Sei sulla pagina 1di 59

CONVICCIONES

DE

RAYMOND

PROFUNDAS

BERNARD

CONVICCIONES DE RAYMOND PROFUNDAS BERNARD .o A Editions Rosicruciennes K o m i A G U

.o

A

Editions Rosicruciennes

Komi AGUDZE-VIOKA Traducción de S.L.C.

CONVICCIONES PROFUNDAS DE RAYMOND BERNARD

CONVICCIONES PROFUNDAS DE RAYMOND BERNARD

R

ecopilación:

K om i

A gu dze-V iok a, F.R .C .

T

raducción:

S.L .C .,

F.R .C .

E

d itor : É ditions R osicru cienn es (1981)

11QUIEN HA VIVIDO LA CERTEZA SE RECORDARÁ PARA SIEMPRE Y ESTA CERTEZA SE TRANSMITIRÁ A TODOS AQUELLOS CON QUIENES SE ESTABLEZCA EL ACUERDO INTERIOR"

Raymond Bernard

A

RAYMOND BERNARD como testimonio de admiración y reconocimiento por la inmensa obra realizada al servicio de nuestra Amada Orden

y a TODOS MIS HERMANOS sobre quienes, en su muda voracidad la duda, pérfida y cínica, realiza aún su obra devastadora de fraccionamiento del yo.

INTRODUCCION

Uno de mis profesores de la Sorbona, Réne ETIEMBLE, decía que A CIERTA EDAD UNO YA NO TIENE EL DERECHO A DECIR 'ACABO DE LEER TAL LIBRO', SINO QUE 'ACABO DE RELEER TAL LIBRO'

Pues bien, para mi

gran vergüeza, lo confieso, y a mi edad (rosacruz)

debo decir que recién acabo de leer VERDADERAMENTE a Raymond Bernard a pesar de que sus libros adornaban mi biblioteca mística desde hace ya

varios años.

Pero, como se dice, nunca es demasiado tarde para hacer algo, y para llenar esta vergonzosa laguna y este retardo inexcusable, he leído y re­ leído la obra de Raymond Bernard y me he dado cuenta de la gran necedad que cometía ya que sus libros LO CONTIENEN TODO.

TODO lo que me hacía falta desde hace tanto tiempo, todo lo que nece­ sitamos todos, ánimo, esperanza y convicción fundada en el verdadero conocimiento sobre el sendero que hemos escogido.

TODAS las revelaciones contenidas en sus libros han sido tomadas de fuentes que quizás no conocerán nunca incluso ciertos altos iniciados.

¡Y pensar que desde hace tanto tiempo RaymondBernard "flirtea" con

MAHA!, cuando

licidad de acceder así a la fuente misma del Conocimiento. "Lo que he escuchado y aprendido en esas circunstancias es prodigioso", escribirá él.

inlcluso a "ciertos grandes" no les es dado esta rara fe­

Pero, ¿no es verdad acaso que esa certeza vivida y transmitida permanecido sin hacerse eco en un buen número de entre nosotros?

ha

Y yo me pregunto con tristeza cómo he podido caminar en este sendero con la ignorancia total de los Rosacruces, sin visitar su casas

cuando

a tantos de nosotros nos hace falta saber con certeza:

-QUE JAMAS ESTAMOS SOLOS, Y QUE DONDEQUIERA QUE ESTEMOS, SE VELA POR NOSOTROS.

-QUE NO DEBEMOS TEMER NUNCA NADA, PORQUE UN ROSACRUZ NO TEME JAMAS NADA,

-QUE TODO SE ENCUENTRA EN EL CAMINO QUE HEMOS ELEGIDO Y QUE NO TENEMOS POR QUE PERDER EL TIEMPO BUSCANDO "EN OTRAS PARTES";

cuando lo que tenemos que hacer simplemente es compartir la certeza de Raymcr.d Bernard, hacerla nuestra, vivirla -ya que él ha ido a buscar por nosotros- para desarraigar definitivamente en nosotros la duda cínica y pérfida que, sin descanso, nos asalta, nos hostiga y nos abate lastimo­ samente

Ahora que "he visto a MAHA cor sus cjos centelleantes",

ahora que "conozco estas casas secretas como mi casa con sus secretos

ahora que "sé que hay un lazo permanente entre estos Rosacruces y yo",

ahora que

sé que estos

"hombres de luz" caminan siempre a mi lado,

y que si casualidad, un bruje o un espíritu maligno quisieran atacarme

a mí y amis hijos, "perdería irremediablemente su tiempo"

mucho más seguro de mí, muchc más fuerte y desbordante de alegría y entu

siasmo, miro más del futuro y por

Me siento

lejos y el momento difícil ya ha pasado por mi visión la promesa y la esperanza del fin

Son tan numerosos los rosacruces que, como yo, se arrastran per el

sendero o que se quedan

a mitad de camino

Justamente este trabajo para dirigido a ellos, a ustedes, a ti her­ mano mío y hermana mía.

He reunido para ti, de todcs los escritos de Raymond Bernard, TODO LO

QUE EL AFIRMA Y QUE SABEMOS ESTA BASADO EN EL CONOCIMIENTO VERDADERO, Y OBTENIDO DE UNA FUENTE EXCEPCIONAL, LA FUENTE DE LA SABIDURIA MISMA.

Mi deseo es que estas afirmaciones breves, presentadas en forma de

máximas, te "GOLPEEN", te sorprendan, al mismo tiempo que su lectura y

repetición continuas impregnen todo tu ser, revitalizándote desde el interior, que borren de tu corazón las huellas aún tan visibles de las mordeduras de la duda.

Estas afirmaciones van acompañadas al final de un índice que te

permitirá encontrar fácilmente el contexto y el ambiente de una cita

que te guste

estos "tesoros místicos" de donde han sido sacadas dichas citas.

y que pueda incentivarte así a la lectura completa de

Te invito a leer y a releer estas "CERTEZAS DE RAYMOND BERNARD" y

a hacerlas tuyas así como yo he hecho mías veintiuna afirmaciones, como por ejemplo la 2, la 11, la 22:

-para que la confianza retorne a los que la han perdido;

-para que la alegría vuelva a dibujar sus rayos de felicidad sobre los labios resecados por la duda y la amargura;

-para que sus ojos nublados y adoloridos por las lágrimas del fracaso

y de la desesperación brillen e irradien de nuevo la paz profunda;

- para que su corazón así tonificado se abra y libere la chispa divina

que atraerá sobre ellos en primer lugar "un rayo brotado del seno de la unidad", y luego la GRAN LUZ.

Lomé, 26 de febrero de 1981

Jardines del Hotel Le Bénin, 11 horas 57 GMT

AGUDZE Komi

EL ROSACRUZ

¡Ah, rosacruz de AMORC, cuán grande es tu privilegio!

2

No, el rosacruz jamás está solo; dondequiera que se encuentre, se está velando por él.

3

Ningún místico, incluso el más aislado, debería sentirse solo, porque de hecho no lo está.

4

Reitero en estos instantes la convicción de que cada místico SINCERO Y VERDADERO ES SEGUIDO PASO A PASO, más allá de las estructuras temporales, por los Rosacruces, aquellos maestros que ya han alcanzado la meta.

5

(Hay) "un lazo permanente e individual existente entre nosotros, Rosacruces, y cada rosacruz, siempre que éste demuestre sinceridad y una real aspiración. El rosacruz disfruta del beneficio de nuestro influjo y JAMAS ESTA SOLO".

6

El rosacruz es (en este caso) un verdadero Rosacruz en potencia.

7

El rosacruz no debe temer nunca nada, ¡NADA!

8

Si por alguna casualidad, un brujo o adepto de magia negra se atreviera a actuar en contra de un rosacruz sincero, perdería irremediablemente su tiempo.

9

Todo rosacruz debe recordar constantemente que su afiliación sola y su SINCERIDAD EN EL TRABAJO MISTICO bastan para protegerlo contra todos los atentados malévolos de la brujería, y que tales atentados, no importe por quien sean probados, son INOPERANTES Y SIN EFECTO SOBRE EL.

10

Es absolutamente verdadero afirmar que la magia negra y la brujería no tienen NINGUN EFECTO sobre quien no cree en sus resultados y no admite ni por un instante que pueda ser alcanzado por ellas. Es evidente, sin embargo, que no basta declarar con los labios no creer en la brujería. Un rechazo intelectual es insuficiente. Es necesario que la convicción sea profunda, inscrita de una manera indeleble en el subconscien­ te, invencible frente a cualquier argumento que se presente.

11

Un rosacruz NO CAPITULA JAMAS. El mira más allá, más lejos, y el mpmento difícil ha quedado ya superado para él, por su visión del porvenir.

12

El verdadero místico no es, por ningún motivo, un resignado.

13

Un rosacruz debe constantemente dar pruebas de cautela y tener cuidado

con no sucumbir al espejismo de APARIENCIAS físicas, morales, intelectuales

o espirituales, aun cuando éstas estén revestidas de cualidades exteriores

que los conceptos equivocados, los libros y las ideas confusas atribuyeron

a aquellos que están altamente evolucionados

14

El rosacruz (en particular) no busca "maestro". El no tiene ninguna

necesidad de

el riesgo de buscar el error más allá de sí mismo, ya que la verdad está en él y sabe ser conducido allí por las técnicas de la Orden, en quien ha depositado su confianza para ser guiado sanamente.

"gurú". El es su propio maestro y su propio gurú. No corre

15

El rosacruz (por consiguiente), siempre que sea SINCERO, no puede esperar encontrar en otra parte sino en sí mismo el maestro que necesita.

16

Un miembro de la Orden Rosacruz AMORC que no aprovecha diariamente del Sanctum Celestial, no tiene excusa. El Sanctum Celestial debería estar en el corazón de su existencia mística y profana. Debería ser el lugar donde por simple reflejo, ante cualquier circunstancia, se eleve para obtener un mensaje, una dirección, una inspiración o una ayuda.

17

El místico rosacruz hace el trabajo de los maestros y no el suyo.

18

Todo miembro de la Orden Rosacruz AMORC es un técnico. Aprende lentamente hasta que las leyes de una vida ajustada al ritmo universal lleguen a ser parte integrante de su ser.

19

La cualidad fundamental del místico es, pues, la de ser él mismo. No trata de ocultar hipócritamente su polaridad negativa para poner de manifies­ to a los ojos del mundo sólo su polaridad positiva El místico aprende a utilizar su polaridad positiva para los demás y a guardar para sí su polaridad negativa y justamente en esto él difiere del profano. La polaridad negativa le es de una considerable ayuda; ella lo induce a una constante humildad.

20

Los progresos son evaluados no a partir de la masa de monografías estu­ diadas, sino a partir del desarrollo real realizado por el rosacruz y, pase lo que pase, si un miembro sabe utilizar las herramientas visibles confiadas a él por la Rosa+Cruz exterior y, en consecuencia, edifica una estructura interior valedera, demostrando así que está listo, entonces podrá él estar seguro de que los portales de la Rosa+Cruz interior le serán abiertos.

21

No se insistirá nunca lo suficiente sobre el hecho de que un número de afiliación o el hecho de pertenecer a un alto grado, en cualquiera organi­ zación que sea, no significa por ningún motivo que se haya realizado la correspondiente evolución interior.

22

Cuando la iluminación merecida por vuestro trabajo místico descienda sobre vosotros, percibiréis todo esto y lo viviréis de una manera tal que jamás las palabras podrán acompañar.

23

Vosotros podéis, pues, actuar con osadía; tenéis la facultad de poder, de saber y de hacer, pero el SILENCIO y la discreción deben ser siempre vuestros guías.

24

Pero si alguien que ha sido elegido para servir no sabe desprenderse de sí mismo y no supera las órdenes terminantes de su ego, entonces su acción queda manchada de "personalidad"(realce para sí mismo), hasta tal punto que el apa­ rentar llega a ser el móvil de sus acciones y reacciones, con todo lo que esto implica de obstrucción y de trabas en el servicio común y en el servicio a los demás, por más hábil que sea en sus motivaciones y el fin perseguido, cuales­ quiera que sean las justificaciones personales en lo que realiza, la sanción no vendrá de ninguna autoridad humana, sino que vendrá directamente de los maes­ tros del conocimiento supremo, del plano donde ellos operan y ella será temible, incluyendo el aislamiento de todo servicio, de toda responsabilidad.

EL ROSACRUZ

25

La tradición rosacruz consta de doce senderos o características dentro de la misma organización visible exterior y, a partir de la misma enseñanza, de la misma técnica o método, se pueden lograr doce resultados, que correspon­ den, en última instancia, al estado final de Rosacruz.

26

Ser Rosacruz es haber adquirido una manera de ser, de pensar y de hacer o

ser - pensar y hacer son ser y pasa a convertirse

Eso es el poder, el verdadero, el que se

resume en el empleo casi involuntario de la Energía Unica en condiciones di­ versas.

una sola y misma facultad. El pensamiento anima al

en acción.

27

Los Rosacruces Sería suficiente con encontrar a uno solo de estos seres y entenderlo, para haberlos encontrado y entendido a todos.

28

Los Rosacruces Son los verdaderos Superiores Desconocidos, desconocidos del mundo, no reconocidos por él e ignorados de todos, por lo que ellos son, porque, "entra­ dos en el Silencio", no buscan demostración y están entre los hombres.

29

Es evidente que el Rosacruz no necesita de ningún apoyo en el Santo de los Santos. El mismo es el soporte de todo lo que le rodea. Fuerza y vigor vienen de él, dando vida a las cosas muertas y poblando el vacío aparente de una rea­ lidad que todo lo penetra.

30

En el estado de Rosacruz, si me surge una interrogante, ésta tiene su respuesta inmediata, luminosa y ca­ si simultánea; si pienso en "alegría", mi ser vive en seguida la alegría; si digo "meditación", este estado se produce en seguida, si pienso en "luz", mi celda oscura se ilumina y la veo como en pleno día; Los distintos niveles del ser parecen estar reunidos en un todo armonioso y consciente; no hay más distinción entre lo físico o la sensación y lo subjetivo, y tampoco entre estos "dos reinos" v la "subconsciencia". ES LA ARMONIA DE LOS PLANOS

LA ROSA-CRUZ

A.M.O.R.C.

( LA ORDEN ROSACRUZ AMORC )

31

Mi consejo, a vosotros que sois miembros de la Orden Rosacruz AMORC,

es que permanezcáis en toda circunstancia firmemente resueltos en el ca­ mino que habéis elegido y que no aceptéis nunca, bajo la conminación o los consejos de quienquiera que sea, perder vuestro tiempo en otra parte, lo cual sólo podrá defraudaros o reteneros en las trampas de una desdicha­ da ilusión.

32

La Orden Rosacruz AMORC es una verdadera escuela de misterios, iniciática

y tradicional, la cual, sin dejar a un lado nada de su herencia sagrada, per­ petúa en el mundo moderno el mensaje Rosacruz del pasado conforme a un nuevo nrocedimiento, adaptado a una era más avanzada de la humanidad.

33

La vía de la iniciación es sobre todo una ruda escuela de paciencia, y

si el rosacruz acepta las lecciones y prosigue obstinadamente su ruta, la Rosa+Cruz, finalmente, no será más para él un simple emblema. Ella será tam­ bién un estado interior, gracias al cual él se podrá contar entre aquellos que se callan, entre los silenciosos de la fraternidad invisible de la Rosa+ Cruz.

34

La Orden Rosacruz AMORC es una vía, pero esta vía contiene TODO para

cualquiera que, superándose a sí mismo, acepte recorrerla.

35

La Orden Rosacruz AMORC da a sus miembros las herramientas de la inicia­

ción visible que les permitirá algún día entrar en la fraternidad invisible.

Dicho de otro modo:

La Orden Rosacruz AMORC es la auténtica senda visible hacia la invisible

fraternidad de la Rosacruz.

36

Nuestra Orden -la Orden Rosacruz AMORC- os guía en el desarrollo armo­ nioso de todo vuestro ser, lo cual significa que os lleva a desarrollar TODAS vuestras facultades, y esto explica tanto la fase intelectual como la fase mística de vuestros estudios.

Si

37

vosotros seguís las enseñanzas de la Orden Rosacruz AMORC de seguro

que no constataréis quimeras, sueños, ilusiones, sino una realidad que es una expansión de conciencia, un ritmo con todo lo que forma las leyes uni­ versales. Ese es el fin, eso es lo que tenemos que lograr, y después todo lo demás se situará donde corresponde.

38

Las enseñanzas de la Orden Rosacruz AMORC contienen en sí todo lo que es necesario y suficiente; es decir, contienen las herramientas cuyo uso conveniente y atento permite alcanzar en forma segura la meta que busca con SINCERIDAD quien está dispuesto.

En la Orden

39

Rosacruz AMORC no hay una búsqueda de lo sensacional ni

intención de conservar miembros a todo coste. Las experiencias trascen­ dentales se colocan en el momento donde deben estar - y no antes. Es evi­ dente que si algunas se colocaran al comienzo de la ruta progresiva seña­ lada a los neófitos, algunos quedarían tan entusiasmados que no tendrían después la tentación de abandonar el camino. Otro camino paralelo no retrocedería ante tal procedimiento Pero una organización tradicional no lo hará NUNCA, puesto que el re­ sultado que ella busca es el de desarrollar verdadera y eficazmente a sus adeptos y no el de retenerlos a todo trance por cualquier medio que sea El método rosacruz es, desde este punto de vista, notable

40

Por esta razón NUNCA el misticismo iniciático, tal como lo concibe y lo enseña la Orden Rosacruz AMORC, ha sido causa o ha provocado desequilibrio mental o pertur­ bación psíquica en algún miembro.

41

El rosacruz debe ser advertido; la Orden Rosacruz AMORC y sus dirigen­ tes, con el riesgo de repetirse, nunca se cansarán de advertirles a quienes dirige bajo su responsabilidad, recomendándoles la paciencia, asegurándoles que las enseñanzas de las cuales ellos se benefician incluyen TODOS los cono­ cimientos que cada uno pudiera esperar Los temas, sin embargo, sólo se presentan en el momento adecuado en que puedan cumplir con su objetivo de sabiduría y tengan un carácter práctico para el discípulo.

42

No existe un camino rápido, no hay urgencia particular en nuestra época

y los tiempos no apremian más hoy que antiguamente. En nuestros días, nadie

respira más rápido que antes, y una respiración regular sigue siendo siempre el fundamento de una existencia sana y constructiva. Lo mismo ocurre en la

evolución interior.

43

Mi experiencia (la experiencia mística sobre la Atlántida), como la mayo­

ría de las experiencias de la misma naturaleza, ha sido una coronación, el último aspecto de una enseñanza particular - de la "razón" he sido elevado

la Orden Rosacruz AMORC en

a la "meta" y, después de todo, la enseñanza de

su fase terminal, cumple, para sus miembros debidamente preparados, una obra

similar al grado más elevado que sea.

44

Su enseñanza apacigua el intelecto al revelarle "lo que está" dentro

del conjunto de los problemas fundamentales y, al mismo tiempo, da a través de su método práctico todos los medios de verificación tanto en lo concer­

niente al

a las más elevadas verdades metafísicas.

también - sobre todo - en lo que se refiere

dominio sensible como

45

La Orden Rosacruz AMORC no busca por ningún motivo enriquecer lo mental. Muy por el contrario, todo en su técnica tiende a la MAESTRIA DEL INTELECTO.

46

En esta nueva era, el tiempo ya no está más para el intelecto, el tiempo

no está para discursos. El tiempo se debe dedicar enteramente al corazón,

a este centro en que reside el maestro interno. Es a él a quien debéis di­

rigiros en toda circunstancia. Es él quien os responderá y son sus directi­

vas las que debéis aprender a escuchar y a seguir. Nuestra Orden enseña a sus miembros a' hacerlo y, así, más que nunca, el ser rosacruz llega a ser un verdadero privilegio.

47

Es muy importante convencerse profundamente de la necesidad fundamental

que existe para cada miembro, cada oficial, cada logia, capítulo o pronaos de cristalizar su egrégor particular dentro del egrégor general de la Rosa- cruz materializado por la AMORC.

48

Miembros de la Orden Rosacruz AMORC, vosotros estáis en una senda pro­ bada y apreciada, vuestra Orden representa el mañana. Sed fieles y conservadla en su pureza e integridad.

49

Cuando una senda tan segura como la Orden Rosacruz AMORC ha sido com­ partida, es muy difícil perderse después y sólo se extravían los que quieren

50

La confianza que depositáis en nuestra Orden y la que ésta os el fundamento de vuestro éxito. Sed buenos obreros.

51

da, son

Durante mucho tiempo las organizaciones tradicionales descuidaron el darse a conocer bajo su verdadero aspecto. Al rodearse de secreto y misterio, han permitido que los rumores más increíbles circulen en torno a ellas. La primera organización que emprendió campañas sistemáticas'de¡ infor­ mación fue la Orden Rosacruz AMORC, lo cual provocó una decidida oposición de parte de otros movimientos tradicionales Mucho más tarde, cuando comprendieron los verdaderos móviles de los esfuerzos rosacruces hacia el público, estos otros movimientos se deci­ dieron a operar de la misma manera.

52

La Orden Rosacruz AMORC,consciente de su misión y de sus responsabili­ dades, ha emprendido durante décadas una poderosa propaganda con el obje­ to de romper esta conspiración del silencio y de revelarle al hombre la existencia de una sólida organización para colmarle el vacío ante el cual se encuentra súbitamente y para procurarle las herramientas que le ayuda­ rán a resolver eficazmente sus problemas.

53

PERO No se trata de ninguna manera de que la Orden Rosacruz AMORC llegue a ser una organización de masas. La iniciación será,en toda época,priva­ tiva de una minoría, aunque ésta sea más numerosa que antes, por el he­ cho de que ahora hay muchos más que están preparados, y esto ocurre par­ ticularmente así con la iniciación rosacruz.

54

Que sea suficiente saber que la Orden Rosacruz AMORC está SIEMPRE informada - y frecuentemente lo está INCLUSO ANTES que cualquier pro­ yecto malévolo tome su forma definitiva.

55

Hoy como siempre, la Orden Rosacruz AMORC, como también cada uno de sus miembros, debe ir AD CRUCEM PER ROSAM ET PER ROSAM AD CRUCEM a fin de que se realice el milagro repetido por ella misma y sus fieles por la regeneración por el fuego y de la santificación por el espíritu.

LOS MAESTROS

56

La cuestión de los "maestros" es fundamental para el discípulo de la verdadera TRADICION, y la Orden Rosacruz AMORC la incluye con cui­ dado en sus enseñanzas. Los más altos grados de la organización pro­ porcionan las precisiones más seguras y elaboradas que haya a este res­ pecto; si estas precisiones se reservan para la etapa terminal de la formación rosacruz, es debido a que el interés de cada postulante en el sendero así lo exige.

57

La misión de todos los maestros es la de ayudar al hombre a descubrir su yo interno, la divinidad de su alma, el único maestro verdadero: el que está en él.

58

¿Quiénes son los maestros? Son seres que, después de haber atravesado nuestro valle de lágrimas, después de haber conocido el abismo de las pruebas, después de haber su­ perado el dolor de lo manifestado, han llegado a dominar conscientemente y con pleno conocimiento los innumerables escollos de la existencia huma­ na.

59

Los maestros cósmicos han superado una barrera: de discípulos han lle­

gado a ser maestros

más evolucionado de los humanos, pero, en relación a la fase siguiente, son neófitos.

Ellos son infinitamente más evolucionados que el

60

El maestro cósmico con el cual podemos entrar en contacto cuando es­ temos listos es uno de aquellos cuyas experiencias terrenales y el co­ nocimiento adquirido aquí abajo como mortal, mejor se adapte a los conse­ jos que necesita nuestro estado actual de desarrollo. Se tratará de un maestro que pueda comprender nuestras flaquezas y nuestros conflictos in­ teriores.

61

La asistencia y la dirección que se obtienen de los maestros cósmi­ cos se manifiestan bajo la forma de inspiración intuitiva en los asuntos importantes.

62

Los maestros cósmicos no intervienen en el curso de nuestras pequeñas actividades diarias Ellos no están allá para dirigirnos a cada instante en los asuntos corrientes que son incumbencia de nuestro propio juicio.

63

El maestro no se descubre; él se deja descubrir, sin facilitar nunca la tarea.

64

El papel de los maestros invisibles es, en primer lugar, el de "vigi­ lantes silenciosos" en el universo iniciático y, en segundo lugar, el

de "guías" desconocidos y siempre presentes para el verdadero discípulo

a quien ellos "se aparecen" - entiéndase: hacen comprender su presencia cuando él está listo.

65

Los maestros invisibles, los que han llegado al estado supremo, desde "las casas secretas de la Rosa Cruz", algunos de entre ellos, conceden al discípulo sincero las promesas de su pensamiento poderoso.

En

66

el Sanctum Celestial se encuentran a menudo los pensamientos

de los maestros cósmicos, los de las almas-personalidades desencarnadas

y los pensamientos de los seres aún vivos sobre el plano físico, sin

olvidar naturalmente la proyección luminosa y purificante de una jerar­ quía más elevada aún.

VIDA MISTICA

67

El misticismo es una búsqueda de la sabiduría, un modo de existencia que incluye una participación en el conjunto de los aspectos de la vida universal, sin desechar ninguno de ellos por ser restrictivo o perjudi­ cial a la expresión de los otros.

68

El misticismo es por excelencia el estado del HOMBRE EQUILIBRADO que aprende a beneficiarse progresivamente de todas sus facultades, las cua­ les, en gran parte, simplemente están latentes en el individuo medio.

69

Las facultades latentes en el hombre corresponden a centros bien de­ finidos llamados CHAKRAS. Pues bien, éstos son "transformadores" que tienen como función reducir la tasa de frecuencia de altas vibraciones de la energía universal a una tasa menor, permitiendo un efecto construc­ tivo en el plano humano. El hombre coopera así en el plano cósmico.El es un transformador sagra­ do y un ministro de Verdad. Por lo menos, podría ser uno; y por esto es que el místico verdadero busca desarrollarse ARMONIOSAMENTE.

70

Todos los hombres, sin excepción, disponen de "poderes psíquicos", pero sólo los utilizan quienes aprenden a desarrollarlos exactamente lo mismo como se desarrolla, por ejemplo, la memoria, la concentración; con la diferencia esencial, sin embargo,de que ellos sólo se desarrollan armoniosamente si uno aprende a adquirir conocimiento de la teoría y práctica de ellos.

71

Lo "psíquico" significa el alma, el elemento permanente en el cual

se encuentra la chispa divina. Lo psíquico es la parte del

reencarna Las impresiones psíquicas son, pues, impresiones recibidas del alma,

ser que se

de la parte más

para siempre al alma universal y al cósmico La impresión psíquica puede consistir en un sentimiento indefinible de alegría, de paz, de exaltación. El sentimiento se experimenta sin que la causa sea conocida. Puede tratarse también de una impresión de color o de perfume, de un ruido, de una sensación de tocar.

sutil en el hombre, de la parte de su ser que está unida

72

Uno debe tomar nota y recordar que los contactos cósmicos son mucho mejores durante este primer período de la Luna menguante. Es el mejor para los ejercicios psíquicos y la proyección de la conciencia.

73

El primer deber del místico es aprender a callarse.

74

El silencio es la garantía de un paso seguro en el sendero del cono­ cimiento. Lo que se ha recibido ha de ser compartido., pero en secreto.

75

¡El silencio! En toda circunstancia debe ser la ley del hombre y, por supuesto, principalmente la ley del iniciado.

76

Si un discípulo está verdaderamente más adelantado, no trata nunca de

ante el que lo está menos. Por el contrario, se adapta

aparecer como tal

a su hermano y se pone a su alcance.

se esfuerza por comprender. No desea ser admirado ni desea tomar aires arrogantes en que parece esconder lo que el no puede revelar sin daño para uno menos avanzado en el Sendero. El ayuda a otros a comprender mejor el grado que han alcanzado y no el nivel al cual él ha llegado. Esta es la forma que reviste para el discípulo la ley del silencio.

No busca ser comprendido, sino que

¡Cuidado!

77

¡No os fiéis de las interpretaciones ajenas! No solicitéis

consejos en lo que es propio de vuestra vida mística. ¡Sed discretos en lo que se refiere a vuestras experiencias! ¡Sed si­ lenciosos! EL VERDADERO SABIO SE CALLA Y JAMAS HABLA DE SUS RELACIONES ESPIRITUALES. ¡Sólo el necio y el ignorante charlatanean sobre sus resultados, de los que ellos mismos dudan, afirmando su supuesta verdad a los demás para tratar de disfrazar así su lamentable fracaso!

78

El que habla de sus poderes es que no tiene ninguno. El que los tiene los emplea en lo secreto para los demás, y calla. Esta es la ley.

79

Nosotros no somos nada, sólo somos herramientas, y se llega a ser menos que nada cuando se comienza a pensar que se es algo.

80

El verdadero "realizado" no adopta una actitud estudiada, ni un modo particular de vida pública. Por el contrario, se esfuerza por pasar inadvertido entre los hombres e incluso entre los que creen conocerlo bien y, por esta razón, con los demás quiere ser como los demás, y de

ningún modo diferenciarse, incluso si por algún tiempo deba adaptarse

a su debilidad.

81

Todos los accesorios del ritual: vestimenta, atriles, incensación, etc --- no son nada por sí mismos y no transmiten nada. Su único ob­ jetivo es el de llevar a los miembros reunidos a una cierta unidad colectiva interior y al grado de percepción deseado. Son elementos psicológicos de gran alcance y NADA MAS.

82

¡No juzguéis nunca! No acuséis nunca. Si acusáis, os acusaréis a

vosotros mismos

Es una nueva ocasión de progreso.

Aprended más bien a amar a quien os juzga o acusa.

Amar a los seres tal

83

como son, porque nosotros todos somos lo que

somos. Es la senda seguida por el místico, por el verdadero rosacruz.

84

Ningún rosacruz digno de este nombre pensará nunca que su desarrollo

interno ha abierto un abismo entre su cónyuge y él; en tal caso,

estaría

en un lamentable error. El rosacruz debe comprender mejor y amar más a su cónyuge.

85

Desde todo punto de vista, los buenos pensamientos constituyen verda­ deramente una alquimia espiritual, cuyo poder regenerador y conservador es milagroso, en tanto que su opuesto, los pensamientos negativos y ma­

lévolos tienen un increíble poder destructor para quien les da albergue,

y para nadie más.

86

La tradición tuvo su comienzo a partir del origen de

las cosas. Ella

era virtualmente portadora del CONOCIMIENTO ABSOLUTO contenido en la

fuente, y vino al mundo como uno de los medios obsequiados

a la humanidad

para comprender el universo, la creación y la razón de ser de la existen­

cia.

87

El conocimiento puede ser obtenido en varias fuentes auténticas, siemp pre que estas fuentes no enseñen técnicas diferentes. Todas estas pueden ser válidas por sí mismas, pero generan conflictos internos y causan con­ fusión si son mezcladas, porque contrariamente a la apariencia jamás se complementarán la una con la otra y son radicalmente diferentes, aun si, al final, un resultado similar pareciera haberse logrado.

88

Quienquiera que gaste sus esfuerzos en varios caminos, en lecturas dis­ persas o desordenadas, en el estudio de técnicas diversas, sólo obtendrá, con toda seguridad, la ilusión de una mente sobrecargada y la decepción de repetidos fracasos en la práctica. Esto no significa que sea necesario adoptar sólo un camino de conocimiento, aunque esto sea evidentemente LA SOLUCION IDEAL para la eficacia y el éxito.

¿POR QUE ESTAMOS AQUI

89

¿Por qué estamos en este mundo?, se preguntan los hombres. La respues­ ta es sencilla: PARA SERVIR y no para servirse. El origen y el fin de todas las cosas y de todas las criaturas están contenidos en esta palabra.

90

Mí convicción profunda no se encarna al azar. Ella nace o DEBE nacer para proseguir su evolución y cumplir su misión, y esto es un efecto de las leyes justas y omniscientes del cósmico.

91

Es verdad que cada uno, en una encarnación determinada, no puede ir más allá de su medida y si ésta es alcanzada por él, su existencia es un éxito

y un buen augurio para la próxima.

92

Según las enseñanzas rosacruces, el alma-personalidad entra en el cuerpo EN EL MOMENTO DEL NACIMIENTO. Esta explicación es lógica. El recién naci­ do es sólo una individualidad a partir de su primer aliento. Es curioso que una verdad tan evidente no sea aún comúnmente admitida. Se reconoce que en su último respiro, el hombre deja de existir en el plano físico, pero se interroga sobre si la personalidad anímica no esta­ ría en él antes del primero. Sin embargo, es claro que es una "personali­ dad viva" en el plano físico sólo en el intervalo del primero y del últi­ mo respiro.

93

El universo está magníficamente ordenado y las leyes que lo gobiernan son ineluctables y rígidas para el mayor bien de la creación.

94

No se repetirá nunca lo suficiente que, en el cósmico, nada está sepa­ rado. Sólo el hombre separa y diferencia, así como le obligue su estado

y como se lo permitan sus diversas facultades.

95

Todas las vibraciones posibles, desde la expansión inicial del uni-! verso hasta los menores hechos ocurridos en todo tiempo, se imprimen en esta reserva permanente que constituye la Memoria Universal.

96

¡Esta es la música de las Esferas! ¡Uno tiene que haberla escuchado para comprender su poder y sus sagrados efectos sobre el alma maravi­ llada! Es una preparación para el propósito deseado, es cada paso a ello y es el propósito mismo. Ella sobrecoge incluso al más refracta­ rio y cuando gradualmente termina en sus últimos acordes desfallecientes, no se retira del ser; se integra a él y le entrega su poder para el tiempo de una comunión.

97

Tú comprendes (así) que nada es inútil en la creación. Por el con­ trario, todo es un himno de alegría al creador, una manifestación de su grandeza y de su amor.

LA ORACION

98

Para el hombre, en general, la oración es el único recurso espiritual que tiene en todo momento a su alcance, cualesquiera que puedan ser sus

necesidades. Para el místico, ella complementa la técnica particular que

ha elegido y que sin la cual serla incompleta. La oración

es un elemento

indispensable en la existencia humana, ya que si faltara completamente, la humanidad sería presa de muchos más desórdenes psíquicos, mentales y

otros que aún no conoce.

99

La oración santifica las obras y primeramente las obras espirituales. Ningún místico del pasado la habría omitido y los alquimistas especialmen te nunca habrían procedido a alguna operación sin una oración previa.

100

Hay una oración de naturaleza mística: si un rosacruz recita por ejem­ plo el "PADRENUESTRO", respeta cada frase y no hace ningún cambio en el enunciado; simplemente dice esta oración con una actitud interior particu lar, dando a las palabras, más allá de su significado corriente, un alean ce superior a la medida de su comprensión.

La oración del místico aparece como una VISUALIZACION COMPLETA en la que el ser participa por entero, y esta visualización tiene por fundamento el poder de la palabra. Se produce una elevación de la tasa vibratoria en todos los niveles -físico, espiritual-. Todo el ser es exaltado, ELEVADO.

101

¿Por qué insisto tanto en la visualización? La respuesta es simple:

La visualización es la clave de todas las cosas ocultas. Es la vía

del conocimiento, es la fuente de todos los poderes y de todas

lizaciones espirituales, mentales e incluso materiales. Ella es el PRIN­ CIPIO FUNDAMENTAL sobre el cual se apoyan todos los otros, cualquiera que sea su dominio.

las rea­

102

La oración puede consistir en términos tradicionales, pero, además,

puede también ser hecha de pensamientos o de palabras brotadas del cora­ zón, con motivo de una alegría, de una tristeza o de una profunda satis­ facción. Puede ser una queja o una acción de gracias. Puede además ex­ presar la contrición. Su resultado, si ella es negativa, en el sentido de que puede manifestar el pesar por una acción juzgada reprensible,res

de REEQUILIBRAR EL SER.

es un empuje que lo devolverá a la superficie. La confianza será recupe­

Este se había hundido en el abismo.

La oración

rada y si ella es positiva - la verdadera comunicación con SI MISMO -

podrá comenzar. Si es MENTAL, la oración obtendrá su efecto, por decirlo

así, desde dentro hacia afuera. Si la oración es oral, será a la inversa.

El verbo actúa sobre el ser físico y hay una progresión hacia el

interior.

En los dos casos, la oración resulta, ante todo, en un condicionamiento del ser.

103

Que la oración sea ocasional, que sea de circunstancia, que sea dicha más de boca que con el corazón, sigue siendo LA ORACION, y mientras más

oren los hombres -aunque mal- nada se perderá: una pequeña llama brillará

y un día, con un estímulo cualquiera, podrá abrasar a un ser, a una comu­

nidad, a un país,

a un continente

104

¡a un mundo!

Si los hombres hubieran estado acostumbrados a considerar a Dios como

la BONDAD MISMA y no

simplemente como bueno, lo cual no le da suficiente­

mente un carácter de infinitud, habrían clamado con confianza en los mo­ mentos más difíciles: "hágase Tu Voluntad", sabiendo que esta voluntad de bien y de bondad, lejos de ser la causa de la angustia y de la desdi­ cha, podría, por sí sola, curar las heridas y poner orden donde había confusión.

105

La oración debe ser dirigida sólo a Dios, y a este respecto señalaré el error cometido por tantos cristianos acostumbrados a rezarle a Jesu­ cristo en contradicción con lo que él mismo ordenó. En ninguno de los pa­

sajes del Evangelio recomienda que le elevemos a El nuestras peticiones. En cambio, hay tres indicaciones fundamentales bien señaladas. La primera enseña la manera de orar: es el "PADRENUESTRO" que se dirige directamente

la segunda, dice: "creed que ya lo habéis recibido y lo obten­

a Dios. En

dréis". La tercera está contenida en la siguiente exhortación: "Todo lo

que pidáis al Padre en mi nombre, os lo dará". Así, según la enseñanza del

mismo Jesús, es a Dios

más. Para toda petición, al cristiano se le ha ordenado añadir: "ESTO, PA­ DRE, TE LO PIDO EN NOMBRE DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO Y SEGUN SU PROMESA".

a quien debemos dirigir nuestra oración y a nadie

106

El rosacruz se dirige siempre al "Dios de su corazón", es decir, al

Dios de su propio entender, al Dios que él puede concebir, comprender

y admitir, que difiere para cada uno y que difiere igualmente según la edad, la experiencia y el grado de conocimiento.

siete u ocho años no es el que conce

El Dios que concebisteis a los

bís ahora, y en años venideros El será diferente aún.

107

Comulgar con el Cósmico es, para la gota de agua que vosotros sois, fundirse en el océano universal; es abandonarse, entregarse por completo al TODO, sin ningún esfuerzo, mental o de otro tipo.

108

La comunión cósmica es un estado del ser. Es un vuelo del

alma-perso­

nalidad hacia las más altas cimas en donde la individualidad se integra en la generalidad, donde el yo se convierte en el sí mismo, donde no se es más interiormente un segmento del TODO, sino el TODO mismo, fuera del tiempo y del espacio, en la eternidad del presente.

109

La comunión cósmica es la recompensa constante del rosacruz que estudia,

que pone en práctica

lo que se

le ha propuesto y que conduce su vida según

los principios a los cuales se ha adherido y que otorga su fe.

110

En el sendero que vosotros seguís, estáis seguros, en todo momento, del apoyo del cósmico. Olvidaos de solicitar, APRENDED A DAR GRACIAS. Sa­ bed agradecer, no con palabras sino con todo vuestronser. Es suficiente para experimentar este impulso del alma, con apartar algunas preocupacio­ nes, no importando el grado que éstas tengan, y considerar los BENEFICIOS en los cuales participáis y que demasiado a menudo la costumbre os hace mirar como un derecho, en el caso de que los veáis aún. Entonces se os abrirán delante los portales de la eternidad DONDE YA ESTAIS y conoceréis para siempre la inefable felicidad de la conciencia cósmica, del éxtasis y del flujo aquietante de la paz profunda.

111

Ve, y ora

Ora por ti

Ora por los demás Ora por el mundo, y sin cesar da gracias

EL HOMBRE EN GENERAL

112

El hombre es un todo siempre puesto a tono con el TODO. Que lo reconoz­ ca o no, él participa en todo y participa de todo.

113

El hombre en su realidad nunca ha dejado el lugar que ocupaba en Dios. Jamás ha perdido su estado de origen. El es tal como fue eternamente, pero bajo la orden formal del "FIAT", ha partido en un sueño del cual se des­ pertará realizado, es decir, "consciente".

114

El hombre, en efecto, no es un universo en miniatura en el sentido pro­

pio del término; él es la apariencia objetiva de una realidad permanente

y estable. Es la medida

dad en que se mueve. Es por esto que nopes una realidad en sí, sino que

es solamente un reflejo, a veces ilusorio, de lo real.

de lo que puede comprender y expresar de la reali­

115

El hombre tiene inmensas posibilidades inexplotadas y de poderes des­

conocidos - si supiera utilizarlos, podría participar en la vida misma

del universo-.

de su existencia ordinaria.

Lo que es fenómeno para él, se convertirá en un elemento

El hombre cia entera, de ellos.

116

reflejo de

su felicidad, sus

es el

sus pe ns am ie nt os ,

r e a l i z ac io ne s

son

y su e x i s t e n ­ el resultado

117

Cada día que amanece trae consigo nuevos problemas o, para decirlo en lenguaje místico, nuevas experiencias. Estos problemas o experiencias son a la medida del hombre. Ninguno sobrepasa sus fuerzas de resistencia exterior e interior hasta

que "no le haya

llegado el gran momento".

118

El hombre no recibe más. El opone a la verdad la barrera de su razona­ miento materialista y de sus impresiones ilusorias. Acepta los peores so­ fismas, construye los más increíbles sistemas abstractos y desde el momen­ to en que la verdad de un experiencia sobrepasa las fronteras de aquellos conceptos que sabe, sin embargo, que son incompletos y limitados, desde que él es arrastrado más allá de su propia expresión extrasensorial, de los psotulados de su pseudociencia y de las pobres conclusiones de su pen­ samiento objetivo, en seguida duda del otro así como duda de sí mismo,

lucha contra la certeza Interior que le grita: "es verdad", y zozobra, por su propia culpa, en la vorágina de la reflexión puramente fenomenal, de la cual queda esclavizado creyendo haberla superado.

119

Desde el punto de vista cósmico, el hombre es juzgado por sus actos, en la práctica y utilización de su existencia y en su intención profunda verda­ dera - nunca solamente por su creencia o sólo por sus actitudes. A este nivel, el ateo honesto es más meritorio que el santurrón hipócri­

ta.

120

¡Todo es tan simple y el hombre tiene tendencia a volverlo todo tan complicado!

121

Para que un hombre y una mujer estén en perfecta armonía, para uno complemente al otro en todos los aspectos, de una manera absoluta, sería necesario que uno fuera exactamente en el plano físico el reflejo de la complementariedad del otro en el plano espiritual.

Pero ni que decir tiene que es sumamente raro que se encuentren dos seres tan complementarios.

122

Dos seres felices son aquellos que deciden, cada uno por su lado, que el otro será más feliz que él.

123

En un matrimonio desdichado, lo más frecuente es que sea el esposo quien esté en el origen de la desunión, aunque sea también él quien sepa quejarse más frecuentemente.

124

No hay que confundir nunca atracción física con amor. El amor puede complementarse por la unión de los cuerpos. El acto sexual no engendrará nunca el amor verdadero.

125

El amor verdadero debe ser necesariamente una forma de fusión con un ser, al mismo tiempo que un don completo de sí mismo.

El amor verdadero sólo existe cuando un ser ha encontrado en otro el re- feljo absoluto de su propia complementariedad espiritual.

EL CUERPO FISICO Y SUS NECESIDADES

126

Negar el cuerpo físico y sus necesidades es una incalificable necedad. Reservarle una atención exclusiva es una falta de reflexión. Juzgarlo perjudicial es una ausencia del más simple sentido común.

127

Es importante señalar lo siguiente: la satisfacción de las necesidades del cuerpo físico no perjudican desde ningún punto de vista el desarrollo interior, la evolución espiritual y el logro fundamentad de la conciencia que es la razón y el propósito de la encarnación humana. No es la satis­ facción de estas necesidades lo que retrocede a los hombres, sino que es la interpretación de esta satisfacción y de estas necesidades lo que im­ pide el curso de la evolución.

128

Ningún régimen favorece la espiritualidad. La alimentación y la bebida son cosa del cuerpo Y NO DEL ALMA.

129

De todos los apetitos humanos, el instinto sexual es el más difícil de controlar; debería decir que ha llegado a ser el más difícil de controlar.

Pero, todos los apetitos humanos deben ser controlados por el hombre.

130

Todo apetito físico controlado y convenientemente saciado libera el pensamiento para otras preocupaciones y permite consagrar a los altos valores de la existencia el tiempo que ellos merecen.

131

Un apetito humano controlado, pero satisfecho, tiene por importante resultado el mantenimiento del equilibrio en el ser humano, ya se trate de alimentación o de sexualidad.

132

No hay que intentar nunca una supresión definitiva de un instinto natural; se debe encauzar el flujo, no se debe, no se puede detener su curso. Si se intenta hacerlo, con toda seguridad que algún día la represa se va a romper.

133

El MEDIO DORADO (*) es una necesidad absoluta. Insisto aún en este punto: NADA es malo si el hombre se conforma a la ley del término medio justo y bueno.

134

"La verdad os hará libres", dice la sabiduría. No sólo ella libera, sino que también adelanta el retorno a la tierra prometida, a ese paraí­

so que los hombres llevan en sí mismos y que su mente equivocada transfor­

ma en un mortal infierno.

Pitágoras, podría resolver todos los problemas si los hombres supieran cómo aplicarla al conjunto de situaciones, circunstancias y experiencias que deben enfrentar.

La

ley del medio dorado*,la llave de oro de

135

Sin duda alguna, el místico debe, en ciertas ocasiones, concentrar toda su energía en un trabajo de naturaleza sagrada y sus maestros le recomiendan entonces una vida física reducida en sus actividades natura­ les. Entonces se le recomienda el ayuno y la continencia de rigor.

136

El ayuno es recomendado por todas las religiones en diversas épocas. Es bueno para el cuerpo. Por otra parte, en lo concerniente a los místicos y en particular a los rosacruces, un ayuno adecuado y razonable debe ser observado antes de ciertas experiencias.

137

Y el día en que el hombre, conformándose a los principios de una vida sana, se ocupe menos de su cuerpo y más de su alma, la humanidad habrá dado un gran paso hacia adelante.

* La expresión en francés "juste milieu" la hemos traducido por "medio dorado", "término medio".

LA MUERTE

138

Lo que los hombres llaman muerte es un ACTO DE AMOR, tal vez uno de los más grandes, pero no pueden darse cuenta de ello, mientras vivan en el plano físico. En cierto sentido, es bueno que sea considerada con aprehensión, porque, si fuera conocida en su verdad, cada uno estaría a la espera de un acontecimiento tan prometedor.

139

No hay peor necedad que temerle a la muerte. La muerte es un elemen­ to natural de la ETERNIDAD del hombre en su realidad absoluta. Cuando ha llegado el momento de dejar el plano físico, operan algunas razones de interés y de eficacia (que ya he subrayado más arriba); pero es evi­ dente que ningún curandero, ningún médico, ni ningún cirujano podrán retardar por mucho tiempo este plazo.

140

Así como el carbón es en potencia el más puro diamante, toda persona­ lidad, por muy cargada que esté de imperfecciones, debe inevitablemente tomar lugar tarde o temprano entre las más bellas joyas de la corona divina.

141

En tiempos pasados escribí que "la hora

de la muerte no está fijada,

pero sí lo están las circunstancias". Ahora bien, más tarde, investigaciones más avanzadas, los nuevos cono­ cimientos compartidos y los resultados obtenidos de distintas maneras han conducido a la conclusión que:

EL AÑO, EL MES, EL DIA, LA HORA, EL MINUTO E INCLUSO EL SEGUNDO DE ESTE GRAN ACONTECIMIENTO ESTAN, STRICTO SENSU, PREESTABLECIDOS.

Si un ser querido os deja,

142

dad rienda suelta a vuestra pena interior,

llorad, pero en silencio, con respecto y dignidad. Es la mejor asistencia

que podríais

dar a quien parte para el

143

reino del descanso y de la paz.

Cerca de siete días, el alma-peronalidad que acaba de dejar el cuerpo permanece en el ambiente, en el aura de la tierra, y en particular, en las cercanías de la residencia que acaba de dejar.

144

Las enseñanzas de la Orden Rosacruz AMORC declaran con justa razón que las almas-personalidades encarnadas no vuelven a este plano físico para manifestaciones de carácter material. Por el contrario, el hombre "puede elevarse" hasta su grado o familia y entrar en comunión con ellos.

145

A nadie le está permitido matar, pero tampoco está permitido prolongar, cueste lo que cueste, una existencia sin esperanza, a costa de sufrimientos cada vez más insoportables. Es necesario saber interrumpir un tratamiento sin salida para ayudar sencillamente a una muerte apacible.

146

En verdad, no hay un acto más inútil y dañino que el suicidio. Ninguna experiencia humana se puede comparar a lo que el suicida encuentra desde el instante en que perpetra su acto.

LA ATLANTIDA

147

LA ATLANUDA

La Atlántida fue el primer continente donde la "formulación del cono­ cimiento" tomó forma de grupo Todos los sabios auténticos que el mundo podía entonces producir, esta­ ban, en efecto, reagrupados en este país desaparecido, e inicialmente las escuelas de los misterios fueron, en consecuencia, un "colegio de sabios".

Este "colegio de sabios" había reunido la formulación integral de la eterna sabiduría, es decir, el conocimiento que le era posible al hombre adquirir y que no podría nunca superar en su estado humano.

148

Lo que no se os ha revelado hasta aquí es lo siguiente: los sabios atlantes habían salvaguardado también los conocimientos científicos y técnicos que hacían de la Atlántida un continente cuya civilización no ha sido aún igualada.

149

El líos han entregado al mundo, a

medida que el hombre podía comprender,

recibir, utilizar sin peligro, "los descubrimientos" que le eran sugeridos.

Ellos han entregado, digo, en el sentido más estricto del término, los co­ nocimientos científicos y técnicos adquiridos por la Atlántida y preserva­ dos para ellos y sus sucesores

150

Todo lo que nuestro siglo ha adquirido en "descubrimientos" y en civili­

zación material, la Atlántida ya lo poseía, y será lo mismo para todo lo

que se adquirirá a este respecto hora de la gran Elección.

en el futuro, y esto será así hasta la

151

Será señalado

por la reaparición de la Atlántida, el resurgimiento del continente desa­ parecido ante la humanidad estupefacta

Ahora bien, este tiempo de la elección se aproxima

152

Los habitantes de la Atlántida no desaparecieron todos en el espantoso cataclismo. Los supervivientes han tenido una descendencia y esta descen­ dencia existe aún en la actualidad, ¡consciente de que es atlante!

153

Por más extraordinario que parezca, ¡y vaya que lo es!, todavía hay atlantes, actualmente, y los habrá hasta el momento de la gran elección que coincidirá con el resurgimiento del continente desaparecido. Los atlantes de que hablo no son aquellos que, adaptándose mejor a las nue­ vas circunstancias contrajeron matrimonio en el interior de los pueblos donde debían proseguir, solitarios, la obra que ya he mencionado, dando nacimiento a nuevas razas, como, por ejemplo, los PEULS en Africa y al­ rededores Yo me refiero a los Atlantes de origen puro, cuya perpetuación ha sido asegurada y es asegurada aún por los matrimonios rigurosamente mantenidos en el seno de la raza misma. Estos atlantes no se han desposado sino con atlantes y ha sido así desde la catástrofe, es decir, desde hace unos doce mil años.

154

Esta raza, en efecto, se perpetúa sobre la tierra y ésta

lo ignora,

porque se ha hecho todo lo necesario para su protección, ya que su "papel" de testigo se convertirá más tarde en un papel de actor y será, creedme, "un primer papel". Justamente de esta raza -la más pura que haya- se eligen a los que, periódicamente, deben reemplazar en el "colegio" a un sabio desaparecido

El Colegio de los Sabios existe, pues, desde siempre y es él quien de­ cide el "descubrimiento" a la humanidad de los conocimientos científicos, técnicos y otros venidos del pasado.

155

De todas maneras, recordaos de lo siguiente: los Atlantes reaparecerán frente al mundo en el momento en que resurja la Atlántida Ellos están "por todo el mundo" en puntos cuidadosamente escogidos, desde siempre gracias a su excepcional sabiduría. Las regiones en que se han concentrado estás situadas en todos los continentes y son vitales en el sentido más absoluto del término. Son los "centros de fuerza" y los Atlantes son, por consecuencia, sus guardianes vigilantes.

156

En todo caso, todo lo que en el pasado haya podido parecer "epifenómeno" en el dominio del conocimiento y de la tradición auténtica es simplemente la perpetuación de los conocimientos atlantes dispersos, ajustados, después de la catástrofe, en un ámbito conveniente, desde el punto de vista psicoló­ gico y simbólico, a los países donde la perpetuación debe llevarse a cabo.

157

La Atlántida, en su extraordinario grado de desarrollo en todos los dominios, tenía como algo muy particular el hecho de que "exportaba" sus creencias adaptándolas a su nuevo ambiente y teniendo en cuenta el parti­ cularismo, la psicología, las condiciones -incluso las tradiciones- de ese medio.

158

Esta sabiduría de la Atlántida venía de otra galaxia y fue traída por los que fueron los primeros jefes de la Atlántida. Digo bien: los primeros jefes del continente atlante no eran "habi­ tantes de la tierra". Permanecieron en la tierra igual como, en un futuro cercano, nuestros cosmonautas van a establecer bases o colonias sobre otros planetas y probablemente en otra galaxia.

RETRATOS

159

MAHA

MAHA es uno de los hombres más extraordinarios que jamás haya conocido. Parece tener unos cincuenta años y es de una elevada estatura. Su rostro irradia una gran serenidad, pero son sus ojos los que más sorprenden. Son extremadamente claros, de un tinte imposible de definir.

Si se me pidiera describir a MAHA, yo diría solamente: "¡TIENE UNOS GRAN­ DES OJOS!"

160

TRANSFUGA

Habiendo recibido,durante un tiempo más o menos largo, una formación iniciática valedera sin haber dominado su EGO y menos el escollo mortal que constituye EL ORGULLO, ciertos suponen tener una misión propia que cumplir o, en el mejor de los casos, una ayuda personal que aportar, y se erigen en maestros o fundadores de algún movimiento de su cosecha, se declaran capaces de despertar a los demás a las grandes verdades universa­ les. Una tal pretensión resulta aún más sorprendente en la medida en que su autor mismo no está despierto a estas verdades universales y que, no teniendo ninguna autoridad REAL para asumir la empresa que se ha propuesto, no se sitúa en la corriente de la tradición ni en la prolongación de nin­ gún egrégor que podría, al utilizarlo, suplir sus deficiencias o, senci­ llamente, sus carencias.

161

AMSTERDAM

Extraña ciudad donde domina la sombra de Rembrandt, donde envejecen sin envejecer los históricos canales, donde el mar obstinado muere al chocar

contra el dique de la obstinación humana, ciudad de tradición que el gran maestro de la Rosacruz pasada, Gustave Merinck, atraviesa con sus recuer­ dos; jamás *1 flujo cosmopolita de los agobiantes quehaceres borrará la historia que impregna los venerables muros de tus barrios antiquos E INCLU­ SO SI ALGUN DIA LUGUBRE LA NATURALEZA EN COLERA TE DEBIERA ENGULLIR PARA SIEMPRE EN LAS ATORMENTADAS OLAS DEL ADVERSARIO (1) ¡el sabio perpetuaría tu recuerdo en el santo santuario de la secreta sabiduría! Noble ciudad que quiere hacerse tristeza con el triste, alegría con el alegre, cadena con el esclavo o libertad con el libre, tú compartes las aspiraciones de tu visitante y sabes inluso ser decepción para el decepcionado! ¡Oh, cuán­ to quisiera yo ya que el adepto veradero escrute la eterna presencia de

todos

tú no reservas tus secretos sólo al clarividente que, de una mirada,borra

lo ineluctable moderno para ver mejor y más allá! Para mí, ya eres tú ri­ queza al abrir tus cofres rebosantes de joyas alquímicas. Desde ahora tú significas aún más para mí, puesto que en adelante te asocio a Maha

aquellos que han dejado en

ti las huellas de la Alta

Sabiduría, pues

(1) ¿Por qué el incorregible optimista Raymond Bernard se dejaría llevar de repente por estas sombrías hipótesis? ¿Acaso no se trataría de aquellos "hechos considerables" conocidos en las "casas secretas", y que se ha pro­ puesto destilar en sus escritos bajo la forma de hipótesis? Cf. afirmación NQ 189.

162

LISBOA

Lisboa, una de las ciudades del mundo situada sobre siete colinas, es pro­ fundamente atractiva para el visitante extranjero. Ciertamente, en un país que sufre graves dificultades económicas, se siente siempre una inmensa com­ pasión por un pueblo que lucha a cada instante por sobrevivir. Sin embargo, pocas ciudades tienen un atractivo tan grande; y estando en el lugar mismo no se puede dejar de recordar que Portugal estaba comprendido en un continente hoy desaparecido: la Atlántida.

Pocos saben que antes Lisboa se llamaba ULISSIPO, y después, sin duda por sim­ plificación, Olisipo. Muchos ignoran que ella fue un municipio de la Lusitania romana; que en el año 357 tenía ya un obispado, y que los Moros se la tomaron

en el año 711 y que sólo fue reconquistada en 1147 por Alfonso I y

dos, para llegar a ser en el siglo XIII la residencia de los reyes de Portu­ gal De su fabulosa prosperidad en el siglo XV, desaparecida con la dominación española en 1580 y definitivamente aniquilada por la pérdida de las Indias, pocos se recuerdan. Ella languidece hoy en las riberas del Mar de Palha, so­ ñando con su pasado, escrutando el porvenir y sus inciertas promesas, aferrán­ dose a las esperanzas que su pueblo, sonriendo de tristeza, mantiene por una

los Cruza­

labor cotidiana y una perseverancia secular

163

ATENAS

¡Atenas! El cielo más lindo del mundo, se dice; pero sobre todo, qué curio­ sa impresión de un eterno pasado para el visitante que desea ignorar la ineluc­ table presencia de "lo moderno". Con excepción del Partenón, de algunos jardi­ nes y monumentos, hay pocas huellas de la prodigiosa antigüedad en Atenas mis­

ma,

ficiente como apoyo para atraer el corazón a aquellos lejanos siglos en que el pensamiento de un mundo se reunía aquí bajo la protección benéfica de la divi­ na Atenea. En cuanto a mí, como a tantos otros, cada estadía en Atenas me mo­ tiva a realizar una peregrinación a la célebre colina donde, entre las piedras del templo, brotan aún la esperanza, las aspiraciones y la tradición de todo

pero existe "la atmósfera", y si no hubiera más que el Partenón, sería su­

un pueblo.

164

ROMA

Yo me siento incapaz de describir la ciudad de Roma. ¿Cuál sería, a fin de cuentas, la ventaja para mi lector de vagar conmigo por los jardines Borghese, de ver los vestigios de la Roma antigua, de visitar apresuradamente ciertos museos, de admirar algunas iglesias, de descender en las conmovedoras catacum­ bas, de precipitarse a la ciudad vaticana para recorrer la basílica de San Pedro y volver por fin, agotado, a buscar un reposo imposible de encontrar en una terraza célebre de la Vía Véneto?

Roma es lo antiguo y lo moderno mezclados en un presente que canta bajo las

I cabezas morenas y ensortijadas, cuyos ojos dan vida a las cosas y a los seres

que tocan, es lo religioso y es lo profano, la fe y la superstición, la belle­

za en mil facetas, la verdad cuando es agradable, la mentira venial que desea

agradar y que por lo mismo es tan sincera que se convierte en verdad. Roma es

una oración y es una canción, triste o alegre, tan de prisa alegre como tris­ te, y tal vez triste y alegre a la vez.

165

TUNEZ

A su visitante, Túnez puede otorgarle todo o no concederle nada. Como gran coqueta, reserva sus encantos para quien sabe agradarla y comprenderla.

Para aquél que, atento y prevenido, desea con gozo concederle lo mejor de

su tiempo, ¡ah! Túnez está dispuesta a entregarse enteramente. Se engalana con

toda su belleza oriental: en su alma están las mezquitas donde vibran sin ce­ sar el acento y la música del Santo Corán; en sus ojos está el reflejo del misterioso palacio con su atormentada historia y su crónica a veces escanda­ losa. ¿Sus atavíos? ¡Ved! La alcazaba sorprendente, simpática, limpia; como ardorosos vecinos, los zocos que provocan con insolencia; de lejos, esos cu­ riosos edificios por los cuales Europa tiene tanta afición y que parecen ha­ berse adaptado tan bien aquí únicamente gracias a la proverbial hospitalidad tunecina. Tal es el tejido de vivos colores que ciñe el admirable cuerpo de

Túnez, y a estos

fidelidad: el sol. El hace aparecer miles de detalles nuevos y, con una tórrida insolencia, abraza a la ciudad con sus caricias indiscretas.

colores que cambian con el

tiempo, un amigo les ha jurado

166

MADRID

Tengo una especial predilección por Madrid. Aquí me siento en mi casa, y

mis amigos madrileños me han acogido siempre como uno más de ellos, nunca como un extranjero. Y aun más: el ambiente responde a mi naturaleza profunda.

Mi alma

este país y yo estuviera, por así decirlo, preestablecida. Sin embargo, des­ cribir Madrid sería para mí una ardua labor de pobres resultados. Esta ciudad

se conjuga de golpe con el alma española como si la armonía entre

no

tiene nada de diferente,

es una ciudad

pero basta que el pensamiento,

de

un pincel experto, por poco que matice los colores y mezcle ahí la historia,

para que el

o quizás el orgullo de todo un pueblo. ¿Morir en Madrid? ¿Por qué? Es suficien­

te con vivir ahí.

cuadro se anime y,

sobre un fondo de sangre, se yerga la dignidad

167

PARIS

Al hablar de París, mi pluma vacila, ya que París no se describe, sino

París es cada pari­

que se murmura, se confía,

se cuenta, se canturrea

siense, ya sea de origen o de adopción, es cada visitante venido quizás de

dónde y a menudo de muy lejos. París es una historia y es la gran historia.

París es un misterio o una catedral,

comedia o una ópera, una canción y tal vez una sonrisa. Todo es París, y sin embargo es como no haber dicho nada, puesto que París es Ud., soy yo y es todo el mundo. Cada uno tiene su París, porque París es de todos y yo tengo

el mío, por supuesto, pero como el de Uds., no se puede dividir

es un cuadro, una escultura, es una

MISCELANEA

168

Con respecto a doce vosotros sabéis que es el número cósmico. Contiene los cuatro elemen­ tos bajo los 3 aspectos de la manifestación. Es la "naturaleza naturali­ zada", el número perfecto de un universo de tres dimensiones y de cuatro elementos.

El número 108 tiene un

169

valor único en la tradición: es el número fatí­

dico, como lo demuestran los largos cálculos esotéricos; es cuatro veces

el número 27 encontrado en el tetraktys de PLatón.

El 108 es sobre todo la "periferia" de un triángulo basado

en la ci­

fra 37 y cuyo total de lados es 111, número crístico. El 108 simboliza la cumbre que un hombre puede alcanzar en el sendero durante su encarnación y es así el número del cumplimiento o realización.

170

Es una palabra mística, una palabra

de poder con una fuerza escondida y una energía latente. Es una palabra que da vida y que despierta el alma.

Al repetir 0M, uno podrá constatar que viene de las profundidades mismas del ser y fluye de todas las células.

0M no es una mera palabra común.

171

0M es el sonido más simple, el más

natural, el que lo abarca todo, y

que incluso el mudo y el sordo pueden pronunciar.

172

Lo que aún es desconocido por la astrología actual, es que el signo ascendente determinado por la HORA del nacimiento representa el FIN por al canzar, las nuevas adquisiciones por realizar en el transcurso de la existencia en el ciclo de evolución que debe seguir un alma-perso­ nalidad. Dicho de otra manera, el signo del nacimiento es el punto de partida de una existencia determinada y el signo ascendente es el punto de lle­ gada propuesto para esta misma existencia.

173

Las pirámides, dondequiera que se las encuentre, fueron edificadas sobre centros de fuerza de una intensidad excepcional y sus dimensiones son reveladoras del grado de poder de esos centros.

174

Los ángeles y los arcángeles, en sus jerarquías y sus "compañías" existen realmente y tienen su lugar en el orden universal de los seres

y las cosas.

175

Es erróneo suponer que en un determinado momento haya habido una "caída de ángeles" o alguna revuelta de su parte.

176

Admitir que cada hombre pueda tener un ángel guardián es inexacto.

177

En realidad, el Grial designa una vía de acercamiento a lo divino,

a una participación tal que ya no es el hombre quien busca aprehender

a Dios, sino que Dios es quien "se ve" en el hombre.

178

Basar toda esperanza en una existencia mejor sobre un amuleto o un fetiche, es una CAPITULACION que conduce a una actitud de grave debi­ lidad y finalmente al fracaso. El hombre debe contar CONSIGO MISMO para vencer los obstáculos, para esto tiene todas las facultades necesarias

179

Nosotros sabemos que es posible para un místico avanzado, después de años de preparación y de experiencia, proyectar su conciencia a \ügáre§ álejáéss y qué le és posible tambiin proyectarse a una comu­ nión más o menos completa con el cósmico. Dicho de otro modo, él puede proyectar su conciencia tanto en lo visible como en lo invisible. Pero no olvidéis que él a aprendido a hacerlo después de bastante tiempo.

180

Yo no soy partidario de la píldora anticonceptiva, no importando lo inofensiva que pueda ser en apariencia y en lo inmediato. Ella interrumpe la acción de un ritmo natural y esto sólo puede tener por consecuencia una ruptura en el equilibrio. Y lo mismo vale para la operación practicada en el hombre con el nombre de vasectomía. Por el contrario, todos los procedimientos, si pudiera decir, mecánicos, que no implican la inclusión permanente de algo en el cuerpo no merecen objeción.

181

Resulta (de este análisis) que, desde el punto de vista cósmico, el aborto puede ser libremente practicado en los tres primeros meses de embarazo, pero después de este período queda totalmente prohibido Un aborto efectuado después del tercer mes sin razón grave, es, pues, un error que contrae una deuda kármica.

182

En todo caso, si los lazos que unen a los miembros de una misma fa­ milia son poderosos, si estos seres, incluso opuestos por sus caracte­ res en una encarnación, se complementan en su acción y si, por este hecho, su evolución se realiza a un ritmo idéntico, ellos se encontrarán aquí o allá, y continuarán su camino juntos. Eso es lo que se debe entender por "ALMAS GEMELAS".

183

Es cierto que si el hombre da pruebas de celo y de constancia, reduce el número de sus encarnaciones sucesivas. Estas son ilimitadas: el hom­ bre, solo, por su ritmo de evolución determina el número de ellas.

184

No hay duda de que quienes son llamados a dirigir una organización mística y tradicional lo son por decisión cósmica, sea cual sea la ma­ nera por la cual hayan sido llamados. Su naturaleza humana no tiene nada que ver con la elección de que han sido objetos. Es normal y comprensi­ ble que tengan su aspecto negativo sin el cual nadie puede existir en el plano físico. Este aspecto forma su INDIVIDUALIDAD y esto ha sido tomado en cuenta en el momento cuando fueron elegidos, porque este mismo aspecto es útil a su misión. Esperar encontrar sólo el aspecto positivo en el místico, aunque esté investido de grandes responsabilidades, es un serio error.

CONCLUSION

I

185

En varias ocasiones he tenido el privilegio de tener excepcionales encuentros. Algunos ya los he contado, y otro, no. Quizás alguna vez contaré estos últimos, ya que no me ha sido impuesta ninguna prohibición; pero me parece que aún no ha llegado el momento oportuno.

186

Hay varias maneras de recibir una verdad. La única valedera a mi en­ tender es la de considerarla como un medio para comprenderse mejor y para comprender mejor a los demás. La verdad debe reunir lo que el error divide.

187

Yo os digo, en verdad, que más vale correr el riesgo de equivocarse antes que dejar pasar, una sola vez, la revelación capital que pueda transformar radicalmente la visión demasiado estrecha de un universo infinito.

188

Yo os he transmitido aquello de lo cual estoy absolutamente seguro, después de una verificación personal de cada uno de los puntos abordados; perfectamente consciente de las responsabilidades de mi cargo y de mis deberes para con todos.

189

Raymond BERNARD

Lo que he escuchado, aprendido (en estas casas secretas de la Rosa Cruz) es prodigioso, pero no puedo incluir todo en una obra enteramente reservada a la narración de estas visitas. Estoy autorizado a hacerlo de otra manera Y YO SEMBRARE, PUES, AL AZAR EN ESCRITOS POSTERIORES, LOS HECHOS CONSIDERABLES CONOCIDOS EN ESTAS CIRCUNSTANCIAS, SIN MENCIONAR SU ORIGEN, DEJANDO EL CARACTER DE HIPOTESIS A AQUELLO QUE ES REALIDAD, CON EL FIN DE QUE EL LIBRE ARBI­ TRIO DE CADA UNO SEA PRESERVADO POR LA POSIBILIDAD DEL RECHAZO 0 DE LA ACEPTACION.

R. B.

ÍNDEX

Estas afirmaciones están sacadas de las siguientes obras-

MSC

:

Messages du Sanctum Céleste. Editions rosicruciennnes -1974

NMSC

:

Nouveaux messages du Sanctum Céleste. Editions rosicruciennes -1974

FSR

:

Fragments de sagesse rosicrucienne. Editions rosicruciennes -1974

Ral

:

Rencontres avec 1'insolite. Editions rosicruciennes -1976

MSRC

:

Maisons secretes de la Rose+Croix Editions rosicruciennes -1979

R

+ C

:

Revue Rose+Croix

LNP

:

Lettre de nulle part.