Sei sulla pagina 1di 5

LIDERAZGO EN

TIEMPO DE
CRISIS
 Dentro de una crisis económica internacional, al gobierno
de un país como España le corresponden tres funciones, a
mi modo de entender las cosas: intentar hacer que la crisis
se note menos de lo que se sentiría si no se interviniese,
propiciar los cambios económicos para que los factores
desencadenantes en su país de la crisis no permanezcan y,
finalmente, generar confianza entre los actores económicos
y la sociedad en general ejerciendo el liderazgo que se le
han dado las urnas.
 Los temas económicos necesitan un planteamiento más
profundo como más técnico, en el cual con voy a entrar
ahora. En todo caso comparto la perplejidad que Egócrata
expresa hoy a propósito del titular del “El País” en el que se
informa de que
 El hecho de que el Gobierno haya suspendido las
vacaciones y haya celebrado
un Consejo de Ministro extraordinario para aprobar un
paquete de medidas para suavizar la crisis no es
precisamente algo que genere confianza. Un gobierno con
tantos problemas de comunicación política tiene serios
obstáculos en todo lo relativo a la confianza y al liderazgo
que no dejan de depender de la percepción subjetiva.
 En primer lugar lo extraordinario implica inyectar una sensación
de anormalidad que no aporta nada a la construcción de la
confianza, salvo en caso de catástrofes. En segundo me pregunto
si estas medidas no se podían haber elaborado y aprobado en el
último Consejo ordinario, del 1 de agosto, y haberse evitado
dejarle dos semanas al PP preguntando demagógicamente desde
sus lugares de vacaciones dónde está el Gobierno y qué está
haciendo. En tercer lugar te permite tener por delante varios días
para ir desgranando las medidas ministerio por ministerio, con lo
que consigues dar dos veces el mismo mensaje.
 También se le puede devolver la pelota al PP y
preguntarle quiénes pagarían
su receta de siempre (bajar los impuestos y
recortar los gastos públicos) y cuáles son esas
medidas concretas. Naturalmente los del PP se
van a mantener lo más callados posibles, porque
cuando hay una crisis económica internacional a
los responsables económicos de un partido los
que les pide el cuerpo es permanecer en la
oposición hasta que haya signos de alguna
recuperación.
 El gobierno debe estar un paso por delante y se
deben debatir sus medidas, no sus inacciones.
Estando por delante se puede dejar en evidencia
continuamente al PP, mostrando que no tienen
otra esperanza de que coincida su entrada en el
poder con una recuperación que ya era