Sei sulla pagina 1di 10

CLASIFICACIÓN ABC

En cada empresa se utilizan diferentes productos, cada


uno de ellos con sus propias características, por lo
tanto, cada uno de ellos necesita de un manejo
particular, dependiendo de su importancia en los
procesos de la compañía y de las posibilidades de
adquisición. El pensar que todos los productos se
deben controlar de la misma manera, es una visión limitada de la realidad, que
implica desgaste y sobrecostos innecesarios.

El análisis ABC es una manera de clasificar los productos de acuerdo a


criterios preestablecidos, la mayor parte de los textos que manejan este tema,
toman como criterio el valor de los inventarios y dan porcentajes relativamente
arbitrarios para hacer esta clasificación. Por ejemplo, el 10% de los productos
representan el 60% de las compras de la empresa por lo tanto esta es la zona
A, un 40% de los productos el 30%, que serian los que están ubicados en la
zona B, el resto (50% de los productos y 10% de las compras) son productos
C.

Los valores anteriores son arbitrarios, cada empresa tiene sus particularidades,
si alguien decide utilizar este criterio debe ser consciente de las realidades de
su empresa. Se debe pensar no solo en los costos, es importante ver otros
criterios, lo que es sin duda la principal dificultad en este tipo de análisis. Es
innegable, sin embargo que un pequeño porcentaje de productos, desde
cualquier criterio, es indispensable para el funcionamiento de la empresa y/o
para mejorar su rentabilidad, estos serian clasificados como productos A
típicos, y de acuerdo a este punto de vista se van seleccionando los productos
de las demás zonas; si uno considera oportuno podría pensarse en la
posibilidad de agregar una zona D, para productos realmente intrascendentes y
de costo muy bajo.

La siguiente gráfica nos da una visión de la clasificación ABC, no se utilizaron


porcentajes en forma explícita, para no caer en la tentación de dogmatizar
sobre un valor en particular, la idea es que a los productos de la zona A se le
busquen modelos que permitan un control muy fuerte sobre el criterio clave que
se esté manejando y a medida que se alejen los productos de esta zona, los
modelos puedan ser más flexibles; esto no quiere decir que se descuide el
control físico de los inventarios, ya que como se mencionó en la introducción
ese no es el objetivo del presente fascículo.

El inventario representa una inversión considerable por parte de las empresas


manufactureras, es por ello que se hace indispensable prestarle atención
especial a su manejo.

Para realizar una eficiente administración los responsables de esta área deben
controlar todos los niveles del inventario y considerar que este es una inversión
significativa que si no se maneja de una forma adecuada puede convertirse en
un problema que afectaría la gestión financiera de la empresa.

ABC y empresa

Una empresa que tenga un gran número de


artículos de inventario debe analizar cada uno
de ellos para determinar la inversión
aproximada por unidad.

Apertura temática

Una gran cantidad de organizaciones tienen en sus bodegas una gran cantidad
de artículos que no tienen una misma característica, muchos de estos artículos
son relativamente de bajo costo, en tanto que otros son bastante costosos y
representan gran parte de la inversión de la empresa. Algunos de los artículos
del inventario, aunque no son especialmente costosos tienen una rotación baja y
en consecuencia exigen una inversión considerable; otros artículos, aunque
tienen un costo alto por unidad, rotan con suficiente rapidez para que la
inversión necesaria sea relativamente baja.

En la mayoría de las empresas la distribución de los artículos del inventario es el


20% corresponden al 90% de la inversión en inventario, mientras que el 80%
restante de los artículos corresponden solamente al 10% de dicha inversión, es
por ello que se hizo necesario formular un nuevo sistema de asignación en la
prioridad que se le da a las existencias que maneja la empresa: El sistema de
costos basado en las actividades o costeo ABC.

La aplicación del sistema de costos ABC en una empresa para el control de


inventarios se empieza por la clasificación en grupos de artículos así:

1. Los artículos "A" que son aquellos en los que la empresa tiene la
mayor inversión, estos representan aproximadamente el 20% de los
artículos del inventario que absorben el 90% de la inversión. Estos son los
más costosos o los que rotan más lentamente en el inventario.
2. Los artículos "B" son aquellos que les corresponde la inversión
siguiente en términos de costo. Consisten en el 30% de los artículos que
requieren el 8% de la inversión.
3. Los artículos "C" son aquellos que normalmente en un gran número
de artículos correspondientes a la inversión más pequeña. Consiste
aproximadamente el 50% de todos los artículos del inventario pero solo el
2% de la inversión de la empresa en inventario.
Aunque el sistema de costeo ABC tiene algunas
deficiencias estructurales, es un método
excelente para determinar el grado de intensidad
de control que se debe dedicar a cada artículo del
inventario.

El diferenciar el inventario en artículos "A", "B" y "C" permite que la empresa


determine el nivel y los tipos de procedimientos de control de inventario
necesarios.

El control de los artículos "A" del inventario debe ser muy intensivo por razón de
la inversión considerable que se hace. A este tipo de artículos se les debe
implementar las técnicas más sofisticadas de control de inventario.

En los artículos "B" se pueden controlar utilizando técnicas menos sofisticadas


pero eficientes en sus resultados.

En los artículos "C" el control que se realiza es mínimo.

Debe tenerse en cuenta que el modelo de costeo ABC de control de inventario no


tiene aplicación en todas las empresas, ya que ciertos artículos de inventario que
son de bajo costo, pueden ser definitivos en el proceso de producción y no son
de fácil consecución en el mercado, es por ello que necesitan una atención
especial.

El control que se ejerce en este sistema se relaciona directamente con el control


que se hace de los costos, ya que al tener una mejor distribución de los
inventarios, el costo de bodegaje, manutención, vigilancia, pérdidas y
obsolescencia se pueden contrastar de una mejor forma.
Por último, es necesario conocer todos los fundamentos teóricos y técnicas
aplicadas para la implantación de un sistema basado en la actividades, ya que su
metodología es mucho más profunda y depende del tipo de empresa en el que
es utilizado.

RESUMEN

El objetivo que persigue este artículo, es desarrollar un nuevo enfoque en la aplicación


del método ABC para clasificar los productos en inventario y establecer estrategias
diferenciadas que posibiliten una gestión de aprovisionamiento eficiente y orientada a
los clientes.

ABSTRACT

The objective that pursues this article, is to develop a new focus in the application of the
method ABC to classify the products in inventory and to establish strategies
differentiated that enable a management of aprovisionamiento efficient and oriented the
clients.

INTRODUCCIÓN

Un eficiente sistema de control de inventario no tratará por igual a todos los renglones
en existencia, sino que aplicará métodos de control y análisis en correspondencia con la
importancia económica relativa de cada producto.

Es generalizada la tendencia de diferenciar la gestión de inventario en dependencia de


las características de los artículos que lo componen. El mismo nivel de generalización
presenta en la literatura revisada la recomendación de aplicar como método de
clasificación el Método ABC a partir del empleo de una variable o parámetro base
cuantificable.

Se denominan parámetros bases a los criterios de clasificación que son cuantificables y


expresan la importancia económica de los productos en inventario. El parámetro base
más comúnmente utilizado es el valor del consumo. No obstante, existen otros
parámetros que pueden ser empleados como: el valor del saldo real en existencia, el
valor del inventario medio, la cantidad de movimientos, el volumen que ocupan los
productos en el almacén, entre otros.

DESARROLLO

La Clasificación del Inventario: El Método ABC

El planteamiento general del Método ABC puede ser enunciado de la siguiente forma:

"En cualquier inventario, una pequeña fracción determinada en términos de elementos,


representa una fracción mayoritaria en términos de efectos".
Desde el punto de vista de la efectividad económica, este planteamiento fundamenta la
necesidad de la clasificación del inventario y de su control selectivo.

Al aplicarse el método se obtiene una curva que representa la distribución estadística del
efecto de los renglones considerados. En esta curva quedan definidas tres zonas, cuyos
límites están determinados por los rangos que se le asignen.

Las características de cada zona son las siguientes:

ZONA A: Agrupa del 10 al 20 % del total de los renglones y representa del 60 al 80%
del efecto económico total. Estos renglones serán clasificados como A y son los más
importantes para la empresa según el parámetro base considerado.

ZONA B: Agrupa del 20 al 30% del total de los renglones y representa del 20 al 30%
del efecto económico total. Estos renglones son clasificados como B y tienen una
importancia media para la empresa.

ZONA C: Agrupa del 50 al 70 % del total de los renglones y representa del 5 al 15 %


del efecto económico total. Estos renglones serán clasificados como C y son los de
menor importancia para la empresa según el parámetro base considerado.

Existe consenso en los autores consultados en emplear para definir los rangos de las
zonas de clasificación los criterios de los especialistas que expresan la magnitud del
efecto económico que se quiere controlar estrictamente. Las experiencias más
generalizadas suponen para la Zona A adoptar hasta un 80 % de participación en el
efecto económico total y para las Zonas B y C hasta un 15 % y un 5 % respectivamente.

El autor como parte del equipo de investigación sobre la Economía Material en la


Empresa, perteneciente a la Facultad de Economía de la Universidad de Oriente,
participa de las primeras experiencias en la aplicación del Método ABC en la Refinería
Hermanos Díaz de Santiago de Cuba en 1985. Posteriormente en 1987 en el Combinado
Textil Celia Sánchez Manduley se generalizó su aplicación en los almacenes de la
Planta Poliéster Viscosa y Acabado. De igual forma en 1992 en la Empresa Laboratorio
Farmacéutico Oriente se experimentó en la clasificación del inventario mediante las
variables consumo y movimientos con resultados satisfactorios para la toma de
decisiones en la gestión de aprovisionamiento.

Estos trabajos permitieron continuar las investigaciones dirigidas a perfeccionar el


empleo del método en diversas direcciones: información primaria, la inclusión de otros
parámetros bases, la consideración de diferentes criterios de esencialidad de los
productos, el perfeccionamiento del sistema computacional que sirve de soporte al
método para su aplicación en la gestión de aprovisionamiento hotelera.

Concepción de un Enfoque Multicriterio en la Aplicación del Método ABC

La mayor parte de las aplicaciones del Método ABC emplean como parámetro base el
valor del consumo, no obstante, el autor, sugiere para el proceso de toma de decisiones
la interacción conjunta de este y otros parámetros bases.
La consideración de varios criterios o parámetros bases aplicados al mismo inventario,
determina que un mismo producto en correspondencia a los parámetros considerados
clasifique en varias zonas. El empleo de uno u otro parámetro en la aplicación del
método no introduce ninguna variación conceptual en el procedimiento a seguir, sino
que varía solamente el criterio de clasificación y facilita obtener una clasificación
integral ajustada a las características de los productos.

Regla de Decisión para la Asignación del Código Selectivo Integral

La asignación de un código selectivo integral ABC parte de las premisas siguientes:

• Disponer por cada producto de la clasificación obtenida de la aplicación del


Método ABC para cada uno de los parámetros bases seleccionados. Por ejemplo:

CLASIFICACION SEGÚN:
CONSUMO CONSUMO MOVIMIENTO INVENTARIO EXISTENCIA
MEDIO
Jabón A B C A

• Evaluar el nivel de importancia desde el punto de vista cualitativo que tiene cada
producto para la organización a través de criterios de esencialidad. Según las
experiencias del autor en diferentes empresas hoteleras se recomiendan los
criterios siguientes:
• Si el Producto es Crítico o Reservado: Consiste en evaluar si la carencia del
producto en el inventario puede ocasionar una ruptura en el proceso de servicios,
o si su salida del almacén es controlada por la dirección.
• Impacto del producto en la organización: Presupone evaluar si el producto
posee incidencia en la imagen del punto de venta, en la calidad del servicio y en
el beneficio de la organización.
• Riesgo en el suministro del producto: Considera el grado de variabilidad en el
tiempo de entrega, la estabilidad de la oferta y la procedencia de los
proveedores.

La asignación del código selectivo integral supone los siguientes pasos:

1. Fijar los factores de ponderación cuantitativos que expresan la importancia


relativa que para la organización tienen los renglones clasificados en cada una de
las zonas según los parámetros bases seleccionados.

Los factores de ponderación se representan a través de la nomenclatura siguiente:

Fij: Factor de ponderación de la Zona i para el parámetro base j.

Fij > 0

Donde:

i: A,B,C

j: 1, 2,..,n

n: Cantidad de parámetros bases.


Los factores de ponderación quedan distribuidos como se muestra a continuación:

ZONAS
PARÁMETROS A B C
1 FA1 FB1 FC1
2 FA2 FB2 FC2
3 FA3 FB3 FC3
N FAn FBn FCn

Por las características y el nivel de importancia de cada Zona de clasificación los


factores de ponderación deben cumplir la restricción:

FAj > FBj > FCj (1)

2. Determinar la puntuación total (Pk) de cada producto k a través de la suma de


los factores de ponderación según la zona de clasificación en cada parámetro
base j.

W=
1
(1)
W=
0

Donde:

W: Coeficiente de decisión del término.

i: A,B,C

j: 1,..,n

k: 1,..,m

m: Cantidad de productos.

Vk: Vector de clasificación del producto k. Para el producto tomado como ejemplo en
el primer paso del procedimiento, el vector de clasificación sería V = (A,B,C,A).

• Formulación de la Regla de Decisión para la asignación del Código Selectivo


Unico.

Para formular la regla de decisión se define el valor máximo y mínimo de los valores
que pueden adoptar Pk por cada producto.

De acuerdo con la restricción planteada en (1), los valores máximos y mínimos están
determinados por las relaciones siguientes:

(3)
(4)

Donde:

Vmax: Suma de los factores de ponderación de la zona A para cada parámetro base j.

Vmin: Suma de los factores de ponderación de la zona C para cada parámetro base j.

n: Cantidad de parámetros bases.

Vmax y Vmin definen un intervalo (Vmax, Vmin) que se divide en tres clases para
poder establecer el código selectivo integral. La amplitud de cada clase estará dada por
el valor del cociente que se muestra a continuación:

(5)

El autor, para la asignación del código selectivo único plantea la siguiente regla de
decisión:

Código Selectivo A: Clasifican como A aquellos productos que cumplen la condición


siguiente:

Vmax – ACL < Pk < Vmax (6)

Código Selectivo B: Clasifican como B aquellos productos que cumplen la condición


siguiente:

Vmin + ACL < Pk< Vmax – ACL (7)

Código Selectivo C: Clasifican como C aquellos productos que cumplen la condición


siguiente:

Vmin < = Pk < = Vmin + ACL (8)

Establecer las estrategias diferenciadas para cada producto o grupo de productos a partir
de los criterios de esencialidad y el código selectivo integral de clasificación
respectivamente.

No es la intención del autor limitar, ni sustituir la importancia de la aplicación del


Método ABC, considerando los parámetros bases de un modo particular, sino presentar
un enfoque alternativo que pudiera ser también utilizado para la clasificación de los
productos en inventario y que sirva, a su vez, de soporte a una gestión de
aprovisionamiento eficiente y orientada hacia el cliente.

La aplicación del Método ABC con un enfoque multicriterio, posibilita en los marcos de
la empresa hotelera hacer más efectiva la gestión de los aprovisionamientos. Algunas
ventajas susceptibles de considerar son las siguientes:
Constituye un instrumento que permite medir la calidad y la adaptación de la política de
inventarios a la estacionalidad que experimenta la demanda turística.

Es un medio que sirve para identificar los artículos que tienen más peso en materia de
existencias y que, por lo tanto, merecen una mayor atención por las consecuencias
potenciales que se derivan de ese hecho y que afectan de un modo esencial a los
resultados de la organización.

Sienta las bases para realizar estudios del mercado de proveedores.

Contribuye a la fundamentación económica de los niveles de servicios diferenciados


para los productos en existencia, con una incidencia directa en el inventario de
seguridad, punto de pedido, inventario mínimo, medio y máximo.

Posibilita medir la efectividad del movimiento de los productos más importantes y su


disposición en el almacén atendiendo a la demanda.

Posibilita determinar cuáles son los renglones que son de poco movimiento, así como la
naturaleza de los mismos.

Contribuye a la reducción del tiempo invertido en las operaciones de control de


existencias.

Mejora el proceso de toma de decisiones al permitir realizar una evaluación integral de


cada producto.

CONCLUSIONES

1. El desarrollo de un enfoque multicriterio mejora el control selectivo de los


inventarios y el proceso de toma de decisiones.
2. Para la aplicación del método ABC con un enfoque multicriterio, resulta
indispensable la utilización de las técnicas de computación. Se recomienda el
uso del sistema computacional "ABCI", diseñado y programado por el autor en
el lenguaje de programación FOXPRO para Windows.
3. El Ssitema Computacional ABCI fue aplicado a productos en inventario de los
almacenes de Víveres-Bebidas y Regiduría de Pisos que satisfacen las
necesidades de los servicios gastronómicos y de alojamiento respectivamente,
contribuyendo a mejorar sensiblemente el control de inventarios de acuerdo con
la estacionalidad de la demanda hotelera y la eficiencia que a ella se asocia.

Clasificación ABC.

La clasificación ABC es utilizada para el control de inventarios, se trata de


clasificar los materiales en tipo A,B ó C según un criterio y un porcentaje
establecido. Se puede clasificar los materiales por valor de inventario, por valor
de venta, por valor de consumo, por cantidad consumida ó el criterio que
desees, lo que se trata es que los materiales tipo A sean los más importantes
según el criterio que se desee, los tipo B los intermedios y los tipo C los menos
importantes. Es muy similar al análisis de pareto, ya que por lo general un
pequeño porcentaje de los materiales representan a los materiales tipo A, que
a su vez pesan en un amplio porcentaje sobre el criterio definido.
Por ejemplo, si se realiza un ABC por valor de consumo, entonces es posible
que el 10% de los artículos representen el 80% del valor de consumo total, un
20 % de los materiales puede representar el 15% del valor de consumo, y un
70% de los artículos puede representar solamente un 5% del valor de
consumo. La clasificación ABC se utiliza para definir parámetros de control de
inventario o de tratamiento de los materiales, ya que se debe prestar más
atención a los materiales tipo A que a los tipo C.

LA CLASIFICACION ABC

Es un método para agrupar artículos en 3 clases


respecto al valor total monetario, con el fin de
identificar aquellos artículos que tienen el mayor impacto
sobre los costos de inventarios. Resuelve, Cuál artículo de
un gran número de artículos diferentes necesira comprobarse
mas estrechamente?.

En la realidad, es común pedir cientos y miles de


artículos diferentes, como por ejemplo: Medicinas para una
farmacia, utiles para una universidad, etc.

En tales casos, el seguimiento de miles de artículos


puede requerir con frecuencia recursos excesivos de tiempo
y trabajo. La clasificación ABC es adecuado en tales
situaciones ya que permite identificar cuáles de los
diversos artículos son los mas importantes; según los
costos involucrados.

Categorías :

1) Artículos Clase A.- Representan la mayor proporción del


valor total global monetario. Necesita un inventario
minucioso y cuidadoso.

2) Artículos Clase B.- Son la mayoría de los artículos;


cuyo valor total monetario resulta pequeño comparado con
los de la clase A. El inventario de estos artículos, no
necesita mayor cuidado; su variación no tiene mayor efecto
en los costos totales.

3) Artículos Clase C.- No son tan importantes como los de


la clase A, pero son mas significativos que los de la clase
B.