Sei sulla pagina 1di 18

Fisiognomía

Para la Fisiognomía (Los secretos del rostro), el rostro es el


resultado de la conjunción de la herencia y la acción modeladora de las vivencias.

La cara es el espejo del alma...

Muchas veces hemos podido observar que personas con similares rasgos de la cara tienen un
comportamiento parecido.

La cara, además de reflejar lo que somos, refleja también lo que queremos ser.

Fue Aristóteles el primero en observar y constatar una gran semejanza en la conducta de personas
parecidas físicamente. Sin embargo, Johann K. Lavater, músico suizo con un gran sentido de
observación, se abocó a analizar y estudiar las acciones y reacciones de las personas con rasgos
parecidos, y concluyó en la concordancia entre ellos.

Para la Fisiognomía, el rostro es el resultado de la conjunción de la herencia y la acción modeladora


de las vivencias.

Para iniciar el estudio del rostro, la Fisiognomía divide el rostro con dos líneas imaginarias,
obteniendo 3 zonas bien delimitadas para dar comienzo al análisis. La primer línea se ubica a nivel
de las cejas, y la segunda línea por sobre el labio superior. Así quedan conformadas las 3 zonas:

Zona frontal: Proporciona datos sobre las cualidades intelectuales del individuo
Zona nasal: Brinda datos acerca del plano afectivo de la persona
Zona inferior: Denota las cualidades instintivas del mismo.
Esta ciencia cobró gran importancia a fines del siglo XIX, cuando se comenzó a utilizar en
criminología.
Análisis

La cara

Para realizar un buen análisis de la fisiognomía de una persona, se comienza

por ver las características que revela la forma de su cara:

Cara redonda: Revela un carácter sereno. Persona tranquila, no se la ve en un


constante movimiento. Utiliza mayormente su mente. Tiene como objetivo mejorar y
acrecentar su nivel económico y financiero, para poder darse los gustos que prefiere,
que suelen ser onerosos. Pero no se lo verá en exceso ambicioso. Para él el dinero es
simplemente un medio para adquirir y lograr sus verdaderas aspiraciones. A esta
persona le gusta la comodidad, el lujo, la diversión.

Rasgos: Líneas generales


arqueadas y espesas

Cara triangular: Revela una gran capacidad mental. Esta forma de triángulo invertido,
con el vértice en el mentón y ancha en la sien, refleja a una persona con gran
capacidad mental, rápidos reflejos, y profundidad de pensamientos. Esta persona se
destaca en el campo teórico, y es muy práctico cuando quiere convertir en realidad
sus sueños, concebidos en sus profundas y largas cavilaciones. Tiene una excelente
capacidad analítica y muy buena memoria. La cara triangular pone en evidencia a
una persona intelectual. Esta persona suele dedicarse a trabajos relacionados con lo
mental más que con la fuerza. Suelen ser inventores o científicos.

Rasgos:- Frente más ancha que los


maxilares y pómulo muy marcado.
- Líneas generales en forma de ala.
Cara cuadrada: Revela gran capacidad comercial. Como particularidad presenta
mandíbulas anchas. Cuanto más anchas son las mandíbulas, su carácter se torna
más áspero. Es una persona muy activa, en constante movimiento, de impetuoso
carácter. Suele solucionar situaciones difíciles con mucha rapidez, pero esas
soluciones son simplemente temporarias y poco profundas. La persona con cara
cuadrada revela a un excelente comerciante y negociador, especialmente en lo que
se relaciona con el menudeo, capaz de sacarle provecho hasta a las piedras.

Rasgos:
- Maxilares muy marcados
- Frente y barbilla planas
- No tiene volumen
- Líneas generales triangulares y espesas

Cara redonda-triangular: Revela rapidez mental. Esta persona presenta las sienes anchas y las
mandíbulas redondeada. Tiene las características de la persona con cara triangular, pero con un
fuerte sentido comercial. A la persona con cara redonda-triangular se la puede considerar con poco
juicio, tiene mucha confianza en sí misma, y un particular sexto sentido que la lleva a sacar provecho
de cualquier situación. Es muy ágil mentalmente, tiene la capacidad de encontrar una solución
momentánea y resolver conflictos con rapidez.

Cara triangular-cuadrada: Revela capacidad de adaptabilidad. Esta cara se destaca por tener las
sienes y las mandíbulas anchas, con un estrechamiento entre ambas a la altura de los pómulos.
Esta persona suele ser de gran carácter, menos impetuoso que el de cara cuadrada. De mente ágil y
muy despierta. Sus ideas siempre son originales, y se esfuerza por convertir esas ideas en realidad.
Como característica predominante, esta persona es muy versátil y se adapta a las circunstancias
con increíble facilidad.

Cara cuadrada-triangular: Revela un carácter impulsivo. Presenta como característica las sienes y
mandíbulas anchas, con un pronunciado estrechamiento en el mentón y caído hacia abajo. Esta
persona es, por naturaleza, impulsiva, lo que la lleva a vivir experiencias no muy satisfactorias a lo
largo de su vida. Es también considerada como una persona mental, y utiliza muy bien su
inteligencia para revertir situaciones conflictivas. Por su capacidad mental, suelen ser científicos o
inventores.
Rasgos: - Mezcla de cuadrada y alargada.
- Líneas generales ligeramente
triangulares y estrechas

Cara cuadrada-redonda: Revela carácter alegre. La característica predominante de esta cara son las
sienes anchas y la mandíbula redonda, sin estrechamientos intermedios. Esta persona es muy
activa, de carácter alegre, y se muestra despreocupada ante situaciones conflictivas, pero en
realidad su despreocupación no es tal. Tiene gran capacidad para los negocios. Cuanto más ancha
es la cara en la zona de las mandíbulas, más egocéntrica será la actitud de esta persona.

La cabeza

La formología de la cabeza vista por detrás, es un complemento de suma importancia


para determinar el carácter de una persona:

Cabeza semi-circular: revela a una persona de naturaleza impulsiva y agresiva. Muy hábil para los
negocios, no le importa correr riesgos calculados en este ámbito. Tiene gran confianza en sí misma,
y se muestra muy confiada cuando conoce el terreno donde pisa. Suelen ser temerarios en todo
sentido, y corren el riego de caer a causa de su extrema autosuficiencia y egocentrismo.

Cabeza cuadrada: esta cabeza presenta como característica un achatamiento en la parte superior
de la cabeza y costados pronunciados. Esta persona es bastante obstinada y testaruda, y
exageradamente cautelosa. Se le fija una idea en su cabeza y no hay quien la saque de ella, pero su
extrema cautela puede llevarla a la indecisión, lo que hace que ni cambie de opinión ni actúe, y esto
le acarrea, generalmente, serios conflictos.

Cabeza puntiaguda: esta forma termina en la parte superior en punta, o lo que se llama comúnmente
"cabeza de huevo". Esta persona tiene un sentido de la intuición muy desarrollado. Se adapta con
mucha facilidad a cualquier circunstancia. Es una persona en la que predomina como rasgo
característico la diplomacia, pero reaccionará de manera enérgica cuando se encuentre ante una
situación injusta, debido a que considera a la injusticia como intolerable. Generalmente se destacan
en el campo de la diplomacia y las relaciones públicas.
El perfil

Para determinar el carácter de una persona, también hay que tener muy
en cuenta las características de su perfil:

Perfil convexo: esta forma de perfil se caracteriza por tener la frente y nariz salientes, con el mentón
hacia adentro, casi imperceptible. Revela a una persona con reflejos mentales rápidos, que necesita
ver resultados inmediatos. Carece absolutamente de paciencia. Suele no detenerse a escuchar a los
demás, pues de antemano cree que sabe lo que su interlocutor le va a decir. Es extremadamente
verborrágica (habla hasta por los codos). Se desempeñan muy bien en el campo de las ventas.

Perfil vertical: esta forma de perfil se caracteriza por tener la frente, el comienzo de la nariz y el
mentón en la misma línea vertical. Revela a una persona que sabe mantenerse en equilibrio entre lo
que dice y sus acciones. Le exige a quienes le rodean explicaciones y razones sobre sus dichos y
sus conductas. Es una persona muy reflexiva, especialmente antes de tomar una decisión. No tolera
el fracaso.

Perfil cóncavo: esta forma de perfil se caracteriza por tener la frente y mentón hacia fuera. Revela a
una persona muy cautelosa, de buenos modales, muy cuidadosa con su forma de hablar. Jamás se
precipita, y medita mucho lo que va a decir. Es de carácter reservado y puede parecer una persona
antipática y parca. Parece más profunda y sabia de lo que en realidad es. Pocas veces se equivoca.
Se preocupa demasiado por lo importante y por lo no tan importante. Es una persona especialmente
requerida en momentos de crisis o emergencia.

Los rasgos faciales aportan al estudio datos muy particulares:

Frente:

Alta y ancha: en esta persona predomina lo mental ante todo; revela


propensión a lo teórico, gusto por la filosofía, especialmente relacionada
con el ser humano y lo divino.

Alta y estrecha: en esta persona también predomina lo mental ante


todo; revela mentalidad analítica y capacidad científica.

Baja o corta: en esta persona se antepone la acción al pensamiento;


persona poco intelectual pero muy práctica.
Cejas:

Tupidas y gruesas: persona brusca, de carácter fuerte y


dominante; en el plano sentimental es muy celosa.

Finas: persona impertinente; exige demasiado a quienes le rodean.

Muy separadas: persona que se amolda con facilidad a las


circunstancias; es propensa a dejarse influenciar y dominar por
quienes le rodean.

Muy juntas: persona con mucha energía; suele tener arranques


súbitos violentos

Rectas: revela a una persona de mente cultivada y permanentemente alerta.

Ojos:

Redondos: denota a una persona ingenua, que inspira


confianza.

Ovalados: revela a una persona sagaz y de buen humor

Sesgados: revelan a una persona retraída, que prefiere su


independencia ante todo

Muy abiertos: denota a una persona confiada y franca y abierta a los demás.

Párpado superior caído: revela a una persona envidiosa y de cuidado

Párpado inferior alto: denota a una persona de carácter duro y tenaz.


Nariz:

Grande: denota agresividad y gusto por las cosas


materiales

Pequeña: revela a un individuo tranquilo y modesto.

Fina: denota a una persona intransigente y propensa al


enojo.

Ancha: revela a una persona exagerada, tendiente a los excesos.

Larga: refleja a una persona cuidadosa, que se preocupa por cuanto lo rodea

Corta: muestra a una persona alegre y poco preocupada por las consecuencias que puedan acarrear
sus actos.

Boca:

Grande: persona liberal, a veces extravagante y


snob.

Pequeña: persona egoísta y avara.

Labios gruesos: persona con inclinación al placer, la


diversión y excitación hacia lo desconocido.

Labios finos: persona con falta de interés y


entusiasmo por lo que le rodea.

Labios rectos: persona con fuerte dominio de sí misma.

Labios curvos: persona de carácter variable y de reacciones impredecibles.


Mentón

Pronunciado: persona que no cede ante las presiones

Corto y hacia adentro: persona que cede ante la más


mínima presión que se ejerza sobre ella; buscará el
camino más fácil para sortear los obstáculos, aún los
más pequeños.

Puntiagudo: persona con rapidez mental y de criterio.

Chato: persona lenta para tomar decisiones

Partido: persona sumamente independiente

Como verán, la sola vista de la cara de alguien y la


observación cuidadosa de sus rasgos, puede decirnos,
de entrada, a quién tenemos delante.

Fisiognomía, el rostro oculto de la personalidad

Dicen que la cara es el espejo del alma y, ciertamente, el primer contacto visual
con otra persona es el que nos ofrece los datos iniciales acerca de su
personalidad. Esa rápida impresión provoca actitudes tan definidas como
atracción, repulsión o, simplemente, indiferencia. Son las características de la
fisonomía, cuya ciencia, la Fisiognomía, desentraña.

Ya desde la antigüedad se observaron las diversas estructuras corporales que


permitían reconocer ciertos caracteres definidos, así como predisposiciones a
determinadas enfermedades mentales (lo que los médicos llaman
temperamento). En cada rasgo físico puede hallarse una indicación del carácter, del mismo modo
que cada indicación del carácter se refleja en los rasgos de la cara, en la forma de las manos, o en
la escritura.

Con el estudio de las tres ciencias, Fisiognomía, o el estudio del rostro y del cuerpo; Quirología, o
estudio de las manos, y Grafología o estudio de la escritura, se puede llegar a diagnosticar el
carácter del individuo. Aquí nos centraremos exclusivamente en la morfopsicología de la frente, de la
nariz, de los ojos y la boca.

LA CABEZA: una cabeza grande, frente pequeña triangular, indica un espíritu desprovisto de
sentido. El hueso occipital comprimido, o más bien algo cóncavo, denuncia un espíritu débil, algunas
veces obstinado y siempre limitado.

LA FRENTE, COBIJO DEL CEREBRO.

LA FRENTE: Tanto en la Fisiognomía antigua como en la moderna se puede juzgar por la forma y
capacidad de la frente las posibilidades intelectuales de un individuo.
Cierto es que las facultades intelectivas de un ser no depende sólo de las dimensiones de su cráneo:
debemos también considerar la complejidad de su cerebro, así como su cultura y su herencia
genética, que también desempeñan un importante papel.

Frente ancha: nos indica grandes posibilidades de poder abarcar un número considerable de
diferentes nociones. Es la frente de un ser sintético, dotado de una notable memoria, capaz de
asociar ideas y extraer conclusiones. Este individuo está siempre dispuesto a examinar todas las
ideas nuevas que se le presentan a fin de compararlas con las propias. Resulta fácil convencer a
este individuo, siempre que se le sugieran horizontes desconocidos.

Frente estrecha: la frente estrecha corresponde a un individuo de espíritu analítico, de ideas


brillantes y profundas, aunque las asocia con dificultad. Carece de orden y método, así como de
habilidad manual. No se deja convencer con facilidad y, para ello, es necesario presentarle una idea
nueva relacionada con los temas que le preocupen.

Frente alta: la frente alta indica el poder de transformar las sensaciones en ideas. De ello deducimos
idealismo y sensualidad, serenidad del espíritu que juzga desde arriba. Con frecuencia lo vemos
operando para satisfacer y ver triunfar la lógica, el ideal. Se le convence fácilmente si se emplean
argumentos sólidos.

Frente baja: este individuo rechaza los pensamientos metafísicos y se siente inclinado hacia el
utilitarismo. Indica voluntad, obstinación, cólera, y con mucha frecuencia, avaricia. Suele ir
acompañado de un espíritu de iniciativa.

FORMAS DE LA FRENTE, VISTA DE CARA.

Ovalada: si la frente posee una forma ovalada, ello indica que se trata de un ser soñador,
imaginativo, que raras veces se detiene en lo concreto; aunque este individuo se nos presente como
un artista dotado de inspiración, como un poeta, su producción es escasa y obra guiándose por la
intuición. Ama la independencia y es incapaz de someterse a cualquier disciplina.

Cuadrada: el individuo dotado de tal frente es un ser armonioso, juicioso, calculador y reflexivo,
orientado hacia el lado práctico y positivo de las cosas. De él no podemos decir que dé rienda suelta
a su imaginación y sueñe quimeras. Su carácter es duro y severo, pero demuestra poseer gran
sentido del deber.

Trapezoidal (ancha en la parte superior): esta frente suele mostrar sienes abultadas; revela al artista
que posee una imaginación creadora, aunque sus ideas pueden ser confusas. Si las sienes se
presentan deprimidas denotan un ser con un espíritu sintético muy estrecho. Otras veces, la frente
ancha y abultada en su parte superior denota un ser dotado de una tremenda mordacidad, con la
que pone en ridículo a los demás.

Trapezoidal (ancha en la parte inferior): esta forma de frente nos presenta un individuo poseedor de
gran habilidad manual: puede ser un técnico preciso y un fontanero mañoso. No carece de iniciativa
y es un agudo observador; posee asimismo buena memoria.

LA NARIZ, CENTRO DE LA ZONA AFECTIVA.

La nariz es de gran importancia en el estudio de la fisiognomía. Se podrá efectuar con bastante


exactitud el estudio psicológico de un sujeto basándose sólo en la nariz. El estudio de la nariz es
también interesante por hallarse situada sobre las tres regiones de la zona afectiva.

La nariz estrictamente correcta debe tener una altura igual a la de la frente, con una ligera depresión
en la raíz. Vista de perfil debe representar el tercio de su longitud. Como tal, se nos presenta de dos
formas: la cóncava (o sea elevada o en trompeta) y la convexa (aguileña). Los sujetos que poseen
una nariz cóncava son considerados tranquilos y sentimentales. Los que tienen una nariz convexa,
se tienen al contrario por tipos nerviosos y espontáneos.

Nariz larga: la nariz larga denota un individuo con pasiones serenas, con predisposición, a veces, a
la esquizofrenia, pero con una vida interior muy intensa. El sujeto poseedor de nariz larga puede
desempeñar trabajos que necesitan reflexión, paciencia y perseverancia.

Nariz demasiado gruesa: denota una personalidad inclinada al egoísmo, bien en la forma sexual o
en sus afectos.

Nariz pequeña: esta nariz pertenece a una persona impulsiva, impaciente, colérica, con frecuencia
caprichosa. Es un ser que no analiza demasiado sus impresiones.

Nariz convexa: esta forma de nariz pertenece al ser activo, ambicioso, apasionado.

LOS OJOS, DOS VENTANAS ABIERTAS.

Los ojos se hallan situados en la división ternaria de la cara, en la región ideal de la zona afectiva;
por ello podemos deducir que son importantes las indicaciones que nos dan sobre el valor de estas
cualidades.

Los ojos que están situados normalmente deben presentar entre sí una separación de 31 milímetros.

Ojos de separación superior a lo normal: indica aptitud para reconocer sin esfuerzo las fisonomías,
así como para estudiar las cosas concretas; optimismo debido a la satisfacción de representarse con
facilidad al mundo exterior, teniendo la sensación de dominarlo.

Ojos de separación inferior a lo normal: esta posición de los ojos indica pesimismo, tristeza e
inestabilidad.

Ojos saltones: indican una mente tardía en elaborar pensamientos, buena memoria para las fechas y
los hechos. Si, al mismo tiempo, la conjuntiva muestra pequeños granitos de grasa, ello indica cierta
debilidad intelectual y dudas morales.

Ojos hundidos: indican una disminución de la vitalidad. Suelen presentarse en el tipo nervioso,
siempre alerta para su defensa, indican voluntad y tozudez, introvertido, acostumbrará ser un tipo
silencioso, taciturno y melancólico. Las penalidades suelen hundir los ojos.

FORMA DE LOS OJOS.

Ojos grandes: los ojos que están bien abiertos y son armoniosos indican una propensión hacia la
espiritualidad elevada, una naturaleza positiva, soñadora, poética, dada a pasiones ideales y
abstractas.

Ojos demasiado grandes: indican exaltación del espíritu, así como temor intenso.

Ojos pequeños: estos ojos indican un espíritu constructivo, una naturaleza activa y emprendedora,
voluntad e inquietud intelectual.

LO QUE DICE LA BOCA.

La boca ocupa las dos regiones superiores de la zona instintiva: la de la sensibilidad y la


sensualidad. Podemos decir que, en conjunto, representa los instintos superiores, reflejando
nuestras emociones, sentimientos y nuestros odios. Si la boca se nos presenta dibujada
armoniosamente, ello es indicio de equilibrio instintivo; mientras que una boca irregular, mal dibujada
y gesticuladora, puede pertenecer a un ser dominado por las pasiones, o a una persona que ha
padecido muchos sufrimientos. Existe un proverbio chino que dice: 'Mira la frente de un hombre para
saber lo que será y su boca en estado de reposo para saber lo que ha sido'.

LINEA DE LA BOCA.

Línea recta: si la boca está bien dibujada, es indicio de equilibrio.

Línea con las comisuras bajas: indica pugnas entre la espiritualidad y los instintos, así como
amargura y tristeza.

Línea con las comisuras elevadas: anuncian alegría, buen humor, picardía, presunción y pedantería.
Cuando la boca es un poco saliente, ello revela mal humor y del individuo que observa. La boca
carnosa y saliente revela asimismo a los profesionales de la palabra que se hallan siempre
dispuestos a hablar. El labio superior más grueso que el inferior es indicio de bondad, de dulzura,
pero asimismo de inteligencia ilimitada, de donde deducimos que esta forma de labio es
característica del temperamento linfático. Si, al mismo tiempo, el borde del labio parece vuelto hacia
atrás, podemos decir que el individuo será un sujeto ambicioso, amante de la popularidad.

Si el labio inferior es más grueso que el superior y caído, indica disminución de la vitalidad, bondad,
sensualidad.

Los labios entreabiertos revelan un carácter poco combativo. Los labios gruesos denotan la
materialidad del instinto sexual; los apetitos gobiernan al espíritu. Carencia de moralidad. Cuando la
boca está hacia dentro, puede ser indicio de astucia y de envidia.

Los labios cerrados, afectación, vanidad. Si los labios están apretados y crispados, revelan un
carácter muy enérgico, duro. Los labios blandos denotan debilidad. Cuando apenas se distinguen las
comisuras, es señal de orden y sangre fría. Los labios mordisqueados, denotan un carácter
angustiado, inquieto.

Estas son algunas de las características y sus significados, que cualquiera puede evaluar con la
simple observación, aunque la complejidad del ser humano seguirá siendo siempre un misterio.

LA LECTURA DE ROSTROS

El rostro es el espejo de nuestra vida y personalidad.


Los ojos son el espejo del alma.

Al nacer, nuestro cráneo crece hasta que se estabiliza y luego ya no cambia.


Podemos decir que la constitución está formada y la cara tiene una forma que posee un significado.
A lo largo de nuestra vida, podemos engordar o adelgazar. Los cambios se notarán en nuestra cara
y producirán distintos efectos en nuestra personalidad.

Si no recurrimos a la cirugía estética, la parte de la cara que menos cambia es la parte central,
seguida de la parte alta.
La que varía casi siempre a través de los años es la parte baja.
Bosquejo realizado por Master Issac Chung
Cuando nacemos, llegamos a este mundo sin posesiones propias, sin pertenencias materiales.
Cuando morimos, nos iremos de la misma forma: sin nada material, sólo con lo que habremos
aprendido y cultivado espiritualmente.

Porqué acumulamos cosas durante la vida? Probablemente porque nos gusta sentir apoyo y
protección, tanto material como espiritual. Ello se nos manifestará en la parte baja de la cara, que es
la que más cambia. Las razones y los rasgos pueden ser distintos.

La tradición China nos habla de Cielo, Tierra y Hombre. Es algo que debemos tomar en cuenta.
Podremos modificar sólo dos partes: Tierra y Hombre.
La parte del Cielo es el camino que debemos seguir en nuestra vida. Es un camino muy amplio y
podemos elegir por dónde queremos seguirlo. La forma de seguirlo es la parte de la Tierra. Cómo y
cuando queremos hacerlo, pertenece a la parte del Hombre. El Hombre es libre.

A pesar de nuestra libertad, nuestro entorno no deja de afectarnos. Todo lo que sucede en nuestra
vida, está señalado o deja sus huellas en el rostro.

La lectura del rostro es saber interpretar las señales y las huellas.

Qué beneficio nos aporta la lectura de rostros?

La lectura de rostros nos puede ayudar de distintas formas:

1.- Para mejorar uno mismo:


• Mejora tu personalidad modificando tus puntos débiles y fuertes.
• Mejora tu salud sabiendo qué parte de tu cuerpo es más débil y como puedes prevenir una
enfermedad grave futura.
• Mejora tu trabajo sabiendo cual es la mejor profesión para ti, sin desperdiciar energía.
• Mejora tu riqueza sabiendo la riqueza que corresponde a cada persona sin
sobredimensionarla. Sabiendo como actuar con el dinero y cómo encontrarlo.
• Mejora tu fama sabiendo qué clase de fama tienes y cual es la adecuada para ti.
• Mejora tus cambios de domicilio, haciendo las mudanzas en el momento adecuado y hacia la
dirección adecuada para fortalecer tu buena suerte.

2.- Para mejorar nuestras relaciones


• Conocer mejor la relación con tus padres, cónyuge, hijos, hermanos, amigos, empleados.
• Poder comunicarse mejor con los demás.
• Poder guiar a los hijos para que sean buenos ciudadanos y formen una buena sociedad.

3.- Para obtener mayor éxito

4.- Conocer mejor nuestros altos y bajos para planificar nuestro futuro con facilidad.
¿Quién puede beneficiarse?

• El empresario podrá seleccionar a buenos empleados.


• Los empleados podrán seleccionar un buen jefe para así poder estar por delante de sus
competidores.
• Los profesores podrán utilizar diferentes maneras de enseñar a sus alumnos.
• Los alumnos podrán elegir a un buen profesor.
• Las madres comprenderán mejor a sus hijos y sabrán elegir la mejor forma para comunicarse
bien con ellos.
• La policía podrá utilizarlo para obtener certeza en las sospechas.
• Los vendedores podrán utilizarlo para tratar a sus clientes.
• Los políticos pueden utilizarlo para elegir las personas adecuadas que trabajen con ellos y así
ganar unas elecciones.
• Personas que trabajen con relaciones públicas, podrán utilizarlo para tratar a los clientes
difíciles o tener mejores relaciones con los demás.

LOS DOCE ESPACIOS DE LA CARA

La interpretación de rostros es un estudio sistemático de las formas de la cara que pueden indicar el
carácter de la persona y por lo tanto su pasado, presente y futuro.
El método nos proviene de la teoría del I Ching.
Podemos utilizar las características buenas para llevar a cabo nuestras metas, y las más débiles
para identificar y evitar los problemas.

Espacio de la vida, Espacio del dinero, Espacio de los hermanos y


Representa la esperanza. Representa los ingresos. hermanas. Representa los amigos
y hermanos.

Espacio de los bienes. Espacio del romance. Espacio de los sirvientes,


Representa la vida de familia. Representa el cónyuge. Representa los empleados.

Espacio de los esposos, Espacio de la salud, Espacio de los viajes. Representa


Representa el cónyuge Representa nuestra salud. nuestros viajes.

Espacio de la profesión. Espacio de la suerte y virtud. Espacio de la cara. Representa


Representa nuestra profesión. Representa nuestra felicidad. toda la vida

LOS MENSAJES DEL ROSTRO

Como dice el refrán, la cara es el espejo del alma, y


también podemos asegurar que sus “marcas” son el
reflejo de la salud La medicina tradicional china y la
medicina ayurvédica de la India han desarrollado, a lo
largo de los siglos, un método preciso de diagnóstico a
partir de los signos externos y de las marcas que
aparecen en el rostro. Aprende a descifrarlos.
Por lo general un rostro sano posee una piel suave,
elástica y brillante, semejante a la de los niños. Pero
aunque el cutis ideal dura tan poco como la infancia,
muchas de las alteraciones que sufre nuestra piel no se
deben exclusivamente al paso de los años, sino a un
progresivo deterioro de la salud.

Una de las causas que produce más daños cutáneos es, sin duda, el estrés, puesto que
genera un desequilibrio corporal que acelera el proceso de envejecimiento cutáneo, ya
que disminuye el riego sanguíneo. Al recibir menos nutrientes las células de la piel,
llamadas queratinocitos, dejan de participar en los mecanismos naturales de defensa,
debilitando el sistema inmunológico. A la hora de interpretar los signos nunca debemos
tener en cuenta el aspecto del rostro de una persona que tenga sueño, esté enfadada o
se sienta deprimida, acabe de hacer el amor o esté en estado de embriaguez. En todos
estos casos, el color y el aspecto general del rostro puede verse alterado. Otro aspecto a
tener en cuenta es si la persona ha sufrido algún tipo de cirugía plástica o lleva
maquillaje que altere la coloración normal. Finalmente, la edad es un dato importante a
tener en cuenta, porque, con los años, el rostro sufre modificaciones significativas.

¿Qué ves bajo la nariz?


• Surco horizontal profundo en la base de la nariz: muestra propensión a las
alergias, y también una disminución del deseo sexual.
• Surco ventral profundo en el mentón: sufrimiento, frustración o deseo sexual
reprimido.
• Arruga ventral profunda al lado de la boca: debilidad del sistema reproductor.
• Punta de la nariz roja: padecimiento cardíaco.

¿Qué indican tus labios?


• Manchas blancas: parásitos intestinales.
• Manchas azuladas: mala circulación y
estreñimiento.
• Manchas oscuras: problemas de colon.
• Labios con puntos de café: indigestión crónica o
lombrices intestinales.
• Pálidos: anemia o problemas circulatorios.
• Pálidos-rosados: problemas hormona les o mal
funcionamiento del sistema linfático.
• Oscuros: mala circulación sanguínea o desequilibrio
ligado a algún órgano interno.
De color rojo subido: predisposición al riesgo de infección,
a los problemas respiratorios y a la hipertensión.

• Labios temblorosos: miedo o ansiedad.


• Labios con ampollas o herpes: depresión o celos.
• Labio inferior hinchado: sobrecarga del hígado, tendencia a la obesidad y desorden
mental. En algunos casos puede ser síntoma de estreñimiento, meteorismo o
fermentaciones intestinales.
• Arrugas verticales sobre el labio superior: tabaquismo o falta de actividad sexual.
Las arrugas verticales sobre el labio superior también pueden ser señal de un
problema en el aparato respiratorio.
• Arrugas verticales en el labio inferior: indican desequilibrios energéticos en los
riñones o disfunciones del aparato sexual (frigidez, menopausia, problemas en los
ovarios, dismenorrea, etc.).

Tus OJOS hablan por ti

• Bolsas debajo de los ojos: problemas renales (retención de agua). Si aparecen por
la mañana al levantarse, es signo de que se han cometido excesos la noche
anterior.
• Párpados hinchados: mal funcionamiento del bazo o existencia de cálculos en la
vesícula.
• Párpados ásperos, rugosos: lento funcionamiento del aparato digestivo en general.
• Párpados rojos: presión alta y defectos en el sistema circulatorio y hormonal.
• Párpados pálidos: problemas circulatorios o anemia.
• Párpados amarillentos-rosáceos: indican un problema de hígado, riñones o
corazón.
• Anillo amarillo alrededor del iris: colesterol elevado.
• Ojos grisáceos: si el blanco de los ojos tiene una tona lidad grisácea, es posible
que exista algún problema en los riñones y que la persona se sienta falta de
energía y vitalidad.
• Ojos enrojecidos: los órganos internos están trabajando mal o el sistema nervioso
está bajo estrés. Cuando el enrojecimiento afecta al ángulo externo del ojo, denota
problemas circulatorios; si el enrojecimiento se localiza en el ángulo interno,
puede indicar que el intestino delgado no funciona bien. Los ojos que se enrojecen
con facilidad pueden evidenciar también trastornos de bilis.
• Ojos prominentes: disfunción de la tiroides.
• Esclerótica amarillenta: alteraciones hepáticas o de páncreas, problemas
digestivos. Patas de gallo: mala vista e hígado débil

Cómo son tus uñas?

• Con estrías horizontales: mala nutrición o falta de


minerales.
• Con estrías longitudinales: mala absorción de los
nutrientes.
• Con formas cóncavas: debilidad cardiaca y
respiratoria.
• Con formas de pico de loro: tos crónica.

• Con profundos surcos transversos: fiebre crónica o larga enfermedad.


• Con protuberancias al final: infección crónica del pulmón.
• Con puntos blancos: posible deficiencia de calcio, cinc o vitamina A.
• Uñas débiles y frágiles: desequilibrio mineral y, más concretamente, carencia de
calcio.

FISIOGNOMÍA

• Las Caras Los rostros ... nos recuerdan que la Inmensidad de arriba, también se encuentra
aquí abajo.
• En la pintura surrealistas, en mi pintura surrealista se tiene muy en cuenta el principio de las
bases utilizadas en la fisiognomía, que se utiliza básicamente para dotar a los personajes de
determinado carácter. En el estudio del carácter en las personas bajo la idea de su
representación física en las características de su rostro dividimos la cara en 3 zonas:
• ZONA A] la parte que corresponde a la representación intelectual, es la parte superior del
rostro y corresponde al espacio entre las cejas y el principio del pelo. ZONA B] parte que
corresponde a la zona afectiva, zona media del rostro que se sitúa entre la cejas y la punta de
la nariz. ZONA C] que corresponde a la parte afectiva que encontramos en los rostros.--
Gráficamente, podemos decir que según la zona que predomine en el rostro, es el carácter
predominante que deseamos mostrar de nuestro personaje. al igual que sucede de forma
simple en la vida real.
• Existe un proverbio chino que dice: Mira la frente de un hombre para saber lo que será y
su boca para saber lo que ha sido. éste principio lo vengo estudiando y aplicando desde el
día 2 de Mayo de 1977 y hasta ahora nunca me ha fallado, por qué esa fecha tan concreta,
fácil: fue la fecha que escribí en mi primer libro sobre fisiognomía, desde entonces lo aplico a
mis pinturas y puedo aconsejar que un estudio profundo o la lectura de algún tratado sobre
ésta materia os enseñará más sobre vosotros mismos que cualquier otro estudio de ciencias
adivinatorias.

• Las arrugas en la cara se pueden dividir en :

• VERTICALES: se dan en las personas con voluntad e inteligencia, la meditación el orden y el


poder de concentración. Son las líneas clásicas que encontramos en las personas que
siempre buscan algo y se sienten inquietos por que no lo tienen. Si al mismo tiempo en el
entrecejo tienen la llamada arruga del león, son personas que pueden resultar coléricas y
agresivas. - Una sola línea vertical sobre las cejas se puede encontrar en las personas que se
suelen replegar sobre si mismas

• HORIZONTALES: Suelen revelar la escasa inteligencia, la falta de voluntad, son


representación del estado de pasividad, de la distracción o de la misma ignorancia,
usualmente en los trabajos intelectuales no se suelen encontrar nunca personas con éste tipo
de arrugas en su frente. Las arrugas horizontales en la parte superior de la frente se observan
en personas sometidas a largos sufrimientos o que son carentes de voluntad y no tienen la
dicha del apasionamiento por las cosas. En medio de la frente, son personas que han vivido
en un medio hostil, son personas preocupadas por su entorno y buscan un camino correcto
en la vida. En la parte inferior de la frente, suelen ser signo de reflexión y de meditación. Las
rectas y largas: son indicio de un espíritu sano y juicioso, con un carácter agradable

La Niñez, La Adolescencia y La Madurez. El estudio sólo se puede mostrar eficaz en la madurez de


las personas, cuando la vida y su carácter han pasado por la etapas que han podio marcar su
personalidad. para realizar una valoración debemos considerar que entre los 13 y los 15 años las
personas sufrimos un cambio profundo en nuestro cuerpo, espectacular en nuestro rostro y muy
profundo en nuestra voz, a esa edad se termina de configurar nuestro cuerpo u nuestro cráneo y en
él nuestra frente ha llegado a su apogeo. Por ello no sería prudente realizar valoraciones antes de
los 20 o 25 años. Todas las percepciones anteriores a esa edad pueden ser indicadoras pero en
ningún caso considero que deben tenerse como infalibles.

• LA NARIZ. Se dice que la nariz ideal de una persona es la que tiene una medida igual a la de
la frente.- Las personas con una nariz cóncava son considerados tranquilos, la nariz convexa
es considerada nerviosa y espontánea.- la nariz recta no existe prácticamente y por ello es
utilizada en mis pinturas.

terminación de la nariz: En punta: señal de viva imaginación, astucia y gustos artísticos, si además
es ancha, es indicio de curiosidad. Redonda: Bondad, lógica y sencillez, Cuadrada: originalidad,
sabiduría y prudencia, Bola: agresividad e instintos lúbricos. Respingona: Frivolidad y
despreocupación.

REFERENCIAS

Piston, P. (2001). Fisiognomía. En: http://palmexo.org/dreams/diccionario/fisiognomia.html

Colucci, S. ( ). Fisiognomía, el rostro oculto de la personalidad. En: http://astrologia.notiemail.com/

Ford, J. (2007). Fisiognomía, En: http://www.africanias.com/modules.

Fabregat, O. ( ). La lectura de rostros. En: http://www.koosen.com/lecturaderostros.htm

Pérez, D. (2007). Los mensajes del rostro. En: http://


www.institutobiologico.com/seminarios/rostro.htm