Sei sulla pagina 1di 183

Pensando en Educación

Ambiental

Giambuzzi, Miriam Pensando en educación ambiental. - 1a ed. - Buenos Aires : el autor,
Giambuzzi, Miriam Pensando en educación ambiental. - 1a ed. - Buenos Aires : el autor,

Giambuzzi, Miriam Pensando en educación ambiental. - 1a ed. - Buenos Aires : el autor, 2007. 195 p. ; 20x14 cm.

ISBN 978-987-05-3591-1

1. Educación Ambiental. I. Título CDD 304.2

1. Educación Ambiental. I. Título CDD 304.2

1. Educación Ambiental. I. Título CDD 304.2

Fecha de catalogación: 13/11/2007

Ninguna parte de esta publicación. Incluido el diseño de la cubierta puede ser reproducida, almacenada o transmitida en alguna manera ni por ningún medio, ya sea electrónico, químico, mecánico, óptico, de grabación o fotocopia, sin previa autorización del editor.

Se ha hecho el depósito que marca la Ley 11.723

ISBN 978-987-05-3591-1

2007, Licenciada Miriam Giambuzzi - www.mgiambuzzi.com.ar - mgiambuzzi@hotmail.com Pcia. de Buenos Aires – Argentina Impreso en Argentina – Printed in Argentina

 

INDICE

INTRODUCCIÓN

7

1.

EPISTEMOLOGÍA DE LA EDUCACIÓN AMBIENTAL

1.1 LA CIENCIA Y SU ENTORNO SOCIO CULTURAL

8

1.2 HABLEMOS DE ÉTICA Y DESARROLLO SOSTENIBLE 25

1.3 EL SABER AMBIENTAL, UNA COMPLEJIDAD

37

2.MEDIO AMBIENTE Y EDUCACIÓN AMBIENTAL

58

2.1 LOS ADOLESCENTES EN AL ÁMBITO ESCOLAR

2.2 EDUCACIÓN AMBIENTAL, CIENCIA Y

PROSPECTIVA

58.

70

POR UN MODELO SUSTENTABLE DE EDUCACIÓN AMBIENTAL 70

2.3 EVALUACIÓN AMBIENTAL PARA EL CONTEXTO

ESCOLAR

“APRENDER A REPENSAR LO QUE ES PERJUDICIAL PARA

87

 

NUESTRA SALUD: EL TABAQUISMO”

87

3.

TRABAJANDO EN EL MEDIO AMBIENTE

99

3.1 SISTEMA NATURAL; ANÁLISIS DE UN CASO

99

3.2 SUSTENTABILIDAD E INDICADORES

SOCIOAMBIENTALES

133

3.3 PROYECTO AMBIENTAL PARA MINIMIZAR LA CONTAMINACIÓN HÍDRICA Y DAÑOS CON AGROQUÍMICOS

EN LOMAS SENÉS

148

BIBLIOGRAFÍA

176

5

Introducción

Pensando en educación ambiental es producto de dos años de trabajo transitando el camino de lo ambiental. Ahondando en esto que algunos piensan que es una utopía, para mi es el camino de lo posible, de lo inédito posible, pensando en un futuro deseable el que quisiera para mis hijos y las generaciones futuras. El presente libro toma tres ejes principales: en la primera parte aborda el campo epistémico, en la segunda la cuestión escolar y en la última parte tres trabajos puntuales de aplicación sobre la educación ambiental y el medio ambiente. La educación ambiental es una ciencia aún en construcción donde la otredad, diversidad e interdisciplinaridad juegan el papel principal. Hablar y entender la cuestión ambiental es complejo pero no imposible. Tratar de ejercerla es un gran desafío pero permitirá una mejor calidad de vida si educamos desde esta visión. Donde los recursos, biodiversidad, contaminación no estén a merced del capitalismo salvaje y despiadado. Los gobiernos han tomado conciencia de la situación ambiental, mejor dicho, de la crisis ambiental. Pero es necesario aún más, que cada individuo ciudadano se involucre día a día con ésta temática. Sólo de esta forma podremos apostar a un futuro desarrollo sustentable.

Miriam Giambuzzi

7

1.

LA

EPISTEMOLOGÍA

AMBIENTAL

DE

LA

EDUCACIÓN

1.1 LA CIENCIA Y SU ENTORNO SOCIO

CULTURAL.

En la últimas décadas se está viviendo una relevante preocupación por la cuestión ambiental, la contaminación y los problemas globales son motivo de atención de políticos, académicos y ciudadanos; extendiéndose al campo de la economía, ya que esta problemática ambiental desencadenará consecuencias negativas para el desarrollo. Actualmente se invoca al desarrollo sustentable en el plano ambiental como para el económico, tanto en un barrio como en un documento gubernamental. Esta problemática ambiental, genera una crisis ambiental, la cual es una crisis de la civilización y una crisis de un modelo económico, tecnológico y cultural. Según Galano Carlos (2002), la crisis ambiental es la expresión de la crisis de un modelo de pensamiento conformado en la Modernidad, prohijado en los barros contaminados del paradigma de simplificación. Pero, especialmente esa crisis se expresa en la ignorancia de los límites de la naturaleza, en la sobre economización de la vida y en la carencia de una razón sustantiva que orienta el proceso de la historia. Como afirma Leff Enrique, “la crisis ambiental ha estado acompañada por la emergencia de la complejidad frente a la instrumentalidad del conocimiento y el fraccionamiento de lo real. La degradación ecológica introyecta la fecha del tiempo como un camino inexorable hacia la muerte entrópica del planeta, develando el carácter antinatura de la racionalidad económica.

8

En

la etapa inaugural del milenio, que presagia la muerte de

la

vida por la hipertrofia de lo real y el triunfo de una

hiperrealidad por la sobre objetivación del mundo, surgen

nuevas identidades y se vislumbran nuevos sentidos civilizatorios movilizados por nuevos actores sociales”. Según Leff Enrique, afirma que la emergencia de la crisis

ambiental ha venido a movilizar el pensamiento teórico con

el fin de comprender la problemática generada por el

proceso que se alimenta de la destrucción de sus bases ecológicas de sustentabilidad y de sus condiciones de habitalidad. Para Gudynas Eduardo 1 , el espacio de la Educación Ambiental y el Desarrollo Sustentable, se posa en las turbulencias del proceso que aspira a deconstruir la visión lineal y mecanicista hegemónica no solo en el marco de la

ciencia, sino también en el marco de la cultura y la política, visión que favorece el desconocimiento del conocimiento y que es profundamente antiecológica y antihumana.

La Hominización crea una forma de adaptación basada en

la cultura, es un proceso de adaptación que se va

procurando con los marcos de la diversidad ambiental.

El paradigma que ha guiado el pensamiento en occidente en

los últimos milenios se ha convertido en el real currículo oculto de este tiempo socio histórico, pero resulta desafiante y enriquecedora redescubrir la visión jonia

inconmensurable cuántica, compleja, sistemática, dialéctica y contradictoria. Este paradigma de la ciencia occidental, constituido en la Modernidad con los aportes de Copérnicos, Descartes, Kepler, galileo, Newton, entre otros destacados pensadores

y científicos, con la sumatoria de los afluentes del

1 En “Ecología, Economía y Ética del Desarrollo Sustentable, Ediciones Marina Vilte, CTERA, Buenos Aires, Argentina, 2002.

9

multiverso de ideas originadas en los yacimientos de los siglos XVIII y XIX, se convierte en una concepción definitiva y omnipresente, signando los derroteros de la economía, la moral y la educación actualmente hegemónicos 2 . De acuerdo con Galano Carlos 3 , la omnipotencia mega- organizadora de los principios de la ciencia clásica, ha constituido los castillos feudales de murallas inexpugnables que representan cada una de esas islas denominadas disciplinas. A veces, esos principios, actúan como especiales campos de concentración donde imperan leyes universales y predictibles, fundadas en la matematización y la reversibilidad, sustentadas en el orden y la claridad y que sienten un inextinguible horror por la incertidumbre y la complejidad, por lo que, fatalmente, en las últimas centurias, han desencadenado el holocausto epistémico de otros discursos alternativos y pensamientos diferentes. Esta parcelación de las disciplinas hace imposible aprehender “lo que está tejido junto” es decir, según el sentido original del término, lo complejo 4 . Dentro de este contexto conceptual de “Modernidad Insustentable” 5 , debemos pararnos desde los bordes del pensamiento ambiental, es reconstruir desde lo inédito 6 posible, lo creativo y descolonizar el conocimiento.

2 En Carlos Galano, “Ciencia, Cultura y Sociedad”. Educación ambiental y la transición a la sustentabilidad, Argentina, 2002. 3 En 2° Encuentro metropolitano de Educación Ambiental 12 y 13 de Noviembre de 2003, Toluca, Estado de México. Panel Internacional. Ponenecia. Prof. Carlos Galano.

4 En Morin Edgar, “La cabeza bien puesta”, Repensar la reforma, Reformar el pensamiento, Ediciones Nueva Visión, Buenos Aires, Argentina.

5 Según Carlos Galano.

6 Según Paulo Freire.

10

La comprobación de un mundo donde simultáneamente existe el orden y el desorden interactuando en la organización, sumado a los aportes de la física cuántica, teoría de sistemas, la cibernética, la incertidumbre y otros afluentes caudalosos y fértiles del pensamiento, tornan turbulentos y creativos estos tiempos de cambio, crisis y complejidad. Ante el diluvio de nuevos conceptos y teorías y otras formas de repensar el mundo, se hace necesario acuñar nuevos conceptos y macro conceptos, construir otras cartografías cognitivas para dar cuenta de la revolución en marcha como si cumpliéramos puntillosamente el mandato bíblico “no se ponen los vinos nuevos en los odres viejos” 7 . Este nuevo paradigma va surgiendo de pensar lo no pensado, repensar el pensamiento, des-saber lo sabido y dudar de la propia duda, de esta forma se debe reorientar para repensar la ciencia y la tecnología, desde el medio ambiente, con el fin de construir otra racionalidad y redefinir el conocimiento desde el Saber Ambiental. De acuerdo con Carlos Galano, se debe avanzar en la desfundamentación de la epistemología gris de la fragmentación, promover la exploración ecosistémica de la racionalidad, recrear la hermenéutica desde la complejidad ambiental y vincular este proceso, en el mismo movimiento de deconstrucción-construcción, con la ética ambiental. La modernidad ha forjado una racionalidad científica, tecnológica y económica que ha desencadenado una capacidad transformadora de la naturaleza sin precedentes. La racionalidad económica ha generado un proceso progresivo y acumulativo de producción através de una racionalidad económica que se ha globalizado imponiendo

7 En 2° Encuentro metropolitano de Educación Ambiental 12 y 13 de Noviembre de 2003, Toluca, Estado de México. Panel Internacional. Ponenecia. Prof. Carlos Galano.

11

su valoración de corto plazo a las dinámicas y temporalidades ecológicas y culturales de largo plazo 8 . En los orígenes de la civilización occidental el conocimiento de los entes dejó en el olvido el conocimiento del ser (del hombre, de las culturas, de la naturaleza, de las cosas), la racionalidad instrumental, el individualismo y el interés práctico han suplantado en la modernidad a la racionalidad sustantiva fundada en valores, al interés común y al espíritu de la solidaridad. Es por ello necesario reestablecer la conexión del conocimiento con la vida, recuperar el pensamiento y el sentimiento, retomar el tiempo de vivir, reivindicar el derecho a disentir, y buscar el bien común reafirmando la diversidad y las diferencias. Pues en la emergencia de la complejidad ambiental, la reincorporación del conocimiento en la vida implica una reinvención del mundo, que pasa por la reconfiguración de las identidades a través de una hibridación y diálogo de saberes (Leff Enrique, 2000). En América Latina la cuestión ambiental se ve potenciada por su diversidad, política y espiritual. Los diversos enfoques y alternativas se fueron afirmando en el nutrido calendario de eventos que se desplegaron desde la década del 70. Congresos, encuentros, simposios seminarios, redes de educadores ambientales, la red de formación del PNUMA, el aporte enriquecedor proveniente de la educación no formal, han ido conformando un paisaje de la evaluación ambiental diverso y desigual, pero con una impronta identitaria, sostenida en los vigorosos procesos sociopolíticos y culturales de Latinoamérica 9 .

8 Leff Enrique, “Ética por la vida”, Elogio de la voluntad de poder.

9 En 2° Encuentro metropolitano de Educación Ambiental 12 y 13 de Noviembre de 2003, Toluca, Estado de México. Panel Internacional. Ponenecia. Prof. Carlos Galano.

12

Cabe mencionar, lo que se ha escrito recientemente sobre nuestro país, en el Congreso de Educación y Desarrollo Sustentable celebrado en La Habana, al hacer referencia a los modelos de desarrollo que asolaron a la región Latinoamericana. En contraste, la instauración en toda la región de modelos de desarrollo basados en la explotación económica de corto plazo y en la ilusión del crecimiento económico como sucedáneo de la justicia social y la responsabilidad ambiental, han erosionado y amenazado la existencia misma de la riqueza biológica y social en todos los países de todo este vasto territorio. Esta situación se ha visto empeorada en los últimos años con la aparición de problemas ambientales a escala planetaria, y la aparición de trastornos socioambientales crónicos y en crecimiento, tales como la pobreza, desertificación, agotamiento de las fuentes de agua, catástrofes ambientales, epidemias, extinción de culturas tradicionales. A pesar de esta situación, sólo le ha dado un carácter de urgencia a los intentos de solucionar los impactos agudos de esa situación tales como recurrentes epidemias y catástrofes ambientales, entre otras. Una respuesta al deterioro ambiental planetario ha sido concebir un modelo de desarrollo alternativo llamado Desarrollo Sostenido (DS). Este nace de la toma de conciencia de que el deterioro ambiental y humano es una consecuencia del modelo de desarrollo económico indefinido y en el dominio económico, ambiental y social de las naciones y grupos humanos dominantes sobre otros grupos humanos, sean estos países, mujeres o grupos indígenas 10 .

10 En galano, Carlos, “Crisis y Sustentabilidad”, Diario CETERA, Buenos Aires, Octubre 2003.

13

Pensar en términos de desarrollo sostenido, sustentable o

sustentabilidad es avanzar en los lineamientos de la Agenda

21 11 . Los países signatarios de los documentos y

declaraciones resultantes de las conferencias mundiales ocurridas en la década de 1990 12 asumieron el compromiso

y el desafío de internalizar, en las políticas públicas de sus países, los conceptos de sustentabilidad y de desarrollo sustentable. La Conferencia de las Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo, realizada en Río de Janeiro en 1992, corona ese proceso con la aprobación de un documento con los compromisos para el cambio de padrón de desenvolvimiento en el próximo siglo, denominándolo AGENDA 21. De acuerdo con Galano Carlos, es comenzar

a transitar el territorio alternativo de un modelo que habrá

de cuestionar los saberes consabidos, los dogmas de toda laya. La relación hombre naturaleza 13 cambia continuamente de acuerdo con el nivel de crecimiento económico e innovaciones tecnológicas de la época. Esta categoría de naturaleza es una creación social, distinta en cada momento histórico, cambiante de acuerdo a cómo los hombres se relacionan con su entorno.

11 Introduce la idea que el desarrollo y el medio ambiente constituyen un binomio central e indisoluble, hace resurgir así en el plano internacional, la necesidad del planeamiento estratégico y participativo.

12 Principales conferencias realizadas por la ONU: Infancia en Ginebra (1990); Medio Ambiente y Desarrollo Humano en Río de Janeiro (1992); Población y Desarrollo en el Cairo (1994); Pobreza y Desarrollo Social en Copenhague (1995); Asentamientos Humanos Hábitat II en Estambul ( 1996); Mujer en Beijing (1997).

13 La palabra Naturaleza ocupa un lugar central en las discusiones sobre ambiente y desarrollo en América Latin, según Gudynas Eduardo, en Ediciones Marina Vilte, Ctera.

14

También se determina socialmente qué se considerará Naturaleza, y que deja de serlo cuando es artificializado (Cronon, 1995). El principal reto del comportamiento ambiental consiste en saber hasta dónde lleva el hombre la transformación de la naturaleza. Este debe ser el principio rector de toda ética ambiental 14 . Es fundamental construir culturas adaptativas, en función de una responsabilidad ambiental. Es necesario repensar la ciencia, la filosofía y los modelos estéticos. Se debe pensar en crear una ética de comportamiento ciudadano que necesariamente tiene que ver con la manera como está entretejida la cultura tanto por la actividad económica como por la exigencias sociales y políticas. Esta transformación exige una visión del mundo tanto filosófica como ética que se traslade al derecho normativo y que se difunda a través de los medios educativos 15 y de comunicación social. El concepto de ambiente implica más allá de un balance entre crecimiento económico y conservación de la naturaleza, la cultura y la participación social para construir estilos diversos de desarrollo sustentable, igualitario, descentralizado y autogestionario, capaz de satisfacer las necesidades básicas de las poblaciones, respetando su diversidad cultural y mejorando su calidad de vida (Leff Enrique, 1999).

14 En La ética de la Tierra. Ética y medio ambiente, Augusto Ángel y Felipe Ángel, 2001. 15 Marta Maffei, Ex Secretaria General de CETERA, ha afirmado: “Salir de la depredación, la muerte y el arrasamiento del medio ambiente exige crear nuevas capacidades, nuevas competencias, nuevas actitudes y nuevos conocimientos tanto en la educación formal como en la no formal. Pensar lo no pensado a partir de la alfabetizar en la reflexión, la comprensión, los significantes, las culturas, la otredad.

15

Todo ello implica, una transformación de los procesos productivos, los valores sociales y las relaciones de poder para construir una nueva racionalidad productiva con la gestión participativa de la ciudadanía. La racionalidad ambiental se funda así en una nueva ética que se manifiesta en comportamientos humanos en armonía con la naturaleza.

El concepto de calidad de vida está penetrando así a todas las clases sociales. Estas demandas ambientalistas trascienden a las aspiraciones por un “mejor nivel de vida”; replantean el derecho a la tierra y al trabajo, las demandas tradicionales de empleo y salario, así como la satisfacción de las necesidades básicas a través del consumo y la oferta de satisfactores de una economía de bienestar (Leff E,

1998).

Por lo tanto, se debe repensar la globalidad desde la localidad del saber, arraigado en un territorio y una cultura, desde la riqueza de su heterogeneidad; desde allí reconstruir el mundo a través de un diálogo intercultural de saberes, así como de la hibridación de conocimientos científicos y saberes locales (Leff Enrique,2002). Una ética de la sustentabilidad debe llevarnos a revertir este pensamiento único globalizador y a cuestionar sus preceptos. El dictum “pensar globalmente y actuar localmente” lleva en germen un proceso de colonización del conocimiento a través de una geopolítica del saber que parte de la legitimación del pensamiento, de los paradigmas y de los métodos de la ciencia moderna, así como del discurso del “desarrollo sostenible”, construidos en los países “desarrollados”, para ser reproducidos, extendidos e implementados en los países en “vías de desarrollo” en cada localidad del mundo y en todos los poros de la sensibilidad humana. Sin desconocer los aportes de la ciencia, debemos repensar la globalidad desde la localidad del saber,

16

arraigado en un territorio y una cultura, desde la riqueza de su heterogeneidad, diversidad y singularidad; desde allí reconstruir el mundo a través de un diálogo intercultural de saberes, así como de la hibridación de conocimientos científicos y saberes locales. Eso llevará al reconocimiento y revalorización de los saberes subyugados y subalternizados, y a una toma de conciencia crítica del conocimiento en sus efectos de colonización de territorios de biodiversidad y campos del saber (Mignolo, 2000). Como señala Mignolo (2000), “interculturalidad no es solo estar juntos sino aceptar la diversidad del ser en sus necesidades, opiniones, deseos, conocimiento, perspectiva”. La diferencia lleva a dialogar con los distintos actores sociales y grupos de interés desde el lugar de sus propias verdades. Por lo tanto, la sustentabilidad es un fin que implica un proceso de desconstrucción de la concepción del mundo hecha por objetos, para volver al mundo del ser. En este sentido, la desconstrucción de las ciencias y de las racionalidades dominantes conlleva el propósito de descolonizar el conocimiento como prerrequisito para liberar el pensamiento creativo y pensar los procesos de liberación económica y política. Según Leff Enrique, las ciencias han sido el medio más eficaz para el dominio y explotación de la naturaleza y para el control social en la modernidad, el saber ha sido siempre, y sigue siendo, el proceso que media las formas simbólicas de significación y apropiación del mundo. Con el proceso de globalización, los saberes indígenas se han convertido en fuente de riqueza en el proceso de capitalización de la

17

biodiversidad y no sólo de conocimiento de una cultura sobre su medio 16 . En realidad estos procesos de apropiación cognitiva están cada vez más imbricados con procesos emergentes de apropiación económica de los saberes tradicionales y los conocimientos de las etnociencias 17 . De acuerdo con Leff Enrique, los saberes se articulan y conviven los procesos derivados de la práctica empírica y de la formación simbólica, de lo ideal y lo material. El saber aparece así como punto de condensación entre lo simbólico, lo imaginario y lo real, lugar de encuentre entre significaciones y acciones, espacio donde confluye la coevolución de la biología y la cultura y donde se generan nuevas utopías y proyectos históricos que reintegran el orden social dentro de la naturaleza. Cabe mencionar que esta crisis ambiental ha generado la destrucción de la sustentabilidad ecológica y sus condiciones de habitalidad 18 , en definitiva, habitar el hábitat es localizar en un espacio territorial un proceso de reconstrucción de la naturaleza desde identidades culturales diferenciadas. En este sentido, según Leff Enrique, el hábitat habitado es el lugar significado por experiencias subjetivas, de vivencias construidas con la materia de la vida.

16 En Leff, Enrique, “Saber Ambiental”, Cultura, epistemología política y apropiación del saber, Editorial Siglo XXI, México, 2002. 17 La ecologización de las ciencias y de la acción práctica está llevando a revisar los fundamentos teóricos de las etnociencias para producir nuevos paradigmas que generen una nueva síntesis entre naturaleza y cultura. Éstos buscan asentar la cultura en sus raíces naturales, viendo como la naturaleza se complejiza y extiende sus determinaciones hacia el orden de la cultura (Morin, 1973); cómo se integra lo ideal y lo material (Godelier, 1984); y como se imbrica la tecnología, la vida y la cultura en una hibridación de lo real, donde se funde lo orgánico, lo técnico y lo simbólico (Haraway, 1991; Escobar, 1999). 18 Entiéndase el sentido del hábitat como soporte ecológico y el habitar como integrante de la cultura en un espacio geográfico.

18

La sustentabilidad del hábitat implica, más allá de un método de reordenamiento ecológico del territorio, la revisión de los estilos de asentamiento, de los modos de producción y de los patrones de consumo. Apunta hacia la armonización y reorientación de las tendencias actuales, pero sobre todo muestra las contradicciones e incompatibilidades de la racionalidad económica y tecnológica de la civilización moderna, y ofrece nuevos principios de habitabilidad del espacio. En este sentido, el concepto de ambiente permite pasar del diagnóstico del deterioro de las condiciones del hábitat, hacia la construcción social de una racionalidad ambiental, capaz de reorientar la evolución cultural del hombre en armonía con las condiciones y potenciales ecológicos del planeta (Leff Enrique, 2002). Imaginar un nuevo ordenamiento territorial fundado sobre los potenciales de la naturaleza y sus diversidades ecosistémicas y las sinergias. Es abrirse a los sentidos de estilos plurales de desarrollo y formas novedosas de participación ciudadana. Es comenzar a relacionar equidad y sustentabilidad como método de confrontar con las desigualdades sociales y las distribuciones injustas. También la sustentabilidad se vincula con una reorientación de los sistemas educativos, que tendrán como objetivo prioritario la producción de conocimientos significativos para la valoración local y regional definidos en la simbiosis de la concentración intercultural y diálogo de saberes (Galano Carlos, 2003). Para Leff Enrique, nada es más insustentable que el hecho urbano. La ciudad ha sido convertida por el capital en el lugar donde se aglomera la producción, se congestiona el consumo, se hacina la población y se degrada la energía. Los procesos urbanos se alimentan de la sobreexplotación de los recursos naturales, la desestructuración del entorno

19

ecológico, el desecamiento de los mantos freáticos, el succionamiento de los recursos hídricos, la saturación del aire y la acumulación de basura. La urbanización que ha acompañado a la acumulación de

capital y a la globalización de la economía, se ha convertido

en la expresión más clara del contrasentido de la ideología

del progreso (Leff Enrique, 2002). Podemos decir que la urbanización es producto de un proceso de artificialización de la naturaleza. Desde un punto de vista social y territorial, según Miguens

Hugo 19 , señala que se genera el oscurecimiento de las calles

y sus consecuencias inmediatas: inseguridad, suciedad,

degradación. Así se desertizan los cascos urbanos y los centros históricos. Se alejan los artesanos, los colegios, entre otros. Los ciudadanos deciden emigrar a otros lugares “más limpios y seguros” como son los “barrios cerrados”, los cuales están asociados a una amplia red de autopistas y accesos rápidos los cuales acortan las distancias facilitando la rapidez en los traslados. Respetar la existencia de la diversidad cultural, los saberes tradicionales en la ciudad, fortalece la trama urbana y

social, se personalizan las relaciones y se mejora la calidad

de vida, en suma es respetar la cultura local.

En términos de Topalov: “la ciudad es un lugar donde se descifran y se articulan, de forma específica, los procesos

globales de las formaciones sociales capitalistas, formando

el suelo urbano. El valor de éste refleja el nivel agregado de

los procesos sociales de valorización. No es un bien sin valor, es por lo tanto, un bien producido socialmente”. Según Garcia Canclini Néstor, 1995, el fortalecimiento de tendencias globalizantes y la generación de vastos espacios

19 Según Clarín, Suplemento Arquitectura, Ingeniería, Planeamiento y Diseño,

12/6/2000.

20

que desdibujan las identidades y referencias de los lugares, en términos de objetos urbanos, estilos arquitectónicos, hábitos culturales, estructura y morfologías urbanas que podrían pertenecer por igual a cualquier lugar del mundo, sin mayores referencias locales. A modo de ejemplo, cuando uno entra en un shopping, hipermercado o supermercado, no se sabe bien si está en Los Angeles, en Singapur, en París o en Buenos Aires. Solo sabemos que estamos en un espacio producto de un mundo globalizado. El caso más ampliamente reconocido de americanización es visto, por supuesto, en la profunda influencia que la cultura popular estadounidense ejerce en la cultura global 20 . Debemos repensar lo urbano en relación a la complejidad e incertidumbre, en tono de posturas deconstructivistas y hermenéuticas. Otro punto a analizar del territorio relacionada con el impacto urbanístico, es el de las inversiones en infraestructura comercial y da cuenta desde las transformaciones físicas, a nivel de la arquitectura, el paisaje, la morfología (formas o patrones de urbanización o suburbanización) y la estructura urbanas (centralidades, subcentralidades, usos del suelo, pasando por el impacto

20 Según Sassen Saskia, para un comentario del concepto de globalización cultural, véanse King (1991) y Robertson (1991), sobre todo el concepto de Robertson del mundo como un lugar único, lo que llama “la condición humana global”. Me inclino a decir que la globalización es también un proceso que produce diferenciación, pero de carácter nacional, cultura nacional y sociedad nacional. Por ej. El actual mundo corporativo tiene una geografía global, pero no se ubica en todas partes del mundo. En realidad, tiene unos espacios sumamente definidos y estructurados, esto también cada vez más claramente diferenciado de los segmentos no corporativos en las economías de ubicación específica (tales como la ciudad de Nueva York) o de los paises en los que opera.

21

sobre el tránsito, el medio ambiente, los mercados de trabajo y la estructura comercial (Ciccolella, P., 1999). En la dimensión territorial del proceso de transformación de la ciudad. Se considera al territorio como un factor estratégico para el despliegue geográfico o la localización de establecimientos; es decir el territorio (y sus contenidos) considerado factor locacional de toda actividad. El notable desarrollo de autopistas metropolitanas está también articulado con estos fenómenos, favoreciendo el desarrollo de una metrópolis en forma de red o archipiélago (megalópolis) a diferencia del desarrollo metropolitana compacto o en mancha de aceite de hasta los años ochenta. Según Lefebvre, la ciudad de estos tiempos de cambios y turbulencias, reproduce el sistema dominante de las relaciones sociales. Savage define que la “ciudad no se reduce simplemente a la visión del mundo en un período histórico, sino que, por el contrario, es un eminente testimonio físico de los conflictos y procesos sociales a través de los cuales los grupos de poder dejan sus huellas sobre las estructuras urbanas”. Así, las transformaciones económicas y culturales invaden ciudades, naciones y continentes, formas de trabajo y de vida, modos de ser y de pensar, producciones culturales y formas de imaginar (Bayardo, R. Lacarrieu, Mónica, B.). Por cierto, el impacto de éstas políticas insustentables, se evidencian en el territorio, con un considerable costo social. Parafraseando a Castells, la producción se define como un conjunto de actividades productoras de bienes, servicios e información. Pero debemos tener presente que cuando Castells escribe éstos conceptos en la década del ´70, el contexto económico, social y político era otro. Según Milton Santos, se considera al espacio como un producto de la sociedad que la ha generado, resulta obvio

22

que las transformaciones en el orden social, económico y cultural afectan la forma y la estructura del territorio. Se debe señalar que tanto en las ciudades del Norte o del Sur, de las megaciudades, reflejan la crisis global, según Fernández Durán, se conjugan las sagas del paradigma de simplificación y la crisis ambiental, como crisis civilizadora. La búsqueda de sociedades sustentables supone transformar los patrones de producción y consumo, los valores asociados a las relaciones entre los humanos y la naturaleza, y las maneras de interacción y comunicación humana. Así mismo simplifica un cambio en los procesos de toma de decisiones sobre el desarrollo humano, el cual debe democratizarse, fortaleciendo a las comunidades locales, así como a las personas directamente afectadas por los procesos de transformación tecnológica y social. Todo esto conduce a repensar las relaciones de poder: hombre- mujer-adulto- niño, comunidades- mandatarios, otras etnias, ricos- pobres, entre otras 21 . En estos espacios urbanos, donde se ha germinado los cambios de los patrones de consumo y con una racionalidad esencialmente economicista, el desarrollo sustentable se construye precisamente desde el campo de la ciudadanía y no desde el papel del consumidor. Cuando se enfatiza el papel del consumidor se están reduciendo las relaciones sociales a las interrelaciones del mercado. Según García Canclini, N. (1995), define al consumo como un conjunto de procesos socioculturales por los cuales las personas se apropian y utilizan productos.

21 En galano, Carlos, “Crisis y Sustentabilidad”, Diario CETERA, Buenos Aires, Octubre 2003.

23

En esta época de crisis ambiental, la satisfacción no está en el aprovechamiento del bien, sino que se desplaza a la adquisición del producto. Se desean productos nuevos, poco conocidos, que nos permitan diferenciarnos de los demás. Por otra parte, no sólo se consumen más productos, sino que aumenta el ritmo de recambio de los bienes de un mismo tipo, remplazándose por nuevos modelos por diferentes marcas. El consumo está adquiriendo nuevas valoraciones, que van más allá de la satisfacción de las necesidades humanas, ampliándose al campo del status social, la afectividad, etc. Este problema no es ajeno a los países de Latinoamérica, ya que los estratos socioeconómicos medio- alto y alto poseen patrones de consumo similares a los países centrales o de primer mundo. Por lo tanto la demanda de recursos crece significativamente, comenzando a evidenciarse los déficits ecológicos en algunos países como Brasil, Venezuela o Perú, en la obtención de sus recursos naturales. De esta manera las estrategias, en desarrollo sostenibles requieren importantes acciones a nivel del consumismo. Dentro de éste contexto, no se tiene en cuenta la mochila ecológica, dado que la apropiación de un recurso natural está asociada a la extracción de otros recursos que no son utilizados, catalogados como desperdicios. Vale decir, que la mochila ecológica evalúa todo el material extraído en un proceso productivo midiendo en una dimensión material el impacto que ocasiona. Se debe resignificar las concepciones del progreso, del desarrollo, del crecimiento sin límite, para configurar una nueva racionalidad social. Por lo tanto pensar en nuevos escenarios, apunta a construir sociedades en un nuevo mundo, teniendo en cuenta los mundos plurales.

24

El diálogo debemos iniciarlo en el sentido de generar debates y una recodificación de las bases políticas y organizativas de la sociedad en todos los niveles. Incorporando los nuevos actores sociales y culturales para la resignificación de la política y el desarrollo.

1.2 HABLEMOS DE ÉTICA Y DESARROLLO SOSTENIBLE.

Actualmente se invoca al desarrollo sustentable en el plano ambiental como para el económico, tanto en un barrio como en un documento gubernamental. Esta problemática ambiental, genera una crisis ambiental, la cual es una crisis de la civilización y una crisis de un modelo económico, tecnológico y cultural. La relación hombre naturaleza 22 cambia continuamente de acuerdo con el nivel de crecimiento económico e innovaciones tecnológicas de la época. Esta categoría de naturaleza es una creación social, distinta en cada momento histórico, cambiante de acuerdo a cómo los hombres se relacionan con su entorno. También se determina socialmente qué se considerará Naturaleza, y que deja de serlo cuando es artificializado (Cronon, 1995). La mayoría de las sociedades ha pasado de tener un impacto mínimo sobre el ambiente natural a tener impactos significativos y negativos, incluso, perjudicando la posibilidad de desarrollo. El área Metropolita de Buenos Aires es un ejemplo de relación negativa población/ ambiente. Sus habitantes

22 La palabra Naturaleza ocupa un lugar central en las discusiones sobre ambiente y desarrollo en América Latin, según Gudynas Eduardo, en Ediciones Marina Vilte, Ctera.

25

requieren energía, agua, alimentos, materiales de construcción, etc., para poder mantenerse y funcionar; todas estas necesidades se satisfacen con el uso de distintos recursos naturales. La apropiación de recursos naturales también implica adueñarse del espacio, usándolo y modificándolo para obtener los recursos necesarios alimentar los procesos productivos y para recibir los desperdicios de esos procesos. Para analizar esa apropiación se ha acuñado otro indicador, denominado huella ecológica, definida como el área necesaria para poder producir los recursos utilizados y para asimilar los residuos producidos por una población determinada. Por otra parte, la apropiación de un recurso natural hacia un proceso productivo tiene asociada la extracción de otros recursos que no son utilizados, catalogados como “desperdicios”. Para evaluar en parte este problema se ha desarrollado el concepto de mochila ecológica, que mide en una dimensión material ese impacto y se refiere, a todo el material extraído en un proceso de producción. Los recursos obtenidos se introducen en un proceso productivo en el que son modificados de diversas maneras con el propósito de alcanzar un producto final que estará en venta en un mercado de bienes y servicios (Gudynas, E., 2002). Todo este proceso generará diversos impactos ambientales, que pueden clasificarse por lo menos bajo los siguientes aspectos:

El consumo de energía propio de la extracción y procesamiento por lo general ocasiona severos impactos ambientales.

El consumo de otros recursos que son necesarios para alcanzar los productos finales.

26

La generación de desechos y contaminantes que tiene lugar a lo largo de todo el proceso.

El transporte de las materias primas, o de productos intermedios o finales, de un sitio a otro es también parte del proceso productivo y, a su vez, desencadena distintos impactos ambientales.

Por último, el producto final también generará otros impactos, sea por el uso de energía y generación de contaminantes, como por su conversión en desperdicio una vez transcurrida su vida útil. Esto significa que el consumo 23 es parte del proceso productivo y que posee sus propias repercusiones ambientales. Esta relación trae como consecuencia una gran variedad de impactos ambientales que afectan la calidad de vida de sus habitantes y, además, influyen en el medio urbano de forma diferente, según los sectores residenciales, industriales, comerciales, etc. El rápido crecimiento del área ha producido un deterioro ambiental, al incorporar tierras muy rápidamente sin poder prever de infraestructura y servicios a sus habitantes. Es lo que se denomina un expansión descontrolada, con lo cual dificulta y encarece la provisión de servicios. Se identifican problemáticas comunes a todos los habitantes del área, y otras propias de cada barrio o municipio.

23 Según García Canclini (1995), define al consumo como un conjunto de procesos socioculturales por los cuales las personas se apropian y utilizan productos.

27

Entre los principales problemas ambientales podemos mencionar: la contaminación de las aguas del Río de la Plata y del Riachuelo, las altas cantidades de sustancias tóxicas emitidas a la atmósfera, la recolección y el tratamiento de los desechos sólidos y el altísimo nivel de ruido de algunos puntos del Área Metropolitana. El Área Metropolitana de Buenos Aires es un complejo urbano que forma una misma unidad ambiental y social a pesar de la división política. La gran capital, ciudad autónoma, y los partidos de la provincia de Buenos Aires integrantes de la mancha urbana, cuentan, cada uno, con su propia legislación ambiental. Esta división política y las leyes propias agregan complejidad a la solución de los problemas porque quedan involucradas diferentes jurisdicciones, creando dificultades en la aplicación del marco legal y falta de criterios comunes en los controles, para lo cual debe disponer de una ética ambiental. El principal reto del comportamiento ambiental consiste en saber hasta dónde llevar el hombre la transformación de la naturaleza. Este debe ser el principio rector de toda ética ambiental 24 . Es fundamental construir culturas adaptativas, en función de una responsabilidad ambiental. Es necesario repensar la ciencia, la filosofía y los modelos estéticos. Se debe pensar en crear una ética de comportamiento ciudadano que necesariamente tiene que ver con la manera como está entretejida la cultura tanto por la actividad económica como por la exigencias sociales y políticas. Esta transformación exige una visión del mundo tanto filosófica como ética que se traslade al derecho normativo y

24 En La ética de la Tierra. Ética y medio ambiente, Augusto Ángel y Felipe Ángel, 2001.

28

que se difunda a través de los medios educativos y de comunicación social. El concepto de ambiente implica más allá de un balance entre crecimiento económico y conservación de la naturaleza, la cultura y la participación social para construir estilos diversos de desarrollo sustentable, igualitario, descentralizado y autogestionario, capaz de satisfacer las necesidades básicas de las poblaciones, respetando su diversidad cultural y mejorando su calidad de vida (Leff, Enrique, 1999). Todo ello implica, una transformación de los procesos productivos, los valores sociales y las relaciones de poder para construir una nueva racionalidad productiva con la gestión participativa de la ciudadanía. La racionalidad ambiental se funda así en una nueva ética que se manifiesta en comportamientos humanos en armonía con la naturaleza. La racionalidad ambiental incorpora las bases del equilibrio ecológico como norma del sistema económico y condición de un desarrollo sustentable; asimismo, se funda en principios éticos (respeto y armonía con la naturaleza) y valores políticos (democracia participativa y equidad social) que constituyen nuevos fines del desarrollo y se entretejen como normas morales en los fundamentos materiales de una racionalidad ambiental. Debemos destacar que los valores ambientales surgen contra la cultura del poder fundado en la razón tecnológica y la racionalidad económica. Frente a la producción de masa, el desarrollo centralizado, la congestión de las megaciudades, la homogeneización de la cultura, la producción y el consumo, y los sistemas jerárquicos y autoritarios de toma de decisiones, se reivindican los valores de la subjetividad, la diversidad cultural, la democracia participativa y la tolerancia, se valoran la autodeterminación, el desarrollo endógeno, los saberes

29

tradicionales y los sistemas de complementación y de intercambios comunitarios. La ética ambiental reivindica los valores del humanismo: la integridad humana, el sentido de la existencia, la solidaridad social, el reencantamiento de la vida y la erotización del mundo (Leff, Enrique, 1999). La ética ambiental vincula la conservación de la diversidad biológica del planeta con el respeto a la heterogeneidad étnica y cultural de la especie humana. Ambos principios se conjugan en el objetivo de preservar los recursos naturales e involucrar a las comunidades en la gestión de su ambiente. Se enlazan aquí el derecho humano a conservar su cultura y tradiciones, el derecho a forjarse su destino a partir de sus propios valores y formas de significación del mundo, con los principios de la gestión participativa para el manejo de los recursos, de donde las comunidades-individuos derivan sus formas culturales de bienestar y la satisfacción de sus necesidades (Leff, Enrique, 1999). La construcción de una racionalidad ambiental implica el rescate de éstas prácticas no tradicionales, como un principio ético para la conservación de sus identidades culturales y como un principio productivo para el uso racional de los recursos. Se debe pensar con una nueva racionalidad productiva de los espacios de producción cuya reestructuración, mediante instrumentos técnicos, normas jurídicas, políticas científicas, movimientos sociales y estrategias políticas, constituyan los medios de una racionalidad ambiental, orientando la reapropiación social de la naturaleza y la gestión ambiental del desarrollo. Por ello, una ética humana frente a los designios de la globalización exige ir más allá para enfrentar los dilemas de la vida humana en la complejidad ambiental, de una vida ya trastocada por los regímenes éticos y de racionalidad

30

dominantes. Demanda una ética que alimente la

constitución de una nueva racionalidad: de una racionalidad ambiental (Leff, 1998/ 2002).

Y esta racionalidad debe ser éticamente construida,

comprendiendo las encrucijadas ante las cuales nos enfrenta la crisis ambiental, “la función principal de la inteligencia

no es conocer, ni crear, sino dirigir el comportamiento

humano para salir bien librados de la situación. Es pues una función ética” (Marina, 1998). Los problemas ambientales han tomado una primera importancia desde que fueron difundidos al mundo luego de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente Humano, celebrada en Estocolmo en 1972: la deforestación, la pérdida de diversidad genética de los

recursos bióticos, la extinción de especies, la erosión de los suelos y la pérdida de fertilidad de las tierras, la desertificación, la contaminación química de la atmósfera, los suelos y los recursos hídricos, la producción y disposición de residuos tóxicos y desechos radioactivos, la lluvia ácida generada por la industrialización y la destrucción de la capa foliar de los bosques, el calentamiento global y el enrarecimiento de la capa de ozono. Esta destrucción de la base de recursos del planeta y su impacto a nivel local (Área Metropolitana de Buenos Aires)

en los valores culturales y humanos ha generado la

necesidad de orientar los estilos de desarrollo para mejorar la calidad de vida. El concepto de calidad de vida está penetrando así a todas las clases sociales. Estas demandas ambientalistas trascienden a las aspiraciones por un “mejor nivel de vida”; replantean el derecho a la tierra y al trabajo, las demandas tradicionales de empleo y salario, así como la satisfacción

31

de las necesidades básicas a través del consumo y la oferta de satisfactores de una economía de bienestar (Leff, 1998). Por lo tanto, se de repensar la globalidad desde la localidad del saber, arraigado en un territorio y una cultura, desde la riqueza de su heterogeneidad; desde allí reconstruir el mundo a través de un diálogo intercultural de saberes, así como de la hibridación de conocimientos científicos y saberes locales (Leff, Enrique,2002). El derecho a la diversidad cultural conduce al establecimiento de estados pluriétnicos y al reconocimiento de los derechos y culturas indígenas. Pero una ética de la interculturalidad implica abrir los cauces de la diversidad cultural, más allá del derecho a la reproducción y la preservación de sus estilos étnicos de vida, hacia un mestizaje enriquecido de culturas, a través de un diálogo de saberes. Como señala Mignolo (2000), “interculturalidad no es solo estar juntos sino aceptar la diversidad del ser en sus necesidades, opiniones, deseos, conocimiento, perspectiva”. Asimismo, la política de la diferencia lleva a dialogar a diversos actores sociales y grupos de interés desde el lugar de sus propias verdades. Esto no conduce al elogio de la locura, de la irracionalidad y del conflicto irresoluble entre posiciones antagónicas alimentadas por la relatividad de los valores, sino hacia un mundo abierto a la diversidad y a la convivencia de sus diferencias. La política de la diferencia se funda en un principio de equidad en la diversidad, en el derecho a la diferencia que no es sólo el derecho a ser distintos, de oponerse a la clonación de la mismidad y la identidad que ha fundado la lógica, sino de diferir en el tiempo el proceso de diferenciación que ha acompañado la aventura de la vida hacia la diversidad, en una historia de heterogénesis contraria a la unificación forzada del pensamiento y del ser.

32

La conciencia ambiental se plantea como conciencia de todo género humano, apelando a todo individuo como sujeto moral para construir una nueva racionalidad social 25 . Es importante señalar, que se deben construir principios éticos que sean constitutivos de los derechos del ser, y como tal, fundamento de una nueva racionalidad centrada en el ser y abierta al mundo. La ética de la sustentabilidad debe reconocer las leyes límite (y los potenciales) de la naturaleza. La ética nace del pensamiento creativo y de la reflexión del ser para generar una nueva racionalidad donde se hermanan el pensamiento y el sentimiento; la razón, la pasión, la creación y la acción. La ética es la fuente de donde emanan los derechos del ser:

el derecho a ser, a vivir, a devenir, a desplegar sus potencialidades hacia la diversidad y la posibilidad. La ética del desarrollo sustentable se funda así en una política de la diversidad, la diferencia, la otredad y la alternativa. Es una política que tiene por objetivo la construcción de una nueva racionalidad productiva que funda una nueva economía (ecológica, moral y cultural) como condición de sustentabilidad (Leff, 1994). La sustentabilidad es un fin que implica un proceso de desconstrucción de la concepción del mundo hecha por objetos, para volver al mundo del ser. La ética tiene más que ver con el saber vivir y el sabor de la existencia, que con una vida regida por la razón; los juicios de valor de la vida se vuelven virtudes razonables; los sentimientos, razones de vida (Leff, 1999). La ética de la vida está hecha de sentimiento y deseo, iluminado por la razón y designado por la palabra. En este

25 Hay que reconocer que estos valores generales se concretan en valores culturales específicos de cada grupo étnico y en sujetos sociales heterogéneos con diferentes intereses de clase.

33

sentido, “la inteligencia provoca una sentimentalización de la vida afectiva” (Marina, 1995). La ética del conocimiento para el desarrollo sustentable es una ética de los límites y del sin sentido a los que ha llegado un modelo de conocimiento construido en la Modernidad, centrado en la visión economicista del mundo, la mercantilización de la cultura, y una ciencia y tecnología concebidos para el dominio de la naturaleza. El ser ético se piensa, pero sobre todo se siente. La ética ambiental debe pues llegar a transformar en sentimientos profundos sus principios y valores. Los comportamientos deben estar dictados desde la pulsión y la repulsión, más que por una lógica y la razón. El debe ser, debe convertirse en deseo y prohibición. Y esa resedimentación de los sentimientos deberá pasar por la desconstrucción de las lógicas que se han construido nuestros deseos, sueños y compulsiones; nuestros modos de vida y nuestros modos de producción. La ética del saber ambiental lleva a demostrar la epistemología que ha codificado, objetivado y alienado al mundo y construir un saber emancipatorio que pueda conjugar la sustentabilidad y la solidaridad; que lleve a una reterritorialización de las ideas originadas en la complejidad, y eso es una cuestión del ser y del tiempo. En definitiva, la ética por la vida es una ética al derecho de sentir y disentir. Cabe señalar que en la Carta de los Derechos Humanos se ha incorporado el derecho a un ambiente sano y productivo, incluyendo los nuevos derechos colectivos para la conservación y aprovechamiento del patrimonio común de recursos de la humanidad, por la dignidad y por el pleno desarrollo de las facultades de todos los seres humanos.

34

La cuestión ambiental está ampliando el marco de los derechos civiles, políticos, económicos, sociales y culturales. Los sistemas jurídicos se están transformando para atender los conflictos de apropiación y manejo de los bienes comunes. De esta manera han surgido, dentro de los “derechos de la solidaridad” el derecho de todos los humanos a beneficiarse del “patrimonio común a la

Humanidad (Gross, 1980). El derecho ambiental debe abarcar los siguientes caracteres:

interdisciplinario, supranacional, de naturaleza preventiva, de rigurosa regulación técnica, de vocación redistributiva y de primacía de los intereses colectivos. Al amparo de las reformas neoliberales en varios países latinoamericanos se crearon secretarías o ministerios del ambiente y se sancionaron importantes paquetes legislativos. Pero los avances sustantivos fueron muy limitados. Actualmente se vive un efecto rebote, donde se da una segunda ola de retracción estatal en la temática ambiental (en este caso el ejemplo más importante fue el desmembramiento de la secretaría de Recursos Naturales y Medio Ambiente Humano por la administración de Fernando de la Rúa), (Gudynas, E., 2002). El marco legal vigente, presenta una distribución de competencias en el ámbito de nación y provincias. En el artículo 121: las provincias conservan todo el poder no delegado por esta Constitución al Gobierno Federal, y el que expresamente se hayan reservado por pactos especiales al tiempo de su incorporación.

Corresponde a las provincias el

El artículo 124: (

dominio originario de los recursos naturales existentes en su territorio. La Ley general Del Ambiente N ° 25.675 comprende:

objetivos de la política ambiental, principios de

35

)

interpretación, presupuesto mínimo, instrumentos de la política y la gestión ambiental, sistema federal ambiental, acceso a la información y participación pública, competencia judicial, daño ambiental, principios de interpretación, precautorio, prevención, progresividad, congruencia, solidaridad, sustentabilidad y equidad intergeneracional. Dentro de la LGA 26 , encontramos los siguientes instrumentos de la política y gestión ambiental:

ordenamiento territorial, evaluación de impacto ambiental, educación ambiental y sistema de diagnóstico e información ambiental. Por otra parte las políticas ambientales en buena medida han sido suplantadas por una gestión ambiental de corte técnico, pero que se torna más y más burocratizada, inefectiva y pesada. Se confía en que las personas no intervendrán en la gestión ambiental ya que ella descansa en “técnicos” y “científicos” que son presentados como más capacitados. Se espera de las personas la pasividad y el acatamiento a sus dictámenes (Gudynas, E., 2002). Por lo tanto, la nueva política para el desarrollo sustentable implica cambios profundos tanto en lo social, como en las relaciones de la sociedad con el ambiente. En todos los casos, se requiere de una activa participación ciudadana, tanto a la hora de gestar los cambios como en llevarlos a la práctica. Vele decir, el ciudadano debe ser actor y protagonista para ejercer los derechos. Podemos pensar, en una apropiación social-ciudadana del derecho, para poder ejercer dicho derecho. Las estrategias de desarrollo sustentable no son sólo cuestión de un grupo de técnicos iluminados. Deben ser, principalmente, una

26 Ley General Del Ambiente.

36

aspiración social extendida, y, por lo tanto, solo será posible con una fuerte base en la sociedad civil y en una sociedad política dispuesta a escuchar ese pedido y actuar en consecuencia.

1.3 EL SABER AMBIENTAL, UNA COMPLEJIDAD.

Actualmente se invoca al desarrollo sustentable en el plano ambiental como para el económico, tanto en un barrio como en un documento gubernamental. Esta problemática ambiental, genera una crisis ambiental, la cual es una crisis de la civilización y una crisis de un modelo económico, tecnológico y cultural. Según Galano Carlos (2002), la crisis ambiental es la expresión de la crisis de un modelo de pensamiento conformado en la Modernidad, prohijado en los barros contaminados del paradigma de simplificación. Pero, especialmente esa crisis se expresa en la ignorancia de los límites de la naturaleza, en la sobre economización de la vida y en la carencia de una razón sustantiva que orienta el proceso de la historia. Como afirma Leff Enrique, “la crisis ambiental ha estado acompañada por la emergencia de la complejidad frente a la instrumentalidad del conocimiento y el fraccionamiento de lo real. La degradación ecológica introyecta la fecha del tiempo como un camino inexorable hacia la muerte entrópica del planeta, develando el carácter antinatura de la racionalidad económica. En la etapa inaugural del milenio, que presagia la muerte de la vida por la hipertrofia de lo real y el triunfo de una hiperrealidad por la sobre objetivación del mundo, surgen

37

nuevas identidades y se vislumbran nuevos sentidos civilizatorios movilizados por nuevos actores sociales”. Según Leff Enrique, afirma que la emergencia de la crisis ambiental ha venido a movilizar el pensamiento teórico con el fin de comprender la problemática generada por el proceso que se alimenta de la destrucción de sus bases ecológicas de sustentabilidad y de sus condiciones de habitalidad. Para Gudynas Eduardo 27 , el espacio de la Educación Ambiental y el Desarrollo Sustentable, se posa en las turbulencias del proceso que aspira a deconstruir la visión lineal y mecanicista hegemónica no solo en el marco de la ciencia, sino también en el marco de la cultura y la política, visión que favorece el desconocimiento del conocimiento y que es profundamente antiecológica y antihumana. El concepto de ambiente implica más allá de un balance entre crecimiento económico y conservación de la naturaleza, la cultura y la participación social para construir estilos diversos de desarrollo sustentable, igualitario, descentralizado y autogestionario, capaz de satisfacer las necesidades básicas de las poblaciones, respetando su diversidad cultural y mejorando su calidad de vida (Leff, Enrique, 1999). La historia del hombre en los últimos cinco siglos es la historia de la expansión de la Europa Occidental quien, al constituirse en núcleo de una nueva civilización, se lanzó sobre todos los pueblos de la Tierra en oleadas sucesivas de violencia, de codicia y opresión. La amplitud y profundidad de su impacto fue tan grande que se hace necesario preguntarse respecto a lo ocurrido en el mundo en este período.

27 En “Ecología, Economía y Ética del Desarrollo Sustentable, Ediciones Marina Vilte, CTERA, Buenos Aires, Argentina, 2002.

38

Los centros de poder, donde se toman las decisiones, fueron alternándose a lo largo de la historia. Ya en este siglo, EEUU domina la escena internacional en todos los terrenos, habituado a imponer sus intereses, recurriendo al chantaje de las intervenciones o de la guerra. En nuestro continente, a partir de 1492, sus sociedades han sido estructuradas en forma dependiente, estableciendo un vasto sistema de dominación que aún se perpetua. La historia oficial de América es también la de su dependencia. Sus modos de producción, sus estructuras sociales han sido sucesivamente determinadas por su incorporación al engranaje universal del sistema capitalista. Esto no es un mero dato de referencia sino un elemento fundamental en la explicación de nuestra historia y del presente. La dependencia es la forma de relación de América Latina con el mundo y categoría que imprime una estructura determinada a sus sociedades, situación extensiva al resto de los Pueblos del Sur. Es decir, en el mundo predomina, en forma casi exclusiva, el sistema capitalista. Se caracteriza porque el valor supremo, el eje sobre el cual gira toda la estructura social, es la más rápida y mayor realización de la ganancia. Se trata de un proceso social, heredero de algunos regímenes feudales, que tiene unos trescientos años de antigüedad, que ha modelado la historia durante este período y en el que se reconocen las siguientes tendencias estructurales:

-La internacionalización del capital, a través de sus diversas formas (comercial, financiera, productiva), como consecuencia de la tendencia monopólica, de la necesidad de ampliar mercados y de extender la base de extracción de excedente económico, y, por ello, como tendencia a la expansión y al dominio mundial de las relaciones de producción capitalistas.

39

-El crecimiento polarizado y desigual de la acumulación, que genera profundos desequilibrios tanto en el espacio territorial, como entre sectores y ramas productivas, como en la distribución del ingreso. -El carácter cíclico de esa dinámica de acumulación, en la que se suceden ondas alcistas y recesivas que desembocan en ocasiones en momentos de crisis y de reestructuración parcial o global del núcleo fundamental de las fuerzas productivas existente en cada fase histórica. Desde hace ya varios años padece una fuerte crisis cuyo desenlace depende de muchos factores, crisis que se pone de manifiesto en la incapacidad de dar soluciones a los graves problemas sociales que genera, por una parte, y en que el proceso de concentración y acumulación deja cada vez mayor número de seres humanos fuera del sistema, minando las bases del mismo al contraer cada vez más la capacidad de demanda solvente. Los resultados de tantos años de desarrollo y expansión del sistema, ponen en evidencia que la sociedad que genera es una sociedad injusta. Una sociedad que arrasa los valores humanos y destruye la naturaleza, su base material de sustentación. Ernesto Sábato advierte, que este momento, es un tiempo angustioso y decisivo, como lo fue el pasaje de los días imperiales de Roma al feudalismo, o de la Edad Media al capitalismo. Se atreve a decir que es más grave porque es absoluto, ya que la vida misma del planeta está en juego. “Nuestra cultura está mostrando signos inequívocos de la proximidad de su fin”. La humanidad se encuentra jaqueada por la irracionalidad del sistema dominante. El fantasma del hambre y la sombra de la guerra han tomado una dimensión dramática. Jamás el hombre acumuló tanta potencia destructiva, no solo

40

comprometiendo su propia suerte, sino el equilibrio global de la naturaleza. Sin embargo, tampoco la historia condensó como en el presente la conciencia crítica y la voluntad de encontrar una salida. Las tres cuartas partes de los habitantes de la tierra, condenadas a la marginación, pugnan desesperadamente por encontrar alguna posibilidad de sobrevivir a esta nueva era, mientras un Primer Mundo opulento usufructúa, con responsabilidad criminal, beneficios y privilegios indebidos, llevando al planeta al borde del colapso. El agua potable, los alimentos y el medio ambiente constituyen, con seguridad, los problemas más graves que enfrenta el hombre. Al aumento explosivo de la población hambrienta se suma una tierra que se ve progresivamente envenenada, reduciendo inexorablemente sus recursos naturales de los cuales depende la vida. Las consecuencias que ocasionan los desechos industriales, los residuos nucleares, la degradación de ríos y océanos, la erosión de tierras cultivables, la desforestación en escala del Amazonas, el calentamiento del planeta por la acelerada descomposición de la capa de ozono, etc., están originando una verdadera crisis global: la contaminación no solo alcanza a la salud sino que, en muchas regiones, la capacidad del hombre para producir alimentos se ve progresivamente limitada. En este marco, cientos de millones de seres humanos subsisten en condiciones que degradan su propia naturaleza y agravian la conciencia universal. Un vertiginoso proceso de cambio histórico provoca una profunda transformación estructural del mundo, al ritmo de los avances tecnológicos y del impacto de las economías de los pueblos.

41

Aquellas situadas al margen de la producción de los sectores más dinámicos de la nueva industria pierden posiciones decisivas en su participación en el crecimiento mundial, determinado por la capacidad tecnológica de cada país. La aceleración de está revolución del conocimiento, y su desigual distribución en un planeta cada vez más inter- relacionado, conduce a la diferenciación creciente de países y regiones. Un Norte económico, social y político acumula cada vez más lo esencial de la capacidad tecnológica de la humanidad, factor decisivo para la dominación sobre el resto del mundo. NUESTRO SUR no tiene espacio en este esquema global, condenado a la marginalidad, al atraso y al hambre en virtud de este extraordinario proceso de concentración del conocimiento, del control de la información y de la disposición de los recursos financieros necesarios. Aparecen en escena signos que definen una geopolítica mundial emergente. Uno de orden objetivo: el surgimiento de la mundialización triádica de la economía, basada en las relaciones entre las tres regiones más desarrolladas del planeta (la nueva Europa, el sudeste asiático y EE.UU.). Su hegemonía global determina la evolución de los países pobres en lo económico, en lo político y en lo cultural. Otro signo es de orden cultural, ideológico: la necesidad de asegurar la legitimidad más amplia de este modelo. El fundamento de esta creciente supremacía está basado en el principio de interdependencia y cooperación, entendiendo que el desarrollo tecnológico es sólo realizable a escala mundial (tecno-mundialismo). Sin embargo, a la hora de las estadísticas, ciertos datos esenciales para una correcta aproximación a la realidad económica son virtualmente ignorados. Más de la mitad de la población activa mundial no tiene cabida en la economía tradicional. ¿Qué supone la existencia de este “mundo

42

invisible”? Sin duda un elemento categórico que propone concebir lo económico desde una perspectiva más abarcadora, el desarrollo a una escala humana, que tome como eje el concepto de “calidad de vida”, como estado de satisfacción subjetiva de la persona en relación a la posibilidad que tiene o no de cubrir adecuadamente sus necesidades humanas fundamentales (subsistencia, protección, afecto, entendimiento, participación, descanso, creación, identidad y libertad). El papel desempeñado actualmente por la tecnología en la organización del mundo, impone la necesidad de desarrollar políticas que den prioridad, no a la competitividad, sino a la puesta en marcha de soluciones económicas, socio-institucionales y políticas, concebidas para reducir el hambre, las enfermedades, el analfabetismo, la degradación del medio ambiente. Una tecnología que permita el aumento de la productividad de los recursos en lugar del aumento del consumo de ellos. Vale citar aquí a Pat Mooney 28 , cuando dice que en toda sociedad injusta la adopción de una nueva tecnología, en primera instancia agrava las injusticias y en una sociedad justa probablemente no haría falta. Solo la socialización de la información y del conocimiento científico permitirá encontrar las respuestas que pongan estos elementos al servicio de un orden mundial más equitativo, y esto es un imperativo histórico que nos compromete a todos. El sentido que asuma la resolución de estos conflictos dependerá del grado de conciencia, capacidad de iniciativa y nivel de respuestas de la sociedad civil. Las nuevas generaciones deben asumir la responsabilidad en la tarea de

28 En www.Rafi.org, 2004.

43

construir esas propuestas, espacios unitarios e instrumentos funcionales. A su vez, definir el marco de una estrategia común en la cual la solidaridad dé paso al lineamiento de un nuevo enfoque integracionista, en donde los pueblos sean los verdaderos constructores de una sociedad más justa. Aquellas regiones como América Latina y el Caribe, que no logren aprovechar sus afinidades y complementaciones políticas, económicas y culturales para integrarse federativamente, están condenadas a ser objetos y no sujetos de la historia que vendrá. Este fin de siglo surgieron acontecimientos que signan el destino de los hombres. Constituye una oportunidad histórica para que los pueblos aún colonizados expresen su irrenunciable vocación de justicia, en defensa de su progreso, de su soberanía y de la paz. Siglos de dolor han forjado una firme determinación que se expresa en el testimonio cotidiano que brinda la lucha por su dignidad. A un mundo galvanizado por potencias económicas y militares que amenazan la propia existencia humana, responden los pueblos del Sur con la autoridad que les da el ser víctimas del proceso histórico, con su voluntad de justicia social y creación, pero esencialmente con el desafío de superar las formas de dominio neocolonial que aún subsisten. La historia de ninguna manera ha muerto. Una afirmación enérgica comienza a brotar de los ciudadanos en este hemisferio. Se asume, cada vez con más lucidez y orgullo, nuestra propia imagen étnica, la percepción precisa de las causas reales del atraso y las consecuencias inminentes e irreversibles del impacto ambiental que provoca la continuidad del modelo neoliberal.

44

Se imponen grandes cambios sociales y económicos que reviertan esta actitud suicida y le devuelvan a nuestros pueblos su dignidad y el impulso creador perdido hace ya siglos. Un tiempo biológico arrincona a la humanidad. Especular si revertir esta situación es posible o utópico es afirmar una actitud autista 29 . Creemos que insistiendo en las ideas y procederes que sustentan el modelo de sociedad que nos trajo a esta situación, podamos sueperarla. Vivimos en una sociedad injusta. Queremos una sociedad equitativa, justa, con relaciones armónicas entre los hombres y la naturaleza. No hay verdadera democracia sin sustentabilidad ni sustentabilidad sin democracia. Porque creemos que el problema es de todos y que entre todos tenemos que construir las posibilidades de mejores futuros posibles. Según Leff Enrique 30 , la sustentabilidad surge del límite de un mundo llevado por la búsqueda de una unidad de la diversidad sometida bajo el yugo de la idea absoluta, de la racionalidad tecnológica y de la globalización del mercado. Entendemos a las personas como seres sociales antes que individuos, cooperadores antes que competidores. Por estas razones comenzamos este camino de debate, participación y construcción social, desde nuestro ámbito de acción, nuestro espacio: la escuela, como educadores ambientales.

29 En POTOSI - octubre 26 de 1992. Desde Potosí, Lima, Santiago de Chile, Montevideo, Asunción, Río de Janeiro, Buenos Aires y Ciudad de México en octubre de1990 para la convocatoria al “Primer Encuentro Rioplatense por la Emancipación e Identidad de America Latina y el Caribe 1492-1992”, Buenos Aires, abril 25 al 27 de 1991. Documento homologado en la “Primera Conferencia de los Pueblos por su Descolonizacion y la Paz” - Potosí, octubre 25 al 31 de 1992, y las “ Segundas Jornada de Trabajo de la Red Latinoamericana de Desarrollo Ambiental con Justicia Social.”.- Potosí octubre 25 y 26 de 1992.

30 Leff, Enrique, “Saber Ambiental”, Siglo XXI, México, 1999.

45

La crisis de la que hablamos puede ser resuelta, puede ser superada. Pero para ello es necesario replantearse los valores y formas de vivir, de relacionarse, de producir. Las posibilidades son muchas, los caminos múltiples. La historia no llegó a su fin, hay muchos mejores futuros posibles. Los recursos naturales del planeta son limitados y por lo tanto deben ser aprovechados sin comprometer su capacidad de renovación y deben cubrir las necesidades de todos por igual, van en ello nuestras posibilidades de supervivencia como especie. La apropiación de recursos naturales también implica adueñarse del espacio, usándolo y modificándolo para obtener los recursos necesarios alimentar los procesos productivos y para recibir los desperdicios de esos procesos. Para analizar esa apropiación se ha acuñado otro indicador, denominado huella ecológica, definida como el área necesaria para poder producir los recursos utilizados y para asimilar los residuos producidos por una población determinada. Por otra parte, la apropiación de un recurso natural hacia un proceso productivo tiene asociada la extracción de otros recursos que no son utilizados, catalogados como “desperdicios”. Para evaluar en parte este problema se ha desarrollado el concepto de mochila ecológica, que mide en una dimensión material ese impacto y se refiere, a todo el material extraído en un proceso de producción. Los recursos obtenidos se introducen en un proceso productivo en el que son modificados de diversas maneras con el propósito de alcanzar un producto final que estará en venta en un mercado de bienes y servicios (Gudynas, E., 2002).

46

Los sociosistemas seguirán impactando en los ecosistemas,

pero pueden hacerlo en otra medida, preservando la biodiversidad y por lo tanto su capacidad de resiliencia 31 .

A diferencia de otros momentos históricos, hoy no hay

caminos únicos. Nada está escrito para siempre. La historia

no terminó. No hay certezas absolutas. Por lo tanto el futuro

es posible. Hay que construir los mejores posibles futuros.

Las manifestaciones de la crisis ambiental o civilizatoria, a escala planetaria, se pueden agrupar, en forma muy simplificada, en dos grandes campos:

Por un lado las que se expresan en el medio biogeofísico:

pérdida de biodiversidad (esto significa disminución en el número de especies, riqueza y en la cantidad de individuos, abundancia); cambio climático que se manifiesta tanto en el aumento de temperatura como en la mayor intensidad y frecuencia de fenómenos climáticos (el Niño, tormentas, lluvias, sequías, etc.); pérdida de suelos productivos por erosión, desertificación, salinización; contaminaciones de suelos, aguas, aire; destrucción de humedales; deforestación de ecosistemas autóctonos y agroecosistemas de usos múltiples; escasez de agua dulce; acumulación de residuos

no biodegradables; aumento de la entropía; desequilibro en

el balance hídrico y en los ciclos de los nutrientes (carbono, nitrógeno, fósforo); producción de lluvia ácida usos y aplicaciones de la biotecnología, en algunos casos de consecuencias inciertas.

Los procesos de colonización y dominio, con sus fenómenos de desconocimiento y desprecio de las culturas dominadas, arrasaron con las costumbres alimenticias de numerosos pueblos. Ya se sabe que la cultura alimentaria es parte importante de cualquier cultura.

31 Entiéndase, por capacidad de regenerar equilibrios frente a perturbaciones.

47

Pero para quienes ven los alimentos como mercancías, para quienes lucran con su producción y comercio, la simplificación de las dietas, la reducción de las especies es de gran conveniencia. Pueden especializarse, producir y vender insumos y maquinaria y comercializar mayores cantidades de cada uno. Los avances tecnológicos, en especial en mejoramiento vegetal, han estado orientados fundamentalmente al beneficio de las empresas del ramo. El paso de variedades fácilmente reproducibles por los productores, a los híbridos comerciales marcó una época de aumento de rendimientos, pero también de dominio de las empresas en el mercados de semillas y de dependencia de los productores respecto de las mismas. Precisamente el uso de híbridos y de variedades de alto rendimiento, que para expresarlo requieren el uso de grandes cantidades de insumos, (fertilizantes y biocidas especialmente), fue la base de la llamada Revolución Verde. Ésta fue impulsada por organismos internacionales como la panacea en la lucha contra el hambre. Sus mayores resultados fueron: la desaparición de numerosos cultivares de uso regional, la pérdida de los ecosistemas autóctonos, sin valoración de su grado de fragilidad, el estrechamiento de la base genética de los cultivos alcanzados, el deterioro de muchas áreas de cultivo, por excesos de fertilizantes y biocidas, intoxicaciones de productores y operarios, entre otras ganancias. Las cosas están organizadas de tal manera que los países dependientes desarrollan una producción agropecuaria enfocada a la exportación. Que es lo que interesa a las grandes empresas. Por otro lado, la expresión en el medio socio-cultural: uno de cada dos niños en el mundo tienen problemas de

48

desnutrición; la creciente cantidad de pobres y marginados; la creciente concentración de la riqueza y el poder en cada vez menos manos: 10 grandes fortunas equivalen al PBI sumado de 54 países pobres. Menos del 15% de la población mundial consume el 45 % de la energía. Alto índice de analfabetismo y de escaso o nulo acceso a la salud: El 60% de la población mundial no alcanza niveles de vida dignos. Las distancias norte – sur se incrementan a la par que crecen los sures en el norte 32 . El uso desigual del espacio ecológico, en abierto beneficio de los ganadores del norte (producción y contaminación), agranda la deuda ecológica que el norte viene incrementando con el sur desde la expansión colonial. Ciencia, tecnología, poder, siempre han estado entrelazados. Para un mundo de competidores, de ambiciones desmedidas, donde los valores giran en torno al tener, las perspectivas son de destrucción, de autodestrucción. Para un mundo de cooperadores, de valores humanos, de respeto a la biodiversidad y diversidad cultural, donde los valores giren en torno a la solución de los problemas de todos, hay muchos mundos felices posibles. Todo un desafío para las ciudadanas y ciudadanos del mundo, en especial para los de nuestras patrias, las de los países víctimas del sistema. Está en juego la posibilidad de que éste, por ahora nuestro único planeta, siga siendo habitable para nuestra especie. Nada mas y nada menos. Las relaciones entre la sociedad y el resto de la naturaleza están determinadas por las relaciones dentro de la sociedad. Por las relaciones de producción y de poder.

32 En Foro Ecologista de Paraná. Programa en Entre Ríos Sustentable, 2003.

49

A esta larga y rica historia caracterizada por la diversidad, la complementariedad y la reciprocidad se contrapone una breve historia de homogenización y de imposición de un modelo basado en un pensamiento único que prioriza la generación del máximo lucro en el menor plazo para un número reducido de empresas transnacionales. La pobreza y la injusticia social son los signos más elocuentes del malestar de nuestra cultura, y están asociadas directa o indirectamente con el deterioro ecológico a escala planetaria y son el resultado de procesos históricos de exclusión económica, política, social y cultural. La división creciente entre países ricos y pobres, de grupos de poder y mayorías desposeídas, sigue siendo el mayor riesgo ambiental y el mayor reto de la sustentabilidad. La ética para la sustentabilidad enfrenta a la creciente contradicción en el mundo entre opulencia y miseria, alta tecnología y hambruna, explotación creciente de los recursos y depauperación y desesperanza de miles de millones de seres humanos, mundialización de los mercados y marginación social. La justicia social es condición sine qua non de la sustentabilidad. El avance científico ha acompañado a una ideología del progreso económico y del dominio de la naturaleza, privilegiando modelos mecanicistas y cuantitativos de la realidad que ignoran las dimensiones cualitativas, subjetivas y sistémicas que alimentan otras formas del conocimiento. El fraccionamiento del pensamiento científico lo ha inhabilitado para comprender y abordar los problemas socio-ambientales complejos. Si bien las ciencias y la economía han sido efectivas para intervenir sistemas naturales y ampliar las fronteras de la información, paradójicamente no se han traducido en una mejoría en la calidad de vida de la mayoría de la población mundial; muchos de sus efectos más perversos están profundamente

50

enraizados en los presupuestos, axiomas, categorías y procedimientos de la economía y de las ciencias. La liberalización de las inversiones y la apertura comercial, ha mostrado severos impactos sociales y ambientales para las sociedades. Desde una perspectiva ecológica, los problemas con la política de comercio e inversión clásica son los siguientes:

se externalizan (no se consideran) los costos ambientales y sociales, se tiende a intensificar el uso de energía, se sobreexplotan los recursos naturales y se daña la biodiversidad, erosionando la base de la actividad económica y social. Estas políticas intensifican la expropiación de recursos genéticos, la destrucción de ecosistemas naturales, la degradación ambiental en sectores agropecuarios y urbanos, la desregulación ambiental y la violación de los derechos ciudadanos individuales y colectivos de las generaciones presentes y futuras. La degradación del medio ambiente ha tenido un efecto desproporcionado sobre la gente que vive en la pobreza, especialmente las mujeres, ya que es común que estos grupos vivan en hábitats con recursos contaminados donde existe menos voluntad política por mejorar estas condiciones. Los que apoyan las políticas neoliberales tienden a considerar como obstáculos al intercambio comercial algunas dimensiones del desarrollo sustentable (como la seguridad alimentaria, la protección del conocimiento y la utilización colectiva de la biodiversidad, el uso sustentable de los ecosistemas y la existencia de sistemas justos y equitativos de distribución de los beneficios obtenidos de los recursos naturales). Por su parte, los gobiernos han rechazado estos ideales, prefiriendo responder a las necesidades y presiones del

51

mercado internacional gobernado por las grandes corporaciones privadas. A una sociedad injusta, organizada sobre la base de

relaciones de dominación y explotación, en la que un cada vez más reducido grupo de seres humanos domina y explota

a la mayoría de sus congéneres, corresponde igual relación

de dominio y explotación para con el resto de la naturaleza.

Vivimos en un mundo organizado preponderantemente bajo el sistema capitalista, para el cual los valores principales son los de la realización rápida del capital. Así las cosas, todo el desarrollo de la ciencia y la tecnología, que en algunos campos nos sorprende y admira, está lejos de haber servido para resolver los problemas de la mayoría de los habitantes de la tierra. Cabe interrogarse acerca de cómo es posible que con tantos

y tan mentados avances, con un incremento tan descomunal

en las capacidades de producción, el resultado sea crecientes cantidades de seres humanos en condiciones de vida que empeoran aceleradamente, (no menos del 60% de la población mundial); el hambre y las viejas enfermedades sean un flagelo, que la paz siga siendo una esperanza y no la realidad dominante. Cómo con tanto conocimiento, tanta tecnología, tanto desarrollo científico; el proceso de destrucción de las condiciones naturales, de las condiciones de habitabilidad del planeta continúe al ritmo que conocemos. Esta parcelación de las disciplinas hace imposible aprehender “lo que está tejido junto” es decir, según el sentido original del término, lo complejo 33 . Dentro de este contexto conceptual de “Modernidad Insustentable” 34 , debemos pararnos desde los bordes del

33 En Morin Edgar, “La cabeza bien puesta”, Repensar la reforma, Reformar el pensamiento, Ediciones Nueva Visión, Buenos Aires, Argentina.

52

pensamiento ambiental, es reconstruir desde lo inédito 35 posible, lo creativo y descolonizar el conocimiento.

A nivel local, en la Cuenca del Plata, crecen las evidencias

que demuestran la insustentabilidad ecológica, social y económica de la agricultura industrial. Pobreza y migración rural, despoblamiento del campo,

concentración de la tierra, erosión y compactación de los suelos, contaminación de las aguas, desaparición de especies nativas y variedades locales, intoxicación de productores y asalariados rurales, son algunos de los muchos impactos provocados por el modelo productivista

de

la revolución verde.

Si

bien en algunos casos se logró un aumento en los niveles

de producción por hectárea –sobre todo en la agricultura para la exportación- los costos asociados a un sistema de producción altamente dependiente de insumos externos y

que atenta contra la diversidad, han sido ignorados ó como dicen los economistas externalizados. El Tratado sobre Agricultura Sustentable, emanado del Foro de ONGs y Movimiento Sociales, realizado en Río de Janeiro en 1992, plantea que la agricultura sustentable utiliza recursos renovables disponibles a nivel local, tecnologías apropiadas y accesibles y minimiza el uso de insumos externos y costosos, incrementando por tanto la independencia y autosuficiencia locales y asegurando al mismo tiempo fuentes de ingresos estables para campesinos, pequeños productores, granjas familiares y comunidades rurales, e integra a los seres humanos en el medio ambiente. Los movimientos sociales y las ONGs coincidieron en que

la agricultura sustentable respeta los principios ecológicos

34 Según Carlos Galano.

35 Según Paulo Freire.

53

de diversidad, interdependencia y autosuficiencia, se basa en una distribución justa y equitativa de los bienes de la naturaleza, en el reconocimiento y defensa de los derechos colectivos de las comunidades y promueve la participación directa de las comunidades en la gestión de su territorio, en la definición de políticas y en la toma de decisiones. Los sistemas de producción agroecológica han demostrado ser una alternativa viable y adecuada. Según Rafi 36 , un estudio que compara la eficiencia de la agricultura de altos insumos con la de bajos insumos en Colombia, China, Filipinas, EEUU e Inglaterra, demostró que los agricultores de bajos insumos eran 5 veces más eficientes en términos energéticos que aquellos que utilizan muchos insumos. La agricultura sustentable y la soberanía alimentaria requieren la formulación de políticas provinciales y la instrumentación de programas de apoyo a la agricultura para frenar la migración del campo a las ciudades y hacer accesible para la mayoría de la población alimentos sanos y libres de agrotóxicos y transgénicos y tender así al fortalecimiento de la seguridad y soberanía alimentarias locales y regionales La desaparición de los ecosistemas naturales autóctonos de las provincias, provocan una sustitución radical de la identidad de los mismos: lo que era un bosque o un pastizal muy diverso con una historia evolutiva propia y única, se transforma en un mar de una o dos especies. La importancia de conservar la identidad de los ecosistemas naturales se debe a que son reguladores de los flujos hídricos, del almacenamiento de reservas de aguas en napas freáticas y cuencas; controlan la erosión y la retención de sedimentos; participan en la formación de suelos y en el reciclaje de los nutrientes (almacenamiento, procesamiento

36 En www.Rafi.org, 2004.

54

y adquisición de nutrientes); intervienen en la

descomposición de la basura y la detoxificación; en la polinización y dispersión de las semillas; en el control biológico de plagas; como refugio o provisión de hábitat

para poblaciones residentes y migratorias; en la producción

de alimentos, materias primas renovables y recursos

genéticos; en la regulación del clima y la capacidad de absorción de perturbaciones y fluctuaciones ambientales (por ejemplo, control del flujo del agua en lluvias torrenciales, evitando inundaciones, mantenimiento de la humedad y reservas de agua en temporadas de sequía); son fuentes de recreación, de educación, investigación y de inspiración cultural. En las últimas tres décadas de la historia Argentina han producido profundos cambios en la estructura social y productiva. Estos cambios, altamente regresivos, han

impactado fuertemente en el patrón distributivo de la renta nacional tornándolo más injusto y desigual. El ingreso de los asalariados ha disminuido fuertemente su participación; ha aumentado la desocupación y la subocupación; crecido el número de pobres e indigentes, el 79% de nuestros niños están por debajo de la línea de pobreza; ha aumentado la concentración económica y por tanto las diferencias entre quienes más y menos ganan; se

ha destruido el aparato productivo, con una fuerte

desindustrialización. El grueso de las actividades económicas y financieras está en manos de capitales trasnacionales. Empresas, y ahora tierras productivas, transitan igual camino. El Estado se ha retirado del ejercicio de sus funciones. Las instituciones políticas y la dirigencia política y social exhiben una gran crisis de credibilidad y representatividad. Los emergentes de este modelo: hambre, miseria y

enfermedades curables, se extienden por nuestra geografía

55

cual ominosa mancha de aceite en el agua. Resulta algo más

que una cruel paradoja que en un país productor de alimentos, el hambre, la desnutrición y la muerte de niños sea moneda corriente. La producción agropecuaria del país, como ya se dijo, se orienta fundamentalmente a la exportación. En todo el país se registra una seria disminución en el número de explotaciones. Son los pequeños productores los mas afectados, los que terminan siendo desplazados del campo. Los sistemas productivos y todas las relaciones económicas

y sociales que de ellos derivan, tienden a favorecer los

grandes emprendimientos, las grandes empresas, la concentración de la riqueza. La producción con alto consumo de insumos desplaza mano de obra, favorece a los grandes pues existen fuertes

diferenciales de precios por mayor cantidad, tanto de bienes como de servicios.

Si en el medio urbano decrecen las posibilidades de trabajo

remunerado, aumento de la desocupación, aparece como más urgente la necesidad de reubicación de familias en el

medio rural, en condiciones dignas de producir su sustento

y generar algún excedente que les permita recuperar su

dignidad, posibilidades de desarrollo, recuperación cultural, ejercer su derecho a la soberanía alimentaria, a la producción de calidad dirigida al mercado interno. La comprobación de un mundo donde simultáneamente existe el orden y el desorden interactuando en la organización, sumado a los aportes de la física cuántica, teoría de sistemas, la cibernética, la incertidumbre y otros afluentes caudalosos y fértiles del pensamiento, tornan turbulentos y creativos estos tiempos de cambio, crisis y complejidad. Ante el diluvio de nuevos conceptos y teorías y otras

formas de repensar el mundo, se hace necesario acuñar

56

nuevos conceptos y macro conceptos, construir otras cartografías cognitivas para dar cuenta de la revolución en marcha como si cumpliéramos puntillosamente el mandato íblico “no se ponen los vinos nuevos en los odres viejos” 37 . Este nuevo paradigma va surgiendo de pensar lo no pensado, repensar el pensamiento, des-saber lo sabido y dudar de la propia duda, de esta forma se debe reorientar para repensar la ciencia y la tecnología, desde el medio ambiente, con el fin de construir otra racionalidad y redefinir el conocimiento desde el Saber Ambiental. De acuerdo con Carlos Galano, se debe avanzar en la desfundamentación de la epistemología gris de la fragmentación, promover la exploración ecosistémica de la racionalidad, recrear la hermenéutica desde la complejidad ambiental y vincular este proceso, en el mismo movimiento de deconstrucción-construcción, con la ética ambiental.

37 En 2° Encuentro metropolitano de Educación Ambiental 12 y 13 de Noviembre de 2003, Toluca, Estado de México. Panel Internacional. Ponenecia. Prof. Carlos Galano.

57

2.MEDIO AMBIENTE Y EDUCACIÓN AMBIENTAL.

2.1 LOS ADOLESCENTES EN AL ÁMBITO

ESCOLAR.

La desigualdad social polariza a los jóvenes y la educación parece tener alguna responsabilidad en esto. La política educativa ha aplicado reformas en el ámbito educacional a partir de la reforma educativa de 1991, que eligió un modelo que ha dado malos resultados, el tercer ciclo (7°, 8° y 9°) confunde la extensión de la obligatoriedad escolar con la de la primaria. Los resultados se evidencian en la provincia de Buenos Aires: ruptura de la unidad de la enseñanza media, infantilización de los adolescentes, dado que se ven obligados a permanecer con niños hasta los quince años, degradación de los objetivos pedagógicos. En síntesis, el resultado objetivo es que la reforma ha prolongado la primaria sin mejorar la calidad del proceso enseñanza- aprendizaje. La clásica división en niveles maternal, inicial, primario, secundario y superior no es arbitraria, sino que responde a la demanda de un tratamiento pedagógico e institucional específico para cada grupo de edad. Con esta reforma en la educación los alumnos adquieren menos y peores conocimientos que antes de dicha reforma. Este desgaste afecta todas las áreas curriculares y no es culpa de los docentes como sector, que ha sido deteriorado desde el ámbito profesional y cuya formación y capacitación fue muy manipulada. A todo esto se suma la crisis política económica que golpeó a padres y madres que hoy tienen menos energías y tiempo para apoyar el trabajo escolar desde sus hogares.

58

Según Puiggrós, A- Gagliano, R (2004), no es fácil deslindar entre las consecuencias del modelo educativo y las del modelo económico aplicado. En las escuelas de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires la situación es otra, pero de todas formas es hora de re pensar la Educación. Para ello, quienes elegimos esta profesión, nos planteamos preguntas y más preguntas. Cómo pensar y re- pensar el enseñar?. Cómo, qué y cuándo enseñar?. Cómo concebir una transformación educativa en que los actores principales del hecho educativo, docentes y alumnos, han sido “convidados de piedra” de ésta?. Cómo plantear un cambio sustancial en la enseñanza, sin caer en reduccionismos pedagogistas, según la teoría de aprendizaje de moda?. Estas preguntas esperan respuestas, no sabemos si llegarán, pero se que podemos comenzar a buscarlas desde nosotros mismos. El punto de partida, para el logro de una reconversión profesional del docente es:

La redefinición de su rol (desde perspectivas que van de lo específicamente pedagógico – didáctico a aspectos relacionados con el marco socio-político de la reforma educativa).

y

Aspectos

relacionados

con

su

formación

capacitación profesional.

La relación entre su formación teórica y su práctica institucional.

Si se pretende una revisión profunda, para re-pensar 38 y reconstruir un rol docente diferente, que promueva en el

38 Se ayuda a pensar: reforzando la actitud interrogativa, vinculando al saber a la duda, mostrando los puntos de vista propios, dejando al alumno que exprese los suyos, dando la oportunidad de manejar situaciones en las que tenga que

59

alumno el “aprender a aprender”, es poco probable que ello suceda si el docente sigue repitiendo el modelo pedagógico internalizado y no está abierto a la posibilidad del cambio. La redefinición del rol docente, a la luz de un nuevo modelo pedagógico que concibe al aprendizaje como una construcción permanente, que toma en cuenta los saberes previos 39 , exige que el docente reflexione hasta que punto su propia matriz de aprendizaje se constituye en un serio obstáculo para favorecer su reposicionamiento profesional, plantear otro diálogo entre las redes de experiencias de los alumnos y los docentes. Es difícil establecer para esos jóvenes de hoy encasillarlos en los estándares de hace unos años atrás, cuando la propaganda y los mensajes masivos de comunicación los ponen en un pedestal. Como se puede pretender que estén 80 minutos o toda una mañana en una escuela tradicional la cual no ha podido o sabido responder a todos los ajustes e incluso los culturales. Ante este cambio de los alumnos, que muchas veces se ve reflejado en el sentido popular que lo expresa de diversas maneras: los chicos de ahora son más inquietos, los chicos de ahora ya no son como los de antes, entre otras. Por ello, los nuevos desafíos:

Ante los mensajes recibidos por los jóvenes del afuera, convertir la escuela en un lugar más atractivo para que ellos puedan encontrar allí la clave del verdadero entendimiento de la sociedad.

tomar sus propias decisiones, proponiendo la participación en pequeñas tareas de organización áulica, demostrando que vale la pena dialogar ( no es tiempo perdido), cuando se evita el adoctrinamiento y la teoría de la “verdad absoluta”, “porque lo digo yo” y cuando el docente sabe escuchar y sus intervenciones son oportunas. 39 Estos saberes incidieron en las articulaciones entre los viejos y nuevos saberes, como así la revolución digital y los cambios culturales.

60

El

incentivar, responder.

docente

debe

capacitarse

para

motivar,

Ante las problemáticas de la sociedad actual (pobreza, violencia, droga, sida, marginalidad, exclusión, situaciones de riesgos) el docente debe orientar.

La problemática del docente hoy ante las diferentes situaciones conflictivas, reaccionamos de diferentes modos:

El docente que:

-Reprime e inhibe sus problemas, cae en contradicciones. -Se deprime, convierte situaciones problemáticas en dilemáticas. -Resuelve el conflicto con su omnipotencia, se cree el docente perfecto, su estrategia: la didactogenia. -Se desvaloriza y trata de compensarlo siendo el docente perfecto de lunes a lunes. -Somatiza, pone en su cuerpo los conflictos. -Se adapta y trata de buscar un equilibrio 40 .

Estos modelos no se dan puros. Múltiples factores los generan y actúan sobre la personalidad individual. La importancia de re-construir el rol docente en este de profundos cambios sociales. La docencia es acción. El docente debe invitar a la acción. Debe facilitar el intercambio con profesionales de distintas disciplinas que estén comprometidos con su tarea y transmitan su experiencia.

40 Categoría “resilencia”, con la cual pretende construir la figura de aquellos que triunfan por el propio esfuerzo, a pesar de las condiciones sociales desfavorables de las cuales provienen. Esta teoría proporciona justificaciones para instalar en el voluntarismo individual la solución de problemas que afectan a millones de personas, a causa de la injusticia social.

61

Debe propiciar el análisis de trabajos propios y ajenos con descripción de aciertos y errores, generar espacios para facilitar el diálogo potencializando la reflexión y el diálogo de las diferencias, establecer un vínculo positivo con: sí mismo- la naturaleza y los otros. Dicho de otro modo, restablecer la confianza en nosotros mismos y en los otros para que esa confianza se traduzca en proyectos compartidos. Podemos mencionar entre los pilares de la educación del siglo XXI: aprender a conocer, aprender a hacer, aprender a vivir juntos, aprender a ser. Por lo tanto este nuevo siglo exige educar para acceder a los beneficios de la ciencia, pensar en una educación ambiental sostenible, tener presente en el contexto escolar la convivencia social. Se debería fomentar el rigor intelectual, desarrollar el pensamiento crítico, despertar la curiosidad, desarrollar la autonomía y educar en valores. Nuestra realidad contemporánea nos indica que el sistema educativo y los docentes trabajan con identidades supuestas. Hoy estas categorías que definían a los que se sientan en las aulas está en plena transformación (Caruso- Dussel, 2001). Algunos autores sostienen que estas identidades no son eternas y que además de transformarse han cobrado otro lugar en la sociedad. Se ha señalado que recientemente la infancia se ve acorralada por una temprana juvenilización, señalando los efectos del consumismo y de las nuevas relaciones paterno-filiales. Es una realidad que los jóvenes han ganado independencia económica y social. Se ha creado un verdadero mercado del adolescente, mercado de empleo y mercado de consumo (Caruso-Dussel, 2001). Se destaca en términos pedagógicos que la infancia como una posición desigual de acceso al conocimiento está en

62

discusión. Para algunos, esta nueva posibilidad pone a la infancia en proceso de desaparición (Postman, 1984). Por otro lado, la identidad adolescente, también ocupa un lugar distinto. Hasta hace un siglo la juventud casi no existía como etapa vital. Hoy no es así. La juventud es más prestigiosa que nunca. En los últimos años, esta etapa se ha extendido en longitud. En los países europeos, todo estudio que tome la juventud llega hasta los 30 años. Otro cambio muy importante ha sido el desplazamiento del lugar que la identidad juvenil ocupa en la sociedad (Lenzen, 1991). En las escuelas de nivel medio se ha implementado el proyecto de tutorías a los efectos de acompañar este cambio en los jóvenes. Presentan un mayor énfasis en los primeros y segundos años del nivel secundario en Capital Federal. El coordinador de equipos docentes es un profesor, con curso a cargo, que tiene la responsabilidad de coordinación del equipo docente del mismo curso. Puede ejercer con el grupo clase la función de tutoría, para lo cual es necesario que tenga las siguientes cualidades humanas:

Madurez, proyecto de vida

Equilibrio emocional

Liderazgo

Empatía: capacidad de comunicación

Capacidad de diálogo

Coherencia

Capacidad para trabajar en equipo

Capacidad para confiar en los demás

Capacidad de organización

Capacidad para observar la realidad

Capacidad para tomar decisiones

Conocimiento de Psicología evolutiva y de la personalidad

63

Capacidad para estimular y favorecer el desarrollo personal de los alumnos

Conocimiento de técnicas de tutoría

Capacidad para orientar

Capacidad para conducir grupos

Prudencia, justicia, libertad interior. Los equipos docentes tienen funciones de programación-ejecución y evaluación. Es necesario trabajar con el equipo de orientación permanentemente. Respecto a las funciones del coordinador de equipos docentes: profesor tutor u orientador, deberá:

Convocar y presidir reuniones de equipos docentes y grupos clase.

Convocar reuniones con padres para informar sobre el curso a su cargo

Orientar al grupo clase sobre aprendizaje y convivencia

Entrevistarse personalmente con los padres

Entrevistarse personalmente con los alumnos de su grupo

Elaborar síntesis diagnóstico inicial de su grupo clase con el aporte de todos los docentes

Orientar personalmente a los alumnos y grupo clase

Informar cualquier aspecto de la vida escolar del grupo clase que orienta

Organizar su grupo clase como equipo de estudio y trabajo

Elaborar con asesores y docentes los perfiles del curso

Llevar una ficha personal de cada alumno donde figuren datos familiares, de salud, de estudio- aprendizaje y convivencia.

64

Las tutorías pensadas para estos nuevos jóvenes o para esta crisis que atraviesan los adolescentes, intenta generar estrategias para anticiparse a la crisis y convivir con ella, como así también el impacto de los cambios socio- culturales de la posmodernidad, para lo cual a nuestro entender debe dar la posibilidad de promover comunicaciones más efectivas. Según Puiggrós, A- Gagliano, R (2004), revisando lo ocurrido desde mediados del siglo XX, encontramos que, tanto los períodos en que dominaron las políticas desarrollistas, con persistencia del modelo Keynesiano y de restos del Estado de Bienestar, como el neoliberalismo, la educación general fue considerada un factor de progreso y crecimiento, aunque en el primer caso se le adjudicara una función distributiva de la cultura con mayor equidad, y en el segundo se destinara sus enseñanzas más calificadas a élites, en tanto se tratara de catapultar al mercado la masa de saberes básicos y técnicos. Es importante señalar que la asimilación de nuevos conocimientos requiere del reconocimiento de algunos saberes anteriores, heredados, transmitidos por el grupo de pertenencia o por las instituciones educativas tradicionales (Puiggrós, A- Gagliano, R 2004). La sociedad contemporánea nos demanda jóvenes que no se congelen, que tengan capacidad de conocer y resolver problemas, pero también de hacerse preguntas nuevas. Por otro lado, de acuerdo a este nuevo contexto los educandos hoy están muy afectados por el entorno inmediato y mediato. Sus objetivos han variado en el transcurso de los últimos años: antes se preparaban para la facultad, ahora se preparan para trabajar. Algunos realizan pasantías, modalidad incorporada al plan de estudios que acerca al estudiante a las empresas. En

65

algunos casos se complementa con actividades en la escuela bajo la consigna "emprendimientos". En las diferentes áreas, se prepara a los alumnos con

estrategias que van desde lo pedagógico, a lo personal, como el trato con personas que trabajan en las empresas, que ocupan cargos jerárquicos, o no, la vestimenta, hasta la actitud para la realización de tareas o cumplimiento de órdenes especificas.

De este modo los estudiantes de ciclo superior, "operan" en

un espacio extraescolar pero con exigencia académica, supervisados por jefes de áreas y coordinadores pedagógicos de la escuela. Muchos de estos adolescente empiezan con temores inquietudes expectativas. Algunos solicitan cumplir su pasantía según sus cualidades o aptitudes ejemplo los que tienen conocimiento en ingles, cumplen pasantía en institutos de idioma, y en todos casos tienen conocimientos de PC además de registros contables y operaciones mercantiles. No son ayudantes ni auxiliares son empleados reales sin remuneración salvo viáticos o premios que la empresa

resuelve y firman contratos donde se establece obligaciones

y derechos de partes como así también seguro y

autorizaciones de la familia y escuela porque son menores de edad. Muchos de ellos quedan empleados en las empresas, por lo que tienen acceso al mercado laboral por la experiencia previa que adquieren. Desarrollan, conocimiento, capacidad, confianza y seguridad desenvolviendo tareas que vieron en las clases teóricas y aplican en las pasantías. Otra experiencia exitosa es la de viajes educativos. En primer lugar desde el área de formación en estudios sociales, los alumnos adquieren formación, desde una perspectiva dinámica que articule espacio, tiempo y valores.

66

Es difícil la convivencia en una jornada escolar medida en horas de clase. Cuanto mas será la dificultad para alumnos

y docentes cuando hay que convivir las24 horas durante todo el viaje.

Los profesores de sociales vemos la necesidad de acercar

la realidad al aula. Pero cuando hemos tenido la posibilidad

de viajar (" proyecto se llamo aula móvil" )con los chicos,

la experiencia es enriquecedora para todos. Los criterios de

trabajo son los mismos que en el aula: responsabilidad, conocimiento, participación, organización, creatividad,

solidaridad.

No importa si el colegio es privado o publico, laico o religioso, mixto o no, cuando el equipo docente comparte el proyecto, y la escuela y la familia dan su soporte material, humano, académico, el resultado es optimo: los alumnos dicen que aprendieron a manejar su dinero, administrarlo. A cumplir los tiempos fijados por el cronograma de actividades, ha relacionarse con compañeros que en el aula

ni se hablaban, a conocer y admirar las bellezas argentinas,

a cuidar y cuidarse, lo propio y lo del otro. Se han formado amistades, compañeros de estudio y trabajo, y la relación con los profesores y con los adultos en

general se flexibiliza, se establecen vínculos, se respeta y se obedece, pero se comparte, se reflexiona, se aprende in situ. Hoy por cuestiones económicas y de seguridad, los viajes educativos se reducen a salidas educativas de una jornada. Lo importante que el aula móvil, siga moviéndose Cuando egresan, los jóvenes han experimentado situaciones formadoras desde las diferentes áreas, porque desde lengua

y

literatura, se realizan pequeñas obras de teatro, ya sea de

la

literatura universal, nacional, o escrito por los docentes y

ahora algunos alumnos nos acercaron algunos escritos, ya sea porque participan en actos o eventos especiales como los festejos por el centenario de fundación de la escuela.

67

La inquietud musical o plástica no quedan excluidas. Quienes tengan aptitudes preparan los cantos para las celebraciones religiosas, números musicales, en actos o ferias y todos prepararon carteleras ilustradas, con paisajes naturales, actividades económicas, y elementos culturales representativos de diferentes espacios y sociedades. No hay limite para la imaginación ni descanso para la labor de alumnos y docentes. Con el paso del tiempo los alumnos se atreven a mas porque los docentes nos atrevimos a mas siempre educando en valores y conciliando un contexto signado por la injusticia, la inequidad, la desigualdad. Como adultos debemos "despegarnos" de la realidad negativa y depresiva que da vértigo, anula, aniquila, aliena. Un grupo de egresados nos visito y estas son algunas de sus impresiones.

Es difícil conciliar trabajo-estudio-salidas-paseos Matias ingeniería química y empleado en un helipuerto

Estoy en lo que me gusta pero me cambie varias veces Marisa 1º año de kinesiología

No veo a mis compañeros desde que egresé Gaston- CBC

la facultad es diferente: la exigencia, discrimina y elimina. Nicolas 3º de Medicina

Veo diferente a la escuela, mas ruidosa(estábamos en recreo)Agustina profesorado Letras en Filosofía y Letras

Los chicos vienen ahora mas zafados Romina, estudiante de derecho y actualmente suplente en derecho administrativo.

Me va bien tengo parciales y varias entregas próximas. Esteban Relaciones Publicas. Sin duda ante este presente de la globalización vigente, se observa que el proceso de modernidad –considero posmodernidad- no es parejo, se hace difícil conservar viejos moldes culturales ante el avance abrumador de la

68

televisión y de Internet. Así la hibridación participa del proceso que estamos viviendo. No nos referimos solamente a la combinación de costumbres, rituales y representaciones políticas y sociales, sino también a representaciones y operaciones vinculadas con la producción material y simbólica y al aprendizaje de roles y funciones laborales (Puiggrós, A- Gagliano, R 2004). Se acuerdo con Puiggrós, A- Gagliano, R (2004), interesa analizar los cambios que se producen en los habitus 41 cuando cambia el valor, la disponibilidad y la utilidad del

capital cultural o de aspectos de ese capital, como producto del derrame del discurso postmoderno y la globalización salvaje. Según el trabajo de investigación de Puiggrós, A- Gagliano,

R

, se ha observado que entre los conocimientos heredados

o

adquiridos informalmente y los saberes de la sociedad

digitalizada existe un abismo que no es exclusivamente

tecnológico en el sentido de la helada definición del término.

La dificultad para reconocer como tales saberes que se adquieren informalmente o bien que se han conseguido combinando tramos de la educación formal con experiencias 42 , es una característica presente en los grupos sociales y etarios que quedaron fuera o en las fronteras de la cultura digitalizada. Complementariamente, si la escuela tradicional tiene serio inconvenientes para reconocer los saberes que ella no proporciona, el discurso pedagógico de

41 De acuerdo con el sentido, según Puiggrós, A- Gagliano, R 2004.

42 Recordemos que la experiencia no se puede transmitir, pero los sujetos se construyen en las experiencias, entre ellas la escolar.

69

la sociedad digitalizada excluye decididamente los restos de la cultura de la comunidad de origen (Puiggrós, A- Gagliano, R 2004). Es importante que los educadores podamos ayudar en los espacios educativos escolares y comunicacionales como sujetos capaces de armar creativamente la naturaleza.

2.2 EDUCACIÓN AMBIENTAL, CIENCIA Y PROSPECTIVA. POR UN MODELO SUSTENTABLE DE DUCACIÓN AMBIENTAL.

Ante el diluvio de nuevos conceptos y teorías y otras formas de repensar el mundo, se hace necesario acuñar nuevos conceptos y macro conceptos, construir otras cartografías cognitivas para dar cuenta de la revolución en marcha como si cumpliéramos puntillosamente el mandato bíblico “no se ponen los vinos nuevos en los odres viejos” 43 . La comprobación de un mundo donde simultáneamente existe el orden y el desorden interactuando en la organización, sumado a los aportes de la física cuántica, teoría de sistemas, la cibernética, la incertidumbre y otros afluentes caudalosos y fértiles del pensamiento, tornan turbulentos y creativos estos tiempos de cambio, crisis y complejidad. Este nuevo paradigma va surgiendo de pensar lo no pensado, repensar el pensamiento, des-saber lo sabido y dudar de la propia duda, de esta forma se debe reorientar

43 En 2° Encuentro metropolitano de Educación Ambiental 12 y 13 de Noviembre de 2003, Toluca, Estado de México. Panel Internacional. Ponenecia. Prof. Carlos Galano.

70

para repensar la ciencia y la tecnología, desde el medio ambiente, con el fin de construir otra racionalidad y redefinir el conocimiento desde el Saber Ambiental. De acuerdo con Carlos Galano, se debe avanzar en la desfundamentación de la epistemología gris de la fragmentación, promover la exploración ecosistémica de la racionalidad, recrear la hermenéutica desde la complejidad ambiental y vincular este proceso, en el mismo movimiento de deconstrucción-construcción, con la ética ambiental. Es importante que los educadores podamos ayudar en los espacios educativos escolares y comunicacionales como sujetos capaces de armar creativamente la naturaleza. Los educadores debemos “ambientalizar” los centros educativos efectuando: una gestión ambientalmente racional de los recursos que se usan en el centro educativo, hacer más habitable el lugar, sensibilizar a la comunidad educativa, promover la participación, realizar una inserción transversal de la educación ambiental, usar el centro educativo como recurso educativo sobre el que se actúa e interviene y desarrollar un proyecto global que integre todas las áreas del conocimiento 44 . La sustentabilidad replantea la relación entre la cultura y naturaleza, implica parafraseando a Leff Enrique, un proceso de apropiación cultural de la productividad neguentrópica de biomasa que genera la fotosíntesis por diferentes estilos étnicos y diversos proyectos de gestión productiva de riqueza vital del planeta. Nuestra generación debe hacer frente a los principales dilemas que enfrenta la sociedad, de cara al nuevo milenio,

44 En Tréllez Solís Eloísa, Dossier Bibliográfico, Módulo IX, “Educación ambiental, Ciencia y prospectiva”, 2004, Buenos Aires.

71

elevando los umbrales de gobernabilidad, pero también construyendo un futuro deseable para todos. El país atraviesa uno de esos momentos históricos en los que, al decir de varios autores, se acaba una época y otras posibles no acaban de nacer. A la falta de representatividad de gran parte de la dirigencia política y social, se contrapone el surgimiento de innumerables movimientos sociales. El desafío es encontrar los caminos de una construcción en común, para cambiar el modelo y hacer realidad los deseos de justicia, democracia, sustentabilidad, valoración y respeto de las diferencias, rescate de las culturas y saberes, que animan a tantas ciudadanas y ciudadanos argentinos. Se debería integrar en la educación formal y en el aprendizaje a lo largo de la vida, las habilidades, el conocimiento y los valores necesarios para un modo de vida sostenible, adoptar patrones de producción, consumo y reproducción que salvaguarden las capacidades regenerativas de la Tierra, los derechos humanos y el bienestar comunitario y fortalecer las instituciones democráticas en todos los niveles y brindar transparencia y rendimiento de cuentas en la gobernabilidad, participación inclusiva en la toma de decisiones y acceso a la justicia. De acuerdo con Leff, debemos aprender, apropiarnos, empoderarmos, para llevar adelante un diálogo de saberes, con un firme y respetuoso compromiso ciudadano, que nos mueve a participar desde nuestras capacidades y saberes en la gestión y construcción de nuestro lugar. Se trata de promover el debate y los acuerdos. La búsqueda de visiones alternativas, la elaboración colectiva de propuestas, de los diferentes actores sociales, la construcción de nuevos caminos, de inéditos viables. De acuerdo a estas ideologías y cosmovisiones, no sólo habrá distintas formas de entender los problemas

72

ambientales sino también distintas aproximaciones al modelo de desarrollo personal deseable (aprendizaje, valores, comportamientos, etc.). Otro análisis corresponde a los modelos teóricos sobre los procesos de enseñanza- aprendizaje y los modelos didácticos, teórico-prácticos, que orientan la acción 45 . Nos encontramos ante un panorama muy diverso y heterogéneo. Esta disparidad puede resultar enriquecedora, pero al mismo tiempo dificulta la reflexión en la acción y la evaluación de nuestras actuaciones. Según Leff Enrique, afirma que la emergencia de la crisis ambiental ha venido a movilizar el pensamiento teórico con el fin de comprender la problemática generada por el proceso que se alimenta de la destrucción de sus bases ecológicas de sustentabilidad y de sus condiciones de habitalidad. Para Gudynas Eduardo 46 , el espacio de la Educación Ambiental y el Desarrollo Sustentable, se posa en las turbulencias del proceso que aspira a deconstruir la visión lineal y mecanicista hegemónica no solo en el marco de la ciencia, sino también en el marco de la cultura y la política, visión que favorece el desconocimiento del conocimiento y que es profundamente antiecológica y antihumana. El concepto de ambiente implica más allá de un balance entre crecimiento económico y conservación de la naturaleza, la cultura y la participación social para construir estilos diversos de desarrollo sustentable, igualitario, descentralizado y autogestionario, capaz de satisfacer las necesidades básicas de las poblaciones, respetando su

45 Recordemos que se aprende por modelos de los cuales se debe pasar a la acción. 46 En “Ecología, Economía y Ética del Desarrollo Sustentable, Ediciones Marina Vilte, CTERA, Buenos Aires, Argentina, 2002.

73

diversidad cultural y mejorando su calidad de vida (Leff, Enrique, 1999). Se debe elaborar una vía constructiva e innovadora para lograr la comprensión y comunicación de las realidades ambientales cambiantes y sistémicas mediante acciones participativas para la gestión ambiental y la construcción de futuros alternativos. De acuerdo con Trellez Solis (2004), remover la conciencia y proponer alternativas constructivas que nos permitan avanzar hacia un futuro donde la sociedad y la naturaleza tracen armónicamente las nuevas rutas de la vida. La educación ambiental debe educar sobre el ambiente. Vale decir, sobre este conjunto interactuante y complejo de relaciones sociales, culturales y naturales. Según Leff. E. (2000), se trata de educar para formar un pensamiento crítico, creativo y prospectivo, capaz de analizar las complejas relaciones entre procesos naturales y sociales, para actuar en el ambiente con una perspectiva global, pero diferenciada por las diferentes condiciones naturales y culturales que lo definen. La educación ambiental tiene como objeto de trabajo la educación referida a un sistema complejo que es el ambiente, por lo cual requiere avanzar en la búsqueda de una definición dinámica e innovadora. Con este enfoque la educación ambiental ha pasado de considerarse como una educación basada solamente en la naturaleza, en los ecosistemas o en la problemática relacionada con el tema de contaminación, a una educación más compleja, crítica y participativa, vinculada con la biodiversidad y su conservación y uso sostenible, con la diversidad de culturas y cosmovisiones. De acuerdo con Trellez Solís (2004), la educación ambiental comunitaria requiere especiales esfuerzos para contribuir en este sentido, para lo cual se precisan

74

alternativas metodológicas y acercamientos que permitan la formación para la acción y el pensamiento creativo, para la renovación de las ideas y la imaginación, para la orientación de los cambios, para la toma de conciencia y la profundización acerca de las características dinámicas de los contextos en los cuales transcurre la cotidianidad de la población. Los saberes comunitarios requieren un espacio propio para estas reflexiones y una ruta de articulación con otros saberes, de modo que se produzca una verdadera conjunción enriquecedora. La participación y la acción son elementos centrales de la educación ambiental comunitaria, ya que la educación requiere apoyar y orientar las acciones sin las cuales no se estaría logrando resultados concretos para el mejoramiento de las situaciones ambientales ni para el mejoramiento de la conciencia ambiental y de la calidad de la vida de las personas. Cabe señalar, la importancia entre el pensamiento prospectivo y la educación ambiental a los efectos de la creación de escenarios y futuros alternativos. Según Leff, E. (2000), la prospectiva ambiental implica así la descontrucción de la racionalidad dominante y la construcción de una nueva racionalidad. Para realizar las experiencias de articulación ambiental comunitaria y la prospectiva, se parte de algunos supuestos básicos, entre los cuales se pueden mencionar 47 :

El análisis sistémico de problemas o situaciones ambientales en proceso de educación ambiental comunitaria participativa, puede convertirse en un

47 En Tréllez Solís Eloísa, Dossier Bibliográfico, Módulo IX, “Educación ambiental, Ciencia y prospectiva”, 2004, Buenos Aires.

75

instrumento de reflexión hacia la acción que aporte elementos nuevos y dinámicos.

La aplicación del método de escenarios de la prospectiva, y en particular del análisis estructural, en su versión simplificada, puede apoyar la comprensión de los factores constitutivos de los problemas ambientales locales, y convertirse en una guía para la acción local.

La reflexión sobre las estrategias de los actores involucrados en los procesos permite explorar alternativas y establecer posibles alianzas, buscando además la minimización de los conflictos.

Las comunidades interesadas en profundizar su potencial de autogestión ambiental, pueden ampliar con ello su comprensión sobre la situación ambiental local, mejorando sus opciones de participación y de acción.

Las comunidades pueden articular a sus propios conocimientos, de manera sencilla, método de pensamiento sistémico, que permite expandir su visión, llegar a acuerdos comunales y dinamizar sus procesos de acción participativa.

La construcción participativa de escenarios alternativos, de visiones de futuro compartido, de nuevas utopías, puede abrir el pensamiento hacia situaciones positivas de acción comunitaria y hacia la creación de una nueva racionalidad ambiental.

En el presente trabajo se utilizó la siguiente secuencia metodológica:

1. Definición de una base conceptual compartida.

2. Proceso participativo de autodiagnóstico ambiental:

Descripción de los problemas o situaciones ambientales locales y selección de los más relevantes para su análisis.

76

Construcción de subsistemas factoriales por problema o situación ambiental seleccionado.

Análisis de interacciones entre los factores de cada subsistema, en matrices de análisis dinámico.

Determinación conjunta de las prioridades

dinámicas, y de los factores clave.

3. Diseño de un escenario futuro deseable y posible.

4. Diseño de estrategia de actores.

5. Elaboración de planes orientados a situaciones

ambientales y articulación de un plan integral de autogestión ambiental comunitaria. Trabajo de campo. Se comienza el trabajo en los talleres con el análisis factorial o análisis estructural. Se trata del estudio de una situación compleja dada. En este caso se eligió una escuela de nivel medio, localizada en el ámbito de la Ciudad autónoma de Buenos Aires (Capital federal). Se definen los factores, en número de 8, son nombrados y explicados de manera breve, sencilla y comprensible. Estos factores constituyen los componentes del subsistema que va a estudiarse en su movimiento y mutuas influencias, sobre la base de reflexiones críticas y de aportes de todos los miembros del grupo. Los factores son sometidos a un cruce de análisis matricial, para determinar cual es el movimiento del sistema, es decir, qué factores influyen directamente sobre los demás y qué factores reciben mayor influencia en los restantes. Se estudia principalmente las influencias de tipo directo, sobre las cuales puede afirmarse que un cambio en un factor está en capacidad de producir directamente un cambio en otro. Es así, como se define la dinámica general del sistema, y los índices de motricidad

77

(m = capacidad de influencia directa) y de dependencia (d= permeabilidad a las influencias). Realizado el análisis de las interacciones entre los factores, y definidas las características de motricidad y dependencia de cada uno de ellos, se priorizo tres factores, con base en el siguiente razonamiento dinámico, relativo al sistema en estudio: son prioritarios aquellos factores que están en capacidad de mover el sistema, ya que al ser tratados ejercerán una reacción en cadena que posibilitará un cambio del sistema en su conjunto. Por otra parte, son prioritarios – en este sistema- los factores cuya características de motricidad son altas, pero a la vez, combinan esta dinamicidad con la permeabilidad suficiente para ser receptores de influencias externas (es decir, si tienen también características de alta dependencia en el mismo sistema). Para que este análisis resulte más claro se lleva a un gráfico la posición de los factores, lo cual hace sencilla la visualización de las características dinámicas.

Sistema de factores constitutivos

N Nombre del factor Explicación convencional ° del factor 1 Capacitación docente en educación ambiental
N Nombre del factor Explicación convencional ° del factor 1 Capacitación docente en educación ambiental
N Nombre del factor Explicación convencional ° del factor 1 Capacitación docente en educación ambiental
N Nombre del factor Explicación convencional ° del factor 1 Capacitación docente en educación ambiental

N

Nombre del factor

Explicación convencional

°

°

°
° del factor

del factor

del factor
1

1

1

Capacitación docente en educación ambiental

Capacitación docente en educación ambiental

Desigual formación profesional

Desigual formación profesional

2

Proyecto institucional

Que contemple dentro del proyecto la educación

ambiental
ambiental
ambiental

ambiental

ambiental

3

Discriminación por diversidad cultural

Profesores que discriminan alumnos por sus hábitos, costumbres en general, por

su cultura
su cultura
su cultura

su cultura

su cultura

78

4

Baja remuneración para los distintos actores

Retribución

5

Recursos humanos

Profesionales formados específicamente en educación ambiental

6

Recursos físicos que se relacionan con la educación ambiental

Equipamientos ambientales ( Ver A)

7

Espacios institucionales

Tiempo pago para reuniones de trabajo en equipo interdisciplinario

8

Inexistencia de vías de comunicación y compromisos con los distintos actores ( Ver B)

Compromiso de la comunidad educativa

Observaciones:

(A) Equipamientos ambientales: se entiende como un

conjunto de iniciativas, proyectos y actividades relacionadas con la educación ambiental y dirigidas a fomentar la consecución de los fines que ésta persigue. Los equipamientos ambientales actualmente están considerados como un conjunto de recursos organizados, de carácter físico, conceptual o metodológico, entre los cuales se incluyen los siguientes:

Espacios físicos: aulas, talleres, laboratorios, museos, centros de investigación, entre otros, para realizar actividades pedagógicas.

79

Escenarios pedagógicos organizados: itinerarios, senderos interpretativos, aulas de naturaleza, paisajes, espacios locales, etc.

Proyectos pedagógicos explícitos: marcos teóricos, principios pedagógicos, definición objetivos y estrategias, métodos y técnicas, uso de recursos materiales, criterios y formas de evaluación.

Recursos materiales: publicaciones, material audiovisual, gráfico, interactivo, etc.

Sus principales temas de trabajo son:

La naturaleza: ecosistemas, especies, hábitats.

La cultura y los saberes relacionados.

La situación ambiental: los recursos naturales, sus usos, los problemas ambientales y las pontencialidades.

La interpretación a través del contacto con la

realidad. (B) El papel de las diversas formas de la comunicación

social es trascendente en el propósito de lograr una mejor comprensión entre la población en general acerca de las relaciones sociedad-naturaleza y las implicaciones de las acciones sociales en el acertado manejo de los recursos naturales, hacia una mejor calidad de la vida de todos. Si se consideran las tres formas clásicas de los medios de comunicación social (prensa escrita, la radio y la televisión), éstos tienen en sus manos al menos cuatro alternativas de comunicación ambiental:

Comunicar noticias ambientales.

Realizar divulgación sobre la problemática ambiental (como un aspecto específico de la divulgación científica).

80

Investigar hechos ambientales para darlos a conocer (como un aspecto específico del periodismo investigativo).Realizar campañas motivacionales referentes a la protección ambiental. En la medida en que los medios

Realizar campañas motivacionales referentes a la protección ambiental. En la medida en que los medios de comunicación y sus comunicadores actúen en alguna de las alternativas señaladas, están cumpliendo un papel en los procesos de educación ambiental.(como un aspecto específico del periodismo investigativo). N N om bre del Factor F F F

N
N

N

N om bre

N om bre del Factor

del Factor

F

F

F

F

F

F
F

F

F

N N om bre del Factor F F F F F F F F M

F

N N om bre del Factor F F F F F F F F M

F

F

F

N N om bre del Factor F F F F F F F F M
M

M

 

1

2

3

4

5

6

7

8

°

°

°
°
°
°
°
°
°
°
°
°
°

F

C

apacitación docente en

#

1

0

0

1

0

0

1

3

Educación A m biental

#

1

#

  #    
  #    
 
  #    

#

#
  #    
  #    
  #    
 
  #    
 
  #    
  #    
  #    
  #    

F

Proyecto Institucional

1

##

1

0

1

1

1

1

6

 

##

2

2

2
2 #
2 #

#

#
2 #
2 #
2 #
2 #
2 #
2 #
2 #

F

D

iscrim inación por

0

1

##

0

0

0

0

1

2

diversidad cultural

##

3

3

3
 
3   #    
3   #    
3   #    

#

#
3   #    
 
3   #    
 
3   #    
3   #    
3   #    
3   #    

F

R

em uneración para los

1

0

0

#

1

0

1

1

4

diferentes actores

#

4

#

  #    
  #    
 
  #    
  #    
  #    
  #    

#

#
 
  #    
 
  #    
  #    
  #    
  #    

F

R

ecursos H um anos

1

1

1

1

#

1

1

1

7

 

#

5

#

  #  
  #  
 
  #  
  #  
  #  
  #  
  #  

#

  #  
 
  #  
  #  
  #  
  #  

F

R

ecursos Físicos

0

1

0

0

1

##

0

0

2

 

##

 
6

6

6
6 #
6 #
6 #
6 #
6 #
6 #

#

6 #
6 #
6 #
6 #

F

Espacios Institucionales

1

1

0

1

1

0

#

1

5

#

7

#

      #
      #
 
      #
      #
      #
      #
      #
 
      #
 
      #

#

#
      #
      #

F

A

usencia de vías de

0

1

1

0

1

1

1

#

5

com unicación entre

#

8

8

8

actores

actores
8 actores     #
8 actores     #
8 actores     #
8 actores     #
 
8 actores     #
 
8 actores     #
8 actores     #

#

8 actores     #
8 actores     #

D

 

4

6

3

2

6

3

4

6

#

####################

#

#################### #

####################

#################### #
#################### #
#################### #
#################### #
#################### #
#################### #
#################### #
#################### #
#################### #

#

#

81

Los factores se califican en función de sus capacidades para mover el sistema y en función de su capacidad de recibir influencias de los demás factores del sistema.

En el gráfico, que representa el sistema, quedan determinadas cuatro zonas:

1)

Zona autónoma: F3, este factor no es condicionante

para la situación, en ésta zona el factor no mueve el sistema. F3 =Discriminación por diversidad cultural.

2)

Zona de dependencia: F1, presenta poca capacidad

de movimiento el factor para el sistema. F1 = Capacitación docente en educación ambiental.

3)

Zona de trabajo: F5, F2, F8 (factores priorizados),

esta zona es de alta movilidad, se priorizan los factores para actuar sobre ellos en el sistema. Se mueve todo el sistema. F5 = Recursos humanos. F2 = Proyecto institucional. F8 = Inexistencia de vías de comunicación y compromisos con los actores.

4)

Zona

de

poder:

F4,

presenta

mayor –

menor

dependencia F4 = baja remuneración para los distintos actores.

82

Ubicación de los factores en razón

dinámicas

Ubicación de los factores en razón dinámicas 83

83

Ubicación de los factores en razón dinámicas 83

Factores priorizados:

F5 = Recursos Humanos

F2 = Proyecto institucional

F8 = Inexistencia de vías de comunicación y compromisos con los actores

84

El escenario deseable y las estrategias.

En función del análisis estructural realizado en el paso anterior, se elabora un escenario futuro que expresa la situación posible y deseable referida a la institución educativa aplicada para un primer año, relacionada con los debates producidos a lo largo del proceso, los factores priorizados para la acción F5, F2, F8, los cambios requeridos y las ideas clave que surgen de estos intercambios. Se elabora un plan de estrategias para actuar sobre los factores y acciones para avanzar en la construcción de ese escenario deseable o futuro. Horizonte temporal trazado al año 2005.

Factores priorizados:

F5 = Recursos Humanos F2 = Proyecto institucional F8 = Inexistencia de vías de comu- nicación y compromisos con los actores.

Acciones:

de comu- nicación y compromisos con los actores. Acciones: Accionar en el cambio de comportamiento en

Accionar en el cambio de comportamiento en el uso del espacio y de comunicación entre los actores.

Estrategias:

Entrevistas entre los distintos actores.espacio y de comunicación entre los actores. Estrategias: Reuniones entre los diferentes actores interdisciplinarios.

Reuniones entre los diferentes actores interdisciplinarios.Estrategias: Entrevistas entre los distintos actores. Talleres para el cambio y campañas de divulgación sobre la

Talleres para el cambio y campañas de divulgación sobre la problemática ambiental.distintos actores. Reuniones entre los diferentes actores interdisciplinarios. Monitoreos del proceso (para el cambio). 85

Monitoreos del proceso (para el cambio).actores interdisciplinarios. Talleres para el cambio y campañas de divulgación sobre la problemática ambiental. 85

85

Evaluación del proyecto institucional (PEI) en función de las problemáticas ambientales planteadas.Aplicación de técnicas prospectivas. Publicaciones, folletos de noticias ambientales. Escenario deseable y pautas

Aplicación de técnicas prospectivas.en función de las problemáticas ambientales planteadas. Publicaciones, folletos de noticias ambientales. Escenario

Publicaciones, folletos de noticias ambientales.planteadas. Aplicación de técnicas prospectivas. Escenario deseable y pautas estratégicas En el espacio

Escenario deseable y pautas estratégicas

En el espacio temporal trazado al año 2005
En el espacio temporal trazado al año 2005

En el espacio temporal trazado al año 2005

En el espacio temporal trazado al año 2005
En el espacio temporal trazado al año 2005
En el espacio temporal trazado al año 2005

En el espacio temporal trazado al año 2005

En el espacio temporal trazado al año 2005

Se espera lograr cambios en los factores

1. Recursos Humanos.

2. Proyecto Institucional.

3. Ausencia de vías de comunicación entre actores.
3. Ausencia de vías de comunicación entre actores.

3. Ausencia de vías de comunicación entre actores.

3. Ausencia de vías de comunicación entre actores.

Que orienten la situación para lograr:

Que orienten la situación para lograr:
Que orienten la situación para lograr:

El accionar en el cambio de comportamiento en el uso del espacio y de la comunicación entre los actores.

El accionar en el cambio de comportamiento en el uso del espacio y de la comunicación

A través de las siguientes pautas estratégicas

1. Entrevistas entre los diferentes actores.

2. Reuniones entre los diferentes actores

interdisciplinarios.
interdisciplinarios.

interdisciplinarios.

interdisciplinarios.

86

Continuación pautas estratégicas 3. Talleres para el cambio y campañas de divulgación sobre la problemática
Continuación pautas estratégicas 3. Talleres para el cambio y campañas de divulgación sobre la problemática
Continuación pautas estratégicas 3. Talleres para el cambio y campañas de divulgación sobre la problemática

Continuación pautas estratégicas

3. Talleres para el cambio y campañas de divulgación sobre la problemática ambiental.

4. Monitoreos del proceso (para el cambio).

5. Evaluación del Proyecto Institucional (PEI) en función de las problemáticas ambientales planteadas.

6. Aplicación de técnicas prospectivas.

7. Publicaciones, folletos de noticias ambientales.
7. Publicaciones, folletos de noticias ambientales.

7. Publicaciones, folletos de noticias ambientales.

7. Publicaciones, folletos de noticias ambientales.

2.3. EVALUACIÓN AMBIENTAL PARA EL

CONTEXTO ESCOLAR.

“Aprender a repensar lo que es perjudicial para nuestra salud: el tabaquismo”.

Fundamentación.

La importancia de la educación ambiental desde el enfoque pedagógico reviste una relevancia fundamental dado que integra y diversifica distintos actores de aprendizaje en el ámbito formal, no formal e informal. Los educadores dentro de este contexto social tienen una responsabilidad socialmente compartida motivo por el cual

87

se le debe brindar a los jóvenes una educación que incorpore las problemáticas socio ambientales en sus programas y planificaciones anuales, año tras año, pero no sólo desde una explicación de las problemáticas globales. El tema debe tratarse también desde la problemática local, respecto a su entorno inmediato en el cual vive cotidianamente. Se deberá tener en cuenta que el aprendizaje se realiza siempre por modelos, pero para que esto sea positivo, este modelo debe pasar a la acción, la cual debe comprender coherencia actitudinal y conceptual. Es fundamental reconocer que el nuevo desafío consiste en aprender a ver los problemas ambientales viejos y nuevos, teniendo en cuenta la otredad, la diversidad cultural que incluye el conocimiento científico como las nuevas necesidades que resultan de la vida cotidiana. Según Gaudiano González (1999), la historia de la educación ambiental en América Latina es singular respecto de lo ocurrido en otras regiones del mundo. Esto es así por un conjunto de factores de tipo cultural, político, social, económico y pedagógico. Señala que el impulso inicial lo dieron los biólogos trabajando en proyectos comunitarios de conservación. Por lo tanto, la centralidad discursiva de la educación ambiental está puesta en la conservación. Se debe tratar de implementar en el ámbito escolar nuevas propuestas o enfoques alternativos que puedan reemplazar la centralidad dominante del pensamiento actual respecto a la educación ambiental y que no deja lugar a la valoración de la relación sociedad-ambiente, la cual deberá transformar los significados, las prácticas y a los actores implicados en los procesos educativos de enseñanza aprendizaje.

88

Tanto las tendencias tradicionales como la nueva evaluación ambiental 48 , tienen algo en común:

El reconocimiento de la crisis ambiental y la necesidad de buscar soluciones (pero se diferencia en el análisis de las causas de la crisis, mayor o menor responsabilidad de la naturaleza del sistema socioeconómico).

o

Los

cambios

a

realizar

(cambios

moderados

radicales).

Según García, E. (1993), sostiene que podrían agruparse los diferentes paradigmas existentes en tres grandes tendencias:

Un modelo inicial, de corte naturalista, muy centrado en la comprensión del medio, en los conceptos ecológicos y en la investigación del entorno.

Un modelo, de tipo ambientalista, en el que se trataría, fundamentalmente de proteger, ayudar, respetar, preservar o conservar el medio, mediante la concientización y capacitación de la población respecto del tratamiento de los problemas ambientales.

Un modelo emergente, próximo al desarrollo sostenible y al cambio social, con diversidad de variantes y submodelos, desde las posturas más reformistas –focalización en los logros éticos y el desarrollo personal y/ o en un desarrollo sostenible que no cuestiona el sistema establecido- hasta las posturas más radicales –la solución de la crisis

48 La evaluación permite tomar conciencia del punto de partida y el punto de llegada, respecto a la problemática ambiental.

89

social y ambiental pasa por un cambio en profundidad de las estructuras socioeconómicas-. De acuerdo a estas ideologías y cosmovisiones, no sólo habrá distintas formas de entender los problemas ambientales sino también distintas aproximaciones al modelo de desarrollo personal deseable (aprendizaje, valores, comportamientos, etc.). Otro análisis corresponde a los modelos teóricos sobre los procesos de enseñanza- aprendizaje y los modelos didácticos, teórico-prácticos, que orientan la acción 49 . Nos encontramos ante un panorama muy diverso y heterogéneo. Esta disparidad puede resultar enriquecedora, pero al mismo tiempo dificulta la reflexión en la acción y la evaluación de nuestras actuaciones. Se debería integrar en la educación formal y en el aprendizaje a lo largo de la vida, las habilidades, el conocimiento y los valores necesarios para un modo de vida sostenible, adoptar patrones de producción, consumo y reproducción que salvaguarden las capacidades regenerativas de la Tierra, los derechos humanos y el bienestar comunitario y fortalecer las instituciones democráticas en todos los niveles y brindar transparencia y rendimiento de cuentas en la gobernabilidad, participación inclusiva en la toma de decisiones y acceso a la justicia. De acuerdo con Leff, debemos aprender, apropiarnos, empoderarmos, para llevar adelante un diálogo de saberes, con un firme y respetuoso compromiso ciudadano, que nos mueve a participar desde nuestras capacidades y saberes en la gestión y construcción de nuestro lugar. Se trata de promover el debate y los acuerdos. La búsqueda de visiones o modelos alternativos, la elaboración colectiva

49 Recordemos que se aprende por modelos de los cuales se debe pasar a la acción.

90

de propuestas, de los diferentes actores sociales involucrados, la construcción de nuevos caminos, de inéditos viables. Según Leff Enrique, afirma que la emergencia de la crisis ambiental ha venido a movilizar el pensamiento teórico con el fin de comprender la problemática generada por el proceso que se alimenta de la destrucción de sus bases ecológicas de sustentabilidad y de sus condiciones de habitalidad. Para Gudynas Eduardo 50 , el espacio de la Educación Ambiental y el Desarrollo Sustentable, se posa en las turbulencias del proceso que aspira a deconstruir la visión lineal y mecanicista hegemónica no solo en el marco de la ciencia, sino también en el marco de la cultura y la política, visión que favorece el desconocimiento del conocimiento y que es profundamente antiecológica y antihumana. El concepto de ambiente implica más allá de un balance entre crecimiento económico y conservación de la naturaleza, la cultura y la participación social para construir estilos diversos de desarrollo sustentable, igualitario, descentralizado y autogestionario, capaz de satisfacer las necesidades básicas de las poblaciones, respetando su diversidad cultural y mejorando su calidad de vida (Leff, Enrique, 1999). Proyecto

Al detectarse el aumento en un número de fumadores en el ámbito escolar 51 , se implementa desde la escuela , un proyecto para la prevención e información sobre el mal que

50 En “Ecología, Economía y Ética del Desarrollo Sustentable, Ediciones Marina Vilte, CTERA, Buenos Aires, Argentina, 2002. 51 Según estadísticas realizadas por la O.M.S en el 2001, hasta un 10% de los alumnos de nivel secundario consumen cigarrillos, y éste hábito está en crecimiento, al igual que en otros países de Sudamérica y África.

91

ocasiona tanto en los fumadores activos como en los fumadores pasivos. Se trabaja en forma conjunta con el gabinete de orientación (integrado por tres profesionales:

dos psicólogas y una psicopedagoga) y los tutores (profesores tutores designados para dicho cargo por la dirección escolar). La labor educativa juega un papel fundamental: mediante las acciones de salud, prevención primaria 52 posibilita la toma de conciencia sobre los efectos de esta adicción y sus consecuencias en la salud. Estas actividades intentan informar y divulgar a la población escolar y sus familias la importancia de la prevención y el conocimiento para evitar posibles enfermedades o complicaciones de salud a causa de esta adicción. El consumo de tabaco constituye el principal problema de salud pública relacionado con el uso de las drogas en nuestro país, por la cantidad de muertes que produce. El tabaquismo es la principal causa de diversas enfermedades, especialmente cardiovasculares y respiratorias. Se estima que unas 118 personas mueren por día en Argentina por enfermedades que se relacionan con el hábito de fumar. Al encender un cigarrillo se desprenden distintos gases como el dióxido de carbono, cianuro de hidrógeno, monóxido de carbono, sustancias irritantes como ácidos y partículas sólidas de nicotina y alquitrán. De las sustancias

52 Comprende: a) promoción: consiste en la divulgación de conocimientos sobre la forma de prevenir enfermedades o cómo actuar si éstas se producen. Se intenta educar así a la población para lograr la adopción de conductas sanitarias positivas, de tal modo que cada individuo adquiera la información básica necesaria para elegir libremente y con criterio, aquellas actitudes que beneficien su salud, b) asistemática: sin organización, planificación ni metodologías previstas, c) sistemáticas: con planificación de los objetivos a lograr y las actividades necesarias para alcanzarlos, d) parasistemática: actividades de refuerzo a las sistemáticas, con objetivos paralelos que refuerzan a los anteriores.

92

que contiene el cigarrillo, la nicotina es la causa de la adicción pues actúa sobre el sistema nervioso, originando sensaciones placenteras. Descripción del área/ Problema: fumadores en el baño del colegio, en los turnos mañana – tarde; y en otras dependencias: sala de profesores, oficina de alumnos, biblioteca, entre otros. Durante el ciclo escolar 2003-2004, se ha registrado un aumento significativo de alumnos fumadores y del personal (docentes, administrativos, etc.). Esta situación trae aparejada problemas de convivencia entre todos los actores involucrados y no condice con la Ordenanza Municipal de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires N ° 47.667, que prohíbe el fumar en lugares públicos. También existe la Ley Nacional N ° 23.344 que establece, que el fumar es perjudicial para la salud en nuestro país. Respecto a los menores, fumadores en los baños, ocasionan conflictos puesto que los alumnos que no fuman se ven sometidos como fumadores pasivos al entrar, para utilizar los baños. En esta situación el humo se le impregna en sus ropas y quedan gratuitamente involucrados en dicho entorno. Por otra parte, y como resultado de lo que sucede, los alumnos no fumadores, no van a los baños durante el recreo y piden para ello salir en horario de clases. Lo cual entorpece la actividad áulica y el orden escolar. Resulta difícil, de acuerdo a la reforma educativa y los regímenes de convivencia, y el escaso personal masculino en las tareas de preceptoría, ejercer controles en los baños de varones durante los recreos. Por otra parte, el reglamento de convivencia sanciona con apercibimientos orales (tres) luego de los cuales el apercibimiento será por escrito en el cuaderno correspondiente. Lo cual no ha dado muchos resultados,

93

motivo por el cual pensar en una tarea concientizadora sobre la problemática socio ambiental como propuesta, resulta alentadora. Localización: el proyecto se llevará a cabo en un ámbito escolar. Un colegio de nivel medio técnico con orientación administrativa, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Comprende una población escolar de 1600 alumnos distribuidos en tres turnos (mañana, tarde y noche), de un nivel socioeconómico y cultural medio–bajo. La experiencia involucrará sólo al turno mañana y tarde, con 1300 alumnos, más el personal docente, administrativo y de maestranza (190 personas).

Duración del proyecto: 8 meses ( 1 de abril al 30 de noviembre), ciclo lectivo año 2005.

Metodología

Método directo Cuantitativo: Trabajo en campo.

Relevamiento

del

mañana- tarde.

área:

ámbito

escolar-turnos:

Entrevistas a todos los actores involucrados.

Encuestas a la población escolar de todos los años (1ero. A 3ero. CBT 53 , y de 1ero a 3ero. Del CSADE 54 ).

Entrevistas a informantes claves, de índole público y no gubernamentales. Se pretende concurrir y trabajar con el Hospital Zubizarreta.

53 Ciclo Básico Técnico. 54 Ciclo Superior de Administración de empresas.

94

Método Indirecto

Cualitativo. Trabajo en gabinete.

Búsqueda de información bibliográfica y datos.

Sistematización

bibliográfica.

de

datos

de

la

información

Sistematización y coordinación de datos, conclusiones y organización de actividades de vinculación e interacción con toda la comunidad escolar.

Objetivos generales:

Conocer las causas y efectos de la problemática del tabaquismo.

Concientizar sobre la importancia de la prevención .

Objetivos específicos:

Conocer las enfermedades producto de esta adicción.

Identificar los distintos sistemas del organismo humano afectados por el consumo de tabaco.

Destacar los síntomas de las enfermedades que ocasiona dicho consumo.

cada

enfermedad y sus consecuencias a nivel social.

Destacar la importancia del daño ocasionado no solo en fumadores activos sino también en los pasivos.

Conocer la legislación vigente.

Interiorizarse

acerca

del

tratamiento

de

95

Contenidos conceptuales:

Aparatos y sistemas en el hombre.

Funciones vitales del sistema cardiovascular.

Funciones vitales del sistema respiratorio.

Enfermedades vinculadas a los sistemas y aparatos en relación con el tabaco.

Noxas: tipos y clasificación.

Componentes del nivel salud.

Contenidos procedimentales:

Identificación de distintas afecciones dentro del ámbito escolar (población escolar, administrativos, docentes, personal de maestranza).

distintas

Búsqueda

enfermedades relacionadas con el tabaco.

de la información

investigada.

Observación,

de

información

y

sobre

las

registro

análisis

Contenidos actitudinales:

Desarrollar capacidades para conocer y aplicar medidas

de saneamiento relacionadas con el cuidado y prevención

sobre el tabaquismo.

Presentar

terceros.

Valorar la utilización de un vocabulario preciso para

a

hábitos

adecuados

que

no

perjudiquen

establecer una comunicación adecuada, clara y precisa para

la presentación de afiches informativos.

96

Integración con las distintas materias del CBT 55 , correspondientes a primer y segundo año.

Biología

El cuerpo humano.

Aparatos y sistemas.

Anatomía, morfología y fisiología de los sistemas.

Gráficos y localización anatómica.

Salud y enfermedad.

Geografía

Actividades económicas productivas.

Agricultura: tabaco.

Localización geográfica de las áreas de producción.

Comercialización y distribución.

Lengua

Significación social de la escritura.

Tipos de mensajes.

Ortografía.

Elaboración de informes.

Estrategias lingüísticas. Oración.

Computación

55 Ciclo Básico Técnico.

97

Diagramación y elaboración de tarjetas, folletos, trípticos.

Gabinete de Orientación.

Elaboración de láminas y murales informativos- recordatorios.

Diagramación de cronogramas de charlas específicas sobre la problemática.

Tutorías

Trabajo de reflexión y diálogo grupal-individual sobre el tema.

Actividades

Búsqueda de materiales. Fuentes directas e indirectas.

Encuestas a los actores involucrados.

Entrevistas a especialistas o expertos del área:

médicos, doctores, etc.

Análisis de la información recolectada.

Elaboración de informes parciales.

Elaboración y redacción de informe científico.

Elaboración y distribución de folletos informativos y de prevención.

Charlas programadas de los alumnos del ciclo

superior C.S.A.D.E

administración de empresas) a los alumnos de CBT (ciclo básico técnico) conjuntamente y coordinadas por el Gabinete de Orientación.

(ciclo superior de

Trabajos grupales e individuales desde las tutorías.

98

Recursos Humanos:

Personal directivo, docentes, alumnos, padres, preceptores, personal de Gabinete de Orientación, Profesores Tutores, personal de biblioteca, administrativos, ayudantes, maestros de T. P., maestros de Talleres, personal de maestranza.

Recursos materiales:

Bibliografía, personal técnico especializado, profesionales, videos, computadoras, oficina para reuniones sobre el proyecto, armario, material de librería.

Evaluación

Se realizarán dos monitoreos anuales (junio-noviembre) a los efectos de evaluar los resultados obtenidos respecto a la concientización sobre lo perjudicial que es fumar, más aún dentro de un ámbito institucional educativo. Dado que esta tarea es un proceso continuo, colectivo y tiene que ver con la prevención, dentro de un contexto de educación ambiental para el desarrollo sustentable.

3 TRABAJANDO EN EL MEDIO AMBIENTE.

3.1 SISTEMA NATURAL; ANÁLISIS DE UN CASO.

Fundamentos. Planteamos el análisis de la rivera Norte San Isidro, en un aspecto ecológico, desde una perspectiva de una ciencia natural integradora, sistemática y de síntesis que intenta explicar las estructuras y funciones de los sistemas naturales. Dado que el aspecto ecológico no es lo

99

ambiental, sino es una ciencia que aborda una de las dimensiones de lo ambiental. La zona era un área de numerosos ambientes naturales: el Bosque Seco, en el que se hallan especies como el Tala y el Ombú y el Prado o Pastizal, se ubican en la zona más alta del área. Avanzando hacia el río e ingresando a las zonas inundables o húmedas encontramos los ambientes asociados a la Laguna, integrada casi en su totalidad por plantas acuáticas , donde viven especies animales como Garzas, Gallaretas, Patos, Coipos, Tortugas Acuáticas, etc. Aquí la fauna encuentra refugio para la construcción de sus nidos o madrigueras. Los bosques están representados por Sauces, Ceibos y Alisos. Estos bosques son una versión empobrecida de los situados más al norte de nuestro país, y es frecuente encontrar merodeando en estos ambientes al Zorzal, la Tacuarita Azul y alguna Lechuza de los Campanarios. Llegando al Río de la Plata, se encuentran en primer término, los matorrales de la ribera formados por numerosas especies, varias con flores muy llamativas. A éstos le siguen los juncales, donde se pueden ver Garzas, estando asociados a la playa de arena de río, donde es común ver Gaviotas y otras aves costeras.

Problemas:

Se reconocen: a) la extinción de la flora y fauna autóctona de la rivera norte, b) crecimiento de la zona urbanizada y c) el incremento de las acciones humanas tales como deportes náuticos, basura, contaminación sonora, contaminación, zonas parquizadas.

100

Foto que atestigua algunos de los problemas:

Foto que atestigua algunos de los problemas: Destrucción de juncales ( Schoenoplectus californicus ) Foto tomada

Destrucción de juncales (Schoenoplectus californicus)

Foto tomada en la costa del Río de la Plata, en La Lucila. (1999)

El relleno con escombros y basura es un problema común a lo largo de toda la franja costera.

Hipótesis:

La creación de una reserva o refugio natural es fundamental para preservar los hábitos naturales a lo largo de la franja costera para evitar la extinción de la flora y fauna autóctona. Área de estudio: Rivera Norte, San Isidro, provincia de Buenos Aires. Área aproximada: 10 Ha., comprendida entre La Rivera (ex Av. Fomentista) entre las calles López y Planes y Los Álamos, altura de Av. Libertador 15.400.

101

UBICACIÓN GENERAL Mapa 1: Ubicación general del área
UBICACIÓN GENERAL
Mapa 1: Ubicación general del área
YA EN LA ZONA Mapa 2: Aproximación final al predio
YA EN LA ZONA
Mapa 2: Aproximación final al predio

Fuente www.san-isidro.net.ar/imágenes_secciones/plan

102

Objetivos:

Comprender el funcionamiento del sistema natural y su importancia para el medio ambiente.Objetivos: Abordar el estudio y comprensión de las intervenciones del hombre en el medio. Conocer y

Abordar el estudio y comprensión de las intervenciones del hombre en el medio.del sistema natural y su importancia para el medio ambiente. Conocer y entender como se desarrollan

Conocer y entender como se desarrollan los flujos de energía, materia e información en el ambientey comprensión de las intervenciones del hombre en el medio. Antecedentes históricos. Breve reseña histórica del

Antecedentes históricos.

Breve reseña histórica del Partido de San Isidro,

generalidades.

reseña histórica del Partido de San Isidro, generalidades. Sus primeros pobladores fueron los indios Guaraníes, cuya

Sus primeros pobladores fueron los indios Guaraníes, cuya actividad principal era la agricultura acompañada de la caza y la pesca. La historia de San Isidro comienza en 1580, cuando Juan de Garay realiza la repartición de las tierras ubicadas al norte de la ciudad de La Santísima Trinidad (hoy, ciudad de Buenos Aires). Dentro del llamado "Pago de La Costa o del Monte Grande" se encontraba el territorio del actual

Partido de San Isidro. Dice la leyenda que en su recorrida por dichos pagos un capitán vizcaíno, Domingo de Acassuso, tuvo un sueño por el cual promete levantar una capilla en honor a San Isidro Labrador, siendo este el origen del partido.

103

Si bien nada quedó de la primera capilla construida en 1707, su ubicación fue respetada.

Si bien nada quedó de la primera capilla construida en 1707, su ubicación fue respetada. Actualmente se encuentra allí la Catedral de San Isidro. A fines del siglo XVIII San Isidro ya era importante, pues su territorio comprendía los actuales Partidos de Vicente López, San Fernando, parte de 3 de Febrero y el barrio de Belgrano. En esos años, las tierras destinadas a la labranza, pasaron a ser el lugar de descanso de las familias de la aristocracia porteña. A su vez, se construyeron amplias residencias rodeadas de inmensos jardines que le dieron a San Isidro ese particular aspecto que con el tiempo llegó a distinguirlo.

Cronología de San Isidro 1580 | Poco después de la segunda fundación de Buenos Aires, Juan de Garay hizo el reparto de 65 suertes en la ribera norte, todas "tierras de pan llevar". De esta forma, se parcelaron terrenos desde la actual intersección entre las calles Arenales y Basavilbaso en el barrio de Retiro hasta el Partido de San Fernando. Según lo dispuesto, estas suertes debían tener un ancho mínimo de 300 varas (260 metros) hasta un máximo de 500 (433 metros) desde el río hasta una legua de fondo (5.196 metros), y cada dos suertes debía correr un camino de doce varas. Diecisiete de ellas conformarán el asentamiento primitivo que dará origen al pueblo de San Isidro y el contrafrente lo podemos ubicar en las actuales avenidas Fondo de la Legua y su continuación, Blanco Encalada. Un siglo después de Garay, llega a Buenos Aires el joven Domingo de Acassuso, quien hará

104

fortuna en el comercio de rubros diversos incluyendo la trata de esclavos (usual en aquel tiempo).

incluyendo la trata de esclavos (usual en aquel tiempo). Fuente : Municipalidad de San Isidro, 2004.

Fuente: Municipalidad de San Isidro, 2004.

1706 | El próspero Acassuso, comprador de tierras en el pago de la Costa, decide fundar una capilla y una capellanía bajo la advocación de San Isidro, Santo Patrono de su familia en el País Vasco. A la vez, construye la primera Iglesia de San Nicolás de Bari, en Buenos Aires (demolida

al ensancharse la avenida 9 de Julio). Inspeccionando esas

obras en 1727 muere al caer de un andamio.

1806 | Una flota inglesa desembarca en la costa de Quilmes

y el Virrey español huye a Córdoba. El 27 de junio los

ingleses tomaron la ciudad de Buenos Aires y se apoderaron de los caudales públicos que enviaron de inmediato a Inglaterra. Poco más tarde, esos mismos gauchos que habían resistido en primera instancia se reagrupan en la chacra de los Márquez (hoy Boulogne)

junto con un contingente traído por Liniers de Montevideo

e inician la Reconquista que culminará victoriosa el 12 de agosto.

1821 | Ya independiente de la corona española, el gobierno

de Buenos Aires transforma la vieja alcaldía colonial en municipio y convierte al último Alcalde de la Hermandad (Martín Campos) en el primer Juez de Paz. En esta época se

105

construye el puerto de San Isidro. En 1825, amarra el "Druid", primer barco a vapor llegado al Río de la Plata. 1863 | Llega la línea ferroviaria del actual ramal Mitre del alto, construida por la Compañía Ferrocarril del Norte de Buenos Aires, que partía desde Retiro, con estaciones en Belgrano, Rivadavia, Olivos y San Isidro. 1898 | Con una misa se ha inaugurado el templo nuevo y está en construcción la capilla de Santa Rita. El centro ya tiene alumbrado público y agua corriente. Una casa, los Tres Ombúes, dispone de teléfono. Pagan patente municipal, entre otros, los coches y carruajes -incluidos los de bebé-, las canchas de bochas y casas de inquilinato (sin olvidar los perros, por supuesto, de los cuales sólo 830 tienen papeles en regla).

(sin olvidar los perros, por supuesto, de los cuales sólo 830 tienen papeles en regla). Foto:a
(sin olvidar los perros, por supuesto, de los cuales sólo 830 tienen papeles en regla). Foto:a

Foto:a

Foto:b

(sin olvidar los perros, por supuesto, de los cuales sólo 830 tienen papeles en regla). Foto:a

106

Foto: c

Fuente: Municipalidad de San Isidro, 2004.

1906 | San Isidro festeja su Bicentenario y acuña una

medalla. En una de sus caras puede verse una capilla (foto

a) sobre la barraca, el sol naciendo desde el río, una casa, un campo sembrado y un árbol. Nueve años después, aquella medalla conmemorativa del Bicentenario será el escudo oficial del Municipio. Para entonces, ya estaban constituidas las primeras instituciones deportivas, el municipio contaba con el Club Atlético San Isidro (CASI), el Náutico, el Golf y el Atlético Boulogne.

1933 | "Acassuso" se suma a otras estaciones ferroviarias

creadas en el distrito (foto b), como Beccar, Martínez y Villa Adelina. Los tranvías comienzan a ser reemplazados por líneas de colectivos. La primera es la del FCCA, que va de Victoria a Villa Ballester y pasa por San Isidro y Boulogne. Sobre la avenida Fleming, en Martínez, se instala una pequeña - y luego una poderosa - "Fábrica de Sueños": los estudios de Argentina Sono Film. 1951 | Con la inauguración de la Maternidad "Eva Perón", se mejora la red sanitaria tendida en los ´30 por el

intendente de las Carreras (Asistencia Pública en San Isidro

y Boulogne; Dispensario Antituberculoso en Beccar;

Dispensario de Niños en Martínez) y se anticipa la importante acción comunal en la materia (cuyas mayores

realizaciones serán el Hospital de Base de Boulogne y el Hospital Materno Infantil de San Isidro).

1972 | En la vieja casa de Fernando Alfaro (Ituzaingó y

Avenida del Libertador, foto c), se crean el Instituto

Histórico y el Museo Municipal de San Isidro. El municipio

ya tiene más de 200 mil habitantes y se ha producido una

importante radicación industrial en las adyacencias del Acceso Norte (ruta Panamericana), lo que demanda, saludablemente, una gran cuota de mano de obra del

Partido y zonas vecinas.

107

1983 | Con el retorno de la democracia, el pueblo de San Isidro que ya cuenta con 285 mil habitantes elige al Dr. Melchor Posse como intendente y una nueva etapa de progreso comienza para el municipio. 2000 | La mansión Las Brisas, el Palacio Municipal (inaugurado en 1875) y la vieja casa del Intendente Alfaro, albergan despachos y oficinas de la comuna, que ahora cuenta con nueva sede, un moderno edificio sobre la avenida Centenario.

nueva sede, un moderno edificio sobre la avenida Centenario. Fuente : Municipalidad San Isidro, 2004. de
nueva sede, un moderno edificio sobre la avenida Centenario. Fuente : Municipalidad San Isidro, 2004. de

Fuente: Municipalidad San Isidro, 2004.

de

Fuente: Municipalidad San Isidro, 2004.

de

Con relación a los orígenes de San Isidro, la primera documentación existente es del año 1580. Al producirse la "segunda fundación de Buenos Aires, don Juan de Garay procede al reparto de solares, estancias y chacras entre sus hombres. Se trata de los terrenos actualmente ocupados por los partidos de Vicente López, San Martín, y el barrio de Belgrano de la Capital Federal.

108

Hay una fecha precisa: se trata del 11 de octubre de 1706, en la que el Capitán español Domingo de Acassuso funda la denominada Capellanía del Santo, en la que, mediante la debida autorización eclesiástica, erige una capilla en honor a San Isidro Labrador y dispone de un predio de 300 varas de frente al río y una legua de fondo hacia el oeste, para el sostenimiento del Templo, gastos de Capellanía y celebración "de cultos religiosos. En el año 1784, aparecen documentos con la denominación de San Isidro. En este tiempo el gobierno estaba a cargo de los alcaldes de la Santa Hermandad y más tarde, aproximadamente en 1821, de los Jueces de Paz. Es en 1856 cuando se crean las municipalidades y asumen las funciones públicas los denominados presidentes a cargo de las comunas. En este año se crean los cargos de Intendentes municipales y los Concejos Deliberantes mediante el sistema electivo. En 1856 se separa Belgrano del primitivo territorio sanisidrense, en 1864 San Martín y en 1905 Vicente López. Es en el último tercio del siglo pasado que se forman nuevos núcleos vecinales como Martínez, Villa Adelina, Boulogne, que fueron produciendo la valorización de la tierra y haciendo que desaparezcan extensas fincas, hornos de ladrillos etc. convirtiéndose en residencias, viviendas, industrias y alcanzando el progreso actual. En 1942, una ley provincial le da categoría de ciudad a San Isidro. Merece destacarse que todos los 15 de mayo se festeja en el partido de San Isidro, a San Isidro Labrador como Patrono del mismo. La primera municipalidad de San Isidro, se instaló el 27 de enero de 1856, en la vieja casona en la que vivía y era propietario Fernando Alfaro. En la esquina de 9 de Julio y Avenida del Libertador, donde actualmente funciona la oficina de Personal, se encontraba el chalet "Las Brisas", perteneciente a la familia Giménez

109

Bustamante, aún se conserva parte de su fachada. El resto

de los solares fueron adquiridos por la Municipalidad alrededor del año 1950. El edificio municipal ubicado sobre

la cuadra de la calle 25 de Mayo fue construido por Pedro

Benoit (1875); es

de frente neoclásico, típico de la época.

Limitado por las calles Monseñor de Andrea y Juan

Bautista de Lasalle, al costado de la catedral, se encuentra

el Paseo de los Paraísos o placita de los curas. Es una

pequeña placita encerrada entre dos construcciones, que tiene el encanto de poseer una fronda a sus pies, proyectándose y continuando el paseo, baja la barranca por una escalinata flanqueada por paraísos (de ahí su nombre). Desde hace muchos años, por estar cercana a la catedral,

hizo que los clérigos fueran a hacer allí sus meditaciones en

el silencio y a la sombra de sus árboles, y por esta

costumbre le ha quedado el segundo nombre. Tiene una

balaustrada que da sobre la barranca, obra del constructor Tíscomia, el que también es responsable de ia existente en el Paseo de los Tres Ombúes.

A este Paseo de los Tres Ombúes se llega por la calle

Bocear Várela y está en medio de quintas. Mirando hacia el río o la barranca, se encuentra a la derecha "La Porteña", quinta de Margarita Perkins de Anchorena, a la izquierda la que fuera quinta de Mariquita Sánchez de Thompson, patricia que se recuerda como la primera cantante de Himno Nacional Argentino. La quinta fue vendida en 1828 y a partir de entonces cambió varias veces de dueño, conservandola los hijos del doctor Horacio Béccar Várela, por cuya disposición se convertiría en museo. A las espaldas del río nos encontramos con la quinta de los Gramajo y retrocediendo hasta la calle Rivera Indarte 48 nos encontramos con la quinta, hoy, Museo Histórico

Municipal Brigadier General Juan Martín de Pueyrredón.

110

En 1706, el capitán Domingo de Acassuso, obtuvo permiso para construir una capilla privada que además prestaría servicios a la población de San Isidro (en el Pago de Monte Grande). En el mismo año, el 14 de octubre, firmó la escritura de la fundación de la capilla y capellanía en honor a San Isidro Labrador, Santo Patrono. Su primer capellán, don Francisco Ruiz Corredor, manifestaba que la construcción del templo se inició en 1714. Esta iglesia, reformada en varias oportunidades, subsistió hasta fines del siglo XIX. Era de una sola nave, con una bóveda común y al costado en su frente, una torre. Medía 37 1/3 varas de longitud y 71/3 de latitud, con pórtico. Coro alto. sacristía y torre del mismo materia l(ladrillo y cal), regularmente adornada en su interior. En 1875, fue mejorada por iniciativa del intendente Manuel Martín y Ornar, quien encomendó las tareas al constructor Femando Indarte. Los vecinos apoyaron con su trabajo personal en las obras; la iglesia mejoró su aspecto, se levantaron dos torres, en una de ellas se colocó la campana que instalara el Capitán Acassuso. y que tenia la siguiente inscripción: "Esta Iglesia dedicada a San Isidro Labrador, se cimentó en el año 1706, gobernando la silla apostólica Clemente XI y el imperio de Felipe V". Hoy se sigue tañendo su bronce en las nuevas campanas. El 17 de Julio de 1895, comenzó la demolición de la vieja iglesia, pues peligraba su estructura. Los enormes ladrillos de 45 cm. de largo, fueron conservados como reliquia. La nueva iglesia es una obra de arte arquitectónico de estilo neogótico, su base en cruz latina de tres naves. Bóvedas góticas de crucerías, asociación de arcos de ojiva y arcos de medio punto, pilas de planta cilíndrica con zócalos, contrafuertes y cornisas, paredes delgadas con aberturas de vidrios armados, rosetones góticos, ábside semicircular; el exterior de piedra y ladrillo, arbotantes de un tramo para

111

consolidar la bóveda. La torre, un reloj de cuatro esferas y en su interior la nave central conservan las imágenes de San Isidro Labrador y de su mujer Santa María de la Cabeza. Preside el templo una imagen de San Isidro tallada en España; pero la reliquia más venerada es un trozo del incorrupto cuerpo de San Isidro que fuera enviado por el rey de España, Alfonso XIII. Fue consagrada catedral en 1957y declarada lugar histórico el lO de octubre de 1963.

Configuración actual territorial del Partido de San Isidro.

Superficie: 48 km2 Población: 298.540 hab. (s/ Censo 91) Densidad: 6.291,6 hab./km2 Viviendas: 91.493 (Censo 91) Cabecera: San Isidro Ubicación: 34° 29' Lat. Sur; 58° 21' Long. Oeste Municipio creado por Ley N° 422 Sancionada el 24 de octubre de 1864. Promulgada el 25 de octubre 1864.

Historia e identidad de la Región Metropolitana Norte

Las raíces comunes de los vecinos de la Región Metropolitana Norte se nutren de la geografía, la historia y el modo de vida que fue construyéndose durante cuatrocientos años, en los poblamientos que inicialmente se asentaron remontando desde Buenos Aires la ribera del Río de la Plata y el Río Luján. En la época de Juan de Garay fueron los Montes Grandes, las áreas más allá de la aldea donde estaba todo por hacerse. Rápidamente, el territorio que hoy ocupan las ciudades de Vicente López, San Isidro y San Fernando se fue configurando como el Pago de la Costa, lindando con el Pago de Las Conchas (actualmente Tigre).

112

Tras el reparto de las suertes de estancia por la autoridad española, comenzaron a asentarse los primeros pobladores, que comerciaban productos de la campaña y servían de incipiente puerta para el Delta y el litoral del Paraná. Además de la ganadería, en la zona tuvieron preeminencia las actividades agrícolas, demostrado por la adopción de San Isidro Labrador en 1706 como patrono de uno de los primeros agrupamientos urbanos alrededor de Buenos Aires, que desde entonces fue conocido con ese nombre. La lenta rueda del tiempo debió girar casi un siglo para que, en 1785, se creara el Partido de Las Conchas (Tigre), con un núcleo poblacional establecido frente al puerto de entonces. Esta zona, marcada por la conjunción de lluvias estivales y sudestadas tuvo una fuerte tormenta en 1805, que llevó a parte de la población de Las Conchas a instalarse en tierras más altas formando el pueblo de San Fernando de Buena Vista.

altas formando el pueblo de San Fernando de Buena Vista. Fuente: Municipalidad de San Isidro, 2004.

Fuente: Municipalidad de San Isidro, 2004.

El devenir de la dinámica poblacional, militar y económica del siglo XIX confirió un carácter estratégico al territorio de la actual Región Metropolitana Norte. Tras el desembarco de Liniers por la Reconquista en las Invasiones Inglesas, el Canal San Fernando se erigió como polo de desarrollo para la actividad naval.

113

Durante la organización nacional, el Director Supremo del Río de la Plata, Juan Martín de Pueyrredón, gobernó desde

su quinta en San Isidro, manteniendo encuentros con el

General San Martín para esbozar los planes de la gesta libertadora.

A la par del aumento de la población del Delta, las

relaciones con el Uruguay se hicieron fluidas, tal como lo

plasmó la partida de los 33 Orientales desde nuestras costas, para el movimiento independentista de la Banda Oriental. Mientras la Argentina se constituía como Nación,

ya estaba consolidado el camino del Alto, como ruta de

carretas desde y hacia la Gran Aldea de Buenos Aires, y durante la segunda mitad del siglo XIX, dos ramales del Ferrocarril aceleraron la actividad económica y social de la zona. Vicente López cobró autonomía en 1905, sobre la base del crecimiento de antiguos poblados como el de los Olivos, y de las primeras subdivisiones de las quintas tradicionales.

La Zona Norte tenía un aire de distinción, debido a que

numerosas familias de buen pasar disponían de residencias permanentes o de veraneo, en chacras que se fueron transformando en quintas, generalmente ubicadas sobre la bella barranca que corre paralela al río a través de San Fernando, San Isidro y Olivos, o cerca de los ríos De la Reconquista y Tigre.

Al

aporte de la fuerte inmigración europea, que determinó

la

fisonomía y las costumbres de numerosos barrios y

localidades de la Región Metropolitana Norte, también se sumaron, ya a mediados del siglo XX, numerosos

provincianos y ciudadanos de países limítrofes. La alquimia

de esta sociedad integradora es una muestra de convivencia

social. La urbanización creció a pasos agigantados durante las últimas décadas, exigiendo nuevos esfuerzos en materia de

114

planificación urbana. Las distancias se acortaron producto de los avances en transportes y comunicaciones. Las comunidades interactúan permanentemente aún sin perder su identidad. Surge a las puertas del nuevo siglo la Región Metropolitana Norte como un diseño institucional basado en una compartida tradición social, cultural y económica. Las expectativas se centran en mejorar la calidad de vida de los más de un millón de habitantes, potenciando las características positivas de cada Municipio, en una Región que pueda dar más respuestas en el entorno complejo, globalizado y competitivo del mundo actual.

complejo, globalizado y competitivo del mundo actual. Foto: área de la rivera Foto: área recreativa. Turismo

Foto: área de la rivera

y competitivo del mundo actual. Foto: área de la rivera Foto: área recreativa. Turismo y recreación

Foto: área recreativa.

Turismo y recreación en la Región Metropolitana Norte

Vista desde el cielo, la Región Metropolitana Norte se presenta como un gran manto verde que se junta con los contornos de la costa. Es, sin lugar a dudas, uno de los destinos turísticos con más potencial a futuro del Continente. El eje centrado en la costa norte del Río de la Plata y las islas del Delta del Paraná, recibe a más de 120.000 automóviles por fin de semana. Disponen de una diversidad

115

de opciones, tanto para grupos familiares, amantes de la tranquilidad, como para las distintas franjas de edades.

la tranquilidad, como para las distintas franjas de edades. Fotos:área recreativa. El corredor náutico dispone de

Fotos:área recreativa.

las distintas franjas de edades. Fotos:área recreativa. El corredor náutico dispone de espacios costeros de libre

El corredor náutico dispone de espacios costeros de libre acceso, y también de marinas, guarderías, amarras y muelles que convocan a miles de visitantes para adentrarse a través de embarcaciones públicas o privadas, en la imponente naturaleza del Delta, con una variedad única de flora y fauna. La navegación de ríos y arroyos, el alojamiento en quintas u hosterías, o la visita de islas en plena producción de madera, mimbre o frutihorticultura, son alternativas posibles en un territorio isleño que también tiene áreas integradas a la red de Reservas Mundiales de Biósfera.

integradas a la red de Reservas Mundiales de Biósfera. Foto: área recreativa. Foto: Iglesia La otra

Foto: área recreativa.

de Reservas Mundiales de Biósfera. Foto: área recreativa. Foto: Iglesia La otra gran atracción de la

Foto: Iglesia

La otra gran atracción de la Región Metropolitana Norte es su historia. Desde Vicente López hasta Tigre, quienes

116

deseen asomarse al pasado podrán encontrar en los distintos

cascos históricos sitios como museos, colecciones y archivos históricos, Iglesias, casonas y otras construcciones

de valor arquitectónico. La voluntad de conservar y respetar

el legado de las pasadas generaciones también se consolidó

en los barrios y localidades de cada distrito.

La Región Metropolitana Norte añade a las clásicas

preferencias en materia deportiva y de recreación, todas las variantes de la náutica a través del aprovechamiento del río

y el Delta. El remo, el canotaje, el yachting y la

motonáutica congregan a numerosos adeptos que, ya sea en forma competitiva o como mero esparcimiento parten desde clubes o establecimientos especialmente dedicados a la navegación.

o establecimientos especialmente dedicados a la navegación. Fotos: área recreativa También hay coincidencia de los

Fotos: área recreativa

dedicados a la navegación. Fotos: área recreativa También hay coincidencia de los Municipios de la Región

También hay coincidencia de los Municipios de la Región

en el desarrollo de campos de deportes y áreas recreativas

diseminadas en toda su geografía, para que la comunidad pueda hacer frecuente uso de canchas de fútbol, voley, basquet, piletas, etc.

117

Además de la práctica generalizada del fútbol, en los clubes de la Región Metropolitana Norte se destacan el rugby y el hockey, entre la variada gama deportiva. De la mano de una creciente toma de conciencia sobre la importancia de los espacios verdes, más sectores se están habilitando para caminantes, ciclistas y amantes de los pic- nics. Tanto la costa del Río de la Plata, como los corredores paralelos al Tren de la Costa, el Acceso Norte de la Ruta Panamericana y áreas cercanas al Camino del Buen Ayre se constituyen en ámbitos de descanso y recreación. En materia de gastronomía y entretenimiento, también las ofertas son variadas. A los restaurantes, parrillas y bares, se les suman cines, multicines, salas de espectáculos y centros culturales como alternativas para el tiempo libre. Un casino, el clásico Hipódromo y parques de diversiones con modernas atracciones para grandes y chicos, se incorporan al paisaje urbano de la Región Metropolitana Norte, para potenciar el dinamismo de su gente.

al paisaje urbano de la Región Metropolitana Norte, para potenciar el dinamismo de su gente. Foto:

Foto: Vías de acceso.

118

Resultados. Modelo en funcionamiento.

El área de la Rivera Norte, presenta un cuerpo de agua, el río, de contornos bien definidos. Las comunidades 56 de las riveras también tienen contornos bien definidos, aunque pueden determinarse en tamaño, escala o nivel de jerarquía del hábitat. De ésta manera, aunque es complicado hacerlo considerar todos los organismos que viven juntos en una zona, pero también se podría prestar atención a un grupo de taxonómico 57 . La zona de contacto entre el río (ambiente acuático) y la rivera (ambiente aeroterrestre) no constituye un límite estricto para algunos de los individuos, por ejemplo: las ranas o los coipos que lo atraviesan con mucha frecuencia, o también algunos insectos, los cuales mientras están en su fase larvaria se hallan en el agua y cuando son adultos y alados pasan su vida en el ambiente terrestre o aéreo. Esta riqueza ambiental permite describir las interconexiones entre los

ambiental permite describir las interconexiones entre los 5 6 La ecología de las comunidades se concentra

56 La ecología de las comunidades se concentra en el estudio de los conjuntos multiespecíficos de poblaciones que habitan un área determinada (comunidades) y de sus interrelaciones mutuas (Gallopín, G. 1995). 57 Todos los estudios comparativos sobre especies raras, extensión de la distribución de una especie, interacciones depredador-presa y otros muchos campos de la investigación sobre biología de las poblaciones se basan en el conocimiento de las especies taxonómicas existentes y su modo de vida. Casi todos los naturalistas tradicionales, en especial los botánicos, entomólogos y especialistas en organismos acuáticos, eran también taxonomistas. De hecho, sus estudios sobre el modo de vida de los organismos les sirvieron de gran ayuda en sus discriminaciones taxonómicas. Esta dualidad de especialistas se volvió mucho más rara después de que la ecología se emancipara de la historia natural, pero todos los buenos taxonomistas siguieron siendo buenos naturalistas. Lo que queda de la estrecha relación entre taxonomía y ecología se ha tratado en numerosas publicaciones, por ejemplo, Heywood (1973).

119

ecosistemas 58 acuáticos y los aeroterrestres. También permite que se establezca una gran variedad de interacciones o asociaciones interespecíficas (en la comunidad, entre diferentes especies) e intraespecíficas (dentro de la población, entre diferentes individuos). Por otra parte, los reemplazos de especies en la comunidad siguiendo gradientes de hábitats, también ocurren cambios en el tiempo, ciertas especies se extinguen localmente y son reemplazadas por otras que colonizan el lugar. Este esquema continuo de colonización 59 y extinción de especies en una localidad se denomina sucesión. Los procesos sucesionales pueden llegar a durar mucho tiempo, pero cuando se arriba a una comunidad estable donde los cambios son imperceptibles, se dice que se ha establecido una comunidad clímax. Las comunidades terrestres obtienen energía a través de la fotosíntesis de las plantas verdes. Sus recursos son: luz solar, dióxido de carbono, agua, nutrientes del suelo; y las condición es: la temperatura, que tiene influencia sobre la tasa de fotosíntesis. Los conceptos de flujo de energía en los ecosistemas, que describen en forma agregada las transformaciones de la energía captada por el sol por las plantas y sus transferencias a través de las cadenas alimentarias configurando tramas tróficas, y los conceptos de productividad ecológica (velocidad de producción de biomasa vegetal o animal) y eficiencia energética (relación

58 Un ecosistema implica la circulación, transformación y acumulación de energía y materia a través del medio formado por los seres vivos y sus actividades ( Mayr,Ernest, 1995). 59 Cada primavera estas bonitas flores pintan grandes extensiones del área de amarillo, pero son consideradas implacables colonizadoras: al no tener sus enemigos naturales, se extiende en forma descontrolada. Este avance está consumiendo el pajonal autóctono. Las especies nativas son las únicas que proveen el hábitat que requiere la fauna autóctona.

120

entre la asimilación de energía, producción de biomasa y otros parámetros, y la entrada de energía para diferentes organismos, poblaciones y niveles tróficos) han sido extensamente utilizados en la investigaciones sobre ecosistemas (Gallopín, G. 1995). Las comunidades acuáticas obtienen energía de la fotosíntesis de las plantas acuáticas y de las algas en aguas poco profundas, pero también reciben un aporte de energía a través de la materia orgánica muerta de otras comunidades, el río obtiene energía de las hojas de los árboles que caen en él. Sus recursos son: luz solar y nutrientes (principalmente nitrógeno y fósforo); y su condición: la diferencia de temperatura en el cuerpo de agua, la presión. Este ecosistema natural forma el bioma del Delta del Paraná. Existen diferentes ambientes. En primer lugar se ubica el juncal , donde llegan las olas del río haciendo ondear los Juncos, que son muy resistentes a las fuertes corrientes y a las mareas altas . Le siguen los matorrales ribereños compuestos por arbustos como el Sarandí Colorado, la Acacia Mansa, la Rama Negra y la Ludwigia . En el bosque inundable encontramos especies como el Ceibo, con sus llamativas flores de color rojo; el Aliso, de crecimiento rápido y corteza color gris verdosa que rara vez supera los 8 metros de altura y veinte metros de diámetro y el Sauce Criollo árbol de corteza agrietada y copa amplia0, que desde el río Chubut hasta el norte del país está presente en todos los cursos de agua. El Sauce puede presentarse de dos maneras distintas: como bosque denso, donde todos los ejemplares son de la misma

121

El Sauce puede presentarse de dos maneras distintas: como bosque denso, donde todos los ejemplares son

edad y forman una población homogénea; o intercalado con otras especies como las ya mencionadas. En los bosques podemos diferenciar 5 estratos: muscinal, herbáceo, arbustivo, arbóreo, y epífitico. Comparativamente, el Sauzal es más rico en plantas epífitas, como el Clavel del Aire, Barba de Monte, Cactus Rhipsalis, Mburucuyá , Uva del Diablo , etc. Los ambientes acuáticos, representados por pequeñas lagunas, se encuentran compuestos por: Cortaderas en las zonas más elevadas, Sarandí y Totoras en las orillas, y una densa vegetación flotante, compuesta principalmente de Helechitos de agua, Lenteja de agua y Repollito de agua, junto a una variedad de plantas sumergidas. En las orillas encontramos al Lirio Amarillo , una planta exótica de fácil dispersión y muy difícil de erradicar 60 . Llegando a las zonas más altas nos encontramos con el bosque seco, compuesto principalmente por Espinillo, Tala, Ombú , Coronillo y Lantana . Entre las especies foráneas se hallan el Ligustro, La Ligustrina y el Paraíso. FAUNA: lo componen las aves, representadas por más de 170 especies, aunque no todas están presentes en la misma época del año. Las aves más características de esta área natural, son las acuáticas como el Ipacaá, el Caraú y el Biguá. Este último se caracteriza por ser muy buen buceador y en general se lo suele ver posado en un palo o

60 Lirio Amarillo (Iris pseudacorus) Cada primavera estas bonitas flores pintan grandes extensiones de amarillo, son implacables colonizadoras: Al no tener aquí sus enemigos naturales, se extienden en forma descontrolada. Este avance esta "consumiendo" el pajonal autóctono. Recordemos que las especies nativas son las únicas que proveen el hábitat que requiere la fauna autóctona. No es fácil encontrar una manera certera y eficiente de combatir esta especie. Foto:

Noviembre 1999.

122

tronco con sus alas extendidas para secarlas al sol. También están presentes la Jacana, las Gallaretas y especies vistosas como la Garza Mora, la Garza Blanca y la Garza Bruja, que generalmente se encuentran posadas en los Ceibos que rodean a la laguna. El bosque en cambio es visitado por Zorzales, que frecuentemente buscan en el suelo lombrices, Carpinteros Reales, que con sus picos fuertes y agudos buscan insectos bajo la corteza de los árboles y los atrapan con su lengua larga y pegajosa, y entre los arbustos, la Tacuarita Azul, que ágil e inquieta, se mueve rápidamente entre la vegetación, con la cola siempre levantada. En la playa es muy común de ver a la Garza Blanca, la Gaviota Capucho Café, y en los juncales ribereños, el Junquero, el Tordo de Ala Amarilla y el Siete Colores de Laguna. Si bien la Refugio es reconocido por la cantidad y variedad de aves que lo habitan, existen otros seres, menos visibles como los anfibios. A modo de ejemplo mencionaremos a la Rana Criolla, que vive en lagunas y charcos temporarios, la Rana del Zarzal, que tiene la capacidad de cambiar el color de su cuerpo de acuerdo al sustrato en donde se encuentre, variando desde el verde brillante hasta el marrón y el Sapito Común. Representando a los reptiles se encuentra al Lagarto Overo, también llamado "Iguana", típico habitante del Refugio. Puede vérselo atravesando rápidamente los senderos o simplemente asoleándose durante las horas de calor. Su dieta es variada, se alimenta de insectos, huevos, moluscos, peces, roedores, anfibios y frutos. En las lagunas es frecuente ver a la Tortuga Pintada y a la de Cuello Largo, sobre piedras o troncos y lanzándose al agua al percibir algún sonido extraño. Aunque relativamente escasos debido a la escasa superficie del área y la presión de urbanización y recreación que soportan, las especies de mamíferos existentes son difíciles de observar debido a su pequeño tamaño y a sus hábitos nocturnos. Entre los más

123

destacables encontramos al Coipo o "Nutria" 61 , roedor muy asociado a los ambientes de agua dulce. Se alimenta principalmente de la vegetación que crece a orillas de los cuerpos de agua, que utiliza para construir nidos flotantes en los que descansa. Otro roedor muy frecuente es el Cuis Pampeano que se ve desplazado por la Rata Noruega, una especie exótica. Los Murciélagos, únicos mamíferos capaces de volar, suelen verse por la noche y se alimenta principalmente de insectos. Otro mamífero muy difícil de observar, pero existente es la Comadreja Overa, la hembra de este marsupial, posee en las mamas un pliegue cutáneo o bolsa, donde lleva sus crías en el período de lactancia y por lo general se encuentra en el sausal trepada en algún árbol.

general se encuentra en el sausal trepada en algún árbol. 6 1 Falsa “nutria”: es vegetariano,
general se encuentra en el sausal trepada en algún árbol. 6 1 Falsa “nutria”: es vegetariano,

61 Falsa “nutria”: es vegetariano, como brotes de diferentes plantas acuáticas. Sus grandes incisivos (solamente dos de arriba y dos de abajo) son de intenso color naranja y crecen continuamente. No posee dientes caninos. Frecuenta ambientes acuáticos y nada bien. Orejas, ojos y aberturas nasales se encuentran en la parte superior de la cabeza, lo que le permite estar casi totalmente sumergido mientras puede seguir respirando y observando lo que ocurre afuera del agua, como lo hacen los cocodrilos. Es un roedor de la familia MYOCASTORIDAE, del orden RODENTIA. En cambio la nutria es carnívora. Su dentadura esta adaptada para este fin, con grandes caninos bien afilados que contrastan con incisivos muy pequeños. En el agua es un agilísimo nadador que se desliza como un pez. Pertenece a la familia MUSTELIDAE, orden CARNÍVORA. Un buen ejemplo de nutria verdadera es el lobito de Río que seguramente ha pisado estas costas hace 50 años o más, pero ya es muy escaso, a tal punto que ha sido declarado Monumento Natural de la provincia de corrientes.

124

Fotos: Ecosistemas de la Rivera Norte (diferentes tomas), año 2003. Mencionaremos a continuación algunos ejemplos
Fotos: Ecosistemas de la Rivera Norte (diferentes tomas), año 2003. Mencionaremos a continuación algunos ejemplos

Fotos: Ecosistemas de la Rivera Norte (diferentes tomas), año 2003.

Mencionaremos a continuación algunos ejemplos que se observan en el modelo en funcionamiento.

La totora afecta el crecimiento de los juntos, pero no sucede lo inverso. Esta asociación es el amensalismo.

Entre la tararira y el pejerrey se establece una relación predador presa, o predación. El pejerrey y la mojarrita compiten por el alimento (peces más pequeños) es decir, exhiben competencia interespecífica. Entre los individuos de una misma población, como la mojarrita, se da la competencia intraespecífica por el territorio o el alimento.

Las larvas de sapos o renacuajos forman una asociación gregaria, temporal, para obtener alimento o protegerse.

La polinización de una sagitaria por la abeja es un ejemplo de mutualismo. Las abejas forman una agrupación estatal o sociedad, en que los individuos se defienden, obtienen alimentos y se reproducen entre sí.

125

La gallareta y el caracolero no compiten por el alimento, su asociación se conoce como neutralismo.

En el pelaje del coipo crecen ectoparásitos, como la garrapata y en el tubo digestivo endoparásitos como la tenia.

Algunas aves como la gallareta, forman familias de

individuos emparentados para cuidar a las crías. Se habla entonces de asociación familiar. Cabe señalar, que si nos remontáramos algún tiempo atrás, es seguro que la zona era poblada también por carpinchos, tucu-tucu, mulitas y ciervos.

Conclusiones. El área estudiada nos permite entender que los procesos y estructuras ecológicas tienen dimensiones características de tiempo y espacio. La variedad y complejidad del sistema ecológico nos da la idea de que los sistemas son entidades físicas y que funcionan dentro de las limitaciones físicas y químicas que gobiernan las transformaciones energéticas. En síntesis, todos los sistemas ecológicos intercambian material y energía con sus entornos. Cuando los ingresos y egresos se equilibran, se dice que el sistema se encuentra en estado de equilibrio. Se reconoce que el sistema está sometido al cambio evolutivo, resultado de la supervivencia y la reproducción diferencial, dentro de las poblaciones, de individuos que muestran diversos rasgos genéticamente determinados. Como resultado de esta selección natural, los organismos muestran adaptaciones a las condiciones del medio. La diversidad de sistemas ecológicos es generada por la proliferación de especies en un ambiente heterogéneo. La variación espacial en las condiciones promueve diferencias entre las especies que viven en distintos hábitat. Las

126

interacciones entre las poblaciones en sus hábitat también promueven la diversificación local de las especies. Por otra parte, del presente trabajo, se deduce que existen ciertos problemas para la conservación de la Ribera Norte. Siendo que la Ribera Norte se encuentra ubicada en una zona urbana, se ve expuesta a múltiples problemas de coexistencia entre lo que se intenta preservar y las acciones humanas.

PERDIDA DE HÁBITAT CIRCUNDANTE - Recientemente se ha producido la destrucción de los hábitats naturales a lo largo de la franja costera. Muchas áreas se han convertido en "zonas parquizadas", es decir, paseos de fácil transito, casi "plazas". Esto implica el "desmalezado" de áreas donde, hasta ahora, brotaba la flora autóctona atrayendo mucha fauna. Hoy estos espacios convertidos en paseos, solares de clubes y "decks" de restaurantes, no albergan vida silvestre. La reserva, entonces, se encuentra cada vez más aislada, sin "zonas de amortiguación". Esto está causando la disminución de algunas especies de aves que realmente necesitan un espacio mayor que el proporcionado por la reserva. Relleno costero - Continúa la descarga de escombros en la costa del río. Los terrenos inundables se aislan con murallas y albardones, dando la espalda al río y cuartando la posibilidad de crecimiento de juncales, que constituyen ideales amortiguadores naturales del oleaje costero. Estas acciones reducen aún más los espacios silvestres y modifican la costa de manera irreversible.

FLORA INVASORA - Muchas plantas provenientes de otras latitudes invaden la reserva. Por su voracidad y sensacional éxito de crecimiento,

127

éstas reemplazan a las especies nativas. Las más dañinas son: Lirio Amarillo, Ligustro y Ligustrina, y el Ricino, provenientes del mediterráneo y de Asia. Estando inmersa en una zona netamente urbana, son muchas las especies foráneos que están presentes. En la página de este sitio que trata sobre Plantas Exóticas encontrarás fotos de algunas de ellas.

FAUNA INVASORA - Este problema se da en diversos grupos de especies: aves, mamíferos, moluscos, animales domésticos, etc.

Aves:

En Ribera Norte se pueden ver diversas aves que no son nativas. Podemos agruparlas así:

Aves Exóticas Invasivas: Quizás el principal problema es la reciente aparición del Estornino Pinto. Es que viene con antecedentes terroríficos:

esta especie de Europa ha colonizado todo Norteamérica desde Alaska hasta Yucatán, donde causa estragos tanto a las actividades agrícolas como a la fauna silvestre. Esta introducción es responsabilidad del hombre, quien trasladó casales de un lado al otro del Atlántico, la barrera natural que funcionó efectivamente durante millones de años. Si esta especie sigue aquí el mismo patrón de expansión que se produjo en el Norte, seguramente veremos un crecimiento explosivo de su población, con posibles efectos devastadores en ciertas especies, y arruinando a campos, granjas y huertas. El combate de esta nueva "plaga" causará muchas bajas en nuestros bichos nativos. Otra especie invasora, conocida por todos, es el Gorrión. Es de origen Europeo y fue introducido hace más de 100 años. Hoy habita en todo el país - desde la puna más

128

alta y árida hasta Tierra del Fuego. Pero felizmente, siguiendo el mismo patrón que lo caracteriza en tantos otros países que ha invadido, esta especie se restringe a las zonas pobladas. Es por eso que difícilmente se vea dentro de la reserva. Notablemente, con solo cruzar el portón y entrar a la reserva, uno deja de ver gorriones. Igualmente se dice que ha desplazado al Chingolo y en especial al Jilguero, que anteriormente era muy común en las plazas. Otras especies de aves exóticas que aparecen en la zona:

-Obispo.Rojo…/…-Verderón Aves asilvestradas que son nativas de otras zonas de Argentina. Cada vez es más frecuente ver o escuchar el sobrevuelo de especies de loros que normalmente no deberían estar en esta zona: loros barranqueros, loros cabeza negra, loros habladores, catita chirirí, calancate ala roja, etc. Se supone que muchos provienen de operativos de control de tráfico de fauna. Las autoridades los incautan y, siguiendo el simple precepto que las aves deben ser libres, se liberan. Vale decir, en este caso no se consideran factores de resguardo del medio ambiente. Al liberarlos se siembra un potencial problema. Otros loros son liberados intencionalmente por almas bondadosas que los compran en la veterinaria "de lástima" con la única finalidad de devolverles la libertad, sin saber que al hacerlo potencialmente causan varios daños a la vez: Siendo animales que han vivido enjaulados, pueden tener parásitos que pueden pasar a la fauna silvestre saludable. Y lo peor: al ser comprados, motivan al vendedor de pajaritos a encargar más aves a su acopiador o "proveedor habitual". Y eso

129

significa más animales extraídos de la naturaleza, literalmente robados del monte. Cuando no, esa captura implica la muerte de los padres para tomar los pichones, o la muerte de la cría en el nido cuando son capturados los adultos. Y muchos mueren en el camino. Cada pajarito vivo en la jaula esconde muchas muertes. Moluscos:

El Río de la Plata es hábitat para varias especies de moluscos nativos. Son caracoles y almejas de agua dulce, para decirlo en complicado, "dulceacuícolas". Pero, de nuevo, la inocente mano del hombre, esta vez en la forma del comercio transoceánico entre puertos de agua dulce, ha traído aquí diversas especies de bivalvos provenientes de Asia. Las introducciones son recientes (algunas tiene menos de 10 años), y son muy serias. Se da por hecho que causarán graves problemas tanto a las instalaciones industriales (tomas y descargas de agua en plantas y usinas), como también a la fauna silvestre. Una especie, el llamado "mejillón dorado", se ha expandido en 9 años por la cuenca del Plata hasta Misiones, reemplazando en su camino a las especies de moluscos nativos Mamíferos:

Muchos roedores exóticos (ratas y ratones) se alimentan de huevos o crías de otras especies nativas. Pero también aportan lo suyo: las ratas son bocado predilecto de los grandes lagartos overos, que salen de su hibernación con los primeros calores del verano, y cazan estos roedores en dramáticos combates. Animales Domésticos - perros y gatos:

130

El ingreso a la zona de perros "cimarrones" ha causado problemas en la población de coipos. Los gatos domésticos también se dan el festín consumiendo aves silvestres.

BASURA - En ocasión de mareas altas y sudestadas el Río de la Plata arroja al predio inmensas cantidades de basura (también llamada "residuos culturales" por los ambientalistas). Está compuesta por botellas vacías, bolsitas plásticas, trozos de telgopor y otros residuos flotantes no biodegradables. Somos nosotros, los habitantes de esta gran ciudad, quienes descuidamos donde arrojamos nuestros desperdicios. Así como "todo lo que sube, baja", es que todo lo que tiramos al río termina siendo "devuelto".

CONTAMINACIÓN - Las aguas del río y desagües pluviales están contaminadas con diversas sustancias nocivas para todas las formas vivientes. Productos químicos de curtiembres, fertilizantes que llegan al cauce del Paraná de las arroceras del norte, combustibles y detergentes, etc.

CONTAMINACIÓN SONORA - Ribera Norte es una isla en cuanto a la notable cantidad y diversidad de animales silvestres que allí viven, escondidos, pero no esta aislada acústicamente de su entorno urbano, por lo que recibe diversos "ecos" sonoros. Entre ellos podemos citar:

o Del entorno aéreo: aeronaves de línea y helicópteros pasan lejos, pero por supuesto igualmente se oyen. Existen restricciones al paso de aeronaves por encima de la reserva, pero es frecuente ver algún helicóptero liviano que las desconoce. En ocasiones algún parapente motorizado, otro volador

131

molesto es el gomón con ala delta que en la zona ofrece paseos turísticos a confiados turistas. Pero ni uno ni otro advierten que el rugido de su motor se hace insoportable para los que no están volando. Lo cual provoca un impacto sobre la fauna. o Del entorno terrestre: Las diversas actividades períféricas en ocasiones aportan sus decibeles: competencias deportivas con público en los clubes, música, anuncios con megáfono, algún vehículo ruidoso en la calle, y hasta una poderosa "propaladora" que insiste en anunciar a todo el mundo la compra de calefones usados. Del entorno fluvial: lanchas a motor y jet- ski, en ocasiones producen ruidos molestos. Cabe señalar que el mal uso de la modernidad, provoca la destrucción de hábitats naturales, sin detenerse mínimamente a reflexionar sobre el sistema natural sobre el cual se quiere intervenir, desconociendo su funcionamiento y los impactos que podría ocasionar esas acciones del hombre en el ambiente natural.

o

132

3.2 SUSTENTABILIDAD E INDICADORES SOCIOAMBIENTALES.

Tema: Contaminación del Riachuelo en el área Matanza- Esteban Echeverría por efluentes industriales.

Hipótesis: La contaminación de las aguas del Riachuelo en el área Matanza-Esteban Echeverría, se debe al escaso control de las plantas de tratamiento y al número insuficiente de las mismas en relación a la densidad industrial.

Variable dependiente: La contaminación de las aguas del Riachuelo en el área Matanza-Esteban Echeverría.

Variable independiente:

-Se debe al escaso control de las plantas de tratamiento. -Y al número insuficiente de las mismas. -en relación a la densidad industrial.

Los indicadores se construyen para:

Evaluar la contaminación en el Riachuelo en el área Matanza-Esteban Echeverría.

Establecer la relación existente entre el escaso control de las plantas de tratamiento y el número de las mismas.

Identificar el nivel de contaminación relacionado con la densidad industrial.

133

Objetivo General: Minimizar la contaminación ambiental de los recursos naturales (Contaminación del Riachuelo en el área Matanza-Esteban Echeverría) por efluentes industriales.

Objetivos específicos:

Objetivo Específico 1:Interiorizarnos acerca del grado de

conocimiento que presenta la población respecto situación ambiental.

la

a

Actividad 1 para el objetivo esp. 1: Realizar una encuesta para conocer el nivel de conocimiento por parte de la población general del área Matanza-Esteban Echeverría. Actividad 2 para el objetivo esp. 2: Realizar otra encuesta para conocer el nivel de conocimiento pero, únicamente, de los actores directos (pobladores del área) ; dado que ellos son los expuesto directos.

Objetivo

población

conozca los riesgos a los que está expuesto, por el vertido de efluentes industriales en el área Matanza-Esteban Echeverría.

Lograr

Específico

2:

que

toda

la

Actividad 1 para el objetivo esp. 2: Realizar y colocar carteles que contengan un epígrafe del problema y la dirección del lugar donde se llevará a cabo una charla, la cual está destinada a orientar a la población para que conozca la situación y para que se integre a la misma en busca de soluciones. Actividad 2 para el objetivo esp. 2: Llevar a cabo la charla, la cual dará lugar para que los habitantes del área Matanza-Esteban Echeverría que sufren físicamente las

134

consecuencias de la contaminación, expongan sus experiencias. Para que el resto de la población, tengan una referencia real de los hechos ocurridos.

Actividad 3 para el objetivos esp.2: Realizar una exposición, sobre los efectos reales, potenciales y futuros, de la contaminación de las aguas del Riachuelo en el área Matanza-Esteban Echeverría. Resaltando, los daños ambientales irreparables.

servir de guía para visualizar las

causas, comparar situaciones y evaluar condiciones que permitan la comunicación y la participación que tiendan a incentivar e integrar, desarrollar las soluciones para evitar la contaminación, con la participación activa de la población para que cambien su conducta y realicen acciones que les permitan resolver su problema ambiental.

Objetivo Específico 3:

Actividad 1 para el objetivo esp. 3: Realizar debates entre todos los actores involucrados, para llegar a las soluciones viables. (debate oral)

Actividad 2 para el objetivo esp. 3: Realizar un control de todas las soluciones propuestas, es decir exponerlas, para que toda la población salga beneficiada y no solamente una parte de ella. (exposición de diapositivas en cañón o exposición en filminas)

Actividad 3 para el objetivo esp. 3: Realizar folletos o volantes publicitarios para dar a conocer, al resto de la población que no participó de las charlas, ni de los debates, de las soluciones implementadas para minimizar la contaminación de las aguas del Riachuelo en el área Matanza-Esteban Echeverría.

135

Actividad 4 para el objetivo esp. 3: Distribución de los folletos o volantes entre todos los miembros de la población, no solamente del área Matanza-Esteban Echeverría, sino del área total de la cuenca.

Objetivo específico 4: Dejar una constancia del proyecto ambiental, es decir, emitir un escrito que contenga las soluciones y hechos llevados a cabo. Para que las generaciones futuras tengan referencias de la sucedido.

Actividad 1 para el objetivo esp. 4: Realizar un manual (o similar de bajo costo) que contenga un resumen de todos los temas tratados respecto a la contaminación de las aguas del Riachuelo en el área Matanza-Esteban Echeverría, por efluentes industriales.

El mismo aludirá a 3 secciones o áreas principales de desarrollo:

La importancia del

Sección

I:

control

de

las

plantas de

tratamiento y el número suficiente

en densidad industrial.

de

la

las

mismas

relación

a

Sección II: Las consecuencias de la contaminación de las aguas del Riachuelo por efluentes industriales.

Sección III: Las soluciones arribadas, para el control de las plantas de tratamiento y el número suficiente de las mismas en relación a la densidad industrial.

136

Actividad 2 para el objetivo esp. 4: Distribución del manual entre todos los integrantes de la cuenca Riachuelo, enfatizando la posesión de ellos de los pobladores de del área Matanza-Esteban Echeverría, dado que son los afectados directo.

Descripción del área / problema.

En la últimas décadas se está viviendo una relevante preocupación por la cuestión ambiental, la contaminación y los problemas globales son motivo de atención de políticos, académicos y ciudadanos; extendiéndose al campo de la economía, ya que esta problemática ambiental desencadenará consecuencias negativas para el desarrollo. Actualmente se invoca al desarrollo sustentable en el plano ambiental como para el económico, tanto en un barrio como en un documento gubernamental. Esta problemática ambiental, genera una crisis ambiental, la cual es una crisis de la civilización y una crisis de un modelo económico, tecnológico y cultural. Según Galano Carlos (2002), la crisis ambiental es la expresión de la crisis de un modelo de pensamiento conformado en la Modernidad, prohijado en los barros contaminados del paradigma de simplificación. Pero, especialmente esa crisis se expresa en la ignorancia de los límites de la naturaleza, en la sobre economización de la vida y en la carencia de una razón sustantiva que orienta el proceso de la historia. El concepto de ambiente implica más allá de un balance entre crecimiento económico y conservación de la naturaleza, la cultura y la participación social para construir estilos diversos de desarrollo sustentable, igualitario, descentralizado y autogestionario, capaz de satisfacer las

137

necesidades básicas de las poblaciones, respetando su diversidad cultural y mejorando su calidad de vida (Leff, Enrique, 1999). La cuenca Matanza-Riachuelo abarca parte de la Capital Federal y once partidos de la provincia de Buenos Aires, atraviesa una zona sumamente industrial y urbanizada de nuestro país y desemboca al sur de la ciudad de Buenos Aires. Pese a que ambos ríos ( el río Matanza y el Riachuelo) ya están altamente contaminados, siguen recibiendo cantidades desconocidas de desechos industriales, desagües urbanos y aguas servidas provenientes de los hogares. No es posible controlar todos los contaminantes que pueden llagar a las aguas y resulta preferible recurrir a la determinación de algunas características fundamentales, teniendo en cuenta determinados parámetros a medir. Para el control de la calidad de los efluentes se estima necesario medir los siguientes parámetros en los análisis normales:

1. Contenido en compuestos orgánicos disueltos (COT, DQO, DBO).

2. Contenido en compuestos nitrogenados orgánicos y amoníaco (método del nitrógeno orgánico total de Kjeldahl.)