Sei sulla pagina 1di 58

T"cante

absDones

Bpiritunles

Por Kenneth E. Hagin

Primera Edición

Primera Imprenta 1990

ISBN 0-89276-187-3

English Title: Concerning Spiritual Gifts

En los Estados Unidos

escriba a:

Kenneth Hagin Ministries

P.O. Box 50126 Tulsa, OK 74150-0126

En el Canadá escriba a:

Kenneth Hagin Ministries

P.O. Box 335 Islington (Toronto), Ontario Canada, MgA 4XB

El Escudo de F'e (F aith Shield) es una marca registrada de RHEMA Bible Church

nxeKenneth Hagin Minietrios, Inc. Está registrada en la Dirección de Patentes de

los EE.UU. teniendo a¡l todos las derechos exclusivos de edición re¡orvado¡.

^J

l)

Contenido

I,ll

llautismo del Espfritu-Santo -

Una Experiencia Subsiguiente a la Salvación' ' '

^

t) La Promesa y Su CumPlimiento

íJ. ;

El Espiritu Santo -

Una

Siempre Presente Fuente de Poder

4. La Evidencia de la Morada Interior del Espíritu Santo

t1.

¿Es necesario hablar en

6. ¿,Qué propósito sirven las Lenguas?

7. ¿,F)s

bfblico el esperar con demora

para recibir el Espíritu Santo? (Parte 1).

( tt.

9.

¿1,)s blblico cl esperar con demora

i»rra recibir el

F)splritu Santo? (Parte

2l '

[)iez razones por las cuales todo creyente

deberla hablar

en Lenguas (Parte 1)

I0.

l)iez razones por las cuales todo creyente

«lclrcrla hablar

en Lenguas

(Parte 2t

.

.

.

'

I t.

12.

I

:1.

14.

I

l-¡.

16.

t7.

I

¡1.

2:1.

l,)t l,)spfritu Santo en el interior.

Siete pasos para recibir el Espíritu Santo (Parte 1)' ' ' '

Siete pasos para recibir el Espíritu Santo (Parte 2l ' ' ' '

Los dones del Espíritu.

Fll don de la Palabra de

El don de la Palabra de Ciencia en eI Antiguo Testamento

El don de la Palabra de Sabiduría (Parte 1) ' ' '

El don de la Palabra de Sabiduría (Parte

El don del Discernimiento del Espíritus. El don dc [¡e (Parte 1)

2l '

'

'

'

Fll don fl¡ l,ir (l)arte 2l

Bl d<¡n do lttttrrr milagros.

l,os dt¡ncn tlt' s¡tlli«l¡¡tltls .

24. El don do Prr¡lirlu

zlt.

I.ll don de Longttttn

Interpretación do lrrttgutts

Lección I

El Bautismo del Espiritu Santo -

I

I

1)

t2

l6

Una Experiencia Subsiguiente a la Salvaeión

Texto Bíblico: Hechos 8:12-19

Verdad Central: Hay una experiencia que sigue a la salvación de ser llenos del Espíritu Santo.

Como un joven ministro de cierta

El ministerio de Felipe en

Samaria fué bendecido abundante-

rñffipo, D-ios. M il gg.r-os po-5leroq os

fqgqo+ he*chos c-onstantg¡ge3te.

20 denominación se me había enseñado

que cuando una persona es salva, ellatiene el Espíritu Santo - lo cual

es verdad en cierto sentido. Sin

embargo, mi denominación enseñaba

que cuando uno es salvo, tiene úodo

el Espíritu Santo que es posible

tenerse.

El pasaje de escritura de abajo me ayudó a ver que hay una expe-

riencia subsiguiente a la salvación

llamada el recibir el Espíritu Santo,

o el bautismo del Espíritu Santo. Estos versículos muestran que

29

24

Muchos fueron

y sa-nos, de

acuerdo co-! Hecfi,6l8f 8 : "P9 r.q u e

de muchos que tenían espíritus

inmundos, salían éstos dqndo

grandes uoces; y muchos pqyglítjggs

y cojos e¡ary sayadg*s; asi gu9 haPía

gran ggeen aquella @d."

L_gs- Samq{lanqs creyeron

¡@[i

eple

los

se.,ñ6ñes *

Üiñi"o 3"

vlueron

c'uando

DiñGfel Noriur"

aá-Joñs,

-Pio

bautiZá-ilos en asuT:

CREYEROff| i*éltpn,' q'ue anun-

ciaba el euan§elio del reino de Dios

y el nombre de Jesucristo, se

b¡uflZT.a,qN hombres y muieres"

(v. 12).

Jesús había dicho,

Id por

todo el mundo y predicad el euange'

lio g toda criatura El que CREYDRE

y fuere BAUTIZADO sera

."

itvt*"o. 16:15,16). EstotTamari-

ianos hicieron las. dos

i-ñ";";

óelygs?

có"u.l"i"i*oq

¿[ffii";.

Jesús

lo

burtüado".

¡D-e ag!élflo co-4

fue¡qn! Sin embargo ninguno de

ellos habla recibido el bautismo del

Esplritu Santo.

Hay una obra del Espfritu Santo envuelta en el Nueuo Naeimiento,

".E$l"

34

38

43

48

52

55

58

63

67

71

75

80

84

89

94

99

103

urññ Io, ildtu.,ó16u"

Iós.apóstoles go

sallG

parecÍanpryr gg

tenifn-lodo el Espíritu Santo que es

gosible tener.

El Ministg¡lo {e' Felipe

en Samaria

HECHOS 8:12,13

12

Pero cuando(crey_erorila Felipe, que

anunciaba el evangelio del reino de Dios y el nombre de Jesucristo, se

baglizabgn hombres y mujg¡es.

También creyó Simón mismo, y

13

habiéndose bautizado, estaba siempre

con Felipe; y viendo laa señales y

grandes milagros que se haelan, estaba

atónito.

107

ois obra no es llamada el recibir

poro

ol l)rptritu Santo (o el bautismo del

l)rptritu Santo).

noiirto cle

Es llamada el ser

nueuo (o el recibir vida

storna).

La experiencia que sigue a

la ealvación es llamada el recibir el

Espíritu

ttiplritu

Santo, el bautismo del

Santo, o el ser llenos del

Esplritu Santo.

la

i',,i,,1,.u- dt' ll¡rx. ltrdr<¡ 1[-c9-oüe

Srlrnos naci«l«x d(r nutrvo

PqI

*óruós-n[cidos "tto da simienle cor-

rtrp!iltlr, sitlo da irtc<trruptiltle, POR

LA t'At,AltttA DI') DIOS t¡rte ttiue

y p(' nrrut,(«' ¡n nt. si t' rttprc" tizQ

(l l)edro

I'udf,f .Y Juan envir¡dr¡s

o Samariq

IIFICHOS 8:14'17

l4 Cuando los apóstoles que estaban

§grngrig

Dios'

envia¡on allá a Pedro Y a Juan;

habia recibiilo-!9. Palalra de.

en Jerusalén oyeron que

15 los cuales, habiendo venido, oraron

por ellos Para que recibiesen el Espiritu Santo;

16 porque aún no trabía {SScenCrdo

sobie ninguno de ellos, sino

que sola'

mente habían sido bgq!&gdos-g¡¡ 9l

nombre de Jesús. 1l Entonces les i{qp"on[¡1n las manos'

y r_gg&g¡t el EsPíritu Santo'

Nuest¡o texto üce en el ve¡sículQ

catorce, "Cuando los aPóstoles que

estaian en Jerusalén oYefgn que

l'¡

samaria HABIA EeUgtOO

Pffi,BRA DE

prueba

iué

" Esta es

concluYente que esta gente

salva genuinamente' Los aPós-

boles reconocieron que cran

salvos'

porque deiPués de oir las cosas

mqr-ry!|lo.9,as que Dios había hecho

á iiái;iis'áer ministóiio dé- Felipe,

enüarón u-P§g i g *g¡-ejuP9}-er

leC ¡geggs sob¡e lgs-nue¡o-s,

cor-Ñ"er-

-t¡4".ú*¡quer-e-cip-!-e¡gn-elEspíritu

Santo.

Ño nay ningún registro de que

de aquellos en quien Pe{1o v

alguno

impusieron las manos hubiera

dejado de recibir. La Bibtia simple'

Juan

mánte declara, "Entonc3s .les

imponian

la.s.manos, Y recibíary el

Eipíritu SanJo." (Hechos 8:17)'

Pedro v Juan fueron enviado-s-a

ü f rópósi'to esPecíficb'

S"*

;;:áii

ffi;'u

ó.ueqtu

ói" p'"¡odiüor fu,ie¡:

se encuentra en el versículo

quince: "l,t¡s cuales' habiend'o uenido'

por ellos Para que recibiesen

ir*í"

el Espíritu Santo."

Los otros aPóstoles en Jerusalén

con este pro-

los enviaron a §-q¡g@a

pósito especifiio. ¿Por

qué tuvieron

que orar Para que aquellos samari- tanos recibieran el Espíritu Santo?

qué no Pudo FeliPe haber orado

¿Por

por ellos al igual?

Debemos recordar que todos

tenemos nuestro lugar en eI PIan de

Dios. Debemos encontrar ese lugar

y hacer

-hugu-o".

lo que Dios quiere que

Dios tiene ministerios

El no nos llamó a todos

a ministrar de la misma forma, Y El no nos dió a todos el mismo minis-

terio.

esp-eciales;

Felipe era un evangelista' Su

ministerio era el dirigir a muchos a

de Ia salvaciÓn en

Cristo Jesús.

parte,

de poner las manos sobre la gente

la experiencia

Pedro Y Juan, Por otra

tenían el ministerio específico

para recibir el EsPíritu Santo'

Simón el Mago

HECHOS 8:18,19

18 Cuando vio Simón que por la

imposición de las manos de los

apóstoles se daba el Espiritu Santo, les

ofreció dinero,

19 diciendo: Dadme también a mí este

poder, para que cualquiera a quien yo

impusiere las manos reciba el Espíritu

Santo.

Simón el mago ofreció dinero a

Pedro y a Juan, diciendo,

Dadtne

también a este poder, para que

cualquiera a quien yo impusiere las

tnanos reciba el Espíritu Santo"

(v. 19).

Algunos han pensado que Simón

trató de comprar el Espíritu Santo.

No es así. El trató de comprar la

habilidad de imponer las manos

sobre las personas y hacerles recibir

el Espíritu Santo.

Pedro le contestó,

TLt dinero

perezca contigo, porque has pensada

que el don de Dios se obtiene con

dinero" (v. 20).

Hay cuatro palabras griegas dife

rentes traducidas "don" en el Nuevo Testamento. Esta palabra griega en particular significa "un dote." Pedro

dijo que él y Juan estaban dotados,

o inuestidos, por el Espíritu Santo para imponer las manos sobre las

personas para recibir el bautismo del

Espíritu Santo.

¿Cómo sabemos que estos samari'

tanos realmentc hablaron en len'

guas? Algunos que no creen en las

lenguas argumenLan que esta

escritura no dicc nuda acerca de

hablar en lenguas.

No hay evidencia, sin embargo,

de que no hablaran en lenguas. De hecho, los estudiantes de Historia de

la Iglesia saben que los Padres de la

Iglesia Primitiva están de acuerdo

en que sí que hablaron en lenguas en

Samaria. Y leemos en otro lugar en el Nuevo Testamento que aquellos

que fueron llenos del Espiritu Santo hablaron en lenguas.

También es evidente que estos

samaritanos habían hablado en len-

guas, porque "Cuando VIO Simón que por la imposición de las rnanos

de los apóstoles se daba el Espíritu

Santo

De cierto, el Espíritu Santo no

puede ser visto con el ojo fisico, por-

que El es un Espíritu. Sin embargo

tenía que haber habido alguna clase

de señal física por la cuál Simón

supiera que habían recibido el

Espíritu Santo. Tenía que haber

habido algo que registrara en los sen-

tidos físicos de Simón para poder

decir que ellos habían recibido el

Espíritu Santo. Simón no recibió el

Espíritu Santo, pero pudo ver que

otros si lo habían recibido. ¿Cómo?

"Quizás fue porque Simón vió

que los samaritanos estaban llenos

de gozo," me dijo cierto ministro.

Esto, sin embargo no podría ser Ia

porque Simón ya había

explicación,

gozo. El versículo ocho

informa, "

había gran gozo en

visto su

" (v. 18).

aquellaciudnd. " Ellos ya tenian gozo

antes de que Pedro y Juan llegaran

a Jerusalén, y antes de recibir el bautismo del Espíritu Santo. ¿Qué clase de señal, entonces, haría que Simón supiera que es[a

gente había recibido el Uspfritu

Santo cuando Pedro y Juan

I

impusioron

'fo«la

las manos sobre ellos?

ovidcncia indica que la señal

t¡utr futr manifestada fue el hablar en

- lon¡¡ras. [isa era la sgñal que con-ven'

t:i(r u Simón de que habían recibido

cl lisplritu Santo.

El

hablar en lenguas no es el

F)splritu Santo, y el Espíritu Santo

no es el hablar en lenguas -

Pero

van de mano en mano. Es como la lengua del zaPato. La lengua no es

el zapato, y el zaPato no es la lengua,

pero cada uno es una Parte imPor-

tante del otro.

Cuando alguien compra un auto-

móvil en Tejas, se le enbrega un cer-

bificado como evidencia de que él es r:l dueño. El automóvil no es el cer- Lificado, ni el cerLificado es el auto- móvil, pero no Podrás ir muY lejos t'on ar¡ttel auLomóvil si no tienes el ccrl,ifit:u«lo (o la cvidencia). Si [icnt's lu plenibud del Espíritu SunL<¡, <lcberlas t,ener la euidencia (lus lenguus) a su lado.

l)aLe t:uenLu de que no haY la

rnonor sugerencia en Hechos 8 de

t¡ue Pedro y Juan les enseñaron a los

sunraritanos a esperar con demora

¡lor

¡xrr

el EsPíritu Santo.

El enseñar a la gente a esperar

la plenitud del Espíritu Santo, el

cuul ya ha sido dado como un don

grobuibo, sólo produce duda e indeci- sión.

Iloward Carber, quien era el

stt¡lorvisor ¡¡cntlral

rh' l)ios o¡r

de las Asambleas

(lrttn llretaña durante

rttttt:h<ls añon, [untl(¡ l¿r más antigua

os<:t¡olu llllllic¡¡ l'c¡rltrcostal del

trtttntltl, y ftró rtnrl tlo krs primeros

¡¡t¡utsLrtls trn l¡¡n t'lrt'rtlllx rlol Ilvange

lio ()orrt¡rltrl,o t¡lrrrkxk¡r tlrrl lr¡undo'

El dijo que el enseñar a la gente a esperar por el EsPíritu Santo no es nada más que una combinación de obras e incredulidad.

Don Gratuito

Nota algo más en Hechos 8:

Pedro y Juan no oraron Para que

Dios les diese a los samaritanos el Espíritu Santo. Oraron para que los

samaritanos recibiesen el Espiritu

Santo. A menudo oramos' "Señor' salva

a las almas en el culto de esta noche'

Sana a los enfermos." Sin embargo,

no encontramos donde ellos oraron de este modo en los Hechos de los

Apóstoles (y nosotros deberíamos

orar de acuerdo con la Palabra). Yo oro por la gente' Pero no Para

que Dios los salve, Porque El Ya ha

hecho algo para salvarles: Envió a Su Hijo para morir Por nosotros' Dios ya ha comPrado la salvación para cada hombre; sin embargo, no

nos hará ningún bien hasta que los

aceptemos.

Esa es la razón Por la

cuál El nos dijo que ProPagáramos las Buenas Nuevas.

De acuerdo con las Escrituras,

deberíamos orar Para que la gente recibiera el don de la vida eterna que se les es ofrecida.

Ni oro para que Dios sane a la

gente, tamPoco. Oro Para que la

gente

reciba la sanidad que Dios

ofrece.

No oro para que Dios llene a la

gente con eI EsPíritu Santo. Oro

como Pedro Y Juan hicieron, Para

qlue reciban el don que Dios ofrece'

También nota que el versículo

diecisiete de este pasaje no dice,

"Entonces les imponlan las manos y

Dios los llenaba del Espíritu Santo."

Dice, '1

y RDCIBIAN el Espíritu

Santo."

Creo que estamos en buena com-

pañía con Pedro y Juan, asi que yo

sigo el mismo proceümientoo de

ellos: Impongo las manos sobre las

personas para recibir el Espíritu

Santo. Lo hago en fe porque está de acuerdo con las escrituras. También

lo hago porque tengo un ministerio

en esa línea. Los apóstoles enviaron

a Pedro y a Juan a Samaria porque

éllos tenían un ministerio en esa

línea. (Dios nos unge para ministrar

de acuerdo con Su llamado en

nuestras vidas.)

Como un pastor denominacional

hace medio siglo, cuando leÍ el Nuevo

Testamento y el Esplritu de Dios me

iluminó estos verslculos, me con-

vencí de que si yo habla recibido el

mismo Espíritu Santo que ellos

recibieron, tendría la misma señal

inicial de hablar en lenguas. No

estaba satisfecho con nada menos.

Texto para Memorizar

"Porque Jttan ciertamente bautizó

con a,gua, rnas uosotros seréis

bautiza.das con el Espíritu Santo den-

tro de no muchos drbs" (Hechos 1:5).

LA LECCION

EN ACCION: "Pero sed hrcedoes de Ia Pa)nbru, y m tan sobtrunte

" (Sanriago t:22).

Lección 2

La Promesa Y su CumPlimiento

Textos Bíblicos: Juan 14:16,17; Hechos 2:32'33; Juan 4:13'14; 7:37-39

Verdad Central:

El Señor ha prometido "rios de agua viva" para saciar

Ia sed esPiritual del hombre'

En los versículos siguientes

vemos Ia promesa de Jesús del don

del Espíritu

Hechos Z

Santo. DesPués en

vemos el cumPlimiento de

aquella promesa.

JUAN 14:16'17

rogaré al Padre, Y os dará

Otro Coneolador, Para que esté con

vosotros Para

16 Y yo

siemPre:

17 el EePíritu de verdad, al cual el

mundo Puede recibir, Porque no le

ve, ni le conoce; pero vosotros le cono'

céia, porque mora con vosotros' Y

eetará en vosotros.

HECHOS 2232,33

32 A este Jesús resueitó Dios, de lo

cual todos nosotros §omo§ testigos'

33 Así que, exaltado por la diestra de

Dios, y habiendo recibido del Padre la

p.o-é""

inado

del Espiritu Santo, ha derra'

esto que vosotros veis Y ois'

El Prometido Consolador

Jesús oró que eI Padre enviara otro Consolador para que estuviera

para siemPre. DesPués en el Dfa do

hentecostés El derramó al Eepfrit'u

Santo,

quien ha estado aqul dotdo

entonceé. Ahora no so Lrata do qurt

el Padre le de a nadio ol l')rPlrit'u

Santo. Se trata de que nost¡Lros r¡«'i' bamos al EsPfritu Santo'

Nota las Palabras de Jesús' 'Yo

rogaré al Pa.dre, Y os darri otro Con-

solador, pa,ru. que

tros

(EL) esté con uoso'

Cuando

para siernPre' "

recibiÁos

el EsPíritu Santo, lo

recibimos a "E1," no a una "cosa"'

Hemos oído a algunos decir' "Yo

recibí el bautismo." Sin embargo'

no recibieron el bautismo;

ellos

recibieron el EsPíritu Santo'

Otros dicen, "EstoY lleno del

No están llenos del

Bautismo."

bautismo.

No están ni llenos del

bautismo del EsPíritu Santo, están llenos del Esplritu Santo, la tercera

Persona de la Trinidad'

El recibir el EsPlritu Santo es

más

que una exPeriencia: Una Per'

a morar en nosotros -

sonalidad divina viene a vivir en

nosotros -

a hacer Su hogar en nosotros'

No debemos Preocuparnos tanto

con una experiencia

exterior que per-

damos la realidad de la Presencia

moradora interiormente del Esplritu

Santo. Si hemos sido llenos del

F)oplritu

Santo, deberíamos estar

conr¡cientes de Su Presencia cada

ln<¡mento

l.r¡s. No

en el que estamos despier-

deberlamos tener que mirar

aürás a alguna exPeriencia que

[uvimos en cierto altar hace unos

uños. ¡El

EsPfritu Santo deberfa

llo¡¡ar a

ser más real y precioso para

nosotros de cada dla!

La Promesa es Para los Creyentes

Nota también que laplenitud del

Espíritu Santo no es para el ¡recador,

es para el creyente. Refiriéndose a la

plenitud del Espíritu Santo, Jesús

üjo, "el Espíritu de uerdad. al cual el mundo no puede recibir."

El mundo puede recibir la vida

eterna: "Porque de tal tnanera arnó

Dios al MUNDO, que ha dad.o a su

Hijo unigénito, para que todo aquel

que en él cree, no se pierda, mas

tenga uida eterna" (Juan 3:16). El mundo no puede recibir a Cristo

como Salvador -

el mundo puede

ser nacido de nuevo -

pero alguien

debe de nacer de nuevo antes de poder recibir la plenitud de Espíritu

Santo. Para ilustrar esto, Jesús dijo en

Mateo 9:l7, "Ni echan uino nueuo en

de otra manera los

odres uíejos;

odres se

rornpen, y el uino se

pero echan el uino nueuo

(En aquellos

en odres nueuos

"

tiempos el vino se guardaba en odres de piel.)

En las Escrituras, el vino es un

tipo del Espíritu Santo. Jesús estaba

entonces dicicndo que el Espiritu

Santo no prxllu scr «ludo ern Su

plenitud a no s(!r (ll¡() un() hulliera sido hecho untr rltr('v¡l t:rirtLura. I)tr otra maneru, ('orn() .losús st'ñ¡rló si

fuera a pontrr vittrt llt¡t'vo t'tt r¡tlrt's viejos, revent,rrrftrtt. Si l'll llrrsilr¡¡ r'l

Espíritu SanLo t,¡¡ gt'ttt,l t¡ttt, tto l¡¡tl¡l¡t

nacido de nurtvo, rttvt'¡¡1,¡¡rl¡t¡¡.

"/I'

modo que si trlgtttttt t'sltl rtt ('¡'itltt,

nueva criatura es

." (2 Cor. 5:17).

Cuando has sido hecho uno

nueua criaturo, estds listo para ser lleno del nueuo uino.

También refiriéndose al Espíritu

Santo Jesús dijo en Lucas 1l:13,

"Pues si vosotros, siendo malos,

sabéis dar buenas dddiuas a uuestos

hijos, ¿cuánto mds vuestro Pad.re

celestial dani el Espíritu Santo a los

que se lo pidan?"

Dios no es el Padre de todos.

Oímos mucho estos días acerca de la

Paternidad de Dios y de la Herman- dad de los hombres, y de que Dios

es eI Padre de todos nosotros y

nosotros todos somos hermanos. Eso no es verdad. Jesús les dijo a los

Fariseos, la secta más extricta de la

religión judía, "Tosotros sois de

uuestro

padre el diabb

"

(Juan

8:44). Dios es el Padre solamente de aquellos que han nacido de nuevo. Y

para aquellos que han nacido de

nuevo, el Padre tiene

don

para éllos el

de la plenitud del Espíritu

Santo.

Ven y Bebe

JUAN 4:13,14

13 Respondió Jesús y le dijo: ()ual-

quiera que bebiere de esta tgua,

volverá a tener sed;

l4 mas el que bchiorc dcl ugutt qtt(r v(,

h d¡¡ró, nr¡ l.tndrlr serl jlrn/rx; xino r¡ut' trl ugrrt (lrt(! .y(, kr tl¡rrl' tr.r/t t'¡¡ {'l t¡nt¡

furnl,r, rlt. rtgutt qttc nrtll,t' ¡rtrrrt vitlrt r.l,orllr.

.ll,AN 7::t7 illl

ll7 l,ln ol ítlllrrro y Irttt¡ rll¡t rk,L¡ ficxl,rt,

.lo¡¡i¡

xr' lnrro or¡ ¡rll v nlzú vtlz,

rllclo¡¡rlo: §l nlgurro I lorto xr.rl, vr.trg¡¡ ¡¡

ml y bt'bn.

ll8

ll¡crituia,

bl quc cree en mí, como dice la

de su interior correrán ríos

do aguu

li$

viva.

tit¡to diio del Espíritu que habian

de recibir los que creyesen en él; pues

aún no había venido el Espíritu Santo'

porque Jesús no había sido aún

glorificado.

EI agua

Esptitu

a la que se refiere en

ambos

del

pasajes anteriores es un tipo

Santo. Notaque haY dos

experiencias diferentes de las que se

habla.

Primero,

a la mujer en el Pozo de

agua que salte Para uida

Aquí Jesús se estaba

Samaria Jesús dijo, "sino que el

le daré sera en él una

ague que Yo

fienti

'eterna."

d,e

refiriendo al EsPíritu Santo en el

acto de la regeneración o saluación'

Santo es representado

(EI Espíritu

"o*o

tirru

"fuente de agua que salta

para vida eterna.")

ll

l,UCClO¡¡ nN ACCION: "P"* "d h@

La otra referencia es a "ríos de

agua viva," Y habla de Ia Promesa de

ll

plenitud

inierior

det

(su

Espíritu Santo: "de stt'

ser más Profundo)

correrán ríos d.e agua uiua'"

Jesús nos anima a venir Y beber

v llenarnos. "¿Pero cómo Puedes

saber cuando estás lleno?"

Dreguntar alguien.

p,r"-ttu,

'¡unron

miremos en

Podría

res'

Hechos 2:4: "Y

Para la

tod.os lleruos del EsPíritu

Santo,

otras

y conxenzaron a hablar en

lenguas, según el Espíritu les

d.aba que hablasen."

Si eres un creYente, es tan sen'

cillo como Jesús dijo que lo era' ¡Ven y bebe, Y sigue bebiendo hasta que

ie llenesi Cuando te llenes, empezarás

a hablar en otras lenguas' Esta es Ia

señal inicial o la evidencia de que

estás lleno.

Texto Para Memorizar:

S, alguno tiene sed, uenga a mí

y beba" (Juan 7:37)'

" (Santiago 1:22),

Lección 3

El Espíritu Santo -

Una Fuente de Poder Siempre Presente

Textos Bíblicos: tr Corintios 3:16; 6:19; 2 Corintios 6:16

Verdad Central: Todo creyente

interior todo el

en esta vida.

lleno del Espíritu Santo tiene en su

poder que va a necesitar para triunfar

El Nuevo Testamento nos da tres relaciones que Dios sostiene hacia el

hombre: (1) Dios por nosotros;

(2) Dios con nosotros; (3) Dios en

nosotros. El tener a Dios por nosotros

garantiza el éxito: "Si Dios es por

nosotros, ¿ quién contra nosotros? "

(Romanos 8:31). Si Dios está a favor

nuestro, la victoria es por contado. Si Dios es por nosotros - y nosotros

sabemos que El es por nosotros -

nos volvemos totalmente audazes en

la vida. No importa

cuál sea la

no

dificultad de la situación -

importa la obscuridad de ias nubes

que amenazan en el horizonte de

nuestra vida -

mente asegurados de que triun'

faremos. No puede haber fracaso si cl Senór está por nosotros.

También podemos tener la

seguridad de que Dios está co¿

nosotros. No importa cuales sean las

circumstancias, nuestro Señor está con nosotros. El conocimiento de la Palabra de Dios en esta línea cierta-

mente debería hacer que nuestros

corazones saltaran por ¡{ozo donLrtl de nosotros y sostttnor ¿t ttttttsl,rtln

espíritus en fo y cttnl'i¡r¡¡ztt.

En el Nuovo'llr¡t,ulltonl,rI t t,l¡t'¡tx¡¡

estamos tranquila'

"un mejor pacto, establecido sobre

mejores prornesas" (Heb. 8:6). Bajo

el ,pacto del Antiguo Testamento,

Dios era por Israel y estaba con

Israel, per no estaba e¿ ellos.

Dios es por nosotros y está con

nosotros hoy en día, pero también tenemos algo mejor: Dios está ¿r¿

nosotros. ¡Dios está en

haciendo Su hogar ez

cuerpos!

realidad

nuestros

Nuestros Cuerpos Templo de Dios

I CORINTIOS 3:16

16

¿No

sabéis que sois templo de Dios,

y que el Espíritu de Dios mora en

vosotros?

1 CORINTIOS 6:19

19 ¿O ignorais que vuestro cuerpo oÁ¡

templo del Espíritu Santr¡, el cuol t¡¡l,ó

en vosotros, el cual tenéir¡ do l)ion, .y

que no sois vuestros?

2 CORINTIOS 6:16

16 ¿,Y quó tcuor«llr htty rrttl,ro ol l,orn¡rlrr

do I)iox

.y

krx l«klkrx'l l'ort¡ttrt vo¡ol.ron

¡oi¡ r,l l,o¡n¡¡kr rl¡l l)k¡¡ vlvlt,r¡1.t., ¡'o¡rrt¡

l)lor rlllo: llnhll.nró y ttttrlttr/' r,nl,rc

olhrr. Y ¡¡ri ru l)krr, y r,llttx xr,rl¡lr mi

¡ruohkr.

Demasiados Pocos de nosotros

somos conscientes realmente de que

Dios está en nuestros cuerpos' Si los homllrcs y las mujeres fueran cons- cicnLes de Dios en sus cuerpos, no

hal¡larfan ni actuarían como lo

hacen. Algunos cristianos constan-

temente hablan acerca de su falta de

poder; su falta de habilidad' Si se

ái"ru.t cuenta que Dios está en ellos,

¡sabrían

que nada les es imposible!

al que cree

La Biblia dice, "'

todo le es posible" (Marcos 9:23l,'La razón por la cual todo le es Posible

al que cree es Porque

Dios nuestro

Padr