Sei sulla pagina 1di 3

ETAPAS EN EL DESARROLLO INTERNACIONAL DE UNA EMPRESA

Día a día, las distancias y el tiempo en el mundo se acortan debido al crecimiento veloz de las comunicaciones, el transporte y los flujos financieros. Esto obliga a las empresas a mirar hacia afuera., sin embargo no es una tarea sencilla y una decisión que debe tomarse a la ligera, hay que estudiar una serie de motivos, objetivos de la internacionalización, obstáculos que pueden presentarse, riesgos, etc para que sea verdaderamente exitoso.

Etapas a considerarse en el desarrollo internacional de una empresa:

Analizar el entorno mercadotécnico internacional: antes que nada, una empresa debe entender a fondo este entorno. Ya no es el mismo de hace 20 años, se ha globalizado y muchas empresas se han consolidado como potencias en todo el mundo. Se debe entender cómo se maneja el comercio internacional en el planeta y todas las condiciones para entrar en nuevos mercados.

Debe tenerse en cuenta también el entorno económico de los posibles países donde se vaya a comercializar, determinando la fortaleza de sus economías, la distribución del ingreso, etc., para conocer qué productos se pueden vender y en qué países.

Estudiar el entorno jurídico-político de un país para decidir si se tendrán relaciones comerciales con éste; debe conocerse su actitud ante las compañías internacionales (hostilidad, amabilidad), su estabilidad política (gobiernos frágiles, democracia inexistente), sus reglamentos monetarios (que moneda se utilizará en las transacciones) y su burocracia gubernamental (calidad del sistema de comercio).

Estudiarse el entorno cultural ya que cada país tiene sus propias costumbres, tradiciones, normas y comportamientos; es tarea de los mercadólogos internacionales, ponerse en el lugar del otro y entender cómo es su forma de negociar y comprar.

Salir al extranjero: Conocido a fondo lo anterior, algunas empresas tomarán la decisión de aventurarse y comercializar en otros países ya sea porque se vieron oportunidades o porque su mercado local ya no es suficiente o la competencia cada día está más fuerte. En este paso, la gerencia debe tener muy en claro si cuentan con todos los requisitos para adaptarse a nuevos mercados.

Se deben tener en cuenta todos los requisitos necesarios para explorar nuevos mercados (costumbres, economía, barreras, etc.)

Ingresar a ciertos mercados: aquí lo primero es definir el volumen de ventas que se quiere alcanzar en el exterior, luego cuántos países constituirán su mercado, a qué tipo de naciones atacarán (según el clima político, los factores geográficos, el ingreso de la población, etc.) y cuáles reportarán mayores beneficios a largo plazo.

Cómo ingresar al mercado: ya decidido qué se venderá y dónde, la empresa puede exportar sus productos (fabricando sus bienes localmente), unirse a una sociedad en participación, es decir, a sociedades extranjeras para producir o comercializar sus productos y servicios, o realizando una inversión directa, desarrollando y produciendo en el extranjero.

Mezcla de mercadotecnia internacional: aquí las empresas deben decidir lo mejor para el desarrollo de las 4 P`s ( Producto, precio, plaza y promoción) y cómo adaptarlas correctamente a los países donde se comercializa. Recordemos que no vale lo mismo una Coca-Cola en Venezuela que una en Panamá o que la promoción de un producto no es la misma en Estados Unidos que Colombia.

Finalmente, las empresas deciden qué tipo de organizaciones pretenden implantar, es decir, si crean sólo un departamento de exportaciones, una división internacional en cada país o crear empresas definitivamente en la nación donde se esté comercializando.

La evolución habitual de las empresas internacionales puede resumirse en las siguientes etapas:

Empresa Nacional

Las empresas nacen vinculadas a un determinado ámbito geográfico y con una vocación inicial de servir el mercado en el que están ubicadas y en el que, al menos inicialmente, se desarrollan sus actividades

Exportador ocasional

Posteriormente inician su salida al exterior internacionalizando su actividad comercial, a través de exportaciones esporádicas en respuesta a oportunidades puntuales, pero sin comprometer apenas inversiones o recursos para desarrollarlas

Exportador habitual

Con el paso del tiempo, se consigue consolidar su actividad exportadora en algunos países, mediante la creación de una cierta estructura exportadora (Un responsable o un departamento de exportación), que se dedica a desarrollar esos nuevos mercados. El negocio exterior representa una parte importante de las ventas.

Filiales en el exterior

A medida que la importancia de los mercados internacionales aumenta, se hace

necesario, para atenderlos mejor, desplazar al exterior recursos permanentes a través

de la creación de sucursales y filiales comerciales y, en ocasiones, de producción; sin

embargo el mercado internacional sigue siendo el más importante, generando una amplia dependencia por parte de la empresa.

Empresa multinacional

Finalmente, la internacionalización se va ampliando a todas las actividades y funciones de la empresa. Ya no solo comercializan sus productos en distintos mercados, si no que además cuentan con plantas de producción dispersas por todo el mundo y se financian en distintas divisas y mercados financieros.

El mercado nacional deja de ser el más importante, para convertirse en un mercado

más entre los muchos en los que la empresa opera.

en un mercado más entre los muchos en los que la empresa opera. Eddy Montilla @montillaeddy

Eddy Montilla

@montillaeddy

Eddymontilla_171@hotmail.com