You are on page 1of 10
Bolerin CIHEY ~ 73 EVANGELIZACION EN LA COLONIA: UNA TEOLOGIA PATETICA Pedro Trigo (ITER) INTRODUCCION: profesor connotado. América no es para él u- UNA OBRA SINTOMATICA naprovinciaremotayruda donde vulgarizat producido en lametépol Por el contarioA~ EL aio pasado se cumplizron ls 400 alos méricada que pensara Acosta, A nivel cient de la publicaci dela obra de PJs de A~ fico (de ahi su monumental Historia Natural y ‘De Procuranda Indorum Salute (2) En 10s de balance con oeasion del medio de América Latina y con motivo dela eva evangelizacin en marcha, el didlogo _ historia sino respect de lo designio conestaobrade Acostacontibuyeaclarfcar cos de Dios. Por esoasienta: “los te6logos de actual figura histricade AL. yellugar del Espa, por muy célebreseilustes que sean, stianismo y la insituci6neclesidsticaen e~__caen en no pequetios errors cuando tratan de - cosas de Indias; mas los que las tienen delan- fey las ven con sus ojos y plpan con sus ma- nos, aunque sen t6logos de meno razonan muchoméscieriyflizmen CCon esta acttud Acosta se pone enseguida a ‘observa, trata de informarsedvidamente, mo- virrey Toledo para emprender con mano firme Ianormalizacién de la Republica basada en a politicade reducir alos indiosa pueblos quee- ran a la vez comunidades indigenas autGno- ‘mas, encomiendas (dela igena,enfeudada ala corona y alare- ica de los espatioles, perocon elativa au- neraban tanto desénimo y resemtimiento. Pero son 31 aflos de edad, Acosta era ya su ejecucién no procesual ni convenida sino 74 — Boletiv CIHEY auoritriaenané violenciayoriginé grandes zando,Enes¢ cima scribe Acosta lacbaga Plstosyrencores, Estos limos eagravaron _comentamos. En 181 hay nuevo viey yn Perla ecucién de Tipac Amarataselasal- vo bis el vine jac paz los sing to de Vileabamba a pesar de la desolacién dele! obispo, Santo Toribio, convocé enseguiy pueblo indgenay dela inecesionpasica de elconcilio qu se leva cabo al at sigue fos superiors detodaslas dens religions. te, Acosta redae ss enone, campuso a De esa acl endrpica sail primera cons: texicastellan de sus wes calsrsmes yea tii clon : borden os conesonriosysermonarc, + concio ueresendo polos patrocos aan floles y singularmente los religiosos. Como sade suextremada dureza. Regresado Acosta af ie parte del mismo proceso de pacfcaralosn- a Roma, lgré qu a Santa Sede aprobaa, ino. ios y estbilizaris estaba en marcha un pro- | Gemislositedelosincnsonmenorsaue 9eHbaHVO kas cocliamanstiyenee imu bae we Saicescserysenmattandce: Poop an pr Jeewcin de Tipe Amarutvolugarafines de ecacion ya qe no Son cris. La 1572 cuando Acosa lovaba en el Peni unos mal AP Sarre cscioay obese alpaca sn ‘ocas meses Los jesus, egados apenas en tinoamericano de 1899. Con lo dicho queda Af - embargo hay que insistir en a ductbiidad de} 1567, odaviaenel primer fervor delamisin, clam quee! De PocirandaIndoum Salute if «indo. Esa expreaciacomprocba ue 10 silo ean en su mayria paridarios dels es caiecreccrmegen | eeanennt : “ jestirpe 0. -nativo, cuanto de ‘Preocupacién de esta parte: 4 coe monn po G Seccteimedincetocmes Tecra rete in el titulo justo en con- its tiempo desiembray n0 desig. evangsizacign, yest esl uno jus Foss leopein Rane manera qo ren iar por : sien sega eles emigre qe lope i etn ela deen bea ls a . indo "iasoracion dc Speromumires, Enoncs/cdmoschadeevanglia™ IIL. Del gobierno y administracién de los indios en lo politico y civil zados ponian incluso en duda la legitimidad del dominio espatio en las Indias. Noera pues tempo para una observacin despasionada y Tenta. Acosta tuvo que meterse desde yaen la dad de las Indias como empetio misional. lucha ideol6gica queera también politica yre-Comenzaremos ofreciendo un apretadore- ligiosa, Enseguida viaj6 por el interior hasta sumende laobra;acontinuaciGn trateremosde La Paz, Potosi y Chuquisaca. Visit diversas clarficarsuintencin, sus presupuesios, sues- ‘minas desde las de azogue de Huancavelica _tructuraasicomo suslimites y aporias; ilsta- hnasta las legendarias de Potosf, Muy-pronto remosnuestrasafirmaciones con el andlisis de fue consultado por las autoridades, la inquisi- algunos capftulos que resulten paradigméti- 4 ign lo nombré calificador y varias reuniones cos; y finalmente concluiremos sintetizando Jos resultados de nuestro estudio, dencias, Aunque si asi fuera se desharian las {ndias. ConclusiGn: la repblica concreta es el lay) irbaras para predicarles la fe ato sdesnsinyeindaloenenseraisy apse 0 eka de erie: desl sense: nebo ls pier nias O07. 35 ‘mente militares, y van los peores, los facinero- vi nfanes Ene to oe os funionars son pas indie he eccanann,¥anemargosOOie- PRESENTACION: - RESUMEN DE CADA LIBRO Laobra consta de ses libros. He aqutel e- ‘sumen de cada uno: ‘Punto de partida: un cierto estancam i-esdnimo, desencanto. Se abandona la e 16 - Boleriy CHEV valer aesos servicios. Son" paramantenimien- tode los magistrados y negocios de comin v- tilidad” (468). Y sin embargo “toman alos in- dios por un fundo orebafo,alcual se puede es- ‘quilmar cuanto se quiera,con al que no perez ca, antes queden para ulteriores aprovecha- miemtos” (473-74). ‘Las encomiendas: No es tiulo resarcirse con Jos indios de los trabajos pasado; sf, la ysobre lafey las costumbres, Sino lo cumplen deben restituir porque va “contra la justicia social” (478). El trabajo: Los indios son libres y todo ra- ‘bajo (enumeracién concreta y todavia act debe ser justamente retribuido. Aunque se puede obligar a trabajar con tal que se les par ‘Rue y no descuiden sus hacienda y el trabajo se reparta equitativamente, La causa de esta ‘compulsion es que no anden ociosos y sobre todoporqueel rabajodelindioesiabase delas Indias. El caso patético de las minas. TV. Cuales deben ser os ministros del evangelio que predican la fe xy de qué medios podrén ayudarse. xual, que son racfonalizados como difcaliad de los indios por sus pésimas costumbres y ccontedad, Acosta lo desenmase -y para llevar vida suelta, nose asien guna, se desconoce la leng uiza y muy mecdnicamente. Como quejarse “smionces del poco fi Requisitos: Saber! Donesto: oraciée, ejemplo ce fnasembrar los rutosse aapalabrade Dios. Siestose! 4n abundantes y ya lo son. - as tanto andan muchs enseflando cosas fi- Seftalamientos importantes sobre el con, cepto de sacerdote,e! estado dela catequess, lanecesidad det quechua, la ciencia adecuada alpastor de indios, lanecesidad de que hayaen ‘el Nuevo Mundo buenos teslogos, los proble- mas del cura de indi, los buenos oficis det sacerdote. Y. Dela doctrina eristiana y ensefianza de los indios en fe y mandamientos, “Esta es la suma de toda la doctrina cris sara, fa cual no persuade otra cosa q ‘fede Cristo que obra por lacaridad” 558). Respecto de la docirina, dos centros dein {erés:El primero es en tomo al nécleo minima (que ef cristiano ha de confesar. Ensaya diver. sas formulas de profesign de fe: “que crea en un solo Dios que por medio de Jesueriso, ‘nuestro nico salvador, perdonaa los horabre sus pecadas, y da los bienes ctemos a los que to de Cristo mas completo que el qu tener de los apdstoles Pedro Pablo oda feta David... ;Dénde seha visto que rogue hace veintey treinia alos que pisa slesiapreguntado sobre Cristo no sepa respon der quién esi aun siquicra siexite? ¥ mien- volas” (S44). EI segundo centro de interés gi- 1a sobre el modo de extirpar la idolaaria, Es bastante conereta la descripién de lareligién inca, Lainterpretaciénes aésolutamentenega- tivar es el diablo y su obra, Sobre la pastoral, por lo menos reconoce que no ha de quitarse porla fuerza los no cristianos y queen gene Tal antes que arrancar los simbolos hay que