Sei sulla pagina 1di 2

La Biblia Dice:

Le dijo Jesús: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté
muerto, vivirá. Y todo aquel que vive y cree en mí, no morirá eternamente.
Juan 11:25-26

Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis
vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto
racional. No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la
renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena
voluntad de Dios, agradable y perfecta. Romanos 12:1-2

Fuimos creados con un "Propósito", AGRADAR a Dios.


Planeados para vivir una vida de ADORACIÓN
Tú debes DEDICARTE a Dios.

Dedicar nuestra vida a Dios de una manera voluntaria es ADORACIÓN, muchas personas
dedica su mayor esfuerzo a sus logros personales, ya sean estos deportivos,
económicos, profesionales, familiares o inclusive a sus propios deseos, pero en
nada o muy poco, o como algunos lo dicen "cuando tengo un tiempo" se lo dedico a
Dios.

La manera práctica de ADORAR a Dios es dedicar todo nuestro esfuerzo en obedecer


su palabra y vivir de acuerdo a sus propósitos, no es solo cantar bellas alabanzas
cada ocho días, o participar en servicios religiosos, eso no es una consagración
completa a Dios, todo nuestro ser esto es espíritu, alma y cuerpo fueron planeados
y creados con el propósito de ADORARLE, Pablo escribe a los corintios al respecto
de una dedicación total: ¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu
Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros?
Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro
cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios. 1 Corintios 6:19-20

Vivimos en un mundo cuyo sistema de pensamiento quiere dejar a un lado a Dios,


de hecho muchos lo han borrado completamente de sus vidas, por eso es
indispensable que como cristianos aprendamos a vivir en medio de este mundo que
rechaza a Dios o que en muchos casos han creado sus propios dioses todos a su
manera y conveniencia, y para poder vivir entre ellos y ser luz entre las
tinieblas debemos aprender el principio de la "Impermeabilidad" y el ejemplo mas
claro de este principio lo tenemos en los peces del oceano, ellos permanecen toda
su vida sumergidos en agua salada sin embargo su carne al comerla debemos
agregarle sal, no se contamina su carne con la sal del agua en la que viven, y
otro principio igual de importante es el de la "Transformación" dice Pablo "no os
conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro
entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y
perfecta. Romanos 12:2

Muchos que engañandose a si mismos dicen conocer y amar a Dios viven de acuerdo
al sistema del mundo "todos lo hacen, porque yo no" o "esa es la moda" "yo no creo
que Dios me castigue por esto..." etc. son como peces que viviendo en agua salada
su carne se volviera salada, eso no sucede en la naturaleza, pero si en la
naturaleza del hombre que se deja llevar por el mundo en el que vive ovidando que
ha sido creado no para agradar al mundo sino para agradar a Dios quien a sido su
creador, vivir de acuerdo el propósito por el que fuimos creados es adorar a Dios.
Vivir una vida de adoración a Dios es vivir una buena vida, una vida de calidad,
una vida agradable y perfecta, esto es una vida completa.
El Salmo 16:8,9 dice así: "Siempre tengo presente al Señor; con él a mi derecha,
nada me hará caer. Por eso mi corazón se alegra, y se regocijan mis entrañas, todo
mi ser se llena de confianza".