Sei sulla pagina 1di 3

CARACTERISTICAS PSICOLÓGICAS DEL NIÑO/A

DE QUINTO AÑO BÁSICO

PERSONALIDAD

Cada niño construye su perfil evolutivo de una manera peculiar


y como fruto de la interacción entre su programa madurativo propio
(que en unos niños se desarrolla más aprisa y en otros más despacio)
y el medio ambiente concreto en que tal programa se desarrolla
(medio ambiente que para unos es estimulante, mientras que para
otros es pobre).
Un alumno es más competente en unas cosas que en otras,
logra antes algunas adquisiciones que otras, etc., y otro niño de su
misma edad y de aproximadamente su mismo nivel de desarrollo
puede destacar más en otras cosas y adquirir con más precocidad o
destreza características diferentes.
Los cambios que se producen durante esta etapa afectan a
todos los ámbitos: al modo en que comprenden las características de
los demás y de sí mismos como seres sociales, a su concepción de las
relaciones y, a su representación de las instituciones y sistemas
sociales en que se hallan inmersos.
A los 10 años el niño se muestra complaciente y sereno. Sobre
los 11 se va afianzando cada vez más su personalidad. Se hace más
curioso, charlatán, investigador e inquieto.

PLANO COGNITIVO (PENSAMIENTO)

Durante este periodo los niños poseen un pensamiento lógico


concreto, es decir que capta la realidad y la esencia de las cosas tal
cual son, utiliza la lógica y aplica conceptos. Ya no conoce
intuitivamente sino racionalmente. Tiene mayor capacidad para
pensar sobre su propio pensamiento (metacognición).
Está interesado en conocer la realidad, está deseoso por saber
y entender la realidad de manera racional y objetiva. Es más
reflexivo, sin embargo, aún no se ha logrado el pensamiento
abstracto. Los niños entienden ya bien lo que leen, tienen una
imaginación viva, y una memoria que se desarrolla rápidamente y
que les permiten aprender y retener gran cantidad de datos.

SÍ MISMO

Existen tres tipos de sí mismo en esta etapa, el sí mismo


ingenuo, corresponde al espejo del concepto que los demás tienen de
él. Por ejemplo: buen compañero, divertido, cariñoso. El sí mismo
reflexivo, que corresponde a la capacidad de conocerse a sí mismo de
manera consciente, pero siempre basado en lo que los demás creen
de él. Es decir que las características como “buen compañero,
divertido y cariñoso” que los otros describen, las asume como
propias.
Y por último está el sí mismo social, que corresponde al
reconocimiento a través de su prójimo basado en lo que esperan de
él. Es una valoración externa mediante la cual el niño adquiere roles
como medio de aceptación. Comienza a darse cuanta que otros
pueden pensar sobre cómo es él. Es decir, “debo” ser buen
compañero, divertido y cariñoso porque es lo que los demás esperan
de mí.

PLANO PSICOSOCIAL

A esta edad (10-11 años) los niños están volcados en lo social,


existe una socialización del pensamiento. Es extrovertido, centra sus
intereses, motivaciones y satisfacciones de sus necesidades en el
ambiente. Hay un aprendizaje de roles sociales y sexuales. Existen
motivaciones sociales y aparecen los primeros grupos espontáneos
avanzando en la empatía. Se expresa mayor colaboración cuando
trabaja con otros.
Existe conciencia de la existencia de otros puntos de vista. Logra
distinguir entre intención y conducta (“lo hice pero no quería”).

PLANO AFECTIVO

El niño a esta edad, por sus motivaciones sociales y su


volcamiento a éstas, posee gran interés y motivación por la
Industriosidad. Quiere ser útil, tiene motivaciones de logro, de
conocimiento y necesita de sus pares para el desarrollo de su
autoestima y autoimagen, siendo el criterio de medición de sus éxitos
o fracasos. Es por esta razón que cursa una crisis en que se pasa de
sentimientos de Industriosidad (ser útil, lograr metas) a la inferioridad
(frustración repetida y fracaso conducen a un sentimiento de no
adecuación que afecta a la visión de la vida). Durante este tiempo, los
profesores desempeñan un papel creciente en el desarrollo del niño.
Si se refuerza y apoya la iniciativa del niño, comienzan a sentirse
trabajadores y con capacidad de alcanzar metas.

PLANO MORAL

Existe una “moralidad de conformidad con el papel


convencional”, esto quiere decir que hay una interiorización de
patrones, los niños quieren ser buenos y agradar a otras personas.
Asumen papeles de figuras de autoridad, buen comportamiento -lo
que complace a otros -, “tiene una buena intención”, debe cultivar las
buenas relaciones y tienen en cuenta las leyes de la sociedad y la
moral.

CAMBIOS BIOLÓGICOS
A esta edad ocurren cambios biológicos importantes, ya que se
activan las hormonas sexuales, que establecen los cambios físicos y
psicológicos que determinarán luego la sexualidad reproductiva. La
adolescencia es la etapa del crecimiento en la que se realizan los
mayores cambios biológicos. A partir de los 11 años, el crecimiento
físico sufre una notable aceleración, hasta el punto de que entre los
11 y los 16 años se crece más que en años anteriores y posteriores.

MÉTODO DE ENSEÑANZA SUGERIDO

El estudio del medio local sirve para adquirir un método de


comprensión de los fenómenos naturales y de la vida humana. Para
ello, a partir de lugares conocidos, como la plaza, museos, etc., puede
pedírsele que se ubique en un mapa, que encuentre rutas
alternativas; luego los centros urbanos cercanos y finalmente toda la
región, pero siempre a partir de los lugares que ya conozca. Puede
pedírsele que identifique los lugares que le gustaría conocer en las
cercanías. La memoria puede ser el medio para el aprendizaje de un
vocabulario fundamental, al igual que una retención de los datos
imprescindibles. Se debe orientar al niño a que utilice sus
conocimientos elementales de otras materias para una mejor
comprensión e integración.
La enseñanza debiera orientarse de tal manera que permitiese
al niño la observación de los hechos históricos (en la medida en que
estos sea observables) en los escenarios naturales o por medio de
proyecciones cinematográficas. Ese interés por conocer la vida de los
personajes es por un afán imitativo, por lo cual se podría hacer girar
los hechos históricos en torno a personajes destacados.