Sei sulla pagina 1di 16

Michael Harner enseña antropología en la facultad de graduados de la Escuela Nueva de

Investigación Social en Nueva York y es actualmente jefe de la sección de antropología


de la Academia de Ciencias de Nueva York. Ha sido profesor visitante en Colombia,
Yale, en la Universidad de California, Berkeley, donde recibió su doctorado y ha servido
como asistente de director del Museo Iowie de antropología. Sus investigaciones las ha
retomado repetidamente en la zona alta del Amazonas en Sudamérica así como al oeste
de Norteamérica y México. Sus libros incluyen El jíbaro, Alucinógenos y
Shamanismo, y su reciente novela Cannibal, de la cual es coautor.

______________________________________________________________________

“Una guía práctica e íntima del arte de la curación chamanica y la tecnología de lo


sagrado. Michael Harner no sólo es antropólogo quien ha estudiado shamanismo sino
que el es un autentico shamán blanco.”

M.D. Stanislav Grof


Autor de Reinos del inconsciente humano
CONTENIDO

Agradecimientos
Introducción
Capítulo 1 Descubriendo el camino
Capítulo 2 El viaje shamánico: Introducción
Capítulo 3 Shamanismo y estados de conciencia
Capítulo 4 Animales de poder
Capítulo 5 El viaje para restaurar el poder
Capítulo 6 Prácticas de poder
Capítulo 7 Extrayendo invasiones dañinas
Palabras finales
Apéndice A Tambores, sonajas y otras ayudas
Apéndice B El juego manual de los indios cabeza plana
Notas
Bibliografía
Índice
AGRADECIMIENTOS

Agradecemos los permisos para el uso del material de las siguientes fuentes:

Spirit, Spirit: Shaman Songs (Espíritu, Espíritu, Canciones del shaman) por David
Cloutier. Copyright 1973 por David Cloutier. Reimpresión con permiso del autor y
editorial Copper Beech Press. “The hand game of the Flathead Indians”, por Alan P.
Merriam. Journal of American Folklore 68, 1955. Copyright 1955 para la American
Folklore Society. Reimpreso con permiso del autor y la American Folklore Society.

También agradezco la asistencia en la investigación de Bruce Woych y Karen Ciatyk y


el consejo de mi editor, John Loudon, así como a mi esposa, Sandra Harner.
“ Los curanderos aborígenes, lejos de ser pícaros, charlatanes o ignorantes, son
hombres de alto grado; esto es, hombres quienes han tomado un grado en la vida secreta
más allá que los tomados por la mayoría de los adultos masculinos- un paso que implica
disciplina, entrenamiento mental, coraje y perseverancia… Ellos son hombres de
respeto y, a menudo destacan, personalidad… Ellos tienen un significado social
inmenso, la salud psicológica del gran grupo depende de la fe en sus poderes… Los
variados poderes psíquicos atribuidos a ellos no deberían ser disminuidos como meros
poderes mágicos primitivos y “hechos creíbles”, para muchos de ellos se han
especializado en el trabajo de la mente humana, y han tenido una influencia en la mente
sobre el cuerpo y de mente a mente…”

De Aboriginal Men of High Degree


(Hombres aborígenes de alto grado)
por el avanzado antropólogo Australiano
A.P. Elkin (1945:78-79)
Introducción
Shamanes –quienes nosotros en el mundo “civilizado” llamamos “curanderos” y
“doctores brujos”- son los conservadores de un cuerpo remarcado de técnicas antiguas
donde ellos han logrado y mantener en buena forma y curados por ellos mismos y los
miembros de sus comunidades. Estos métodos shamanicos son estrictamente similares
al mundo actual, incluso por pueblos cuyas culturas son totalmente diferentes en
diversos aspectos, y quienes han sido separados por océanos y continentes por diez mil
años.
Estos así llamados pueblos primitivos carentes de nuestro nivel de avance de tecnología
médica, asi tienen excelentes razones para estar motivados por el desarrollo de la
capacidad notecnológica de la mente humana para la salud y la curación. La
uniformidad básica de los métodos shamanicos sugeridos, a través de la prueba y error,
la gente ha llegado a las mismas conclusiones.
El shamanismo es un a gran aventura mental y emocional, una en la cual el paciente asi
como el shamán curandero están envueltos. A través de su viaje heroico y efectos, el
shamán ayuda a sus pacientes mas allá de lo normal, definición ordinaria de la realidad,
incluyendo la definición de ellos como enfermedad. El shamán muestra a sus pacientes
que ellos no están emocional y espiritualmente solos en su lucha con la enfermedad y la
muerte. El shamán comparte sus poderes especiales y convence a sus pacientes, en una
nivel profundo de conciencia, que otro humano es complaciente para ofrecerse el mismo
para ayudarlos a ellos. El autosacrificio del shamán llama sucesivamente a un
compromiso emocionalmente conmesurado de sus pacientes, un sentido de obligación
para luchar a lado del shamán para salvar a uno mismo. Solidario y ayudando mano a
mano.
Hoy estamos descubriendo que inclusive los milagros recientes de la medicina
occidental moderna no es siempre la adecuada para nosotros mismos para resolver
completamente todo los problemas de aquellos que están enfermos o quienes desean
evitar la enfermedad. Cada vez más, los profesionales de la salud y sus pacientes están
buscando métodos suplementarios de salud, y muchos individuos sanos son también
enganchados en experimentación personal para descubrir aportes alternativos para
trabajar y lograr estar bien. En su experimentación, esto es a menudo difícil para el
abogado o incluso los profesionales de la salud para distinguir lo espurio de lo efectivo.
En contraste, los antiguos métodos del shamanismo están ya probados: de hecho, ellos
han sido probados a lo largo del tiempo, por ejemplo, tanto los psicoanalistas y la
variedad de otras técnicas psicoterapeutas. Uno de los propósitos de este libro es ayudar
a los occidentales contemporáneos, que por vez primera, benefician su conocimiento en
estas cuestiones para suplementar los avances de la medicina tecnológica moderna.
Para emplear los métodos descritos en este libro, debería haber una oportunidad para
adquirir la experiencia del poder shamánico y ayudarse unos a otros. En mis trabajos de
entrenamiento en el poder shamánico y curanderismo en Norteamérica y Europa, los
estudiantes han demostrado una y otra vez que la mayoría de los occidentales pueden
fácilmente convertir inicialmente dentro de los fundamentos de la práctica shamánica.
El antiguo camino es asi poderoso, y las llaves están profundamente en la mente
humana, este es un sistema de creencias usuales de la cultura y asume la realidad con
irrelevancia esencial.
Algunas cuestiones pueden ser aceptadas del shamanismo cuando puede ser aprendido
de un libro. Para un seguro grado la pregunta es justificada; finalmente, el conocimiento
shamánico puede solamente ser adquirido a través de la experiencia individual. Sin
embargo, ustedes deberían aprender los métodos en el orden a utilizarlos. Ellos pueden
ser aprendidos en una variedad de formas. Por ejemplo, entre los Conibo de las Bajas
Amazonas. “aprender de los árboles” es una consideración superior para aprender de
otro shamán. En los aborígenes de Liberia, la experiencia muerte/reencarnación fue a
menudo una fuente mayor del conocimiento shamánico En ciertas culturas
prealfabetizadas, las personas espontáneamente responden al “llamado” del shamanismo
sin ningún entrenamiento formal, mientras en otras ellos entrenan bajo la guía de la
práctica shamánica donde sea desde un día hasta cinco año o más.
En la cultura occidental, la mayoría de la gente no sabe lo que es un shamán ni han
entrenado con uno. Asi, desde nuestra cultura alfabetizada, no tienes que ser un aprendiz
para aprender: una guía escrita puede proveer la información metodológica esencial. Sin
embargo, primero esto puede ser visto como inoportuno al aprender las técnicas básicas
shamánicas desde un libro, en forma persistente. Tus experiencias shamánicas
proveerán su propio valor. Asi en cualquier campo del aprendizaje, por supuesto, esto es
enaltecer el trabajo de primera mano con un profesional. Aquello quienes desean tal
experiencia pueden participar en trabajos de entrenamiento (véase el Apéndice A).
En el shamanismo, el mantenimiento de uno de los poderes personal es fundamental
para estar bien. El libro podrá introducirte a algunos de los métodos básicos shamánicos
de restauración y mantenimiento de poder personal y su uso para ayudar a otros que
estén débiles, enfermos o lastimados. Las técnicas son simples y poderosas. Su uso no
requiere “fe” ni cambios en asumirlas en tu estado ordinario de conciencia. Además,
usualmente el sistema no siempre requiere tampoco de cambios en tu mente
inconsciente, para esto únicamente despierta y ya esta hecho. Sin embargo, mientras las
técnicas básicas del shamanismo son simples y relativamente fáciles de aprender, la
práctica efectiva del shamanismo requiere autodisciplina y dedicación.
Al dedicarse en la práctica shamánica, uno se mueven entre lo que yo llamo un Estado
Ordinario de Consciencia (Ordinary State of Consciousness (OSC)) y un Estado
Shamánico de Consciencia (Shamanic State of Consciousness (SSC)) Estos estados de
consciencia son las llaves para comprenderlos, por ejemplo, como Carlos Castaneda
puede hablar de una “realidad ordinaria” y una “realidad no ordinaria”. La diferencia en
estos estados de conciencia puede quizá ser ilustrada para referirse a los animales.
Dragones, grifos (mitad superior águila y mitad inferior león) y otros animales que
podrían ser considerados “míticos” por nosotros en la OSC y como “reales” en la SSC.
La idea que hay animales “míticos” es una útil y válida construcción en la vida OSC,
pero superflua e irrelevante en la experiencia SSC. La “fantasía” puede ser dicha para
tener un termino aplicado por una persona en el OSC para que sea experimentado en el
SSC. Conversamente, una persona en el SSC puede percibir las experiencias del estado
OSC para estar ilusionariamente en términos del estado SSC. Ambos son correctos,
vistos de sus particulares estados de consciencia.
El shamán tiene la ventaja de ser capaz de moverse entre los estados de consciencia
siempre. El puede entrar al OSC siendo no shamán y honestamente agregarlo cerca de la
naturaleza de la realidad desde esa perspectiva. Cuando el shamán puede regresar al
estado SSC y obtener de primer mano la confirmación del testimonio de otros a quienes
había reportado sus experiencias en dicho estado.
La observación con uno de nuestros propios sentidos es la base de una definición
empírica de la realidad; quien ha impugnado prueba que hay un solo estado de
consciencia que es valido para las observaciones de primera mano. El mito del estado
SSC es la realidad ordinaria; y el mito del OSC es de la realidad no ordinaria. Es
extremadamente difícil para un prejuiciado punto de vista para ser hecho acerca de la
validez de las experiencias en un estado contrastante de la consciencia.
Para el entendimiento del estado profundo, la hostilidad emocional que saludan los
libros de Castaneda en algunos barrios, uno necesita expulsar de la mente que este tipo
de prejuicio que es a menudo supuesto. Esta es la contraparte del etnocentrismo entre
las culturas. Sin embargo, en este caso no es la estrechez de alguna experiencia cultural
que es un resultado fundamental, pero la estrechez de alguna experiencia de la
consciencia. Las personas mayormente prejuiciados contra el concepto de la realidad no
ordinaria son aquellos quienes nunca lo han experimentado. Esto podría estar designado
como cognicentrismo, lo análogo en lo consciente del etnocentrismo.
Un paso en la dirección hacia una solución de este problema podría bien ser para más
personas para convertirse en shamanes, esto es que ellos puedan experimentar el estado
SSC por ellos mismos, y en sus propios términos. Tales shamanes, si como ellos han
hecho desde tiempos inmemoriales en otras culturas, puedan pues comunicar un
entendimiento de esta realidad no ordinaria para aquello que nunca se han enterado.
Esto podría ser comparable con el rol del antropólogo quien por ser participante
entendido en la observación en otra cultura como la suya. Por tanto, es capaz para
comunicarse y comprender la cultura para la gente quien debería por otro lado verlo
como un extranjero incomprensible e inferior.
Los antropólogos enseñan a otro intentar evadir los riesgos del etnocentrismo para
aprender a entender una cultura en términos de sus propias suposiciones acerca de la
realidad. Los shamanes occidentales pueden hacer un servicio similar con respeto al
cognicentrismo. Que los shamanes occidentales pueden ensayar para crear, en algún
grado, su relativismo cognitivo. Después, cuando un conocimiento empírico de la
experiencia del estado SSC es logrado, así podría estar con respecto a sus propias
suposiciones. Por tanto, el tiempo debería quizá estar maduro para analizar sin
prejuicios los estados SSC científicamente en términos del estado OSC.
Alguien podía argumentar que la razón que nosotros como humanos gastamos la
mayoría de nuestras vidas despiertas en el estado de OSC es una selección natural
intentada esta forma porque esto es la “real” realidad, y que otros estados de conciencia,
otros como dormir, son aberraciones que interfieren con nuestra sobrevivencia. En otras
palabras, tal como un argumento que podría ir, como nosotros percibimos la realidad del
camino que nosotros usualmente hacemos porque esto es siempre el mejor camino en
términos de sobrevivencia. Pero en reciente avances en neuroquímica muestran que el
cerebro humano lleva sus propias drogas de alteración de la consciencia, incluyendo
alucinógenos tal como la dimethiltriptamina1. En términos de la selección natural esto
visto improbablemente como ellos deberían estar presentes a menos que su capacidad
para alterar el estado de consciencia podría otorgar alguna ventaja para la sobrevivencia.
Esto podría aparecer que la Naturaleza misma habría hecho una decisión que alterara el
estado de conciencia es a veces superior a un estado ordinario.
Nosotros estamos solamente iniciando en el Occidente para empezar a apreciar el
impacto importante del estado de la mente podría tener sobre algo previamente sido
para a menudo percibir como preguntas de capacidad puramente “física”. Cuando, en
una emergencia, un shamán aborigen australiano o un lama tibetano aborda un “viaje
rápido” –un trance o técnica SSC para correr grandes distancias en una razón rápida-
esto es claramente una técnica de sobrevivencia la cual, por definición, no es posible en
el estado OSC.2
Similarmente, ahora estamos aprendiendo que la mayoría de nuestros mejores atletas
entran a estados alterados de conciencia cuando ellos están haciendo sus grandes
triunfos. Todos en todo, esto visto inapropiadamente para argumentar que únicamente
1
E.G., Mandell, 1978:73.
2
Elkin 1945: 66-67; 72-73.
un estado singular de consciencia es superior bajo todas las circunstancias. El shamán
tiene un gran conocimiento que asume no sólo como falso, pero peligroso para la salud
y su bienestar. El shamán, usando sus milenarios conocimientos así como sus
experiencias de primera mano, sabe cuando un cambio de estado de consciencia es
apropiado y necesario.
En el estado SSC, el shamán no solo experimenta que es imposible en el estado OSC,
pero lo es. Incluso si esto debería ser probado que todas la experiencias shamánicas en
el estado SSC es puramente hecho en su mente. En realidad, como una conclusión
podría significar que las experiencias shamánicas y sus hazañas no son imposibles en
cualquier sentido absoluto.
Los ejercicios presentados en este libro, representan mi propia personal destilación e
interpretación de algunos de los métodos shamánicos milenarios que he aprendido de
primera mano de los indios del Sudamérica y Norteamérica, complementado por la
información de literatura etnográfica, incluyendo de otros continente. He adaptado los
métodos así como los lectores occidentales, a pesar de todo de sus orientaciones
filosóficas y religiosas, se pueden usar las técnicas en la vida diaria. Los métodos son
para aquellos de buena salud así como aquellos “sin energía” u otra enfermedad. Desde
el punto de vista del shamanismo, el poder personales básico para curar bajo todas las
condiciones de la propia vida.
Para ser seriamente beneficiado de este libro, debería ser cuidadoso para emprender los
ejercicios o experiencias precisamente en la secuencia presentada, no intentar un
subsecuente ejercicio hasta lograr haber triunfado en el anterior. Algunas veces esto es
posible para una persona para alcanzar todas estas etapas en pocos días; mas
comúnmente tomar semanas o meses. La cosa importante es no apurar sino una práctica
personal constante. A lo largo de su proceder en un camino disciplinado para practicar
los métodos aprendidos, estará en el proceso de convertirse en un shamán. Y ¿a qué
nivel es usted un shamán? Este estatus puede sólo ser otorgado a usted por aquellos
intentos para ayudar en materia de poder y curación. En otras palabras, esto es un
reconocido éxito en la tarea shamánica que determina si tú te haz convertido
efectivamente en un shamán.
Usted debería tener la oportunidad para encontrar que, completamente sin el uso de
drogas, usted pueda alterar su estado de consciencia en los caminos clásicos shamanicos
e ingresar a la realidad no ordinaria del shamanismo. Así en el estado SSC, usted podrá
convertirse en un observador (see-er), y emprender personalmente el famoso viaje
shamánico para adquirir de primera mano conocimiento de un universo escondido. Tú
puedes también descubrir cómo beneficiarte de tus viajes en términos de curación y
salud, usando métodos antiguos que ambos presagian y van más allá de la psicología
occidental, la medicina y la espiritualidad. En suma, tú puedes aprender métodos no
viajados a través del cual mantienes e improvisas el poder personal.
No es usual para los occidentales lograr ejercicios shamanicos por vez primera con algo
de turbación. Todavía en cada caso que conozco, las ansiedades prontamente han sido
reemplazadas por sentimientos de descubrimiento, excitación positiva y autoconfianza.
Esto no es accidental ya que el término éxtasis comúnmente se refiere a un trance
shamánico o estado SSC y al estado de exaltación o placer entusiasta. La experiencia
shamánica es positiva así ha sido verificado a través de miles de años, y como yo he
visto una y otra vez en trabajo de entrenamiento, el cual los participantes han
representado un amplio espectro de personalidades.
El estado SSC, puede ser dicho, es más seguro que soñar. En un sueño, tú no puedes ser
capaz para lograr salir voluntariamente de una experiencia desagradable o una pesadilla.
En contraste, uno logra estar dentro del estado SSC y desde un estado despierto, es
capaz a la vez estar fuera de el y regresar al estado OSC. A diferencia de una
experiencia con una droga psicodélica, no hay una determinación química de longitud
de tiempo que una podría estar en un estado alterado de conciencia, y sin la posibilidad
de estar amarrado de un “mal viaje”. Los únicos significados peligrosos, reconozco es el
vinculado a la práctica del shamanismo, son los de carácter social o político. Por
ejemplo, esto fue obviamente peligroso para ser un shamán en Europa durante el tiempo
de la Inquisición, y aun hoy en día entre el Jíbaro esto puede ser peligroso para estar
acusado de ser un “malo” o shamán fascinador, un practicante de un tipo de
shamanismo no enseñado aquí.
Esto es esencialmente una presentación fenomenológica. Esto no lo puede tratar de
explicar fuera de los conceptos y prácticas shamánicas en términos del psicoanálisis o
cualquier otro sistema occidental contemporáneo de la teoría causal. La causalidad
envuelta en chamanismo y curación shamánica es, además, una cuestión muy
interesante y una cuestión peor de investigación intensiva, pero de casualidad de
investigación científica orientada no esencial al enseñanza de la práctica shamánica – el
principal objetivo aquí. En otras palabras, las cuestiones occidentales como y porque el
shamanismo trabaja, no es necesario en orden para experimentar y emplear los métodos.
Intentar suspender cualquier prejuicio crítico como tus primeros métodos shamanicos
prácticos. Simplemente disfruta las aventuras del logro shamánico. Absorbe y practica
como tú lo leíste, y así ve donde tus exploraciones te tomaron. Por días, semanas y
quizá años después de haber usado estos métodos, tu deberás haber ampliado el tiempo
para reflexionar en sus significados de un punto de vista occidental. El camino efectivo
para aprender el sistema shamánico es usar los conceptos básicos por ellos hecho. Por
ejemplo, cuando yo hablo de “espíritus” esto es porque es el camino del shamán dentro
del sistema. Para practicar el shamanismo, es innecesario y estar distraído o estar
preocupado con logros de un entendimiento científico de que los “espíritus” pueden
realmente representar y porque el shamanismo trabaja.
Los libros de Carlos Castaneda, sin reparar las cuestiones que han sido levantadas
considerando su grado de ficción, han realizado un servicio invaluable para
conocimiento de los occidentales a la aventura y excitación del shamanismo y para
alguno de los principios legitimadores envueltos. En las páginas siguientes recapitulare
los materiales en los libros de Castaneda, no he tenido la tarea de mostrar las
equivalencias entre sus conceptos y los propios presentados en este libro. Para la
mayoría de los lectores del presente libro, sin embargo, hay muchos paralelismos que
deberían ser bastante obvios. Una de las cosas que debería notar, si embargo, es que
Castaneda no hace énfasis de la curación en sus libros, no obstante esto es generalmente
una de las tareas más importantes del shamanismo. Quizá esto es porque Don Juan
Matus esta básicamente engranado con el tipo de guerrero (hechicero) del shamanismo.
El principal objetivo aquí es para proveer un manual introductorio de la metodología
shamánica de la salud y la curación. Hay mucho mas que poder escribir, y quizá a
futuro, pero las bases esenciales están aquí para cualquier quien tiene la capacidad de
inclinación para iniciar la conversión en chamán. Un conocimiento del shamanismo,
como cualquier conocimiento, puede ser usado para diferentes fines, dependiendo que
caminos es el empleado. El camino que ofrezco es que el curandero, no el hechicero, y
los métodos dados son aquellos para el logro del bienestar y salud, y para ayuda de
otros.
Finalmente, debería establecer, si esto no es obvio, que practicar el shamanismo
personalmente, no porque entienda en el estado OSC porque su trabajo, pero
simplemente porque se realiza. Pero no tomen mi palabra para ello: un significado
verdadero del conocimiento shamánico es experimentado y no podrá ser obtenido de mi
o de cualquier otro shamán. El shamanismo es, después de todo, básicamente una
estrategia para el aprendizaje personal y la actuación en el aprendizaje. Ofrezco una
porción de esta estrategia y te doy la bienvenida a la antigua aventura shamánica.
EL CAMINO DEL SHAMAN
CAPITULO UNO

DESCUBRIENDO EL CAMINO
Mi primer trabajo de campo amplio como un toque antropológico me tomo más de dos
décadas en la zona boscosa del este de los Andes Ecuatorianos entre los indios Jíbaro o
Untsuri Shuar. Los jíbaros son famosos al tiempo de sus ahora esenciales prácticas
desaparecidas de “reducción de cabezas”, y por la intensiva práctica del shamanismo, el
cual hasta la fecha continúa. Yo exitosamente he colectado un gran acuerdo de
información de sus culturas durante los años de 1956 y 1957, sin embargo, ha
permanecido un observador fuera del mundo del shamán.
Un par de años más tarde, el Museo Americano de Historia Natural me invito a realizar
una expedición de largo tiempo a la Amazonia Peruana para estudiar la cultura de los
Indios Conibo de la Región del Río Ucayali. Yo acepte, gustoso para tener una
oportunidad para hacer más investigación sobre las fascinantes culturas boscosas de la
Alta Amazonia. Este trabajo de campo tuvo lugar en los años 1960 y 1961.
Dos experiencias particulares que tuve entre los indios Conibo y los Jíbaro fueron
básicos para mi descubrimiento del camino del shamán en ambas culturas y me gustaría
compartirlas contigo. Quizá ellos convienen algo del increíble mundo escondido abierto
al explorador shamánico.
Yo he estado viviendo la mejor parte del año en la villa de los indios Conibo a un lado
de un remoto lago fuera de un afluente del Río Ucayali. Mi investigación antropológica
sobre la cultura de los Conibo ha sido bien llevada, sin embargo, mis intenciones para
sustraer información sobre su encuentro religioso con pequeños éxitos. La gente fue
amigable, pero renuente a hablar acera de lo sobrenatural. Finalmente ellos me dijeron
que si yo realmente deseaba aprender, debería tomas la bebida sagrada de los shamanes
hecha de la ayahuasca el “vino del alma”. Estuve de acuerdo, con la curiosidad e
inquietud, ellos me advirtieron que la experiencia podría ser terrorífica.
Al día siguiente mi amigo Tomás, el mas viejo de la villa, fue al bosque a cortar las
vides. Antes de irse, me comento rápido: un desayuno ligero y no un almuerzo. El
regreso al mediodía con suficientes vides de ayahuasca y hojas de la planta cawa para
llenar una olla de 15 galones. El los hirvió durante toda la tarde, hasta obtener un cuarto
del líquido oscuro remanente. Así lo echo dentro de la vieja botella y lo dejo enfriar
hasta la puesta del sol, cuando el dijo que podríamos tomarlo.
Los indios ponen bozales a los perros en la villa para que no estén ladrando. El ruido del
ladrido de los perros pueden dirigir a un hombre disparatado que ha tomado ayahuasca,
yo comento. Los niños estarán prevenidos para estar quietos, y el silencio deberá cubrir
la pequeña comunidad con la puesta del sol.
Así como el breve crepúsculo ecuatorial fue reemplazado por la oscuridad, Tomás sirvió
un tercio de la botella dentro de una licorera y me lo dio. Todos los indios estaban
viendo. Me sentía como Sócrates entre sus compatriotas atenienses, aceptando el
veneno- esto me ocurre cuando uno de los nombre alternativos que dan los indios
peruano amazónicos a la ayahuasca de “Pequeña Muerte.” Tome la porción rápidamente
Esto tenia un extraño y delicado sabor amargo. Espere que Tomás tomará su turno, pero
el dijo que había decidido no participar después de todo.
Ellos se echaron en la plataforma del bambú bajo techo de paja de la casa comunal. El
villa estaba quieta, excepto por el gorjeo de los grillos y los distantes llamados de un
mono aullador en la profundidad de la selva.
Así como inicie descendiendo, dentro de la oscuridad, débiles líneas de luz aparecían.
Ellos crecían filosos, más intricados, y rotos dentro de colores brillantes. El sonido llego
de más allá, un sonido como una cascada, la cual creció fuerte y fuerte hasta que lleno
mis oídos.
Sólo unos pocos minutos tempranamente había estado defraudado, seguro que la
ayahuasca no habría tenido un efecto en mi. Ahora el sonido del agua precipitante
inundaba mi cerebro. Mis mandíbulas empezaban a sentirse entumecidas, y el
entumecimiento esta moviéndose hacia mis sienes.

Por encima de las débiles líneas que comenzaban a brillar, y gradualmente a entrelazar
formas de toldos parecidos a mosaicos geométricos de manchados cristales. El matiz del
brillo violeta formo un amplio techo sobre mí. Sin la celestial cueva, escuche el sonido
del agua creciendo poco a poco y pude ver débiles figuras engarzadas en movimientos
de sombras. Así como mis ojos vieron el ajuste de la tinieblas, la escena movida
resolvió a si mismo dentro de algo parecido a un enorme casa de la risa, un sobrenatural
carnaval de los demonios. En el centro, presidiendo varias actividades, viéndome
directamente, fue una gigantesca sonrisa abierta de una cabeza de cocodrilo, de aquellas
mandíbulas cavernosas chorreando una torrencial inundación de agua. Lentamente las
aguas rosas, se hicieron como un toldo en ellos, hasta que la escena se convirtió dentro
de una simple dualidad de azul cielo arriba y abajo mar. Todas las criaturas habían
desaparecido.
Por tanto, desde mi posición cercana a la superficie del agua, empieza a ver dos
extrañaos botes flotando atrás y adelante, flotando a través del aire hacia mi,
acercándose poco a poco. Ellos lentamente combinaron a formar un simple barco con
una enorme proa con cabeza de dragón, nada parecida a un barco vikingo. El aparato
entre los barcos fue una nave escuadra. Gradualmente, así como el bote gentilmente
floto atrás y delante de mi, escuche un sonido elegantemente rítmico y vi que esto era
una gigante galería con cientos de remos moviéndose atrás y adelante en cadencia con el
sonido.
Estuve consciente, también, del más hermoso canto que jamás había escuchado en mi
vida, de alto tono y etéreo, emanando desde voces miríadas a bordo de una galera. Así
como observe mas cerca en el escritorio, debería hacer fuera un gran numero de gente
con las cabezas de mandíbulas azules y los cuerpos de humanos, como los dioses de
cabeza de pájaro de las tumbas pintadas del antiguo Egipto. Al mismo tiempo, algunas
esencias de energía empezando a flotar desde mi pecho dentro del bote. Sin embargo,
creo yo mismo ser un ateo, esta completamente seguro que estuve moribundo y que el la
gente cabeza de pájaro había venido a tomar mi alma fuera del bote. Mientras el alma
flotante continuada desde mi pecho, yo estaba consciente que las extremidades de mi
cuerpo estaban creciendo entumecidas.
Inicie con mis brazos y piernas, mi cuerpo lentamente empezó a sentir como esto fuera
cambiando a un sólido concreto. No podía hablar o moverme. Gradualmente, como los
entumecidos cercanos sobre mi pecho, hacia mi corazón, intente abrir mi boca para
pedir ayuda, para pedir a los indios un antídoto. Intentar como yo debería, sin embargo,
no debería ordenar mis habilidades suficientemente para hacer una palabra.
Simultáneamente, mi abdomen busco ser cambiado a piedra, y yo tenia que hacer un
tremendo esfuerzo para mantener mi cabeza golpeada. Empecé llamando mi corazón,
mis amigos mis queridos amigos de todo, para hablarle, para alentarlos a golpear con
todo el poder acumulado a mi mando.
Estuve conciente de mi cerebro. Sentí, físicamente, que esto tenia a convertirse a
compartirse dentro de cuatro distintos niveles. En la superficie más alta fue la del
observador y el comandante, los cuales estuvieron conscientes de la condición de mi
cuerpo, y fueron responsables de la intención de mantener mi corazón funcionando. Se
percibió, como puramente un espectador, las visiones emanaron desde que ni parecieron
ser las porciones de mi cerebro. Inmediatamente bajo el nivel más alto senti un