Sei sulla pagina 1di 14

UNIVERSIDAD DE EL SALVADOR

FACULTAD DE JURISPRUDENCIA Y CIENCIAS SOCIALES


DEPARTAMENTO DE DERECHO PRIVADO Y PROCESAL
CICLO: 1-2011

CATEDRA: TEORIA GENERAL DEL PROCESO

CATEDRATICO: LIC. WILFREDO ESTRADA MONTEROSA

TEMATICA: LA ACCION Y LA PRETENSION

INTEGRANTES:

VIGIL VASQUEZ, FRANCISCO JOSE VV08059


SEGURA MARTINEZ, JOSE HUMBERTO SM10012
HERNANDEZ CHAVEZ, RAUL ALONSO HC10009

GRUPO: B-II

CIUDAD UNIVERSITARIA, DE MARZO DEL 2011


LA ACCIÓN.

LA ACCIÓN EN EL DERECHO ROMANO:

La acción surge por primera vez en roma, en un principio, para que el ciudadano
romano defendiese sus derechos de una manera formalista, repitiendo fórmulas
memorizadas y estrictas. sin embargo, en vista de que los no ciudadanos romanos
no podían acogerse al derecho arcaico, surge en la república la figura del pretor o
praetor, que suaviza el derecho al dotar de acciones al ius gentium.

El término "acción" proviene del vocablo latino actio, y como expresa véscovi,
todos los autores citan al famoso texto de celso que sirvió por siglos para definir la
acción: nihil aliud est actio quam ius persequendi in iudicio quod sibi debeatuf: que
significa: la acción no es sino el derecho a perseguir en juicio lo que se nos debe,
en otros términos, como expresa el citado autor, quien tiene el derecho tiene la
acción.

Para celso, la acción en el período formulario, era el derecho concebido por el


magistrado para acudir ante el juez haciendo valer su fórmula, ya que era el pretor
o magistrado quien redactaba la fórmula ante el reclamo del interesado, por lo que
siempre las acciones estaban por encima del derecho y eran las que importaban,
pues éstos eran definidos por aquellas.

De esta manera, la acción era la fórmula a través de la cual podía el pretor o


magistrado absolver o condenar a un sujeto, siendo un derecho autónomo que se
originaba en la fórmula, que era considerado lo principal (acción), en tanto que el
derecho defendido era lo accesorio.

En el derecho romano, la acción se confundió con el derecho mismo, por lo que el


interrogante no consistía en saber si se tenía o no el derecho a una cosa, sino si
se tenía la acción de reclamar, todo lo cual originó, que por mucho tiempo se
confundiera con el derecho subjetivo, llegándose incluso a decir, que se trataba
del mismo derecho subjetivo transformado para la lucha (armée et casquée en
guerre), cuando era desconocido.
en la última etapa del derecho romano, expresa azula camacho, denominado
extraordinario, se caracterizó por la eliminación de la fórmula y el conocimiento de
toda la actuación por el mismo sujeto o funcionario ya investido de jurisdicción,
considerándose la acción como el derecho que se hacía valer en juicio.

Con el paso del tiempo, y ya rumbo a la llegada del imperio, el formalismo cae en
desuso, y los mismos ciudadanos romanos prefieren acudir al pretor y a un iudex
que a los juicios a la antigua usanza.

Pero el imperio, con un procedimiento que en principio surgió para casos


extraordinarios (de ahí su nombre; extra ordinem), revoluciona el derecho al
regresar, por un lado, a un procedimiento monofásico ante una misma autoridad,
pero, por el otro, romper de una vez y para siempre con el formalismo. la gente fue
acogiéndose más y más a éste proceso, de forma tal que ya no hubo quien
acudiera a los otros, por lo que el emperador los disolvió.

debido a que los teóricos clásicos se centraban más en los aspectos prácticos del
derecho, formularon poca doctrina en torno a la acción, y la única clasificación de
ésta formulada por los propios romanos es según el objeto de la misma: actio in
rem, o actio in personam.

La mayoría de los derechos neorromanistas conservan, del derecho romano, un


procedimiento uni-instancial para cosas de poca cuantía o gravedad (juzgados de
paz), y un procedimiento bi-instancial, como el pretoriano, para cuestiones más
importantes.

Hoy en día, existen tántas teorías en torno a la acción como autores, pero en su
esencia, la acción persiste, y persiste como derecho de la persona para exigir a la
autoridad jurisdiccional que le reconozca un derecho, y que ordene que se actúe
en consecuencia. Recibe el nombre de acción porque es la manera en que el
individuo actúa para exigir sus derechos de forma legal. más como característica
común a los autores modernos se caracteriza a la acción como un derecho
público, autónomo, abstracto, independiente
En el derecho común anglosajón (commonlaw) la acción tiene el mismo sentido,
es la demanda a iniciativa del reclamante que exige ante la autoridad hacer valer
sus derechos. Las acciones se clasifican según los derechos que se reclaman.

LA NATURALEZA JURÍDICA DE LA ACCIÓN:

La problemática más severa de esta cuestión es determinar la relación entre la


acción y el derecho sustancial. la naturaleza jurídica de la acción ha tenido
profunda evolución en la historia del pensamiento procesal, partiendo desde la
concepción romana que la comprendía dentro del derecho material, hasta las
modernas corrientes doctrinarias que la tienen como un derecho autónomo e
independiente, desligado del derecho privado de la persona en particular.

la teoría tradicional, la identifica en el derecho material protegido, que es el criterio


que se sostiene al considerarla como un medio que se da al titular de un derecho
para su debida protección que toma la misma naturaleza que el derecho que
protege, y para conocer la de aquella es menester precisar éste.

la primera concepción, es decir, la latina, tiene su génesis en el derecho romano


inspirado en la definición del jurisconsulto celso y las instituciones de gayo, que
conceptúan la acción como el jus persequendi quo sibit debetur; o como se afirma
el medio legítimo para reclamar en juicio los derechos que nos pertenecen.

savigny, ha señalado que cuando se examina el derecho bajo la relación especial


de su violación, aparece un nuevo estado, el estado de defensa, y así la violación
de igual manera que las instituciones establecidas para combatirlas recobran
sobre el contenido y la esencia del derecho mismo, y así el conjunto de
modificaciones operadas en el derecho por aquella causa, se designa con el
nombre de acción.
Los elementos de la acción según savigny, son dos: el derecho protegido y su
violación. Si no hay derecho, no cabe violación y sin ésta, no puede tomar la forma
la acción.

La violación del derecho establece una relación jurídica entre el titular y el


causante de la lesión, que los coloca en una situación idéntica a la del acreedor y
del deudor. Estando constituido el contenido de tal relación por la reparación de la
violación y según savigny la relación que de la violación resulta, es decir, el
derecho conferido a la parte lesionada, se llama derecho de acción o acción.

la acción va indisoluble mente unida al derecho protegido, por lo tanto, no puede


ser enajenada, hipotecada, gravada o sumada, transmitida independientemente de
aquel derecho de donde brota.

La mayoría de los autores seguidores de la trayectoria latina, o sea, la línea


tradicional, funda la acción en el derecho que se reclama y es pretendido en el
juicio, bien sea de mera declaración, conservación o ejecución.

Existen varias teorías sobre la acción pero tomaremos las más importantes:

a) teoría monista o teoría clásica. según esta teoría, el derecho de acción es


una consecuencia o está ligado con el derecho material, es decir, que no
hay derecho de acción sin derecho material y viceversa.

b) teoría dualista o teoría moderna. el derecho de acción, es un derecho


independiente, autónomo, por el solo hecho de ser persona se tiene,
independientemente se tenga o no el derecho material.

CONCEPTO DE ACCIÓN:

La acción jurisdiccional es el acto de acudir ante una autoridad jurisdiccional para


que declare el derecho. en este tipo de situaciones pueden darse dos casos: que
se trate de una litis, o conflicto de intereses, donde se requiere que la autoridad
indique cuál de las partes tiene la razón, o bien, que no exista la litis y
simplemente se tenga que acudir a la autoridad para que confirme, mediante su
sentencia, un estado de hecho, y la persona pueda ejercer los derechos o cumplir
los deberes que emanen de ese estado (jurisdicción voluntaria). en una visión
actual de esta categoría, se puede indicar que es un derecho público abstracto, ya
que en la mayoría de los estados occidentales poseen este derecho como una
categoría fundamental de sus ordenamientos jurídicos, especificamente en su
constitución.

CLASES DE ACCIONES:

Las más importantes son las siguientes:

a) acciones reales y acciones personales:

Según el jurista gayo, una acción es personal (actio in personam) cuando


reclamamos frente a quién está obligado con nosotros, como consecuencia de un
contrato o un delito, como por ejemplo, una deuda: si el deudor no paga, entonces
el acreedor tiene que iniciar un proceso ejecutivo. una acción es real (actio in rem)
cuando decimos que un objeto es de nuestra propiedad o que un derecho nos
compete. Las acciones personales servían para proteger un derecho de
obligación, y las acciones reales para proteger un derecho real.

b) acciones civiles y acciones honorarias:

Las acciones civiles son las concedidas por el derecho civil para proteger
determinadas relaciones jurídicas, contempladas en él de antemano. por otro lado,
las acciones honorarias son aquellas creadas y concedidas por el magistrado
(normalmente por el pretor ) para proteger aquellas relaciones no contempladas
en el derecho civil.
Entre las acciones honorarias distinguimos también las acciones útiles y las
acciones in factum. las primeras son acciones civiles que el pretor extendía a otros
supuestos semejantes no incluidos en el derecho civil. las acciones in factum son
las creadas por el magistrado para proteger un supuesto nuevo, no reconocido en
el derecho civil.

c) acciones reipersecutorias, penales y mixtas:

Las reipersecutorias persiguen la devolución de una cosa de la que hemos sido


privados, o la reparación de un daño que se nos ha causado. Su función es, pues,
la de indemnizar al afectado. Las acciones penales persiguen el pago de una pena
pecuniaria (poena) por parte del responsable, por lo que su función es punitiva.
Acciones mixtas son las que persiguen la indemnización, pero también tienen
carácter punitivo.

d) acciones de estricto derecho y acciones de buena fe:

Las acciones de estricto derecho (strictii iuris) son aquellas en las que no se deja
al juez margen de duda o de matiz para su resolución. al contrario, en las acciones
de buena fe (bona fides) se le deja al juez un amplio margen de valoración para su
resolución.

ACCION Y PETICION.

la acción es un derecho subjetivo que tiene toda persona de acudir al órgano


jurisdiccional a solicitar que interponga su potestad en protección del derecho
sustantivo del cual es titular y que se cree perturbado u obstaculizado por hechos
de un tercero.

El derecho de acción, es un acto de contenido estrictamente procesal, que tiene


por objeto efectuar un reclamo a la autoridad jurisdiccional, quien una vez conoce
de esta petición, está obligada a iniciar un proceso judicial.
El derecho de acción, está revestido de las siguientes características:

a) es de carácter general, es decir, que toda persona por el hecho de serlo, es


titular del derecho de acción, incluyendo la persona jurídica.

b) es de carácter abstracto, intangible, es decir, que el derecho de acción se


percibe en el intelecto humano, no lo vemos.

c) es de derecho, es decir, que se tiene independientemente sea reconocido o


no en la constitución de la república, y opera de pleno derecho, tiene vida
propia, ya que es un derecho “intuito personae”.

El derecho de petición, sólo puede ser ejercido en un sistema político que


descansa en la igualdad, es un derecho cuyo ejercicio puede ser individual o
concentrado, que permite a los ciudadanos “dirigir”…peticiones a los poderes
públicos, sin que en él se incluya el derecho a obtener respuesta favorable a lo
solicitado.

Desde la perspectiva del destinatario, se configuran dos obligaciones, una al


principio, exteriorizar el hecho de la recepción, y otra, al final, comunicar al
interesado la resolución que se adopte.

El derecho de petición comprende tres elementos básicos:

1. facultad de pedir.

2. derecho de que se nos resuelva lo pedido.

3. derecho de que se nos haga saber lo resuelto.

Este derecho puede ejercerse ante los particulares o autoridad debidamente


constituida.

Cuando el derecho de petición es ejercido ante el órgano jurisdiccional, encargado


de ejercer jurisdicción, estamos en presencia del derecho de acción.
FUNDAMENTO CONSTITUCIONAL.

Art. 18 de la constitución de la republica.

Toda persona tiene derecho a dirigir sus peticiones por escrito, de manera
decorosa, a las autoridades legalmente establecidas; a que se le resuelva y a que
se le haga saber lo resuelto.

LA PRETENSION:

CONCEPTO:

La pretensión es la declaración de voluntad hecho ante el juez y frente al


adversario; es el acto por el cual se busca que el juez reconozca algo con
respecto a una cierta relación jurídica. en realidad, se está frente a una afirmación
de derecho y a la reclamación de la tutela para el mismo.

la pretensión nace como una institución propia en el derecho procesal en virtud


del desarrollo doctrinal de la acción, y etimológicamente proviene de pretender,
que significa querer o desear.

azula camacho, define la pretensión como el acto de voluntad de una persona, en


virtud del cual reclama del estado, por conducto de la jurisdicción, un derecho
frente, o a cargo de otra persona.

rengel romberg, la define como el acto por el cual un sujeto se afirma titular de un
interés jurídico frente a otro y pide al juez que dicte una resolución con autoridad
de cosa juzgada que lo reconozca.

el ciudadano tiene derecho de exigir su derecho (pretensión) mediante el ejercicio


de la acción, que pone en funcionamiento la maquinaria jurisdiccional (jurisdicción)
para obtener un pronunciamiento a través del proceso.
en definitiva, la pretensión es la manifestación de voluntad contenida en la
demanda que busca imponer al demandado la obligación o vinculación con la
obligación; el fin o interés concreto o que se busca en el proceso, para que se
dicte una sentencia que acoja el petitorio o reclamación.

CARACTERISTICAS DE LA PRETENSION:

a) se dirige a una persona distinta a quien la reclama.

b) es decidida por una persona distinta de quien la solicita, ya que quien en


definitiva reconocerá su procedencia es el estado a través del órgano
jurisdiccional.

c) jurídicamente, como expresa couture, sólo requiere la auto atribución de un


derecho, o la afirmación de tenerlo, lo que presupone una situación de
hecho que lo origina.

d) es un acto de voluntad y no un poder o un derecho como lo es la acción

LOS ELEMENTOS DE LA PRETENSIÓN:

Toda pretensión procesal implica la afirmación de la existencia de una realidad


jurídica con motivo de un acaecimiento de trascendencia para el derecho.
Toda pretensión admite ser descompuesta para su estudio en los distintos
elementos que la conforman:

• los sujetos: siempre son dos los sujetos que la componen. no es posible
concebir racionalmente la figura de un acreedor sin el correlativo deudor y
viceversa.

La referencia a un sujeto cualquiera de la relación no está vinculada


exclusivamente con la persona física determinada que inviste ese carácter sino,
con la calidad jurídica que ella exhibe. la idea de persona del acreedor comprende
la de sus sucesores a titulo singular y universal y, eventualmente, a su sustituto.
Los sujetos de la acción son el actor (pretendiente) y el demandado (aquel
respecto de quien se pretende).

• el objeto de la pretensión: es obtener de la autoridad (juez o árbitro) una


resolución con contenido favorable a la petición hecha en la demanda.
• la causa de la pretensión: se entiende por causa de la relación la concreta
interferencia intersubjetiva que la ocasiona.
• esta concepción unitaria se descompone en dos subelementos cuando se
la analiza respecto de la pretensión procesal: el primero de ellos, esta
constituido por el hecho invocado en la demanda; y el segundo, es la
imputación jurídica que el actor efectúa al demandado con motivo de aquel
hecho.
se advierte la importancia de efectuar la descomposición de la causa en
hecho e imputación jurídica: ambos lo harán por diferentes calidades
jurídicas.

EXTINCIÓN DE LA PRETENSIÓN:

La extinción de la petición comienza con la demanda.

En cuanto a la demanda, bello lozano márquez, la define como el acto inicia torio o
introductorio del proceso, acto exclusivo de parte (actora), sin el cual no puede
iniciarse el mismo.

Con la demanda se ejerce la acción y se deduce la pretensión, es decir, que la


demanda contiene la, acción que despierta la actividad jurisdiccional, para darle
paso al proceso, y contiene a su vez la pretensión o reclamación del solicitante de
la tutela por parte del estado.

de esta manera, la acción es un derecho o potestad; la pretensión, una


declaración de voluntad, y la demanda un acto procesal.
LA CLASIFICACIÓN DE LAS PRETENSIONES:

• pretensiones declarativas de derechos: son aquellas mediante las cuales se


intenta la declaración o la determinación del derecho a aplicar en un litigio a
base de los hechos que lo configuran. ellas admiten una triple clasificación:

• pretensiones simplemente declarativas o de mera declaración:


son aquellas mediante las cuales se intenta lograr del juez la
simple declaración de la existencia de un derecho,
satisfaciendo ello integralmente el interés del pretendiente
(por ejemplo, la que tiende a establecer la falsedad de un
documento o la inexistencia de un obligación, etc.).
• pretensiones declarativas de condena: son aquellas mediante
las cuales se intenta no sólo la declaración de la existencia de
un derecho sino que también incluyen la aspiración de que el
juzgador emita un mandato individualizado de condena a dar,
hacer o no hacer una prestación (por ejemplo, la que tiende a
logra el pago de la cosa comprada y no abonada, o que el
demandado construya o no una pared, etc.).
• pretensiones declarativas de constitución (pretensiones
constitutivas): son aquellas mediante las cuales se intente no
sólo la declaración de la existencia de un derecho sino que
también incluyan la aspiración de que, como consecuencia de
ella, se cree, modifique o extinga un estado jurídico (por
ejemplo, la declaración e divorcio de los cónyuges constituye
el estado jurídico de divorciado para cada uno de ellos, o la
declaración de existencia de un hecho ilícito constituye un
acreedor y un deudor por los daños ocasionados a su
consecuencia, etc.).
• pretensiones ejecutivas: son aquellas mediante las cuales se intenta lograr
la ejecución coactiva de un derecho que ya se halla reconocido o declarado
en una sentencia o en un instrumento al cual la ley le otorga carácter
fehaciente (por ejemplo, la pretensión de percibir del deudor la suma de
dinero a cuyo pago fue demandado judicialmente y que no abono; la de
percibir el importe de una deuda cuya existencia fue reconocida en un
instrumento público, etc.).
• pretensiones cautelares: son aquellas mediante las cuales se intenta logra
no la declaración de un derecho ni la ejecución de un prestación sino el
aseguramiento anticipado de un hecho (por ejemplo, la comprobación
judicial del estado de alguna cosa en cierto lugar y tiempo) o de un derecho
(por ejemplo, la garantía para el acreedor de que su deudor no perderá sus
bienes como consecuencia de caer en estado de insolvencia, que
imposibilitara cobrar la acreencia luego de ser declarado el derecho a
hacerlo, etc.

Cuando coexisten dos pretensiones en una misma demanda (acumulación


procesal) ellas pueden ser:

• eventuales: la segunda pretensión se presenta para que el juez la considere


y falles sólo en caso de ser desestimada la primera.
• sucesivas: la segunda pretensión se presenta condicionada a que sea
estimada a primera. (eventualidad impropia o subsidiariedad).
• alternativas: la segunda pretensión se presenta también en forma principal
a fin de que sea estimada ella o la primera, indistintamente.