Sei sulla pagina 1di 5

Visibilidad homosexual en la región Zapoteca del Istmo de

Tehuantepec

Autor: Lic. Psic. Víctor Manuel Gutiérrez Jiménez.-. Responsable del Programa de Atención a la Violencia Familiar,
Sexual y de Género en la Jurisdicción Sanitaria 02 Istmo. Servicios de Salud de Oaxaca.

Partiendo de esta concepción


Según Gomezjara (2005)1 Toda Sociológica la cual permite
sociedad crea patrones explícitos e distinguir a los habitantes de la
implícitos de conducta, adquiridos y región Zapotecos del Istmo de
transmitidos por medio de símbolos, Tehuantepec en el estado de
llamados cultura. Son reglas Oaxaca, como una de las
destinadas a organizar la vida social comunidades donde más resaltan
y personal. A su lado coexisten las posturas subversivas,
subculturas y contraculturas. intelectuales y revolucionarias, no
solo en lo político, sino también en
Mientras las subculturas
lo artístico, social y en la expresión
constituyen sistemas de normas y
del género y la diversidad sexual.
valores con cierta autonomía sin
desligarse del todo de la cultura El Istmo de Tehuantepec no
global, la contracultura representa solo se reconoce por su histórica
pautas y propuestas de Sandunga y su folklore, o
comportamiento que se erigen como gastronomía y paisajes, sino que
alternativas a los aspectos centrales también por la figura fortalecida e
de la cultura dominante de la incluso distinguida del homosexual,
sociedad. Por un lado rechaza el cual en muchos contextos
ciertos valores y normas sociales y sociales, a pesar de estar en el siglo
por otro, recrea y difunde otros de de la información y el
carácter contrario; grupos políticos derrumbamiento de complejos,
radicales, sectas religiosas, prejuicios y tabúes, aun se observa
movimientos sociales con la dificultad de la aceptación de
reivindicaciones sexuales estas personas, objetos de
alternativas, etc. paradigmas -según la historia de la
psicopatología- considerados en un
tiempo como sujetos perversos, con
trastorno de la desviación sexual.

1
Castañeda (1999)2 menciona llama muxes (“mushes”) a los
que en la actualidad se tiene varones travestidos que asumen
definido que la homosexualidad no roles femeninos en la comunidad.
es ningún trastorno mental, sino una En las poblaciones Zapotecas hay
forma más de las expresiones “tolerancia y aceptación” que los
sexuales, a su vez diversas. Y que muxes disfrutan desde antes de la
sin duda las repercusiones a la Conquista. Los Zapotecas
salud psicosocial o psicosexual consideran a los muxes parte de un
para un gay es efecto del tercer sexo, no mejor o peor que los
aislamiento y la invisibilidad social hombres y mujeres, simplemente
que casi siempre les toca vivir, diferentes.
dentro de un mundo diseñado a la
Pero este relativo
heterosexualidad.
reconocimiento no ha sido logrado
Sin embargo, en la sociedad con la facilidad que se hace
Zapoteca el estigma y marginación mención, si no por una estrategia
social del homosexual es relativa, básica para el desarrollo humano; la
imperando la mayoría de las veces organización. Y dentro de la
una actitud social y cultural organización de la comunidad muxe
peculiarmente permisiva y resurgen las autenticas, intrépidas,
participativa ante la buscadoras del peligro; un grupo de
homosexualidad, el afeminamiento y homosexuales que se reunieron
el travestismo, en gran contraste para enlazarse en esa soledad que
con otras comunidades a nivel muchas veces rodea al homosexual,
nacional. En Juchitán por ejemplo lo discriminado desde el núcleo
encontramos desempeñando familiar y grupo social, logrando ese
funciones socialmente reconocidas derecho de la libertad de elegir que
y prestigiadas tanto en la familia ser y que no ser, formando sus
cuanto en el ámbito público y estrategias de acción como el
comunitario, al grado que han trabajo que realizan en la región del
llegado a distinguir a nivel nacional Istmo; sobre Sexualidad, Genero y
e incluso internacional como el VIH Sida en la población
paraíso de las locas. homosexual indígena.

En las poblaciones Zapotecas Ser un grupo activo les ha dado


del Istmo, al homosexual se les como ganancia el reconocimiento y

2
el respeto de la comunidad, “En Juchitán se le rompió el tercer
despuntando el muxe desde las costal”. Desde esta anécdota
altas esferas de la productividad, las representativa, es importante
artes, el comercio, el diseño, hasta enfatizar el por qué en la región
la elaboración de los bordados y los zapoteca del Istmo de Tehuantepec
arreglos de flores para las calendas se observan manifestaciones
donde demuestran su creatividad. homosexuales con más frecuencia
que en otros lugares, donde la
En lo festivo, reconociéndose el
represión sepulta los impulsos e
Istmo de Tehuantepec como una
instintos que se encierran en el
sociedad de fiestas y convites de
“closet”. Los Zapotecas del Istmo
gala de huipiles, la comunidad muxe
rompen ese “closet”. Porque la
celebran su “Vela” todos los
preferencia homosexual puede
noviembres, desde hace 33 años.
tener muchas causalidades en cada
En la Vela de las Auténticas
persona, sin embargo en las
Intrépidas Buscadoras del Peligro la
comunidades Zapotecas del istmo la
misma autoridad municipal puede
aceptación social, e incluso la
ser invitado para coronar la reina.
valoración que llega a tener el muxe
Ahí se aparece el muxe en la
es importante para el análisis de la
pasarela de la Vela y en los centros
visibilidad homosexual.
de las fiestas, presumiendo el mejor
de su diseños, extravagantes, Y es que para todos los muxes,
relucientes, inventados, todo lo el Istmo es el mejor lugar para vivir
necesario para derrotar a las otras como mujeres, existiendo un fuerte
locas y ser el más original. componente para el aprendizaje y
modelos imitativos, así como las
Ante la pregunta de ¿Por qué
tendencias biológicas y de
tanto homosexual en el Istmo de
personalidad en la elección de ser
Tehuantepec? La respuesta más
homosexual.
común dice que San Vicente, santo
patrón de Juchitán, viajaba por todo Ante la institución familiar, el
el país con tres costales llenos de muxe se manifiesta como lo que
granos que iba repartiendo en todos quiere ser. Deja de ser huérfano por
los lugares. En uno portaba los su preferencia sexual y lo re
granos masculinos, en otro los adoptan sus consanguíneos como
femeninos y un tercero combinados. humano. En los parques, en las

3
iglesias de San Vicente, en las sustento de la familia y cuidan del
fiestas y velas; ahí están vestidos bienestar de los familiares. Otro
como mujeres, engreídos de su elemento muy apreciado es que el
imagen poderosa que los distingue hijo muxe nunca abandona a los
valiosos, así se dejan observan los padres en los momentos difíciles de
muxes, riendo, caminando, la vida: la vejez y las enfermedades,
conviviendo con amigos o parejas, pues - a diferencia de los hijos
vendiendo ropa, verduras o comida, heteresoxuales se casan y van a
insertados dentro de la tolerancia y formar otro núcleo familiar que
la libertad que les proveen los necesita cuidados - el hijo muxe se
pobladores del Istmeño. queda, inclusive cuando se junta -
por temporadas - con un
Según Barruso (1993)3 El muxe
compañero, ya que los casos de
tiene un importante significado en
parejas estables son muy raras.
la familia tradicional Zapoteca,
suele ser considerado por su madre Para una mamá Zapoteca,
como "el mejor de sus hijos". En entonces, tener un hijo muxe
una sociedad donde la mujer trabaja representa tanto una seguridad
fuera del ámbito doméstico, el hijo económica como un apoyo moral,
muxe se vuelve un elemento valioso sobre todo cuando en edad madura
para su vida productiva. El se se quedan solas, ya sea por
ocupará de realizar las tareas quedarse viuda, ya sea porque el
relacionadas con la reproducción de hombre se va con otra mujer más
la vida familiar - cuidar a los niños y joven o porque ella misma decide
a los ancianos, limpiar la casa y el separarse. El hijo muxe entonces
patio, dar la comida a los animales, viene a llenar el vacío de afectividad
cocinar para la familia - es decir y atención dejada por un marido
cumple la función de "dador de ausente y por los otros hijos que
atención" como la de la hija soltera casándose se han ido. Si bien un
en el modelo familiar mestizo. padre no se regocija de tener un hijo
muxe, por lo general y la madre
A parte, los muxe son personas
como mediadora, lo acepta como
productivas fuera del ámbito
algo irremediable.
doméstico, tienen fama de
trabajadores y al igual que las En la región Zapoteca del Istmo
mamás, aportan sus ganancias para de Tehuantepec, el muxe no está

4
perdido, tiene un lugar donde Y es que "la experiencia
mostrarse y lucirse, el lugar de la homosexual" ya no debería seguir
Sandunga poderosa de bordados y entendiéndose como el problema
resplandor, de danzas de cadencia periférico de un grupo reducido de
donde las mujeres flotan en colores degenerados, que merece una dosis
y flores de guiechachi, donde la adicional de simpatía y tolerancia,
señora empoderada en su elegancia sino como una pregunta central en
de gala le dice al mundo que ella torno a cómo entendemos el
manda, y se convierte en una figura ejercicio de la ciudadanía, la justicia
digna de imitar y ser. El muxe social, los derechos humanos y la
escucha, mira y siente ser mujer. convivencia democrática. El
Zapoteco del Istmo de Tehuantepec
Concluyo; en el Istmo de
alza la mano y adelanta un pie en
Tehuantepec hay ciertas variables
ese camino tan difícil hacia la
que permiten una relativa tolerancia
tolerancia y el respeto a las
cultural hacia los muxes, sin
diferencias que enriquecen a toda
embargo la “aceptación” social de la
sociedad. Ese significativo intento
que gozan los homosexuales no está
de practicar la Pluralidad y libertad
libre de contradicciones y de formas
de Ser.
de marginación y violencia incluso. Y
que de ninguna manera la sociedad
Zapoteca es el “paraíso de las REFERENCIAS
locas”. Más bien, considero que el
1. Gomezjara, Francisco. Sociología.
modelo cultural tradicional
Editorial Porrúa. 38ª edición. México
representa un prototipo rígido para 2005. Pp.437

regularizar, social y culturalmente, 2. Marina Castañeda, ”la experiencia


homosexual / Para comprender la
las prácticas sexuales y para ubicar
homosexualidad desde dentro y desde
la conducta homosexual -y bisexual- fuera”, Paidós / Contextos, México,

, manifiesta o latente. 1999 .


3. MIANO BORRUSO, Marinella: Viaje a

En un esfuerzo conjunto hacia la través de la identidad de los zapotecos


del Istmo de Tehuantepec, Tesis de
libertad sexual, ya instalado a nivel
Maestría en Antropología Social,
comunidad en el Istmo y que ENAH, México, 1993.
demuestra convivencia entre los
hombres y mujeres, en eso los
Zapotecas del istmo se distinguen.