Sei sulla pagina 1di 19
ADVISORY SERVICES La adopción de las IFRS en Argentina KPMG ARGENTINA
ADVISORY SERVICES La adopción de las IFRS en Argentina KPMG ARGENTINA

ADVISORY SERVICES

La adopción de las IFRS en Argentina

KPMG ARGENTINA

© 2009 Sibille, sociedad civil argentina y una firma miembro de la red de firmas

© 2009 Sibille, sociedad civil argentina y una firma miembro de la red de firmas miembro independientes de KPMG afiliadas a KPMG International, una cooperativa suiza. Derechos reservados.

KPMG y el logotipo de KPMG son marcas registradas de KPMG International.

Diseñado por el equipo de Servicios Creativos - Marketing y Comunicaciones - Buenos Aires, Argentina.

Contenido

Oportunidades y desafíos

04

Oportunidades

06

Desafíos

13

Conclusiones

17

04

La adopción de las IFRS en Argentina

Oportunidades y desafíos

La Argentina se dirige a la adopción de las Normas Internacionales sobre Información Financiera (IFRS por sus siglas en inglés). En una primera etapa están obligadas a su aplicación las empresas que cotizan títulos públicos, con excepción de las entidades financieras y compañías de seguros.

La Comisión Nacional de Valores, mediante la Resolución General N° 562, requiere la presentación bajo IFRS para las empresas comprendidas en el alcance mencionado, a partir de los ejercicios iniciados el 1 de enero de 2012. Se trata sin dudas de un proceso complejo que las mismas IFRS regulan mediante la IFRS 1 First-time adoption (NIIF 1 Adopción por primera vez de las Normas Internacionales sobre Información Financiera).

Un cambio en la aplicación de una norma contable implica registrar su efecto retrospectivamente, salvo que la nueva norma defina otro tratamiento. IFRS 1 prohíbe la implementación retrospectiva para ciertas áreas, mientras que la requiere en otras, y para áreas en las cuales el cálculo retroactivo puede ser sumamente laborioso y costoso, se permite ciertas opciones y simplifica- ciones que son sólo aplicables en la transición inicial.

laborioso y costoso, se permite ciertas opciones y simplifica- ciones que son sólo aplicables en la

La fecha de transición es la fecha de inicio del ejercicio más antiguo que se presenta como información comparativa. Si la sociedad tiene cierre de ejercicio el 31 de diciembre, los primeros estados contables bajo IFRS serán los finalizados el 31 de diciembre de 2012, que requieren la presentación comparativa con los del ejercicio anterior. En consecuencia, la fecha de transición será el inicio del ejercicio finalizado el 31 de diciembre de 2011, es decir el 31 de diciembre de 2010. Los estados contables al 31 de diciembre de 2012 incluirán tres estados de situación patrimonial: al 31 de diciembre de 2012 (los de cierre), al 31 de diciembre de 2011 (presentados como información comparativa) y al 31 de diciembre de 2010 (fecha de transición).

Este documento tiene como objetivos:

1. Detectar las oportunidades que brindan las opciones de la IFRS 1 en la

adopción inicial para nuestro contexto, mediante el análisis de su posible impacto en la valuación del patrimonio a la fecha de transición y en la determinación futura de resultados.

2. Realizar un acercamiento a los desafíos que importan la adopción de IFRS,

al analizar las áreas de mayor complejidad en su aplicación.

a los desafíos que importan la adopción de IFRS, al analizar las áreas de mayor complejidad

06

La adopción de las IFRS en Argentina

Oportunidades

Con la adopción inicial, la Sociedad debe tomar decisiones sobre alternativas de valuación que se permiten únicamente en ese momento.

El impacto de estas alternativas para la Sociedad debería ser cuidadosamente estudiado, porque su selección puede tener un impacto relevante en la valuación del patrimonio a la fecha de transición y de los resultados subsecuentes.

Bienes de uso

Bajo las normas contables profesionales argentinas (NCP), los bienes de uso se valúan a su costo menos depreciaciones. Adicionalmente hay que considerar particularidades locales adicionales:

• el ajuste contable por inflación reconocido en 2002 y 2003,

• los ajustes de excepción registrados como consecuencia de la devaluación

de enero de 2002 (se permitió la activación de diferencias de cambio en ciertos bienes o la valuación de ciertos bienes a su valor de reposición con contrapartida en una reserva del patrimonio neto),

• la activación optativa de carga financiera.

Las IFRS permiten que los bienes de uso se valúen a costo menos depreciaciones, sin embargo:

• el ajuste por inflación del período 2002 y 2003 no es aceptable para IFRS, debido a que dicho período que no fue considerado hiperinflacionario para

IFRS (no se cumplió con el requisito de una inflación acumulada superior al 100% medida por el Índice de Precios al Consumidor),

• la activación de diferencias de cambio no es admisible bajo IFRS,

• si bien IFRS permite la revaluación de bienes de uso, de elegirse esta

alternativa, existen requisitos y restricciones que el ajuste de excepción no cumplen, • IFRS requiere la activación de intereses, nuestro concepto de carga financiera es más amplio ya que incluye indexaciones, diferencias de cambio y otros gastos.

Por otra parte, existen requerimientos en IFRS que no son siempre aplicados localmente, como por ejemplo el reconocimiento de las obligaciones de retiro de activos: cuando existe la obligación de retirar o desmontar bienes, el valor razonable de la obligación se considera parte del costo del bien adquirido o construido.

El recálculo del valor residual de los bienes de uso de acuerdo a IFRS puede ser muy laborioso y costoso.

Para facilitar la transición, IFRS permite:

1. Valuar los bienes de uso a su “valor razonable” a la fecha de transición (o a una fecha anterior) y el cual se asimila al “costo” a dicha fecha. Esto significa que se puede realizar un revalúo técnico, el cual es considerado el nuevo costo, por lo cual cualquier diferencia con la valuación anterior se imputa a resultados acumulados, no a una reserva especial. Asimismo, como se aplica el modelo de costo y no el modelo de revaluación, no se requiere la realización periódica de revaluaciones técnicas.

2. Valuar los bienes de uso a su “valor razonable” a una fecha anterior.

Nuestro ajuste por inflación de período 2002-2003 podría ser considerado un ajuste a valor razonable, ya que cumple con los requisitos de haber sido

aplicado por las normas locales y haberse aplicado un índice general de precios.

3. La activación de intereses, se puede realizar retrospectivamente o se

puede optar por comenzar la activación a partir de la fecha de transición o una fecha anterior.

4. Se permite un cálculo simplificado, tanto la previsión como el costo de

retiro o remoción de activos que forma parte de bienes de uso a la fecha de transición: se determina el valor de la deuda como el valor razonable de la misma, y se determina el valor residual de lo que se debió haber activado considerando el valor actual de la deuda a su fecha de inicio y depreciado desde ese momento hasta la fecha de transición.

el valor actual de la deuda a su fecha de inicio y depreciado desde ese momento

08

La adopción de las IFRS en Argentina

Combinaciones de negocios

La norma de combinaciones de negocios vigente (IFRS 3 rev. 2008) puede ser aplicada a partir de la fecha de transición o para todas las combinaciones de negocios ocurridas a partir de una fecha determinada.

Tanto la norma local como IFRS 3 requieren que se confeccione el estado de situación patrimonial de la sociedad adquirida a la fecha de transferencia del control, valuando activos y pasivos a su valor razonable. Sin embargo, las normas no son iguales y las principales diferencias son:

• Para IFRS los gastos directos de la adquisición (honorarios de asesores, due dilligence, etc.) se imputan a resultados, mientras que localmente se los considera parte del costo de adquisición.

• En caso de existir ajustes de precio basados en hechos futuros

(consideraciones contingentes), bajo IFRS el valor razonable de esa obligación contingente se reconoce como parte del costo de la adquisición. Bajo normas

contables profesionales, el monto contingente que eventualmente se abonaría, se lo considera parte del costo de adquisición en la medida que su erogación sea “probable” 1 y medible.

• Las reestructuraciones en la empresa adquirida, que fueran decididas por el adquirente, para IFRS no se reconocen como pasivo a la fecha de la adquisición, mientras que son reconocidas como pasivo en el estado de

situación patrimonial de la adquirida a la fecha de compra bajo nuestra norma si cumplen ciertas condiciones.

• Para IFRS las contingencias de la empresa adquirida a la fecha de la compra, se reconocen a su valor razonable, mientras que para nuestras normas se reconocen por el valor estimado de la erogación en la medida que sean “probables”. El valor razonable de una deuda contingente se determina como el valor ponderado de la salida de recursos bajo diferentes escenarios. Una situación contingente “posible” o “remota” no se reconoce bajo norma local, pero si tiene un valor razonable para IFRS.

• Cuando el costo de la adquisición supera el valor razonable de los activos

netos adquiridos, la diferencia se reconoce como una Llave de negocios, que para IFRS no se deprecia. Localmente la Llave de negocios puede tener una vida útil definida y por lo tanto se deprecia en dicho plazo o una vida útil indefinida por lo que no se deprecia.

1 “Valor razonable” significa, en este contexto, considerar los posibles escenarios de la obligación contingente, valorizar cada uno de ellos y ponderarlos por su probabilidad de ocurrencia.

• Cuando el costo de la adquisición es inferior al valor razonable de los

activos netos adquiridos, para IFRS la diferencia se reconoce en resultados inmediatamente, mientras que para nuestras normas la ganancia se difiere en el plazo que se estima que la adquirida generará pérdidas o si no se esperan pérdidas futuras, en el plazo de vida útil remanente de los activos no corrientes.

Si se opta no ajustar retroactivamente las combinaciones de negocios anteriores aplicando IFRS 3 (rev. 2008), se requiere:

• Dar de baja los activos intangibles 2 que no cumplen con los requisitos para ser reconocidos como activos de acuerdo con IFRS, con contrapartida en Llave de negocios. • Dar de baja otros activos o pasivos que no cumplen con los requisitos para ser reconocidos como activos de acuerdo con IFRS, con contrapartida en resultados acumulados (por ejemplo la previsión para despidos de la empresa adquirida).

• Reconocer los activos o pasivos que no lo fueron originalmente, pero

cumplen con los requisitos para ser reconocidos de acuerdo con IFRS (por ejemplo, si la empresa adquirida tiene un contrato de alquiler en

condiciones favorables, el valor razonable de este contrato se lo reconoce como un activo intangible).

• Realizar un análisis de deterioro de la Llave de negocios a la fecha de transición y eventualmente registrar la pérdida de valor.

• No revertir la depreciación de llave que se hubiera registrado.

2 Un activo intangible se reconoce si cumple con la definición de activo (un recurso controlado por la entidad como resultado de un hecho pasado, del cual se espera surgirán beneficios económicos futuros para la entidad), es separable (puede ser separado o dividido de la entidad y vendido, transferido, licenciado, alquilado o intercambiado) y surge de un derecho contractual o legal.

10

La adopción de las IFRS en Argentina

Inversiones en sociedades del exterior

El resultado de conversión de inversiones en sociedades del exterior se imputa a una línea especial dentro de Otros resultados integrales, hasta que la inversión sea vendida o de otra forma dada de baja.

Para la adopción de IFRS, la Sociedad puede elegir no recalcular el saldo acumulado del resultado de conversión y considerar que el mismo es nulo.

Planes de pensión

Si la Sociedad se obligó a realizar pagos al empleado con posterioridad a su retiro (por ejemplo a partir de su fecha de jubilación y hasta su fallecimiento por un monto equivalente al 50% de su última remuneración), la deuda se origina durante el plazo en el cual el empleado presta servicios y se devenga contablemente en dicho plazo.

El cálculo de la estimación de esta deuda es complicado y requiere que un actuario la determine, en base a premisas actuariales y financieras (expectativa de vida, probabilidad de que el empleado se jubile mientras trabaja en la empresa -es decir que no renuncie-, sea despedido o muera antes, monto de la remuneración a la fecha de jubilación, tasa de interés para calcular el valor actual de la deuda, etc.).

Los cambios en las premisas de un ejercicio a otro implican una modificación de la deuda acumulada que no se reconoce en resultados inmediatamente, sino que se difiere. Si el monto supera ciertos límites (el denominado “corredor” que es el 10% del mayor entre la deuda y los eventuales fondos acumulados para abonar dicha deuda), se amortiza en el plazo de vida laboral remanente. De otra forma, la diferencia se imputa a resultados cuando finaliza el plan. El empleador puede elegir un método de reconocimiento acelerado de estas ganancias o pérdidas actuariales no registradas.

IFRS 1 permite que para la adopción inicial, la entidad mantenga sin reconocer estos saldos o que los registre con contrapartida en resultados acumulados a la fecha de transición.

Clasificación de activos y pasivos financieros

Un instrumento financiero es cualquier contrato que da lugar, simultánea- mente, a un activo financiero a una entidad y a un pasivo financiero o a un instrumento de patrimonio en otra entidad.

Un activo financiero puede ser: efectivo, acciones de otra entidad, un derecho contractual a recibir efectivo u otro activo financiero o que permita canjes de activos o pasivos financieros en condiciones potencialmente favorables.

Un pasivo financiero puede ser: una obligación contractual a entregar efectivo u otro activo financiero o que permita canjes de activos o pasivos financieros en condiciones potencialmente desfavorables.

Disponibilidades, inversiones temporarias, créditos por ventas, cuentas por pagar comerciales, préstamos, son algunos ejemplos de activos y pasivos financieros.

Las IFRS requieren que cuando se reconoce inicialmente un activo financiero, el mismo sea clasificado en alguna de las siguientes categorías:

• Valuado a su valor razonable con cambios en el valor en resultados. Son

instrumentos que se mantienen como intención de ser negociados, o que son designados dentro esta categoría en la medida que:

Se trate de instrumentos combinados o híbridos, es decir que contienen un derivado incorporado. La Sociedad puede elegir valuar el instrumento combinado a su valor razonable con cambios en el valor en resultados para evitar la desagregación del instrumento principal y del derivado.que son designados dentro esta categoría en la medida que: Valuar un instrumento a su valor

Valuar un instrumento a su valor razonable con cambios de valor en resultados reduce o elimina alguna incoherencia en la medición que de otra forma surgiría al utilizar diferentes criterios para medir activos y pasivos o para reconocer resultados de los mismos sobre bases diferentes.la desagregación del instrumento principal y del derivado. El rendimiento de un grupo de activos o

El rendimiento de un grupo de activos o de pasivos o de ambos se gestiona y evalúa según su valor razonable, en función de una estrategia de inversión o gestión del riesgo que la entidad tenga documentada.reconocer resultados de los mismos sobre bases diferentes. • Mantenidas hasta su vencimiento. Son activos financieros

• Mantenidas hasta su vencimiento. Son activos financieros no derivados

cuyo monto es fijo o determinable y con vencimiento también fijo. Si la entidad tiene la intención y posibilidad de conservarlos hasta su vencimiento, los valúan a su “costo amortizado”, es decir, costo más intereses devengados en función de su tasa interna de retorno.

12

La adopción de las IFRS en Argentina

• Préstamos y cuentas a cobrar. Son activos financieros no derivados de

monto fijo o determinable que no se negocian en un mercado activo. Se valúan a su costo amortizado.

• Disponibles para su venta. Son activos financieros no derivados que no son

clasificados bajo ninguna de las categorías anteriores. Son valuados a su valor

razonable con cambios en el valor en el patrimonio neto.

Por su parte, las IFRS requieren que cuando se reconoce inicialmente un pasivo financiero sea clasificado en alguna de las siguientes categorías:

• Valuado a su valor razonable con cambios en el valor en resultados (tiene los mismos requisitos que para activos financieros).

• Préstamos y cuentas por pagar. Son pasivos financieros no derivados de monto fijo o determinable que no se negocian en un mercado activo.

IFRS 1 permite que la entidad clasifique sus activos y pasivos financieros

a la fecha de transición, con independencia de cómo fueron categoriza- dos anteriormente.

La recientemente emitida IFRS 9 reduce las categorías de activos financieros a dos, considerando el modelo de negocios de la entidad para administrar y las características de los flujos de fondos contractuales del activo financiero:

Activos financieros que serán valuados a su valor razonable.de los flujos de fondos contractuales del activo financiero: Activos financieros que serán valuados a costo

Activos financieros que serán valuados a costo amortizado.financieros que serán valuados a su valor razonable. Esta norma tiene vigencia a partir de ejercicios

Esta norma tiene vigencia a partir de ejercicios iniciados el 1 de enero de 2013 y se permite su aplicación anticipada.

Sin embargo, para quienes adopten IFRS por primera vez, se puede aplicar retrospectivamente hasta ejercicios iniciados el 1 de enero de 2011.

Cuando ya se realizó la adopción inicial para fines de consolidación de la controlante

Si la Sociedad es subsidiaria de una entidad que ya realizó la transición a IFRS,

se pueden valuar los rubros del estado de situación patrimonial a la fecha de su transición, utilizando los valores que reportados a fines de consolidación de su controlante. Dichos valores toman como base los ajustes realizados a los fines de consolidación a la fecha de transición de la controlante a IFRS.

Desafíos

El primer desafío que nos presentan las IFRS es que las mismas recién empiezan a ser difundidas masivamente en nuestro medio. Una barrera para su difusión es el idioma, recordamos que se emiten originalmente en inglés, y las traducciones al español se difunden con cierta demora.

Por otra parte, las IFRS se modifican periódicamente, en forma anual como mínimo, con lo cual requieren una actualización constante.

La adopción de IFRS requiere repasar cuidadosamente las políticas y procedimientos contables que aplica la Sociedad para detectar áreas que requieran modificaciones por el cambio de normativa. Algunos ejemplos:

• Reconocimiento de activos: la activación de costos de iniciales de una

nueva operación no está permitida bajo IFRS pero si bajo la norma local.

• Reconocimiento de pasivos: como no hay lineamientos específicos, es

posible que localmente se hayan registrado algunas provisiones que no son admitidas por IFRS, como por ejemplo la provisión para futuros mantenimientos de planta programados.

• Clasificación de instrumentos como de pasivo o patrimonio: si bien las

normas locales incluyen ciertos lineamientos para definir si un instrumento

es de pasivo o patrimonio, las pautas de IFRS son mucho más extensas

y

definidas.

Reconocimiento de ingresos: las IFRS incluyen pautas claras para distinguir

si

una operación se realiza en carácter de principal o de agente. Si se considera

que la Sociedad está actuando en condición de agente, entonces el ingreso (venta) se reconoce por el margen o comisión y no por el importe total de la operación. Esta distinción no está incluida en normas locales y puede haber

originado discrepancias en el tratamiento contable.

• Valuación de activos: por ejemplo bienes de cambio se valúan a su costo de

reposición para las normas locales, mientras que el criterio de valuación es

costo para IFRS.

A continuación, se analizan algunas áreas que pueden dar lugar a diferencias

de normativa que pueden ser particularmente problemáticas.

14

La adopción de las IFRS en Argentina

Bajas de activos y pasivos financieros

Las IFRS definen que la baja de activos financieros se realiza cuando expiran los derechos contractuales sobre los flujos de efectivo del activo financiero, o cuando se realiza una transferencia que cumple con las siguientes condiciones:

• Se transfieren los derechos a recibir los flujos de efectivo de un activo o se

asume la obligación contractual de transferir los fondos una vez cobrados: por ejemplo, en una operación de cesión de facturas (factoring), la entidad pudo haber comunicado a sus clientes de la transferencia del crédito y requerirles que le paguen directamente al nuevo acreedor, o la entidad puede cobrar a sus clientes remitiendo inmediatamente los fondos al acreedor.

• Se transfieren de manera sustancial los riesgos y beneficios de la propiedad

del activo: por ejemplo, si se trata de un factoring “sin recurso” en el que el adquirente se hace cargo del riesgo de incobrabilidad, se han trasferido sustancialmente los riesgos y beneficios de la propiedad.

• No se mantiene el control sobre el activo: por ejemplo en un factoring, si el adquirente no puede vender o dar en garantía los créditos adquiridos, entonces el cedente mantiene el control sobre el activo financiero. Si la transferencia de un activo financiero no cumple con los requisitos para dar de baja el activo financiero, entonces la operación se registra como la recepción de un préstamo con garantía.

Las IFRS definen que la baja de pasivos financieros se realiza cuando la obligación es pagada, cancelada o prescribe. Cuando se realiza una refinanciación de deuda y las condiciones son sustancialmente diferentes, se registra la baja del pasivo anterior, se reconoce el nuevo pasivo y la diferencia se imputa a resultados.

Si en una refinanciación, las condiciones no son sustancialmente diferentes, la diferencia de valor se registra prospectivamente, mediante el recálculo de la tasa de interés efectiva de la obligación.

Para transacciones realizadas a partir del 1 de enero de 2004, IFRS 1 requiere que se cumplan con estos requerimientos para poder dar de baja un activo o pasivo financiero. Para transacciones anteriores, el análisis es optativo.

Sociedades controladas

Tanto nuestra normativa como las IFRS requieren la presentación de estados contables consolidados con las entidades en las que se ejerce control.

Las IFRS incluyen en el análisis de control no sólo a sociedades por acciones, sino también a “entidades de propósitos especiales” como fideicomisos. Esto significa que si se transfirieron activos a un fideicomiso, aún cuando la transferencia cumpla con los requisitos para dar de baja el activo (analizado en el punto anterior), si el cedente controla al fideicomiso, debe consolidarlo.

La mecánica de consolidación es similar entre ambas normas y por supuesto se requiere que la sociedad controlada también aplique IFRS.

Estimaciones

Las estimaciones a la fecha de transición deben ser consistentes con las realizadas para la preparación de estados contables bajo normas contables profesionales, aunque deben reconocerse diferencias en normativa.

Para el caso de contingencias ambas normas requieren que se reconozcan contablemente las contingencias de pérdida si las mismas son medibles y probables. A primera vista, parece que no existieran diferencias de normas, sin embargo la definición de “probable” cambia:

• Para las normas contables profesionales significa que existe una alta

probabilidad de que sus eventuales efectos se materialicen.

• Para IFRS significa que la probabilidad de que un evento ocurra supera la

probabilidad de que no ocurra, es decir que supera el 50%. Como el límite para el reconocimiento de una contingencia de pérdida es más

reducido en las IFRS, con la misma información a la fecha de transición, es posible que una contingencia de pérdida no requiera ser registrada bajo normas locales pero si bajo IFRS.

16

La adopción de las IFRS en Argentina

Típicamente las contingencias de pérdida incluyen a los reclamos judiciales que la Sociedad haya recibido. Usualmente se requiere que los asesores legales preparen un informe para evaluar si la contingencia:

• requiere su reconocimiento contable, es decir que la probabilidad de que la sociedad tenga que realizar erogaciones por la situación contingente es probable y cuantificable,

• requiere informar al lector por nota, cuando es menos que probable pero no

remota la probabilidad de que la Sociedad tenga que realizar erogaciones por

el reclamo, o cuando el reclamo es probable pero no cuantificable, o

• no se debe hacer nada, cuando es remota la probabilidad de ocurrencia de que la sociedad tenga que realizar erogaciones.

Es necesario entonces, que los asesores legales de la Sociedad tengan en claro las definiciones de “probable” para IFRS y para normas locales, de manera de evitar errores de interpretación a la hora de preparar los informes sobre juicios y reclamos en los que se basará su tratamiento contable.

interpretación a la hora de preparar los informes sobre juicios y reclamos en los que se

Conclusiones

Las IFRS allanan el camino para su adopción, permitiendo simplificaciones y ofreciendo, además, una serie de opciones de valuación que la Sociedad debería analizar cuidadosamente, ya que le permite medir su patrimonio inicial y sus resultados posteriores de manera que puede ser sustancialmente distinta.

Este artículo fue realizado con la colaboración de Margarita Pérez Rodríguez, Gerente Senior de Accounting Services de KPMG en Argentina.

Para más información sobre el servicio de Performance & Technology contactarse con:

Atilio Figueiras Socio de Accounting Advisory Services Tel: +54 11 4316-5967 E-mail: afigueiras@kpmg.com.ar

Para realizar dicho análisis y evaluación, es de suma importancia la participación de personal con conocimientos de la normativa y no solamente del área contable, ya que las áreas operativas son las que conocen en mayor detalle la realidad de las operaciones. Además, es posible que se requieran modificaciones a los procedimientos y sistemas de información, tanto para evaluar alternativas como para las futuras registraciones.

La transición a IFRS es un proceso más complejo de lo que pudiera verse a simple vista, que brinda muchas oportunidades y beneficios, pero que requiere una planificación y seguimiento apropiado para que su resultado sea exitoso.

y beneficios, pero que requiere una planificación y seguimiento apropiado para que su resultado sea exitoso.

18

La adopción de las IFRS en Argentina

Acerca del Foro de Energía de KPMG en Argentina

El Foro de Energía es un portal desarrollado por KPMG en Argentina dirigido a los distintos actores de la industria de la Energía y Recursos Naturales, que incluye la producción de petróleo y gas, la refinación, la generación de energía, el transporte y la distribución de gas y electricidad, la minería, la industria forestal y el medio ambiente. Este sitio contiene informes, análisis y noticias sobre distintas áreas de la industria, además de estadísticas, eventos y vínculo directo hacia asociaciones del sector. A través de este foro, KPMG, como referente en la industria de Energía y Recursos Naturales, apunta a fomentar la difusión de datos útiles para los ejecutivos, y a estimular el debate e intercambio de ideas acerca de esta industria.

difusión de datos útiles para los ejecutivos, y a estimular el debate e intercambio de ideas
Pa ra m á s inf or ma ción d e la p rá ctic

Para más información de la pctica de Energía y Recursos Naturales de KPMG puede contactarse con:

Néstor García Socio líder de Energía y Recursos Naturales T: +5411 4316-5870 E: nrgarcia@kpmg.com.ar

© 2010 Sibille, una sociedad civil argentina y firma miembro de la red de firmas
© 2010 Sibille, una sociedad civil argentina y firma miembro de la red de
firmas miembro independientes de KPMG afiliadas a KPMG International
Cooperative (“KPMG International”), una entidad suiza. Derechos
reservados.
KPMG y el logotipo de KPMG son marcas registradas de KPMG International. Diseñado por el
KPMG y el logotipo de KPMG son marcas registradas de KPMG International.
Diseñado por el equipo de Servicios Creativos - Marketing y Comunicaciones -
Buenos Aires, Argentina.