencia particular. De alguna manera, la religión siempre servirá de respuesta a todo aquello que el hombre no puede responder. Siempre habrá algo superior al ser humano, incluso si está dentro de su mente. Lo intangible e infinito no hallará respuesta en algo tangible y finito como lo es el hombre. Como plantea Sharon Begley, todo es cuestión de fe, a lo cual el hombre no puede rehusar, pues hasta en su sistema biológico está presente.

1.1. Condiciones religiosas del hombre. La religión sigue siendo uno de los grandes movilizadores de

1.1. Condiciones religiosas del hombre.

La religión sigue siendo uno de los grandes movilizadores de la sociedad civil, conviene atender el modo cómo actúa. Las recientes discusiones en la filosofía social y política proporcionan material más que suficiente para observar las condiciones adscritas a los contextos asociativos religiosos, sin tener que recurrir a las funciones tradicionales estudiadas por la sociología de la religión. El absolulo relativo del ser humano. Todas las grandes religiones, especialmente el cristianismo, ponen en el centro de sus preocupaciones al hombre. De una manera u otra, la religión responde a las grandes cuestiones fundamentales del ser humano: las preguntas sobre el amor y el sufrimiento, sobre la culpa y el perdón, sobre la vida y la muerte. El ser humano aparece en el centro de las religiones. Y en todas es enaltecido este ser humano con una dignidad sin par (cabe Dios, el Absoluto.)

Las religiones son, desde este punto de vista, las tradiciones que han vehiculado la dignidad

Las religiones son, desde este punto de vista, las tradiciones que han vehiculado la dignidad y respeto absoluto al ser humano. Desde ahí, como reconoce Habermas se ha expandido este reconocimiento en la filosofía y cultura occidentales, por ejemplo. Hoy día, en nuestra cultura secularizada, la dignidad humana es una "superstición humanitaria" que se ha convertido en uno de esos incondicionales o absolutos, "non negotiable standards", es decir, una de las normas éticas fundamentales y de las máximas que guían nuestra acción. La traducción en aplicación práctica ha sido recogida por el "Parlamento de las religiones del mundo" como una actualización de la "regla de oro" que desde hace milenios rige las tradiciones éticas y religiosas ("No hagas a los demás lo que no quieras para ti"): "¡todo ser humano debe ser tratado humanamente! "

1.1.1. La religión y la religiosidad.

humanamente! " 1.1.1. La religión y la religiosidad. Religión y Religiosidad, dos términos que usualmente
humanamente! " 1.1.1. La religión y la religiosidad. Religión y Religiosidad, dos términos que usualmente

Religión y Religiosidad, dos términos que usualmente tienden a confundirse ya que se encuentran intrínsicamente relacionados, pero son dos conceptos muy diferentes. ¿Qué es la religiosidad?… Para este caso, religiosidad debe entenderse como la necesidad fundamental y primaria de todos los seres humanos de creer en un ser, ente o fuerza superior que pueda hacer posible todo lo que para el hombre, por su misma naturaleza, le es imposible hacer. Es una proyección conciente y subconciente de un super yo. Para el hombre es un imperativo necesario creer en un ser superior para depositar sus esperanzas, darle sentido a su vida, encontrar las respuestas que su inteligencia no puede proporcionarle, sentirse acompañado, saber que lo inalcanzable para él, es posible a través se ese ser, ente o fuerza. La religiosidad es una característica del hombre y ninguna persona, por muy ateo que ostente ser, está abstraído de esta.

¿Religión?… La religión es un invento del hombre, en un principio tal vez con el noble fin de agrupar las religiosidades de los hombres en un sólo o varios dioses compartidos, es decir, agrupar las religiosidades por credos, sin embargo, la religión se ha ido degenerando y se ha convertido en un instrumento de control del hombre por el hombre, sinónimo de manipulacion, dominación y abuso del poder. Aún cuando Einstein demostró que nada en este mundo es absoluto, sino relativo, los credos religiosos siguen empecinados en conservar sus dogmas o verdades absolutas, siendo esto un mecanismo para dormir conciencias y cultivar, según palabras de Kant, ‘ menores de edad’ .

La religión ha evolucionado de formas diferentes en las distintas culturas que han existido. Miremos

La religión ha evolucionado de formas diferentes en las distintas culturas que han existido. Miremos a Egipto, Babilonia, Sumatra, Grecia, Roma, Aztecas, Incas, Mayas y muchas más. Estas culturas tenían sus dioses y la religión estaba muy arraigada en sus vidas, pero a pesar de estar bajo un credo y sistema religioso, fueron culturas que avanzaron en las ciencias, es decir que la religión nunca jugó un papel imposibilitador en el desarrollo la ciencia y la tecnología, no puso freno a la búsqueda de nuevos conocimientos porque el querer conocer mejor a sus dioses, querer agradarlos y honrarlos era la fuente de su motivación, aunque no se puede negar, que tal vez se limitó un poco la salidad de estos conocimientos de las manos de los sacerdotes al común del pueblo. Saberes en las áreas de matemáticas, astronomía, geometría, arquitectura, entre otras, han sido heredados de esas civilizaciones hasta nuestros días. ¿Porqué se plantea que la religión se ha degenerado?… El hombre conoce el poder y lo que se puede hacer cuando se tiene sobre otros. La religión se ha convertido en el instrumento por excelencia para controlar al hombre desde su dimensión de religiosidad, ya que así no sólo se aseguran de su fidelidad al ritual, sino que además, le permite interferir y manejar otras dimensiones como la cultural, social, económica, política, entre otras. Visto desde este punto, la religión, tal como lo planteó Marx en su tiempo, es el opio del pueblo. La religión, como instrumento de poder, ha subyugado la religiosidad del hombre con base al temor, aceptación, resignación; disfrazando todo esto en un ‘ amor a dios y a sus hermanos’ Siempre escuchamos las frases ‘ Si Dios dispuso así, yo lo acepto’ , ‘ ay, que sea lo que Dios quiera’ y similares, entonces se hace notar como la personalidad de cada adepto, la individualidad del mismo y el poder de decisión propia, quedan relegados a un segundo plano. Por otro lado es palpable la manipulación que se ha hecho de ellos para convencerlos de que los saberes y conocimientos provienen siempre de una fuente divina, que no se pueden cuestionar, son absolutos y perennes; dejando de lado y obstruyendo la capacidad de experimentar, conocer, razonar, criticar, pensar y de saber que las cosas en este mundo son diferentes a como su culto las plantea, en cambio, esto es tachado de diabólico, malo, perjudicial y una sublevación e irreverencia contra Dios.

las plantea, en cambio, esto es tachado de diabólico, malo, perjudicial y una sublevación e irreverencia
las plantea, en cambio, esto es tachado de diabólico, malo, perjudicial y una sublevación e irreverencia
las plantea, en cambio, esto es tachado de diabólico, malo, perjudicial y una sublevación e irreverencia
Todo lo anterior tiene un serio impacto en la sociedad, ya que limita el desarrollo

Todo lo anterior tiene un serio impacto en la sociedad, ya que limita el desarrollo del ser humano, limita también el desarrollo de las ciencias y de la tecnología. Vemos el caso de la Edad Media con la religión católica y actualmente, el caso de Afganistán con los talibanes (musulmanes ortodoxos). ¿Por qué?… Porque aquellos que tienen y manejan los hilos del poder religiosos son concientes de que entre más se ilustren sus ovejas, más rápido parten del rebaño ya que han transcendido la dependencia de su pastor y ahora ellos pueden pensar por ellos mismos, entonces los pastores intentan detener este proceso creando e imponiendo dogmas a sus adeptos, escudándose en que es un mandamiento de Dios. Es claro que las sociedades que mantienen fuertes credos religiosos están en seria desventaja frente a aquellas que los han trascendido. Finalmente, se puede desarrollar a plenitud el aspecto de la religiosidad sin necesidad de pertenecer obligatoriamente a algún culto religioso. El objetivo, es tomar conciencia de cual es el verdadero fundamento de las religiones y cultos que existen actualmente y no dejarse dominar por aquellos que dicen ser representantes de Dios en la tierra y ejercen el poder en nombre de él. No se debe confudir religión con religiosidad.

1.1.1.1 Objetivo de la religión.

En una de sus obras, Daisaku Ikeda escribe: “¿Cuál es el objetivo de la religión? Realizar la paz y la felicidad

para todas las personas. No existe para cercenar la libertad del pueblo y oprimirlo con su autoridad o su dogma. El

bienestar de la gente debe ser siempre el punto de partida y la meta final de todo esfuerzo humano. Por eso, es

inaceptable que la religión, el gobierno o cualquier sistema ideológico traten a las personas como medios para un

fin. Para preservar la dignidad de la vida y concretar una paz verdadera, las personas tienen que unirse, superar

todas las barreras de religión, nación y raza. Esa debía ser la regla de oro que gobernara a la humanidad. De hecho,

esa es, en sí, la meta final del budismo, que identifica la naturaleza de buda en todos los seres vivos y aspira a

llevarles felicidad.”

meta final del budismo, que identifica la naturaleza de buda en todos los seres vivos y
1.1.1.2. 1.1.1.3. Características fundamentales. Forma de religión. El Cristianismo (del griego Χριστός ,

1.1.1.2.

1.1.1.3. Características fundamentales.

Forma de religión.

El Cristianismo (del griego Χριστός, Christós, «Cristo», literalmente «Ungido») es una religión abrahámica monoteísta basada en la vida y enseñanzas atribuidas a Jesús de Nazaret, presentadas en el canon bíblico y otras escrituras del Nuevo Testamento. Los cristianos creen que Jesús es el hijo de Dios, así como el Mesías (o Cristo) profetizado en el Antiguo Testamento, que murió para la redención de los pecados del género humano, y que resucitó tres días después de su muerte.

El budismo es una religión no teísta perteneciente a la familia dhármica y, según la filosofía induista-védica, de tipo nastika. El budismo ha ido evolucionando en la historia hasta adquirir la gran diversidad actual de escuelas y prácticas.

El taoísmo es una tradición filosófica y religiosa que lleva más de dos milenios ejerciendo su influencia en los pueblos del Extremo Oriente. El taoísmo filosófico se desarrolló a partir de los escritos de Laozi y Zhuangzi. Según la leyenda china, Laozi vivió durante el siglo VI a. C. y tradicionalmente se fecha en ese siglo la redacción del Dàodéjing, aunque según algunas investigaciones actuales es bastante posterior.

El hinduismo es una tradición religiosa de la India. En sánscrito se conoce como sanātana dharma (‘religión eterna’) o vaidika dharma (‘deber védico’). Es la tercera religión más extendida, con más de novecientos millones de fieles, tras el cristianismo y el islamismo.

Es la tercera religión más extendida, con más de novecientos millones de fieles, tras el cristianismo
Es la tercera religión más extendida, con más de novecientos millones de fieles, tras el cristianismo
Es la tercera religión más extendida, con más de novecientos millones de fieles, tras el cristianismo
Es la tercera religión más extendida, con más de novecientos millones de fieles, tras el cristianismo
Islamismo (árabe: ﺔﻴﻣﻼﺳﻹا al-?islāmiyyah; o también en árabe: ﳼﺎﻴﺳ مﻼﺳإ ?Islām siyāsī ;
Islamismo (árabe: ﺔﻴﻣﻼﺳﻹا al-?islāmiyyah; o también en árabe: ﳼﺎﻴﺳ مﻼﺳإ ?Islām siyāsī ; lit., "islam
político") es el nombre con el que se designa a un conjunto heterogéneo de movimientos
políticos cuya ideología y programa político consiste esencialmente en la adaptación de la
vida política a los mandatos religiosos del islam.

La palabra judaísmo se refiere a la religión o creencias, la tradición y la cultura del pueblo judío. Es la más antigua de las tres religiones monoteístas más difundidas (junto con el cristianismo y el islam), conocidas también como «religiones del libro» o «abrahámicas», y la menor de ellas en número de fieles. Del judaísmo se desglosaron, históricamente, las otras dos religiones.

El confucianismo, a veces también llamado confucionismo, es el conjunto de doctrinas morales y religiosas predicadas por Confucio. El nombre en chino de su escuela podría ser traducido por ‘escuela de los letrados’. El confucianismo ha ejercido una gran influencia sobre China, Corea, Vietnam y Japón. Fue la religión oficial de China hasta el siglo VII. El canon de la filosofía confuciana lo componen los Cuatro libros.

El zoroastrismo o mazdeísmo es el nombre de la religión y filosofía basada en las enseñanzas del profeta y reformador iraní Zoroastro (Zaratustra), que reconocen como divinidad a Ahura Mazda, considerado por Zoroastro como el único creador increado de todo.

El jainismo es una religión de la India, su último propagador vivió en el siglo VI a. C. y se conoce como Mahāvīra. Además él fue el último omnisciente de una serie de maestros iluminados llamados tirthankaras que expusieron una verdad antigua. Es posible que el jainismo como tal nunca haya sido fundado por nadie ya que fue construyéndose a sí mismo a través del tiempo y alrededor de maestros, prácticas y doctrinas prestigiosas.

ya que fue construyéndose a sí mismo a través del tiempo y alrededor de maestros, prácticas
ya que fue construyéndose a sí mismo a través del tiempo y alrededor de maestros, prácticas
ya que fue construyéndose a sí mismo a través del tiempo y alrededor de maestros, prácticas
ya que fue construyéndose a sí mismo a través del tiempo y alrededor de maestros, prácticas
El sijismo es una religión india que se desarrolló en el contexto del conflicto entre
El sijismo es una religión india que se desarrolló en el contexto del conflicto entre las doctrinas
del hinduismo y del islamismo durante los siglos XVI y XVII. A los seguidores del sijismo se les
llama sijes.

Sintoísmo (del japonés Shinto (神道 shintō?), a veces llamado shintoísmo, es el nombre de la religión original, nativa de Japón. Incluye la adoración de los kami o espíritus de la naturaleza. Algunos kami son locales y son conocidos como espíritus o genios de un lugar en particular, pero otros representan objetos naturales mayores y procesos, por ejemplo, Amaterasu, la diosa del Sol. Actualmente el Sintoísmo constituye la primera religión con mayor número de fieles de Japón. El número de practicantes varía desde los 108 millones (84% de la población en 2003) que tienen prácticas y/o influencias sintoistas hasta los 4 millones (3,3%) que lo practican regularmente y se identifican con la forma oficial del Shinto.

sintoistas hasta los 4 millones (3,3%) que lo practican regularmente y se identifican con la forma
BIBLIOGRAFIA Lu Tania (2009), Religión y religiosidad. Copyright © HispaVista · Globedia IKEDA, Daisaku: “Pasos

BIBLIOGRAFIA

Lu Tania (2009), Religión y religiosidad. Copyright © HispaVista · Globedia

IKEDA, Daisaku: “Pasos dinámicos”, La nueva revolución humana, Seikyo Shimbun, 8 de junio de 2006.

IKEDA, Daisaku: “La ira legítima y la lucha por la justicia”, El nuevo humanismo, México, Fondo de Cultura Económica, 1999, pág. 290. Discurso pronunciado en el Centro Simon Wiesenthal, Los Ángeles, Estados Unidos, 4 de junio de 1996.

IKEDA, Daisaku: Una visión cósmica con miras a una cultura de paz, Propuesta de Paz, Tokio, Soka Gakkai, 1999.

IKEDA, Daisaku: Entrevista “Daisaku Ikeda Up Close (Daisaku Ikeda de cerca)”, videocasete, Tokio, Owners Promotion, Inc., 2001.

2. Perspectiva psicológica 2.1. Mundo exterior - Mundo interior
2. Perspectiva psicológica
2.1. Mundo exterior - Mundo interior

Dicen que la vida es como tu la ves o como la interpretas. Esta expresión encierra una verdad bien profunda

que quiero poner al descubierto en este artículo. Nosotros los seres humanos nacemos con 5 sentidos que nos

conectan con el mundo en que vivimos. Con nuestra vista podemos ver todo lo que esta a nuestro alrededor y

contemplarlo. Con nuestros oídos podemos escuchar y disfrutar de melodías, palabras, discursos etc. Y por último,

con el sistema kinestésico(olfato, tacto, gusto) podemos probar, acariciar y oler lo que nos gusta.

Nuestro mundo exterior muchas veces no es como lo deseamos. ¿Alguna vez te has preguntado el porqué

no es como lo deseas? La respuesta esta encerrada en lo siguiente; Aunque nos conectamos con nuestros 5

sentidos con el mundo exterior, no lo interpretamos con ellos. La interpretación está en tu mundo interior, en tu

experiencia subjetiva. Cuando asistimos al colegio o a la escuela siempre se nos enseña la experiencia objetiva o

exterior pero casi nunca, y me atrevo a decir que nunca se nos enseña la experiencia subjetiva o interior. El cómo

manejamos o interpretamos la vida y las experiencias de la misma.

El problema ha sido que esto se ha dejado a las religiones, que muchas de ellas han hecho bien su trabajo.

¿Pero qué hacemos cuando alguien no simpatiza con ninguna religión? Cada individuo tiene una interpretación

del mundo y de la vida y sus circunstancias. Es como si los 5 sentidos fueran un canal por el cual vemos al mundo o

la vida pero lo interpretamos de la forma que está en nuestro mundo interior. Por ejemplo; 2 varones ven a una

mujer y uno de ellos la fea pero el otro la ve linda. Esto refleja la interpretación de la belleza de cada uno de ellos, lo

cual refleja su mundo interior, su experiencia subjetiva de la belleza.El mundo interior uno lo construye a través

de las experiencias que uno va pasando en la vida y de las creencias que nos enseñan. Nuestra mente es un órgano

muy poderoso y aprende muy rápido.

Nuestra mente es un órgano muy poderoso y aprende muy rápido. Una vez aprendimos a

Nuestra mente es un órgano muy poderoso y aprende muy rápido. Una vez aprendimos a caminar no tenemos que decirle a la mente que le diga a las piernas que tenemos que caminar, sino que ella envía el mensaje automático y las piernas responden al mismo, de la misma manera hemos tenido experiencias que han marcado nuestra vida y que automáticamente reaccionamos a ellas según se van repitiendo en el transcurso del camino. Por

ejemplo; Una persona que tiene una mala experiencia con un ascensor y ésta experiencia es sumamente fuerte para ella, muchas veces termina teniendo fobia a los ascensores, lo cual le imposibilita de subirse a uno. Este es un ejemplo vivo de cómo la mente aprende y actúa automáticamente. De la misma forma la mente reacciona

vida.

automáticamente al modelo que le hemos enseñado de la

Nuestro mundo externo es producto de nuestro mundo interno y viceversa (por las experiencias). La respuesta a la primera pregunta es que nosotros creamos nuestro propio mundo. Lo más importante de esto es que tenemos que ser concientes de lo que realmente somos, deseamos y creemos y si hay algo que no esta siendo de beneficio o productivo simplemente cambiarlo.

2.2. Conducta humana

o productivo simplemente cambiarlo. 2.2. Conducta humana La conducta está relacionada a la modalidad que tiene

La conducta está relacionada a la modalidad que tiene una persona para comportarse en diversos ámbitos

de su vida. Esto quiere decir que el término puede emplearse como sinónimo de comportamiento, ya que se

refiere a las acciones que desarrolla un sujeto frente a los estímulos que recibe y a los vínculos que establece con

su entorno. A la hora de hablar de conducta y del ser humano es muy frecuente que dentro de lo que es la

inteligencia emocional se establezcan tres diferentes tipos del término que nos ocupa. Así, por ejemplo, en primer

lugar se habla de lo que se da en llamar conducta agresiva que es la que tienen aquellas personas que se

caracterizan por tratar de satisfacer sus necesidades, que disfrutan del sentimiento de poder, que les gusta tener la

razón, que tienen la capacidad de humillar a los demás y que suelen ser enérgicas. El segundo tipo de conducta

establecida es el pasivo. En este caso concreto, quienes se caracterizan por tenerla son personas tímidas, que

ocultan sus sentimientos, que tienen sensación de inseguridad y de inferioridad, que no saben aceptar cumplidos,

que no cuentan con mucha energía para hacer nada y que los demás se aprovechan de ellos con mucha facilidad.

La conducta asertiva es el tercer tipo citado. Las personas que la poseen tienen entre

La conducta asertiva es el tercer tipo citado. Las personas que la poseen tienen entre sus principales señas de identidad el que siempre cumplen sus promesas, que reconocen tanto sus defectos como sus virtudes, se sienten bien consigo mismos y hacen sentir también bien a los demás, respetan al resto y siempre acaban consiguiendo sus metas. La etología, una disciplina que puede incluirse dentro de la biología y de la psicología experimental, se dedica a estudiar el comportamiento que desarrollan las especies. Para la psicología, el concepto sólo se utiliza con relación a aquellos animales que disponen de capacidades cognitivas avanzadas. En las ciencias sociales, por otra parte, la conducta incluye factores propios de la genética, la cultura, la sociedad, la psicología y hasta la economía. Podría decirse que la conducta es entendida a partir de los comportamientos de un sujeto que pueden observarse. En su conformación entran en juego las actividades del cuerpo (como hablar o caminar) y de la mente (pensar), en especial aquellas que se desarrollan para interactuar con otras personas. Si la persona respeta aquellas reglas que, en el marco de una comunidad, se consideran como aceptables o valiosas, se dirá que tiene una conducta formal.

2.2.1. Motivaciones de la conducta humana

La motivación está constituida por todos los factores capaces de provocar, mantener y dirigir la conducta hacia un objetivo. Hoy en día es un elemento importante en la administración de personal por lo que se requiere conocerlo, y más que ello, dominarlo, sólo así la empresa estará en condiciones de formar una cultura organizacional sólida y confiable. Un ejemplo del hambre, evidentemente tenemos una motivación, puesto que éste provoca la conducta que consiste en ir a buscar alimento y, además, la mantiene; es decir, cuanta más hambre tengamos, más directamente nos encaminaremos al satisfactor adecuado. Si tenemos hambre vamos al alimento; es decir, la motivación nos dirige para satisfacer la necesidad. La motivación también es considerada como el impulso que conduce a una persona a elegir y realizar una acción entre aquellas alternativas que se presentan en una determinada situación. En efecto, la motivación está relacionada con el impulso, porqué éste provee eficacia al

esfuerzo colectivo orientado a conseguir los objetivos de la empresa, por ejemplo, y empuja al individuo a la búsqueda continua de mejores situaciones a fin de realizarse profesional y personalmente, integrándolo así en la comunidad donde su acción cobra significado.

El impulso más intenso es la supervivencia en estado puro cuando se lucha por la

El impulso más intenso es la supervivencia en estado puro cuando se lucha por la vida, seguido por las motivaciones que derivan de la satisfacción de las necesidades primarias y secundarias (hambre, sed, abrigo, sexo, seguridad, protección). Según Chiavenato (2006), , existen tres premisas que explican la naturaleza de la conducta humana. Estas son:

a) El comportamiento es causado. Es decir, existe una causa interna o externa que origina el comportamiento

humano, producto de la influencia de la herencia y del medio ambiente.

b) El comportamiento es motivado. Los impulsos, deseos, necesidades o tendencias, son los motivos del

comportamiento.

c) El comportamiento está orientado hacia objetivos. Existe una finalidad en todo comportamiento humano, dado que

hay una causa que lo genera. La conducta siempre está dirigida hacia algún objetivo.

El ciclo motivacional

Si enfocamos la motivación como un proceso para satisfacer necesidades, surge lo que se denomina el ciclo

motivacional, cuyas etapas son las siguientes:

A. Homeostasis. Es decir, en cierto momento el organismo humano permanece en estado de equilibrio.

B. Estímulo. Es cuando aparece un estímulo y genera una necesidad.

C. Necesidad. Esta necesidad (insatisfecha aún), provoca un estado de tensión.

D. Estado de tensión. La tensión produce un impulso que da lugar a un comportamiento o acción.

E. Comportamiento. El comportamiento, al activarse, se dirige a satisfacer dicha necesidad. Alcanza el objetivo

satisfactoriamente.

F. Satisfacción. Si se satisface la necesidad, el organismo retorna a su estado de equilibrio, hasta que otro estimulo

se presente. Toda satisfacción es básicamente una liberación de tensión que permite el retorno al equilibrio

homeostático anterior.

2.2.2. La afectividad Desde Platón y Aristóteles y a lo largo de los siglos, los

2.2.2. La afectividad Desde Platón y Aristóteles y a lo largo de los siglos, los afectos y emociones han sido considerados desde muy diversos puntos de vista. Así en la Época Clásica la razón era la característica esencial de la persona y la afectividad se asimilaba al caos. Santo Tomás de Aquino y Descartes dan gran impulso a la valoración independiente de la afectividad. Rousseau consolida su valor autónomo y la obra de James y Lange estimularon su investigación desde el punto de vista fisiológico conductual. Las teorías neurológicas se inician con Canon comenzando a proponerse diversos modelos de circuitos de las emociones. Papez describe un complejo circuito del que dependía la afectividad y la conducta emocional. Según este autor los procesos emocionales radicarían en el hipocampo que al ser excitado enviaría impulsos al hipotálamo, núcleos talámicos y giro angulado, cerrándose el circuito con nuevas vías al hipocampo. Posteriormente se asume la importancia del córtex en los procesos emocionales y afectividad, vinculando la emoción a la motivación.

La afectividad, es pues no una función psíquica especial, sino un conjunto de emociones, estados de ánimo, sentimientos que impregnan los actos humanos a los que dan vida y color, incidiendo en el pensamiento, la conducta, la forma de relacionarnos, de disfrutar, de sufrir, sentir, amar, odiar e interaccionando íntimamente con la expresividad corporal, ya que el ser humano no asiste a los acontecimientos de su vida de forma neutral. La afectividad por tanto confiere una sensación subjetiva de cada momento y contribuye a orientar la conducta hacia determinados objetivos influyendo en toda su personalidad. Según Henry Ey la máxima interrelación entre el psiquismo y lo somático se da en la afectividad y solamente desde el punto de vista didáctico se puede dividir la afectividad en parcelas independientes y cuyas manifestaciones principales son:

.ansiedad. .estados de ánimo o humor. .emociones. .sentimientos y pasiones.

2.2.2.1. Los sentimientos Son frente a las emociones estados afectivos más elaborados, más duraderos, más

2.2.2.1. Los sentimientos

Son frente a las emociones estados afectivos más elaborados, más duraderos, más profundos aunque alcanzan menor intensidad, entre los que destacan el amor, odio, la simpatía o la venganza siendo incluibles en sentimientos interindividuales, sociales e ideales. Los sentimientos carecen usualmente de la concomitancias somáticas de las emociones y tienen menos repercusión con la conducta motora y más con el pensamiento, poseyendo un marcado carácter autóctono que las independiza de la regulación voluntaria.

Cuando hablamos de sentimientos hacemos referencias a las diferentes formas en las que el cuerpo y la psiquis o la mente se expresan ante determinadas situaciones. Así, algunos de los sentimientos más comunes son la alegría, la tristeza, la ira, la paciencia, la tranquilidad, la ansiedad. Todos ellos se demuestran a través de diferentes rasgos físicos (por ejemplo, la alegría a través de una sonrisa o la tristeza con lágrimas), del mismo modo que también se representan a nivel psicológico cambiando el estado de ánimo, el autoestima, la seguridad de una persona.

Se entiende que la importancia de los sentimientos reside en el hecho de que son diversas formas a través de las cuales la persona demuestra cómo diferentes situaciones o vicisitudes afectan su personalidad y su carácter. Así, los sentimientos son los fenómenos que nos constituyen desde lo más simple a lo más complejo como individuos únicos, capaces de sentir muy diversas cosas y completamente diferente, por ejemplo, a las máquinas. Los sentimientos hacen que una persona se diferencie de una roca ya que la misma, al no ser un ser vivo, no recibe ningún tipo de reacción ante el cambio. Los sentimientos humanos nos colocan, además, mucho más cerca a nuestro yo más íntimo ya que es el momento de mayor sentimentalidad aquel en el cual los estímulos surgen y se hacen claramente visibles.

2.2.2.2. Móviles de situación de satisfacción e insatisfacción
2.2.2.2. Móviles de situación de satisfacción e insatisfacción

La satisfacción es un estado de la mente producido por una mayor o menor optimización de la retroalimentación cerebral, en donde las diferentes regiones compensan su potencial energético, dando la sensación de plenitud e inapetencia extrema. Cuando la satisfacción acompaña a la seguridad racional de haberse hecho lo que estaba dentro del alcance de nuestro poder, con cierto grado de éxito. Esta dinámica contribuye a sostener un estado armonioso dentro de lo que es el funcionamiento mental. La mayor o menor sensación de satisfacción, dependerá de la optimización del consumo energético que haga el cerebro. Cuanto mayor sea la capacidad de neurotransmitir, mayor facilidad de lograr la sensación de satisfacción. No se debe confundir la satisfacción con la felicidad, aunque sí es necesario estar satisfechos para poder entender qué es la felicidad plena. La insatisfacción produce inquietud o sufrimiento. No obstante, dado que la naturaleza del cerebro y la prioridad de la mente es la de establecer caminos sinápticos que consuman lo menos posible, el hombre siempre tenderá a ir buscando mejores maneras de estar satisfecho, por lo que en su naturaleza está estar constantemente inquieto y en constante expectativa de peligro por perder la poca o mucha satisfacción que esté experimentando en su presente, comprometiendo de esta manera el grado de felicidad final que se obtiene. La falta de estímulo por lo cual moverse, actuar y pensar, procedentes de la satisfacción plena, solo aumenta el grado de inquietud por conservar ese estado de consumo mínimo el mayor tiempo posible. Cuando la parte racional ha registrado por varias veces el ciclo satisfacción - estado de plenitud y marca el objetivo de conseguir ese estado de forma indefinida con el mínimo esfuerzo posible. Es entonces cuando se necesitará de la consecución del estímulo adecuado para activar la motivación que nos permitirá emplear la energía para movernos. En ocasiones la parte racional puede entrar en conflicto: Si empleo energía pierdo el estado preferente; pero puedo obtener aun más opciones para sostener dicho estado, si actúo. Cuando ese ciclo se ha realizado por muchas veces, se puede entrar en un estado de apatía, pues la parte racional puede llegar a la conclusión de que el esfuerzo invertido no merece la pena, sobre todo si hemos fracasado muchas veces o cuando nos hemos acostumbrado a que alguien se moleste por nosotros y en un momento dado ya no lo tenemos a mano, o no lo logramos convencer.

2.2.2.3. Mecanismo de defensa Son defensas desarrolladas por el yo (ego) para manejar la ansiedad

2.2.2.3. Mecanismo de defensa

Son defensas desarrolladas por el yo (ego) para manejar la ansiedad o prevenir su surgimiento. La ansiedad puede tener tres orígenes:

• La ansiedad de realidad , que es el temor que surge ante la amenaza o los peligros reales.

• La ansiedad neurótica , que es consecuencia del temor de que los impulsos de ello se salgan de control y lleven al sujeto a cometer un acto por el que será castigado.

• La ansiedad moral , generada por el temor de los individuos a transgredir el código moral.

Si el yo (ego) funciona perfectamente no se experimenta ningún tipo de ansiedad, ya que los peligros

externo serían previstos y manejados, los impulsos del ello serían liberados oportunamente y no se transgrediría

ninguna norma ni principio moral introyectado. Pero esto no ocurre en la realidad donde lo normal es

experimentar diferentes tipos y grados de ansiedad. Varios teóricos del psicoanálisis han estudiado los mecanismos de defensa, entre ellos Anna Freud (1966) que identifico hasta 9 mecanismos que el yo puede

emplear para detener la ansiedad:

Represión

Es el mecanismo de defensa más importante, por ello Freud utilizaba indistintamente los términos defensa y represión . La represión es el proceso que mantiene a las cosas (particularmente a los impulsos inaceptables del ello) fuera de la conciencia. Habitualmente es un proceso inconsciente aunque a veces puede estar facilitado por hechos conscientes. Por ejemplo la semana pasada hizo algo de lo que se avergüenza, trata de no pensar en ello y

capaz de recordarlo.

a

La represión de esta manera permite eliminar los sentimientos de dolor o ansiedad, pero si se utiliza en exceso tiene su costo, ya que hay que emplear gran cantidad de energía para mantener los eventos rechazados

inconscientes.

la

larga

puede

incluso

no

ser

Negación Es un mecanismo de defensa relativamente simple, es negarse a creer que el acontecimiento

Negación Es un mecanismo de defensa relativamente simple, es negarse a creer que el acontecimiento amenazante o aversivo ocurrió o que la condición existe. Un ejemplo es la madre que se niega a admitir que su hijo murió en combate y sigue actuando como si estuviera vivo. Son habituales estos mecanismos defensivos en bebedores, drogadictos o en anoréxicos que niegan el tener ningún problema. También la persona que aunque es evidente que no es querido por el compañero lo niega reiteradamente. La negación es igual en muchos aspectos a la represión: ambas mantienen fuera de la conciencia cosas que el individuo se siente incapaz de afrontar.

Proyección

Es el mecanismo mediante el cual un individuo atribuye a otro sus propios impulsos y deseos inaceptables y de esa forma se los oculta a si mismo. Ejemplos de este mecanismo son el caso en el que un individuo experimenta hostilidad hacia los demás, pero cree ver en éstos la hostilidad y el odio hacia él. Otro caso es el de la mujer que le atrae sexualmente un hombre por el que no debería tener esos sentimientos y a quien acusa de querer seducirla. De esta manera el sujeto, descarga parcialmente su impulso mientras que por otra parte se oculta a si esos sentimientos que considera amenazantes.

Racionalización

Es el mecanismo de defensa en el que el individuo reduce la ansiedad al encontrar una explicación o excusa racional para asumir una realidad que le resulta inaceptable. Es el caso del estudiante que el suspenso lo atribuye a una equivocación del profesor, o el hombre que al ser rechazado por una mujer puede decirse a sí mismo que después de todo no era tan interesante.

Intelectualización

Se trata del mecanismo de tomar distancia de las amenazas, generando actitudes frías, analíticas y desapegadas. Es el hombre que al enamorarse de una mujer trata de entender el porqué de sus sentimientos así como analizar las cualidades de ella que le han provocado dicho enamoramiento, de esta manera logra poner distancia entre él y sus deseos.

Formación reactiva Una manera de protegerse contra la liberación de un impulso inaceptable es poner

Formación reactiva

Una manera de protegerse contra la liberación de un impulso inaceptable es poner énfasis en el opuesto. Tal es el caso de una niña que experimenta celos hacia su hermanito recién nacido y sin embargo le muestra una actitud muy afectiva con la que esconde su hostilidad.

Regresión

Es el mecanismo que ante las dificultades para afrontar una amenaza el sujeto experimenta una regresión a etapas del desarrollo psicosexual más infantiles o primitivas de afrontamiento en las que había experimentado una fijación. Por ejemplo, alguien que tenga un fijación oral puede afrontar una situación de estrés fumando o bebiendo más. Alguien que tiene una fijación anal puede responder al estrés haciéndose más obstinado y compulsivo. Cuanto más fuerte fue una fijación a una etapa más alta es la probabilidad de regresión al modo de funcionamiento característico de esa etapa en una situación de estrés. La fuerza de la fijación a su vez está en relacionada con el hecho de experimentar una gratificación plena de las necesidades en esa etapa.

Desplazamiento

Consiste en cambiar el objetivo de un impulso, esto suele suceder porque el blanco elegido resulta amenazador y al cambiarlo se reduce la ansiedad. Por ejemplo la estudiante que está furiosa con un profesor y descarga su agresividad sobre su comprensivo novio evitando la ansiedad que surgiría si atacase realmente al profesor.

Sublimación

Es el mecanismo que hace que un impulso potencialmente peligroso sea transformado en un comportamiento socialmente maduro y aceptable. Es el caso de un estudiante, que ante un nota injusta por parte de un profesor, escribe una carta de protesta en el periódico escolar criticando la política educativa. Otro ejemplo es el de la mujer que es atraída por un hombre al que no puede aspirar por ser el novio de su mejor amiga, y sublima su energía sexual escribiendo un poema.

2.2.3. La personalidad La personalidad puede sintetizarse como el conjunto de características o patrón de

2.2.3. La personalidad

La personalidad puede sintetizarse como el conjunto de características o patrón de sentimientos, emociones y pensamientos ligados al comportamiento, es decir, los pensamientos, sentimientos, actitudes , hábitos y la conducta de cada individuo, que persiste a lo largo del tiempo frente a distintas situaciones distinguiendo a un individuo de cualquier otro haciéndolo diferente a los demás. La personalidad persiste en el comportamiento de las personas congruentes a través del tiempo, aun en distintas situaciones o momentos, otorgando algo único a cada individuo que lo caracteriza como independiente y diferente. Ambos aspectos de la personalidad, distinción y persistencia, tienen una fuerte vinculación con la construcción de la identidad, a la cual modela con características denominadas rasgos o conjuntos de rasgos que, junto con otros aspectos del comportamiento, se integran en una unidad coherente que finalmente describe a la persona.

Ese comportamiento tiene una tendencia a repetirse a través del tiempo de una forma determinada, sin que quiera decir que esa persona se comporte de modo igual en todos los casos. Es decir, la personalidad es la forma en que pensamos, sentimos, nos comportamos e interpretamos la realidad, mostrando una tendencia de ese comportamiento a través del tiempo, que nos permite afrontar la vida y mostrarnos el modo en que nos vemos a nosotros mismos y al mundo que nos rodea. Nos permite reaccionar ante ese mundo de acuerdo al modo de percepción, retro-alimentando con esa conducta en nuestra propia personalidad. Cada persona al nacer ya tiene su propia personalidad con ciertas características propias, que con el paso del tiempo más el factor ambiental y las circunstancias es como se definirá esa persona. La personalidad será fundamental para el desarrollo de las demás habilidades del individuo y para la integración con grupos sociales.

2.2.3.1. Evolución y desarrollo Con el tema de las crisis de edad media, se me

2.2.3.1. Evolución y desarrollo

Con el tema de las crisis de edad media, se me ocurrió hacer una brevísima reseña de cuáles son las etapas críticas de la transición y desarrollo humano propuestas por este psicólogo que redefinió y expandió la teoría del desarrollo psicosexual propuesta por Freud. Erikson define las fases del desarrollo, postula ocho crisis que atraviesa la persona a través de su ciclo vital. Se me ocurre importante que cada uno de nosotros, dueños de un cuerpo, usuarios de una personalidad y una vida, a los que definitivamente nos pusieron en el mundo sin un manual, tengamos algunos de estos lineamientos de vida que pueden guiarnos por el camino.

Si pasamos bien una fase, las bases para la próxima serán buenas. Si hubo una adaptación correcta o adecuada. Por el contrario, si pasamos mal una fase, no la vivimos con todo lo que implica, tendremos una mala base para las próximas fases. Esto se manifiesta como mal adaptados. Lo interesante es que se dice por ahí (y lo he visto en la clínica), que si una etapa de la vida es "saltada" y no vivida, la tendremos pendiente y en el momento menos indicado e inesperado vendrá con toda su fuerza a trastornar nuestra vida, porque nos guste o no, la naturaleza tiene un orden y reglas más grandes que la voluntad o decisión humana.

Por ejemplo, jovencitos que se casan muy temprano por un embarazo no planificado, dejan de vivir esa etapa de juventud, entonces cuando sus hijos llegan a la edad de 13, 14 o 15 años, el padre o la madre que no vivió esa etapa, surge con una segunda adolescencia y termina lo que tenia pendiente. Tristemente puede perder su matrimonio al caer en infidelidad o necesitar una vida diferente de la que ha vivido.Erikson habla de la mutualidad, es decir, los padres influyen en el desarrollo de los hijos (Freud ya lo había dicho), pero él agregó que los hijos influencian el desarrollo de sus padres. Cada fase implica cumplir con ciertas tareas específicas, las cuales nos muestran las dos caras de la moneda, o las dos fuerzas. Cada fase tiene un tiempo óptimo y cada persona va a su ritmo. Ese ritmo lo determina su interior. Entonces, cuáles son las etapas y las edades:

Estadio I. Etapa sensorio-oral (0-1.6 años) La tarea es desarrollar la confianza, a la vez que debe aprender a desconfiar. El equilibrio es la meta, porque al aprender los dos lados de la confianza desarrollara la virtud de la esperanza.

Estadio II. Etapa anal-muscular (18 meses-3 o 4 años) La tarea es desarrollar autonomía, a

Estadio II. Etapa anal-muscular (18 meses-3 o 4 años) La tarea es desarrollar autonomía, a la vez que le

acompaña naturalmente la vergüenza y la duda. Es el momento en el que a través de la exploración y de la libertad

que los padres le otorguen, su medio es un lugar seguro o no para moverse a través de él. Si todo sale bien

alcanzará una sana autonomía e independencia. En este periodo los padres pueden estar "lejos pero al alcance". Se

busca un equilibrio. Si no se desarrollan la vergüenza y la duda, surge la impulsividad, pero si es demasiada surge la

compulsividad. En este periodo la virtud esperada es la de una voluntad poderosa o determinación.

Estadio III. Etapa genital-locomotor (edad del juego) (3 o 4- 5 o 6 años) La tarea es aprender iniciativa sin culpa

exagerada. Excesiva iniciativa y muy poca culpa desarrollan la tendencia mal adaptativa de la crueldad. La forma en

que se extiende la crueldad es la sociopatía. La culpa exagerada maladaptativa es la de la inhibición. Cuando se

alcanza el equilibrio y la etapa se termina adaptativamente la persona desarrolla el propósito.

Estadio IV. Etapa de latencia (6-12 años) (etapa escolar) La tarea es desarrollar la capacidad de laboriosidad, a la

vez que se está luchando contra el que surja la inferioridad. Es una pelea entre domesticar la imaginación interna y

entender las reglas sociales externas. La forma maladaptativa que puede ocurrir es la virtuosidad dirigida. Son

niños a los cuales no se les deja serlo. La forma negativa en que surge es la inercia o lo que conocemos como

"complejo de inferioridad". La virtud que se debe alcanzar es la de la competencia.

2.2.3.2. Rasgos en generales

Según su contenido: Capacidades, Rasgos generales de personalidad (elementos temperamentales)

Rasgos dinámicos (motivacionales)

Según su valor entitativo o sustantivo: Rasgos superficiales, Rasgos fuente. Causales, que se repiten en las estructuras factoriales.

Según su rango de aplicación: Comunes. En todos los individuos.Específicos. No hay otro que los tenga.