Sei sulla pagina 1di 19

Ensayo Sobre Seguridad Ciudadana Avilés 1

Roberto Carlos Avilés Corcuy

Abogado

16 de mayo de 2011

Ensayo Sobre Seguridad Ciudadana

Resumen Ejecutivo

Ha ocurrido un delito muy grave en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra y el

Gobernador del departamento ha sido herido, esto ha generado un movimiento en torno al

problema de la Seguridad Ciudadana, que se traduce en soluciones de Incremento de la

Policia o de la Protección Privada (con leyes que autoricen el uso de armas de fuego),

soluciones meramente inocuizantes que aumentan la pena y los contenidos de los delitos

y Soluciones Operativizantes que aumentan el poder de los operadores de “justicia” en

detrimento de los derechos y garantías de todos los ciudadanos.

Ninguna de estas soluciones tiene ninguna base científica, no se basa en datos, ni

tiene sustento teórico, por tanto hace que cualquiera de estas acciones individuales se

torne inservible para la solución del Problema de Seguridad Ciudadana en el País.

Por tanto se propone un Nuevo Plan de Seguridad Ciudadana, con tres acciones

definidas, en primer lugar el diagnóstico, buscar la causa del problema de la Seguridad

Ciudadana, desde el punto de vista cuantitativo y cualitativo, con la participación de todos

los actores sociales y de los destinatarios la Seguridad Ciudadana, vale decir la Sociedad

en su conjunto y en especial de la víctima y del propio delincuente (especialmente del

reincidente), la segunda accion es la generación de políticas transversales de seguridad

ciudadana en los niveles central, departamental y municipal, y la implementación de

acciones con los propios actores identificados en el diagnótico a través de una nueva
Ensayo Sobre Seguridad Ciudadana Roberto Avilés 2

forma de implementación en redes; y por último la Evaluación de las políticas de acuerdo

a los objetivos cuantitativos y cualitativos trazados en el diagnóstico para otorgar

continuidad a las acciones cuantitativa o cualitativamente más exitosas y la reformulación

de aquellas que deban ajustarse a las nuevas realidades de la Seguridad Ciudadana.

Introducción

Muchas son las voces y muchas las advertencias de que lo que aquí se va a decir no

debe ser dicho y mucho menos discutido en forma abierta para evitar la etiqueta o peor

aún sufrir la desdicha de todo inventor que es la de sufrir el propio invento, sin embargo

con Mounsieur Guillotine en la mente, es evidente que el debate sobre la Seguridad

Ciudadana en Bolivia y especialmente en Santa Cruz de la Sierra es una realidad que se

ha tornado plenamente vigente a partir de los acontecimientos en los cuales el

Gobernador de Santa Cruz, Rubén Costas fuera herido con un disparo en la cabeza y que

este infortunado hecho haya puesto en la primera plana de la política un hecho que es

innegable, El Sistema de Seguridad Ciudadana está en Crisis.

Esta crisis no sólo es una crisis de una serie de obejtivos incumplidos y suplicados por

la sociedad en su conjunto sino también una crisis profundamente ontológica y

gnoseológica que han desembocado en una serie de afirmaciones alejadas de la realidad

y de los paradigmas positivistas que al día de hoy hacen imposible poder considerarla

científica.

No sólo no podemos encontrar las respuestas en materia de seguridad ciudadana

sino que tampoco estamos en la capacidad de encontrar la preguntas, ese es el

verdadero problema. Por este motivo el presente ensayo pretende retomar algunos

criterios científicos relacionados con el tema de Seguridad Ciudadana y su hermano


Ensayo Sobre Seguridad Ciudadana Avilés 3

siamés el Sistema Penal, entendiendo este último como toda acción de la sociedad para

procurarse una mayor seguridad o sensación de seguridad en su seno.

De las Repercuciones Demagógicas con relación al hecho Concreto

El 13 de abril de 2011 el Gobernador Rubén Costas ve un atraco a una mujer que

está siendo cometido por dos personas en una motocicleta y procede a perseguir a los

atracadores en su movilidad particular, en esta persecución uno de los atracadores a

bordo de la motocicleta se da la vuelta y realiza varios disparos contra el vehículo

perseguidor, acertando uno de los disparos en la sien izquierda del Gobernador, y de

pronto, a partir de este momento, el circo mediático levanta la función, el Secretario de la

Gobernación habla del heroísmo del Gobernador y el Presidente del Estado Plurinacional

Evo Morales es sorprendido por un periodista que le da la noticia e inmediatamente

expresa su solidaridad y el repudio a este acto, y a él se le suman todos los actores

políticos afines y opositores.

A mediano plazo el Gobernador llama a un “Encuentro por la Vida y la Seguridad” en

el que de manera improvisada todos los actores del Sistema Penal van exponer sus

puntos de vista y a presentar sus excusas por la ausencia de resultados en los Planes de

Seguridad Ciudadana que reciben tanta publicidad y que devuelven tan exiguos

resultados.

En este Encuentro entre estrechamientos de manos y abrazos con fotografías se

proponen básicamente: La re apertura del tristemente célebre Centro Penitenciario de

Espejos; la construcción de una nueva cárcel de máxima seguridad; el aumento de

efectivos policiales y la creación de nuevas leyes con penas más duras para los delitos y

con procedimientos más expeditos para el juzgamiento de los que los cometen.
Ensayo Sobre Seguridad Ciudadana Roberto Avilés 4

Ante este actitud propositiva (aunque tímorata y completamente miope) del

“Encuentro por la Vida y la Seguridad” el Gobierno Central no puede quedar impasible y

anuncia un paquete de leyes que incluyen una “Nueva Ley Orgánica del Ministerio

Público” un “Nuevo Código Penal” entre otras leyes, y los trístemente célebres

“Movimientos Sociales” saltaron a la palestra pública proponiendo la legalización de la

posesión y uso de Armas de Fuego para proteger “a las mujeres y a los niños”.

De las Falencias Teóricas de cada una de las Repercuciones

Por una cuestión estrictamente metodológica es necesario agrupar estas soluciones

de forma inductiva en tres grupos, el primero, aquellas soluciones que proponen un

aumento en el nivel de violencia para la solución del problema de la Seguridad

Ciudadana; Las Soluciones Inocuizantes (de inflación penal) y las Soluciones

Operativizantes (De restricción de Derechos y Garantías en favor de una mayor celeridad

procesal).

Aumento del Nivel de Violencia

En todo momento y en toda oportunidad la Policía Boliviana y todas las policías

continentales aprovechan todas las oportunidades para expresar su “falta de recursos”

humanos y materiales, considerando que una mayor fuerza policial es la panacea para

todos los problemas de Seguridad Ciudadana planteados por la sociedad.

De forma inmediata surge la respuesta: “No hay más recursos disponibles”, entonces

surgen las otras formas de violencia institucional en respuesta y resguardo de la solución

policial, la creación de policías paralelas, que siempre tienen unas fuerte oposición por

parte de la propia Policía Nacional que recalca que la “Policía Nacional es única, integral e

indivisible” (Freddy Soruco), es entonces cuando aparecen las soluciones de incremento


Ensayo Sobre Seguridad Ciudadana Avilés 5

de violencia no institucional, entre ellas aquellas que requieren la legalización del uso de

armas de fuego, los ajusticiamientos privados y las venganzas privadas.

En primer lugar de forma absolutamente empírica se puede afirmar que los recursos

que tiene la Policía son siempre cuantitativa o cualitativamente insuficientes para una

efectiva lucha en contra de los generadores de delitos, siempre el ingenio humano

encontrará la forma de cometer delitos y de tratar de burlar la acción de la justicia.

Esta afirmación se hace más patente cuando tomamos en consideración la verdadera

utilidad de la Policía en los temas de Seguridad Ciudadana, tomando en cuenta además

otros aspectos como aquellos relacionados con los temas transversales de dicha

Institución: Corrupción, Falta de Capacitación y Estructura arcaica.

La Corrupción de la Policía Nacional es tan visible, institucional, generalizada,

degradante, efectiva y lucrativa que hace eco inclusive en el Cine, donde un James Bond

con sorojchi no tiene mejor idea que sobornar a la Policía Boliviana para lograr sus

objetivos y lo logra. La Corrupción de la Policía es un factor institucional sumamente

importante para la reducción de la efectividad de la solución policial al tema de Seguridad

Ciudadana, inicia cuando el cadete de la Policía tiene que tomar contacto con el mercado

negro de armas para conseguir su propia arma “reglamentaria”, sigue con los pagos y las

cuotas que se encuentran “generalizadas” en todos los niveles de la policía, por los cuales

los efectivos que prestan sus servicios en determinadas unidades deben pagar a sus

superiores como cuota de lo que ellos perciben de manera ilegal, que implica a su vez

que “tienes que morder para pagar tu ‘destino’” y por lo tanto todos los policías le deben a

alguien (de dudosa calaña) su propio sueldo, lo cual trasunta en una protección inviolable

que afecta a los más altos rangos en la Policía Nacional, ya que los cabos pagan a los
Ensayo Sobre Seguridad Ciudadana Roberto Avilés 6

sargentos, los sargentos a los tenientes, los tenientes a los coroneles y los coroneles al

general.

Esta estructura Policial es el verdadero eje troncal de la Corrupción de la Policía

Nacional y sin importar cuantos nuevos efectivos se introduzcan en sus filas, mientras

exista una red de corrupción-protección, nunca existirá una efectiva solución policial.

Pero las repercusiones de la corrupción Policial van más allá, porque la ausencia total

de frenos inhibitorios éticos o morales, unido al “monopolio de la fuerza pública” se

convierten en una bomba de tiempo constantemente a punto de explotar, a la primera

oportunidad de un ingreso extra estos funcionarios policiales cometen los más aterradores

crímenes dentro de la sociedad, los atracos más feroces, los asesinatos más desalmados,

los transportes más grandes de sustancias controladas, tal es el caso del General

Sanabria o la Banda de Blas Valencia, donde los más altos mandos policiales se vieron

involucrados.

Desde este punto de vista los otros dos factores, parecen ser menos importantes, sin

embargo esto no es evidente, la falta de capacitación en la Policía Nacional hace que

cada uno de los funcionarios policiales no sea más que un civil con disfraz, eliminando

cualquier posibilidad de que actúe eficientemente frente a un problema tan complejo como

es la Seguridad Ciudadana.

Las academias de policía en esto tienen una enorme responsabilidad, pues el

enfoque de las mismas tiene que cambiar de forma radical hacia la especialización en una

sola rama de la actividad policiaca, donde podamos contar con verdaderos funcionarios

policiales profesionales, hábiles en diversas técnicas criminalísticas y conocedores del

marco jurídico y político en el que se desenvuelven.


Ensayo Sobre Seguridad Ciudadana Avilés 7

Así el tercer gran tema transversal de la Policía es su propia estructura arcaica, la

Unidad de Mando, los grados y los ascensos, las “promociones”, la división administrativa

y operativa de la Policía Nacional así como lo amplio de sus competencias es un

problema que genera una institución plagada de burocracia y ausente de operatividad, no

otra cosa significa que el 50% de todos los funcionarios policiales de todo el país se

encuentren en la ciudad de La Paz, que tiene menos del 25% de la población total a la

que sirven. Es obvio que un gran número de recursos humanos y materiales están siendo

utilizados en labores administrativas no relativas a las verdaderas funciones de la Policía

Nacional, verbi gratia otorgando cédulas de identidad, permisos de conducir y labores

financieras, secretariales y contables.

Adicionalmente a esto la eficiencia de la policía responde a un factor de atraso

tecnológico que impide a las diferentes unidades operativas contar con la información de

manera inmediata para tomar acciones conjuntas, así, cualquier persona sobre la cual

pese un mandamiento de aprehensión podrá perfectamente transitar por todo el territorio

nacional, sin ningún inconveniente y completamente seguro del desconocimiento de la

existencia de esta orden por parte de los Funcionarios Policiales. En este momento

absolutamente nadie conoce el número de personas que se encuentran con orden de

captura, mucho menos la identidad de las personas buscadas por la policía ya que no

existe una base de datos coordinada en esta Institución.

La Policía Nacional ha creado su propio Sistema Penal, que no está reconocido por el

Sistema de Legislación Penal en Bolivia, no responde al Código Penal y ha creado un

Sistema Procesal Administrativo – Penal, el mismo que es completamente arbitrario y se

encuentra al Servicio de la propia Policía y no en beneficio de la Sociedad.


Ensayo Sobre Seguridad Ciudadana Roberto Avilés 8

El Verdadero Problema de la Seguridad Ciudadana, de la Policía Nacional y de

cualquier otra entidad policial que se intente crear dentro del territorio Nacional es la

existencia per se de el Régimen de “Faltas y Contravenciones”, que entra dentro del

concepto de Sistema Penal de Excepción.

El tamaño de este Sistema Penal Excepcional y de su impacto en cualquier Plan de

Seguridad Ciudadana se detalla a continuación.

Por cada Delito que llega a conocimiento del Ministerio Público y que es tramitado

dentro de un Proceso Penal, 9.52 Faltas y Contravenciones son resueltas por el sistema

informal penal de las Faltas y Contravenciones, esto significa que el 90% de los hechos

penales son resueltos en sede Policial.

Parte del Problema de todas las soluciones al problema de Seguridad Ciudadana se

encuentran precisamente en haber menospreciado y dejado de lado la realidad del

Sistema Penal Informal reinante en las sedes Policiales.


Ensayo Sobre Seguridad Ciudadana Avilés 9

La posibilidad de abrir nuevas instituciones policiales, dada la tendencia de la última

década lo único que haría sería motivar e incrementar el sistema penal informal de faltas y

contravenciones, disminuyendo la efectividad de cualquier solución de política criminal

formal que se intente llevar adelante en nuestro país.

Respecto a las posiciones que plantean la legalización del uso de armas de fuego

existen una serie de estudios, realizados en distintos países de la región que concluyen

que la proliferación en el uso de armas de fuego aumenta la probabilidad de que hechos

delictivos terminen con la vida de las personas.

"La utilización de armas de fuego aumenta la probabilidad de que los hechos de

violencia terminen con la muerte de alguna persona. Esto es válido tanto para las víctimas

como para los victimarios. Las personas que utilizaron un arma de fuego para defenderse

de un hecho de violencia cualquiera durante el año 2000, murieron en una relación cuatro

veces mayor en comparación con aquellas personas que no intentaron defenderse. Por

su parte, las personas que intentaron usar un arma de fuego para defenderse

específicamente de un asalto o robo a mano armada murieron en una relación 48 veces

más alta que quienes no intentaron defenderse del asalto" (Informe "Armas de Fuego y

Violencia", PNUD, San Salvador, 2003)”

Las Soluciones Inocuizantes

(Soluciones de Inflación Penal)

A cada crisis de Seguridad Ciudadana indefectiblemente ha surgido una propuesta de

inflación Penal, en dos sentidos, aquellas que crean nuevos tipos penales o que amplían

de manera ostensible los presupuestos criminalizantes independientemente de los bienes

jurídicos protegidos y aquellas que aumentan los períodos de privación de libertad.


Ensayo Sobre Seguridad Ciudadana Roberto Avilés 10

El mejor ejemplo de la creación de nuevos tipos penales y de la ampliación de los

presupuestos criminalizantes es precisamente la denostada Ley Marcelo Quiroga Santa

Cruz No. 004, que en la búsqueda de la aplicación arbitraria de la Ley Penal ha creado

una serie de nuevos tipos penales, cuyo elemento típico no responde al principio de

taxatividad por tanto no protege un bien jurídico socialmente relevante, sino por el

contrario permite el más amplio albedrío en los operadores penales para adecuar

conductas totalmente disímiles y subsumirlas en estos tipos penales que se han

convertido en una verdadera Ley Penal en Blanco.

Por otro lado, diferentes Leyes han ido progresivamente incrementando las penas

privativas de libertad sin nunca haber tenido ningún efecto cuantitativo en la seguridaad

ciudadana demostrando nuevamente la total ineficacia de la pena como factor de

prevención general del delito, tal es el caso de Ley de Protección a las Víctimas de Delitos

Contra la Libertad Sexual.

Jesús María Silva Sanchez señala: “Esta tendencia incriminadora, que es muy

pluriforme en su interior y, por tanto, dificilmente reconducible a un juicio unitario, adopta

en ocasiones la forma de una legislación cláramente simbólica o retórica, sin posibilidades

de reales de aplicación útil. Tal legislación expansiva, que constituye el distintivo

fundamental de nuestro tiempo, y a veces conlleva la aparición del denostado Derecho

excepcional, choca con dos tendencias, asimismo claras: La que aboga por un Derecho

Penal Mínimo, resaltando la vertiente garantista del Derecho Penal y la que pone de

manifiesto un total excepticismo ante la eficacia preventivo-especial (resocializadora, en

concreto) del mecanismo punitivo más característico: la pena privativa de libertad. Pero

asimismo choca con una realidad del propio sistema de penas privativas de libertad,

espina dorsal del sistema penal: en efecto las modernas instituciones de la política
Ensayo Sobre Seguridad Ciudadana Avilés 11

criminal y el derecho penitenciario -partiendo de aquella idoneidad para la reinserción-

tienden a favorecer una permanencia mínima en prisión, lo que propicia que los efectos

del Derecho Penal, en muchos casos, en realidad se centren en el poder estigmatizador

del sometimiento a un proceso penal y en el hecho simbólico de la imposición de la pena.

Esto resulta ser lo único cierto y lo único que puede intimidar.”

Es por este motivo que la Detención Preventiva se ha convertido en la más efectiva

acción de prevención especial y general del delito, duplicando y triplicando las personas

que se encuentran con Detención Preventiva a las personas que se encuentran con

Sentencia de Primera Instancia, tal como se demuestra por la siguiente gráfica:

Por tanto la pena per se no gravita de ninguna manera con el comportamiento de las

personas que cometen delitos, sino que por el contrario, la aplicación de penas más

severas eleva el nivel de violencia en la comisión de estos delitos y de los medios

utilizados para evitar sus consecuencias penales.

La afirmación se hae más patente y empíricamente comprobable de acuerdo a la

máxima: “el delincuente no comete delitos con el Código Penal bajo el brazo”,
Ensayo Sobre Seguridad Ciudadana Roberto Avilés 12

simplemente lo desconoce, a través de un complicado sistema psicológico abstrae la idea

de la consecuencia de sus actos en el momento de cometerlos, esperando evitar sus

resultados al no ser descubierto o lograr huir de la sanción si es encontrado.

La promulgación de nuevas leyes penales, con mayores penas no ha sido relevante

en el número de denuncias presentadas a la Policía Nacional en la última década, sin

embargo se puede observar un descenso en el nivel de incidencia de denuncias a nivel de

la Policía Nacional desde el año 2000 hasta el 2005 con una caída paulatina de los delitos

denunciados mientras avanzaban los procesos de institucionalización y capacitación del

Ministerio Público y ha ido in crescendo a partir del año 2006, por un debilitamiento

paulatino del aparato institucional del Ministerio Público y del Poder Judicial, tal como se

puee apreciar en el cuadro siguiente:

Sin embargo, a pesar de que lo antes acuotado es probable que demuestre su validez

empírica, no es menos cierto que cae en un simplismo monocausal inadmisible en una

problemática como la Seguridad Ciudadana, pero sirve para descartar la solución

inflacionaria penal como solución unidimesional de este problema.


Ensayo Sobre Seguridad Ciudadana Avilés 13

Es imprescindible dejar cláramente establecido que las prácticas de políticas de

seguridad ciudadana y los estudios que las respaldan en otros países como Suecia en el

1979 han establecido con claridad meridiana que “el quantum de la pena no es relevante

como prevención general negativa de la actividad delictiva sino que la variable

repesentativa tiene una doble valoración cantitaiva/cualitativa referida a la certeza del

procesamiento” como mayor desmotivador criminal.

Vale decir que la magniftud de la pena, su aumento o disminución, no tienen una

relación directa con el número de delitos, así como tampoco con la sensación de

Seguridad o de Inseguridad en la población, sin embargo la eficiencia de los organismos

encargados de su persecución que se traduscan en el procesamiento rápido y eficiente de

los “verdaderos culpables”, sin que exista la posibilidad cierta y probable de evadir ese

procesamiento si tiene un valor gravitante en las decisiones que toman las personas para

encausar las causas criminógenas a un acto determinado.

Esto nos lleva a la siguiente solcuión errada al problema de la Seguridad Ciudadana

de disminución de las garantías para procedimientos sumarios penales.

Soluciones Operativizantes

De Restricción de Derechos y Garantías a Favor de una Mayor Celeridad Procesal

Si uno de los paradigmas identificados como elemento de prevención general

negativa es la certeza de la aplicaciónm de la Ley la solución a corto plazo parece

vislumbrarse de manera simple y unívoca, hay que aumentar el poder de las instituciones

policiales disminuyendo las posibilidades de defensa de aquellos que sean denunciados

por un delito, respondiendo de esta forma a cada delito con un proceso y a cada proceso

con una sentencia condenatoria.


Ensayo Sobre Seguridad Ciudadana Roberto Avilés 14

Esto implica necesariamente el retorno hacia sistemas más inquisitivos, donde el

poder se encuentre centralizado en el aparato policial y en la fiscalía, aumentando el

número de personas inmersas en un sistema policial sin garantías que en este momento

atraviesa una severa crsis interna de corrupción que ha conducido a una grave crisis

externa de credibilidad en la solución policial.

Todas las voces son unisonas en el sentido de que la solución policial no es la

solución indicada, ya que no hace más que preservar sistemas de criminalidad arraigadas

en la sociedad y no responde a las necesidades de la nueva criminalidad, con las nuevas

formas que va tomando en cada una de las ciudades.

La priorización del criterio policial y fiscal de prosecución penal genera un estado de

excepción legal, por el cual el poder político dominante emplea estos medios para la

mterialización de sus proyectos políticos sin que existan frenos que equilibren la actividad

acusadora de la actividad defensiva, teniendo personas procesadas sin que hayan

cometido delitos.

Por otro lado los sistemas inquisitivos o inquisitivos reformados han demostrado que

no sólo no son eficientes para luchar contra la criminalidad existente en la sociedad sino

por el contrario han demstrado un fracaso práctico en la preservación de los bienes

jurídicos protegidos sin nombrar la propia vulneración por parte de los acusadores de

bienes jurídicos de mayor entidad con la reacción adversa de la sociedad hacia la

aplicación de la pena por un órgano alejado en sus fines a los de la propia sociedad.

SOLUCION AL PROBLEMA DE LA SEGURIDAD CIUDADANA

Es imprescindible crear un plan de largo aliento para tocar el tema de seguridad

ciudadana que debe tener no sólo una aplicación práctica con resultados mesurables sino

que también debe tener una sólida base teórica que respalde estos indicadores para
Ensayo Sobre Seguridad Ciudadana Avilés 15

hacer sustentables las acciones y demostrables a los organismos financiadores para su

réplica en cualquier cúmulo humano.

En este sentido es imprescindible trazar un plan que contample tres fases, las mismas

que no son consecutivas ni cuantitativas, sino fases cualitativas en la implementación de

un plan de Seguridad Ciudadana, estas fases son: a) Diagnóstico, b) Generación de

Políticas e Implementación de Acciones y c) Evaluación.

Todas estas fases tienen que estar bajo el control de una Secretaría General a nivel

Gubernamental de Seguridad Ciudadana, la misma que debe tener participación de los

delegados de los Tres Poderes del Estado con plenas facultades para coordinar, decidir e

implementar políticas y acciones, así como supervisarlas y replicarlas en los nieveles

departamental y municipal.

a) Diagnóstico

Es la fase más importante para trazar el Nuevo Plan de Seguridad Ciudadana, no se

refiere sólo a un diagnóstico cuantitativo de Seguridad Ciudadana, sino por el contrario

requiere la creación de un enfoque cuantitativo y cualitativo del problema de Seguridad

Ciudadana, donde la participación preponderante debe ser la de la ciudadanía.

Fuera de la utopía de la participación espontánea de la ciudadanía en el Nuevo Plan

de Seguridad Ciudadana, se requiere la participación de las personas individuales que

componen la sociedad más allá de las frías estadísticas que nos dan información errada

de los indicadores de criminalidad, hay que buscar los factores criminógenos que

aportana a la aparición de la criminalidad dentro de cada grupo social.

Precisamos la entrevista de los Policías que están todos los días en la lucha contra la

Criminalidad, se precisan las entrevistas a los Fiscales que están realizando su labor

todos los días, a los jueces, pero también a los detenidos, a los reos rematados, a los
Ensayo Sobre Seguridad Ciudadana Roberto Avilés 16

reincidentes, a las víctimas, a los grupos vulnerables para ser víctimas, a los grupos que

están en situación de riesgo criminal, a los proveedores de servicios básicos y todos y

cada uno de ellos debe brindar información sobre el problema de Seguridad Ciudadana y

de sus causas desde su propia óptica, buscando involucrar a estas personas en el diseño

de nuevas políticas de Seguridad Ciudadana.

Es preciso conocer las prácticas exitosas llevadas a cabo en otras ciudades de

Latinoamérica, para opder conocer las acciones y los resultados evitando las acciones

que han demostrado su ineficiencia o la imposibilidad de su implementación.

El diagnóstico además debe buscar involucrar a los organismos sociales, a los

movimientos sociales, a las instituciones gubernamentales y no gubernamentales que

trabajan con la problemática de Seguridad Ciudadana o con algunos servicios emergentes

y que a través del diagnóstico se identifiquen como relevantes para influir en la Seguridad

Ciudadana.

Por último queda el análisis y la tabulación cuantitativa y cualitativa de todos los datos

recolectados mediante el diagnóstico, con el marco teórico respectivo para ir conociendo

las mejores alternativa de las acciones a tomar y los obejtivos de cada acción.

El diagnóstico es una actividad a nivel de departamental y Municipal a cargo de las

Secretarías respectivas.

b) Generación de Políticas e Implementación de Acciones

Al mismo tiempo se deben ir diseñando a nivel Municipal, Departamental y Nacional

Políticas transversales de Seguridad Ciudadana, no sólo en los temas clásicos de

seguridad ciudadana, sino por el contrario, la aplicación de criterios de Seguridad

Ciudadana debe abarcar todos los temas de Seguridad, a nivel Municipal Todos los
Ensayo Sobre Seguridad Ciudadana Avilés 17

sistemas y subsistemas, de educación, de salud, de servicios básicos, produtivo, de

urbanismo, etc. etc., ya que “usando las palabras de

Jordi Borja es la no-ciudad, es decir, el modo mediocre de realizar la urbanización

que

es responsable del deterioro humano y, en particular, de la delincuencia pero no es

de

por sí la ciudad que por definición es integradora y fuente de civilización.

A nivel Departamental el gobierno

en redes, obligado a negociar, a quebrar la rigidez institucional, a coproducir la

seguridad,

a trabajar con actores e instituciones con culturas diversas, son algunas

manifestaciones

de est

e Nuevo Plan de Seguridad Ciudadana.

A nivel de Gobierno Central se pasa de hecho en

materia de prevención, como en otros campos (ambiente, pobreza, inclusión social),

de

una política centralizada a nivel de gobierno central a una política urbana que supera

la gestión focalizada únicamente sobre costos y beneficios o en términos populistas

de

promesas irrealistas a un tipo de gobierno local en redes. Se trata de gobiernos

locales

no solo sensibilizados al problema de la violencia, sino también capaces de captar la


Ensayo Sobre Seguridad Ciudadana Roberto Avilés 18

importancia de construir coaliciones estables donde el protagonismo es compartido

Para esto es imprescindible la reformulación de la Policía Nacional y el paso a una

Policía Municipal, de una Policía-Ejercito a una Policía-Civil-especializada, en la que la

unidad de mando no interfiera en la adopción de las prácticas requeridas para cada una

de las ciudades y para cada una de las manifestaciones criminales y las circunstancias

criminógenas de cada ciudad y de cada región.

Es también imprescindible la reformulación de la Pena, dentro de términos

garantistas, no sólo de los derechos de los condenados sino también de los derechos de

la víctima a su resarcimiento y de la sociedad a su auto protección racional positiva.

Esto implica no sólo la modificación de las penas, sino también de un re-evaluación

de los bienes jurídicos protegidos a partir de los diagnósticos y de las nuevas necesidades

de la sociedad y de todos los grupos que la componen.

Es deseable la eliminación de las penas cortas de prisión para delitos de escasa

relevancia social y su modificación por penas alternativas más eficaces en la atención de

los elementos criminógenos que produjeron el acto delictivo, con procedimientos también

menos complicados, pero igual de garantistas, así como la liberación de recursos

humanos y materiales por parte de las instituciones policiales, fiscales y judiciales de

preciosos recursos para la atención oportuna y eficiente de los delitos de mayor entidad.

c) Evaluación

Los resultados de un nuevo Plan de Seguridad Ciudadana deben estar dados por los

objetivos que se tracen dentro del diagnóstico de la Seguridad Ciudadana, pero al mismo

tiempo la evaluación no debe detenerse en los aspectos cuantitativos de costo-beneficio

para determinar el éxito o el fracaso de una determinada acción o de una determinada


Ensayo Sobre Seguridad Ciudadana Avilés 19

política, sino por el contrario, debe trascender hacia la percepción de Calidad de Vida de

cada uno de los ciudadanos y de cada uno de los grupos que componen la sociedad para

poder determinar si ha existido un cambio positivo o negativo en materia de Seguridad

Ciudadana.

La Evaluación es un factor determinante para la demostración objetiva de los

resultados del Nuevo Plan de Seguridad Ciudadana y mantener las acciones que lo

integran renovándose y adecuándose a cada nueva realidad que se le plantee, para

conseguir un Plan Perpetuo de Seguridad Ciudadana, donde no cambie la visión ni el

objetivo general, sino las políticas y las acciones que lo componen.

En última instancia debemos partir de dos constantes, Siempre Habrán Conductas

Contrarias a los Valores de la Sociedad, pero al mismo tiempo la Sociedad buscará el

Equilibrio Dialéctico que la preserve, este es en última instancia el Plan de Seguridad

Ciudadana, que siempre ha existido y que queremos mejorar.

Bibliograf 982 jsdah.h



