Sei sulla pagina 1di 3

NUEVO MODELO EXAMEN PARA EL CURSO 2011-2012

Observaciones que han de tenerse en cuenta para realizar el EXAMEN:

Se proponen dos textos y una pregunta que han de contestarse con brevedad (aproximadamente en unas 20 líneas), además de un comentario de texto.

1. En relación con los textos: no se trata de adivinar o aprender de memoria los textos que aparecen en el Manual sino de razonar a partir del tema, de la forma de expresión y del género utilizado, su posible asignación al Renacimiento o al Barroco (o incluso al Humanismo). De acuerdo con sus características se debe asignar también a un posible autor o autores.

2. En cuanto al tema: aparentemente puede parecer muy general pero no se trata de completar todo; lo que importa es que se organice como una exposición personal bien ordenada (introducción, desarrollo y conclusión) en donde el alumno utilice las lecturas, los textos del manual y su propia asimilación de contenidos para realizarlo.

3. Respecto al comentario de texto: no debe ser nunca una glosa del texto sino un ejercicio de comprensión y razonamiento. Tienen como modelo los textos comentados en la Guía. Tras el análisis del mismo, se debe enmarcar el texto en la época correspondiente a partir de la deducción del análisis realizado, y si es posible, asignarlo a un posible autor o autores. Sólo es obligado “conocer el texto” cuando se trate de un fragmento suficientemente claro (por personajes, ambiente, tema) que pertenezca a una obra de lectura obligada.

EXAMEN

Texto 1. Preguntas: tema y época a la que puede pertenecer el texto por el contenido del mismo. Resumir en pocas líneas la relación del texto con la época y la importancia de la estructura que presenta (diálogo).

Gran cosa es el hombre y admirable, el cual quiso Dios que con muchas tardanzas convaleciese después de nacido, dándole a entender la grande obra que en él hacía. […] Ahora hablemos del entendimiento, que tú tanto condenas, el cual para mí es cosa admirable, cuando considero que, aunque estamos aquí como tú dijiste en la hez del

mundo, andamos con él por todas partes. Rodeamos la tierra, medimos las aguas, subimos al cielo, vemos su grandeza, contamos sus movimientos, y no paramos hasta Dios, el cual no se nos esconde. Ninguna cosa hay tan encubierta, ninguna hay tan apartada, ninguna hay puesta en tantas tinieblas, do no entre la vista del entendimiento humano para ir a todos los secretos del mundo; hechas tiene sendas conocidas, que son las disciplinas, por do lo pasea todo. No es igual la pereza del cuerpo a la gran ligereza de nuestro entendimiento; no es menester andar con los pies lo que vemos con el alma. Todas las cosas vemos con ella, y en todas miramos, y no hay cosa más extendida que es el hombre, que aunque parece encogido, su entendimiento lo engrandece. Éste es el que lo iguala a las cosas mayores, éste es el que rige las manos en sus obras excelentes, éste halló la habla con que se entienden los hombres, éste halló el gran misterio de las letras, que nos dan facultad de hablar con los ausentes, y de escuchar ahora a los sabios antepasados las cosas que dijeron. Las letras nos mantienen la memoria, nos guardan las ciencias y, lo que es más admirable, nos extienden la vida a largos siglos, pues por ellas conocemos todos los tiempos pasados.

Texto 2. Preguntas: tema y época a la que puede pertenecer el texto por el contenido del mismo. Resumir en pocas líneas la relación del texto con la época y la importancia de la estructura que presenta. Recordar que el personaje que habla en este texto es el poeta Bembo.

El ardiente deseo que llamamos amor […] es un lustre o un bien que mana de la bondad divina, el cual aunque se extienda y se derrame sobre todas las cosas criadas como la luz del sol, todavía cuando halla un rostro bien medido y compuesto, con una cierta alegre y agradable concordia de colores distintos, y ayudados de sus lustres y de sus sombras, y de un ordenado y proporcionado espacio y término de líneas, infúndese en él, y muéstrase hermosísimo, aderezando y ennobleciendo aquel sujeto, donde él resplandece acompañándole, y alumbrándole de una gracia y resplandor maravilloso, como rayo de sol que da en un hermoso vaso de oro, muy bien labrado y lleno de piedras preciosísimas; y así con esto trae sabrosamente a sí los ojos que le ven, y penetrando por ellos se imprime en el alma de quien le mira, y con una nueva y extraña dulzura toda la trastorna y la hinche de deleite, y encendiéndola, la mueve a un deseo grande de él.

3. Pregunta teórica: el teatro barroco. El alumno debe hacer un guión elemental para poder contestar de manera breve pero completa los siguientes aspectos:

importancia social y literaria del teatro en el barroco, espacios de representación, importancia de Lope de Vega en la renovación teatral, temas, autores y obras representativos. ¿Tiene importancia la escenografía? Responder en unas 20 líneas.

4. Comentario de texto: tema, estructura externa (género literario y tipo de estrofa), estructura u organización del tema (estructura interior); recursos estilísticos más importantes utilizados para expresar el tema y valoración (es decir, razonar la relación entre la época a que pertenece el texto y la comunicación del tema propia del autor o de los posibles autores a que pueda asignarse). No se trata de “reconocer” de memoria al autor sino de razonar a qué época puede pertenecer el poema por el tratamiento del tema.

A una rosa

Ayer naciste, y morirás mañana. Para tan breve ser, ¿quién te dio vida? ¿Para vivir tan poco estás lucida, y para no ser nada estás lozana? Si te engañó su hermosura vana, bien presto la verás desvanecida, porque en tu hermosura está escondida la ocasión de morir muerte temprana. Cuando te corte la robusta mano, ley de la agricultura permitida, grosero aliento acabará tu suerte. No salgas, que te aguarda algún tirano; dilata tu nacer para tu vida, que anticipas tu ser para tu muerte.