Sei sulla pagina 1di 9
‘Titulo original Edici6n original Tieulo en espafiol Autor ‘Teaducci6n al espafiol Coleccién Director de colecci6n Correccién Disetio ‘Tapa Editorial Oficina Fax Tel E-mail we Imprenca ‘Taller ISBN Fecha de impresién Lugar de impresién Depésio de ley © image et les signes. Aproche seminlogigue de image fixe Nathan, Paris, 1994 La imagen fija Martine Joly Marina Malfé Biblioteca de la mirada Guido Indij Eduardo Bisso Curral & Co Imagen HB la marca Pasaje Rivarola 115 (1015) Buenos Aires, Argentina (94-11) 4 383-5152 (54-11) 4 383-6262 Ime@lamarcueditora.com www.lamarcaedicora.com Alfaver Ediciones Roque Saenz Petia 2362 (B1636FI)) Olivos - Provincia de Buenos Aires 950-889-059-2 Marzo de 2003 Buenos Aires, Argentina 11,723 la marca 120 Martine Joly mos se asocian con significados.” Es imposible retomar aqui todas las observa- ciones, tan ricas como variadas, propuestas en esta obra. Sin embargo, nos gustarfa mostrar, a partir de algunos ejemplos, el alcance del aporte teérico a la nocién de signo pléstico. 3.4 Signos plasticos y significacion Podemos distinguir dos cipos de signos plasticos: aquéllos que remiten directamente a la experiencia perceptiva y no son especificos® de los mensajes visuales, como los colores, la iluminaci6n o la textura; aquéllos que son espect- ficos de la representacién visual y de su carfcter convencional, como el marco, el encuadre 0 la pose del modelo. 3.4.1 Las signos plésticas no especificos Sabemos que incluso la percepcién del co/or es cultural. El historiador Mi- chel Pastoureau en su reciente Dictionnaire des couleurs de notre temps, Symbolique et société®? le da la raz6n a Goethe y no. a Newton. Demuestra que el descubri- miento del prisma de los colores que hizo Newton no da cuenta de la percep- ci6n de los colores a través de los siglos y de los distintos paises. Seguin él, y asi lo demuestra, “el tinico discurso posible sobre el color es ancropoldgico®". De esta manera el rojo, que es “el color por excelencia, el primero de todos los colores y que en varias lenguas significa también “coloreado”, no siempre se opuso al verde, algo “natural” actualmente. El contrario més antiguo al rojo era el blanco que a su vez tenfa dos contrarios: el rojo y el negro. Luego el rojo se opuso al azul. En efecto, incluso la organizacién del orden de los colores del arco iris no era, en la Edad Media, la misma que la del prisma fisico de Newton. “El primer color en el desarrollo histérico, nos recuerda el operador Henri Alekan®, es el rojo (grutas en Australia, pinturas rupestres de los pueblos del Africa negra, Altamira, los primeros pincores griegos segtin Plinio e incluso hoy en los pueblos primitivos). Etimolégicamente ‘tojo" significa ‘Iuz’ en sdnscrito.” En cuanto a Kandinsky, veamos qué dice acerca de los colores®: “El rojo, tal como nos lo imaginamos, color sin limites, esencialmente célido, actéia © CE. acerca de esta nocién de (no-) especificidad de los cédigos visuales: Christian Merz, Langage et cinéma, Paris, Larousse, 197 © Paris, Bonneton, 1992. © CE también la obra de Manlio Brusatin, Histoire des couleurs (prefacio de Louis Marin), Paris, Flammarion, 1992. 4 Henti Alekan, Des lumitres 7 des ombres, CNL et Cinémath?que francaise. © En Locipiriinal en ol arte y en la naturaleza en particalar, Barcelona, Paidés, 1996.