Sei sulla pagina 1di 3

Los Nicolaítas

El Señor dice en Ap 2.6: “Pero tienes esto, que aborreces las obras de los nicolaítas, las
cuales yo también aborrezco”.

La Iglesia de Éfeso aborrece lo que aborrece el Señor: las obras de los nicolaítas.

Si Ud. desea saber cuales son las obras de los nicolaítas, lea el libro de Watchman Nee
titulado “LA ORTODOXIA DE LA IGLESIA”.

Las obras de los nicolaítas están relacionadas con la JERARQUÍA entre los santos,
entre los cuales algunos se convierten en GOBERNANTES de los demás, Esto trajo como con-
secuencia el CLERO y el LAICADO. (Clero: refiere a jerarquías sacerdotales, sean estos obis-
pos, cardenales, pastores.)

En la iglesia de Éfeso no estaba presente la doctrina o la enseñanza de los nicolaítas.


Esta se desarrollo mas tarde. Pero si existían sus obras y actividades, o sea, cierto tipo de
jerarquía constituida de clérigos y laicos.

La palabra nicolitas es una latinización de la voz griega nicolatai, cuya raíz es nicolaos,
que a su vez se compone de dos palabras griegas: nico y laos. “Nico” significa conquistar o estar
sobre otros. “Laos” quiere decir gente común, seglares o laicos.

Nicolaos, pues, significa conquistador de gente común, persona que está sobre los lai-
cos. La palabra NICOLAITAS refiere a un grupo de personas que se consideraban a sí mismas
superiores a los creyentes comunes, por su grado de autoridad. . Indudablemente esto constitu-
ye la jerarquía establecida y perpetuada por el catolicismo y el protestantismo, (evangelismo). El
Señor aborrece las obras y el proceder de los nicolaítas y nosotros(los hijos verdaderos) debe-
mos aborrecer lo que el Señor aborrece.

Dios, en su propósito tiene la intención de que TODOS los SUYOS sean SACERDOTES
y le sirvan directamente. En Éxodo 19.6, les mando a los hijos de Israel que fueran “un Reino de
Sacerdotes”. Esto significaba que Dios deseaba que TODOS fueran sacerdotes. Sin embargo
debido a que los israelitas adoraron al becerro de oro Ex 32.1-6, perdieron el sacerdocio y
solamente la tribu de Leví, debido a su fidelidad hacia Dios, fue escogida para reemplazar a toda
la nación de Israel en el oficio de sacerdotes de Dios, Ex 13.25-29; Dt 33.8-10.

Por consiguiente, hubo una clase mediadora entre Dios y los hijos de Israel. Esto se
convirtió en un firme sistema dentro del judaísmo.

En el Nuevo testamento Dios ha vuelto a Su intención original de acuerdo con Su econo-


mía, y HA HECHO SACERDOTES A TODOS lo que creen en Cristo, Ap 1.6; 5.10; 1P 2.5,9. “ 6Y
nos hizo reyes y sacerdotes para Dios, su Padre; a él sea gloria e imperio por los siglos de los
siglos. Amén.” (Ap 1.6.) “10Y nos has hecho para nuestro Dios reyes y sacerdotes, y reinaremos
sobre la tierra.” (Ap 5.10.) “5Vosotros también, como piedras vivas, sed edificados como casa
espiritual y sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales aceptables a Dios por medio de
Jesucristo.” (1P 2:5.) “9Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo
adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz
admirable.” (1P 2:9.)

Pero durante la era de la Iglesia primitiva, desde el siglo primero, surgieron los NICOLAITAS
como una CLASE MEDIADORA la cual corrompió el propósito de Dios. De acuerdo con la histo-
ria de la iglesia, esto llegó a ser el sistema adoptado por la Iglesia Católica Romana y fue preser-
vado por las iglesias protestantes, (evangélicas).

Hoy en la Iglesia Católica Romana está el sistema sacerdotal; en las iglesias estatales, el
sistema clerical; y en las iglesias independientes, (denominaciones y congregaciones protestan-
tes-evangélicas), el sistema pastoral.

Todos estos sistemas en SU PRÁCTICA son una clase mediadora, lo cual destruyó el
SACERDOCIO UNIVERSAL de los creyentes. De manera que tenemos dos clases distintas; el
CLERO y el LAICADO, los protestantes o evangélicos, pentecostales y luteranos, bautistas o los
Hnos. Libres, Nazarenos y Metodistas, Adventistas,...etc,..etc.. y como se llamen, no están aje-
nos; pero aún peor, pues creyéndose los poseedores de las verdades eternas, decidieron ser
ciegos y no dejar ver; así instauran un sistema de dependencia pastoral jerárquico en los que los
fieles son sometidos por sus doctrinas.

En la VIDA de IGLESIA diseñada por JESUCRISTO no existe esta diferencia, esta divi-
sión, TODOS son SACERDOTES de DIOS, ¡vean el libro de los HECHOS!.

La clase mediadora destruyó el sacerdocio universal de la economía de Dios; es por eso


que el Señor la aborrece. En Hch 6.5 entre siete que servían había uno llamado Nicolás. No hay
indicio alguno en la historia de la iglesia de que este haya sido el primer nicolaíta, pero ellos
iniciaron el robo más grande de la humanidad: ROBARLE el MINISTERIO a la IGLESIA...

¡Duros de cerviz, e incircuncisos de corazón y de oídos! Vosotros resistís siempre al


Espíritu Santo. (Hechos 7:52.)

Si observamos la historia de la iglesia y meditamos sobre su existencia, constataremos


que Dios siempre levantó hombres a los cuales pudo confiar la revelación genuina de Su Pala-
bra.

Por eso, a través de los siglos, muchas verdades espirituales han sido recobradas.

Sin embargo, existe un hecho inquietante: a cada nueva revelación, la edificación de la


iglesia avanza, avanza... pero luego se detiene. Ocurre algo que impide la continuidad de ese
recobro: divisiones, desánimo, infidelidad, incredulidad, hombres que se exaltan, hombres que
Dios se encarga de tirar abajo,...etc. ¿Por qué sucede esto? El libro de Nehemías nos trae luz
sobre este asunto.

La reedificación de Jerusalén no tuvo éxito debido a la interferencia de los enemigos, que


siempre causaban confusión entre el pueblo y la ciudad, y los edificadores, desanimados, se
detenían.

Nehemías, cuyo corazón estaba puesto en la casa del Señor, ordenó que los muros de la
ciudad fuesen reedificados, impidiendo así la entrada de los intrusos. Los muros protegen y
preservan todas las verdades espirituales, y así la edificación no se interrumpe, sino que puede
caminar a pasos largos hacia su conclusión.

LA REEDIFICACIÓN DEL TEMPLO


El objetivo de este libro es darnos una visión global de lo que el Señor está haciendo hoy
en relación a SU OBRA de RECOBRO. Sabemos que la luz que nos concede visión celestial
procede de la Palabra de Dios. Es por eso que necesitamos especialmente de los libros de
Esdras y Nehemías para que nos ayuden a comprender lo que es HOY el recobro de la casa de
Dios.

Esdras trata del recobro del templo de Jerusalén, y Nehemías trata del recobro de los
muros de Jerusalén. RECOBRO: significa recuperar el estado original de algo que se había
perdido. El propósito de Dios es eterno y nadie puede cambiarlo.
Satanás, su enemigo, entra en escena para destruir lo que Dios realizó. Sin embargo,
como nadie logra frustrar el plan de Dios, Él viene nuevamente a rehacer lo que fue destruido,
restituyendo aquello que había originalmente. Esto es Su recobro.

Para comprenderlo adecuadamente, necesitamos conocer su VOLUNTAD ORIGINAL,


conocer lo que Dios realizó y lo que se perdió, y conocer aún, lo que AHORA Él está RECO-
BRANDO.

Tal conocimiento nos dará una visión clara para llegar a saber dónde estamos, qué debe-
mos hacer y cómo hacerlo. Aprenderemos también, a enfrentar las oposiciones exteriores y el
desaliento interior, pues la visión celestial del recobro nos orientará en toda situación.

“Y JESÚS LES RESPONDIÓ: MI PADRE HASTA AHORA TRABAJA Y YO TRABAJO.”


San Juan 5:17

En este tiempo ÉL SIGUE TRABAJANDO, ÉL esta dispuesto a RECOBRAR lo que se ha


perdido, no espera hombres, ...los dejará entretenidos en sus CARGOS JERÁRQUICOS detrás
de sus pulpitos, alimentando a SUS FIELES con comida contaminada para que terminen mu-
riendo de raquitismo espiritual,...y aún así.... EL sigue llamando a TODOS aquellos que quieran
escuchar SU VOZ, la VOZ del VERDADERO PASTOR, el que es capaz de dejar las 99 para
buscar a la perdida, EL que no esgrimió excusa para ir como cordero al matadero; Él esta
RECOBRANDO LO QUE LE PERTENECE, mal que le pese al sistema jerárquico, sea de la
religión que sea, los que son SUYOS escuchan su voz y le siguen, los que escuchan su voz
abandonan todo, porque nada que este sistema haya pergeñado es comparable con presentar-
se como VENCEDOR delante de su presencia, aquellos verdaderos REYES y SACERDOTES
que lo sigan a la ¡¡NUEVA JERUSALÉN.!!

¡¡¡MARANATA..!!! CRISTO VIENE PRONTO...