Sei sulla pagina 1di 225

´

˜

¿QU E ENSE NA

realmente LA BIBLIA?

´

˜

¿QU E ENSE NA

realmente LA BIBLIA?

ESTE LIBRO PERTENECE A

Procedencia de las ilustraciones: ˛ P agina 7: por gentileza de American Bible Society

˛ P agina 19: planeta Tierra: foto de la NASA ˛ P aginas 24, 25: foto de la OMS de Edouard

Boubat ˛ P aginas 88, 89: explosi on: a partir de foto de USAF; ni no: a partir de foto

de la OMS de W. Cutting

´

´

´

´

´

˜

2005 Watch Tower Bible and Tract Society of Pennsylvania Todos los derechos reservados

´

¿Qu e ense na realmente la Biblia?

˜

EDITORES

Watchtower Bible and Tract Society of New York, Inc. Brooklyn, New York, U.S.A.

Impresi on de 2009

Esta publicaci on se distribuye como parte de una obra mundial

de educaci on b ıblica que se sostiene con donativos. Prohibida su venta.

A menos que se indique lo contrario,

las citas de la Biblia son de la versi on en lenguaje moderno

´

´

´

´

´

Traducci on del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras (con referencias).

What Does the Bible Really Teach? Spanish ( bh-S)

Made in the United States of America

Impreso en Estados Unidos de Am erica

´

´

´

INDICE

´

´

CAP ITULO

P AGINA

3

¿Es esto lo que Dios quer

1.

2. La Biblia proviene de Dios 18

3.

37

5.

57

7.

6. ¿D onde est

El rescate, el mayor regalo de Dios 47

4. ¿Qui

¿Qu e prop osito tiene Dios para la Tierra? 27

¿Cu al es la verdad acerca de Dios? 8

´

ıa?

´

´

´

en es Jesucristo?

´

´

an los muertos?

´

Verdadera esperanza para los seres queridos

que han muerto 66

e ´ es el Reino de Dios? 76

8. ¿Qu

¿Vivimos en “los ultimos d

¿C omo influyen en nosotros las criaturas espirituales? 96

¿Por qu e permite Dios el sufrimiento? 106

El modo de vida que le agrada a Dios 115

Vea la vida como la ve Dios 125

14. C omo tener una vida familiar feliz 134

15.

16.

17.

18.

19.

13.

12.

11.

10.

9.

´

ıas”? ´ 86

´

´

´

La adoraci

on que Dios aprueba

´

144

P ongase de parte de la adoraci on verdadera 154

´

´

La oraci on nos acerca a Dios

El bautismo y nuestra relaci

Permanezca en el amor de Dios 184

174

´

164

´

on con Dios

Ap

endice

´

194

¿ Es esto lo que Dios quer ıa?

´

´

¿QU E noticias encuentra cuando lee el

peri odico, mira la televisi on o escucha la radio? ¡Hay tantas historias de delin- cuencia, guerra y terrorismo! Ahora

piense en sus propios problemas. Es po- sible que la enfermedad o la muerte de

un familiar o un amigo le est en causan- do mucha angustia. Puede que se sien- ta como Job, un hombre bueno que dijo estar “agobiado de aflicciones” (Job 10:

15, La Sagrada Biblia, de F. Torres Amat).

´

´

´

Quiz as se pregunte:

´

ˇ ¿Es esto lo que Dios quer ıa ´ para m ı ´ y para el resto de la humanidad?

ˇ ¿D onde puedo encontrar ayuda

para superar mis problemas?

´

ˇ ¿Habr a alg un d ıa ´ paz en la Tierra? Pues bien, la Biblia da respuestas satis- factorias.

´

´

4

“Los ojos

de los ciegos

´

ser an abiertos.”

´

(Isa ıas 35:5)

˜

LA BIBLIA ENSE NA

QUE DIOS REALIZAR A ESTOS CAMBIOS EN LA TIERRA.

´

“Limpiar a toda l agrima de sus ojos,

´

y la muerte no ser a m as, ni existir a

´

´

´

´

´

ya m as lamento ni clamor ni dolor.”

´

(Revelaci on [Apocalipsis] 21:4)

“El cojo trepar a

justamente como

lo hace el ciervo.”

´

´

(Isa ıas 35:6)

“Todos los que est an en las

tumbas conmemorativas [ ]

´

´

saldr an.” (Juan 5:28, 29)

“Ning un residente dir a:

‘Estoy enfermo’.”

´

´

´

(Isa ıas 33:24)

“Llegar a a haber abundancia

de grano [o alimento] en la tierra.” (Salmo 72:16)

´

6

´

BENEF ICIESE

´

¿Qu e ense na realmente la Biblia?

˜

˜

DE LO QUE LA BIBLIA ENSE NA

No se apresure a pensar que lo que

aparece en las p aginas anteriores es

solo un sue no. Dios lo ha prometido,

y la Biblia explica c omo lo cumplir a.

´

˜

´

´

Pero eso no es todo. La Biblia tam-

bi en nos ense na c omo disfrutar

aun ahora de una vida llena

de satisfacci on. Piense por

un momento en sus pro- pios problemas y preocu- paciones. Tal vez tengan que ver con el dinero, la familia, la salud o la muerte de un ser queri- do. Pues bien, la Biblia

nos ayuda a afrontar esas

dificultades, y tambi en nos consuela dando respuesta a pre-

guntas como las siguientes:

´

´

˜

´

´

´

ˇ ¿Por qu e sufrimos?

´

ˇ ¿C omo podemos enfrentarnos a las preocupaciones

de la vida?

´

ˇ ¿Qu e podemos hacer para que nuestra vida de familia

´

sea m as feliz?

´

ˇ ¿Qu e nos sucede al morir?

´

ˇ ¿Volveremos a ver alg un d ıa a nuestros seres queridos

´

que han muerto?

´

ˇ ¿Por qu e podemos estar seguros de que Dios

cumplir a lo que ha prometido?

´

´

¿Es esto lo que Dios quer ıa?

7

El hecho de que usted est e leyendo estas l ıneas demuestra

´

que desea saber lo que la Biblia ense na. Este libro le ayudar a

a averiguarlo. Observe que al pie de las p aginas hay pregun-

tas correspondientes a los p arrafos. A millones de personas

les ha gustado mucho el m etodo de preguntas y respuestas

que los testigos de Jehov a emplean para examinar la Biblia,

y esperamos que ese tambi en sea su caso. Que Dios lo ben-

diga en la emocionante experiencia de aprender lo que la

Biblia realmente ense na.

´

´

˜

´

´

´

´

´

˜

CONOZCA SU BIBLIA

LA Biblia est a compuesta por 66 libros y cartas, que est an

para facilitar su b usque-

da. Cuando se citan textos b ıblicos ´

primer n umero que aparece despu es del nombre indica el

cap ıtulo ´

ro indica el vers ıculo. ´

se refiere a la segunda carta a Timoteo, cap ıtulo ´

lo 16.

3, vers ıcu- ´

Por ejemplo, la cita “2 Timoteo 3:16”

del libro o carta de la Biblia, y el siguiente n ume-

´

´

divididos en cap ıtulos ´

´

y vers ıculos ´

´

en esta publicaci on, el

´

´

´

Si busca los textos citados en esta publicaci on, no tarda-

´

r a en conocer bastante bien la Biblia. Adem as, ¿por qu e

no adopta la costumbre de leer la Biblia a diario? Leyendo

de tres a cinco cap ıtulos ´

cada d ıa, ´ la terminar a en un a no.

´

´

´

´

˜

´ C AP ITULO

1

¿Cu al es la verdad acerca de Dios?

¿De verdad se interesa Dios por usted?

´

´

¿C omo es Dios? ¿Tiene nombre?

´

¿Es posible acercarse a el?

¿SE HA fijado en la cantidad de preguntas que hacen los

ni nos? Muchos comienzan en cuanto aprenden a hablar.

Con ojos curiosos y bien abiertos miran a uno y le dicen:

“¿Por qu e el cielo es azul?”, “¿De qu e est an hechas las es-

trellas?” o “¿Qui en ense o a cantar a los p ajaros?”. Sin im-

portar cu anto nos esforcemos por contestarles, a veces nos

vemos en aprietos. En realidad, hasta la mejor respuesta puede llevar a esta otra pregun-

ta: “¿Y por qu e?”.

˜

´

´

´

´

´

´

˜ ´

n

´

2 Los ni nos no son los unicos que

˜

´

tienen la costumbre de preguntar.

A medida que crecemos, seguimos

haciendo preguntas, tal vez para saber

c omo se llega a un sitio, para evitar al-

g un peligro o por simple curiosidad.

Pero parece que mucha gente

deja de hacer ciertas pregun-

tas, especialmente las m as importantes. O por lo menos, deja de buscar las respuestas.

´

´

´

1, 2. En muchos casos, ¿por qu e es bueno ha-

cer preguntas?

´

9

´

3 Piense en la pregunta de la portada de este libro, as ı

como en las que aparecen en el pr ologo y al principio de

este cap ıtulo. Esas son algunas de las preguntas m as im-

portantes que se pueden hacer. Sin embargo, mucha gente

ha dejado de buscar las respuestas. ¿Por qu e? ¿Ser a posi-

ble encontrarlas en la Biblia? A algunas personas les parece que las respuestas que da la Biblia son muy complica- das. Otras no se atreven a preguntar por miedo a quedar avergonzadas. Y hay quienes creen que esas cuestiones es

mejor dej arselas a los l ıderes y maestros religiosos. ¿Qu e

´

opina usted?

4 Seguramente, usted desea conocer la respuesta a las

¿Cu al es la verdad acerca de Dios?

´

´

´

´

´

´

´

´

grandes cuestiones de la vida. A veces quiz a se haga es-

tas preguntas: “¿Para qu e hemos venido al mundo? ¿Es

esta vida todo lo que hay? ¿C omo es Dios?”. Hace bien en

pensar en estos temas, y es importante que no se d e por

vencido hasta encontrar respuestas claras y confiables. Je- sucristo, conocido por ser un gran maestro, dijo: “Sigan

pidiendo, y se les dar a; sigan buscando, y hallar an; si-

gan tocando, y se les abrir a” (Mateo 7:7).

5 Si usted ‘sigue buscando’ las respuestas a las pregun-

tas importantes, comprobar a que vale la pena el esfuer-

´

zo (Proverbios 2:1-5). A pesar de lo que otras personas

´

´

´

´

´

´

´

le hayan podido decir, esas respuestas existen y est an a

su alcance. Se encuentran en la Biblia y no son com-

plicadas. Lo que es mejor, nos dan esperanza y alegr ıa, y nos permiten tener una vida feliz incluso en la actuali-

dad. Empecemos con una pregunta que inquieta a mucha gente.

´

´

3. ¿Por qu e dejan muchas personas de buscar las respuestas a las pre-

guntas m as importantes?

4, 5. ¿Cu ales son algunas de las preguntas m as importantes que po-

demos hacernos, y por qu e debemos buscar las respuestas?

´

´

´

´

´

10

´

¿Qu e ense na realmente la Biblia?

˜

¿ES DIOS INDIFERENTE O INSENSIBLE?

6 Muchos creen que s ı. Piensan que si el se preocupara

por nosotros, las cosas ser ıan muy diferentes. Vivimos en

un mundo plagado de guerras, odio y dolor. Todos nos en- fermamos, sufrimos y perdemos a seres queridos. Por eso

hay quienes dicen: “Si le import aramos a Dios, ¿no nos li-

brar ıa de todos estos problemas?”.

7 Y lo que es peor, muchos maestros religiosos hacen pensar a la gente que Dios es insensible. Por ejemplo,

cuando ocurre una tragedia, dicen que fue la voluntad de

Dios. En la pr actica, es como si afirmaran que Dios tiene la

culpa de las desgracias. Pero ¿es eso verdad? ¿Qu e ense na

realmente la Biblia? Santiago 1:13 responde: “Al estar bajo prueba, que nadie diga: ‘Dios me somete a prueba’. Por- que con cosas malas Dios no puede ser sometido a prueba,

ni somete a prueba el mismo a nadie”. Por lo tanto, Dios nunca es el causante de la maldad que vemos en el mun- do (Job 34:10-12). Es cierto que permite que ocurran co- sas malas, pero hay una gran diferencia entre permitir que

algo suceda y causarlo.

8 Piense, por ejemplo, en un padre sabio y amoroso que tiene bajo su techo a un hijo ya adulto. Cuando este se

hace rebelde y decide irse de casa, el padre no lo detiene. El hijo toma un mal camino y se mete en dificultades. ¿Di-

r ıa ´ usted que el padre es el causante de los problemas de su

hijo? Claro que no (Lucas 15:11-13). De igual manera, Dios no ha impedido que los seres humanos tomen un mal ca-

´

´

´

´

´

´

´

˜

´

6. ¿Por qu e piensan muchos que a Dios no le importa el sufrimien-

to de las personas?

7. a) ¿Por qu e puede decirse que muchos maestros religiosos hacen

pensar a la gente que Dios es insensible? b) ¿Qu e ense na realmente

la Biblia acerca de nuestros sufrimientos?

8, 9. a) ¿Con qu e ejemplo podr ıa explicar usted la diferencia entre

permitir la maldad y causarla? b) ¿Por qu e ser ıa injusto criticar a Dios

por permitir que la humanidad siga un mal camino?

´

´

´

˜

´

´

´

´

´

¿Cu al es la verdad acerca de Dios?

11

mino, pero eso no significa que el sea el causante de las

desgracias que ellos mismos se han buscado. No cabe duda

de que ser ıa injusto culpar a Dios de todos los males que

sufre la humanidad.

9 Dios tiene buenas razones para permitir que la humani-

dad siga un mal camino. Puesto que el es nuestro sabio y po-

deroso Creador, no est a obligado a darnos explicaciones. Sin

embargo, nos las da por amor. En el cap ıtulo 11 veremos

con m as detalle cu ales son sus razones. Sin embargo, usted

puede estar seguro de que el no tiene la culpa de nuestros

problemas. En realidad es todo lo contrario, ya que Dios nos

da la unica esperanza de verlos solucionados (Isa ıas 33:2).

10 Adem as, Dios es santo (Isa ıas 6:3). Eso significa que

es puro y limpio, que no tiene ninguna maldad. Por este

motivo podemos confiar por completo en el, algo que

no puede decirse de los seres humanos, que en ocasiones

se vuelven corruptos. Ni siquiera el m as honrado de los go-

bernantes tiene el poder de reparar el da no que provocan

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

˜

´

las personas malvadas. Pero Dios es todopoderoso. El pue-

de eliminar todo el sufrimiento que la maldad ha causado,

y as ı lo va a hacer. Cuando intervenga, lo har a de tal ma-

nera que acabe para siempre con el mal (Salmo 37:9-11).

´

´

´

¿C OMO SE SIENTE DIOS

´

11 Mientras tanto, ¿c omo se siente Dios por lo que est a

pasando en el mundo y en nuestra vida? La Biblia en-

CUANDO PADECEMOS INJUSTICIAS?

´

´

se na que el ‘ama la justicia’ (Salmo 37:28). El se intere-

sa profundamente en si algo est a bien o mal, y odia toda

clase de injusticia. La Biblia dice que “se sinti o herido

en el coraz on” cuando en tiempos antiguos el mundo se

˜

´

´

´

´

10. ¿Por qu e podemos confiar en que Dios eliminar a todo el su-

frimiento que la maldad ha causado?

11. a) ¿C omo ve Dios la injusticia? b) ¿Qu e siente Dios cuando nos

ve sufrir?

´

´

´

´

12

´

¿Qu e ense na realmente la Biblia?

˜

llen o de maldad (G enesis 6:5, 6). Y Dios no ha cambiado

(Malaqu ıas 3:6). Sigue odiando el mal y compadeci endose

´

´

´

´

´

de los que sufren. “ El se interesa por ustedes”, nos asegura

la Biblia (1 Pedro 5:7).

12 ¿Por qu e podemos estar seguros de que a Dios le duele

vernos sufrir? Pues bien, veamos otra prueba. La Biblia en-

se na que el hizo al hombre a su imagen (G enesis 1:26). Por

lo tanto, si tenemos buenas cualidades es porque Dios las tiene. Por ejemplo, ¿se conmueve usted cuando ve sufrir a

personas inocentes? Si a usted le duelen tales injusticias, ten-

ga la seguridad de que a Dios le duelen mucho m as.

´

˜

´

´

´

13 Una de las mejores caracter ısticas del ser humano

es su capacidad de amar. Tambi en en

esto nos parecemos al Creador, ya que,

como ense na la Biblia, “Dios es amor”

(1 Juan 4:8). Amamos porque Dios

ama. Si usted tuviera el poder para aca- bar con el sufrimiento y las injusticias que vemos en elmundo, ¿verdad que lo

har ıa? ¿Acaso no lo impulsar ıa su amor

a hacerlo? ¡Claro que s ı! Pues bien, pue-

de tener la misma seguridad de que

Dios eliminar a los problemas del mun-

do. Las promesas que ha le ıdo en el pr o-

logo de este libro no son simples sue nos

ni esperanzas vanas: las ha hecho Dios

y se cumplir an sin falta. Sin embargo,

para creer en esas promesas es preciso conocer mejor al Dios que las ha hecho.

´

´

Cuando usted quiere presentarse a alguien, ¿verdad que le dice su nombre? Dios nos revela su nombre en la Biblia

˜

´

´

´

´

´

˜

´

´

12, 13. a) ¿Por qu e tenemos cualidades

como el amor, y c omo influye el amor en

nuestra actitud hacia el sufrimiento que hay

en el mundo? b) ¿Por qu e podemos estar se-

guros de que Dios eliminar a los problemas

mundiales?

´

´

´

´

´

La Biblia ense na que Jehov a es el amoroso Creador del universo

˜

DIOS DESEA QUE USTED LO CONOZCA

14 ¿Qu e es lo primero que usted hace cuando quiere que

alguien lo conozca? ¿Verdad que le dice su nombre? Pues

bien, ¿tiene nombre Dios? Muchas religiones ense nan que

el ´ se llama “Dios” o “Se nor”, pero estos no son en realidad

nombres propios. Son t ıtulos, como “rey” o “presidente”.

La Biblia revela que Dios posee muchos t ıtulos, entre ellos

“Dios” y “Se nor”. Pero tambi en ense na que tiene un nom-

bre personal: Jehov a. Salmo 83:18 dice as ı: “T u, cuyo nom-

bre es Jehov a, t u solo eres el Alt ısimo sobre toda la tierra”.

´

˜

˜

´

´

´

˜

´

´

´

˜

´

´

´

14. ¿Cu al es el nombre de Dios, y por qu e debemos usarlo?

´

´

14

´

¿Qu e ense na realmente la Biblia?

˜

Si en su Biblia no aparece este nombre, lo invitamos a ver

la raz on en el ap endice de este libro, en las p aginas 195

a 197. La verdad es que el nombre divino se halla miles de

veces en los manuscritos b ıblicos antiguos. Por eso, Jeho-

v a desea que usted sepa su nombre y lo use. Podr ıa decirse

que Dios utiliza la Biblia para que usted sepa qui en es el.

´

´

´

´

´

´

´

´

15 El nombre Jehov a, que Dios mismo se puso, tiene

mucho significado. Da a entender que el puede cumplir

todas sus promesas y llevar a cabo todo lo que se propone.

El nombre de Dios es unico, pues le pertenece exclusiva-

mente a el. En realidad, Jehov a es singular de muchas ma-

neras. Veamos algunas.

´

´

´

´

´

Hallar a m as informaci on sobre el significado y la pronunciaci on

´

´

´

´

del nombre divino en el ap endice, p ags. 195-197.

´

´

´

15. ¿Qu e significa el nombre Jehov a ?

´

El amor de un buen padre es un reflejo de un amor mucho mayor: el que nos tiene nuestro Padre celestial

´

¿Cu al es la verdad acerca de Dios?

15

Ya vimos que Salmo 83:18 dice de Jehov a: “T u solo

eres el Alt ısimo”. Del mismo modo, unicamente a el se le

llama “el Todopoderoso”. Revelaci on (o Apocalipsis) 15:3

´

declara: “Grandes y maravillosas son tus obras, Jehov a

Dios, el Todopoderoso. Justos y verdaderos son tus cami-

nos, Rey de la eternidad”. El t ıtulo “Todopoderoso” in-

dica que Jehov a supera en poder a todos los dem as seres.

Su fuerza no tiene igual, es suprema. Y el t ıtulo “Rey de la

eternidad” nos recuerda que es singular en otro sentido: es

el unico que existe desde siempre. En Salmo 90:2 leemos:

“Aun de tiempo indefinido a tiempo indefinido [es decir,

siempre] t u eres Dios”. ¿Verdad que solo pensarlo resulta

impresionante?

17 Hay otra raz on por la que Jehov a es singular: el es el

unico ´ Creador. Revelaci on 4:11 dice: “Digno eres t u, Jeho-

v a, nuestro Dios mismo, de recibir la gloria y la honra y el

poder, porque t u creaste todas las cosas, y a causa de tu vo-

luntad existieron y fueron creadas”. Jehov a es el Creador

de todo lo que existe: los esp ıritus invisibles de los cielos,

las estrellas que brillan en el firmamento, las frutas que

crecen en los arboles, los peces que pueblan mares y r ıos,

y mucho m as.

¿PUEDE USTED ACERCARSE A JEHOV A?

18 Hay quienes se sienten un poco intimidados por las

impresionantes cualidades de Jehov a. Temen que Dios est e

´

tan alto que nunca puedan acercarse a el o que siquiera le

importen. ¿Es correcta esta idea? La Biblia ense na todo lo

contrario, pues afirma que Jehov a “no est a muy lejos de

cada uno de nosotros” (Hechos 17:27). Incluso nos hace

16

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

˜

´

´

16, 17. ¿Qu e nos ense nan sobre Jehov a los siguientes t ıtulos: a) “To-

dopoderoso”? b) “Rey de la eternidad”? c) “Creador”?

18. ¿Por qu e creen algunas personas que nunca podr an acercarse a

Dios, pero qu e ense na la Biblia?

´

´

´

˜

´

´

´

˜

16

´

¿Qu e ense na realmente la Biblia?

˜

esta invitaci on: “Ac erquense a Dios, y el se acercar a a uste-

des” (Santiago 4:8).

19 ¿C omo puede usted acercarse al Creador? Para empe-

zar, no deje de hacer lo que est a haciendo ahora mis-

mo: aprender todo lo que pueda acerca de Dios. Jes us

dijo: “Esto significa vida eterna, el que est en adquiriendo

conocimiento de ti, el unico Dios verdadero, y de aquel

a quien t u enviaste, Jesucristo” (Juan 17:3). En efecto, se-

g un ense na la Biblia, el conocimiento de Jehov a y Je-

s us lleva a la “vida eterna”. Ya vimos que “Dios es amor”

(1 Juan 4:16). Pero Jehov a tiene muchas otras cualidades,

todas hermosas y atrayentes. Por ejemplo, la Biblia dice

que es “misericordioso y ben evolo, tardo para la c olera y

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

˜

´

´

´

´

´

´

´

abundante en bondad amorosa y verdad” ( Exodo 34:6).

Es un Dios “bueno y [ listo para perdonar” (Salmo 86:5).

Es paciente (2 Pedro 3:9). Es leal (Revelaci on 15:4). A me-

dida que siga leyendo la Biblia, ver a que Jehov a ha demos-

trado estas atrayentes cualidades y muchas m as.

20 Es cierto que a Dios no podemos verlo, pues es un

esp ıritu (Juan 1:18; 4:24; 1 Timoteo 1:17). Sin embargo,

la Biblia explica c omo es. Tal como dijo el salmista, us-

ted puede “contemplar la agradabilidad de Jehov a” (Salmo

27:4; Romanos 1:20). Cuanto m as aprenda sobre el, m as

real ser a para usted, y m as razones tendr a para amarlo y

sentirse cerca de el.

21 Poco a poco ir a entendiendo por qu e nos anima la Biblia a verlo como nuestro Padre (Mateo 6:9). No solo nos dio la vida, sino que desea que la vivamos del mejor

modo posible, lo mismo que todo buen padre quiere para

]

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

19. a) ¿C omo podemos acercarnos a Dios, y qu e recompensa obten-

dremos? b) ¿Qu e cualidades de Dios le atraen m as a usted?

20-22. a) ¿Impide que nos acerquemos a Dios el hecho de que no po-

damos verlo? Explique su respuesta. b) ¿Qu e consejo es posible que

le den personas con buenas intenciones, pero qu e ser ıa conveniente

que usted hiciera?

´

´

´

´

´

´

´

´

¿Cu al es la verdad acerca de Dios?

17

sus hijos (Salmo 36:9). La Biblia tambi en ense na que los

seres humanos podemos ser amigos de Jehov a (Santiago

2:23). ¡Imag ınese: usted puede ser amigo del Creador del

universo!

22 Cuando aprenda m as de la Biblia, quiz a haya personas que, con buenas intenciones, le aconsejen que deje de es-

tudiarla. Tal vez lo hagan porque les preocupe que usted cambie de creencias. Pero no permita que nadie le impida

cultivar la amistad con Dios, la mejor amistad que usted puede tener.

ogicamente, ´ habr a cosas que no entender a al princi-

pio. Pero no tenga miedo de pedir ayuda. Jes us dijo que es

bueno ser humilde como un ni no (Mateo 18:2-4). Y ya sa-

bemos que los ni nos siempre est an preguntando. Dios de-

sea que usted encuentre las respuestas. De hecho, la Biblia

habla muy bien de ciertas personas de la antig uedad que

ten ıan el intenso deseo de conocer a Dios. Por esa raz on,

examinaron con cuidado las Escrituras y se aseguraron de

que lo que aprend ıan era la verdad (Hechos 17:11).

24 El mejor modo de conocer a Jehov a es examinando la

Biblia, un libro diferente de los dem as. ¿Qu e lo hace dis-

tinto? Lo veremos en el pr oximo cap ıtulo.

´

˜

´

´

´

´

23

L

´

´

´

˜

´

˜

¨

´

´

´

´

´

´

´

´

23, 24. a) ¿Por qu e no debe tener miedo de hacer preguntas sobre

lo que est a aprendiendo? b) ¿Qu e veremos en el pr oximo cap ıtulo?

´

´

´

´

´

˜

LO QUE LA BIBLIA ENSE NA

ˇ Dios se interesa personalmente por usted (1 Pedro 5:7).

ˇ El nombre de Dios es Jehov a (Salmo 83:18).

ˇ Jehov a lo invita a acercarse a el (Santiago 4:8).

ˇ Jehov a es un Dios de amor, bondad y miseri-

´

´

´

´

´

cordia ( Exodo 34:6; 1 Juan 4:8, 16).

´ C AP ITULO

2

La Biblia proviene de Dios

´

¿En qu e se diferencia la Biblia

´

de todos los dem as libros?

¿De qu e maneras nos ayuda la Biblia

a enfrentarnos a los problemas de la vida?

´

´

¿Qu e razones hay para confiar en las profec ıas ´ de la Biblia?

¿RECUERDA usted alg un regalo especial que le haya hecho

un buen amigo? Seguramente le llen o de alegr ıa y le con-

´

movi o. Al fin y al cabo, con ese detalle su amigo demostr o que valoraba su amistad, y sin duda usted le dio las gracias.

2 Pues bien, la Biblia es un regalo de Dios por el que

podemos estar muy agradecidos. Este libro singular reve-

la informaci on que nunca sabr ıamos de otro modo. Por

ejemplo, nos habla de la creaci on de los cielos y las estre-

llas, la Tierra y la primera pareja humana. Adem as, ense na

principios confiables que nos permiten enfrentarnos a los

problemas y a las inquietudes de la vida. La Biblia tambi en

nos explica c omo cumplir a Dios su prop osito de que exis-

tan mejores condiciones en la Tierra. ¡Qu e regalo tan fas-

cinante!

3 La Biblia tambi en es un regalo conmovedor, ya que nos

ense na algo sobre la persona que lo hizo, Jehov a. Al dar-

nos este libro, Dios demostr o que quiere que lo conozca-

´

mos bien. De hecho, la Biblia nos ayuda a acercarnos a el.

´

´

´

´

´

´

´

´

˜

´

´

´

´

´

´

˜

´

´

1, 2. ¿Por qu e decimos que la Biblia es un fascinante regalo de Dios?

3. ¿Qu e demostr o Jehov a al proporcionarnos la Biblia, y por qu e es

conmovedor ese regalo?

´

´

´

´

´

19
19

La Traducci on del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras

se ha publicado en muchos idiomas

´

4 Si usted posee una Biblia, no es el unico, ni mucho me-

nos. Este libro se ha publicado, entero o en parte, en m as

de dos mil trescientos idiomas, as ı que m as del noventa

por ciento de la poblaci on mundial lo tiene a su alcance.

Cada semana se distribuye un promedio de m as de un mi-

ll on de ejemplares, y en total se han producido miles de millones de biblias y porciones de las Escrituras. No hay

duda de que es un libro sin igual.

5 Adem as, la Biblia “es inspirada de Dios” (2 Timoteo

3:16). ¿Qu e significa esta expresi on? La propia Biblia lo

aclara: “Hombres hablaron de parte de Dios al ser llevados

por esp ıritu santo” (2 Pedro 1:21). Es como cuando un jefe

le pide a su secretaria que escriba una carta. Puesto que las

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

ideas o instrucciones son del jefe, la carta es de el, no de

la secretaria. De igual modo, la Biblia contiene el mensaje de Dios, no el de los hombres que la escribieron. Por con- siguiente, toda la Biblia es verdaderamente “la palabra de Dios” (1 Tesalonicenses 2:13).

´

4. ¿Qu e cifras sobre la distribuci on de la Biblia le llaman la atenci on?

5. ¿Qu e significa que la Biblia sea “inspirada de Dios”?

´

´

´

´

20

´

¿Qu e ense na realmente la Biblia?

˜

UN LIBRO EXACTO Y SIN CONTRADICCIONES

6 La Biblia fue escrita durante un per ıodo de mil seis-

cientos a nos por hombres de diferentes epocas, condicio- nes sociales y profesiones: desde agricultores, pescadores

y pastores, hasta profetas, jueces y reyes. Asimismo, el es-

critor de uno de los Evangelios, Lucas, era m edico. Pero a

pesar de los distintos or ıgenes de estos hombres, la Biblia

ense na las mismas ideas desde la primera p agina hasta la

ultima, ´ y no se contradice.

7 El primer libro de la Biblia relata c omo empezaron

los problemas de la humanidad, mientras que el ultimo

muestra que toda la Tierra se convertir a en un para ıso, o

jard ın. Las p aginas de la Biblia abarcan miles de a nos de

historia, y su contenido siempre tiene que ver de alg un

modo con el cumplimiento del prop osito de Dios. Esta

unidad de ideas es impresionante, como esperar ıamos de

un libro que proviene de Dios.

8 La Biblia tambi en es exacta desde el punto de vis-

ta cient ıfico. Incluso se adelant o mucho a su tiempo. Por

ejemplo, el libro de Lev ıtico conten ıa leyes para el antiguo

Israel sobre la cuarentena y la higiene, cuestiones que las

naciones vecinas de la epoca desconoc ıan por completo.

Adem as, en un tiempo en que exist ıan ideas equivocadas

sobre la forma de la Tierra, la Biblia indic o que ten ıa for-

ma de c ırculo, o esfera (Isa ıas 40:22). Tambi en afirm o con

exactitud que ‘cuelga sobre nada’ (Job 26:7). Claro, la Bi- blia no es un libro de ciencia, pero es exacta cuando trata

´

´

˜

´

´

´

˜

´

´

´

˜

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

Hay quienes dicen que ciertos pasajes de la Biblia se contradicen

entre s ı, pero estas afirmaciones no tienen ninguna base. Consulte el

cap. 7 del libro La Biblia ¿la Palabra de Dios, o palabra del hombre?,

editado por los testigos de Jehov a.

´

´

6, 7. ¿Por qu e es realmente notable la unidad de ideas que hay en la

Biblia?

8. D e ejemplos de la exactitud cient ıfica de la Biblia.

´

´

´

La Biblia proviene de Dios

21

temas cient ıficos. ¿No es eso lo que esperar ıamos de un li-

bro procedente de Dios?

9 La Biblia tambi en es exacta y confiable cuando aporta

datos hist oricos. Sus relatos son espec ıficos, y no solo in-

dican los nombres de los personajes, sino tambi en los de

sus antepasados. A diferencia de muchos historiadores, que a menudo no mencionan las derrotas de sus pueblos,

los escritores de la Biblia fueron tan honrados que hasta

pusieron por escrito sus propias faltas y las de su naci on.

Por ejemplo, Mois es confes o en el libro b ıblico de N ume-

ros un grave error por el que fue censurado con severidad

(N umeros 20:2-12). Esta honradez es muy poco frecuente

en otras obras hist oricas, pero la hallamos en la Biblia por

una raz on: porque es un libro que proviene de Dios.

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

UN LIBRO DE CONSEJOS PR ACTICOS

10 Puesto que Dios la inspir o, la Biblia es “provechosa

para ense nar, para censurar, para rectificar las cosas” (2 Ti-

moteo 3:16). Es un libro pr actico. Se nota en sus p aginas

que el Autor comprende a la perfecci on la naturaleza de los

seres humanos. Y no es de extra nar, pues dicho Autor es

´

˜

´

´

´

˜

´

el propio Jehov a Dios, nuestro Creador. El entiende lo que

pensamos y sentimos incluso mejor que nosotros mismos.

Adem as, sabe lo que necesitamos para ser felices, y tam-

bi en la conducta que nos conviene evitar.

11 Piense en el Serm on del Monte, el discurso de Jes us

´

´

´

´

´

Por ejemplo, observe en Lucas 3:23-38 la detallada lista de an-

tepasados de Jes us.

´

9. a) ¿Qu e muestra que la Biblia es exacta y confiable cuando aporta

datos hist oricos? b) ¿Por qu e raz on fueron tan honrados los escrito-

res de la Biblia?

10. ¿Por qu e no es de extra nar que la Biblia sea un libro pr actico?

11, 12. a) ¿Qu e temas trat o Jes us en el Serm on del Monte? b) ¿Qu e

´

otros temas pr acticos toca la Biblia, y por qu e sus consejos siempre

han sido y ser an provechosos?

´

´

´

´

´

´

´

´

˜

´

´

´

´

´

´

El escritor b ıblico

´

Isa ıas predijo

´

la ca ıda de Babilonia

que se encuentra en los cap ıtulos 5 a 7 de Mateo. En esta

obra maestra de la ense nanza, Jes us trat o muchos temas,

entre ellos c omo hallar la felicidad, c omo solucionar las

disputas, c omo orar y qu e actitud debemos tener hacia los

bienes materiales. Pues bien, sus palabras tienen hoy la

misma fuerza y utilidad que el d ıa que las pronunci o.

12 Algunos principios de la Biblia tienen que ver con te-

mas como la familia, el trabajo y el trato con los dem as.

´

˜

´

´

´

´

´

´

´

´

´

La Biblia proviene de Dios

23

Sus consejos van dirigidos a todo el mundo y son siempre

provechosos. La sabidur ıa que contienen sus p aginas que-

da resumida en estas palabras que Dios expres o a trav es del

profeta Isa ıas: “Yo, Jehov a, soy tu Dios, Aquel que te ense-

na ˜ para que te beneficies a ti mismo” (Isa ıas 48:17).

UN LIBRO DE PROFEC IAS ´

13 La Biblia contiene numerosas profec ıas, muchas de

las cuales ya se han cumplido. Veamos un ejemplo. Por

medio del profeta Isa ıas —quien vivi o m as de setecientos

a nos antes de nuestra era—, Jehov a predijo lo que le ocu-

rrir ıa a la ciudad de Babilonia: ser ıa destruida (Isa ıas 13:19;

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

˜

´

´

´

´

14:22, 23). Pero adem as explic o c omo suceder ıa. Los ej er-

citos invasores secar ıan el r ıo que pasaba por la ciudad

´

y entrar ıan en ella sin tener que pelear. Y eso no es todo.

La profec ıa revel o incluso el nombre del rey que conquis-

tar ıa Babilonia: Ciro (Isa ıas 44:27–45:2).

14 Unos doscientos a nos despu es, en la noche del 5 al

6 de octubre del a no 539 antes de nuestra era, un ej ercito

se hallaba acampado cerca de Babilonia. ¿Qui en lo coman-

daba? Un rey persa llamado Ciro. En efecto, todo estaba

dispuesto para que se cumpliera la asombrosa profec ıa.

Pero ¿conseguir ıa el ej ercito de Ciro conquistar la ciudad

sin siquiera pelear, como se hab ıa predicho?

15 Los babilonios estaban celebrando una fiesta aquella

noche y se sent ıan seguros tras las enormes murallas de

la ciudad. Mientras tanto, Ciro ingeniosamente desvi o las

aguas del r ıo que cruzaba Babilonia, de modo que el

nivel del agua baj o lo suficiente como para que sus hom-

bres se acercaran a las murallas avanzando por el cau-

ce. Sin embargo, ¿c omo lograron atravesar las murallas?

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

˜

´

´

˜

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

13. ¿Qu e informaci on acerca de Babilonia hizo Jehov a que escribie-

ra el profeta Isa ıas por inspiraci on?

14, 15. ¿C omo se cumplieron algunos detalles de la profec ıa de

Isa ıas sobre Babilonia?

´

´

´

´

´

´

´

´

24

´

¿Qu e ense na realmente la Biblia?

˜

¡Las puertas de la ciudad se hab ıan dejado abiertas por

descuido!

16 Jehov a hab ıa dicho lo siguiente acerca de Babilonia:

“Nunca ser a habitada, ni residir a por generaci on tras ge-

neraci on. Y all ı el arabe no asentar a su tienda, y no habr a

´

pastores que dejen que sus reba nos se echen all ı” (Isa ıas

13:20). La profec ıa no solo indic o que la ciudad caer ıa,

sino tambi en que quedar ıa deshabitada para siempre. Us-

ted puede comprobar que estas palabras se han cumplido.

A unos 80 kil ometros al sur de Bagdad, la capital de Irak, se

encuentran los restos de la antigua Babilonia. El lugar est a

´

deshabitado, lo que da prueba de que se realiz o la predic-

ci on que Jehov a hab ıa hecho mediante Isa ıas: “La barrer e

´

con la escoba de la aniquilaci on” (Isa ıas 14:22, 23).

´

´

´

´

´

´

´

´

´

˜

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

Encontrar a m as informaci on sobre las profec ıas de la Biblia en

las p ags. 27-29 del folleto Un libro para todo el mundo, editado por

los testigos de Jehov a.

´

´

´

´

´

´

16. a) Seg un predijo Isa ıas, ¿qu e le ocurrir ıa finalmente a Babilonia?

b) ¿C omo se cumpli o la profec ıa de Isa ıas que predijo que Babilonia

quedar ıa deshabitada?

´

´

´

´

´

´

´

´

´

La Biblia proviene de Dios

25

17 ¿Verdad que fortalece la fe comprobar que la Biblia es

un libro de profec ıas confiables? Ciertamente, el que Jeho-

v a Dios haya cumplido sus promesas en el pasado nos da

la seguridad de que tambi en cumplir a su promesa de con-

vertir la Tierra en un para ıso (N umeros 23:19). En efec-

to, tenemos la “esperanza de la vida eterna que Dios, que

no puede mentir, prometi o antes de tiempos de larga du-

raci on” (Tito 1:2).

“LA PALABRA DE DIOS ES VIVA”

18 Lo que hemos visto en este cap ıtulo no deja dudas de

´

´

´

´

´

´

´

´

´

La destrucci on de Babilonia es solo un ejemplo de c omo se han

cumplido muchas profec ıas b ıblicas. Otros ejemplos son la destruc-

ci on de las ciudades de Tiro y N ınive (Ezequiel 26:1-5; Sofon ıas 2:13-

15). Adem as, el profeta Daniel predijo cu ales ser ıan los imperios mun-

diales que surgir ıan despu es de Babilonia, entre ellos Medopersia y

Grecia (Daniel 8:5-7, 20-22). En el ap endice, p ags. 199-201, encontra-

r a informaci on sobre las numerosas profec ıas respecto al Mes ıas que

se cumplieron en Jesucristo.

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

17. ¿Por qu e fortalece la fe el cumplimiento de las profec ıas b ıblicas?

18. ¿Qu e impactante afirmaci on hizo el ap ostol Pablo sobre “la pa-

labra de Dios”?

´

´

´

´

´

´

Ruinas de Babilonia

26

´

¿Qu e ense na realmente la Biblia?

˜

que la Biblia es un libro realmente unico. Pero su valor

no solo se debe a su unidad de ideas, exactitud cient ıfica e

hist orica, consejos pr acticos y profec ıas confiables. Toda-

´

v ıa ofrece mucho m as. El ap ostol Pablo escribi o: “La pala-

bra de Dios es viva, y ejerce poder, y es m as aguda que toda

espada de dos filos, y penetra hasta dividir entre alma y es-

p ıritu, y entre coyunturas y su tu etano, y puede discernir

pensamientos e intenciones del coraz on” (Hebreos 4:12).

19 La lectura de “la palabra” o mensaje de Dios que se ha- lla en la Biblia puede cambiar nuestra vida. Nos ayuda a examinarnos como nunca antes. No basta con decir que

amamos a Dios. En realidad, lo que revelar a nuestros ver-

daderos pensamientos e intenciones ser a la forma en que

respondamos a las ense nanzas de su Palabra inspirada, la

Biblia.

20 La Biblia realmente proviene de Dios. Debemos leer-

la, estudiarla y amarla. Siga examin andola y as ı demostrar a

´

que agradece este regalo divino. Adem as, apreciar a la im-

portancia que tiene el prop osito de Dios para la humani-

dad. En el cap ıtulo siguiente veremos cu al es ese prop osito

y c omo se har a realidad.

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

˜

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

19, 20. a) ¿C omo nos ayuda la Biblia a examinarnos? b) ¿De qu e modo puede usted demostrar su gratitud por la Biblia, el singular regalo que Dios nos ha hecho?

´

˜

LO QUE LA BIBLIA ENSE NA

ˇ Dios inspir o la Biblia, y por eso es exacta

´

y confiable (2 Timoteo 3:16).

ˇ Los consejos de la Biblia son pr acticos para

´

la vida diaria (Isa ıas 48:17).

´

ˇ Las promesas de Dios que se hallan en la Bi-

blia se cumplir an sin falta (N umeros 23:19).

´

´

´ C AP ITULO

3

¿Qu e prop osito tiene Dios

para la Tierra?

´

´

¿Cu al es el prop osito de Dios para la humanidad?

´

´

¿Qu e desaf ıo ´ se ha lanzado contra Dios?

´

¿C omo ser a en el futuro la vida en la Tierra?

´

´

DIOS tiene un maravilloso prop osito para la Tierra: llenar-

la de personas que sean felices y disfruten de buena sa-

lud. La Biblia relata que “Dios plant o un jard ın en Ed en” y

´

´

´

´

que “hizo crecer [ todo arbol deseable a la vista de uno

y bueno para alimento”. Despu es cre o a nuestros prime-

ros padres, Ad an y Eva, los puso en ese hermoso hogar y

les dijo: “Sean fruct ıferos y multipl ıquense; llenen la tierra

]

´

´

´

´

´

´

som etanla” (G enesis 1:28, Nueva Versi on Internacional;

2:8, 9, 15). Como vemos, su objetivo era que los seres hu-

manos tuvieran hijos, extendieran aquel jard ın por toda la

Tierra y cuidaran de los animales.

2 ¿Cree usted que alg un d ıa se har a realidad el prop o-

sito de Jehov a de que la gente viva en un para ıso terres-

tre? Pues bien, el ha prometido: “Lo he hablado; tambi en

lo har e” (Isa ıas 46:9-11; 55:11). En efecto, el Creador cum-

y

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

plir a sin falta todo lo que se ha propuesto. El mismo se-

nala ˜ que no cre o la Tierra “sencillamente para nada”, sino

“para ser habitada” (Isa ıas 45:18). ¿Qu e clase de perso-

nas quer ıa Dios que vivieran en este planeta, y por cu anto

´

´

´

´

´

´

1. ¿Qu e prop osito tiene Dios para la Tierra?

2. a) ¿Por qu e podemos estar seguros de que se har a realidad el

prop osito de Dios para la Tierra? b) Seg un la Biblia, ¿qu e clase de per-

sonas vivir an para siempre?

´

´

´

´

´

´

´

´

28

´

¿Qu e ense na realmente la Biblia?

˜

tiempo? La Biblia responde: “Los justos mismos poseer an

la tierra, y residir an para siempre sobre ella” (Salmo 37:29;

Revelaci on [Apocalipsis] 21:3, 4).

3 Obviamente, esa promesa a un no se ha cumplido. Los

seres humanos se enferman y mueren; es m as, luchan y

se matan unos a otros. Est a claro que las cosas tomaron

otro rumbo. Sin lugar a dudas, Jehov a nunca quiso que la

Tierra estuviera como la vemos hoy. ¿Qu e sucedi o? ¿Por

qu e no se ha cumplido el prop osito de Dios? Las respues-

tas no se encuentran en ninguno de los libros de historia

que ha escrito el hombre, ya que el problema comenz o en

los cielos.

EL ORIGEN DE UN ENEMIGO

4 El primer libro de la Biblia nos dice que en el jard ın

de Ed en apareci o en escena un enemigo de Dios. Aunque

se le llama “la serpiente”, no se trata de un simple ani-

mal. El ultimo libro de la Biblia lo identifica como “el que

es llamado Diablo y Satan as, que est a extraviando [o enga-

nando] ˜ a toda la tierra habitada”. Tambi en se le llama “la

serpiente original” (G enesis 3:1; Revelaci on 12:9). En efec-

to, es un poderoso angel, un esp ıritu invisible que utiliz o

a una serpiente para hablar con Eva, tal como un artis-

ta logra que su voz parezca salir de un mu neco. Sin duda,

ese mismo angel estuvo presente cuando Dios prepar o la

Tierra para los seres humanos (Job 38:4, 7).

5 Sabemos que todo lo que Jehov a crea es perfecto. En-

tonces, ¿qui en hizo al ser que llamamos “Diablo” y “Sa-

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

˜

´

´

´

´

´

tan as”? En pocas palabras, un poderoso angel de Dios se

´

´

convirti o en el Diablo por voluntad propia. ¿C omo pudo su-

´

3. ¿Qu e lamentables condiciones vemos en la Tierra, y qu e pregun-

tas es l ogico hacerse?

4, 5. a) ¿Qui en fue el que habl o con Eva mediante una serpiente?

b) ¿C omo pudiera alguien honrado convertirse en ladr on?

´

´

´

´

´

´

´

¿Qu e prop osito tiene Dios para la Tierra?

´

´

29

ceder tal cosa? Del mismo modo que alguien puede ser

hoy honrado y ma nana convertirse en ladr on. ¿C omo

ocurre eso? La persona quiz a permita que brote en su co-

˜

´

´

´

raz on un mal deseo. Si sigue pensando en el, ese mal deseo

puede hacerse muy intenso. Luego, si se le presenta la oca-

si on, la persona tal vez termine haciendo lo que ha estado

pensando (Santiago 1:13-15).

6 Eso fue lo que ocurri o en el caso de Satan as. Segura-

mente escuch o a Jehov a decirles a Ad an y Eva que tuvieran

hijos y llenaran la Tierra con sus descendientes (G enesis 1:

27, 28). Al parecer pens o: “¡Todos estos seres humanos po-

dr ıan adorarme a m ı en vez de a Dios!”. Ese deseo malo

ech o ra ıces en su coraz on y, con el tiempo, lo llev o a en-

ga nar a Eva dici endole mentiras sobre Dios (G enesis 3:1-

5). As ı, aquel angel se convirti o en “Diablo”, nombre que

significa “Calumniador”. Al mismo tiempo lleg o a ser “Sa-

tan as”, nombre que quiere decir “Opositor”.

7 Con embustes y trampas, Satan as consigui o que Ad an

y Eva desobedecieran a Dios (G enesis 2:17; 3:6). El resul-

tado fue que ambos terminaron muriendo, tal como Dios

les hab ıa advertido (G enesis 3:17-19). Puesto que Ad an

se hizo imperfecto cuando pec o, todos sus descendientes

heredaron el pecado (Romanos 5:12). La situaci on puede

compararse a un molde de hacer pan que se ha abolla-

do o deformado debido a un golpe. ¿C omo saldr an todos

los panes que se hagan con el? Imperfectos, marcados por

la misma abolladura. De igual modo, todos los seres hu- manos nacemos marcados por la “abolladura” de la imper-

fecci on de Ad an. Esta es la raz on por la que envejecemos y

morimos (Romanos 3:23).

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

˜

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

6. ¿C omo se convirti o en Satan as y Diablo un poderoso angel de

Dios?

7. a) ¿Por qu e murieron Ad an y Eva? b) ¿Por qu e envejecemos y mo-

rimos todos los descendientes de Ad an?

´

´

´

´

´

´

´

´

30

´

¿Qu e ense na realmente la Biblia?

˜

8 Cuando Satan as anim o a Ad an y Eva a pecar contra

´

Dios, en realidad se convirti o en el cabecilla de una rebe-

li on. Desafi o a Jehov a, pues critic o la forma que tiene de

gobernar. Fue como si dijera: “Es un mal rey que miente

a sus s ubditos y les impide disfrutar de cosas buenas. Los

´

´

´

´

´

´

´

´

8, 9. a) Seg un indican los hechos, ¿qu e desaf ıo plante o Satan as?

b) ¿Por qu e no destruy o Dios de inmediato a los rebeldes?

´

´

´

´

´

´

´

¿C omo podr ıa Satan as haberle

´

´

´

ofrecido a Jes us todos los reinos

del mundo si no fueran suyos?

´

¿Qu e prop osito tiene Dios para la Tierra?

´

´

31

seres humanos no necesitan que el los gobierne, sino que

´

pueden decidir por su cuenta lo que est a bien y lo que est a

mal. En realidad, saldr an ganando si me obedecen a m ı”.

¿C omo responder ıa Dios a una acusaci on tan insultante?

Hay quienes creen que deber ıa haber dado muerte a los

rebeldes. Pero ¿habr ıa demostrado as ı que Satan as ment ıa?

¿Habr ıa probado que su modo de gobernar es bueno?

9 Jehov a tiene un sentido perfecto de la justicia. Por ello,

no pod ıa destruir de inmediato a los rebeldes. M as bien,

decidi o que se necesitaba tiempo para dar una respuesta

satisfactoria al desaf ıo de Satan as y demostrar que es un

embustero. Por lo tanto, determin o que durante cierto pla-

´

zo permitir ıa que los seres humanos se gobernaran a s ı

mismos bajo la influencia de Satan as. En el cap ıtulo 11 de

este libro se explica por qu e actu o as ı y por qu e ha deja-

do pasar tanto tiempo para resolver estas cuestiones. Pero

ahora preg untese: ¿ten ıan alguna raz on Ad an y Eva para

creer a Satan as, quien nunca hab ıa hecho nada por ellos?

¿Hicieron bien en pensar que Jehov a, quien les hab ıa dado

todo lo que ten ıan, era un cruel mentiroso? ¿Qu e habr ıa

hecho usted?

10 Conviene que meditemos en estas preguntas, pues to- dos nos enfrentamos hoy a cuestiones parecidas. En efec- to, usted tiene la oportunidad de ponerse de parte de

Jehov a y as ı responder al desaf ıo de Satan as. Puede aceptar

a Dios como su Gobernante y de ese modo demostrar que el Diablo es un mentiroso (Salmo 73:28; Proverbios 27:11). Por desgracia, aunque en este planeta hay miles de mi-

llones de habitantes, solo unos pocos toman esa decisi on.

Este hecho nos lleva a plantearnos una pregunta impor-

tante: ¿ense na realmente la Biblia que Satan as gobierna

este mundo?

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

˜

´

10. ¿C omo puede usted ponerse de parte de Jehov a y responder al

desaf ıo de Satan as?

´

´

´

´

32

´

¿Qu e ense na realmente la Biblia?

˜

´

¿QUI EN GOBIERNA ESTE MUNDO?

11 Jes us nunca tuvo dudas de que Satan as es el gober-

nante de este mundo. En cierta ocasi on, el Diablo le mos-

tr o de forma milagrosa “todos los reinos del mundo y su

gloria”, y le prometi o: “Todas estas cosas te las dar e si caes

y me rindes un acto de adoraci on” (Mateo 4:8, 9; Lucas 4:

5, 6). Piense en ello. Si Satan as no fuera el due no de esos

´

´

´

´

´

´

´

´

˜

reinos, ¿habr ıa sido una verdadera tentaci on para Jes us

aquella oferta? Adem as, Jes us no neg o que le pertenecie-

ran al Diablo, lo que obviamente habr ıa hecho si no estu-

vieran bajo el control de este enemigo de Dios.

12 Claro est a, Jehov a es el Dios todopoderoso, el Crea-

dor del imponente universo (Revelaci on 4:11). Sin embar-

go, en ning un lugar la Biblia lo llama gobernante de este

mundo, y lo mismo puede decirse de Jesucristo. De hecho,

fue al Diablo a quien Jes us llam o “el gobernante de este

mundo” (Juan 12:31; 14:30; 16:11). Y la Biblia incluso ase-

gura que ese opositor, o Satan as, es “el dios de este sistema

de cosas” (2 Corintios 4:3, 4). El ap ostol Juan se refiri o a

el ´ cuando escribi o: “El mundo entero yace en el poder del

inicuo [o maligno]” (1 Juan 5:19).

EL FIN DEL MUNDO DE SATAN AS

13 Cada a no que pasa, el mundo se vuelve m as peligroso.

Est a lleno de ej ercitos en guerra, pol ıticos corruptos, l ıde-

res religiosos hip ocritas y criminales despiadados. En con-

junto, este mundo malvado no tiene remedio. La Biblia

revela que pronto Dios lo destruir a en la guerra de Arma-

ged on, y esto dar a paso a un nuevo mundo justo (Revela-

ci on 16:14-16).

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

˜

´

´

´

´

´

´

´

´

´

11, 12. a) ¿C omo demuestra que Satan as es el gobernante de este

mundo una tentaci on a la que se enfrent o Jes us? b) ¿Qu e otras prue-

bas hay de que Satan as es el gobernante de este mundo?

13. ¿Por qu e se necesita un nuevo mundo?

´

´

´

´

´

´

´

´

¿Qu e prop osito tiene Dios para la Tierra?

´

´

33

14 Jehov a eligi o a Jesucristo como Rey de su gobierno ce-

lestial, el Reino de Dios. Hace mucho tiempo, la Biblia pre-

dijo: “Un ni no nos ha nacido, un hijo nos ha sido dado, y

el gobierno reposar a sobre sus hombros; y se llamar a [ ]

Pr ıncipe de Paz. El aumento de su gobierno y [el] de la paz

´

˜

´

´

´

´

no tendr an fin” (Isa ıas 9:6, 7, La Biblia de las Am ericas, no-

´

tas). Jes us ense o a sus disc ıpulos a incluir ese gobierno

en sus oraciones, al decir: “Venga tu reino. Efect uese tu

voluntad, como en el cielo, tambi en sobre la tierra” (Ma-

´

teo 6:10). Como veremos m as adelante, el Reino de Dios

pronto acabar a con todos los gobiernos de este mundo

y los reemplazar a (Daniel 2:44). Y entonces convertir a la

´

´

´

´

˜ ´

n

´

´

´

´

´

Tierra en un para ıso.

¡SE ACERCA UN NUEVO MUNDO!

15 La Biblia nos asegura que “hay nuevos cielos y una

nueva tierra que esperamos seg un [la] promesa [de Dios],

y en estos la justicia habr a de morar” (2 Pedro 3:13; Isa ıas

65:17). Cuando la Biblia habla de la “tierra”, a veces se re-

fiere a sus habitantes (G enesis 11:1). Por lo tanto, la justa

“nueva tierra” es una sociedad formada por personas que

reciben la aprobaci on divina.

16 Jes us prometi o que, cuando llegue el nuevo mundo,

Dios dar a un magn ıfico regalo a las personas que aprue-

ba: la “vida eterna” (Marcos 10:30). Tenga la bondad de

buscar en su Biblia Juan 3:16 y 17:3, y leer lo que dijo Je-

s us que debemos hacer para conseguir la vida eterna. Aho-

ra veamos en la Biblia las bendiciones que tendr an en el

Para ıso terrestre quienes reciban ese maravilloso regalo di-

vino.

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

14. ¿A qui en eligi o Dios como Rey de su Reino celestial, y c omo se

predijo este nombramiento?

15. ¿Qu e es la “nueva tierra”?

16. ¿Qu e extraordinario regalo har a Dios a las personas que aprue-

ba, y qu e debemos hacer para recibirlo?

´

´

´

´

´

´

´

34

´

¿Qu e ense na realmente la Biblia?

˜

17 La maldad, la guerra, el delito y la violencia ya no existi-

r an. “El inicuo [o malvado] ya no ser a [ Pero los mansos

mismos poseer an la tierra.” (Salmo 37:10, 11.) Habr a paz,

pues Dios har a “cesar las guerras hasta la extremidad de la

tierra” (Salmo 46:9; Isa ıas 2:4). Cuando llegue ese momen-

to, “el justo brotar a” y habr a “abundancia de paz hasta que

la luna ya no sea”, es decir, para siempre (Salmo 72:7).

´

´

].

´

´

´

´

´

´

Los siervos de Jehov a vivir an seguros. En tiempos b ıbli-

cos, cuando la naci on de Israel obedec ıa a Dios, disfrutaba

de seguridad (Lev ıtico 25:18, 19). ¡Qu e maravilla ser a dis-

frutar de una seguridad similar en el Para ıso! (Isa ıas 32:18;

Miqueas 4:4.)

Ya no escasear an los alimentos. “Llegar a a haber abun-

dancia de grano en la tierra; en la cima de las monta nas

habr a sobreabundancia”, cant o el salmista (Salmo 72:16).

Jehov a Dios bendecir a a quienes son fieles a el, y “la tierra

misma ciertamente dar a su producto” (Salmo 67:6).

18

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

19

´

´

´

´

˜

´

´

´

´

20 Toda la Tierra se transformar a en un para ıso. Hermo-

sos hogares y jardines ocupar an los terrenos que la mal-

dad del hombre ha echado a perder (Isa ıas 65:21-24;

Revelaci on 11:18). Con el transcurso del tiempo, se ir an

transformando m as y m as zonas de la Tierra, y el pla-

neta entero ser a tan bello y productivo como el jard ın

de Ed en. Por toda la eternidad, Dios estar a “abriendo [su]

mano y satisfaciendo el deseo de toda cosa viviente” (Sal- mo 145:16).

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

21 Habr a paz entre el hombre y los animales. Los animales

17, 18. ¿Por qu e podemos tener la certeza de que habr a paz y segu-

ridad en toda la Tierra?

19. ¿Qu e garant ıa tenemos de que Dios se encargar a de que haya ali-

mentos en abundancia en el nuevo mundo?

20. ¿Por qu e podemos estar seguros de que toda la Tierra se transfor-

mar a en un para ıso?

21. ¿Qu e indica que habr a paz entre el hombre y los animales?

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

36

´

¿Qu e ense na realmente la Biblia?

˜

salvajes y dom esticos comer an juntos. Ni siquiera un ni no

peque no tendr a nada que temer de animales que ahora

son peligrosos (Isa ıas 11:6-9; 65:25).

´

´

´

˜

˜

´

22 Desaparecer an las enfermedades. Como Rey del Reino

celestial de Dios, Jes us efectuar a curaciones a una escala

mucho m as grandiosa que cuando estuvo en la Tierra (Ma-

teo 9:35; Marcos 1:40-42; Juan 5:5-9). “Ning un residente

dir a: ‘Estoy enfermo’.” (Isa ıas 33:24; 35:5, 6.)

23 Los seres queridos que han muerto volver an a la vida y

´

´

´

´

´

´

´

´

tendr an la oportunidad de no morir nunca. Resucitar an to-

dos los que duermen en la muerte y est an en la memoria

de Dios. Efectivamente, “va a haber resurrecci on as ı de jus-

tos como de injustos” (Hechos 24:15; Juan 5:28, 29).

24 Un futuro brillante aguarda a los que deseen ampliar

sus conocimientos sobre nuestro Gran Creador, Jehov a, y

decidan servirle. Jes us se refiri o al venidero Para ıso terres-

tre cuando hizo esta promesa al malhechor que muri o a su

lado: “Estar as conmigo en el Para ıso” (Lucas 23:43). Es vi-

tal que aprendamos m as acerca de Jesucristo, pues todas

estas bendiciones se har an realidad mediante el.

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

22. ¿Qu e suceder a con las enfermedades?

23. ¿Por qu e ser a la resurrecci on un motivo de gran alegr ıa?

24. ¿Qu e le parece la idea de vivir en una Tierra hecha un Para ıso?

´

´

´

´

´

´

´

´

˜

LO QUE LA BIBLIA ENSE NA

ˇ Dios cumplir a su prop osito de convertir

´

´

la Tierra en un para ıso (Isa ıas 45:18; 55:11).

´

´

ˇ Satan as es quien gobierna el mundo en la actualidad (Juan 12:31; 1 Juan 5:19).

ˇ Cuando llegue el nuevo mundo, Dios colmar a a la humanidad de bendiciones (Salmo 37:10,

´

´

11, 29).

´ C AP ITULO

4

¿Qui en es Jesucristo?

´

¿Qu e papel singular cumple Jes us?

´

´

¿De d onde vino?

¿Qu e clase de persona fue?

´

´

EN EL mundo hay muchas personas famosas. Algunas son

muy conocidas en su propia comunidad, ciudad o naci on,

y otras en el mundo entero. Pero el hecho de que usted

sepa el nombre de alguien famoso no significa que conoz-

ca a esa persona, es decir, que est e enterado de los detalles

de su pasado o de c omo es en realidad.

2 Aunque ya han pasado unos dos mil a nos desde que Je-

sucristo vivi o en la Tierra, en todo el mundo se habla de el.

Sin embargo, existe mucha confusi on sobre qui en fue en

realidad. Algunos dicen que fue tan solo un hombre bue-

no. Otros piensan que no fue m as que un profeta. Y hay

quienes creen que Jes us es Dios y debemos adorarlo. ¿Ser a

esto cierto?

3 Es importante que usted sepa la verdad sobre Jes us.

¿Por qu e? Porque la Biblia dice: “Esto significa vida eter-

na, el que est en adquiriendo conocimiento de ti, el unico

Dios verdadero, y de aquel a quien t u enviaste, Jesucristo”

(Juan 17:3). En efecto, conocer la verdad sobre Jehov a Dios

y sobre Jesucristo puede llevarle a vivir para siempre en

un para ıso terrestre (Juan 14:6). Adem as, Jes us dio el mejor

ejemplo de c omo se debe vivir y tratar al pr ojimo (Juan 13:

´

´

´

˜

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

1, 2. a) ¿Por qu e no es lo mismo haber o ıdo hablar de alguien fa-

moso que conocerlo bien? b) ¿Qu e confusi on existe sobre Jes us?

3. ¿Por qu e es importante que usted sepa la verdad sobre Jes us?

´

´

´

´

´

´

´

´

¿Qu e ense na realmente la Biblia?

˜

34, 35). En el primer cap ıtulo de este

libro vimos cu al es la verdad acerca de

Dios. Veamos ahora lo que ense na la Biblia acer-

´

´

˜

ca de Jesucristo.

EL MES IAS ´ PROMETIDO

4 Mucho antes de que Jes us naciera, la Biblia predijo la

llegada del enviado de Dios, el llamado Mes ıas o Cristo.

´

´

Los t ıtulos Mes ıas (derivado de una palabra hebrea) y

Cristo (derivado de una palabra griega) significan “Un-

gido”. De modo que el enviado prometido ser ıa un-

gido, es decir, nombrado por Dios para ocupar una

posici on especial. En otros cap ıtulos de este libro

veremos con m as detalle que el Mes ıas tiene un

´

´

´

´

´

´

´

´

4. ¿Qu e significan los t ıtulos Mes ıas y Cristo ?

´

´

Cuando Jes us se bautiz o,

´

´

se convirti o en el Mes ıas, o Cristo

´

´

´

¿Qui en es Jesucristo?

39

important ısimo papel en el cumplimiento de las prome-

sas divinas. Tambi en veremos que Jes us puede bendecir-

nos incluso hoy en d ıa. Seguramente, ya antes de que Jes us

naciera, muchas personas se preguntaban: “¿Qui en ser a el

Mes ıas?”.

5 En el siglo primero de nuestra era, los disc ıpulos de

Jes us de Nazaret estaban totalmente convencidos de que

era el Mes ıas predicho (Juan 1:41). Uno de ellos, Sim on

Pedro, le dijo sin rodeos: “T u eres el Cristo” (Mateo 16:16).

Ahora bien, ¿por qu e estaban tan seguros aquellos disc ıpu-

los de que Jes us era en verdad el Mes ıas prometido? ¿Y por

el

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

´

qu e podemos estar seguros nosotros?

6 Los profetas de Dios que vivieron antes que Jes us

predijeron muchos detalles que ayudar ıan a identificar al

Mes ıas. Por poner una comparaci on: suponga que usted

tuviera que ir a buscar a un desconocido a una concurri-

da estaci on de autobuses o de trenes, o a un aeropuerto.

¿Verdad que le vendr ıa bien conocer algunas caracter ısti-

cas de la persona? Pues bien, mediante los profetas b ıbli-

cos, Jehov a dio una descripci on bastante detallada de lo

que har ıa el Mes ıas y de las cosas que le suceder ıan. De este

modo, las personas fieles podr ıan reconocerlo sin ninguna

duda cuando vieran cumplirse todas esas profec ıas.

7 Veamos un par de ejemplos. El primero es el siguiente:

m as de setecientos a nos antes de que ocurriera, el profeta

Miqueas predijo que el enviado prometido nacer ıa en Be-

l en, un peque no pueblo de la tierra de Jud a (Miqueas 5:2).

Pues bien, ¿d onde naci o Jes us? Justo en ese lugar (Mateo 2:

1, 3-9). El segundo ejemplo es la profec ıa de Daniel 9:25,